Вы находитесь на странице: 1из 10

La Sociedad.

Definición. La
S.A.U.

Sociedades
La sociedad
"El espíritu de grupo es lo que da a muchas empresas una
ventaja sobre sus competidores". (George L. Clements, 1985).

Sociedad

Definición
La sanción del Código Civil y Comercial de la Nación (en adelante CCC) ha
impactado significativamente en la materia de sociedades, eliminando las
sociedades civiles.

Consecuencia de ello, la antes llamada Ley de Sociedades Comerciales pasa


llamarse Ley General de Sociedades Nº 19.550 (en adelante LS).

Análisis del art. 1 de la Ley General de Sociedades


El artículo 1º, con la última reforma legislativa citada de la Ley Nº 26.994,
nos brinda un concepto de sociedad mediante la enumeración de los
elementos necesarios e indispensables para su conformación: la existencia
de uno o más socios, la organización, la tipicidad, la realización de aportes y
la participación en beneficios y pérdidas.

La posibilidad de crear sociedades unipersonales bajo la forma de la


sociedad anónima es una de las novedades incorporadas, ya que antes la
pluralidad de socios era una exigencia para la constitución de la sociedad, y
ahora puede admitirse mediante un acto de voluntad unilateral.

En cuanto al elemento organizativo, implica toda una estructura de un


negocio que se instrumenta en el acto constitutivo, donde se establecen las

1
reglas y normas de funcionamiento y organización para la realización de una
actividad con el fin de obtener un lucro.

Aun así, el elemento organización nada agrega a la definición, y el legislador


ha querido justificarlo en la idea económica de empresa, cuando es muy
difícil que se presente el supuesto de que no exista empresa cuando el
mismo art. 1º LS dispone para la sociedad la realización de una actividad
mercantil para que sea tal.

Los restantes elementos contenidos en la definición serán desarrollados en


el punto 2.2 de la presente lectura.

Otro aspecto para destacar del concepto de sociedad resulta de la


eliminación de los actos de comercio (ahora son actos jurídicos) es la
eliminación de la distinción entre sociedades civiles y comerciales, dejando
de lado el vocablo “sociedades comerciales” para hablar meramente de
sociedades.

La personalidad de las sociedades


La personalidad jurídica del ente societario surge del artículo 2º de la LS, que
establece que la sociedad es un sujeto de derecho, otorgándole a dicha
prerrogativa el alcance fijado en la ley.

A su vez, el Código Civil y Comercial, en su art. 141, establece que “Son


personas jurídicas todos los entes a los cuales el ordenamiento jurídico les
confiere aptitud para adquirir derechos y contraer obligaciones para el
cumplimiento de su objeto y los fines de su creación”1.

La personalidad jurídica del ente societario tiene justificación en la práctica,


ya que su patrimonio opera como garantía por las deudas en las que los
representantes de la sociedad incurran frente a los terceros contratantes
con la sociedad.

Por otro lado, son instrumentos que aventajan el esfuerzo asociado y los
capitales que los socios han aportado, manteniendo en principio el
patrimonio propio ajeno al riesgo empresario

1 Art. 141 Código Civil y Comercial de la Nación. Aprobado por Ley Nº 26.994 B.O.
08/10/2014 Suplemento. Vigencia: 1° de agosto de 2015, texto según art. 1° de la Ley Nº
27.077 B.O. 19/12/2014. Honorable Congreso de la Nación Argentina.

2
Definición

La personalidad jurídica conceptualiza un centro de imputación


diferenciado de sus miembros (art. 143), con capacidad para
adquirir derechos y contraer obligaciones (art. 141); generando un
patrimonio, prenda común de los acreedores de esa nueva
persona, que no pueden agredir los acreedores individuales de sus
miembros. (Richard, 2015, p. 2).

El otorgamiento de la personalidad jurídica responde a fines eminentemente


prácticos, ya que satisface las necesidades que el mundo mercantil presenta.

Atributos. Efectos
El Código Civil y Comercial les otorga a las sociedades el carácter de personas
jurídicas privadas (art. 148 inc. a), y conforme lo establecido en dicho cuerpo
legal, goza de los siguientes atributos de la personalidad:

 El nombre, como designación que las individualiza con el


aditamento de la forma jurídica adoptada (Art. 151 CCC).

 Domicilio y sede social (Art. 152 CCC).

 Patrimonio como conjunto de bienes de la sociedad (Art. 154


CCC).

 Duración (Art. 155 CCC).

 Objeto, preciso y determinado (Art. 156 CCC).

