Вы находитесь на странице: 1из 11

 ETIMOLOGÍA DE LA PALABRA IMPERIALISMO

Está palabra proviene del latín y es el fruto de la unión de tres elementos


claramente diferenciados: el prefijo in que puede traducirse como “hacia dentro”, el
verbo parare que significa “ordenar”, y finalmente el sufijo ismo que equivale a
“doctrina”.

 ¿QUÉ ES EL IMPERIALISMO?

Es una doctrina, conducta, tendencia o sistema de aquellos regímenes que


desean expandir su dominio hacia otro u otros territorios a través de la fuerza
(tanto militar como política o económica).

 ORIGEN DEL IMPERIALISMO

El origen del imperialismo se remonta a la antigüedad y ha adoptado distintos


modelos a lo largo de la historia, siendo algunos de ellos más frecuentes que otros
dentro de un periodo histórico concreto. En el mundo antiguo la práctica del
imperialismo daba como resultado una serie de grandes imperios que surgían
cuando un pueblo, que generalmente representaba a una determinada civilización
y religión, intentaba dominar a todos los demás creando un sistema de control
unificado. El imperio de Alejandro Magno y el Imperio romano son destacados
ejemplos de esta modalidad.

Por el contrario, el imperialismo europeo de comienzos de la era moderna


(1400-1750) se caracterizaba por ser una expansión colonial en territorios de
ultramar. No se trataba de un país que intentaba unificar el mundo sino de muchas
naciones que competían por establecer su control sobre el sur y sureste de Asia y
el continente americano. Los sistemas imperialistas se estructuraron de acuerdo
con la doctrina del mercantilismo: cada metrópoli procuraba controlar el comercio
de sus colonias para acaparar los beneficios obtenidos.
 LA VERDAD SOBRE EL IMPERIALISMO:

El Imperialismo da alas a las ambiciones más expansionistas y represoras del


hombre. Así, al hablar del valor del Imperialismo, debemos hablar necesariamente
de las consecuencias negativas de este periodo, ubicado entre el periodo de
expansión europeo hasta la descolonización tras la Segunda Guerra Mundial.

El imperialismo responde única y exclusivamente a la intención de los grandes


reyes y potencias de controlar nuevos territorios. Así, con el nuevo mundo, las
ansias de expansión se multiplicaron. El problema es que el Imperialismo y
herramientas como la colonización, crean tierras nuevas que dominar pero
pueblos a los que reprimir; y es que los antiguos colonos aprovechaban estas
incursiones en tierras extranjeras para poder realizar verdaderas aberraciones con
el pueblo autóctono. Desde violaciones a las mujeres hasta desgarradoras
matanzas, con el fin de terminar con los rebeldes que no aceptaban el yugo injusto
que se les estaba colocando.

 CARACTERÍSTICAS DEL IMPERIALISMO


 Se tiende a la formación de grandes imperios enfrentados entre sí.
 A diferencia del colonialismo (siglos XVI-XVIII) en el que simplemente se
controlan algunas zonas estratégicas, con el imperialismo se realiza una
conquista sistemática de la mayor cantidad de territorios posibles.
 Existen dos partes muy diferenciadas. La metrópoli: que es el estado creador
del imperio y que tiene sometido a las colonias. (por ejemplo en el caso del
Imperio Británico, Inglaterra) y las colonias que son los territorios dominados
por la metrópoli. La dependencia de ésta hacia la metrópoli es total.

 TIPOS DE IMPERIALISMO

Se distinguen distintos tipos de imperialismo:

 El imperialismo regresivo, donde lo que procura el Estado imperial es la


explotación, la reducción o el exterminio de la población autóctona para
reemplazarla por pobladores deseados.
 El imperialismo progresivo, según el cual lo que pretende la potencia
imperialista es la expansión de la civilización y la elevación de la cultura y los
estándares de vida de los pueblos conquistados, supuestamente inferiores.

