You are on page 1of 4

CAPACIDADES COORDINATIVAS

Según HIRTZ, las capacidades coord. están compuestas por:


1.Capacidad de diferenciación cinestesica: permite los movimientos se gradúen y distingan con detalle, basándose en
informaciones cinestésica de los músculos y tendones. Se trabaja mediante tareas de diferenciación, para cuya
resolución eficaz se trata de distinguir y elaborar informaciones acerca de los rasgos espaciales y temporales de los
propios movimientos, y acerca del grado de tensión y relajación de la musculatura. Las tareas de diferenciación tienen
por tanto, una estrecha vinculación con las de orientación. Por otra parte, deben ser ejecutadas con gran exactitud de
movimientos. Ejemplos: lanzamientos a un blanco con distintos aparatos y formas de tiro; salto con intenciones
determinadas, de diferentes formas, en distintas zonas, con altura y amplitudes cambiantes, sin tomar impulso y
tomándolo a diferentes ritmos; ejercicios de tensión y relajación; carreras con cambios de ritmo precisos. Capacidad
para lograr una ejecución de movimiento en forma perfecta con economía de esfuerzo, tal cual el programa archivado
en la memoria; un gran dominio de movimiento capacita al ejecutante para variar algunas de sus etapas, haciendo una
distinción bastante refinada. La capacidad de diferenciación está en relación estrecha con la capacidad de acoplamiento
y orientación, teniendo un carácter condicionante para con la capacidad de equilibrio y de ritmizacion. (Manual de
metod del entren p. 65) (Met gral del entren de Dietrich p. 83) (Curso entrenam en niños G-se p. 17)
2.Capacidad de orientación en el espacio: se fundamenta en observaciones y elaboración de informaciones sobre todo
ópticas, con vista a la coordinación de movimientos de orientación espacial. Se enseña mediante tareas de orientación,
con las cuales se ha de conseguir la situación y posición del cuerpo en el espacio, junto con las condiciones espaciales de
los conductores del juego, los contrarios y los aparatos. Junto a los juegos deportivos, la capacidad de orientación se
enseña sobre todo mediante juegos infantiles. Como ejemplos pueden servirle el frontón, el píocampo, la piña, el Mayo,
y equivalentes. Las tareas de orientación están íntimamente ligadas a las de diferenciación. Capacidad para determinar y
modificar la posición y los movimientos del cuerpo en el espacio y en el tiempo, en relación con un campo de acción
definido (ejemplo ring de boxeo, aparato de gimnasia). Capacidad para determinar el espacio disponible y actuar en el,
utilizando todas sus posibilidades. Es también la capacidad de saberse relacionar adecuadamente con compañeros,
adversarios, y con el objeto central del juego, en la mayoría de los deportes colectivos y de pelota. En esta capacidad el
acento está en el movimiento del cuerpo en su totalidad y no en el de sus partes. (curso G-se p 17)
3. Capacidad de equilibrio: consiste en mantenimiento y la restauración del equilibrio en situaciones cambiantes y la
resolución de tareas motrices en condiciones de equilibrio inseguras. Se enseña mediante tareas de conservación o la
recuperación de equilibrio. Ejemplos: movimientos de giro, salto con giro; ejercicios sobre el banco sueco o la barra de
equilibrio; movimientos de giro desde un mini trampolín cayendo sobre el suelo blando.
