Вы находитесь на странице: 1из 8

Resumen de los Diez Secretos de la Riqueza Abundante

1. EL PODER DE LAS CREENCIAS SUBCONCIENTES

La gente no logra lo que es capaz de hacer, sino lo que se cree capaz de hacer.

Todas las circunstancias de nuestra vida son un reflejo de nuestras creencias subconscientes.

La gente generalmente gana lo que creen que valen.

Podemos cambiar nuestras creencias subconscientes a través de la autogestión.

¡La mente puede lograr cualquier cosa que pueda concebir y creer!

¡Los que conquistan creen en ellos!

¡Conquistan los que creen que pueden!

2. EL PODER DE UN DESEO ARDIENTE

Si no tienes RIQUEZA ABUNDANTE en tu vida es porque no tienes un deseo ardiente en ella.

No puedes obtener nada que merezca que merezca la pena en esta vida a no ser que tengas
un deseo ardiente de ello.

Tienes un deseo ardiente cuando estas dispuesto a hacer todo lo que sea preciso para lograrlo
y sacrificar lo que sea (excepto tu salud, relaciones y el respeto por ti mismo).

Puedes crear un deseo ardiente por algo empleando la táctica de los tres Fantasmas de la
Navidad, que consiste en cuatro pasos:

PRIMER PASO: Es recordar todo el dolor que la condición que deseamos cambiar nos ha
causado.

Ejemplo, si el cambio que deseamos efectuar es ganar más dinero, podemos recordar todos
esos momentos del pasado en los que deseamos hacerle un regalo a nuestros seres queridos y
no pudimos por falta de medios económicos.

SEGUNDO PASO: Considerar todo el dolor que te esta causando esa condición que deseas
cambiar en el presente.

TERCER PASO: Imagínate todo el dolor que experimentarás en el futuro sino cambias. El dolor
de no poder comprar ese regalo especial que tus hijos tanto desean para su cumpleaños o el
dolor de no poder costearles sus estudios universitarios. No poder cuidar bien de tu familia. O,
tal vez, no estar en situación de poder ayudar a tus amigos y familia, o no contar nunca con
una casa lo suficientemente grande como para que tus amigos puedan visitarte unos días y no
estar condicionado al salario mismo que tu empresa te paga por tu esfuerzo.

CUARTO PASO: Imagínate todo el placer que te aportará tener RIQUEZA ABUNDANTE en el
futuro.

3. EL PODER DE LA SOLIDEZ DE PROPOSITO

Puedes lograr cualquier cosa que desees en la vida siempre y cuando sepas exactamente lo
que quieres y por qué lo quieres.

Debes ser específico a la hora de marcarte metas, saber las razones que descansan tras ellas y
cuando deseas lograrlas, por ejemplo, no es suficiente decir que quieres ser rico. Debes decidir
la cantidad exacta de dinero que deseas adquirir, las propiedades que deseas tener y lo que
deseas hacer con el dinero.

Siempre formula y escribe tus metas como afirmaciones en el tiempo presente. Por ejemplo:
“Entre hoy y el (pon la fecha para cuando lo deseas lograr) estoy ganado _____ miles de
euros”.

léelo tres veces al día – por la mañana, por la tarde y por la noche.

Visualízate habiendo logrado esas metas.

Identifica las razones por las que debes lograr esas metas.

Recuerda que la prosperidad y la riqueza no consisten en acumular dinero y posesiones por sí


mismas, sino en el poder que nos aportan a la hora de satisfacer los propósitos que nos hemos
marcado en la vida.

4. EL PODER DE UN PLAN DE ACCION ORGANIZADO

Cuando elaboramos un plan de acción estamos diseñando la vida que deseamos llevar. Si
quieres asegurarte el éxito de tus metas debes desarrollar una estrategia, un plan de acción
organizado.

Recuerda siempre la regla de oro en la resolución de problemas: cuando crees que ya has
explotado todas las posibilidades, recuerda una cosa… ¡no lo has hecho!

Si quieres triunfar en algo debes hacer tres cosas: organízate…, organízate y ¡organízate!

Antes de aceptar un trabajo o abrir una empresa, hazte las siguientes preguntas: ¿Disfrutaré
con este tipo de trabajo?, ¿Está el trabajo en consonancia con mis talentos y capacidades?,
¿Me acercará a mis metas profesionales y económicas?
5. EL PODER DEL CONOCIMIENTO ESPECIALIZADO

El área más importante de conocimiento especializado: conocer las necesidades de tus clientes
potenciales. Si sabes lo que la gente quiere y necesita, puedes triunfar en cualquier negocio.

