Вы находитесь на странице: 1из 40

¿QUÉ ES EL SEITAI?

Seitai significa sanar desde adentro. Todo el mundo puede hacerlo. El cuerpo se
mueve espontáneamente y el éxito viene por sí mismo. Haruchika Noguchi.

Traducido literalmente, Seitai (整体) significa "el cuerpo armonioso". En esta


palabra,Tai (体) significa el cuerpo. El Seitai es una técnica creada y desarrollada en
Japón por el Maestro Haruchika Noguchi (1911-1976). El objetivo de la práctica
del Seitai es despertar la fuerza vital, o Ki (気) con el objetivo de que la energía fluya
mejor. El principio fundamental del Seitai es la auto-sanación y el entrenamiento del
propio cuerpo para curarse por sí mismo.

El movimiento del Seitai llamado Katsugen Undo (活元運動), es una expresión


espontánea del subconsciente, o "movimiento que proviene de la vida", como solía
decir el Maestro Noguchi. Katsu significa vital, o viviendo, gen significa la fuente
(origen), y undo puede ser traducido como movimiento.

El Katsugen Undo es estimulado mediante tres ejercicios preparatorios que despiertan


los movimientos subconscientes de nuestro cuerpo, los cuales podemos observar a
continuación, a medida que van tomando forma física.

Con el Katsugen Undo, aprendemos a comunicar con nuestra propia energía o Ki. Y
alcanzamos nuestro centro natural a través de una serie de movimientos
espontáneos. A través de este movimiento regenerador podemos encontrar el
camino de regreso a nuestro estado natural, y percibimos cambios positivos en
nuestra mente y nuestro cuerpo.

Otras prácticas del Seitai son las técnicas de Yuki, Katsugen Soho o los Seitai Taiso,
entre otras, que ayudan a mejorar la sensibilidad, sentir el flujo de Ki, y despertar el
movimiento espontáneo desde el interior profundo.

Apuntes de Seitai

¿Qué es el Seitai? Sei significa acorde, en equilibrio, y Tai significa cuerpo. Su premisa
principal es la particularidad del individuo y su totalidad. Básicamente, su actividad
consiste en que el terreno del individuo sea normal, es decir, sensible, reactivo,
natural.

La técnica Seitai no está subordinada a métodos fijos ni puede estarlo, lo importante


son sus principios, los cuales han de ser fidedignos a Haruchika Noguchi, su precursor.
No se puede hablar por consiguiente de un sistema formativo que no sea parcial.

El Seitai abarca prácticas tales como el Katsugen Undo, el Yuki o respiración por las
manos, la expulsión del Zyaki o tensión negativa del plexo, el Gyoki o respiración por la
columna vertebral, la flexibilización vertebral, el Taiheki (en lo cual se basa el Seitai),
tipos de movimiento (ascendente, lateral, antero-posterior, de torsión, pelviano, etc.),
al igual que la observación de la postura. También incluye la acción sobre ciertos
puntos del cuerpo y/o áreas vertebrales, etc., con el fin de ayudar a normalizar el
terreno corporal.

La idea de terapia no es una perspectiva adecuada porque la salud no depende de


combatir una enfermedad sino de procurar que el organismo (terreno) se mantenga
normal. Eso por eso que intentar curar una enfermedad es un enfoque equivocado.
Más bien se trata de curar la actitud que uno tiene con respecto a sí mismo y su
cuerpo, y de saber canalizar el exceso de energía, lo que significa "utilizarla" tal y
como hacen otros mamíferos.

Los apuntes que vienen a continuación se basan en las enseñanzas de Haruchika


Noguchi, expresado por supuesto a mi manera, y asimismo según mi experiencia
personal de casi veinte años. Mi base proviene de "la escuela de la respiración" de
Itsuo Tsuda, si bien la experiencia es la madre de todo conocimiento que deje de ser
mera teoría, y experimentar al cien por cien requiere cierta audacia.

La enfermedad no es tan negativa como cabe suponer. Nos alerta de qué parte del
cuerpo está bloqueada y cuál es su tendencia a bloquearse. Simultáneamente, se
despierta la fuerza corporal que está adormecida en una gran cantidad de personas.
Así pues, lo nocivo o beneficioso para el individuo es el estado previo de cómo se
encuentra el terreno (del cuerpo) antes de experimentar una indisposición. El terreno
se ve afectado por el miedo a enfermar, por la inhibición de los deseos internos (del
cuerpo) y por la pérdida de sensibilidad, así como por el exceso de energía.

Acerca del miedo, este es una emoción que debilita el cuerpo, aparte de relacionarse
con una respiración superficial. Por ejemplo, las personas que van a ser ejecutadas
elevan sus hombros, su respiración es leve y alta, y su energía se precipita hacia el
cerebro. Sus extremidades y tronco tiemblan y debilitan en extremo. Este estado se
asemeja a cuando alguien espera un diagnóstico grave, pero, aunque en menor
proporción, también es el de vivir preocupados por si uno está sano o no, por si un
grano es el preludio de una tragedia, etc.

La inhibición de los deseos internos es muy diversa. La mente se impone al cuerpo en


una lucha de inteligencias. De hecho, algunas personas creen que la función de la
medicina está en corregir los errores de la naturaleza, pero eso es una idea tan
presuntuosa como estúpida. Si las madres obligan a los niños pequeños a comer
cuando no tienen hambre o les impiden los movimientos espontáneos eso sería un
ejemplo de inhibición. También no comer algo que nos apetezca pensando en que
nos va a caer mal o porque no sea una dieta sana, por cualquier otra indicación.

Normalmente, lo que cae mal es lo que se come sin apetito o sin gusto. También es lo
que menos alimenta. Hoy en día se insta a beber sin tener sed por miedo a la
deshidratación; así, con conductas de este tipo, estamos inhibiendo la inteligencia del
cuerpo. Igualmente mucha gente estornuda con miedo o le da apuro bostezar o liberar
el aire de sus barrigas, o simplemente se fuerzan a seguir dietas o métodos
sobre cómo nutrirse, vivir o estar sanos. Y no menos cierto es la enorme dependencia
que se tiene al qué dirán los demás o la práctica del sexo forzosa, lo que significa que
se hace por hábito, compulsión, sin ganas, con miedo, repulsión, culpa, etc.

La pérdida de sensibilidad es el resultado de lo anterior. El sistema nervioso


autónomo tiene como principal actor el "extrapiramidal", de manera que vivimos sin
preocuparnos de hacer que lata el corazón, de respirar, de hacer la digestión, etc., o
dicho de otro modo: de vivir. Nadie vive cada minuto voluntariamente, y sin
embargo es a la voluntad a lo que se la da prioridad. Pero el extrapiramidal no solo
es el encargado de que la vida funcione por sí sola, es además el "centinela" del
cuerpo y su arma de reglamento es el dolor. No obstante, la gente no soporta el
dolor, de modo que se prefiere tener un centinela dormido y desarmado, mientras
no nos haga sentirnos mal, aunque sea por nuestro bien. Es así como uno come y
bebe en exceso o comete abusos sin que su cuerpo proteste lo suficiente. O no sepa
qué le ocurre ni por qué.

El exceso de energía puede originarse ya en la gestación, o al comenzar con las


prácticas arbitrarias de inhibición, por parte de los padres y pediatras. Mucho más
dramático es tildar a los niños con síndromes tales como el de SHDA., pues su
comportamiento no es otra cosa que la manera de descargar el exceso, aunque sea
molesto para los adultos, quienes también tienen un exceso de energía. Este exceso
se incrementa comiendo y durmiendo igualmente en exceso, así como reprimiendo
los procesos que son naturales. En resumen, si permitimos al cuerpo que mantenga
su terreno normal, lo hará, porque es inútil creer que el cuerpo quiera dañarse a sí
mismo, como por ensalmo, y sin embargo en esa creencia está basada la noción que
se tiene acerca de la enfermedad".

"El cuerpo humano se encuentra dentro del marco de las oscilaciones de la vida y la
naturaleza; son pues dichas oscilaciones naturales. Son cambios como las estaciones,
las mareas, el día y la noche, el frío y el calor, etc. Según esto, en el cuerpo se dan
periodos de concentración (de energía) y de dispersión, de tensión y relajación. La
energía se incrementa y es este un periodo en el que uno se indispone para corregirlo,
aunque la gente cree haber enfermado. Igualmente, cuando la energía es disipada uno
tiende a perder peso. También comemos más o menos según la energía suba o baje.

De la misma manera, un estudiante rinde más en un periodo alto de energía y menos si


es bajo, pero eso no lo consideran (por ignorarlo) los padres ni los profesores. Ocurre
lo mismo con un operario en el trabajo o con cualquier intelectual. La gente cree que
todo debe de ser igual a todas horas e indefinidamente, pero ignoran la forma en que
la naturaleza trabaja.

Por eso no hay nadie que sea afanoso, inteligente, audaz, o que este motivado de
forma permanente, ni tampoco lo contrario. Entonces, para mantener un estado de
claridad mental y de salud global, es indispensable primero comprender las
oscilaciones y después aceptarlas".

"La gente cree que la salud consiste en curar enfermedades o protegerse de ellas,
pero en realidad la salud depende únicamente de tener un cuerpo normal. Se vuelve
anormal cuando lo tratamos como enfermo. De hecho, no vivimos debido a la
higiene ni a los nutrientes, ni a los cuidados, ni a los tratamientos, tal como señala
Noguchi, sino por una fuerza misteriosa que reside en el propio cuerpo y que es
preciso comprender.

Si el cuerpo es anormal nos encontramos con que la concentración y dispersión de


energía no tienen lugar de forma natural, lo que conlleva la insatisfacción de los
deseos del cuerpo. Cuando se consigue hacer desaparecer la insatisfacción (interior) a
un individuo insatisfecho, este se recupera al instante. Del mismo modo uno se
recupera si puede hacer que su energía "coagulada" fluya. En cualquier caso,
enfermar es un intento de que esa energía se desbloquee, pero con las creencias
universales acerca de la enfermedad, lo que se hace es bloquearla cada vez más".

"Cuando el estado corporal se normaliza (por ejemplo, con el Katsugen Undo) se


experimentan unas fases que son reacciones naturales. Al principio se experimenta
una relajación, a veces laxitud, e incluso adormecimiento o pérdida de apetito.

Después se entra en una nueva fase (reacción) de hipersensibilidad, la cual se siente


primero en la piel. Puede incrementarse la temperatura corporal, tener el cuerpo
dolorido, experimentar espasmos o síntomas de cualquier enfermedad, lo que hoy
en día podría ser clasificado como enfermedades raras (inexistentes). Pero esto es
señal de que el organismo está recuperando su sensibilidad, la cual es parte esencial
de un organismo normal.

Consecutivamente sobreviene una fase de eliminación de tensiones y elementos


nocivos (físicos y psíquicos) que el organismo no puede (ni desea) retener. Aparecen
entonces diarreas, se vomita con mayor facilidad, o surgen catarros inesperados.
También aumenta la micción, etc. En personas con desórdenes emocionales el proceso
de eliminación se centra en la piel y en reacciones propiamente emocionales. Eso nos
lleva a considerar que, por ejemplo, sentir un brote de ansiedad (si el cuerpo es
normal) significa que dicha ansiedad está siendo expulsada del organismo. Eso, al
margen del tipo de conducta que uno adopte.

Se da un incremento, asimismo, de la transpiración, también puede haber fiebre al


inicio de esta fase. En cualquier caso, las funciones excretoras rinden al máximo, las
heces y orina se intensifican. Lo más importante, en líneas generales, es que las
tensiones que no han podido eliminarse, ni siquiera con el descanso o el sueño, se
eliminan ahora fácilmente. No existe pues un tipo de relajación que sea superior al de
evacuar todo aquello que es inútil. Y en cuestión de mantener un equilibrio orgánico,
en un cuerpo normal, la salida de inmundicias, por así decirlo, debe ser superior a la
entrada".