En cuanto a los efectos del reconocimiento de la personalidad, establece al


art. 143 CCC:

Personalidad diferenciada. La persona jurídica tiene una


personalidad distinta de la de sus miembros. Los miembros
no responden por las obligaciones de la persona jurídica,

3
excepto en los supuestos que expresamente se prevén en
este Título y lo que disponga la ley especial.2

Es el efecto de la división patrimonial, de la generación de un


nuevo patrimonio. Se plasma el efecto fundamental del
reconocimiento de la existencia de una persona jurídica
privada: quien reclame a la misma debe intentar satisfacer el
daño del patrimonio de la persona jurídica. Sólo
excepcionalmente podrán reclamarse a los miembros que la
constituyeron, que pueden tener que responder conforme al
tipo de persona jurídica que han constituido, lo que se
advierte fácilmente en el caso de sociedades donde la
elección va desde tipos con responsabilidad de sus miembros
hasta otros que relativizan y condicionan cualquier reclamo
de responsabilidad. Se generan centros diversos sobre el que
los acreedores de la persona jurídica podrán pretender excluir
a los acreedores individuales de los miembros. El concurso
preventivo o quiebra de esa persona jurídica generará una
masa invulnerable, ya que los acreedores personales de los
titulares de participaciones en la concursada o fallida no
podrán pretender derechos sobre esos bienes. (Richard. E.
2015, p. 3).

Se recomienda, para profundizar el estudio del tema, la lectura


del artículo Sobre la personalidad jurídica privada en el nuevo
Código Civil y Comercial (Ley 26.994), del Dr. Efraín Hugo
Richard. www.elDial.com - DC1EAE. Publicado el 13/03/2015

Nacimiento y extinción
El art. 142 CCC establece:

Comienzo de la existencia. La existencia de la persona jurídica


privada comienza desde su constitución. No necesita
autorización legal para funcionar, excepto disposición legal en
contrario. En los casos en que se requiera autorización

2 Art. 143. Código Civil y Comercial de la Nación. Aprobado por Ley Nº 26.994 B.O.
08/10/2014 Suplemento. Vigencia: 1° de agosto de 2015, texto según art. 1° de la Ley Nº
27.077 B.O. 19/12/2014. Honorable Congreso de la Nación Argentina.

4
estatal, la persona jurídica no puede funcionar antes de
obtenerla.3

Afirmamos, entonces, que la personalidad jurídica nace con el ente social,


por lo que es independiente de la inscripción del ente en el Registro Público,
cuyo efecto es otorgar oponibilidad al acto frente a terceros cuando el tipo
social escogido exija recaudos especiales de publicidad, como el caso de una
sociedad de responsabilidad limitada.

Abuso de la personalidad
Tal como lo citamos anteriormente, el art. 2 LS le otorga a la sociedad el
carácter de sujeto de derecho con el alcance fijado por la ley, lo que da la
idea de ciertos límites.

El abuso de la personalidad jurídica se configura cuando se utiliza al ente


societario para fines distintos y desviados de los que el legislador ha tenido
en cuenta al otorgarle el carácter de sujeto de derecho.

Se utilizan las ventajas que otorga el reconocimiento de la personalidad


jurídica de las sociedades para cometer abusos a través de la figura de la
sociedad comercial, escudando mediante su uso intereses y negocios ajenos
a la consecución del objeto social y al margen de las previsiones legales.

Un caso ejemplo de esta modalidad es la creación de una sociedad a la cual


se transfieren los bienes de una persona física a fin de ocultar su patrimonio
y así operar en el mercado por cuenta propia, contraer deudas y eludir la
responsabilidad ante cualquier acción de cobro.

La inoponibilidad de la persona jurídica


Para aplicar la sanción a las maniobras que se escudan en la personalidad
jurídica para enmascarar otras intenciones, el art. 54 in fine LS establece la
inoponibilidad de la persona jurídica e impone a los socios o controlantes la
responsabilidad solidaria e ilimitada por los perjuicios ocasionados.

El Código Civil y Comercial ha incorporado al articulado la figura de la


inoponibilidad de la persona jurídica en el art. 144 que dispone:

3 Art. 142. Código Civil y Comercial de la Nación. Aprobado por Ley Nº 26.994 B.O.
08/10/2014 Suplemento. Vigencia: 1° de agosto de 2015, texto según art. 1° de la Ley Nº
27.077 B.O. 19/12/2014. Honorable Congreso de la Nación Argentina.

5
Inoponibilidad de la personalidad jurídica. La actuación que
esté destinada a la consecución de fines ajenos a la persona
jurídica, constituya un recurso para violar la ley, el orden
público o la buena fe o para frustrar derechos de cualquier
persona, se imputa a quienes a título de socios, asociados,
miembros o controlantes directos o indirectos, la hicieron
posible, quienes responderán solidaria e ilimitadamente por
los perjuicios causados.

Lo dispuesto se aplica sin afectar los derechos de los terceros


de buena fe y sin perjuicio de las responsabilidades
personales de que puedan ser pasibles los participantes en los
hechos por los perjuicios causados.4

De la comparación entre el texto de la Ley General de Sociedades y del CCC,


advertimos que este último resulta más extensa en su redacción porque
comprende, tal como lo establece la propia norma, todas las formas
asociativas y hace pasible de la responsabilidad al controlante haciendo la
aclaración de directo e indirecto.

