Вы находитесь на странице: 1из 32

1

ÍNDICE (pg.)
 Introducción 3

o Las reformas de Gorbachov 6


o El problema del nacionalismo 7
o Conclusiones 8

 La 'Perestroika' en la perspectiva de la historia 10

o El incómodo legado de la historia 10


o Khrushev y los problemas del „deshielo‟ 12

 Cronología de la 'Perestroika' 14

 Bibliografía 15

o Libros 15
o Artículos de opinión, crónicas y reportajes 16
o Artículos de fondo 27
o Entrevistas 30
3

INTRODUCCION

La alianza que recientemente han conseguido suscribir los eternos riva-


les Mijail Gorbachov y Boris Yeltsin parece proyectar por fin un rayo de espe-
ranza en el confuso panorama soviético, al vislumbrarse una posible solución a
la huelga política de los mineros. El Presidente de la URSS gozará de ahora en
delante de unos momentos de respiro. No obstante, aún le quedan muchas eta-
pas que superar hasta lograr conjurar de una vez por todas a los espectros de
la dictadura y del separatismo que amenazan al país.
ESTRUCTURA DE PODER EN LA URSS
ANTES DE LA REFORMA DE 1988

La visita a nuestro
país de Mijail Gorbachov, el
merecidamente célebre Pre-
sidente de la Unión
Soviética, ha disparado entre
el público español el entu-
siasmo por este insólito líder
(«gorbasmo» llama el perio-
dista Ismael Fuente a este fe-
nómeno sociológico en DIA-
RIO 16). Porque es cierto
que desde Nikita Khrushev
no había habido ningún polí-
tico de la patria del „socialis-
mo real‟ que despertara tanto
fervor popular en Occidente.
Gorbachov, en efecto, ha conseguido por fin cambiar la imagen que la URSS tenía entre
nosotros ; el sobrenombre de «huracán de las libertades» con que lo ha bautizado Emilio
Romero no le viene ancho.

El apoyo al presidente soviético ha sido casi unánime, aunque es probable que


las razones de unos y otros para apoyarle sean distintas. Así, por ejemplo, en Noviembre
de 1990 la jet-set de Londres celebró por todo lo alto una «collapse of communism par-
ty» de dudosa significación, y resulta cuanto menos curioso el interés que han manifes-
4

tado por la labor gorbachoviana personas de conocido ideario conservador como Emilio
Romero o Emilio Attard, por citar dos casos llamativos. Diferente es, sin embargo, la
postura del ultraderechista Francisco-Félix Montiel. Para éste todo el guirigay de la „pe-
restroika‟ no es más que una maniobra encaminada a enmascarar los ocultos propósitos
de „los rusos‟ de dominar el planeta con ayuda del comunismo mundial. Nuestro carpe-
tovetónico Blas Piñar, por su parte, opina que la visita de Gorbachov al Pardo es “... una
afrenta a la Historia ...”.

Desde el viaje a nuestro país


en Octubre del año pasado hasta el re-
centísimo al Japón, el líder soviético
ha aprovechado el carisma de que in-
dudablemente sigue disfrutando fuera
de las fronteras de la URSS para reca-
bar ayuda financiera para su proyecto
de reforma, respaldando sus peticio-
nes con una actuación política real-
mente sorprendente, donde el derribo
del «Muro de Berlín» no es precisa-
mente lo más importante, aunque sí lo
más espectacular:

 Programa de control de arma-


mento que proponía la supresión de
las armas nucleares a finales de siglo.

 Ampliación general de la li-


bertad de expresión, basada en su fa-
mosa política de „glasnost‟.

 Reformas en los derechos ci-


viles y revisión del Código Penal so-
viético.

 Reformas económicas: incen-


tivos personales y libre mercado.

 Tendencia gradual a una ma-


yor democratización en la sociedad
soviética.
5

 Completa reorganización de la política exterior soviética y del aparato de


propaganda.

Todas las reformas –económicas y políticas- emprendidas por Gorbachov a partir


de 1985 se dirigían a intentar paliar los problemas planteados por la difícil situación en
que se encontraba su país desde el „período de estancamiento‟ (años 70 y primeros 80).
Estas dificultades se pueden resumir en un único punto: el rotundo fracaso del sistema
de planificación centralizada, que se caracterizaba por la tenencia en propiedad por par-
te del Estado de la mayoría de las estructuras económicas. Tratando de obviar la hipoté-
tica „explotación‟ inherente al sistema de mercado, las empresas de la URSS (y de los
antiguos «países del Este») no disfrutaban de autonomía de gestión alguna. Estaban diri-
gidas por personas nombradas por los ministerios correspondientes (la nomenklatura)
que disfrutaban de un poder cuasi absoluto de decisión. Cualquier conato de sindicalis-
mo libre era sistemáticamente reprimido.

Pero en realidad, la principal lacra del sistema soviético era, como es sabido, la
burocracia, que, irónicamente, adolecía de todos los inconvenientes que Kart Marx
achacaba a la burocracia capitalista: “la parte superior confía a los niveles inferiores la
comprensión de los detalle, mientras que los niveles inferiores creen en el conocimiento
que la parte superior tiene de lo general, por lo que todos son mutuamente engañados”.
Esta característica afectaba de manera especial a la economía doméstica, que se veía
inerme ante los abusos del aparato burocrático.

Según un famoso informe (1983) de la socióloga Tatiana Zaslavskaia, el sistema


hacía agua por los cuatro costados, debido a un evidente desfase entre las relaciones de
producción y las fuerzas productivas. Al ya de por sí defectuoso funcionamiento de la
estructura económica se añadían otros factores que empeoraban la situación: crecimien-
to del costo de extracción de las materias primas, problemas demográficos, efectos cli-
matológicos, etc. El resultado más palpable de todo este desbarajuste ha sido la paulati-
na aparición en escena de una „economía complementaria‟ de impresionante volumen:
realización semitolerada de trabajos privados, especulación, concesión de gratificacio-
nes, entrega de obsequios a cambio de prebendas, amén de otras actividades más o me-
nos ilegales. Ese sistema económico paralelo sigue en funcionamiento hoy en día y
constituye una de las dificultades más acuciantes a que deben enfrentarse Gorbachov y
sus colaboradores.
6

Las reformas de Gorbachov

En la historia soviética más


o menos reciente ha habido intentos
de relanzar la economía del país.
Aparte del «Plan Khrushev» de
1961, que tratamos más ampliamen-
te en otro lugar, está la «Reforma
Koshiguin» (1964), la cual, aunque fue escasamente apoyada en su momento por la cú-
pula del poder político, se anticipaba en unos años a la manifestación de la crisis y pro-
ponía soluciones en un momento en que esto aún era posible. Las ideas de Koshiguin
fueron „resucitadas‟ en 1979 por el equipo de Brezhnev, pero no se lograron los resulta-
dos esperados. Por último, la reforma económica iniciada por Andropov en 1983 consti-
tuye el preámbulo de la actual, al plantearse como objetivos el progreso tecnológico, el
cumplimiento de los contratos y una relación más estrecha entre trabajo y remuneración.

Para enfrentarse al estancamiento económico, la nueva dirección de la Unión


Soviética propone, ya desde 1985, las siguientes medidas reformistas, ratificadas el 25
de Junio de 1987 ante el Comité Central y que se han ido poniendo en práctica escalona-
damente en el país con desigual fortuna:

 Una drástica expansión de los márgenes de independencia de las


empresas estatales transformándolas al sistema de plena contabilidad de
costos.

