You are on page 1of 18

UNIVERSIDAD DE GUAYAQUIL

FACULTAD PILOTO DE ODONTOLOGÍA


FARMACOLOGÍA TERAPÉUTICA

GRUPO 1
TEMA: ANESTÉSICOS APLICADOS EN LA
ODONTOLOGÌA

INTEGRANTES:
ANGGIE CUEVA
KARLA INTRIAGO
ALISON GUANO
JORGE CASTILLO
CRISTHIAN NEIRA
JOSE UYAGUARI

DOCENTE:
DR. MARCO RUÌZ

PARALELO: 5/1

PERIODO:
2017-2018 CII
ANTECEDENTES
Medicina China: Ya en la época de la medicina China existían textos clásicos que
estaban dirigidos al tratamiento de heridas que anestesiaban con vino, beleño y quizá, con
opio y cáñamo de la India.
Medicina India: Los médicos hindúes suturaron tejidos intestinales con cabezas de
hormigas y anestesiaban utilizando vino o marihuana.
Medicina en la antigua Grecia: Platón (428 – 347 a.C) fue el creador del término
“anestesia”.
Medicina en la antigua Roma: Dioscórides (40 – 90 d.C) consideró en su obra Herbario,
preparados anestésicos y somníferos; mencionaba además las formas generales, locales y
rectales para la administración de anestesia y sugirió que la lechuga (Lactuca sativa)
actuaba como un sedante suave. Es interesante mencionar que Galeno sostenía haberse
curado a sí mismo con Lacutarium (Compuesto presente en Lactuca sativa) del insomnio
que padecía.
Dioscórides también describió la preparación de un extracto de la raíz de mandrágora
(Mandragora officinalis) como anestésico durante la cirugía ocular, y fue el primero en
elogiar enfáticamente las virtudes sedantes del opio. Señaló que este último calma el
dolor, produce sueño, alivia la tos crónica y, en grandes dosis, produce un profundo
letargo.

Medicina clínica en la Edad Media: En esta época de la historia, el método anestésico


consistía en aplicar una esponja empapada en una mezcla de opio, jugo de moras amargas,
beleño, euforbio, mandrágora, hiedra y semillas de lechuga, sobre las fosas nasales del
paciente hasta que este se durmiera.

Siglo XIX: El siglo XIX es llamado el “Siglo del Progreso”, al resolverse uno de los
problemas más tormentosos e importantes de la historia de la humanidad: el tratamiento
del dolor quirúrgico, mediante el empleo formal de la anestesia.

Luego de este gran acontecimiento, los gritos que hasta ese entonces se escuchaban
continuamente en las salas de cirugía cesaron drásticamente, al igual que los suicidios de
pacientes que, horrorizados, se oponían a que los operaran. Ya no fue necesario sujetarlos
violentamente ni amarrarlos a las camillas operatorias.

Estos hechos representaron un cambio trascendental en una época donde primaban las
intervenciones quirúrgicas dolorosas.

La anestesia se comenzó a utilizar como tal en 1842, EE.UU, por Crawford Williamson
Long, médico de campaña que logró extraer sin dolor un pequeño tumor ganglionar del
cuello de un paciente gracias a la inhalación de éter. Este hecho no tuvo mayor impacto
ya que Long no publicó su descubrimiento por considerarlo una cirugía menor. Él
esperaba dar a conocer esta práctica con una cirugía de mayor magnitud. Tiempo después,
en 1926, en el mismo país se considera a Long el inventor de la narcosis.
En 1844, el dentista Horace Wells se extrae a sí mismo una muela bajo el efecto del óxido
nitroso y en pocas semanas lo emplea unas 15 veces con resultados favorables, excepto
en dos. Luego de unas semanas realiza una demostración con un paciente del cirujano
John Collins Warren, la cual fue un fracaso rotundo. Posterior a este incidente, decide
abandonar la profesión y suicidarse.

Su colega William Thomas Morton, en 1846, presenció la demostración de Wells y


decidió cambiar el óxido nitroso por éter como sugerencia de su maestro Charles Jackson,
empleándolo con éxito, junto al cirujano Warren en la extracción de un tumor maxilar en
el Hospital General de Massachussets, Boston. Y es éste el momento en que nace la
anestesiología moderna.

