Вы находитесь на странице: 1из 84

BO

RR
AD
O
R
BO
RR
AD
O
R
LOS PIAPOCO,
RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA
COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO.

R
O
AD
Teresita de Jesús Serrano Arias
RR
BO

2016
Corporación Universitaria Minuto de Dios
UNIMINUTO

R
Presidente Consejo de Fundadores
Diego Jaramillo Cuartas, cjm

Rector General

O
Leónidas López Herrán

Vicerrector General
Harold de Jesús Castilla Devoz, cjm

Vicerrectora Académica General


Marelen Castillo Torres
A D
Rector Sede Bogotá Sur y Nuevas Regionales
Santiago Alberto Vélez Álvarez

Vicerrector Regional Llanos


RR

Jorge Enrique Cortes Barrera

Directora General de Investigaciones


Amparo Vélez Ramírez

Directora de Investigaciones
Bogotá-Sur y Nuevas Regionales
Astrid Ximena Cortés Lozano
BO

Directora de Investigaciones
Vicerrectoría Llanos
Nubia Estella Cruz Casallas

Coordinadora general de publicaciones


Rocío del Pilar Montoya Chacón
Titulo:

R
Los Piapoco, resguardo indígena La Victoria como patrimonio cultural vivo

Proyecto de Investigación: Los Piapoco resguardo indígena - La Victoria- como patrimonio


cultural vivo C114-022. Código SAP. Proyecto 460-IN-1-15-002 Los piapocos resg.indigena

O
Autor:
Teresita de Jesús Serrano Arias
Corporación Universitaria Minuto de Dios – UNIMINUTO

Co-Autor:
Sara Janet Bohórquez Arias
AD
Edición por:
Corporación Universitaria Minuto de Dios – UNIMINUTO

Diseño y diagramación
RR

Agencia Fusión

Impreso por:
Agencia Fusión

Primera edición: 2016


500 ejemplares
BO

Corporación Universitaria Minuto de Dios


Dirección de Investigaciones – Vicerrectoría Regional Llanos
Calle 40 No. 33 a 32 Centro Villavicencio – Meta
Teléfono: (57 -8) 6818810
Primera Edición, Villavicencio Colombia, Julio 2015

Esta publicación es el resultado del proyecto “Los Piapoco resguardo indígena - La Victoria – como patrimonio cultu-
ral vivo”, financiado por la IV Convocatoria para el desarrollo y fortalecimiento de la investigación, de la Corporación
Universitaria Minuto de Dios – UNIMINUTO. Financiado por la Rectoría General, Vicerrectoría General Académica y
Dirección General de Investigaciones.

Corporación Universitaria Minuto de Dios – UNIMINUTO. Todos los textos publicados en este libro son seleccionados
por el Comité Editorial de acuerdo con criterios establecidos. Está protegido por el Registro de Propiedad Intelectual.
Los conceptos expresados en los capítulos competen a sus autores, son su responsabilidad y no comprometen la opi-
nión de UNIMINUTO. Se autoriza su reproducción parcial en cualquier medio, incluido electrónico, con la condición de
ser citada clara y completamente la fuente, siempre y cuando las copias no sean usadas para fines comerciales.
COLABORADORES DE LA INVESTIGACIÓN

Colaboradores y fuentes orales de la Comunidad Indígena


Marcelino Gaitán
Líder natural comunidad indígena Piapoco

R
Etnoeducador comunidad indígena Piapoco
Santiago Gaitán

O
Co - investigadores
Diana Orozco
Susana Basto Rodríguez
Norman Fajardo D
Corporación Universitaria Minuto de Dios – UNIMINUTO
Vicerrectoría Regional Llanos
A
Investigador Externo
Wilson Orlando Gómez Gómez
RR

Semillero de Investigación Desdoblando Cuentos


Sara Bohórquez
Paola Acosta
Lorena Reina
BO

Daniela Neira
Linda Juliana Alvarez
Francisco Segura
Leonardo Rozo
Daniel Sánchez

Estudiantes del Programa Tecnológico Comunicación Gráfica


CONTENIDO

Los derechos indígenas, una construcción colectiva 15


Pobladores indígenas del Meta 28
La Etnia Piapoco, resguardo La Victoria 33

R
O
AD
RR
BO
LISTAS DE FOTOGRAFÍAS

Foto Nº 1. Resguardo indígenas La Victoria. Puerto López, Meta. mapa grupos piapocos
Foto Nº 2. Resguardo indígenas La Victoria. Puerto López, Meta.
Foto Nº3. Resguardo Indígena La Victoria. Puerto López Meta. Juego de Arco y Flecha. Comunidad
Indígenas

R
Foto Nº4. Resguardo Indígena La Victoria. Puerto López Meta. Viviendas indígenas.
Foto Nº 5. Resguardo Indígena La Victoria. Puerto López Meta. Rayado Yuca Brava.
Foto Nº 6. Resguardo Indígena La Victoria. Puerteo López Meta. Juego Zaranda.

O
Foto Nº7. Resguardo Indígena La Victoria. Puerto López Meta. Institución Educativa La Victoria.
Básica Primaria
Foto Nº 8.Resguardo Indígena El Turpial. Puerto López Meta. Institución Educativa Trietnica Ya-
liaKeisy
D
Foto Nº9. Resguardo Indígena El Turpial. Puerto López Meta. Institución Educativa Trietnica Ya-
liaKeisy .Calendario Indígena.
A
LISTA TABLAS
RR

Tabla Nº.1 Resguardos, Cabildos y asentamientos indígenas del departamento del Meta 2009
Tabla Nº2. Organizaciones que representan a la población indígena del departamento del Meta
BO
R
O
AD
PRESENTACIÓN
RR
BO
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

El presente libro, nos permite reconocer la existencia real e histórica de las comunidades
indígenas en nuestro país; la existencia de una comunidad desarraigada, dominada y obligada
a ser desplazada miles de kilómetros de su territorio natal e impuesta en nuevo territorio,
con una cultura impuesta, dominante y desconocida, es la historia no solo de la Comunidad
indígena Los Piapoco del Resguardo Indígena La Victoria de Puerto López, sino es la historia de
la mayoría de comunidades indígenas del territorio colombiano. Históricamente hemos visto
como a los pueblos indígenas se les ha menoscabado sus derechos individuales y colectivos,

R
se les ha despojado de sus tierras, se les niega su existencia, se enajenan sus costumbres, se
obvian y menosprecian sus conocimientos ancestrales e irremediablemente se les condena a
la desaparición física e historio-cultural.

O
Por esta razón, la profesora Teresita Serrano a través de su investigación Los Piapoco – Resguardo
Indígena La Victoria – como patrimonio cultural vivo, nos presenta este libro con sus hallazgos y
resultados, que pretende ser mucho más que un documento histórico-cultural, nos presenta una
AD
reivindicación de los derechos indígenas, el derecho al uso y usufructo del territorio y sobre todo el
derecho a considerar sus manifestaciones culturales como patrimonio cultural vivo de una nación.
El presente libro pone de manifiesto y comunica toda una herencia cultural, patrimonial y ances-
tral de la comunidad Los Piapoco del resguardo la Victoria en el municipio de Puerto López en el
Departamento del Meta – Colombia.
RR

En primera instancia, la profesora teresita nos presenta el capitulo Los derechos indígenas, una
construcción colectiva, donde nos incita a ver la restauración de los derechos civiles individuales
y colectivos de las poblaciones indígenas desde la perspectiva del tejido social y comunitario, es
una invitación a una gobernanza donde los actores territoriales posibiliten el establecimiento de
estrategia innovadora para la salvaguarda de los pueblos indígenas a través del reconocimiento
nacional y regional de sus costumbres y tradiciones en su influencia en la construcción de una
BO

nación plurietnica y multicultural. El ejercicio descrito por la profesora Teresita, lleva a una lectura
de las narrativas y relatos presentes en la comunidad Los Piapoco, logra que el lector establezca un
diálogo directo con la comunidad indígena, reconociendo sus potencialidades y visibilizando sus
necesidades como grupo humano.

El segundo capítulo, nos lleva a una mirada regional del estado actual de las poblaciones indígenas
del Meta, es un ejercicio de caracterización de la población, recoge datos que en la realidad de los
estamentos gubernamentales se encuentran dispersos, presentando de esta manera un panorama
general en perspectiva social y política de los pueblos indígenas del Meta. El libro culmina con la

10
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

caracterización especifica de la comunidad Los Piapoco del Resguardo Indígena La Victoria, en


el municipio de Puerto López- Meta; esta caracterización presenta una correlación de las causas
y condiciones que generaron el establecimiento de la Comunidad Piapoco en el resguardo La
Victoria, hace un recorrido por el trabajo de investigación conjunto entre profesionales de la Corpo-
ración Universitaria Minuto de Dios UNIMINUTO, estudiantes de los Semilleros de investigación del
programa de Comunicación Grafica y miembros de la comunidad Los Piapoco en un ejercicio de

R
reafirmación étnica de todos los actores de la investigación.

O
La profesora Teresita evidencia un conocimiento profundo de lugares, procesos y habitantes de
la comunidad indígena de los Piapoco resultado de un comprometido trabajo de campo que
se extendió a lo largo de dos años donde se realiza un interesante recorrido describiendo los
espacios históricos y sociales en los que se desarrollan las diferentes co-relaciones surgidas entre la
AD
comunidad indígena y las poblaciones de blancos y mestizos. El libro además evidencia la contri-
bución que el equipo investigador da al posicionamiento social de las comunidad indígena Los
Piapoco – Resguardo La Victoria y a su visibilización, tanto en el ámbito cultural, histórico como en
la sociedad general.

El libro presenta un desarrollo metodológico de la investigación desde las perspectivas del enfoque
RR

praxeológico, permitiendo que la investigación se realice a través de profundas reflexiones sobre


las prácticas sociales de la comunidad indígena y de los investigadores participantes, generando
de esta manera una nueva perspectiva de trabajo investigativo con comunidades indígenas. Es un
libro que permite la discusión, que invita al debate y a la reflexión, es un libro típicamente praxeo-
lógico, un libro para la reflexión.
BO

Equipo Investigador
Proyecto de Investigación:
Los Piapoco resguardo indígena - La Victoria- como patrimonio cultural vivo

11
BO
RR
AD
O
R
R
O
DA
DEL AUTOR
RR
BO
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

Teresita de Jesús Serrano Arias, Licenciada en Educación Especial egresada de la Universidad


Pedagógica Nacional, Posgraduada en Educación y Desarrollo Cultural de la Corporación
Universitaria Monserrate, Magister en Investigación y Docencia del Instituto Central de Ciencias
Pedagógicas de La Habana Cuba. Estudiante de Doctorado en Investigación y Docencia
del Centro Panamericano de Estudios Superiores en convenio con la OIE. Actualmente es
docente de investigación en las asignaturas de metodología de la investigación, investigación
educativa y métodos cualitativos en la Corporación Universitaria Minuto de Dios – UNIMINUTO,

R
Vicerrectoría Regional Llanos.

O
AD
RR
BO

14
R
O
AD
INTRODUCCIÓN
RR
BO
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

Hoy ser indígena


es un valor en todo el mundo.
Carlos Martinez Sarasola.

El proceso de investigación llevado a cabo, permite el reconocimiento de la historia e


imbricaciones que se han dado en la cultura indígena los Piapoco, resguardo La Victoria,
ubicado en el municipio de Puerto López, departamento del Meta. Para su reconocimiento

R
y consecuente sistematización se hizo necesario el conocimiento de la normatividad que
propende por sus derechos a nivel internacional y nacional, de los diferentes factores
que aquejan y conllevan a su aculturación y de la importancia que tiene para ellos y para

O
la comunidad en general reconocerlos como parte importante en la construcción de la
historia.

El libro Los Piapoco, resguardo indígena La Victoria como patrimonio Cultural vivo, es el
AD
resultado de un proceso de investigación desarrollado por docentes de la Corporación
Universitaria Minuto de Dios UNIMINUTO, Vicerrectoría Regional Llanos, estudiantes del
programa de Comunicación Gráfica con la colaboración de los etnoeducadores de la
comunidad Los Piapoco.

El objetivo evidente por el que se llevó a cabo la investigación fue el de recopilar y conocer
RR

la cultura de una de las etnias del departamento del Meta, objetivo que se logró, pero
anexo a él, imperceptible como todo lo que acontece con nuestras culturas, estaba el que
se reconozca que, pese a los cambios que genera la globalización, estas culturas y sus
manifestaciones se han mantenido. El compromiso que se debe adquirir es el de ayudar a
su preservación, a que sigan siendo nuestro patrimonio cultural vivo.
BO

Una de las formas que hay de llevar a cabo esta consigna es a través de investigaciones que
permitan la recuperación de su historia, de compilar los saberes ancestrales y socializarlos,
evidenciando con ello, que las primeras culturas que habitaron nuestras tierras, aún están
vivas y que así como formado parte de nuestro pasado, forman parte de nuestro futuro y
debe seguir formando parte de nuestro presente.

El libro, Los Piapoco, resguardo indígena La Victoria como patrimonio Cultural vivo, es el
resultado de un proceso de investigación desarrollado por docentes de la Corporación

16
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

Universitaria Minuto de Dios Vicerrectoría Regional Llanos, estudiantes del programa de


Comunicación Gráfica con la colaboración de los etnoeducadores de la comunidad.

El libro esté divido en tres capítulos, los cuales reflejan el desarrollo lógico de la investiga-
ción. En el primer capítulo se encuentra la normatividad que hay en relación a lo que es la
cultura desde la Convención de la UNESCO 2003, el compromiso adquirido por Colombia

R
al ser Estado parte y apartes de la legislación de las etnias indígenas. Al no ser un tratado
y no buscar este objetivo, se hace referencia algunos artículos que, la autora asume son

O
importantes.

En el segundo capítulo se contextualiza las etnias existentes en el Departamento del


Meta, sus principales características. En el tercer capítulo, objetivo principal de la investi-
AD
gación, está recopilada las manifestaciones culturales de la etnia indígenas Los Piapoco
del Resguardo la Victoria.

A eso estamos llamadas las Instituciones de Educación Superior, a formar equipos de


trabajo para que una parte de nuestro compromiso social sea la recuperación de estas
culturas.
RR

A todos los colaboradores, gracias porque nos permitieron aprender que es el ser parte de
una Colombia multiétnica y pluricultural.
BO

17
BO
RR
AD
O
R
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

CAPÍTULO I
Los derechos indígenas, una construcción colectiva
Cuando se da inicio a un proceso investigativo relacionado con la salvaguardia de una
cultura, se desarrolla más que una idea, un cambio de paradigma, el cual, para este caso en

R
particular, tiene como principio conocer y comprender en contexto, en el lenguaje cotidiano
de las sociedades, lo que significa salvaguardar el patrimonio cultural inmaterial, en donde
se da implícito el reconocimiento de los derechos establecidos y acordados en tratados

O
internacionales como los acordados en la Declaración Universal de Derechos Humanos de
1948, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de 1966 y al
Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de1966.
AD
En el proceso investigativo y como preámbulo para destacar su importancia e incidencia
en el desarrollo sostenible de los pueblos, se hace necesario retomar el proceso que la
Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura UNESCO ha
desarrollado como antecedente y que confluyó en la construcción social del concepto. Su
importancia radica en que, la UNESCO, ha podido llevar a un consenso, casi universal, los
conceptos relacionados con cultura, manifestaciones culturales, técnicas, usos, y demás
RR

propios de la cultura, permitiendo así, a través de la identificación de sus propiedades o


características, distinguirlas unas de otras, de hacerlas únicas y convertirlas en un aporte
que enriquece a la humanidad.

No es desconocido para nadie, que desde tiempos inmemorables, pese al desconocimiento


BO

del proceso para la salvaguardia del patrimonio inmaterial, propuesto por la UNESCO en el
año 2003, los pueblos, en su afán de supervivencia, de mantener los rasgos más caracte-
rísticos que los ayuda a identificarlos, han desarrollado de manera práctica, muy artesanal,
estrategias que les permite la mantención, sostenimiento y divulgación de su cultura, así
como de su historia de vida. Con ellos buscan recordarles a las nuevas generaciones, que
ellos forman parte de una continuidad, que pese a los cambios que permean su cultura,
no las han consumido hasta llevarlas a su fin.

Con esto y otros componentes, se enriquece la UNESCO, y durante los trece (13) últimos
años ha promovido, es evidencia innegable, cimentar nuevos caminos que marquen la

19
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

diferencia entre un pasado poco prominente, hacia un futuro prometedor, asegurado en


un presente que apenas se está construyendo, pero que puede garantizar que así sea.

En el presente, se hace necesario considerar que cada cultura posee indistintamente de su


origen, componentes que convergen en situaciones que en mayor o menor grado influyen
de manera positiva o negativa las estructuras socioculturales vigentes. Así mismo, se hace
necesario conocer que estos componentes, pueden modificar de manera permanente o
llevar a sustituir elementos que disipen la cultura sin mayor resistencia que la de un deseo
endeble de la perseverancia de unos pocos, o que por su fuerza y coherencia la mantenga

R
erguida hasta la posteridad.

Un caso particular pero que lleva a considerar su importancia, y servir como ejemplo,

O
es el grupo indígena los Piapoco, resguardo La Victoria, quienes pese a las condiciones
adversas como el flagelo interno de la guerra en Colombia, el desplazamiento forzado, del
abandono por parte del Estado, se han podido mantener a través de la historia. En ellos,
el deseo endeble y la perseverancia de unos pocos, así como su fuerza y coherencia los ha
AD
podido mantener erguidos hasta la posteridad.

Así se coteja la relevancia que tiene el conocer las ideas y necesidades que llevaron
al reconocimiento del efecto que tiene la memoria histórica de los pueblos, para la
continuidad y el desarrollo social, para el desarrollo de su identidad y el desarrollo
sostenible de las naciones.
RR

Por ello, resulta importante conocer dentro de la historia, los factores que llevaron a las naciones
del mundo a la creación de un nuevo orden político. Entre ellos están indiscutiblemente, las
catástrofes generadas por las guerras que han azotado al mundo; la concepción del ser humano,
retomada desde Kant (1989) y Dante (citado por Salgado, 2009), en el que el individuo por
su carácter social y libre, tiende a buscar mecanismos que le den tranquilidad y sosiego y le
BO

ayuden al desarrollo de una convivencia en paz; la propuesta de las Naciones Unidas para una
convivencia en paz concertada no sólo entre las naciones, sino al interior de ellas.

Bajo esta concepciones que generaron cambios en los paradigmas sociales, no es de


considerar una utopía que a finales de una de las guerras más cruentas de la historia, la
segunda guerra mundial, los países involucrados en ella, para el año 1945 consideraran
importante y vital, crear una organización cuyo objetivo estuviera orientado a:

20
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

[…] gestionar procesos encaminados a la construcción de una cultura de paz, a establecer


la solidaridad intelectual y moral de la humanidad y, de esta manera, impedir que se
desencadene una nueva guerra mundial, mediante la cooperación de las naciones del
mundo en las esferas de la educación, de la ciencia y de la cultura, los objetivos de paz
internacional y de bienestar general de la humanidad. (UNESCO, 2003).

Como la afirma Mylonas, citado en Saban & Estella (1996),

R
El mundo tenía necesidad de una institución que se ocupase de la vida del espíritu, con
el fin de sanear, de educar para la paz. Las guerras nacen en el espíritu de los hombres.
Pero no es suficiente con prevenir la guerra. Hace falta organizar de manera positiva la

O
paz y las vías para mantener la paz (Saban & Estella, 1996, p.143).

No es una empresa fácil de llevar a cabo, en especial sí se considera que estas acciones
AD
están circunscritas en relaciones estructuradas bajo el poder sociopolítico de los estados
involucrados, los cuales, a su vez, están representados por sujetos individualizados que
pueden tener con sus homólogos semejanzas y diferencias, generadas desde su propia
estructura psicológica, o generadas desde las estructuras sociocultural de su país, que
inciden en la toman de decisiones dirimidas al interior de la organización.

Esto lleva sin lugar a dudas a reconocer la existencia de una dualidad que sugiere la puesta
RR

a prueba de lo que precisamente abandera la UNESCO, un carácter reflexivo, consensual,


de buena voluntad, de compromiso, por parte de los Estados miembros y de los Estados
asociados, para que con objetividad y pertinencia emitan las directrices que moverá al
mundo hacía la búsqueda de la tan anhelada paz.
BO

Para ello, se hace necesario, ser nosotros ejemplo, asumirnos como ejemplo para estudiar
con detenimiento y respeto las propuestas de la UNESCO frente a preservar la cultura
inmaterial de los pueblos, ya que no podemos emprender un camino del que no conocemos
las normas que lo rigen. Está visto, que el llegar a improvisar, por desconocimiento de la
norma, sólo genera, en el mejor de los casos, atraso en los procesos, en otros la extinción
de los pueblos.

Hay que conocer para discutir, hay que conocer para asumir y principalmente hay que
conocer para aprender. Por ello, es importante retomar la historia de la UNESCO, de algunos
de sus principios que para la autora resultan relevantes e invitan a profundizar en ellos.

21
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

La Organización las Naciones Unidas para la educación, la ciencia y la cultura UNESCO, se


constituye el 16 de Noviembre de 1945, y firman para su constitución 37 Estados; entra en
vigor en el año de 1946, con una misión clara:

Contribuir a la conservación de la paz y de la seguridad estrechando, mediante la


educación, la ciencia y la cultura, la colaboración entre las naciones con el fin de asegurar
el respeto universal de la justicia, de la ley, de los derechos humanos y de las libertades
fundamentales para todos, sin distinción de raza, de sexo, de idioma o de religión, que
la Carta de las Naciones Unidas reconoce a todos los pueblos. (UNESCO, 2003).

R
En ella participan 195 Estados miembros y 10 miembros asociados que están organizados
en cinco grupos regionales - África, Estados Árabes, Asia y el Pacífico, Europa y América del

O
Norte, América Latina y el Caribe - a partir de definiciones que no son únicamente geográ-
ficas. (UNESCO, 2003)

Artículo II. Países que forman la UNESCO, son por derecho, todos los de las Naciones
AD
Unidas que así lo consideren. Cada estado miembro tendrá derecho a designar a un
delegado permanente ante la organización (UNESCO, 2003)

Los miembros asociados son los Estados no miembros admitidos previa recomendación y
votación del Consejo Ejecutivo en la Conferencia General, para los territorios o grupos de
territorios que no dirijan por sí mismos la responsabilidad de la dirección de sus relaciones
RR

exteriores y quieran participar, serán aceptados cuando su petición, en votación sea


apoyada por la mayoría de los dos tercios de los miembros presentes y votantes.

La UNESCO para la parte administrativa y de gestión tiene tres órganos rectores, cuyas
funciones se encuentran en los Artículos V, VI y VII, Constitución de la Organización de las
Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. (UNESCO 2003)
BO

Así pues, en el artículo IV; La Conferencia General en donde se toman decisiones frente a la
orientación y la línea de conducción general de la organización. Ella adopta un programa
y un presupuesto para dos años de trabajo. Está encargada de elegir a los miembros del
Consejo Ejecutivo y designa cada cuatro años al Director General.

En el artículo V. El Consejo Ejecutivo, conformado por 58 miembros, elegidos por la


Conferencia General. Su función es la de preparar el trabajo de la Conferencia General
y velar para que las decisiones se ejecuten adecuadamente. Sus funciones y responsa-

22
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

bilidades le son dadas por la Constitución y los reglamentos, directivas o resoluciones


establecidas por la Conferencia General, acuerdos concluidos entre la UNESCO y la Organi-
zación de las Naciones Unidas, las instituciones especializadas y otras organizaciones
intergubernamentales. El Consejo Ejecutivo se reúne dos veces al año.

De las reuniones desarrolladas por la Conferencia General, o por la Conferencia Intergu-


bernamental convocadas por la UNESCO, se adopta, como resultados de los estudios
realizados a las solicitudes hechas por los Estados: los Instrumentos Normativos, que son

R
las convenciones, resoluciones y recomendaciones, a través de los cuales se dan a conocer
los derechos, las reglas en común y demás acciones normativas para que sean conocidas,
asumidas y desarrolladas por los estados miembros.

O
En el artículo VI, Secretaría; Se compone de un Director General y del personal que se
estime necesario. Es nombrado por la Conferencia General, a propuesta del Consejo
AD
Ejecutivo, por un periodo de cuatro años y podrá ser reelegido al término de éste. Es el más
alto funcionario administrativo de la Organización. Puede participar con voz y sin voto, en
todas las reuniones de la Conferencia General, del Consejo Ejecutivo y de las comisiones
de la Organización. Podrá formular proposiciones acerca de las medidas que hayan de
tomar la Conferencia y el Consejo Ejecutivo, y preparará para su presentación al Consejo
un proyecto de programa de trabajo de la Organización, acompañado del proyecto de
presupuesto correspondiente.
RR

Es el encargado de preparar informes periódicos sobre las actividades de la Organización y


los transmitirá a los Estados miembros y al Consejo Ejecutivo. Es el encargado de nombrar
el personal de la Secretaría. Las responsabilidades del Director General y del personal son
de carácter internacional. No solicitarán ni recibirán instrucciones de ningún gobierno
BO

ni de ninguna autoridad ajena a la Organización. Cada uno de los Estados miembros de


la Organización se compromete a respetar el carácter internacional de las funciones del
Director General y del personal, y a no tratar de influir sobre ellos en el desempeño de sus
funciones.
Los Instrumentos Normativos son acuerdos a los que los Estados llegan para establecer
instrumentos internacionales como: un acuerdo o una convención, los cuales asocian
legalmente una recomendación o una declaración.

Convención, sinónimo de tratado; es todo acuerdo concluido entre dos o más estados.
Supone una voluntad común de las partes, para las que la convención genera compromisos

23
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

jurídicos obligatorios. Ellas están sujetas a ratificación, aceptación o adhesión de los estados.
Definen las reglas con las que los estados se comprometen a cumplir. Son aprobados por la
Conferencia General o por conferencias intergubernamentales convocadas por la UNESCO,
sola o conjuntamente con otras organizaciones internacionales.

Recomendación, son instrumentos en los que la Conferencia General formula principios


y normas para la regulación internacional de cualquier cuestión particular e invita a los
Estados a tomar todas las medidas legislativas o que de otro tipo pueda ser requerida
de conformidad con la práctica constitucional de cada uno de ellos y de la naturaleza de
la cuestión examinada para aplicar los principios y las normas dentro de sus respectivos

R
territorios. Ellas no están sujetas a ratificación, pero se les invita a aplicar. Son emitidas
bajo la figura de un texto de la Organización dirigido a uno o varios estados, en principio

O
la recomendación carece de todo poder vinculante. La Declaración, es un compromiso
moral o político, que compromete a los estados en virtud del principio de buena fe.

Desde su fundación la UNESCO, con base en los estudiados realizados a las solicitudes
AD
hechas por los Estados, se ha emitido a nivel cultural una serie de Instrumentos Normativos
que buscan dar a conocer los derechos, las reglas en común y demás acciones normativas
que necesitan ser conocidas por los países, para ser asumidas y desarrolladas por ellos.
Estas convenciones se pueden consultar en la página web de la UNESCO.

• Recomendación sobre el paisaje urbano histórico, con inclusión de un glosario de defini-


RR

ciones. 10 de noviembre de 2011.

• Convención sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones


culturales. París, 20 de octubre de 2005.

• Convención para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial. Paris, 17 de octubre


BO

de 2003.

• Declaración de la UNESCO relativa a la destrucción intencional del patrimonio cultural.


17 de octubre de 2003.

• Convención sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático. París, 2 de noviembre


de 2001.

24
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

• Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural. 2 de noviembre de


2001.

• Recomendación sobre la Salvaguardia de la Cultura Tradicional y Popular. 15 de noviembre


de 1989.

• Recomendación relativa a la Condición del Artista. 27 de octubre de 1980.

R
• Recomendación sobre la Salvaguardia y la Conservación de las Imágenes en Movimiento.
27 de octubre de 1980.

O
• Convención Multilateral tendiente a evitar la Doble Imposición de las Regalías por
Derechos de Autor, modelo de acuerdo bilateral y protocolo adicional a la Convención
Multilateral. Madrid, 13 de diciembre de 1979.
AD
• Recomendación sobre la Protección de los Bienes Culturales Muebles. 28 de noviembre
de 1978.

• Declaración sobre los Principios Fundamentales relativos a la Contribución de los Medios


de Comunicación de Masas al Fortalecimiento de la Paz y la Comprensión Internacional,
a la Promoción de los Derechos Humanos y a la Lucha contra el Racismo, el Apartheid y
RR

la Incitación a la Guerra. 28 de noviembre de 1978.

• Recomendación sobre la Protección Jurídica de los Traductores y de las Traducciones y


sobre los Medios Prácticos de Mejorar la Situación de los Traductores. 22 de noviembre
de 1976.
BO

• Recomendación sobre el Intercambio Internacional de Bienes Culturales. 26 de noviembre


de 1976.

• Recomendación relativa a la Participación y la Contribución de las Masas Populares en la


Vida Cultural. 26 de noviembre de 1976.

• Recomendación relativa a la Salvaguardia de los Conjuntos Históricos o Tradicionales y su


Función en la Vida Contemporánea. 26 de noviembre de 1976.

25
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

• Declaración sobre los Principios Rectores del Empleo de las Transmisiones por Satélite
para la Libre Circulación de la Información, la Difusión de la Educación y la Intensificación
de los Intercambios Culturales. 15 de noviembre 1972.

• Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural. París, 16 de


noviembre de 1972.

• Recomendación sobre la Protección, en el Ámbito Nacional, del Patrimonio Cultural y


Natural.16 de noviembre de 1972.

R
• Declaración sobre los Principios Rectores del Empleo de las Transmisiones por Satélite
para la Libre Circulación de la Información, la Difusión de la Educación y la Intensificación

O
de los Intercambios Culturales.15 de noviembre de 1972.

• Convención Universal sobre Derecho de Autor, revisada en París. París, 24 de julio


de 1971.
AD
• •Protocolo 1, París, 24 de julio de 1971.

• Protocolo 2, París, 24 de julio de 1971.

• Convenio para la Protección de los Productores de Fonogramas contra la Reproducción no


RR

Autorizada de sus Fonogramas. Ginebra, 29 de octubre de 1971.

• Convención sobre las Medidas que deben adoptarse para Prohibir e Impedir la Importa-
ción, la Exportación y la Transferencia de Propiedad Ilícitas de Bienes Culturales. París, 14
de noviembre de 1970.
BO

• Recomendación sobre la Conservación de los Bienes Culturales que la Ejecución de


Obras Públicas o Privadas pueda poner en peligro. 19 de noviembre de 1968.

• Declaración de los Principios de la Cooperación Cultural Internacional. 4 de noviembre


de 1966.

• Recomendación sobre las Medidas Encaminadas a Prohibir e Impedir la Exportación, Importa-


ción y Transferencia de Propiedad Ilícitas de Bienes Culturales.19 de noviembre de 1964.

26
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

• Recomendación relativa a la Protección de la Belleza y el Carácter de los Lugares y


Paisajes. 11 de diciembre de 1962.

• Recomendación sobre los Medios más Eficaces para Hacer los Museos Accesibles a Todos.
14 de diciembre de 1960.

• Convención sobre el Canje de Publicaciones Oficiales y Documentos Gubernamentales


entre Estados. París, 3 de diciembre de 1958.

R
• Convención sobre el Canje Internacional de Publicaciones. París, 3 de diciembre de 1958.

O
• Recomendación que define los Principios Internacionales que deberían aplicarse a las
Excavaciones Arqueológicas. 5 de diciembre de 1956.
AD
• Convención para la Protección de los Bienes Culturales en caso de Conflicto Armado y
Reglamento para la aplicación de la Convención. La Haya, 14 de mayo de 1954.

• Segundo Protocolo, La Haya, 26 de marzo de 1999.

• Convención Universal sobre Derecho de Autor. Ginebra, 6 de septiembre de 1952.


RR

• Protocolo 1, Ginebra, 6 de septiembre de 1952.

• Protocolo 2, Ginebra, 6 de septiembre de 1952.

• Protocolo 3, Ginebra, 6 de septiembre de 1952.


BO

• Acuerdo para la Importación de Objetos de Carácter Educativo, Científico y Cultural, con


los Anexos A, B, C, D y E y Protocolo anexo. Florencia, 17 de junio de 1950.

• Protocolo, Nairobi, 26 de noviembre de 1976.

• Acuerdo destinado a facilitar la Circulación Internacional de Materiales Audiovisuales de


Carácter Educativo, Científico y Cultural, con Protocolo de firma y modelo de certificado
establecido en el Artículo IV del Acuerdo. Beirut, 10 de diciembre de 1948.

27
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

El eje de la investigación es la Convención para la salvaguardia del patrimonio cultural


inmaterial. Paris, 17 de octubre de 2003, pero se exponen otros apartes de convenciones
enunciadas con antelación, para contextualizar el reconocimiento e importancia que tiene
el mantener la diversidad cultural y dentro de ella, las manifestaciones culturales que le
son propias, así como la puesta en marcha de mecanismo que coadyuven a la manuten-
ción de las culturas como patrimonio cultural, por la premura que tiene de su extinción.

Se quieren evidenciar los compromisos y gestiones que asume el estado colombiano


como Estado parte, para adoptar las medidas necesarias que garanticen la salvaguardia del
patrimonio cultural inmaterial presente en el territorio nacional, así como los mejores acondi-

R
cionamientos en las dificultades presentadas en los procesos de difusión y empoderamiento
por parte de las comunidades portadoras, de los investigadores y de los gestores culturales.

O
Los artículos expuestos a continuación son tomados de la página oficial de la UNESCO,
para su consulta, se toman textualmente por su carácter normativo.
AD
Declaración sobre la Raza y los Prejuicios Raciales. 27 de noviembre de 1978.

Artículo 1.

1. Todos los seres humanos pertenecen a la misma especie y tienen el mismo origen.
Nacen iguales en dignidad y derechos y todos forman parte integrante de la humanidad.
RR

2. Todos los individuos y los grupos tienen derecho a ser diferentes, a considerarse y
ser considerados como tales. Sin embargo, la diversidad de las formas de vida y el
derecho a la diferencia no pueden en ningún caso servir de pretexto a los prejuicios
raciales; no pueden legitimar ni en derecho ni de hecho ninguna práctica discrimina-
toria, ni fundar la política de apartheid que constituye la forma extrema del racismo.
BO

3. La identidad de origen no afecta en modo alguno la facultad que tienen los seres humanos
de vivir diferentemente, ni las diferencias fundadas en la diversidad de las culturas, del
medio ambiente y de la historia, ni el derecho de conservar la identidad cultural.

4. Todos los pueblos del mundo están dotados de las mismas facultades que les
permiten alcanzar la plenitud del desarrollo intelectual, técnico, social, económico,
cultural y político.

28
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

5. Las diferencias entre las realizaciones de los diferentes pueblos se explican entera-
mente por factores geográficos, históricos, políticos, económicos, sociales y culturales.
Estas diferencias no pueden en ningún caso servir de pretexto a cualquier clasificación
jerarquizada de las naciones y los pueblos.

Artículo 5.1. La cultura, obra de todos los seres humanos y patrimonio común de la
humanidad, y la educación, en el sentido más amplio de la palabra, proporcionan a los
hombres y a las mujeres medios cada vez más eficaces de adaptación, que no sólo les

R
permiten afirmar que nacen iguales en dignidad y derechos, sino también reconocer que
deben respetar el derecho de todos los grupos humanos a la identidad cultural y al desarrollo
de su propia vida cultural en el marco nacional e internacional, en la inteligencia de que

O
corresponde a cada grupo el decidir con toda libertad si desea mantener y, llegado el caso,
adaptar o enriquecer los valores que considere esenciales para su identidad.
AD
Artículo 6.1. El Estado asume responsabilidades primordiales en la aplicación de los
derechos humanos y de las libertades fundamentales por todos los individuos y todos los
grupos humanos en condiciones de plena igualdad de dignidad y derechos.

Recomendación sobre la Salvaguardia de la Cultura Tradicional y Popular. 15 de


noviembre de 1989.
RR

A. Definición de la cultura tradicional y popular.

La cultura tradicional y popular es el conjunto de creaciones que emanan de una comunidad


cultural fundada en la tradición, expresada por un grupo o por individuos y que reconocida-
mente responden a las expectativas de la comunidad en cuanto expresión de su identidad
BO

cultural y social; las normas y los valores se transmiten oralmente, por imitación o de otras
maneras. Sus formas comprenden, entre otras, la lengua, la literatura, la música, la danza, los
juegos, la mitología, los ritos, las costumbres, la artesanía, la arquitectura y otras artes.

B.Identificación de la cultura tradicional y popular.

La cultura tradicional y popular, en cuanto expresión cultural, debe ser salvaguardada


por y para el grupo (familiar, profesional, nacional, regional, religioso, étnico, etc.) cuya
identidad expresa. A tal efecto, los Estados miembros deberían alentar investigaciones
adecuadas a nivel nacional, regional e internacional.

29
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

C. Conservación de la cultura tradicional y popular.

La conservación se refiere a la documentación relativa a las tradiciones vinculadas a la


cultura tradicional y popular, y su objetivo, en caso de no utilización o de evolución de
dichas tradiciones, consiste en que los investigadores y los portadores de la tradición
puedan disponer de datos que les permitan comprender el proceso de modificación
de la tradición. Aunque la cultura tradicional y popular viva, dado su carácter evolutivo,
no siempre permite una protección directa, la cultura que haya sido fijada debería ser
protegida con eficacia.

R
D. Salvaguardia de la cultura tradicional y popular.

O
La conservación se refiere a la protección de las tradiciones vinculadas a la cultura
tradicional y popular y de sus portadores, en el entendimiento de que cada pueblo posee
derechos sobre su propia cultura y de que su adhesión a esa cultura suele perder vigor
bajo la influencia de la cultura industrializada que difunden los medios de comunicación
AD
de masas. Por lo tanto, es necesario tomar medidas para garantizar el estado y el apoyo
económico de las tradiciones vinculadas a la cultura tradicional y popular tanto dentro de
las colectividades de las que proceden como fuera de ellas.

E. Difusión de la cultura tradicional y popular.


RR

Se debe sensibilizar a la población respecto de la importancia de la cultura tradicional y


popular como elemento de la identidad cultural. Para que se tome conciencia del valor de
la cultura tradicional y popular y de la necesidad de conservarla, es esencial proceder a una
amplia difusión de los elementos que constituyen ese patrimonio cultural. Sin embargo,
en una difusión de esta índole se debe evitar toda deformación a fin de salvaguardar la
integridad de las tradiciones.
BO

Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural. 2 de Noviembre


de 2001. Identidad, diversidad y pluralismo.

Artículo 1.

La diversidad cultural, patrimonio común de la humanidad. La cultura adquiere formas


diversas a través del tiempo y del espacio. Esta diversidad se manifiesta en la origina-

30
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

lidad y la pluralidad de las identidades que caracterizan a los grupos y las sociedades
que componen la humanidad. Fuente de intercambios, de innovación y de creatividad,
la diversidad cultural es tan necesaria para el género humano como la diversidad
biológica para los organismos vivos. En este sentido, constituye el patrimonio común
de la humanidad y debe ser reconocida y consolidada en beneficio de las genera-
ciones presentes y futuras.

Artículo 2.

R
De la diversidad cultural al pluralismo cultural. En nuestras sociedades cada vez más
diversificadas, resulta indispensable garantizar una interacción armoniosa y una voluntad

O
de convivir de personas y grupos con identidades culturales a un tiempo plural, variado
y dinámico. Las políticas que favorecen la integración y la participación de todos los
ciudadanos garantizan la cohesión social, la vitalidad de la sociedad civil y la paz. Definido
AD
de esta manera, el pluralismo cultural constituye la respuesta política al hecho de la
diversidad cultural. Inseparable de un contexto democrático, el pluralismo cultural es
propicio para los intercambios culturales y el desarrollo de las capacidades creadoras que
alimentan la vida pública.

Artículo 3.
RR

La diversidad cultural, factor de desarrollo. La diversidad cultural amplía las posibilidades


de elección que se brindan a todos; es una de las fuentes del desarrollo, entendido no
solamente en términos de crecimiento económico, sino también como medio de acceso a
una existencia intelectual, afectiva, moral y espiritual satisfactoria.
BO

Artículo 4.

Los derechos humanos, garantes de la diversidad cultural. La defensa de la diversidad


cultural es un imperativo ético, inseparable del respeto de la dignidad de la persona
humana. Ella supone el compromiso de respetar los derechos humanos y las
libertades fundamentales, en particular los derechos de las personas que pertenecen
a minorías y los de los pueblos indígenas. Nadie puede invocar la diversidad cultural
para vulnerar los derechos humanos garantizados por el derecho internacional, ni
para limitar su alcance.

31
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

Artículo 6.

Hacia una diversidad cultural accesible a todos. Al tiempo que se garantiza la libre circula-
ción de las ideas mediante la palabra y la imagen, hay que velar por que todas las culturas
puedan expresarse y darse a conocer. La libertad de expresión, el pluralismo de los medios
de comunicación, el plurilingüismo, la igualdad de acceso a las expresiones artísticas, al
saber científico y tecnológico -comprendida su presentación en forma electrónica- y la
posibilidad, para todas las culturas, de estar presentes en los medios de expresión y de
difusión, son los garantes de la diversidad cultural.

R
Convención para Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial (2003)

O
Uno de los avances más significativos de la UNESCO para promover la paz mundial ha sido
la Convención de 2003. El primer instrumento multilateral vinculante para la salvaguardia
del patrimonio cultural inmaterial de las naciones, en ella se ve representada y reconocida
la importancia de la cultura como factor de desarrollo de los pueblos.
AD
Sus bases son los acuerdos internacionales, las recomendaciones y las resoluciones
existentes para la Protección del patrimonio mundial cultural y natural (1972), que
reconoce el valor de continuidad, de pertenencia, que exige referenciar el interés de los
Estados para su promulgación.
RR

La Convención del 2003, debe ser considerada el marco que ayuda a la generación de políticas
que reflejen al interior de los países, los lineamientos internacionales en lo relacionado a la
preservación de la diversidad cultural y la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial.

Cuando el mundo vuelve su mirada hacia la cultura inmaterial, hacia el valor de las
relaciones entre los sujetos con los objetos y con los entornos naturales y artificiales, le
BO

otorga el reconocimiento de ser un sujeto con historia capaz de transformar el mundo.

Por ello y sin más preámbulo se enuncian las disposiciones generales de la Convención 2003.

Artículo 1.

Finalidades de la Convención: a) la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial; b) el


respeto del patrimonio cultural inmaterial de las comunidades, grupos e individuos de

32
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

que se trate; c) la sensibilización en el plano local, nacional e internacional a la importancia


del patrimonio cultural inmaterial y de su reconocimiento recíproco; d) la cooperación y
asistencia internacionales; e) técnicas artesanales tradicionales.

La Convención tiene componentes de carácter obligatorio para los estados partes, y es


el de adoptar las medidas pertinentes a nivel nacional e internacional para promover
todas las formas de cooperación internacional encaminadas a salvaguardar el patrimonio
cultural inmaterial.

R

Como elemento importante que aporta la Convención de la UNESCO (2003) en la compren-
sión de los componentes que conforman una cultura, es la definición, a la que llegó, de

O
algunos términos, con ello se puede pretender, a nivel de investigación, establecer las
bases desde donde se retoman y soportan las recomendaciones enunciadas para ser
cumplidas. Un principio que redunda en el beneficio de las comunidades.
AD

Artículo 2.

Definiciones. Para los efectos de la presente Convención:

1. Se entiende por “patrimonio cultural inmaterial” los usos, representaciones, expresiones,


conocimientos y técnicas –junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios
RR

culturales que les son inherentes– que las comunidades, los grupos y en algunos casos los
individuos reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural. Este patrimonio
cultural inmaterial, que se transmite de generación en generación, es recreado constan-
temente por las comunidades y grupos en función de su entorno, su interacción con
la naturaleza y su historia, infundiéndoles un sentimiento de identidad y continuidad y
BO

contribuyendo así a promover el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana.

A los efectos de la presente Convención, se tendrá en cuenta únicamente el patrimonio


cultural inmaterial que sea compatible con los instrumentos internacionales de
derechos humanos existentes y con los imperativos de respeto mutuo entre comuni-
dades, grupos e individuos y de desarrollo sostenible.

2. El “patrimonio cultural inmaterial”, según se define en el párrafo 1 supra, se manifiesta


en particular en los ámbitos siguientes: a) tradiciones y expresiones orales, incluido el
idioma como vehículo del patrimonio cultural inmaterial; b) artes del espectáculo; c) usos

33
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

sociales, rituales y actos festivos; d) conocimientos y usos relacionados con la naturaleza


y el universo; e) técnicas artesanales tradicionales.

3. Se entiende por “salvaguardia” las medidas encaminadas a garantizar la viabilidad


del patrimonio cultural inmaterial, comprendidas la identificación, documentación,
investigación, preservación, protección, promoción, valorización, transmisión - básica-
mente a través de la enseñanza formal y no formal- y revitalización de este patrimonio
en sus distintos aspectos.

Convención sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones

R
culturales 2005. París, 20 de octubre de 2005

O
III. Definiciones: Artículo 4 – Definiciones

1. Diversidad cultural. La “diversidad cultural” se refiere a la multiplicidad de formas en


que se expresan las culturas de los grupos y sociedades. Estas expresiones se transmiten
AD
dentro y entre los grupos y las sociedades.

La diversidad cultural se manifiesta no sólo en las diversas formas en que se expresa,


enriquece y transmite el patrimonio cultural de la humanidad mediante la variedad de
expresiones culturales, sino también a través de distintos modos de creación artística,
producción, difusión, distribución y disfrute de las expresiones culturales, cualesquiera
RR

que sean los medios y tecnologías utilizados.

7. Protección. La “protección” significa la adopción de medidas encaminadas a la preser-


vación, salvaguardia y enriquecimiento de la diversidad de las expresiones culturales.
“Proteger” significa adoptar tales medidas.
BO

8. Interculturalidad. La “interculturalidad” se refiere a la presencia e interacción equita-


tiva de diversas culturas y la posibilidad de generar expresiones culturales compartidas,
adquiridas por medio del diálogo y de una actitud de respeto mutuo.

Reconociendo la importancia que tiene la cultura a nivel internacional, y teniendo en


cuenta la importancia de conocer la normatividad que tiene Colombia como Estado parte
en la UNESCO, se hace necesario retomar de manera amplia lo que desde la Constitución
Política de Colombia 1991 se define.

34
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

La normatividad dentro del Estado Colombiano. Constitución Política de Colombia, 1991.

Los referentes legales no sólo permiten comprender la importancia de conocer y asumir


los parámetros establecidos en las Convenciones, Recomendaciones, Declaraciones que
regulan los derechos y deberes de los Estados, sino el desarrollo de estrategias que ayudan
a su implementación. Desconocerlos es pretender llevar a cabo un estudio cuya letra se
escribe muerta, en especial porque Colombia al entrar a formar parte de los diferentes
organismos internacionales se compromete a generar mecanismos para el cumplimiento

R
del mismo.

Los instrumentos internacionales de derechos humanos, tienen rango de normas consti-

O
tucionales y por ende prevalecen en el orden interno, en virtud de lo previsto en los
artículos 533, 934, 945, 102, inciso 26, y numeral 2 del artículo 2147 de la Constitución
Política Colombiana, 1991. Con fundamento en estas normas la Corte Constitucional ha
AD
desarrollado el concepto de “Bloque de Constitucionalidad”, según el cual aquellas normas
y principios que, sin aparecer formalmente en el articulado del texto constitucional, se
entienden integrados a la Constitución por mandato de la propia Constitución.

Dentro del proceso de construcción interdisciplinar y pluricultural en las investigaciones


que se desarrollan para el reconocimiento de las culturas étnicas, se hace necesario que
los actores, gestores, promotores de los procesos culturales, así como las comunidades
RR

portadoras, conozcan y divulguen los parámetros que constitucionalmente están estable-


cidos en el país. Esto permite orientar los fines, objetivos y alcance en los procesos. Al estar
dentro de un espacio de concertación, un punto a favor es el de conocer la normatividad,
desde allí la innovación, los cambios y demás beneficios que se consideren, deben estar
circunscritas dentro de una ley.
BO

Leyes, decretos y normas colombianas.


Constitución Política de Colombia, 1991.

Uno de los mecanismos que desde la UNESCO propone para la salvaguarda de las culturas
y de sus diferentes manifestaciones culturales es el que los Estados Partes, propongan al
interior de cada país, dependiendo de sus necesidades, procesos que garanticen su estudio,
su protección, conservación, difusión y permanencia. Uno de estos mecanismos es crear
leyes, normas que las garanticen. Para continuar con el conocimiento de los deberes del
estado y los derechos de los pueblos, identificaremos de manera amplia la normatividad

35
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

colombiana, contemplada en la Constitución Política, para conocerlas más ampliamente


se hace necesario consultarla.

Las normas constitucionales relacionadas a la Cultura y al Patrimonio Cultural de la Nación


son los artículos 2, 7, 8, 44, 63, 67, 68, 70, 71, 72, 95.8, 302, 305.6, 310, 311, 313.9, 328, 330
(parágrafo), 333, 340, 356 y su artículo transitorio 55.

En relación a los derechos de los indígenas, están contemplados dentro de ella, y regidos
por las convenciones, acuerdos y tratados erigidos internacionalmente y firmados por los
Estados miembros de las Organizaciones Internacionales.

R
Ley 397 de 1997. Por el cual se desarrollan los artículos: 7, 8, 10 70, 71 y 72 y demás artículos

O
concordantes de la Constitución Política y se dictan normas sobre patrimonio cultural,
fomentos y estímulos a la cultura, se crea el Ministerio de la Cultura y se trasladan algunas
dependencias.
AD
Artículo 7. “El Estado reconoce y protege la diversidad étnica y cultural de la nación
colombiana”.

Artículo 8. “Es obligación del Estado y de las personas proteger las riquezas culturales y
naturales de la nación”.
RR

Artículo 10. “El castellano es el idioma oficial de Colombia. Las lenguas y dialectos de los
grupos étnicos son también oficiales en sus territorios. La enseñanza que se imparta en las
comunidades con tradiciones lingüísticas propias será bilingüe”.

En el Artículo 70: El Estado tiene el deber de promover y fomentar el acceso a la cultura


de todos los colombianos en igualdad de oportunidades, por medio de la educación
BO

permanente y la enseñanza científica, técnica, artística y profesional en todas las etapas


del proceso de creación de la identidad nacional.

La cultura en sus diversas manifestaciones es fundamento de la nacionalidad. El Estado


reconoce la igualdad y dignidad de todas las que conviven en el país. El Estado promoverá
la investigación, la ciencia, el desarrollo y la difusión de los valores culturales de la Nación.
Reglamentado por la Ley 397 de 1997.

36
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

En el Artículo 71° ordena que se incluyan dentro de los planes de desarrollo económico y
social el fomento a las ciencias y, en general, a la cultura. Decreto 1746 de 2003, por el cual
se determinan los objetivos y estructura orgánica del Ministerio de Cultura. Artículo 93 de
la Constitución Política de Colombia, 1991. Declara que los tratados y convenios interna-
cionales de derechos humanos que han sido ratificados por el Congreso prevalecen en la
jerarquía legal nacional. Ley 1037 de 2006. Se aprueba la “Convención para la Salvaguardia
del Patrimonio Cultural Inmaterial”, aprobada por la Conferencia General de la UNESCO en
su XXXII versión (2003).

R
Decreto 2380 de 2008 por medio del cual se promulga la “Convención para la Salvaguardia
del Patrimonio Cultural Inmaterial”, aprobada en la Conferencia General de la UNESCO, de

O
2003”. Ley 21 de 1991. Por medio de la cual se aprueba el Convenio número 169 sobre
pueblos indígenas y tribales en países independientes, adoptado por la 76ª reunión de
la Conferencia General de la OIT, Ginebra, 1989 y dicta normas sobre reconocimiento,
AD
fomento, protección, uso, preservación y fortalecimiento de las lenguas de los grupos
étnicos de Colombia y sobre sus derechos lingüísticos y los de sus hablantes. Ley 20 de
1992. Por medio de la cual se aprueba la Organización del Convenio Andrés Bello de
Integración Educativa, Científica, Tecnológica y Cultural, suscrito en 1990.

Decreto 2164 de 1995, art. 21. Los resguardos: Son una institución legal y sociopolítica
de carácter especial, conformada por una o más comunidades indígenas, que con un
RR

título de propiedad colectiva que goza de las garantías de la propiedad privada, poseen
su territorio y se rigen para el manejo de éste y su vida interna por una organización
autónoma amparada por el fuero indígena y su sistema normativo propio.

Sentencia No. T-380/93: Los derechos fundamentales de las comunidades indígenas no


BO

deben confundirse con los derechos colectivos de otros grupos humanos. La comunidad
indígena es un sujeto colectivo y no una simple sumatoria de sujetos individuales que
comparten los mismos derechos o intereses difusos o colectivos. En el primer evento es
indiscutible la titularidad de los derechos fundamentales, mientras que en el segundo los
afectados pueden proceder a la defensa de sus derechos o intereses colectivos mediante
el ejercicio de las acciones populares correspondientes. Entre otros derechos fundamen-
tales, las comunidades indígenas son titulares del derecho fundamental a la subsistencia,
el que se deduce directamente del derecho a la vida consagrado en el artículo 11 de la
Constitución Política de Colombia, 1991.

37
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

Decreto 763 de 2009. Por el cual se reglamente parcialmente las leyes 1185 de 2003 y
397 de 1997, en lo correspondiente al Patrimonio Cultural de la Nación de naturaleza
material.

Para comprender todo lo relacionado a los pueblos indígenas y sus derechos, no


podemos seguir viviendo en un pasado convertido en historia, medianamente
conocida por unos, en unas clases en bachillerato y por los más ortodoxos en unos
semestres de universidad. Comprender para buscar el reconocer a los derechos de los
grupos indígenas, nos obliga a ubicarnos en un momento histórico diferente, con un
pensamiento amplio de reconciliación, de cambio, de miradas objetivas y claras en lo

R
relacionado a la realidad en la que se viven actualmente.

O
No se trata de olvidar la historia contada por franciscanos, viajeros cronistas quienes a
lo largo de las diferentes etapas en América: descubrimiento geográfico (1492-1522);
el asentamiento fundamental en el continente (1519-1541); la discusión y polémica
de derechos patrimoniales (1541-1556); el florecimiento de la sociedad colonial (siglo
AD
XVIII – XVIII); la reivindicación de los gobiernos autóctonos, hasta llegar a los primeros
movimientos de la emancipación (siglo XVIII); por el contrario, se trata de reconocer
que en medio de estos acontecimientos, se presentaron hechos de barbarie, en dónde
el engaño y el sometimiento fueron el eje central del desarrollo sociocultural de nuestro
país. Recordemos que estos documentos responden a las necesidades de quienes las
escriben y de las exigencias hechas por los patrocinadores de los viajes, entre ellos y la
RR

más conocida: la Corona Española, en cuanto al territorio y sus ganancias.

Muy pocos cronistas como Fray de Montesinos, citado por Bartolomé, S., Casas, L. &
Gutiérrez, (2011), cuestiona el trato cruel que le daban a los indígenas:

Decid: ¿con qué derecho y con qué justicia tenéis en tal cruel y horrible servidumbre a
BO

estos indios?, ¿con qué autoridad habéis hecho tan detestables guerras a estas gentes
que estaban en sus tierras mansas y pacíficas, donde tan infinitas bellas, con muerte
y estragos nunca oídos, habéis consumido? ¿cómo los oprimís y fatigáis, sin darles
de comer ni curarlos en sus enfermedades, haciéndolos morir o mejor matándolos
con los excesivos trabajos que, por adquirir oro, les imponéis? ¿no son hombres?
¿no tienen alma racional? ¿no estáis obligados a amarlos como a vosotros mismos?
¿no entendéis esto; no lo sentís? ¿cómo estáis en tanta profundidad de sueño tan
letárgico dormido? Bartolomé, S., Casas, L. & Gutiérrez, 2011, p.7)

38
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

Nadie olvida esto, pero no puede seguir siendo la bandera en la búsqueda de una libertad
que nos fue arrebatada, que apenas si la estamos conociendo. El sufrimiento vivido,
innegable y a veces arraigado en nuestro subconsciente, causado por fallidos momentos
de concertación, de búsqueda de soluciones, debe más que convertirse en obstáculos
que interfieren y se convierten en murallas impenetrables acuñadas por años de odio,
olvido e ignorancia que no permiten adentrase en procesos de cambios y desarrollo, debe
convertirse en el punto de partida para el reconocimiento de un pueblo, de una nación
por siglos olvidada.

R
Uno de los componentes que ayuda a que estos cambios se den, es el conocer los avances
en relación a los derechos reconocidos a los grupos indígenas a nivel mundial, nacional

O
y regional. Para ello debemos remitirnos a las Convenciones emitidas por las Naciones
Unidas, en primera instancia, la cual hasta el año 2004, estableció los parámetros a través
de los cuales los países miembros les reconocían a los pueblos indígenas sus derechos.
AD
El principal de ellos es el que define quienes son las comunidades, pueblos y nación
indígena. Son los que, teniendo una continuidad histórica con las sociedades anteriores a
la invasión y pre coloniales que se desarrollaron en sus territorios, se consideran distintos
de otros sectores de las sociedades que ahora prevalecen en esos territorios o en partes de
ellos. Constituyen ahora sectores no dominantes de la sociedad y tienen la determinación
de preservar, desarrollar y transmitir a futuras generaciones sus territorios ancestrales y su
RR

identidad étnica como base de su existencia continuada como pueblos, de acuerdo con
sus propios patrones culturales, sus instituciones sociales y sistemas legales.

En relación a sus derechos, las Naciones Unidas (2007), en su Artículo 1 considera que:
BO

Los indígenas tienen derecho, como pueblos o como individuos, al disfrute pleno de
todos los derechos humanos y las libertades fundamentales reconocidas en la Carta
de las Naciones Unidas, la Declaración Universal de Derechos Humanos y las normas
internacionales de derechos humanos. En la Declaración se aprueban 46 artículos que
deben ser tenidos en cuenta por todos los Estados miembros (Naciones Unidas, 2007).

A nivel nacional se encuentran derechos basados en las propuestas emitidas a nivel


internacional, estas son:

Art 96. “Indígenas como nacionales colombianos, son nacionales colombianos: 1. Por

39
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

nacimiento: a) Los naturales de Colombia (...) 2. Por adopción: c) Los miembros de


pueblos indígenas que comparten territorios fronterizos, con aplicación del principio
de reciprocidad según tratados públicos”.

Cada artículo propuesto en este escrito busca que la comunidad en general conozca
que existen mecanismos rectores que protegen los derechos de las comunidades y
promueven su conocimiento y difusión. Participar de ellos implica el compromiso de un
trabajo en equipo mediado por la concertación y puesta en escena de los cambios por los
que debemos propender.

R
O
AD
RR
BO

40
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

BIBLIOGRAFÍA

ACNUR. (2011). Hoja informativa sobre pueblos indígenas en Colombia. Recuperado


de http://www.acnur.org/t3/fileadmin/scripts/doc.php?file=t3/fileadmin/Documentos/
Pueblos_indigenas/2011/Comunidades_indigenas_en_Colombia_-_ACNUR_2011

R
ACNUR. (2012). Pueblos indígenas en Colombia. Recuperado de http://www.acnur.
org/t3/fileadmin/scripts/doc.php?file=t3/fileadmin/Documentos/RefugiadosAmericas/

O
Colombia/2012/Situacion_Colombia_-_Pueblos_indigenas_2012

Ande- Egger, Ezequiel. ( 2001). Trabajo en equipo. México: Editorial Progreso.


AD
Bartolome, S; Casas, L; Comentario, Y; & Gutiérrez. (2011). Texto del sermón de Antón
Montesino.

Bravo-García, E., & Cáceres-Lorenzo, M. T. (2012). Claves para comprender las crónicas
de indias. España:

RR

McGraw-Hill España. Retrieved from http://www.ebrary.com

Briones, Guillermo. (1996). Metodología y técnicas de investigación para las ciencias


sociales. Colombia: Editorial Trillas
BO

Consejería DDHH Presidencia de la República.(2011). Cartografía social indígena del


departamento del Meta. Recuperado de http://www.derechoshumanos.gov.co/Paginas/
DDHH.aspx

Contraloría General de la Nación, (2011). Informe Auditoria. Recursos Asignados a


Resguardos Indígenas.

Corte Constitucional. Sentencia C-067/03. Bloque de Cosntitucionalidad-Concepto.


Recuperado de: http://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2003/c-067-03.htm.

41
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

Documentos sobre Etnoeducación. Recuperado de http://186.113.12.182/catalogo//


interna_recurso.php?nt=19826

Gracia, C. N. ( 1990). Culturas Hibridas. Estrategia para entrar y salir de la modernidad.


México: Editorial Grijalbo.

Kant, Inmanuel. (1989). La paz perpetua. Recuperado de: http://www.biblioteca.org.ar/


libros/89929.pdf

Martínez, C., & Ojeda, M. N. (2010). Antropología: la cultura. USA: Firmas Press. Recupe-

R
rado de: http://www.ebrary.com

O
Ministerio de Cultura. Legislación Vigente. Recuperado de: http://www.mincultura.gov.
co/areas/patrimonio/legislacion/Paginas/default.aspx.

Ministerio de Cultura. (2007). Patrimonio Cultural. Manual para la implementación


AD
del Proceso de identificación y recomendaciones de salvaguardia de las manifestaciones
del patrimonio cultural inmaterial. Recuperado de: http://www.medellindigital.gov.co/
Mediateca/repositorio%20de%20recursos/MinCultura_ManualPatrimonioCulturalInmate-
rial.pdf.

Ministerio de Cultura. (2010). Patrimonio Cultural para todos. Cartilla. Recuperado de http://
RR

vigias.mincultura.gov.co/Documents/Cartilla-Patrimonio-Cultural-para-todos-pdf.pdf.

Ministerio de Educación Nacional. (sf ).Caracterización étnica y educativa del Departa-


mento del Meta.

Ministerio de la Cultura. (2011). Guías para el conocimiento y la gestión del patrimonio


BO

cultural inmaterial. Recuperado de: http://www.mincultura.gov.co/areas/patrimonio/


publicaciones/Documents/Guias%20para%20el%20conocimiento%20y%20la%20
gesti%C3%B3n%20del%20PCI.pdf.

Ministerio de Relaciones Exteriores. (2008). Convención para la Salvaguardia del


Patrimonio Cultural Inmaterial. Recuperado de: http://www.secretariasenado.gov.co/
senado/basedoc/decreto_2380_2008.html

42
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

Naciones Unidas. (2002). Manual de tratados. Clausulas finales de tratados multilaterales.


. Manual. Recuperado de: https://treaties.un.org/doc/source/publications/FC/Spanish.pdf

Naciones Unidas. (2004). El Concepto de Pueblos Indígenas. Recuperado de: http://www.


un.org/esa/socdev/unpfii/documents/workshop_data_background_es.html.

Naciones Unidas. (2007). Declaración de las naciones unidas sobre los derechos de los
Pueblos indígenas. Recuperado de: http://www.un.org/esa/socdev/unpfii/documents/

R
DRIPS_es.pdfm

PNUD. (2011). Pueblos indígenas. Diálogo entre culturas. Cuaderno del Informe de

O
Desarrollo Humano. Recuperado de : file:///C:/Users/Teresa/Downloads/cuadernoindi-
genas.pdf
AD
Saban, C., &Estella, A. M. (1996). Análisis de la creación de la UNESCO. Revista Iberoame-
ricana de educación, (12), 137-190.Recuperado: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articu-
lo?codigo=102013.

Salgado, K. (2009). El hombre de Dante Alighieri: una contribución a la formación


medieval de la conciencia de la dignidad y derechos que les son decurrentes. Logos Ciencia
y Tecnología. No. 1, 2009. Colombia: D - Dirección Nacional de Escuelas. Recuperado de:
RR

http://www.ebrary.com

UNESCO (1978). Declaración sobre la Raza y los Prejuicios Raciales. 27 de noviembre


de 1978. Recuperado de: http://portal.UNESCO.org/es/ev.php-URL_ID=21681&URL_
DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html
BO

UNESCO (2001). Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural. 2


de Noviembre de 2001. Recuperado de : http://portal.UNESCO.org/es/ev.php-URL_
ID=21681&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html

UNESCO. Derechos y deberes de los estados miembros. Recuperado de: http://portal.


UNESCO.org/es/ev.php-URL_ID=48880&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html
UNESCO. (1972). Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y
Natural 1972. Recuperado de: http://portal.UNESCO.org/es/ev.php

43
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

UNESCO. (2003). Introducción general a los textos normativos de la UNESCO. Recupe-


rado de: http://portal.UNESCO.org/fr/ev.php-URL_ID=23772&URL_DO=DO_TOPIC&URL_
SECTION=201.html

UNESCO. (2003). Organismos rectores. Recuperado de: http://www.UNESCO.org/new/es/


UNESCO/about-us/who-we-are/governing-bodies/

UNESCO. Constitución de la UNESCO. Recuperado de: http://portal.UNESCO.org/es/


ev.php-URL_ID=15244&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html

R
UNESCO. Instrumentos Normativos. Recuperado de: http://portal.UNESCO.org/es/
ev.php-URL_ID=12024&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html

O
UNESCO. Reglamento sobre las recomendaciones a los Estados Miembros y las conven-
ciones internacionales previstas en el párrafo 4 del Artículo IV de la Constitución. Recupe-
rado de: http://portal.UNESCO.org/es/ev.php-URL_ID=21681&URL_DO=DO_TOPIC&URL_
AD
SECTION=201.html

UNESCO. 1989). Recomendación sobre la Salvaguardia de la Cultura Tradicional y Popular.


15 de noviembre de 1989. Recuperado de: http://portal.UNESCO.org/es/ev.php-URL_
ID=21681&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html
RR

UNESCO. (2005). Convención sobre la protección y la promoción de la diversidad de las


expresiones culturales 2005. París, 20 de octubre de 2005. Recuperado de: http://portal.
UNESCO.org/es/ev.php-URL_ID=21681&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html.
BO

44
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

CAPÍTULO 2
Pobladores indígenas del Meta
El Departamento del Meta, cuna de la etnia Piapoco, resguardo La Victoria, se encuentra ubicado
en la región de la Orinoquía conformada por cinco departamentos: Arauca, Casanare, Meta,

R
Vichada, Guaviare. Se encuentra ubicado en el denominado piedemonte llanero, que queda al
oriente de la Región Andina y al occidente de los Llanos Orientales. Es rico en afluentes del río
Orinoco cruzan el departamento y que nacen en la Cordillera Oriental. (Departamento Adminis-

O
trativo Nacional de Estadística, 2005)

Su historia de constitución ha sido larga, en 1867 hizo parte del estado de Cundinamarca, el 4
de Julio de 1868, por Ley, fue cedido para ser administrado por el gobierno central, y denomi-
AD
nándolo territorio nacional de San Martín. Con el decreto 290 de 8 de marzo de 1906 cambió su
nombre por el de territorio nacional del Meta y el decreto 94 de 28 de agosto de 1909 lo convirtió
en intendencia; por último, la Ley 118 del 16 de diciembre de 1959 creó el departamento del
Meta y comenzó a funcionar como tal el 1º de julio de 1960.

Con esta Ley, el departamento quedó dividido en 29 municipios: Acacias, Barranca de Upía,
RR

Cabuyaro, Castilla La Nueva, Cubarral, Cumaral, El Calvario, El Castillo, El Dorado, Fuente de Oro,
Granada, Guamal, La Macarena, La Uribe, Lejanías, Mapiripán, Mesetas, Puerto Concordia, Puerto
Gaitán, Puerto Lleras, Puerto López, Puerto Rico, Restrepo, San Carlos de Guaroa, San Juanito, San
Martín, San Juan de Arama, Villavicencio y Vista Hermosa.

A la llegada de los conquistadores se encontraron, en este territorio, según Zucchi (citado por
BO

Gómez, 1991), diferentes grupos indígenas, caracterizado por ser sedentarios, que aprovechaban
los recursos naturales para su supervivencia a través de la caza, de la pesca y de la recolección
de frutas, tubérculos, plantas ornamentales con las cuales suplían gran parte de sus necesidades,
incluyendo la medicina. Esto les exigía desarrollar técnicas para aprovechamiento de los recursos
naturales, tales como la construcción de camellones de cultivo, terrazas y canales de drenaje para
optimizar el uso de las llanuras de Arauca y el Casanare .

Estos grupos fueron en su mayoría erradicados, gracias al fenómeno que se dio con la historia del
Dorado, así lo expone Gómez (1987).

45
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

[...] donde comúnmente los españoles solían llamar el pueblo de Nuestra Señora, paresciole
tierra de buena disposición para tener minas de oro y en ella había cantidad de naturales,
aunque no muchos, los cuales vinieron a ser menos, porque como todas las compañías de
españoles que oro salían antiguamente a descubrir y venían bajando la sierra iban a parar a
descansar en esta provincia de los Guayupes y pueblo de Nuestra Señora y en aquel tiempo
se hacían esclavos los indios, y además de esto no tenían cuasi por escrúpulo matar, ni maltratar,
ni castigar, ni cargar, ni saber de sus naturales los indios, fueron estos pobres Guayupes muy
arruinados y destruidos así de sus personas, mujeres e hijos como de sus casas y haciendas;
porque antes de Federmán estuvo en ellos alojado el Gobernador Jorge Espira, con más de
trescientos hombres muchos días y después de Federmán estuvo Hernán Pérez de Quezada,

R
que salió del reino en demanda del Dorado con más de doscientos hombres y más de ocho mil
indios Moxcas, que son ruina y asolación de todo lo que delante topan [...](Goméz, 1987, p.87)

O
Desde la época de la Colonia, los conflictos que ha tenido que afrontar son varios y muy
diversos, la rápida colonización del territorio, la expropiación de tierras, así como el aumento
de los grupos armados los ha llevado a desplazamientos forzados en los que sus condiciones
AD
se han visto afectadas de manera singular. Una de las propuestas con las que se ha preten-
dido frenar este flagelo es la entrega de resguardos, con los que se busca ayudar a su cuidado
y bienestar.

Para el año 2009, el departamento cuenta con una población indígena, según el DANE, de
aproximadamente 10.559 individuos pertenecientes a los 20 resguardos legalmente consti-
RR

tuidos y certificados por el Departamento Nacional de Planeación –DNP y la Dirección de


Indígenas, Minorías y Rom del Ministerio del Interior y de Justicia –en adelante DIMR del MIJ-
población que se encuentra ubicada en los municipios de La Macarena, Mapiripán, Puerto
Concordia, Puerto López, Puerto Gaitán, La Uribe, Granada, Villavicencio y Mesetas.

Tabla 1. Resguardo, cabildos ya asentamientos indígenas del departamento del Meta


Nombre
BO

MUNICIPIO Resguardo Población Etnia Lengua


Resguardo
Cabildo Alto Embera –Español
Granada Cabildo 63 EmberaChami
Cachama-Manacacias
Macarena Asentamiento EmberaKatio 89 EmberaKatio Embera –Español
Mapiripán Resguardo Mocuare 180 Guayabero Guayabero -Español
Mapiripán Resguardo Caño Jabón 300 Sikuani Sikuani -Español
Mapiripán Resguardo Caño Ovejas 415 Sikuani Sikuani -Español
Mapiripán Asentamiento Charco Caimán 300 Wananos Sikuani -Español
Mapiripán Resguardo Nuevo Marichal 300 Guayaberos Guayabero- Español

46
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

Mapiripán Resguardo Villa Lucia 314 Páez Páez- Español


Mesetas Resguardo Ondas del cafre 394 Páez Páez- Español
Mesetas Resguardo Caño La Sal 410 Guayabero Guayabero- Español
Puerto Concordia Resguardo Caño La Ceiba 100 Guayabero Guayabero-Español
Puerto Gaitán Resguardo Wacoya 1164 Sikuani Sikuani-Español
Puerto Gaitán Resguardo Iwiwi 200 Sikuani Sikuani-Español
Puerto Gaitán Resguardo Walianai 256 Sikuani Sikuani-Español
Puerto Gaitán Resguardo Domo Planas 1158 Sikuani Sikuani-Español
Puerto Gaitán Resguardo Awaliba 849 Sikuani Sikuani-Español

R
Puerto Gaitán Resguardo El Tigre 1664 Sikuani Sikuani- Español
Puerto Gaitán Resguardo Carazal Tapaojo 704 Salivas- Piapoco
Puerto Gaitán Resguardo Unuma Meta 1629 Sikuani

O
Puerto Gaitán Resguardo Vencedor Piripi 774 Sikuani
Asentamiento
Puerto Gaitán Asentamiento 450 Sikuani
Sisipiatu
Puerto López Resguardo Umapo La Victoria 532 Piapoco
Puerto López

Puerto López
AD
Resguardo

Resguardo Puerto Porfía


520

80
Achagua
Salibas, Cubeos,
Pijaos, Sikuani, Puinaves
Uribe Resguardo La Julia 90 EmberaKatio
Uribe Resguardo Las Planes 75 Paez
Uribe Asentamiento Candilejas 30 Paez
Uribe Asentamiento Guambiano 45 Guambianos
RR

Uribe Asentamiento El Paraiso 116 EmberaKatios


Villavicencio Cabildo Cabildo Witoto 51 Witoto
Villavicencio Cabildo Cabilod Inga 99 Inga
Ong Población Cubeos,
Villavicencio 409
(Corpidoac) desplazados Guananos y Tucanos

Fuente: Gobernación del Meta, Secretaria Social (2009)


BO

Así mismo, se encuentran representados en dos organizaciones que busca proteger sus
derechos, estas son:

Tabla 2. Organizaciones que representan a la población indígena del Meta


Entidad Territorial Organizaciones
Asociación De Cabildos Y Autoridades
Meta AKACYM Tradicionales Indígenas
(2 asociaciones)
Kaliawirinae –AaniCawicaishiYaacta- Muisca
Asociación De Cabildos Indígenas Del
ACIMUNUMA
Departamento Del Meta

47
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

Caracterización de los grupos indígenas del departamento del Meta.

Siguiendo a Silva (2007), este caracteriza los grupos humanos rurales que se encuentran en
la cuenca hidrográfica del Orinoco en Colombia. Instituto de Investigaciones de Recursos
Biológicos Alexander von Humboldt.

Los Achagua, de la familia Lingüística: arawak del Orinoco. Actualmente hablan piapoco y
español además de su propia lengua. Los achagua estuvieron esparcidos en algunas sabanas
del río Meta entre el río Casanare y el río Ariporo. Actualmente se asientan en los resguardos de
la Victoria –Umapo- y en el resguardo delTurpial, jurisdicción del municipio de Puerto López,

R
departamento del Meta, donde conviven con los Piapoco. Su población es de 283 individuos.

O
Guayabero. Otros nombres con los que se les conoce son mitua, guayavero, canima.

Son de la Familia lingüística: Guahibo, junto con los sikuani, kuiba y macaguane, con quienes
comparten similitudes culturales. Se encuentran ubicados en la cuenca sedimentaria de ríos
AD
andinenses. Su población y territorio se ubican en los departamentos de Guaviare y Meta, en
ocho asentamientos a lo largo del río Guaviare: Barrancón, La Fuga, Barranco Ceiba, Laguna
Arawatu, Laguna Barajas y Barranco Colorado. Tradicionalmente se asentaban en el río Ariari,
sin embargo, desde hace varias décadas se han desplazado hacia su actual territorio. Su
población se estima en 1.118 personas.

RR

Sikuani, otros nombres dados al grupo en la literatura etnográfica :Jive, hiwi, guahibo,
guaibo, guaigua, guayba, wahibo, guajibo. Es de la familia lingüística: Guahibo. Se encuen-
tran ubicados en las cuencas sedimentarias de ríos andinenses, Planicie estructural pericra-
tónica, escudo del Vichada, Guainía y Vaupés, planicies altas de la Orinoquia no inundable.
Habitan en los Llanos Orientales de Colombia, departamentos del Vichada, Meta, Casanare
y Arauca, entre los ríos Meta, Vichada, Orinoco y Manacacias en las sabanas abiertas. Su
BO

población es de 11.608 habitantes.



Indígenas de Caño Mochuelo: Amorua, Wipiwe, Mariposo y Siripu. Familia lingüística:
Guahibo- Sikuani. Se encuentran ubicados en las planicies bajas de la Orinoquia inundable en
Arauca y Casanare y piedemonte depositacional. El resguardo indígena de Caño Mochuelo se
encuentra entre los municipios de Paz de Ariporo y Hato Corozal, en la confluencia de los ríos
Casanare, Meta y Ariporo. La población de este conjunto de grupos es imprecisa a causa del
vacío en la información demográfica y etnográfica sobre sus comunidades.

48
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

Situación de los pueblos indígenas del Departamento.

Las situaciones que afectan a los pueblos indígenas del departamento, lo ha llevado a ser
considerados como una población en alto grado de vulnerabilidad para ser atendidos de
manera directa por las Naciones Unidas en la recomendación No. 5 de los informes anuales
de derechos humanos del país, que exigen al gobierno tomar medidas para su protección y
por el Auto 004 de 2009 de la Honorable Corte Constitucional, que en el marco de la declara-
toria de estado de aspecto inconstitucional de atención a la población desplazada, establece

R
la especial afectación de la población indígena del país y la declara en “condición de alto
grado de vulnerabilidad y riesgo de exterminio” y ordena al Gobierno:

O
1. Diseñar e implementar, un Programa de Garantía de los Derechos de los Pueblos Indígenas
Afectados por el Desplazamiento
2. Formular e iniciar la implementación de planes de salvaguarda étnica para 34 pueblos
AD
indígenas; dando un plazo de seis meses para su cumplimiento.

Se suma a esta situación la acelerada colonización de los territorios tradicionales indígenas


o los que se encuentran en inmediaciones de éstos, así como la falta de formulación e
implementación de sus planes de vida que ordenen su desarrollo territorial y las perspec-
tivas de futuro, en busca de garantizar su supervivencia física y cultura.
RR

Así mismo el gran crecimiento el conflicto armado que lleva en el territorio nacional más de
50 años, en los cuales la devastación en relación a la naturaleza y vidas humanas, se han
convertido en una de las principales causas de los movimientos indígenas hacia las ciudades
en donde se suma la miseria, el hambre y la falta de seguridad social.
BO

La explotación de pozos petroleros, no está lejos de ser asumida como una de las principales
causas de mortalidad indígena. La expropiación de territorios donde se sabe existen pozos
petroleros. Ello, ha generado una batalla de poder en donde los indígenas sin pleno conoci-
miento de la situación se encuentran en el centro del conflicto, la causa, el tener potestad
sobre las tierras petroleras. Entre otros, se pueden enunciar, (i) el analfabetismos de los
población indígena; (ii) la falta de continuidad en los estudios de Educación Universitaria;
(iii) el desempleo, la desnutrición y la falta de atención médica son otros flagelos que llevan
a estas comunidades a su extinción.

49
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

BIBLIOGRAFÍA

ACNUR. (2011). Hoja informativa sobre pueblos indígenas en Colombia. Recuperado


de: http://www.acnur.org/t3/fileadmin/scripts/doc.php?file=t3/fileadmin/Documentos/
Pueblos_indigenas/2011/Comunidades_indigenas_en_Colombia_-_ACNUR_2011

R
ACNUR. (2012). Pueblos indígenas en Colombia. Recuperado de:http://www.acnur.
org/t3/fileadmin/scripts/doc.php?file=t3/fileadmin/Documentos/RefugiadosAmericas/
Colombia/2012/Situacion_Colombia_-_Pueblos_indigenas_2012

O
DANE ( 2007) “Colombia una Nación Multicultural”. Ministerio de Ambiente, Vivienda y
Desarrollo Rural y la Universidad del Rosario.
AD
Instituto de Turismo del Meta (2014). Historia. Recuperado de: http://www.turismometa.
gov.co/el-meta/historia.html

Silva, L. F. S. (2007). Caracterización de los grupos humanos rurales de la cuenca hidrográ-


fica del Orinoco en Colombia. Instituto de Investigaciones de Recursos Biológicos Alexander
von Humboldt.
RR

Secretaria Social del Meta (2010). Cartografía Social Indígena del Departamento del Meta.
Bogotá. INCODER, (2003). Decreto 1300 de 2003.

Pueblos indígenas y derechos humanos. (2006). España: Publicaciones de la Universidad


de: Deusto. Recuperado de: http://www.ebrary.com
BO

Roldan, R. (2005). Manual para la formación en derechos indígenas: territorios, recursos


Naturales y convenios internacionales. Quito – Ecuador:Abya-Yal.

50
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

CAPÍTULO 3
La etnia Piapoco, resguardo la Victoria
Preámbulo

R
Quizá así fue como los españoles encontraron en 1942 a nuestros indígenas a su llegada
al territorio Amerindio. Con una sonrisa limpia, una mano extendida buscando apoyar y
dar la bienvenida a quienes por diferentes razones decidía emprender una travesía por los

O
inhóspitos territorios de la Orinoquía. Quienes más que ellos saben, de las dificultades que se
pueden presentar en tierras desconocidas, por ello, con la pasividad que los caracteriza, pero
con reserva ofrecen descanso a los viajeros.
AD
Su reserva frente a los recién llegados, encuentra justificación en las historias contadas por
sus ancestros, las cuales se acuñan en sus memorias como una alarma que les recuerda los
sucesos que los llevaron a pasar de ser quienes enseñoreaban la tierra, a ser los serviles de
una raza sin sentido de pertenencia.

La historia que aprendimos en nuestros años de colegio, en donde sin justa razón le es quitado
RR

el verdadero proceso de colonización en América, dista mucho de las historias contadas de


generación en generación por los indígenas.

Para Colón los nativos no eran más que parte del paisaje natural del Nuevo Mundo, seres
raros tales como pájaros, plantas, animales diversos que no tienen derechos ni voluntad, y
que constituyen especímenes dignos de cualquier colección para ser mostrada en Europa.
BO

De estos nativos no hay nada que aprender, ni su lengua, ni sus costumbres, mucho menos
las diferencias que (además, imperceptibles) tienen entre sí. Así, para Colón no hacía falta
conocer a los indígenas; era suficiente con inventarlos desde la perspectiva de sus preconcep-
ciones religiosas o novelísticas, como nobles salvajes, como los mejores seres en el mundo,
o como los más crueles, hostiles y cobardes, cuya esclavitud se justificaba por sus criminales
prácticas caníbales (Todorov, T., & Burlá, 1987, p.184).

Preocupante decisión, la asumida por quienes tienen bajo su amparo la educación, ya que
el desconocer las verdaderas causas y las consecuencias de una colonización salida de
todo orden humano, ha facilitado su continuidad y permanencia por largos años. Un caso

51
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

concreto es el expuesto por Castro Caicedo (1976),

Caso la Rochela:

[…] los indígenas fueron llevados a la hacienda con la promesa de darles comida y después
de la cena los llaneros se dispusieron a dar muerte a los dieciséis indígenas; en medio de
disparos, los llaneros con macetas (garrote grueso), pistolas, cuchillos y machetes dieron
muerte a catorce de los dieciséis…y un niño sin nombre que estaba siendo amamantado
por Doris. (Lozano, 2013, p.90).

R
Hoy por ejemplo, lo creamos o no, se viven, con menos fuerza, pero consecuencias similares,
el exterminio de algunas etnias indígenas, ya sea por el deseo indiscriminado de poder, por

O
el abandono estatal, el desplazamiento y las necesidades que emergen cuando son despla-
zados por el conflicto armado. (Acnur, 2011).

Entre más nos adentramos en el territorio indígena, más nos asombramos de encontrar, la
AD
marcada diferencia que aún existe, entre ellos y nosotros. En plena era del conocimiento,
cubiertos de procesos sociopolíticos abanderados con los Derechos Humanos, con tecnolo-
gías que facilitan cambios abruptos en los diferentes entornos, grupos de pobladores
indígenas, como resultado del fenómeno de colonización, viviendo en un total estado de
abandono, luchando por una supervivencia que desde las UNESCO (2003), Declaración de
las Naciones Unidas sobre los derechos de los Pueblos Indígenas (2007), de la Organización
RR

de los Estados Americanos (2009) y desde la Constitución Política de Colombia (1991), les ha
otorgado y reconocido sus derechos.

Es una necesaria y bien reconocida contraposición a la Ley 89 de 1890 (25 de noviembre)


que cita: “Por la cual se determina la manera como deben ser gobernados los salvajes que
vayan reduciéndose a la vida civilizada. El congreso de Colombia” y la de su Art 40: Ley 89 de
BO

1890, que cita:

Los indígenas son asimilados por la presente Ley a condición de los menores de edad, para
el manejo de sus porciones en los resguardos, podrán vender con sujeción a las reglas
prescritas por el derecho común para la venta de bienes raíces de los menores de veintiún
años; debiendo en consecuencia solicitarse licencia judicial justificándose la necesidad o
utilidad. Obtenido el permiso, la venta se hará en pública subasta conforme a las disposi-
ciones del procedimiento judicial. Serán nulas y de ningún valor las ventas que se hicieren

52
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

en contravención a lo dispuesto en este artículo, así como las hipotecas que afecten terrenos
de resguardo, aun hecha la partición de éstos (Congreso de la República de Colombia, 1990).

El entretejido social que no logramos precisa, nos permite percibir, como si aún se viviera en
la época de la Colonia, de la República, que el acceder con imposición y fuerza a un territorio,
se legitima el derecho sobre éste. Sus habitantes quienes han vivido por décadas allí, sólo se
les indica la ruta del desalojo, o en su defecto se les entrega una resolución que les autoriza
el de permanecer en un resguardo, para que, según reza “se preserve el grupo étnico y se

R
mejore la calidad de vida de sus integrantes. (Resolución Nº 2320)

Es una historia de nunca acabar, aunque pereciera se hubiese estancado en la época de

O
la colonia o de la república, ya que desde ese entonces hasta nuestras fechas, no se ha
continuado con el estudio de los procesos de colonización y desalojo, a los que se han visto
enfrentado los indígenas.
AD
La falta de estudios sobre estos procesos de colonización interna y la problemática indígena
históricamente inherente a los mismos, se confirma al analizarse la bibliografía existente sobre
los grupos indígenas colombianos, la cual hace referencia fundamentalmente al período
colonial español, quedando un vacío de análisis y de información en lo que respecta al siglo
XIX y a la primera mitad del siglo XX, donde estas comunidades se pierden como entidades
sociales, para figurar indiscriminadamente como sujetos-objeto de hechos de sangre,
RR

haciéndose abstracción del contenido cultural de sus procesos históricos y de sus sistemas
adaptivos, con el señalamiento de su incapacidad para articularse al sistema económico y
social colombiano, tomado éste como la única alternativa posible para su desarrollo posterior
(López, 1989, p.82).
BO

Pero no por ello, desconocemos la continuidad de lo que llegó casi como costumbre desde
la época republicana, en relación al abuso que se han cometido con los indígenas, la historia
se remonta a escritos como el expuesto por Viñas del Instituto Colombiano de Antropología:

[…] se puso en peligro la existencia de las comunidades aborígenes que subsistían, debido
a que la principal legislación latinoamericana, basada en la doctrina europea del liberalismo
económico, desconoció el principio de la propiedad colectiva de la tierra y rehusó concederle
un estatus legal. Esto facilitó el despojo de las tierras comunales, ya fuera por compra o por
apropiación de parte de los poderosos terratenientes, con el resultado de que muchos de los
miembros de las comunidades se convirtieron en arrendatarios o peones de las haciendas.

53
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

No acostumbrados a los lenguajes oficiales y confundidos por una economía monetaria, los
indios cedían, con frecuencia sin saberlo, sus derechos sobre tierras y aguas que repentina-
mente habían adquirido el valor de lo escaso. (Viñas citado por Gómez, 1991, p.79)

Las situaciones de genocidio como Cuervo, citado por López (1987), permiten ver:

En el transcurso de los siglos XVll y XVlll la caza de indios fue una actividad común en los
llanos. Grupos especializados los “Caribes” realizaban desplazamientos a larga distancia en
busca de piezas de esclavos-indígenas para intercambiarlas con los holandeses, franceses
e ingleses establecidos en la Guayana, de quienes recibían armas de fuego, herramientas

R
y otros bienes. Esta trata de esclavos nativos estuvo orientada a abastecer de fuerza de
trabajo a más de cuatrocientos ingenios que en Surinam, Esequivo y Berbix tiene los extran-

O
jeros. (Cuervo, citado por López, 1987, p.87).

Y aunque este flagelo se repite durante décadas, hoy, dentro de las costumbres que nuestros
indígenas tienen, aún está el de abrir espacios de diálogo y concertación, en los que buscan
AD
conocer, comprender y que los comprendan. Espacios en los que se les permita crear alianzas
para fortalecer sus debilidades, aprender nuevas cosas basadas en el respeto a sus creencias.

La cacería de indígenas volvió a practicarse en los Llanos desde finales de siglo XIX, pero ahora
dentro de un contexto económico y social diferente. El pie de monte de los llanos empezaría
entonces a ser ocupado por los colonos desplazados del interior del país y prosperarían allí
RR

grandes haciendas y fundos ganaderos que poco a poco fueron incorporando los territorios
de sabana del interior del Llano, al tiempo que desde Venezuela se emprendía también la
colonización de Arauca y de Casanare. Esta ocupación progresiva del espacio llanero, al ritmo
del crecimiento de la ganadería extensiva, planteó en consecuencia una situación estructu-
ralmente nueva para los grupos indígenas sobrevivientes de los llanos a partir de finales del
siglo XIX y a lo largo del XX.
BO

Se pudiera llegar a considerar que no es cierto, dado que una de las falencias más signifi-
cativas que observamos durante el estudio, es el desconocimiento que se tiene en relación
a la cultura de los pueblos indígenas, así como de su historia y de sus necesidades. Pese a
que compartimos el mismo territorio, y están a pocos kilómetros de la capital del Meta, la
existencia de estos grupos está oculta, invisibilizada por complejos procesos culturales, en
dónde una de las consignas que justifica el abandono, es que el acercamiento a las culturas
occidentales puede llegar a deteriorar su cultura. (Correa, 2009)

54
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

La realidad podría sorprendernos, porque pese a todos los cuidados que se han pretendido
ofrecer frente a su preservación y continuidad, y que lleva a que sean ubicados a kilómetros
del casco urbano, los cambios se han dado. Los factores indistintamente del acercamiento a
los colonos, que han permeado su cultura, sus saberes, sus técnicas, están más relacionados
con la exclusión a la que han sido sometidos, así como a los procesos de dominación y discri-
minación de los que han sido objeto, el considerar que “sus culturas son inferiores, primitivas,
intrascendentes, algo que debe ser erradicado o transformado”. (Acnur, 2010, p.2).

R
Otro componente importante, es el que afecta y hace responsable directamente a las Institu-
ciones de Educación Superior, es lo que tiene que ver con, el que para la mayoría de las
sociedades, le es más fácil verlos dentro de un pasado, contado a través de los programas

O
académicos de la básica primaria o media, en los cuales se desdibuja su realidad, que mirar
y aprender a través de un estudio investigativo cultural, con objetivos claros, la recuperación
y empoderamiento de la cultura de aquellos, quienes forjaron este territorio. (Ministerio de
AD
Cultura, 2010)

El Meta así como otros departamentos, cuentan con un número significativo de etnias
indígenas, las cuales pueden a través de convenios y bajo la propuesta del Plan Nacional de
Cultura (2015), en los que se busca la participación, creación y memoria y el diálogo cultural,
iniciar un proceso serio, claro y objetivo para el reconocimiento de su cultura, la preservación
de sus saberes, el fortalecimiento de sus autoridades y organizaciones indígenas, a través de
RR

las cuales se generen propuestas y estrategias encaminadas a prevenir y proteger, (Crespial,


2008), (Ministerio de Relaciones Exteriores, Decreto 2380). En el Informe Brundlandt (2008)
se destaca que:

Las comunidades indígenas representan una enorme fuente de experiencia y de conoci-


BO

mientos tradicionales que vinculan a la humanidad con sus orígenes, por lo que su pérdida
significa la imposibilidad de aprender y entender innumerables cuestiones sobre los
sistemas ecológicos y la diversidad biológica (Brundlandt citado por Quiñones, 2008, p.259).

Fundamento importante no sólo para tener en cuenta en lo relacionado a los conocimientos


que los grupos tienen de la naturaleza y su diversidad, sino de la preservación de su lengua,
medio por el cual se trasmiten los conocimientos adquiridos.

A través de la investigación se percibió que existen sentidas dificultades para un dialogo


fluido y puntual. Existen palabras en español y piapoco cuya traducción dista de mantener el

55
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

significado propio y dentro de un contexto claro. Las dificultades presentadas, rompen con
esquemas, con ideas, con procesos. No sólo por desconocimiento de su significado, sino por
el contexto que encierra dentro de las culturas. Una lengua como la de los Piapoco, limitada
al desarrollo de la cultura, dista mucho de tener todos los conceptos que posee el español,
y aunque para nosotros, pudo parecer que entendimos muchas palabras, la connotación e
importancia en la lengua nativa distaba mucho de lo que para ellos era, sabemos que ello, no
nos permitió reconocer en pleno su riqueza cultural.

A veces, nos quedamos con traducciones textuales, y no vemos su riqueza dentro de un


contexto, su significado dentro de una historia, o dentro de un pueblo que hace el concepto

R
suyo, como sucede con los grupos indígenas. Ellos, en un vocabulario corto, puntual, definen
elementos propios de su cultura, pero al igual que cualquier otra lengua, la palabra tiene una

O
riqueza cultural y ancestral que va más allá de nuestros imaginarios.

En la investigación llevada a cabo, la recuperación de las manifestaciones culturales se hace a


través de la palabra, de la historia oral del pueblo, contada por los etnoeducadores, quienes,
AD
al ser de la propia comunidad, se le ha legado ser los portadores y responsables de su cultura.
A ellos les damos las gracias por permitirnos entrar en ella.

La historia apenas comienza. Los Piapoco, resguardo La Victoria

Prevalece en su cultura recibir al viajero con una sonrisa amplia y una mano extendida, ese
RR

don de gente, de servicio, parecer fue, lo que los volvió vulnerables y les marco el camino
hacia su extinción hace ya, más de 500 años.

Los Piapoco, pueblo sujeto de nuestra investigación, debe su nombre al pájaro Tucán, su
historia, se remonta a la misma creación del universo cuando el hombre comenzó a habitar
la tierra. Cuentan los sabedores del resguardo, que los primeros pobladores, eran hombres
BO

pacíficos que adoraban al dios Kuwei, a quien consideraba su creador.

Vivían en plena armonía, se colaboraban en todo, eran pocos, y compartían sin problema los
beneficios que le daba la tierra. Con el correr del tiempo, en la medida en que la comunidad
iba creciendo, se fueron presentando problemas, que generaban discordia entre los hombres.
Se peleaban por diferentes razones, no se podían poner de acuerdo en nada, lo que hacía
que la convivencia fuera cada vez menos posible.

56
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

A Kuwei le preocupaban las pelas continuas que tenían las comunidades y sabiamente tomó
la decisión de separarlos. Los dividió en grupos pequeños y a cada uno le dio la oportu-
nidad de escoger un animal. Este animal sería el representante de ellos ante él, y sólo a él se
dirigiría Kuwei. Las comunidades escogieron los animales más afines a ellas, unas escogieron
el venado, otras la danta y la comunidad origen de la historia escogió al pájaro tucán. Que en
la lengua indígena es llamado Piapoco.

Los Piapoco pertenecen a la familia lingüística Arawak, quienes cuentan con una población

R
en todo el territorio nacional de 4.926 personas y su ubicación está principalmente localizada
en el departamento del Vichada, Meta y Guainía en los resguardos del El Brazo Amanavén,
Yuri, Flores, Unama, Sarakure y Kawanaruba en el Vichada. En el Guainía están los resguardos

O
Murciélago, Pueblo Nuevo, Laguna Colorada y Concordia. (Silva, 2007, p. 40-42)

De su presencia dan cuenta los cronistas a partir del siglo XVI, en las cercanías de las cuencas
AD
de los río Isana, Vaupés y Río Negro. En todos los casos destaca el padre Rivero el carácter
disperso del poblamiento de toda la vasta región llanera, la movilidad permanente de los
indígenas y el estado crónico de guerra entre las diferentes tribus, sobre todo los estragos
que entre ellas causaban los caribes:

Estaban poblados, pero distantes unos de otros, mas por cortas parcialidades y por familias
que por la vía del pueblo. Distaba un bohío o caney de otro, dos, cuatro y hasta diez leguas,
RR

diseminados por la serranía. Los Chiricoas, -dice- son gente muy numerosa: habitan desde los
rincones más retirados del Orinoco, del río Meta y del Airico, hasta casi los últimos términos
de San Juan de los Llanos; no se ha hallado gente en esta América más parecida a los gitanos
de España; andan errantes y vagabundos, casi siempre en continuo movimiento, y para eso
no tienen poblaciones, ni benefician sus tierras, ni hacen labranzas. (Uribe, 1964, p. 266)
BO

En esos tiempos, los territorios indígenas no tenían fronteras, no estaban separados por
alambres de púas lo que les permitía caminar, buscar sin preocupación el alimento, confiados
en que la madre naturaleza que les proveía, a través de diferentes manifestaciones como las
estaciones, les indicaba el tiempo de migrar.

Así como fueron sin fronteras y sin limitaciones los territorios, y se podía caminar sin preocu-
pación, así mismo los indígenas asumieron estar sin un documento legal que acreditara su
posesión sobre las tierras. No contaban sino con el pleno conocimiento que los territorios
que habían caminado por décadas, eran de los indígenas, porque fueron de sus padres, de

57
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

los abuelos, de los ancestros. Cada uno de ellos fue recorrido por su familia, de ellos sacaron
para sobrevivir y a ellos entregaron sus restos.

No hablan de un país como Venezuela, diferente a Colombia, para ellos se habla del Orinoco,
del río Orinoco. Antes, no se sabía, no se conocían limitaciones sino la que el cuerpo, la falta
de alimento o los límites que la naturaleza les imponía, fuertes lluvia, sequía, disminución de
caudales de ríos, crecientes.

No se sabía de un Meta como departamento, o de los municipios, sino que para ellos los
límites eran naturales, el río, que también era asumido como un canal de comunicación, de

R
circulación, de caminar por sus riveras, siempre se buscaba circular cercano a donde provenía
la seguridad alimentaria, o parte de la misma. La caza, la pesca, las frutas. Así mismo los

O
morichales, la montaña, esos eran sus límites. Todo ello lo proveía la naturaleza, esta no tiene
dueño, porque su creador, sólo la donó para que el hombre pudiera vivir en ella. Su historia,
contada por sus sabedores de generación en generación, y hoy compartida con nosotros por
uno de sus etnoeducadores no los desmiente:
AD
El árbol Kaliawirenay que significa el árbol de la vida 1

Todo comienza con un árbol que se llama Kaliawirenay que significa el árbol de la vida. Hace
mucho tiempo, dicen que no había nada de alimentos vegetales, frutales y mucho menos
alimentos que tenían que ver con plantas, si había plantas pero sin frutos, los animales y la
RR

gente se alimentaban solamente de palos podridos.

Hasta que un día un animal llamado Cuthicuthi que le gustaba andar de noche y trepaba
árboles descubrió un árbol, que se llama Kaliawirena y que significa el árbol de la vida,
ya que tenía toda clase de alimentos como: piña, batata, caña, banano, ají, yuca y entre
otras frutas que tienen que ver con alimentos. Pero de ese árbol solamente sabía el
BO

animal Cuthicuthi, los demás no lo sabían, siempre salía de noche a alimentarse y de día
solamente dormía. Cuando dormía abría la boca y olía a bueno, entonces se preguntaron
los demás animales, que será lo que come, dijeron que tenían que seguirlo cuando salía
de noche y así fue.

Lo siguió un animal llamado Vaca pero como el animal era grande Cuthicuthi se le escapó
y no supo a dónde se fue, luego llegó donde los demás animales dijo que se le había
perdido Cuthicuthi, entonces mandaron al otro día un animal llamado Picure o Ñeque,
1
Cuento tradicional de la Cultura Piapoco, la adaptación la realiza Santiago Gaitán, etnoeducador del Resguardo La Victoria. por decisión del autor se conserva su redacción y estruc-
tura y no se somete a corrección de estilo.

58
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

ya que era un animal pequeño y que no hacia ruido, él siguió a Cuthicuthi pero como
Cuthicuthi iba tan rápido en las ramas de los árboles se perdió, porque el Ñeque no era
rápido para andar de noche entonces llegó donde los demás animales y les dijo que se le
había perdido porque iba muy rápido.

Dijo la Lapa: yo si lo voy a seguir porque yo sé andar de noche y así fue, lo siguió sin parar
hasta que se encontró un río, vio que Cuthicuthi había cruzado al otro lado del río por una
rama muy grande y la Lapa le tocó cruzar por el río siguiendo la rama, cuando termino de

R
cruzar al otro lado se fue despacito y escuchó que algo se caía, eran las frutas que dejaba
caer Cuthicuthi, pero Cuthicuthi no sabía que la Lapa estaba debajo de él, la Lapa decía que
caigan frutas de las manos de Cuthicuthi y caían las frutas de las manos de Cuthicuthi, dijo

O
Cuthicuthi porque se caen las frutas nunca se me caen así, la Lapa comió la fruta, comió
hasta que se llenó y les llevo la prueba a los demás animales y comieron por pedacitos.
AD
Los animales esperaron a Cuthicuthi y le reclamaron porque no les había dicho sobre
ese árbol que tiene tanta comida, lo maldijeron y lo orinaron para que oliera a feo, ahora
dicen que él come solo, el que no comparte se llama Cuthicuthi y huele a feo. Así fue que
descubrieron el árbol de la vida con la ayuda de la Lapa, la Lapa los llevó a ese árbol, cuando
llegaron al árbol miraron la cantidad de comida que estaba aprovechando solito Cuthicuthi.

Entonces comenzaron a comer frutas y cada uno escogía sus frutas, después de haber
RR

comido todos hasta que se llenaran, decidieron tumbar el árbol pero dijeron: ¿con que lo
vamos a tumbar?, necesitamos herramientas. Tranquilos, contestó uno de los animales que
es el Tigre, los que tienen las garras afiladas cortaran el palo y así lo hicieron, lo tumbaron
desde por la mañana y hasta el atardecer descansaban, al día siguiente el palo estaba entero
y al siguiente lo mismo, hasta que llamaron a los bachacos que les ayudara a cortar y llevar
BO

los pedazos que habían cortado.

Le dieron sin descansar día y noche hasta lograr cortar completo el palo, pero el palo no
quería caer, había un problema, lo estaba agarrando un bejuco desde el cielo y ese era
el que no lo dejaba caer, dijo la Ardilla: yo que soy ligera y liviana cortaré el bejuco y así
fue, cuando cortó el bejuco el palo por fin se había caído, todos los animales celebraron
y siguieron comiendo, dijo el rey Tigre que cada uno tenía que escoger una planta para
sembrarla por toda la tierra y así lo hicieron sembraron toda clase de comida, de ahí fue
que salió la yuca del árbol kaliawirenay.

59
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

Por eso en Piapoco Kaliawirenay significa Conuco donde se siembra toda clase de comida
yuca, ají, auyama, piña, batata, caña, patilla, plátano, banano todo lo que se llama el pan
coger, si los animales no hubieran tumbado el árbol ni lo sembraran seguiríamos comiendo
palo podrido ya que los animales en esa época eran nuestros hermanos y no se podían
comer porque se alimentaban de palo podrido de ahí se originó la yuca brava, del árbol de
la vida, de un solo árbol. (Gaitan, 2015)

Desde esa misma concepción, los ancianos, los sabedores de quienes aprendieron todo este
conocimiento, las rutas migratorias, de ellos no aprendieron lo que era una escritura pública,

R
porque el territorio era para el que lo necesitara. No había la necesidad de explicarle a nadie
que ese territorio, que llevaban atravesando hace más de 2.000 años le pertenecía, mucho
menos se pensaba que había que decirles a los colonos o a los invasores, que esas tierras

O
eran propiedad de los indígena. Eso era irrisorio. ¿Por qué?. Aún hoy no se entiende por qué,
sí siempre han sido su hábitat, ¿deben subirlo a escritura pública?.

Hoy, ya no pueden caminar por las acostumbradas rutas migratorias cercanas a las riveras de
AD
los ríos, se encuentran cercadas y el trato para con ellos es de expulsión, han pasado de ser
invadidos a ser invasores, invasores de su propio territorio. Su andar se limitó, hacia los años
70, a una parte del territorio del Meta, circunscrita a la comisaría de Guadalupe. Allí decidieron
establecerse temporalmente para evitar la extinción de su comunidad, la cual paso de estar
conformada por 80 familias a verse seriamente disminuida a 8.En 1971, el Gobierno Nacional
de la República de Colombia, entregó a la comunidad Piapoco, la reserva La Victoria.
RR

Cuando el gobierno dijo “esta tierra”, nosotros nos vinimos a pie desde Puerto Guadalupe.
Cuando llegamos aquí a esta tierra, lo primeo que hicimos fue mirar los caños, en donde
se encontraban, cómo eran las tierras, y recién que llegamos acá, había harta comida, por
primera vez el estado pensó en dejar un asentamiento, que se llama reservas indígenas en
el año 71, entonces después de inspeccionarlas la comunidad miró que era buena, había
BO

más espacio donde vivir. Los Achawa escogieron por el lado del río Meta y nosotros para
el lado del Yucao, eso fue hace 43 años, pero desde el año 83 fue creado, constituido como
resguardo indígena, se crearon dos resguardos indígenas, uno se llama resguardo indígena
El Turpial y uno que se llama resguardo indígena Piapoco La Victoria. (Gaitan M. , 2015)

Hacia los años 80, después de un trabajo organizado, una lucha en solitario, a la etnia Los
Piapoco se les ubica en el resguardo indígena Umapo, El Turpial y la Victoria. Este resguardo
cuenta con una extensión de 4.837 hectáreas. Se encuentra ubicado en el municipio de

60
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

Puerto López en el departamento del Meta, fue constituido mediante resolución 052 del 21
de julio de 1983, y pertenece a las etnias Achaguas y Piapoco. (Resolución Nº 052 de 1983),
(Resolución Nº 2320, 2006).

R
O
AD
Foto Nº 1.Resguardo indígenas La Victoria. Puerto López, Meta.

El Estado, por intermedio del Instituto Nacional de Reforma Agraria - INCORA, reservó y
RR

entregó a los indígenas mediante Resolución 0065 del 13 de junio de 1979, unas tierras que
habían sido objeto de extinción de dominio. En ellas, se ubican dos asentamientos indígenas:
El Achagua que se encuentra al lado izquierdo de la vía que conduce a Puerto Gaitán, y los
Piapoco que se localiza sobre el margen izquierdo del caño Guayariba a lado y lado de la
carretera que conduce a la vereda Cumaralito o Puerto Guadalupe.
BO

Dentro del resguardo se encuentran: El caño, El Aceitico, Caño Los Indios, Laguna Brava y
Arroyuelos, pese a su cercanía, no es apto para la pesca, lo cual limita su uso al consumo de
sus habitantes y a la recreación, un componente que para ellos no era tenido en cuenta, ya
que los caños representaban una fuente de supervivencia, de ellos extraían alimento.

Organización social, el resguardo tiene una organización social clara, sus autoridades tradicio-
nales tiene un fuerte poder decisorio entre la comunidad. Desde la Constitución Política de
Colombia, Ley 21 de 1991, se incorpora a la legislación nacional el Convenio 169 de la OIT
(Ginebra 1989), la Ley 89 de 1890 y otras normas reglamentarias, reconocen las autoridades
de los pueblos indígenas y su autonomía jurisdiccional así:

61
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

Articulo 246. “Las autoridades de los pueblos indígenas podrán ejercer funciones jurisdic-
cionales dentro de su ámbito territorial, de conformidad con sus propias normas y procedi-
mientos, siempre que no sean contrarias a la Constitución y las leyes de la República”.

R
O
AD
Foto Nº 2. Resguardo indígenas La Victoria. Puerto López, Meta.

En las comunidades indígenas existen las Autoridades Tradicionales, las cuales son voceras de las
comunidades, no pueden tomar decisiones sin consultar a todos los miembros que conforman
RR

su comunidad. Es un cargo que se otorga a una persona que se haya desempeñado de manera
ejemplar en otros cargos sociales, culturales y políticos. Su cargo es para toda la vida y le es
encomendado mantener la integridad territorial, la unidad y el bienestar de su pueblo.

Le sigue el capitán, es el encargado de administrar todo lo relacionado a la comunidad, a


BO

nivel cultural recreativo, educativo. Recibe las denuncias de los miembros de la comunidad.
Debe velar por el bienestar de las familias de su jurisdicción. Es elegido por votación en
asamblea general de la comunidad por un período de un año. El Tesorero cuya su función es
la de recibir todos los dineros que entran a la comunidad.

Dieta alimentaria, su dieta basada en la recolección de frutos silvestres, la caza y la pesca,


ha cambiado por concentrarse en el resguardo de manera permanente. Sus costumbres se
han visto abocadas a cambios radicales, uno de estos cambios tiene que ver con dejar de

62
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

ser los proveedores directos de su alimento y convertirse en consumidores, a depender


de la agricultura como fuente principal de alimento o a contratarse como jornaleros o
trabajadores de las petroleras.

Otros cambios significativos están relacionados con manifestaciones culturales como


el desarrollo de la técnica para la caza, la elaboración de los vestidos, de la vivienda, la
siembra de yuca brava, y otras actividades propias de los indígenas.

R
La caza, era una forma de proveer alimento, cazaban animales como el oso hormiguero,
el mico, el venado, la danta, el chigüiro y diversidad de aves, lo hacían con el arco y la
flecha, instrumentos que fabricaba ellos mismos. Esta herramienta era construida con una

O
técnica especial, que se iba perfeccionando a través de los años, y con ella la destreza para
utilizarla.
AD
Hoy no pueden cazar, lo que ha llevado a que su alimentación haya sufrido cambios
no sólo en lo relacionado a su forma de ser proveída, sino que se han vistos abocados
a cambiarla por otros alimentos, ya que animales como el oso, fuente primordial de
proteína, el mico, tienen prohibida su caza. Las iguanas y tortugas, dependiendo de su
especie están protegidas y sus huevos no pueden ser consumidos. El venado que era otra
fuente de alimentación está protegido, la lapa, el chigüiro, lo que les deja y sin derecho a
cuestionar estas medidas; aunque se debe reconocer que no fueron ellos los causantes de
RR

este exterminio.

La recolección de frutos secos, también ha disminuido, su limitado espacio, no permite


recoger los frutos, tubérculos que antes tenían como costumbre consumir, hoy para su
dieta deben comprar o cultivar.
BO

Al no tener la posibilidad de cazar, la comunidad Piapoco convierte el arco y la flecha en


un deporte que lo debe ser practicado sólo por hombres. A los niños desde edades muy
tempranas se les enseña la técnica de hacer estas herramientas. Se les enseña a identificar la
caña que más le sirva, debe ser hueca y flexible, lo que exige reconocer la madurez de la planta
para poder ser curvada lo suficiente y que no se quiebre. Se le enseña a escoger la piedra y
afilarla para que la punta penetre con facilidad, así como la destreza para ser lanzadas, bajo
la nuevas condiciones, a un blanco estático y de un solo tamaño lo que disminuye ente ellos
su importancia y por razones obvias su destreza.

63
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

R
O
AD
Foto Nº3. Resguardo Indígena La Victoria. Puerto López Meta. Juego de Arco y Flecha.
Comunidad Indígenas.

En lo relacionado a la vivienda, éstas son construidas de manera rudimentaria y con la


consigna clara que la debían abandonar cuando el tiempo así lo exigiera. Esto implicaba que
debían ser los suficientemente fuertes para resguardarlos y refrescarlos del sol quemante en
época de verano, o de los vientos y torrenciales lluvias en épocas de invierno; así como de los
RR

mosquitos, de los animales salvajes, o del humo que se pudiera encerrar cuando cocinaran.

Al ser el resguardo de la familia y el descanso de faena al terminar el día, su construcción


conjuga la técnica y el ritual sagrado que protegerá a los que en ella habitan. Su ubicación
la determina el Chamán quien pide permiso a sus deidades, autoriza y señala el lugar para
construir.
BO

La construcción de las malocas, está bajo la responsabilidad de hombre, así que su técnica y
significado, se trasmite de padres a hijos. Ellos deben aprenden a tejer sus techos con hojas
secas de la palma real, saber que deben ser cortadas en noche de luna llena y su secado debe
ser durante cuatro días. Deben saber entretejerlos para dejarlos impermeables y evitar que
pase el agua, deben saber apostar sus palos como vigas de soporte para las misma, así como
comprende lo que representa para su grupo familiar.

64
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

Es un espacio sagrado, por la connotación que tiene la familia, en ella se dialoga, se enseña,
se trasmite conocimiento. No tienen paredes exteriores ni divisiones, pero en su interior cada
espacio está perfectamente organizado y escogido de manera funcional en relación a su
jerarquía, género y creencias, por ello deben ser lo suficientemente amplias para el descanso,
mantener el fuego y reunirse en familia alrededor del padre.

Las viviendas se ubican por organización parental. Alrededor de la casa paterna, se construyen
las casas de sus hijos e hijas casadas lo que permite el cuidado de sus parientes y la fuerza

R
espiritual que la cobija.

Hoy, las condiciones han cambiado, ya no construyen sus viviendas con palma, está

O
seriamente disminuida y aunque la siembran para su cosecha deben esperar siete años. En
el resguardo se puede observar la influencia de occidente, no de la forma en que muchas
civilizaciones pretendieran, ya que sus casas a diferencia de la mayoría de las casas de los
AD
occidentales, están construidas en tela para galpones, lonas, en teja de zinc que dista mucho
de ser una casa en donde se pueda proteger a las familias.
RR
BO

Foto Nº4. Resguardo Indígena La Victoria. Puerto López Meta. Viviendas indígenas.

65
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

Otro elemento importante de rescatar, porque fue erradicado su uso, es el vestido. Antes sus
vestidos eran pedazos de corteza de un árbol u hojas que era cortado según el tamaño de la
parte a cubrir. Se cortaba a la medida del dorso o la pelvis y se desprendía del árbol. Mientras
se secaba era golpeada con una piedra, su estructura entretejida simulaba una tela y era el
vestido, especialmente de la mujer. Hoy sus vestidos son comprados en tiendas, la necesidad
de cubrir la mayor parte de su cuerpo, más por imitación que por cultura o vergüenza, los
obliga a vestirse con ropas occidentales. Los costos para su adquisición les aumentan su
pobreza. No todos cuentan con trabajos pagos con dinero, muchos de ellos aún intercam-
bian elementos para su subsistencia.

R
La agricultura, uno de los cambios que evidencia el pasar de ser semi-nómadas a ser sedenta-
rios. Su principal cultivos es el de la “yuca brava”, base de su alimentación. Este tubérculo

O
era tomado de diferentes lugares del territorio, ya fuera porque crecía de manera natural o
porque en sus continuos recorridos dejaban desechos que se cultivaban de manera silvestre.
El continuo movimiento que tenían sin tener seguro su alimento, los llevó a desarrollar una
técnica para su procesamiento, la cual le permitía tener sus productos por varios días, meses,
AD
años, sin sufrir deterioro.

El vivir en el resguardo, la necesidad de ser cultivada en estación, los llevó a desarrollar e


incursionar en otras técnicas que le permitiera tener durante todo el año la producción de
yuca brava. Pero la siembra, no es voluntad de la comunidad. La etnia, a través del Chamán,
representante ante Chawaliwali, se separa del grupo y pide permiso para sembrar. A él le
RR

indican cuál es el mejor lugar para la siembra y el lugar que indica, allí se hace un ritual de
purificación. El hombre limpia la tierra o chagra y se siembra la yuca.

La distribución de las chagras se hace por familias, se distribuye el lote y a cada familia se le
entrega una parte de terreno en donde puede sembrar la yuca para el sustento de toda la
familia. La actividad de sembrar, cultivar y cosechar es realizada por la mujer.
BO

En toda la mitad del terreno se siembra la yuca madre. Ésta es escogida entre todos los
cogollos dados a la familia, debe ser el más sano, fuerte y grueso que tengan, a él se le hace
un rezo para que proteja el sembrado. La yuca se siembra y alrededor de ella en forma de
círculo, se hacen surcos dejando espacio suficiente para pasar.

La cosecha no se saca toda, en la medida en que se necesita, para el sustento familiar, de


madrugada, antes de que salga el sol, la mujer escaba y saca el tubérculo de la tierra. Se

66
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

debe sacar desde el último círculo hacia adentro, así se evita dañarla y se deja madurar
todo el sembradío.

R
O
AD
Foto Nº 5. Resguardo Indígena La Victoria. Puerto López Meta. Rayado Yuca Brava.

Extraída la yuca, se pela, su cascara es muy gruesa por lo que se debe hacer con un machete,
RR

ya pelada se lava bien. Después se ralla en un rallador de yuca que se hace con una tabla y
una lata con agujeros, se ralla hasta crear una masa.

Después de rayada la yuca, queda una pulpa, ésta se desmenuza y se pone en una vasija, se
tapa con hojas de plátano, se deja quieta sin moverla durante uno o dos días, lo que permite
BO

que la masa se fermente, quedando con un sabor amargo.

Luego se introduce la masa dentro del sebukán, que es una bolsa larga tejida por los hombres.
Este sebukán se cuelga desde el techo y se halla para extraer el veneno (Yare), el jugo que
sale cae en una olla que se pone debajo del sebucán.

El yare se deja reposar, es decir se deja quieto y cada vez que se quiera tomar se cocina y a
esa bebida se le llama mingao, que significa en la lengua Piapoco: sabor amargo. Esta bebida
se puede tomar sola, endulzada con miel o ponérsele a diferentes alimentos ya que tiene la
propiedad de conservante.Se pude comer con pescado, cachirre, oso, y otros alimentos.

67
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

La masa que queda se saca del sebucán y se pone en un recipiente de madera. Cuando se
va a hacer el casabe se pone la harina en el cedazo para cernirla para que quede suave y sin
grumos. El casabe, una arepa muy delgada del tamaño de un plato de 40-50 cm de diámetro,
siendo éste un alimento base, permite que el tiempo de consumo sea amplio.

El mañoco es otro producto salido de la yuca brava. El mañoco es la harina de yuca brava,
un forma de cereal. La harina ya no se esparce en forma circular en el budare, se pasa por el
colador para que quede bien suave. Ésta se pone sobre el budare y se va revolviendo hasta
que queda tostada, mientras se tuesta, se va secando y así se puede guardar por mucho
tiempo, hasta un año sin que se dañe.

R
En el conuco se siembra el plátano “topocho”, el maíz y la piña, el fríjol, la batata y el ñame,

O
éste es abandonado después de tres años para dejar descansar la tierra y recuperar la vegeta-
ción. Cerca de las casas se siembran árboles frutales como la guama, mango, papaya, cítricos,
condimentos y plantas medicinales.
AD
La pesca, es otra actividad importante dentro del grupo, pero poco utilizada, con ella se proveían
de pescado para su alimentación. Los implementos utilizados son el arco y la flecha, el arpón,
las mayas a las que les cuelgan anzuelos enganchados a una cuerda. Hoy esta actividad para
proveer alimento ha disminuido en el resguardo. Los ríos y quebradas que tiene a sus alrededor
no le proveen de manera suficiente para ser consumidos de manera permanente.
RR

El sistema de representación del mundo espiritual tiene gran importancia para la etnia. La
figura del Chamán encarna el personaje principal de la vida ritual y espiritual de los Piapoco.
Él es el encargado de realizar las ceremonias o rituales relacionados con eventos importantes
del grupo, tales como: la siembra, la construcción de las vivienda, ubicación del territorio,
matrimonios, reuniones en las que se tomen decisiones importantes.
BO

Una de sus responsabilidades es la de aprender los conocimientos relacionados a las plantas


llamadas medicinales y el poder curativo que se les otorga. Este conocimiento ha sido
guardado con rigurosidad por los antecesores y ha logrado pasar de generación en genera-
ción, gracias a la memoria de sabedores. Ser Chamán es un gran honor, y para ser elegido, el
médico tradicional que le antecede, debe ver en su predecesor valores como el de la respon-
sabilidad, la discreción, la prudencia, el ser un gran observador, estudioso y principal mente
el deseo de ayudar a los demás.

68
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

Este proceso dura años. Durante este tiempo, el escogido se vuelve un aprendiz, debe
escuchar con atención el relato de su mentor, y lo debe acompañar en algunas de sus salidas
al campo y a la selva para poder conocer las plantas que utilizará según las necesidades del
consultante.

Tradicionalmente el Chamán comienza su labor en la comunidad a la edad de 50 años, por


ser considerada una edad de sabiduría que puede beneficiar a otras personas, pero los inicios
como aprendiz pueden comenzar a los 7, 8 y 9 años de edad.

R
Para que el Chamán pueda iniciar el proceso de sanación necesita estar en paz y tranquilidad,
por lo que tiene que dirigirse a la Chagra, un lugar en el bosque, rodeado por la naturaleza.

O
Allí, el Tucán puede comunicarse con él, guiar sus pasos y rezos para saber cuáles plantas
debe usar para sanar.
AD
Los dioses son los encargados de elegir el próximo Chamán. El Chamán guiará transmitirá
todos sus conocimientos a partir del día en que fue escogido, lo formará y enseñará a ser
el próximo curador. Aprenderá sobre el uso, preparación y conocerá cuáles son las plantas
medicinales que ayudan a sanar a su pueblo. Las plantas medicinales no son cultivadas por
los indígenas, estas plantas son producidas por la naturaleza.

Mientras aprende todo lo relacionado a las plantas medicinales, también debe estudiar la ley
RR

de origen de su pueblo, a cazar, a sembrar y a cuidar de la familia. Así pasa de ser un niño a
ser un adulto que crece en medio de la sabiduría de los dioses y del tutor.

Cada decisión de la comunidad debe estar mediada, o guardada por el rezo del Chamán.
Uno de los elementos utilizados para la realización de las ceremonias o ritual, es el Yopo.
BO

El consumo de Yopo, durante las ceremonias, va acompañado del consumo de tabaco y de


otras plantas alucinógenas.

Dentro de los rituales que eran más importantes y marcaban sin duda el ciclo vital de la etnia
están:

• El rezo del pescado, ceremonia de iniciación y de bautizo, con él se prepara a las jóvenes de
la comunidad para llevar su vida como adultas. Se lleva a cabo durante los días que tiene el
período menstrual. Ella es separada de la comunidad, durante este tiempo debe aprender
y hacer los menesteres propios de las mujeres en la casa y en las diferentes actividades

69
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

de la comunidad, no se le permite hablar con nadie, debe mantener una dieta estricta de
yuca y no puede meterse al río. Después de cumplido el tiempo de separación, debe hacer
una carrera hasta el río, si no se cae, se augura una buena vida, de lo contario debe ser
golpeada con un palo para no morir. En el río la espera el Chamán quien le da consejos para
su vida futura, la bañan y reza. Después de la carrera, a la mañana siguiente, debe repartir la
comida hecha con antelación, ésta se da a padres, familiares e invitados y como anfitriona
debe atenderlos a todos. Un aprendizaje que debe tener en cuenta es que no se debe dar
de comer pescado sin antes haber sido rezado y que mientras tenga el período menstrual
no puede entrar al río.

R
Este rito como muchas manifestaciones culturales ha cambiado, casi hasta llegar a no
practicarse, ya que las enseñanzas de otras religiones los llevan a cuestionar seriamente

O
sus creencias.

En lo referente a los juegos tradicionales, éstos se encuentran distribuidos por género, los
hombres practican unos juegos, como el arco y la flecha, el trompo y las mujeres la zaranda.
AD
La zaranda, es hecha con el fruto de una planta rastrera trepadora conocida como táparo, su
fruto es un totumo que se seca y se utiliza para hacer un juguete utilizado sólo por mujeres. A
la totuma se le abren dos orificios pequeños en sus dos extremos. En uno de ellos se introduce
un palo con el que se soporta la totuma y sobre el que pueda girar; el otro tiene como fin
dejar pasar el aire y que al momento de lanzarla y hacerla girar produzca un sonido como un
RR

silbido muy característico.

Para lanzarla o bailar la zaranda, se enrolla con una cabuya el palo que sobresale de uno de
sus extremos, éste se hala y se lanza al suelo. Quien hace bailar la zaranda son las mujeres,
ellas, se colocan en círculos y ponen a bailar cada una su zaranda.
BO

El trompo, es un pedazo de madera que ha sido pulido de manera muy particular. Debe tener
un diámetro de no más 10-12 cm. El hombre corta el tronco y con un cuchillo le va dando
forma de ovalo teniendo en cuenta que una de sus punta debe ser delgada y puntiaguda.
Allí le ponen una puntilla que sirve como soporte y facilita el equilibrio mientras éste baila.
Alrededor del trompo se enrolla una cabuya, que inicia a ser enrollada por la cabeza del
trompo y debe llegar hasta la punta de la puntilla, el lazo debe ser sujetado con fuerza para
que al ser lanzado, el trompo, esta no se enrede en él. El trompo es jugado junto a la zaranda,
su fin es que al ser lanzado golpee una zaranda, y siga bailando.

70
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

R
O
AD
Foto Nº 6. Resguardo Indígena La Victoria.
Puerteo López Meta. Juego Zaranda.
RR

Otro juego que tienen, es el roba indias, esta es una pinta que se une en los extremos. No
puede ser muy larga ya que debe ser de fácil manejo. El juego consiste en que un joven
coja la pita entre las manos, al sujete con los dedos pulgares y meñiques de ambas manos,
formando un cuadrado. La pita debe quedar delante de la mano, en la palma para que con
el dedo corazón coja uno de sus lados y busque formar un triángulo. Hecho este, con la otra
BO

mano hace la misma acción.

La pita así queda con varios cruces. Se le pide a una joven meter un dedo, cuando el dedo este
introducido entre los cruces, el indígena hala uno de los lados y el dedo debe quedar amarrado.
Así comienza el coqueteo entre los indígenas, de este juego puede salir parejas de novios.

Estos dos juegos, están relacionados con el aparejamiento, con las relaciones sociales de los
jóvenes, quienes coqueteando lanzan la zaranda y el trompo para facilitar un acercamiento y
terminar en una relación sentimental.

71
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

Un componente importante, es lo relacionado a la educación, hoy puesta en las manos de


etnoeducadores, nacidos en la comunidad. Según la Ley General de Educación en su artículo
55 define la etnoeducación como:

El servicio educativo que se ofrece a grupos o comunidades que integran la nacionalidad y


que poseen una cultura, una lengua, unas tradiciones, unos fueros propios y autónomos, es
una educación ligada al ambiente, al proceso productivo, y al proceso social, y cultural de una
comunidad, con el debido respeto de sus creencias y tradiciones. (Ley 115 General de Educación)

El resguardo cuenta con una Institución Educativa construida con barro. Consta de dos

R
salones en los que se imparte educación a 40 niños y niñas. Lleva el nombre del Resguardo
“La Victoria”, allí se cursan los grados de primero a quinto de Básica Primaria. Hasta el grado

O
tercero la lengua base para comunicarse es el Piapoco, su dificultad más sentida es que no
cuentan con cartillas básicas para aprender a leer y escribir su lengua nativa. Las cartillas con
las que el Ministerio dota a la comunidad son en español, dificultando el proceso de aprendi-
zaje. A partir de este grado se da una educación bilingüe, se enseña y aprende en Español y
AD
Piapoco. A partir de quinto grado es una educación trilingüe, los estudiantes deben aprender
Español, Piapoco, e Inglés.
RR
BO

Foto Nº7. Resguardo Indígena La Victoria. Puerto López Meta. Institución Educativa La Victoria.
Básica Primaria

La educación básica media se ofrece en La Institución Educativa Trietnica Yaliakeisy, donde


asisten estudiantes de la etnia indígena Achawa, Piapoco y Colonos. Los docentes son
etnoeducadores principalmente de las dos etnias indígenas mencionadas. Se encuentra

72
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

ubicado en el resguardo el Turpial de los Achawa a siete kilómetros del resguardo. Se provee
de un bus el cual recoge a los estudiantes y les brinda transporte entre comunidad - colegio.

R
O
AD
Foto Nº 8. Resguardo Indígena El Turpial. Puerto López Meta. Institución Educativa Triétnica YaliaKeisy.

Y aunque se busca que a través de la educación se refuerce la identidad cultural a


RR

través del conocimiento de su cultura, los planes educativos emanados del Ministerio
de Educación distan mucho de reconocer estos principios, ya que los programas y
los currículos no tienen en cuenta la identidad cultural y autonomía educativa de la
comunidad. Sumado a ellos el Estado no provee los recursos necesarios para la dotación
necesaria de las instituciones en relación a computadores, internet y demás necesidades
BO

propias de la educación.

Varios componentes difieren de la normatividad propuesta desde la UNESCO, y la


Constitución Política de Colombia de 1991, pero es tarea de todas las comunidades y
estamentos del Estado velar y propender porque se cumplan bajo los parámetros que
se estipulan, teniendo en cuenta que aún existen notorias diferencias entre los signifi-
cados y los significantes de las comunidades indígenas y los occidentales o blanquitos
como ellos nos llaman. Aspecto que hay que sanar sí se quiere realizar un trabajo en el
que se busque preservar a las culturas indígenas como patrimonio cultural vivo.

73
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

Su cosmogonía que es eje central de su desarrollo, se encuentra representada en los


astros, de los cuales poseen un gran conocimiento y cercanía, pues el universo está
conformado por seres especiales y espíritus de sus antepasados que fueron buenos.
Los astros que conforman las constelaciones, son considerados buenos, por ello se
encuentran en el nivel superior, el cielo. A ellos les otorgaron nombres indígenas como,
Macoutchiri (Orión), Macabari (las Pléyades), Tchamana(Caimán). Rigen sus activi-
dades cotidianas al indicarles la época en que se debe cultivar, la época de fertilidad, la
temporada de lluvias, la creciente de los ríos, y demás actividades que requieren de la
naturaleza para su desarrollo.

R
La vida de los Piapoco, al regirse bajo diversas creencias las cuales se asocian de manera
puntual con la naturaleza, animales, plantas, astros y cambios climáticos, les permitió

O
crear un calendario ecológico con el cual organizan su tiempo.

Para ellos, el año no inicia en enero, cada indígena comienza su año, en la fecha en que
fue su nacimiento, y esta fecha está asociada con la época en que los animales procrean,
AD
las estaciones, las estrellas, las cosechas y la aparición o migración de algunos animales.
Es así como en su calendario, se ve la época de ceba de las tortugas, higuanas, loros,
cada una indica un punto importante en la vida del indígena, así como en el desarrollo
del pueblo Piapoco.

De igual manera junto a este conocimiento de la naturaleza, está el que tienen de las
RR

constelaciones, entre ellas, el conocimiento que tienen de la luna, una deidad con la
que los sabedores hablan para saber los momentos en los que se deben desarrollar
las actividades propias de la etnia. No sólo se limitan a conocer sus fases sino que las
utilizan para la siembra y cosecha, para cortar la palma que es utilizada en la construc-
ción de viviendas, la época de lluvias, vientos, crecientes de ríos. Ella les indica el camino
a seguir, el peligro inminente en que se pueden encontrar y les da buenos augurios para
BO

su vida. La luna es considerada un dios.

La historia del grupo los Piapoco a penas se está escribiendo, la importancia de colaborar
en su construcción radica en ayudar a preservar su cultura. La instituciones de educación
superior están llamadas a asumir el reto. Ellas a través de sus grupos de estudio, su
responsabilidad social puede ser el puente que lleve a que la historia de estos pueblos
sea construida por ellos.

74
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

R
O
AD
Foto Nº9. Resguardo Indígena El Turpial. Puerto López Meta. Institución Educativa Triétnica YaliaKeisy.
Calendario Indígena.
RR
BO

75
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

BIBLIOGRAFÍA

ACNUR. (2012). Pueblos indígenas en Colombia. Recuperado de http://www.acnur.org/t3/fileadmin/


scripts/doc.php?file=t3/fileadmin/Documentos/RefugiadosAmericas/Colombia/2012/Situacion_
Colombia_-_Pueblos_indigenas_2012

ACNUR. (2010). La situación de los pueblos indígenas en el mundo. Recuperado de: http://www.

R
acnur.org/t3/fileadmin/scripts/doc.php?file=t3/fileadmin/Documentos/Publicaciones/2010/7375

ACNUR. (2008). Boletín, No.11 – Agosto de 2008. Recuperado de: http://www.acnur.org/t3/fileadmin/


scripts/doc.php?file=t3/fileadmin/Documentos/Publicaciones/2008/6686

O
Brackelaire, V. (2006). Situación de los últimos pueblos indígenas aislados en América latina (Bolivia,
Brasil, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Venezuela). Diagnóstico regional para facilitar estrategias
de protección V.Brackelaire, Brasilia, DF, 69p. Recuperado de http://www.ops.org.bo/textocompleto/
AD
pi31295.pdf

Briones, Guillermo. (1996). Metodología y técnicas de investigación para las ciencias sociales.
Colombia: Editorial Trillas

Correa, F. (2009). Interpretaciones antropológicas sobre lo «Indígena» en Colombia.

Correa, F. (2006). Interpretaciones Antropológicas sobre lo «Indígena» en Colombia. Universitas


humanística. Recuperado de: http://www.scielo.org.co/pdf/unih/n62/n62a02.pdf
RR

Camacho, P. (1997). La Constitución de 1991 y la perspectiva del multiculturalismo en Colombia.


Alteridades. Recuperado de: http://www.uam-antropologia.net/pdfs/ceida/alte_14_8.pdf

CRESPIAL - Centro Regional para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de América
Latina. (2008). Estado del Arte del Patrimonio Cultural Inmaterial. Recuperado de: http://www.
crespial.org/public_files/1282942676.pdf
BO

Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Recuperado de: http://www.acnur.org/t3/


fileadmin/scripts/doc.php?file=t3/fileadmin/Documentos/Publicaciones/2010/7374

Gracia, C. N. ( 1990). Culturas Hibridas. Estrategia para entrar y salir de la modernidad. México:
Editorial Grijalbo.

Gómez, A. (1991). Indios, colonos y conflictos: una historia regional de los Llanos Orientales,
1870-1970. Pontificia Universidad Javeriana.

76
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

Instituto Lingüístico de Verano. (1973). Aspectos de la cultura material de grupos étnicos de


Colombia. Recuperado de: http://www-01.sil.org/americas/colombia/pubs/21448.pdf

López, A. J. G. (1989). Llanos orientales: Colonización y conflictos interétnicos, 1870-1970. Boletín


americanista, (39), 79-105. Recuperado de: file:///C:/Users/Teresa/Downloads/Dialnet-LlanosOrien-
tales-2937671.pdf

R
Ley 89 de 1890. Nivel Nacional. Recuperado de: http://www.alcaldiabogota.gov.co/sisjur/normas/
Norma1.jsp?i=4920

Lozano, L. F. G. (2013). La reconstrucción del espejo: 1969¿ El indígena como persona?. Revista

O
Prolegómenos-Derechos y Valores-pp, 87, 97. Recuperado de: http://www.scielo.org.co/pdf/prole/
v16n31/v16n31a05.pdf

Marín, C. Cárdenas, D., & Suárez, S. (2005). Utilidad del valor de uso en etnobotánica. Estudio en
AD
el departamento de Putumayo (Colombia). Recuperado de: http://www.scielo.org.co/pdf/cal/v27n1/
v27n1a4

Ministerio de Cultura. (2010). Compendio Políticas Culturales. Política de salvaguardia del patrimonio
cultural inmaterial. Recuperado de: http://www.pueblospatrimoniodecolombia.travel/aym_image/
files/03_politica_salvaguardia_patrimonio_cultural_inmaterial[1].pdf

Ministerio de Relaciones Exteriores, República de Colombia. (2008). Promulgar “La convención


RR

para la salvaguardia del patrimonio Cultural Inmaterial. Recuperado de: http://www.secretariasenado.


gov.co/senado/basedoc/decreto_2380_2008.html

Mueses, C. (2010). La relación estado – poblaciones indígenas en Colombia: una reflexión a partir de
la etnoeducación. InvestigiumIRE, 1(1), 82-93. Recuperado de: http://investigiumire.iucesmag.edu.co/
ojs/index.php/investigiumire/article/view/43/38

Naciones Unidas. (2007). Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los Pueblos
BO

Indígenas. Recuperado de: http://www.acnur.org/t3/fileadmin/scripts/doc.php?file=t3/fileadmin/


Documentos/BDL/2007/5509

Naciones Unidas. (2009). Directrices sobre cuestiones relativas a los pueblos indígenas.

Organización de los Estados Americanos.(2009). Derechos de los pueblos indígenas y tribales


sobre sus tierras ancestrales y recursos naturales. Normas y jurisprudencia del Sistema Interamericano
de Derechos Humanos. Comisión interamericana de Derechos Humanos.

Olsen. V. (2008). Marco legal para los derechos de los pueblos indígenas de Colombia. Recuperado
de: http://hrev.org/wp-content/uploads/2011/02/tp2marcolegal.pdf

77
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

Observatorio del Programa Presidencial de Derechos Humanos y DIH. ( 2018). Los indígenas
colombianos: La Constancia de los pueblos por mantener su cultura.

PNUD. (2011). Pueblos indígenas. Diálogo entre culturas. Cuaderno del Informe de Desarrollo
Humano. Recuperado de file:///C:/Users/Teresa/Downloads/cuadernoindigenas.pdf

Quiñones, C. M. R. (2008). La diversidad lingüística en Colombia: protección jurídica de las lenguas


indígenas. Pensamiento Jurídico, (22). Recuperado de: http://search.proquest.com/openview/0afe-
715f7845080599f51ba90217d6c4/1?pq-origsite=gscholar

R
Rojas, J. (2000). Ocupación y recuperación de los territorios indígenas en Colombia. Análisis político.
Recuperado de: http://biblioteca.hegoa.ehu.es/system/ebooks/10415/original/ocupacion_y_recupe-
racion_de_los_territorios_indigenas_en_Colombia.pdf

O
Semper, F. (2006). Los derechos de los pueblos indígenas de Colombia en la jurisprudencia de la
Corte Constitucional. Biblioteca jurídica virtual del Instituto de investigaciones jurídicas de la UNAM,
México. Recuperado de: http://www.corteidh.or.cr/tablas/R08047-3.pdf
AD
Silva, L. F. S. (2007). Caracterización de los grupos humanos rurales de la cuenca hidrográfica del
Orinoco en Colombia. Instituto de Investigaciones de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt.

Todorov, T., &Burlá, F. B. (1987). La conquista de América: el problema del otro. México. DF: Siglo XXI.
Recuperado de: http://scielo.unam.mx/pdf/cultural/v6n12/v6n12a8.pdf

UNESCO. (2003). Convención para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial. Recuperado de
http://unesdoc.UNESCO.org/images/0013/001325/132540s.pdf
RR

UNESCO.( 2011). Seminario Taller “Políticas y Planes para la Salvaguardia Patrimonio Cultural Inmate-
rial en América Latina”. Recuperado de: http://www.crespial.org/public_files/1326832911.pdf

UNESCO. (2011). Kit de la Convención 2003, para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial.
Recuperado de: http://www.UNESCO.org/culture/ich/index.php?lg=es&pg=00451#1
BO

UNESCO. (2012). Informe: Reunión de investigación sobre patrimonio cultural inmaterial.

UNESCO, (2012). Textos fundamentales de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural
Inmaterial de 2003. Recuperado de: http://unesdoc.UNESCO.org/images/0021/002181/218142s.pdf

Uribe, J. J. (1964). La población indígena de Colombia en el momento de la conquista y sus transfor-


maciones posteriores: primera parte. Anuario colombiano de historia social y de la cultura, (2), 239-293.

Villa, W. Houghton. J. (2005). Violencia política contra los pueblos indígenas en Colombia, 1974-2004.
Colombia.

78
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

R
O
AD
EPÍLOGO
RR
BO

79
BO
RR
AD
O
R
LOS PIAPOCO, RESGUARDO INDÍGENA LA VICTORIA COMO PATRIMONIO CULTURAL VIVO

A manera de conclusión.

Una de la riquezas más grande que tenemos los colombianos son nuestras culturas indígenas. Su
legado, esos conocimientos que han sido la estructura de su historia, y que a través de los años se han
pasado de generación a generación, hoy son compartidos, para que a través de ellos los conozcamos,
sepamos no sólo que existen, sino que su supervivencia se ha logrado por el sentido de pertenencia y
el respeto hacia su pasado, hacia sus creencias.

R
Por ello cuando tenemos la oportunidad de construir con ellos, no sólo aprendemos de sus tradi-
ciones, usos, costumbre, sino de la importancia de la continuidad, del comprender que estamos en un
proceso, que formamos parte de un sistema, que nuestro compromiso está en que en el ciclo en que

O
nos toca vivir debe ser llevado con responsabilidad.

Los conocimientos de la historia son necesarios para saber que parte de la historia yo voy a construir.
AD
RR
BO

81
BO
RR
AD
O
R
BO
RR
AD
O
R
R
OR
DO
AAD
RRR
OR
BBO

Vicerrectoría Regional Llanos