Вы находитесь на странице: 1из 8

¶ E – 44-682

Artrodesis, coaptación y resección


de cadera
S. Marmor, P. Piriou

La aparición y los progresos actuales de las artroplastias de cadera han hecho que las
indicaciones de artrodesis o de coaptación en una cadera virgen queden casi obsoletas,
incluso aunque esta posibilidad terapéutica se debe considerar siempre en pacientes muy
jóvenes, sopesándola con las incógnitas a largo plazo que presentan las prótesis de
cadera. Las indicaciones actuales de estas técnicas son los fracasos finales
postraumáticos o de artroplastia de cadera en los que no se puede recurrir a una
reintervención protésica, bien por razones mecánicas (destrucción grave de la reserva
ósea) o bien por motivos infecciosos. En estas dos indicaciones, la realización de una
artrodesis de cadera o de una coaptación sigue siendo complicada y puede hacer que se
opte por una resección de cadera. Por último, esta cirugía está de actualidad en los
pacientes en quienes la artroplastia supone una contraindicación relativa o tiene una
relación beneficio-riesgo desfavorable: se trata de los pacientes neuroortopédicos, en los
que la resección o la coaptación de cadera permite liberar un sector de movilidad, los
pacientes con riesgo séptico elevado o los que tienen una escasa exigencia funcional.
© 2009 Elsevier Masson SAS. Todos los derechos reservados.

Palabras Clave: Artrodesis de cadera; Resección de cadera; Coaptación de cadera;


Infección de cadera

Plan Cuadro I.
Ventajas e inconvenientes de las artrodesis, resecciones y
coaptaciones de cadera.
¶ Objetivos y orientaciones terapéuticas 1
¶ Artrodesis de cadera 2 Estabilidad Ausencia Longitud Movilidad
Resultados a largo plazo de las artrodesis 2 de dolor
Posición de la artrodesis 2 Artrodesis Sí Sí Frecuente Ninguna
Indicaciones 2 Resección No Sí No Sí
Artrodesis intraarticulares 2 Coaptación Sí Frecuente Frecuente Parcial
Artrodesis extraarticular 4
Desartrodesis de cadera 4
¶ Resección articular de la cadera 5
Resección de la cabeza y el cuello en una cadera nativa sus allegados sobre las ventajas e inconvenientes de
por osteoartritis séptica 5 cada una de estas técnicas permite una elección razo-
Resección de cadera con prótesis infectada 6 nada y el establecimiento de un contrato de objetivos
Resultados 6 con el paciente (Cuadro I).
¶ Coaptación trocanteroilíaca 7 La artrodesis de cadera consiste en obtener una fusión
ósea entre una parte de la pelvis y el fémur (artrodesis
coxofemoral o isquiofemoral). Sus ventajas son la
ausencia de dolor y la estabilidad. En ocasiones se evita
■ Objetivos y orientaciones el acortamiento del miembro, pero la movilidad es nula.
La resección articular permite obtener una cadera
terapéuticas colgante. Sus ventajas son la movilidad y, con frecuen-
cia, la ausencia de dolor. Cuenta con los inconvenientes
Una cadera nativa presenta cuatro cualidades que de la inestabilidad y el acortamiento del miembro.
pueden reproducirse mediante la artroplastia: movilidad, En la coaptación trocanteroilíaca, se encastra el
estabilidad, ausencia de dolor y conservación de la vértice del fémur en la zona cotiloidea. Sus ventajas son
longitud del miembro. Cada una de las tres técnicas que la conservación de una cierta movilidad (flexión de
se exponen a continuación responde de forma incom- cadera), una cierta estabilidad, la longitud del miembro
pleta a estas exigencias. La reflexión con el paciente y inferior y, a menudo, la ausencia de dolor.

