Вы находитесь на странице: 1из 22

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD


ESCUELA PROFESIONAL DE ENFERMERÍA

TEMA: LEUCEMIA INFANTIL

CURSO:

Enfermería En Salud Del Niño Y Adolescente II

PROFESORA:

Vargas Díaz Elsa

ALUMNAS:

Bejarano Reyes María Alejandra

Celis Villanueva Gracce

Rodríguez Gorbalan María Estela

TRUJILLO-PERÚ

2016
INTRODUCCIÓN

En este trabajo les hablaremos acerca de la Leucemia dando a conocer que es,
su epidemiología a nivel mundial y en el Perú, que factores de riesgo se dan, su
fisiopatología, los tipos de leucemia, también cuáles son sus manifestaciones
clínicas más frecuentes, como se realiza el diagnóstico clínico, que tratamientos
se llevan a cabo y en que consta toda esta enfermedad.
La leucemia es un tipo de cáncer en la sangre que hasta hace algunos años era
sinónimo de muerte, y que resultaba aún más trágica si afectaba a un niño. Hoy
esta situación ha cambiado, pues los nuevos tratamientos permiten erradicarla
en la mayoría de los casos y ofrecer amplia perspectiva de vida.

MOTIVACIÓN

Se realizará a través de la proyección de un video acerca del tema de Leucemia


Infantil, pidiendo a nuestras compañeras que participen dando una pequeña
descripción y su opinión acerca del video.
LEUCEMIMIA INFANTIL

I.-DEFINICION DE TERMINOS:

A) MÉDULA ÓSEA

La médula ósea es la parte blanda en el interior de los huesos. Las nuevas células sanguíneas
(glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas) se producen allí. En los niños, la médula ósea
activa se encuentra en casi todos los huesos del cuerpo, pero durante la adolescencia, se
encuentra fundamentalmente en los huesos planos (el cráneo, los omóplatos, las costillas y
los huesos de la cadera) y en las vértebras (los huesos que forman la columna vertebral). La
médula ósea consiste en un pequeño número de células madre sanguíneas, células más
maduras productoras de sangre, células adiposas y tejidos de apoyo que ayudan al
crecimiento celular. (5)
B) LA SANGRE
La sangre es un tejido conectivo líquido, que circula por capilares, venas y arterias. Es un
tipo de tejido conjuntivo especializado, con una matriz coloidal líquida y una constitución
compleja. Tiene una fase sólida (elementos formes), que incluye a los eritrocitos (o glóbulos
rojos), los leucocitos (o glóbulos blancos) y las plaquetas, y una fase líquida, representada
por el plasma sanguíneo.

C) COMPONENTES DE LA SANGRE:
 GLÓBULOS ROJOS: Son células con forma de una rodaja circular con doble
depresión que carecen de núcleo. Son, por tanto, las únicas células sin núcleo del
cuerpo humano. Su función es transportar el oxígeno desde los pulmones a todos los
demás tejidos del cuerpo, y llevar el dióxido de carbono hasta los pulmones para su
eliminación. (8)

 PLAQUETAS: Son pequeños fragmentos de células sanguíneas. Su función es


formar coágulos de sangre que ayuden a sanar las heridas y a prevenir el sangrado.
(8)

 GLÓBULOS BLANCOS: Son conocidos también como leucocitos, con la función


de combatir las infecciones o cuerpos extraños; pero en ocasiones pueden atacar los
tejidos normales del propio cuerpo. Es una parte de las defensas inmunitarias del
cuerpo humano.(8)
TIPOS DE GLÓBULOS BLANCOS:

a) LINFOCITOS: Los linfocitos son las principales células que forman el tejido linfático,
que es una parte importante del sistema inmunológico. El tejido linfático se encuentra en los
ganglios linfáticos, el timo (un órgano pequeño detrás del esternón), el bazo, las amígdalas y
las glándulas adenoides, y la médula ósea. (8)

Tipos de linfocitos:

 Linfocitos B (células B) ayudan a proteger el cuerpo contra gérmenes, tal como


las bacterias y los virus. Producen proteínas llamadas anticuerpos que se adhieren
al germen, y lo marcan para que otros miembros del sistema inmunológico lo
destruyan.(8)

 Linfocitos T (células T) también ayudan a proteger el cuerpo contra los


gérmenes.Algunos tipos de células T destruyen directamente a gérmenes,
mientras otras desempeñan una función al reforzar o desacelerar las actividades
de otras células del sistema inmunológico.(8)

b) NEUTRÓFILOS: Estos glóbulos blancos tienen gránulos que se visualizan en el


microscopio y contienen enzimas que pueden destruir a los gérmenes (8)

c) MONOCITOS: Se convierten en macrófagos que rodean y digieren algunos gérmenes.


