Вы находитесь на странице: 1из 184

ISSN:2413-869X

INSTITUTO SUPERIOR PARA LA DEFENSA


GENERAL JUAN PABLO DUARTE Y DÍEZ
(INSUDE)

Revista Científica año I • No. 1 • 2015

SEGURIDAD
CIENCIA &
DEFENSA
1
MINISTERIO DE DEFENSA
INSTITUTO SUPERIOR PARA LA DEFENSA
GENERAL JUAN PABLO DUARTE Y DÍEZ
(INSUDE)

SEGURIDAD
CIENCIA &
DEFENSA
DEFINIENDO LA “SEGURIDAD”

Santo Domingo, Distrito Nacional,


República Dominicana

año I, No. 1, 2015


CONSEJO DE ASESORES COMITÉ EDITORIAL COMITÉ CIENTÍFICO EVALUADOR

Máximo William Muñoz Delgado Juan Fabrizio Tirry Dra. Alejandra Liriano
Ministro de Defensa, Encargado Departamento de Investigación, del Ministerio de Relaciones Exteriores,
República Dominicana. INSUDE, Editor, República Dominicana. República Dominicana.
Ana Marina Méndez Gómez Licda. Ceinett Sánchez
Edwin R. Dominici Rosario Encargada del Sistema Integral de Bibliotecas UNICARIBE, República Dominicana.
Viceministro de Defensa para Asuntos de las Fuerzas Armadas del INSUDE, Coronel Santiago Almonte Batista, FARD
Navales y Costero Cuidado de Edición, República Dominicana. República Dominicana.
Encargado de Asuntos Educativos
de las Fuerzas Armadas, Mary Gautreaux Lic. Eduardo Klinger Pevida
República Dominicana. Diseño y Diagramación del INSUDE, Academia de Ciencias, República Dominicana.
República Dominicana.
Lic. Rafael Antonio Quezada Pérez, EGAEE
Valerio Antonio García Reyes Tomás Castro Burdiez República Dominicana.
Rector del Instituto Superior para la Corrector de Estilo del INSUDE,
Defensa “General Juan Pablo Duarte y Díez Lic. Melvin Pérez
República Dominicana.
(INSUDE), Investigador Externo, República Dominicana
Ivellisse Cornielle de Mendoza
República Dominicana. Dr. Ricardo Nieves
Traductora del INSUDE, República Dominicana.
Investigador Externo, República Dominicana.
Manuel Salvador Nadal Rosa Lic. Daniel Pou Suazo
Vicerrector Administrativo del INSUDE, SOPORTE TÉCNICO
Charina Altagracia Mercedes, Investigador Externo, República Dominicana.
República Dominicana.
Encargada de Tecnología Educativa del Capitán de Navío Félix Quintín Ferreras
Neltón Baralt Blanco INSUDE, República Dominicana. Méndez, ARD,
Vicerrector Académico del INSUDE, República Dominicana.
República Dominicana. Licda. María Yolanda Fraga Fernández,
Investigador Externo, España.
Ana Esther Espinal Echavarría
General de Brigada (GNBV)
Vicerrectora de Investigación,
Oscar Cortes Silva,
Extensión y Educación Continua del INSUDE,
Investigador Externo, República Bolivariana de
República Dominicana.
Venezuela.
Miguel Ángel Ballesteros Martín
Director del Instituto Español de Estudios
Estratégicos (IEEE) de España.

Las opiniones y datos consignados en los Declaración de privacidad


artículos son de exclusiva responsabilidad Los nombres y las direcciones de correo
de sus autores. electrónico introducidos en esta revista
se usarán exclusivamente para los fines
establecidos en ella y no se proporcionarán a
terceros o para su uso con otros fines.
6
La Revista Científica Seguridad, Ciencia & Defensa, es el órgano Inscribe su quehacer en la naturaleza y misión de la institución al
de divulgación científica y de publicación anual del Instituto Su- desarrollar las estructuras y procesos académicos necesarios para
perior para la Defensa “General Juan Pablo Duarte y Diez” (INSU- garantizar la educación superior en la carrera militar. Y ser así, una
DE), como Instituto Especializado de la Educación Superior Mili- institución dirigida a promover y difundir la investigación cientí-
tar. Coordinada por la Vicerrectoría de Investigación, Extensión y fica, cuyos resultados responden a las necesidades de las Fuerzas
Educación Continua y publicada por el departamento de investiga- Armadas dominicanas en el ámbito de la seguridad y defensa na-
ción del INSUDE. cional.

CONTENIDO
Presentación .................................................................................................. 08 Consideraciones sobre la ciberamenaza a la seguridad nacional
Editorial ......................................................................................................... 08 Alejandro Amigo Tossi, M.A. ..................................................................... 70

SECCIÓN Nº 1: Desafíos actuales a la seguridad caribeña


Enfocando la Seguridad Nacional: Eduardo Klinger Pevida ............................................................................... 83

Seguridad y defensa desde las perspectivas dominicanas El poder blando: ¿Una alternativa a la fuerza militar?
General de Brigada Luis De León Rodríguez, ERD y Dra. Alejandra Dr. Manuel Ricardo Torres Soriano ......................................................... 100
Liriano ............................................................................................................ 09
Importancia de América del Sur en la nueva ruta de la
El insospechado conflicto entre la seguridad y la Seda de Beijing
Defensa: Un análisis conceptual Iván Ernesto Gatón, M.A ........................................................................... 114
Miguel Sang Ben, MA. ................................................................................. 28
La seguridad y defensa nacional y desarrollo en
La seguridad y la defensa: el contexto internacional
Conceptualización, percepción y realidad Coronel Rafael David Sánchez Gómez, ERD, M.A ................................ 127
Coronel Piloto, Santiago Almonte Batista, FARD, MA ........................... 40
La nueva dimensión de la seguridad internacional
Reflexiones sobre la seguridad y la defensa nacional: y hemisférica
Un derecho ciudadano y un bien público que es responsabilidad Mayor de Carabineros (J) Daniel Soto Muñoz, M.A ............................. 135
de todos los dominicanos
Carolina Ramírez Herrera, MA. ................................................................. 47 Seguridad multidimensional: Enfrentando nuevas amenazas
Adam Blackwell, MBA .............................................................................. 153

SECCIÓN Nº 2: Seguridad hemisférica en América Latina: Alcances y proposiciones


Visión de la Seguridad Internacional: John Griffiths Spielman, Ph.D. ................................................................. 159

América Latina: Desafíos para la integración en seguridad y defensa Normas para autores .................................................................................. 179
Daniela Briones Riveros .............................................................................. 55

7
EDITORIAL:
Para el Instituto Superior de la Defensa “General Juan Pablo Duarte y Díez” (IN-
SUDE), del Ministerio de Defensa, es motivo de gran satisfacción presentar a la
comunidad académica nacional e internacional y a las diferentes entidades y gre-
mios del sector público y privado, nuestra Revista Científica Seguridad, Ciencia
& Defensa”, publicación interdisciplinaria que propicia la reflexión y la construc-
ción de conocimiento, promoviendo estudios académicos y científicos relaciona-
dos con la seguridad y defensa nacional.
Este órgano de reflexión pretende ser un espacio de difusión anual que abor-
de temas conexos a la seguridad como: terrorismo, fuerzas militares, seguridad
ciudadana, ciencias militares, ciencias navales, ciencias aeronáuticas, geopolítica,
diplomacia de la defensa.
PRESENTACIÓN:
Esperamos que por este medio de comunicación, podamos participar en la ge-
En mi calidad de Rector del Instituto Superior de la Defensa, “General neración de la cultura en materia de seguridad, ciencia y defensa, a través de la
Juan Pablo Duarte y Díez” (INSUDE), presento a la comunidad académi- divulgación de trabajos de investigación respecto al tema y facilitar espacios que
ca vinculada al área de la seguridad y defensa, así como a los cientistas fortalezcan los vínculos de las instituciones de educación superior.
dedicados a las ciencias aplicadas, la Revista Científica: “Seguridad, Cien- En estas instituciones es donde se analizan, diagnostican y proponen soluciones
cia & Defensa”. a los múltiples y complejos problemas del sector de la seguridad y defensa na-
cional, sirviendo de vehículo en la divulgación de sus trabajos de investigación.
Esta Revista, que nace en el año 2015, ha sido fruto del trabajo de un
Es de destacar que este primera publicación, ha sido diseñada para hacer una
equipo de alto nivel académico, asesores, investigadores y colaboradores compilación de los distintos trabajos que han escrito prestigiosos investigadores,
del INSUDE, que con grandes esfuerzos lograron desarrollar este impor- tanto nacionales como internacionales sobre aspectos relativos a la seguridad.
tante órgano de comunicación.
La publicación de estos trabajos, está motivada por la divulgación de los concep-
Sea esta la oportunidad para iniciar un proceso de consolidación de las tos de seguridad, seguridad nacional y seguridad internacional, para lo cual la
relaciones entre la comunidad científica y la militar, un vínculo que se hemos denominado: “Definiendo la seguridad”.
evidencia a través de las ciencias militares, navales y aeronáuticas, así En cuanto al segundo número, se tiene previsto que su compilación estará di-
como su aplicación en el campo de la estrategia y la operatividad de las señada para los temas relativos a la ciencia y en ese sentido, la denominaremos:
fuerzas en un mundo de constantes cambios geopolíticos. “Ciencia aplicada a la seguridad y defensa” y en ese mismo tenor, el tercer número
estará vinculado a la defensa y los temas objeto de ponencia de este ámbito, se
Este primer número es un intento de delimitar la seguridad y defensa en denominará: “Perspectiva de la defensa”.
su campo más amplio, definiendo conceptos, verificando corrientes de
La Editora del Instituto Superior de la Defensa “General Juan Pablo Duarte y
pensamiento y analizando situaciones en el orden local e internacional. Diez” (INSUDE), expresa su sincero agradecimiento a las personalidades (na-
cionales e internacionales), por los aportes investigativos que nos suministraron,
Nuestra aspiración es convertir este instrumento en un espacio de análisis
atendiendo la invitación para participar con sus escritos en nuestra publicación;
que motive a quienes lean cada uno de los artículos, a introducirse en el
su colaboración a esta iniciativa ha permitido que el producto aquí entregado a
debate complejo de este mundo de la seguridad. los lectores, sea de un gran valor y contenido literario, convirtiéndose en un refe-
rente valioso de consulta para investigadores, docentes y estudiantes.
Las circunstancias demandan la construcción de una nueva cultura de
seguridad y defensa, señalada como una de la más significativas funciones Finalmente, es de suma importancia resaltar que la Revista Científica “Seguridad,
estatales; ante este escenario, la Revista Científica: Seguridad Ciencia & Ciencia & Defensa”, es una publicación de distribución gratuita, física y electró-
Defensa, llega en un momento propicio, apelando al lema del INSUDE: nica, abierta a la participación de todos aquellos interesados en el ámbito de la
Desarrollando las capacidades militares y civiles de la defensa nacional. seguridad y defensa nacional, por lo que deseamos invitar cordialmente a todos
los lectores, a participar en este gran proyecto con sus aportaciones y sugerencias.
¡Enhorabuena! El Editor

8
SECCIÓN No. 1:
Enfocada en la seguridad nacional

Seguridad y defensa,desde la
perspectiva dominicana
SECURITY AND DEFENSE, DOMINICAN PERSPECTIVE
Recibido: 03 / 09 / 2015 Aprobado: 10 / 11 / 2015

General de Brigada Luis Francisco de León Rodríguez,


ERD. Maestría en Defensa y Seguridad Nacional Ins-
tituto Superior para la Defensa “General Juan Pablo
Duarte y Diez”, 2005. 2. Máster Internacional en Ges-
tión Universitaria Universidad de Alcalá, 2011-2012.
3. Licenciatura en Derecho. Universidad Eugenio
María de Hostos, 1997. Cargos Desempeñados: Di-
rector de la Escuela de Graduados de Altos Estudios
Estratégicos (EGAEE) del Instituto Superior para la
Defensa “General Juan Pablo Duarte y Diez”.

General de Brigada
Luis De León Rodríguez, ERD

Dra. Alejandra Victoria Liriano De la Cruz. Doctorado


en Relaciones Internacionales, Universidad Nacional
Autónoma de México, D.F. 1990-1993. Maestría en
Política de África Subsahariana, El Colegio de Mé-
xico. Licenciatura en Ciencias Políticas, Mención en
Relaciones Internacionales, Universidad Autónoma
de Santo Domingo. Egresada del Curso sobre Estra-
tegias y Administración de Recursos para la Defensa
y la Seguridad. Centro de Estudios Estratégicos para
la Defensa y la Seguridad. Universidad Nacional de la
Defensa. Washington, D.C, Estados Unidos de Amé-
rica. Vicecanciller del Ministerio de Relaciones Exte-
Dra. Alejandra Liriano riores, desde 2004 en República Dominicana.

9
GB. Luis De León R., Dra. Alejandra Liriano. Aspectos conceptuales de seguridad y defensa, desde la perspectiva dominicana

RESUMEN

El abordaje de los temas relativos a la Seguridad y la Defensa como políticas


públicas, enfrenta el reto de alcanzar algunos niveles de “homogeneidad” con-
ceptual que permita a los actores estatales y no estatales involucrados un acerca-
miento a fenómenos como los de seguridad y defensa, cambiantes, complejos y
elusivos. Sin embargo, en un contexto internacional como el presente constituye
una necesidad imperiosa lograr consensos mínimos en torno a dichos conceptos
si queremos fortalecer la seguridad cooperativa y la participación concertada
para enfrentar las múltiples amenazas que afectan la región.
Palabras claves:
Seguridad, seguridad nacional, defensa nacional, planificación nacional.

ABSTRACT

Addressing the issues related to security and defense and public policies, faces
the challenge of achieving some level of conceptual “homogeneity” that allows
state and non-state actors involved an approach to phenomena such as security
and defense, changing , complex and elusive. However, in an international con-
text as this is an urgent need to achieve minimum consensus on these concepts
if we want to strengthen cooperative security and the concerted engagement to
address multiple threats to the region.

Keywords:
Security, national security, national defense, national planning.

10 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 09-27


GB. Luis De León R., Dra. Alejandra Liriano. Aspectos conceptuales de seguridad y defensa, desde la perspectiva dominicana

Introducción Durante el proceso de establecer los insumos para la elaboración de la Estrategia


Nacional de Desarrollo, el tema de la seguridad y defensa nacional fue enfocado
como uno de los asuntos particulares de las relaciones internacionales, partiendo
del criterio de que las amenazas a la seguridad de una nación están constituidas
por sus potenciales enemigos naturales, o sea, otros estados. En ese sentido,
establecieron que el riesgo de la guerra entre naciones ha sido siempre el
principal desafío al sistema de relaciones entre estados. Es además, el principal
peligro para todo sistema de seguridad nacional, en el entendido de que las
guerras son procesos destructivos que afectan los recursos físicos y humanos.
Es de considerar que todo proceso bélico genera un alto costo para las naciones.
Razones por las que se justifica el esfuerzo invertido en la formulación de un
derecho internacional, en la constitución de cortes internacionales, asociaciones
entre naciones, organismos internacionales que se acogen a principios
fundamentales de convivencia y respeto de las soberanías de los estados, así
como los acuerdos y alianzas militares. Estos elementos constituyen factores
de prevención de los conflictos entre naciones, y su legitimidad radica en su
eficacia para conservar la paz, a fin de posibilitar el desarrollo y el crecimiento.

La seguridad es la condición para ejercer los derechos que consigna la Cons-


titución y demás leyes adjetivas, y engloba los diversos aspectos de la reali-
dad nacional, por ser un concepto multidimensional. Es una garantía para el
desarrollo en la medida que genera condiciones apropiadas para la inversión
productiva y la generación de empleo. En consecuencia, es responsabilidad del
Estado y genera corresponsabilidad, participación y apropiación pública al in-
terior de la sociedad en la defensa y mantenimiento de la seguridad común.
El esquema de seguridad y un sistema articulado de defensa nacional, se com-
plementan ineludiblemente. Mientras la seguridad se percibe como una con-
dición, la defensa se define como un conjunto de acciones y capacidades para
garantizar la integridad territorial, la soberanía y la independencia del país.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 09-27 11


GB. Luis De León R., Dra. Alejandra Liriano. Aspectos conceptuales de seguridad y defensa, desde la perspectiva dominicana

1. Seguridad y Defensa

1.1 LA SEGURIDAD llanueva, 2000) y de la irrupción a gran escala de amenazas


no tradicionales a la seguridad global.
La seguridad ya no puede plantearse en términos exclu-
sivamente nacionales, sino desde una óptica regional e Desde el punto de vista hemisférico, la Declaración de
internacional. Muchas de las manifestaciones violentas Bridgetown emitida por la XXXII Asamblea General de la
que apreciamos en el mundo contemporáneo no respetan Organización de Estados Americanos (OEA) en Barbados
fronteras ni identidades nacionales, por lo que han de ser en junio 2002, recoge la centralidad de la seguridad hu-
combatidos a partir de la cooperación entre estados o me- mana como eje articulador de las acciones que en materia
diante la creación de organismos regionales o internacio- de seguridad deberán encaminar los países de la región.
nales. No hay una taxonomía única, sino un conjunto de Esta Declaración reconoce que la seguridad por la natu-
clasificaciones que buscan comprender el problema. raleza diversa de la naciones latinoamericanas y caribeñas
es multidimensional y no única ni unitaria, y trasciende el
Una de las clasificaciones, bastante generalizada es pensar ámbito de lo estrictamente militar para proyectarse tam-
en un concepto restringido y uno ampliado de la seguri- bién en aspectos políticos, económicos y sociales como la
dad. El concepto restringido se centra en los problemas seguridad humana, la salud pública, el combate a la po-
estratégicos internacionales de carácter político-militar, breza extrema y la desigualdad, el crimen transnacional
que limita la agenda a la integridad territorial y la sobe- organizado y la preservación del entorno ecológico”. (An-
ranía política y que se sostiene sobre el armamentismo, teproyecto preliminar de Declaración de la Conferencia
las doctrinas de confrontación y sobre percepción de las Especial sobre Seguridad. Versión del 24 de marzo 2003).
amenazas territoriales en su sentido más amplio. El con-
cepto ampliado está centrado en las condiciones políticas, En tanto multidimensional la seguridad humana demanda
económicas, sociales, culturales y ambientales necesarias de un conjunto viable y coherente de respuestas, de prio-
para garantizar el bienestar de las personas y la sociedad. ridades para la acción, que sólo podrían tener efectividad
si son asumidas multilateralmente. Es en los espacios mul-
El Informe de Desarrollo Humano de 1994 realizado por tilaterales donde se construyen políticas efectivamente
el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo cooperativas. La confianza posibilita paso a paso estable-
(PNUD) fue certero en identificar las “Nuevas Dimensio- cer metas que puedan ser alcanzadas conjuntamente. Sin
nes de la Seguridad Humana”. Lo hace en un momento de multilateralismo prima la fuerza, se reducen las oportuni-
cambios paradigmáticos en el sistema internacional, de dades de cooperación y aumentan los costos en seguridad
rupturas de modelos de desarrollo, de incursión de nuevos humana y en violación a los derechos humanos.
actores con una multiplicidad de motivaciones (políticas,
ideológicas, religiosas, económicas, sociales, tecnológicas Intentado profundizar en la concertación y la cooperación
y culturales) a nivel nacional, regional e internacional, (Vi- hacia el enfrentamiento de las amenazas transnacionales
aparece el concepto de seguridad cooperativa vinculada al
12 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 09-27
GB. Luis De León R., Dra. Alejandra Liriano. Aspectos conceptuales de seguridad y defensa, desde la perspectiva dominicana

concepto de seguridad integral y que enfatiza el alcance considerada como uno de los bienes y servicios públicos
multidimensional de la seguridad, no favorece las acciones demandados por los individuos. Es un bien público, por-
militares y fomenta el multilateralismo como respuesta a que su producción y consumo se realiza de forma conjunta
las amenazas. (Pared, 2006). por toda la sociedad (Cosido, 1999). Es además un bien
indivisible cuyos beneficios son compartidos entre toda la
En la República Dominicana no se ha asumido un concep- comunidad, sin importar si las personas desean o no con-
to de seguridad en el marco de la legislación nacional, por sumirlos; característica que no tienen los bienes privados.1
no existir una ley de seguridad y defensa, pero las Fuer-
zas Armadas definen la Seguridad Nacional como “fun- La defensa es un esfuerzo conjunto basado en la coordi-
ción intrínseca del Estado, que busca proteger su gente, nación intersectorial, que el mando nacional implementa
territorio o instituciones contra cualquier peligro interno para la consecución de la seguridad nacional, por lo tanto
o externo” (Manual de Doctrina Conjunta de las Fuerzas es una responsabilidad ineludible e irrenunciable del Es-
Armadas, 2007.) tado. Esta voluntad estatal se expresa en criterios y linea-
mientos generales con los que el Estado organiza la defen-
sa nacional.
1.2 LA DEFENSA La Constitución de la República Dominicana, en el apar-
tado sobre los deberes fundamentales, en lo concerniente
La defensa está tipificada como la acción de defenderse y
a la defensa indica que cada ciudadano debe “prestar los
está ligada a conceptos tales como resistencia, amparo y
servicios civiles y militares que la Patria requiera para su
protección. Está ligada a todos los sectores de la actividad
defensa y conservación,… y… abstenerse de realizar todo
nacional, configurando un sistema orientado a fortalecer e
acto perjudicial a la estabilidad, independencia o sobera-
instrumentalizar el llamado poder nacional, conformando
nía de la República Dominicana” (art. 75).
así una estrategia general. (Soto, 1998).
Al igual que la seguridad, el concepto de defensa no se
La idea de la defensa involucra los siguientes aspectos: en
encuentra identificado en la legislación nacional, por las
primer lugar la existencia y definición de una sociedad, razones expuesta precedentemente, sin embargo las Fuer-
objeto de la defensa. Luego debe existir la presencia o la zas Armadas definen la Defensa Nacional como “la acción
eventualidad de una amenaza o una intención hostil en para mantener los objetivos de seguridad, cuya primera
contra de la sociedad antes definida. A continuación tiene responsabilidad recae sobre el poder militar.” (Op. Cit.
que haber la voluntad de hacer frente al peligro y rebatir 2007).
los ataques que se dirijan hacia el grupo social y finalmen-
te que los poderes públicos traduzcan esa voluntad en una La defensa es un bien público, materializado por el Es-
política de defensa. tado dominicano a través del Ministerio de Defensa, en
1- Al respecto consultar el mimeo del General Henry Medina, Director de la
Así las cosas, más que un campo de acción estrictamente Escuela Superior de Guerra de Colombia intitulado Seguridad y Desarrollo: sín-
militar, la defensa es un bien público. La misma puede ser tesis de una Dialéctica.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 09-27 13


GB. Luis De León R., Dra. Alejandra Liriano. Aspectos conceptuales de seguridad y defensa, desde la perspectiva dominicana

decisiones, acciones y estrategias que están orientadas a alcanzar la condición de seguridad necesaria para que el
asegurar principalmente su soberanía e integridad territo- país pueda lograr el desarrollo de sus objetivos nacionales,
rial y mantener su independencia política. Su propósito es libre de cualquier interferencia.