Técnicas quirúrgicas en ortopedia y traumatología 1


E – 44-682 ¶ Artrodesis, coaptación y resección de cadera

■ Artrodesis de cadera desee conservar un trabajo de fuerza. No debe tener


lumbalgia, gonalgia, inestabilidad de la rodilla ni dolor
de la cadera contralateral.
En la actualidad, la artroplastia total de cadera pro-
porciona resultados excelentes, pero el riesgo de fracaso
a medio plazo es mayor cuanto más joven es el Artrodesis intraarticulares
paciente, lo que le expone a reintervenciones quirúrgi-
Se han descrito muchas técnicas, que tienen en
cas más complejas y a resultados más aleatorios. Por
común el reavivamiento de las superficies articulares y,
tanto, la artrodesis de cadera debe ponerse en entredi-
después, una fijación rígida.
cho en los pacientes jóvenes y activos que presentan
una afectación unilateral de la cadera.
La artrodesis de cadera tiene como objetivo lograr la Artrodesis por reavivamiento y atornillado
fusión entre el fémur proximal y una zona de la pelvis.
Colocación del paciente y vía de acceso
Se distingue entre las artrodesis intraarticulares (coxofe-
morales) y las extraarticulares (iliofemorales, Durante la colocación del paciente, las posiciones de
isquiofemorales). la pelvis y de la columna lumbar deben controlarse a la
perfección para adaptar la situación futura de la artro-
desis. Se pueden utilizar todas las vías de acceso de las
Resultados a largo plazo caderas, pero la vía anterior en decúbito supino permite
de las artrodesis un control mejor de la situación de la artrodesis, sobre
todo si se utiliza una mesa ortopédica, que permite
Los estudios de Sponseller [1] y Callaghan [2] han colocar de forma estable el miembro inferior y la pelvis.
demostrado que, en la mayoría de los pacientes, es Puede ser útil reutilizar una antigua vía de acceso con
posible lograr una actividad profesional con una artro- el fin de extirpar los trayectos infectados. La luxación
desis de cadera. Algunos pacientes presentan molestias anterior o posterior no plantea dificultades, pero la
en la vida cotidiana para calzarse y en la sedestación exposición del cotilo puede ser más compleja si no se
prolongada. Como promedio, los resultados se deterio- realiza una sección del cuello femoral. Por tanto,
ran a los 20 años de la intervención, en forma de requiere una preparación femoral en primer lugar y una
lumbalgias y de gonalgias homolaterales (Cuadro II). liberación periarticular para trasladar la epífisis femoral
hacia delante o hacia atrás, según la vía de acceso, para
Posición de la artrodesis acceder al cotilo. Siempre se debe dar prioridad a la
conservación del abanico glúteo ante la posibilidad de
La posición de fusión de la articulación coxofemoral una desartrodesis futura, lo que justifica una trocante-
obliga a una adaptación estática y dinámica a nivel de rotomía si es preciso.
la columna y de la rodilla. Un flexo de cadera favorece
la sedestación, pero durante la marcha provoca una Reavivamiento de las superficies articulares
hiperlordosis dolorosa y una desigualdad de longitud de El reavivamiento de las superficies articulares puede
los miembros inferiores. Por el contrario, una artrodesis realizarse a mano alzada para formar dos superficies de
de cadera en extensión favorece la bipedestación en corte congruentes entre la cabeza femoral y el cotilo o
lugar de la sedestación. Un exceso de abducción pro- bien con un juego de fresas cóncavas y convexas. A
voca un alargamiento funcional, responsable de un menudo, las destrucciones articulares son de tal magni-
flexo de la rodilla subyacente. La rotación interna es tud que impiden ambas técnicas y se realiza un simple
perjudicial, porque aleja el pie del cuerpo durante la reavivamiento de las superficies (Fig. 1).
flexión de la rodilla e impide el apoyo monopodal. Si hay dificultades para el reavivamiento o en caso de
En resumen, la posición de la artrodesis es un com- pérdida de sustancia ósea considerable, las zonas de
promiso que asocia: incongruencia pueden rellenarse con injertos corticoes-
• una flexión de 20° en pacientes jóvenes para dar ponjosos, extraídos del ala ilíaca o del trocánter mayor
prioridad a la bipedestación o una flexión de 30° en si no hay una infección activa. La artrodesis también se
los pacientes más ancianos para dar prioridad a la puede reforzar con un injerto pediculado posterior (R.
sedestación; Judet): la franja intertrocantérea posterior pediculada
• una ligera aducción de 5-10°; por el cuadrado crural se desprende y después se bascula
• una rotación neutra o en ligera rotación externa. a la cara posterior de la articulación para fijarla al borde
posterior del cotilo y del cuello femoral (Fig. 2).
Indicaciones Fijación
El candidato ideal para una artrodesis de cadera es un Una primera fijación se logra mediante un doble o
trabajador menor de 30 años, con buena salud y que triple atornillado femoroilíaco en dirección al techo del
cotilo con tornillos de gran diámetro (6-7 mm) (Fig. 3).
Las tensiones ejercidas por la oscilación del miembro
inferior sobre la artrodesis son tales que siempre se
Cuadro II.
necesita una protección adicional. Puede conseguirse
Resultados de las artrodesis de cadera.
mediante un yeso pelvipédico en los niños o adolescen-
Sponseller Callaghan tes. En los adultos, es preferible utilizar un fijador
Seguimiento medio (años) 38 35 externo iliofemoral. Este fijador debe constar de una
Edad promedio en el momento 14 25,3 zona de inserción ilíaca, constituida por cuatro o cinco
de la artrodesis (años) tornillos fijados en la cresta ilíaca anterior y media, así
Edad promedio en el último 52 62,1 como una zona de inserción femoral que consta de tres
seguimiento (años) o cuatro tornillos posteroexternos, que dejen libre el
Lumbalgias (%) 57 61
plano de deslizamiento del cuádriceps para permitir una
rehabilitación precoz de la rodilla (Fig. 4). El punto débil
Gonalgias homolaterales (%) 45 57
del montaje es la sujeción pélvica de los tornillos, que
Desartrodesis (PTC) (%) 13 21
es aconsejable mejorar realizando triangulaciones o
PTC: prótesis total de cadera. insertando uno de ellos a nivel del techo del cotilo.