(8)
d) EOSINOFILOS

e) BASOFILOS

II.- DEFINICIÓN DE LEUCEMIA INFANTIL

La leucemia es una neoplasia que se caracteriza por un trastorno en el crecimiento y proliferación


incontrolada de células hematopoyéticas inmaduras, cuya acumulación se acompaña de una
disminución del tejido hematopoyético normal en la médula ósea y posterior infiltración de los
órganos extramedulares.

Las leucemias son las neoplasias más frecuentes en el niño. Se considera como la
proliferación clonal malignas de las células precursoras linfoides o mieloides, en distintos
grados de diferenciación, que dan lugar a una invasión de la medula ósea que abarca más del
20% de la células totales y una infiltración de hígado, bazos , ganglios linfáticos y otros
órganos y tejidos. ( 2, 3)
III.- EPIDEMIOLOGIA

A NIVEL MUNDIAL

La leucemia es el cáncer más frecuente en los niños menores de 15 años correspondiendo al


35-40% de ellos. (6)

En los niños el 98 % son agudas. Las leucemias infantiles agudas se dividen en leucemia
linfoblástica aguda (LLA) que corresponde en al 60 % de los casos y leucemia no
linfoblástica aguda (LNLA) ocurre en un 38 %. Las leucemias crónicas son raras en la
población pediátrica (2)

A NIVEL NACIONAL:

En el Perú

La leucemia es el cáncer más frecuente en niños y adolescentes, según el Ministerio de Salud


(Minsa). La incidencia es de 3 a 4 casos por 100 mil habitantes. Pero no es la única cifra
preocupante. Unos 120 menores mueren al año por esta enfermedad que afecta a la sangre.
Esta estadística la ofreció Diego Venegas, coordinador del Plan Esperanza, quien agrega otro
dato más: del 2006 al 2011 se registraron 716 muertes en adolescentes. Un promedio de 1500
casos nuevos de leucemia aguda que diagnostican cada año en el Perú y de estos un tercio
corresponde a la población infantil. En el año 2000 unos 256 000 desarrollaron algún tipo de
leucemia.

A NIVEL LOCAL

En la ciudad de Trujillo las leucemias ocupan el 7° lugar de incidencias; las leucemias


mieloides presentan tasas de 3.2 en hombres y 2.7 en mujeres.
Factores de riesgo genéticos:

Los factores de riesgo genéticos son aquellos que forman parte de nuestro ADN (la sustancia
que porta nuestros genes). Aunque algunos factores genéticos aumentan el riesgo de
desarrollar leucemia en niños, la mayoría de las leucemias no están relacionadas con ninguna
causa genética conocida. (2)

 Síndrome de Down (trisomía 21): Los niños con síndrome de Down tienen una
copia adicional (tercera) del cromosoma 21. Estos niños tienen muchas más
probabilidades de desarrollar leucemia linfocítica aguda (ALL) o leucemia mieloide
aguda (AML) que el resto de los niños, con un riesgo general de aproximadamente
2% a 3%. El síndrome de Down también se ha relacionado con la leucemia transitoria
(también conocido como trastorno mieloproliferativo transitorio), una afección
similar a la leucemia que aparece durante el primer mes de vida y que frecuentemente
se resuelve por sí misma sin tratamiento. (6)
 Síndrome de Li-Fraumeni: un cambio en el gen supresor de tumores TP53 causa
esta afección poco frecuente. Las personas que tienen este cambio presentan un mayor
riesgo de desarrollar varios tipos de cáncer, incluyendo leucemia, sarcomas de tejido
óseo o blando, cáncer de seno, cáncer de glándulas suprarrenales y tumores en el
cerebro. (6)
 Hermanos o hermanas con leucemia: Los hermanos y hermanas de niños con
leucemia tienen una probabilidad ligeramente mayor (de dos a cuatro veces más que
la normal) de desarrollar leucemia, pero aun así el riesgo es bajo. El riesgo es mucho
mayor entre gemelos idénticos. Si un gemelo desarrolla leucemia infantil, el otro
gemelo tiene aproximadamente una probabilidad en cinco de desarrollar leucemia
también. El riesgo es mayor si la leucemia se desarrolla en el primer año de vida. El
hecho de que uno de los progenitores desarrolle leucemia como adulto, no parece
aumentar el riesgo de que un hijo desarrolle leucemia.(6)

Relacionados con los estilos de vida:

Algunos estudios han sugerido que si una mujer bebe demasiado alcohol durante el
embarazo, esto podría aumentar el riesgo de que su hijo desarrolle leucemia, pero no todos
los estudios han encontrado esa relación. (6)

Riesgos ambientales:

Los factores de riesgo ambientales son influencias de nuestros alrededores, como radiación
y ciertas sustancias químicas, aumentan el riesgo del desarrollo de leucemias secundarias. El
papel de los virus como agente causal. (3)

Exposición a la radiación

La exposición a altos niveles de radiación es un factor de riesgo para adquirir leucemia en


niños. Los sobrevivientes japoneses de la bomba atómica tenían un riesgo significativamente
mayor de desarrollar AML, generalmente en un lapso de seis a ocho años después de la
exposición. Si un feto es expuesto a radiación durante los primeros meses de su desarrollo,
también puede haber un riesgo aumentado de leucemia en niños, aunque no es claro el grado
de este riesgo.

Los posibles riesgos de la exposición fetal o infantil a niveles menores de radiación, como la
exposición a estudios de rayos X o por la CT no se conocen con seguridad. Algunos estudios
han encontrado un ligero aumento en el riesgo, mientras que otros no han encontrado un
aumento en el riesgo. Cualquier aumento del riesgo probablemente es pequeño, pero por
cuestión de seguridad, la mayoría de los médicos no recomiendan estas pruebas para las
mujeres embarazadas y los niños a menos que sea absolutamente necesario.(6)

 Exposición a quimioterapia y a ciertas sustancias químicas

Los niños que reciben tratamiento con ciertos medicamentos de quimioterapia tienen un
mayor riesgo de desarrollar otro tipo de cáncer, usualmente AML, posteriormente en su vida.
Los medicamentos como ciclofosfamida, clorambucil, etopósido y tenipósido han sido
relacionados con un mayor riesgo de leucemia. Estas leucemias generalmente se desarrollan
en un plazo de 5 a 10 años a partir del tratamiento y tienden a ser difíciles de tratar.
Varios estudios han encontrado un posible vínculo entre la leucemia en niños y la exposición
a pesticidas en los hogares, ya sea durante el embarazo o durante los primeros años de la
infancia. Además otros estudios han encontrado un posible aumento en el riesgo para las
madres con exposición a pesticidas en el lugar de trabajo antes del parto. Sin embargo, la
mayoría de estos estudios han confrontado graves limitaciones en la manera que fueron
conducidos. Se necesita más investigación para tratar de confirmar estos hallazgos y para
proveer información más específica sobre los posibles riegos.(6)

 Supresión del sistema inmunológico

Los niños que reciben un tratamiento intensivo para suprimir su sistema inmunológico
(principalmente niños que han tenido trasplantes de órganos) tienen un riesgo aumentado de
desarrollar ciertos cánceres, como linfoma y ALL.(6)

 Riesgo inciertos, no comprobados o controversiales:

Otros factores que se han estudiado para tratar de determinar si tienen una posible relación
con la leucemia en niños incluyen:

 Exposición a campos electromagnéticos (como vivir cerca de líneas eléctricas).


 Vivir cerca de una planta de energía nuclear.
 Infecciones a temprana edad.
 Edad de la madre cuando nace el niño.
 Antecedentes de uso de tabaco de los padres.
 Exposición fetal a hormonas (como dietilestilbestrol o pastillas anticonceptivas).
 Exposición a sustancias químicas y a solventes en el lugar de trabajo del padre.
 Contaminación química del agua subterránea.(6)

En los niños los elementos de la sangre se forman en la medula ósea, vertebras, la clavícula,
la escapula, esternón, las costillas, el cráneo y los extremos proximales de os huesos largos
y la pelvis. Las células que crecen, se dividen y mueren en forma ordenada, sin embargo por
distintos factores las células normales pueden sufrir alteraciones en su ADN que es el que
dirige todas sus actividades. Se trata de trastornos de tipo clonal porque provienen de la
transformación maligna de una célula única. La célula que sufre la transformación maligna
leucémica puede ser una célula progenitora sanguínea multipotencial (con capacidad de
producir todo tipo de células sanguíneas) o un progenitor sanguíneo más maduro (con una
capacidad de producción de células sanguíneas limitada a 1-3 líneas celulares). En general,
las células leucémicas se dividen a una velocidad más lenta que las células normales y
presentan una maduración alterada o nula. Sin embargo, las células leucémicas no se mueren
y se acumulan progresivamente en el organismo. La inmortalidad de las células leucémicas
es la diferencia probablemente más importante respecto a las células sanguíneas normales.
Las células normales tienen un periodo de vida en el organismo limitado y predecible.

