Вы находитесь на странице: 1из 3

Los fundadores de la psicología social.

de James A. Schellenberg.

La idea de este trabajo es iniciar al estudiante en las principales corrientes o cuerpos


teóricos que han influido de manera determinante en el desarrollo de esta ciencia.
Una de las dificultades de introducir e la gente en la psicología social es que no existe
una perspectiva global única en la que encajen todas sus teorías. Existen varias
perspectivas diferentes, y ninguna de ella es dominante. En otros términos no posee un
único paradigma sintetizador. Hay formas muy diferente de concebir su objeto y su
metodología. La psicología social es una ciencia multiparadigmatica, lo que es obvio
analizando los diferentes manuales introductorios.

Existen varias formas fundamentalmente diferentes de hacer


ciencia en la psicología social. Que reflejan las principales
perspectivas teóricas. Entre estas perspectivas existen, por lo
menos, las cuatro siguientes:

 El enfoque psicoanalítico, que busca las causas del


comportamiento social en las fuerzas emocionales profundas
del individuo, cuyo fundador y mayor exponente fue Sigmund
Freud..
 La perspectiva del Interaccionismo simbólico que considera la
conducta subjetivamente determinada en un contexto social
específico, cuyo principal teórico fue George H. Mead.
 El enfoque de la Gestalt, que hace hincapié en la organización
cognoscitiva actual como base del comportamiento teoría
desarrollada en Alemania el más destacado exponente fue Kurt
Lewin.
 La perspectiva conductista, que considera la conducta actual
como un producto de rasgos particulares de la conducta
anterior basada en los métodos de observación y medida,
desarrollado en USA por el científico B.F. Skinner.

Cada uno de estos enfoques ha desarrollado sus propios procedimientos particulares de


investigación; además, cada uno esta particularmente asociado a las contribuciones
claves de unos pocos individuos.

Con el surgir de la nueva ciencia de la psicología social en el siglo 20, en el momento


en que las disciplinas mas antiguas de la sociología y la psicología se entrecruzan en el
estudio de la conducta interpersonal, aquella, ha ido desarrollando sus propias teorías
especializadas y sus procedimientos de investigación.
Pero en la base del trabajo del psicólogo social se encuentran cuestiones tan
fundamentales como la siguiente: ¿Cómo somos influenciados por los otros en la
interacción? ¿Cómo nuestros pensamientos y nuestras conductas se ven afectados por
características peculiares de la sociedad tales como las que nos llegan a través de los
medios de comunicación o a través de las actividades de ciertos grupos.?

La psicología social en sus teorías, toman algún concepto común de la vida humana y la
expresan en términos mas formales y con mayor precisión lógica. Existe una
continuidad básica entre lo que los psicólogos sociales piensan y aquello que puede
ocupar la mente de los ciudadanos ordinarios.
Pero las teorías proceden de los escritos de los especialistas que han formulado las
ideas de modo más sistemático que aquellas implícitas en las concepciones populares.

En conclusión: a) existen varios marcos de referencia o paradigmas diferentes


relevantes en la psicología social y cada uno va asociado a un teórico influyente, b) los
temas de los teóricos mas influyentes en psicología social muestran una estrecha
continuidad con las cuestiones claves por las que nos preguntamos en la vida cotidiana y
c) El significado pleno de un enfoque básico en psicología social se capta mejor si
examinamos el contexto vital en el que se ha formado.

El Psicoanálisis y su aporte a la Psicología Social.-


Freud nunca penso en ser Psicólogo, era un medico vienes especializado en
tratamientos de enfermedades nerviosas, cuando comenzó este trabajo no podía
imaginar que su actividad investigativa lo conduciría a formas esencialmente nueva de
concebir la conducta social.
El psicoanálisis como métodos terapéutico, se baso en las técnicas de la libre
asociación y el análisis de los sueños.
Freud insistió en que, para descubrir el significado de los sueños, debemos distinguir
entre el contenido manifiesto de un sueño (lo que parece querer decir) y su contenido
latente (lo que realmente es).

A través de un proceso de maduración Freud fue sistematizando su teórica


psicoanalítica, en la que destaca la importancia de los motivos inconscientes, de los
procesos de resistencia y represión, la importancia general de los factores sexuales en
los conflictos psicológicos y la importancia en particular, de la sexualidad infantil.

En la medida que fue desarrollando su teoría, introdujo sus conceptos en el camino de la


ciencia social, pensando en las implicaciones sociales de su teoría.

Así en “Tótem y Tabú” elabora un psicoanálisis de la moralidad y de la religión


primitiva, combina los datos antropológicos sobre el rechazo al incesto y el totemismo
de las tribus primitivas con al dinámica psicológica del complejo de Edipo. Freud
pensaba que la ambivalencia de sentimientos de los pueblos primitivos expresada en sus
ritos de magia y religión, era semejante a la ambivalencia de los niños hacia sus padres,
y en los dos casos se originan tabúes que controlan la expresión del sexo y de la
agresividad. Freud era tan osado que propuso que ya en la prehistoria mas remota se
produjo el asesinato del jefe de la horda primitiva a manos de sus hijos,
institucionalizándose a renglón seguido su remordimiento mediante los tabúes del
asesinato y del incesto. Freud considero que tales esfuerzos psíquicos para identificarse
con los padres, tuvieran lugar o no, en la realidad, los sucesos de la horda primitiva,
constituían el fundamento de los sistemas morales y religiosos primitivos, a los que más
tarde seguirían los civilizados.

Freud considero que el termino libido en la nueva formulación se aplicaba a toda la


gama de energía disponible para mantener y construir la vida. Los instintos de
conservación (los instintos del yo) y los referidos a la conservación de la especie (los
instintos sexuales) se combinaban ahora en una fuerza vital global, el eros. El eros era
toda la energía impulsiva que mantenía la vida.

Junto a su formulación de la teoría de los instintos, desarrollo una teoría formal de la


personalidad, que incluía la división tripartita del ello, el yo y el superyo. Al
identificarse con el padre del mismo sexo, el o ella obtienen una gratificación
sustitutiva. A partir de esta serie de experiencias el niño incorpora los ideales culturales
de sus padres como guías y los acepta de un modo inconsciente.
El proceso de identificación facilita la interiorización de las fuerzas sociales.
“la identificación se dedica a moldear el yo de la persona a imagen de aquel a quien ha
tomado como modelo”. El niño recrea en su sique las formas experimentadas
externamente, por lo que el o ella se convierten, de modo psicológico, en objetos
externos. Esta es probablemente la idea central en la psicología social especifica de
Freud. Junto a esta identificación con el padre existe un vínculo sexual con la madre,
Freud llamo a esto “catexis del objeto sexual” (el investir los objetos sexuales en un
objeto externo.
Muchas otras imágenes sirven como sustitutas de estas primeras identificaciones con los
padres, Freud vio que esto era lo que en esencia sucedía en la formación de los grupos
sociales tratándolo en su obra “Psicología de las masas”.
La psicología de los grupos, Freud la tomo del sociólogo francés, muy en boga en ese
tiempo, Gustave Le Bon, sobre la psicología de las multitudes, que veía a los grupos
ligados entre ellos fundamentales por lazos emocionales. En un grupo típico, con un
líder definido y sin una organización formal en particular, sucede que el líder se
constituye temporalmente en objeto común de orientación emocional, sustituyendo a
los vínculos parentales que dieron origen al superyo, estableciéndose entre ellos una
general y reciproca identificación del yo.
Freud encontró útil hablar de un instinto de la horda, cuando entre los integrantes de una
multitud se encuentra las características de “disminución de la actividad intelectual, la
carencia de restricciones emocionales, la incapacidad para moderarse y contenerse, la
inclinación a rebasar todos los limites en la manifestación de los afectos y a la completa
desviación de estos en actos.
Para complementar su interpretación de los procesos de grupo en términos de los
sustitutos parentales y de la transformación de las rivalidades infantiles, Freud busco
además en la historia de la especie humana el prototipo de los sucesos característicos
que mas tarde se observarían en la familia.