Вы находитесь на странице: 1из 2

¿En qué consistía el delito de injuria en el Derecho romano?

Más adelante, y fundamentalmente por obra del Pretor, se amplió considerablemente el


ámbito del delito, concibiéndose como injuria todo tipo de ofensa, ya fuese física o moral.

Así, sería considerado como delito de injuria, tanto el golpear con intención de causar una
ofrenta, como el atentar contra el pudor de mujeres y jóvenes honestos, con insinuaciones,
palabras o actos inconvenientes. También se consideraba injuria las palabras infamatorias
contra una persona para desprestigiarlo ante sus conciudadanos.

- La violación del domicilio


Es de advertir que, aunque en principio la violación de domicilio era también considerado
como un delito de injuria, a partir de una lex Cornelia (rogada por el dictador Sila), escapa
al ámbito de este delito privado para convertirse en un delito público perseguible mediante
un procedimiento criminal.

- La ofensa moral o física

El ofendido moral o físicamente podía ejercitar la acción de injurias estimatoria, para


conseguir del culpable una indemnización en metálico proporcional a la ofensa recibida. Se
llama precisamente estimatoria porque el importe de la indemnización no era fijo, sino
estimado por el juez en base a circunstancias de tiempo y lugar, a la honorabilidad de la
víctima, a la intención del autor de la ofensa, etc. La acción de injurias, al igual que la actio
furti es infamante, y no se transmite ni contra los herederos del autor de la ofensa ni a los
herederos del injuriado
Derecho Privado Romano - Antonio Ortega Carrillo de Albornoz.

Código orgánico integral penal


SECCIÓN SÉPTIMA Delito contra el derecho al honor y buen nombre

Artículo 182.- Calumnia.- La persona que, por cualquier medio, realice una falsa imputación de
un delito en contra de otra, será sancionada con pena privativa de libertad de seis meses a dos
años.

No constituyen calumnia los pronunciamientos vertidos ante autoridades, jueces y tribunales,


cuando las imputaciones se hubieren hecho en razón de la defensa de la causa.

No será responsable de calumnias quien probare la veracidad de las imputaciones. Sin


embargo, en ningún caso se admitirá prueba sobre la imputación de un delito que hubiere sido
objeto de una sentencia ratificatoria de la inocencia del procesado, de sobreseimiento o
archivo.

No habrá lugar a responsabilidad penal si el autor de calumnias, se retractare voluntariamente


antes de proferirse sentencia ejecutoriada, siempre que la publicación de la retractación se
haga a costa del responsable, se cumpla en el mismo medio y con las mismas características en
que se difundió la imputación. La retractación no constituye una forma de aceptación de
culpabilidad.