A) POR EL TIPO DE EVOLUCIÓN:

LEUCEMIA AGUDA.- Proliferación de células leucémicas sanguíneas inmaduras (BLASTOS). En


la leucemia aguda existe un “cese madurativo” de las células de línea linfoide o mieloide, pudiendo
observarse en sangre periférica formas inmaduras y maduras pero con ausencia de elementos
intermedios.

LEUCEMIA CRÓNICA, existe proliferación de células maduras atípicas, que no cumplen la


función. Por lo general, no combaten las infecciones tan bien como los glóbulos blancos normales, y
sobreviven más tiempo, se acumulan y desplazan a las células normales. Las leucemias crónicas
tienden a progresar por un periodo de tiempo más prolongado, y la mayoría de los pacientes puede
vivir con ellas por muchos años. Sin embargo, las leucemias crónicas son generalmente más difíciles
de curar que las leucemias agudas

B) POR EL TIPO DE CÉLULA AFECTADA

LINFOIDE

.La célula afectada son los linfocitos. Proliferación de linfocitos inmaduros (linfoblastos).

MIELOIDE

La célula afectada es de la línea mieloide, estos es las que se convierten en granulocitos.

Las leucemia linfoide puede ser aguda o crónica; al igual que la leucemia mielocitica.

Se pueden presentar una serie de síntomas como:

1. SINDROME ANEMICO:

Es causado por la disminución de glóbulos rojos como consecuencia de una exagerada


producción de glóbulos blancos. Se manifiesta en el niño por palidez de piel y mucosas,
fatiga, disneas, cefalea, somnolencia, irritabilidad, taquicardia.(5)

2. SINDROME HEMORRÁGICO:
Esto sucede debido a la plaquetopenia (disminución de plaquetas), por exagerada producción
de glóbulos blancos en la medula ósea. Se manifiesta por:

- Petequias: Son pequeñas acumulaciones de sangre que aparecen por debajo de la piel
en forma de punto rojo.
 La epistaxis: Sangrado nasal.
 Las hemorragias digestivas verdaderas
 Hemorragias del fondo de ojo (retínales)
 Sangrado frecuente en encías.
 Hematomas. (5)

3. FIEBRE Y PERSISTENCIA DE INFECCIONES INUSUALES

Un niño con leucemia podría mostrar un mayor número de glóbulos blancos, estas células
son inmaduras y normalmente no combaten infecciones. (5)

4. DOLOR EN LOS HUESOS Y ARTICULACIONES

Algunas veces las células de leucemia se acumulan cerca de la superficie de los huesos o
dentro de las articulaciones y esto causa dolor en los huesos o las articulaciones.(5)

5. INFLAMACION DE ABDOMEN

Las células leucémicas se pueden acumular en el hígado y el bazo y causar que estos órganos
aumenten de tamaño. Esto puede notarse como llenura o inflamación del abdomen o sentirse
lleno después de comer solo una pequeña cantidad de alimentos. Generalmente las costillas
inferiores cubren estos órganos, pero cuando están agrandados es posible palparlo.(9)

6. NÓDULOS LINFÁTICOS INFLAMADOS

Las células leucémicas a menudo se acumulan en los nódulos, causando inflamación, los
ganglios se encuentran aumentado de volumen y dolorosos.

7. TOS Y DIFICULTAD RESPIRATORIA (DISNEA)

Especialmente en la leucemia linfoblástica aguda de las células T. Debido al agrandamiento


que acurre en el timo (pequeño órgano que se encuentra frente a la tráquea).
El agrandamiento del timo puede presumir la tráquea causando tos o dificultad para respirar.

8. SÍNDROME NEUROLÓGICO

Como consecuencia de la infiltración en el sistema nervioso central. Incluye: dolor de cabeza,


convulsiones, vomito, visión borrosa y confusión.
SEGÚN AIEPI:

Los síntomas son inespecíficos como cansancio, desgano, dolores óseos (muchas veces son
el único síntoma), excesiva sudoración nocturna. Los signos más frecuentes podemos
encontrar:

 febrícula presentada por días o meses (promedio dos o tres semanas)


 palidez, petequias, equimosis, manifestaciones de sangrado
 hepatoesplenomegalia, adenomegalias
 infiltración a otros órganos (testículo, sistema nervioso central o riñones)(8)

Las leucemias tienen como triada característica:

 Manifestaciones de sangrado
 Fiebre
 Anemia (8)

