Вы находитесь на странице: 1из 3

MAS SOBRE LOS ADVENTISTAS

Así como la mujer viuda está en libertad de casarse con otro, el cristiano convertido se ha
casado con otro, con el Redentor resucitado (Ro. 7:1-6) Y esto nos deja también en libertad de
guardar cualquier otro día, el día del Señor.

Cuando presentamos este pasaje de Romanos 7, a los Sabatístas ellos le plantan encima la
etiqueta de ley ceremonial Y dicen que estamos libres de la ley de Moisés, pero no de la ley de
Dios, los Diez Mandamientos. . Para Pablo no hay mas que una sola ley: La ley de Dios
promulgada en el Sinai y transmitida al pueblo por medio de Moisés.

Los Adventistas pretenden evadir el propósito central de la enseñanza de Pablo en Romanos


7:1-6 diciendo que todo lo que el apóstol enseña en este pasaje se refiere a la ley ceremonial.
Cuando se les demuestra que la ley mencionada en este capitulo incluye el Decálogo, se
quedan desarmados y perplejos.

Que como lo probamos, sencillo: En el versículo 6 leemos que estamos libre de la ley. ¿Qué
como lo sabemos? El mismo Apóstol dice, en el versículo siguiente: ¿Qué diríamos, pues? ¿La
ley es pecado? En ninguna manera. Pero yo no conocí el pecado sino por la ley; porque tampoco
conociera la codicia, si la ley no dijera: NO CODICIARAS. La expresión no codiciaras resume
el ultimo de los Diez mandamientos (Ex. 20:17). Así que Pablo dice en Romanos 7:6 que
estamos libres de la ley, y en el versículo 7 nos indica que a la ley que él se refiere incluye el
decálogo.

En Gálatas 4:4 dice que Dios envió a su Hijo……nacido bajo la ley. ¿Bajo que ley? ¿o bajo que
parte de la ley? Jesús como hijo de una mujer israelita, nació y vivió bajo el pacto de la ley
promulgada en el Sinaí. ¿Quién se atrevería a limitar el alcance de la palabra LEY en este
pasaje, diciendo que Jesús vivió bajo la ley de Moisés y no bajo la ley de Dios?
Jesús nació y vivió bajo la ley, bajo toda forma de ley dada por Dios a los Israelitas. Pues bien
con que propósito envió Dios a su Hijo a este mundo? Para que redimiese a los que estaban
bajo la ley (Gál. 4:5) . De la misma ley bajo la cual el nació y vivió. ¿ Por qué hemos de dar a la
palabra ley un alcance general en el versículo cuatro y uno parcial o limitado en el versículo
cinco? Hacerlo así no tendría lógica ni sentido.

En 2 Co. 3 el Apóstol establece un contraste entre los dos pactos: el de la ley y el de la gracia,
el de la letra y el del Espíritu. Dice que el pacto de la ley
1. Fue grabado con letras en piedra. (3:7)
2. Su ministerio fue de condenación. (3:9)
3. Fue un ministerio de muerte . (3:7)
4. Su gloria fue limitada y temporal. (3:9-13)
5. Había de perecer. (3:11)
6.Había de ser abolido. (3:13 ) ” y no hacemos como cuando Moisés se ponía un velo sobre el
rostro, para que los hijos de Israel no fijaran la vista con intensidad en el fin de aquello que había
de ser eliminado”.

Los Adventistas no pueden negar que este pasaje se refiere a los Diez mandamientos, ya que
Pablo nos habla aquí del pacto que fue grabado en piedra (Dut.9:9).

Estamos absolutamente seguros que es así, porque cuando Moisés bajo del monte con las
tablas de piedras, su rostro era resplandeciente, y se puso un velo sobre el rostro para que los
hijos de Israel no fijaran la vista en lo que había de ser abolido ( Ex. 34:27-35; 2Co. 3:13). Y el
Apóstol se refiere precisamente a aquel hecho, a aquellas tablas, a aquella gloria, y a aquel
velo. Y dice que el ministerio de aquellos mandamientos grabados en piedra eran de
condenación y muerte, y había de ser abolido .
Dios permitió que aquellas tablas desapareciesen, porque como su ministerio no iba a ser
permanente, no convenía que los hombres convirtiesen aquellas piedras en objeto de
veneración.