2 Técnicas quirúrgicas en ortopedia y traumatología


Artrodesis, coaptación y resección de cadera ¶ E – 44-682

Figura 3. Fijación mediante atornillado trocanteroilíaco.

Figura 1. Reavivamiento de las superficies articulares (A, B).

Figura 4. Fijador externo iliofemoral.

fase, en función de su umbral de tolerancia. Las seu-


doartrosis son frecuentes y se toleran mal, por su
carácter doloroso.

Fijación mediante placa iliofemoral


Se puede realizar una fijación exclusivamente interna
con ayuda de una placa iliofemoral. El paciente se
coloca en decúbito lateral; la vía de acceso es lateral con
trocanterotomía. Después de la luxación anterior, se
Figura 2. Injerto pediculado posterior de Robert Judet.
reavivan las superficies articulares. En caso de subluxa-
ción coxofemoral, se realiza una osteotomía yuxtacoti-
loidea de tipo Chiari, para aumentar la superficie de
contacto. Esta técnica ha sido descrita por Schneider [3].
Postoperatorio
Después de la colocación de la artrodesis, ésta se fija en
La deambulación precoz sin apoyo y la rehabilitación compresión con una placa iliofemoral. A continuación,
de la rodilla constituyen la primera fase de rehabilita- el trocánter mayor se atornilla a través de la placa. Si la
ción. El apoyo se permite de forma progresiva a partir fijación es estable, el paciente se verticaliza enseguida. El
del tercer mes. El fijador se retira durante esta última apoyo se autoriza de forma progresiva a partir del tercer

Técnicas quirúrgicas en ortopedia y traumatología 3


E – 44-682 ¶ Artrodesis, coaptación y resección de cadera

Figura 6. Técnica de Matta (A, B).

