Вы находитесь на странице: 1из 8

Cambios físicos

El inicio de la adolescencia ocurre con los cambios físicos que se dan en el cuerpo,
relacionados con el crecimiento y con la preparación de los órganos para la reproducción.
Sin embargo, durante la adolescencia no solo se experimentan cambios biológicos, sino
también cambios psicológicos y sociales. Todos estos cambios y la forma en cómo se vivan
determinan la imagen que vas construyendo de ti misma/o.
Ahora vamos a explicar más detalladamente en qué consisten estos cambios:

La responsable de los cambios que tiene tu cuerpo en la adolescencia es una glándula


que se encuentra en el cerebro, llamada hipófisis. La hipófisis produce y libera unas
sustancias denominadas hormonas, que circulan por la sangre y llegan a distintas partes
del cuerpo. Estas hormonas actúan sobre los testículos de los varones o los ovarios de las
mujeres, para estimular la producción de las hormonas sexuales masculinas.

En los hombres, la influencia de las hormonas sexuales provoca cambios en su cuerpo y


en sus genitales, así como la producción de los espermatozoides (células sexuales
masculinas) en los testículos. Los estrógenos y progesterona provocan en las mujeres
cambios en el cuerpo, la maduración y liberación de los óvulos (células sexuales
femeninas), y la menstruación.

Estos cambios aparecen y se acentúan durante los primeros años de la adolescencia, en


las mujeres generalmente entre los 10 y los 12 años, y en los varones entre los 12 y
los 14 años. Esto no quiere decir que en las edades posteriores el cuerpo no siga viviendo
modificaciones, sino que es en estos períodos cuando los cambios son más evidentes e
intensos. Además, como mencionábamos anteriormente, los procesos de la adolescencia
no se viven de manera igual por todas las personas, así que es normal y posible que
algunos(as) adolescentes experimenten estos cambios más temprana o tardíamente que el
resto de sus amigos y amigas.

Principales cambios en Hombres

 Aumentas de estatura
 Se ensancha tu espalda y hombros
 Disminuye la grasa en tu cuerpo
 Te salen espinillas (por el desarrollo de las glándulas sebáceas)
 El olor de tu sudor es más fuerte (por el desarrollo de las glándulas sudoríparas)
 Tu voz es más ronca
 Te crecen los pechos (aunque casi no te das cuenta)
 Te sale y crece vello en axilas, cara (bigote y barba), pecho, piernas, brazos y pubis.
 La piel de los pezones y genitales se te vuelve más oscura
 Te crecen los testículos, próstata y pene
 Primera eyaculación
Principales cambios en Mujeres

 Aumentás de estatura
 Se ensanchan tus caderas
 Se acumula grasa en tus caderas y muslos
 Se notan más tus curvas y la forma de la cintura
 Te salen espinillas (por el desarrollo de las glándulas sebáceas)
 El olor de tu sudor es más fuerte (por el desarrollo de las glándulas sudoríparas)
 Tu voz es más fina
 Te crecen los senos
 Te sale y crece vello en las axilas y en el pubis
 La piel de los pezones y genitales se te vuelve más oscura
 Te crecen los labios mayores y menores, clítoris, vagina y útero
 Te viene la menstruación

Qué es la sexualidad en la adolescencia?


La sexualidad en la adolescencia es aquella en la que el joven se desarrolla física y
mentalmente, adquiriendo los caracteres sexuales secundarios (los que no tienen que ver con
el órgano reproductor, como la nuez en los hombres o el ensanchamiento de las caderas en las
mujeres) y desarrollando el pensamiento maduro; pero también despierta un comportamiento
sexual, se transforma en un ser sexual.
La sexualidad no sólo tiene que ver con el acto de reproducirse, sino que representa la
generación de deseos, sentimientos, fantasías y emociones, es decir, el desarrollo de una
identidad sexual, que se puede definir como aquella parte de la identidad del individuo que le
permite reconocerse y actuar como un ser sexual.