 Una transformación radical de la dirección centralizada de la economía,


impidiendo al centro las interferencias en la actividad cotidiana de los
cuerpos económicos subordinados.

 Una reforma fundamental de la planificación, los precios, las finanzas y


los créditos.

 Creación de nuevas estructuras de organización que impliquen a la


ciencia de un modo más directo en la producción.

 Transición desde un sistema de dirección excesivamente centralizado a


otro más democrático.
7

En los primeros años de perestroika los resultados de las reformas sólo fueron
moderadamente alentadores. Así, en 1986 se cumplieron las previsiones en cuanto a
grandes cifras, con escasos avances, sin embargo, en algunos terrenos clave (la deuda
con los bancos occidentales, p.ej., creció significativamente). 1987 se caracterizó por
una preocupante reducción del ritmo de crecimiento económico ; empezaron a notarse
los primeros síntomas de desabastecimiento alimentario. La situación se ha ido agravan-
do a partir de 1988. Según Javier Alvarez Dorronsoro, no ha existido en realidad en la
perestroika un modelo de reforma global. Así, en un primer momento la orientación re-
formista se centraba sobre todo en la economía: se hablaba de una „renovación del so-
cialismo‟. La política de glasnost (transparencia informativa) no pretendía, por tanto,
otra cosa que estimular entre los intelectuales y en el propio Partido la crítica hacia las
inercias burocráticas. Esa apertura democrática, no obstante, ha ido generando cada vez
nuevas demandas de democratización, planteando simultáneamente al gobierno de la
URSS algunas cuestiones de difícil solución.

El problema del nacionalismo

La sovietóloga Hélène Carrère D‟Encausse, en «L‟Empire éclate», vaticinaba ya


en 1979 la inevitable desmembración de la Unión Soviética debido al empuje de las
diferentes nacionalidades que la componen. En ese libro se centraba el problema nació-
nalista en las repúblicas centro-asiáticas, lugar donde la presión demográfica parecía ser
mayor. El tiempo se ha encargado de desmentir esas predicciones, ya que el nacionales-
mo se ha desatado precisamente donde menos se esperaba hace 12 años: en el Báltico y
en las repúblicas transcaucásicas. Para Carlos Taibo, estos movimientos nacionalistas
son una consecuencia directa de la transparencia informativa ; parece ser que “... la
población, y en algunos casos la propia dirección política, de algunas comunidades ha
identificado la reforma con una promesa de solución de los conflictos existentes y esta-
ría intentando sacar partido de los resortes que ofrece la política de transparencia para
manifestar reivindicaciones que antes eran objeto de una abierta represión”. En opi-
nión de Fernando Luengo, estos problemas suponen uno de los retos más importantes a
los que se enfrenta la dirección del PCUS, al mismo tiempo que constituyen un test so-
bre el alcance del proceso de reforma económica y política puesto en marcha. Pues,
8

mientras que muchas de las demandas cuestionan el modelo centralista que ha prevale-
cido en las décadas precedentes, otras hunden sus raíces en el antiguo imperio zarista.

El conflicto entre Armenia y Azerbaiyán en torno a la región autónoma de Na-


gorno-Karabaj, por ejemplo, se inscribe en el secular enfrentamiento entre las comuni-
dades religiosas azeríes –musulmanas- y armenias (de tradición cristiana), aunque tam-
bién subsiste en la zona un grave problema ecológico derivado de la implantación de in-
dustrias químicas contaminantes o
centrales nucleares. Los países bál-
ticos, por otra parte, mantienen un
contencioso con Moscú desde la
anexión de esas repúblicas (junto
con la parte norte de Moldavia) por
Stalin en 1940 a consecuencia de
los Pactos Germano-Soviéticos. Ni Lituania, ni Letonia ni Estonia reconocen la validez
de dichos pactos, y sus reivindicaciones abarcan desde solicitar cotas más elevadas de
autonomía hasta la segregación política pura y simple. Lituania ha prendido la mecha
con su declaración unilateral de independencia, secundada por declaraciones similares
en Letonia y Estonia. Moscú respondió con el boicot de los suministros de ciertos pro-
ductos fundamentales a esas repúblicas, y recientemente con la intervención de los „boi-
nas negras‟, como es bien sabido.

Conclusiones

Prácticamente desde la subida


al poder de Mijail Gorbachov no
transcurre un solo día sin que los me-
dios de comunicación difundan algún
rumor concerniente a su próxima de-
fenestración y la vuelta a la „normali-
dad‟ en la URSS. También se suelen
hacer vaticinios diversos acerca de
una supuesta involución en el pensa-
9

miento del líder soviético. Por suerte para su país y para el resto de la humanidad, las
susodichas predicciones no suelen ser corroboradas por los hechos. Gorbachov sigue,
pese a quien pese, manteniéndose al timón de su nave y cada vez con mayores cotas de
poder, por lo que parece (lo cual no quiere decir necesariamente –pese a las adverten-
cias de Shevardnadze- que se esté convirtiendo en un dictador). Para lograrlo no duda
en pactar con quien sea, consciente de que no es precisamente pureza ideológica lo que
el país necesita. Eso, por supuesto, le acarrea más de una incomprensión. La actual
huelga minera lo prueba.

La tarea de Gorbachov no es fácil ; tiene que vencer sinnúmero de obstáculos


para conseguir desmantelar un sistema obsoleto que se defiende con uñas y dientes, y
tiene que enfrentarse, muchas veces en condiciones de desigualdad, a todos aquellos que
pretenden excederse en sus atribuciones. En este proceso es donde interviene el actual
Presidente de Rusia, Boris Yeltsin. Para muchos (especialmente para cierto sector de la
oposición) este curioso personaje es la única alternativa posible al poder de Gorbachov.
Para otros, en cambio, no es más que un simple demagogo con tendencias fascistizantes.
De todas formas, estas apreciaciones no dejan de ser negativas ; en un país donde se
considera conservadores a los comunistas (es decir, a las „izquierdas‟) cualquier cosa es
posible. Sea como sea, en estos momentos a Gorbachov le conviene más que nunca
tener a Yeltsin de su parte. La alianza que han suscrito recientemente para hacer frente a
la crisis es testigo de ello.

Otro asunto mucho más complicado es el concerniente al separatismo, a esas seis


repúblicas que no han suscrito el Tratado de la Nación. Es más que probable que por lo
menos alguna de ellas acabe separándose de la Unión Soviética a la larga. De todas for-
mas, es posible que lo más que preocupe a Mijail Gorbachov de todo este embrollo sea
que el proceso, sea cual sea, discurra pacíficamente. Ese tema, que algunos puede que
consideren secundario, resulta primordial en la URSS ; una guerra civil en una potencia
nuclear podría acarrear consecuencias funestas para toda la humanidad.
10

La ‘perestroika’ en la perspectiva de la historia

Cuando se analiza un hecho de importancia tan trascendente como parece ser la

«perestroika» es importante tener en cuenta todos los factores que pueden haber influido
en el mismo. No podemos, pues, olvidarnos en nuestro caso de todo lo que ha significa-
do el fenómeno soviético en este siglo, y es a partir de su estudio como podemos hacer-
carnos a la comprensión de los acontecimientos recientes. Hacia 1967 pensaba, p.ej., el
conocido estudioso trotskista isaac Deutscher, biógrafo de Stalin y de Trotsky, que la
revolución rusa no había llegado aún a su término. Esta apreciación se ve apoyada, sal-
vando las distancias, por las estadísticas actuales de la URSS: el 64% de los soviéticos
expresan su simpatía por Lenin, mientras que el blanco de las máximas antipatías (54%)
lo sigue siendo Iosif Stalin. El declarado leninismo de Mijail Gorbachov, por tanto, no
está tan acabado como quisieran hacernos creer algunos analistas.

