Вы находитесь на странице: 1из 3

UNIVERSIDAD TÉCNICA PARTICULAR DE LOJA

MAESTRIA EN GERENCIA EN SALUD PARA EL DESARROLLO LOCAL

EXAMEN COMPLEXIVO

Fausto Dután Torres

FORO 2

IMPACTO DEL MANEJO DE DESECHOS HOSPITALARIOS EN EL AMBIENTE

Introducción

Se considera como medio ambiente al entorno o suma de todo aquello que rodea, afecta
y condiciona especialmente la vida de las personas o la sociedad como un todo
(Méndez, 2012). El creciente interés sobre el estudio del medio ambiente se ha originado
actualmente por la preocupación por el aumento del deterioro ambiental ocasionado por
la acción del hombre, que generalmente se expresa en palabras como daño,
contaminación o degradación (Ordóñez, 2016).

Los daños se producen en todas las actividades del hombre, no es la excepción el


causado por el sector salud, debido en su alto consumo de agua, energía y a la
generación de residuos tanto biológicos como de material y equipo médico (Rodríguez,
García, & García, 2016).

Desarrollo

Las actividades relacionadas con la atención médica, generan desechos que se


caracterizan por su potencial peligrosidad para el ambiente social y natural, que está en
directa relación con las prácticas de manejo; no es posible evitarlos por lo que se vuelve
imperioso evadir la posibilidad de perjuicios a personas y recursos. (Domínguez, Flores,
& Benalcázar, 2017).

Resulta contradictorio que los centros hospitalarios, cuyo propósito es preservar y


restablecer la salud, en su actividad cotidiana producen una gran cantidad de desechos,
vierten aguas residuales, emiten gases contaminantes a la atmósfera y consumen
recursos naturales, sin tener en cuenta los efectos negativos que producen sobre el
ambiente (Méndez, 2012).

El manejo y la disposición final de los desechos hospitalarios ha sido objeto de atención


en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha analizado
exhaustivamente sobre esta temática y ha difundido recomendaciones específicas.
Frente a la postura de la OMS y de diversas agencias que promueven un tratamiento
agresivo de los residuos biológicos, existen criterios divergentes. Muchos creen que este
tipo de residuos pueden ser tratados como desechos comunes, sin embargo, existen
casos específicos como los elementos radioactivos, los agentes citotóxicos, y otros de
connotaciones especiales como los restos humanos que necesitan tratamientos
especiales (Méndez, 2012).

Las etapas que constituyen el manejo de residuos sólidos son: generación,


almacenamiento, recolección, transporte, transferencia, tratamiento y disposición final.
En todas las etapas deben existir procedimientos sistematizados que garanticen un
adecuado proceso de su gestión y manejo. Las consecuencias sobre la falta de
tratamiento de estos residuos dan lugar a una serie de impactos negativos sobre la
calidad de vida humana y el ambiente, como la transmisión de enfermedades
intrahospitalarias, y el aumento en el número de días de hospitalización, costos de
tratamiento y mortalidad intrahospitalaria. Las consecuencias de estos impactos no sólo
afectan la salud humana sino también a la atmósfera, el suelo y las aguas superficiales
y subterráneas (Domínguez, Flores, & Benalcázar, 2017).

Los establecimientos de salud producen desechos sólidos en volúmenes variables. La


cantidad depende de varios factores como nivel de complejidad de la unidad,
especialidades existentes, tecnología empleada, número de pacientes y uso de material
desechable. Los servicios de laboratorio, cirugía y cuidados intensivos son los que más
desechos peligrosos producen. Se debe intentar reducir la generación de desechos y
esto se consigue especialmente mediante el reuso y el reciclaje. Uno de los indicadores
para medir la gestión de residuos es el cálculo de la cantidad por kg/ consultorio/ día,
también, un dato importante es que la producción de desechos hospitalarios se estima
entre 2.3 y 4.5 kg/ cama ocupada/día, esto permitirá evaluar las capacitaciones y el éxito
de los programas de gestión de desechos hospitalarios (Zábala, 1998).
El fin del tratamiento de desechos es la inactivación de la carga contaminante bacteriana
y/o viral en la fuente generadora y podrá realizarse a través de la Esterilización
(autoclave): o Desinfección química: (Ministerio de Salud Pública, 1997)

Conclusión:

El manejo de residuos hospitalarios es una prioridad ambiental ya que la ineficiencia de


su tratamiento genera daños potenciales no sólo en el ambiente, sino en la salud de las
personas que están en contacto directo con la misma. Son grandes los esfuerzos de las
organizaciones internacionales por mitigar estos males, ya que aseguran que a largo
plazo las consecuencias pueden ser irreversibles. Por tanto, dentro del ámbito
hospitalario un gerente líder deberá tener pleno conocimiento para realizar una eficaz
gestión ambiental y así cumplir con los objetivos institucionales de brindar una atención
de calidad y ambiente sano a la población.

Referencias bibliografías:

1. Domínguez, B., Flores, C., & Benalcázar, J. (2017). El manejo de los desechos
hospitalarios y los riesgos laborales – ambientales. Polo del conocimiento , 4(2),
3-17. Obtenido de file:///C:/Users/Andy/Downloads/42-177-1-PB.pdf
2. Méndez, J. (08 de 2012). Los desechos sanitarios: su impacto en el medio
ambiente. Obtenido de http://www.cbioetica.org/revista/122/122-0408.pdf
3. Ministerio de Salud Pública. (1997). Reglamento de manejo de desechos sólidos.
Obtenido de Registro Oficial No. 106. Enero, 1997.:
http://www.fundacioncriterium.com/Documentos/biblioteca/reglamentomanejode
sechossoslidosestablecimientos.pdf
4. Ordóñez, R. (2016). Gestión ambiental para el desarrollo sostenible. Loja,
Ecuador: Ediloja.
5. Rodríguez, J., García, C., & García, M. (2016). Gestión ambiental en hospitales
públicos: aspectos del manejo ambiental en Colombia. Rev. Fac. Med, 64(4),
621-4. Obtenido de http://www.scielo.org.co/pdf/rfmun/v64n4/0120-0011-rfmun-
64-04-00621.pdf
6. Zábala, M. (1998). Manual para el Manejo de Desechos en Establecimientos de
Salud. Obtenido de
http://www.bvsde.paho.org/bvsair/e/repindex/repi62/guiamane/manuma.html