"Una persona acumula fatiga o tensiones que de una forma u otra son eliminadas, ya
sea por el sueño o el descanso, pero existe un tipo de fatiga que es permanente, y que
se relaciona con la postura y el movimiento. Aparte, no es una fatiga general, es decir,
que afecte a la totalidad del cuerpo, sino parcial. Esto tiene que ver con laacumulación
de energía (en forma de tensión) en determinadas áreas corporales.
La tensión se acumula y a ello contribuye la descompensación entre descarga y
acumulación. Es decir, que si esta última es superior a la descarga aumenta la tensión y
se coagula. Así pues, la energía o fuerza vital se encuentra coagulada en los individuos.
A la par también su sensibilidad. La energía se mueve, ya sea en picos de subida o
bajada. Son fluctuaciones. El estado físico y anímico en que uno se encuentra tiene
mucho que ver con ello, pero las diferencias entre las personas se manifiestan en el
movimiento de sus cuerpos, qué postura adoptan, cómo distribuyen su peso.

Según lo antedicho, el movimiento puede ser: vertical, lateral, antero-posterior, de


torsión, y de abrir o cerrar la pelvis. A su vez, cada tipo de movimiento revela dónde
se coagula la energía, a qué órgano o sistema afecta. Así pues, el movimiento vertical
es ascendente, la energía se coagula en el cerebro; en el lateral se coagula en el
sistema digestivo, en el antero-posterior en el sistema respiratorio, en el de torsión en
el sistema urinario. No obstante, en el movimiento de abrir o cerrar la pelvis la energía
se coagula en todo el cuerpo lo que se determina por la contracción y la relajación, así
como la rapidez con que se lleva a cabo.

El movimiento, tome la forma que tome, es un hábito corporal, lo que se conoce


como Taiheki. Es no obstante esencial señalar que cada tipo de movimiento está
sujeto a un exceso o déficit de energía, según las fluctuaciones que he mencionado.
Digamos que, en el primer caso, uno quiere comerse el mundo y, en el segundo, es
comido por él. Para poder memorizarlos, tal como Noguchi lo dio a conocer, nos
referimos a tipos, por ejemplo, tipo 1 o tipo 2. El número impar es el exceso y el par el
déficit, dentro de las inevitables fluctuaciones de la energía y la vida".

"El catarro es una forma de eliminar tensiones, al igual que una diarrea, asimismo,
dereajustarse el organismo. Tiende a surgir ante un cúmulo de tensiones que no han
podido eliminarse con el descanso.

Existe también un tipo de catarro que se origina por el cansancio ocular. En cualquier
caso, cuando uno está acatarrado ha de procurar no cansar la vista, evitando la
televisión, el ordenador, el móvil, etc.

Lo común es no comprender el catarro ni que encontrarse mal, de vez en cuando, es


normal. Sin embargo, lo preocupante es encontrarse demasiado bien, durante
demasiado tiempo, porque eso indica que el organismo está insensible, embotado, y
que no reacciona o no lo hace correctamente".

"El ser humano se tiene que enfrentar muchas veces a un exceso de energía. Cuando
se tiene un exceso de energía la respiración y el modo de hablar son más rápidos,
hay mayor actividad, si se trata de niños, estos son más bulliciosos, en general, uno
es más sedicioso. Sin embargo, la gente no sabe que tiene ese exceso ni cómo tratar
a quienes lo manifiestan en su modo de hacer. Entonces, se recurre a inhibir los
deseos naturales, imponer un exceso de reglas, etc., o bien uno cree que está ante
algún tipo de anomalía que tiene que ser tratada, pero lo que ocurre con esta forma
de proceder es que la energía sigue acumulándose hasta que estalla. Ese estallido
toma la forma de enfermedad, accidente, neurosis o paranoia. Metafóricamente
hablando, el cuerpo se rompe; la mente se perturba".
El seitai es una educación para vivir sano y cultivar esta capacidad inherente a
nuestra propia existencia. Si por correr detrás de la técnica se llega a perder de vista
la psique, el seitai desaparece.(H.N.)

El pulso de la Vida

Cada vez que late el pulso de la vida,

cada vez dentro de mi viene el aliento de la Naturaleza.

Así, en cada inspiración, cada exhalación,

En cada respiración,

Me vuelvo nuevo y fresco, lleno de ki.

Mientras dura la vida,

Incesante respira el aliento,

Esa bendición de la Naturaleza.

Y, yo, infinitamente naciente.

Alegría!

(Haruchika Noguchi)

Gyoki: Respiración por la columna.

En Seitai, el gyoki se practica para “movilizar” el ki y establecer comunicación entre


nuestra mente consciente y el inconciente (estrechamente relacionado con el
cuerpo).
A través de esa movilización interna, entra fuerza física, el ánimo crece y apetece
actuar.
Existen muy variadas formas de practicar gyoki. En esta ocasión, nos centraremos en la
respiración por la columna.
Para ello, resulta inconveniente “esforzarse” o empeñarse en la técnica. En realidad es
preferible usar la imaginación.

Nos sentaremos con la espalda recta, pero sin apoyarla sobre ningún respaldo para
que tenga movilidad (espalda recta no es sinónimo de tensa).
Si no estamos acostumbrados a sentarnos a la japonesa, estaría bien sentarse en un
taburete o en la zona más alejada del respaldo.
La gracia es que si nos ejercitamos asiduamente, podremos practicar en cualquier
situación... en el metro, mientras caminamos, mientras escribimos, etc.
Quizá, el principal inconveniente para este tipo de gyoki es la “idea” de que respiramos
por la nariz, cuando, en realidad, lo fundamental ahora es respirar por la columna
vertebral. Sólo eso: "inspirar a lo largo de toda la columna".
Podemos empezar imaginando que con la inspiración, el ki entra hasta el centro mismo
del cerebro, luego se comunica con las vértebras cervicales, luego dorsales, lumbares,
coxis hasta realizar todo el recorrido hasta abajo y llenar el vientre.
Si permanecemos atentos a esta sensación, concentrados en nuestra médula espinal y
su recorrido, no tardará en aparecer sudoración a lo largo de la musculatura de la
espalda.

Al principio es mejor practicar con los ojos cerrados (el entrecejo no debería estar
fruncido) y visualizar, una por una, las vértebras que están respirando. Notar
entonces como la respiración pasa por ellas hasta sentir que la espalda empieza a
sudar. Esto viene acompañado por el arqueo de la columna que surge para liberar o
desatascar las zonas por donde el ki no pasa. Así se va consiguiendo movilidad en las
vértebras y el pecho se abre. Si se realiza de esta forma, aunque parezca un método
sencillo, el cuerpo y el estado anímico se vuelven mucho más ligeros. Muchas
anomalías se pueden resolver respirando de esta manera.

De hecho, la columna vertebral ya respira (transpira) de forma natural, por eso, lo


único que hay que hacer es centrarse en ese proceso, pero como dije al principio, sin
darle muchas vueltas con la cabeza, ni empeñarse mentalmente en conseguirlo.
Además, con esta práctica, las personas indecisas experimentan especialmente
algunos cambios interesantes.

Exhalar profundamente, antes de empezar la inspiración constante, facilita el propio


deseo de inspirar de forma espontánea.

Vivir acorde con nuestro propio deseo profundo nos hace libres de ataduras, a
menudo inventadas o heredadas y es el objetivo fundamental para una genuina
educación seitai.

Generalidades previas a los Taiheki

Considerando el movimiento y la postura, como he venido insistiendo, antes que la


conducta observable, hay pequeños detalles que destacan incluso al neófito, bien por
reconocerlas en sí mismo o en alguien cercano a él. A fin de cuentas de lo que se trata
es de ver cómo somos frente al espejo, no psicoanalizando hechos.

Es obvio que uno se rasca donde le pica, aunque otras cosas no sean tan obvias. Pero
lo que importa aquí es que el suceso tenga fundamento. Si te pica la nariz no te rascas
en la barriga. Y más importante es que este tipo de cosas no se hacen por un
conocimiento adquirido, sino por instinto. Veamos algunos ejemplos.
Las personas con una acumulación de tensión en un lado del cuerpo, tienden a dormir
sobre el lado contrario. O después de una comida copiosa uno duerme con las piernas
abiertas. Las personas con una excesiva actividad cerebral ponen las piernas en alto
cuando se sientan para descansar.

Otra costumbre es la de estirar las piernas, sentados en una silla, empujando el


respaldo con la espalda, lo cual suelen hacer las personas que tienen una inclinación
del cuerpo hacia delante, lo que veremos después con más detenimiento. Otras
personas caminan meneando las nalgas, debido a un movimiento de torsión de la
cintura; por esa misma razón, cuando duermen, tuercen el tronco al revés que en la
actividad diurna o cruzan las piernas.

Estas cosas se deben a la actividad del sistema motor extrapiramidal, la finalidad es


aliviar la tensión, según la zona en que se acumula. Se regulan, por así decirlo. Las
personas sobreexcitadas, por la causa que sea, se lamen el labio con insistencia.

Asimismo, cabe mencionar que las personas de movimientos rápidos o lentos, tienen
una respiración más rápida o más lenta. En cualquier caso, hay que considerar que el
movimiento inconsciente nunca está ausente, ni siquiera dentro del movimiento
consciente. Pero también hay que tener en cuenta al hábito que surge del cuerpo.

De hecho, cuando hay cambios corporales hay también cambios en la manera de hacer
las cosas. Por ejemplo, si uno está tenso o relajado no tiene el mismo efecto al
conducir, o tal vez al pintar un cuadro o simplemente al tratar con un problema.

Si una persona vomita por comer algo en mal estado, entonces debe considerarse
igualmente tal suceso como un movimiento (involuntario) que tiene una finalidad: la
de eliminar algo, lo cual no puede hacerse estáticamente. El asunto estriba en que algo
así también forma parte de los hábitos del cuerpo, en este caso saludables.

Las personas con torsión, siguiendo con los hábitos del cuerpo, suelen mover un brazo
más que el otro o una nalga más que la otra; si menciono esto es por hacer otra
alusión a la parte inconsciente del ser humano. Las personas que sienten la necesidad
de hacer algo, sin darse cuenta, cruzan las piernas estando sentadas. Acaban
levantándose, si por ejemplo están en la sala de espera del dentista.

En general, de lo que se trata es de comprender los hábitos que subyacen en el


movimiento. Incluso un catarro está sujeto a este hecho. Sirva de ejemplo que uno
comienza a tener un dormir agitado poco antes de acatarrarse, lo que acontecerá si la
agitación previa no ha sido suficiente para liberar las tensiones acumuladas. Y hay más:
que el mero hecho de enfermar es, ciertamente, un movimiento dirigido a la salud,
mediante la autorregulación (involuntaria) del cuerpo; el dolor es igualmente un
movimiento de algo que está vivo. O los cambios de temperatura o cualquier
acontecimiento del cuerpo.

El movimiento, tome la forma que tome, es un hábito corporal o Taiheki. Surgen unas
tendencias y un tipo de reacción a las fluctuaciones de la energía, dependiendo de la
sensibilidad. Noguchi hizo, a este respecto, una clasificación de los movimientos que
dan lugar a pautas de comportamiento. Estos movimientos son: vertical, lateral,
antero-posterior, de torsión, y de abrir o cerrar la pelvis. A su vez, estos cinco
movimientos se dividen en "tipos impares" que derivan de un exceso de energía y
"tipos pares" que derivan de un déficit, debido precisamente a las fluctuaciones.

No obstante, todo el mundo presenta ascensos y descensos de energía, se trata pues


de propensiones.

Cada tipo de movimiento revela, además, dónde se coagula la energía (punto de


fatiga) y a qué órgano o sistema afecta. Así pues, en el movimiento vertical la energía
se coagula en el cerebro; en el lateral se coagula en el sistema digestivo, en el antero-
posterior en el sistema respiratorio, en el de torsión en el sistema urinario, en el de
abrir o cerrar la pelvis la energía se coagula en todo el cuerpo, lo que se determina
por la contracción y la relajación, así como por la rapidez con que se lleva a cabo.

A veces, durante una charla, los asistentes se asombran de las coincidencias entre lo
que se dice y lo que ellos han observado en la vida cotidiana. "Oh, es mi hermano, mi
amigo, mi jefe...".