El incómodo legado de la historia

El filósofo Herbert Marcuse, en


«El marxismo soviético» (1963), trata
de analizar los problemas de la socie-
dad de la URSS a través de las modifi-
caciones que sus dirigentes realizaron
en la teoría marxista original, ya desde
los tiempos de Lenin, y que en gran parte explican el ritmo tomado por la política sovié-
tica hasta un pasado bastante reciente. Los conceptos desarrollados por Marx y Engels
acerca del desarrollo del capitalismo (especialmente el crucial de capitalismo de Esta-
do) permitían augurar dos fases en el desarrollo del modelo socialista de sociedad: du-
rante la primera de ellas persistiría durante algún tiempo el trabajo forzoso. Esto consti-
tuiría más tarde la „justificación teórica‟ de la opresión stalinista.
11

Pero el desarrollo del sistema capitalista fue diametralmente distinto a como lo


habían imaginado los clásicos del marxismo: este modo de producción se adaptó cama-
leónicamente a las circunstancias económicas de finales del siglo XIX. La nueva etapa -
«imperialismo»- trajo consigo el reformismo entre el proletariado de los países desarro-
llados. El centro de interés de los marxistas se desplazó a países atrasados predominan-
temente agrícolas, con un sector capitalista marcadamente débil. Rusia parecía el lugar
idóneo para el experimento revolucionario. He ahí, pues, el quid de la cuestión: Lenin
intentó crear las bases para una sociedad socialista en un país decididamente subdesa-
rrollado, donde el proletariado industrial constituía un porcentaje ínfimo de la población
total ; a esa situación se añadió la penuria causada en el país por la Primera Guerra
Mundial y la subsiguiente guerra civil. Bajo semejantes circunstancias el proyecto revo-
lucionario se convirtió poco menos que en utópico. La situación desbordó por completo
a los dirigentes de la revolución (que se autotitulaban „representantes de la clase obrera‟
sin ser obrero ninguno de ellos). Tuvieron que improvisar sobre la marcha, y el resto vi-
no por sí solo. Según Marcase, fue el propio Lenin, al subestimar las potencialidades
políticas y económicas del capitalismo, así como el cambio sufrido por el proletariado,
el verdadero causante de la “... persistente brecha entre la teoría y la práctica ...” que
ha caracterizado clásicamente al marxismo soviético. Su análisis del desarrollo capita-
lista a partir de 1914 se basaba, hasta hace muy poco, en los siguientes rasgos:

1) Triunfo del capitalismo monopolista

2) Economía de guerra, con creciente tendencia hacia el „capitalismo de Esta-


do‟.

3) Subyugación económica y política de las potencias capitalistas más débiles


por las más fuertes, y de éstas por la potencia más poderosa de todas: los
EE.UU.

4) Movilización total de los recursos para la lucha contra el comunismo.

5) Restricción, o abolición si cabe, del proceso democrático, de las libertades ci-


viles y políticas y de las ideologías liberales y humanitarias.

Esa concepción ha llevado a


la URSS, durante un cierto período, a
considerarse a sí misma como un país
12

pobre, sitiado por fuerzas anticomunistas, y en todo ese tiempo no ha hecho otra cosa
que prepararse contra un eventual ataque del exterior: industrialización forzosa, rearme,
etc. Esta actitud, que resultó a la larga muy útil con vistas a rechazar la invasión de los
nazis durante la Segunda Guerra Mundial, fue el caldo de cultivo ideal para el totalita-
rismo, tanto el personal de Stalin como el institucional del PCUS posteriormente.

Khrushev y los problemas del «deshielo»

Dentro de la concepción arriba descrita de «socialismo en un solo país», Stalin y


sus planificadores pensaban que la segunda fase de la transición al socialismo se produ-
ciría entre 1960 y 1965. En vista de ello se plantearon tres condiciones previas básicas a
alcanzar por la sociedad soviética:

a) Crecimiento constante de
toda la producción social

b) Elevación al nivel de
propiedad de todo el pueblo
agrícola

c) Desarrollo cultural de toda la


sociedad.

El famoso «deshielo» de Nikita


Khrushev (la desestalinización), aunque
consiguió indudablemente resultados es-
pectaculares, como la eliminación de un
plumazo del nefasto „gulag‟, no avanzó
mucho en sus concepciones ideológicas,
que siguieron ateniéndose a los textos de
Lenin y Stalin. Conforme con eso, hasta
el 16 de Junio de 1953 –fecha del inten-
to de sublevación en Berlín oriental- el
13

Kremlin estaba totalmente decidido a retirarse (militar y políticamente) de Alemania


oriental ; esto era lógico teniendo en cuenta la habitual política soviética de no enfrenta-
miento con Occidente, y más acabando de salir de una guerra devastadora que había se-
midestruido el país. Los sucesos berlineses supusieron un toque de atención para los so-
viéticos, que acto seguido decidieron fortalecer su dominio, al menos provisionalmente,
sobre la Europa del Este.

Khrushev y su gobierno actuaron, por tanto, con suma cautela, y con ello sólo
consiguieron retrasar otros 35 años la eclosión de unos problemas que ya estaban laten-
tes por aquel entonces. Exceptuando las revueltas ocurridas en Hungría (1956) y en
Checoslovaquia (1968), amén del recentísimo caso de Polonia, el «bloque del Este»
permaneció compacto hasta finales de los 80. Igual de cauta fue la reforma económica
de Khrushev, tímida predecesora de la actual perestroika. Las medidas liberalizadoras
de Khrushev, especificadas puntualmente en el «Programa de 1961», se proponían, co-
mo inicialmente también la „perestroika‟, un “... rápido aumento del bienestar de toda
la población”, acompañado de una seguridad frente al „enemigo exterior‟ (carrera arma-
mentística). No obstante, nunca se trató en principio –en ninguno de ambos casos- de
una ruptura con el pasado, sino que los cambios se emprendieron más que nada desde el
punto de vista de la economía: productividad del trabajo, emulación socialista, etc.

En la perestroika de
Gorbachov, por otro lado, se
observan, junto a las lógicas di-
ferencias, evidentes paralelis-
mos: al estar actualmente la
URSS suficientemente defen-
dida militarmente, ya no necesi-
ta el «escudo» que le proporcio-
naba el „Pacto de Varsovia‟, y
se pueden concentrar todas las fuerzas de la nación en el desarrollo y el bienestar de la
población (una antigua promesa que los anteriores gobiernos no habían sido capaces de
cumplir). Además, con la nueva estrategia de la «Casa Común» se intenta superar de
alguna forma el ya trasnochado „socialismo en un solo país‟. Pero ¿será tal vez demasía-
do tarde? ¿No se encontrará Gorbachov ante una situación irreversible? ¿Habría tenido
14

razón Khrushev en su día al no llevar adelante sus reformas con todas las consecuen-
cias?