 CAUSAS DEL IMPERIALISMO


1. Económicas:
 La exploración y conquista de zonas donde conseguir materias primas y
energéticas abundantes y baratas.
 La utilización de una mano de obra no cualificada pero barata y dócil (en
ocasiones esclava), que redujo los costes de extracción de las materias primas
y contribuyó al éxito de la agricultura de plantación.
 La búsqueda de nuevos territorios donde invertir el exceso de capitales
acumulados.
2. Demográficas:
 Las penosas condiciones de vida de la clase trabajadora en los países
industrializados animó a muchos a buscar mejores perspectivas de vida en los
territorios que iban ocupándose. Los gobiernos de las potencias occidentales
apoyaron esta decisión como válvula de escape, para así evitar conflictos
sociales.
 Los avances médicos, como el uso de la quinina, contribuyeron en gran
medida a estas migraciones, ya que permitieron combatir con éxito
enfermedades endémicas como el cólera, tifus o el paludismo que hasta
entonces habían hecho inhabitables para el hombre blanco extensos territorios.
3. Políticas:
 Los estados adoptaron una política de prestigio en un intento de atraerse a las
masas populares. Desarrollaron desde una postura chovinista la formación y
consolidación de extensos dominios coloniales hasta alcanzar la hegemonía
colonial mediante el control comercial y militar de las rutas marítimas y
terrestres, al tiempo que obstaculizaban por todos los medios la expansión de
sus rivales. Está política alimentó incontables episodios de tensión y conflicto
que constituyeron el preludio de la Primera Guerra Mundial.
 Además las potencias ambicionaban alcanzar el dominio colonial mediante el
control comercial y militar de las rutas marítimas y terrestres, al tiempo que
obstaculizaban por todos los medios la expansión de sus rivales.
4. Ideológicas:
 Se desarrollaron teorías racistas que justificaban e impulsaban la expansión
territorial, con o sin el consentimiento de los pueblos autóctonos.
 Se desarrollaron las teorías del darwinismo social que justificaban el hecho de
que los más aptos (los blancos) debían de mandar sobre los menos aptos (los
pueblos colonizados).
 Existía una ideología que ensalzaba la cultura europea y occidental y
descalificaba al resto, considerado bárbaro, salvaje y primitivo.

 CONSECUENCIAS DEL IMPERIALISMO


1. Sociales:
 Incremento de la población en las colonias (reducción de la mortalidad).
 Segregación racial.
 Desarrollo de la vida urbana.
 Desaparición de la organización de la sociedad indígena.
 La proletarización fue una de las consecuencias que tuvo el imperialismo, es
decir que la población se convirtió en trabajadores de empresas destinadas a
la creación de infraestructuras y a la agricultura de plantación
2. Geográficas:
 Los mapas políticos se vieron alterados por la creación de fronteras artificiales
que nada tenían que ver con la configuración preexistente y que supusieron la
unión o división forzada de grupos tribales y étnicos diferentes, provocado
innumerables conflictos políticos sociales y étnicos, que persisten hoy día.
3. Culturales:
 Imposición de la cultura occidental.
 La lengua de los dominadores se implanto en los territorios conquistados. El
imperialismo ocasionó la pérdida de identidad de los pobladores indígenas e
implantó los patrones de conducta, la educación y la mentalidad de los
colonizadores. La lengua de los dominadores (especialmente el inglés y el
francés) fue impuesta, conduciendo a un fuerte grado de aculturación.
 Se impuso la religión cristiana. La religión cristiana (católica, anglicana o
protestante) desplazó a los credos preexistentes en muchas zonas de África o
bien se fusionó con ellos, dando lugar a creencias de carácter sincrético.
4. Políticas:
 Dominio político y administrativo de la metrópoli.
 Utilización de las colonias por partes de las potencias colonizadoras como un
lugar para medir sus rivalidades.
 El mayor o menor grado de dependencia de las colonias respecto a la
metrópoli estuvo determinado por el tipo de organización administrativa que les
fue impuesta.
5. Económicas:
 Dependencia económica de las colonias.
 Explotación de las riquezas naturales y humanas de las colonias.
 Construcción de infraestructuras (puertos, vías férreas) de interés para la
metrópolis.
 Para la explotación económica de los territorios ocupados se hizo necesario el
establecimiento de unas mínimas infraestructuras. De ese modo fueron
creados puertos, ferrocarriles y carreteras encaminados a dar salida a las
materias primas y agrícolas que iban destinadas a la metrópoli.
 La economía tradicional basada en una agricultura autosuficiente y de
policultivo fue sustituida por otra de exportación, en régimen de monocultivo,
ocasionando la desaparición de las formas ancestrales de producción y la
extensión de cultivos como el del café, cacao, caucho té o caña de azúcar.
Amplias zonas fueron roturadas para ser adaptadas a las nuevas exigencias
económicas, dando lugar a notables cambios del paisaje y graves alteraciones
del medio natural.
 Las colonias se convirtieron en abastecedoras de las mercancías necesarias
para el funcionamiento de las industrias metropolitanas, en tanto que éstas
colocaban las manufacturas en sus dominios.

