Вы находитесь на странице: 1из 25

Vía Alquímica del Roble

LA VIA DEL ROBLE


Sebastián Jarré

<<En el uso recto de la creación, el aire, vuelto en agua por su propia mixtura, se torna en madera, y esa
misma madera se convierte, gracias al agua,
en una piedra.>>

La Gloria de la Luz, texto anónimo

La primera vez que oí hablar del roble fue a través de un amigo francés, (Frederic) que me contó
que un amigo suyo, también francés, lo había empleado con tan buen tino que ahora su deterioro
celular se había mitigado, cuando no detenido. Es decir: había evitado los achaques propios de la
edad, al punto que tenía problemas al viajar y presentar su pasaporte porque no se condecía su
edad con su rostro.

Lo que utilizaba, me había dicho, eran cenizas de roble. Y se valía del sol y de la luna para llevar
esas cenizas hasta el color púrpura de la Medicina Universal, como así la denominaba.

www.sjarre.com Página 1
Vía Alquímica del Roble

En su momento me pareció una fantasía sin más y, abocado a mis galenas y mis antimonios y
ácidos, deseché la probabilidad. Sin embargo, el tiempo es sabio. Y fue necesario que pasara un
tiempo para que los detalles, múltiples, se ordenaran y me llevaran de nuevo a esta materia.

SOBRE EL ROBLE

Veamos. Este árbol sagrado por excelencia representa toda una simbología. En diversos tratados,
desde Nicolas Flamel, pasando por Cyliani y los Fulcanellis vemos que el Roble es un elemento
recurrente en sus alegorías y explicaciones.

¿Qué tiene de particular este árbol?.

El roble ha sido desde siempre el símbolo de la fortaleza: su nombre en latín robur significa fuerza.

En efecto, se trata de una madera muy duradera y resistente.

Ahora bien, como digo, en la alquimia es constante. Flamel alude al mismo cuando dice “mira a
este roble”. Fulcanelli afirma que hay que fermentar en un vaso de roble la materia y que es el
emblema de la materia prima o nuestro Sujeto. Cyliani dice que su ninfa celestial sale del roble
mientras él duerme y le revela los misterios de la Gran Obra. El escudo de Tomas de Aquino lo
tiene presente con las flechas siendo clavadas en su superficie. Las flechas, lanzas, etcétera son la
forma de representar el espíritu universal capaz de abrir las sustancias (metales o minerales) de
ahí se lo represente de esta manera.

www.sjarre.com Página 2
Vía Alquímica del Roble

Es significativo que el roble se lo señale de esta forma. Ya veremos por qué.

LA QUIMICA DEL ROBLE

Los alquimistas suelen decir que su materia, con la que empiezan sus labores, mancha los dedos al
ser tocada, que es sucia e inmunda, y que se encuentra en todos lados. En la antigüedad, se solía
regar la tierra con las cenizas que quedaban de la noche en los hogares.

Esto por el alto valor fertilizante de la misma. Pero hoy sabemos que de las cenizas se extraía el
Carbonato de Potasio, una muy útil sal para manufacturar jabones y vidrios. Esta sal se obtenía al
quemar maderas y ramas y lixiviar las cenizas.

Pero esta Potasa es tan curiosa en su reacción exotérmica con el agua, por ejemplo, que al
desprender tanto calor muchos alquimistas lo consideraron el León Verde o Fuego Secreto. Conocí
en persona, en la provincia argentina de Mendoza, un anciano alquimista que me perjuró era su
fuego secreto. El alquimista Kamala Jnana, conocido como Roger Caro, utiliza la Potasa para
desprender del mineral del cinabrio su mercurio y, según él, con esto efectúa la Gran Obra.

En el libro Alkymiens Mysterier lo emplea la danesa conocida como Merelle para precipitar el
cloruro de oro y de esta manera obtener una sustancia casi etérea que se usa de materia prima
para la piedra filosofal.

www.sjarre.com Página 3
Vía Alquímica del Roble

DEL ROBLE Y SUS USOS

Los alquimistas antiguos y modernos lo usaban para fermentar. Haciendo acopio de abundante
agua de lluvia o rocío, colocaban litros en toneles de roble esperando que el agua se pudriera
como efectivamente sucedía.

Algo de la madera se desprende y comienza la putrefacción o fermentación del agua de forma más
acelerada. El producto que queda, un sedimento desprendido de las paredes del tonel, se lo asocia
con el Guhr alquímico. Y su agua dorada con el mito de Danae y Zeus.