Nadie ha reunido jamás RIQUEZA en ABUNDANCIA sin haber adquirido antes un conocimiento
especializado: sobre la ley fiscal, los planes de inversión y ahorro, su propio campo empresarial
o sobre lo que sus clientes quieren o necesitan.

El conocimiento es poder solo cuando se organiza bien y se aplica de forma inteligente en la


consecución de un fin definido.

No es preciso que tú mismo lo sepas todo, pero necesitas saber dónde y cómo obtener la
información que irás precisando.

6. EL PODER DE LA PERSEVERA

Nada en el mundo puede sustituir a la PERSEVERANCIA. El talento no lo hará; nada es más


común que un hombre de talento sin éxito. El genio tampoco; el genio no premiado es casi un
axioma. La educación por si sola tampoco; el mundo está lleno de cultos sin gloria. Solo la
perseverancia y la firmeza son omnipresentes.

Una de las diferencias más importantes entre alguien que triunfa, ya sea en la adquisición de
riqueza o llegar a la cumbre en su profesión, y alguien que no lo hace, es que la persona
triunfadora persiste y jamás renuncia. Aún cuando se enfrenta a obstáculos y rechazos,

nunca se dará por vencidos. Sabían lo que querían y continuaron persiguiendo sus objetivos
hasta que lo lograron.

De hecho, la mayoría de las personas triunfadoras a lo largo de la historia han reconocido que
no hubieran logrado sus objetivos si no hubieran sido perseverantes.

7. EL PODER DE LA REGULACION DE GASTOS

La única forma de crear una fuente regular de ingresos es, o bien ganas más de lo que gastas o
que el dinero que ganas trabaje por ti. Si ahorras de forma regular y lo inviertes sabiamente el
dinero te producirá interés y crecerá.

La riqueza no viene determinada por el dinero que ganas, sino por la calidad de vida
resultante.

La regulación de gastos te ayudará a vivir a gusto dentro de tus posibilidades y a crear unos
ingresos.
Cualquier persona con ingresos limitados necesita administrar lo que gasta para asegurarse
una fuente continua de ingresos.

Parte de tus ingresos te pertenecen. Destina el diez por ciento de lo que ganas a la inversión.
De esta manera estarás creando riqueza para el futuro.

Haz que tu dinero trabaje para ti en vez de trabajar siempre por dinero.

El éxito no es normalmente el resultado de un esfuerzo, sino de la acumulación de muchos


esfuerzos.

8. EL PODER DE LA INTEGRIDAD

¿De qué se beneficia un hombre que gana el mundo pero pierde el mundo?

Nuestras acciones, palabras, e incluso pensamientos, son como bumeranes: siempre vuelven a
nosotros.

Intentas crear riqueza mediante el engaño y el fraude es como intentar construir una casa
sobre arena: no tardará en derrumbarse.

Cuando consideres un curso de acción en tu vida personal o en una empresa, formula las
siguientes preguntas:

¿Es legal?

¿Es moralmente correcto?

¿Me hará sentirme orgulloso de si mismo?

¿Me gustaría que mi familia se enterase?

¿Me seguiré respetando a mi mismo después de haberlo hecho?

9.EL PODER DE LA FE

Cuando reflexiones sobre un proyecto en el que crees, después de elaborar un plan de acción
organizado para asegurarte de su viabilidad, pregúntate: “¿Lo haría si supiera que no puede
fallar?”

Haz lo que harías si supieras que no puede fallar.

Es mejor intentarlo y fracasar que no intentarlo en absoluto, pero la gran mayoría, cree que es
mejor no intentarlo y desear que hubiera salido bien, si lo hubiera intentado, a intentarlo y
fracasar.

La mayoría de las personas temen al fracaso, a meter la pata, pero lo cierto es que la única
manera de fracasar es no intentarlo.
Siempre y cuando intentes hacer algo, es imposible fracasar completamente porque, cuando
menos, habrás aprendido de la experiencia.

Demasiadas personas no llegan nunca a hacer dinero porque su miedo les impide correr
riesgos. Pero lo curioso es que la vida es un continuo riesgo.

Tu vida cambiará solo cuando realices ciertos cambios necesarios, y debes tener fe en tu
capacidad de ponerlos en práctica. Todos los cambios suponen un elemento de incertidumbre
y, por tanto, de riesgo, pero no puedes llegar a otro puerto a menos que abandones el lugar en
el que te encuentras ahora.

Uno de los mejores consejos que jamás puedes recibir es siempre: “Actúa como si fueras a
triunfar; actúa como si furas capaz de lograr tus metas; actúa como si lo que vas a hacer fuera
salir bien. Actúa como si no pudieras fracasar en tu empeño y como si nada pudiese impedir
que logres tu propósito en la vida.

