You are on page 1of 25

MUNICIPALIDAD DE MARCALA

DEPARTAMENTO DE LA PAZ

PROYECTO SEFIN-NDF-313

ESTUDIOS DE FACTIBILIDAD Y DISEÑOS


FINALES PARA LAS MEJORAS DE LOS SISTEMAS
DE AGUA POTABLE Y ALCANTARILLADO SANITARIO EN
12 MUNICIPALIDADES DE HONDURAS

MANUAL PARA LA OPERACIÓN Y MANTENIMIENTO


PARA LAS PLANTAS POTABILIZADORAS
PARA MODULOS DE 25 y 75 L/S

DOCUMENTO 4.2

Tegucigalpa, M.D.C.,
Honduras, C.A.

Diciembre de 2006
Proyecto NDF-313/SEFIN-013-2003
Manual de Operación y Mantenimiento para las plantas potabilizadoras para módulos de de 25 y 75 l/s

MANUAL PARA LAOPERACIÓN Y MANTENIMIENTO


PARA LAS PLANTAS POTABILIZADORAS
PARA MODULOS DE 25 y 75 L/S

INDICE DE CONTENIDO

1 INTRODUCCIÓN.......................................................................................................................1

1.1 Operación de la potabilizadoras.....................................................................................................2


1.1.1 Módulo potabilizador......................................................................................................................2
1.1.2 Operación en condiciones de estiaje...............................................................................................3
1.1.3 Operación en condiciones de invierno............................................................................................3
1.1.4 Retrolavado de los filtros.................................................................................................................4
1.1.5 Aislamiento total de la planta.........................................................................................................4
1.1.6 Aislamiento total de un módulo potabilizador...............................................................................5

1.2 Dosificación de productos químicos...............................................................................................6


1.2.1 Mantenimiento.................................................................................................................................6

2 INTRODUCCIÓN........................................................................................................................9

2.1 Estación de cloración de tipo A.......................................................................................................9


2.1.1 Descripción del equipo de la estación.............................................................................................9

2.2 Operación y mantenimiento del equipo.......................................................................................10


2.2.1 Cloradores al vacío........................................................................................................................10
2.2.2 Equipo hidroneumático.................................................................................................................12
2.2.3 Almacenamiento y manejo de cilindros de cloro.........................................................................13
2.2.4 Seguridad y equipos pertinentes...................................................................................................15

2.3 Estaciones de cloración de tipo B y C...........................................................................................17


2.3.1 Descripción del equipo de las estaciones......................................................................................17

2.4 Operación y mantenimiento del equipo.......................................................................................18


2.4.1 Cloradores al vacío........................................................................................................................18
2.4.2 Equipo hidroneumático (Sólo para estación de tipo C)..............................................................20
2.4.3 Seguridad y equipos pertinentes...................................................................................................22

SWECO-ESA i
Proyecto NDF-313/SEFIN-013-2003
Manual de Operación y Mantenimiento para las plantas potabilizadoras para módulos de de 25 y 75 l/s

Chapter 1 INTRODUCCIÓN
Las plantas potabilizadoras diseñadas para la consultoría “Estudios de Factibilidad y Diseños
Finales para las Mejoras de los Sistemas de Agua Potable y Alcantarillado Sanitario en 12
Municipalidades de Honduras”, fueron concebidas para tratar las aguas superficiales, son del
Tipo Hidráulica Modular, para unidades de 75.00 y 25.00 lts/seg cada una. Cada módulo
principal está conformado por los siguientes componentes:

 Un dispositivo de entrada y desarenación de flujos, común para todos los módulos.


 En algunos casos necesarios, dispositivo de aireación/oxidación, común para todos los
módulos.
 Un vertedero suprimido de salida general hacia los módulos, donde se realiza la estabilización
química y la medición de caudales influentes.
 Un canal de equirepartición de flujos a los módulos potabilizadores.
 Un vertedero suprimido donde se realiza la coagulación y la medición de caudales influentes.
 Un canal de By – Pass.
 Un floculador hidráulico de flujo vertical.
 Decantadores laminares ascendentes de alta tasa.
 Filtros rápidos descendentes de tasa declinante, y de retrolavado mutuo.

Como obras accesorias comunes para las etapas de expansión previstas para las plantas
potabilizadoras, los módulos cuentan con:

 Una sala conjunta de cloración e hidroneumáticos, común para todos los módulos.
 Un tanque de contacto de cloro común para todos los módulos y expandible.

Este tipo de potabilizadoras, se caracteriza por su bajo costo de inversión, reducido consumo de
Energía, facilidad en su Operación y Mantenimiento, teniendo además la flexibilidad de tratar
eficientemente un alto rango de variaciones de caudal y calidades del influente que ingresan a la
planta. Como es lógico deducir, para que la potabilizadora funcione en condiciones óptimas, se
deben seguir ciertas pautas, que el diseñador de la obra, se permite ilustrar como principal
objetivo del presente documento.

SWECO-ESA 1
Proyecto NDF-313/SEFIN-013-2003
Manual de Operación y Mantenimiento para las plantas potabilizadoras de 25 y 75 l/s

1.1 Operación de las potabilizadoras


1.1.1 Módulo potabilizador

El motivo principal de la construcción de una planta potabilizadora, es el transformar las aguas


crudas existentes en la naturaleza en aptas para el consumo humano. Esto implica una serie de
actividades en muchos casos repetitivas, que aseguren la inocuidad del agua producida, abatiendo
los índices de morbilidad y mortalidad de una comunidad.

Para lograr dicho objetivo, el Laboratorio de Tratabilidad de la Planta de Tratamiento, deberá de


llevar un adecuado monitoreo de la calidad del influente y del producto obtenido en la planta. Es
común, que al inicio de la operación de la potabilizadora, se determinen de forma diaria los
siguientes parámetros:

 Caudal de Entrada y Salida Cada cambio de operador.


 Turbiedad Cada cambio de operador.
 color Cada cambio de operador.
 PH Cada cambio de operador.
 Alcalinidad Cada cambio de operador.
 Coliformes Totales y Fecales Diario.
 Dosis Optima de: Floculante, Agente Estabilizador y Polímero diario .

Con la estadística recabada durante por lo menos un año y medio, se podrá contar con los
suficientes datos para realizar curvas de calibración, que relacione las condiciones de la calidad
del agua de influente, con las dosis de productos químicos a utilizarse. Al respecto, se debe tener
especial cuidado de no inferir datos de otra potabilizadora, ya que las condiciones intrínsecas de
la cuenca hidrográfica y por ende de las calidades de las aguas, nunca son iguales o similares.

Las pruebas de tratabilidad del agua, dosis óptima de floculante, estabilizante, y polímero, se
recomienda hacerlas bajo la Metodología Modificada del CEPIS1, con los cuidados que dicha
técnica requiere, y teniendo especial cuidado en la preparación de soluciones y de su tiempo de
vencimiento.

