Вы находитесь на странице: 1из 5

1.

Concepto

1.1 Es muy común encontrar pacientes que ingresan al hospital por una afección y han tenido
que aumentar su estancia por complicaciones de este tipo, que son infecciones causadas por
patógenos oportunistas que aprovechan el deficiente estado de respuesta inmunológica del
paciente para causar una alteración, modificando las condiciones homeostáticas en las zonas
colonizadas.
La enfermedad nosocomial se define como un padecimiento que no muestra evidencias
de su presencia ni de estar siendo incubada en el momento del ingreso a un hospital;
sino que se adquiere, como consecuencia, de la permanencia en el área de servicio de
atención a la salud en un hospital.

1.1(2) De acuerdo a que en algunos órganos los microorganismos del género Candida spp. son
parte de la flora normal, por eso la mayor parte de las infecciones son de origen endógeno a
partir de los reservorios mucocutáneos o cutáneos (introducidos a partir de catéteres u otros
dispositivos de uso médico, que interrumpen la barrera cutánea), aunque también pueden ser
exógenas, por ejemplo en los hospitales, donde las levaduras pueden ser transmitidas a lactantes
a partir de mamaderas mal esterilizadas o a pacientes transplantados o inmunosuprimidos a
partir de materiales quirúrgicos, equipos de diálisis o endoscopios mal descontaminados o por
transmisión horizontal a partir de la existencia de infecciones por levaduras en manos o uñas del
personal que trabaja en unidades de cuidados intensivos, sin la debida protección12. La mayoría
de especies de Candida, cuando invaden los tejidos forman pseudohifas, que son cadenas de
blastoconidias, e hifas verdaderas que se diferencian de las anteriores por la ausencia o escasa
constricción en los septos y porque los septos no se producen sólo en las ramificaciones .

1.2(3) Las levaduras del género Candida existen en la naturaleza, en el suelo y en agua
dulce, vegetales, frutas, exudado de árboles, granos y en general toda sustancia rica en
hidratos de carbono simples. Además, son habitantes habituales del aparato digestivo,
respiratorio y regiones mucocutáneas del hombre y animales domésticos

1.2 Las especies del género Candida, constituyen un grupo de hongos levaduriformes
que pueden encontrarse como parte de la microbiota comensal de las cavidades
humanas (rectal, oral, vaginal, uretral, nasal y audi(va) y piel . Existen factores
predisponentes tanto locales como sistémicos, como el estado de inmunosupresión
causado por la presencia del VIH, cáncer, diabetes mellitus, leucemia, edad (niños y
ancianos), u(lización de antibióticos de amplio espectro, quimioterapias citotóxicas, entre
otros, que han contribuido al incremento de infecciones causadas por este
microorganismo a nivel mundial.las especies de Candida se pueden identificar según su
capacidad de filamentación.

1.2.(1) El agente etiológico más importante es Candida albicans, comensal de las


mucosas del ser humano, que produce infección generalmente limitada en la piel, las
uñas, las mucosas y el tracto gastrointestinal, o bien, infecciones sistémicas que
comprometen estructuras profundas y órganos internos, manifestándose como la micosis
oportunista más frecuente.
1.2.(2) La candidosis es una micosis infecciosa no contagiosa producida por
especies de levaduras pertenecientes al género Candida.

1.2.(3) El género Candida puede crecer fácilmente en hemocultivo o en placas de agar


donde la mayoría de las veces no requieren de condiciones especiales para su
crecimiento. En un medio de cultivo de especies de Candida se pueden observar
colonias suaves, cremosas, blancas y brillantes.

1.2.(4) Las levaduras del género Candida existen en la naturaleza, en el suelo y en agua dulce,
vegetales, frutas, exudado de árboles, granos y en general toda sustancia rica en hidratos de
carbono simples. Además, son habitantes habituales del aparato digestivo, respiratorio y
regiones mucocutáneas del hombre y animales domésticos. El sistema gastrointestinal humano
tiene una población pequeña pero constante de C. albicans. En el adulto, dos factores regulan
el número de levaduras en el intestino:
1- Otros miembros de la flora intestinal que ejercen un control sobre la densidad de
población de las levaduras (principalmente lactobacilos y bacterias anaerobias) a través
de factores antimicrobianos, inhibidores de la adherencia, potenciales de
óxido-reducción y competencia por los nutrientes disponibles
2- La dieta, ya que la ingestión excesiva de frutas frescas, dulces u otros materiales
fermentables darán lugar a un aumento considerable en el número de levaduras
intestinales, particularmente de C. albicans.