Oliver Wendell Homes, profesor de anatomía en EE.UU, en el año 1847 introduce


formalmente el término “anestesia” dirigido a procedimientos quirúrgicos.

Estos avances llegaron rápidamente a Europa donde, a partir de 1847, James Young
Simpson, obstetra de Edimburgo, adopta por primera vez el uso de éter en la práctica
tocológica en ese continente. El 4 de noviembre de ese año, sustituyó su uso por
cloroformo, utilizándolo principalmente en partos. Un hecho importante fue el uso de éter
junto al cloroformo por el médico de la corona John Snow, método llamado “Anestesia
de la Reina” por ser usado sobre la Reina Victoria de Inglaterra en el parto de sus dos
últimos hijos.
El descubrimiento de la anestesia tuvo tal expansión global que, ya en el 23 de octubre
de 1848, es administrada la primera anestesia en Chile en la ciudad de Valparaíso por el
doctor Francisco Javier Villanueva, al utilizar inhalación de cloroformo en la amputación
de la extremidad superior de un paciente.
Ya en 1884, Carl Koller investigaba los efectos farmacológicos de la cocaína, intentando
asignarle un valor terapéutico para la recuperación de los morfinómanos. Koller continuó
sus estudios en base a la cocaína y logró emplearla como anestesia ocular e introducirla
en la práctica médica como anestésico local.
Siglo XX: A medida que fue evolucionando el desarrollo de la anestesia se fueron
incorporando otros tipos de anestésicos, que eran administrados por vía aérea o por otras
vías como la intravenosa y la intrarraquídea, además de compuestos que actuaban
localmente. De igual manera, los métodos e instrumentos para su administración
mejoraron significativamente, permitiendo llevar a cabo procedimientos antes imposibles
de efectuar y, sobre todo, proporcionaron al cirujano un mayor control sobre 2 factores
que no podían ser controlados hasta ese momento: el tiempo y la relajación muscular.
Dentro de los hitos más destacables en este siglo figuran la introducción de los bloqueos
intradurales, peridurales o epidurales, el aparato de Ombrédanne (aparato inhalador para
administrar éter), anestésicos intravenosos (Pentothal, Somnifene, Eunarcón, Pernoctón,
Evipán), relajantes musculares, la especialización en anestesiología y la anestesia general
con Procaína intravenosa.

Siglo XXI: Ya a inicios del siglo XXI se han puesto en marcha acciones para aumentar
la seguridad del ejercicio de la anestesia, a través de la regulación por medio de entidades
de control como la Sociedad Americana de Anestesiología (ASA), el mayor regulador
mundial de esta especialidad; la implementación de dispositivos más tecnológicos para
un adecuado seguimiento del paciente durante la cirugía y el empleo de una apropiada
anamnesis (previa a la anestesia), donde el anestesista puede conocer los antecedentes del
paciente y así tener un mayor control de las variables que pudiesen influir en el resultado
de la cirugía.

ANESTÉSICOS LOCALES
Estas sustancias son drogas que bloquean la conducción nerviosa cuando se aplican
localmente al tejido nervioso en concentraciones adecuadas. Existen muchas sustancias
capaces de bloquear la transmisión nerviosa, pero la gran ventaja de los anestésicos
locales es que su efecto es reversible.

Los fármacos administrados en la conducción anestésica (también denominada anestesia


local o regional) actúan mediante un bloqueo reversible de la conducción por las fibras
nerviosas, sin afectar la conciencia del paciente. Los anestésicos locales son ampliamente
utilizados en odontología, intervenciones breves y superficiales, intervenciones
obstétricas, y en técnicas especializadas de anestesia regional que requieren habilidades
muy perfeccionadas.

Se diferencian entre sí por el tiempo que tardan en actuar, por su duración de acción, por
su toxicidad y potencia, también por su selectividad de bloqueo. Las inyecciones de
anestésico local se deben administrar de manera lenta.