Hace poco, hice una descripción de un tipo concreto de movimiento. De repente una
mujer me interrumpió preguntándome que si ella era de ese tipo. Le dije que era
precipitado afirmarlo y continué con lo que estaba explicando. "Soy yo, soy yo", volvió
a interrumpirme. Lo cierto es que llevaba algo de razón a pesar de todo. Es pues
normal que también a ti te suenen las cosas que aprenderás en las páginas
subsiguientes.

Imaginemos la utilidad de saber por qué nos comportamos de determinada forma o


por qué los demás hacen lo que hacen, a veces, ante nuestro asombro o disgusto. De
lo que se trata es de volvernos conscientes; siendo que lo que impera en la sociedad es
la inconsciencia creciente, uno llega a no saber si vive o dónde queda su nariz, solo hay
que recordar lo que conté al principio de aquellas personas que no lograban localizar
su plexo solar.

En la frenética vida moderna, únicamente se oye un murmullo de voces, un diálogo


interno que no parece cesar nunca, y un mar de prejuicios que nos hunden en la
miseria emocional, una falta de sensaciones que nos obnubila.

Si acaso queremos bucear en el océano que nos permita distinguir el iceberg por
completo, es preciso descartar modelos conceptuales universales. Digo esto, porque a
simple vista la clasificación de tipos de movimiento puede parecer uno de esos
modelos, pero en este caso existe una diferencia de enfoque.

No se trata de acoplar un modelo a un individuo, sino de ver la relación razonable que


existe entre ambos. Es el individuo lo que se observa y no el modelo o tipo al que se
supone que pertenece. Si se fuerzan los hechos a las teorías nos podemos encontrar
con un cuasimodo de mala ciencia.
En el libro viene, al final de cada Taiheki, un resumen o epílogo de cada grupo y tipo
(1, 2, etc.,), de lo cual añado aquí unos pocos detalles:

Vertical

Movimiento ascendente.

Coagulación de la energía en el cerebro.

Descarga cerebral.

El movimiento depende de la primera vértebra lumbar.

Descarga el peso sobre la punta de los pies, en la base del pulgar.

Carece de fuerza en la pelvis.

Lateral

Movimiento lateral.

Coagulación de la energía en el sistema digestivo.

Descarga digestiva, sentimental.

El movimiento depende de la segunda vértebra lumbar.

El peso queda en un lado, tanto en los dedos como en el talón.

Antero-posterior

Movimiento hacia delante y atrás.

Coagulación de la energía en el sistema respiratorio.

Descarga en los pulmones y actividad.

El movimiento depende de la quinta vértebra lumbar.

El peso se sitúa en la punta de los pies y los talones, tipos 5 y 6.

Torsión

Movimiento de torsión.
Coagulación de la energía en el sistema urinario.

Descarga por la competición.

El movimiento depende de la tercera vértebra lumbar.

El peso recae sobre los dedos de un pie y sobre el talón en el pie contrario.

Pelviano

Movimiento de abrir y cerrar la pelvis.

La coagulación de energía no es sobre un área, sino en todo el cuerpo.

El cuerpo entero se tensa o relaja a partir de la pelvis.

El movimiento depende de la cuarta vértebra lumbar.

Descarga instintiva y sexual.

Sensibilidad

No existe coagulación fija en un área determinada.

El movimiento y la postura son variables en el tipo 11 o hipersensible.

El tipo 12 es insensible a las oscilaciones.

Ambos son estados de hipersensibilidad o de insensibilidad.

Extracto del libro: "Taiheki. El dilema del comportamiento humano y el exceso de


energía"

LA RELACIÓN HUMANA

Otro aspecto muy importante que se relaciona con todo lo dicho en la página sobre los
RECURSOS DE DISTENSIÓN es la influencia de nuestra forma de comportamiento en la
relación humana.

Dependiendo de nuestro TAIHEKI (OSEIS PREDOMINANTES) sentiremos una simpatía o


antipatía hacia otra persona según sea su TAIHEKI. Pongamos por caso que nos guste o
repela determinado individuo; si nos paramos a pensarlo un poco, es evidente que
este tipo de sentimiento no procede para nada del raciocinio. El que alguien nos
inspire o no confianza no proviene del análisis de una situación, sino que constituye
una percepción anterior al pensamiento consciente. Sentir que alguien merece nuestra
confianza y que se puede contar con él, o percibirlo como una sensación de frialdad o
de rechazo, todo esto se capta antes de mediar palabra: es la percepción muda y
espontánea de esa interacción que existe en toda relación humana.
Comúnmente decimos que tal persona o tal otra nos trae buenas o malas vibraciones.
También, sentimos que ciertas personas nos repelen, nos ponen nerviosos o nos
aceleran, y otras nos atraen, nos dan sensación de paz y nos relajan.

A veces, buscamos una persona para relajarnos, y otras nos relacionamos con personas
que nos tensan más. De una manera o de otra siempre buscamos la relajación o la
tensión, dependiendo de lo que necesitemos en ese momento. Dependiendo de en
que zona estemos de nuestras mareas y de la necesidad de eliminar o recibir tensión.

Ver o estar con alguien implica una interrelación que crea una tensión o una
distensión. Es una interrelación entre TAIHEKIS.

Todo esto tiene una relación directa con los movimientos: ascendente, lateral, antero-
posterior, de rotación y de cerrar y abrir. Como ya sabemos, cada uno de estos
movimientos se corresponden directamente con una de las OSEI. Y, como todo
movimiento es vibración, ésta será la que emanemos en cada momento y
circunstancia de nuestra vida, y tendrá una importancia crucial en nuestra relación
con los demás y con nuestro entorno.

Las simpatías o antipatías por los demás son fruto del movimiento corporal interno en
que nos encontremos en ese momento de nuestra vida.

Normalmente dos personas del mismo TAIHEKI chocan, o sienten indiferencia, pero en
el caso de que sea para trabajar en equipo juntos para algo que les interese, la relación
puede ir muy bien.

Cuando se es de VERTICAL se manifiesta una simpatía por las personas de LATERAL y


las de CERRAR Y ABRIR.

Cuando el movimiento ascendente se tensa en sentido vertical, tanto el lateral como el


cerrar y abrir lo hacen en otras direcciones, lo cual induce a la relajación y no crea
choques.

Entre el VERTICAL(+) y el LATERAL(+) el enamoramiento nace muy fácilmente, pero


nunca llegan a entenderse en profundidad.

Este tipo de comunicación cuenta mucho cuando se trata de compartir numerosas


situaciones de tensión, en las cuales se obtiene una mutua sensación de paz y
tranquilidad.

Por el contrario, en el movimiento VERTICAL se manifiesta una antipatía o tensión al


relacionarse con personas VERTICAL, FRONTAL y con los ROTATORIO.

Estos tres movimientos se tensan alrededor de un eje vertical aunque en cada uno sea
diferente. En este caso, si la relación es momentánea o profesional su impacto puede
representar una estimulación mutua que favorecerá que se llegue a una actividad
intensa, la cual, a su vez inducirá a la relajación posteriormente. Pero si se tratase de
una relación que implica una convivencia íntima, se produce una mutua tensión en
sentido vertical que se va acrecentando.

Los LATERAL manifiestan una simpatía o se enamoran de las personas de VERTICAL y


FRONTAL y se deja llevar por el ROTATORIO aunque se pelean siempre.

El LATERAL busca relajar su tensión recuperando su eje vertical y activando su sistema


nervioso central. Estos tres movimientos inducen en el LATERAL la recuperación de la
verticalidad, lo cual lo tranquiliza y relaja. Éste respeta al VERTICAL y al FRONTAL, pero
no respeta tanto al ROTATORIO, aunque la comunicación funciona. El movimiento de
CERRAR va en contra de tal recuperación, representando una pérdida aún más fuerte
de la verticalidad. Por ello, los LATERAL se comportan como si odiaran a los CERRAR, ya
que sienten como si se ahogasen al estar con ellos. En este caso, el movimiento de
ABRIR incita a la distensión.

En caso de convivencia con el tipo ROTATORIO(+) éste puede amarla durante largo
tiempo, al final suele cansarse y no termina felizmente la convivencia. Las personas del
tipo LATERAL(+) inconscientemente andan precavidas frente al las del tipo
ROTATORIO(+) y, en cambio, éstas no dejan de perseguirlas.

Los FRONTAL actúan por su conveniencia en función de algo práctico o con la finalidad
de su realización personal. Seleccionan sus relaciones personales muy fríamente en
función de sus intereses. Por tanto, según la situación se relacionan con unos u otros
prescindiendo fríamente de sentimientos o afectos. Por otra parte, buscan compañía
íntima de quienes les aportan otra visión del mundo.

A los FRONTAL les atraen las personas de LATERAL Y CENTRAL , ya que con ellas
consiguen relajarse.

Por el contrario, sienten antipatía mutua y tensión con las personas de VERTICAL y
ROTATORIO(lo considera bruto).

Los ROTATORIO respetarán las personas de VERTICAL por su inteligencia, pero en el


fondo las detestarán. Tendrán una relación conflictiva con los de FRONTAL ya que no
los soportan.

Por el contrario, les agradarán los LATERAL y los CERRAR Y ABRIR. A los varones de
ROTATORIO les gusta perseguir especialmente a las mujeres de LATERAL pero se
cansan de ellas en cuanto las alcanzan. Cuando se han cansado del LATERAL, suelen
inclinarse por el CERRAR, con el cual pueden llegar a una buena convivencia, pues son
más fuertes que los ROTATORIOS.

Los ROTATORIO suelen casarse con los CENTRAL. Pero aunque los primeros parece que
mandan, en realidad no pueden con el CENTRAL.

Las personas de ROTATORIO necesitan muchísimo la compañía intima de los demás, lo


que hace que se pueda dar una relación entre dos personas de ROTATORIO aunque se
den choques constantes entre ellos.
Los CERRAR-ABRIR se llevan bien con las personas de FRONTAL, con los VERTICAL y
con los ROTATORIO( aunque es más bien el rotatorio el que se aviene con el cerrar y
no al contrario).

Por el contrario,les repelen o tensan las personas de LATERAL.

En una actividad en grupo, dejando de lado el aspecto personal, el CERRAR, cuyo punto
flaco es la capacidad de cálculo, se combina muy bién con el ROTATORIO(+) Y EL
FRONTAL(+) y su asociación puede ser muy positiva.

El CERRAR suele buscar compañero entre el VERTICAL y el ROTATORIO. Con un


VERTICAL(-) no puede estar a gusto pues no aguanta su lentitud.

El varon de ABRIR y CERRAR no casa con una mujer FRONTAL (+).

El CERRAR no se aviene con ningún tipo par, y especialmente va mal con el VERTICAL(-)
y el ROTATORIO(-).

El CENTRAL pone toda la confianza en la persona que ama, y si se rompe esta confianza
su vida se estanca(puede dar lugar a un cancer).

La vibración que emanamos no sólo nos influye en la relación con los demás, sino en la
relación con otros tipos de vibraciones que se encuentran en nuestro entorno
cotidiano. Así como: colores, olores, sonidos, sabores, formas, frío, calor, etc. Todas
ellas influyen directamente en nuestra relación con el entorno en el que nos movemos
en cada momento.

En nuestra relación con los demás y con nuestro entorno estamos utilizando
exactamente los mismos mecanismos para la búsqueda de la distensión que
empleamos en el triple recurso de distensión del que hablamos anteriormente.

En las relaciones de pareja, las mismas OSEI chocan y es por donde surge el conflicto.
Cuando se viven situaciones críticas y necesitan apoyarse entre ellos, al ser dos
sensibilidades con la misma OSEI, se precipitan más. En las relaciones de pareja, como
hemos visto antes, las sensibilidades que se relajan la una a la otra se ayudan más en
los momentos dificiles.