En este paso a paso, de la web ArteFuego, podemos ver cómo se separa la tierra del agua dorada y
luego por lixiviación se obtiene la sal blanca.

www.sjarre.com Página 4
Vía Alquímica del Roble

Esta sal, según tengo entendido, es una mezcla de lo deprendido por la madera, y la propia del
rocío o agua de lluvia, rica en nitritos.

www.sjarre.com Página 5
Vía Alquímica del Roble

LA TECNICA DEL ALQUIMISTA FRANCES

Esto fue lo que, en su día, me confesó el alquimista francés que hacía su amigo:

" Un hermano que conozco lo hace solamente con esa ceniza y la ayuda del sol y de la luna en diez
días. Dice que el procedimiento permite captar las dos energías. La del sol para la coagulación, y la
luna para la disolución. Un Solve et Coagula. El método es no sacar la sal de las cenizas, y
guardarlo todo para formar la piedra al blanco. El maestro que conozco lo hacía así, utiliza un
tiempo que se acerca a la lluvia, es decir, muy húmedo, y hace un gran fuego de madera, y lo
mantiene durante tiempo para llegar al blanco. Después se puede purificar con imbibiciones suaves
para obtener la piedra al blanco. Si la ceniza es grisácea habrá que hacer muchas imbibiciones
hasta el blanco. Y cuando tienen las cenizas bien blancas usa el sol y nada más para llegar al
púrpura. Mi amigo hace varios fuegos sobre la misma ceniza para que al final todo se vuelva
blanco. Se puede empezar con 500 gramos de cenizas. El agua de lluvia sirve solo para mantener la
forma de la piedra. Se utilizan gotitas. Es para obtener una superficie muy blanca y perfecta para la
cocción al sol. Se coloca agua de lluvia y expongo al sol hasta la sequedad, pongo más agua y
vuelvo a secar. Así hasta el púrpura. Según mi amigo, el primero mercurio es el agua de lluvia, el
disolvente universal de la naturaleza. Y después, la sal obtenida, es decir, las cenizas enteras, es el
segundo mercurio, el hermafrodita."

¿Verdad o fantasía?.

DE LAS CENIZAS EN GENERAL

Las cenizas, por su contenido de minerales y sales, se ha usado desde antaño para rociar los
campos y como fertilizante natural.

www.sjarre.com Página 6
Vía Alquímica del Roble

La ceniza de madera contiene una notable cantidad de calcio, esta es la característica que la
emparenta con la cal agrícola. Además, tiene fósforo, aluminio, potasio, carbonato y óxido de
magnesio. Estos componentes le dan una fuerte reacción alcalina que contrarresta los ácidos del
suelo.

En suma, contiene muchos elementos que fueron extraídos de la tierra y la atmósfera (del cielo a
la tierra y viceversa como diría Hermes) por el propio árbol el cual le ha dado origen.

Como mencioné, en algunos tratados alquímicos se afirma que hay que buscar la materia para
empezar los trabajos en donde se la desprecia, que está esparcida por todos lados, y que la
pisamos a diario.

Esto es significativo. Las cenizas están en todos lados y tiene tanto el rico como el pobre. Además
siempre se utilizó para preparar lejía y jabones, de forma artesanal, y las mujeres la utilizaban para
lavar la ropa (“trabajo de mujeres”, dice el texto antiguo, y “juego de niños”)

Ahora bien, en el Aurea Catena Homeri encontramos una explicación a las cenizas que me permito
extraer:

Pues ¿qué son las cenizas? Ellas no son otra cosa que el azufre fijo y fijado vegetal y animal,
mezclado con el polvo, la arena y otras impurezas en los hogares y en los hornos, a causa de lo cual
no puede mostrar su blancura de marfil; pero si se tomara carbón y se lo dejara enrojecer en un
pote no vidriado, al fuego de llama abierta más violento, hasta que fuese reducido a cenizas, se
vería entonces su blancura lunar y su constancia a toda prueba. Esas cenizas, o el azufre hecho de

www.sjarre.com Página 7
Vía Alquímica del Roble

carbón, no es sin embargo tan bueno como cuando aparece en su color de canela, como lo hemos
demostrado antes,color que adquiere por su propio álcali o por otro; y éste mismo no tiene tanta
fuerza como el que, con su aceite, pasa en licor de color rubí.