2. Órganos responsables de la planificación y


conducción de la Defensa

El Ministerio de Defensa es parte de la estructura adminis- los militares, establece la directriz en el sentido de “La
trativa del Poder Ejecutivo y depende para todos los fines participación activa de la sociedad civil en el debate de las
de las atribuciones que la Constitución otorga al Presiden- grandes cuestiones de política de seguridad y defensa, así
te de la República en su calidad de autoridad suprema de como la participación de las Fuerzas Armadas en los pla-
las Fuerzas Armadas. Como dependencia del Poder Ejecu- nes de desarrollo nacional”.
tivo, forma parte del Consejo de Ministros, que es el órga-
En su artículo 3 establece los parámetros para el desarrollo
no de coordinación de los asuntos generales de gobierno
de la política de seguridad y defensa del país, en base a la:
con la finalidad de organizar y agilizar el despacho de los
aspectos de la administración pública en beneficio de los …aprobación de una Ley de Seguridad y Defensa
intereses generales de la nación y al servicio de la ciuda- Nacional. Esta ley redefinirá las misiones y objeti-
danía. (Constitución de la República Dominicana, 2010, vos de las Fuerzas Armadas y organismos de seguri-
art. 137). dad pública, así como la inclusión de nuevas figuras
como el Consejero de Seguridad Nacional. Asimismo
establecerá las bases para la movilización nacional y
2.1 POLÍTICA DE SEGURIDAD Y DEFENSA delimitara las zonas de seguridad dentro de nuestro
territorio que son fundamentales para la preserva-
La Política de Seguridad y Defensa de la República Do- ción de la integridad territorial, destacando el carác-
minicana fue dictada por el Poder Ejecutivo, a través de ter preventivo de nuestra doctrina.
Directiva de Seguridad y Defensa Nacional, en virtud al
Decreto No. 189-07, de fecha 3 de abril de 2007, con el fin Aún queda pendiente la aprobación de la Ley de Seguri-
de “Garantizar la defensa y la seguridad de los ciudadanos dad y Defensa Nacional, así como el establecimiento del
de la República Dominicana y promover la paz, la seguri- Consejero de Seguridad Nacional. Sin embargo, en la
dad y la estabilidad internacional”. Constitución del 26 de enero de 2010 se crea la figura del
Consejo de Seguridad y Defensa Nacional, pendiente de
La Directiva en sintonía con las corrientes doctrinarias en ser reglamentado y puesto en funcionamiento por el Poder
la que el tema de seguridad y defensa no es exclusivo de Ejecutivo, como ordena el texto constitucional.
14 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 09-27
GB. Luis De León R., Dra. Alejandra Liriano. Aspectos conceptuales de seguridad y defensa, desde la perspectiva dominicana

La modificación de la Ley Orgánica de las Fuerzas Arma- fica y en cumplimiento del Derecho Internacional los me-
das, es otro de los parámetros establecidos en el artículo dios políticos, diplomáticos y jurídicos para la solución de
3, el cual persigue “redefinir las misiones, funciones y or- los conflictos que se produzcan en el ámbito internacional.
ganización de las instituciones que la conforman y rees- Mantener una capacidad militar para salvaguardar sus in-
tructurar las atribuciones del Estado Mayor General en el tereses y objetivos nacionales, y sus compromisos con la
marco de las operaciones conjuntas”. paz y seguridad internacionales.

En adición a la necesidad de desarrollar una doctrina de


acción conjunta, la mencionada Directiva propugna por el
2.2 PLANIFICACIÓN DE LA DEFENSA NACIONAL
establecimiento de sistemas más integrados de inteligencia
y el desarrollo de mecanismos de coordinación inter-ins- La elaboración, ejecución y ejercitación de planes para
titucional es en las áreas donde las Fuerzas Armadas es- la seguridad y defensa nacional, son actividades asigna-
tarían en condiciones de colaborar, especialmente en si- das a las Fuerzas Armadas dominicanas, a fin de que pue-
tuaciones de emergencia y crisis nacionales, tal como lo dan cumplir con las misiones constitucionales que tienen
establece el artículo 252, numeral 2, de la Constitución de encomendadas y sirvan de base para dar respuestas a las
la República. Cuando se producen esas situaciones, consti- diversas contingencias que puedan presentarse, contribu-
tuyen las mejores oportunidades para construir relaciones yendo con su accionar a la consecución de los objetivos
armónicas con los diversos sectores de la sociedad. nacionales.

El Estado dominicano sustenta su Política de Seguridad


y Defensa en su vocación histórica de apego al Derecho 2.3 CONDUCCIÓN DE LA DEFENSA NACIONAL
Internacional, a su Constitución Política y al Estado de
Derecho, garantizando un nivel de seguridad que propicie La Presidencia de la República es la institución superior
el desarrollo nacional sin obstáculos, que podemos seña- de la defensa; al mismo tiempo funciona como la Autori-
larlos como principios e identificarlos de la siguiente ma- dad Suprema de las Fuerzas Armadas, con mando directo
nera: Que el Estado dominicano ha definido y continuará sobre las mismas ejercido en forma directa o a través del
definiendo sus límites fronterizos de acuerdo al Tratado Ministro de las Fuerzas Armadas. El Congreso Nacional,
Fronterizo de 1929 y su Protocolo de Revisión de 1936. por sus facultades legislativas en materia de defensa nacio-
Que tiene la responsabilidad de proteger a su población, nal, es otra de las instituciones superiores, al igual que el
mantener su soberanía nacional, integridad territorial e Consejo de Seguridad y Defensa Nacional.
independencia política de la Nación, y defender sus intere- 2.3.1 Conducción político-estratégica
ses y objetivos nacionales. Propiciar el fortalecimiento de
los procesos de integración con Centroamérica y fomenta El Presidente de la República, en su calidad de Jefe de
iniciativas de seguridad cooperativa, adoptando una pos- Estado y Autoridad Suprema de las Fuerzas Armadas, le
tura esencialmente defensa. Aplicar por su vocación pací- compete dirigir todos los aspectos relacionados con la de-
Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 09-27 15
GB. Luis De León R., Dra. Alejandra Liriano. Aspectos conceptuales de seguridad y defensa, desde la perspectiva dominicana

fensa del país, traducidos en la política y conducción de la en el área de defensa nacional, como por ejemplo son atri-
misma. La línea de mando que viene desde la Autoridad buciones del Senado, la autorización de tropas extranjeras
Suprema de las Fuerzas Armadas, el Ministro de Defensa, en ejercicios militares en el territorio nacional, si lo solici-
Comandante General Conjunto, hasta los Comandantes tare el Presidente de la República o no existiera convenio
Generales de las Instituciones Militares, constituye la ca- que lo permita. En sentido opuesto, es quien aprueba o
dena de mando que hace posible el funcionamiento efecti- desaprueba el envío al extranjero de tropas en misiones de
vo de la institución militar. paz, autorizadas por los organismos competentes, fijando
las condiciones y duración de las mismas.
2.3.1.1 Presidencia de la República
Por otra parte, nuestra Ley Fundamental estipula que el
La Constitución de la República establece que la titulari- Congreso Nacional, es quien autoriza al Presidente de la
dad del Poder Ejecutivo la ejerce, en representación del República declarar los estados de excepción. Cuando este
pueblo, el Presidente y, en su defecto, el Vicepresidente de se encuentre en receso legislativo, la Carta Magna faculta
la República. El texto constitucional en su artículo 128, le al Primer Mandatario a declararlo, debiendo comunicarlo
confiere ser “la autoridad suprema de las Fuerzas Arma- al Poder Legislativo. Además, el Congreso Nacional vota
das, la Policía Nacional y los demás cuerpos de seguridad anualmente la Ley de Presupuesto General del Estado,
del Estado”. debiendo velar por la conservación y fructificación de los
En relación con la defensa, sus órdenes deberán ser aca- bienes nacionales en beneficio de la sociedad y tiene la fa-
tadas y ejecutadas con apego a la Constitución de la Re- cultad de aprobar o rechazar la enajenación de los bienes
pública y a los principios de legalidad, disciplina y profe- de dominio privado de la Nación.
sionalismo militar. El texto constitucional lo faculta para También es responsabilidad del Congreso, supervisar las
disponer lo concerniente a las Fuerzas Armadas, incluyen- políticas públicas a ser implementadas por todas las insti-
do mandarlas por sí mismo o por conducto del Ministro tuciones del gobierno, incluyendo el establecimiento de las
de Defensa. Él es quien debe fijar el contingente de las mis- normas relativas a la migración y el régimen de extranjería,
mas y cuando amerite, disponer de ellas para fines del ser- así como la aprobación o desaprobación de los tratados y
vicio público. Cuando la nación se vea amenazada, en caso convenios internacionales que suscriba el Poder Ejecutivo.
de un ataque armado actual o inminente por otra nación,
es su responsabilidad tomar las medidas necesarias para 2.3.1.3 Ministerio de Defensa
proveer y garantizar la legítima defensa, debiendo infor-
mar al Congreso Nacional sobre tales disposiciones para Las Fuerzas Armadas como instrumento fundamental del
que éste declare el Estado de Defensa. Estado que actúa en la esfera del sustento de la seguridad
y defensa nacional, son el conjunto de hombres, mujeres y
2.3.1.2 Congreso Nacional medios estructurados y organizados en Fuerza Terrestre,
el Ejército; Fuerza Naval, la Armada; y la Fuerza Aérea de
De conformidad con la Constitución de la República, el Republica Dominicana, para desarrollar acciones ofensi-
Congreso Nacional tiene varias atribuciones importantes
16 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 09-27
GB. Luis De León R., Dra. Alejandra Liriano. Aspectos conceptuales de seguridad y defensa, desde la perspectiva dominicana

vas, defensivas y disuasivas, siendo capaces de ser utiliza- 2.3.2.1 Misiones de las Fuerzas Armadas
dos por el Estado dominicano en la defensa de su sobera-
nía frente a las amenazas externas, para mantener la ley en Conforme a la Constitución de la República, las Fuerzas
Armadas tienen a su cargo la defensa de la Nación, con
el interior del territorio, así como para proteger a la pobla-
las siguientes misiones, sin perjuicio de lo dispuesto en su
ción durante contingencias extremas que requieren de to-
Artículo 260, sobre Objetivos de Alta Prioridad Nacional
dos los esfuerzos nacionales. Representan conjuntamente en el cumplimiento de las mismas:
con otros organismos de seguridad pública y policial, el
monopolio legal de la fuerza que tiene el Estado, compar- a. Defender la independencia, la soberanía de la Nación,
tiendo con ellos la asesoría al poder político, no sólo en los la integridad territorial de sus espacios geográficos, la
manejos de las crisis, sino en la prevención temprana de Constitución, sus leyes y las Instituciones de la Repú-
las mismas. (INSUDE, 2011). blica.

Además de las instituciones militares, el Ministerio de b. Intervenir cuando lo disponga el Presidente de la Re-
Defensa consta del Estado Mayor General de las Fuerzas pública, en programas destinados a promover el desa-
Armadas; tres vice ministerios, uno por cada institución rrollo social y económico del país, mitigar situaciones
militar; el Estado Mayor Conjunto del Ministro de Defen- de desastres y calamidad pública.
sa; los Comandos Regionales Conjunto; los Cuerpos Espe- c. Concurrir en auxilio de la Policía Nacional para man-
cializados de Defensa para la Seguridad Nacional y demás tener o restablecer el orden público en casos excepcio-
Direcciones Generales. nales y ser parte de la Policía Militar Electoral en las
2.3.1.4 Consejo de Seguridad y Defensa Nacional elecciones nacionales bajo el control de la Junta Cen-
tral Electoral.
El Consejo de Seguridad y Defensa Nacional es un órga-
d. Asumir de manera integral y constante, el precepto
no consultivo que asesora al Presidente de la República en
Constitucional de declarar como supremo y perma-
la formulación de las políticas y estrategias en esta mate- nente el interés nacional de la seguridad fronteriza,
ria y en cualquier asunto que el Poder Ejecutivo someta a por tanto, es una prioridad de sus Instituciones Mili-
su consideración. En consecuencia, es el Poder Ejecutivo tares, Cuerpos Especializados, Comandos Conjuntos
quien reglamentará su composición y funcionamiento. y demás dependencias, la elaboración y ejecución de
2.3.2 Conducción militar planes, proyectos y programas destinados a que sus
recursos humanos y materiales sean empleados en di-
La conducción militar requiere un análisis de las misio- cha
nes, capacidades y medios disponibles para diseñar el des-
e. Zona, a los fines de contribuir con la voluntad nacio-
pliegue de las fuerzas, la distribución de recursos entre las
nal expresada en nuestro texto constitucional.
mismas, la planificación y ejecución presupuestaria, y las
políticas de recursos humanos, educación y capacitación f. Custodiar, supervisar y controlar todas las armas, per-
que sean necesarias para la ejecución de la Política de De- trechos militares, municiones, explosivos, sustancias
fensa. químicas y material de guerra que ingresen al país
Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 09-27 17
GB. Luis De León R., Dra. Alejandra Liriano. Aspectos conceptuales de seguridad y defensa, desde la perspectiva dominicana

o que sean producidos por la industria nacional, así circulares, a fin de mantener informado al Ministro de De-
como todo material que pueda ser utilizado en la fa- fensa. Sus responsabilidades abarcan también, la coordi-
bricación de armas químicas y nucleares, con las res- nación, supervisión y evaluación de los niveles de funcio-
tricciones establecidas en la ley. namiento, organización y disciplina dentro de los cuerpos
castrenses.
g. Inspeccionar las entidades públicas y privadas, excep-
tuando la Policía Nacional y sus dependencias, cuya Los Comandantes Generales de las Instituciones Militares,
misión implique el uso de armas, pertrechos militares, Ejército, Armada y Fuerza Aérea, tienen el mando orgá-
sustancias químicas y nucleares, para el cumplimiento nico de cada una de sus fuerzas y son responsables de la
de sus funciones o de aquellas entidades que realizan preparación integral de éstas.
legalmente actividades de seguridad privada que sean
autorizadas al uso de armas de fuego y otros materia- El Estado Mayor Conjunto es el órgano de planificación
les relacionados. del Ministerio de las

2.3.2.2 Organización Ministerio de Defensa Fuerzas Armadas y depende directamente del Ministro.
Está compuesto de la forma siguiente:
El Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas, es el ór-
gano de consulta para todos aquellos asuntos fundamen- a. J-1, Director de Personal del Estado Mayor Conjunto.
tales relacionado con la funcionalidad, empleo y equipa- b. J-2, Director de Inteligencia del Estado Mayor Conjun-
miento de las instituciones militares. Está compuesto por: to.
El Ministro de defensa, quien lo presidirá; los tres Vicemi-
nistros (Asuntos Militares, Asuntos Navales y Costeros y c. J-3, Director de Operaciones del Estado Mayor Con-
Asuntos Aéreos y Espaciales); Comandante General Con- junto.
junto; los tres Comandantes Generales de las Instituciones d. J-4, Director de Logística del Estado Mayor Conjunto.
Militares (Ejército, Armada y Fuerza Aérea); el Inspector
General y el Director General del Cuerpo Jurídico, como e. J-5, Director de Asuntos Civiles del Estado Mayor
Secretario. Conjunto.
Los Viceministros por el Ejército, la Armada y la Fuerza f. J-6, Director de Comunicaciones del Estado Mayor
Aérea, fungen como asesores del Ministro de Defensa en Conjunto.
todos los asuntos relacionados con las instituciones a las
que representan. Los Comandos Conjuntos Regionales son organismos
creados como dependencias directas del Ministerio de
El Inspector General es responsable del cumplimiento de Defensa, para la planificación y ejecución de las opera-
los asuntos concernientes a las prescripciones establecidas ciones conjuntas emanadas de los planes de operaciones
en las leyes que atañen a las Instituciones Militares y de- para contingencias, emergencias o crisis y en los niveles de
más dependencias del Ministerio, reglamentos, órdenes y supervisión, coordinación y control regional geográfico o
18 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 09-27
GB. Luis De León R., Dra. Alejandra Liriano. Aspectos conceptuales de seguridad y defensa, desde la perspectiva dominicana

funcional de la actividad militar. En las Fuerzas Armadas la Constitución de la República. Los Cuerpos de Defen-
existen los siguientes Comandos Conjuntos Regionales: sa para la Seguridad Nacional son los siguientes: Cuerpo
Metropolitano, del Este, del Sur y del Norte. Especializado de Seguridad Aeroportuaria y de la Avia-
ción Civil (CESAC); Cuerpo Especializado de Seguridad
Los Cuerpos de Defensa para la Seguridad Nacional son
Portuaria (CESEP); Cuerpo Especializado de Control de
unidades operativas especializadas, conformadas por
Combustible (CECCOM); Cuerpo Especializado de Segu-
miembros escogidos de las Instituciones Militares, con el ridad Fronteriza Terrestre (CESFRONT); Cuerpo Espe-
objeto de proporcionar seguridad y protección a deter- cializado para la Seguridad del Metro de Santo Domingo
minadas áreas estratégicas que son vitales para la garan- (CESMET); Superintendencia de Vigilancia y Seguridad
tía de los intereses nacionales de seguridad. Su creación Privada (SVSP) y Servicio Nacional de Protección Am-
y funcionamiento se fundamentan en el artículo 261 de biental (SENPA).

3. Concepto de seguridad exterior e interior

Sin dudas que los conceptos de seguridad y defensa hasta lizar amenazas y disminuir riesgos a la seguridad, tales
ahora analizados vinculan de manera particular a las ame- como contrabando, narcotráfico, terrorismo, tráfico ilegal
nazas transnacionales, globales y regionales con profundo de personas y otras actividades delictivas propias del cri-
impacto en las sociedades y territorios nacionales. En su men organizado.
concepción restringida la propia definición de la Defensa
Nacional lleva implícita su vínculo con el exterior a través
de uno de los componentes del poder con que cuenta el es- El concepto de seguridad interior ha sufrido una evolu-
tado para cumplir sus objetivos nacionales, el diplomático. ción más significativa. El auge de la delincuencia organi-
En este sentido, como señala Pared Pérez: zada y el crimen transnacional unido a actos vandálicos de
delincuencia común, y al esfuerzo de separar la seguridad
ciudadana o de cercanía con la población de la seguridad
En la República Dominicana la estrategia Nacional de nacional, ha devenido en un concepto de seguridad inte-
Seguridad del Estado concibe la necesidad de aumentar rior con linderos más definidos, a pesar del debate que ge-
su capacidad para realizar controles fronterizos terres- nera en algunos países el uso de las fuerzas de defensa o
tres, así como espacios marítimos y aéreos para neutra- fuerzas militares para funciones de policías.
Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 09-27 19
GB. Luis De León R., Dra. Alejandra Liriano. Aspectos conceptuales de seguridad y defensa, desde la perspectiva dominicana

4. Mecanismos de coordinación
interinstitucional

De acuerdo a la Ley No. 147-02, que traza la política de Armadas, así como otras instituciones nacionales e inter-
gestión de riesgo en la República Dominicana, las Fuerzas nacionales, mantienen acciones coordinadas para la con-
Armadas integran, junto con otras instituciones guberna- servación de los recursos naturales.
mentales y no gubernamentales, el Consejo Nacional de
La delimitación de las áreas protegidas constituye un eje
Prevención, Mitigación y Respuesta ante Desastres, que
fundamental del ordenamiento territorial, por la referen-
tiene como objetivo fundamental orientar, dirigir, plani-
cia a la normativa jurídica y a la incorporación de sistemas
ficar y coordinar el Sistema Nacional de Prevención, Miti-
de vigilancia, en particular de bosques y áreas protegidas,
gación y Respuesta ante Desastres.
estableciéndose el vínculo con el concepto de soberanía
El Ministerio de Defensa, a través de la Dirección General ambiental.
de Apoyo al Desarrollo de la Comunidad Fronteriza apoya La participación de las Fuerzas Armadas en la seguridad
la actividad productiva y el desarrollo económico, social y interior es de carácter excepcional, cuando la Policía es
cultural, de la zona de la frontera terrestre, en el entendido rebasada por la fuerza de las organizaciones delictivas y
de que en ésta convergen aspectos históricos y de identi- debe ser en todos los casos regulada por el poder político
dad nacional. mediante los instrumentos legales correspondientes.
La Ley 64-00, sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales La relación de la defensa con otras políticas de desarro-
establece en su artículo 4: “Se declara de interés nacional llo se sustenta en tres aspectos centrales: a) la dimensión
la conservación, protección, restauración y uso sostenible cuantitativa y cualitativa, y la cobertura nacional de las
de los recursos naturales, el medio ambiente y los bienes Fuerzas Armadas, b) las misiones de cooperación de las
que conforman el patrimonio natural y cultural”. Las ac- Fuerzas Armadas consignadas en el artículo 252, numeral
ciones del Estado se concretan en protección de las vedas 2, de la Constitución de la República y c) las limitaciones
con patrullajes en los bancos de pesca, el control de incen- de las instituciones del Estado para satisfacer las necesida-
dios forestales, campañas de reforestación, protección de des de la población en todos los ámbitos geográficos del
reservas naturales marinas y, en general, la protección de país. La cooperación que el Ministerio de Defensa propor-
la flora y la fauna. ciona a otras instituciones del Estado son las siguientes:
La seguridad ambiental es un componente esencial de la a. Ministerio de Interior y Policía: Coopera en el com-
seguridad humana. En este sentido, los Ministerios de bate al narcotráfico, delincuencia común, terrorismo,
Medio Ambiente y Recursos Naturales y de las Fuerzas crimen organizado y tráfico de armas y personas.
20 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 09-27
GB. Luis De León R., Dra. Alejandra Liriano. Aspectos conceptuales de seguridad y defensa, desde la perspectiva dominicana

b. Ministerio de Educación: Coopera en campañas de aspectos de la seguridad del proceso de elecciones ge-
alfabetización, educación, distribución de textos es- nerales.
colares y mobiliario, seguridad de instalaciones edu-
g. Ministerio de Deportes: con la implementación de
cativas y otras.
los Juegos deportivos militares, donde participan los
c. Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales: principales atletas del país.
Coopera en el control de áreas protegidas, corte ilegal
h. Ministerio de Industria y Comercio: a través del Cuer-
de madera, protección de la fauna, combate de incen-
po especializado de Control de Combustible.
dios forestales y reforestación.
i. Otras instituciones: Coopera, a petición de los Ayun-
d. Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones: tamientos, en tareas encaminadas a beneficiar a las
Coopera en la seguridad vial y de las infraestructuras. comunidades; brinda protección a las infraestructu-
e. Ministerio de Salud Pública: Coopera en campañas ras de las oficinas del Estado, pero este apoyo no va en
de vacunación, erradicación de vectores, saneamiento detrimento de las funciones de defensa y constituye
ambiental, concienciación, apoyo a instituciones hu- una de las mejores oportunidades para construir una
manitarias, formación y capacitación de personal mé- relación armónica e integral con los diversos sectores
de la sociedad, ya que las Fuerzas Armadas son, por
dico y paramédico, y seguridad y apoyo a hospitales.
esencia, una institución nacional que contribuye a la
f. Junta Central Electoral: Coopera en la custodia, trans- cohesión social, identificándose con todos los sectores
porte y vigilancia de los materiales electorales y demás de la sociedad.