Cronología de la 'perestroika

Muere Chernenko. Gorbachov es nombrado secretario general del PCUS. Cumbre


1985
de Ginebra entre los Estados Unidos y la Unión Soviética.
Se celebra el XXVII Congreso del PCUS. Grave accidente en la central nuclear de
1986
Chernóbil. Cumbre de Reykjavik entre los Estados Unidos y la Unión Soviética.
Se aprueba un nuevo mecanismo de gestión económica. Los Estados Unidos y la
1987 Unión Soviética firman en Washington un acuerdo para destruir sus misiles
nucleares terrestres de alcance intermedio.
Graves disturbios en Nagorno-Karabaj, en el Cáucaso. Cumbre de Moscú entre los
Estado Unidos y la Unión Soviética. Se celebra una Conferencia Extraordinaria del
1988
PCUS. Gorbachov anuncia reducciones unilaterales de fuerzas convencionales.
Grave terremoto en Armenia.
Las últimas tropas soviéticas abandonan Afganistán. Se celebran elecciones para le
Congreso de Diputados Populares y queda constituido un nuevo Soviet Supremo.
1989
Se aceleran de manera significativa los procesos de reforma en varios países de
Europa oriental.
Se recrudecen las reivindicaciones nacionalistas en el Báltico y en el Cáucaso. El
PCUS renuncia a su papel dirigente. Nueva cumbre, en Washington, entre los
Estado Unidos y la Unión Soviética. Boris Yeltsin se convierte en presidente de la
1990
república de Rusia. Se celebra el XXVII Congreso del PCUS. La URSS se alinea
con las potencias occidentales tras la invasión iraquí de Kuwait. Gorbachov
obtiene poderes presidenciales. Dimite Edvard Shevardnadze.
El Ejército interviene en el Báltico. Se aplican nuevas medidas económicas.
Manifestaciones masivas contra Gorbachov. Se disuelve la estructura militar del
1991
Pacto de Varsovia. Referéndum sobre el Tratado de la Unión ; 6 repúblicas no se
adhieren. Huelga política de mineros. Gorbachov y Yeltsin se alían contra la crisis.
15

BIBLIOGRAFÍA

LIBROS
ATTARD, Emilio, 1990, La explosión soviética, Valencia, Vicent García

CARRERE D'ENCAUSSE, Hélène, 1978, L'Empire éclate. La revolte des Nations en


URSS, París, Flammarion

DEUTSCHER, Isaac, 1971, Los sindicatos soviéticos, México, Era

" , " , 1972, Rusia después de Stalin, Barcelona, Martínez Roca

" , " , 1974, La revolución inconclusa, México, Era

" , " , 1974, Rusia, China y Occidente, México, Era

HELD, Karl, y MUÑOZ, Emilio, 1985, La OTAN quiere la guerra, Madrid, Grupo

KAROL, K.S., 1989, Un año de revolución en el país de los soviets, Madrid, Aguilar

LEGUINECHE, Miguel, 1990, La primavera del Este, Barcelona, Plaza & Janés

MARCUSE, Herbert, 1969, El marxismo soviético, Madrid, Alianza

MONTIEL, Francisco-Félix, 1990, El vendaval de la perestroika (y la complacencia de


Occidente), Madrid, Este-Oeste

MOORE, Barrington, jr., 1990 Autoridad y desigualdad bajo el capitalismo y el socia-


lismo. EE.UU., URSS y China, Madrid, Alianza

ROMERO, Emilio, 1990, Gorbachov y el huracán de las libertades, Madrid, Grupo Li-
bro 88

TAIBO, Carlos, 1989, La Unión Soviética de Gorbachov, Madrid, Fundamentos

TAIBO, Carlos (ed.), 1991, De la Revolución de Octubre a Gorbachov. Una aproxima-


ción a la Unión Soviética, Madrid, Fundamentos

YELTSIN, Boris, 1990, Memorias, Madrid, T.H.


16

ARTICULOS DE OPINION, CRONICAS Y REPOR-


TAJES

AGUIRRE, Mariano, 1990, "Escenario de la crisis soviética para 1991", en EL INDE-


PENDIENTE, 30-XII

" , " , 1991, "La conexión soviético-germana", en EL INDEPEN-


DIENTE, 24-III

" , " , 1991, "El frágil pacto Gorbachov-Eltsin", en EL INDEPEN-


DIENTE, 28-IV

ALONSO, Ana, 1990, "Guennadi Yanaiev. Un 'comunista convencido' a la sombra de


Gorbachov", en EL INDEPENDIENTE, 29-XII

" , " , 1991, "Dmitri Yazov. El adalid del Kremlin contra el alzamiento in-
dependentista", en EL INDEPENDIENTE, 12-I

ANGUITA, Julio, 1990, "La visita de Gorbachov a España", en EL INDEPENDIENTE,


26-X

ANUG, Yeshayahn, 1991, "La curiosa historia de las relaciones soviético-israelí", en


EL PAIS, 16-XI

ARANZADI, Juan, 1990, "Amnesias", en EL PAIS, 16-XII

ARBATOV, G., 1990, "¿Puede la URSS alcanzar a Occidente?", en EL PAIS, 17-XII

AUMENTE, José, 1990, "La sociedad humana, ante el riesgo y la esperanza", en EL


INDEPENDIENTE, 19-XI

AYALA, Juan Jesús, 1990, "¿Todas las preguntas han sido contestadas?", en LA GA-
CETA DE CANARIAS, 27-XII

" , " , 1990, "¿Posibilidades de una nueva izquierda?", en LA GACETA


DE CANARIAS, 26-III

AZCARATE, Manuel, 1991, "Moscí y las repúblicas", en EL PAIS, 13-I

" , " , 1991, "URSS: la dinámica disgregadora", en EL PAIS, 14-IV

BAGET BOZZO, Gianni, 1990, "Redefinir el socialismo", en EL PAIS, 14-IV

BARRIL, Joan, 1990, "Vodevil en palacio", en EL PAIS, 27-X

BASTENIER, M.A., 1990, "El imperio contraataca", en EL PAIS, 30-XII


17

BASTENIER, M.A., 1991, "De Finisterre a Vladivostok", en EL PAIS, 25-I

" , " , 1991, "La avaricia hegemónica", en EL PAIS, 9-III

BAYO, Carlos Enrique, 1990, "Edvard Shevardnadze, el guardián de la 'perestroika'",


en DIARIO 16, 21-XII

" , " , 1990, "Gorbachov intenta 'sujetar' a Shevardnadze", en DIA-


RIO 16, 23-XII

" , " , 1990, "La guerra del KGB al hambre", en DIARIO 16, 23-
XII

" , " , 1990, "De los militares, la dictadura y ... el teatro", en DIA-
RIO 16, 24-XII

" , " , 1990, "Debilitamiento comunista", en DIARIO 16, 24-XII

" , " , 1991, "Golpe de Estado rojo en Lituania", en DIARIO 16, 14-
I

" , " , 1991, "Juicio a la 'perestroika' en la URSS", en DIARIO 16,


17-III

" , " , 1991, "Un referéndum con las espadas en alto", en DIARIO
16, 17-III

" , " , 1991, "Descalabro moral contra Gorbachov", en DIARIO 16,


19-III

" , " , 1991, "Radicales y conservadores luchan a muerte", en DIA-


RIO 16, 2-IV

" , " , 1991, "Terror en el hipermercado", en DIARIO 16, 3-IV

" , " , 1991, "Georgia proclama su independencia", en DIARIO 16,


10-IV

" , " , 1991, "Acoso y derribo a Gorbachov", en DIARIO 16, 11-IV

BEAUMONT, José F., 1990, "La conquista del Este", en EL PAIS, 18-XII

BENEDETTI, Mario, 1990, "Hacia un 'estado del malestar'", en EL PAIS, 19-XII

BERDEJO, Mariano. 1990, "La caída socialdemócrata después de Marx", en EL PAIS,


22-XII

BONET, Pilar, 1990, "La URSS y la tentación totalitaria", en EL PAIS, 5-XII

" , " , 1990, "¿Un regalo de los alemanes?", en EL PAIS, 7-XII


18

BONET, Pilar, 1990, "El 'soviet' de Octubre", en EL PAIS, 18-XII

" , " , 1990, "Un personaje central en la democratización de la URSS", en EL


PAIS, 21-XII

" , " , 1990, "Shevardnadze, víctima de los conservadores", en EL PAIS, 22-


XII

" , " , 1990, "Shevardnadze, el soviético", en EL PAIS, 24-XII

" , " , 1990, "El futuro de la política exterior soviética", en EL PAIS, 27-XII

" , " , 1990, "El Congreso de Gorbachov", en EL PAIS, 30-XII

" , " , 1990, "Campesinos de sol a sol", en EL PAIS, 30-XII

" , " , 1991, "El Kremlin se lanza sobre el Báltico a la sombra de Gorba-
chov", en EL PAIS, 18-I