Etapas del desarrollo de la sexualidad


Al igual que el desarrollo físico y mental, la sexualidad se forma gradualmente y necesita pasar
por una serie de etapas antes de completarse. Los cambios que se producen en la
sexualidad pueden enmarcarse dentro de las etapas de la adolescencia y la pubertad, ya
que las transformaciones físicas y mentales condicionan sobremanera el desarrollo de la
sexualidad y de la identidad sexual:
 Adolescencia temprana (11-13 años): Durante esta etapa, que se caracteriza por la velocidad
de los cambios físicos en el adolescente, el joven se encuentra aún lejos del deseo sexual adulto,
por lo que se presenta como una fase de autoexploración (a menudo a través de la
masturbación), debido a los nuevos cambios físicos y psíquicos que experimenta (como la
aparición de los primeros impulsos sexuales y de la espermarquia o primera eyaculación), y
también de exploración del contacto con el otro sexo.

 Adolescencia media (14-17 años): El adolescente ya está casi completamente desarrollado, sus
órganos sexuales están listos para la reproducción y el deseo sexual se incrementa. En esta
fase se desarrolla una sensación de invulnerabilidad y fortaleza que inducen al joven a
comportarse de una forma narcisista. Se empieza a buscar el contacto habitual con el otro
sexo y pueden llegar las primeras relaciones sexuales. El adolescente no sólo responde a sus
impulsos sexuales, sino también a su narcisismo, es decir, pone a prueba la propia capacidad
de atraer al otro. También se considera que durante esta etapa se produce el auge de las
fantasías románticas.Las relaciones sociales fuera del entorno familiar, especialmente con
amigos, empiezan a tener preponderancia, por lo que el adolescente contrapone los valores
y la educación sexual recibida de sus padres con la de sus amigos (en muchas ocasiones
llenas de mitos derivados de la poca o nula experiencia sexual), lo que puede acarrear riesgos,
si a esto se suma que el adolescente aún no ha desarrollado del todo el pensamiento abstracto
y en algunas ocasiones le cuesta pensar en las consecuencias de sus actos. Además, al no
haber desarrollado por completo el pensamiento adulto, el adolescente utiliza los sentidos para
expresar sus emociones.

 Adolescencia tardía (17-21 años): El adolescente se ha desarrollado por completo, física y


psíquicamente. La capacidad de pensar en abstracto y de ser consciente de las consecuencias
futuras de los actos hace que el joven pueda mantener relaciones sexuales maduras y
seguras. El deseo ya no sólo responde a un estímulo o pulsión sexual, sino que el adolescente,
ya adulto, comienza a buscar otros valores en sus relaciones sociales, como la confianza
o la reciprocidad.