La Sociedad Anónima Unipersonal


Luego de décadas de discusión y opinión de la doctrina nacional, y así como
lo prevén leyes de otros países, la Ley Nº 26.994 ha incorporado a la LS la
posibilidad de constituir sociedades unipersonales, es decir, conformadas
por una sola persona.

Definición. Denominación
Las sociedades unipersonales son aquellas constituidas por una sola persona
sea humana o jurídica, creadas por un acto de voluntad unilateral, con
características y requisitos particulares y definidos conforme lo ha
establecido la ley.

Conforme lo dispone el art. 164 LS, su denominación es sociedad anónima


unipersonal y la denominación social debe contener la expresión “sociedad

4 Art. 144. Código Civil y Comercial de la Nación. Aprobado por Ley Nº 26.994 B.O.
08/10/2014 Suplemento. Vigencia: 1° de agosto de 2015, texto según art. 1° de la Ley Nº
27.077 B.O. 19/12/2014. Honorable Congreso de la Nación Argentina.

6
anónima unipersonal” o la sigla S.A.U., en razón de que la sociedad anónima
es el tipo que ha escogido el legislador para su existencia.

La ley ha omitido prever una sanción para el caso que se celebren actos sin
la mención a la denominación exigida.

Régimen. Responsabilidad
En primer lugar, y teniendo en cuenta que el tipo legal exigido para la
constitución de las sociedades unipersonales es la sociedad anónima, se
impone el requisito de que deben ser constituidas por instrumento público
y acto único.

Además, la sociedad unipersonal no puede ser constituida por otra sociedad


unipersonal (art. 1° LS).

En relación con el capital social, debe ser integrado de modo total en el acto
constitutivo (art. 11 inc. 4º LS), así como en suscripciones de futuros
aumentos. La ley no lo prevé de modo expreso, pero se infiere del art. 186
inc. 3 LS.

Otra consecuencia de la incorporación de las S.A.U. a la ley societaria


argentina hace que la reducción a uno del número de socios de las
sociedades anónimas haya sido eliminada como causal de disolución de la
sociedad (art. 94 LS). Implica dicho caso que deban adecuar su
denominación a S.A.U. y cumplir con el régimen de fiscalización dispuesto
por el art. 299 LS.

Además, la reforma ha incorporado el art. 94 bis LS, que dispone la


transformación de pleno derecho en sociedad anónima unipersonal de las
sociedades en comandita simple o por acciones y de capital e industria cuyo
elenco de socios quedará reducido a uno si en el término de 3 meses no se
toma un resolución al respecto.

En cuanto al régimen de responsabilidad, la reforma no ha incluido norma


alguna que imponga la obligación de que los créditos cuya titularidad del
único socio respecto de la sociedad unipersonal o familiares y afines de
cierto grado deban subordinarse respecto de los créditos cuyos titulares
sean acreedores sociales (Vítolo, 2015).

Claro está que una norma en ese sentido ha sido pensada para la protección
de los derechos de terceros que puedan contratar con la S.A.U. y pudiesen
resultar afectados en su derecho de cobro.

7
Fiscalización
En cuanto al régimen de fiscalización, el art. 299 inc. 7º LS dispone que están
sujetas a fiscalización estatal permanente.

A modo de reflexión de este nuevo instituto tan aclamado durante años por
muchos sectores del derecho mercantil, el régimen que la LS ha establecido
para las S.A.U. es complejo y estricto para que el pequeño empresario pueda
acogerse a él, con lo cual una estructura social como la exigida al parecer
puede que exceda sus posibilidades.

¿Es conveniente en la práctica la constitución de la


S.A.U. para los pequeños empresarios?

8
Referencias
Código Civil y Comercial de la Nación. Aprobado por Ley Nº 26.994 B.O.
08/10/2014 Suplemento. Vigencia: 1° de agosto de 2015, texto según art. 1° de la
Ley Nº 27.077 B.O. 19/12/2014. Honorable Congreso de la Nación Argentina.

Ley General de Sociedades Nº 19.550. Boletín Oficial de la República Argentina,


Buenos Aires, Argentina, 25 de abril de 1972. Inspección de Personas Jurídicas.

Richard, E. H. Sobre la personalidad jurídica privada en el nuevo Código Civil y


Comercial (Ley 26.994) {versión electrónica} El Dial DC1EAE. Recuperado de:
www.elDial.com.

Richard, E. y Muiño, O. (2004). Derecho societario. Sociedades, comerciales, civil y


cooperativa. Buenos Aires: Astrea.

Vítolo, D. (2015). Comentarios a las modificaciones de la ley 26.994 a la Ley General


de Sociedades. Análisis comparativo con la ley 19.550. Buenos Aires. AdHoc.

www.21.edu.ar