10. EL PODER DE LA CARIDAD

Muy raras veces se logra abundancia de algo sin la ayuda de los demás o sin ayudar a otros.

Al ayudar a otros nos ayudamos a nosotros mismos.

Siempre que das algo se te devuelve con creces.

Uno de los últimos libros que he leído es Los diez secretos de la riqueza abundante, de Adam J.
Jackson. Lo he leído y me ha gustado el resumen de poderes que hace. Algunas de los temas
abordados ya los hemos comentado aquí en diferentes posts, pero ahí van esas diez claves
comentadas con detalle:

1. EL PODER DE LAS CREENCIAS SUBCONSCIENTES.

¿Qué es lo que determina tus respuestas ante la vida? ¿Qué es lo que hace que actúes de una
u otra manera? Sin duda, tus creencias. Tu programación mental que ejecuta sus
pensamientos y acciones. Así como un hombre es por dentro se expresa por fuera. Todo
cambio pasa por cambiar ese software. Si este tema no se soluciona, se puede trabajar muy
duro y seguir todo igual. Para tener éxito hay que trabajar el inconsciente, y para cambiar el
inconsciente lo primero de todo es tomar conciencia de que nuestras creencias no son innatas
sino aprendidas a través de lo que hemos visto, oído y vivido en los primeros años de nuestra
vida . Recuerda: nada es cierto ni falso salvo el significado que nosotros le damos. Toma
conciencia de aquellas creencias que te limitan, racionalízalas, observa lo absurdo de muchas
de ellas y toma la determinación de neutralizarlas.

2. EL PODER DEL DESEO ARDIENTE.

Debes ser fiel y leal a tu deseo. Tú y tu deseo sois uno sólo. Seguro que has escuchado este
dicho popular: «Sólo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena». No puedes pensar en
aquello que deseas de manera irregular o intermitente, porque eso es lanzar un mensaje al
universo de que no te importa mucho. Cuando uno desea algo de verdad —con toda su alma—
vive para ello y por ello, y está permanentemente pensando y visualizando aquello que quiere,
dando lugar a que la sincronicidad del universo funcione y aparezcan las personas y
circunstancias en el momento preciso. Otra cosa no da resultados sólidos. El deseo es una idea
mental sostenida en el tiempo y no puntual. Es un estado mental rebosante, no tímido ni
pusilánime. Es un deseo que te acompaña siempre. Emmet Fox decía: «Su principal tarea en la
vida es crear dentro de usted el equivalente mental de lo que quiere hacer realidad y disfrutar
en el mundo».

3. EL PODER DE LA SOLIDEZ DEL PROPÓSITO.

No se trata del cómo (hacer algo) sino del porqué (hacerlo). Lo primero va después de lo
segundo. Si no sabes por qué quieres lo que quieres, de poco te sirve que alguien te ponga en
bandeja el cómo hacerlo, en algún lugar del camino abandonarás. La gente no hace lo que
tiene que hacer porque no tiene un porqué suficientemente fuerte. Tienes que encontrar tus
razones (motivos) que vienen de tu interior. Las razones dan a las metas un propósito y el
propósito es lo que da sentido a tus acciones. Escribe y sé explícito acerca de los motivos que
te impulsan a desear lo que deseas. Los porqués son los que te dan fuerzas para hacer el cómo.
¿Por qué tanta gente fracasa a la hora de hacer dieta o ir al gimnasio y hacer los ejercicios? Se
les dice lo que tienen que hacer pero no lo hacen porque en su interior no hay razones
suficientes para hacerlo. Valentín Fuster era así de claro: «Lo mejor para dejar de fumar es un
infarto». A partir de ahí, las razones (porqués o motivos) están claras.

4. EL PODER DE UN PLAN DE ACCIÓN ORGANIZADO.

En el texto lo dice claro: «Organízate, organízate y organízate». No tener un plan de vida es


dejar que tu vida sea un accidente. La mayoría de la gente deja que su vida transcurra y sólo
unos pocos deciden lo que les ocurrirá. Un plan de acción organizado es el puente que conecta
sueños y realidad. Son los planos del arquitecto antes de edificar la casa. Recuerda las palabras
recogidas en Tu futuro es HOY (Alienta, 3ª edición), citando a Jim Rohn: «La mayoría de la
gente planifica sus vacaciones con mucho más cuidado que sus vidas. Quizá se debe a que
escapar es más fácil que cambiar». Tus objetivos no es aquello que quieres conseguir, tus
objetivos es aquello a lo que dedicas el tiempo cada día.