5. Acuerdos e Instrumentos Internacionales en


Materia de Defensa Nacional

La Política Exterior es la proyección externa de los objeti- elementos permanentes de nuestra Política Exterior, se in-
vos políticos del Estado y se encuentra condicionada por cluyen principios que han formado y forman parte de la
la concurrencia de intereses nacionales de muchos Esta- tradición internacional dominicana, lo cual se ratifica en
dos en el ámbito externo. La seguridad se constituye en la Constitución de la República en su Título I, Capítulo VI,
la garantía de supervivencia del Estado; la independen- Sección I, artículo 26, numeral 4, en donde establece que:
cia está íntimamente ligada al concepto de libertad y a la
proyección histórica de la nación; y el bien común es el En igualdad de condiciones con otros Estados, la
resultado del desarrollo económico sostenible. Entre los República Dominicana acepta un ordenamiento
Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 09-27 21
GB. Luis De León R., Dra. Alejandra Liriano. Aspectos conceptuales de seguridad y defensa, desde la perspectiva dominicana

jurídico internacional que garantice el respeto de CUADRO 1


En materia de seguridad regional
los derechos fundamentales, la paz, la justicia, y el Se basa en el concepto

desarrollo político, social, económico y cultural de


multidimensional de la seguridad,
y en el principio de que el
La Declaración sobre Seguridad en las Américas del 2003
fundamento y el propósito de la
las naciones. Se compromete a actuar en el plano seguridad es la protección de los
seres humanos.
internacional, regional y nacional de modo com- Tratado Americano de Soluciones

patible con los intereses nacionales, la convivencia Pacto de Bogotá Pacíficas,suscrito el 30 de abril de
1948

pacífica entre los pueblos y los deberes de solidari- Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), Protocolo de Reformas al Tratado Interamericano de
Asistencia Recíproca (TIAR ) 1975
dad con todas las naciones.
Convención Interamericana contra la Fabricación y el Tráfico Ilícitos de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y
Otros Materiales Relacionados 1997

Convención Interamericana sobre Transparencia en las Adquisiciones de Armas Convencionales 1999

La República Dominicana ha venido suscribiendo conve- Declaración de Brasilia


Reunión Regional Preparatoria de la Conferencia de 2001 de
las Naciones Unidas sobre el Comercio Ilícito de Armas

nios y acuerdos internacionales a nivel global, regional y Pequeñas y Armas Ligeras en todos sus aspectos 2000

Declaración de los Presidentes de República Sobre la no participación en la adquisición de armamentos


bilateral en materia de seguridad y defensa con el propó- Dominicana, Centroamérica y el Representante del estratégicos de alta tecnología, destrucción masiva y altos
Primer Ministro de Belice costos 1997
sito de sostener la estructura jurídica e institucional que Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción, el Almacenamiento y el Empleo de Armas Químicas y

facilite la acción preventiva y que sancione la violación a sobre su Destrucción.

Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción y el Almacenamiento de Armas Bacteriológicas


aquellas normas de convivencia, soberanía y buen gobier- (Biológicas) y Toxínicas y sobre su Destrucción.

no, bases misma del sistema democrático. Tratado para la Proscripción de Armas Nucleares en la América Latina y el Caribe (Tratado de Tlatelolco)

Convención de la Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada


Convención de Palermo:
Transnacional.
Estos acuerdos expresan la voluntad soberana y la res- Convención sobre la Prohibición del Empleo, Almacenamiento, Producción y
Convención de Ottawa
ponsabilidad internacional del estado dominicano y su Transferencia de Minas Antipersonal y sobre su Destrucción

compromiso con la acción multilateral para enfrentar los Convención Interamericana contra el Terrorismo.

riesgos y amenazas a seguridad nacional, ciudadana y la


CUADRO 2
defensa colectiva.
Convenciones sobre Seguridad del personal asociado de las Naciones Unidas
Los cuadros siguientes reflejan parte de los convenios in-
Convención sobre Prerrogativas e Inmunidades de las Naciones Unidas Febrero 13,1946
ternacionales en materia de seguridad y defensa firmados
por la República Dominicana. Convención sobre las Prerrogativas e Inmunidades de los Organismos
Noviembre 21. 1947
Especializados

Convención sobre la Seguridad del Personal de las Naciones Unidas y el


Diciembre 9. 1994
Personal Asociado

Convención de las Naciones Unidas sobre las Inmunidades Jurisdiccionales


Diciembre 2, 2004
de los Estados y de sus Bienes

Protocolo Facultativo de la Convención sobre la Seguridad del Personal de las


Diciembre 8 2005
Naciones Unidas y Personal Asociado

22 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 09-27


GB. Luis De León R., Dra. Alejandra Liriano. Aspectos conceptuales de seguridad y defensa, desde la perspectiva dominicana

CUADRO 3 CUADRO 4
Convenios, convenciones y protocolos globales relacionados con la represión del
terrorismo, sancionados hasta comienzos de 2008 Otras convenciones
Firma: Tokio, 14 septiembre de
sobre las infracciones y ciertos otros 1963 Convención de las Naciones Unidas contra la
Convenio de Tokio actos cometidos a bordo de las Delincuencia Organizada: Protocolo contra la
Entrada en vigencia: 4 de Mayo 31, 2001
aeronaves Fabricación y el Tráfico Ilícitos de Armas de Fuego, sus
diciembre de 1969.
Piezas, Componentes y Municiones
Firma: La Haya, 16 diciembre de
para la represión del apoderamiento 1970 Convención de las Naciones Unidas contra la
Convenio de la Haya Noviembre 15, 2000
ilícito de aeronaves Entrada en vigencia: 14 de Delincuencia Organizada
octubre de 1971
Protocolo contra la fabricación y el tráfico de armas de
Firma: Montreal, 23 septiembre de
1971 fuego, sus piezas y componentes y municiones, que
para la represión de actos ilícitos contra Noviembre, 2000
Convenio de Montreal complementa la Convención contra la Delincuencia
la seguridad de la aviación civil Entrada en vigencia: 26 de enero Organizada Transnacional
de 1973
Firma: Nueva York, 14 de Acuerdo de Relación entre las Naciones Unidas y la
sobre la prevención y el castigo de
diciembre de 1973 Comisión Preparatoria de la Organización del Tratado Junio 15, 2000
Convención sobre los agentes delitos contra personas
diplomáticos internacionalmente protegidas, inclusive Entrada en vigencia: 20 de febrero de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares
los agentes diplomáticos de 1977

Firma: Nueva York, 17 de diciembre de 1979 Declaración Complementaria de la Declaración de 1994


Diciembre 17, 1996
Convención Internacional contra la toma de rehenes
sobre Medidas para Eliminar el Terrorismo Internacional
Entrada en vigencia: 3 de junio de 1983
Declaración de las Naciones Unidas sobre Delito y la
Firma: Viena, 26 de octubre de Diciembre 12, 1996
Seguridad Pública
Convención sobre los materiales Sobre la protección física de los 1979
nucleares materiales nucleares Entrada en vigencia: 8 de febrero Convención sobre la Seguridad del Personal de las
de 1987 Diciembre 9,1994
Naciones Unidas y el Personal Asociado
Firma: Montreal, 24 de febrero de
Para la represión de actos ilícitos de 1988 Declaración sobre Medidas para Eliminar el Terrorismo
Diciembre 9,1994
Protocolo a la Convención de Montreal violencia en los aeropuertos que presten Internacional
servicios a la aviación civil internacional Entrada en vigencia: 6 de agosto
de 1989 Declaración sobre el Mejoramiento de la Cooperación
entre las Naciones Unidas y los Acuerdos u Organismos
Firma: Roma, 10 de marzo de Diciembre 9,1994
Regionales en el Mantenimiento de la Paz y la
1988 Seguridad Internacionales
Convención sobre la navegación Para la represión de actos ilícitos contra
marítima la seguridad de la navegación marítima Entrada en vigencia: 1º de marzo
de 1992 Principios Pertinentes a la Utilización de Fuentes de
Diciembre 14,1992
Energía Nuclear en el Espacio Ultraterrestre
Firma: Roma, 10 de marzo de
Para la represión de actos ilícitos contra 1988
Protocolo sobre las plataformas fijas la seguridad de las plataformas fijas Entrada en vigencia: 1 de marzo Declaración sobre la Determinación de los Hechos por
emplazadas en la plataforma continental de 1992 las Naciones Unidas en la Esfera del Mantenimiento de Diciembre 9,1991
la Paz y la Seguridad Internacionales
Firma: Montreal, 1 de marzo de
Sobre la marcación de explosivos 1991
Convenio sobre los explosivos plásticos plásticos para los fines de detección, Declaración del Decenio de 1990 como Tercer Decenio
Entrada en vigencia: 21 de junio Diciembre 4,1990
depósito de adhesión. para el Desarme
de 1998

Firma: Nueva York, 15 de


Convención Internacional sobre los
Para la represión de atentados terroristas diciembre de 1997 Declaración sobre la Prevención y la Eliminación de
atentados terroristas cometidos con Controversias y de Situaciones que puedan amenazar
cometidos con bombas Entrada en vigencia: 23 de mayo Diciembre 5,1988
bombas la Paz, y la Seguridad Internacionales y sobre el Papel
de 2001
de las Naciones Unidas en esa Esfera
Firma: 9 de diciembre de 1999
Convención Internacional sobre la Para la represión de la financiación del
Entrada en vigencia: 10 de abril
financiación del terrorismo terrorismo Declaración sobre la Prevención de una Catástrofe
de 2002 Diciembre 9,1981
Nuclear
Firma: Nueva York el 13 de abril
Convenio internacional para la represión de 2005
Convención sobre el terrorismo nuclear
de los actos de terrorismo nuclear Entrada en vigencia: 7 de julio de
2007 Declaración del Decenio de 1980 Segundo Decenio
Diciembre 3,1980
para el Desarme

FUENTE: Elaboración propia

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 09-27 23


GB. Luis De León R., Dra. Alejandra Liriano. Aspectos conceptuales de seguridad y defensa, desde la perspectiva dominicana

Cont. Cuadro 4 Finalmente, la República Dominicana forma parte como


miembro pleno de la Conferencia de las Fuerzas Arma-
Declaración sobre la Cooperación Internacional para el
Desarme
Diciembre 11,1979 das Centroamericana (CFAC) desde el 14 de noviembre de
2007 y tiene en la sede de las Fuerzas Armadas una oficina
Acuerdo entre el Gobierno Dominicano y el OIEA para de dicho organismo regional creado en 1997.
la Aplicación de Salvaguardas en Relación con el
Abril 1, 1973
Tratado sobre la No Proliferación de Armas Nucleares,
y su Protocolo

Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la


Producción y el Almacenamiento de Armas
Bacteriológicas (Biológicas) y Toxínicas y sobre su
Diciembre 16,1971 6. Percepciones de Riesgos y Amena-
Destrucción zas
Tratado sobre Prohibición de Emplazar Armas
Nucleares y otras Armas de Destrucción de los Fondos Febrero 11, 1971 El concepto de inseguridad se refiere a amenazas y riesgos
Marinos Oceánicos y su Subsuelo
diversos. El deterioro ambiental en casi todos los planos
Convención para Prevenir y Sancionar los Actos de
Terrorismo Configurados en Delitos contra las Personas geofísicos, de orden natural y antrópico, está llevando a
Febrero 2, 1971
y la Extorsión Conexa cuando estos tengan
Transcendencia Internacional la pérdida de la biodiversidad, de las condiciones adecua-
Declaración sobre el Fortalecimiento de la Seguridad das mínimas para las actividades productivas y de subsis-
Diciembre,1970
Internacional
tencia de la población. Desequilibrios macroeconómicos
Tratado sobre Prohibición de Emplazar Armas
Nucleares y Otras Armas de Destrucción en Masa en Diciembre 7,1970
crónicos o recurrentes que ponen en riesgo la capacidad
los Fondos Marinos y Oceánicos y su Subsuelo
del Estado de administrar y regular los bienes sociales en
Tratado sobre la No Proliferación de las Armas
Nucleares
Julio 1, 1968 general; la inseguridad ciudadana producto de los elemen-
Tratado sobre la No Proliferación de las Armas
tos estructurales como la polarización socioeconómica,
Junio 12,1968
Nucleares
sus consecuencias de exclusión y marginación sistémica,
Tratado para la Proscripción de las Armas Nucleares en y las amenazas emergentes como el crimen organizado, el
Febrero 14, 1967
la América Latina y el Caribe
narcotráfico, los secuestros y el robo en sus diferentes ma-
Tratado para la Prohibición Completa de los Ensayos nifestaciones, (González, 2002), son entre otros, factores
Septiembre 10, 1966
Nucleares
de riesgos que plantean a los Estados la articulación entre
Tratado porque el que se Prohíben los Ensayos con
Armas Nucleares en la Atmósfera, el Espacio Agosto 5, 1963
la agenda de seguridad y la agenda del desarrollo.
Ultraterrestre y Bajo el Agua

Declaración sobre la transferencia para uso con fines


Hablamos entonces de nuevas amenazas a inicios de la dé-
pacíficos de los medios y recursos liberados por el
desarme
Diciembre 18,1962
cada de los noventa. A partir de ese momento surge con
Declaración sobre la Prohibición del Uso de las Armas
fuerza el concepto de nuevas amenazas y con él, la necesi-
Noviembre 24,1961
Nucleares y Termonucleares
dad de redefinir los parámetros conceptuales con los cua-
FUENTE: Elaboración propia
les se interpretan las diversas realidades de seguridad en

24 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 09-27


GB. Luis De León R., Dra. Alejandra Liriano. Aspectos conceptuales de seguridad y defensa, desde la perspectiva dominicana

el planeta. América Latina, pero de manera particular la política, integración de todas las instituciones involucra-
región del Caribe es altamente sensible a la incidencia de das en materia de seguridad y defensa, la concienciación
las nuevas amenazas globales, tales como: desastres oca- de que los problemas de seguridad son de competencia de
sionados por fenómenos naturales y el hombre, tráfico de todos, cooperación interagencial e interinstitucional, in-
drogas, tráfico de armas, crimen organizado, lavado de ac- tercambio de información y el rediseño de la política de
tivos y terrorismo. seguridad del Estado.

Con el fin de las distensiones de la bipolaridad que carac- De manera que convivimos en una era de gran consolida-
terizó a la llamada Guerra Fría, los ejércitos se vieron en la ción y fortalecimiento democrático, con fronteras abiertas,
necesidad de reformular sus visiones y conceptos doctri- conflictos territoriales superados, pero con una gran inse-
narios, la redefinición de sus roles y la identificación de las guridad fundamentada en amenazas que tienen su base en
nuevas amenazas a la seguridad. Este cambio dentro del las vulnerabilidades de carácter interno de las naciones,
orden mundial tuvo un impacto directo en el accionar de como la pobreza, la falta de seguridad social, la corrup-
los ejércitos. ción, la falta de equidad en la aplicación de la justicia, la
exclusión social, debilidad de las instituciones, inestabili-
El desvanecimiento de la “amenaza comunista” que tocó dad política y servicios deficientes, entre otros.
la puerta de los cuarteles hasta finales del pasado siglo,
y la consecuente carrera de desarme orientada hacia la En consecuencia, se puede afirmar que en materia de se-
ubicación hegemónica de una potencia, causaron efectos guridad y defensa la redefinición de nuestras amenazas
que irreversiblemente han trazado la pauta a seguir por obliga a un incremento en los esfuerzos en materia de se-
los países con menos potencial y limitadas capacidades de guridad, y a la reorientación de aquellos aspectos relativos
acceso a recursos estratégicos y geopolíticos. Como reac- a la defensa, que hasta hace unas décadas ocuparon los pri-
ción, estos han acudido a la formación de bloques regiona- meros puntos de la agenda nacional en el orden militar, ya
les de carácter económico y político que han generado el que las amenazas actuales obedecen a variables que recaen
surgimiento de un nuevo contexto dentro de las relaciones dentro del orden socio-económico, político y cultural de la
internacionales que trascienden las fronteras nacionales y nación con una innegable connotación en los aspectos del
se manejan dentro del marco de nuevas corrientes como la orden interno, y aplican más al concepto de seguridad y
globalización y la mundialización. menos a aquellos aspectos externos correspondientes con
el concepto de defensa.
Amenazas como el narcotráfico, el terrorismo, la migra-
La Directiva de la Seguridad y Defensa Nacional recono-
ción masiva, la degradación ambiental y la delincuencia ce la existencia de fenómenos como la inmigración ilegal,
común, entre otras, han pasado a jugar un papel de primer el narcotráfico, la criminalidad organizada, los desastres
orden en nuestras sociedades, adquiriendo hoy día un ca- naturales y el terrorismo, la proliferación de armas de des-
rácter transnacional y demandando respuestas dentro del trucción masiva y el tráfico internacional de armas peque-
marco de un accionar conjunto que requieren: voluntad

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 09-27 25


GB. Luis De León R., Dra. Alejandra Liriano. Aspectos conceptuales de seguridad y defensa, desde la perspectiva dominicana

ñas y ligeras, como los nuevos objetivos de las políticas de República Dominicana es consciente de que sus capacida-
seguridad y defensa nacional. des no son suficientes para enfrentar de forma eficaz esta
situación. En ese sentido, el Estado apela a la cooperación
En lo referente a la globalización del delito y las repatria- de la comunidad internacional, a través de los acuerdos
ciones de delincuentes, podemos llegar a la determinación bilaterales o multilaterales para prevenir, reprimir, y san-
de que como nación no somos inmunes a la acción de or- cionar aquellos crímenes que vulneren su seguridad y de-
ganizaciones criminales transnacionales organizadas. La
fensa.

7. Conclusiones

Sin lugar a dudas la formulación de la Directiva de Seguri- ciudadanos de la República Dominicana y promover la
dad y Defensa Nacional creó un precedente en el proceso paz, la seguridad y la estabilidad internacionales.
de transformación y modernización de las Fuerzas Arma-
Quedan pendiente cumplir con elaboración y promulga-
das dominicanas, en la medida en que ésta define los linea-
ción de algunas leyes marco como son: la de seguridad y
mientos generales de actuación e instruye la concreción
defensa nacional; la de la creación de un sistema nacional
de una serie de acciones dirigidas al mejoramiento de la
de inteligencia; la orgánica de las Fuerzas Armadas; el libro
capacidad de enfrentamiento de estos organismos ante las
blanco de la defensa, entre otros establecidos en la Direc-
amenazas y vulnerabilidades.
tiva. El gran reto consiste en impulsar la transformación
Las líneas generales de actuación de la política a seguir y de las Fuerzas Armadas acorde con el nuevo modelo, con
las directrices para su desarrollo y efectiva implementa- capacidades tecnológicamente avanzadas y estructuradas
ción, persiguen que el país cuente con unas Fuerzas Ar- para disponer de una posibilidad de respuesta adecuada a
madas capaces de garantizar la defensa y seguridad de los las amenazas.

Referencias Bibliográficas
Bobea, L. (2008). Las Fuerzas Armadas en la República Domini- República Dominicana. Secretaría de Estado de las Fuerzas Arma-
cana, Atlas Comparativo de la Defensa en América Latina. Red de das Comisión Permanente para la Reforma y Modernización de
Seguridad y Defensa en América Latina (RESDAL).