4. Capacidad de reacción compleja: Abarca preparativos y realización oportuna de acciones motrices breves,
respondiendo diferentes señales. Se enseña con tareas que demandan reaccionar ante señales ópticas, acústicas y ante
objetos en movimiento. Con estas tareas es importante variar constantemente la emisión de señales en relación con el
momento de su aparición. Se refiere a la velocidad con que una señal es detectada y es desconocida. Se entiende como
la capacidad de inducir y ejecutar rápidamente acciones motoras breves, adecuadas en respuesta a una señal, donde lo
importante consiste en responder en el momento oportuno y con la velocidad apropiada de acuerdo a la tarea
establecida, pero en la mayoría de los casos el óptimo está dado por una reacción lo más rápido posible a esa señal. Está
en estrecha relación con la capacidad de cambio, con la velocidad de movimiento y con capacidades intelectuales. (curso
G-se p 17)
5. Capacidad rítmica: designa la comprensión, almacenamiento y representación de estructuras dinámico- temporales,
ya sean sumnistradas con anterioridad o contenidas en el movimiento mismo. Se enseña través de tareas con las cuales
se ha de trabajar la secuenciación dinámico temporal de ritmos de movimiento preestablecidos. Ejemplo: ritmo de
carrera y de salto; diversos ritmos de dribling, lanzar y atrapar; combinaciones de gimnasia y baile
HARRE propone otro modelo:
1.Capacidad de acoplamiento: es la capacidad para coordinar movimientos de partes del cuerpo, movimientos aislados
y operaciones para formar un solo movimiento global dirigido a un objetivo. Capacidad de coordinar apropiadamente los
movimientos parciales del cuerpo entre sí. (Ej. Movimiento parcial de las extremidades, del tronco y la cabeza) y en
relación con el movimiento total que se realiza para obtener un objetivo motor determinado. Unir movimientos
parciales diferentes del cuerpo, todo formando una secuencia coordinada. Permite ligar o combinar habilidades,
ejemplo corro y salto. Las capacidades de orientación, de diferenciación y ritmizacion se encuentran en relación estrecha
con la capacidad de acoplamiento. (curso G-se p 17)
2. Capacidad de orientación: determina los cambios de situación del cuerpo en el espacio y el tiempo, y es por ello la
capacidad de anticipación y conducción del movimiento que contribuye a la orientación espacio temporal.
3. Capacidad de parametrización o diferenciación : permite una armonización refinada de fases aisladas de un
movimiento y distingue con precisión parámetros de fuerza, espacio y tiempo dentro de la realización del movimiento
4. Capacidad de equilibrio: permite conservar y recuperar formas de los equilibrios estático y dinámico durante y
después de la realización de los movimientos. La capacidad de mantener o recuperar la estabilidad. Mantener, si fuese el
caso de una posición estática o en movimientos lentos, y, recuperar cuando realiza movimientos rápidos saltos. El
equilibrio se mantendrá estable, siempre que el centro de gravedad esté dentro de la base de sustentación y no posee
una inercia que tienda a sacarlo del mismo. Sin embargo será difícil o imposible de mantener cuando la proyección del
centro de masa o la proyección del punto de fuerza equilibrante sobrepasa esta superficie. (Curso G-se)
5. Capacidad de reacción: es la capacidad para reaccionar ante ciertas señales en el momento más oportuno y con una
velocidad adecuada a la tarea en cuestión
6. Capacidad de transformación o cambio: sienta las bases para, en caso de cambios en la situación, adecuar el
programa de actuación a las nuevas circunstancias. Permite adaptar y transformar el programa motor debido
modificaciones en el ambiente, o a situaciones imprevistas o totalmente inesperadas, capaces de interrumpir el
movimiento programado, y provocar su persecución con otros esquemas o programas motores. La capacidad de cambio
aparece en relación estrecha con la capacidad de orientación, equilibrio, acoplamiento y de reacción. (curso entren
niños G-se p 17)
7. Capacidad de ritmización: permite adecuar movimientos de dentro y de fuera a ritmos preestablecidos. Es la
capacidad de dar un sustento rítmico a las acciones motrices (mov globales y parciales), es decir, de organizar los
compromisos musculares de contracción y decontracción según un orden cronológico. Forma parte de esta capacidad el
saber adaptarse a un ritmo establecido o imprevistamente cambiado. Es determinante en el aprendizaje de cualquier
movimiento deportivo y de desarrollo táctico de situaciones en las cuales se prevén variaciones de frecuencia de
movimientos. (curso entren niños G-se p 17)

Esta propuesta se puede considerar complementaria del modelo de HIRTZ. Siguiendo las palabras FREY, se puede decir
que las capacidades coordinativas abarcan la posibilidad de aprender movimiento con relativa rapidez y de dominar con
seguridad y eficacia tareas motrices en situaciones tanto previsibles como imprevisibles. Las capacidades coordinativas
sólo pueden perfeccionarse mediante formas de ejercicio coordinativamente exigentes. Estas son en primer lugar
nuevas e inusuales, y en segundo lugar complicadas, difíciles y penosas; finalmente las secuencias motrices que se
complican mediante variaciones y combinaciones. Así los juegos deportivos son un medio importante. Para todas las
modalidades individuales, por tanto, una práctica técnicamente exigente de juego deportivo significa también el
moldeado extenso de un nivel complejo de las capacidades cood., pues los métodos más importantes para el
entrenamiento de estas, son las variaciones del ejercicio y de la ejecución del movimiento y condiciones del ejercicio.