Por todo lo que acabamos de decir, cada uno puede ver que el ácido se transforma en aceite, el
aceite en carbón, y el carbón en sal y en cenizas; que cuanto más se hace fundir una sal o un álcali,
tanto más terrestre deviene, y tanto más deposita en su calcinación, solución y filtración, una tierra
virgen purísima, sulfurosa. Esta tierra es muy propia para fijar los principios separados antes, y
para reducirlos con ella a una piedra de la naturaleza del vidrio, y no obstante de fácil solución.
Esto es lo que es la quintaesencia perfecta, o el magisterio perfecto. Se podría reducir prontamente
toda ceniza salina a una tierra sutilísima y blanca como la nieve, arrojándola en un álcali fundido.

Lo que viene a decir que usando cenizas y llevándolas al blanco por el fuego (lo mismo que asegura
el alquimista francés que hacía), se pueden incorporar los principios que se separan del agua de
lluvia (especie de aguas destiladas muy sutiles, léase todo el tratado), que en otras palabras no es
más ni menos que mojar y secar la ceniza. Y así, se llegaría al rubí que no es otra cosa que la lapis
philosophorum mítica.

www.sjarre.com Página 8
Vía Alquímica del Roble

Por último debo decir que el roble, como toda madera dura, tiene la particularidad de generar más
cenizas que cualquier otra madera blanda, pero ambas, en mi opinión, sirven para extraer la sal o
realizar este experimento.

Es curioso, cuando menos, que el alquimista francés usara las cenizas y no la sal lixiviada. En eso
concuerda con el autor de la Cadena Dorada de Homero (Aurea Catena Homeris):

"Cuando los quimistas han quemado el carbón en cenizas, y de estas últimas han separado la sal
por lixiviación, se imaginan haber operado mejor y haber separado lo fijo, pero que vaya a una
vidrieria, vera allí que las cenizas se vuelven un cuerpo sólido que el fuego no sabría vencer; un
cuerpo regenerado, glorioso, como una piedra preciosa; y concluirán de ello, si tienen un poco de
juicio, que lo que rechazan es la parte más fija"

www.sjarre.com Página 9
Vía Alquímica del Roble

Pues bien, yo reproduje este experimento con cenizas y calor, y me cansé. No logré ni por asomo
alcanzar el púrpura. Si la piedra se logra de esta manera, todavía no lo he podido conseguir. De
modo que preferí decantarme a extraer la sal por lixiviación y usarla de imán filosófico.

www.sjarre.com Página 10
Vía Alquímica del Roble

LA EXPLICACION ALQUIMICA

Leyendo aquí y allá. Investigando y contactando con alquimistas. Pero sobre todo atando cabos,
llegué a la explicación filosófica de lo que podría suceder con las cenizas del roble y las influencias
solares.

En la Tabla Redonda de los alquimistas, encontramos este pasaje revelador:

“Este ácido universal, al que no podemos llamar sino un Nitro incorpóreo sumamente sutil..., este
Nitro espiritual o ácido universal, se vuelve gradualmente más y más material, hasta que
encuentra un principio pasivo alcalino donde se fija. Así decimos que los rayos solares de luz no
son otra cosa que un Nitro espiritual sumamente sutil que gradualmente se vuelve más y más
Nitroso conforme se aproxima a la tierra”.

En muchos tratados alquímicos afirman que hay que plantar una semilla, la del oro solar o
filosófico en una tierra apropiada que la reciba. La explicación del pasaje anterior es transparente.

www.sjarre.com Página 11
Vía Alquímica del Roble

Pero quedaría relegado a mera teoría si no fuera que Vasilius, notable alquimista español y gran
amigo mío, logró este prodigio al utilizar una tierra negra o Guhr en presencia del sol: al poco
tiempo unos cristales blancos surgieron en la superficie de la materia. Esa sal pronto fue
expandiéndose y cubriendo todo el lodazal.

Para lograrlo, utilizó dos matraces unidos por sus bocas, en un símil de lo que sucede en nuestro
planeta. Pueden encontrar fotos de sus trabajos y una excelente erudición en su impresionante
libro, ganador de un premio al mejor ensayo histórico, Alquimia: tras la Piedra filosofal.

Resumiendo.

El sol es nuestro oro, porque trae sus partículas, su origen: el nitro muy sutil de donde todo nace.
Nuestro álcali, en este caso, son las cenizas, nuestra tierra. Ya vimos tienen un alto valor álcali. Allí
fijamos el oro, plantamos la semilla. Es el trabajo del agricultor que tantos tratados señalan debe
hacerse.