26 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 09-27


GB. Luis De León R., Dra. Alejandra Liriano. Aspectos conceptuales de seguridad y defensa, desde la perspectiva dominicana

las Fuerzas Armadas, PCSEFA A-00. (2007). Manual de Doctrina República Dominicana. Ley No. 139-13. (Septiembre 2013). Ley
Conjunta de las Fuerzas Armadas. Santo Domingo. Orgánica de las Fuerzas Armadas. Gaceta Oficial No. 10728.

Cosido, I. (1999). El mercado político y recursos para la defensa. República Dominicana. Ley No. 64-00. (2000). Sobre medio am-
En J. R. Quintana, La defensa Nacional: un bien público. La Paz, biente y recursos naturales.
Bolivia.
República Dominicana. Ley No. 147-02. (Septiembre 2002). Sobre
González P. (2002). Apuntes para un diagnóstico de la seguridad de- gestión de riesgo.
mocrática en Guatemala. En B. Arévalo, Seguridad democrática en
República Dominicana. Ley No. 1-12. (Enero 2012). Ley Orgánica
Guatemala: desafíos de la transformación. Guatemala: FLACSO.
de la Estrategia Nacional de Desarrollo 2030.
Medina, U y G. Henry (2001). Seguridad y desarrollo: síntesis de
Rojas Aravena, Fco. (2002). Seguridad humana, prevención de con-
una dialéctica. Revista Theologica xaveriana, No. 139, 395-412.
flictos y paz. Santiago de Chile: Unesco-Flacso.
República Dominicana. Ministerio de Economía Planificación y
Soriano, J. P. (2002). El 11 de septiembre y la redefinición de la
Desarrollo. (2012). Estudios y documentos de base, propuesta estra-
seguridad interamericana. En Observatorio de Política Exterior
tegia nacional de desarrollo 2010-2030. Santo Domingo, República
Europea. WorkingPaper, No. 24.
Dominicana: MEPyD. Tomo I, pp. 118-125.
Soto Jiménez, J. M. (1998). Defensa, seguridad y democracia: estu-
Organización de Estados Americanos (OEA). (Junio 2002). De-
dio comparado y apuntes profesionales para la modernización y la
claración de Bridgetown: Enfoque multidimensional de la seguridad
reconversión militar en la República Dominicana. Santo Domingo:
hemisférica, A/GDEC.27 (XXXII-0/02).
Ediciones G-5.
Pared Pérez, S. A. (2006). Seguridad, defensa e identidad nacional.
Vasoli, M. J. (2002). Seguridad nacional o defensa nacional: La im-
Santo Domingo, República Dominicana: Comisionado de Apoyo
plicancia de la tecnología en el planeamiento del sistema de defensa
a la Reforma y Modernización de la Justicia.
nacional. Red de Seguridad y Defensa de América Latina (RES-
República Dominicana. Constitución Política (Julio 2015). Gaceta DAL).
Oficial No. 10805.
Villanueva Ayón, M. (Octubre-noviembre, 2000). La seguridad
República Dominicana. Decreto No. 189-07. (Abril 2007). Directi- humana: una ampliación del concepto de seguridad global. Ar-
va de Seguridad, Defensa y Nacional. gentina Global, No. 3.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 09-27 27


El “Insospechado” Conflicto
Entre la Seguridad y
la Defensa: Un Análisis
Conceptual
THE “ UNSUSPECTED “ CONFLICT BETWEEN SECURITY
AND DEFENSE: A CONCEPTUAL ANALYSIS
Recibido: 20 / 09 / 2015 Aprobado: 10 / 11 / 2015

Economista. Maestría de la Universidad de Chicago,


de la Escuela de Negocios para Graduados (ESAN),
de Lima-Perú, de la Universidad Autónoma de Santo
Domingo en Psicología y de la Pontificia Universidad
Católica Madre y Maestra en Tecnología Educativa.
Diploma de Seguridad y Defensa del Instituto de Al-
tos Estudios de Seguridad y Defensa (IAEDESEN) y
Especialidad en Pensamiento Complejo del Instituto
Global de Altos Estudios en Ciencias Sociales. Candi-
dato a Doctor por la Universidad de Sevilla. Profesor
de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maes-
tra y Coordinador de Extensión de la Escuela de Gra-
Miguel Sang Ben duados de Altos Estudios Estratégicos del Instituto
Superior para la Defensa “Gral. Juan Pablo Duarte y
Diez”. Autor de “China, el futuro de la globalización”
y “Somos o no somos”.
Miguel Sang Ben - El insospechado conflicto entre la seguridad y la defensa: un análisis conceptual

“La Gobernabilidad eficaz es tal vez el factor más importante


para erradicar la pobreza y promover el desarrollo”
— Kofi Annan,
RESUMEN Ex-Secretario General
de las Naciones Unidas

Este articulo trata de un conflicto vigente entre los conceptos de la seguridad y


la defensa. Aparece por las raíces militares que la que defensa contenga la segu-
ridad. Es una larga historia que proviene del peso de dos emperadores: Federico
el Grande de Prusia y Napoleón Bonaparte. El surgimiento de dos estudiosos
de este periodo, Jomini y Clausewitz, arribamos al pensamiento moderno. Los
pensadores no militares parten de San Austin y su obra La Ciudad de Dios que
influyó en el actual mapa europeo. Maquiavelo surge con el realismo y produce
la ciencia política basada en principios racionales. En la actualidad tenemos un
nuevo idealismo basado en el paradigma de las relaciones internacionales.
Palabras claves:
Seguridad, defensa, realismo, idealismo, constitución, fuerzas armadas.

ABSTRACT

This article is over a conflict between the concepts of security and defense. It
looks like that due to its military roots defense contains security. It is a long sto-
ry that begins with two emperors: Frederic the Great of Prussia and Napoleon
Bonaparte. The emergence of two researchers of that time, Jomini and Clause-
witz, we arrive to the modern thought. Non-military thinkers start from Saint
Augustine and his book The City of God, influential in the actual European map.
Machiavelli surges with the realistic school and produce political sciences based
on rational principles. At the present we a new idealism based on the interna-
tional relations paradigm.
Keywords:
Security, defense, realism, idealism, constitution, armed forces.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 28-39 29


Miguel Sang Ben - El insospechado conflicto entre la seguridad y la defensa: un análisis conceptual

Introducción Debemos recordar que los estudios sobre seguridad y defensa en la República
Dominicana tienen cerca de veinte años, porque comenzaron en el antiguo
Instituto Militar de Estudios Superiores, con el curso sobre el tema y han sido
continuados con el establecimiento en 2001 del Instituto de Altos Estudios en
Seguridad y Defensa Nacional, hoy convertido en la Escuela de Altos Estudios
Estratégicos, del Instituto Superior para la Defensa “Gral. Juan Pablo Duarte y
Diez” –INSUDE-.

Por lo tanto, el tema llevó un tiempo escaso, si tomamos en cuenta la naturaleza


plenamente militar del tema, porque desde la época colonial recordemos cómo
se formaron las “cincuentenas” de voluntarios para vigilar la frontera formada
entre la entonces Saint Domingue francés —la cesión dispuesta en el Tratado
de Ryswick— y el remanente de antigua colonia española, aplicando el concepto
de seguridad territorial.

Pero quiero discutir una insospechada divergencia entre los conceptos de


seguridad y defensa, porque vienen de tradiciones e historias que condicionan el
uso de dichos términos. En Dominicana estamos en medio de dicha diferencia
y que se demuestra en la polémica pública de temas de seguridad y defensa en
los medios de comunicación.

El problema que vamos a discutir es que según la tradición europea y su historia


abultada de tres mil años de militarismo, la seguridad es parte de la defensa, por
lo que se puede simplificar a un asunto de “orden y disciplina”; mientras, que
una sociedad que se fundó con el predicamento filosófico de la supremacía del
estamento civil sobre el estamento militar, que es el caso norteamericano.

Discutir si ¿la seguridad es parte de la defensa o es al revés? es el tema que


propongo que pensemos aunque no voy a ofrecer una solución definitiva a esta
cuestión. Como posiciones doctrinales, se encuentran ambas concepciones
enmarcadas en la cultura de cada país, por lo que mi criterio es que nosotros
debemos conocer nuestro propio marco societal para aceptar la solución a la
cuestión.

30 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 28-39


Miguel Sang Ben - El insospechado conflicto entre la seguridad y la defensa: un análisis conceptual

Estado de la cuestión

“Hasta el momento se ha tenido dificultad para concep- la noción anglosajona de governance, aunque sólo gober-
tualizar y explicar teóricamente los conceptos de seguri- nabilidad traduce governability, que se usa de manera más
dad y defensa.”1 La seguridad y la defensa son variables restringida.
de una cuestión importante para el mantenimiento de la
La rápida difusión de la palabra desde los años 19902 pa-
“sociedad” —ese constructo que se ha armado a partir del rece traducir la conciencia de un cambio de paradigma en
paso de la especie humana del nomadismo al sedentaris- las relaciones de poder. Se ha percibido la insuficiencia del
mo— y que identificamos con dos palabras: “gobernabili- concepto clásico de “gobierno” para describir las transfor-
dad” y “gobernanza”. maciones que se han ido produciendo en el contexto de la
globalización.
Kofi Annan, Ex-Secretario General de la Organización de
las Naciones Unidas, nos lo recuerda con la frase que en- Ante el surgimiento de empresas multinacionales con pre-
supuestos superiores a los de ciertos estados soberanos o
cabeza este texto. La gobernabilidad —en tanto aceptación
de organizaciones no gubernamentales con una creciente
de los ciudadanos de un régimen particular— se comple- capacidad de acción y de presión en los ámbitos tanto local
menta con un concepto no desarrollado en el pensamiento como internacional, los gobiernos nacionales han pasado
latino, gobernanza —en tanto capacidad de gobernar de la de ser la referencia central de la organización política a
clase dirigencial. ser uno de sus componentes. La gobernanza es una no-
ción que busca -antes que imponer un modelo- describir
La literatura sajona en ciencias políticas acuñó este térmi- una transformación sistémica compleja, que se produce a
no a partir de la mecánica: “governance”. La noción de “go- distintos niveles -de lo local a lo mundial- y en distintos
bernanza” es a la vez polisémica y polémica. Se confunde sectores -público, privado y civil.
muy a menudo con el término gobernabilidad. Aunque
Wikipedia3 dice: “Parece provenir remotamente del grie-
estos dos conceptos no son sinónimos, hay debate sobre go κυβερνάω kybernan (dirigir, conducir una nave o un
los criterios que permiten distinguirlos. Ambos traducen carro) utilizado por Platón, metafóricamente, para deno-

1 - García Covarrubias, Jaime (2011) Las dificultades para conceptualizar la se- 2 - Afirmación hecha por la entrada de Wikipedia relacionada con el concep-
guridad y la defensa: reflexiones desde la teoría. Revista Política y Estrategia. to de gobernanza. Disponible en el enlace siguiente: https://es.wikipedia.org/
Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos (ANEPE), Santiago, Chile. wiki/Gobernanza (Consultada el 16.9.15)
Nº 117, Enero-Junio 2011. 3 - Ídem.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 28-39 31


Miguel Sang Ben - El insospechado conflicto entre la seguridad y la defensa: un análisis conceptual

minar el modo de gobernar a los ciudadanos, de donde nómeno del terrorismo, ha provocado este afán de los ana-
también deriva gobierno (a través del latín gubernatio). A listas de seguridad y defensa en el uso del término.
finales de la Edad Media se registra su uso en las lenguas
modernas, más bien a partir del latín que del griego, con
el francés gouvernance desde el siglo XIV, designando el EL ORIGEN DEL CONFLICTO
arte o manera de gobernar; del que pasa al inglés gover-
nance, con usos registrados desde 1380. En portugués, Ya he adelantado el desarrollo del concepto de la seguridad
governança, y en español, gobernanza, parecen también como un componente del “corpus” del pensamiento mili-
derivar del francés. Aparece definido por primera vez en tar, lo que podemos comprobar en cualquier texto de his-
la edición del Diccionario de la Real Academia Española toria militar cuando postulamos definir la autoridad por
de la Lengua de 1803 como “ant. [antiguamente] lo mismo su capacidad de imponer un comportamiento por medios
que gobierno”. Su utilización a partir de los años 1990 por coercitivos. Por ello, hemos convertido la historia en una
medios académicos anglosajones se aplicaba en un princi- de los vencedores: aquellos que han impuesto su voluntad.
pio, como restricción del uso, al arte o modo de gobierno Pude constatar esta visión asistiendo a un evento del Ins-
de instituciones internacionales; pero con el propósito de, tituto de Altos Estudios de la Defensa Nacional de Francia
a partir de una palabra poco utilizada y por tanto bastan- (IHEDN, por sus siglas en francés)5 cuya actividad desde
te libre de connotaciones, promover un nuevo modo de su creación en 1932 ha sido un curso de Defensa Nacional
gestión de los asuntos públicos, fundado sobre la partici- en los centros urbanos de Francia y la animación de los
pación de la sociedad civil a todos sus niveles (nacional, Clubes de la Defensa Nacional en cada núcleo urbano con
local, regional e internacional).4 los egresados del curso. Además, mantiene eventos con
El uso de los teóricos de las ciencias administrativas del África y Medio Oriente, especialmente, con sus antiguas
concepto de estrategia hace que el concepto de gobernanza colonias. El Seminario “América Latina” va por la cuarta
tenga más cercanía con el pensamiento corporativo. Sin versión, a la que han asistido representantes dominicanos,
embargo, el escenario mundial y local afectado por el fe- tanto civiles como militares.
La doctrina militar francesa6 se basa en los conceptos de la
4 - Estudio de la Unión Europea (en francés) sobre el origen del término. Una
explicación similar (en castellano) hace el profesor Dr. Ángel Iglesias, de la Uni- independencia nacional, la disuasión nuclear y la autosufi-
versidad Rey Juan Carlos:Gobernanza y redes de acción pública: La planificación ciencia militar. Francia es miembro fundador de la OTAN
estratégica como herramienta de participación en el Cuarto Seminario Inter- y ha trabajado activamente con sus aliados para adaptar
nacional sobre Gobierno y Políticas Públicas, accesible en. Este autor propone
como mejor definición la del International Institute of Administrative Sciences
(Instituto Internacional de Ciencias Administrativas): “Governance refers to the 5 - La 2ª Sesión Internacional “América Latina” del Instituto de Altos Estudios
process whereby elements in society wield power and authority, and influence de Defensa Nacional inició el 24 de marzo, en París (Escuela Militar) en torno
and enact policies and decisions concerning public life, and economic and social al tema: “Los retos de la seguridad del espacio latinoamericano”. Dicha sesión
development. Governance is a broader notion than government. Governance llegó a su fin el 31 de marzo.
involves interaction between these formal institutions and those of civil socie- 6 - Ver Fuerzas Armadas de Francia, en Wikipedia. Disponible en el enlace si-
ty” (The Governance Working Group of the International Institute of Adminis- guiente: https://es.wikipedia.org/wiki/Fuerzas_Armadas_de_Francia (Consul-
trative Sciences, 1996) tado el 15.9.15)

32 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 28-39


Miguel Sang Ben - El insospechado conflicto entre la seguridad y la defensa: un análisis conceptual

la organización a la posguerra fría. En diciembre de 1995, te civil y, en consecuencia, el tope jerárquico es el Consejo
anunció que aumentaría su participación en el ala mili- de Seguridad Nacional. Las Fuerzas Armadas tienen una
tar de la OTAN, incluido el Comité Militar (del cual se función externa, y a partir de la Guerra de Secesión se es-
retiró en 1966), aunque seguía participando plenamente tableció la no injerencia en el orden interno, el llamado
en los consejos políticos de la Organización). Francia si- Posse Comitatus Act.
gue siendo un firme partidario de la Organización para la
Seguridad y la Cooperación en Europa y otros esfuerzos Pasemos, rápidamente, un vistazo a la historia de cómo
de cooperación. París fue sede de la cumbre OTAN-Rusia hemos llegado a esta contradicción del orden de dos con-
en mayo de 1997, en la cual se produjo la firma del Acta ceptos íntimamente ligados, pero irresolublemente dis-
fundacional sobre relaciones mutuas, cooperación y segu- puestos en la jerarquía de la garantía de la soberanía de
ridad. los Estados y el mantenimiento del orden de las Naciones.

Fuera de la OTAN, ha participado activamente y en gran


medida tanto en coaliciones y misiones de mantenimiento DE FEDERICO EL GRANDE A NAPOLEÓN
de la paz unilateral en África, Oriente Medio y los Balca-
nes, con frecuencia teniendo un papel preponderante en La modernización —el período histórico iniciado con el
estas operaciones. Francia ha emprendido una reestructu- fin de la Edad Media, marcada con el descubrimiento de
ración importante para desarrollar un ejército profesional América o por la caída de Constantinopla— se ha enfati-
que será más pequeño, de más rápido despliegue, y mejor zado como un fenómeno económico-tecnológico marca-
adaptado para las operaciones fuera de la Francia conti- do por el surgimiento del capitalismo. También debemos
nental. Los elementos clave de la reestructuración inclu- enfatizar el cambio más sustancial que es el surgimiento
yen: reducción de personal, bases y cuarteles, y la raciona- del estado democrático por un proceso que se inicia con la
lización de equipos e industria armamentísticos. concesión del Rey Juan I sin tierra, en Inglaterra en 1215
(hace 8 siglos) al proclamar la Carta Magna, estableciendo
Por otra parte, constatar la definición alterna, la defensa un Parlamento con representantes de la nobleza, siendo
es parte de la seguridad, tuve que estudiarla en uno de el Rey “primus inter pares”. En estos hechos prevemos la
los cursos del Centro Hemisférico de Estudios de Defen- semilla de la democracia moderna.
sa (CHDS, siglas en inglés) del Departamento de Defensa
de Estados Unidos7 . La manifiesta “vocación” de la Unión Sin embargo, la organización del aparato estatal —un actor
Americana a distanciarse de los efectos nocivos del centra- muy enfatizado en la gobernanza moderna— se atribuye a
lismo de las monarquías es la definición de su razón de ser dos emperadores reformadores 8 en su época: Federico II
para la “protección” del ciudadano. Por lo tanto, la defensa de Prusia (nace en Berlín el 24 de enero de 1712 y muere
es parte de la seguridad, siendo ésta última eminentemen-
8 - Todas los textos siguientes referentes a sendos personajes están tomados
de Wikipedia en las entradas siguientes: https://es.wikipedia.org/wiki/Federi-
7 - Perspectivas de Seguridad y Defensa de la Patria, celebrado en Washington co_II_el_Grande y https://es.wikipedia.org/wiki/Napole %C3%B3n_Bonaparte
y Colorado Springs, Marzo-Abril, 2013. (Consultado el 17.9.15)

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 28-39 33


Miguel Sang Ben - El insospechado conflicto entre la seguridad y la defensa: un análisis conceptual

en Potsdam el 17 de agosto de 1786) y Napoleón Bonapar- vil Administrativo y su legislación correspondiente. Pero,
te de Francia (nace en Ajaccio, 15 de agosto de 1769-mue- como contraparte, nos encontramos con Napoleón Bona-
re en Santa Elena, 5 de mayo de 1821). Entre ellos medía parte: Napoleón I Bonaparte12 fue un militar y gobernan-
un siglo, pero entre ambos podemos resumir la moderni- te francés, general republicano durante la Revolución y el
zación del Estado. Directorio, artífice del golpe de Estado del 18 de brumario
que lo convirtió en primer cónsul (Premier Consul) de
Como exponente del despotismo ilustrado, a Federico se la República el 11 de noviembre de 1799; cónsul vitalicio
le conoce por modernizar la burocracia y el servicio civil desde el 2 de agosto de 1802 hasta su proclamación como
prusiano, y por llevar a cabo diversas políticas de carácter emperador de los franceses (Empereur des Français) el 18
religioso, que abarcan desde la tolerancia hasta la opre- de mayo de 1804, siendo coronado el 2 de diciembre; pro-
sión, en función de las circunstancias.9 clamado Rey de Italia el 18 de marzo de 1805 y coronado
Un ejemplo del lugar que ocupa Federico en la historia el 26 de mayo, ostentó ambos títulos hasta el 11 de abril de
militar se puede observar en Napoleón Bonaparte, que ad- 1814 y, nuevamente, desde el 20 de marzo hasta el 22 de
miraba al rey prusiano como el más grande genio táctico junio de 1815.
de todos los tiempos. Tras la victoria de Napoleón sobre Bonaparte instituyó diversas e importantes reformas, in-
la Cuarta Coalición, en 1807, visitó la tumba de Federico cluyendo la centralización de la administración de los
en Potsdam e indicó a los oficiales que le acompañaban Departamentos, la educación superior, un nuevo código
que, de haber estado vivo Federico, en ese caso no esta- tributario, un banco central, nuevas leyes y un sistema de
rían ellos ahí. Federico y Napoleón son probablemente los carreteras y cloacas. En 1801 negoció con la Santa Sede
dos líderes militares más citados en la obra de Clausewitz, un Concordato, buscando la reconciliación entre el pueblo
De la guerra. En dicho libro, más que el orden oblicuo, católico y su régimen. Durante el año 1804 se dictó el Code
Clausewitz alaba el rápido y hábil movimiento de tropas civil des Français, también conocido como Código Napo-
que Federico fue capaz de realizar en los distintos escena- leónico, que consiste en la redacción de un cuerpo único
rios bélicos.10 En el ámbito teórico militar, Federico fue que unificara las leyes civiles francesas. El Código fue pre-
un personaje muy influyente cuyos análisis provenían de parado por comités de expertos legales bajo la supervisión
su directa y extensa experiencia en los campos de batalla. de Jean Jacques Régis de Cambacérès, quien se desempe-
Escribió estudios sobre estrategia, táctica, movilidad y lo- ñó como Segundo Cónsul desde 1799 a 1804; Bonaparte,
gística.11 sin embargo, participaba activamente en las sesiones del
Federico II estableció el Servicio Militar Obligatorio y, Consejo de Estado, donde se revisaban las propuestas de
como símil en la burocracia gubernamental, el Servicio Ci- leyes. Este código influyó de manera trascendental en el