" , " , 1991, "Cisma en el Ejército Rojo", en EL PAIS, 27-I

" , " , 1991, "Requiem por la 'perestroika'", en EL PAIS, 10-II

" , " , 1991, "La unidad de la URSS por encima de todo", en EL PAIS, 11-II

" , " , 1991, "Morir de viejo y de frío en Osetia del Sur", en EL PAIS, 17-II

" , " , 1991, "La desunión soviética", en EL PAIS, 17-III

" , " , 1991, "Cinco razones para la alta abstención en el Báltico", en EL PA-
IS, 18-III

" , " , 1991, "No les salen las cuentas", en EL PAIS, 31-III

" , " , 1991, "Los obreros de Minsk se plantan", en EL PAIS, 5-IV

" , " , 1991, "Empresarios en Kasajstan", en EL PAIS, 8-IV

BOUZA, Fermín, 1991, "El nuevo desorden", en EL PAIS, 9-II

CABALLERO, Antonio, 1991, "El padre del desorden", EN diario 16, 13-III

" , " , 1991, "El modelo Mussolini", en DIARIO 16, 3-IV

CARRION, Ignacio, 1990, "Esperando el milagro, en EL PAIS, 23-XII

CASTELLO, Fernando, 1990, "Otra historia, otra utopía", en EL PAIS, 24-XII

CASTELLS, Manuel, 1991, "El dilema de Gorbachov", en EL PAIS, 16-IV


19

CLAUDIN, Fernando, 1980, "El expansionismo soviético", en ZONA ABIERTA, nº 24

COHEN, Stephen F., 1991, "Gorbachov el grande", en EL INDEPENDIENTE, 22-XII

COLCHERO, José V., 1990, "La URSS a la deriva", en EL INDEPENDIENTE, 22-XII

" , " , 1991, "Gorbachov en el mal camino", en EL INDEPENDIEN-


TE, 10-I

" , " , 1991, "La 'perestroika' se marchita", en EL INDEPENDIENTE,


15-I

" , " , 1991, "La 'perestroika' en el Cercano Oriente", en EL INDE-


PENDIENTE, 27-IV

COTARELO, Ramón, 1990, "Navidad con Perestroika", en DIARIO 16, 13-XII

" , " , 1990, "El año sin muro", en DIARIO 16, 24-XII

" , " , 1991, "Cambio de curso", en DIARIO 16, 3-I

" , " , 1991, "La hora de la verdad", en DIARIO 16, 14-I

" , " , 1991, "Los bálticos de la perestroika", en DIARIO 16, 27-I

" , " , 1991, "¿Qué pasa en la URSS?", en DIARIO 16, 17-II

" , " , 1991, "El futuro de un vasto imperio", en DIARIO 16, 17-III

" , " , 1991, "La clientela de la 'perestroika'", en DIARIO 16, 21-III

" , " , 1991, "La santa Rusia caótica", en DIARIO 16, 14-IV

" , " , 1991, "Esperando a la Milicia", en DIARIO 16, 28-IV

" , " , 1991, "De la Academia al Comité Central", en DIARIO 16, 29-
IV

" , " , 1991, "Un día en la vida de Igor A. Chernikov", en DIARIO


16, 30-IV

" , " , 1991, "Samarcanda", en DIARIO 16, 1-V

DEUTSCHER, Tamara, 1980, "Voces de disidencia", en ZONA ABIERTA, nº 26

DUNN, John. 1991, "Lanzamiento de cohetes soviéticos desde Australia", en EL PAIS,


13-II

DUVERGER, Maurice, 1990, "El vínculo", en EL PAIS, 30-X


20

ELIZONDO, Itziar, 1991, "Director de cine gracias a Gorby", en EL INDEPENDIEN-


TE, 27-IV

ESPRIU, Laura, 1991, "Renace la esperanza em Moscú", en EL INDEPENDIENTE,


27-IV

ESTEFANIA, Joaquín, 1990, "La transición al capitalismo", en EL PAIS, 26-X

ESTRELLAS, Bosco, 1991, "Tokio-Moscú: primer paso en un largo camino", en EL


PAIS, 21-IV

FÉHER, F., y HELLER, A., 1980, "Hungría 1956: anatomía de una revolución políti-
ca", en ZONA ABIERTA, nº 26

FERNANDEZ, Rodrigo, 1991, "La 'glasnost' amenazada", en EL PAIS, 13-I

" , " , 1991, "Susto en el Kremlin", en EL PAIS, 11-III

" , " , 1991, "Boicoteo en Moldavia", en EL PAIS, 17-III

" , " , 1991, "La carestía de la nada", en EL PAIS, 3-IV

" , " , 1991, "El silencio de Boris Yeltsin", en EL PAIS, 11-IV

" , " , 1991, "Una 'tercera vía' de privatización y disciplina", en EL


PAIS, 23-IV

" , " , 1991, "Ejército, clero y patria", en EL PAIS, 24-IV

FUENTE, Ismael, 1990, "Gorbasmo", en DIARIO 16, 29-X

GALPERIN, Artión, 1991, "Montand, Semprún y la URSS", en DIARIO 16, 6-I

GARCIA, Romano, 1990, "El destino utópico de la izquierdaa", en EL PAIS, 31-XII

GARCIA CABRERA, J.L., "La Europa del año 2000", en LA GACETA DE CANA-
RIAS, 9-XII

GARRIGUES, Emilio, 1991, "La permanencia del cambio", en DIARIO 16, 10-I

GOMEZ MARIN, José Antonio, 1991, "La vuelta de San Sergio", en EL INDEPEN-
DIENTE, 12-I

GONZALEZ, Pedro, 1990, "El Ejército Rojo y la Revolución", en EL INDEPENDIEN-


TE, 7-XI

" , " , 1990, "Camino de la 'perestroika'", en EL INDEPENDIENTE,


5-XII
21

GONZALEZ, Pedro, 1990, "La-oleada-que-nos-va-a-invadir", en EL INDEPENDIEN-


TE, 7-XII

" , " , 1990, "El hombre que no quiso ser cómplice de la dictadura", en
EL INDEPENDIENTE, 21-XII

" , " , 1991, "Gorbachov suelta al Ejército", en EL INDEPENDIEN-


TE, 9-I

" , " , 1991, "Moscú no olvida a sus vasallos", en EL INDEPEN-


DIENTE, 17-III

" , " , 1991, "Acoso y derribo del líder del Kremlin", en EL INDE-
PENDIENTE, 11-IV

GRACHEV, Andrei, 1990, "¿Sigue siendo la URSS una gran potencia?", en EL PAIS,
17-XII