 IMPERIOS COLONIALES
 EL IMPERIO BRITÁNICO:
 Fue el Imperio más importante de todos. Alcanzó su etapa de mayor esplendor
en tiempos de la reina Victoria (1837-1901).
 Abarcaba los cinco continentes y tenía como colonia principal la India (la joya
de la Corona).
 En África Inglaterra estaba interesada en mantener el control de Norte a Sur de
la zona oriental del continente. De esta manera el Imperio Británico se adueñó
de una de las áreas más ricas de África: el sur, pródigo en oro y diamantes, en
donde instaló colonias de poblamiento; y el valle del Nilo (Egipto y Sudán), con
sus fértiles cultivos de algodón. Su control le permitió además proteger las
principales rutas que conducían a la India.
 En el resto del mundo, el Imperio Británico extendió colonias de poblamiento
(dominios), caso de Australia, Nueva Zelanda o Canadá; a la vez que ejercía
un fuerte poder económico sobre los países latinoamericanos, sin necesidad
de conquistarlos.
 El dominio británico en el mundo era fundamentalmente marítimo, con su flota
controlaba las principales rutas comerciales. Por ejemplo en el Mediterráneo
controló una serie de colonias (Gibraltar o Malta) que jalonaban el camino
hacia la India una vez abierto el Canal de Suez.

2. EL IMPERIO FRANCÉS:

 Constituyó en el siglo XIX, tras el británico, el segundo gran imperio en


importancia y extensión. Su más significado impulsor fue Jules Ferry quien
intentó mediante la política imperialista contrarrestar la derrota infringida por los
prusianos en 1870 y estimular la autoestima nacionalista francesa.
 A pesar de su extensión era un imperio poco consistente si lo comparamos con
lo bien organizado que estaba el Imperio Británico.
 El sueño del Imperio francés era conquistar África de Oeste a Este, pero
fracasó, ya que tuvo choques con potencias más fuertes como Inglaterra o
Alemania.
 Su principal colonia fue Argelia, colonia de poblamiento considerada una
provincia más de Francia. También tuvo importantes colonias fuera de África,
como Indochina o islas del Pacífico.

3. OTROS IMPERIOS EUROPEOS


 El Imperio Ruso buscó su expansión terrestre por Asia, expansión que sería
frenada en la Guerra ruso-japonesa (1904-05). Bélgica tuvo bajo su posesión la
cuenca del Congo, cuyo territorio formaba parte del patrimonio personal del rey
belga Leopoldo II.
 Alemania e Italia, ocupados en su proceso de unidad nacional, se incorporaron
tardíamente a la empresa imperialista.
 Italia ocupó una serie de territorios africanos: Eritrea, la costa somalí del
océano Índico, pero fue derrotada en Abisinia (Etiopía), también bajo su poder
estaba Trípoli.
 Portugal reafirmó y aseguró su presencia en Angola y Mozambique, pero su
proyecto de unir ambos territorios fracasó.
 España, tras una guerra con USA, perdió en 1898 sus colonias ultramarinas.
Sin embargo, conservó en África Occidental Ifni, Rio Muni y Fernando Poo. En
el seno del ejército español surgiría el africanismo.

4. IMPERIOS EXTRAEUROPEOS:
 EEUU Tras la Guerra de Secesión (1861-1865) iniciaron su expansión colonial
con la compra de Alaska a Rusia y la guerra con España (1898), que le confirió
el dominio del Caribe (Puerto Rico) y la influencia sobre Cuba. En Asia
arrebató Filipinas a España. Sin embargo, gran parte de la acción imperialista
de USA se concentró en la conquista de los enormes territorios situados al
Oeste. El proceso alcanzó su máximo apogeo en el período comprendido entre
1860 y 1890, concluyendo con la derrota de la resistencia aborigen. No
obstante el imperialismo norteamericano se fundamentó no tanto en la
ocupación de territorios fuera su ámbito geográfico como en el control
económico que ejerció sobre todo el continente americano.
 Japón tras la Revolución Meiji y su rápida industrialización se anexiona
diversos territorios asiáticos: Formosa y Corea a costa de China. Más tarde lo
hará con Manchuria, tras la guerra con Rusia. Sus ansias expansionistas se
centrarán en el Pacífico y acabarán chocando con los Estados Unidos.
Universidad de Oriente.
Núcleo de Sucre.
Extensión: Carúpano.
Escuela de Humanidades y Educación.
Programa de Educación Integral.
Cátedra: Educación para la Salud.
Sección: 01.

PROFESOR: BACHILLER:
Francisco, Colmenares.

Carúpano, Febrero del 2017.


Introducción:

El imperialismo es la dominación política de un Estado sobre varios otros


para establecer un dominio político, económico, y cultural, por lo que la
expansión de Europa en ultramar produjo nuevas rivalidades entre las grandes
potencias y difundió la idea de que el equilibrio de poder había de considerarse
como una cuestión mundial y no solamente limitada a Europa. La civilización
europea, con sus ideas de competencia económica, energía, eficacia práctica,
explotación, patriotismo, poder y nacionalismo, cayó sobre Asia y África. Pero
con ello llevó también, quizá involuntariamente, otra serie de ideas que había
heredado de la Revolución Francesa y de sus precursores del siglo XVIII.

El mercado europeo estaba saturado y, en consecuencia, era esencial


hallar nuevos campos de inversión en ultramar. Esta necesidad, según Lenin,
forzó a las potencias europeas a repartirse el mundo en una pugna por
conquistar nuevos mercados industriales y nuevas zonas en las que invertir. El
resultado fue una agudización de la rivalidad entre las potencias que hacía
inevitable la guerra. Los grupos de presión económica ya fuesen financieros en
busca de nuevos campos de inversión, o comerciantes que buscaban nuevas
salidas para sus mercancías y nuevas fuentes de materias primas
desempeñaron un papel considerable a la hora de persuadir a los gobiernos de
Europa para que se embarcaran en la expansión colonial.
Conclusión:

El imperialismo en cortas palabras puede definirse como un periodo de


tiempo donde las potencias centrales del mundo como Estados Unidos, Gran
Bretaña, China, Japón, entre otros tomaron control de diferentes partes del
planeta, con el propósito de conseguir más poder.

El poder económico, tecnológico e industrial de la Europa del siglo XIX, así


como la confianza de los europeos en su superioridad cultural y en los logros
de su civilización fueron la base de la gran expansión de las potencias
europeas sobre el resto del mundo, que permanecía ajeno a la cultura
occidental. Las crecientes necesidades de materias primas, el control de
mercados y la pugna por dominar una mayor extensión de territorio aceleraron
el proceso de dominio del mundo, que se produjo a costa de los intereses de
los pueblos colonizados y con el constante peligro de enfrentamientos entre las
potencias, hecho que sucedería durante la I Guerra Mundial (1914-1918) y
cuyas consecuencias llevamos arrastrando hasta nuestros días, como la
desigualdad entre los países del Norte y los del Sur.