Вы находитесь на странице: 1из 3

NATURALEZA DEL DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO Y EL

ENTE NACIONAL O SUPRANACIONAL


Víctor Daniel Choque Ramírez

¿A qué no referimos cuando hablamos de la naturaleza del Derecho Internacional


Privado?
Generalmente es relativa a las causas de que exista una rama denominada así y que
tenga una razón para un tratamiento especial como disciplina.
Las causas de la existencia del Derecho Internacional Privado son dos; La variedad
legislativa y la naturaleza cosmopolita del ser humano1. Las legislaciones en cada Estado
son diferentes y el hombre, más ahora que nunca, es un ciudadano del mundo. Realiza
negociaciones a través de internet, viaja a otros países a concretar la entrega o la
compra, realiza pagos a través o por medios electrónicos, compra bienes en un tercer
país, estando en uno que no es el suyo, etc., etc.
¿Qué legislación debe aplicarse a una persona que, siendo boliviano, compra una casa
en el Perú, radicando en Colombia? Seguramente los teóricos dirán que la capacidad de
comprar será regida por la legislación boliviana, la forma del contrato, por la legislación
peruana y, la transferencia de la propiedad, por la legislación colombiana.
¿Es tan complicado el Derecho Internacional Privado? Quizá el litigio que pueda ocurrir
en la compra del bien en Colombia, se pueda resolver de forma sencilla si entendemos
la causa de éste. En el caso de que el problema sea la forma del contrato, deberíamos
aplicar la legislación peruana y no habría razón para someterla a una discusión en el
marco del Derecho Internacional Privado.
El problema surge cuando Colombia se disputa el derecho de resolver la forma del
contrato, o cuando una de las partes quiere resolverla aplicando la legislación
colombiana. Pero, ¿por qué querrían hacer esto si tienen conocimiento de que se ha
suscrito en el Perú? Los intereses comerciales pudieran estar en medio, pero antes de
especular, es allí donde encontramos la razón de ser del Derecho Internacional Privado.
En caso como el que describimos, ¿quién debería dirimir la competencia o la ley
aplicable a la forma del contrato? La lógica nos lleva a pensar en un ente distinto a las
partes, un tercero que haga de juez de paz y que resuelva el conflicto entre sujetos del
Derecho Internacional Público, suscitado del conflicto entre particulares.
Entonces, el Derecho Internacional Privado, solo puede surgir de un tratamiento en el
marco del Derecho Internacional Público, con sujetos del Derecho Internacional Público.
En palabras triviales, los problemas de los hijos, los resuelven los padres.
Bajo este enfoque, los Estados deberían ponerse de acuerdo para resolver los conflictos
entre sus ciudadanos, pero ¿qué ocurre cuando hay varios estados involucrados o
cuando el número de acuerdos se dispara al número de países en el mundo? La idea es

1
DUNKER BIGGS, Federico. Derecho internacional privado. Chile: Ed. Jurídica de Chile, 1967.
un acuerdo regional o quizá un acuerdo global. Entonces pensamos en un ente
supranacional que vele por la resolución de conflictos entre ciudadanos del mundo en
los que se comprometa un interés privado.
La idea de este ente supranacional, necesariamente requiere de una otorgación de
poderes que, de acuerdo con cada Estado, es potestad del pueblo y éste, solo se la
otorga a la nación o Estado conformado. ¿Por qué un pueblo debería delegar parte de
su soberanía a un ente supranacional?
En nuestro caso, es interesante hacer un análisis del momento en el que Bolivia se aparte
del Centro de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones, cuando fue demandada por
una transnacional italiana en el caso de la privatización de la Empresa Nacional de
Telecomunicaciones2.
Si cada estado decidiera que todos los contratos suscritos por sus ciudadanos,
obligatoriamente deben resolverse por la jurisdicción local, ¿estaríamos poniendo un
freno al Derecho Internacional Privado?
En el caso de nuestro país, en los contratos suscritos por el Estado, la cláusula de
resolución de controversias, está ligada a las normas del Estado boliviano. Es decir, de
surgir una controversia, un tribunal local es el que la resuelve. Enfoque que tal vez va en
contra del principio de equilibrio en la administración de justicia.
El pleno ejercicio de la soberanía, no es compatible con una armonización de leyes
internacionales para resolver conflictos de particulares entre Estados. Los Estados
deben ceder parte de su soberanía a un ente supranacional, si quieren que el conflicto
sea resuelto por éste.
Es quizá por este motivo que la armonización de las leyes no ha avanzado a nivel
mundial, sin querer desestimar el hecho de que pudiera ser una tarea titánica. Solo en
el marco regional, nuestro precedente inmediato es Código Bustamante de 1928, o
Código de Derecho Internacional Privado, pero como se sabe, México, Colombia,
Argentina, Uruguay y Paraguay no lo firmaron y, los demás países, lo firmaron con
grandes reservas3.
Creo que el futuro del Derecho Internacional Privado, está íntimamente ligado a la
creación de un ente supranacional que actúe de juez de paz, que resuelva el conflicto de
manera imparcial y que éste solo puede darse en el marco del Derecho Internacional
Público, es decir, entre sujetos del Derecho Internacional Privado.
El avance de la tecnología, nos está haciendo cambiar de perspectiva. Muchos de los
países están adecuando su normativa a los desafíos de un intercambio global de bienes
y servicios y no estaremos lejos, seguramente, de conciliar el arbitraje de un ente
supranacional.

2
LA RAZÓN, artículo “Bolivia se margina del CIADI”, 1 de marzo de 2008, suplemento Económico.
3
Wikipedia, Código de Derecho Internacional Privado, consultado el 17/03/2017
BIBLIOGRAFÍA
DUNKER BIGGS, Federico. Derecho internacional privado. Chile: Ed. Jurídica de Chile,
1967.
LA RAZÓN, artículo “Bolivia se margina del CIADI”, 1 de marzo de 2008, suplemento
Económico.
https://es.wikipedia.org/wiki/C%C3%B3digo_de_Derecho_Internacional_Privado, en
Wikipedia, Código de Derecho Internacional Privado, consultado el 17/03/2017