HAAS, Joost de, 1991, "Yo estuve dentro del reactor", en EL PAIS, 26-IV

HEBREROS, Virginia, 1991, "'Yuppies' rusos fundan un club en la URSS", en EL IN-


DEPENDIENTE, 13-IV

HERRERO MONTOTO, Manuel, 1990, "Collapse of communism party", en EL INDE-


PENDIENTE, 24-XII

HOUGH, Jerry, 1991, "Gorbachov, el líder que imaginamos", en LA GACETA DE CA-


NARIAS, 24-III

IGLESIAS, Gerardo, 1990, "Gorbachov en la encrucijada", en EL INDEPENDIENTE,


24-XII

JACKSON, Gabriel, 1990, "Prejuicios contra Estados Unidos", en EL PAIS, 30-X

" , " , 1991, "Comentario sobre Shatalin", en EL PAIS, 23-II

KAROL, K.S., 1990, "Entre el dinero y la Rusia eterna", en EL PAIS, 6-XII

" , " , 1990, "El tándem del Cáucaso", en EL PAIS, 23-XII

" , " , 1991, "La cuestión de los países bálticos", en EL PAIS, 19-I

" , " , 1991, "Las dos caras del Báltico", en EL PAIS, 8-II

" , " , 1991, "El referéndum", en EL PAIS, 17-III

" , " , 1991, "El tándem del Cáucaso", en EL PAIS, 23-XII

" , " , 1991, "¿Una tercera vía en la URSS?", en EL PAIS, 24-IV


22

KOROTICH, Vitaly, 1991, "Gorbachov, 'escudo humano' para los militares", en EL


PAIS, 19-IV

KOSTIKOV, Viachslav, 1991, "La prueba báltica", en EL INDEPENDIENTE, 12-II

KRAMER, Andrés M., 1990, "Un georgiano no tan puro", en EL INDEPENDIENTE,


21-XII

" , " , 1990, "El último servicio del camarada", en EL INDEPEN-


DIENTE, 23-XII

" , " , 1991, "Prueba de fuego para Gorbachov", en EL INDEPEN-


DIENTE, 17-III

KUPCHIK, Christian, 1990, "La cultura báltica", en DIARIO 16, 22-XII

LENATE, César, 1991, "La película de Shevardnadze", en DIARIO 16, 9-I

LECH, Iury, 1990, "Ucrania, entre la hoz y la pared", en DIARIO 16, 22-XII

LEGUINECHE, Manuel, 1990, "La reunión de las advertencias", en DIARIO 16, 22-XI

LEWIS, Flora, 1991, "Atolladero histórico para Gorbachov", en EL INDEPENDIEN-


TE, 24-III

LISICHKIN, Gennadi, 1991, "¿Qué ayuda necesitan los 'soviets'?", en EL PAIS, 4-I

LITOVKIN, Victor, 1990, "Desaparece la leva obligatoria ...", en EL INDEPENDIEN-


TE, 27-XII

LJUNGGREN, David, 1991, "Los mineros pierden la paciencia", en EL INDEPEN-


DIENTE, 22-III

MANZANARES, Julio, 1990, "Nostalgia del muro", en EL PAIS, 21-XI

MARTIN, Carmelo, 1991, "'Perestroika al sol", en EL PAIS, 5-IV

MAYOR ZARAGOZA, Federico, 1990, "Ayudar al audaz Gorbachov", en DIARIO 16,


26-X

MEDVEDEV, Zhores, 1991, "El coste de un accidente", en EL PAIS, 26-IV

MELENDEZ, José, 1991, "Una larga lucha en torno a la independencia", en EL INDE-


PENDIENTE, 14-I

MENDO, Carlos, 1991, "Enfrentamiento entre Washington y Moscú", en EL PAIS, 9-II

MILLIBAND, R., 1976, "Bettelheim y la experiencia soviética", en ZONA ABIERTA,


nº 6
23

MIRANDA, Alfonso, 1990, "30 días en el país de los soviets (1)", en EL PAIS, 20-XI

" , " , 1990, "30 días en el país de los soviets (2)", en EL PAIS, 21-XI

" , " , 1990, "30 días en el país de los soviets (3)", en EL PAIS, 22-XI

MOLERO, Helena, 1991, "Los museos perdidos del Este", en EL INDEPENDIENTE,


31-III

MONTANER, Carlos A., 1990, "El hombre viejo no se muere nunca", en DIARIO 16,
22-XII

MONTBRIAL, Thierry de, 1991, "La URSS y Japón", en EL PAIS, 19-IV

MONTEIRA, Félix, 1990, "El problema de las repúblicas", en EL PAIS, 22-XII

" , " , 1991, "La Comunidad teme perder el Este", en EL PAIS, 1-IV

MONTERO, Pilar, 1990, "Las repúblicas soviéticas se dividen de Moscú", en EL PAÍS,


17-XI

NEGRIN MORENO, Domingo, 1990, "Gorbachov se hace un seguro de vida", en LA


GACETA DE CANARIAS, 1-XI

NEIRA, Jesús, 1990, "El discurso de Gorbachov (1)", en EL INDEPENDIENTE, 1-XI

" , " , 1990, "El discurso de Gorbachov (2)", en EL INDEPENDIENTE, 2-XI

NIXON, Richard, 1990. "En la arena (resumen)", en DIARIO 16, 29-XI

OLCOTT, Martha Brill, 1991, "La (des)Unión Soviética", en EL INDEPENDIENTE,


21-III

OLIVA, Paco, 1991, "¿Quién defiende a Lituania?", en LA GACETA DE CANARIAS,


31-I

ORTIZ, Lourdes, 1990, "Lecciones de la perestroika", en DIARIO 16, 27-X

PAINE, Tom, 1990, "¡Dadme dinero!", en EL INDEPENDIENTE, 26-XI

" , " , 1990, "Crisis del Estado soviético", en EL INDEPENDIENTE, 22-XII

PARIS, Carlos, 1990, "El paradójico sino de Althusser", en DIARIO 16, 30-X

PELANDO, Carlo, 1991, "Cuatro errores de Europa", en EL PAIS, 14-I

PENAS, Francisco Javier, 1991, "la crisis en la URSS y en Occidente", en EL INDE-


PENDIENTE, 17-III

PEREZ-RAMOS, Antonio, 1990, "El disidente y su laberinto", en EL PAIS, 6-XII


24

POZO, Raúl del, 1990, "Estaban acuchillando a un muerto", en EL INDEPENDIENTE,


8-XII

RACIONERO, Luis, 1990, "Gorbachov y Proust", en EL INDEPENDIENTE, 9-XII

RAMIREZ, Manuel, 1990, "Don Quijote en la 'perestroika'", en DIARIO 16, 31-X

REVEL, Jean-François, 1991, "El fin de la 'glasnost'", en DIARIO 16, 8-III

RIBAKOV, Anatoli, 1990, "Lanzas de fuego danzan sedientas", en EL PAIS, 19-XII

RIPOLL MUNTANER, Andrés, 1991, "Y el hombre voló más alto", en EL PAÍS, 10-
IV

RIVIERE, margarita, 1990, "La nueva revolución", en EL INDEPENDIENTE, 31-x

ROLDAN, Juan, 1990, "Mano dura o caos", en DIARIO 16, 18-XII

" , " , 1990, "Una zancadilla a las reformas", en DIARIO 16, 21-XII

" , " , 1990, "Los refugiados del hambre", en DIARIO 16, 28-XII

" , " , 1991, "Antiguas ataduras", en DIARIO 16, 26-II

" , " , 1991, "El Báltico y los Balcanes", en DIARIO 16, 5-III

" , " , 1991, "El pugilato Gorbachov-Yeltsin", en DIARIO 16, 29-III

" , " , 1991, "Adión a las armas", en DIARIO 16, 2-IV

" , " , 1991, "Gorbachov pierde carisma", en DIARIO 16, 20-IV

" , " , 1991, "Los malabarismos de Gorbachov", en DIARIO 16, 26-IV

SABUGO ABRIL, Amancio, 1990, "Del comunismo a la utopía social", en EL INDE-


PENDIENTE, 4-XII

SCAMMEL, Michael, 1991, "El último creyente del comunismo", en EL INDEPEN-


DIENTE, 3-II

SCHNITZER, Viviane, 1991, "Hungría se despide del 'amigo ruso'", en EL PAIS, 30-IV