1. ANTECEDENTES:

 Historia previa de tratamiento para otras enfermedades cancerosas


 Padecer un trastorno genético
 Exposición a agentes tóxicos
 Historia familiar

2. MANIFESTACIONES CLÍNICAS

3. EXAMENES DE LABORATORIO:

a) HEMOGRAMA:

Los análisis de sangre son las primeras pruebas que se realizan para detectar una leucemia.
Se obtiene una muestra de sangre y se hace un hemograma completo o recuento sanguíneo
total para determinar el número de células sanguíneas de cada tipo presente en sangre.
Un frotis sanguíneo consiste en el esparcimiento de una pequeña muestra de sangre en un
portaobjetos de vidrio y la observación de ésta con un microscopio. Los números anormales
de células sanguíneas y los cambios en la manera en que estas células lucen pueden hacer
que el médico sospeche la presencia de una leucemia. (12)
La mayoría de los niños con leucemia tendrán demasiados glóbulos blancos y no suficientes
glóbulos rojos ni suficientes plaquetas. Muchos de los glóbulos blancos de la sangre serán
blastos, un tipo de células primitivas que normalmente se encuentra sólo en la médula ósea.
(12)
VALORES NORMALES
LEUCOCITOS 4 – 11 x 10´3/ul
HEMOGLOBINA 13-17 g/dl
PLAQUETAS 150.000 – 450, 000
GLÓBULOS ROJOS 3.5 a 5.5 x10^ 6 uL
HEMATOCRITO 40-54%
GLOBULOS BLANCOS 4,000 y 11,000

b) ASPIRACIÓN Y BIOPSIA DE LA MEDULA ÓSEA:

Las muestras de médula ósea se obtienen por aspiración y biopsia de la médula ósea, dos
pruebas que generalmente se hacen al mismo tiempo. Generalmente las muestras se toman
de la parte posterior de los huesos de la pelvis (cadera), aunque a veces se pueden tomar de
la parte delantera de los huesos de la pelvis o de otros huesos. (14)
En la aspiración de la médula ósea, la piel que recubre la cadera se limpia y se adormece
inyectando un anestésico local o aplicando una crema anestésica. En la mayoría de los casos,
el niño también recibe otras medicinas para que esté somnoliento o hasta dormido durante el
procedimiento. Luego se inserta una aguja delgada y hueca en el hueso, y se usa una jeringa
para aspirar una pequeña cantidad de médula ósea líquida. Generalmente se realiza una
biopsia de médula ósea inmediatamente después de la aspiración. Se extrae un pequeño trozo
de hueso y de médula con una aguja ligeramente más grande con la que se perfora el hueso.
Una vez que se hace la biopsia, se aplica presión en el sitio para ayudar a prevenir cualquier
sangrado. (13)(14)
Estas pruebas de la médula ósea se usan para diagnosticar con certeza la leucemia, aunque
también se podrían repetir más tarde para saber si la leucemia está respondiendo al
tratamiento. (13)(14)

c) PUNCIÓN LUMBAR

Esta prueba se usa para detectar células leucémicas en el líquido cefalorraquídeo


(cerebrospinal fluid, CSF), que es el líquido que baña el cerebro y la médula espinal. Se
introduce una pequeña aguja hueca entre los huesos de la médula espinal para extraer algo
de líquido.
En niños que han sido diagnosticados con leucemia, la primera punción lumbar también se
puede usar para administrar medicamentos de quimioterapia en el CSF a fin de evitar o tratar
la propagación de la leucemia a la médula espinal y al cerebro.(16)

d) CITOMETRÍA DE FLUJO E INMUNOHISTOQUÍMICA

Estas pruebas se usan para determinar el inmunofenotipo de las células leucémicas basándose en
ciertas proteínas presentes en o sobre las células. Este tipo de prueba es muy útil para determinar el
tipo exacto de leucemia. Se realiza con mayor frecuencia en las células de la médula ósea, pero
también se puede hacer en las células de la sangre, los ganglios linfáticos, y otros fluidos corporales.
La citometría de flujo también se puede usar para calcular la cantidad de ADN en las células
leucémicas. Es importante saber esto, especialmente en la ALL, ya que las células con más ADN de
lo normal (un índice de ADN de 1.16 o más) con frecuencia son más sensibles a la quimioterapia, y
estas leucemias tienen un mejor pronóstico (perspectiva).(16)

A: _ESPECÍFICO

 QUIMIOTERAPIA:

Es el nombre que reciben los medicamentos encargados de destruir las células que se dividen
de forma descontrolada en el cáncer, actúa interrumpiendo la división de las células
cancerosas y destruyéndolas activamente. (5) .El tratamiento principal de los niños con
leucemia linfocítica aguda (ALL) es quimioterapia, la cual se divide usualmente en tres fases:

a) INDUCCIÓN

El objetivo de la quimioterapia de inducción es lograr una remisión. Esto es que ya no se


encuentren células leucémicas en las muestras de médula ósea. (5) Más de un 95% de los
niños con ALL entran en remisión después de un mes de tratamiento de inducción. El primer
mes es intenso y requiere de hospitalizaciones prolongadas para recibir tratamiento y de
visitas frecuentes al médico. (5)
Los niños con ALL de riesgo estándar frecuentemente reciben tres medicamentos durante el
primer mes de tratamiento. Estos incluyen los medicamentos quimioterapéuticos L-
asparaginasa, vincristina y un medicamento esteroide (usualmente dexametasona). Para los
niños en grupos de alto riesgo, se añade típicamente un cuarto medicamento de la clase de
las antraciclinas (daunorubicina es el que se usa con más frecuencia). Otros medicamentos
que se pueden administrar al principio son metotrexato y/o 6-mercaptopurina.(5)

b) CONSOLIDACIÓN (TAMBIÉN LLAMADA INTENSIFICACIÓN)

La siguiente, y usualmente más intensa, fase de consolidación de quimioterapia por lo general


dura de 1 a 2 meses. Esta fase reduce el número de células leucémicas que quedan en el
cuerpo. Se combinan varios medicamentos de quimioterapia para ayudar a prevenir que las
células leucémicas remanentes desarrollen resistencia. En este momento se continúa la
terapia intratecal (5)

Los niños con ALL de riesgo estándar se tratan generalmente con medicamentos como
metotrexato y 6-mercaptopurina o 6-tioguanina, aunque los regímenes difieren entre centros
de tratamiento de cáncer. También se pueden añadir vincristina, L-asparaginasa y/o
prednisona.(5)

Por lo general, los niños con un alto riesgo de leucemia reciben quimioterapia más intensa.
Con frecuencia se usan medicamentos adicionales como L-asparaginasa, doxorrubicina
(adriamicina), etopósido, ciclofosfamida y citarabina (ara-C) y se sustituye la dexametasona
por prednisona. Es posible que se administre una segunda ronda de quimioterapia intensa con
los mismos medicamentos.(5)

c) MANTENIMIENTO

Si la leucemia sigue en remisión después de la inducción y la consolidación, se puede


comenzar la terapia de mantenimiento. Se trata de ciclos repetitivos de quimioterapia menos
intensa cada 28 días durante 18 meses. La mayoría de los planes de tratamiento usan 6-
mercaptopurina diariamente y metotrexato semanalmente, administrados en forma de
pastillas, frecuentemente junto con vincristina, que se administra intravenosamente, y un
esteroide (prednisona o dexametasona). Estos dos últimos medicamentos se administran por
breves periodos de tiempo cada 4 a 8 semanas.(5)

Durante los primeros meses del mantenimiento, la mayoría de los planes de tratamiento
incluyen uno o dos tratamientos intensificados y repetidos similares a la inducción inicial. A
estas intensificaciones de 4 semanas se les llama re-inducción o intensificación retardada.(5)

Algunos niños con leucemia que corren el mayor riesgo podrían recibir una quimioterapia de
mantenimiento y una terapia intratecal más intensas.(7)(5)
La duración total de la terapia (inducción, consolidación y mantenimiento) para la mayoría
de los planes de tratamiento de la ALL es de 2 a 3 años. Debido a que los niños corren un
riesgo más alto de recaída en comparación con las niñas, muchos médicos favorecen
administrarles varios meses más de tratamiento.(5)

d) REINDUCCIÓN

Cuando se observa la presencia de células leucémicas en la medula ósea, el sistema nervioso


central o en otras regiones, el niño recae. El tratamiento en estos casos incluye fase de
reinducción con medicamentos no usados anteriormente más prednisona. (5)

 RADIOTERAPIA

La radioterapia utiliza rayos de alta energía para destruir las células cancerosas.

El tipo de radiación que se usa con más frecuencia en la leucemia en niños es la radioterapia
externa, en la que una máquina administra un rayo de radiación a una parte específica del
cuerpo. Antes de iniciar el tratamiento, el equipo de radiación cuidadosamente tomará
medidas del cuerpo para determinar los ángulos correctos para emitir los haces de radiación,
y las dosis adecuadas de radiación.