5. EL PODER DEL CONOCIMIENTO ESPECIALIZADO.

Éxito es aportar valor a los demás; éxito es hacer mejor o más fácil la vida de la gente. Y desde
luego, es difícil aportar cuando intentas tocar todas las piezas del piano al mismo tiempo. El
éxito pasa por ser un referente en algo, y para ser un referente en algo hay que ser especialista
en algo. No se puede tener el culo en dos sillas al mismo tiempo. El éxito pasa por identificar
cuáles son las necesidades (pain) de la gente y luego darles la solución (gain). Vender no es
vender, vender es solucionar problemas. Observa lo que le frustra a la gente y quítales el
dolor. Todo se resume en eso.

6. EL PODER DE LA PERSEVERANCIA.
El fracaso no es lo contrario al éxito; el fracaso forma parte del proceso del éxito. Mucha gente
—Los Beatles, Silverste Stallone, Abraham Lincoln, Edison, por señalar sólo algunos— tuvieron
que en soportar rechazos y fracasos antes de triunfar. La vida no es una línea recta nunca y el
camino siempre está salpicado de obstáculos. George Bernard Shaw decía: «Cuando era joven
observé que nueve de cada diez cosas que hacía eran un fracaso, pero como no quería ser
fracasado trabajé diez veces más». La perseverancia es, con frecuencia, el factor principal que
separa las personas exitosas de las no exitosas. No existe la gente fracasada, existe la gente
que se cansa a mitad de camino.

7. EL PODER DE LA REGULACIÓN DE GASTOS.

O controlas tu dinero o tu dinero te controla. Cualquier economía —personal, familiar o


empresarial— se basa en tener saneada la ecuación Ingresos menos Gastos. Todo en la vida —
salud, relaciones o dinero— es una cuestión de hábitos, y por tanto, el equilibrio financiero
depende de los hábitos financieros. Y hay hábitos buenos (virtudes) y hábitos malos (vicios).
Hay que tener mucho cuidado con la deuda, y sólo embarcarse en ella, cuando se pueda pagar.
Es fundamental el ahorro y la inversión, porque la riqueza es ser capaz de crear una fuente de
ingresos continua, igual que la de un río. Tener una vida financiera controlada afecta
(positivamente) al resto de áreas de la vida y viceversa. Muchos temas de sentido común (que
no práctica común) y que se olvidan, porque muchas decisiones que tomamos son
emocionales. Te recomiendo 10 hallazgos en psicología que explican por qué tomamos
decisiones equivocadas y el ejemplo de The Economist.

8. EL PODER DE LA INTEGRIDAD.

Recuerda el artículo Toda verdad ignorada prepara su venganza. Lo que se levanta sobre
materiales frágiles, antes o después, se viene abajo. ¿Recuerdas el cuento de los 3 cerditos?
Uno levantó su casa sobre paja, otro sobre madera y otro sobre ladrillo. El resto de la historia
es conocida. Wayne W. Dyer, uno de los personajes incluido en Aprendiendo de los mejores
(Alienta, 12ª edición) lo expresaba así: «Vive de tal manera que si alguien hablara mal de ti no
le creería». No se puede vivir de espaldas a la ética, antes o después, ajusta cuentas. En la vida
y en los negocios, hay un karma que restablece el equilibrio, sólo hace falta echar un vistazo a
los telediarios.

9. EL PODER DE LA FE.

La FE es certeza sin evidencia. Es esencial, porque la razón —gran embustera en muchas


cosas— nos hace ver cómo muchas cosas no son razonables. Si quieres lograr algo grande de
verdad, no puedes pensar en términos racionales ni ser razonable. Ningún logro grande y
visionario ha venido de la mano de alguien razonable. No existen ningún tipo de límites, pero
para la razón sí, los límites (mentales) de sus creencias. Por eso, cuando las cosas no marchen
como tu deseas y pienses que has explorado todas las posibilidades, no lo has hecho. Tu mente
es infinita pero tus dudas te limitan. Ensancha tu mente y expande tu realidad.

10. EL PODER DE LA CARIDAD.


La abundancia no se logra sin la ayuda de los demás. No es casual que Joe Vitale diga: «La
caridad es un elemento indispensable para la riqueza abundante». Porque el flujo dar y recibir
hay que estar alimentándolo continuamente, ya que de otro modo, como el agua estancada,
se pudre. Es una ley universal que conviene no olvidar. Recuerda las palabras de Eckhart Tolle:
«Cualquier cosa que creas que el mundo no te está dando es tal vez porque tú no se la estás
dando al mundo. La práctica es dar lo que quieres recibir. La abundancia siempre nace de ti».
Ya sabes: lo que das, te lo das; lo que no das, te lo quitas.