Artrodesis extraarticular
En la actualidad, la indicación de estas artrodesis es
muy limitada. Se distingue entre las artrodesis iliofemo-
rales y las isquiofemorales. Las primeras, en las que se
fija un injerto entre el ala ilíaca y el vértice del trocánter
mayor, se han abandonado porque su fusión es muy
Figura 5. Técnica de Schneider.
larga y los fracasos son numerosos (Fig. 7). Esta técnica
A. Trocanterotomía y después osteotomía supracotiloidea.
fue propuesta por Albee [6] en 1915.
B. Aplicación de compresión.
La artrodesis isquiofemoral conserva algunas indica-
C, D. Fijación del trocánter mayor.
ciones en caso de destrucción articular grave, de des-
trucción metafisaria proximal del fémur o de defecto de
consolidación de una artrodesis intraarticular.
mes (Fig. 5). Esta medialización de la cadera provoca un La técnica de Trumble [7] se basa en encastrar un gran
genu valgo subyacente, que puede tolerarse mal, con injerto entre la cara posterior del trocánter mayor y la
evolución hacia la luxación de la rodilla a largo plazo. tuberosidad isquiática. El paciente se coloca en decúbito
Matta [4] ha propuesto una fijación iliofemoral por vía lateral y se realiza un acceso posteroexterno. El nervio
de Smith-Petersen, sin osteotomía de la pelvis ni desin- ciático se localiza y se rechaza en sentido posterior, tras
serción de los músculos abductores de la cadera. El lo que el cuadrado crural se desinserta del fémur y se
paciente se coloca en una mesa ortopédica radiotrans- rebate hacia atrás para proteger el nervio ciático. La cara
parente, para controlar la colocación de la artrodesis. profunda del cuadrado crural conduce a la tuberosidad
Después de reavivar las superficies articulares y de situar isquiática, que se reaviva. Se extrae un voluminoso
la artrodesis, un primer tornillo trocanteroilíaco fija y injerto de ala ilíaca y después se encastra en un surco
comprime el lugar de la artrodesis. A continuación, se excavado a nivel isquiático y se aplica en la cara poste-
moldea una placa de 12-14 agujeros y después se coloca rior del fémur previamente reavivada. A continuación,
en la cara endopélvica del hueso ilíaco en la cara se fija con uno o dos tornillos. Es necesario dejar una
anterior del fémur proximal (Fig. 6). contención adicional con un fijador iliofemoral (Fig. 8).
En las situaciones difíciles, es posible realizar una
artrodesis en dos fases. En la primera, se da prioridad al Desartrodesis de cadera
contacto coxofemoral y a la longitud, a costa de un
defecto de posición del miembro inferior (abducción En algunos pacientes que presentan a largo plazo una
considerable), que se corrige de forma secundaria con lumboartrosis, una gonartrosis subyacente o una afecta-
una osteotomía femoral [5]. ción de la cadera contralateral, se puede plantear una

4 Técnicas quirúrgicas en ortopedia y traumatología


Artrodesis, coaptación y resección de cadera ¶ E – 44-682

Figura 7. Artrodesis iliofemoral según Albee.

Figura 9. Resección de cadera con apoyo.

posterior y del agujero obturador. El techo del cotilo es


difícil de identificar cuando corresponde a la zona de
fusión. El cotilo se esculpe entre los separadores, procu-
rando no introducirse demasiado en el techo. La prepa-
ración femoral se realiza según la técnica clásica si no
hay displasia.
Estas desartrodesis mejoran de forma considerable el
nivel de las lumbalgias, pero es menos frecuente que lo
logren con las gonalgias. Sin embargo, la mitad de estos
pacientes requiere el uso de un bastón y la tasa de
complicaciones es elevada (22-33%) [8-12].