PERSONALIDAD EN LA ADOLESCENCIA, PSICOLOGOS LIMA


¿Qué se entiende por personalidad?
Personalidad en la Adolescencia, Se entiende un conjunto de sistemas comportamentales,
estrechamente relacionados entre si, y que principalmente se definen por el hecho de que
individuos distintos reaccionan y se comportan de manera diferente. Se usa el concepto de
personalidad para referir a ciertas clases de conductas relativas al autoconocimiento, al
reconocimiento interpersonal en la presentación de la propia identidad en las relaciones
sociales.. .
La formación de la personalidad en la adolescencia.
Desde el punto de vista psicológico la adolescencia puede ser descrita como un periodo de
transición de la infancia a la adultez. Puede ser caracterizada como un periodo preparatorio
para la edad adulta. Es un momento de iniciación, es un momento de recapitulación de la
pasada infancia, de toda la experiencia acumulada y puesta en orden.
La adolescencia es un momento clave y critico en la formación de la identidad. Hay etapas
que contribuyen a la diferenciación de la personalidad y a la génesis de la identidad. Es en
la adolescencia cuando el individuo alcanza ese punto de sazón que permite vivir en
sociedad y relacionarse con los demás como persona psicosocialmente sana o madura.
Existe una cierta imagen tópica de la adolescencia como edad turbulenta, de ebullición y
estallido de fuerzas, surgidas de repente. El adolescente aparece como un ser
patéticamente susceptible y vulnerable, dominado por muy fuertes sentimientos, dentro de
los cuales no se gobierna bien y no acierta a orientarse.
En nuestra cultura la adolescencia se extiende a lo largo de un periodo en que el individuo,
aunque biológicamente ya maduro para la actividad sexual plena y para el trabajo, es
considerado socialmente inmaduro. La relimitación sociocultural es imprecisa. Mientras la
pubertad puede ser fechada en una cronología inequívoca, la adolescencia carece de
límites cronológicos claros. La duración puede ser tan larga como un decenio.
Los problemas de personalidad
En adolescentes menores de 18 años se habla de problemas de conducta:
1. Trastorno disocial limitado al contexto familiar.
2. Trastorno disocial en niños no socializados.
3. Trastorno disocial en niños socializados.
4. Trastorno disocial desafiante
5. Otros trastornos disociales.
6. Trastorno disocial sin especificación..
Los trastornos de personalidad
 Personalidad paranoide
 Personalidad esquizoide
 Personalidad esquizotípica
 Personalidad histriónica
 Personalidad narcisista
 Personalidad antisocial
 Personalidad límite
 Personalidad evitadota
 Personalidad dependiente

La formación de la personalidad en la adolescencia.


Las consultas de personalidad se dan con frecuencia en personas que tienen dificultades
para manejar sus impulsos y temperamento, la cual rebasa el intento de autocontrol y apoyo
familiar, y requieren intervención prioritaria.

Las emociones en los adolescentes

Todos, en algún momento de nuestras vidas, hemos tenido que tomar una decisión
importante. Desafortunadamente muchas de esas decisiones, las tomamos en base a la
emoción que experimentamos en ese momento. Posteriormente nos damos cuenta de que
muchas de ellas no resultan ser acertadas.

Pero, ¿qué pasa cuando esas decisiones las tomamos en un momento en que nuestro
cuerpo esta pasando por cambios hormonales? ¿Cuando las figuras de autoridad con las
que convivimos todos los días nos retan, y ponen en entredicho nuestras ideas? ¿Cuando
somos dependientes de otros ¿Cuando nuestros amigos y nuestra imagen son lo más
importante para nosotros? ¿Cuando la preparación académica es a veces a fuerza porque
así lo dictan la sociedad y nuestros padres?

¿Alguno de nosotros se planteó esto recientemente? Pues esto, y muchas cosas más, lo
viven nuestros amados adolescentes cada día. Es cierto que alguna vez nosotros lo
experimentamos, pero fue hace muchos años. Algunas experiencias no fueron agradables,
otras no fueron tan malas, pero nuestros hijos adolescentes lo viven todos los días. Nuestro
mundo es cada día mas complejo y pasar por la adolescencia en estos tiempos es más
difícil que cuando nosotros pasamos por esa etapa.

Hay un término que se utiliza mucho últimamente, la inteligencia emocional. Esta es la


capacidad de manejar inteligentemente las emociones. Es no dejarnos dominar por ellas, y
controlarlas adecuadamente. Es la forma en como podemos alejarnos de estados
emocionales negativos. La toma de decisiones se basa importantemente en las emociones
que tenemos en determinado momento. El nivel emocional tiene una gran influencia sobre
nuestros pensamientos y comportamiento. El éxito o el fracaso de muchas cosas y
situaciones en nuestra vida, dependerá del desarrollo de nuestra inteligencia emocional.

Las emociones auto reguladas nos ayudan a tener una vida más tranquila, equilibrada, y
con mejores relaciones con las personas que nos rodean.

¿Cómo podemos ayudar a nuestros hijos adolescentes a conocer sus emociones?