9 - Stanislaw Salmonowicz, “Was Frederick the Great an Enlightened Absolute


Ruler?”Polish Western Affairs (1981) 22#1 pp 56-
10 - Carl von Clausewitz, On War; see for instance Book 7, Chapter 13. 12 - Tomado del texto Napoleón Bonaparte, disponible en el enlace siguiente
11 - Jay Luvaas (2009). Frederick The Great On The Art Of War. Da Capo Press. en Wikipedia https://es.wikipedia.org/wiki/Napole%C3%B3n_Bonaparte (Con-
pp. 18–22. sultado el 15.9.15)

34 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 28-39


Miguel Sang Ben - El insospechado conflicto entre la seguridad y la defensa: un análisis conceptual

mundo jurídico, siendo la piedra angular del proceso de fuerzas armadas de la recién creada República Helvética
codificación. en 1798, desplegando notable habilidad en asuntos mili-
tares y administrativos, así como verdadera pasión por el
Otras normas dictadas durante la regencia de Napoleón estudio de la táctica militar, lo cual le caracterizaría toda
fueron el Código Penal de 1810 y el Código de Comercio su vida, además de orientar entonces su simpatías hacia la
de 1807. En 1808 fue promulgado el Código de Instrucción Francia napoleónica”.13
Criminal, estableciendo reglas y procedimientos judiciales
precisos en esta materia. Si bien los estándares modernos Debemos consignar a Jomini14 porque él fue una influen-
consideran que dichos procedimientos favorecían a la par- cia decisiva en el pensamiento de Carl Philipp Gottlieb von
te acusadora, cuando fueron promulgados era intención Clausewitz:15 (Burg, ducado de Magdeburgo, 1 de julio de
de los legisladores resguardar las libertades personales y 17801 - Breslau, Silesia, 16 de noviembre de1831) fue un
remediar los abusos que normalmente ocurrían en los tri- militar prusiano, uno de los más influyentes historiadores
bunales europeos. Si bien es cierto que Bonaparte era un y teóricos de la ciencia militar moderna. Es conocido prin-
regente autoritario, no es menos cierto que la mayoría de cipalmente por su tratado De la guerra, en el que aborda a
Europa estaba gobernada por monarquías absolutas. Bo- lo largo de ocho volúmenes un análisis sobre los conflictos
naparte trató de restaurar la ley y el orden después de los armados, desde su planteamiento y motivaciones hasta su
excesos causados por la Revolución, al mismo tiempo que ejecución, abarcando comentarios sobre táctica, estrategia
reformaba la administración del Estado. e incluso filosofía. Sus obras influyeron de forma decisiva
en el desarrollo de la ciencia militar occidental, y se ense-
ñan hoy día tanto en la mayoría de las academias militares
¿CÓMO LLEGÓ EL PENSAMIENTO ESTRATÉGICO del mundo como en cursos avanzados de gestión empre-
MILITAR A NUESTROS DÍAS? sarial y márketing.16

Sabemos que el adalid de los militares antiguos fue Alejan-


dro Magno. La modernidad produjo sus propios adalides: 13 - Su entrada en Wikipedia es el siguiente enlace: https://es.wikipedia.org/
el autor de llevar los estudios napoleónicos a conformar wiki/Antoine-Henri_Jomini (Consultado el 18.9.15).
14 - Las obras principales de Henri Jomini son: Traité de grande tactique, ou,
la matriz del pensamiento estratégico militar fue un suizo Relation de la guerre de sept ans, extraite de Tempelhof, commentée at com-
que hizo carrera militar pero que llegó a General del Ejér- parée aux principales opérations de la derniére guerre; avec un recueil des
maximes les plus important de l’art militaire, justifiées par ces différents évené-
cito Imperial Ruso, Antoine-Henri Jomini, (6 de marzo de ments. París: Giguet et Michaud, 1805 y Le Baron de. Précis de l’Art de la Guerre:
1779 - 22 de marzo de 1869) fue un general suizo, nacido Des Principales Combinaisons de la Stratégie, de la Grande Tactique et de la
en Payerne, en el cantón de Vaud (Suiza), donde su pa- Politique Militaire. Brussels: Meline, Cans et Copagnie, 1838.
15 - Ver el texto de Christoph M. V. Abegglen (2003) The Influence of Clausewitz
dre era síndico. “Tras dedicarse un tiempo al comercio por on Jomini’s Précis de l’Art de la Guerre. Disertación presentada al Programa de
instancias de su padre, quien le recomendó ser negociante Maestría sobre la Guerra del King´s College, Londres. Dispponible en la web en
el siguiente enlace: http://www.homepage.bluewin.ch/abegglen/ papers/clau-
en el Vaud, su gusto por los asuntos bélicos le hizo de- sewitz_influence_on_jomini.pdf (Consultado el 18.9.15)
sistir de tales empeños. Así, Jomini logró enlistarse en las 16 - La entrada en Wikipedia es la siguiente: https://es.wikipedia.org/wiki/
Carl_von_Clausewitz (Consultado el 19.9.15)

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 28-39 35


Miguel Sang Ben - El insospechado conflicto entre la seguridad y la defensa: un análisis conceptual

EL PENSAMIENTO NO-MILITAR ESTRATÉGICO extendió por imposición religiosa o militar, o por conver-
sión de los pueblos al islam). El enfrentamiento entre estas
En la tradición occidental debemos hacer constar de un dos teocracias la conocemos como Las Cruzadas (serie de
pensador que marcó una época, Agustín de Hipona, mejor campañas militares impulsadas por el Papa y llevadas a
conocido por su denominación en el santoral católico: San cabo por gran parte de la Europa latina cristiana, princi-
Agustín (nombre completo en latín, Aurelius Augustinus palmente por la Francia de los Capetos y el Sacro Imperio
Hipponensis; Tagaste, 13 de noviembre de 354 – Hippo Romano. Las cruzadas, con el objetivo específico inicial
Regius [también llamada Hipona], 28 de agosto de 430). de restablecer el control cristiano sobre Tierra Santa, se li-
Toda esta importancia proviene que él marcó el mundo braron durante un período de casi doscientos años, entre
post-romano, cuando él justificó la caída de Roma de Oc- 1095 y 1291.)
cidente (en el año 476, en que el último emperador roma-
no de Occidente, Rómulo Augusto, es depuesto por los hé- La caída de Roma de Occidente, mejor conocida como
rulos del rey Odoacro en la ciudad de Roma) con su libro Constantinopla, marca el fin de la Edad Media (La caída
La ciudad de Dios. La importancia es que definió, al igual de Constantinopla en manos de los turcos otomanos el
que el pensamiento helénico, el talante cultural y político martes 29 de mayo de 1453 [de acuerdo con el calendario
de occidente: amor por la libertad en contraste con las re- juliano] fue un hecho histórico que, en la periodización
laciones verticales proveniente del pensamiento arcaico.17 clásica, y según algunos historiadores, marcó el fin de la
Edad Media en Europa y el fin del último vestigio del Im-
El enlace de la autoridad de la Iglesia con el orden geopo- perio romano de Oriente).
lítico procedente de la fórmula agustiniana formulada a
partir de su obra, donde los príncipes germánicos con- Esta caída de Constantinopla produjo el inicio del Rena-
vertidos en príncipes cristianos reconocen el primado del cimiento en Europa a partir de la escuela de pensamiento
Papa y conforman a la Europa post-romana que llega a llamada el Humanismo –contrapuesta al pensamiento teo-
nuestros días. En consecuencia, el pensamiento político lógico medieval– y que desencadenó el surgimiento de la
medieval fue dominado por esta organización jerárquica ciencia moderna y el pensamiento racionalista en materia
con el Papa en la cúspide. Este orden geopolítico se en- política en la obra de Nicolás Maquiavelo (Florencia, 3
frentó al surgimiento de un movimiento político-tempo- de mayo de 1469- 21 de junio de 1527) cuando rechazó el
ral –por la integración de la doctrina religiosa con el or- idealismo del pensamiento medieval y postular el realismo
den temporal– como el Islam (religión que se inició con en su obra.18
la predicación de Mahoma en el año 622 en La Meca [en
la actual Arabia Saudita]. Bajo el liderazgo de Mahoma y A pesar de las diatribas volcadas en contra de la obra ma-
sus sucesores, el islam se extendió rápidamente. Existe dis- quiavélica, en nuestro tema de interés afectó a los autores
crepancia entre los musulmanes y no musulmanes de si se políticos posteriores. Uno de los discípulos fue Clemente

17 - Consultar a Jesús Mosterín (2006). El pensamiento arcaico. 286 pp. Moste-


rín, Jesús (2006). Aristóteles. 378 pp. Mosterín, Jesús (2006). India: Historia del 18 - En 1513 escribió su tratado de doctrina política titulado El príncipe, publi-
Pensamiento. 260 pp cado póstumo en 1531 en Roma.

36 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 28-39


Miguel Sang Ben - El insospechado conflicto entre la seguridad y la defensa: un análisis conceptual

Wenceslao Lotario de Metternich,19 conde y luego prínci- variarán entre los estados, dependiendo de factores tales
pe de Metternich-Winneburg (en alemán: Klemens Wen- como su cultura, sistema económico o tipo de gobierno. El
zel Lothar von Metternich; Coblenza, 15 de mayo de 1773 liberalismo también sostiene que la interacción entre esta-
– Viena, 11 de junio de 1859) fue un político, estadista y dos no está limitada a la seguridad política, sino también
diplomático austríaco, que sirvió durante 27 años como a aspectos económicos y culturales. De este modo, en vez
Ministro de Asuntos Exteriores del Imperio Austriaco, de un sistema internacional anárquico, hay varias oportu-
además de ejercer en simultáneo como el Primer Minis- nidades para la cooperación y amplias opciones de poder,
tro del Imperio Austriaco desde 1821, momento en que se como el capital cultural. Esta rama está primordialmente
creó el cargo, hasta la venida de las Revoluciones de 1848. basada en las ideas de Immanuel Kant expuestas en su li-
Fue el archienemigo de Napoleón I. bro “La Paz Perpetua”, que fue el argumento principal en
En enlace con el pensamiento moderno es que el modelo la formación de la Organización de las Naciones Unidas.
del hiperrealismo en las relaciones internacionales con- El conflicto percibido es entre la “vocación” científica de
temporáneas tiene el nombre Henry Alfred Kissinger, la escuela realista con el “ideal” de la sociedad del futuro
(Fürth, Alemania, 27 de mayo de 1923), es un político que pretende construir la escuela idealista. Nos es fácil ni
germano-estadounidense de origen judío que tuvo una cómodo el desarrollo de un marco intelectual de rigor ana-
gran influencia sobre la política internacional, no solo de lítico con unos ideales como son los derechos humanos,
Estados Unidos con respecto a los demás países sino que pero es un reto de los tiempos modernos.
también directamente sobre variedad de otras naciones.

En contraposición, resurge la escuela idealista. El precur-


¿CÓMO NOS AFECTA A LOS DOMINICANOS?
sor de la teoría liberal de las Relaciones Internacionales
fue el idealismo; sin embargo, este término fue aplicado La Constitución de la República Dominicana del 2010 es-
de manera crítica por aquellos que se veían a sí mismos tablece en su capítulo III De la Seguridad y la Defensa –re-
como “realistas”, como Edward Hallett Carr. El liberalis- iterado en la Constitución reformada del 2015– Consejo
mo sostiene que las preferencias del Estado, más que sus de Seguridad y Defensa Nacional en su artículo 258. Este
capacidades, son el determinante primordial de su com- uso de los dos términos en cuestión no nos define quién es
portamiento. A diferencia del realismo, donde el Estado el predominante: ¿Lo civil controla lo militar? ¿Lo militar
es visto como un actor unitario, el liberalismo permite la permanece predominando? La no implementación de este
pluralidad en las acciones del estado. Así, las preferencias órgano del Estado, ¿ha afectado el manejo de la crisis ge-
19 - Ver el enlace en Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Klemens_von_
nerada a partir de la sentencia del Tribunal Constitucional
Metternich (Consultado el 20.9.15) Nº 168-13?
Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 28-39 37
Miguel Sang Ben - El insospechado conflicto entre la seguridad y la defensa: un análisis conceptual

Además, desde el 2001 se ha desarrollado un esfuerzo falli- rol, con sus competencias y funciones definidas en todas
do de dotar a la República Dominicana de un Libro de De- las entidades del Estado.»20
fensa, pero que la jerarquía política no lo consideró perti-
nente. En la selección de su título se refleja el predominio
militar sobre lo civil. Es una materia pendiente, ya que un
libro blanco serviría como prueba a los medios diplomá- A manera de conclusión…
ticos dominicanos para demostrar las intenciones de las
Políticas de Estado en sus relaciones internacionales. Podríamos preguntarnos: ¿Se ha diseñado la organización
de la seguridad y la defensa por mimetismo e influencia
El Gobierno Dominicano emitió la Directiva de Seguridad de experiencias foráneas? ¿Se ha decidido que nuestras
y Defensa Nacional, creada en virtud del Decreto 189-07, experiencias no son suficientes para poner en vigencia lo
del 3 de abril del año 2007 como un paliativo a la falta de que hemos redactado en la mismísima Constitución de la
definición. Un autor dominicano establece: República? ¿La crisis internacional vigente causada por
la Sentencia del Tribunal Constitucional no es suficiente
«La implementación y cumplimiento de la Directiva de para poner en vigencia el mandato constitucional?
Seguridad y Defensa Nacional, nos conduciría a la redefi-
nición de los roles y el modelo de las Fuerzas Armadas, in- Con estas preguntas podemos concluir que hemos avan-
cursionando en sus capacidades, funciones fundamentales zado en la comprensión de la seguridad y la defensa, pero
por razones diversas, su institucionalización prevista en la
en la sociedad de hoy, una profunda revisión del volumen
Constitucional queda en el olvido.
de sus efectivos, entre otros aspectos fundamentales en el
proceso de trasformación de dichas instancias, más allá
de la adopción de una nueva Ley Orgánica de las Fuerzas
Armadas, debe cruzar, por el desarrollo de “la carrera mi-
litar, con respecto al sistema de ascenso y promoción que
incentive la dedicación y el esfuerzo profesional”.»

«La formulación de los planes de seguridad y defensa, debe


cruzar por ciertos razonamientos indispensables para la
conducción del proceso de formulación, por eso, la elabo-
20 - Pimentel Florenzán, Carlos (2015) Decreto Invisible: Directiva de Seguridad
ración debe ser pensada como una política de Estado, que y Defensa en Acento, 26.1.2015. Disponible en: http://acento.com.do/2015/
la haga trascender de la eventualidad de un gobierno, que opinion/8215989-decreto-invisible-directiva-de-seguridad-y-defensa-nacional/
(Consultado el 20.9.15)
integre a todos los actores y sectores, cada uno jugando su

38 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 28-39


Miguel Sang Ben - El insospechado conflicto entre la seguridad y la defensa: un análisis conceptual

Referencias Bibliográficas

Aravena Rojas, F. (ed.).(2000). Multilateralismo: perspecti- Institute for National Strategic Studies. National Defense
vas latinoamericanas. Caracas: Nueva Sociedad. University.
Allan, P. (2001). Ontologías y explicaciones en la teoría de Moreno, A. (2002). La opinión pública latinoamericana y
las relaciones internacionales. Revista de Ciencia Política. Estados Unidos. Foreign Affairs en Español, 2(1).
21 (1).
Pared Pérez, S. (2006). Seguridad, defensa e identidad na-
Beck, U. (2001). El mundo después del 11. Foro Chile, 21. cional. Santo Domingo, República Dominicana: Comisio-
nado de Apoyo a la Reforma y Modernización de la Justi-
Dougherty, J. E. y R. L. Pfaltzgraff. (1990). Teorías en pug- cia.
na en las relaciones internacionales. Buenos Aires: GEL.
Toro Dávila, A. y A. Varas, (eds.). (1992). La situación es-
Eguizabal, C. y R. Diamint. (2002). La guerra contra el te- tratégica de Latinoamérica: crisis y oportunidades. Santiago
rrorismo y el futuro de las democracias latinoamericanas. de Chile: FLACSO-Chile/ Instituto de Estudios Interna-
Foreign Affairs en español, 2(1). cionales.
Hoge, J. F. y R. Gideon. (2001). How did this happen. Te- Tokatlian, J. (2002). La inesperada (y temeraria) resurrec-
rrorism and the new War. Public Affairs . ción del TIAR. Foreign Affairs en Español, 2(1).
Juergensmeyer, M. (2001). Terrorismo religioso. El auge Tulchin, J. S. y R. H. Espach, (eds.). (2001). Latin America
global de la violencia religiosa. Madrid: Siglo XXI. in the New International System. Colorado: Lynne Riener
Kaplan, R. D. (2000). La anarquía que viene. España: Edi- Publisher, Boulder.
ciones SQN/Ediciones B, Grupo Z. Varas, A., (ed.). (1990). Jaque a la democracia: orden in-
Kruger, R. L. y E. L. Frost, (eds.) (2001). The global cen- ternacional y violencia política en América Latina. Buenos
tury globalization and national security. Washington, D.C.: Aires: GEL.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 28-39 39


La seguridad y la defensa:
Conceptualización, percepción
y realidad
SECURITY AND DEFENSE: CONCEPT, PERCEPTION AND
REALITY
Recibido: 08 / 09 / 2015 Aprobado: 10 / 11 / 2015

El autor es Coronel Piloto de la Fuerza Aérea Domi-


nicana y tiene una Maestría en Defensa y Seguridad
Hemisférica de la Universidad del Salvador, Argenti-
na y el Colegio Interamericano de Defensa, Washing-
ton, DC. Es egresado de la Universidad Autónoma de
Santo Domingo, UASD como Licenciado en Derecho.
Además ha realizado cursos de Políticas Públicas y
Planificación Estratégica Participativa del Instituto
de Pesquisa Económica Aplicada, IPEA de Brasil y
Ministerio de Economía Planificación y Desarrollo,
MEPYD de República Dominicana, también participó
del Seminario Avanzado de la formación de políticas:
“Amenazas transnacionales, Soluciones multilatera-
les” Universidad Nacional de Defensa-USA-, Miami,
Florida, así como el Seminario computarizado en es-
Coronel Piloto trategia de defensa y Seguridad Colegio Interameri-
Santiago Almonte cano de Defensa – CID- entre otros.
Batista, FARD, MA.
40
Coronel Piloto Santiago Almonte Batista, FARD, MA. - La seguridad y la defensa: Conceptualización, percepción y realidad

RESUMEN

Existe una necesidad de conceptualizar los términos de seguridad y defensa por


la complejidad propia de estas consideraciones a la hora de vincularlos a la res-
ponsabilidad que tiene el Estado y los ciudadanos, de dar respuestas a situacio-
nes que afectan la paz y la convivencia pacífica de la nación. En este escenario es
oportuno definir los términos de seguridad y defensa para tratar de alcanzar una
idea del ámbito de acción de cada uno de ellos. La política de defensa proporcio-
na la Seguridad del Estado, que es la seguridad de la nación y actúa en base a las
capacidades militares e involucra a los demás sectores del Estado. La política de
seguridad de interior va dirigida a la protección ciudadana y sus propiedades, es
la más prioritaria desde el punto de vista de los ciudadanos, la misma actúa bajo
las capacidades de las fuerzas policiales.
En este contexto, la percepción versus realidad se puede transferir a los Estados,
no tendrán el mismo grado de percepción de seguridad e inseguridad, aquellos
estados que se encuentran bajo amenazas reales en contraposición de aquellos
que no la tienen. En este orden, un hecho apreciable es que hoy día las personas
no se sienten seguras en ninguna parte del mundo. Por otra parte, el mundo vive
la secuela que deja las actividades del crimen organizado, por lo que el escenario
estratégico para los estados en este tenor es incierto, muy complejo y conflictivo.
Finalmente es importante destacar, que necesitamos instaurar una cultura de
Seguridad y Defensa en la República Dominicana, donde participen todos los
sectores de la sociedad con el objeto de conocer la dinámica conceptual de estos
términos, y sobre todo para que juntos podamos construir verdaderas estrategias
que procuren dar respuestas y soluciones efectivas a la problemática planteada.
Palabras Claves:
Seguridad, defensa, percepción, políticas de seguridad, seguridad hemisférica,
regional y nacional.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 40-46 41


Coronel Piloto Santiago Almonte Batista, FARD, MA. - La seguridad y la defensa: Conceptualización, percepción y realidad

ABSTRACT

There is a need to conceptualize the terms of security and defense by the com-
plexity of these considerations when linking to the responsibility of the state and
citizens, to give answers to situations affecting peace and peaceful coexistence
of the nation. This scenario is appropriate to define the terms of security and
defense to try to reach an idea of the scope of each. Defense policy provides state
security, which is the security of the nation and acts on military capabilities and
involves other sectors of the state. The internal security policy is aimed at pro-
tecting citizens and their property, is the highest priority from the point of view
of citizens, it acts on the capabilities of the police force.
In this context, perception versus reality can be transferred to the states, will not
have the same degree of perception of security and insecurity, those states that
are under real threats as opposed to those who do not. In this respect, a signifi-
cant fact is that today people do not feel safe anywhere in the world. Moreover,
the world is the sequel to stop the activities of organized crime, so the strategy
for the states in this scenario is uncertain tenor, very complex and conflicted.
Finally, it is important to emphasize that we need to establish a culture of secu-
rity and defense in the Dominican Republic, which engage all sectors of society
in order to meet the conceptual dynamics of these terms, and above all so that
together we can build real strategies that seek to provide answers and effective
solutions to the issues raised .

Keywords:
Security, defense, perception, security policy, hemispheric security, regional and
national.