■ Resección articular
de la cadera
La resección artroplástica de la cadera fue populari-
zada en 1923 por Girdlestone [13] para el tratamiento de
la tuberculosis o de las infecciones piógenas en caderas
nativas. Esta técnica y sus indicaciones se han modifi-
cado con el paso del tiempo para convertirse en la
primera fase quirúrgica del tratamiento de la artrosis de
Figura 8. Artrodesis isquiofemoral según Trumble (A, B). cadera, la intervención de rescate de los fracasos infec-
ciosos en prótesis totales de cadera o en caso de fracaso
mecánico final de estas mismas artroplastias [14].
desartrodesis. Lo mismo sucede a medio plazo en las
situaciones de seudoartrodesis dolorosas o de malposi-
ción de la artrodesis. El riesgo principal consiste en Resección de la cabeza y el cuello
transformar una cadera estable e indolora en una cadera en una cadera nativa por osteoartritis
inestable y no funcional. La evaluación predictiva de los séptica
músculos glúteos es compleja. Desde el punto de vista
clínico, se puede encontrar una contractilidad muscular, La vía de acceso suele ser una de tipo clásico (ante-
pero los cuerpos musculares suelen estar sustituidos por rior, posterior, etc.) o bien se puede reintervenir por la
una degeneración fibroadiposa. El electromiograma vía de origen de la infección (infección del material de
(EMG) y la resonancia magnética (RM) no han demos- osteosíntesis). Tras la escisión de los posibles tejidos y
trado su utilidad predictiva en el análisis de la eficacia materiales extraarticulares infectados, se realiza una
de estos músculos. En caso de artrodesis extraarticular, sinovectomía completa. La sección del cuello del fémur
se debe verificar que el nervio ciático no esté englobado se efectúa en su base con una sierra oscilante y el
por la fusión ósea. cartílago cotiloideo se extirpa por completo con fresas
El acceso quirúrgico se realiza por vía transtrocantérea convexas de cotilo. El diámetro de fresado y las lesiones
o por vía anterior de Hueter ampliada según Smith- cotiloideas se anotan en el informe quirúrgico con vistas
Petersen a demanda. Después de la osteotomía de la a una implantación protésica posterior. En el postopera-
antigua zona del cuello femoral, la zona cotiloidea debe torio, es aconsejable aplicar una tracción transtibial
identificarse a la perfección entre dos separadores hasta la retirada de los drenajes de redón (Fig. 9). El
colocados a nivel de la columna anterior, de la columna apoyo se permite de entrada, con una plantilla de

Técnicas quirúrgicas en ortopedia y traumatología 5


E – 44-682 ¶ Artrodesis, coaptación y resección de cadera

Figura 11. Femorotomía. a. Después de la extracción de la


prótesis; b, c. prótesis colocada.

Figura 10. Prótesis total de cadera infectada, programación


de la femorotomía.

compensación de 4-5 cm bajo el zapato. El manteni-


miento diario del «movimiento de pistón» de la cadera
por tracción en el eje del miembro inferior por una
tercera persona permite conservar una cierta flexibilidad
periarticular y facilita la futura implantación protésica.