1) Autoconocimiento emocional.– Aquí es donde les podemos ayudar a descubrir como
las emociones afectan su estado de ánimo. Es el reconocimiento de la emoción, es sentir y
darse cuenta de lo que les está ocurriendo en ese momento. Deben hacer conciencia de lo
que sienten y deben verbalizarlo.
2) Autocontrol emocional.– Debemos ayudarlos a conocer sus emociones y a no dejarse
dominar por ellas. Deben darse cuenta de lo que la emoción puede hacer en nuestra mente
y cuerpo. Deben aprender a dominar la emoción y no dejarse llevar por ella, o crear
pensamientos inadecuados.
3) Automotivación.– Esto es que la emoción los dirija de manera positiva hacia donde
deben dirigirse, evitando lo negativo. ¿Qué es lo que si quieren? (metas), y evitar lo que no
quieren para su vida (obstáculos).
4) Empatía.– Ayudarlos a reconocer e interpretar las emociones en otros. De esta manera
aprenden a y ser sensibles respecto a lo que les ocurre a los demás, y les enseña a ponerse
en el lugar de ellos.
5) Desarrollar habilidades sociales.– Se debe ayudar a desarrollar las habilidades de
comunicación, tolerancia, capacidad de observación, contacto visual, etc.
¿Cómo podemos desarrollar la comunicación con nuestros adolescentes?
Primero: debemos respetar el derecho de expresión de nuestros hijos adolescentes tanto
en el área verbal, de pensamiento, y estilo de comunicación. También debemos fomentar
en ellos el hablar en primera persona, yo pienso, yo creo, yo necesito.
Segundo: debemos hacer preguntas abiertas que nos ayuden a darnos cuenta de como se
sienten en ese momento.
Tercero: debemos respetar sus pensamientos e ideas, pues están en formación de su
criterio personal. Si violamos esto, se sentirán juzgados, y entonces romperemos la
comunicación.
Cuarto: debemos buscar el momento adecuado para hablar con nuestro hijo adolescente,
de esa manera podemos controlar el entorno, y todo fluirá de manera adecuada.
¿Qué podemos hacer cuando una emoción sobrepasa una acción?
Lo primero que tenemos que hacer es ayudar a nuestros hijo adolescente a reconocer que
está siendo dominado por una emoción que causa una reacción inadecuada y en cadena.
Esto es un estado emocional inconveniente para tomar decisiones inteligentes y que
pueden repercutir en errores de los cuales se puede arrepentir mas tarde.

En segundo término, debemos reconocer la emoción y debemos aprender a manejarla. El


adolescente debe darse cuenta que esta siendo sobrepasado. Puede ser de gran ayuda el
intentar una técnica de relajación, controlar la respiración, tomarse un momento para sí
mismo aislado de las personas, caminar, hacer yoga etc. Es decir lo que el momento y las
circunstancias le permitan hacer para poder calmarse. Hay que tener la capacidad de tomar
una decisión adecuada.

Un tercer paso sería el realizar una acción concreta, haciendo algo al respecto. El no hacer
nada, también implica tomar una decisión de todas maneras. Debemos fomentar la razón
en la toma de decisiones.

La inteligencia emocional nos ayuda a auto regularnos en las diferentes situaciones de


nuestra vidas.

En resumen hay tres principios básicos:

PENSAMIENTO-SENTIMIENTO-ACCIÓN .
Si controlamos el pensamiento, controlamos el sentimiento. De esta manera será más fácil
que la acción sea adecuada en el momento adecuado. Fomentemos eso en nosotros
mismos y nuestros hijos aprenderán con nuestros ejemplo.

