Вы находитесь на странице: 1из 7

1.

4 Flotación
Cuenta la historia que Arquímedes, un matemático y científico griego que vivió en Siracusa
entre los años 287 y 212 a.C. fue capaz de medir la densidad de objetos. De acuerdo a la
leyenda, el rey de Siracusa había encargado a sus orfebres la fabricación de una corona de
oro. Cuando la tuvo en su poder, empozo a sospechar que los artesanos no habían utilizado
todo el oro que les había proporcionado, guardándose para sí cierta cantidad de él. Para probar
si hubo o no fraude, el rey le encargo a Arquímedes que los averiguara pero sin destruir la
corona. Arquímedes descubrió la manera de hacerlo mientras tomaba un baño de tina.

Una posibilidad es que al sumergirse en la tina, se dio cuenta de que el nivel del agua subía
y, si la tina estaba llena hasta el borde, el agua se derramaba. Por consiguiente, podría medir
el volumen de un objeto de forma irregular por medio del volumen de agua que desplazaba
al sumergirlo en ella. Si encontró el volumen de la corona de esta manera, podría pesarla y
calcular así su densidad. Después calcularía de la misma manera la densidad del oro puro y
la compararía con la obtenida para la corona. Al descubrir este fenómeno. Arquímedes
también observó que si sostenía un objeto con la mano, al sumergirse en agua realizaba un
esfuerzo menor para sostenerlo. De estas observaciones, Arquímedes concluyo que existía
algo que “empujaba” al objeto hacia arriba para hacerlo menos pesado, con lo cual se llega a
establecer un enunciado, denominado principio de Arquímedes.

Cuando un cuerpo se sumerge, está sometido a dos fuerzas: una dirigida hacia abajo, su peso
o fuerza de gravedad y otra dirigida hacia arriba, el empuje. Como ambas fuerzas son de igual
dirección y sentido contrario, según sea la predominante, se producirá la flotación, el
hundimiento o se mantendrá estático en el nivel en que ambas fuerzas se equilibren. Estas
dos fuerzas tienen sus respectivos puntos de aplicación y no actuaran sobre el mismo punto
en el cuerpo humano. Si, por el contario, es superior o igual, el cuerpo permanece en la
superficie más o menos sumergido.

La flotabilidad de un cuerpo en el agua está determinada por las densidades relativas del
medio y del individuo. Dado que la densidad del agua es la unidad, los cuerpos con densidad
o peso específico a 1 se hundirán, si es igual a la unidad. De igual modo, cuando la densidad
del agua sea mayor, por ejemplo el agua del mar, el empuje será superior y la flotación más
fácil.

1.4.1 Principio de Arquímedes

Gracias a este principio, el cuerpo pesa menos en el agua que en el aire y existe una mayor
facilidad para realizar ejercicios. El principio de Arquímedes establece que un cuerpo
sumergido total o parcialmente en un líquido experimenta por parte del líquido un empuje
vertical de abajo hacia arriba igual al peso del volumen del líquido desalojado.

El principio de Arquímedes se enuncia de la siguiente forma: La fuerza boyante sobre un


objeto inmerso en un fluido es igual al peso del fluido desplazado por ese objeto. Por “fluido
desplazado” se entiende un volumen de fluido igual al volumen del objeto sumergido, o de
aquella parte del objeto sumergida si éste flota o si solo está parcialmente sumergido. La
fuerza boyante ocurre porque la presión la presión en un fluido aumenta con la profundidad.
Por lo tanto, la presión ascendente sobre la superficie inferior de un objeto sumergido es
mayor que la presión descendente sobre su superficie superior.

Encontrar una expresión matemática para el principio de Arquímedes equivale a encontrar


una expresión para la fuerza boyante o fuerza de flotación. Para tal finalidad partimos del
hecho de que calcular el peso de un objeto mediante la ecuación empleada para la fuerza
gravitacional, 𝐹 = 𝑚𝑔, Donde m representa la masa del fluido desplazado, Se la ecuación
𝑚 = 𝜌𝑓 𝑉𝑑 𝑔 donde 𝜌𝑓 representa la masa del fluido en el que se sumerge el objeto y 𝑉𝑑 el
volumen de fluido que el objeto desplaza al sumergirse parcial o totalmente en el fluido. Al
sustituir en la ecuación que utilizamos para calcular el peso, ésta se interpreta como la fuerza
boyante, 𝐹𝑏 :

𝐹𝑏 = 𝜌𝑓 𝑉𝑑 𝑔

Ejemplo: Dos baldes de agua. Considere dos baldes de agua idénticos llenos de agua hasta
el borde. Un balde solo contiene agua, el otro tiene un pedazo de madera, que flota en él.
¿Cuál balde tiene el mayor peso?

Respuesta. Ambos baldes pesan lo mismo. Recordando el principio de Arquímedes: la


madera desplaza un volumen de agua igual al peso de la madera. Algo del agua se derramara
del balde, pero el principio de Arquímedes dice que el agua derramada tiene igual peso que
la madera, así que los baldes pesaran lo mismo.