Resección de cadera con prótesis


infectada
Se trata de la primera fase terapéutica de un trata-
miento en dos fases de una infección de una prótesis
total de cadera (PTC) (primera fase de escisión, retirada
de la PTC y antibioticoterapia y, después, segunda fase Figura 12. Resección de cadera y cierre de la femorotomía con
de reimplantación protésica). cerclajes.
La dificultad de la intervención se debe a la calidad
de la escisión de los tejidos infectados y a la extracción
de las piezas protésicas. Por este motivo, es necesario de liberación. En caso de dificultad, se continúa la
que la vía de acceso sea ampliada y se debe dar priori- femorotomía, con la prótesis in situ, mediante un trazo
dad a las vías posteroexternas con femorotomía. El de osteotomía con sierra que pasa lateralmente a la
paciente se coloca en decúbito lateral. La vía de acceso prótesis (Fig. 11). Una vez que el fémur está abierto, se
previa se extirpa desde la piel hasta los tejidos profun- retira el vástago y se limpia la diáfisis. La extracción del
dos, tras lo que se realiza una sinovectomía minuciosa. cotilo suele ser menos difícil. En caso de cúpula cemen-
Después de la luxación de la prótesis, el vástago femoral tada, se deben escindir los anclajes de cemento. Las
se extrae en primer lugar. En caso de vástago cemen- cúpulas cementadas pueden arrancarse siempre de su
tado, la extracción suele ser fácil después de haber lecho de cemento si se perforan en su borde con unas
retirado el primer centímetro de cemento y, en especial, tijeras fuertes y haciendo palanca de abajo hacia arriba.
el situado frente al apoyo de la prótesis. Si el revesti- Si hay una cúpula sin cemento osteointegrada, se debe
miento de cemento se libera en su totalidad con la liberar de forma progresiva con unas tijeras curvas o
prótesis, se debe aplazar la femorotomía y realizar una bien se puede mantener con un material auxiliar de tipo
limpieza endomedular mediante fresado. En la mayoría Triology (Zimmer), que permite un corte en la periferia
de los casos, el cemento queda adherido al hueso. Su del cotilo sin pérdida de sustancia ósea. A continuación,
extracción por una vía alta es laboriosa e impredecible, se reaviva el cotilo con fresas motorizadas. Al final de la
y se debe dar prioridad a una femorotomía: el fémur se intervención, las lesiones cotiloideas y femorales se
expone por vía lateral, conservando las inserciones del evalúan (pérdida de sustancia ósea cavitaria o segmen-
cuádriceps. El trazo de femorotomía tiene una oblicui- taria, diámetro de fresado, clasificaciones) y se anotan
dad de arriba hacia abajo y de medial a lateral. Se en el informe quirúrgico con vistas a la colocación de
origina en el calcar de Merkel para llegar a la cortical una nueva prótesis secundaria con reconstrucción. La
lateral del fémur (Fig. 10). Su longitud es superior a la femorotomía se vuelve a cerrar y se estabiliza con varios
zona de cementación (tamaño extrapolado sobre la cerclajes metálicos (Fig. 12). En el postoperatorio, es
pieza protésica retirada). El fémur se abre en dos y se aconsejable aplicar tracción o bien a nivel transtibial,
expone, procurando evitar cualquier efecto de palanca hasta retirar los drenajes de redón. El apoyo no se
con los separadores sobre la zona de unión entre el autoriza antes de lograr la consolidación de la femoro-
trocánter mayor y la diáfisis, que constituye una zona tomía (que se suele lograr alrededor del tercer mes). El
de fragilidad. La extracción de todo el cemento y del mantenimiento del «movimiento de pistón» de la
tapón por fragmentación es fácil y las geodas endósticas cadera por la aplicación de tracción en el eje del miem-
se legran. En caso de vástago no cementado osteointe- bro inferior se debe realizar a diario.
grado, la extracción por vía alta puede ser compleja. El
vástago se debe liberar de forma progresiva con tijeras Resultados
finas (Letournel) o con agujas que se pasan por su
periferia. Si esto fracasa, se realiza el primer trazo de La mayoría de los pacientes requieren un bastón para
femorotomía (femoroclasia) y se repiten las maniobras andar, debido a la inestabilidad de la cadera. Esto es

6 Técnicas quirúrgicas en ortopedia y traumatología


Artrodesis, coaptación y resección de cadera ¶ E – 44-682

Figura 13. Coaptación trocanteroilíaca.

menos marcado en los pacientes en quienes se ha


realizado una «resección con apoyo»; es decir, cuando el
trocánter mayor se apoya en el techo del cotilo (Fig. 9).
El acortamiento es de un promedio de 5 cm y se debe
compensar con una plantilla bajo el zapato. El nivel de
dolor y la movilidad suelen ser excelentes [15] y el
resultado es mejor cuanto más tejido fibroso hay con la
cicatrización, lo que permite una disminución de la
sensación de movimiento de pistón al dar un paso.
Por tanto, el resultado funcional de las resecciones de
cadera suele ser malo y en alrededor de un 15% de los
pacientes se produce su fracaso o una infección. Esta
tasa está directamente correlacionada con la calidad de
escisión quirúrgica, sin que sea mejor que las reimplan-
taciones en dos fases. Por consiguiente, la resección de
la cabeza y el cuello no está justificada por la búsqueda
de un mejor resultado respecto a la infección. Puede ser
definitiva en los pacientes frágiles que han tenido
múltiples fracasos por infección que no pueden correr el
riesgo de una reintervención y que aceptan un mal
resultado funcional [16, 17].

