Вы находитесь на странице: 1из 30
´ DEPARTAMENTO DE MATEM ATICA APLICADA ´ FACULTAD DE INFORM ATICA ´ UNIVERSIDAD POLIT ECNICA

´

DEPARTAMENTO DE MATEM ATICA APLICADA

´

FACULTAD DE INFORM ATICA

´

UNIVERSIDAD POLIT ECNICA DE MADRID

EL TEOREMA INTEGRAL DE CAUCHY

Y

ALGUNAS DE SUS CONSECUENCIAS

Contenidos

1 Introducci´on

2

2 G´enesis hist´orica

4

3 Preliminares

6

3.1 Integrales sobre intervalos reales

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

6

El concepto de integral y propiedades

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

7

3.2 Curvas y contornos en C

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

9

Equivalencia de curvas y contornos orientados

 

9

Longitud de contorno

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

9

4 Integrales de contorno en C

 

11

4.1 El concepto de integral de contorno

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

11

Independencia de la parametrizaci´on

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

11

Relaci´on con la integral curvil´ınea real

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

11

4.2 Propiedades

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

12

4.3 Independencia del camino de la integral. Primitivas

 

12

5 El teorema integral de Cauchy

 

14

5.1 El teorema integral de Cauchy-Goursat

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

14

5.2 El teorema de Cauchy-Goursat y dominios m´ultiplemente conexos

.

.

.

.

.

.

.

21

6 Consecuencias del teorema integral de Cauchy

 

23

6.1 La f´ormula integral de Cauchy

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

23

 

´

6.2 Teorema de Liouville y el teorema fundamental del Algebra

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

25

6.3 El teorema del valor medio de Gauss y el principio del m´odulo m´aximo

 

26

7 Bibliograf´ıa

29

1

1 Introducci´on

En esta lecci´on se tratan los fundamentos de la integraci´on en el campo complejo, y es el

objetivo principal del tema la presentaci´on y deducci´on del teorema integral de Cauchy, as´ı

como el an´alisis de algunas de sus principales consecuencias.

El teorema de Cauchy es uno de los resultados principales en la teor´ıa de las funciones

anal´ıticas. Sin precedentes en el campo real, establece que la integral, sobre un contorno

cerrado, de una funci´on holomorfa sobre la trayectoria de dicho contorno y su componente

interior, es nula. Las consecuencias que de ´el se derivan son sorprendentes y marcan defini-

tivas distancias con el an´alisis real. En el an´alisis real, si se considera la teor´ıa de campos

vectoriales, que es donde se enmarcan las integrales de funciones sobre curvas, este resultado

no tiene contrapartida pues, en general, la integral sobre contornos cerrados de campos di-

ferenciales no es nula; s´olo una clase de funciones especiales lo verifican: las que admiten

funci´on potencial. La diferencia entre ambos casos, real y complejo, sin duda hay que buscarla

en las ecuaciones de Cauchy-Riemann, no en vano, una funci´on holomorfa en un dominio no

s´olo verifica que sus partes real e imaginaria son diferenciables, sino que tambi´en verifica las

mencionadas ecuaciones. Este hecho queda patente si se utiliza el teorema de Green-Riemann

en la demostraci´on del teorema integral de Cauchy.

No obstante, s´ı se puede establecer una analog´ıa entre el comportamiento de las funciones

holomorfas y campos gradientes, los que admiten funci´on potencial, respecto a la integraci´on,

como se recoge en los siguientes cuadros.

Teor´ıa de funciones complejas

C dominio simplemente conexo, γ contorno cerrado en Ω f : Ω C holomorfa

γ f (z) dz = 0

Teor´ıa de campos vectoriales

R 2 dominio simplemente conexo, γ contorno cerrado en Ω

f : Ω R 2 campo gradiente

γ f(s) · ds = 0

2

Introducci´on

3

Otro enfoque que tambi´en permite establecer cierta analog´ıa con el caso real es el propor-

cionado por el teorema fundamental del C´alculo. En efecto, el teorema de Cauchy establece

tambi´en un teorema fundamental para el c´alculo complejo, pero hay que exigir una hip´otesis

m´as fuerte que en el caso real, se pide holomorf´ıa frente a la continuidad para las funciones

reales. Esta relaci´on se recoge en los siguientes cuadros.

