Вы находитесь на странице: 1из 10

UNIVERSIDAD CATÓLICA DEL NORTE

FACULTAD DE INGENIERÍA Y CS. GEOLÓGICAS


DEPARTAMENTO DE INGENIERÍA METALÚRGICA

LABORATORIO Nº 2
LEY DE STOKES

ASIGNATURA : Laboratorio de Operaciones Unitarias de Pulpa.


PROFESOR : Juan Figueroa Ordenes.
AYUDANTE S : Natacha Jiménez – Karla Ulloa.

OBJETIVOS:

• Caracterizar el comportamiento de partículas en condiciones de sedimentación libre.


• Realizar pruebas de sedimentación.

INTRODUCCIÓN:

Los métodos mas utilizados para procesar minerales requieren que el mineral se
encuentre mezclado con agua. Una vez obtenido el producto (concentrado, relave o residuo en
general) es necesario separar los sólidos del fluido.

Tanto el concentrado que va hacia la etapa de fundición o el que se vende como


producto tal, interesa que contenga una cantidad mínima de agua para reducir los costos de
combustible y el de transporte respectivamente.

La eliminación del agua del concentrado se realiza mediante espesamiento, la filtración


y el secado. La eficiencia del espesamiento se mide, en este caso, a través del porcentaje de
sólido logrado en la descarga, el que debe ser el máximo posible. Para la filtración y el secado
la humedad debe ser mínima.

La sedimentación es la remoción de partículas sólidas que se encuentran suspendidas


en un líquido, mediante decantación gravitacional.

La sedimentación es el proceso por el cual el material sólido, transportado por una


corriente de agua, se deposita en el fondo de un dispositivo construido especialmente para tal
fin. Toda corriente de agua, caracterizada por su caudal, tirante de agua, velocidad y forma de
la sección tiene una capacidad de transportar material sólido en suspensión. El cambio de
alguna de estas características de la corriente puede hacer que el material transportado se
sedimente

El proceso de sedimentación está gobernado por la ley de Stokes, que indica que las
partículas sedimentan más fácilmente cuando mayor es su diámetro, su peso específico
comparado con el del líquido, y cuando menor es la viscosidad del líquido. Por ello, cuando se
quiere favorecer la sedimentación se trata de aumentar el diámetro de las partículas, haciendo
que se agreguen unas a otras, proceso denominado coagulación y floculación.
Las operaciones de este tipo se pueden dividir en espesamiento y clarificación. Aunque
se tratan de procesos en los cuales están en juego los mismos principios, éstos tienen objetivos
totalmente distintos.

El espesamiento tienen por objetivo principal el de aumentar la concentración de


sólidos en la pulpa de descarga, en tanto que la clarificación o decantación provoca la
remoción de partículas sólidas desde flujos relativamente diluidos.

Entonces se denomina espesamiento a la operación de separar, mediante el mecanismo


de sedimentación, parte del agua de una suspensión, de modo de obtener por una parte una
pulpa de mayor concentración de sólidos en la descarga y por la otra un flujo de agua clara.

Teoría de sedimentación:

El concepto de densidad de partículas en suspensiones fundamental en la operación de


espesamiento, por cuanto es la base de este proceso y debe analizarse en detalle.

Una partícula sólida, aislada, en un fluido de menor densidad, tiende a caer


aumentando su velocidad hasta llegar a una velocidad de equilibrio entre las fuerzas de
gravedad y las fuerzas de resistencia del fluido. Esta velocidad de equilibrio se denomina
velocidad de sedimentación.

La velocidad de sedimentación es función del diámetro de la partícula que sedimenta


(d), el peso relativo entre el sólido y el fluido (s) y la viscosidad del fluido (μ). Si W representa
la velocidad de sedimentación, entonces:

W= W(d,s,μ)

Además, dependiendo de las características del fluido y de la velocidad de


sedimentación, es posible que las partículas sólidas decanten en régimen laminar o turbulento.

Para una esfera de densidad ρs, el equilibrio entre el peso aparente y los esfuerzos de
arrastre son los siguientes:

Peso aparente: Pa= (1/6)*∏d3*(ρs-ρl)*g

Fuerza de arrastre: Fd= (1/4)cd∏d2*(ρl/2)*w2

Igualando estas expresiones se puede obtener la formula general de la velocidad de


sedimentación:

1 4
W  * * d * g * ( s  1)
Cd 3

Cd: coeficiente de arrastre g: aceleración de gravedad s: densidad relativa

Para el caso de un flujo de sedimentación muy lento, partículas muy pequeñas y/o
livianas, existe una solución analítica dada por la ecuación de Stokes.

En el caso mencionado anteriormente, la velocidad de sedimentación se calcula de


acuerdo a la siguiente expresión:

1 (d 2 * g * ( s  1))
W  ( )*
18 

υ: viscosidad cinemática.