CLASIFICACIÓN POR ESTRUCTURA QUÍMICA

ESTERES AMIDAS
• Procaína • Lidocaína
• Cloroprocaína • Prilocaína
• Tetracaína • Mepivacaína
• Bupivacaína
• Etidocaína
• Ropivacaína
• Levobupivacaína
CLASIFICACIÓN POR DURACIÓN Y POTENCIA

ACCIÓN CORTA Y ACCIÓN MEDIA Y ACCIÓN LARGA Y


POTENCIA BAJA POTENCIA POTENCIA
• Procaína INTERMEDIA ELEVADA
• Cloroprocaína • Lidocaína • Tetracaína
• Mepivacaína • Bupivacaína
• Prilocaína • Etidocaína
• Ropivacaína
• Levobupivacaína

ESTERES
1. PROCAÍNA
Representante de los anestésicos locales del grupo éster.

Farmacodinamia:

 Actúa estabilizando la membrana neuronal.


 Previene el inicio y propagación del impulso nervioso.
 Impide la permeabilidad de la membrana a los iones de Na+.

Indicaciones:
Anestesia local en infiltración en caso de dolor relacionado con:

 Heridas
 Cirugía menor
 Quemaduras
 Abrasiones

Presentación:

 Ampolletas (1 y 2%)

Reacción adversa al medicamento:

 Excitación
 Agitación
 Mareos
 Visión borrosa
 Nauseas
 Vómitos
 Temblores
 Convulsiones
Contraindicaciones:
 Alergia a la procaína y anestésicos locales del tipo éster.

2. CLOROPROCAÍNA

3. TETRACAÍNA
Farmacodinamia:
Actúa inhibiendo la propagación de los potenciales de acción en las fibras nerviosas al
bloquear la entrada de sodio en la membrana neuronal, en respuesta a la despolarización
nerviosa. Además, la tetracaína tiene un efecto vasodilatador, lo que podría causar eritema
localizado, aunque es raro.

Indicaciones:

 Anestesia local en infiltración (dolor asociado a heridas, cirugía menor,


quemaduras, abrasiones).
 Anestesia espinal

Presentación:
Solución oftálmica. Caja con frasco gotero con 10 ml. o caja con sobre con 20 ampolletas
aplicadoras (dosis-única) con 0,5 ml c/u. Cada ml en frasco gotero contiene: clorhidrato
de tetracaína 5,0 mg. Vehículo cbp 1,0 ml. Cada ampolleta aplicadora contiene:
clorhidrato de tetracaína 2,5 mg. Vehículo cbp 0,5 ml.

Reacción adversa:

 Irritación
 Ardor
 Lagrimeo y aumento del parpadeo (reacciones que ceden comúnmente en 30
segundos).

Contraindicaciones:

 Hipersensibilidad al fármaco.
 Inflamación o infección ocular.
 No debe aplicarse cuando requiere toma de muestras de córnea y conjuntiva para
diagnóstico de queratoconjuntivitis o úlceras infecciosas.
 No aplicar el gel en pieles agrietadas o con heridas, ni en membranas mucosas,
ojos u oídos.

AMIDAS
1. LIDOCAÍNA
Uno de los anestésicos más empleados.
Prototipo de los anestésicos locales tipo amida.

Farmacodinamia:

 Produce alteración en el desplazamiento iónico.


 Impide la permeabilidad celular a los iones de Na+.

Indicaciones:

 Anestesia local tópica y en infiltración (p/e: dolor por heridas, cirugía menor,
quemaduras, episiotomía).
 Anestesia regional y epidural.

Presentación:

 Soluciones (1 y 2% con o sin adrenalina)


 Gel (2%)
 Aerosol (10%)
 Ungüento
 Solución ótica
 Solución inyectable

Reacción adversa al medicamento:

 Excitación
 Agitación
 Mareos
 Tinnitus
 Visión borrosa
 Nauseas
 Vómitos
 Temblores
 Convulsiones

Contraindicaciones:

 Alergia a la lidocaína o a otros anestésicos locales tipo amida.

2. PRILOCAÍNA
Farmacodinamia:

 Estabiliza la membrana neuronal.


 Inhibe el flujo de los iones de Na+ para iniciar la conducción del impulso nervioso.

Indicaciones:

 Anestesia local en odontología, por técnicas de infiltración o bloqueo nervioso.


Presentación:

 Solución (4%)

Reacción adversa al medicamento:

 Inflamación y parestesia persistente en labios y tejidos blandos.