2. Factores de Virulencia

2.1 Variaciones Fenotípicas o Adaptaciones : Las bacterias sufren variaciones en sus


caracteres y son de dos tipos ; fenotípicas o adaptaciones(que depende de las
circunstancias que les rodean) y genotípicas (mutaciones,fenómenos de transferencia,
elementos transponibles).
 Se producen por la presión ambiental sobre las bacterias, pero no afecta al genoma.
 Son de alta frecuencia. Afectan a toda la población bacteriana sometida a la
modificación ambietal.
 Son reversibles ; cuando cesa la causa,retornan al estado primitivo.
 No son hereditarias, porque no se modifica el ADN.

Tipos

Morfológicas ; Bacilos cortos y móviles se convierten en bacilos largos e inmóviles


debido al agotamiento de nutrientes).
Cromógenas.
Enzimáticas ; algunas bacterias producen enzimas en presencia de determinados
sustratos, por ejmplo, penicinilasa en presencia de penicilina.
Patogénicas; Bacterias que producen toxinas según el ambiente en el que
crecen.así Corynebacterium sólo lo hace si dispone de hierro en el medio..
Sensibilidad a antibióticos; hay bacterias que son sensibles en determinadas
condiciones pero no lo serán en otras.

2.2 Dimorfismo :Como se ha mencionado anteriormente, la Candida albicans, por su


dimorfismo puede presentarse de dos formas, como levadura y como hongo. Como
levadura presenta un aspecto de células redondas u ovaladas que forman pequeños
grupos. En forma de hongo filamentoso, las células se alargan y se diversifican
tomando la apariencia de filamentos, pseudo-hifas o pseudo-micelio.
2.2.2 Candida albicans es polimórfica, ya que existe en forma de levadura
(blastosporas) o como filamentos (pseudohifa o hifa). La morfogénesis se refiere a la
transición entre las levaduras (unicelulares) y la forma de crecimiento filamentosa del
microorganismo, que puede convertirse de forma reversible a células de levadura, con
crecimiento de hifa o pseudohifa.
La conversión de la forma unicelular de levadura al crecimiento filamentoso es esencial
para la virulencia de Candida albicans. La morfogénesis, por sí misma, está bajo
múltiples controles y rutas de transducción de señales. La transición de levadura a
hifa es uno de los atributos de virulencia que capacitan a Candida albicans para invadir
los tejidos. Se ha comprobado que el crecimiento de forma filamentosa tiene ventajas
sobre la levadura en la penetración de la célula o tejido, y aunque la hifa puede ser
idónea para abrir la brecha entre las barreras tisulares, gracias a que su punta es el
sitio de secreción de enzimas capaces de degradar proteínas, lípidos y otros
componentes celulares, ésta facilita su infiltración en sustratos sólidos y tejidos.3 En
general, las levaduras predominan durante la colonización de la mucosa en el huésped
sano, pero la hifa emerge cuando las defensas de éste declinan. Por lo tanto, ambas
formas de crecimiento podrían desempeñar un papel importante en la patogénesis y
encontrarse en muchos microambientes diferentes en el huésped.4 La hifa se produce
en el estado temprano de la colonización, mientras que las levaduras se observan
comúnmente durante la enfermedad o en el tejido necrótico, justo cuando el crecimiento
de la hifa se revierte por el suero a la forma de levadura y las proteínas se degradan por
proteinasas in vivo e infiltran tejidos haciéndolos necróticos. En otras palabras, la
morfogénesis de levadura a hifa se revierte conforme avanza la infección y quizá sea el
resultado de cambios temporales en señales que el hongo recibe de su medio
ambiente.
Existen tres hallazgos que sustentan la hipótesis de que la filamentación se requiere
para la virulencia por este hongo:
1. La formación de filamentos se estimula a 37 ºC en presencia de suero, con pH
neutro.
2. Los filamentos recién formados (llamados tubos germinativos) son más
adherentes a las células mamíferas que las levaduras y la adherencia es el requisito
para la penetración tisular.
3. Las levaduras capturadas por macrófagos producen filamentos y son capaces de
lisar a éstos, por lo tanto, la formación de filamentos es una forma de evadir los
mecanismos de defensa del huésped.