Los registros, se deberán continuar nutriendo por toda la vida útil de la potabilizadora, tanto para
el adecuado control de los procesos, como para retroalimentar la calibración del modelo antes
expresado, y para definir las distintas modalidades operativas del módulo potabilizador.

Las válvulas números 1 y 2, se deben de operar y calibrar únicamente cuando haya un cambio
sustancial en el caudal de entrada, y siempre al valor de la altura de carga del agua en la cámara
de entrada. Se recomienda instruir a los operadores para que no la manipulen, y que las personas
encargadas sean debidamente capacitadas para su operación y mantenimiento. La válvula Nº 3,
sólo se debe de abrir una vez a la semana, y mantenerla abierta totalmente por no más de 10
1
“Manual de Técnicas de Tratabilidad del Agua para el Consumo Humano”, Peres Carrion / Canepa de Vargas, CEPIS/ OPS / ANDESAPA /
1982.

SWECO-ESA 2
Proyecto NDF-313/SEFIN-013-2003
Manual de Operación y Mantenimiento para las plantas potabilizadoras de 25 y 75 l/s

minutos, que es el tiempo necesario para el drenado de arenas y precipitados de Hierro y


Manganeso.

1.1.2 Operación en condiciones de estiaje

La planta de tratamiento es abastecida por las fuentes superficiales, el que durante la época de
estiaje (cerca de cuatro a seis meses al año), presenta buena calidad de sus aguas, por ello en esta
temporada únicamente se requiere la utilización de los procesos de coagulación, filtración y
desinfección, o sea un tratamiento del tipo “Filtración Directa”. Con lo anterior, en
potabilizadoras similares, se han logrado reducciones de hasta un 60% en el consumo de
productos químicos, disminuyéndose notablemente los gastos de mantenimiento de la
Potabilizadora.

Para lograr esta forma de operación, y una vez que se asegure mediante el monitoreo rutinario de
la calidad del agua del influente, que durante tres días consecutivos de estiaje, los valores de la
turbiedad, el color y la concentración de Coliformes Fecales sean inferiores 2 a: 30 N.T.U., 15
U.C., y 1,000/100ml como N.M.P., se debe proceder a la determinación de las diversas Dosis
óptimas de productos químicos, y luego realizar las siguientes actividades referidas al Esquema
Adjunto:

 Cambiar el dosaje de los Productos Químicos.


 Abiertas las válvulas: # 1, # 2, # 6, # 11
 Cerradas las válvulas: # 3, # 4, # 7, # 9, # 16, # 13, # 14
 Mantener en posición normal el vertedero: # 12
 Retirar las compuertas manuales: # 5,# 8a, # 8b
 Colocar las compuertas manuales: # 4, # 7, # 5c

De esta forma, el flujo ingresará a la cámara de entrada (A, B, C), pasará al vertedor
equirepartidor (D), al canal de coagulación (E), al by-pass (G), que conducirá el agua ya
coagulada al canal de ingreso, de los filtros (J), pasará a los filtros ( K ), por la válvula Nº 11, de
esta unidad pasa el flujo al vertedor de salida Nº 12, al canal de aguas filtradas ( L ), ingresa al
vertedor general de salida del módulo (M), y de allí al Manifold (N), donde se le aplica una
solución “Agua-Cloro” para desinfectarla (O), y finalmente al reservorio (P), para que tenga un
tiempo de contacto adecuado antes de la salida para distribución del agua potabilizada en la
ciudad (Q).

1.1.3 Operación en condiciones de invierno

Las aguas de las fuentes durante el período de lluvias e inmediatamente después, presentan
condiciones de mala calidad, por ello es necesario utilizar los procesos de estabilización,
coagulación, floculación, decantación, filtración y desinfección de sus aguas, realizando pruebas
de tratabilidad diariamente para determinar las dosis óptimas de las soluciones de productos
químicos a aplicar. Para estas condiciones el módulo potabilizador deberá funcionar bajo el
siguiente esquema:
 Abierta las válvulas: # 1, # 2, # 6, # 9, # 11
2
Recomendaciones Documento: “Criterios de Diseño para Filtros”, Di Bernardo / Canepa de Vargas, CEPIS / OPS / HPE / 1992 .

SWECO-ESA 3
Proyecto NDF-313/SEFIN-013-2003
Manual de Operación y Mantenimiento para las plantas potabilizadoras de 25 y 75 l/s

 Colocadas las compuertas manuales: # 5a, # 5b, # 8a, # 8b


 Cerradas las válvulas: # 10, # 13, # 15, # 18, # 19
 Removidas las compuertas manuales: # 4, # 7
 Colocados en posición normal los vertederos: c, y # 12

1.1.4 Retrolavado de los filtros

Normalmente esta es una actividad que se realiza diariamente y es conducente adoptar esta
periodicidad para prevenir la formación de “bolas de barro” u otros problemas sanitarios.
Comúnmente se ha identificado, que un tiempo de retrolavado por cada unidad de 20 minutos
brinda resultados satisfactorios, pero la realidad la dicta la práctica, y se recomienda sea utilizado
el tiempo necesario para que el agua a contraflujo esté “clara”. Para realizar la acción de
retrolavado, se deben realizar las siguientes acciones en la unidad que presente un nivel de aguas
que llegue aproximadamente a 50 cm abajo del coronamiento del filtro:

 Cerrar la válvula Nº 11
 Abrir las válvulas Nº 13

Con estas acciones el flujo se cancela del canal de equirepartición a filtros (J), a la unidad, e
ingresa el agua filtrada del canal (L) a la unidad, pasando por el falso fondo, distribuyéndose por
el lecho de soporte de grava, expandiendo limpiando el lecho de arena, el agua asciende a la
canaleta de retrolavado, e ingresa a el canal de evacuación general del módulo (Ver esquema
funcional en el plano adjunto).

Para poner a funcionar de nuevo la unidad, una vez limpio los lechos, basta con realizar acciones
contrarias a las antes expuestas.

1.1.5 Aislamiento total de la planta

Si por alguna razón se desea parar totalmente la planta potabilizadora, se deberá seguir
cuidadosamente la secuencia expuesta a continuación:

 Cerrar lentamente la válvula Nº 1


 Parar equipos de la estación de bombeo cerrar lentamente la válvula Nº 2

Para poner en funcionamiento nuevamente la Potabilizadora la secuencia seria:

 Abrir lentamente la válvula Nº 1.


 Abrir lentamente la válvula Nº 2.
 Encender los equipos de la estación de bombeo.

Las anteriores secuencias operativas, reducirán al mínimo la formación del fenómeno de “golpe
de ariete” en la tubería de la línea de conducción, reduciendo la probabilidad de su ruptura por
sobrepresión. Se considera que la operación de una válvula es “lenta”, cuando la manipulación
continúa del maneral o volante para la apertura o cierre de la válvula, se realiza en más de cinco
minutos.