42 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 40-46


Coronel Piloto Santiago Almonte Batista, FARD, MA. - La seguridad y la defensa: Conceptualización, percepción y realidad

Desarrollo del tema

Existe una necesidad de conceptualizar los términos de se- tégico para los estados en este contexto es incierto, muy
guridad y defensa por la complejidad propia de estas sig- complejo y conflictivo.
nificaciones a la hora de vincularlo a la responsabilidad
que tiene el Estado y los ciudadanos, de dar respuesta a si- Siguiendo a (Covarrubias, 2011), refiriéndose al tema de
tuaciones que afectan la paz y la convivencia pacífica de la la seguridad establece: “La seguridad es una aspiración de
nación. En este escenario es oportuno definir los términos los ciudadanos y por tanto pasa a constituir una verdadera
de seguridad y defensa para tratar de alcanzar una idea del necesidad del estado”. En este sentido, “no hay nada más
ámbito de acción de cada uno de ellos. tangible que la falta de seguridad y/o de defensa, ya que
se percibe casi inmediatamente”.3 Señala también, que los
La Seguridad lo es todo y la misma abarca a la defensa, (Se- peligros y amenazas actuales afectan desde el Estado hasta
guridad = todo + Defensa).1 Porque al referirnos al con- el ciudadano individual y son hoy fenómenos de tiempos
cepto de “Seguridad”, estamos ante una situación que pue- de paz, o sea vivimos en un ambiente de “Paz relativa” par-
de alcanzar características global, hemisférica o regional, ticularmente en el Hemisferio Americano.
nacional, sectorial y hasta individual, lo que trataremos
más adelante. Por otra parte, en el precepto de la seguridad Es en este tenor, encontramos realidades como la de Méxi-
y por la realidad actual de nuestros días, nada está aislado, co, un conflicto entre dos carteles moviliza más de 100,000
un evento que sucede en cualquier parte del mundo nos personas y la violencia ha generado más de 25,000 muertos
puede perjudicar, ya sea en el plano económico, político, desde el 2006 hasta el 2010, unos 15,000 sólo en el 2010,
social o militar. En este orden, una situación apreciable es según datos publicados por El Atlas de Le Monde Diplo-
que hoy día las personas no se sienten seguras en ninguna matique del 2012, en su estudio sobre “Nuevas Potencias
parte del mundo. Emergentes”. Es evidente que nuestro hemisferio es la re-
gión más violenta del planeta, así los certifican los índice
Para (Pelizza, 2009):2 “Esta dificultad se acrecienta enor- estimados de homicidios con armas de fuego que coloca
memente en las contiendas que comprenden elementos a la región en un rango de 12,80 a 15,47 muertes violen-
étnicos y religiosos considerados de “Choque” entre ci- tas por cada cien mil habitantes, donde el rango promedio
vilizaciones”. Señala además, que este conflicto puede au- mundial oscila entre 2,27 al 3,14 su rango más alto.4
to-sostener la violencia en formas y zonas impensadas. Por
otra parte, el mundo vive la secuela que deja las activida- Como hemos visto, y retomando el tema en materia de se-
des del crimen organizado, por lo que el escenario estra- guridad tenemos una seguridad internacional, que dirige

3 - GARCÍA COVARRUBIAS, Jaime, “Las dificultades para conceptualizar la segu-


ridad y la defensa: Reflexiones desde la teoría”. Academia Nacional de Estudios
1 - Colegio Interamericano de Defensa, Washington DC. 2007. Políticos y Estratégicos, Chile, 2011.
2 - Licastro, Julian y Pelizza, Ana M. El destino de la Guerra. Apuntes desde 4 - Consejo de Defensa Suramericano, UNASUR. “Modernización de Ministerio
Washington. 1ra. Ed. Buenos Aires: Lumiere, 2009. de Defensa”. Ecuador, 2010.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 40-46 43


Coronel Piloto Santiago Almonte Batista, FARD, MA. - La seguridad y la defensa: Conceptualización, percepción y realidad

las Naciones Unidas, (ONU), su órgano rector es el Conse- encontramos con la seguridad individual, que no es más
jo de Seguridad, a nivel regional poseemos una seguridad que todas aquellas medidas adoptadas por un individuo
hemisférica, que dirige la Organización de Estados Ame- para su propia protección.
ricanos, (OEA), a través de la Comisión de Seguridad He-
misférica y la Junta Interamericana de Defensa, (JID) y de
manera muy particular y específica la Unión de Naciones
del Sur, (UNASUR), para los países suramericano, coordi-
nado por el Consejo de Defensa Suramericano (CDS), el
Sistema de Integración Centroamericano, (SICA), para los
países centroamericano y del Caribe, con la Conferencia
de las Fuerzas Armadas Centroamericanas (CFAC), de la
cual formamos parte, entre otros.
A lo interno del Estado contamos con una seguridad na-
FUENTE: GARCÍA COVARRUBIAS, Jaime, “Las dificultades para conceptualizar la
cional, que engloba varios tipos de seguridades que co- seguridad y la defensa: Reflexiones desde la teoría”. Academia Nacional de Estudios
rresponden a distintos sectores como son: Seguridad ciu- Políticos y Estratégicos, Chile, 2011.

dadana o seguridad pública (Sector de interior), seguridad


de su soberanía (Sector defensa), seguridad humana y Cabe señalar y de acuerdo a Covarrubias, sobre la dificul-
democrática como concepto integral más amplio, (Sec- tad que tiene el Estado de conceder seguridad óptima a
tor salud, educación, vivienda, justicia. medio ambiente, sus ciudadanos sin restringir libertades, y por otra parte,
agropecuario….), seguridad industrial y jurídica (Sector encontrarnos con la realidad de los ciudadanos de exigir
económico), entre otras. un máximo de seguridad con ejercicio amplio de liberta-
des, dos valores que se contraponen, a mayor autoridad
La política de defensa proporciona la seguridad del Esta- menor libertad y viceversa. Observa también, sobre las
do que es la seguridad de la nación, actúa en base a las condiciones que tiene toda sociedad de requerir y deman-
capacidades militares e involucra a los demás sectores del dar grados de seguridad que le permitan desenvolverse en
Estado. La política de seguridad de interior va dirigida a la un ambiente de paz y convivencia pacífica, lejos de todas
protección ciudadana y sus propiedades, es la más priori- amenazas, riesgos y desafíos.
taria desde el punto de vista de los ciudadanos, la misma
actúa bajo las capacidades de las fuerzas policiales. Por lo
que, “La integración y no la simple suma de estas seguri-
dades conformarían a la seguridad global o integral o en
una palabra a la Seguridad con mayúscula o bien seguri-
dad nacional”.5 Por último y no menos importante, nos

5 - COVARRUBIAS, Jaime, Loc. Cit.

44 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 40-46


Coronel Piloto Santiago Almonte Batista, FARD, MA. - La seguridad y la defensa: Conceptualización, percepción y realidad

En este orden y refiriéndose al contexto actual subraya el recomienda, es el manejo de las distintas percepciones por
referido autor, que la policía está siendo superada por la parte del Estado.
belicosidad y el calibre de las armas que está empleando el
crimen organizado, por lo que, algunos países [incluyen-
do el nuestro], utiliza sus Fuerzas Armadas en labores de
seguridad interna y otros intentan dotar a sus policías de
armas de mayor capacidad y poder. Por otra parte, recal-
ca sobre el crecimiento enorme que registra la seguridad
privada en nuestra región, las mismas han superado en ta-
maño y dimensión a muchas policías, estas estadísticas no En este orden, el Estado tendrá la obligación de medir la
son ajenas a nuestra realidad en la República Dominicana. seguridad/inseguridad real de los ciudadanos en aras de
calibrar la realidad y determinar la seguridad óptima, de
En este sentido es oportuno señalar que la seguridad está manera que, en esta circunstancia se ponen de manifiesto
ampliamente vinculada al desarrollo de los pueblos, no es las necesidades de seguridad reales de los ciudadanos, ver-
posible el desarrollo económico y social sin obtener grado sus los desafíos y limitaciones del Estado y en esta misma
de seguridad aceptable, especificamos “aceptable” en el en- línea estudiarse el horizonte del contexto estratégico para
tendido de la imposibilidad que tiene el Estado de ofrecer resolver el grado de seguridad externa.8
la seguridad en términos absolutos ya que ni las grandes
potencias son absolutamente seguras,6 esta realidad la po- Por otra parte, para explicar el uso del término “Seguri-
demos contactar frecuentemente. dad Integral”, el Almirante Sigfrido A. Pared Pérez. ARD.
(DEM). Ministro de Defensa establece: “lo hacemos para
También es importante destacar, la situación que presen- dejar incluidos en él a todos los actores y aspectos más re-
ta la seguridad entre la percepción y la realidad, una difi- levantes de la seguridad”. Estos actores que van desde el
cultad que incluso, puede llegar a ser opuesta, ya que por ámbito de una seguridad de alcance multidimensional y
un lado están las personas que tienen una determinada colectiva hasta vincularlo a la seguridad nacional de cada
percepción de seguridad motivada por sus vivencias, en Estado. Por otro lado, y de acuerdo con (Pared Pérez,
contra-posición de aquellos que tienen una percepción 2006): “El Estado es una perfección alcanzada por el hom-
diferente, también fijada por sus propias vivencias.7 Ejem- bre para organizarse en una asociación necesaria que brin-
plo de esto, es que no tendrán la misma percepción de se- de, ante todo, seguridad y bienestar, por lo que no se puede
guridad los individuos y sus parientes más cercanos que vivir fuera de él, mientras que si es posible abstenerse de
han sido víctima de violencia en relación a aquellos que hacerlo con otras asociaciones”.9
nunca han vivido esta dificultad, de modo que lo que se

8 - Ídem
6 - Ídem 9 - PARED PÉREZ, Sigfrido A. “Seguridad, Defensa e Identidad Nacional”. Prime-
7 - Ídem ra Edición. Santo Domingo. República Dominicana. 2006.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 40-46 45


Coronel Piloto Santiago Almonte Batista, FARD, MA. - La seguridad y la defensa: Conceptualización, percepción y realidad

Conclusiones

Se puede advertir que el término “Seguridad” es un con- los pueblos, es sorprendente, y nos llama poderosamente
cepto más amplio que puede adquirir diferentes tipos de la atención, que estos conceptos no son manejados ni es-
valoración, desde la óptica individual, nacional, regional o tudiados a profundidad por la comunidad científica y los
global, su principal peculiaridad es su condición de ser un ciudadanos en términos generales, salvo algunas excep-
factor de carácter integral, el mismo envuelve a todos los ciones. Necesitamos crear una cultura de defensa y seguri-
sectores incluyendo la defensa. Otro elemento importante dad en la República Dominicana, donde participen todos
a observar, es la relación que existe entre la percepción de los sectores de la sociedad con el objeto de conocer la di-
seguridad de los individuos versus la realidad, situación námica conceptual de estos elementos y sobre todo para
que debe ser definida objetivamente en el entendido de que juntos podamos construir verdaderas estrategias que
que la seguridad es una aspiración de los ciudadanos, y procuren dar respuestas y soluciones efectivas a la proble-
por tanto, es un interés vital del Estado garantizarla. mática planteada.
Finalmente, es oportuno destacar que siendo la seguridad
un componente crucial para la convivencia y desarrollo de

Referencias Bibliográficas

Atlas de Le Monde Diplomatique. (2007). Nuevas poten- teoría. Chile: Academia Nacional de Estudios Políticos y
cias emergentes 2012. En Conferencia sobre Seguridad y Estratégicos.
Defensa. Washington DC: Colegio Interamericano de De-
fensa (CID). Licastro, J. y A. M. Pelizza. (2009). El destino de la guerra.
Apuntes desde Washington. 1ra. Ed. Buenos Aires: Lumie-
Consejo de Defensa Suramericano, UNASUR. (2010). Mo- re.
dernización de Ministerio de Defensa. Ecuador.
Pared Pérez, S. A. (2006). Seguridad, Defensa e Identidad
García Covarrubias, J. (2011). Las dificultades para con- Nacional. Primera Edición. Santo Domingo. República
ceptualizar la seguridad y la defensa: Reflexiones desde la Dominicana: Comisionado de Apoyo a la Reforma y Mo-
dernización de la Justicia.

46 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 40-46


Reflexiones sobre la seguridad
y la defensa acional
REFLECTIONS ON NATIONAL SECURITY AND DEFENCE
Recibido: 26 / 08 / 2015 Aprobado: 10 / 11 / 2015

Periodista y Abogado, con maestría en Defensa y


Seguridad Nacional; especialidades en Relaciones
Internacionales, Derechos Humanos y Derecho In-
ternacional Humanitario y cursando un Ph.D en Se-
guridad Internacional. Egresada de la Academia Na-
cional de Estudios Políticos y Estratégicos de Chile
(ANEPE) y del Colegio Interamericano de Defensa,
en Washington, DC. Docente, jurado y asesora aca-
démica en el INSUDE. Está acreditada como Consul-
tora y Asesora en Seguridad.

Carolina Ramírez
Herrera
47
Carolina Ramírez - Reflexiones sobre la seguridad y la defensa nacional

RESUMEN

El nivel de vinculación de los ciudadanos en los asuntos relativos a la seguridad y la de-


fensa nacional, estará condicionado al grado de conciencia y sensibilización que estos
tengan sobre el hecho de que la seguridad es un bien común, al que las personas tienen
legítimo derecho de que les sea garantizado, pero que en igual medida, tienen respon-
sabilidad de participar en las acciones coordinadas desde el Estado para consecución.
En este artículo se invita a reflexionar sobre la importancia de la participación ciu-
dadana en la formulación e implementación de las políticas de seguridad y defensa
nacional de la República Dominicana.
Palabras Claves:
Seguridad nacional, seguridad ciudadana, democracia, participación ciudadana, nue-
vas amenazas, seguridad multidimensional.

ABSTRACT

The level of involvement of citizens in matters relating to security and national defense,
will be conditioned to the degree of consciousness and awareness that these have on
the fact that security is a common good that people have a legitimate right to they
would be guaranteed, but equally have a responsibility to participate in coordinated
action by the state to achieve.
This article is invited to reflect on the importance of citizen participation in the formu-
lation and implementation of national security policies and defense of the Dominican
Republic.
Keywords:
National security, public safety, democracy, citizen participation, new threats, multidi-
mensional security.

48 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 47-53


Carolina Ramírez - Reflexiones sobre la seguridad y la defensa nacional

Desarrollo del tema

La Constitución dominicana establece que “Es función La Seguridad, en sentido llano, puede entenderse como el
esencial del Estado, la protección efectiva de los derechos sentimiento de protección frente a carencias y peligros ex-
de la persona, el respeto de su dignidad y la obtención de ternos que afecten negativamente la calidad de vida. Sin
los medios que le permitan perfeccionarse de forma igua- embargo, para el Estado adquiere una dimensión muy
litaria, equitativa y progresiva, dentro de un marco de li- compleja, porque se sostiene con el ejercicio de diversas
bertad individual y de justicia social, compatibles con el políticas de seguridad pública (Ciudadana, Jurídica, Sani-
orden público, el bienestar general y los derechos de todos taria, Educativa, Laboral, Alimenticia, etc.) que afectan las
y todas.1 condiciones de la vida social, económica y cultural de las
personas.
En tal contexto, la Seguridad Nacional puede ser definida
como aquella situación en la cual el Estado tiene garanti- Hay tantos tipos de seguridad, como actividades pueda
zada su existencia, la integridad de su patrimonio, sus in- realizar el ser humano. Particularmente, cabe destacar la
tereses nacionales, así como su soberanía e independencia; Seguridad Pública, (también llamada -seguridad interior)
entendida ésta como la facultad de actuar con plena auto- la cual es totalmente perceptiva, como también es el caso
nomía en el campo interno y libre de toda subordinación de la seguridad internacional. A diferencia de esta última,
en el campo externo. en la seguridad pública es el ciudadano quien percibe la
amenaza; y su protección se realiza dentro del régimen de
Mientras que la Defensa Nacional, solo comprende el con- monopolio de la violencia. Internamente, el Estado deten-
junto de previsiones y acciones que permanentemente ta ese monopolio legítimo, constituido por las fuerzas de
adopta o coordina el gobierno para garantizar la super- seguridad pública y de justicia.
vivencia y permanencia del Estado, incluyendo su inte-
gridad, unidad y autodeterminación, posibilitando que el En el caso de la Seguridad Ciudadana, se refiere exclusi-
proceso de desarrollo se realice en las mejores condicio- vamente a la garantía de la integridad personal, objetiva
nes; es decir, que permita al Estado alcanzar y mantener y subjetiva de todos y cada uno de los ciudadanos, asegu-
los Objetivos Nacionales, pese a los antagonismos o pre- rándole estar libre de violencia o amenaza de violencia o
siones, tanto en el campo externo como en el interno.2 despojo intencional de sus pertenencias.3

1 - Constitución de la República Dominicana, proclamada el 26 de enero, Gace-


ta Oficial No. 10561
2 - UASF. Ver Separata: La defensa nacional y el desarrollo. Defensa Nacional.
Universidad Autónoma de San Francisco. Consultada en http://www.uasf.edu. 3 - Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). VI Cumbre de Las
pe/includes/archivos_pre/20151/44480.docx Américas, págs. 2-3, 2011

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 47-53 49


Carolina Ramírez - Reflexiones sobre la seguridad y la defensa nacional

Es una situación institucional y social en la cual las perso- de armas, la trata de personas, los delitos de alta tecnología
nas pueden gozar plenamente y ejercer integralmente sus y las conexiones entre ellos.5
libertades y derechos. Pero ésta solo puede darse a partir
de la plena vigencia del Estado Democrático de Derecho, También han sido considerados como componentes de
para garantizar el desarrollo integral de las personas, me- estas nuevas amenazas: La pobreza extrema, los bajos ni-
diante la preservación de su integridad física y la de sus veles educativos y la exclusión social de amplios sectores
bienes y propiedades. de la población, que también afectan la estabilidad y la de-
mocracia; el deterioro del medio ambiente, los desastres
MULTIDIMENSIONALIDAD DE LA SEGURIDAD naturales y los de origen humano; el VIH/SIDA y otras
enfermedades.
Antes y durante el período que se conoce como la gue-
rra fría, para la mayoría de los países latinoamericanos, Este nuevo enfoque multidimensional de la seguridad
la principal amenaza a la seguridad nacional, tradicional- implica además, un abordaje diferente, que permita ga-
mente estaba enmarcada en el contexto de las controver- rantizar el Estado Democrático de Derecho, mediante el
sias territoriales y agresiones militares externas entre dos imperio de la ley y la institucionalidad, esto coadyuvado
o más Estados. En algunos casos, también se incluyó a la con una participación ciudadana activa, que se involucra
subversión armada de carácter comunista, maoísta, leni- en la búsqueda de soluciones, pero que además, fiscaliza
nista e incluso, con ideas separatistas, dentro del territorio, el desempeño de sus autoridades en los asuntos de interés
como una amenaza a la seguridad nacional”.4 común.6
Sin embargo, ese “enemigo” al que en el pasado se enfrenta- De ahí que la democracia haya sido considerada por algu-
ban las fuerzas de defensa y de seguridad ha ido mutando; nos expertos como elemento clave de la seguridad.7 Esta
y de ser una amenaza tradicional, de la que se suponía de forma de organización social en la cual, mediante meca-
dónde venía y hacia dónde iba, ha pasado a convertirse en nismos de participación directa e indirecta, la comunidad
un enemigo poderoso, silente, poco visible y plural, trans- decide el rumbo de la convivencia entre sus miembros y la
formándose en una grave preocupación para los Estados. consecución de sus objetivos comunes.
En tal sentido, los Estados miembros de la Organización
de Estados Americanos, OEA, han reconocido, a partir del
2003, que a estas amenazas tradicionales se han agregado 5 - Organización de los Estados Americanos, OEA. Declaración Sobre Segu-
nuevas amenazas, preocupaciones y otros desafíos de na- ridad en las Américas, (Aprobada en la tercera sesión plenaria, celebrada en
turaleza diversa, entre los que destacan: El terrorismo, la México, el 28 de octubre de 2003, Consultada en http://www.oas.org/es/ssm/
CE00339S03.pdf
delincuencia organizada transnacional, el problema de las 6 - Política de Defensa y Seguridad Democrática. Ministerio de Defensa Na-
drogas, la corrupción, el lavado de activos, el tráfico ilícito cional. República de Colombia. 2003. Consultado en http://www.oas.org/csh/
spanish/documentos/Colombia.pdf
7 - García, Valerio. Más Democracia: Solución al Problema de la Inseguridad.
Consultada en http://carolinaramirezherrera.blogspot.com/p/tintero-invitado.
4 - Acosta, Andrés. Diálogo. “El asunto de las nuevas amenazas” 2011 html