En conjunto con el agua de lluvia o agua destilada (yo escogí la de lluvia de primavera), reúno el sol
(fuego) aire, tierra (cenizas) y agua, tal como indica el tratado “Instrucción de un padre a un hijo
acerca del árbol solar”:

“Nosotros también sembramos de ésta forma la semilla metálica del Oro vivo de los Sapientes en
nuestro campo así preparado, que es el Mercurio de los Sabios, a fin de producir el Árbol Solar.”

O en el tratado Gloria Mundi que dice:

www.sjarre.com Página 12
Vía Alquímica del Roble

“Estas dos siembras son características peculiares de nuestro Arte, ya que el Sol y la Luna son
nuestro grano, que ponemos en nuestra tierra como alma y espíritu, y según son el padre y la
madre, así serán los hijos que engendren”

Cyliani dice que cuando sueña junto al roble es un día de fuerte calor, que oye que cruje el árbol y
sale la ninfa celeste. Cruje, se quema, y sale su esencia blanca.

Algo semejante a lo que dice La Turba:

“Sabed, todos cuantos buscáis este Arte, que la verdadera tintura jamás se puede hacer sino es a
partir de nuestra piedra roja, y para que no eches a perder vuestras almas, ni vuestro dinero y para
que no sobrevenga tristeza a vuestros corazones, yo os aseguro, y recibidlo de mi como maestro
vuestro que soy, que si no transformáis esta piedra roja en color blanco, y si luego no la tornáis roja
de nuevo, sino hacéis de esta forma tintura de tintura, no conseguiréis nada. Ea, pues, coced esta
piedra, rompedla, quitadle su negrura por medio del cocimiento, lavadla hasta que sea blanca y
después corregirlo como se debe”

El carbón que es negro se pone rojo, luego blanco lunar si se le ha dado un buen fuego, y por
medio del arte (Solve et Coagula) se vuelve color rubí: es la piedra consumada.

Sobre la piedra o cenizas blancas, además del relato de fantasía de cenicienta, tenemos a Cyliani
que dice:

“Habiendo reunido ramas de madera seca desparramadas sobre el lugar en el que me encontraba,
las prendí fuego con la ayuda de una lente que encontré llevar sobre mí, e hice enrojecer mi lanza
casi al blanco.”

Recordemos el emblema de Tomas de Aquino y las flechas. Y las cenizas blanco lunar que
recomienda el autor de la Cadena Dorada de Homero citado precedentemente.

Además, Cyliani dice: “guárdate de servirte de otro fuego que el del cielo”.

Es decir: el sol.

“Vela humedeciendo con el rocío o la lluvia la simiente confiada a la tierra, desecándola con la
ayuda del fuego celeste, y reiterando de este modo hasta que el embrión se ha formado,
desarrollado, brotado, florecido, y llegado a su virtud multiplicativa, en fin, a la madurez de su
fruto. Es bien simple: disuelve y coagula, he ahí todo, y guárdate de servirte de otro fuego que el
del cielo.”

El autor de Gloriae Mundi también es preclaro a este respecto:

“En las cenizas se encuentra la sal, y cuantas más cenizas se quemen más ceniza proporciona.
Date cuenta que procede del fuego y vuelve al fuego, que procede de la tierra”.

Versos de Senior:

www.sjarre.com Página 13
Vía Alquímica del Roble

“Las águilas hablan de éste árbol

Con su plumaje quemado,

Desnudas, caen sobre la tierra

Cuando han recuperado sus plumas,

Quedan sometidas al sol y a la luna”

Set, hijo de Adán, dice en boca del autor de Gloriae Mundi:

“Sabed, hijos míos, que cuanto más se cueza el ácido por medio de nuestro Arte y se reduzca a
cenizas, más sustancia se extraerá y se convertirá en un cuerpo blanco. Si lo cueces bien y lo liberas
de toda negrura, se convierte en una piedra que se llama piedra blanca hasta que es molida.
Disuélvela en saliva bien templada y su blancura pronto se transformará en rojura. Todo el proceso
se efectúa por medio de este ácido potente y por el poder de Dios” (RA: SOL)

En suma, todos recomiendan hacer como efectuó el alquimista francés. No hay más oscuridad al
secreto. Pero cuando lo hice no me funcionó. Y pasé varios meses haciéndolo. La materia no acusó
cambio alguno.