 La parestesia puede durar hasta 1 año.
 Trastornos nerviosos (excitación, vértigo, cefalea).
 Cardiovascular (taquicardia, colapso vascular, arritmias).

Contraindicaciones:

 Hipersensibilidad a la prilocaína y otros anestésicos del tipo amida.


 Pacientes con metahemoglobinemia idiopática o congénita.

3. MEPIVACAÍNA
Farmacodinamia:

 Bloquea la generación y conducción de impulsos nerviosos.


 impide la permeabilidad celular a los iones de Na+.

Indicaciones:

 Anestesia local en infiltración, bloqueo y anestesia epidural.

Presentación:

 Ampolletas (2 y 3%)

Reacción adversa al medicamento:

 Mareos
 Trastornos auditivos
 Vision borrosa
 Náuseas y vomito
 Exitacion
 Agitacion
 Temblores
 Convulsiones

Contraindicaciones:

 Hipersensibilidad a la mepivacaína o anestésicos local tipo amida.


 Casos de obstetricia = toxicidad fetal

4. BUPIVACAÍNA
Se deriva de la mepivacaína.
4 veces más potente que la lidocaína.
Es la más toxica de las amidas.

Farmacodinamia:

 Actúa en la membrana neuronal.


 Impide la permeabilidad celular a los iones de Na+.

Indicaciones:

 Anestesia local en infiltración en caso de dolor relacionado con:


 Heridas
 Cirugía menor
 Quemaduras
 Abrasiones
 Anestesia epidural y espinal.

Presentación:

 Ampolletas (0.25, 0.5 y 0.75% con o sin adrenalina)

Reacciones adversas al medicamento:

 Excitación
 Agitación
 Mareo
 Visión borrosa
 Nauseas
 Vomito
 Temblores
 Convulsiones
 Colapso cardiovascular
 Arritmia ventricular intratable

Contraindicaciones:

 Infección cutánea adyacente


 Inflamación cutánea
 Tratamiento anticoagulante concomitante
 Anemia o cardiopatía grave
 Anestesia espinal o epidural en pacientes deshidratados o hipovolémicos

5. ETIDOCAÍNA
Farmacodinamia:
Estabiliza las membranas neuronales inhibiendo el flujo iónico requerido para la
iniciación y la conducción de los impulsos.

Indicaciones:

 Infiltración
 Bloqueo nervioso
 Anestesia epidural

Presentación:

Reacción adversa:

Contraindicaciones:
6. ROPIVACAÍNA
Reciente anestésico local tipo amida.
Presenta acción vasoconstrictora intrínseca (no se requiere añadir adrenalina).
Tiene efecto analgésico y anestésico.

Farmacodinamia:

 Previene el inicio y propagación del impulso nervioso.


 Impide que el ion Na+ se deslice hacia el interior de la célula.

Indicaciones:

 Bloqueo epidural para cirugía (incluyendo cesárea)


 Manejo del dolor agudo y crónico.

Presentación:

 Ampolletas (0.2, 0.75 y 1%)

Reacción adversa al medicamento:

 Similar al informado con otros anestésicos locales tipo amida.

Contraindicaciones:

 Hipersensibilidad al compuesto.

7. LEVOBUPIVACAÍNA
Farmacodinamia:
Bloqueo sensitivo de duración ligeramente mayor; bloqueo motor de duración
ligeramente menor y es sustancialmente menos tóxica que la bupivacaína.

Indicaciones:

 Anestesia peridural
 Intratectal
 Bloqueo periférico, local
 Analgesia quirúrgica
 Cirugía de la cavidad oral
 Procedimientos obstétricos

Presentación:
Viables 10ml de 5mg/ml (0,50%)

Reacción adversa:

 Anemia
 Mareo
 Cefalea
 Hipotensión
 Náuseas
 Vómitos
 dolor de espalda
 sufrimiento fetal
 fiebre
 Dolor durante el procedimiento.

Contraindicaciones:

 Concentraciones al 7.5% (7.5 mg/ml) en obstetricia


 Bloqueo paracervical en obstetricia
 Anestesia regional intravenosa (bloqueo de Bier)
 Hipersensibilidad conocida a la bupivacaína o cualquier anestésico local tipo
amida
 Hipotensión profunda (shock cardiogénico o hipovolémico).