No causa dolor, aunque puede que sea necesario sedar a algunos niños de menor edad para
asegurarse de que no se muevan durante el tratamiento. Cada tratamiento dura sólo unos
minutos, aunque el tiempo de preparación usualmente toma más.(7)

 TRASPLANTE DE MÉDULA ÓSEA:

Con muy poca frecuencia, se podría recomendar un trasplante como parte de la terapia inicial
cuando la leucemia está asociada con características de muy alto riesgo. Un trasplante de
células madre es un procedimiento médico en el cual la médula ósea que contiene cáncer se
reemplaza por células altamente especializadas, denominadas células madre
hematopoyéticas, que se desarrollan en la médula ósea sana. Las células madre
hematopoyéticas son células formadoras de sangre y se encuentran tanto en el torrente
sanguíneo como en la médula ósea. Hoy en día, a este procedimiento se lo denomina más
frecuentemente trasplante de células madre, en lugar de trasplante de médula ósea, porque en
realidad lo que se trasplanta son las células madre en la sangre y no el tejido de la médula
ósea en sí mismo. Antes de
recomendar un trasplante, los médicos hablarán con el paciente y sus familiares sobre los
riesgos de este tratamiento y considerarán otros factores diversos, como el tipo de cáncer, los
resultados de los tratamientos previos, la edad y el estado de salud general del paciente.
Existen dos tipos de trasplante de células madre, según el origen de las células madre
sanguíneas de reemplazo: alogénico (allogeneic, ALLO) y autólogo (autologous, AUTO). El
ALLO usa células madres donadas, mientras que el AUTO usa las células madre propias del
paciente. En ambos tipos, el objetivo es destruir todas las células cancerosas en la médula, la
sangre y otras partes del cuerpo, usando altas dosis de quimioterapia y/o radioterapia, y,
luego, permitir que las células madre sanguíneas de reemplazo creen una médula ósea
sana.(10)

PASOS PARA EL TRANSPLATE DE MÉDULA:

1. Recolección de las células progenitoras o madres sanas.


2. Administrar altas dosis de quimioterapia y radioterapia para destruir cualquier
recurrente de células leucémicas
3. Infusión de células progenitoras sanas a través de una línea intravenosa para que
comiencen a producir células sanguíneas normales.

B) SOPORTE: COMPLETAR
DOLOR

NUTRICIONAL / ANEMIA

HEMORRAGIA

INFECCIÓN

I NIVEL

MANTENIMIENTO INEFICAZ DE LA SALUD R/C desconocimiento de factores de riesgo

Objetivo: El niño

Intervenciones: CORREGIR

 Educar a los padres sobre los riesgos de presentar leucemia


 Realizar exámenes de sangre mensuales.
 Educar acerca de los signos y síntomas de la patología

II NIVEL

Desequilibrio nutricional: ingesta inferior a las necesidades metabólicas r/c ingesta inadecuada
de nutrientes.
Objetivo: el niño lograra tener una nutrición adecuada.

Intervenciones:

 Proporcionar orientación dietética sobre una dieta a traumática rica en calorías y proteínas
con variación del sabor, la textura y la presentación de los alimentos a los padres y/o
cuidadores.
 Proporcionar suplementos de leche en la dieta del lactante.
 Mostrar interés de las preferencias alimenticias del niño y planear su dieta en concordancia
con los padres y/o cuidadores.
 Permitirles que participen en la selección y en la preparación de sus alimentos.
 Valorar cada día el estado nutricional (peso y talla), y apariencia de la piel (turgencia y masa
muscular).
 Ayudar a dar de comer al niño si presenta fatiga. (dieta fraccionada).
 Fomentar una atmosfera agradable puro aumentar el deseo de comer y hacer una interconsulta
con el nutricionista.

Riesgo a déficit de volumen de líquidos r/c perdidas excesivas por vías orales (vómitos) y/o efecto
del tratamiento.

Objetivo: paciente evitara perder líquidos.

Intervenciones:

 Evaluar el estado de la piel y las mucosas.


 Verificar la hidratación: permeabilidad de la via y el goteo.
 Realizar BHE
 Si vomitara: observar la cantidad, el olor, color y consistencia.
 Reponer líquidos con SRO.
 Mantener en reposo al paciente.