Figura 14. Elementos que limitan la coaptación. 1. Muñón del


■ Coaptación trocanteroilíaca cuello; 2. astas del cotilo; 3. trocánter menor; 4. aductores.

La coaptación trocanteroilíaca fue inventada por


Robert Judet en 1964 [18] . El objetivo inicial en la oblicua de lateral a medial y de abajo hacia arriba. Esta
osteoartritis de cadera consistía en obtener tras la inclinación que se le confiere al techo del cotilo estabi-
escisión un relleno de la cavidad articular y una fusión liza intrínsecamente la neoarticulación. El trasfondo se
trocanteroilíaca. De hecho, tras la ablación del fijador reaviva hasta la lámina cuadrilátera y después se resecan
externo iliofemoral al quinto mes, se demostró «que las dos astas. Una parte de la pared anterior se extirpa
esta técnica de artrodesis trocanteroilíaca no lograba su para permitir la flexión de la cadera (Fig. 13).
objetivo, sino que dejaba al paciente una neoarticula- A nivel del fémur, el muñón del cuello se extirpa
ción apoyada, un poco móvil y sobre todo indolora». El hasta la línea intertrocantérea y el vértice del trocánter
período de inmovilización se estableció por principio en mayor se reaviva en horizontal Las inserciones trocan-
40 días, período suficiente para obtener la coapta- téreas de los músculos glúteos se extirpan para permitir
ción [19]. Esta técnica de seudoartrodesis apoyada está que el fémur entre en la «caja» cotiloidea. El trocánter
justificada porque la obtención de la fusión articular en menor se escinde para que no obstaculice la translación
la artrodesis de cadera es compleja y el 20% de los interna (Fig. 14).
pacientes requiere una intervención secundaria [5]. El trocánter mayor se encastra en el cotilo. Se debe
La colocación del paciente depende de la vía de verificar que el afrontamiento sea correcto y, si es
acceso utilizada con anterioridad para la osteosíntesis o preciso, completar la resección de las astas cotiloideas
la artroplastia. Tras la escisión y la ablación del material del trocánter menor o desinsertar los aductores en caso
extraño, se procede a la remodelación articular. de pliegue interno. El miembro inferior se coloca en
A nivel del cotilo, se debe transformar una cavidad flexión de la cadera de 10°, abducción de 5° y ligera
hemisférica en una cavidad rectangular donde se aloja rotación externa.
el trocánter. El techo se remodela de forma conserva- La utilización de una mesa de operaciones ortopédica
dora para obtener una superficie plana ligeramente con el paciente colocado en decúbito supino facilita en