EL PROCEDIMIENTO PRÁCTICO

Ayer 5 de abril de 2015 prendí fuego varias ramas de roble para obtener sus cenizas bien blancas.
Hacía frio y el día era ventoso, demasiado viento diría. La luna llena brillaba en lo alto. Obtuve tras
algún tiempo, estos carbones. Pero decidí llevarlo al blanco durante el día, para observar mejor el
proceso a la claridad del día.

Lo que si noté en la noche es como las ramas se encendían con el soplete y que me recordaron
escamas (¿del dragón?) siendo inundadas por un fuego interior y resplandeciendo a medida que la
llama pasaba sobre ellas.

Algunas fotos de este proceso.

www.sjarre.com Página 14
Vía Alquímica del Roble

www.sjarre.com Página 15
Vía Alquímica del Roble

Como en mi sistema no pienso sacar la sal de las cenizas, y me interesan sobre todo las cenizas
nada más, como tierra fecunda al oro solar, pues con esta poca cantidad debe servirme.

Eso pienso, ya lo veremos.

Ayer 9 de abril de 2015 volví a quemar el carbón de roble que produje días atrás. Tras darle un
buen tiempo con el soplete, sobre una parrilla de aluminio, el resultado ha sido una reducción
grande del carbón en cenizas, pero todavía negras/grises.

www.sjarre.com Página 16
Vía Alquímica del Roble

Estas son algunas imágenes:

Y el resultado, tras pisarlo con un mortero:

www.sjarre.com Página 17
Vía Alquímica del Roble

Y tras pulverizarlo lo más finamente posible:

www.sjarre.com Página 18
Vía Alquímica del Roble

Aquí tengo mi tierra negra, que quería fuera blanca. De modo que hoy intentaré llevar el polvo al
blanco con el soplete introduciéndolo en un crisol de porcelana. Veremos qué sucede porque ayer
el mortero de porcelana donde inicie estos trabajos no resistió la temperatura y se partió en
medio.

El tema es que si le doy fuego en un recipiente muy abierto, la potencia del soplete disipará las
cenizas grises /blancas ya que estás al formarse quedan muy sutiles y se esfuman al menor viento.

20 de abril

Tras algunas reflexiones y demoras, he pensado realmente lo que sucede con el Roble. Analizando
lo propuesto por Cyliani y Recreaciones Herméticas, comparado con lo propugnado por La cadena
dorada de Homero, he llegado a la conclusión que existen dos vías con el Roble: la húmeda y la
seca.

La que estaba por emprender, desde el punto de vista teórico esgrimido antes, es la vía seca.

Es una vía violenta, con fuego, altas temperaturas. No dispongo de lugar ni equipo adecuado para
realizarla. Por lo que, si llegaba al blanco con estas cenizas, iba a resultarme inútil continuar para
posteriores evoluciones de la piedra.

Por el contrario, puedo emprender la vía húmeda de Cyliani. Utilizando la sal que tienen las
cenizas del Roble, el Carbonato de Potasio; el cual atrae y es receptivo al Espíritu Mundi.

El Agua la obtuve tiempo atrás: es espesa, como coagulada, y quema las manos más que mojarla.
Es un Agua/fuego o, como bien indica Recreaciones Herméticas: un Agua ígnea.

www.sjarre.com Página 19
Vía Alquímica del Roble

De modo que lo que ahora haré es: sacar la sal de las cenizas. Secarla al sol. En la noche de luna
llena recoger abundante Spiritu Mundi.

www.sjarre.com Página 20
Vía Alquímica del Roble

El resultado de estos trabajos es esta sal:

www.sjarre.com Página 21
Vía Alquímica del Roble

Y aquí purificada:

Esta sal es bastante higroscópica, sin ser algo asombroso como otras sales.

Pero lo que sí forma, cuando se la extrae de las cenizas y se expone al aire, es un líquido oscuro,
tipo lejía, bastante jabonoso o grasoso.

Esa agua oscura es el Disolvente que muchos alquimistas unen al oro y extraen así su piedra
filosofal.

www.sjarre.com Página 22
Vía Alquímica del Roble

www.sjarre.com Página 23
Vía Alquímica del Roble

Yo hice la prueba de añadirle Pan de Oro, y quizá haya preparado mal la mezcla, pero el oro ni se
inmutó.

Es probable que el Carbonato de Potasio haya sido poco, o que no hubiera atraído el Fuego
Celeste o rocío como es debido. El resultado es que ahí quedó la materia del oro flotando por
semanas.

www.sjarre.com Página 24
Vía Alquímica del Roble

Continúo experimentando con esta vía. Por aquí puede estar un notable secreto.

www.sjarre.com Página 25