Вы находитесь на странице: 1из 16

CEMENTACION DE POZOS PETROLEROS

En la Industria Petrolera la cementación de un pozo es el proceso mediante el cual se


coloca una lechada de cemento en el espacio anular formado entre las formaciones que
se han perforado y la tubería de revestimiento, en muchos casos esto puede hacerse en
una operación simple, a través de bombear cemento debajo de la tubería de revestimiento
a través del zapato guía del revestimiento, hacia arriba y dentro del espacio anular.

PROCESOS DE UNA CEMENTACIÓN

La cementación es un proceso que incluye:


- Diseño y ensayo de la lechada de cemento.
- Mezclado y transporte de cemento y aditivos.
- Mezclado y bombeo en el pozo.

FUNCIONES DEL PROCESO DE CEMENTACIÓN DE POZOS

La Principal función de una cementación es de aislar las zonas expuestas en el borde del
pozo que contienen los fluidos y separarlas efectivamente, formando un sello hidráulico
(anillo de cemento), que se forma entre las formaciones y el revestidor, con el fin de evitar
la migración de los fluidos entre sí, entre otras funciones podemos mencionar:
- Soportar la tubería de revestimiento y que el cemento se adhiera perfectamente a la
formación y al revestidor formando un sello hidráulico impermeable.
- Sellar zonas de pérdida de circulación.
- Proteger el revestidor de la corrosión producida por aguas subterráneas.
- Prevenir surgencias (BlowOut) de las formaciones expuestas
- Proteger la tubería de revestimiento de las cargas cuando se re-perfora para
profundizar un pozo.
- Prevenir el movimiento de fluidos entre zonas.
La cementación tiene una gran importancia en la vida del pozo, ya que los trabajos de una
buena completación dependen directamente de una buena cementación.
TIPOS DE CEMENTACIÓN

Son las operaciones con lechadas de cemento que se efectúan con fines específicos en
los pozos petroleros.
La clasificación de las operaciones de cementación se realizan de acuerdo con los
objetivos que se persiguen, en este sentido se tiene:
- Cementación Primaria
- Cementación Secundaria o Forzada

CEMENTACIÓN PRIMARIA

Se realiza una vez terminada la fase de perforación con la tubería de revestimiento ya en


el pozo y consiste en bombear cemento hacia el espacio anular.
La cementación primaria tiene como principales funciones:
- Evita el flujo de los fluidos entre las formaciones.
- Fija la tubería de revestimiento con la formación.
- Ayuda a evitar surgencias descontroladas de alta presión detrás del revestimiento.
- Aísla la zapata de revestimiento.
- Aísla las zonas productoras previniendo el flujo cruzado entre los intervalos a
diferentes presiones.
En la actualidad existen varias técnicas de cementación primaria, y la selección de cuál es
la más acertada a usar depende de varios factores, a continuación se presentan las
técnicas de cementación más comunes y cuando se las utiliza.
- Cementación en una etapa
- Cementación en dos etapas
- Cementación de Liner
CEMENTACIÓN EN UNA ETAPA

Básicamente es la más sencilla de todas, la lechada de cemento es ubicada en su


totalidad en el espacio anular desde el fondo hasta la profundidad deseada, para esto se
requerirá de presiones de bombeo altas lo que implica que las formaciones más profundas
deban tener presiones de formación y fractura altas y no permitir que se produzcan
perdidas de circulación por las mismas.
Usualmente esta técnica es usada en pozos poco profundos o para cementar el casing
superficial, y el equipo del de fondo será el básico para la cementación, zapato guía, collar
flotador, centralizadores, raspadores, tapones de fondo y tope. Equipo del de fondo será el
básico para la cementación, zapato guía, collar flotador, centralizadores, raspadores,
tapones de fondo y tope.
Figura1.
Secuencia Cementación una Etapa