DESARROLLO SOCIAL EN LA ADOLESCENCIA


La conquista de una función satisfactoria dentro de un grupo de compañeros es una de las
tareas a realizar por el niño en el período de desarrollo de la infancia a la adolescencia. Un
fracaso en este sentido provoca un problema de gravedad para el adolescente. Los trabajos
de investigación que no es menester mencionar han puesto de manifiesto ciertos hechos
relacionados con los contactos del niño y de sus compañeros:
Todo niño ansia su aceptación por parte de sus amigos.
La importancia de esta aceptación va en aumento a lo largo de toda la adolescencia.
Los pre adolescentes y los adolescentes tienden a imitar a sus compañeros u a otros
ligeramente mayores que ellos en algunos casos.
Un buen equilibrio en las relaciones con los amigos durante la pre adolescencia forman
buenas relaciones en la adolescencia y post adolescencia.
Los inicios de la adolescencia se caracterizan por la formación de grupos de compinches o
pares, los cuales desempeñan un importante papel en la satisfacción de ciertas exigencias
de los adolescentes.
Los problemas de la aceptación social, de la conquista de amigos y de su simpatía. Son
una realidad auténtica que preocupa a todos los adolescentes. Al ver que sus padres no
llegan a comprenderlos o no los aprecian haciéndolos objetos de sus censuras en todas
sus actividades, y al no sentirse protegidos y seguros de que sus profesores habrán de
prestarles la ayuda necesaria en un momento de apuro, se dirigen hacia sus compañeros
en busca de ayuda y simpatía.
La madurez de los impulsos sexuales durante ese tiempo se ven seguidas por un cambio
de idea entre los miembros del sexo opuesto.
De ahora en adelante, el muchacho ya no mirará a la chica como algo que le es indiferente,
sino como una persona cuya simpatía hay que interesarle como sea. Este cambio de actitud
es natural debido a la maduración de los impulsos y deseos sexuales.
Uno de los problemas más importantes del desarrollo adolescente es su total identificación
con la función masculina o femenina.
Característica de su sexo; identificación consigo mismo ya que se inició en la infancia, al
ser objeto de una simple distinción de trato por parte de padres y amigos. Es necesario
que el adolescente se acostumbre a su función sexual que es característica si aspira a una
aceptación de los miembros del sexo contrario. Al nacer, el niño no tiene conocimiento de
su sexo. Sin embargo se da cuenta de que los niños reciben un trato distinto del de las
niñas; va familiarizándose con los órganos sexuales de su cuerpo. Llegando a identificarse
con ellos; se acostumbra a las reacciones de los demás respecto a lo masculino y femenino;
y si sus relaciones sociales y su vida sexual se han formado con normalidad, aceptará su
propio sexo y el sexo contrario como la cosa más natural del mundo. Las trabas de unas
relaciones heterosexuales correctas constituyen una parte muy importante para la madurez
social y sexual del adolescente.
Quienes se hallan en contacto con el mundo de los adolescentes no han de juzgarlos por
su voz, su presencia o sus extravagancias, sino hay que tratar ante todo de orientarlos o
corregirlos hacia la conquista de su función sexual.
Se le debe impulsar en ellos el deseo de presentarse llenos de atractivo ante los ojos de
los demás del sexo contrario, de participar en actividades heterosexuales y convencerles
de que toda desviación de los intereses heterosexuales merece por parte de la sociedad el
calificativo de anormal.
“En un mundo tan diferencialista y superficial como este es muy importante de mucha
realidad, o que se acaba de decir sobre la identificación y sobre todo expresión y
demostración a los demás sobre tu sexo. Sin duda alguna, la sociedad mediante sus
inservibles prejuicios hace que la calificación de anormal a los que no reconocen su sexo
sea válida.
Pero esta validez significa también estancamientos, estancamiento mental de la sociedad,
no sería nada malo llevarnos más por los sentimientos que son más puros que los
pensamientos y ser un poco más humanos.

Entiendo que este sentimiento sea anormal pero esta anormalidad, no significa maldad, al
contrario simplemente es una forma diferente de AMAR esa palabra que tanto falta en
nuestros corazones entonces pues tomemos conciencia o en todo caso preferimos de que
sean así, sean muy hombrecitos o mujercitas pero a la vez narcotraficantes o personas de
mal vivir depende de nosotros y sobretodo de ustedes padres.”

Оценить