You are on page 1of 1

ORACIÓN A SAN JOSÉ ORACIÓN A SAN JOSÉ

A ti recurrimos oh José santo, A ti recurrimos oh José santo,


agobiados por el peso de la tribulación y llenos agobiados por el peso de la tribulación y llenos
de confianza invocamos tu patrocinio, después de confianza invocamos tu patrocinio, después
de haber implorado el de tu santísima esposa. de haber implorado el de tu santísima esposa.
Te suplicamos por el lazo sagrado de caridad Te suplicamos por el lazo sagrado de caridad
que te una a la inmaculada Madre de Dios, y que te una a la inmaculada Madre de Dios, y
por el amor paternal que tuviste al niño Jesús, por el amor paternal que tuviste al niño Jesús,
que veas con ojos propicios la preciosa que veas con ojos propicios la preciosa
herencia que Jesucristo conquisto con su herencia que Jesucristo conquisto con su
sangre y que proveas a nuestras necesidades sangre y que proveas a nuestras necesidades
con tu ayuda y poder. Protege oh guardián con tu ayuda y poder. Protege oh guardián
provisor de la sagrada familia a la raza provisor de la sagrada familia a la raza
escogida de Jesucristo, aparta de nosotros oh escogida de Jesucristo, aparta de nosotros oh
padre muy amante la peste de errores y vicios padre muy amante la peste de errores y vicios
que infestan al mundo, asístenos con tu bondad que infestan al mundo, asístenos con tu bondad
desde lo alto del cielo poderosísimos protector desde lo alto del cielo poderosísimos protector
nuestro, en la lucha contra el poder de las nuestro, en la lucha contra el poder de las
tinieblas, y como en otro tiempo salvaste de la tinieblas, y como en otro tiempo salvaste de la
muerte la vida amenazada del niño Jesús, así muerte la vida amenazada del niño Jesús, así
defienda ahora la Santa Iglesia de Dios de las defienda ahora la Santa Iglesia de Dios de las
asechanzas de sus enemigos y de toda asechanzas de sus enemigos y de toda
adversidad, extiende sobre cada uno de adversidad, extiende sobre cada uno de
nosotros tu patrocinio, a fin de que, a ejemplo nosotros tu patrocinio, a fin de que, a ejemplo
tuyo y ayudados por tu socorro, podamos tuyo y ayudados por tu socorro, podamos
virtuosamente vivir, piadosamente morir, y virtuosamente vivir, piadosamente morir, y
obtener en el cielo la bienaventuranza. Amen obtener en el cielo la bienaventuranza. Amen

ORACIÓN A SAN JOSÉ ORACIÓN A SAN JOSÉ


A ti recurrimos oh José santo, A ti recurrimos oh José santo,
agobiados por el peso de la tribulación y llenos agobiados por el peso de la tribulación y llenos
de confianza invocamos tu patrocinio, después de confianza invocamos tu patrocinio, después
de haber implorado el de tu santísima esposa. de haber implorado el de tu santísima esposa.
Te suplicamos por el lazo sagrado de caridad Te suplicamos por el lazo sagrado de caridad
que te una a la inmaculada Madre de Dios, y que te una a la inmaculada Madre de Dios, y
por el amor paternal que tuviste al niño Jesús, por el amor paternal que tuviste al niño Jesús,
que veas con ojos propicios la preciosa que veas con ojos propicios la preciosa
herencia que Jesucristo conquisto con su herencia que Jesucristo conquisto con su
sangre y que proveas a nuestras necesidades sangre y que proveas a nuestras necesidades
con tu ayuda y poder. Protege oh guardián con tu ayuda y poder. Protege oh guardián
provisor de la sagrada familia a la raza provisor de la sagrada familia a la raza
escogida de Jesucristo, aparta de nosotros oh escogida de Jesucristo, aparta de nosotros oh
padre muy amante la peste de errores y vicios padre muy amante la peste de errores y vicios
que infestan al mundo, asístenos con tu bondad que infestan al mundo, asístenos con tu bondad
desde lo alto del cielo poderosísimos protector desde lo alto del cielo poderosísimos protector
nuestro, en la lucha contra el poder de las nuestro, en la lucha contra el poder de las
tinieblas, y como en otro tiempo salvaste de la tinieblas, y como en otro tiempo salvaste de la
muerte la vida amenazada del niño Jesús, así muerte la vida amenazada del niño Jesús, así
defienda ahora la Santa Iglesia de Dios de las defienda ahora la Santa Iglesia de Dios de las
asechanzas de sus enemigos y de toda asechanzas de sus enemigos y de toda
adversidad, extiende sobre cada uno de adversidad, extiende sobre cada uno de
nosotros tu patrocinio, a fin de que, a ejemplo nosotros tu patrocinio, a fin de que, a ejemplo
tuyo y ayudados por tu socorro, podamos tuyo y ayudados por tu socorro, podamos
virtuosamente vivir, piadosamente morir, y virtuosamente vivir, piadosamente morir, y
obtener en el cielo la bienaventuranza. Amen obtener en el cielo la bienaventuranza. Amen