Вы находитесь на странице: 1из 9

1

Vamos a iniciar el estudio del Tema 2: La asimetría informativa, el cual pertenece a la


Parte A: Marco General, del Módulo 2: Derechos del Consumidor y Relación
proveedor consumidor.

2
El Artículo IV del Código señala que la asimetría informativa es la: “Característica de la
transacción comercial por la cual, uno de los agentes, el proveedor, suele tener mayor
y mejor información sobre los productos y servicios que ofrece en el mercado a los
consumidores ”.

3
El consumidor a pesar de ser quien mejor sabe qué le interesa, no necesariamente
dispone de la información necesaria, que le permita adoptar las decisiones de
consumo más adecuadas, ello debido a la diferencia de información que existe entre
proveedores y consumidores.

Los proveedores por la experiencia en el mercado, suelen contar con mayor


información sobre los productos y servicios que expenden en el mercado, pudiendo
traer como consecuencia, que las prácticas de consumo, puedan distorsionar el
mercado.

El derecho del consumidor, trata de conseguir una función de “re-equilibrio” de una


relación que se entiende naturalmente desequilibrada con relación a los proveedores.

4
El CPDC asume que los destinatarios finales que utilizan o disfrutan bienes y servicios
adquiridos, se encuentran en una situación de asimetría informativa, toda vez que se
encuentran actuando en un ámbito ajeno a su actividad empresarial o profesional.

Con excepción de los microempresarios que deberán evidenciar una situación de


asimetría informativa frente al proveedor, respecto de aquellos productos o servicios,
que no formen parte del giro propio del negocio.

5
Ahora revisemos el Caso 1226-2012/SC2-INDECOPI vinculado al tema que estamos
desarrollando de Asimetría Informativa.

En dicho caso, una consumidora denuncio al Banco Financiero del Perú S.A., porque
omitió contratar el seguro de desgravamen, correspondiente al crédito por S/. 45
000,00 que le fue otorgado, para la adquisición de mercadería para su
establecimiento comercial. La consumidora precisó que se dedicaba a la ventas al por
menor de artículos de decoración, acreditando que era una microempresaria.

En primera instancia, la Comisión de Protección al Consumidor declaró improcedente


la denuncia, señalando que la consumidora, no calificaba como tal en los términos
del Código, porque el servicio materia de denuncia fue contratado en un ámbito
empresarial, por lo que la consumidora no se encontraría en una situación de
asimetría informativa.

6
En segunda instancia, la Sala revocó la referida resolución, declarándola procedente y
señalando que la denunciante califica como consumidora protegida en los términos
del CPDC. Fundamentó su decisión, en que el servicio brindado por el Banco
“constituye un servicio financiero que, a criterio de esta Sala, contiene información a
procesar con un alto nivel de complejidad, lo cual impide que la denunciante haya
desarrollado un equilibrio informativo respecto del Banco”. De este modo, concluye
que el Banco siempre se encontrará en mejor posición informativa respecto de los
microempresarios que contratan el servicio de crédito para capital de trabajo.

7
8
9