Riesgo de infección r/c disminución del sistema inmunológico y procedimientos invasivos

Objetivo: El niño disminuirá el riesgo a infección

Intervenciones:

 Control de funciones vitales (temperatura)


 Valorar zonas potenciales de infección. (zonas de venopunción y valorar mucosas).
 Colocar al niño en una habitación individual libre de contaminación o aislamiento inverso,
medidas de bioseguridad para proteger al niño
 Limpiar la piel como mínimo dos veces al día
 Disminuir las técnicas invasivas innecesarias
 Asepsia en el cuidado brindado para el niño.
 Fomentar procedimientos de lavados de manos correctos en personas y visitas.
 Valorar continuamente todos los sistemas en busca de signos y síntomas de infección.
Riesgo ha sangrado r/c perfil sanguíneo anormal: disminución de número de plaquetas

Objetivo: El niño disminuirá el riesgo a sangrado

Intervenciones:

 Disminuir las técnicas invasivas innecesarias


 Valoración de Hemograma
 Emprender medidas de prevención de traumatismos.
 Hacer uso de cepillo con cerdas suaves.
 Coordinar con nutricionista para otorgar una dieta Blanda – atraumática
 Administrar plaquetas según indicación.
 Vigilar orina

Intolerancia a la actividad r/c desequilibrio entre el aporte y demanda de oxigeno e/p fatiga.

Objetivo: Niño mejorara gradualmente su tolerancia a la actividad.

Intervenciones:

 Valorar los factores causales /contribuyen , identificando las actividades que causan
problemas al niño
 Coordinar las actividades para procurar periodos tranquilos de descanso y sueño.
 Realizar el cambio postura de forma gradual.
 Estimar la cantidad y la intensidad de ejercicios que tolera el paciente vigilando las quejas
subjetivas de fatiga.
 Enseñar a la madre y niño las técnicas para el ahorro de energía, el uso de instrumentos
auxiliares para reducir al mínimo la fatiga.

Déficit de conocimiento sobre enfermedad o tratamiento r/c falta de información m/p


verbalización del problema.

Objetivo: Padres lograrán la comprensión sobre la información sobre su enfermedad y las


necesidades terapéuticas.

Intervenciones:

 Aportar información clara y precisa de forma objetiva pero con sensibilidad.


 Contestar específicamente a las preguntas, pero no abordar con detalles innecesarios.
 Proporcionar orientación anticipada a los padres y allegados sobre el protocolo del
tratamiento, la duración de la terapéutica, los resultados esperados, los posibles efectos
secundarios.

Alteración del autoconcepto y/o autoestima r/c los efectos colaterales de la quimioterapia /
radioterapia.

Objetivo: Niño logrará aceptar los cambios físicos que se da en su tratamiento


Intervenciones:

 Informar a los padres y/o cuidador de los efectos colaterales anticipados de la quimioterapia
que afectarán la imagen corporal y el cumplimiento de su papel.
 Seguir medidas para prevenir o disminuir su impacto.
 Proporcionar información exacta y aclarar cualquier concepto erróneo.
 Contactar con el niño a menudo y tratarle de forma cariñosa y positiva.
 Proporcionar un tiempo determinado para discutir los problemas y sentimientos del paciente.
Esforzarse en mantener una actitud tolerante.
 Secar el cabello con suavidad y evitar el lavado excesivo del cabello.
 Evitar peinados excesivos (trenzas, moños)
 Fomentar el uso de sombrero.

Riesgo a deterioro de la membrana mucosa oral r/c efectos secundarios de algunos productos
usados para quimioterapia y la radioterapia.

Objetivo: Niño disminuirá el riesgo a deterioro de la mucosa oral.

Intervenciones:

 Valorar la salud y la higiene bucodental de forma periódica.


 Explicar a la madre aspectos que precisan mejorar y enseñar métodos de buenos cuidados
orales.
 Recomendar a la madre sobre la higiene oral de su niño: cepillar con un cepillo con cerdas
suave o una gasa con espuma. O usar la seda dental con suavidad.
 Instruir sobre modificaciones dietéticas: evitar alimentos calientes o picantes, los zumos
ácidos, ingerir alimentos blandos o papillas, según tolerancia.

Afrontamiento familiar ineficaz r/c crisis situacional

Objetivo: Madre y niño serán capaces de afrontar la enfermedad

Intervenciones:

 Explicar a la madre sobre los cambios que está experimentando su hijo, animarlo a expresar
sus sentimientos, frustraciones, enfados, esperanzas.
 Brindarles al niño un ambiente terapéutico que facilite la conversación abierta: escuche
activamente, sea paciente y comprensivo, percibir los matices no verbales.
 Brindar apoyo las conductas adaptativas que indiquen progreso y resolución del proceso de
hospitalización.

III NIVEL

Riesgo complicaciones y/o recidiva r/c incumplimiento del tratamiento

Objetivo: El niño disminuirá el riesgo de complicaciones


Intervenciones:

 Concientizar a la madre sobre la importancia de las consultas periódicas del niño.


 Explicar a la madre de la importancia del seguir el tratamiento brindar información sobre los
signos y síntomas que presentaría en caso de recaída
 Realizar exámenes de laboratorio según indicaciones