50 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 47-53


Carolina Ramírez - Reflexiones sobre la seguridad y la defensa nacional

Una adecuada política de seguridad, facilita ese proceso hasta la eficientización de algunos servicios comunitarios
de integración entre los valores democráticos de partici- indispensables para garantizar la estabilidad y la paz so-
pación y convivencia social, vinculados a un enfoque mul- cial, en áreas vulnerables del Distrito Nacional y algunas
tidimensional de la seguridad y la defensa, que permite la de las principales provincias del país, de los cuales el más
comprensión necesaria para el abordaje colectivo a la pro- destacado fue el programa “Barrio Seguro”.9
blemática de la seguridad. No vista desde los indicadores
de inseguridad, sino más bien desde las causas y factores “El Plan de Seguridad Democrática se enfocó en la multi-
que la generan. causalidad de la violencia y de la delincuencia, partiendo
de la premisa, de que para combatirla eficientemente, se re-
La política de seguridad democrática, surge a partir de la quiere de la ejecución de programas integrales orientados a
necesidad del Estado de fortalecer la presencia y las acti- la Estrategia Nacional de Desarrollo, Económico y Social”.
vidades de los órganos de seguridad estatales en todo el (Almeyda, 2010)
territorio nacional. Colombia y otros países de la región
han logrado exitosos resultados de su implementación.8 En marzo de 2013, el gobierno decidió relanzar la pro-
puesta, por lo que esta vez, el proyecto fue denominado
“Plan Integral de Seguridad Ciudadana”, incluyendo entre
otros, su programa cumbre, ahora con el nombre “Vivir
SEGURIDAD CIUDADANA Tranquilo”, a implementarse inicialmente en la capital y
En julio de 2006, el gobierno dominicano anunció una se- cuatro provincias, donde habita el 53% de la población y
rie de medidas a implementar, con la finalidad de enfren- se registra el 64% de los delitos y crímenes del país.10
tar de forma más efectiva la delincuencia y el narcotráfico,
entre ellas, la aplicación en territorio nacional de un Plan
de Seguridad Democrática, sin embargo en el caso domi- CONCLUSIONES
nicano, a diferencia de Colombia, el alcance del plan se
limitaba a abordar exclusivamente asuntos atinentes a la La seguridad es un asunto multidimensional y sumamente
seguridad ciudadana. complejo, que no debe ser abordado con planes perento-
rios, sino con una política pública de largo plazo, de carác-
El Plan de Seguridad Democrática consistió fundamental- ter estructural, que trascienda lo puramente coyuntural, la
mente en el desarrollo de 16 programas que procuraban cual debe ser resultado de un arduo proceso de discusión
el bienestar social, los cuales abarcaban desde el fortale- y reflexión entre la autoridad pública y los ciudadanos,
cimiento de la institucionalidad de la Policía Nacional, que ya desde el enfoque de seguridad democrática, estos
9 - Plan Seguridad Democrática: Experiencias Exitosas y Lecciones Aprendidas.
8 - La política de Seguridad Democrática surge en Colombia, es una política Reunión de Expertos en Seguridad Pública, Preparatoria de la MISPA III, Santia-
gubernamental del ex-Presidente Álvaro Uribe Vélez que propone un papel más go de Chile, 18 y 19 Noviembre, 2010
activo de la sociedad colombiana dentro la lucha del Estado y de sus órganos de 10 - Rosado, Valentín. Formulación de una Propuesta para la Elaboración de
seguridad frente a la amenaza de grupos insurgentes y otros grupos armados un Libro Blanco de Seguridad Ciudadana en la República Dominicana. Tesis de
ilegales. Grado Maestría en Defensa y Seguridad Nacional. 2013

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 47-53 51


Carolina Ramírez - Reflexiones sobre la seguridad y la defensa nacional

no son simples receptores, sino corresponsables en el de- y la defensa nacional son un “Bien Público” el cual es res-
sarrollo, preservación y enriquecimiento de esa seguridad, ponsabilidad primaria del Estado, pero también compete
entendida y asumida como un bien público. a las autoridades locales y a la sociedad civil,12 cuya par-
ticipación es indispensable para que cualquier estrategia o
Parte de esa cultura de seguridad y defensa pendiente de política de seguridad nacional funcione.
promover en los ciudadanos dominicanos, debe concien-
tizarles sobre el hecho de que, si bien es cierto que toda
persona tiene derecho a la protección por parte del Es-
tado a través de los órganos de seguridad pública, frente
a situaciones que constituyan amenaza, vulnerabilidad o
riesgo a su desarrollo integral, al disfrute de sus derechos
y el cumplimiento de sus deberes;11 también la seguridad

11 - PNUD. Informe Regional de Desarrollo Humano 2013-2014 Seguridad Ciu-


dadana con rostro humano: diagnóstico y propuestas para América Latina. Con- 12 - PNUD (2011) Conectando las Américas: Socios para la Prosperidad - Segu-
sultado en http://www.latinamerica.undp.org/content/dam/rblac/img/IDH/ ridad Ciudadana y Criminalidad Transnacional Organizada. Documento técnico
IDH-AL%20Informe%20completo.pdf elaborado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) a soli-
citud del gobierno de Colombia, país organizador y sede de la VI Cumbre de las
Américas. Págs. 2-3

Referencias Bibliográficas

Acosta, A. (2011). Diálogo. El asunto de las nuevas amena- Organización de los Estados Americanos, OEA. (28 de
zas. República Dominicana. octubre 2003). Declaración sobre seguridad en las Amé-
ricas, (Aprobada en la tercera sesión plenaria, celebrada
República Dominicana. Constitución de la República Do- en México, Consultada en http://www.oas.org/es/ssm/
minicana proclamada el 26 de enero, Gaceta Oficial No. CE00339S03.pdf
10561
República de Colombia. Ministerio de Defensa. (2003).
García Reyes, V. Más democracia: Solución al problema de Política de Defensa y seguridad democrática. Consultado
la inseguridad. Consultada en http://carolinaramirezhe- en http://www.oas.org/csh/spanish/documentos/Colom-
rrera.blogspot.com/p/tintero-invitado.html. bia.pdf.

52 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 47-53


Carolina Ramírez - Reflexiones sobre la seguridad y la defensa nacional

Plan Seguridad Democrática: Experiencias exitosas y lec- latinamerica.undp.org/content/dam/rblac/img/IDH/


ciones aprendidas (Noviembre 18 y 19, 2010). Reunión de IDH-AL%20Informe%20completo.pdf
Expertos en Seguridad Pública, Preparatoria de la MISPA
III. Santiago de Chile. Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).
(2011). VI Cumbre de Las Américas, págs. 2-3.
PNUD. (2011). Conectando las Américas: Socios para la
prosperidad - seguridad ciudadana y criminalidad trans- Rosado, V. (2013). Formulación de una propuesta para la
nacional organizada. Documento técnico elaborado por el elaboración de un Libro Blanco de seguridad ciudadana en
Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) la República Dominicana. Santo Domingo: Instituto Su-
a solicitud del gobierno de Colombia, país organizador y perior para la Defensa “Juan Pablo Duarte y Díez” (IN-
sede de la VI Cumbre de las Américas. Págs. 2-3 SUDE). (Tesis de Grado Maestría en Defensa y Seguridad
Nacional).
PNUD. Informe regional de desarrollo humano 2013-2014:
Seguridad ciudadana con rostro humano: diagnóstico y pro- UASF. Ver Separata: La defensa nacional y el desarrollo:
puestas para América Latina. Consultado en http://www. Defensa nacional. Universidad Autónoma de San Francis-
co. Consultada en http://www.uasf.edu.pe/includes/archi-
vos_pre/20151/44480.docx .

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 47-53 53


SECCIÓN No. 2:
Visión de la Seguridad Internacional

América Latina: Desafíos para


la Integración en Seguridad y
Defensa*
LATIN AMERICA: CHALLENGES FOR DEFENSE AND SE-
CURITY INTEGRATION
Recibido: 15 / 09 / 2015 Aprobado: 18 / 11 / 2015

Licenciada en Ciencia Política, Universidad Diego


Portales (Chile). Aprobada con distinción. Cientista
política, Universidad Diego Portales (Chile). Apro-
bada con distinción. Diplomado de Honores en Pen-
samiento Contemporáneo, Instituto de Humanidad
(IDH), Universidad Diego Portales (Chile). Aprobada
con distinción. Actualmente se desempeña como
analista internacional en el Centro de Estudios e In-
vestigaciones Militares del Ejército de Chile, CESIM
(www.cesim.cl).

Daniela Briones Riveros

* - Publicada en la Revista del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE), en su


número 53/2013 de fecha 11 junio de 2013, información encontrada en: http://www.ieee.
es/Galerias/fichero/docs_opinion/2013/DIEEEO532013_Desafio Seguridad_DanielaBrio-
nes.pdf. Se autoriza al INSUDE su reedición por parte del IEEE en fecha: 17 de septiembre
del 2015.

55
Daniela Briones Riveros - América Latina: desafíos para la integración en seguridad y defensa

RESUMEN

Si bien actualmente en América Latina se privilegia la cooperación y el consenso


para enfrentar las nuevas amenazas a la seguridad, a largo plazo aún resta im-
plementar medidas comunes efectivas. En este sentido, el objetivo de este docu-
mento es entregar una visión general de los desafíos en seguridad y defensa que
enfrentan las instancias de integración en Latinoamérica.
Palabras claves:
América Latina, Estados Unidos, defensa, Fuerzas Armadas, integración, segu-
ridad, UNASUR.

ABSTRACT

Even though nowadays in Latin America the cooperation and the consensus is
favoured to face the new threats to the safety, in the long term still remains to
implement common effective measures. In this regard, the purpose of this article
is to provide an overview of the challenges in the field of security and defence
that are faced by regional integration organisms in Latin America.
Keywords:
Latin America, United States, defense, military, integration, security, UNASUR.

56 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 55-69


Daniela Briones Riveros - América Latina: desafíos para la integración en seguridad y defensa

Introducción Los países de América Latina, tras el fin de la Guerra Fría, han enfocado sus
esfuerzos en potenciar relaciones eminentemente cooperativas en diversos
ámbitos. En un contexto que privilegia la solución pacífica de los conflictos y
que tiende a la integración, la opción por la construcción de un régimen regional
de seguridad se ha extendido cada vez más. Esto significa que las relaciones en
seguridad y defensa se han reorientado «desde un eje basado exclusivamente
en una estrategia disuasión (y defensa, según el caso), hacia otro en el cual los
componentes disuasivos –que suponen conflictividad– se deben ir ajustando
gradualmente a niveles coherentes con el incremento de la cooperatividad».1

Pese a lo anterior, aún quedan desafíos pendientes en Latinoamérica para


lograr una verdadera integración en la materia, pues en general hasta ahora
dichas iniciativas se han mantenido en el plano bilateral y no se han concretado
espacios multilaterales que se hagan cargo de forma efectiva de las problemáticas
comunes que afectan a la región, limitando la posibilidad del uso de la fuerza
para resolver los conflictos y propendiendo al fortalecimiento de los valores
democráticos desde una perspectiva que privilegie la protección de los derechos
humanos.

El período de transición a la democracia vivido entre las décadas de los 80 y


90 implicó que Latinoamérica reconfigurara sus prioridades bajo un prisma
diferente, que destaca la importancia de «las dimensiones económicas
(procesos de integración) y político-societales (sistema político democrático)»2
en la región, así como de las nuevas problemáticas que podrían significar una
amenaza a la seguridad de las naciones y de los nuevos actores que se hacen
partícipes en los temas de seguridad, tales como organizaciones de la sociedad
civil y las fuerzas armadas.

1 - ROBLEDO Hoecker, Marcos y ROJAS Aravena, Francisco. «Construyendo un régimen cooperativo de


seguridad en el Cono Sur. Elementos conceptuales, políticos y estratégicos». En Fasoc, año 17, No.1– No.2,
enero–junio 2002, pp. 5-31.
2 Ibíd., pp. 4.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 55-69 57


Daniela Briones Riveros - América Latina: desafíos para la integración en seguridad y defensa

América Latina se encuentra en un período de ajuste en lo referido al modo


en que se entiende la seguridad en la región como un asunto común –pues las
problemáticas en este ámbito no afectan en igual grado a todos los países y las
prioridades de cada Estado son disímiles– y a cómo plasmar dicha visión en un
mecanismo que posibilite la integración en el ámbito de seguridad y defensa.

En este orden de ideas, el objetivo de este documento es entregar una visión


general de los desafíos en materia de integración, específicamente en seguridad
y defensa, que enfrentan América Latina en la actualidad, poniendo especial
énfasis en las implicancias de la transformación que ha tenido el concepto
de seguridad desde su acepción tradicional a la noción multidimensional y a la
dimensión cooperativa de la misma.

58 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 55-69


Daniela Briones Riveros - América Latina: desafíos para la integración en seguridad y defensa

Guerra Fría y la influencia de Estados Unidos en


la integración Latinoamericana

En el contexto del panorama de bipolaridad extrema y lu- En este marco de gran conflictividad y polarización, las
cha ideológica por la hegemonía mundial que significó la iniciativas de seguridad y defensa se entroncaban en tér-
Guerra Fría, América Latina fue escenario de una serie de minos de seguridad tradicional, «que responde fundamen-
importantes cambios que, entre otros factores, contribu- talmente a la dinámica de los conflictos interestatales».3 En
yeron a reconfigurar los requerimientos en términos de este sentido, se equiparó el concepto de seguridad nacio-
seguridad y defensa en la región. nal al de seguridad internacional, puesto que la seguridad
se consideraba terreno casi exclusivo de «la intervención
Desde el período de la Independencia –y a pesar de la exis- de estamentos militares, policiales [y] judiciales»4 y se es-
tencia de diversas instancias que demuestran la preocu- tructuraba en torno a preceptos clásicos de amenaza in-
pación por los asuntos de seguridad y defensa a nivel re- terna y externa, o de la llamada lógica «amigo/enemigo».
gional1 –, la relación entre las naciones Latinoamericanas,
como una zona heterogénea constituida por países dife- En Latinoamérica, esta noción se materializó en una olea-
renciados, estuvo marcada por la desconfianza y la falta de da de regímenes autoritarios que, entre otros elementos,
determinaciones comunes. La consecuente inestabilidad y buscaban erradicar la influencia soviética que representa-
falta de cohesión en estos términos hicieron que Sudamé- ba el comunismo. A raíz de su situación política interna,
rica no fuese considerada un actor de importancia en el la posición de la región frente al sistema internacional no
escenario internacional. cambió y siguió siendo considerado un actor de segun-
da categoría: el «patio trasero» de EE.UU. En este sentido,
Durante este período histórico, la posición de la región desde América Latina el sistema internacional se percibía
frente al mundo no había cambiado demasiado y como primordialmente unipolar, pues la influencia de Estados
un área en la periferia del conflicto, sus definiciones en Unidos era fundamental en las determinaciones concer-
términos de seguridad remitían a los intereses de Estados nientes a la seguridad y defensa.5
Unidos.2
Tanto durante la Guerra Fría como en la actualidad, Esta-
dos Unidos ha sido un actor siempre presente, pues forma
parte de «cualquier proceso de integración y cooperación
1 - GRIFFITHS, John. «Procesos de integración regional en defensa: ¿Consejo
Sudamericano de Defensa –UNASUR– Un nuevo intento?». En Revista Globaliza- 3 - GARAY, Cristián y MILET, Paz. 2009. «La política exterior y la política de defen-
ción, Competitividad y Gobernabilidad, GCG Georgetown University, Vol. 3, No. sa en la región latinoamericana». En Escenarios Actuales, año 14, agosto 2009,
1, 2009 y ARANCIBIA, Fernando. «La Seguridad Hemisférica en la Década de los p. 7.
Noventa». En Política y Estrategia, No. 53, 1990. 4 - RIVERA, Fredy. «Seguridad multidimensional en América Latina». En Seguri-
2 - Con el objetivo de consolidar su presencia en sus áreas de influencia, tanto dad Multidimensional en América Latina, FLACSO Ecuador, 2008, p. 11.
la Unión Soviética como Estados Unidos pusieron en marcha diversos mecanis- 5- CENTRO DE ESTUDIOS E INVESTIGACIONES MILITARES (CESIM). Informe Pre-
mos de seguridad. En el continente americano fue el Tratado Interamericano de liminar, Parte I: «Cooperación regional y defensa nacional. Una visión prospec-
Asistencia Recíproca (TIAR) firmado en 1947, el acuerdo que cumplió dicho rol. tiva al año 2010», Chile, 2000.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 55-69 59


Daniela Briones Riveros - América Latina: desafíos para la integración en seguridad y defensa

regional, si sus intereses están de por medio».6 No obstan- esto significa una modificación en la forma en que EE.UU.
te, luego de la caída del Muro de Berlín se supuso que el ve la región, pues si bien durante la Guerra Fría la relación
sistema internacional se continuaría configurando uni- era de tutelaje, en la actualidad ésta se definiría a partir de
polarmente en torno a los valores y los intereses estadou- la igualdad o, más bien, a partir de la calidad de socios.9
nidenses como gran potencia mundial, sin embargo, en
América Latina surgieron una serie de matices valóricos y Desde esta perspectiva, para que América Latina sea capaz
políticos importantes, que no necesariamente se alineaban de encumbrarse como un actor relevante a nivel interna-
con los valores propiciados por Norteamérica.7 cional en dicho ámbito, ha de institucionalizar adecuada-
mente una instancia regional que tenga como objetivo el
«La crisis político-económica de Estados Unidos ha propiciar la paz, la seguridad y los sistemas democráticos,
llevado a algunos a plantear la posibilidad de que el así como también debe enfrentarse a aquellos factores que
mundo queda sin un líder que propicie y univer- desestabilizan a la región, tales como la delincuencia or-
salice los principios de la sociedad occidental. Efec- ganizada, la pobreza, la exclusión social y los riesgos a la
tivamente el orden internacional, donde esta nación salud de las personas, adoptando un enfoque cooperativo.
era el actor principal, con una alta voluntad y ca-
pacidad para intervenir, ha entrado en una etapa
de reordenamiento, donde la posibilidad de que INTEGRACIÓN EN SEGURIDAD Y DEFENSA
surjan liderazgos y alineaciones político-estratégicas EN AMÉRICA LATINA: DEFINICIONES
diferentes, será una realidad».8 CONCEPTUALES Y LA PARTICIPACIÓN DE
Con todo, es esperable que Estados Unidos mantenga su NUEVOS ACTORES
lugar como referente mundial en materia de seguridad y A partir de la década de los 90, entre otros aspectos, se
defensa, pero en Latinoamérica ya no tendría la misma reflotó el cuestionamiento por el concepto de seguridad,
influencia que en el pasado pues el foco de la política ex- pues ya no era equiparable la seguridad nacional con
terior estadounidense está más centrado en la situación la internacional. Esto significó un cambio relevante, pues
interna del país, en Medio Oriente y en Asia. surgió la necesidad de redefinir las políticas en la materia:
Esto, en cierto sentido, implica un cambio en la manera la seguridad se transformó en un asunto más complejo,
en que EE.UU. participa en el sistema internacional, y ha que debía abarcar problemáticas que no son de orden es-
propiciado el surgimiento de nuevos espacios para la par- trictamente estratégico y que significan una amenaza para
ticipación de actores que en el pasado estaban a la sombra la estabilidad de las naciones.
de los dictámenes norteamericanos. Para América Latina El debate que se ha generado en relación a la seguridad,
entre otros elementos, ha evidenciado que, más allá de
6 - Ibíd., p. 12.
7 - CHEYRE, Juan Emilio. «La debilidad de Estados Unidos y el cambio de esce- 9 - MORA, Frank y ZIMMERMAN, Nicholas. «Los siete mitos más destacados
nario para occidente». En Atenea, No. 33, 2012. de la política de defensa hacia las Américas». En Military Review, enero-febrero
8 - Ibíd., p. 37. 2011, pp. 75-85.

60 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 55-69


Daniela Briones Riveros - América Latina: desafíos para la integración en seguridad y defensa

cómo ésta se conciba, las decisiones en la materia «no pue- de la Guerra y la Paz (1945) y en el Tratado de Asisten-
den ser resueltas de forma abstracta. Es el poder político cia Recíproca (TIAR, 1947). Ambos se estructuraron bajo
el que en definitiva determina la orientación y significado la acepción colectiva de la seguridad, que presupone «un
de la seguridad».10 compromiso por parte de los Estados a respetar y actuar
[de manera colectiva] frente a las amenazas cuando ello se
En este orden de ideas, es posible afirmar que Sudamérica disponga según lo acordado entre los miembros».13
se encuentra en un período de transición,11 que conjuga la
intención de consolidar un sistema de integración regional No obstante, a partir de los ’90, el modelo de seguridad
en defensa con la existencia de una amplia serie de insti- hemisférico que se sustentaba en la idea de seguridad co-
tuciones, enfoques e intereses más o menos diferenciados. lectiva ya no respondía a la realidad interna de los países
En este sentido, resulta pertinente referirse a cómo se ha latinoamericanos, que en esa época se encontraban en un
entendido y cómo ha evolucionado el concepto de seguri- período de redemocratización y de apertura al mundo,
dad en la región. tanto a nivel de intercambios económicos como de polí-
tica exterior. Esto dio paso a la noción cooperativa de la
En América Latina, la seguridad ha tendido, seguridad como eje para el nuevo modelo de seguridad en
Por lo menos coyunturalmente, a privilegiar la vul- América.
nerabilidad económica de la región (especialmente «La seguridad cooperativa hemisférica podría defi-
luego de haber perdido su capacidad de negociación nirse como un sistema de interacciones interestatales
en el marco de la confrontación estratégica bipolar) que, coordinando políticas gubernamentales, previe-
y las amenazas consecuentes encarnadas en la diná- ne y contiene las amenazas a los intereses nacionales
mica de la economía política internacional; así como y evita que las percepciones que de estas tienen los
la inestabilidad política derivada de las presiones so- diversos Estados se transformen en tensiones, crisis o
ciales y políticas domésticas y del desentendimiento abiertas confrontaciones.
de los actores extraregionales12
Esta visión de la seguridad hemisférica no debería
La influencia de Estados Unidos en las definiciones de se- ser contradictoria con las políticas de defensa nacio-
guridad en Sudamérica se materializó, durante la Guerra nal de los diversos estados de la región, ni por los
Fría, en la Conferencia Interamericana sobre Problemas acuerdos de paz globales y regionales existentes y en
los cuales participan los países del hemisferio. Por el
10 - LABORIE Iglesias, Mario. Documento Marco 05/2011. La evolución del
concepto de seguridad, 2011. En http://www.ieee.es.
11 - Red de Seguridad y Defensa de América Latina (RESDAL). VI Conferencia de
Ministros de Defensa de las Américas. Líneas temáticas y perspectiva del deba-
te, 2004. En http://www.resdal.org.
12 - SERBIN, Andrés. «Nuevas tendencias en la seguridad internacional en la 13 - CORTES, María Julieta y ROJO, Patricia. «La seguridad hemisférica en la
Cuenca del Caribe». En La seguridad internacional en América Latina y el Caribe. post-guerra fría. Apuntes para su análisis». Ponencia preparada para el V En-
El debate contemporáneo. Instituto de Estudios Diplomáticos Matías Romero, cuentro Nacional de Estudios Estratégicos, Buenos Aires, octubre 2002. En
1995, pp. 107. http://www.resdal.org.ar/d00001cb.htm.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 55-69 61