Un ejemplo de matrimonio entre personas del mismo taiheki sería el caso de


un tipoV (FRONTAL(+)) con un tipoVI(FRONTAL(-)): el primero tiene un aparato
respiratorio muy fuerte y es físicamente muy activo, pero el segundo posee pulmones
débiles y prefiere el reposo; sus tendencias en el movimiento físico son contrarias, y
podría decirse que representan en cuanto a taiheki, el anverso y el reverso de la
medalla. Esta combinación no es faborable al entendimiento. En cambio, el
matrimonio de un CERRAR con un ABRIR es un caso en el que los esposos se llevan
bien a pesar de pertenecer a la misma tendencia corporal. Se llevan bien de manera
constante y estable, alegres, animosos parecen una sola mente y un solo cuerpo. Es el
único ejemplo de buen entendimiento entre cónyujes del mismo taiheki, aunque las
parejas en las que ambos son LATERAL(+) también se llevan relativamente bien.
Nuestra OSEI predominante nos dice que existe un condicionamiento predeterminado
de nuestra naturaleza interna a la hora de relacionarnos con otras personas.

Estos apuntes van dirigidos especialmente a aquellas personas que desean iniciarse en
la práctica del Movimiento regenerador ó Katsugen – Undo. Son simplemente un
intento de dar a conocer cual es la forma en que debe ser practicado y cual es su
filosofía. Filosofía, que no es ni más ni menos que la de la propia naturaleza humana.

Introducirse en la practica del Katsugen-Undo, es en la mayoría de los casos, algo


sorprendente. La diferencia de conceptos que existe entre los conocimientos que a lo
largo de nuestra vida hemos ido adquiriendo y los que se nos plantean, hará que en el
momento de la verdad titubee hasta la más férrea de las convicciones. Forman legión
los que abandonan al primer intento o experiencia.

Occidente y en especial Europa, donde priva la intelectualización y el análisis ante


cualquier expresión intuitiva y donde al mismo tiempo existe una dualidad
compartida, en el interés por descubrir y conocer todo tipo de filosofías orientales,
aspectos paranormales etc., pero ante las cuales no puede evitar el impulso de
someterlas al severo examen de la razón y la ciencia, es muy dada a clasificar,
distribuir y etiquetar, todo y cuento conoce.

En un principio, por el afán de dar a conocer tan sensacional descubrimiento y captar


el mayor número de practicantes, permitía que se incorporara cualquier persona a las
sesiones que en mi Dojo se celebraban sin ningún tipo de conocimientos previos sobre
el tema. Casi cada día atraídos por el nombre, o por alguna nefasta explicación,
acudían numerosas personas, incluso grupos enteros de practicantes de otras
actividades (Yoga, Parapsicología, Ufólogos, etc.), deseosos de conocer un tema
esotérico más, o para curarse de una u otra enfermedad.

Pronto me di cuenta de lo negativo de esta forma de proceder. Igual que entraban


salían, y los comentarios y conclusiones que sacaban de la práctica, eran dignos de ser
anotadas en el gran libro de las barbaridades. Pero con todo, lo peor resultaba cuando
alguna persona especialmente sensible, en el primer día ya le surgía el Movimiento
Regenerador. El susto era tal que alguno término en el servicio de urgencias del
hospital clínico de esta ciudad.

En un tema tan novedoso como este y en una sociedad como la actual, llena de
enciclopedias, libros de texto, etc., que nos dicen y dictan las normas a seguir en cada
caso y momento, imponiendo en nombre de la ciencia y la evolución unas reglas y
formas de comportamiento, que por otro lado al cabo de mas o menos años son
cambiadas y mientras no existan voces oficiales y suficientes que profundicen en él y lo
avalen, conviene progresar paso a paso. Por ello establecí la obligatoriedad de asistir a
un curso de iniciación antes de tomar parte activa en las sesiones.

Actualmente y al haber ya, personas con ideas suficientemente claras sobre el


Katsugen-Undo y ante la dificultad de formar grupos para impartir las charlas de
iniciación, con regularidad no excesivamente larga en el tiempo, permito que se
incorporen a las sesiones previamente informados por parte de las personas que los
presentan. Son estos practicantes los que hace tiempo vienen demandándome que
escriba algo que al menos les sirva para dar como información a los posibles
interesados, y que pueda en un momento dado sustituir lo que hasta ahora venia
siendo el curso introductorio. Por ello y para finalizar esta introducción explicare
brevemente la forma en que se debe practicar el Katsugen.

TENSHIN “El corazón Del Cielo Puro”, este es el estado que el Maestro
Noguchi propugnaba.

El Movimiento Regenerador tiene claros efectos curativos, pero esto solo


es un aspecto secundario, es preciso practicarlo sin esperar ventajas
concretas de él, de esta forma las ventajas se consiguen, pero nos vienen
como fruta madura que cae. Contemplar el Katsugen como un medio
para curar, es lo mismo que contemplar la sombra de la estatua. Lo
propio es la estatua no la sombra.

La motivación debe ser “la vuelta a la normalidad” sin prisa, sin exigencia
alguna, el Movimiento Regenerador surge gracias a la suspensión
momentánea del sistema voluntario. No precisa de conocimientos, ni técnica
alguna, al contrario es preciso despojarse de ellos. El principio que formulamos
es el siguiente:

“Sin Conocimientos. Sin Técnica. Sin Finalidad”

EL MAESTRO – HARUCHITA NOGUCHI

Nació en Japón a principio de siglo, fue afectado a muy corta edad por la polio, a
consecuencia de la cual, perdió prácticamente la capacidad de hablar. Anomalía esta,
que logro corregir con la práctica del Katsugen – Undo.

Cuando contaba escasamente diez años, una epidemia azoto Japón y murió mucha
gente. Una vecina suya a la cual profesaba un gran aprecio, resulto afectada. Viendo lo
que sufría y en un afán de ayudarla, coloco sus manos sobre ella y esta sano.

La noticia corrió como la pólvora y empezaron a acudir personas de todos los lugares a
ver el niño prodigio. Como fuera que todos los que acudían se curaban, empezó a
preguntarse a que se debía aquel fenómeno y lejos de creerse un ser dotado de
poderes sobrenaturales, se inicio en el estudio de todo lo que estaba ocurriendo.

Estudio y profundizo en todos los sistemas y métodos que estuvieron a su alcance,


desde acupuntura hasta doctorarse en medicina.

Fundó la sociedad SEITAI, hoy en día dirigida por sus hijos, en especial por el segundo
Hiroyuki Noguchi. Esta sociedad engloba todos los estudios y conocimientos del
Maestro, donde el Katsugen-Undo y el YUKI, son uno más de ellos.
A los dieciséis años impartía sus enseñanzas a eminentes doctores y personalidades de
Japón. Conoció y fue amigo de Alexis Carrel, premio Nobel de medicina, el cual
compartió sus conocimientos y escribió un libro basado en ellos. “El Hombre ese
Desconocido”.

Entre sus estudios son muy importantes El Taiheki y El Seitai, los cuales forman la parte
científica y cuyo tiempo de aprendizaje se estima en más de veinte años.

Fue nombrado Doctor Honoris Causa de la Universidad de Medicina de Japón y a su


muerte, se dijo que iba cien años por delante de la medicina.

KATSUGEN – UNDO ó MOVIMIENTO REGENERADOR

El hombre se mueve y actúa gracias a la contracción de sus músculos. Estos se


dividen en dos grupos. Los que obedecen a la voluntad (estriados) y que forman
parte del sistema motor piramidal. Los que no están regidos por esta (lisos) y forman
parte del sistema motor extrapiramidal.

Hasta ahora los esfuerzos del hombre han ido dirigidos a mejorar el Sistema Motor
Piramidal, como forma idónea para conservar la salud y ampliar las facultades físicas.
De este esfuerzo han surgido numerosos deportes y métodos, que con su práctica
continuada conseguimos mover más rápido un pie, una mano o tocar mejor el piano.

Sin embargo poco o nada se había hecho para mejorar el Sistema Motor
Extrapiramidal. El problema planteado por el Maestro Noguchi fue como mejorar este.
Así surgió el Katsugen.

El Movimiento Regenerador proviene del Sistema Motor Extrapiramidal y al ser este


un movimiento que proviene del subconsciente no había sido aprovechado con fines
positivos. Podríamos decir que el Movimiento Regenerador es una gimnasia del
Sistema Motor Extrapiramidal.

El hombre se diferencia del resto de los animales, por el tercer punto de apoyo en los
pies, lo cual le permite andar erecto y sobre todo por la capacidad de pensar y el
razonamiento lógico. Esta capacidad de pensar hace que actué siempre de acuerdo a
conocimientos preestablecidos, lo cual no significa que estemos siempre actuando de
la forma correcta.

En el cuerpo humano las funciones mas precisas se ejecutan de una forma espontánea.
Un bebe nada más nacer y sin conocimientos previos, mama, y la leche la transforma
en sangre. De los alimentos que ingerimos, nuestro organismo aprovecha lo que le
conviene y el resto lo expulsa como excrementos. Un bostezo, un estornudo o un
pedo, el cuerpo los ejecuta sin más. Con la práctica del Katsugen Undo intentamos
sensibilizar y equilibrar nuestro cuerpo para que este actué de una forma natural ante
cualquier agresión externa.

Esta capacidad de anteponer siempre el razonamiento lógico a un deseo profundo de


nuestro cuerpo, ha hecho que poco a poco el Sistema Motor Extrapiramidal se vaya
embotando. Así pues, unos ojos que se llenan de polvo fácilmente en un día de viento,
es debido a una debilidad en el parpadeo. Cuando al tocar un objeto caliente nos
quemamos, es debido a una debilidad en los reflejos; estos deberían actuar antes de
que la acción del calor en traspasar nuestro sistema protector que es la piel. Si nos
intoxicamos por ingerir un alimento en malas condiciones, nuestro sistema digestivo
esta embotado, pues lo primero seria vomitarlo, de lo contrario la intoxicación pasa a
la sangre.

Recuperar esta normalidad perdida y aumentar la sensibilidad desarrollando nuestra


propia fuerza corporal, son los objetivos del Katsugen Undo.

Cuando se practica el Katsugen desaparecen o varían los conceptos sobre lo bueno y lo


malo. Para nosotros esto es algo que no existe y lo único que podemos afirmar que es
malo, son los “excesos”, o la incapacidad del cuerpo para detectarlos. Cualquier cosa
en uso y abuso sin el mecanismo suficiente por parte del organismo para detenerlo
puede resultar perjudicial a nuestra salud; incluso el aire en abundancia y en estado
muy puro daña o perjudica el funcionamiento habitual del cuerpo. Por otro lado, la
cantidad de abuso que nuestro cuerpo es capaz de soportar sin dañarlo es diferente en
cada una de las personas.

En la India se muere de hambre mucha gente, sin embargo, en ese mismo país otros
conservan la salud a base del ayuno. Fumar, comer, beber o hacer deporte será bueno
o malo, según la capacidad de nuestro cuerpo a reaccionar en el momento del abuso.
Si poseemos un cuerpo embotado que no es sensible ni al calor, ni al frió, que no es
capaz de sentir el cansancio en su debido momento, ni el deseo profundo del hambre
ó la sed y que para saberlo a de consultar siempre a especialistas, entonces deberemos
ir con cuidado.

El Maestro Noguchi demostró, y nosotros en los años de práctica hemos podido


constatar, que la enfermedad (gripe, resfriados, sarampión etc.) son estados
necesarios y reequilibradores de nuestra salud. Son como fusibles en una instalación
eléctrica, que saltan para evitar males mayores.

Las enfermedades graves (infartos, cáncer etc.) no son consecuencia del mal
funcionamiento de nuestro cuerpo en un momento, sino la consecuencia de la
acumulación de muchos años. Es sorprendente ver que la mayoría de las personas que
de esto mueren, son personas que durante toda su vida han gozado de una salud de
hierro según los conceptos actuales. El Maestro Noguchi los denominaba los enfermos
sin enfermedad.

Alexis Carrel, en su libro “El hombre ese desconocido” comenta que la raza humana
estaba experimentando un gran crecimiento físico, pero que disminuyen otras
facultades propias del hombre, por lo cual estaba seguro de que fuera un avance, sino
todo lo contrario.