2.3 Adherencia: La adherencia de Candida a las superficies mucosas es el paso inicial y


primordial para la colonización y posterior infección. Esta capacidad de adherencia impide el
desalojo del microorganismo por la acción de limpieza de las secreciones de la mucosa, lo
que facilita el proceso infeccioso (14). La adhesión de Candida a las células epiteliales y
endoteliales involucra una variedad de interacciones entre adhesinas y ligandos. Se ha
demostrado que los componentes de la pared celular de la levadura son capaces de
interactuar con una variedad de ligandos en la superficie de la célula huésped, incluyendo
proteínas y carbohidratos, considerados componentes importantes del proceso de adhesión.
Adhesinas: permiten la unión de la célula fúngica a los receptores del hospedador o a
materiales plásticos utilizados en medicina, como las prótesis y los catéteres; esta serie de
sustancias influyen en la adhesión o adaptación de la levadura .

2.4 Secreción Enzimática: La patogénesis de C. albicans se debe a diversos factores tales


como la secreción de enzimas hidrolí(cas como proteinasas aspárticas y fosfolipasas que
tienen la capacidad de lisar las membranas de las células epiteliales, facilitando la adherencia,
penetración e invasión de las células del huésped.
La capacidad de romper polímeros que proporcionan nutrientes accesibles para el crecimiento
de los hongos, así como de inactivar las moléculas útiles en la defensa del organismo. Las
principales enzimas extracelulares relacionadas con la patogénesis de Candida son las
proteasas, fosfolipasas y lipasas.
2.5 Adaptación al pH: la mayoría de las especies de Candida tiene la capacidad de
adaptarse a diferentes medios y sustratos, la capacidad de soportar cambios de
pH es el mejor ejemplo. Esta propiedad está determinada por dos genes, PHR1 y
PHR2, los cuales se activan o inactivan a ciertas especificaciones, por ejemplo, el
primero se activa en pH neutro o ligeramente acido, y se inactiva a pH acido,
provocando la activación del segundo gen.
2.6 Capacidad para formar Biopelículas: es una comunidad de microorganismos unidos a una
superficie que tiene matriz exopolimerica,catéteres, válvulas cardiacas, marcapasos etc

Proteasas (enzima degradativa secretada)


Los aminoácidos son los monómeros de las proteínas.
Las Proteasa son enzimas que rompen los enlaces peptídicos de las proteínas. Usan una
molécula de agua para hacerlo y por lo tanto se clasifican como hidrolasas es decir
hidrolizan las proteínas transformándolas en aminoácidos o en péptidos sencillos.
Las proteasas secretadas por hongos patógenos son aspartil proteasas (SAP), serín
proteasas (S8A) y metaloproteasas .
En el genoma de C. albicans se han reportado diez genes codificantes de aspartil proteasas.
Ocho de ellas son secretadas (Sap1-Sap8) y dos están ancladas a la membrana celular
(Sap9 y Sap10).
(SAP, codificadas por 10 genes) De esta forma puede invadir entre las células epiteliales
nutrirse y evadir la respuesta inmune Saps 1, 2 y 3 son secretadas sólo por levaduras y
contribuyen al daño tisular e invasión del epitelio oral y la epidermis. Saps 4, 5 y 6,
producidas por las hifas, son importantes para la infección sistémica. Saps 9 y 10 están
conectadas con la pared celular fúngica al poseer un sitio de unión GPI.
Las aspartil proteasas, también denominadas proteasas ácidas por tener su actividad óptima
en pH ácidos juegan un papel importante en la degradación de los componentes de la mucosa
(colágeno, queratina, muscina), así como de componentes inmunes (citoquinas, anticuerpos,
complemento), facilitando la invasión de los tejidos del hospedero.
Las proteínas SAP tienen funciones especializadas durante el proceso infeccioso e incluyen la
digestión de moléculas proteínicas para adquirir nutrientes, digerir o distorsionar las membranas del
huésped y facilitar la adhesión, la invasión a tejidos y la digestión de moléculas del sistema
inmunitario del huésped para evitar o resistir el ataque antimicrobiano de éste.
Metalo proteasas: La actividad de las peptidasas serínicas suele ser máxima a
valores de pH alcalinos
La metaloproteinasa o metaloproteasa es una enzima que genera proteólisis
(proteasas), y que en su funcionamiento es necesaria la presencia de metales como
átomos de zinc o cobalto