Teor´ıa de funciones complejas

f : Ω C holomorfa, Ω C dominio simplemente conexo

F : Ω C primitiva de f

Teor´ıa de funciones reales

f : I R continua, I R intervalo

F : I R primitiva de f

2 G´enesis hist´orica

Las primeras integraciones en las regiones imaginarias fueron publicadas en 1813 por S. D.

´

Poisson (matem´atico franc´es, profesor en la Ecole Polytchnique). Sin embargo las primeras

investigaciones sistem´aticas de c´alculo integral en el plano complejo fueron hechas por Cauchy

en los dos tratados M´emoire sur les int´egrales d´efinies y M´emoire sur les int´egrales d´efinies,

prises entre des limites imaginaire. El primer trabajo fue presentado a la Academia de Par´ıs el

22 de Agosto de 1814 pero pasado para impresi´on en M´emoires pr´esent´e par divers Savants `a

l’Acad´emie royale des Sciences de l’Institut de France el 14 de septiembre de 1825 y publicado

en 1827. El segundo, trabajo m´as corto, apareci´o como un documento especial (magistral

m´emoire) en Par´ıs en 1825. Este documento ya contiene el teorema de la integral de Cauchy

y est´a considerado como la primera exposici´on de teor´ıa de funciones cl´asica. La publicaci´on

de este trabajo cl´asico ocurri´o de una manera muy extra˜na. Sali´o pronto de imprenta pero no

fue reimpreso hasta 1874/75, mucho tiempo despu´es de que Riemann y Weierstrass hubieran

creado sus propias teor´ıas de funciones, y lo hizo como “M´elanges” en Bull. Sci. Math. Astron

7 (1874), 265-304, junto con dos continuaciones en el volumen 8(1875), 43-55 y 148-159. En

su libro La vie et les travaux du baron Cauchy (Par´ıs, 1868 en 2 vol´umenes; reimpreso: Par´ıs,

Blanchard, 1970) Valson, el alumno y bi´ografo de Cauchy, alaba su trabajo, que de hecho para

1869 ya marcaba ´epoca: “Esta memoria se puede considerar el trabajo m´as importante de

Cauchy y la gente con reconocimiento no duda en compararla a cualquiera de los logros m´as

hermosos de la mente humana en el dominio de las ciencias” 1 .

Por otra parte, sorprende que en los 27 vol´umenes de Œuvres compl`etes d’Augustin Cauchy

que la Academia Francesa de Ciencias public´o entre 1882 y 1974 (primeras series con 12

vol´umenes, segundas series con 15 vol´umenes) este trabajo particular de Cauchy no apareciera

hasta 1958 y en forma abreviada (pp. 57-65, Vol. 2 de segundas series), apareciendo completo

en 1974 en el ultimo´ volumen de las segundas series (pp. 41-89).

Cauchy formul´o su teorema para los bordes de un rect´angulo:

“Pensamos ahora en la funci´on f (x + iy) como finita y continua siempre que x

permanezca entre los l´ımites x 0 y X e y entre los l´ımites y 0 e Y . Entonces se

1 Traducido del franc´es

4

G´enesis hist´orica

5

prueba f´acilmente que el valor de la integral

X+iY

x 0 +iy o

T

f (z)dz =

t

0

[ϕ (t) + (t)]f [ϕ(t) + (t)]dt

es independiente de la naturaleza de las funciones x = ϕ(t), y = χ(t)”.

Es sorprendente que Cauchy s´olo supon´ıa que la funci´on f era finita y continua pero en

la prueba use, sin m´as consideraciones, la existencia de la continuidad de f . Esto refleja la

convicci´on, volviendo a la tradici´on de Euler y tambi´en mantenida por Cauchy - al menos en

los primeros d´ıas de su trabajo - que las funciones continuas son ineludiblemente dadas por

expresiones anal´ıticas y son por eso diferenciables de acuerdo a las reglas del c´alculo diferencial.