SECONDAT, 1991, "Lituania no es Kuwait", en DIARIO 16, 15-I

" , 1991, "'Perestroika' en el Golfo", en DIARIO 16, 23-II

SEDIJ, Igor, 1990, "Conflictos interétnicos en la URSS y armas nucleares", en EL IN-


DEPENDIENTE, 5-XII

SERRANO, Andrés S., 1991, "El papel de la URSS", en EL PAIS, 9-II


25

SHATALIN, Stanislav, 1991, "Deseo justificarme ante el pueblo", en EL PAIS, 12-II

SIMOV, Leonid, 1991, "¿Qué piensa un militar soviético?", en EL PAIS, 23-IV

SOLE TURA, Jordi, 1990, "¿Qué izquierda del Este?", en EL PAIS, 10-XI

" , " , 1990, "¿Modelo soviético o modelo chino?". en EL PAIS, 27-XII

TAIBO, Carlos, 1990, "El supremo arquitecto", en EL INDEPENDIENTE, 26-X

" , " , 1990, "Mapas mendaces para los navegantes", en EL INDEPEN-


DIENTE, 30-X

" , " , 1990, "El doble juego de la URSS", en EL INDEPENDIENTE, 14-XI

" , " , 1990, "De la 'guerra fría' a la 'paz caliente'", en EL INDEPENDIEN-


TE, 22-XI

" , " , 1990, "La caotización soviética", en EL INDEPENDIENTE, 30-XII

" , " , 1991, "El oscuro destino de las mujeres en Europa oriental", en EL
INDEPENDIENTE, 9-I

" , " , 1991, "Voces soviéticas sobre la guerra", en EL INDEPENDIENTE,


14-II

" , " , 1991, "¿Y qué ha hecho la Unión Soviética?", en EL INDEPEN-


DIENTE, 3-III

" , " , 1991, "El látigo de Catalina II o la dictadura del mercado "", en EL
INDEPENDIENTE, 5-III

" , " , 1991, "Argumentos y hechos", en EL INDEPENDIENTE, 17-III

" , " , 1991, "Claves para comprender el referéndum sobre la Unión", en EL


INDEPENDIENTE, 18-III

" , " , 1991, "La guerra fría fue cosa de dos", en EL INDEPENDIENTE, 31-
III

" , " , 1991, "Adiós a Eltsin", en EL INDEPENDIENTE, 20-IV

" , " , 1991, "El tiovivo soviético", en EL INDEPENDIENTE, 29-IV

TAILLEFER, Pierre, 1990, "Guennadi Yanayev, un hombre del aparato", en DIARIO


16, 28-XII

TELTSCHIK, Horst, 1990, "La desaparición de Moscú", en EL PAIS, 17-XII


26

TERTSCH, Hermann, 1990, "Contrabando, el río que anega Europa del Este", en EL
PAIS, 26-XII

" , " , 1991, "Alarma en las nuevas democracias del Este", en EL


PAIS, 27-I

" , " , 1991, "Actitud numantina frente al Kremlin", en EL PAIS, 10-


II

" , " , 1991, "Sueños lituanos", en EL PAIS, 15-II

" , " , 1991, "La última oportunidad de Letonia", en EL PAIS, 18-II

TOURAINE, Alain, 1990, "Louis Althusser, integrista marxista", en EL PAIS, 13-XI

TSIPKO, Alexandr, 1991, "Sin salida", en EL PAIS, 22-II

" , " , 1991, "El rojo, el blanco y la rosa", en EL PAIS, 29-IV

TUSELL, Javier, 1991, "Lo que queda de la URSS", en DIARIO 16, 22-IV

VOZNESSENSKI, Andrei, 1990, "Un poeta contra la especulación", en DIARIO 16,


22-XII

YAKOVLEV, Alexander, 1990, "Cooperación y no enfrentamiento", en EL PAIS, 17-


XII

YELTSIN, Boris, 1991, "La democratización de la URSS es imparable", en EL PAIS,


5-IV

YEPES STORK, Ricardo, 1990, "Despedirse de Marx", en EL PAIS, 7-XI

YEVTUSHENKO, Yevgeny, 1991, "¿Hay algo peor que la disolución de la URSS?", en


EL INDEPENDIENTE, 27-I

ZABALZA, Jorge, 1991, "El bloque antisoviético de tres países", en EL INDEPEN-


DIENTE, 18-II

" , " , 1991, "Adiós al pacto de Varsovia", en EL INDEPENDIENTE,


31-III

" , " , 1991, "El Kremlin, cada vez más desbordado", en EL INDEPEN-
DIENTE, 19-IV

