Вы находитесь на странице: 1из 2

Índice de Masculinidad: ¿afecta a nuestro comportamiento?

El índice de masculinidad, el ratio de masculinidad o el ratio de sexos expresa la


razón de hombres frente a mujeres en un determinado territorio, sociedad o grupo
cualquiera. Este índice calculado en base a la población humana mundial parece
mantenerse en un cierto equilibrio (aunque, como vimos, la naturaleza crea mujeres
por defecto), cercano a una proporción 1:1, por razones que aún se tratan de
concretar.

Rosa: países con un índice de masculinidad menor que 1 (más mujeres que hombres). Azul: países
con un índice de masculinidad mayor que 1 (más hombres que mujeres). Verde: países con un índice
de 1. Gris: sin datos.

Consecuencias económicas de demasiados hombres


El índice de masculinidad no sólo parece afectar a nuestro comportamiento
reproductivo sino como individuos que ejercen actividades tan artificiales como las
económicas.
Existe correlación positiva entre el índice de masculinidad y variables tales como:

 La cantidad de deuda. A mayor índice de masculinidad en una ciudad


(exceso de hombres frente a mujeres), mayor nivel de deuda individual.
 Número de tarjetas de crédito. A mayor índice de masculinidad en una ciudad
(exceso de hombres frente a mujeres), mayor número de tarjetas de crédito.
 Recompensa inmediata pequeña vs. Recompensa grande demorada. A
mayor índice de masculinidad percibido (exceso de hombres frente a
mujeres), mayor elección de recompensas inmediatas por parte de los
hombres.
 Cantidad de ahorro. A mayor índice de masculinidad percibido (exceso de
hombres frente a mujeres), los hombres ahorraron un 40% que en
situaciones de “menor masculinidad”.
 Préstamos solicitados. A mayor índice de masculinidad percibido (exceso de
hombres frente a mujeres), los hombres solicitaron préstamos un 80%
mayores que en situaciones de “menor masculinidad”.
 Expectativas de gasto. A mayor índice de masculinidad percibido (exceso de
hombres frente a mujeres), más gasto se espera de los hombres en
situaciones relacionadas con el acceso a una pareja (por ejemplo, cena en
un restaurante romántico, regalo de San Valentín, etc.)

A todo esto se le denomina o bien se le conoce como “impulsividad económica” y


“deseo de acceso a recursos económicos“. Cuanto mayor es el número de hombres
frente al número de mujeres, el comportamiento económico se vuelve más
impulsivo. Esta impulsividad puede considerarse una competitividad incrementada
entre los hombres para aumentar sus posibilidades de acceso a una pareja
reproductiva.
¿Hombres corren más riesgos que las mujeres?
El Instituto dio a conocer que en México fallecen 132.5 hombres por cada 100
mujeres; en el grupo de 20 a 34 años, está sobre mortalidad es de 339.9
defunciones masculinas por cada 100 mujeres. En los varones las agresiones
(28.5%), los accidentes de transporte (17%) y las lesiones auto infligidas
intencionalmente (7.2%), son las tres principales causas de muerte, todas ellas
catalogadas como violentas y en conjunto representan más de la mitad (52.7%) de
las defunciones acontecidas en este grupo de población. Por su parte, el monto de
las defunciones en la población femenina es tres veces menor a la de los hombres,
aunque con el mismo cuadro epidemiológico de fallecimiento en las tres primeras
causas de muerte: 11% fallece por agresiones, 10.2% por accidentes de transporte
y 6.1% por lesiones auto infligidas intencionalmente.
De acuerdo con los registros administrativos de 2013 del INEGI, las principales
causas de muerte de los hombres de 60 años y más son las enfermedades
isquémicas del corazón (17.3%), la diabetes mellitus (15.3) y las enfermedades
crónicas de las vías respiratorias inferiores (6.5), las cuales están dentro de las tres
primeras causas de muerte.
En las mujeres, la principal causa de muerte se debe a la diabetes mellitus (18.3%)
y le siguen las enfermedades isquémicas del corazón (16.1) y las enfermedades
cerebrovasculares (7.4%)