Cauchy prueba el Teorema Integral mediante m´etodos del c´alculo de variaciones: reemplaza

las funciones ϕ(t), χ(t) por funciones “vecinas” ϕ(t)+ εu(t), χ(t)+ εv(t) donde u(t 0 ) = v(t 0 ) =

u(T ) = v(T ) = 0, y determina la “variaci´on de la integral” desarrollando mediante potencias

ascendentes de ε

´

Edouard Goursat (1858-1936, matem´atico franc´es, miembro de la Academia de las Cien-

cias) comunic´o su prueba a Hermite en una carta en 1883 (publicada como “D´emonstration

du Th´eor`eme de Cauchy”, Acta Math. 4(1884), 197-200). En ella emplea rect´angulos en vez

de tri´angulos y expresamente usa la continuidad de la derivada. Aunque pronto reconoci´o que

esta hip´otesis era superflua en su demostraci´on. Goursat consider´o regiones G con fronteras

bastante generales y aplic´o su m´etodo de bisecci´on tambi´en a rect´angulos que en parte so-

bresal´ıan de G. Las dificultades t´ecnicas que esto ocasionaba fueron comentadas en 1901 por

Alfred Pringsheim (1850-1941), que demostr´o utilizando tri´angulos. Por medio de su prueba

del “tri´angulo” Pringsheim esencialmente simplific´o el m´etodo de prueba de Goursat y le dio

la elegante forma final que ha tenido hasta hoy en d´ıa. La variante tri´angulo tambi´en tiene

la ventaja econ´omica que produce la teor´ıa integral para regiones estrella inmediatamente,

mientras que la versi´on rect´angulo no puede hacer esto.

3 Preliminares

Para poder introducir la teor´ıa de integraci´on de funciones complejas de variable compleja ser´a

necesario referirnos a conjuntos “unidimensionales” del plano complejo, esto es, a curvas, y se

definir´a la integral de una funci´on definida sobre curvas de C. Por lo tanto, antes de introducir

el concepto de integral, comentaremos someramente algunas puntos de inter´es sobre curvas en

el plano complejo.

Por otra parte, tambi´en ser´a necesario introducir, previamente, la integraci´on de funciones

complejas de variable real, que es un primer paso en la generalizaci´on del concepto de integral

al campo complejo. Ambas cuestiones ser´an tratadas en esta primera secci´on preliminar.

3.1 Integrales sobre intervalos reales

La primera extensi´on del concepto de integral en el campo complejo se hace de forma natural

para funciones complejas de variable real. Despu´es ya se podr´a extender la definici´on a inte-

grales de funciones complejas de variable compleja sobre caminos o contornos, que incorpora

la anterior definici´on en su c´alculo final.

Comenzamos, por tanto, introduciendo las funciones complejas de variable real y algunas

definiciones y propiedades b´asicas.

Definici´on 3.1. Sea ω : I C una funci´on con valores complejos definida sobre un intervalo

I R. Se dice que ω es continua si lo son su parte real (ω) y su parte imaginaria (ω).

An´alogamente, ω es derivable, o diferenciable, en t 0 I si lo son (ω) y (ω), siendo su

derivada ω (t 0 ) = ( (ω)) (t 0 ) + i( (ω)) (t 0 ). Si ω es diferenciable con continuidad en I y

adem´as ω (t)

= 0 para todo t I, entonces se dice que la funci´on es suave en I.

Muchas de las propiedades de las funciones reales se trasladan sin dificultad a este tipo de

funciones complejas. As´ı, las reglas de derivaci´on (suma, producto y cociente) tienen id´entica

formulaci´on que en el caso real. Tambi´en se puede establecer una regla de la cadena como sigue

e ilustra la siguiente figura: Si ω : I D C es derivable en t 0 y f : D C es holomorfa en

ω(t 0 ), entonces f ω es derivable en t 0 y

(f ω) (t 0 ) = f (ω(t 0 ))ω (t 0 )

6

Preliminares

7

Preliminares 7 Sin embargo, no todas las propiedades de las funciones reales se mantienen. As´ı, por

Preliminares 7 Sin embargo, no todas las propiedades de las funciones reales se mantienen. As´ı, por

Preliminares 7 Sin embargo, no todas las propiedades de las funciones reales se mantienen. As´ı, por
Preliminares 7 Sin embargo, no todas las propiedades de las funciones reales se mantienen. As´ı, por

Sin embargo, no todas las propiedades de las funciones reales se mantienen. As´ı, por

ejemplo, no es aplicable el teorema del valor medio. En efecto, basta considerar la funci´on

ω(t) = e it definida en el intervalo [0, 2π], ya que ω(2π) ω(0) = 0 y ω (t)

valor de t.