¿Quién puede practicar Katsugen? En principio todo el mundo sin distinción de edad,
sexo ó estado social: sólo se recomiendan tres casos en los que se debe evitar la
práctica:
1º) -Las personas que hayan sufrido transplantes delicados ó de las que depende su
existencia (Transplantes de corazón, hígado etc. ó que usen marcapasos). Al surgir el
Movimiento Regenerador el cuerpo tiende a repeler todo lo que a él le es ajeno, con lo
cual puede sufrir un rechazo. Se han dado casos en que a alguien le han salido trozos
de metralla que estaban en el cuerpo desde la guerra. En mi Dojo un caso famoso fue
cuando a una practicante le salieron unos cristales que le habían quedado incrustados
en la frente después de un accidente de coche que había sufrido diez ó doce años
antes.

Las placas en los huesos por roturas u otros transplantes similares no ofrecen ningún
problema, lo único es que quizás se eviten la operación de sacar ésta, por estar el
hueso bien soldado y ya no ser necesaria.

2º)-Las mujeres después del parto. Deberán respetar la cuarentena. Existen dos
motivos para ello:

1- La mujer después del parto lo único que necesita es descanso.

2- Durante el parto la mujer esta en perfecto estado de armonía con ella misma y de
equilibrio, por lo tanto no necesita provocar el movimiento.

3º)- Los drogodependientes. Este es un caso relativo y sería recomendable la práctica


si tuvieran alguien constantemente a su lado que les vigilara, ya que con la práctica del
Katsugen podrían abandonar la droga. Pero existe un problema y es que al
sensibilizarse el cuerpo, la dosis que un momento todo era normal podría resultar
excesiva y con consecuencias fatales. Como no hay nadie capaz de estar pendiente las
veinticuatro horas del día de otra persona no es recomendable su práctica en esto
casos.

LO QUE CONVIENE SABER

Es conveniente saber que al iniciarnos en esta práctica y al surgir el movimiento, el


cuerpo pasa por tres fases ó etapas. Estas pueden ser agresivas, ó por el contrario
apenas notarse. Pueden durar un día, una hora ó un año, ó incluso puede no enterarse
uno ni que ocurren.

¿Cuándo pasa? Tampoco se puede decir, a unos en el primer día de practica, otros al
cabo de unos meses, otros ni siguieran se enteran si tienen el movimiento. No hay
reglas en el Katsugen, cada persona es un mundo y reacciona de diferente forma y en
diferente tiempo, si bien como norma general se calcula al cabo de unos meses de
práctica, pero repito esto no es ninguna norma ni garantía. Repito unos antes, otros
mas tarde.

La primera etapa después de surgir el Movimiento Regenerador la denominamos


“APATIA”. En ese momento el cuerpo se siente como embotado, se tiene mucho sueño
y nos pasaríamos el día durmiendo. Esto sólo indica que el cuerpo esta relajado.
La segunda, “HIPERSENSIBILIDAD”. En este momento pueden reaparecer dolores que
parecían curados, el insomnio es la nota predominante. Parece una recaída en males
anteriores, pero sólo es el proceso de recuperación.

En la tercera aumenta el proceso de “EXPULSIÓN Y LIMPIEZA” del cuerpo. Los


excrementos se hacen negruzcos o padecemos diarrea. El sudor, olor corporal y la
mucosidad pueden abundar. Puede expresarse así mismo cualquier otro estado de
evacuación, como sarpullidos en la piel o fiebre.

Este proceso no suele durar más de una semana pero puede durar hasta tres meses.
Cuando termina, el cuerpo se flexibiliza y el rostro cobra brillo, los reflejos aumentan,
al igual que la capacidad de concentración y de los andares se armonizan.

Después de esto viviremos de acuerdo a nuestro deseo profundo y desarrollaremos


nuestra propia fuerza corporal. Comeremos cuando tengamos hambre, beberemos
cuando tengamos sed y dormiremos cuando tengamos sueño.

YUKI

La intuición y el instinto, es una facultad por la cual el resto de los animales viven,
crecen y se desarrollan. Pero esta es propia también del hombre a pesar de que su
capacidad analítica le haya pospuesto a un plano secundario y poco a poco se vaya
perdiendo. El ser humano anteponiendo siempre esta capacidad analítica a todo lo
demás, más que inventar, lo que ha hecho ha sido imitar.

En un principio, la preocupación fundamental de la humanidad debió ser la


supervivencia y la forma en que podía procurarse la comida. A medida que la vida se
ha ido haciendo más cómoda por el progreso y se ha ido marcando la diferencia entre
ésta y el resto de los animales, la preocupación mayor ha sido la de conservar la salud.
Así pues, hoy en día tenemos grandes hospitales, llenos de sofisticados equipos y sin
camas libres por ocupar. Pese a sofisticados equipos y sin camas libres por ocupar.
Pese a todo y como decía Alexis Carrel, el hombre es cada día más débil.

Frente a cada batalla ganada a la enfermedad, aparece inexorablemente otra peor, así
la naturaleza sigue su curso, y el hombre pierde cada vez más sus propias facultades
innatas.

Volviendo a la imitación, un día el hombre observó como los osos y otros animales se
daban baños y así conservaban la salud. Aparecieron entonces los baños termales y
fueron durante mucho tiempo el sistema perfecto para curarse de las enfermedades.
También observaron como comían hierbas, raíces y cortezas de árbol, además de otras
cosas aparecieron los fármacos. Sin embargo al hecho de tocarse el pie o la cabeza
cuando nos duele, o colocarle las manos a un niño cuando le duele la barriga, nadie le
hizo caso.

Esto es el YUKI, y es el método genuino del hombre para conservar la salud. No es un


Don especial, esta al alcance de todos y es anterior a la credibilidad, actúa como
fenómeno puramente físico. A las personas que lo practican se les suele tachar de
curanderos y ellos mismos están convencidos de que poseen poderes especiales. Esto,
con perdón es una arrogancia; dicho YUKI es genuino en el hombre y para desarrollarlo
sólo hace falta practicarlo. Cuanto más se practica más sensibilidad adquirimos, como
siempre unos lo desarrollan antes, otros después, pero esta al alcance de cualquier
persona. De una forma inconsciente nos tocamos el lugar donde hemos recibido un
golpe; es porque todavía esta sabiduría subyace en nuestro subconsciente.

Solo en casos en muy especiales hago YUKI a personas que no practican Katsugen y
cuando lo hago les induzco a ello; si no me hacen caso les remito a sus familiares, pero
se quejan de que ellos no saben e insisten en volver. Intento por todos los medios
evitar que me identifiquen con un curandero, pues ello crea dependencia y esto es
algo de lo que el Maestro Noguchi quería huir. Aun así, me siguen enviando gente para
que les haga YUKI, como en estos casos no suelo ser muy explicito, me temo que no se
llevan muy buena impresión de mí.

Lo importante al practicar YUKI ó KATSUGEN, es hacerlo por el placer de hacerlo, solo


así se consiguen resultados. Quién al menor síntoma o malestar, corre a solicitar
nuestros cuidados, no ha entendido nada. Lo importante es desarrollar nuestra propia
fuerza corporal.

En las sesiones utilizamos el YUKI como inducción al movimiento, no para curar tal o
cual enfermedad, y una vez que el movimiento surge, el cuerpo recobra su equilibrio.
Si practicamos YUKI con una mente limpia y nos despojamos de todo conocimiento e
intención, las manos se dirigen al lugar mas adecuado de la persona que recibe.
Cuando este es puro, se funde en el otro e incluso se puede llegar a sentir sus
pensamientos. Así es la naturaleza humana y explicarlo es inútil si no se llega a sentir,
no se puede comprender.

Al contrario de cualquier otro tipo de medicina, incluidas las más naturales que cuando
más se usan, más pierden su eficacia, el YUKI es a mas practica, más sensibilidad.

De todas formas y además de todo existe algo de lo cual no será necesario convencer a
nadie, bastará una solo experiencia para poderlo comprobar y es la sensación de
bienestar y lo agradable que resulta recibirlo.

LA PRÁCTICA

Iniciamos la sesión con la relajación del plexo solar. Al Katsugen se le denomina


también “La Escuela de la Respiración”, sin embargo, aquí para nada enseñamos a
respirar. La respiración profunda no es una cuestión de técnica, con la técnica la
forzamos, si no, como todo en el ser humano, de un estado físico. Por ello, para de una
forma natural poder profundizar la respiración, es preciso relajar el plexo solar ó
diafragma. Cuando este se haya tenso es imposible que la respiración penetre hasta el
abdomen, por consiguiente hemos de ayudar a que el plexo solar se relaje y lo
hacemos de la siguiente forma:

Apoyamos las yemas de los dedos en la zona comprendida en el triangulo que forma la
base de las costillas (Diafragma), inclinando la cabeza hacia atrás, todos juntos de
rodillas formando un circulo, inspiramos profundamente y con la boca abierta
hacemos una flexión hacia delante hasta tocar el suelo con la cabeza, al tiempo que
expulsamos todo el aire y presionamos suavemente con los dedos la zona antes
indicada.

Cuando ya no nos queda ni siquiera los restos de aire dentro, nos incorporamos
inspirando de nuevo profundamente y relajando la presión de los dedos. Esta
operación se repetirá tres veces, sin prisa y con mucha profundidad.

Cadena de Reactivación. Colocados en circulo, ahora mantendremos una postura


cómoda, no es preciso estar de rodillas a la japonesa. Con las palmas de las manos
mirando hacia arriba, sujetaremos la muñeca de nuestro compañero de la derecha,
situando el pulgar en la base de la palma (mas o menos donde se haya el pulso). Así
todos cogidos y con los ojos cerrados que no deben abrirse en toda la sesión,
iniciaremos una cuenta de tres y al final inspiraremos muy profundamente todos
juntos y expiraremos lentamente; luego el ritmo respiratorio será normal sin forzarlo.
Para finalizar, se efectuara la misma operación “INSPIRAAAAAR”, “UN……, DOS……,
TRES”. Ahora ya se pueden soltar las manos, si alguien lo hubiese hecho antes por
descuido o porque le picaba la nariz debe de iniciarse de nuevo el proceso.

Respiración por las manos. Sentados, colocamos las manos como en posición de
rezar, a la altura de la nariz y separados unos milímetros. Visualizaremos la respiración
que penetra por la punta de los dedos y la expiración por las palmas de las manos.
Esto es para sensibilizar las manos a la hora del YUKI. Ocurre que las manos empiezan
a calentarse y se puede llegar a sentir hormigueo en ellas, también puede ocurrir que
sintamos como se juntan, deberemos dejar hacer y juntarlas o en otros casos como si
existiera un campo magnético entre ellas y se repelieran.

Ahora por parejas YUKI. Saludaremos al compañero que hayamos elegido, arrodillados
frente a él a la japonesa. Después nos colocamos por el lado izquierdo y situamos la
mano derecha en la nuca (Occipucio) y la izquierda delante los ojos. Así colocados
respiraremos a través de las manos. Esto es YUKI. La acción de este relajara la zona
cervical y a menos que él se contraiga esta relajación provocara que se tienda en el
suelo. Una vez tumbado, bien boca arriba o boca abajo, situaremos nuestras manos
sobre su espalda o pecho.

NO MANIPULAREMOS, NO HEREMOS PRESIÓN, simple y únicamente dejaremos que


las manos se posen donde ellas deseen: sea el lugar que sea; sin intenciones ni ánimo
de ningún tipo. Con la mente en estado Tenshin nos dejaremos llevar.

Es importante decir que es imprescindible estar cómodo toda la sesión, por ello y sin
que se diga, adoptaremos las posturas que más nos convengan y si en un momento
dado se ha de dejar de hacer YUKI, se deja; es mejor a estar incómodos.

Segundos puntos en la cabeza. Estos se hayan situados en el ángulo que forman los
ojos con las orejas. Palpando suavemente en la mayoría de los casos se puede notar
como dos hendiduras. Situaremos los dedos pulgares sobre ellos y la yema de los
otros dedos en las sienes. Como al principio de la sesión se iniciara “INSPIRAR……”,
“UN……..DOS……TRES”, se repetirá la inspiración profunda todos juntos y en la
expiración, se apoyarán suavemente la yema de los pulgares en dichos puntos. ¡¡OJO,
SUAVEMENTE¡¡ sin apretar.

El oficiante dirá al cabo de un tiempo “RELAJAR” y se soltara la suave presión que


ejercíamos y se repetirá esto por tres veces, al final de las cuales pasaremos al
movimiento inducido.