Técnicas quirúrgicas en ortopedia y traumatología 7


E – 44-682 ¶ Artrodesis, coaptación y resección de cadera

[4] Matta JM, Siebenrock KA, Gautier E, Mehne D, Ganz R. Hip


fusion through an anterior approach with the use of ventral
plate. Clin Orthop Relat Res 1997;337:129-39.
[5] Stover MD, Beaulé PE, Matta JM, Jeffery WM. Hip
arthrodesis: a procedure for the new millennium? Clin Orthop
Relat Res 2004;418:126-33.
[6] Albee FH. Extraarticular arthrodesis of the hip for tuberculo-
sis with a report of 31 cases. Ann Surg 1929;89:404-26.
[7] Trumble HC. A method of fixation of the hip joint by means of
an extra-articular bone graft. Aust N Z J Surg 1932;1:413.
[8] Amstutz HC, Sakai DN. Total joint replacement for ankylosed
hips. Indications, technique, and preliminary results. J Bone
Joint Surg Am 1975;57:619-25.
[9] Strathy GM, Fitzgerald Jr. RH. Total hip arthroplasty in the
ankylosed hip. A ten-year follow-up. J Bone Joint Surg Am
1988;70:963-6.
[10] Hamadouche M, Kerboull L, Meunier A, Courpier JP,
Kerboull M. Total hip arthroplasty for the treatment of
ankylosed hips: a five to twenty-one-year follow-up study.
J Bone Joint Surg Am 2001;83:992-8.
[11] Joshi AB, Markovic L, Hardinge K, Murphy JC. Conversion
of a fused hip to total hip arthroplasty. J Bone Joint Surg Am
Figura 15. Coaptación trocanteroilíaca armada con una placa 2002;84:1335-41.
de tipo consola que impide la lateralización del fémur. [12] Kilgus DJ, Amstutz HC, Wolgin MA, Dorey FJ. Joint
replacement for ankylosed hips. J Bone Joint Surg Am 1990;
72:45-54.
gran medida la intervención. La estabilización se logra
[13] Girdleston GR. Acute pyogenic arthritis of the hip. Lancet
con un fijador externo iliofemoral durante 6 semanas.
1943;1:419-21.
Lo ideal es comenzar la movilización de la cadera en
[14] Bittar ES, Petty W. Girdlestone arthroplasty for infected total
flexión alrededor del 21.° día. Algunos fijadores externos
hip arthroplasty. Clin Orthop Relat Res 1982;170:83-7.
y ciertos montajes permiten esta movilización. El apoyo
[15] Esenwein SA, Robert K, Kollig E, Muhr G. Long-term results
se reanuda a las 6 semanas de quitar el fijador. after resection arthroplasty according to Girdlestone for
En los pacientes neuroortopédicos, si no hay infec- treatment of persisting infections of the hip joint. Chirurg
ción, es posible lograr la coaptación con una placa corta 2001;72:1336-43.
a modo de consola, mantenida con dos tornillos en la [16] Schroder JD, Saris D, Besselaar PP, Marti RK. Comparison of
cara externa del cotilo, con el objetivo de asegurar la the results of the Girdlestone pseudarthrosis with
continencia cotiloidea (Fig. 15). reimplantation of a total hip replacement. Int Orthop 1998;
.
22:215-8.

■ Bibliografía
[17] Rosset P, Guery J. Prothèses totales de hanches infectées :
résultats de 81 ablations prothétiques avec mise en résection
[1] Sponseller PD, McBeath AA, Perpich M. Hip arthrodesis in tête-col. Rev Chir Orthop 2002;88:182-4.
young patients. A long-term follow-up study. J Bone Joint [18] Letournel E. Trochantero-iliac coaptation. Treatment of
Surg Am 1984;66:853-9. suppurative total arthroplasty. Rev Chir Orthop 1975;
[2] Callaghan JJ, Brand RA, Pedersen DR. Hip arthrodesis. A 61(suppl2):115-9.
long-term follow-up. J Bone Joint Surg Am 1985;67:1328-35. [19] Lord G, Besse JP, Samuel P. La coaptation trochantéro-
[3] Schneider R. Hip arthrodesis with the cobra head plate and iliaque. EMC (Elsevier Masson SAS, Paris), Techniques
pelvic osteotomy. Reconstr Surg Traumatol 1974;14:1-37. chirurgicales - Orthopédie, 44-672, 1975.

S. Marmor.
P. Piriou (philippe.piriou@rpc.aphp.fr).
Service de chirurgie orthopédique et traumatologique, Hôpital Raymond Poincaré, 104, boulevard Raymond-Poincaré, 92380 Garches,
France.

Cualquier referencia a este artículo debe incluir la mención del artículo original: Marmor S., Piriou P. Arthrodèse, coaptation et résection de
hanche. EMC (Elsevier Masson SAS, Paris), Techniques chirurgicales - Orthopédie-Traumatologie, 44-682, 2008.

Disponible en www.em-consulte.com/es
Algoritmos Ilustraciones Vídeos / Aspectos Información Informaciones Autoevaluación
complementarias Animaciones legales al paciente complementarias

8 Técnicas quirúrgicas en ortopedia y traumatología