= 0 para cualquier

Definici´on 3.2. Se dice que ω : I C es continua a trozos en el intervalo I R si existe una

, n1,

y adem´as existen los l´ımites laterales de ω en los extremos de los intervalos de la partici´on. De

forma an´aloga, ω es diferenciable (respectivamente, suave) a trozos si existe una partici´on del

intervalo I de manera que ω es diferenciable (respectivamente, suave) en los intervalos abiertos

determinados por la partici´on, y existen los l´ımites laterales de ω en los extremos de dichos

intervalos.

partici´on t 0 < t 1 <

< t n de I de manera que ω | (t i ,t i+1 ) es continua para cada i = 0,

El concepto de integral y propiedades

Definici´on 3.3. Dada ω : [a, b] C continua a trozos sobre el intervalo [a, b], se define la

integral de ω en [a, b] como

Reglas de c´alculo

a

b

ω(t) dt =

a

b

(ω(t)) dt + i

a

b

(ω(t)) dt.

Si ω y σ son funciones complejas continuas a trozos sobre [a, b], y z 0 C, se comprueban

f´acilmente las siguientes propiedades:

Linealidad:

a

b

(ω + σ)(t) dt =

a

b

ω(t) dt +

a

b

σ(t) dt

e

a

b

z 0 ω(t) dt = z 0

a

Aditividad: Si c [a, b],

a

b

ω(t) dt =

a

c

ω(t) dt + b ω(t) dt.

c

Cambio de sentido:

a

b

ω(t) dt = a ω(t) dt.

b

a

b

ω(t) dt =

a

b

(ω(t)) dt

y

a

b

ω(t) dt =

a

b

(ω(t)) dt.

b

ω(t) dt.

Preliminares

8

Acotaci´on

Si ω : [a, b] C es continua a trozos, entonces

a

b

ω(t) dt

a

b

|ω(t)| dt.

b

Demostraci´on: Si ω(t) dt = 0 la desigualdad es evidente. En otro caso, existe z 0 C

a

con |z 0 | = 1 tal que z 0

a

b ω(t) dt R, entonces

a

b

ω(t) dt

=

z 0

a

b

ω(t) dt =

z 0

a

b

ω(t) dt =

a

b

(z 0 ω(t)) dt

a

b

|

(z 0 ω(t))| dt

a

b

|z 0 ω(t)|dt =

a

b

|ω(t)|dt

Definici´on 3.4. Una funci´om W : I C, con I R intervalo, es una primitiva de ω : I C

si es diferenciable y W (t) = ω(t) para todo t I.

Si W y

W son primitivas de ω en I, entonces W

W es constante en I.

Teorema 3.5. (Teorema fundamental del c´alculo para integrales sobre intervalos)

(a) Si la funci´on ω : [a, b] C es continua en I, entonces

a

x ω(t) dt es una primitiva de ω

en I.

(b) Si W (t) es una primitiva de ω : [a, b] C y ω es continua a trozos, entonces

a

b

ω(t) dt = W (b) W (a).

Demostraci´on: Se sigue de forma trivial considerando las partes real e imaginaria y

aplicando el resultado correspondiente de las funciones reales.

Proposici´on 3.6. (Cambio de variable) Sea α : [c, d] [a, b] una biyecci´on continuamente

diferenciable, entonces si ω : [a, b] C es una funci´on continua, se verifica:

a

b

α 1 (b)

ω(t) dt = α 1 (a) ω(α(t))α (t) dt

Demostraci´on: Se obtiene trivialmente considerando parte real e imaginaria y aplicando

el correspondiente resultado para funciones reales de variable real. O bien se puede deducir

del teorema fundamental.