Los segundos puntos en la cabeza tienen por objeto la relajación de la actividad


mental. El cerebro es la única parte del cuerpo que jamás descansa y siempre esta en
actividad, incluso en el sueño. Con este ejercicio ayudamos a la relajación de esta zona.

Se nos solicita mantener la mente en blanco, en contra de lo que se cree, esto no


significa no pensar en nada, ya que es esta una misión imposible. Mientras lo
intentamos ya estamos pensando en ello. Mantener la mente en blanco es sólo no
entretener demasiado tiempo un mismo pensamiento, debemos dejar que estos
fluyan por nuestra mente, sin que ninguno en particular nos entretenga.

A continuación, después de las tres veces que apoyamos los dedos en los segundos
puntos, decimos “Pasáis a la espalda del compañero”. Os situáis detrás y sin intentar
dirigir su movimiento, apoyáis la mano derecha en la columna vertebral y la izquierda
en la cintura. Si este surge, no deberemos entorpecerlo con nuestras manos y si es
necesario las retiraremos y no tocaremos su espalda; se puede seguir a distancia.

Desde el momento en que estemos por parejas todo se hará de forma mutua a voz de
“CAMBIAR”; a excepción de los segundos puntos en la cabeza que solo se hace una
sola vez.

Para finalizar y esto e importante, haremos la “TRANSPIRACIÓN” y después de ella


deberemos estirarnos en el suelo donde permaneceremos cinco o seis minutos
desperezándonos y despertándonos.

La transpiración se ejecuta de la siguiente forma: Sentados de rodillas, colocamos los


pulgares dentro de las manos, subimos estas lentamente, inspirando profundamente.
Una vez arriba estas, las bajamos tirando de los codos hacia atrás y concentrando toda
la respiración en el abdomen. Se dejan bajar suavemente mientras vaciamos todo el
aire muy despacio como si fuera un balón que se deshincha. La nuca deberá ir atrás.
Esta operación se realiza tres veces, después nos tumbamos y podemos abrir los ojos
despacio, primero el izquierdo y luego el derecho.

Saludamos mutuamente a nuestro compañero/a y se ha terminado.

TENSHIN “EL CORAZON DEL CIELO PURO”

EL MOVIMIENTO ES COMO UNA ESPECIE DE RECOGIMEINTO EN BUSCA DE LA


ARMONIA INTERIOR Y NO LA EJECUCION DE UNA TECNICA.

NO HAY QUE PEDIR NADA,


HAY QUE ESPERAR QUE LA ARMONIA SE REVELE POR SI MISMA

DE MODO COMPLETAMENTE NATURAL,

ES PRECISO DESPOJARSE DE TODA TECNICA,

DE TODA BUSQUEDA DE PODERES,

DE EFICACIA, CODICIA, LUCHA O DE SEDUCCIÓN.

PRACTICAD CON EL CORAZÓN DEL CIELO PURO.

H. NOGUCHI.

KATSUGEN UNDO

COMO PROVOCAR EL KATSUGEN UNDO

2 EJERCICIOS PREPARATORIOS

1.- (a) Sentarse de rodillas con las nalgas sobre los talones. Los muslos no deben estar
ni demasiado juntos ni separados; lo correcto es poder meter los dos puños juntos
entre sí en el interior de los muslos. Las personas que tengan dificultades para sentarse
así pueden sentarse con las piernas cruzadas sobre el suelo o sobre un taburete; pero
el estar arrodillado sería lo más normal.

(b) A unos tres dedos bajo el esternón (el hueso frontal del pecho al que se unen las
costillas) se encontrará una zona que se puede presionar hacia dentro más fácilmente
que en la zona adyacente. Ponga los tres primeros dedos de sus manos sobre esta zona
de forma que las yemas de los dedos apoyen sobre la zona que se hunde más
fácilmente y el resto de los dedos en la zona adyacente.

(c) Inhale profundamente y, visualizando que la respiración surge desde el estómago,


espire lentamente por la boca, doblándose hacia delante mientras visualiza, de modo
que sus dedos presionan suavemente en la zona del esternón. Acompase el ejercicio
de modo que haya espirado todo el aire justo en el momento en que acabe de
doblarse hacia delante (si llega, hasta tocar con la frente el suelo).

2.- En este ejercicio, la fuerza se ejerce en la parte baja de la espalda. Aún arrodillado
(o sentado) gire hacia atrás la cabeza y el tronco tanto como pueda, intentado mirar su
columna

vertebral, a izquierda y derecha. Debe intentar conseguir el máximo de tensión en la


parte baja de la espalda. Gire hacia atrás despacio y retorne a la posición inicial
relajando abruptamente. Haga este movimiento siete veces a cada lado.

Por medio de los dos ejercicios anteriores se relaja el plexo solar.


INDUCCIÓN DEL KATSUGEN UNDÔ

El siguiente ejercicio es el que en realidad provoca el katsugen undô. Lo hace


estimulando el cuerpo de una forma no natural, de modo que el cuerpo se ve obligado
a corregir por sí mismo esta distorsión.

1.- Cierre los dedos como en forma de puño dejando los pulgares en su interior. Al
inspirar, levante ambos brazos de forma que queden paralelos con los hombros.
Luego, mientras espira, tire de sus brazos hacia atrás, como si quisiera juntar sus
omóplatos. Sincronice el movimiento de forma que se alcance el punto de máxima
tensión cuando a la vez que se haya expulsado todo el aire del cuerpo. En cuanto
alcance el punto de máxima tensión, relaje abruptamente. Todo el ejercicio debe
hacerse continuadamente, sin paradas. Haga el ejercicio un máximo de tres veces.

2.- Adopte cualquier postura que le resulte cómoda (arrodillado, sentado, tendido o
incluso en pie) En caso de estar de rodillas o sentado ponga sus manos con las palmas
hacia arriba sobre los muslos. Cierre los ojos. Relaje completamente la parte superior
de su cuerpo y no piense en nada concreto, en ese momento empezará el katsugen
undô. Una vez surja el movimiento no intente controlarlo, deje que se manifieste
libremente.

CUANDO ACABA EL MOVIMIENTO

Antes o después el movimiento finalizará por sí solo naturalmente, aunque se puede


detener a voluntad en cualquier momento. Tanto para cuando el movimiento ha
terminado por sí solo como para cuando se lo desea interrumpir voluntariamente hay
que hacer lo siguiente;

Mientras mantiene los ojos cerrados:

1.- Haga una inspiración profunda.

2.- Tras contener la respiración unos instantes, exhale repentinamente muy


ligeramente como si echase el aire desde el vientre, haciendo un sonido como
“Hmmmp” y a la vez llevando el aire hasta el bajo vientre, tensando los músculos
abdominales. El sonido “Hmmmp” debe ser muy corto en duración y cortarse al llegar
a la garganta; debe visualizar que el sonido parte desde su vientre.

3.- Mientras mantiene la tensión en el bajo abdomen abra lentamente primero el ojo
izquierdo, luego el derecho, y espire lentamente.

4.- Tras abrir los ojos, permanezca donde esté completamente relajado. Tras un rato
(dos o tres minutos), si parece que continúa el movimiento o se siente mareado,
golpee su hombro izquierdo con brío con su mano derecha. Luego se puede levantar.

OBSERVACIÓN SEITAI
AL PRACTICAR KATSUGEN UNDO HEMOS SENTIDO EN NOSOTROS MISMOS LOS CINCO
MOVIMIENTOS ESPONTÁNEOS DE AUTOREGULACIÓN: VERTICAL(ARRIBA/ABAJO),
BILATERAL(DERECHA/IZQUIERDA), FRONTAL(ADELANTE/ATRÁS), ROTACIÓN(TORSIÓN
DERECHA, TORSIÓN IZQUIERDA) Y CENTRAL (ABRIR/CERRAR DE LA PELVIS,
COMPACTACIÓN/EXPANSIÓN, MULTIDIRECCIONAL).

ESTOS MOVIMIENTOS EXTERNOS SON LA EXPRESIÓN EXTERNA DE LOS MISMOS


MOVIMIEMTOS INTERNOS CELULARES.

ESTOS 5 MOVIMIENTOS ACTUAN COMO RECURSO DE DISTENSIÓN,


AUTOREGULADORES/CANALIZADORES DE LAS TENSIONES PARCIALES ACUMULADAS, Y
A SU VEZ CADA MOVIMIENTO ESPONTÁNEO ESTÁ
RELACIONADOINDIVISIBLEMENTE CON ENERGÍA, BIOLOGÍA, ÓRGANOS,
HUESOS(VÉRTEBRAS QUE PERMITEN ESE MOVIMIENTO), MÚSCULOS QUE PERMITEN
ESE MOVIMIENTO, SISTEMA NERVIOSO Y UN TIPO DE PSIQUE(UN
COMPORTAMIENTO, UN SENTIR, UNA FORMA DE EXPRESARSE):

—MOVIMIENTO VERTICAL-PSIQUE PLANIFICADORA–SISTEMA NERVIOSO CENTRAL–


VÉRTEBRAS(C1, D1,L1)–MÚSCULOS(esternocleidomastoideo, trapecio, epiespinoso,
recto menor posterior, recto menor anterior, diafragma, ..)

—MOVIMIENTO BILATERAL-PSIQUE EMOTIVA/COMUNICADORA–SISTEMA


ASIMILOCIRCULATORIO–VÉRTEBRAS(C4, D6-D9, L2)–MÚSCULOS( iliocostal, recto
mayor del abdomen, largo del cuello, escalenos, complexo menor, …)

—MOVIMIENTO FRONTAL-PSIQUE PRAGMÁTICA–SISTEMA


COMBUSTIVO/LOCOMOTOR–VÉRTEBRAS( C2,C7,D3,D4,D12, L5)–MÚSCULOS(pectoral
mayor, pectoral menor, romboide, dorsal largo, angular del omoplato,..)

—MOVIMIENTO ROTATORIO–PSIQUE COMPETITIVA/TERRITORIAL–SISTEMA


ELIMINATORIO–VÉRTEBRAS(C3,C5,D5,D10,L3)–MÚSCULOS(esplenio de la cabeza,
oblicuos de la cabeza y cuello, oblícuos superior e inferior de un lado y del contrario,
psoas mayor, dorsal ancho,…)

—MOVIMIENTO CENTRAL –PSIQUE AFECTIVA–SISTEMA REPRODUCTOR


CELULAR/SEXUAL–VÉRTEBRAS(C6,D11,L4)–MÚSCULOS(fascias, psoas menor, iliaco,
transverso de abdomen, todos los oblícuos activados a la vez,..)

ESTAS CINCO ASOCIACIONES INDIVISIBLES (OSEI) E INTERRELACIONADAS ENTRE SÍ


ESTÁN EN NUESTRO ORGANISMO, HAN CONTRIBUIDO A LA FORMACIÓN DEL MISMO
EN EL CLAUSTRO MATERNO Y SON IMPRESCINDIBLES PARA PODER EXPRESAR LA VIDA
EN EL SER HUMANO Y EN LOS ANIMALES. EL SER HUMANO ESTÁ MÁS EVOLUCIONADO
DEVIDO A LA CONSECUCIÓN DE LA POSTURA ERGUIDA Y AL EQUILIBRIO F-E CRANEAL
QUE HA DESARROLLADO SUS CAPACIDADES CEREBRALES HASTA LLEGAR A SER EL
HOMO SAPIENS SAPIENS(sabe que sabe y sabe que no sabe, ser consciente de su
saber).

¿QUE DA LUGAR A NUESTRO CARÁCTER, A NUESTRO COMPORTAMIENTO INNATO?


LA PREDOMINANCIA CELULAR DE UNA O VARIAS DE ESAS ASOCIACIONES (OSEI) EN
NUESTRA HERENCIA GENÉTICA, DA LUGAR A QUE NAZCAMOS CON UNA ESTRUCTURA
PREDETERMINADA DE FORMA INNATA QUE HACE QUE EN NOSOTROS PREDOMINEN
UNAS SENSIBILIDADES, UNOS COMPORTAMIENTOS DETERMINADOS, UNAS
FORTALEZAS O DEVILIDADES ORGÁNICAS, UNA MANERA Y UNAS ZONAS
PREDOMINANTES PARA ACUMULAR NUESTRAS TENSIONES PARCIALES Y UNA
ESTRUCTURA FÍSICA EXTERNA DETERMINADA(ASPECTO FÍSICO).

CADA UNA DE ESTAS CINCO ASOCIACIONES INDIVISIBLES (REACTIVIDADES)SE DAN


TAMBIÉN:

HACIA DENTRO EN (-)(INTROVERSIÓN, NECESIDAD O DESEO DE RECIBIR O EXPRESARSE


HACIA DENTRO) Y HACIA AFUERA EN (+)(EXTROVERSIÓN, NECESIDAD O DESEO DE DAR
O EXPRESAR HACIA AFUERA), POR LO QUE EN REALIDAD EXISTEN DIEZ TIPOS POSIBLES
DE ESTRUCTURAS PREDETERMINADAS. EN CASOS MUY MARCADOS DE CARACTER LA
PREDOMINANCIA PUEDE SER PRINCIPALMENTE DE UNA SOLA ASOCIACIÓN, PERO
NORMALMENTE SUELEN SER DE DOS. EJEMPLO: VERTICAL(-) CON FRONTAL(+),
LATERAL(+) CON CENTRAL(+),……

HARUCHIKA NOGUCHI, CREADOR Y DIRECTOR DE LA ESCUELA CULTURAL SEITAI EN


JAPON, FUE EL QUE CREÓ LA OBSERVACIÓN SEITAI DESPUES DE TRATAR Y OBSERVAR A
MILES DE PERSONAS A LO LARGO DE SU VIDA. LA OBSERVACIÓN SEITAI NO FIJA
TIPOLOGIAS SINO QUE DA HERRAMIENTAS DE OBSERVACIÓN PARA HACERNOS
CONSCIENTES A TRAVÉS DE LA EXPERIENCIA VIVENCIAL DE COMO SE EXPRESA LA VIDA
EN LOS SERES HUMANOS Y EN LOS SERES VIVOS EN GENERAL.

LA OBSERVACIÓN SEITAI ES LA MÁS COMPLETA EN LA BUSQUEDA DEL


ENTENDIMIENTO DEL SER HUMANO, EN ESTA OBSERVACIÓN PODEMOS VER
CLARAMENTE LA RELACIÓN INDIVISIBLE (OSEI) ENTRE ENERGÍA, MOVIMIENTO,
BIOLOGÍA, PSIQUE CELULAR, BIOQUÍMICA, SISTEMA ORGÁNICO, ESTRUCTURA ÓSEA,
SISTEMA MUSCULAR Y PSIQUE EN LA ESTRUCTURA DE VIDA DEL SER HUMANO.

LA PREDOMINANCIA CELULAR EN EL SER HUMANO DE UNA DE ESTAS “OSEI”


RELACIONADAS CON CADA MOVIMIENTO DA LUGAR A UNA PREDISPOSICIÓN
CORPORAL Y A UNA PSIQUE DETERMINADA:

PREDOMINANCIA DE LA OSEI
VERTICALPREDISPOSICIÓN CORPORAL

– Sensación de verticalidad del cuerpo

– Mucha cabeza pero poca cara.

– Rostro generalmente triangular.

– Cuello largo desarrollado y robusto.


– Nariz larga.

– Musculatura poco desarrollada.

– Miembros más bien cortos

– Senos poco desarrollados

– Manos grandes, dedos largos.

– Pies grandes.

– Piel hipersensible. Cualquier estímulo, tanto externo como autógeno aparece en la


piel(alergias).

– Reflejo corporal rápido en dirección ascendente pero no para agacharse o encogerse.

– Cuando suda lo hace en la zona superior del cuerpo.

PSIQUE PLANIFICADORA, ORGANIZATIVA, CONTEMPLATIVA:

Se desea permanecer quieto y estar pensando, reflexionando o meditando en +


(activo, positivo, expansivo, extroversivo y creativo) o en – (pasivo, negativo,
defensivo, introversivo, perfeccionista y explicativo), aislándonos de los estímulos del
entorno cercano e imaginando cosas abstractas exclusivamente racionales o teóricas.

Percepción de lo lejano, o del futuro.

Visión global de las cosas.

Visión objetiva, jerárquica, organizativa, planificadora.

Aprendemos las herencias culturales correspondientes y generamos algunas nuevas.

Se imagina y se piensa y casi nunca se llega a actuar. Esta forma deactuar del cerebro
agota su deseo de dispersión energética.

Deseo de ser honorable en + o deseo de ser reconocido con honor en –.

Preocupación o miedo por el qué dirán.

La razón o lógica abstracta. Pensamiento o inteligencia intelectual.

Sentimiento e intuición contemplativa en + y en -.

La imaginación, el recuerdo y la asociación de ideas contemplativas en + y en -.

OOOOOOO
PREDOMINANCIA DE LA OSEI LATERAL

PREDISPOSICIÓN CORPORAL

Cabeza más bien pequeña en forma de huevo con


ojos muy vivos.

ojos y boca situados hacia el centro del rostro.

Una mitad del rostro es más pequeña y contraída.

Las mujeres del tipo LATERAL tienen los senos bien


desarrollados.

Pero un pecho suele estar más desarrollado que el


otro.

cuello fino.

Expresión suave e infantil en la cara.

Poco desarrollo de la mandíbula.

Pies y manos finos y alargados. Los dedos índices de los dedos de los pies son más
largos que el pulgar.

Poca fuerza física. Se cansan enseguida.

Un hombro está más caído que el otro.

Una pierna es un poco más corta y fuerte que la otra.

Tiene una cintura delgada pero algo floja.

Las líneas del cuerpo son suaves y redondeadas.

El trasero no es simétrico, una de las nalgas queda más baja, es la que habitualmente
reacciona primero y la que puede soportar mayor tensión.
El no poder comer o cenar un dia le origina miedo e intranquilidad.

El exceso de tensión acumulada se refleja en una curvatura o endurecimiento corporal


en la zona media de la espalda( de D6 a D9 ). Esta es la zona de la espalda que siempre
tiene deseos de comer, como si llevara el apetito cargado a la espalda.

Se engordan de la parte media de la cara y el vientre tiende a salir hacia delante.

Sienten muchísimo el dolor y lo soportan muy poco.

PSIQUE EMOTIVA, COMUNICATIVA, MEDIADORA:

Actividad psíquica caracterizada por la emotividad, el gusto y el disgusto, la alegria y la


tristeza, la necesidad de charlar y comunicarse, de estar acompañado(se sufre en la
soledad) y una percepción que actua sin meta definida pero en la búsqueda de lo
agradable o gustoso( la denominamos percepción bilateral del mundo). En +, esta
manifestación es activa, extroversiva e intensa tanto en la risa como en el llanto, y en -,
es pasiva, receptiva e introversiva.

Agrado o desagrado por las cosas.

No se escuchan las palabras de los demás con el cerebro, sino con el corazón.

Deseo de hacer que el entorno sea bello y pasárselo bien en (+) o deseo de ser
acompañado en el ambiente de pasárselo bien en( –).

Preocupación o miedo por la falta de compañía.

La razón de la comunicación. Pensamiento o inteligencia emocional

Sentimiento e intuición emocional en( +) y en( -).

La imaginación, el recuerdo y la asociación de ideas emocionales en (+) y en( -).

OOOOOO

PREDOMINANCIA DE LA OSEI FRONTAL

PREDISPOSICIÓN CORPORAL
Mandíbula fuerte, rostro anguloso, de aspecto cuadrado.

Cuello robusto que se dirige hacia delante.

Cintura delgada pero flexible y firme.

Tronco corto en forma de triángulo invertido y miembros largos.

Musculatura bien desarrollada

Resistencia y fuerza en brazos y muñecas.

Movimiento ágil y rítmico

El FRONTAL (+) posee un aparato respiratorio fuerte y no hay que preocuparse por
enfermedad alguna en éste. Si se resfrían, se recuperan rápidamente.

Al FRONTAL no le afecta un exceso de actividad muscular. Al igual que al ROTATORIO y


al CENTRAL.

Constitución del organismo eminentemente muscular y nervuda(siempre mantiene la


línea o tipo atleta) con los hombros bien desarrollados.

Los FRONTAL(-) se caracterizan por tener el aparato respiratorio hipersensible o débil.


Es siempre necesario poner atención respecto a la hipersensibilidad de la D3 y D4, que
tienen relación con el aparato respiratorio.

PSIQUE PRAGMÁTICA:

Debido a la distribución natural de la tensión A en todo el sistema locomotor no se


siente el deseo de permanecer quietos sino de actuar, dirigiéndose hacia delante tanto
en una dimensión espacial como temporal, imaginándose lo que se hará en un futuro
inmediato. Se dispone de lo que se entiende por mente pragmática +(activa y positiva)
y – (pasiva y negativa). Es la capacidad de realizar o de alcanzar una meta (o
beneficio)lo más eficazmente posible y en el menor tiempo posible.

Dispersan la energía acumulada a través de la acción física o enprendiendo aventuras.

Se valora la eficacia o el beneficio del acto que se va a realizar. Se está con las personas
por interes .

Se piensa mientras se actua.

Deseo de hacer algo útil en + o deseo de ser reconocido a través de algo útil en –.

Preocupación o miedo por el tiempo material.

La razón o lógica práctica. Pensamiento o inteligencia pragmática.

Sentimiento e intuición pragmática en + y en -.

La imaginación, el recuerdo y la asociación de ideas pragmáticas en + y en -.

PREDOMINANCIA DE LA OSEI ROTATORIA

PREDISPOSICIÓN CORPORAL

Uno de los hombros y el lado contrario de la cadera se cruzan y al caminar se


contornean balanceando las caderas o sacuden los hombros al andar.

Cuerpo como cuadrado, con el tronco largo y piernas cortas.

Pies y manos gruesos.

– Dedos gordos y toscos


Rostro con la parte inferior más desarrollada que la superior. Uno de los pómulos suele
estar pronunciadamente abultado.

Cuello corto y grueso pegado al tronco.

La boca no cierra del todo.

Movimiento más pronunciado en un hombro o en una cadera.

Cintura ancha y fuerte.

Una nalga es más fuerte que la otra.

Roncan en sueños.

Sudan de un lado en la mitad superior del cuerpo y del opuesto en la inferior.

Tienen una marcada sensibilidad en el aparato urinario y cualquier percance siempre


repercute en éste. Se les suele acumular ácido urico.

Las micciones nocturnas involuntarias son más frecuentes en niños ROTATORIOS.

PSIQUE COMPETITIVA, TERRITORIAL, CONCLUSIVA:

Comprende una actividad psíquica que parte de la percepción del entorno más
cercano, e implica la percepción de un espacio vital mínimo, la percepción de la
fuerza proveniente de los estímulos externos que se aproximan o invaden lo propio.
Exteriorizándose entonces otra fuerza que la contrarresta, luchando en (+) y
defendiendo, o aguantando y resistiendo en (-). Implica una selección rigurosa de dos
tipos de invasión y otros estímulos externos provenientes de dicho espacio, la
protección de la retaguardia(espacial) y la revisión inmediata de todas estas
circunstancias(temporal).

Necesidad por la posesión.

Necesidad por la competitividad y la lucha.

La victoria es el principal móvil de su actividad.

Deseo de mostrar el poder ante los míos y los nuestros en(+), o deseo de contrariarse y
sentir así la fuerza en (–).

Preocupación o miedo por la propiedad.

La razón del poder. Pensamiento o inteligencia territorial.

Sentimiento e intuición competitiva en + y en -.


La imaginación, el recuerdo y la asociación de ideas competitivas o territoriales en + y -
.

PREDOMINANCIA DE LA OSEI CENTRAL(CERRAR/ABRIR)

PREDISPOSICIÓN CORPORAL

Fortaleza en la pelvis. La amplitud de la pelvis es superior a la corriente.

Fémur relativamente largo. La longitud del muslo, desde la ingle hasta la rodilla es
mayor que en los demás tipos.

CERRAR

CERRAR- Suelen tener las rodillas algo hacia dentro, dando lugar a la posición en X de
las piernas, y esto hace que carguen más la fuerza en la parte interior de la planta del
pie. Los glúteos sobresalen en punta al estar de pie. De perfil, el CERRAR posee un
trasero muy salido.

Cuerpo pequeño. Consistente, macizo y denso.

Manos y pies pequeños.

Musculatura consistente.

Tobillos estrechos pero robustos.

Gran fecundidad. Sensibilidad en el aparato genital

Cuerpo resistente a la enfermedad

En los CERRAR, cuando abren la pelvis pierden completamente las ganas de emprender
lo que sea. Mientras su pelvis no quede abierta, los CERRAR no envejecen.

ABRIR
En los ABRIR– cuerpo ancho, sensación de expansión o tranquilidad.

Los movimientos parecen lentos debido al tamaño del cuerpo.

Nalgas anchas y planas

Con muy poca fuerza especialmente en brazos y muñecas.

Tobillos frágiles, fémur largo

De pie, parece inclinado hacia atrás, con las piernas o los pies separados y abiertos.

Gran fecundidad pero escasa sensibilidad sexual por la falta de contracción vaginal.

Tono muscular blando pero constante.

La cintura es ancha, hasta cierta edad suelen estar delgados, pero después tienden a
expandirse y a engordar a medida que se hacen mayores.

PSIQUE AFECTIVA:

Afectividad profunda. Percepción de la profundidad de las cosas.

Lazos entre madre e hijo.

Dispersa la energía acumulada a través de la energía sexual.

Resistencia y tenacidad.

En (+), se produce una introversión activa que se dirige al mismo tiempo hacia la
eternidad, el infinito y la perpetuación. En (-), se manifiesta una extroversión pasiva
que se caracteriza por la preocupación por la vida de los seres del entorno más íntimo,
es decir, el cuidado de los hijos(que en el fondo no es una manifestación + sino –) y del
projimo en general.

Deseo de constituir el centro del universo en +(cerrar) o deseo de cuidar todo el


entorno cercano en –(abrir).

Preocupación o miedo por la afectividad. Amor y odio.

Razón absoluta. Pensamiento o inteligencia afectiva.

El sentimiento y la intuición instintiva en + y en -.

La imaginación, el recuerdo y la asociación de ideas instintivas o afectivas en + y -.

ESTAS CINCO POSIBLES OSEIS PREDOMINANTES CON SUS EXPRESIONES HACIA AFUERA
EN (+) EXTROVERSIÓN Y HACIA DENTRO EN (-) INTROVERSIÓN, FORMAN LAS DIEZ
PRINCIPALES ESTRUCTURAS FÍSICO-PSÍQUICAS PARA EXPRESAR Y SENTIR LA VIDA EN
LOS SERES HUMANOS. ESTA ES LA GRAN RIQUEZA QUE NOS PROPORCIONA LA
OBSERVACIÓN SEITAI PARA EL CONOCIMIENTO DE COMO SE ESTRUCTURA LA FORMA
DE VER, EXPRESAR Y ENTENDER LA VIDA EN LOS SERES HUMANOS.

PROFUNDIZAR EN LA OBSERVACIÓN SEITAI NOS PROPORCIONA UNA FORMA DE


SENTIR Y RESPETAR EL PORQUE SOMOS COMO SOMOS. DESPIERTA “EL DARSE
CUENTA” DE LA DIVERSIDAD HUMANA A TRAVÉS DE LA EXPERIENCIA VIVENCIAL DE
SUS EXPRESIONES Y COMPORTAMIENTOS.

PSIQUE ES MOVIMIENTO

Y CADA UNO DE LOS CINCO MOVIMENTOS:

VERTICAL

BILATERAL

FRONTAL

ROTATORIO

CENTRAL

DA VIDA A UNA FORMA DE EXPRESAR LA VIDA.

NUESTRA ESTRUCTURA CVP

CABEZA, VÉRTEBRAS, PELVIS

ES LA HERRAMIENTA QUE NOS HAN DADO PARA EXPRESARNOS Y SENTIR EN ESTA


VIDA

A TRAVÉS DE LOS CINCO MOVIMIENTOS EN + Y EN –

YUKI

En el yuki no hay intención o propósito de curar, solo de devolver la consciencia al


receptor para que él actúe interna y espontáneamente sobre sus TPE(tensiones
parciales excesivas) y recupere la renovación de la dinámica de vida(
tensión/distensión) de esa zona. El Yuki respeta en todo momento la propia
inteligencia del organismo del receptor.

POSICIÓN DEL ACTOR EN SU YO TANDEN.


En el Yuki acogemos i comunicamos con la TPE(tensión parcial excesiva) del Receptor y
simplemente con ello, éste vuelve a ser consciente de esa TPE e inicia el proceso de
recuperación de su capacidad de fluidez(vaivén) en esa zona.

Vamos matizando y vamos entendiendo el porqué cuando estamos bloqueados nos


sentimos: con miedo, angustia,….., y cuando algo se relaja ya no lo sentimos.

Yuki es sentir y recuperar ese sentir.

Yuki es comunicar, dialogar con la vida de la otra persona.

Yuki es dialogar con la psique de las células.

Para que comuniquemos con yuki tenemos que tener la experiencia del Katsugen.
Katsugen es atender nuestra propia TPE. El entrenamiento del diálogo contigo mismo
en el Katsugen determina definitivamente la capacidad o sensibilidad para dialogar con
la CVP(estructura formada por la cabeza, vértebras y pelvis) de otra persona en el yuki.

Conectar con la vida en uno mismo con el katsugen, y luego sentir la de otra persona
con el yuki.

Con el Yuki y el katsugen la persona recupera la noción de su organismo.

El actor es quien atiende a otra persona con yuki. Primero realiza una observación de
la expresión externa de la persona(cara, cuello, hombros, espalda, pelvis,
piernas..).Dejar hablar a la persona sobre sus problemas i dolencias, escuchar lo que
habla de sí misma(no escuchamos para contestar sino para relajar) y con eso observa
la osei predominante de la persona. Posteriormente el receptor se estira boca abajo,
de costado, sentado o boca arriba, según sea necesario. Y el actor realiza una
exploración manual preliminar del estado tensional de la persona o deja que sus
manos vayan solas donde sea necesario(yuki-). El actor acoge las zonas de Tensión
Parcial Excesiva(TPE) del receptor, con Yuki(-) o Yuki(+), observa, se situa, comunica,
indica, y nota los cambios. Observar la respiración: donde se nota, donde se corta.

El Actor permanece en una zona donde siente que pasa algo hasta que sienta que algo
se mueve o cambia. Unas zonas enseguida cambian, pero otras no cambian, es
cuestión de intensidad, si nos concentramos algo va entrando y se abre.

Intensidad y dirección son necesarias para que se abra el camino.

No forzar el yuki porque nosotros queremos hacerlo, sino porque realmente lo


necesite la otra persona.

No obsesionarse por sentir rápido o de una manera determinada, porque no lo


conseguiremos.

Si se piensa que se quiere comunicar ya no se comunica.


No utilizar el intelecto para sentir, dejaros ir a través de la respiración espontánea.

No intentamos relajar sino situarnos y comunicar.

Observar el tiempo del vaivén, la inspiración y la exhalación, buscar el momento entre


una y la otra, entrar ahí.

Sentir la amplitud del vaivén: Si está cogido/o si está más libre. Si es fuerte o débil. Si
es activo o cansado. Su intensidad. Su suavidad.

Yuki es una manera de escuchar la respiración de la CVP(estructura formada por la


cabeza, vértebras, pelvis). Al realizarlo, se van aunando las respiraciones espontáneas
de Actor y Receptor.

El yuki no es de mano, sino de tanden o de eje.

Sentir la respiración desde nuestra CVP(desde tandem), conjuntar los dos vaivenes de
Actor y Receptor a través de la mano, con toda nuestra CVP.

Cuanto más llanamente( sin intención, sin pensar) escuchamos, algo va fluyendo, la
TPE viene y aparece hacia la mano y lo vamos siguiendo.

La respiración que tenemos que sentir en nosotros es la espontánea, no una


respiración voluntaria provocada.

Si el receptor llega con un ritmo de respiración alto, si el actor respira con una
frecuéncia más baja, acabará calmándose el receptor, se irá recuperando un vaivén
equánime. Aplicando lo dicho anteriormente, algo se despeja, nos situamos y
conectamos con la mente espontánea del receptor.

El yuki tiene su proceso, a veces de horas, hasta cuando algo te hace respirar
ampliamente por el tanden.

La seguridad del actor es mayor contra más siente que comunica.

Yuki no quiere decir que tengamos que hacer siempre algo, a veces simplemente
escuchar es suficiente.

Katsugen y yuki es aprender de lo que te enseña el propio instinto.

Al hacer yuki conviene que el actor ajuste su respiración con la del receptor en el
momento de poner las manos sobre él, haciendo el actor yuki durante la espiración.
Tras ese primer momento ya no es necesario que ambas respiraciones vayan
al unísono. Si el actor respira tranquila y profundamente las respiraciones se ajustarán
por sí solas de forma natural. No es necesario hacer nada para ajustar la respiración
del receptor. Si la respiración del actor es tranquila y profunda también se volverá así
la del receptor. No hay otro modo de comprender el ki y sus diferentes aspectos más
que a través de la experiencia directa. No hay otro modo de comprensión del ki más
que el conocimiento que surge de trabajar con él. Esto es lo que hace el yuki.

Cuando alguien que está entrenado en hacer yuki toca algún punto anormal en el
cuerpo de otra persona con su palma, puede sentir en la misma algo similar a un
hormigueo en la palma, o como una ligera sensación de aire frío; o también una
sensación de calor o algo similar. Además de estas sensaciones, puede tener otra
distinta que se asemeje a un entumecimiento. El receptor, por su parte, también
puede tener una sensación de picazón o de pequeños pinchazos o una extraña
sensación de calor, se puede observar claramente como se expande la arteria carótida
y su respiración se vuelve calmada y profunda.

COMO ACOGER LA TENSIÓN PARCIAL EXCESIVA EN EL YUKI

Todos nosotros tenemos nuestros propios nudos y estaría bien que pudiéramos hacer
algo por nosotros mismos.

Poder entrar en nuestra TPE, que en definitiva es donde nace la vida…ese lugar se ha
bloqueado por no poderse cumplir nuestro deseo de vida, y , ésta, se queda
estancada…

Haciendo ejercicios voluntarios, no podemos entrar. Esta es la gracia del Katsugen


Undo, que va permitiendo que nosotros mismos vayamos entrando en esta parte que
se ha desvinculado del todo, en nuestra TPE. Y cuando entramos, suspiramos,
ampliamos nuestra respiración y sentimos como se recupera algo de “mi mismo”.
Entonces, al atender a otra persona, vamos envolviendo, acogiendo su TPE y vamos
entrando en ella, y como tenemos experiencia personal, podemos acompañar al otro
en este proceso.

En toda TPE hay una expresión respiratoria en exhalación. Si la exhalación es muy


fuerte y corta es cuando aparece el ahogo o la angustia. Al hacer yuki o al practicar
katsugen ésta exhalación o aguante cede hacia la inhalación, ampliándose la
respiración pecto ventral.

Cuando hay un malestar muy grande(TPE) el organismo del Receptor está haciendo un
esfuerzo muy grande para recuperarse. El actor A tiene que sincronizarse con el
esfuerzo que hace el organismo de R. Acompañar ese esfuerzo. Sincronizar con esa
intensidad y respiración, entonces hay algo que por si mismo se va colocando.

Acoger es sincronizar con ese esfuerzo por recuperarse del Receptor, no forzando nada
intencionadamente sino respetando siempre la sabiduria de nuestro organismo.

La TPE producida por sobreesfuerzo no es tan importante como la TPE producida por
impactos físicos o psíquicos.

La sutileza de situarse sobre una TPE se pierde si nos colocamos racionalmente sobre
los lados o zonas. Cuando trabajamos sobre una TPE dura, al relajarse la parte
superficial surge algo profundo y es como si toda la persona participase.