VASOCONSTRICTORES
El bloqueo simpático por la anestesia epidural o espinal puede producir hipotensión. Esta
hipotensión se trata con la administración de líquidos por vía intravenosa (habitualmente
de manera profiláctica) y oxígeno, y con la elevación de las extremidades inferiores y la
administración de un fármaco vasopresor como la efedrina. Además de la
vasoconstricción, la efedrina también aumenta la frecuencia cardíaca y puede por tanto
contrarrestar la bradicardia (pero el sulfato de atropina se utiliza para revertir una
bradicardia persistente).
1. EPINEFRINA (ADRENALINA)
Indicaciones: vasoconstrictor para retrasar la absorción sistémica de anestésicos locales
infiltrados
Contraindicaciones: constricción anular de dedos, pene u otras situaciones con riesgo de
isquemia local

Precauciones: hipertensión, cardiopatía por aterosclerosis, insuficiencia vascular


cerebral, bloqueo cardíaco; tirotoxicosis o diabetes mellitus.

Posología: Concentración final 5 microgramos/ml (1:200.000); en cirugía dental, en la


que se inyectan pequeños volúmenes, se suelen utilizar concentraciones de hasta 12,5
microgramos/ml (1:80.000); la dosis total no debe superar los 500 microgramos.

TRATAMIENTOS EN ODONTOLOGÍA
Tratamientos que requieran una anestesia pulpar de larga duración (superior a 1 hora)
como:
 Colocación de varios implantes dentales
 Cirugías periodontales extensas
 Extracciones complejas de dientes incluidos
 Preparación de varios dientes vitales para colocación de prótesis fijas

RECOMENDACIONES
 Hacer una buena historia clínica para saber si es alérgico algún anestésico.
 Revisar los signos vitales del paciente.
 El profesional debe estar preparado ante cualquier imprevisto durante el proceso
anestésico.
 Establecer un plan anestésico.
 Reducir riesgos innecesarios.
 Saber bien las diferentes técnicas para anestesiar dependiendo el lugar donde se
anestesiara.
 Colocarse el equipo de bioseguridad correspondiente.
 Tener un lugar idóneo donde depositar el material descartable.
 Saber cómo tratar a un paciente condicionado y equipo adecuado.
 Tener el conocimiento debido de cada anestésico que vayamos a utilizar.

CONCLUSIÓN
Es fundamental para cada profesional de la salud oral establecer conocimientos
específicos sobre los anestésicos y su uso de forma idónea durante un tratamiento
odontológico para así no perjudicarlos con una mala práctica profesional, y cabe recalcar
que el odontólogo debe estar altamente capacitado para así poder solucionar ante cada
problema del paciente y tener éxito en la vida profesional.
TABLA DE FARMACIA

1. LIDOCAÍNA

Genéricos:

 LIDOCAÍNA HCL 2% BP INY (Arilec): Solución inyectable 20ml 20mg/ml


$0.26 CNMB

 LIDOCAÍNA INY BRAUN 2 % (Braun): Solución inyectable 10ml 20mg/ml


$0.43 CNMB

 LIDOCAÍNA INY BRAUN 5 % (Braun): Solución inyectable 5ml 50mg/ml


$0.48

 LIDOCAÍNA (Arifarma): Solución inyectable 50ml 50mg/ml $1.91

Comerciales:

 ROXICAÍNA 2 % (Hospimed)

 Solución inyectable 10ml 20mg/ml $1.40

 Solución inyectable 20ml 20mg/ml $1.85

 Frasco 20ml 20mg/ml $2.36

 Frasco 50ml 20mg/ml $3.94

 ROXICAÍNA POMADA (Ropsohn)

 Tubo 10g 5mg/ml $2.18

 ROXICAÍNA JALEA (Ropsohn)

 Tubo 30ml 2% $4.11 CNMB

 ROXICAÍNA ATOMIZADOR (Ropsohn)

 Frasco atomizador 80g 10% $26.09 CNMB

2. BUPIVACAÍNA

Comerciales:

 BUPIROP 0.5% (Ropsohn)


 Solución inyectable 20ml 5mg/ml $4.04 CNMB

 BUPINEST 0.75% (Ropsohn)

 Solución inyectable 10ml 7.5mg $2.31

COMBINADOS

LIDOCAÍNA + EPINEFRINA

 ROXICAÍNA 2% C/EPINEFRINA AMPOULEPACK (Ropsohn) Comercial

 Solución inyectable 10ml $1.41 CNMB

o Epinefrina 5mcg/ml

o Lidocaína 20mg/ml

 solución inyectable 20ml $1.84 CNMB

o Epinefrina 0.005mg/ml

o Lidocaína 20mg/ml

 ROXICAÍNA 2% C/EPINEFRÍNA (Ropsohn) Comercial

 Frasco 20ml $2.24 CNMB

o Lidocaína 20mg/ml

o Epinefrina 5mcg/ml

 Frasco 50ml $4.12 CNMB

o Epinefrina 5mcg/ml

o Lidocaína 20mg/ml

 XYLOCAÍNA 2% (Astra) Comercial

 Solución inyectable 20ml $4.60 CNMB

o Lidocaína 20mg/ml

o Epinefrina 5mcg/ml

 XYLOCAÍNA 2%+EPINEFRÍNA (Astra) Comercial


 Frasco 20ml $8.74 CNMB

o Lidocaína 20mg/ml

o Epinefrina 5mcg/ml

LIDOCAÍNA + PRILOCAÍNA

 EMLA (Astra) Comercial

 Parche 1g $7.74

o Lidocaína 2.5%

o Prilocaína 2.5%

 Crema 5g $16.05

o Lidocaína 2.5%

o Prilocaína 2.5%

BUPIVACAÍNA + EPINEFRINA

 BUPIROP 0.5% C/EPINEFRINA (Ropsohn) Comercial

 Frasco 20ml $4.04 CNMB

o Bupivacaína 5mg/ml

o Epinefrina 5mcg/ml

 BUPIROP 0.5% C/EPINEFRINA AMPOULEPACK (Ropsohn) Comercial

 Solución inyectable 10ml $0.78 CNMB

o Bupivacaína 5mg/ml

o Epinefrina 5mcg/ml

 Solución inyectable 20ml $3.98 CNMB

o Bupivacaína 5mg/ml

o Epinefrina 5mcg/ml

LEVOBUPIVACAÍNA + EPINEFRINA
 BUPINEST 0.75% C/EPINEFRINA (Ropsohn) Comercial

 Solución inyectable 10ml $2.31

o Levobupivacaína 7.5mg

o Epinefrina 5mcg/ml

BIBLIOGRAFÍA

EcuRed. (Febrero de 2011). Anestesico. Obtenido de EcuRed:


https://www.ecured.cu/Anest%C3%A9sico
Ruiz, J. (24 de Noviembre de 2014). Anestesicos locales. Obtenido de SlideShare:
https://es.slideshare.net/julianrl10/anestsicos-locales-41984563
Abad Torrent, A. (2004). El anestesiólogo del futuro, ¿Ciencia o ficción? Retrieved
from
http://anestesiar.org/2010/el-anestesiologo-del-futuro-%C2%BFciencia-o-ficcion/
Baum, J.A. (2000). ¿Será el Xenón el anestésico inhalatorio del futuro? [Electronic
version].
Rev. Esp. Anestesiol. Reanim. Vol 47: 233-234.
Buzzi, A.; Doisenbant, A. (2008). Evolución histórica de la medicina (1ª ed.). Médica
Panamericana: Buenos Aires.
Cirugía. La revolución quirúrgica. (n.d.). Retrieved July 9, 2013, from
http://hicido.uv.es/Expo_medicina/Cirugia/revol_quirur.html
Diccionario de la Lengua Española. (n.d.). Retrieved July 8, 2013, from
http://lema.rae.es/drae/?val=anestesia
Himanshu, V., Safiya L,S. (2012). Xenon: An Anaesthesic Agent of the Future. The
Indian
Anaesthetist’s Forum, 1-7.
Lama Toro, A. (2004). Historia de la medicina: Hechos y personajes. Editorial
Mediteráneo
Ltda.: Santiago, Chile.