Experimentalmente, se comprueba que la ley de Stokes, es valida solo para Re<0,1. El


error sin embargo todavía es pequeño para Re<2. Para valores mayores de Re, estas
ecuaciones no son aplicables. Dado que no existen soluciones analíticas para Re>2, debe
recurrirse a observaciones empíricas.
Correlaciones aproximadas que pueden usarse son las siguientes:

Régimen de transición: Cd= 18,5Re 0,6 valida para 2<Re<5*102

Régimen turbulento: Cd= 0,44 valida para 5*102<Re<2*105
Podemos aproximar la forma de las partículas a las de una esfera, con lo cual se puede
realizar un balance de fuerzas:

 Fuerza de gravedad: Fg= M*g

 Fuerza de empuje: Fe= ρf*Vp*g

 Fuerza de arrastre: Fd= -6*π*μ*R*w(t) (1) fuerza de arrastre de una esfera.

Donde: μ es la viscosidad, R el radio de la partícula y w(t) la velocidad de caída.

La fuerza de empuje está dada por el principio de Arquímedes.


La forma adimensional de la fuerza hidrodinámica (Fza de arrastre) es conocida como
coeficiente de arrastre Cd.

Coeficiente de arrastre: Cd= Fd / ((1/8)*ρf*π*w2*d2)

Inicialmente no existe un equilibrio de fuerzas y de acuerdo a la ley de Newton la


partícula acelera. Cuando la partícula se pone en movimiento aparece la fuerza hidráulica (o de
arrastre).

Aceleración inicial: R1: a(t)= (Δρ/ρp)*g – ((18μ)/(ρp*d2))*w(t)

Velocidad Terminal: R2: w= u∞= (2/9)*( Δρ*R2*g)/ μ;

u∞= ((8/3*Cd)*R*g*(( ρs/ ρf)-1))1/2
La ecuación a(t) representa la dinámica de sedimentación gravitacional, a partir de ella
obtenemos:

w(t)= ((Δρ*d2*g)/( 18μ))*(1- EXP(-(18μ*t)/( ρsd2)))

Ley de Stokes:

La ley de Stokes se refiere a la fuerza de fricción experimentada por objetos esféricos


moviéndose en el seno de un fluido viscoso en un régimen laminar de bajos números de
Reynolds. En general la ley de Stokes es válida en el movimiento de partículas esféricas
pequeñas moviéndose a velocidades bajas.

La ley de Stokes puede escribirse como:

Fr = 6πRην ,

donde R es el radio de la esfera, ν su velocidad y η la viscosidad del fluido.

La condición de bajos números de Reynolds implica un flujo laminar lo cual puede


traducirse por una velocidad relativa entre la esfera y el medio inferior a un cierto valor crítico.
En estas condiciones la resistencia que ofrece el medio es debida casi exclusivamente a las
fuerzas de rozamiento que se oponen al deslizamiento de unas capas de fluido sobre otras a
partir de la capa límite adherida al cuerpo. La ley de Stokes se ha comprobado
experimentalmente en multitud de fluidos y condiciones.

Si las partículas están cayendo verticalmente en un fluido viscoso debido a su propio


peso puede calcularse su velocidad de caída o sedimentación igualando la fuerza de fricción
con el peso aparente de la partícula en el fluido.

donde:

Vs es la velocidad de caída de las partículas (velocidad límite)


g es la aceleración de la gravedad,
ρp es la densidad de las partículas y
ρf es la densidad del fluido.
η es la viscosidad del fluido.
La ecuación del movimiento será, por tanto:

Conceptos importantes:

Floculación: La floculación es un proceso químico mediante el cual, con la adición de


sustancias denominadas floculantes (compuestos orgánicos y pueden ser naturales o
sintéticos). Por su longitud de cadena se fijan a las partículas sólidas y tienden a atrapar a las
partículas más próximas (sustancias coloidales presentes en el agua) creando puentes, con lo
cual suprimen el movimiento aislado de las partículas facilitando de esta forma
su decantación y posterior filtrado.

Entonces, la floculación es la aglomeración de partículas desestabilizadas en


microflóculos y después en los flóculos más grandes que tienden a depositarse en el fondo de
los recipientes construidos para este fin, denominados sedimentadores.

El proceso de floculación es precedido por la coagulación, por eso muchas veces se


habla de los procesos de coagulación-floculación. Estos facilitan la retirada de las sustancias
en suspensión y de las partículas coloidales.

Coagulación: La coagulación es la desestabilización de las partículas coloidales causadas por


la adición de un reactivo químico llamado coagulante el cual, neutralizando sus cargas
electrostáticas, hace que las partículas tiendan a unirse entre sí; produce la unión de las
partículas por adhesión de unas a otras. Entre las partículas existen fuerzas de atracción
(fuerzas de Van der Vaals) que son eficaces cuando ellas están muy próximas. Normalmente la
adhesión, debido a estas fuerzas es impedida por la presencia alrededor de cada partícula de
carga eléctrica que genera una repulsión al aproximarse unas partículas a otras.
Los factores que pueden promover la coagulación-floculación son el gradiente de la
velocidad, el tiempo y el pH. El tiempo y el gradiente de velocidad son importantes al
aumentar la probabilidad de que las partículas se unan y da más tiempo para que las partículas
desciendan, por efecto de la gravedad, y así se acumulen en el fondo. Por otra parte el pH es
un factor prominente en acción desestabilizadora de las sustancias coagulantes y floculantes.
La solución floculante más adaptada a la naturaleza de las materias en suspensión con
el fin de conseguir aguas decantadas limpias y la formación de lodos espesos se determina por
pruebas, ya sea en laboratorio o en el campo.
En la minería, los floculantes utilizados son polímeros sintéticos de alto peso
molecular, cuyas moléculas son de cadena larga y con gran afinidad por las superficies sólidas.
Estas macromoléculas se fijan por adsorción a las partículas y provocan así la floculación por
formación de puentes interpartículas.

Viscosidad: es la oposición de un fluido a las deformaciones tangenciales. Un fluido que no


tiene viscosidad se llama fluido ideal, en realidad todos los fluidos conocidos presentan algo
de viscosidad, siendo el modelo de viscosidad nula una aproximación bastante buena para
ciertas aplicaciones.

En los líquidos, el pequeño rozamiento existente entre capas adyacentes se


denomina viscosidad. Es su pequeña magnitud la que le confiere al fluido sus peculiares
características; así, por ejemplo, si arrastramos la superficie de un líquido con la palma de la
mano como hacíamos con la goma de borrar, las capas inferiores no se moverán o lo harán
mucho más lentamente que la superficie ya que son arrastradas por efecto de la pequeña
resistencia tangencial, mientras que las capas superiores fluyen con facilidad. Igualmente, si
revolvemos con una cuchara un recipiente grande con agua en el que hemos depositado
pequeños trozos de corcho, observaremos que al revolver en el centro también se mueve la
periferia y al revolver en la periferia también dan vueltas los trocitos de corcho del centro; de
nuevo, las capas cilíndricas de agua se mueven por efecto de la viscosidad, disminuyendo su
velocidad a medida que nos alejamos de la cuchara.

Cabe señalar que la viscosidad sólo se manifiesta en fluidos en movimiento, ya que


cuando el fluido está en reposo adopta una forma tal en la que no actúan las fuerzas
tangenciales que no puede resistir.

La viscosidad de un fluido puede medirse por un parámetro dependiente de la temperatura


llamado coeficiente de viscosidad o simplemente viscosidad:

 Coeficiente de viscosidad dinámico, designado como η o μ. En unidades en el SI: [µ] =


[Pa·s] = [kg·m-1·s-1] ; otras unidades:

1 Poise = 1 [P] = 10-1 [Pa·s] = [10-1 kg·s-1·m-1]

 Coeficiente de viscosidad cinemática, designado como ν, y que resulta ser igual al


cociente del coeficiente de viscosidad dinámica entre la densidad ν = μ/ρ. (En unidades
en el SI: [ν] = [m2.s-1]. En el sistema cegesimal es el Stoke (St).
PROCEDIMIENTO:

Etapa I:

A. Determinar el comportamiento en caída libre de una bolita en cuatro tipos de fluidos de


distintas viscosidades.
Características:

Tubos de acrílico de 50 cm. Bolitas de


acero de 5 mm de diámetro. Marco de
acrílico de soporte. Cuatro válvulas de
mariposa. Líquidos utilizados:
• Agua
• Vaselina
• Glicerina
• Aceite de automóvil
Se invierten las tuberías dejando solo una válvula abierta y se cronometra el tiempo en
que la bolita se demora en efectuar el recorrido, se repite 5 veces el procedimiento, luego se
hace lo mismo con los otros fluidos. Se calcula la velocidad y viscosidad.

Ejemplo de tabla de datos:

(Pascal *s) (Pascal *s)


Tiempo Distancia Velocidad ρFluido ρ Bolita Radio Viscosidad Viscosidad %
(cm) (cm/s) Bolita (cm) real teórica Error
(s) (g/cc) (g/cc)
41.7 7,88 0,25

Fluido Densidad (g/cc)


Agua 1,00
Vaselina 0,90
Glicerina 1,26
Aceite de automóvil 0,88

vis cos idad _ teorica  vis cos idad _ real


% Error  *100
vis cos idad _ teorica
Etapa II:

Sedimentación

Se prepara una solución madre de floculante SNF 200 AL 1 %. De ella se toman 20


ml y se diluye nuevamente en una nueva solución en 500 ml de agua.

Preparar pulpas a un 20 y 10 % en sólido y luego adicionar floculante en


diferentes dosificaciones.

Dosificación 10 % de 30%de
sólido sólido
(gpt)
10
20
30

Determinar velocidad de sedimentación.

Además de preparar pulpas al 10 y 20% de sólido sin floculante para conocer su


velocidad de sedimentación

INFORMAR:

- Tabla completa con los resultados de las mediciones de la Ley de Stokes.

- Buscar viscosidad teórica de los fluidos en estudio para completar tabla.

- Deberá realizar un análisis de los datos obtenidos en el laboratorio,


buscando la mejor dosificación de floculante en las pulpas.

- Identificar la velocidad resedimentación para cada una de las pulpas.