Вы находитесь на странице: 1из 4

EL LUCHADOR DE LIBERTADES

EL LIBERTADOR, muestra el lado humano de Bolívar, hombre de


compleja personalidad, el mayor héroe de Venezuela y quien encabezó
la lucha independentista de su país y de Colombia, Ecuador, Bolivia y
Perú. Al comparar la película El Libertador con la actualidad, se puede
decir con toda certeza que está plenamente vigente, sus posturas
políticas, geoestratégicas, de intelectual comprometido, de militar
formado para la grandeza, para la libertad y en contra de la opresión, de
lealtad con las ideas y propósitos de unión y emancipación. En el
presente siglo XXI, la Unión Latinoamericana y Caribeña es la única
garantía de permanecer y profundizar la libertad de nuestros pueblos,
frente al neoliberalismo, el imperio, la imposición cultural, económica y
financiera.

Este ensayo pretende con mucha humildad, brindar un aporte


sistemático de las ideas recopiladas en el film EL LIBERTADOR de Simón
Bolívar, que tiene plena vigencia y que se puede agrupar para la
investigación y profundización de los hechos que allí afloran. En el caso
de Venezuela, la verdadera libertad del pueblo se lograría, con inclusión,
participación, poder popular, educación, cultura, ciencia y tecnología al
servicio de las mayorías. Donde se expanda la nueva doctrina de la
democracia participativa, de la revolución de los pueblos, del poder
popular.

Es necesario avanzar en la libertad económica y financiera de los


pueblos y trabajadores. Hoy la lucha por la libertad es la lucha en contra
de la explotación de los trabajadores y trabajadoras. Que las industrias
y grandes empresas de producción, transformación, de materias primas,
de distribución sean manejadas con las políticas aplicadas al principio,
en donde el empresario podía llevar a cabo el desarrollo de la
productividad del país, ésta es la verdadera libertad. Los explotados de
hoy son millones de trabajadores y trabajadoras que luchan por su
liberación del yugo explotador del patrón, de las grandes empresas que
todos los días se enriquecen exprimiendo al obrero, al trabajador y
trabajadora y su fuerza de trabajo.

En los últimos hechos registrados en las manifestaciones del país


se reflejan las actuales protestas, acompañadas de frases inspiradas en
la vida del Libertador. “¿Quién puede detener la lluvia?, ¿quién puede
detener el viento?, ¿quién puede detener la tierra cuando tiembla?,
¿quién? Nadie. Por lo tanto nadie puede detener a un pueblo que ha sido
despertado por el hambre de su libertad”.

Pero, ¿fue en realidad Bolívar el ejemplo a seguir por los pueblos


oprimidos de Hispanoamérica?, Si algo tienen en común el gobierno
venezolano y “EL LIBERTADOR” eso es, sin duda alguna el uso de las
armas con el objetivo de mantener el poder. ¿Por qué se llega a esta
conclusión?, pues Bolívar se mostró en su momento sumamente
contrario a la democracia y a los partidos políticos; ya que según su
opinión estos fragmentaban la unión de la nación, se hizo con todo el
poder, político y militar aprovechándose de su fama. Su gobierno se
caracterizó por una durísima represión (tanto contra la población como
contra la oposición) en la que todo valía con el objetivo de mantener su
estatus.

Realizando la comparación con la realidad en Venezuela, las


similitudes saltan a la vista. Desde hace años hoy aun más, se vive
acorralado por una guerra del pueblo contra el mismo pueblo. Ante la
presión tanto interna como externa a la que el pueblo se encuentra
sometido, ha apostado por emplear la violencia contra el pueblo y
encarcelar a sus opositores. A continuación se cita de Bolívar EL
LIBERTADOR, palabras que deberían calar en el alma del venezolano.
“Debemos traer una lluvia torrencial que arrase con la arrogancia. Con
la pretensión, con la usura, con la indolencia y con la indiferencia de
quienes nos han oprimido por tantos años. Este continente está
esperando por un diluvio, un diluvio que finalmente lo inunde de
libertad. Y somos nosotros quienes vamos a traer ese diluvio. Y ese
diluvio comienza hoy. Ese diluvio comienza hoy”.

EL LIBERTADOR, viene a escenificar la lucha pero también


muestra el otro lado de Bolívar, su profundo pensamiento y su lucha que
no han sido en vano, coinciden plenamente con lo que América Latina
requiere desde hace mucho, y por ello mismo, su semilla fructifica en el
presente, donde su legado tiene una nítida actualidad. Hoy más que
nunca, cuando otras regiones del mundo construyen bloques de
integración, América Latina debe volver sus ojos al pensamiento de
Simón Bolívar, nuestro libertador y uno de los más grandes hombres de
América, para avanzar definitivamente en la construcción de la Patria
Grande con la que él tanto soñó.

En la película EL LIBERTADOR, Una vez más se presenta a un


Bolívar que es más un izquierdista de la segunda mitad del siglo XX que
el mantuano ilustrado que fue, y que pasó por diversas etapas en su
pensamiento emancipador. Así las cosas en EL LIBERTADOR se
evidencian que el modo de contar la historia, puede ser tan importante,
como lo que se cuenta a la hora de influir en la memoria de los pueblos.

Es importante resaltar esto porque, así como en un simple films


se inventa, se cambian los hechos, en nuestra Venezuela se ha aplicado
de igual forma el invento y el cambiar los hechos con el fin de conseguir
popularidad y aceptación a la hora de requerir de apoyo de un pueblo
noble, como lo son los venezolanos, pero no todo es malo al comparar a
EL LIBERTADOR con los hechos actuales del país, Construir una Gran
Nación: era un sueño de Bolívar, y a caso ¿no es el sueño de todo aquel
que ostenta de un poder?.

En general, el pensamiento y la acción de Bolívar están presentes


en todos los aspectos de la hoy llamada Revolución Bolivariana. Busca
que el pueblo venezolano construya una patria soberana donde quepan
todos y todas. Se puede llamar la Herencia Histórica, con Antecedentes
más positivos.