Proposici´on 3.7. (Integraci´on por partes) Si ω y σ son funciones complejas diferenciables

con continuidad en [a, b], entonces:

a

b

ω(t)σ (t) dt = ω(b)σ(b) ω(a)σ(a)

a

b

ω (t)σ(t) dt

Preliminares

9

3.2 Curvas y contornos en C

Definici´on 3.8. Llamaremos curva en C a toda funci´on γ : [a, b] C continua. Al con- junto {γ(t); t [a, b]} se le suele llamar trayectoria o recorrido de la curva, que notaremos abreviadamente por T r(γ); a γ se le denomina parametrizaci´on de la curva.

Si

γ(a) = γ(b) entonces la curva es cerrada.

Si

γ es inyectiva en (a, b), entonces se dice que γ es simple. Una curva de Jordan es una

curva simple y cerrada.

A continuaci´on enunciamos, sin demostraci´on, el teorema de la curva de Jordan que si

bien es un resultado intuitivamente evidente su prueba es bastante complicada (remitimos a [5] para su demostraci´on).

Teorema 3.9. (Teorema de la curva de Jordan) Sea γ : [a, b] C una curva simple y cerrada (curva de Jordan). Entonces el conjunto C\T r(γ) consta de dos componentes conexas; una de ellas es acotada y est´a encerrada por la trayectoria de γ, que notaremos por C int (γ), y la otra no acotada, exterior a la trayectoria de γ, que notaremos C ext (γ).

Equivalencia de curvas y contornos orientados

Definici´on 3.10. Dos curva suaves a trozos γ : [a, b] C y γ : [ a, b] C son equivalentes si existe una biyecci´on diferenciable ϕ : [a, b] [ a, b] tal que ϕ(a) = a, ϕ(b) = b y γ = γ ϕ.

La anterior definici´on de curvas equivalentes establece realmente una relaci´on de equiva- lencia (su comprobaci´on es trivial). Por tanto, las clases de equivalencia son las curvas que definen la misma trayectoria coincidiendo sus puntos finales e iniciales, en otras palabras, que determinan el mismo sentido del recorrido en la curva. A estas clases de equivalencia de curvas suaves a trozos se les suele llamar caminos o contornos orientados, y denominaremos parametrizaci´on del contorno a cada uno de los elementos de la clase de equivalencia.

Si γ : [a, b] C es un contorno, entonces γ(t) = γ(a + b t) es una curva que determina

un contorno (su clase de equivalencia) opuesto al de γ, es decir, tiene una orientaci´on contraria

y sus trayectorias coinciden.

Longitud de contorno

Puede calcularse la longitud de una curva suave a trozos como el paso al l´ımite de las longitudes de poligonales. En efecto, si suponemos, en primer lugar, que γ : [a, b] C es una curva suave

y consideremos a = t 0 < t 1 < ··· < t n = b una partici´on arbitraria del intervalo [a, b], entonces

la longitud de la poligonal P n cuyos v´ertices consecutivos son γ(t 0 ), γ(t 1 ),

, γ(t n ) es

L(P n ) =

n

i=1

|γ(t i ) γ(t i1 )|

Preliminares

10

Si γ(t) = x(t) + iy(t) para cada t [a, b], entonces

|γ(t i ) γ(t i1 )| = [x(t i ) x(t i1 )] 2 + [y(t i ) y(t i1 )] 2

1 i n

Por tanto, aplicando el teorema del valor medio a cada componente x, y de γ en cada intervalo

[t i1 , t i ], con i ∈ {1,

, n}, se obtiene

L(P n ) =

n

i=1

x (t

1 i ) 2 + y (t ) 2 (t i t i1 )

2

i

con

1

t

i

, t

2 i (t i1 , t i )

En el segundo miembro de esta igualdad aparecen las sumas de Riemann de la funci´on

|γ (t)| asociadas a la partici´on prefijada de [a, b], y dado que x e y son continuas, pues γ

es diferenciable con continuidad, entonces la funci´on |γ (t)| es integrable por lo que tomando

l´ımite en la sucesi´on de sumas de Riemann L(P n ) se obtiene

n L(P n ) =

lim

a

b

|γ (t)|dt := L(γ)

Se puede extender al caso en que la curva sea suave a trozos sumando las longitudes de

cada trozo suave. Notemos que la longitud de una curva suave a trozos es siempre finita,

pues est´a formada por la uni´on de una cantidad finita de curvas suaves. Las curvas suaves

a trozos son un caso particular de una clase m´as amplia de curvas denominadas rectificables,

cuya caracter´ıstica es que su longitud, obtenida por aproximaci´on de longitudes de poligonales,

es finita.

