Вы находитесь на странице: 1из 2

LAS CRÓNICAS DE SHANNARA

Resumen:

Todo comienza cuando Ellcrys, un mítico árbol elfo enferma. Este árbol fue la única pieza mágica
que los protegía tanto a ellos como a las 4 tierras de los demonios. Amberle es la única que
puede salvarlos con la ayuda de Will buscando la magia perdida.

Análisis:

Esta escena está caracterizada por un ritmo muy rápido del montaje ya que se trata de una
carrera que se puede decir que es a muerte literalemente. La banda sonora comienza
acompañando a los movimientos de los personajes que presentan la carrera y es una especie de
mickymousing. La percusión junto con el efecto de borrosidad de la cámara nos da la sensación
de ser una carrera sobrenatural y así es, ya que son elfos.

La escena comienza con un amplio movimiento de cámara con grúa que nos muestra a los
corredores deteniéndose específicamente en la protagonista, la única chica siendo un primer
plano en el que emotivamente nos acercamos a ella y aún más cuando en el siguiente plano
también aparece un chico que no augura nada bueno. Continúa un plano general que nos sitúa
en el bosque y nos enseña el número de participantes, y que tiene cierta simetría, los colores son
fríos pero destaca el fuego detrás del dragón. En el siguiente plano, es subjetivo y junto con el
sonido que sale nos da una sensácion de ser como un fantasma, que nos acercamos a ellos a
correr pero como si fuese en 3ª persona y la cámara se acerca con cámara en mano por la
inestabilidad y los colores azules de los chicos que la rodean también aportan sensación de
simetría, de cierta estabilidad y de seguridad a pesar de que puede parecer lo contrario.

Vuelve un primer plano de ella y luego otro del chico de al lado que mira hacia ella, son una serie
de planos contra planos del cuerno de salida y del primer chico que apareció que se mueve más
rápido de lo normal y la transición es de plano y plano son barridos.

Los siguientes planos son muy rápidos por lo que acontece y es que ella acae, la música se
estremece con ella y tras el plano detalle de los pies se ve como cae en un plano gusano. El
cuerno sigue sonando, es un plano en profundidad viéndose detrás aún a chicos saliendo a
correr y viéndolos ya con nitidez en el siguiente plano colectivo lleno de colores y que contrasta
con el siguiente gran plano general del bosque visto desde arriba y situándonos aún más,
identificando el largo de la carrera y con movimientos de cámara en dron que empieza muy lento
y que se centra en el árbol de la vida de los elfos. Es un simbolismo de que a pesar de las
turbulencias “humanas” la naturaleza siempre estará por encima, majestuosa y en paz. La música
es también idílica hasta que un sting chord suena y aparecen una serie de fotogramas y planos
detalle muy rápidos que son un mensaje del árbol a la protagonista y que la hacen reponerse para
continuar la carrera.

Volvemos al anterior plano gusano pero ella se levanta saliendo del plano. Todos los planos que
vienen ahora son con cámara en mano y la música es cada vez más potente con más
instrumentos a la vez que la carrera va llegando a su fin. El plano que viene es oscuro a diferencia
del cálido árbol por lo que vemos que volvemos a ese lugár es inóspito lleno de árboles que
parecen columnas, todos pasan entre ellos pero algunos chocan y mueren en primeros planos
muy rápidos como su muerte al igual que muchos otros se ponen la zancadilla o se empujan para
hacer lo necesario para ganar. Un detalle importante es que siempre después de cada suceso de
estos luego la cámara se queda unos segundos estática como mirando a la nada, lo que hace
que nos sintamos más angustiados y son todos planos a ras de suelo.

El siguiente es un plano medio largo de la protagonista que se acerca a donde estaban los demás
y sus planos son un poco más largos, viene luego un plano contrapicado también de ella con el
cielo de fondo como símbolo e esperanza y de que la naturaleza está con ella y con el siguiente
plano que es un plano cenital del bosque, nos traslada a donde estaban los demás corredores,
centrandose en el primero que vimos en un plano largo y siguiéndole en su carrera llena de
barridos. Luego vienen una serie de planos contraplanos de el empujando y tirando a otro viendo
que no juega limpio. El grito de dolor del chico es un L-cut ya que sigue soñando en el siguiente
plano que es el de la chica que es un plano medio corto y siguiendo su carrera en el plano de a
continuación que es de ella pero de espaldas y es uno general ya que se ve que se acerca a los
demás. Vuelve a haber una serie de muy rápidos planos de todos corriendo y empujándose como
antes hasta que llegamos al salto del chico, es un contra picado a cámara lenta y luego visto
desde un ángulo picado además que coincide con una nota tenida de la orquesta dando
sensación de que se paró el tiempo pero volviendo a la normalidad cuando llega perfectamente al
otro lado. Pasa más o menos lo mismo con el siguiente chico pero no consigue pasar y son
planos más rápidos, es decir, menos importantes.

Ahora le toca el turno a ella y oímos susurros (esos susurros aparecen siempre con barridos o
escenas del árbol) que vienen del árbol, parece desorientada y le dice en que momento saltar
junto otra vez con fotogramas muy rápidos y en colores cálidos. Cuando cae la cámara gira sobre
sí misma dando sensación de vértigo por no caer bien pero la música nos ayuda a
recomponernos y seguir adelante. Cuando cae el chico siguiente son planos muy rápidos y
destaca un plano nadir muy oscuro en comparación con el resto y termina con un fundido en
negro.

Cuando se levanta hay dos planos que la enfocan desde diferentes ángulos dinamizando la
escena y el último de ellos es un plano general que nos vuelve a ubicar y que hacia bastante que
no nos aclaraban este punto. En el siguiente plano mediante un travelling de seguimiento /
panorámica siguen su subida en un ángulo cada vez más contrapicado que puede simbolizar el
hecho de que esté llegando al fin de la carrera. Le sigue un plano en profundidad con ella en un
tercio llamando la atención y los dos corredores de detrás en el medio entre las dos líneas de
fuga. Este plano y el siguiente tienen una sensación de simetría pero no es una simetría perfecta
(puede relacionarse con el hecho de que la carrera no está yendo tan bien como se suponía). El
siguiente plano es muy representativo porque aparece el chico del principio atravesando las
banderas que lo acercan a la meta en cámara lenta y la música también tiene un aire victorioso
con el viento metal. Luego se ve su llegada desde el punto de vista del público pero acercándose
a él con un travelling y finalmente en un plano general muy picado nos vuelve a situar y mediante
una panorámica ascendente nos enseñan el árbol del principio, su grandeza por encima de
todos, hasta del ganador. Y después de todos los anteriores planos oscuros, este ya está lleno de
colores (cálidos) y de vida, no de muerte. Los gritos de dolor de los corredores son sustituidos
por los gritos de júbilo del pueblo elfico.