Esto tiene importancia fundamentalmente en el entrenamiento infantil, donde se enseña, junto a los movimientos
específicos de las modalidades, la deseada multilateralidad y adaptabilidad. Aquí hace falta trabajar sistemáticamente
las cinco capacidades cood. de HIRTZ
Para el trabajo de las capacidades coordinativas rigen los mismos principios metodológicos que para el aprendizaje
motriz y entrenamiento de la técnica.

El ritmo: p 120 (teoría del mov): ayudar en su percepción por los sentidos, autoregularlo en base a consignas externas,
visuales, sonoras, compañero, objeto, ejercitar ritmo subjetivo (personal de cada uno) objetivo (impuesto), ejercicio de
reproducir un ritmo para otro, ritmo grupal, dentro de parámetros de fuerza, tiempo y espacio, el acento tiene solo la
dimensión del tiempo y el ritmo tiene la dimensión del tiempo y fuerza, ritmo en movimientos cíclicos y aciclicos,
simultanea de ambos hemicuerpos o alternada, p127
(Cursos G-se entrenamiento en niños p.19) las capacidades coordinativas se basan en los factores físicos de rendimiento,
no son imaginables sin fuerza, velocidad, resistencia, flexibilidad y la interacción entre ellos. Otro factor para el
desarrollo y la calidad de estas capacidades es el repertorio de movimientos o experiencia motora. Todo movimiento,
por nuevo que sea, se ejecuta siempre sobre la base de enlaces coord antiguos. Así cuanto más rico y abundante sea el
repertorio gestual en coordinaciones automatizadas, más liberado de su tarea estará el sistema nervioso central y en
mayor medida se realizará el movimiento a través de modelos de secuencia más o menos automatizados.
En cuanto al análisis motor, el tercer gran componente involucrado en el rendimiento de las capacidades coord. El grado
de finura o expresión de las capacidades coord está ligado en gran medida a la calidad de los diversos analizadores
implicados en la captación de la información y en su tratamiento. Cuanta más facilidad posee un niño o un adolescente
para registrar de forma analítica su propio movimiento y la situación del entorno, mejor se adaptará al cambio de
circunstancias y mejor resolverá los problemas motores en el marco sus capacidades individuales.
En la recepción y elaboración de la información se ven implicados seis analizadores sensoriales, visual, auditivo,
vestibular, cinestesico, táctil y aptico, que influyen de forma diferenciada sobre el proceso de regulación y la conducción
de las acciones motoras.

Curso G-se: Entrenamiento en niños


Para miembros inferiores: trabajo de cambios de dirección, de velocidad, saltos, giros, desplazamientos
anteroposteriores, cálculo de trayectorias, transportes, conducción del balón, manipulación de objetos con los pies y con
la cabeza.
Para miembros superiores: dedicarle más tiempo a las actividades para miembros superiores y tronco, cuadrupedias,
reptaciones, trepas, giros, manipulación de objetos con las manos como lanzamientos o dribling, manipulación de
objetos con la cabeza y con otros objetos como conducción, remates, y recepciones, actividades de fútbol, handboll,
Hockey, tenis, voleibol, básquet, rugby.