Se puede demostrar, sin mucha dificultad, que la longitud no depende de la parametrizaci´on

de la curva, no s´olo considerando parametrizaciones equivalentes, sino que tambi´en es L(γ) =

L(γ ), esto es, tampoco va a depender de la orientaci´on. As´ı, se puede definir longitud para

contornos, es decir, para las clases de equivalencia de curvas suaves a trozos.

Obs´ervese que si la curva es simple esta definici´on de longitud proporciona un modelo para

“medir” la trayectoria de la curva.

4 Integrales de contorno en C

4.1 El concepto de integral de contorno

Definici´on 4.1. Si f es una funci´on continua en un abierto Ω C y γ : [a, b] Ω curva

suave a trozos. Entonces se define la integral de f sobre γ como

γ f (z)dz = γ f (γ(t))γ (t)dt

Observaci´on: Tambi´en se pueden considerar funciones f continuas a trozos sobre el contorno.

Independencia de la parametrizaci´on

El valor de la integral es independiente para curvas equivalentes. En efecto, si γ : [a, b] C y

γ [ a, b] C son dos curvas equivalentes, existe una biyecci´on ϕ[a, b] [ a, b] diferenciable con

continuidad tal que ϕ(a) = a, ϕ(b) = b y γ = γ ϕ, entonces

γ f (z)dz =

a

b

f

(γ(t)))γ (t)dt

y, efectuando el cambio de variable s = ϕ(t), se verifica

b

γ f (z)dz =

a

f (γ (s))γ (s)ds

En consecuencia, se puede definir la integral sobre un camino orientado como la integral

sobre cualquier curva suave a trozos que sea un representante de la clase de equivalencia. No

obstante, no introduciremos ninguna notaci´on nueva para indicar la clase de equivalencia y la

integral de contorno, pues esto s´olo supondr´ıa un cambio notacional sin variar los resultados.

Relaci´on con la integral curvil´ınea real

Si (f (z)) = u(x, y) y (f (z)) = v(x, y), siendo z = x + iy, y γ : [a, b] C representa un

contorno siendo (γ(t)) = x(t) y (γ(t)) = y(t), entonces se puede escribir

γ f (z)dz

=

+

a

a

b

b

b

f (γ(t))γ (t)dt = (u(x(t), y(t))x (t) y(x(t), y(t))y (t))dt

a

(v(x(t), y(t))x (t) + u(x(t), y(t))y (t))dt = γ udx vdy + i γ vdx + udy

11

Integrales de contorno en C

12

4.2 Propiedades

Las siguientes propiedades se comprueban f´acilmente atendiendo a las propiedades an´alogas

para integrales de sobre intervalos:

Linealidad γ (αf (z) + βg(z))dz = α γ f (z)dz + β γ g(z)dz.

Aditividad Sea γ el contorno adici´on de los contornos γ 1 ,

, γ n , esto es, existe una

partici´on del intervalo de definici´on de γ en subintervalos I i de forma γ | I i es una

parametrizaci´on equivalente a γ i , y adem´as el punto final de γ i coincide con el punto

inicial de γ i+1 , para i = 1,

, n 1. Se verifica

γ

f (z)dz =

n

i=1

γ i

f (z)dz.

Regla de inversi´on γ f (z)dz = γ f (z)dz.

Acotaci´on

γ

f

(z)dz max

zTr(γ) |f(z)| · L(γ)

4.3 Independencia del camino de la integral. Primitivas

En esta secci´on se establece la independencia del contorno cuando se integran funciones que

admiten primitiva, en este caso la integral s´olo depende del valor de la primitiva en los puntos

inicial y final. Por tanto, este resultado es el an´alogo a al regla de Barrow para integrales

reales. Ser´a el teorema integral de Cauchy el que determine condiciones para la existencia de

primitivas. Por otra parte, la noci´on de primitiva es id´entica al caso real y al de las funciones

definidas sobre intervalos.