Fuente: Libro Oilwell Drilling Engineering Principles and Practice

CEMENTACIÓN EN DOS ETAPAS

Esta cementación consiste en ubicar la lechada de cemento primero en la parte inferior del
espacio anular casing-formación, y luego la parte superior de la lechada a través de un
dispositivo desviador.
Este tipo de técnica se utiliza cuando:
- Las formaciones de fondo de pozo no soportan las presiones hidrostáticas ejercidas
por la columna de cemento.
- Zonas de interés están muy separadas entre sí y es necesario cementarlas.
- Zonas superiores a ser cementadas con cementos no contaminados.
- Pozos profundos y calientes requieren lechadas diferentes de acuerdo a las
características propias de un nivel determinado.
La mayoría de las razones para la cementación en varias etapas cae dentro de la primera
categoría.
Tres técnicas estándar de cementación en varias etapas son comúnmente empleadas:
- Cementación regular de dos etapas.
- Cementación continúa de dos etapas.
- Cementación en tres etapas.

Figura1.2
Secuencia Cementación de dos Etapas

Fuente: Libro Oil well Drilling Engineering Principles and Practice

CEMENTACIÓN DE LINER

Una sarta de liner usualmente incluye una Zapata y un collar flotador, junto con una
tubería de revestimiento más larga y un colgador de “liner” (colocado hidráulica o
mecánicamente) para asegurar la parte superior. Todo el ensamble es corrido con tubería
de perforación y luego se coloca el colgador a unos 300-500 pies dentro de la tubería de
revestimiento anterior. Una vez asentado, el lodo es circulado para asegurar una vía de
cemento libre de obstrucciones, alrededor del “liner”. Antes de la cementación la
herramienta corrida es retraída del colgador del liner para garantizar la remoción posterior
de la tubería de perforación.
Las recetas de cementación con “liner” usualmente contienen aditivos extras para control
de perdida de fluido, retardo, posible bloqueo de gas, etc. Debido a que las proporciones
de mezcla son criticas y no existe lechada de relleno, es usualmente mezclado en cargas
antes de llevar a cabo el trabajo. Esto garantiza la calidad y densidad del trabajo.
Una típica operación de cementación con “liner”, procedería como sigue:
· Posicionar el “liner” a la profundidad requerida
· Circular fondo arriba – asegurar una reología baja (YP y gels mínimo); rotar el
“liner”
· Colocar el colgador del “liner”
· Soltar una herramienta activadora y quitarle peso a la sarta (10-20Klbs)
· Bombear espaciador
· Probar con presión las líneas de superficie
· Bombear la lechada premezclada
· Soltar el tapón
· Bombear espaciador
· Desplazar cemento fuera del “liner” y hacia el espacio anular – rotar el “liner” de
ser posible
· Bombear el tapón hacia abajo, suelta el tapón de limpieza del “liner”.
· Ambos tapones son bombeados hasta el nivel del “liner” hasta que queden
ajustados en el collar de aterrizaje.
· Golpear los tapones con 1000 psi
· Desfogar la presión y revisar si existe flujo de retorno
· Levantar, posicionar la tubería final en el tope del “liner y circular exceso de
cemento hacia fuera desde arriba del “liner.

TAPONES DE CEMENTO

Descripción

Es la técnica balanceada de colocación de un volumen relativamente pequeño de


cemento a través de una tubería de perforación, de producción, o con auxilio de
herramientas especiales, en una zona determinada, en agujero descubierto o tubería de
revestimiento. Su finalidad es proveer un sello contra el flujo vertical de los fluidos o
proporcionar una plataforma o soporte para el desvío de la trayectoria del pozo.
Objetivos

Los tapones colocados dentro de agujeros entubados se utilizan para:

• Abandonar intervalos depresionados


• Proteger temporalmente el pozo
• Establecer un sello y abandonar el pozo
• Proveer un punto de desvío en ventanas.

Los tapones en agujero descubierto se colocan para:

• Abandonar la parte inferior del pozo


• Aislar una zona para prueba de formaciones
• Abandonar capas de formación indeseables
• Sellar zonas de pérdida de circulación
• Iniciar perforación direccional (ej. desviación por pescado).

• Cómo obtener información del pozo que se va a Intervenir.

Los datos necesarios para el diseño de un tapón por circulación son los siguientes:

• Geometría del agujero abierto • Zonas problema


• Diámetro de la barrena • Pérdida de circulación
• Registro de calibración del agujero • Deslavadas
• Porcentaje de exceso considerado • Flujo de agua
• Profundidad • Alta presión de gas
• Datos del agujero • Datos de la tubería de revestimiento
• Presión de poro • Diámetro
• Presión de fractura • Peso
• Litología • Profundidad
• Zonas de flujo o pérdidas • Tubería anterior
• Temperatura de fondo estática • Datos de desviación
• Temperatura de fondo circulante
• Profundidad vertical • Orientación
real • Fluidos
• Profundidad medida • Tipo de
• Puntos de desvío lodo
• Densida
d
• Reología
TIPOS DE TAPÓN:

TAPÓN DE DESVÍO

Figura 20 Tapón de desvío.

Durante las operaciones de perforación direccional puede ser difícil alcanzar el


ángulo y dirección correctos cuando se perfora a través de una formación suave. Es
común colocar un tapón de desvío en la zona para alcanzar el objetivo y curso
deseado. (Figura 20). Además, cuando una operación de pesca no se puede llevar
a cabo por motivos económicos, la única solución disponible para alcanzar el
objetivo del pozo es el desvío por arriba del pez. El éxito de un buen tapón de
desvío es su alto esfuerzo compresivo. Las lechadas de agua reducida con
dispersantes alcanzan densidades de hasta 2.16 g/cm3 y proveen los mejores
resultados. Son cementos muy duros, densos, de baja permeabilidad. Esta lechada
desarrolla altos esfuerzos compresivos que se alcanzan en periodos cortos por lo
que se puede reducir el tiempo de espera de fraguado de cemento. La pérdida de
filtrado es reducida y tienen mejor resistencia a la contaminación con los fluidos del
pozo.
PÉRDIDA DE CIRCULACIÓN

Figura 21 Tapón de abandono.


Cuando se requiere abandonar un pozo y prevenir la comunicación entre zonas y
la migración de fluidos que pueden contaminar los mantos acuíferos, se colocan
varios tapones de cemento a diferentes profundidades. Los pozos productores
depresionados también se abandonan con tapones de cemento, (figura 21). En
muchos países, como México entre otros, el gobierno regula el abandono de los
pozos petroleros con procedimientos específicos.

Los tapones de abandono de pozos se colocan generalmente frente a zonas


potenciales de alta presión. Se pone un tapón en la zapata de la tubería de
revestimiento anterior (algunas veces con algún tapón puente mecánico) y se
colocan todos los necesarios hasta la superficie.

Si se planea abandonar intervalos grandes de agujero descubierto, entonces se


requiere la colocación de varios tapones de cemento dentro del agujero. Se debe
utilizar harina sílica cuando la temperatura estática de fondo exceda de los 100°C
para prevenir la regresión de la resistencia del cemento (incremento en la
permeabilidad y pérdida de esfuerzo compresivo). Los aditivos de cemento deben
ser mínimos, las lechadas extendidas tienen relativamente baja viscosidad y bajo
esfuerzo compresivo son usadas pocas veces como tapón de abandono.
La pérdida de fluido de perforación puede ser detenida si se coloca correctamente
un tapón de cemento frente a la zona de pérdida. Aunque la lechada se puede
perder, también puede endurecer y consolidar la formación, (figura 22). Un tapón
de cemento también se puede colocar encima de una zona para prevenir su
fractura debido a presiones hidrostáticas que pueden desarrollarse durante la
cementación de una tubería de revestimiento. Las lechadas de cemento puro son
efectivas para solucionar pérdidas menores y brindan esfuerzos compresivos muy
altos.

TAPONES PARA PRUEBA DE FORMACIÓN

Cuando se programa una prueba deformación, y bajo el intervalo por probar existe
una formación suave o débil, o que pueda aportar a la prueba fluidos indeseables,
se colocan tapones de cemento para aislar la formación por probar, siempre y cuando
sea impráctico o imposible colocar un ancla de pared (figura 23). Esto permite evitar
el fracturamiento de la zona débil.
Figura 23 Tapones para probar intervalos

TÉCNICAS DE COLOCACIÓN:

TAPÓN BALANCEADO

El método más común de colocación de un tapón es la Técnica de Tapón


Balanceado. Este método consiste en colocar un tapón sin escurrimientos de
fluidos por dentro y por detrás de la tubería de perforación. El proceso se
desarrolla de la siguiente manera:

Se introduce tubería de perforación y/o producción con difusor de flujo en el


agujero a la profundidad deseada. En algunos casos se utilizan tuberías de
aluminio o fibra de vidrio y se dejan dentro del cemento formando parte del tapón.
Cuando se termina el desplazamiento del cemento, se desconecta

Figura 24 Balanceo de tapón.


Por delante y detrás de la lechada se debe bombear un volumen apropiado de
espaciador (agua, diesel, lavador químico y espaciador densificado), con el
propósito de evitar la contaminación de la lechada de cemento con el lodo y
balancear el tapón (Figura 24).
Los volúmenes de lavador y espaciador son tales que sus alturas en el anular y
dentro de la tubería son las mismas. Se completa el desplazamiento con lodo de
control hasta la profundidad de la cima calculada del tapón. Es práctica común
parar el bombeo de 1 o 2 barriles antes de completar el volumen total de
desplazamiento. Esto se hace con el propósito de dejar el nivel del cemento
dentro de la tubería un poco arriba del nivel del cemento en el anular, debido a
que aumenta la posibilidad de que el cemento que cae de la tubería lo haga a la
misma velocidad en ambos lados y propicie así que se balancee el tapón. Además
esto ayuda a evitar que el cemento permanezca dentro de la tubería al momento
de la extracción de ésta y se contamine con el fluido de control.

Una vez que el tapón ha sido balanceado, se levanta la tubería a una velocidad
lenta, entre 3 y 5 min por lingada (tres tubos acoplados) a cierta altura por encima
de la cima del tapón y se circula en inverso desalojando el sobrante de la lechada,
si esto fue programado de esta manera. Si no fuera así, entonces se levanta
lentamente a la velocidad antes indicada, hasta alejarse lo necesario de la cima del
frente lavador y se cierra el pozo el tiempo estimado para desarrollar su esfuerzo
compresivo; al término de éste, se procede a sacar toda la tubería utilizada y se
introduce la barrena seleccionada para afinar el tapón. De esta manera se evita el
movimiento de fluidos que pudieran producir la contaminación del cemento con el
fluido de control del pozo.

Desplazamiento y colocación

• El desplazamiento se puede mejorar con lodos fluidos de bajo valor de filtrado.


El agujero debe ser circulado, por lo menos, con el equivalente a un volumen del
pozo y antes de colocar el tapón para alcanzar las condiciones reológicas
necesarias para el cemento que se va a manejar. Preferentemente, el cemento
debe tener mayor densidad y propiedades reológicas que los baches
separadores, y más que el lodo. Queda excluido de este orden el frente lavador,
pues la mayoría de éstos, por ser newtonianos, tienen una densidad que fluctúa
entre 1.00 gr/cm3 o menor. El pozo debe estar estable para evitar la
contaminación del cemento. Algunas características recomendables para el lodo
son: Viscosidad Funnel = 45-80 seg, PV= 12-20 cp, Ty = 1-5 lb/100ft 2 y la
pérdida de filtrado tan baja como se pueda. Estos valores pueden ser difíciles de
conseguir en la práctica.

• La contaminación de las lechadas de cemento es la principal causa de falla de


los tapones. Puede aumentar el tiempo de fraguado y reducir el esfuerzo
compresivo; el 10% de la contaminación por lodo puede reducir el esfuerzo
compresivo hasta en un 50%.

• Se requiere el uso de lavadores y espaciadores para evitar problemas de


compatibilidad. Los espaciadores deben ser utilizados cuando el control del
pozo sea un problema, la densidad del espaciador debe ser 0.12 - 0.24 g/cm 3
mayor que la del lodo para ganar el efecto de flotación para mejor
desplazamiento del lodo. Los lavadores químicos deben utilizarse en lugar de
agua especialmente cuando se utiliza lodo a base de aceite. Los lavadores
usualmente fluyen en flujo turbulento, el desplazamiento en flujo turbulento es el
más recomendado. Se recomienda una altura anular de 150-250 m para
lavadores y espaciadores.

• La centralización de la tubería mejora la remoción del lodo. (Este aspecto es


normalmente olvidado aun cuando la tubería sea levantada después de la
colocación del tapón). Si la tubería no está centralizada correctamente, puede
ocurrir canalización del cemento y así el balanceo del tapón será más difícil;
ambos efectos contribuyen a la contaminación de la lechada, aunque esto es
teórico pues no se debe olvidar que al levantar un tubo con centradores podría
provocarse la contaminación. De esta manera, es preferible utilizar tubería lo
más lisa posible y con rotación.

Se recomienda la rotación de la tubería en lugar de la reciprocación. Esto puede


ser útil puesto que la tubería se levantará fuera del cemento antes de circular en
inverso cuando el tapón haya sido balanceado. La rotación reduce la gelificación
del cemento y le permite caer más fácilmente de la tubería conforme se levanta.

Fallas más comunes

Una vez que el tiempo de fraguado ha pasado, se toca la cima del tapón y se
aplica peso de aproximadamente 5 toneladas sobre él. Éste es el principal criterio
para medir el éxito de un tapón. Cuando el tapón servirá de apoyo para una
herramienta desviadora entonces la prueba es muy importante, pues si el tapón
está colocado frente a caliza aunque la perforabilidad no alcance a la de la caliza,
se busca una perforabilidad promedio de 4 min/m. en el punto en donde se iniciará
el desvío.

Las causas más comunes de falla son:

o Contaminación con lodo. Se debe a una deficiente remoción de lodo, a


espaciadores/lavadores no efectivos, a falta de centralización, tiempos de
espesamiento y fraguado muy largos, y a técnicas de colocación incorrectas.

o Lechadas sobre-retardadas o tiempo de espera de fraguado insuficiente.


Suceden cuando el desarrollo de esfuerzo compresivo es inadecuado y el tapón
será perforado sin alcanzar el tiempo de perforabilidad requerida. Es necesario
conocer el dato exacto de temperatura de fondo estática y cuidar que el tapón sea
diseñado precisamente para las aplicaciones en las cuales será utilizado.

o Información errónea de la litología y geometría del pozo (especialmente la


temperatura de fondo estática) ocasiona la utilización de parámetros de
diseño incorrectos: cálculo erróneo en la cantidad de cemento, propiedades
erróneas de la lechada, contaminación o colocación del tapón en un lugar
incorrecto.

o Un volumen de cemento insuficiente debido a datos del registro de


calibración incorrectos o desconocidos, proporciona un tapón de altura me-
nor que la requerida. Se recomienda una altura de 100-150 m y hasta el
doble de exceso de cemento en secciones de agujero descubierto de
diámetro desconocido, especialmente cuando largas operaciones de pesca
han sido llevadas a cabo y es necesario colocar un tapón de desvío en el
sitio de pesca.

o Los tapones pueden descolgarse o moverse cuando se utilizan lechadas de


cemento de alta densidad en pozos con fluidos de control de baja densidad.
Como resultado de la interface inestable formada, el cemento se canalizará
y se diluirá con el lodo. Esto puede ser evitado con la colocación de un
volumen viscoso u otra técnica de puenteo y con el uso de un difusor.