1.4.2 Condiciones de equilibrio de cuerpos en flotación.

Un cuerpo en un fluido es considerado estable si regresa a su posición original después de


habérsele girado un poco alrededor de un eje horizontal. Las condiciones para la estabilidad
son diferentes para un cuerpo completamente sumergido y otro parcialmente sumergido (se
encuentra flotando). Los submarinos son un ejemplo de cuerpos que se encuentran
completamente sumergidos en un fluido.

Condición de estabilidad para cuerpos sumergidos: la condición para la estabilidad de


cuerpos completamente sumergidos en un fluido es que el centro de gravedad (G) del cuerpo
debe estar por debajo del centro de flotabilidad (B). El centro de flotabilidad de un cuerpo se
encuentra en el centroide del volumen desplazado, y es a través de este punto como actúa la
fuerza boyante (flotación) en dirección vertical. El peso del cuerpo actúa verticalmente hacia
abajo a través del centro de gravedad.

Cuando un cuerpo está totalmente sumergido pueden ocurrir tres casos según el centroide
del líquido desplazado (B), esté sobre, coincida o esté más abajo que el centro de masa o
centro de gravedad del cuerpo (G). La figura 1 ilustra los tres casos. En el primer caso, no
aparece par al girar el cuerpo, luego el equilibrio es indiferente. En el segundo caso, la fuerza
de empuje actúa más arriba del peso, luego para una ligera rotación del cuerpo, aparece un
par que tiende a restaurar la posición original, en consecuencia este equilibrio es estable. En
el último caso, el par que se origina tiende a alejar el cuerpo de la posición de equilibrio, lo
cual es en consecuencia la condición de cuerpo inestable.

B
G
B
G G B

Condición de estabilidad para cuerpos flotantes: la condición para la estabilidad de


cuerpos flotantes es que un cuerpo flotante es estable si su centro de gravedad (G) está por
debajo del metacentro (M). El metacentro se define como el punto de intersección del eje
vertical de un cuerpo cuando se encuentra en su posición de equilibrio y la recta vertical que
pasa por el centro de flotabilidad (B) cuando el cuerpo es girado ligeramente.
M

G G
B
B

La estabilidad de un cuerpo parcialmente o totalmente sumergido es de dos tipos:

 Estabilidad lineal: Se pone de manifiesto cuando desplazamos el cuerpo


verticalmente hacia arriba. Este desplazamiento provoca una disminución del
volumen de fluido desplazado cambiando la magnitud de la fuerza de flotación
correspondiente. Como se rompe el equilibrio existente entre la fuerza de flotación y
el peso del cuerpo, aparece una fuerza restauradora de dirección vertical y sentido
hacia abajo que hace que el cuerpo regrese a su posición original, restableciendo así
el equilibrio. De la misma manera, si desplazamos el cuerpo verticalmente hacia
abajo, aparecerá una fuerza restauradora vertical y hacia arriba que tenderá a devolver
el cuerpo a su posición inicial. En este caso el centro de gravedad y el de flotación
permanecen en la misma línea vertical.
 Estabilidad rotacional: Este tipo de estabilidad se pone de manifiesto cuando el
cuerpo sufre un desplazamiento angular. En este caso, el centro de flotación y el
centro de gravedad no permanecen sobre la misma línea vertical, por lo que la fuerza
de flotación y el peso no son colineales provocando la aparición de un par de fuerzas
restauradoras.
Bibliografías:

Antonio Lara-Barragán y Héctor Núñez. (2007). Física II. Un enfoque constructivista.


México: Pearson.

Lourdes Mourelle Mosqueria, Rosa Faílde, Antonio Freire Magariños, Francisco Maraver
Eyzaguirre y María Isabel Carretero León. (2009). Técnicas Hidrotermales y estética del
bienestar. Madrid, España: Paraninfo.

Douglas C. Giancoli. (2006). Física. Principios con aplicaciones.. México: Pearson

http://hidrostatica.galeon.com/Ejemplos_ejercicios/ejer_arquimedes.htm
Cuestionario.

Menciona los tipos de estabilidad de un cuerpo parcialmente o totalmente sumergido.

Respuesta: Estabilidad Lineal y Estabilidad Rotacional.

Considere dos baldes de agua idénticos llenos de agua hasta el borde. Un balde solo
contiene agua, el otro tiene un pedazo de madera, que flota en él. ¿Cuál balde tiene el
mayor peso? Y ¿Por qué?

Respuesta: Ambos baldes pesan lo mismo. Recordando el principio de Arquímedes: la


madera desplaza un volumen de agua igual al peso de la madera. Algo del agua se derramara
del balde, pero el principio de Arquímedes dice que el agua derramada tiene igual peso que
la madera, así que los baldes pesaran lo mismo.