Biológicamente antes de la etapa puberal el sistema nervioso está preparado para la coordinación motora. La diferencia
es muy grande entre niños en lo que se ha trabajado la coordinación de modo sistemático y en los que no.
Algunos principios para su desarrollo son:
Métodos multilaterales
Variación y combinación constante de métodos y contenidos
No trabajar estos contenidos en estado de fatiga
Abordaje de las capacidades coord en la prepubertad
Dado que la inhibición de la diferenciación (producida por un predominio de los procesos de excitación frente a los de
inhibición) no está suficientemente consolidada, el analizador cinestésico (sentido muscular) está muy poco
desarrollado, por lo que la exactitud de los movimientos pierde calidad a sus rasgos estructurales espacio temporales.
Por otro lado, el alto grado de plasticidad del cerebro asegura los niños el registro de un alto número de informaciones
procedentes del entorno. De este modo los niños adquieren gran cantidad de conocimientos de diferentes ámbitos del
saber, habilidades, capacidades y procesos de movimiento. Su gran potencial para el registro de informaciones hace a
los niños muy dotados para la imitación. Sin embargo la inhibición de la diferenciación todavía débilmente formada,
dificulta la fijación o formación en el cerebro, de engramas de los elementos que deben aprenderse.
Es decir, el predominio de los procesos de excitación va asociado además a una marcada irradiación de las excitaciones;
de esta manera los rastros de la actividad neuronal aun no fijados se borran con facilidad, y la corteza cerebral (como el
lugar de almacenamiento de la memoria) es incapaz de retener las conexiones funcionales (bucles motores) de los
centros encefálicos estimulados de manera conjunta o sucesiva. Por ello, en esta edad de buena capacidad de
aprendizaje no va asociada una capacidad paralela de retención de los movimientos aprendidos (Demeter)
A primera vista, esto parece ser una situación paradójica, porque por un lado la gran plasticidad de las funciones del
cerebro favorece el registro de muchos conceptos e informaciones de todo tipo, pero, por otro lado, estos elementos no
se fijan suficientemente, salvo que recurramos al denominado sobreaprendizaje, que no es otra cosa más que realizar
un número elevado repeticiones de un ejercicio bajo condiciones de aprendizaje lo más estandarizadas posibles.
Entonces, la capacidad de diferenciación escasamente desarrollada y la carencia de capacidad de atención motora
exigen que en esta edad se profundice en el aprendizaje para que el proceso de enseñanza tenga éxito, el objetivo de
dicha profundizaciones, es más alla del aprendizaje del movimiento deseado, una precisión suficiente y estabilidad del
movimiento.
Además los niños en sus juegos e intentos regulado por el incremento, en ejecución y aprendizaje de habilidades y
coordinaciones, muestran tanto una tendencia a la repetición como a las innovaciones. Esta tendencia a la repetición
favorecería el sobreaprendizaje, y la innovación podría llevar a la falta de concentración y a la subestimación del riesgo.
Desde el punto de vista neurofisiológico, en la infancia, los mecanismos de las redes neuronales son especialmente
plásticos y sensibles, estimulantes y conformables para la recepción, tratamiento y almacenamiento de determinadas
habilidades, técnica y adaptaciones a la acción. Por lo tanto el entrenamiento infantil debe aprovechar esta fase de
elevada capacidad de aprendizaje y disponibilidad para el mismo. Así desde el punto de vista fenomenológico, y según
indican las experiencias prácticas, las edades comprendidas entre los 9 y 12 años se definen como edad óptima para el
aprendizaje o fase de la capacidad óptima de aprendizaje motor. Esta franja de edad constituye un punto cumbre del
desarrollo psicomotor, los movimientos se aprende súbitamente. Los niños disponen de un nivel de desarrollo motor y
sensor muy complejo, lo que por un lado le capacita en gran medida para la percepción que lleva a un alto grado de
excitabilidad del sistema nervioso central. Pero por otro lado, produce una capacidad espontánea de imitación, de la que
resulta la capacidad especial del movimiento interno. Los niños de esta edad aprenden todavía mucho mediante la
imitación espontánea de los movimientos vistos, observados y experimentados internamente, es decir, aprenden de la
imagen del movimiento observado.
Y te tapas apropiada para el aprendizaje de destrezas motoras sencillas, pero no para destrezas en la que se coordinan
varias secuencias simultáneas dentro de un trabajo selectivo, rápido y periférico. No obstante hemos de hacer hincapié
desde un primer momento en que las destrezas motoras se aprendan de la forma correcta, pues la posterior sustitución
del este y el tipo motor aprendido de forma errónea requiere mucho trabajo. Antes de los 12 años se debería trabajar la
coordinación General y luego de 12 14 años la coordinación específica (técnica de los deportes)
Abordaje de las capacidades coord en la pubertad:
En esta fase cambian las condiciones del aprendizaje motor y con ello también las del entrenamiento técnico. La
plasticidad de los procesos nerviosos base se mantienen en la pubertad porque todavía predominan los procesos de
excitación corticales. Las diferencias de intensidad entre excitación e inhibición son, no obstante, considerablemente
menores a las de la fase prepuberal, la diferencia se basa no en la disminución de la excitación, sino en un incremento
de los procesos de inhibición, con lo que la inhibición de la diferenciación resulta más formada.
El desarrollo de la inhibición de la diferenciación favorece las funciones de análisis y síntesis de la corteza cerebral, lo
que conduce a una mejor fijación y estabilidad de los estereotipos motores. En comparación con la fase pre puberal, el
sistema nervioso central desarrolla la capacidad para fijar los modelos de movimientos duraderos. Sin embargo, el
proceso de excitación tiende a la irradiación, lo que remite a procesos de inhibición corticales que todavía no son
satisfactorios. Esto produce unos movimiento con frecuencia sorprendentes, pero también desproporcionados y
exagerados, los llamados “patinazos”. La tendencia a irradiar disminuye sobre todo la capacidad para aprender nuevas
habilidades.
Además hay tres cosas que perjudican la especificidad funcional del sistema nervioso central durante la pubertad: la
velocidad de la fijación, el rápido agotamiento de la capacidad de concentración, que lleva a la debilitación de la
voluntad.
Durante la pubescencia tiene lugar la segunda transformación morfológica, con el aumento de estatura se ha
mencionado de 8 a 10 cm al año. Con el cambio de proporciones (crecimiento sobre todo de las extremidades), el
entrenamiento de las capacidades coord debe limitarse en mayor o menor medida dependiendo de las condiciones
individuales. En este procesos según Rutenfranz, pierden calidad sobre todo los movimiento que necesitan un alto grado
de exactitud, esto es, en la regulación fina.
No obstante, permanecen intactos los movimientos sencillos, ejercitado de forma regular y dominados ya con seguridad.
La restricción o estagnación que aparece en el proceso de entrenamiento de la capacidad coord. se explica también por
el hecho de que los factores de rendimiento físico tienen su tasa de crecimiento máximo en la pubescencia, una mejora
abrupta de las capacidades de condición física conlleva siempre una readaptación de las capacidades coord, más aún si
coincide con un crecimiento en estatura también abrupto, en este sentido, podemos hablar de una pérdida transitoria
del rendimiento.
Como consecuencia para el entrenamiento de las capacidades coord. Deducimos que las perdidas en la conducción del
movimiento, y los síntomas de estancamiento en el desarrollo motor, justifican una limitación transitoria del proceso de
adquisición de formas de movimiento nuevas y complicadas, en lugar de eso se debería dar prioridad a la mejora y la
consolidación de secuencia motora y técnicas deportivas ya dominadas.
Para el aprendizaje motor.... Página 26