Teorema 4.2. Sea f una funci´on continua en un dominio (abierto y conexo por caminos)

C. Son equivalentes las siguientes afirmaciones:

(i) f admite primitiva en Ω.

(ii) La integral de contorno de f es independiente del contorno en Ω.

Demostraci´on: (i) (ii) Sea F una primitiva de f en Ω y sea γ : [a, b] Ω un contorno

suave que une los puntos z 1 , z 2 Ω, siendo γ(a) = z 1 y γ(b) = z 2 . As´ı, por la regla de la

cadena, se obtiene

(F γ) (t) = F (γ(t))γ (t) = f (γ(t))γ (t)

en consecuencia,

γ f (z)dz =

a

b

f (γ(t))γ (t)dt = (F γ)(b) (F γ)(a) = F (z 2 ) F(z 1 )

Integrales de contorno en C

13

Si γ : [a, b] Ω es un contorno cualquiera que une los puntos z 0 , z n Ω, entonces se puede

obtener γ como adici´on de una cantidad finita de contornos suaves γ 1 ,

cada γ i une z ii con z i . Por lo tanto, teniendo en cuenta lo demostrado para caminos suaves,

es

, γ n de forma que

γ

f (z)dz =

n

i=1

γ i

f (z)dz =

n

i=1

(F(z i ) F(z i1 )) = F (z n ) F(z 0 )

(ii) (i) Supongamos ahora que la integral de f es independiente del contorno en Ω,

veamos que entonces admite primitiva. Como Ω es conexo por caminos, fijado un punto

z 0 Ω, para cualquier z Ω siempre existe un camino que une z 0 con z en Ω; por otra parte,

como la integral no depende del camino, se puede definir

F(z) =

z

z

0

f (z)dz

donde la anterior integral se calcula considerando cualquier contorno contenido en Ω (obs´ervese

que la notaci´on no ofrece equ´ıvocos debido a la independencia del camino). Veamos que para

cada z Ω existe F (z) y coincide con f (z). Como Ω es abierto, dado z Ω, se puede

encontrar un disco D(z, δ) Ω, y sea h D(z, δ), entonces

F(z + h) F(z) h

=

h

1

z

z+h

0

f (w)dw

z

z

0

f

(w)dw =

1

h

[z,z+h] f (w)dw

donde [z, z + h] indica el segmento que une z con z + h, que est´a contenido en D(z, δ) Ω.

Por consiguiente,

F(z + h) F(z)

h

f(z)

=

=

1

h

1

|h|

[z,z+h] f (w)dw

h f(z) [z,z+h]

1

[z,z+h] (f (w) f (z))dw

dw

w[z,z+h] |f(w) f(z)|

max

Finalmente, como f es continua Ω, cuando h 0 se verifica que f (w) tiende a f (z) sobre el

segmento [z, z + h], por tanto,

F(z + h) F(z)

h

f(z) 0 cuando h 0.

5 El teorema integral de Cauchy

5.1 El teorema integral de Cauchy-Goursat

El teorema de Cauchy-Goursat establece, como ya se ha comentado con anterioridad, que

si Ω C es un abierto simplemente conexo y f es holomorfa en Ω, lo que notaremos por

f ∈ H(Ω), entonces f posee primitiva en Ω y, en particular, su integral a lo largo de cualquier

contorno cerrado es nula.

El teorema establecido por Cauchy exig´ıa la hip´otesis adicional de continuidad para f .

Goursat fue el primero en dar una demostraci´on del teorema sin utilizar esta hip´otesis. Este

hecho es m´as relevante de lo que parece dado que a partir del teorema integral se establece

la f´ormula de Cauchy, de la que se deduce que si f ∈ H(Ω) entonces existen las derivadas de

todos los ´ordenes de f en Ω.

Por otra parte, con la hip´otesis adicional de la continuidad de f se puede demostrar el

teorema de forma muy sencilla apoy´andose en el teorema de Green-Riemann para funciones

vectoriales. En efecto, este teorema afirma:

Teorema de Green-Riemann: Si F = (P, Q) : Ω R 2 es campo continuamente

diferenciable y Ω es un dominio simplemente conexo, entonces para toda curva γ

simple, cerrada, suave a trozos y positivamente orientada en Ω, se verifica

γ P (x, y)dx + Q(x, y)dy = D γ Q ∂x

∂P

∂y

dxdy

donde D γ es el conjunto formado por T r(γ) y junto con su componente conexa

interior.