ZAFRA, Juan Manuel, 1991, "El paraíso perdido", en EL PAIS, 17-III


27

ARTICULOS DE FONDO

"A vida o muerte", en LA GACETA DE CANARIAS, 18-III-1991

"Al borde del caos", en EL PAIS, 20-XII-1990

"Atraso informático soviético", en EL INDEPENDIENTE, 24-III-1991

"Autoritarismo y represión", en EL PAIS, 14-I-1991

"Bolchevismo de mercado", en DIARIO 16, 11-XI-1990

"Chernobil", en EL PAIS, 26-IV-1991

"Defunción del Pacto de Varsovia", en EL INDEPENDIENTE, 2-IV-1991

"Disensiones en Moscú", en EL INDEPENDIENTE, 4-II-1991

"El éxodo de los judíos rusos", en DIARIO 16, 5-I-1991

"El fin de una época", en EL PAIS, 9-X-1990

"El fracasado triunfo en Moscú", en EL INDEPENDIENTE, 27-II-1991

"El imperio de Catalina y de Stalin", en EL INDEPENDIENTE, 18-iii-1991

"El nacionalismo en la Unión Soviética", en EL PAIS, 9-III-1991

"El nacionalismo regresivo", en EL INDEPENDIENTE, 29-XII-1990

"El pulso lituano", en DIARIO 16, 17-III-1991

"El pulso Yeltsin-Gorbachov", en EL PAIS, 31-III-1991

"El referéndum soviético", en DIARIO 16, 17-III-1991

"Giro autoritario", en EL PAIS, 6-XII-1990

"Gorbachov en España", en EL PAIS, 26-X-1990

"Gorbachov pierde en el Báltico", en EL INDEPENDIENTE, 3-II-1991

"Gorbachov supera la crisis", en EL PAIS, 25-IV-1991

"Gorbachov y el poder", en EL PAIS, 5-II-1991

"Gorbachov y su moratoria", en DIARIO 16, 11-IV-1991


28

Gorbachov, sin tiempo", en DIARIO 16, 17-XI-1990

"Hambre en la URSS", en EL PAIS, 2-XII-1990

"La «perestroika» en jaque", en DIARIO 16, 29-XII-1990

"La disolución del Pacto de Varsovia", en LA GACETA DE CANARIAS, 2-IV-1991

"La fiebre del Báltico", en DIARIO 16, 23-I-1991

"La URSS y el Golfo", en EL PAIS, 8-IV-1991

"La URSS, al borde de una catástrofe", en EL INDEPENDIENTE, 6-I-1991

"La vida en Moscú", en EL PAIS, 8-IV-1991

"Las burocracias soviéticas", en EL INDEPENDIENTE, 11-IV-1991

"Las pesadollas de Gorbachov", en EL INDEPENDIENTE, 18-XII-1990

"Las ruinas del templo", en EL PAIS, 24-XII-1990

"Lituania y la «perestroika»". en EL PAIS, 13-I-1991

"Lituania, en el olvido", en EL INDEPENDIENTE, 16-I-1991

"Los «boinas negras» en Lituania", en DIARIO 16, 13-I-1991

"Los laberintos de Gorbachov", en EL INDEPENDIENTE, 11-XII-1991

"Los muertos de Riga", en EL PAIS, 22-I-1991

"Los senderos que se bifurcan", en EL INDEPENDIENTE, 17-III-1991

"Los soviéticos viven una situación desesperada", en EL INDEPENDIENTE, 2-XII-


1990

"Moscú, en bajo perfil", en DIARIO 16, 1-II-1991

"Nacionalismo y armas nucleares", en EL INDEPENDIENTE, 31-X-1990

"Nueva era en Europa", en DIARIO 16, 19-XII-1990

"Nuevo desafío báltico", en DIARIO 16, 8-III-1991

"Numancia en Vilna", en EL PAIS, 12-II-1991

"'Perestroika' en bancarrota", en DIARIO 16, 20-XII-1990

"Quiebra del equilibrio centrista en la URSS", en EL INDEPENDIENTE, 22-XII-1990


29

"Rebelión en la Unión Soviética", en EL PAIS, 16-III-1991

"Requiem por la «era Shevardnadze»", en EL I NDEPENDIENTE, 24-XII-1990

"Resultado ambiguo", en EL PAIS, 21-III-1991

"Revés para Gorbachov", en DIARIO 16, 19-III-1991

"Rusia y la URSS", en EL PAIS, 27-I-1991

"Segundo aviso en Letonia", en EL INDEPENDIENTE, 26-I-1991

"Señal inquietante", en EL PAIS, 25-II-1991

"Tierra por dinero", en EL PAIS, 19-IV-1991

"Tovarich Gorby", en EL PAIS, 29-X-1990

"Un hombre solo en la Plaza Roja", en EL INDEPENDIENTE, 9-XI-1990

"Un paso atrás", en EL PAIS, 30-XII-1990

"¿Victoria de quién en la URSS?", en EL PAIS, 21-III_1991

"Yeltsin salva a Gorbachov", en DIARIO 16, 25-IV-1991


30

ENTREVISTAS

LEONID ABALKIN (Nicolai Vijlayev, EL INDEPENDIENTE, 9-XII-1990)

YURI AFANASIEV (Carlos Enrique Bayo, DIARIO 16, 25-I-1991)

" " (K.S. Karol, "Un año de revolución en el país de los soviets")

VIKTOR ALKSNIS (Carlos Enrique Bayo, DIARIO 16, 12-II-1991)

" " (Felix Alexeev, EL INDEPENDIENTE, 21-III-1991)

ISAIAH BERLIN (Salvador Giner, EL PAIS, 15-IV-1991)

ANDREI BITOV (Xavier Moret, EL PAIS, 18-III-1991)

" " (José maría bermejo, EL INDEPENDIENTE, 19-III-1991)

HÉLÈNE CARRERE D'ENCAUSSE (Ander Landaburu, DIARIO 16, 5-II-1991)

" " " (Javier Palenzuela, EL PAIS, 5-II-1991)

FRIEDRICH WILHELM CHRISTIAN («Der Spiegel», EL PAIS, 6-I-1991)

ALEXANDR DZASOJOV (Javier Fernández Arribas, EL INDEPENDIENTE, 4-IV-


1991)

ZVIAD GANSAJURDIA (Pilar Bonet, EL PAIS, 18-II-1991)

" " («Der Spiegel», EL INDEPENDIENTE, 21-IV-1991)

MIJAIL GORBACHOV (Pilar Bonet, EL PAIS, 26-X-1990)

" " (Rudolf Augstein, e.a., EL PAIS, 31-III-1991)

ANDREI GRACHEV (Juan A. Martínez, EL INDEPENDIENTE, 26-X-1990)

SRGUEI GRIGORIANTS (Mayte Antona, DIARIO 16, 5-II-1991)

" " (Angel A. Hernández, EL PAIS, 5-II-1991)

FRANCISCO INFANTE (Fietta Jarque, EL PAIS, 16-III-1991)

OLEG KALUGUIN (Carlos Enrique Bayo, DIARIO 16, 7-IV-1991)


31

GARRI KASPAROV (K.S. Karol, "Un año de revolución en el país de los soviets")

" " (Ricardo Calvo, EL INDEPENDIENTE, 20-III-1991)

VLADIMIR KUDRIAVSEV (K.S. Karol, "Un año de revolución en el país de los


soviets")

ANATOLI KUZNETZOV (Agencia «EFE», LA GACETA DE CANARIAS, 27-IV-


1991)

VITAUTAS LANDSBERGUIS (Carlos Enrique Bayo, DIARIO 16, 3-II-1991)

STANISLAV LEVCHENKO (Nicholas F. Benton, EL INDEPENDIENTE, 21-IV-


1991)

DIMITRI LIGACHOV (K.S. Karol, "Un año de revolución en el país de los soviets")

YURI LIUBIMOV (Miguel Bayón, EL PAIS, 26-III-1991)

NIKOLAI MALISHEV (Dionisio Jiménez, EL INDEPENDIENTE, 24-IV-1991)

ÇESLAV NLYNNIK (Pilar Bonet, EL PAIS, 9-IV-1991)

NURSULTAN NAZARBAEV (Pilar Bonet, EL PAIS, 13-II-1991)

YEVGENI PRIMAKOV (Carlos Enrique Bayo, DIARIO 16, 31-III-1991)

KASIMIERA PRUNSKIENE (Pilar Bonet, EL PAIS, 13-II-1991)

IURIE ROSCA (Rodrigo Fernández, EL PAIS, 21-II-1991)

ARNOLD RUTEL (Hermann Tertsch, EL PAIS, 21-II-1991)

LUIS SERRANO (David Solana, DIARIO 16, 19-III-1991)

EDVARD SHEVARDNADZE (K.S. Karol, "Un año de revolución en el país de los so-
viets")

" " (Egor Yakovlev, EL PAIS, 9-III-1991)

" " (Eugenio Scalfari, EL PAIS, 20-III-1991)

ANATOLI SOBCHAK (Angel A. Hernández, EL PAIS, 30-I-1991)

" " (Andrés M. Kramer, EL INDEPENDIENTE, 30-I-1991)

LUC MICHEL SOKOLOV (Juan M. Bellver, EL INDEPENDIENTE, 24-I-1991)

VLADISLAV STARKOV (Alejandro V- García, EL PAIS, 15-IV-1991)


32

ALEKANDR TSIPKO (Angel M. Hernández, EL PAIS, 27-II-1991)

OLGA VORONINA (K.S. Karol, "Un año de revolución en el país de los soviets")

EGOR YAKOVLEV (Angel A. Hernández, EL PAIS, 3-II-1991)

TATIANA ZASLAVSKAIA (K.S. Karol, "Un año de revolución en el país de los so-
viets")

" " (I. Savateeva, EL INDEPENDIENTE, 3-II-1991)

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx