Вы находитесь на странице: 1из 20

1.

- INTRODUCCIION
1.1 Los suelos agrícolas:
El suelo es un sistema altamente complejo y dinámico, construido por una capa
superficial, relativamente delgada, de material más o menos disperso que se
encuentra sobre la litosfera. De este material depende en buen parte el
crecimiento de las plantas y alimentación de los seres vivos que habitamos la
superficie terrestre.
Entre las funciones de mayor importancia en el suelo están:
a) Anclaje para las raíces y soporte mecánico para el follaje, que permite a
las plantas realizar una fotosíntesis más eficiente. Además, el suelo
protege al sistema radical de una deshidratación brusca a la que estaría
expuesto si recibiera los rayos solares directos y la acción del viento. Una
baja resistencia del suelo a la penetración facilita el crecimiento de la
parte subterránea de las plantas.
b) Suministra agua a las plantas, gracias a la capacidad de retener humedad
en cantidades adecuadas y con alta disponibilidad, es decir, con un alto
potencial hídrico que puede permitir a las plantas producir cosecha.
c) Proporciona los nutrimentos esenciales a las plantas estos pueden
provenir de la fertilidad nativa del suelo o de las prácticas de fertilización
que se realicen. El suelo debe aportar estos nutrimentos en las formas
químicas, cantidades y oportunidades necesarias para mantener el
crecimiento sano de las plantas. Las condiciones físicas del suelo están
estrechamente relacionadas con su fertilidad
d) Suministra oxígeno a las raíces y elimina el bióxido de carbono producido.
De la respiración de las raíces depende en buena parte la absorción de
nutrimentos y agua, y el crecimiento vegetal. el aire del suelo se renueva
por difusión de gases y por flujo de masa, procesos dependientes de las
características físicas del suelo.
e) Transporta calor y proporciona una temperatura adecuada para el
desarrollo de las raíces, germinación de semillas, etcétera. Debido a que
el calor se transporta en el suelo principalmente por el proceso de
conducción, la densidad aparente, la porosidad y el contenido de
humedad del suelo, entre otros factores, afectan el transporte de calor.
f) Un suelo agrícola debe ser medio sano, es decir relativamente libre de
elementos patógenos y parásitos, y debe contener bajos niveles de sales
y iones tóxicos para las plantas.
1.2. La física de suelos y su aplicación a la agricultura
la física de suelos es una parte de la ciencia del suelo que se encarga del
estudio de la propiedad físicas y de los procesos de transporte de materia y o
energía que ocurren en él. Los límites del estudio de los aspectos físicos de un
suelo no están bien definidos, y a menudo se trasladan con aspectos de la
química, mineralogía, tecnología y conservación de suelos, y con otra rama de
la ciencia del suelo.
Los propósito del estudio de la física de suelos aplicada a la agricultura son:
conocer el rango de valores de las propiedades físicas y procesos físicos del
suelo y sus efectos sobre el desarrollo de las plantas; desarrollar métodos
sencillos y económicos para evaluar esas propiedades; aprender a manejar el
complejo físico del suelo de a curdo con los requerimientos de los cultivos,
utilizando los métodos de labranza, adiciones de mejoradores del suelo, o con
base en otras practicas que generen cambios temporales o permanentes que
favorezcan a los cultivos. Además, se incluye la evaluación de los cambios en
las propiedades de las prácticas de manejo de suelo que realiza el hombre
1.3. Principales características, propiedades y funciones de las partículas del
suelo
Arena. Conjunto de partículas cuyo diámetro varia de 0.05 0.02 mm hasta 2 mm.
Su principal componente es el óxido de cilicio (cuarzo, feldespatos, micas) y tiene
una superficie especifica promedio de 15cm/g, aproximadamente. Las partículas
de arena son visibles o palpables en forma individual; cuanto esta húmeda se
distingue con su aspereza no se expande ni se contrae con el agua y su
capacidad de intercambio catiónico es prácticamente nula. la principal función de
la arena es estructurar o contribuir en la formación de la matriz del suelo.
Limo conjunto de partículas cuyo diámetro va de 0.05 o 0.02 mm hasta 0.002mm.
al igual que la arena, su principal componente es el óxido de silicio contenido en
minerales tales como el cuarzo, el despatos, micas. Sus partículas tienen forma de
plato y resbalan una sobre otra, por lo que no estructuran; posee una superficie
especifico promedio de aproximadamente 0.6 mts/ g y su capacidad de
intercambio catiónico es prácticamente nula. El limo no se expande ni se contrae
al humedecerse y secarse.
Arcilla. Las partículas de arcilla son muy pequeñas (micras de diámetro o menos)
que no son palpables individualmente ni visibles con microscopio ordinario;
generalmente poseen estructura laminar y están orientadas al azar en suelo de
buena aireación y agregación; son plásticas y pegajosas cuando están húmedas
muy adsortivas al agua, gases y sustancias disueltas. La superficie especifica de
las arcillas es muy grande.
1.4. Composición del suelo
La materia orgánica puede incluir gran cantidad de compuestos químicos, entre
los que destacan los carbohidratos, celulosa y hemicelulosa, proteínas,
aminoácidos, ceras, grasas, resina, alcoholes, ácidos orgánicos, lignina,
pigmentos minerales, fenoles y alcaloides, los que pueden ser descompuestos
a una velocidad que depende de los siguientes factores:
a) naturaleza, composición y tamaño de las partículas orgánicas
b) tamaño de la población microbiana del suelo y tipos de microrganismos
presentes
c) disponibilidad de nutrimentos y fuente d carbón, incluyendo la relación C/N
para los microorganismos.
d) Contenido de humedad en el suelo y disponibilidad
e) Temperatura y sus variaciones
f) Reacción –pH- del suelo
g) Contenido de oxígeno en el aire y aireación
h) Contenido y concentración de substancias inhibidoras del crecimiento
microbiano
2.- PROPIEDADES FÍSICAS DEL SUELO
2.1 Textura del suelo
La textura del suelo es un indicador de la proporción relativa de la arena, limo y
arcillas que lo constituyen, su nombre indica la clase de textura a la que
pertenecen, de acuerdo con el sistema de clasificación y el triángulo de
texturas utilizado.
Aunque es muy grande el número de combinaciones posibles de arena, arcilla y
limo, el triángulo de texturas solo contiene 12 clases texturales y los suelos de
cada clase tienen aproximadamente la misma superficie específica y otras
características que le son comunes.
2.2. Superficie específica
Es el área superficial total de las partículas contenidas en una cantidad unitaria
(de masa o volumen). Resulta evidente que, a mayor área superficial de una
substancia, mayor será su habilidad de participar en reacciones físicas y
químicas.
La mayoría de las propiedades físicas, químicas y biológicas de los suelos
dependen directamente de su superficie específica, más que del tipo de
minerales presentes y muchas de las reacciones que tienen importancia
agrícola se producen en las superficies de las partículas o en las interfaces.
2.3. Estructura
La estructura del suelo es la manera en que sus partículas primarias (arena,
limo, arcilla) están ensambladas formando agregados (peds) es decir unidades
mayores con planos débiles entre sí.
La estructura es una de las características físicas del suelo de mayor
importancia agrícola; sin embargo, es una de las menos entendidas
probablemente descritas y mal manejadas. Pocos agricultores evitan destruir
los agregados durante la labranza, lo cual provoca en varios casos un
empobrecimiento físico del suelo.
De acuerdo con la forma de los agregados se distinguen en dos grandes tipos
1: estructura amorfa. Su constitución es masiva, compacta, continua o de
grano simple.
2: estructura organizada. Las partículas constituyen agregados de forma
definida; en este grupo se incluyen los grupos siguientes
a) Laminar
b) Pismoide
c) Blocosa
d) Esferoidal

2.4. Color del suelo


Es una propiedad física relacionada con la longitud de onda del espectro visible
que el suelo refleja al recibir los rayos de la luz. El ojo humano capta la
radiación reflejada y el cerebro la identifica como un color, con base en el
conocimiento y experiencias que tiene el observador.
Con fines científicos o técnicos, el colore de los suelos no puede ser evaluado
con precisión por el simple uso de la memoria ya que este proceso genera
variaciones considerables en la designación de color echa por diferentes
personas. Conviene, por tanto, que además de hacer comparación con las
tablas o cartas estándar de color – por ejemplo, las de munsell- se evalué el
color del suelo en condiciones estándar de contenido de humedad y de
intensidad de la luz, variables que ejercen gran influencia en la percepción del
color del suelo.
2.5. Profundidad del suelo
La profundidad del suelo es una propiedad que generalmente sufre cambios muy
pequeños en condiciones naturales. Los procesos de erosión severa o depósito de
materiales pueden representar una excepción a lo expuesto, y en ocasiones
pueden ser aprovechados por el hombre en la formación de buenos suelos,
cuando se favorece el depósito de sedimentos de buena calidad en sitios
seleccionados.
Existen varios criterios para determinar la profundidad del suelo, pero en este caso
aplicaremos el de impedimento mecánico del suelo al crecimiento de las raíces. La
capacidad de los sistemas radicales para explorar las partes más profundas del
suelo y la fuerza o presión que estos pueden desarrollar para crecer son distintas
para cada especie vegetal. En varias especies vegetales cultivadas, la penetración
de raíces se detiene a valores de 2 a 3 MP (mega Pascales) de resistencia del
suelo al penetro metro.

2.6. Densidad de partículas solidas


La densidad de las partículas sólidas es la relación entre la masa de estas y el
volumen que ocupan. Este concepto excluye el volumen de espacio poroso que
existe entre las partículas sólidas. Los valores de la densidad de los minerales
comunes y de las partículas orgánicas son reportados con cierto rango de
variación con diferentes autores.
2.7. Densidad aparente del suelo
La densidad aparente del suelo es la relación entre la más a
de los sólidos y el volumen total que estos ocupan, es decir, se incluye el
espacio poroso existente entre las partículas sólidas. Esta propiedad del suelo
puede presentar varios extremos. El valor varia de 1.0 g/cm en suelos
arcillosos, orgánicos y bien estructurados, hasta alrededor de 1.8 g/cm en
suelos arenosos compactados.
Por otra parte, existe una relación aparente con otras propiedades y
características de los suelos; entre estas destacan la textura, el contenido de
materia orgánica, la porosidad, la compactación- compresión, la conductividad
térmica y la resistencia del suelo a la penetración. Desde el punto de vista
agrícola, los valores bajos de densidad aparente se asocian con una condición
general más apropiada para los cultivos, las características del suelo
mencionadas también toman valores más favorables para las plantas
cultivadas y el manejo de los cultivos.
Un incremento en el valor de la densidad aparente de los suelos se refleja en la
disminución del espacio poroso y el incremento de la conductividad térmica, de
la comprensión- compactación y de la resistencia del suelo a la penetración.
Tal incremento de la densidad aparente puede ser causado por la reducción en
el contenido de materia orgánica del suelo, por la degradación de los
agregados o por una fuerza que reduzca el espacio poroso.
2.8. Porosidad del suelo
La porosidad del suelo es el volumen del aire y agua contenido en una unidad
de volumen de suelo. el contenido volumétrico de solidos o espacio solido es el
volumen de solidos que está contenido en la unidad de volumen de suelo. La
suma de porosidad y espacio solido es igual a la unidad.
En los poros del suelo se pueden distinguir por lo menos tres características:
a) La porosidad, ya descrita
b) La distribución o porcentaje de los diferentes rangos de diámetro de los
poros.
c) La tortuosidad de estos, es decir, la relación promedio entre la longitud real
de los poros y la distancia en línea recta entre los extremos de los poros.

La porosidad del suelo se determina principalmente por el acomodo de


partículas sólidas. Los suelos arcillosos y orgánicos, ricos en coloides,
generalmente tienen altos valores de porosidad alrededor de 0.6 cm –
debido a que las cargas eléctricas de estos coloides generan un acomodo
con un espacio libre (poros). Los suelos arenosos contienen bajos valores
de porosidad, debido a la baja capacidad reactiva de sus partículas; sus
valores aproximados son de 0.4 cm. En suelos compactados se pueden
observar valores de porosidad de 0.3 cm.
La porosidad del suelo tiene importancia especial porque constituye el
medio por el cual el agua penetra al suelo y pasa a través de él para
abastecer a las raíces y finalmente drenar el área; y también el espacio
donde las raíces de las plantas y la fauna tienen una atmósfera, es decir,
constituye la fuente de donde aquéllos obtienen el aire.
2.9. Contenido de humedad del suelo
El contenido de humedad del suelo es muy variable, tanto en tiempo para un
mismo punto como en distancia o profundidad para un tiempo dado. Se dice
que el contenido volumétrico de humedad del suelo es en promedio, alrededor
del 25% del volumen del suelo, pero su rango de variación es desde menor de
5% hasta más de 45%.
El contenido de agua del suelo se puede expresar en tres formas generales:
a) Contenido volumétrico, que es el volumen de agua contenido en una unidad
de volumen de suelo.
b) Contenido gravimétrico, que es la masa de agua contenida en un suelo por
cada gramo de masa de solidos
c) Lámina de agua, que es la cantidad de agua en el suelo expresada como
centímetros (o unidades equivalentes) de agua en un estrato dado del
suelo.

El contenido volumétrico puede expresarse como el porcentaje de agua del


suelo con respecto al total de este. El contenido gravimétrico también
puede expresarse en porcentaje y este indica los gramos de agua
contenidos en cada 100 g de masa de solidos del suelo, por ejemplo, un
contenido gravimétrico de 20 indica que por cada 100g de partículas solidas
existen 20 g de agua.
El conocimiento de la lámina de agua contenido en un estrato de suelo es
muy útil para el cálculo de las láminas de riego que se deben aplicar a los
suelos apara llevarlos a capacidad de campo.
Desde el punto de vista agrícola es muy importante conocer el contenido de
humedad del suelo, ya que esta característica se relaciona directamente o
indirectamente con todas las funciones que el suelo desempeña en
beneficio de las plantas. La capacidad de retención de humedad de los
suelos está íntimamente relacionada con la porosidad y con el diámetro de
los poros; estos, a su vez, dependen de la textura, del contenido de materia
orgánica y de otras características del suelo.
3.- PROPIEDADES MECANICAS Y DINAMICAS DEL SUELO
3.1. Comportamiento del suelo
El suelo tiene un conjunto sorprendentemente diverso de propiedades
mecánicas. El estudio empírico y teórico de la mecánica de los suelos ha
progresado hasta el punto donde los ingenieros del suelo son capaces de
considerar una amplia variedad de propiedades mecánicas cuando
los diseños de estructuras involucran grandes cantidades de tierra. La
mecánica de los suelos tiene aplicaciones en todo, desde grandes proyectos
de ingeniería civil hasta el paisajismo del patio trasero.

Resistencia al corte
La resistencia al corte se refiere al nivel de fuerzas cortantes que un material
puede resistir sin fracturarse. La resistencia al corte se mide en Newton por metro
cuadrado. Las fuerzas cortantes son fuerzas que se aplican tangencialmente a lo
largo de una cara de la tierra. La resistencia al corte es difícil de medir ya que
depende de una amplia variedad de factores, incluyendo la naturaleza del suelo, la
historia de la muestra de suelo particular que es medida, y la velocidad a la que
las fuerzas de corte se aplican.

Presión lateral del suelo


La presión lateral del suelo es la presión que ejerce la tierra horizontalmente. Si
tienes una masa cúbica de tierra en un recipiente cúbico, entonces la presión
lateral del suelo es la presión ejercida sobre las paredes del recipiente. El empuje
lateral se mide en Pascales o Newton por metro cuadrado.

Consolidación
La consolidación es el proceso mediante el cual el volumen del suelo disminuye
bajo la aplicación de una carga. La consolidación es causada por las cargas que
se aplican al suelo y los granos de suelo que son empacados juntos más
estrechamente como resultado.

Capacidad de carga
La capacidad de carga es la capacidad de la tierra en torno a una estructura para
soportar las cargas aplicadas. La capacidad de carga se mide en Pascales o
Newton por metro cuadrado.

Permeabilidad y filtración
La permeabilidad se refiere a la facilidad con la cual el fluido puede fluir a través
de los poros en el suelo. La permeabilidad se mide en metros cuadrados o Darcy.
La filtración se refiere a la tasa a la cual el fluido se mueve a través de una masa
de tierra. La filtración se mide en metros por segundo.
Estabilidad de taludes

La estabilidad de taludes se refiere a la resistencia de una pendiente de fallo o


colapso. La estabilidad de una pendiente abarca una amplia gama de
consideraciones y no tiene una sola unidad universal de medición.

3.2. Parámetros del suelo/ suelo


La resistencia a la falla de un suelo depende del esfuerzo de corte máximo que
este pueda resistir, lo que es una función de la magnitud de la deformación y
del esfuerzo normal sobre la superficie de falla.
Un suelo en estado cementado presenta una elevada resistencia a la
deformación y se caracteriza por su muy poca deformación elástica antes de
que ocurra una desintegración de su estructura. En cambio, el estado friable
muestra un rango de elasticidad mucho mayor, en la cual la deformación es
igual a la carga aplicada, y se recupera rápidamente al mover la carga. El
estado plástico del suelo se caracteriza por que la maza se sigue deformando
lentamente bajo la acción de la carga aplicada y no se recupera cuando esta
es removida; la magnitud d a deformación depende de la duración y de la
magnitud de la carga. En el estado líquido el suelo demuestra una resistencia
proporcional a la rapidez de la aplicación de la carga; el suelo tiene alta
humedad y actúa como un fluido viscoso.
3.3.-Parámetros del suelo-interfaz
La mayor parte de las herramientas de labranza trabaja por deslizamiento por
el suelo, y de allí que el esfuerzo y la fuerza de deslizamiento de la interfaz
suelo/metal sea de una importancia fundamental al estar la mayoría de estas
herramientas fabricadas con metales. Aunque el interfaz es normalmente
suelo/metal, es mejor hablar en términos de los parámetros suelo/interfaz para
acomodar la consideración de otros materiales como madera, plástico u otros.
El esfuerzo de deslizamiento varia con el contenido de humedad del suelo
alcanzando los efectos más marcados en el caso de los suelos arcillosos
3.4. Determinación experimental de los parámetros suelo-suelo y suelo-
interfaz
3.4.1 generalidades
Los ingenieros de suelo han desarrollado varias pruebas de laboratorio y de
campo para analizar el comportamiento de un suelo o roca bajo la acción de un
sistema de fuerzas, como existe por ejemplo durante la construcción de un
edificio, carretera, represa u otros. Aunque muchas de estas pruebas sirven al
ingeniero agrícola, también se requieren otras especiales dado el mayor interés
en el comportamiento del suelo superficial y no tanto del subsuelo. Otra
diferencia significativa es que as herramientas de labranza normalmente tienen
la tarea de romper el suelo, lo que determina una mayor importancia de los
parámetros suelo/interfaz.
3.4.2 determinación de la cohesión y ángulo de fricción interna del suelo
3.4.2.1 caja de cizallas
Representa una de las pruebas tradicionales de mecánica de suelo. la caja cizalla
utiliza dos marcos idénticos que se superponen para constituir la caja; esta es
llenada con el suelo en estudio y se le aplica un esfuerzo normal pro medio de
pesos sobre la tapa. La determinación del esfuerzo de corte se realiza midiendo la
fuerza máxima necesaria para desplazar el marco superior sobre su equivalente
inferior.
El procedimiento para determinar los parámetros es l siguiente
a) Se aplica un esfuerzo normal constante por medio de pesos
b) Se determina por medio de un diámetro la fuerza que se ejerce para
producir la deformación del suelo, ósea el deslizamiento del marco superior
c) Se grafica los valores del esfuerzo de corte contra la deformación
observada para determinar el máximo valor.
d) Se repite la prueba para varios valores del esfuerzo normal
e) Finalmente se grafican lo valores construyendo su mejor línea, el valor de la
cohesión es igual al interceptado en el gráfico y el ángulo de fricción interna
equivale a la pendiente de la línea.
Esta prueba es útil para entender el comportamiento de un suelo, pero es
difícil relacionarlo directamente a la condición del campo por la dificultad
para recoger muestras e introducirlas en la caja en forma igual a como se le
encontró en el terreno. Obviamente esto afecta los resultados, dado que
cambian el grado de compactación del suelo y la orientación de las
partículas
3.4.2.2 prueba de compresión traxial
El aparato para la prueba de compresión triaxial
es más sofisticado que la caja de cizalla y permite la determinación de los
parámetros suelo/suelo en forma más precisa. Consiste en poner la
muestra del suelo en forma de un cilindro dentro de una membrana
impermeable; así que puede aplicarse una presión radial al comprimir el
agua alrededor de la muestra, midiendo la deformación hasta que ocurre
una falla.
La prueba de compresión triaxial realizada en laboratorio también sufre
desventaja al recoger las muestras del campo sin removerlas, aunque se
ocasiona un daño mucho menor que en recoger muestras para la caja de
cizallas.
3.4.2.3 determinación de la densidad en masa
La densidad en masa del suelo representa la relación de la masa al
volumen del suelo, incluido el espacio de los poros. La masa se determina
al sacar la muestra a 105°c hasta alcanzar un peso constante; el volumen
es lo que ocupa la muestra en el campo.
Blake presenta varios métodos para la determinación; lo más simple para
un suelo libre de piedras consiste en la utilización de un cilindro de volumen
conocido que se empuje en el suelo a la profundidad deseable para así
extraer una muestra del mismo volumen. Se seca la muestra a 105° para
determinar su masa y luego la densidad en masa.

3.4.2.4 caja de cizalla torsional


Esta caja permite la determinación de los valores de cohesión y fricción
interna en el campo y consiste de un cilindro metálico y una tapa adaptada
para transmitir al cilindro el esfuerzo normal a la superficie de falla al fondo
del cilindro, lo mismo que lleva algunas protuberancias para asegurar que
falle la superficie suelo/suelo en lugar de deslizar el cilindro.
Es necesario limpiar el exterior del cilindro para eliminar los efectos de la
interfaz suelo/metal y realizar la determinación del torque máximo necesario
para fallar el suelo. Se puede calcular el máximo esfuerzo de corte.
3.4.2.5 bevametro
Se debe repetir la prueba por un rango de contrapesos para así graficar los
resultados y determinar los valores de cohesión y fricción,
Puede consistir en un anillo con orugas para promover una falla suelo/selo
o alternativamente un anillo lizo y metálico para la medición de los
parámetros suelo/metal. La prueba es muy similar a la caja de cizalla
torsional y se mide el torque máximo para ocasionar una falla, repitiendo la
prueba por un rango de cargas normales.

3. 5. La cohesión superficial y molecular


3.5.1 generalidades
En algunas circunstancias es conveniente tomar una medida de la resistencia
cohesiva del suelo sin analizar los parámetros s de cohesión y fricción. Los
valores sirven como una comparación simple entre las condiciones, por
ejemplo, en diferentes campos, al probar herramientas de labranza o en
pruebas de tracción. Para este fin se puede utilizar la caja de cizalla torsional o
un bevametro, pero sin aplicar un ezfuerso normal al suelo.
3.5.2 veleta de cizalla
Esta prueba se relaciona muy bien con otras más sofisticadas para los ensayos
a una profundidad de entre 15 y 30 metros, pero para la ingeniería agrícola, en
donde el interés principal está en los primeros 50 cm del suelo superficial, se
prefiere la caja de cizalla torsional
3.5.3 penetrometro de cono
un aparato simple, muy popular en los estados unidos, para la medición de la
resistencia de un suelo cohesivo es el penetrometro de cono. Consiste en un
cono con ángulo de 30° en el punto de un eje graduado y con un medidor de
presión de la penetración. En ingeniería agrícola es normal utilizar dos
tamaños de cono (de 12.83mm o 20.27mm) de acuerdo con la consistencia del
suelo.
El procedimiento hace penetrar el cono con una velocidad aproximada de 30
cm por minuto y mide la resistencia a la penetración en distintas profundidades.
La resistencia se expresa en términos de la fuerza dividida por el área de base
del cono (kn/m^2) llamada el índice del cono. Es muy importante citar la
profundidad de la medición y del tamaño del cono al cotizar un valor del índice
del cono.
Se ha demostrado la posibilidad de remplazar la prueba de compresión triaxial
por el penetrometro de como para los suelos plásticos con alta humedad en la
predicción de tracción.
6. Los límites de Atterberg de plasticidad
Estos límites definen los valores del porcentaje mínimo y máximo del contenido
de humedad del suelo en estudio plástico. Se les denomina limites inferior y
superior de plasticidad, respectivamente y el valor de la diferencia entre ellos
es el índice o número de plasticidad
Para determinar experimentalmente el límite inferior de plasticidad de mezcla el
suelo seco con un poco de agua hasta que es friable y casi plástico. Con esta
mescla se hacen rodillos a mano sobre una plancha de vidrio, agregando más
agua hasta formar un alambre que justo se quiebre en cilindros de unos 6 a 10
mm de largo de 3 a 4 mm de diámetro; así se evalúa el porcentaje de
contenido de humedad que equivale al límite inferior de plasticidad
Se ha desarrollado un aparato simpe que permite determinar el límite superior
de plasticidad. El suelo se mescla con agua, en un recipiente esférico, para
formar una pasta pesada en la que se corta una ranura en v, al diámetro de la
muestra, con un palito especial. El aparato permite proporcionar un numero de
golpes uniformes al recipiente y observar cuantos son necesarios para
ocasionar que la ranura se una a lo largo de un centímetro; se continúa
mesclando agua a la muestra hasta que se requieran 25 golpes para cerrar la
ranura. El porcentaje de humedad de la muestra es igual al límite superior de
plasticidad.
3.7. Resistencia en la práctica de un suelo a la cizalla
3.7.1 resistencia de los terrones y la masa del suelo
En la práctica existen dos componentes de la resistencia al corte del suelo:
a) Resistencia en corte de los terrones
b) Resistencia en corte de la masa del suelo
La resistencia de los terrones depende de a fuerza que amarran las partículas
y los agregados, lo que está determinado básicamente por la cohesión
molecular
La resistencia de la masa del suelo en cambio, depende de la cizalla de los
aglomerados o terrones amarrados con una fuerza debida principalmente a la
cohesión superficial y la fricción entre ellos. Ya se ha demostrado que el
componente de fricción para los suelos arcillosos s pequeño,
3.7.2 resistencia al deslizamiento suelo/interfaz
Se observa que para un suelo en estado plástico existe una buena posibilidad
de que la resistencia al deslizamiento, sea mayor que la resistencia de la masa
del suelo; esto significa que una herramienta ocasiona una falla dentro del
suelo pero que se atasca en la superficie metálica. En esta situación no hay
restregamiento y a fuerza de arrastre de la herramienta es muy elevada., para
complicar la situación aún más, la tracción en los suelos es baja justo en el
momento que se le requiere y las ruedas del tractor compactan el suelo en este
estado, dañando su estructura. Normalmente se recomienda realizar labores
de ampo con un suelo de tan alto contenido de humedad
3.7.3 la labranza del suelo para reducir los terrones
En el estado friable, con un contenido de humedad entre los límites de lc y lip,
la masa del suelo tiene mayor resistencia que los terrones, lo que significa que
una herramienta de labranza puede romper los terrones con poca fuerza al
mismo tiempo que la resistencia al deslizamiento es baja, facilitando así un
buen laboreo.
En el estado plástico entre los limites lip y lsp, aunque la resistencia de los
terrones sigue siendo baja, el deslizamiento requiere mayor fuerza,
probablemente las herramientas no alcanzan un restregamiento y existe peligro
de compactar y dañar la estructura del suelo. Obviamente, es difícil trabajar
con los suelos en este estado, lo que indica la importancia del índice de
elasticidad para evaluar la facilidad de labranza de los distintos suelos.
Un suelo en el estado líquido es muy difícil de labrar, excepto en el caso que
exista una capa inferior de estado plástico para soportar el peso de la
maquinaria, por ejemplo, durante la preparación, por medio del fangueo, en los
arrozales
3.7.4 manipulación de las propiedades dinámicas para facilitar la labranza
del suelo
3.7.4.1 reducción del componente friccional suelo/interfaz
Una reducción del esfuerzo normal también disminuye la resistencia al
deslizamiento, lo que se puede cumplir con un diseño cuidadoso de la
herramienta. Generalmente una figura con curvas ligeras ayuda a eliminar una
concentración de a presión del suelo. Mientras que las curvas fuertes
aumentan la fuerza de arrastre y dificultan el restregamiento. En ángulo de
ataque de la herramienta tiene un efecto similar, pero se debe a una serie de
factores de los cuales el componente friccional constituye solamente uno. Otra
posibilidad es la utilización de vibración de la herramienta; recientemente se ha
comenzado a estudiar la utilización de ondas ultrasónicas para hacer vibrar el
diente de la herramienta.
3.7.4.2 reducción del componente de la adhesión
los materiales no humedesibles como ptfe y otros plásticos, no demuestran
propiedades adhesivas, por lo que existen pocas aplicaciones en las
herramientas de labranza dado que estos materiales sufren mucho desgaste
elevado, que, en el caso de los aceros, en los suelos minerales. Por ejemplo,
gil et al indican que una lámina de ptfe de 5mm de espesor puede reducir la
fuerza de arrastre de un arado de vertedera hasta en un 25% en un suelo
adhesivo, pero que un suelo relativamente abrasivo desgasta la lámina al cabo
de unas 20 hectáreas; en comparación; una lámina de polietileno solamente
alcanza para 8 hectáreas. Este desgaste puede ser reducido en los suelos con
alto contenido de materia orgánica y se ve un arado construido con éxito
3.7.4.3 reducción del área de contenido suelo/interfaz

4.-SELECCIÓN DE HERRAMIENTAS PARA LAS OPERACIONES DE


LABRANZA
4.1. Operaciones básicas en la labranza y la influencia en la consistencia del
suelo.
La primera consideración para cualquier labor en el suelo en su consistencia, esta
depende de varios factores, entre los cuales la humedad es la más importante.
Esto significa que la humedad determina la factibilidad de cada operación básica y
raramente se puede realizar una operación dada en más que uno de los estados
físicos del suelo: cementado, friable, plástico y líquido.
Como se dividen las labores del suelo
a. Estallamiento f. Mezcla
b. Compactación g. Movimiento
c. Desintegración h. Emparejamiento
d. Corte i. Anclaje
e. Inversión
Esto permite reconocer la forma necesaria de una herramienta para cumplir
una o más de estas operaciones y así facilitar su diseño o selección
apropiados en la práctica.
4.1.1Estallamiento.
El objeto de esta labor es disminuir la densidad en masa del suelo con un
mínimo de esfuerzo. Esto se puede lograr trabajando el suelo cerca del límite
de contracción o sobre el límite superior de plasticidad, cuando la resistencia
de la masa del suelo al esfuerzo de corte y al deslizamiento presenta valores
mínimos.
4.1.2Compactacion.
Esta operación se puede presentar en situaciones diferentes
a. Preparación del suelo para arroz
b. Drenaje subterráneo
c. Re arreglo del suelo para la preparación de camas de semilla o la
construcción de embalses y caminos de tierra.
4.1.3Desintegracion.
Es una labor clásica de preparación de una cama de semillas y consiste en
reducir el tamaño de los terrones. Para llevarla a cabo se debe predecir falla en
los terrones, lo que se logra cuando la resistencia de estos es menor que la de
la masa del suelo.
4.1.4 corte del suelo
Esta operación básica se ocupa generalmente en labores como:
a) Control de malezas y corte de rastrojos, para dejar una cubierta protectora
b) Corte vertical del prisma de suelo en arados de vertedera
c) Corte del suelo en labores de siembra
d)
4.1.4.1 corte para el control de malezas
Para cortar malezas se deben considerar condiciones que permitan el
trabajo de cuchillas a poca profundidad actuando paralelas a la superficie lo
que se puede conseguir adecuadamente en condiciones de suelo friable.
Un suelo cementado presenta alta resistencia al diente y un suelo plástico
favorece el restablecimiento de las malezas, ocasiona remodelo y una capa
impermeable que también requiere una fuerza elevada

4.1.4.2 corte vertical


Para las labores de arado es importante asegurar un corte vertical del
prisma de suelos, para lo que se utilizan discos cortadores o cuchillas fijas.
Esto se puede efectuar tanto en condiciones friables como en condiciones
plásticas

4.1.4.3 corte para la siembra


En el caso de la labor de siembra es común usar discos abridores para
cortar el suelo; esta labor se ejecuta en forma eficiente en condiciones
friables. Es altamente inadecuado trabajar en suelos en estado platico,
pues se produce sellamiento en las paredes del corte a causa de un
remodelo. Lo cual perjudica el movimiento del agua y el desarrollo de las
raíces, y permite el ataque a pájaros y gusanos que comen la semilla al no
existir adecuado cubrimiento.
4.1.5 inversión
Esta operación pretende fundamentalmente enterrar la parte superficial del
suelo para controlar malezas, por lo que es importante que el prisma del
suelo se invierta del todo y no se desintegre prematuramente. Lo anterior
ocurre cuando se trabaja en suelos cementados en los que se producen
grandes terrones que al rodar dificultan una adecuada inversión.

4.1.6 mezcla o incorporación


Esta labor básica consiste en mezclar o incorporar fertilizantes,
plaguicidas, rastrojos o incluso estratos orgánicos superficiales al suelo la
labor se ejecuta con gran facilidad cuando el suelo está en estado líquido y
en forma razonablemente fácil con el suelo en estado friable.

4.1.7 movimiento

Esta operación implica el traslado del suelo ya sea en labores de


construcción de reservorios, nivelación de suelos o simplemente formación
de estructuras tales como surcos, mesas y camellones. Para trasladar el
suelo con bajo requerimiento de fuerza es importante tener valores bajos de
resistencia al esfuerzo de corte de la masa del suelo, tales como para los
suelos friables. Los suelos cementados o platicos, en cambio, presentan
mucha mayor resistencia a la herramienta.

4.1.8 emparejamiento
El objetivo de esta operación es producir una superficie uniforme. El
contenido de humedad para trabajar el suelo varía de acuerdo al objetivo de
labor. Para el caso de emparejar una cama de semillas en secano se debe
trabajar con el suelo en estado friable. En el caso de requerir también una
superficie impermeable, se debe laborar en estado plástico; en la
inundación del suelo previo a la siembra de arroz se necesita trabajar con el
suelo liquido

4.1.9 anclaje
Aunque se necesita desarrollar anclaje en un rango amplio de condiciones
de suelo en el proceso de tracción, este alcanza óptimamente plástico
cerca del límite inferior de plasticidad.
4.2. HERRAMIENTAS PARA PROVOCAR EL ESTALLAMIENTO
Estallamiento significa romper, quebrar y abrir el suelo aumentando su
porosidad con el movimiento hacia arriba. Al efectuar la labor a profundidad
también se puede destruir los estratos impermeables, como consecuencia de
la compactación, y en la superficie se puede dejar las malezas sueltas y
completamente desenredadas para que mueran y formen una capa de materia
orgánica. Por esta razón el estallamiento puede servir como base principal en
la preparación de los suelos secos.
En un diente con anglo de ataque menor que unos 45° la fuerza resultante
actúa hacia arriba, provocando estallamiento. En un ángulo de ataque de 10°
hasta 50° la fuerza de arrastre es relativamente baja, con lo que desde todo
punto de vista se reconoce que la mejor herramienta para provocar
estallamiento es la que tiene un ángulo menor de 45°
Lamentablemente es difícil fabricar un diente de 20° para trabajar a
profundidad por el excesivo largo resultante y de allí que se seleccione una
forma curva.
Ante la necesidad de diseñar un diente bastante fuerte para trabajar a
profundidad. Spoor sugirió incorporar alas en la punta del arado subsolador. El
que efectivamente es un diente medio ancho con muy pequeño ángulo de
ataque.
Finalmente se debe destacar un aspecto del diseño: debido a que en el
proceso de estallamiento el suelo se mueve hacia arriba, hay que eliminar
cualquier obstáculo que pueda obstruir el flujo.
4.3 HERRAMIENTAS PARA LA DESINTEGRACION DEL SUELO
La desintegración del suelo es una de las operaciones básicas más comunes
en labranza, con la cual se logran romper los terrones y aglomerados grandes.
Una operación previa de estallamiento provoca una desintegración u además
los dientes utilizados con un ángulo de ataque menor que unos 45° tienden a
re arreglar el suelo levantando una operación subsiguiente netamente de
desintegración.
La humedad del suelo es muy importante para permitir la desintegración y es
óptima en el estado friable, en el q los terrones tienen mayor resistencia que la
masa del suelo. En los suelos secos y cementados, por el contrario, solamente
se pueden romper los terrones por corte o a veces lanzándolas contra una
pared.
4.4 METODOS PARA EFECTUAR UN CORTE AL SUELO
Existen tres operaciones principales que implican un corte del suelo:
a) corte horizontal para control de malezas
b) corte vertical y horizontal durante la preparación del suelo
c) corte para permitir la siembra

4.5 HERRAMIENTAS PARA LA INVERSION DEL SUELO


Las inversiones completas del suelo solo se pueden realizar con efectividad al
cortar un prisma y manipularlo por la superficie curva de una vertedera hasta que
esta queda depositada a un lado en posición invertida.
El diseño del cuerpo de la vertedera es un asunto bastante complejo por lo cual
se orienta al lector hacia obras especializadas.
4.6 HERRAMIENTAS PARA LA MEZCLA E INCORPORACION DEL SUELO
Las herramientas de discos inclinados hacia la dirección de avance también
efectúan una mezcla y pueden ser utilizadas para incorporar semillas o
fertilizantes asperjados al voleo en la superficie. Por ejemplo, se puede realizar la
siembra de granos pequeños trigo y cebada, sembrando con un distribuidor simple
y tapando con una rastra de disco liviano, lo cual evita la inversión en una
sembradora especial. Se debe evitar el uso de las rastras medianas o pesadas
para esta operación dado que mucha semilla queda demasiado enterrada,
provocando así un desarrollo irregular del cultivo
Las rastras más pesadas pueden efectuar una mezcla a mayor profundidad
mientras que el arado de disco da una mescla de otra clase por la inversión parcial
del prisma del suelo.

Похожие интересы