As´ı, si f (z) = u(x, y) + iv(x, y), por ser f ∈ H(Ω) y f continua en Ω entonces, teniendo

en cuenta la relaci´on entre la integral compleja y la integral curvil´ınea, se obtiene

γ f (z)dz = γ udx vdy + i γ vdx + udy = D γ (v x u y )dxdy D γ (u x v y )dxdy = 0

dado que se verifican las ecuaciones de Cauchy-Riemann, u x = v y y u y = v x , en Ω.

14

El teorema integral de Cauchy

15

No obstante, nuestro objetivo es hacer la prueba en el caso general, sin considerar la

continuidad de f . Para ello, en primer lugar, consideraremos el lema integral de Goursat, con

la demostraci´on sobre tri´angulos, y despu´es estableceremos el resultado en el caso general.

Lema 5.1. (Lema integral de Goursat) Si f ∈ H(Ω), siendo Ω un abierto de C, para todo

tri´angulo T Ω se verifica que

∂T f (z) dz = 0,

donde ∂T es la frontera de T .

Demostraci´on: Dado el tri´angulo T , se considera una partici´on del mismo en cuatro

tri´angulos T i , i ∈ {1, 2, 3, 4} construidos trazando los segmentos que unen los puntos medios

de cada lado de T . Consideraremos la frontera de T , ∂T , con una orientaci´on determinada, e

indicaremos por L(∂T ) su longitud. Se tendr´an en cuenta dos hechos elementales:

L(∂T i ) =

1

2 L(∂T ) para cada i.

(1)

z,wT |z w| ≤ L(∂T ), para cualquier tri´angulo T .

max

(2)

Figura 5.1: Partici´on de T en T 1 , T 2 , T 3 y
Figura 5.1: Partici´on de T en T 1 , T 2 , T 3 y T 4 .

Considerando para cada tri´angulo T i de la partici´on la misma orientaci´on que tiene T y, atendiendo a la propiedad aditiva de la integral, se verifica

∂T f (z)dz =

4

i=1

∂T i

f (z)dz,

dado que los lados de los tri´angulos T i interiores T son recorridos dos veces, una en sentido contrario a la otra. Para simplificar notaci´on escribiremos I(T ) = T f (z)dz, y lo mismo para las integrales de f sobre la frontera de cualquier otro tri´angulo.

El teorema integral de Cauchy

16

Ahora se considera de entre los cuatro anteriores tri´angulos T i aquel tri´angulo, que notare-

mos T 1 , verificando

por tanto,

|I(T i )| ≤ |I(T 1 )|,

i ∈ {1, 2, 3, 4},

|I(T)| ≤

4

i=1

|I(T i )| ≤ 4|I(T 1 )|

(3)

Partiendo de T 1 se repite el proceso y se construye T 2 ; y as´ı sucesivamente. Se consigue

encajados, esto es T n+1 T n ,

de esta manera una

para todo n N. Atendiendo a (1) y (3), estos tri´angulos verifican

sucesi´on de tri´angulos T 1 , T 2 ,

,

T n ,

• L(∂T n ) = 1 n L(∂T ) para todo n ∈ N. 2
• L(∂T n ) = 1 n L(∂T ) para todo n ∈ N.
2
• |I(T)| ≤ 4 n |I(T n )| para todo
n ∈ N.

(4)

(5)

Figura 5.2:

Construcci´on de la sucesi´on {T n } nN .

Por la propia construcci´on de la sucesi´on de los tri´angulos {T n } nN , la sucesi´on de sus

di´ametros tiende a 0, adem´as, aplicando el principio de los intervalos encajados, se verifica que

i=1

T n = {z 0 }.

Como f ∈ H(Ω), existe f (z 0 ) y, por tanto, la funci´on

g(z) =

f(z) f(z 0 )

z z 0

0

f (z 0 )

si

z

= z