En lugar del ministerio encomendado a la letra grabada en piedras. Dios ha introducido el


ministerio del Espíritu. Ministerio que se desarrolla en el corazón del hombre regenerado. Y
Pablo dice que:
1. Que es mas glorioso que el de la ley grabada en piedras. (3:9)
2. Es un ministerio de justificación. (3:9)
3. Es un ministerio permanente. (3:11)
4. Es un ministerio de Libertad. (3:17)
5. Es un ministerio que nos permita mirar a cara descubierta
(sin velo) la gloria del Señor. (3:18)
6. Es un ministerio que transforma a quienes partirán de él,
a la semejanza del Señor. (3:18).

Pablo nos dice, en 2 Corintios 3, que algunos no entienden el verdadero propósito de la ley, ni
la naturaleza del evangelio. Tienen un velo sobre el entendimiento; velo que no les permite ver
o discernir la verdad. (2Co. 3: 14-16) Pero cuando se conviertan al Señor el velo se quitará.

Todo el que lea este capitulo de la Escritura con una mente iluminada por el Espíritu Santo tiene
que darse cuenta de que el pacto de la ley fue abolido; y que tal abolición incluye los Diez
Mandamientos grabados en piedra por el dedo de Dios.

Un Adventista dijo en cierta ocasión que Dios abolió las piedras pero no los mandamientos que
fueron grabados en ellas. Pero no es eso lo que dice el pasaje en cuestión. Pablo dice que fue
abolido el ministerio de muerte grabado con letras en piedra. El ministerio corresponde a la letra,
no a la piedra, así que lo que fue abolido es lo que se escribió en la piedra..

Ademas una ves anulada el acta de los decretos que habían contra nosotros, que nos era
contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, nadie nos puede juzgar en comida o
en bebida, o en cuanto a días de reposo, todo lo cual es la sombra de lo que ha de venir.
(Col.2:10.17).

Es muy posible que los adventistas digan que Pablo se refiere en este pasaje a todos los
sábados del pacto, pero no al séptimo día. Pero debo decirle que no, El Apóstol se refiere a
todos los sábados del pacto de la ley, y esto incluye al séptimo día, podemos notar que nunca
hizo diferencia entre el séptimo día y los demás días de reposo.

El Apóstol nunca ordeno a los gentiles a guardar el séptimo día, ni ninguno otro aspecto que les
ligase al pacto de la ley, y cuando algunos fueron convencidos a guardar todos los días de
reposo del antiguo testamento, los censuró abiertamente sin hacer distinción de días.
POR TANTO, QUE NADIE OS JUZGUE EN COMIDA O BEBIDA, O EN CUANTO A DIAS DE
FIESTA, LUNA NUEVA O DIAS DE REPOSO.

Por lo tanto el Sábado para el cristiano no debe ser cuestión de vida o muerte como lo es para
los adventistas.

Para los que dicen que la muerte de Cristo, antes de librarnos de la ley, sella para siempre la
autoridad de la misma. ¿No contradicen abiertamente estas palabras a las enseñanzas de
Jesucristo y sus apóstoles?.

Dios anunció, por medio del profeta Jeremías, su propósito de promulgar un nuevo pacto. Y dice
que el nuevo no sería como el pacto que hice con sus padres el día que tome su mano para
sacarlos de la tierra de Egipto (Jer.31:32). Jesús anuncio este nuevo pacto al decir: Esto es mi
sangre del nuevo pacto. (Mat. 26:28).

El Señor ordeno a sus discípulos que predicasen el evangelio (nuevo pacto), y no la ley
(Mrc.16:15).

Pablo nos dice en 2Co 3:6: “el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto,
no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica”. y nos presenta un
contraste entre el nuevo y el antiguo.

Dios los bendiga.

Publicado Por Pastor Damián Ayala.