SWECO-ESA 4
Proyecto NDF-313/SEFIN-013-2003
Manual de Operación y Mantenimiento para las plantas potabilizadoras de 25 y 75 l/s

1.1.6 Aislamiento total de un módulo potabilizador

Con el fin de darle un mantenimiento total a un determinado módulo potabilizador, sin parar otros
módulos, únicamente es necesario elevar el vertedor equirepartidor (D), hasta una altura
aproximadamente igual a la losa de piso de la cámara de entrada al módulo, ya no le ingresará
caudal, pero permanecerá inundado, para vaciarlo totalmente se deben realizar las siguientes
acciones:

1) Abrir las válvulas números 15, 14, 10, 16 y 13.


2) Retirar las compuertas manuales número 5a, 5b, 8ª y 8b.

Para poner en funcionamiento el módulo, se deberán hacer las actividades contrarias a las antes
detalladas.

Aislamiento y limpieza de unidades particulares

Durante la época de estiaje en funcionamiento a “Filtración Directa”, es apropiado realizar


labores de mantenimiento en floculadores (F), decantadores (I), o algún filtro que estuviese
dañado o defectuoso (K), esto se realiza vaciando dichas unidades mediante las siguientes
operaciones:

a) Limpieza de la cámara de entrada:


1) Abrir la válvula Nº 3.

b) Limpieza del floculador:


1) Abrir la válvula Nº 15
2) Tener instaladas las compuertas manuales números 4 y 7.

c) Limpieza de un decantador:
1) Abrir las válvulas Nº 10.
2) Cerrada las válvulas Nº 9.

d) Limpieza de todos los decantadores:


1) Tener instalada la compuerta manual número 5c
2) Abierta la válvula números 15 y 14.
3) Cerrada las válvulas número 9.

e) Aislamiento de un filtro:
1) Cerrada válvula del filtro defectuoso Nº 11 y 13.
2) Abierta válvula del filtro defectuoso Nº 16.
3) Elevar el vertedero de salida filtro defectuoso Nº 12

Las unidades se pueden lavar superficialmente mediante una manguera que se conecta al pedestal
Nº 16 y abriendo la válvula Nº 16.

SWECO-ESA 5
Proyecto NDF-313/SEFIN-013-2003
Manual de Operación y Mantenimiento para las plantas potabilizadoras de 25 y 75 l/s

Para poner a funcionar las unidades o la “Potabilizadora Completa”, se deberá de realizar las
actividades contrarias a las antes detalladas.

1.2 Dosificación de productos químicos

Para esta planta, ante la carencia de pruebas de tratabilidad de las fuentes de abasto, se ha
previsto la utilización de un agente estabilizante (Cal), floculante (Sulfato de Alumina), y
Polímero. Para ello se ha dejado previstas cuatro cubas de preparación de soluciones, las cuales
tienen un volumen útil de 1.00 m3. Se recomienda utilizar las dos más cercanas a las bombas
dosificadoras para el foculante, la siguiente para el estabilizador y la última para el polímero, con
ello se optimizaría la operación y se evitaría contaminaciones nocivas de un producto a otro.

En términos generales, la preparación de soluciones deberá seguir las mismas recomendaciones


que el CEPIS tiene para la preparación de soluciones a nivel de laboratorio, en cuanto a la
duración máxima (24 hrs. para el Sulfato de Aluminio a una concentración menor al 5%, p.e.), y
que se pueden obtener gratuitamente en la pagina Web de esa institución (www.cepis.ops-
oms.org/).

Las dosificaciones a usar por cada reactivo, serán las que resultasen de la determinación de dosis
óptima de las pruebas de tratabilidad de las aguas crudas, y se aplicarán de la siguiente forma:
Calibrando las bombas dosificadoras, primeramente con una probeta graduada con respecto al
tiempo, a la concentración de la solución a emplear y al caudal de influente del agua cruda.

Para el caso de la aplicación del cloro, se deberán de seguir los lineamientos y recomendaciones
hechas por el fabricante del dosificador, ya que son específicos para cada marca de equipo. La
dosificación a usar, deberá ser determinada empíricamente, regulando el dosificador para obtener
con 100 ml de agua cruda un cloro residual de 0.5 ppm, y luego mantener esa dosis por 24 horas
en la red, posteriormente hacer una lectura de cloro residual en el punto más crítico de la red, (el
más lejano de la planta potabilizadora), y regulando el dosificador día a día, hasta lograr en ese
punto crítico una concentración mínima de 0.2 ppm.

1.2.1 Mantenimiento

El mantenimiento estructural del módulo, se concreta a la renovación de su pintura


aproximadamente cada cinco años, al reemplazo de las láminas de fibrocemento en mal estado en
la cámara de entrada, y en los decantadores, así como el eventual reemplazo de alguna válvula o
compuerta dañada.

A los decantadores, es recomendable por cada unidad se les de semanalmente una “purga” de 10
minutos a las tolvas de acumulación de fangos, caso similar al floculador, abriendo la válvula de
desecación de la unidad por 20 minutos, principalmente cuando no se haya obtenido aún el
caudal de diseño del módulo. En ambos casos no es necesario “parar” las unidades, es decir que
pueden seguir funcionando normalmente mientras se realiza esta actividad.

SWECO-ESA 6
Proyecto NDF-313/SEFIN-013-2003
Manual de Operación y Mantenimiento para las plantas potabilizadoras de 25 y 75 l/s

Las cubas de preparación de las soluciones de los productos químicos se deben drenar
quincenalmente, y darles una limpieza total cada mes, adicionalmente es recomendable que cada
año se remueva la pintura interior o repare el repello interno, si este presentase daños erosivos.

El cambio de los cilindros contenedores de cloro gas, es una de las labores más peligrosas en una
potabilizadora, por la alta acción oxidante del producto, por lo tanto dicho trabajo lo deben
realizar personas lo suficientemente capacitadas, y siguiendo los procedimientos y precauciones
establecidas en los Manuales del U.S. Institute Chlorine, los cuales deberían ser exigidos al
suministrador de los equipos. En cada cambio de operación de los cilindros de almacenamiento se
deberán de cambiar los empaques de plomo, el no hacerlo conllevará a fugas perniciosas del
producto y poner en riesgo la integridad de los operarios. Las acciones de carga y descarga de las
“mulas” de soporte se deberán hacer de día, y con todos los cuidados que esta acción requiere.

SWECO-ESA 7
PARTE 2

OPERACIÓN Y MANTENIMIENTO PARA


LAS CASETAS DE CLORACION
Proyecto NDF-313/SEFIN-013-2003
Manual de Operación y Mantenimiento para las plantas potabilizadoras de 25 y 75 l/s

Chapter 2 INTRODUCCIÓN
En el presente proyecto, se ha diseñado diversos tipos de estaciones de cloración, para proporcionar
desinfección a las aguas tratadas de varias fuentes, que abastecerán la ciudad en estudio.

Por razones económicas y operacionales todos los tipos de estaciones, funcionarán a base de cloro gas,
y por seguridad estarán equipadas con cloradores al vacío. Se han propuesto tres tipos de estaciones de
cloración, es decir:

1) Tipo A: Cloradores con capacidad de dosificación entre 1.42 y 5.68 kg/hr, alimentados por
cilindros contenedores de cloro gas de 1.0 tonelada.

2) Tipo B: Cloradores con capacidad de dosificación entre 1.42 y 2.84 kg/hr, alimentados por
cilindros contenedores de cloro gas de 70 kg aproximadamente. Donde la presión del agua para el
funcionamiento de los eyectores, en este tipo de estación, es accionado por la presión del agua
cruda en entrada.

3) Tipo C: Cloradores con capacidad de dosificación entre 1.42 y 2.84 kg/hr, alimentados por
cilindros contenedores de cloro gas de 70 kg aproximadamente. En las que la presión del agua
para el funcionamiento de los eyectores, se obtiene con equipos hidroneumáticos.

El presente documento contiene las instrucciones y criterios necesarios para que los operadores de las
antedichas estaciones desarrollen las actividades de operación y mantenimiento del equipo en
condiciones de seguridad. Para detalles adicionales, se recomienda consultar manuales aprobados,
como los preparados por el U.S. Chlorine Institute, y en todo caso, las especificaciones de operación y
mantenimiento del fabricante de cada tipo de equipo que sea instalado.

2.1 Estación de cloración de tipo A


2.1.1 Descripción del equipo de la estación

El esquema de la estación de tipo A está representado en Fig. 1:

SWECO-ESA 9
Proyecto NDF-313/SEFIN-013-2003
Manual de Operación y Mantenimiento para las plantas potabilizadoras de 25 y 75 l/s

salida solución agua/cloro Entrada agua cruda

b
a

p
Cloradores /
m a eyectores
c b Equipo hidroneumático
d c Balanza,(dial de lectura p)
e d Cilindro de cloro en uso
e Conexion metálica flexible
h f Polipasto eléctrico,(2 Ton)
g Sillas de apoyo de cilindro
h Cilindros almacenados
h i monoriel
m Máscara anti gas
n Equipo de seguridad
h Pared no perforada
Pared Perforada hasta h=1.0 m
Sin Pared, pero con techo
h Protector amortigua-choques
n Notas: 1.-toda clase de instalaciones
g i eléctricas serán "antichispa"
f 2.-undo de los cloradores de
estará en Stand-By

Fig. 1 - Esquema de estación de tipo A

2.2 Operación y mantenimiento del equipo


2.2.1 Cloradores al vacío

a) Descripción y operación

Este sistema de cloración requiere que haya un vacío para activar el mecanismo que permite salir el
cloro gas contenido en un cilindro de cloro gas licuado.

El vacío se crea con agua a presión que fluye a través de un eyector (Venturi) u otro dispositivo
similar. El cloro gas pasa del cilindro a través del regulador de demanda o dosificador; luego el gas
pasa por una tubería al vacío que conecta el regulador al eyector. El cloro gas es incorporado al agua
que pasa a través del eyector y se mezcla y disuelve inmediatamente a la concentración deseada.

SWECO-ESA 10
Proyecto NDF-313/SEFIN-013-2003
Manual de Operación y Mantenimiento para las plantas potabilizadoras de 25 y 75 l/s

El sistema completo de dosificación de cloro se compone, esencialmente, de un regulador de presión,


una válvula reguladora de flujo, un indicador de flujo, un difusor y la tubería de interconexión.

El regulador reduce la presión del cloro gas en el cilindro, que depende de la temperatura, y dirige el
gas hacia el eyector, donde se crea un vacío parcial. La función de la válvula de regulación es
controlar el flujo de gas que se está dosificando.

Los fabricantes de equipos de cloración de buena calidad, realizan el complejo de instrumentos


antedicho en un gabinete compacto, que se conecta con la entrada de cloro gas, de agua cruda y con la
salida de la mezcla agua/cloro. Es posible, además de la regulación manual, utilizar otros modelos de
dosificadores de cloro del tipo automático, dependiendo de una medición instrumental ya sea del
caudal de agua o de los valores de cloro residual en los puntos criticos de la red de distribución de
agua.

Para el presente proyecto, se considera únicamente la operación de dosificadores del tipo manual, En
el que el operador tiene que determinar previamente la cantidad de cloro que se va a suministrar en un
período de tiempo dado, y observando el indicador de flujo de cloro, ajusta la válvula de regulación a
fin de modificar el flujo de cloro para obtener la tasa de dosificación requerida. Cada vez que hay un
cambio en el caudal de agua o en la demanda de cloro, hay que volver a ajustar el flujo de cloro gas.
Este flujo es activado o suprimido, dependiendo del arranque o parada del equipo hidroneumático o de
bombeo de las fuentes para alimentación del agua cruda de alimentación a presión.

A continuación se ilustra el método que permite un tipo de control práctico y sencillo de parte del
operador:

1) Determinar en laboratorio la curva demanda de cloro / cloro residual para el agua cruda que
deberá desinfectarse con cloro (N.B.: determinar esta curva con bastante frecuencia, hasta
asegurarse de que el comportamiento del agua cruda es constante).

2) Preparar un cuadro similar al siguiente, utilizando los datos de la curva antedicha.

Cuadro Nº 1: Control de aplicación de cloro

Cloro residual = 0.5 mg/l* Cloro residual = 0.7 mg/l* Cloro residual = 0.9 mg/l*
Caudal agua Dosificación Caudal agua Dosificación Caudal agua Dosificación
cruda , m3/h Cl2 , kg/h cruda , m3/h Cl2 , kg/h cruda , m3/h Cl2 , kg/h
a b a c a d
a’ b’ a’ c’ a’ d’
a” b” a” c” a” d”
etc. etc. etc. etc. etc. etc.
*Seleccionar el intervalo de cloro residual y caudal de agua cruda según los datos de proyecto

3) Entregar el anterior cuadro guía debidamente laminado (transparente e impermeable) al operador,


para que lo utilice como guía para los ajustes manuales del caudal de cloro.

4) Proveer al operador un clorímetro para determinación de cloro residual en el campo; este


clorímetro cuenta con una celda de vidrio especial que se llena con la muestra de agua a

SWECO-ESA 11
Proyecto NDF-313/SEFIN-013-2003
Manual de Operación y Mantenimiento para las plantas potabilizadoras de 25 y 75 l/s

examinarse, y donde se desarrolla el color, agregando unas gotas de un reactivo oportuno


(normalmente, DPD u Orto-Tolidina). El color que se obtiene en la celda se compara con una
escala clorimétrica, que permite identificar la concentración del cloro residual; el operador

5) podrá refinar los ajustes de dosificación de acuerdo con el cuadro-guía y con los análisis definidos
anteriormente.

6) Se recomienda proporcionar a los operadores datos actualizados de consumo específico


(demanda) de cloro, cuando se necesite.

b) Mantenimiento

Los componentes principales del sistema de dosificación (válvulas, empaques, diafragmas, medidor de
flujo, eyector, etc) necesitan un mantenimiento cuidadoso, y para otros componentes, calibración.

Las características en detalle de estos componentes pueden variar según la marca y modelo del equipo;
por lo tanto, se recomienda seguir con cuidado las prescripciones y recomendaciones apropiadas del
manual de operación y mantenimiento, que deberá ser obligatoriamente entregado por el fabricante del
equipo.

Las medidas de seguridad requieren que, cuando no está fluyendo agua a presión desde el equipo
hidroneumático, no se descargue cloro para que no se forme cloro gas húmedo, que es sumamente
corrosivo y ataca los componentes del sistema. Para evitar un flujo inverso del agua a través del punto
de succión del eyector cuando no está fluyendo agua por este mismo, se coloca una válvula de
retención antes del eyector, es evidente que el mantenimiento para la eficiencia de esta válvula es muy
importante.

Para seguridad, cada clorador tiene un tubo de ventilación, que va del regulador al exterior de la
estación de cloración. Se recomienda mantener dicho tubo de ventilación siempre libre y limpio, sin
curvas fuertes que podrían ocasionar la reducción o la oclusión de su sección libre.

2.2.2 Equipo hidroneumático

a) Descripción y operación

El flujo de agua a través del eyector deberá tener un caudal y una presión que normalmente están
especificadas por el fabricante del equipo de dosificación. La presión típica para el funcionamiento de
este tipo de eyector es de 35 m de columna de agua, aproximadamente.

Para mantener el caudal y la presión requeridos, se utiliza un equipo hidroneumático que cuenta con
una bomba centrífuga para elevar la presión del agua cruda, y un tanque de presión para mantener
constante la presión misma.

El agua que sale por el eyector, es una solución fuerte de cloro (valores típicos alrededor de 4 g/l), la
que se dirige hacia el difusor que descarga en la tubería mayor que conduce todo el caudal de agua que
se va a desinfectar, o a un tanque mezclando la solución fuerte y diluyéndola a la concentración
deseada. Esto es posible, dado que como se ha visto en el numeral anterior, el agua a presión aspira

SWECO-ESA 12
Proyecto NDF-313/SEFIN-013-2003
Manual de Operación y Mantenimiento para las plantas potabilizadoras de 25 y 75 l/s

desde el eyector la cantidad horaria de cloro gas requerida, proporcionada por el regulador del
clorador.

Se ha visto también, cómo el arranque o la parada de la bomba de agua a presión determinan el


arranque o el cierre del flujo de cloro gas (ver numeral 2.1.2 a)

b) Mantenimiento

Los componentes principales del sistema hidroneumático, es decir la bomba centrífuga y el tanque de
presión, necesitan un mantenimiento normal, similar al requerido por este tipo de equipos e impulsión.

Se recomienda seguir cuidadosamente las prescripciones apropiadas del Manual de Operación y


Mantenimiento, que deberá ser entregado por el fabricante del equipo; se menciona en particular, el
mantenimiento o reemplazo de los empaques de la bomba, la lubricación eventual de cojinetes, etc.

2.2.3 Almacenamiento y manejo de cilindros de cloro

a) Descripción y operación

Las normas para el transporte, la recepción y el almacenamiento de cilindros de cloro de 1.0 tonelada,
son presentadas de manera extensa en el manual del U.S. Chlorine Institute. Las recomendaciones
siguientes son una síntesis de los criterios de operación y mantenimiento a utilizarse de parte del
operador de planta.

2.2.3.1 Recepción y movilización de cilindros

Los cilindros son entregados en posición horizontal en camiones de tolva abierta. El camión se
cuadrará en retroceso bajo la prolongación del monoriel, de manera que el gancho de la grúa pueda
bajar hacia la tolva perpendicularmente al eje del cilindro. El cilindro se movilizará únicamente
mediante una viga de levantamiento de tipo aprobado (Ver ejemplo en Figura Nº 2).

Figura Nº 2: Viga de levantamiento de cilindros de 1.0 tonelada

SWECO-ESA 13
Proyecto NDF-313/SEFIN-013-2003
Manual de Operación y Mantenimiento para las plantas potabilizadoras de 25 y 75 l/s

La grúa será de tipo aprobado para levantar dos (2.0) toneladas en operación normal. El levantamiento
se hará mediante motor eléctrico de potencia adecuada.

2.2.3.2 Almacenamiento de cilindros

Los cilindros llenos a utilizar, tal como los cilindros vacíos en espera de volver a la fábrica o depósito
de cloro, serán almacenados en posición horizontal y descansarán sobre sillas de concreto o sobre
apoyos especiales con ruedas ( En Inglés: trunnions). (Ver Figura. 3 a-b), queda proscrita la práctica de
apilar un cilindro sobre otro.

Figura Nº 3-a) Apoyos con silla de concreto; b) Apoyos con ruedas (trunnions)

SWECO-ESA 14
Proyecto NDF-313/SEFIN-013-2003
Manual de Operación y Mantenimiento para las plantas potabilizadoras de 25 y 75 l/s

2.2.3.3 Balanzas

La manera más exacta para determinar la tasa efectiva de dosificación de cloro gas, es la
determinación del peso de cloro consumido en un intervalo de tiempo. Por lo tanto, el cilindro que se
encuentra en servicio, es decir el conectado al dosificador, deberá estar instalado sobre una balanza
apropiada para el peso y el tipo de cilindro en uso. El operador deberá anotar con cuidado, la fecha y
el horario de las diversas lecturas del dial de la balanza, lo que permitirá calcular de manera correcta la
cantidad de cloro consumido en un período dado, y determinar cuándo habrá que cambiar el cilindro
en uso con otro lleno, para mover los cilindros hacia o desde la balanza, ver “Recepción y
movilización de cilindros”. El cilindro en uso deberá estar conectado a la tubería de alimentación del
clorador, mediante el conector especial, proporcionado por el fabricante del equipo de cloración para
la conexión y desconexión del cilindro, tal como su arranque y su cierre, se deberá cumplir totalmente
con las instrucciones del fabricante.

b) Mantenimiento

2.2.3.4 Grúa y monorriel

Se deberá seguir con el manual de instrucción del fabricante, y no se debe olvidar realizar al equipo el
control periódico de eficiencia según las normas de seguridades vigentes en el país, destinadas a la
operación de equipos mecánicos para levantamiento e izamiento de objetos.

2.2.3.5 Balanza

Seguir el manual de instrucción del fabricante.

2.2.3.6 Conexiones

Los materiales de conexión (partes plásticas, herrajes de metal, válvulas y conexiones flexibles),
deberán ser apropiados para el manejo de cloro gaseoso. Se deberá examinar siempre que no ocurra
corrosión de parte de cloro gaseoso húmedo; los depósitos eventuales de cloruro férrico en las partes
de hierro negro y se deberán limpiar con regularidad. El uso de repuestos o accesorios que no cumplan
con las especificaciones originales del fabricante no se permitirá en ningún caso.

2.2.4 Seguridad y equipos pertinentes

2.2.4.1 Problemas de temperatura

Se ha comentado anteriormente que el cloro llega en estado líquido, y en los cilindros de acero; según
las especificaciones del suministro, los cilindros deberán estar totalmente llenos de líquido a 68° C,
por lo tanto, aumentos significativos de temperatura podrían provocar rotura del cilindro. Sin embargo,
las temperaturas máximas del país, al techado del almacén y las paredes perforadas de ladrillo
permiten mantener condiciones de temperatura ambiente, lejos de los valores límites, naturalmente,
nunca se depositarán cilindros llenos expuestos al sol, ni por un tiempo breve.

SWECO-ESA 15
Proyecto NDF-313/SEFIN-013-2003
Manual de Operación y Mantenimiento para las plantas potabilizadoras de 25 y 75 l/s

Por otro lado, la extracción del cloro líquido absorbe calor y consecuentemente, el líquido tiene la
tendencia a enfriarse. Cuando la demanda de cloro es alta, es decir cuando la tasa de evaporación es
fuerte, al bajar de la temperatura puede resultar difícil mantener la tasa de evaporación requerida. En
estos casos los fabricantes incluyen en el equipo un evaporador auxiliar con calentamiento eléctrico;
sin embargo, la tasa máxima prevista para los cloradores en este caso (5.68 kg/hr) debería ser inferior
a la tasa crítica. De todas maneras, de deberán seguir los criterios dictados por el fabricante.

2.2.4.1 Capuchas

La capucha de goma, cobertora del cilindro, consiste en un aditamento del U.S. Chlorine Institute, es
decir es un involucro impermeable que, mediante un cincho de presión aísla temporalmente el extremo
donde están ubicadas las válvulas de salida del cilindro.

2.2.4.2 Detector de fugas de cloro y ventilación de emergencia

Está previsto un detector automático de fugas de cloro gas con ocho (8) sensores de detección y
alarmas visuales y acústicas incorporadas. La ventilación originada por las paredes perforadas puede
ser suficiente para cuando se verifique una fuga importante de cloro en el cuarto del dosificador y en
el almacén de cilindros. Para descontaminar el ambiente, es indispensable un cambio rápido del aire
(p.e. 30 veces por hora). Esta condición se puede realizar con la adopción de uno o más ventiladores
de emergencia, de capacidad y presión de descarga adecuada, normalmente instalados a nivel de techo
y con descarga en una chimenea vertical de 2-3 m de altura. El arranque de los ventiladores seria
automático, en función de las señales de alarma del detector de fugas. Naturalmente, se necesitaría
eliminar la fuga cuanto antes. Una fuga en el sistema del clorador o de su tubería de alimentación se
elimina con el cierre de la válvula del cilindro en uso. Una pérdida en una válvula de un cilindro, o
peor, una lesión de la estructura metálica del cilindro puede requerir medidas más severas, como la
instalación de la capucha, o cambio emergente de las válvulas (ver adelante).

2.2.4.3 Equipo de protección de los operadores

Consiste en guantes, delantales, botas de caucho, anteojos que deberían ser utilizados siempre cuando
el operador se acerca al sistema que contiene cloro. Además, se necesitan dos (2) equipos
autorespiradores con mascara facial y tanque de aire comprimido a utilizarse para entrar en la estación
para operaciones de emergencia en caso de fugas de cloro. La carga de aire comprimido se examinará
periódicamente, una vez por mes, para que el equipo esté en óptimas condiciones para su empleo
inmediato. No se deberá entrar a la estación sin el autorespirador durante una situación de emergencia
del tipo mencionado. Todo el equipo de protección se guardará en un armario particular ubicado fuera
de la estación, para que el equipo sea accesible al operador antes de entrar en un lugar contaminado
por cloro. El segundo equipo autorespirador es obligatorio para brindar auxilio al operador que trabaja
dentro un cuarto contaminado por cloro, en caso que lo necesite.

SWECO-ESA 16
Proyecto NDF-313/SEFIN-013-2003
Manual de Operación y Mantenimiento para las plantas potabilizadoras de 25 y 75 l/s

2.3 Estaciones de cloración de tipo B y C


2.3.1 Descripción del equipo de las estaciones

En este capítulo se tratará lo concerniente a las estaciones de desinfección de tipo B y C. Estas


estaciones están contenidas en casetas según el esquema mostrado a continuación; las diferencias entre
los dos tipos se limitan a que la presión del agua para el funcionamiento del eyector, se obtiene
directamente con la bomba de pozo para el tipo B, mientras que para el tipo C se necesita siempre el
equipo hidroneumático auxiliar.

CASETA" TIPO B"

Tubería de entrada

1 Tubería con cloro gas


e Tubería con agua
a c Pared perforada hasta
h = 1.00 m
4 Pared divisoria
sólida h=1.50 m
d

Tubería de salida i

CASETA" TIPO C"

Tubería de alimentación

b a a
Tubería con cloro gas
Tubería con agua
Pared divisoria
sólida h=1.50 m
7 Pared perforada hasta
c h=1.00 m

4 5 3

f d
i

A tanque de distribución

SWECO-ESA 17
Proyecto NDF-313/SEFIN-013-2003
Manual de Operación y Mantenimiento para las plantas potabilizadoras de 25 y 75 l/s

Cuadro Nº 2: Equipamiento de los equipos de cloración

Componente Aplicación
a Cloradores / eyectores Tipo B - C
b Equipo hidroneumático Tipo C
c Balanza Tipo B - C
d Cilindros de cloro de 70 kg Tipo B - C
e Manifold de conexión Tipo B - C
f Detector de fugas y ventilación Tipo B - C
g Carretilla para transporte de cilindros Tipo B - C
h Fosa para cilindros dañados Tipo B - C
i Armario equipo de seguridad Tipo B - C
l Armario repuestos y otro Tipo B - C

2.4 Operación y mantenimiento del equipo


2.4.1 Cloradores al vacío

a) Descripción y operación

Este sistema de cloración, requiere que haya vacío para activar el mecanismo que deja salir el cloro
gas contenido en un cilindro de cloro gas licuado.

El vacío se crea con agua a presión que fluye a través de un eyector (Venturi) u otro dispositivo
similar. El cloro gas pasa del cilindro a través del regulador de demanda, (dosificador); luego el gas
pasa por una tubería al vacío que conecta el regulador al eyector. El cloro gas es incorporado al agua
que pasa a través del eyector y se mezcla y disuelve inmediatamente a la concentración deseada.

El sistema completo de dosificación de cloro se compone esencialmente, de un regulador de presión,


una válvula reguladora de flujo, un indicador de flujo, un difusor y la tubería de interconexión. Para
las estaciones de tipo B y C, la capacidad máxima de dosificación de cada clorador es de 2.84 kg/hr.

El regulador reduce la presión del cloro gas en el cilindro, que depende de la temperatura, y dirige el
gas hacia el eyector, donde se crea un vacío parcial. La función de la válvula de regulación es
controlar el flujo de gas que se está dosificando.

Los fabricantes de equipo de cloración de buena calidad, realizan el complejo antedicho en un


gabinete compacto, que se conecta con la entrada de cloro gas y de agua cruda y con la salida de la
mezcla agua/cloro. Es posible, además de la regulación manual, utilizar varios tipos de dosificación de
cloro en automático, dependiendo de una medición de caudal de agua o de los valores del cloro
residual en la red de distribución del sistema.

SWECO-ESA 18
Proyecto NDF-313/SEFIN-013-2003
Manual de Operación y Mantenimiento para las plantas potabilizadoras de 25 y 75 l/s

Se considera una operación de tipo manual, por facilidades de operación y mantenimiento. Para su
utilización, el operador tiene que determinar previamente la cantidad de cloro que se va a suministrar
en un período dado, y observando el indicador de flujo de cloro, ajustar la válvula de regulación a fin
de modificar el flujo de cloro para obtener la tasa de dosificación requerida. Cada vez que hay un
cambio en el caudal de agua o en la demanda de cloro, hay que volver a ajustar el flujo de cloro gas.
Este flujo es activado o cortado, dependiendo del arranque o de la parada del equipo hidroneumático
para alimentación de agua a presión al eyector.

A continuación se ilustra, el método que permite un tipo de control práctico y sencillo de parte del
operador:

1) Determinar en laboratorio la curva demanda de cloro/cloro residual para el agua cruda que deberá
desinfectarse con cloro (N.B: determinar esta curva con bastante frecuencia, hasta asegurarse de
que el comportamiento del agua cruda es constante).

2) Preparar un cuadro del similar al siguiente, utilizando los datos de la curva antedicha.

Cuadro Nº 3: Control de aplicación de cloro

Cloro residual = 0.5 mg/l* Cloro residual = 0.7 mg/l* Cloro residual = 0.9 mg/l*
Caudal agua Dosificación Caudal agua Dosificación Caudal agua Dosificación
cruda , m3/h Cl2 , kg/h cruda , m3/h Cl2 , kg/h cruda , m3/h Cl2 , kg/h
a b a c a d
a’ b’ a’ c’ a’ d’
a” b” a” c” a” d”
etc. etc. etc. etc. etc. etc.
*Seleccionar el intervalo de cloro residual y caudal de agua cruda según los datos de proyecto

3) entregar anterior cuadro guía, debidamente laminado (transparente e impermeable), al operador,


para que lo utilice como guía para los ajustes manuales del caudal de cloro.

4) Proveer al operador un colorímetro para determinación de cloro residual en el campo; este


clorímetro cuenta con una celda de vidrio especial, que se llena con la muestra de agua a
examinarse y donde se desarrolla el color, agregando unas gotas de un reactivo oportuno
(normalmente, DPD u orto-tolidina). El color que se obtiene en la celda se compara con una
escala clorimétrica que permite identificar la concentración del cloro residual; el operador podrá
refinar los ajustes de dosificación de acuerdo con el cuadro-guía y con los análisis definidos
anteriormente.

5) Se recomienda proporcionar a los operadores datos actualizados de consumo específico


(demanda) de cloro, cuando se necesite.

b) Mantenimiento

Los componentes principales del sistema de dosificación (válvulas, empaques, diafragmas, medidor de
flujo, eyector) necesitan de un mantenimiento cuidadoso, y para algunos de sus componentes de
calibración.

SWECO-ESA 19
Proyecto NDF-313/SEFIN-013-2003
Manual de Operación y Mantenimiento para las plantas potabilizadoras de 25 y 75 l/s

Las características en detalle de estos componentes pueden variar según la marca y modelo del equipo,
por tanto se recomienda seguir con cuidado las prescripciones apropiadas del manual de Operación y
mantenimiento, que deberá ser entregado por el fabricante del equipo.

Las medidas de seguridad requieren, que cuando no se está fluyendo agua a presión en el eyector, no
se descargue cloro y que no se forme cloro gas húmedo, que es sumamente corrosivo y atacaría los
componentes del sistema. Para evitar un flujo inverso del agua a través del punto de succión del
eyector cuando no está fluyendo agua por el mismo, se coloca una válvula de retención en el eyector.
Es indispensable que el mantenimiento para el buen funcionamiento de esta válvula es muy
importante.

Para fines de seguridad, cada clorador tiene un tubo de ventilación que va del regulador al exterior de
la estación de cloración. Se recomienda mantener dicho tubo de ventilación siempre
libre y limpio, sin curvas fuertes que podrían determinar la reducción o la oclusión de su sección libre.

2.4.2 Equipo hidroneumático (Sólo para estación de tipo C)

a) Descripción y operación

El flujo de agua a través del eyector deberá tener un caudal y una presión que normalmente están
especificadas por el fabricante del equipo de dosificación. La presión típica para el funcionamiento de
este tipo de eyector es de 35 m de columna de agua, aproximadamente.

Para mantener el caudal y la presión requeridos, se utiliza un equipo hidroneumático que cuenta con
una bomba centrífuga para elevar la presión del agua cruda, y un tanque de presión para mantener
constante la presión misma.

El agua que sale por el eyector es una solución concentrada de cloro (valores típicos alrededor de 4
g/l), que se dirige hacia el difusor que descarga en la tubería mayor que conduce todo el caudal de
agua que se va a desinfectar, mezclando la solución fuerte y diluyéndola a la concentración deseada.
Esto es posible, dado que como se ha visto en el numeral anterior, el agua a presión aspira desde el
eyector la cantidad horaria de cloro gas requerida, proporcionada por el regulador del clorador.

Nota: Para las estaciones de tipo B, la presión requerida para el funcionamiento del eyector, es la
presión en la línea de impulsión de agua cruda. Para este sistema se recomienda lo siguiente:

1) Asegurarse de que la presión del agua a presión cumpla con las prescripciones del fabricante del
clorador;

2) Instalar válvulas de aislamiento de la línea de alimentación del eyector para evitar el riesgo que
haya un flujo de agua a través del eyector, cuando la cloración está fuera de servicio.

SWECO-ESA 20
Proyecto NDF-313/SEFIN-013-2003
Manual de Operación y Mantenimiento para las plantas potabilizadoras de 25 y 75 l/s

b) Mantenimiento

Los componentes principales del sistema hidroneumático, es decir la bomba centrífuga y el tanque de
presión, necesitan el mantenimiento normal requerido por este tipo de equipo.

Se recomienda seguir con cuidado las prescripciones apropiadas del Manual de Operación y
Mantenimiento, que deberá ser entregado por el fabricante del equipo; es importante mencionar en
particular, el mantenimiento o reemplazo de los empaques de la bomba, la lubricación de cojinetes
eventuales etc.

Almacenamiento y manejo de cilindros de cloro

a) Descripción y operación

Las normas para el transporte, la recepción y el almacenamiento de cilindros de cloro de 70 kg


aproximadamente (150 lbs nominales) son presentadas de manera extensa en el Manual del U.S.

Chlorine Institute. Las recomendaciones siguientes son una síntesis de los criterios de operación y
mantenimiento a utilizarse de parte del operador de planta.

2.3.1.1 Recepción y movilización de cilindros

Los cilindros se movilizarán mediante una carretilla especial para ese menester.

2.3.1.2 Almacenamiento de cilindros

Los cilindros llenos por utilizar, tal como los cilindros vacíos en espera de volver a la fábrica o
depósito de cloro, serán almacenados en posición vertical y asegurados a la pared con cadenas.

2.3.1.3 Balanzas

La manera más exacta de determinar la tasa efectiva de dosificación de cloro gas, es la determinación
del peso de cloro consumido en un lapso de tiempo. Por tanto, el cilindro que se encuentra en servicio,
es decir conectado con el clorador, deberá estar instalado sobre una balanza apropiada para el peso y el
tipo de cilindro adoptado. El operador deberá anotar con cuidado la fecha y el horario de las diversas
lecturas del indicador de la balanza, lo que permitirá calcular de manera correcta la cantidad de cloro
consumido en un período determinado, y de determinar cuando habrá que cambiar el cilindro por otro
lleno.

Para mover los cilindro hacia o desde la balanza, ver “Recepción y movilización de cilindros”. El
cilindro en uso deberá estar conectado a la tubería de alimentación del clorador mediante el conector
especial proporcionado por el fabricante del equipo de cloración. Para la conexión y desconexión del
cilindro, tal como su arranque y su cierre, se deberá cumplir totalmente con las instrucciones del
fabricante. La balanza deberá contar con un soporte vertical de resistencia adecuada para sostener la
cadena de seguridad del cilindro; este último, por ningún motivo deberá descansar sobre la balanza sin
cadena.

SWECO-ESA 21
Proyecto NDF-313/SEFIN-013-2003
Manual de Operación y Mantenimiento para las plantas potabilizadoras de 25 y 75 l/s

b) Mantenimiento

2.3.1.4 Balanza

Seguir el manual de instrucción del fabricante.

2.3.1.5 Conexiones

Los materiales de conexión (partes plásticas, herrajes de metal, válvulas, conexiones flexibles)
deberán ser apropiados para el manejo de cloro gaseoso. Examinar siempre que no ocurra corrosión de
parte de cloro gaseoso húmedo; los depósitos eventuales de cloruro férrico en las partes de hierro
negro se deberán limpiar con regularidad. El uso de repuestos o accesorios que no cumplan con las
especificaciones originales del fabricante, no están permitido en ningún caso.

2.4.3 Seguridad y equipos pertinentes

2.4.3.1 Problemas de temperatura

Se ha comentado anteriormente, que el cloro llega al estado líquido en cilindros de acero; según las
especificaciones para el suministro, los cilindros deberán estar totalmente llenos de líquido a 68°C, por
lo tanto, aumentos significativos de temperatura podrían resultar en la rotura del envase. Sin embargo,
las temperaturas máximas del país, el techado y las paredes perforadas de ladrillo de la caseta permiten
mantener condiciones de temperatura ambiente lejos de los valores límites, naturalmente, no se
deberán almacenar cilindros llenos o vacíos expuestos al sol, ni siquiera por un tiempo breve.

Por otro lado, la extracción del cloro líquido absorbe calor, y consecuentemente el líquido tiene la
tendencia a enfriarse. Cuando la demanda de cloro es alta, es decir cuando la tasa de evaporación es
fuerte, al bajar de la temperatura puede resultar difícil mantener la tasa de extracción requerida. En
estos casos los fabricantes incluyen en el equipo un evaporador auxiliar con calentamiento eléctrico;
sin embargo, la tasa máxima prevista para los cloradores en este caso (2.84 kg/hr) es definitivamente
inferior a la tasa crítica. No obstante, es conveniente seguir los criterios dictados por el fabricante.

2.4.3.2 Detector de fugas de cloro y ventilación de emergencia

Está previsto un detector automático de fugas de cloro gas con sensores de detección y alarmas
visuales y acústicas incorporadas. La ventilación originada por las paredes perforadas puede ser
insuficiente cuando se verifica una fuga importante de cloro, ya sea en el cuarto del clorador o en el
almacén de cilindros. Para descontaminar el ambiente es indispensable un cambio rápido del aire (p.e.
30 veces por hora). Esta condición se realiza con la adopción de un ventilador de emergencia de
capacidad y presión de descarga adecuada, normalmente instalado a nivel de techo y con descarga en
una chimenea vertical de 2 - 3 m de altura.

El arranque del ventilador será automático en función de las señales de alarma del detector de fugas.
Naturalmente, se necesitará eliminar la fuga cuanto antes. Una fuga en el sistema del clorador o de su

SWECO-ESA 22
Proyecto NDF-313/SEFIN-013-2003
Manual de Operación y Mantenimiento para las plantas potabilizadoras de 25 y 75 l/s

tubería de alimentación se elimina con el cierre de la válvula del cilindro en uso. Una pérdida en una
válvula de un cilindro o, peor, una lesión de la estructura metálica del cilindro puede requerir medidas
más severas, el uso de la fosa de agua de seguridad (ver a continuación).

2.4.3.3 Fosa de agua

La fosa de agua de seguridad es un depósito rectangular lleno de agua, de largo y ancho suficiente para
que un cilindro pueda ser bajado cómodamente hacia adentro. La profundidad de la fosa y la altura de
agua, será tal que el cilindro defectuoso, una vez apoyado en el piso de la fosa, quede cubierto con un
tirante de agua de 1.5 - 2.0 m, esta fosa deberá estar siempre llena de agua. El cloro que escapa del
cilindro será, de tal manera, absorbido por el agua y no se difundirá en el ambiente.

2.4.3.4 Equipo de protección de los operadores

Consiste en guantes, delantales, botas de caucho, anteojos que deberían ser utilizados siempre cuando
el operador esté acerca del sistema que contiene cloro. Además, se necesita un equipo autorespirador
con mascara facial y tanque de aire comprimido, a utilizarse para entrar en la estación para
operaciones de emergencia en caso de fugas de cloro. La carga de aire comprimido se rebosará
periódicamente, para que el equipo esté siempre listo para empleo inmediato. No se deberá acceder a
la estación sin autorespirador durante una situación de emergencia del tipo antes mencionado. Todo el
equipo de protección se guardará en un armario particular, ubicado fuera de la estación, para que el
equipo sea accesible al operador antes de entrar en un lugar contaminado por cloro.

SWECO-ESA 23