Daniela Briones Riveros - América Latina: desafíos para la integración en seguridad y defensa

contrario, estos conjuntos de políticas deben refor- de destrucción masiva, y en materia de armas químicas y
zarse recíprocamente».14 bacteriológicas».16
La seguridad cooperativa concibe que las problemáticas Ese mismo año se creó la Comisión de Seguridad Hemis-
que actualmente aquejan a los Estados no puedan con- férica, que es un organismo político que tiene por objetivo
frontarse aisladamente. «Este concepto promueve la idea canalizar los acuerdos de seguridad en la región america-
de que es preciso “construir” la confianza no sólo entre Es- na. En el año 1995 se le otorgó a la Comisión el carácter
tados, sino también con otros actores no estatales a través de comité permanente de la OEA, y se le asignaron nue-
de la discusión, la negociación, la cooperación y el com- vas tareas: impulsar la educación para la paz, la transpa-
promiso».15 rencia, la cooperación, entre otros.
Para ello considera la inclusión de diversos actores en la Por su parte, la Reunión de Ministros de Defensa de las
discusión al respecto, más aún, establece que cualquier Américas surge como una iniciativa de Estados Unidos
resolución a largo plazo debe considerar la participación para ampliar la cooperación en seguridad.17 La primera
de la sociedad civil, las fuerzas armadas, la diplomacia, el se llevó a cabo en 1995 en Williamsburg, y en ella se
ámbito político, entre otros. sentaron las bases para la política americana de segu-
ridad, que se fueron ampliando y precisando a lo largo de
Como propuesta de seguridad hemisférica para la pre- las subsiguientes Reuniones realizadas periódicamente en
vención de conflictos, la idea de seguridad cooperativa ha distintos países de la región.
alcanzado un alto grado de reconocimiento en la región,
sobretodo en el marco de la Organización de Estados Dicho asunto también se discutió a nivel presidencial en
Americanos (OEA) y de las Reuniones Ministeriales. las Cumbres de las Américas, en estas
En el año 1991, en Santiago de Chile, se celebró la primera «Se hizo referencia al tema de la seguridad en el con-
Asamblea General de la Organización de Estados Ameri- tinente estableciéndose una serie de tareas específicas
canos (OEA). En dicha oportunidad, los miembros de la a ser cumplidas por los países de la región, donde la
OEA firmaron el Compromiso de Santiago y se obligaron OEA y la Comisión de Seguridad Hemisférica al-
a respetar y defender la democracia y los derechos huma- canzan un protagonismo importante ya que debe-
nos, y a promover el desarrollo económico. «A partir de rán organizar y convocar una Conferencia Especial
aquí, se fueron generando numerosos esfuerzos multila- sobre Seguridad que permita evaluar las tendencias
terales […] los cuales concentraron su interés en temas de provenientes de las subregiones como diseñar meca-
paz y seguridad, en medidas de incremento de la confian- nismos apropiados para cada tipo de conflicto».18
za, en materia de no proliferación y proscripción de armas

14 - VARAS, Augusto. La seguridad hemisférica cooperativa de post-guerra 16 - CORTES, María Julieta y ROJO, Patricia. Ibíd.
fría», 1994. 17 Ibíd.
15 - LABORIE, Iglesias, Mario. Op. cit. 18 Ibíd.

62 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 55-69


Daniela Briones Riveros - América Latina: desafíos para la integración en seguridad y defensa

La defensa de la democracia, la paulatina superación • La delincuencia organizada transnacional, el terroris-


de los conflictos clásicos y la canalización de los mismos mo, las drogas, la corrupción, el lavado de activos, el
en medios pacíficos, el diálogo entre los países y el acerca- tráfico ilícito de armas.
miento del sector castrense al civil luego de los regímenes
• La pobreza extrema y la exclusión social, pues amena-
autoritarios vividos en América del Sur, contribuyen a que
zan la estabilidad, la democracia y la cohesión social.
en el presente ésta pueda definirse en términos generales
como una zona que va avanzando firmemente hacia la • Los desastres de origen natural y humano, los riesgos
consolidación de la paz. a la salud y al medioambiente. La trata de personas.

Los mentados factores, sumados a los efectos de la glo- • Los ataques a la seguridad cibernética.
balización y a la creciente porosidad de las fronteras, que
• La posibilidad de que surjan daños en el transpor-
permite tanto el intercambio pacífico y legítimo entre los
te marítimo de materiales peligrosos.
países como las actividades ilícitas, ha llevado a que se en-
foque la seguridad no sólo como un asunto que requiere • La posibilidad de acceso, posesión y uso de armas de
de la cooperación para ser sobrellevado, sino que también destrucción masiva a manos de terroristas.
como un tema multidimensional.
Estos fenómenos se caracterizan por estar muy relacio-
Para incorporar este asunto en el debate sobre seguridad nados entre sí y ser eminentemente transnacionales, pues
hemisférica, en la Conferencia Especial sobre Seguridad incumben en mayor o menor medida a todos los países, y
que se llevó a cabo en México en el año 2003, se propuso se caracterizan por traspasar las fronteras, lo que hace es-
que: pecialmente necesario que los sistemas de integración y de
cooperación de América Latina, en este caso, se afiancen.
«Nuestra nueva concepción de la seguridad en el He-
misferio es de alcance multidimensional, incluye las La condición multidimensional de la seguridad incluye
amenazas tradicionales y las nuevas amenazas, pre- en una misma definición a las amenazas tradicionales y a
ocupaciones y otros desafíos a la seguridad de los las nuevas problemáticas que afectan, en este caso, a Suda-
Estados del Hemisferio, incorpora las prioridades de mérica. Vale decir, las amenazas que enfrenta la seguridad
cada Estado, contribuye a la consolidación de la paz, multidimensional no son amenazas que afectan exclusi-
vamente al Estado (seguridad nacional), al individuo (se-
al desarrollo integral y a la justicia social, y se basa
guridad humana) o al escenario internacional (seguridad
en valores democráticos, el respeto, la promoción y
internacional),19 sino que es una noción que conjuga una
defensa de los derechos humanos, la solidaridad, la
amplia variedad de dimensiones en las que se podría ver
cooperación y el respeto a la soberanía nacional».
19 - GRIFFITHS, John. «Seguridad hemisférica en América Latina. Alcances y
Este concepto distingue las siguientes amenazas a la segu- proposiciones». En CENTRO DE ESTUDIOS E INVESTIGACIONES MILITARES (CE-
ridad: SIM), Escenarios Actuales: Evolución en 15 años, Santiago de Chile, 2012, pp.
97- 109.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 55-69 63


Daniela Briones Riveros - América Latina: desafíos para la integración en seguridad y defensa

afectada la seguridad y que, así entendida, se adapta a las líder regional que posee voluntad política y poten-
mentadas realidades e intereses diferenciados que existen cialmente toda la capacidad para consolidar y arti-
en América Latina. cular una nueva relación de este espacio geográfico
en el concierto internacional».20
Latinoamérica enfrenta una etapa de transformaciones en
este ámbito, que se relacionan con el intento de reformular En la actualidad los países de América Latina buscan, de
el sistema de cooperación y de integración en la materia, diversos modos, mejorar sus niveles de gobernabilidad y
con el fin de enfrentar de manera coordinada las proble- de institucionalidad, bajo el supuesto de que un Estado
máticas que la seguridad multidimensional aborda, arti- fortalecido podría abordar de mejor manera las eventua-
culando las políticas de seguridad y defensa, y formulando les amenazas a la seguridad. Bajo esta premisa, los gobier-
una agenda de seguridad común. nos han debido enfrentar el cuestionamiento constante de
la población que busca mayor representación, el mejora-
En este marco, resulta interesante detenerse brevemente
miento efectivo de su calidad de vida y aboga por mayor
en el rol tanto de la sociedad civil y como de las fuerzas
transparencia en la gestión fiscal.
armadas frente a las determinaciones de seguridad y de-
fensa, pues han adquirido una renovada notoriedad a este En lo referido a la seguridad y defensa, paulatinamente
respecto. Es evidente que en la actualidad, y en gran me- se ha extendido la demanda de la sociedad civil por un
dida gracias a la globalización y al desarrollo de las tecno- cambio en la forma en que se llevan las políticas en dicha
logías de la información, los Estados interactúan con una área, a fin de que se deje de lado el secretismo excesivo y se
serie de actores no estatales que representan el interés tan- informe adecuadamente a la población de lo que ocurre.
to de los gobiernos como de la sociedad por mayor Asimismo, se valora que los conflictos entre Estados sean
participación y que, además, destacan la importancia de resueltos por medios pacíficos.
enfrentar conjuntamente las problemáticas del mundo de
Paralelamente, y considerando que la seguridad cooperati-
hoy en la materia.
va promueve la defensa no ofensiva, el papel que cumplen
«Este nuevo escenario encuentra a Sudamérica su- las fuerzas armadas se ha redefinido, pues sus roles tradi-
mida en diversas visiones sobre cómo abordar su cionales se han complementado con otros. «Los desafíos
desarrollo, las cuales se constituyen en un obstácu- en defensa y seguridad, así como la cambiante realidad de
lo más para enfrentar la ansiada integración […] A nuestros tiempos requieren una evaluación permanente
lo anterior, se suma la pérdida de influencia de los de los instrumentos y mecanismos de cooperación apro-
Estados Unidos en la región, y la aparición de nue- piada entre los Estados».21
vos poderes en la región. De ellos los más visibles son 20 - GRIFFITHS, John. Op. cit., 2009, pp. 115.
China y Rusia. Sin embargo, el dato más relevante 21 - X CONFERENCIA DE MINISTROS DE DEFENSA DE LAS AMÉRICAS. Declara-
ción de Punta del Este. 8 al 10 de octubre de 2012, 2012. En http://www.resdal.
está constituido por la aparición de Brasil como un org.

64 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 55-69


Daniela Briones Riveros - América Latina: desafíos para la integración en seguridad y defensa

Este nuevo rol de las fuerzas armadas en la región, se ha avanzar en términos de seguridad y de desarrollo, prestan-
visto reflejado en la incorporación de nuevas tareas a su do especial atención23 al tráfico de drogas, a las disputas
actuar.22 Entre ellas se encuentran: históricas por definición de fronteras, a la posible existen-
cia de una carrera armamentista por parte de algunos paí-
• La implementación de mecanismos para enfrentar ses del continente, a la inequidad, entre otros.
las nuevas amenazas a la seguridad en la región,
con especial énfasis en el fortalecimiento de los acuer- El problema es que:
dos de cooperación en seguridad y defensa bilaterales,
subregionales y regionales, para alcanzar un enfoque «el escenario hemisférico evidencia una débil inte-
cooperativo multilateral. gración e identidad regional, sobre un campo de sig-
nificativas asimetrías y heterogeneidad estructural
• El desarrollo de medidas de confianza mutua y segu- en sus sociedades, economías y sistemas políticos,
ridad con una visión integral, regional y multidimen- que dificultan el establecimiento de un orden de inte-
sional. En este sentido, se contempla la implementa- reses comunes en materia de seguridad regional […]
ción de un inventario común de dichas medidas, a fin Las diferentes perspectivas y posiciones en el entorno
de intercambiar experiencias al respecto. regional se evidencian en las limitaciones para el es-
tablecimiento de un amplio acuerdo de integración
• La participación de las fuerzas armadas en operacio- y comercio hemisférico y un esquema de seguridad
nes de mantenimiento de la paz, de desminado terres- colectiva común».24
tre y en operaciones de apoyo ante desastres naturales.
Vale decir, los países de la región enfrentan realidades di-
• La implementación de medidas regionales de de- símiles y tienen diversos intereses en materia de integra-
sarrollo profesional militar, de homologación de los ción, por lo que no hay consenso respecto a cuáles son los
sistemas de medición de gastos en defensa, de objetivos regionales prioritarios. Esto ha redundado en el
situación hemisférica de control de armas y coopera- fraccionamiento de la institucionalidad pertinente, puesto
ción para la no proliferación de armas de destrucción que coexisten los procesos políticos de los foros multilate-
masiva. rales, los acuerdos de cooperación en el ámbito subregio-
nal y los programas de cooperación militar.

DESAFÍOS PARA LA INTEGRACIÓN EN SEGURI- Sin embargo, está siempre presente la voluntad en avan-
DAD Y DEFENSA EN AMÉRICA LATINA zar hacia una mayor cooperación. En seguridad y defensa

El escenario latinoamericano en materia de seguridad y 23 - GARAY, Cristián y MILET, Paz. Op. cit. y ROJAS, Francisco. «Ingobernabilidad:
defensa ha estado marcado por fenómenos interestatales y Estados colapsados, una amenaza en ciernes». En Nueva Sociedad, No. 198,
transnacionales, razón por la que el énfasis está puesto en julio-agosto 2005.
24 - CELI, Pablo. «Nuevas tendencias en defensa y seguridad en América Lati-
na». En Atlas Comparativo de la Defensa en América Latina, RESDAL, 2005, p.
22 - RED DE SEGURIDAD Y DEFENSA DE AMÉRICA LATINA (RESDAL). Ibíd. 11.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 55-69 65


Daniela Briones Riveros - América Latina: desafíos para la integración en seguridad y defensa

esto redunda en la implementación y fortalecimiento de el área, tras el denominado Sistema de Seguridad Hemis-
las medidas de confianza mutua y del diálogo, tanto a nivel férico.28
de los ministerios de defensa como de las fuerzas arma-
das, entre otros. Asimismo, requiere de grandes avances El año 2008, en Brasilia, 12 países29 de la región firmaron
en infraestructura y de «invertir la actual dinámica crimen el Tratado Constitutivo de la Unión de Naciones Surame-
organizado versus Estado desorganizado.25 ricanas (UNASUR), que se concibe, por un lado, como
una instancia de participación de la región en el escenario
Latinoamérica aún se enfrenta al desafío de definir cuáles internacional, y por otro lado, como:
son los requerimientos o los intereses comunes de la región
en seguridad y defensa, a fin de conformar a partir de ahí «[U]n espacio de integración y unión en lo cultural,
una agenda local exitosa y atingente; superando los con- social, económico y político entre sus pueblos, otor-
flictos clásicos y las desconfianzas históricas; identificando gando prioridad al diálogo político, las políticas so-
cuáles serán los roles y las actividades a corto y largo plazo ciales, la educación, la energía, la infraestructura, el
en la materia, con el objetivo de enfrentar eficazmente las financiamiento y el medioambiente, entre otros, con
nuevas problemáticas y de consolidar un mecanismo de miras a eliminar la desigualdad socioeconómica, lo-
integración regional en seguridad y defensa. grar la inclusión social y la participación ciudadana,
fortalecer la democracia y reducir las asimetrías en
En América Latina, si bien en un nivel estratégico aún no el marco del fortalecimiento de la soberanía e inde-
existe una mirada regional consolidada para abordar di- pendencia de los Estados».30
chas problemáticas, sí existe una tendencia a establecer
convenios subregionales en materia de seguridad y La UNASUR tiene como antecedente inmediato a la Co-
defensa. La integración, como un proceso que busca el munidad Sudamericana de Naciones (2004), y se gesta en
establecimiento de decisiones colectivas,26 se ha transfor- base a una identidad de valores compartidos que «viene a
mado en una tendencia no sólo regional, sino que mun- llenar un espacio intermedio entre un organismo he-
dial, como una estrategia para enfrentar los desafíos misférico (OEA) y organismos subregionales (Comuni-
que presenta el escenario internacional, «no obstante, en la dad Andina de Naciones y Mercosur), conforme a un con-
práctica y pese a la globalización, dichos procesos no son cepto geográfico».31 En este marco, y con el fin de articular
universales ni uniformes».27 a nivel regional las políticas de defensa, la organización de

En este sentido, cabe detenerse a analizar al Consejo Sura- 28 - El Sistema de Seguridad Hemisférico se compone por la Junta Interameri-
cana de Defensa (JID), el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR),
mericano de Defensa, una de las principales iniciativas en la Carta de la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Tratado Americano
de Soluciones Pacíficas, también llamado Pacto de Bogotá (GRIFFITHS, John. Op.
cit., 2009, pp. 111)
29 - Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Paraguay,
25 - GRIFFITHS, John. Op. cit., 2009, pp. 118. Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.
26 - RIQUELME, Javier. Op. cit., pp. 85-99. 30 - Para más información revisar el Tratado Constitutivo de la Unión de Nacio-
27 - CENTRO DE ESTUDIOS E INVESTIGACIONES MILITARES (CESIM). Op. cit., nes Suramericanas (UNASUR).
pp. 11. 31 - RIQUELME, Javier. Op. cit, pp. 85-99.

66 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 55-69


Daniela Briones Riveros - América Latina: desafíos para la integración en seguridad y defensa

fuerzas de paz y de ejercicios conjuntos, y de prevención de bienestar de las personas, ante un escenario de creciente
conflictos interestatales,32 se concibió el proyecto de con- interdependencia entre las naciones.
formación del Consejo Suramericano de Defensa como un
Los asuntos relativos a la seguridad y defensa tienen un
organismo de consulta, cooperación y coordinación en la
lugar central en la Latinoamérica, no únicamente por su
materia, bajo los principios de transparencia, seguridad y
relevancia intrínseca, sino que también por su alto grado
confianza.
de correlación con el nivel de desarrollo social y econó-
El Consejo Suramericano de Defensa, en tanto busca pro- mico de los países. Al mismo tiempo, esto ha provocado
veer una voz común a la región en el escenario internacio- que paulatinamente se vayan dejando de lado los conflic-
nal y ante organizaciones similares, aunando los esfuerzos tos clásicos.
y desafíos de seguridad y defensa, demuestra que este es
Como los problemas de seguridad no respetan fronteras,
«un proceso de gran potencialidad, porque aún tenemos
se han de encontrar soluciones efectivas para enfrentar-
mucho camino que recorrer para llegar a contar con una
los. Solamente la puesta en marcha de medidas en las que
política de defensa común en América del Sur, que enten-
participen los diferentes Estados y organismos regiona-
demos además como parte de un proceso de integración
les, permitirá superponerse a los retos que imponen di-
sudamericano más amplio y ambicioso»,33 que considere,
chas amenazas en la región. En lo que respecta las fuerzas
primeramente, la consolidación del trabajo realizado en
armadas, éstas deben encaminar su actuar en torno a las
el Consejo Suramericano de Defensa y una conjunción o,
nuevas problemáticas en la materia, poniendo especial
mejor dicho, una complementación34 entre éste y el Siste-
atención al fortalecimiento de los acuerdos de coopera-
ma de Seguridad Hemisférico existente.
ción en seguridad y defensa, y al desarrollo de medidas de
confianza mutua.

CONCLUSIONES A pesar de que la evolución del concepto de seguridad sig-


nifica un avance necesario, no ha sido suficiente para que
En términos globales, queda de manifiesto que desde la
las agendas nacionales de los Estados de América Latina
Guerra Fría hasta la actualidad, la noción de seguridad ha
integren sus políticas en la materia y superen sus diferen-
cambiado, por lo que hoy se privilegia la cooperación y el
cias en pos de la cooperación: aún impera una perspectiva
consenso para enfrentar las amenazas a la seguridad y el
nacional más que común para enfrentar las amenazas a la
seguridad. Sin embargo, instancias como el Consejo Sura-
mericano de Defensa, representan el interés de las nacio-
32 - Ibíd.
33 - GRUPO DE TRABAJO DEL CONSEJO DE DEFENSA SURAMERICANO. El Con-
nes latinoamericanas de emprender esfuerzos comunes en
sejo de Defensa Suramericano de la UNASUR. Crónica de su Gestación. Santiago la materia y de adquirir una posición estratégica relevante
de Chile, Ministerio de Defensa Nacional de Chile, 2009, p.13.
34 GRIFFITHS, John. Op. cit., 2009.
en el escenario internacional.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 55-69 67


Daniela Briones Riveros - América Latina: desafíos para la integración en seguridad y defensa

Referencias Bibliográficas

Arancibia, F. (1990). La Seguridad hemisférica en la déca- dad y Gobernabilidad. GCG Georgetown University, Vol.
da de los noventa. En Política y estrategia, No. 53. 3, No. 1.

Celi, P. (2005). Nuevas tendencias en defensa y seguridad Griffiths, J. (2012). Seguridad hemisférica en América La-
en América Latina. En Atlas comparativo de la defensa en tina. Alcances y proposiciones. En Centro de Estudios e
América Latina, RESDAL, p. 11. Investigaciones Militares (CESIM), Escenarios Actuales:
Evolución en 15 años. Santiago de Chile, pp. 97-109.
Centro de Estudios e Investigaciones Militares (CESIM).
(2000). Informe Preliminar, Parte I: Cooperación regional y Grupo de Trabajo del Consejo de Defensa Suramericano
defensa nacional. Una visión prospectiva al año 2010. Chi- (2009). El Consejo de Defensa Suramericano de la UNA-
le, 2000. SUR. Crónica de su gestación. Santiago de Chile: Ministe-
rio de Defensa Nacional.
Cheyre, J. E. (2012). La debilidad de Estados Unidos y el
cambio de escenario para occidente. En Atenea, No. 33. Laborie Iglesias, M. (2004). Documento Marco 05/2011.
La evolución del concepto de seguridad, 2011. En http://
Cortés, M. J. y Rojo, P. (Octubre 2002). La seguridad he- www.ieee.es. 13Red de Seguridad y Defensa de América
misférica en la post-guerra fría: Apuntes para su análisis. Latina (RESDAL). VI Conferencia de Ministros de Defen-
Ponencia preparada para el V encuentro nacional de estu- sa de las Américas. Líneas temáticas y perspectiva del de-
dios estratégicos, Buenos Aires. En http://www.resdal.org. bate. En http://www.resdal.org.
ar/d00001cb.htm.
Mora, F. y Zimmerman, N. (Enero-febrero 2011). Los siete
Garay, Cristián y Milet, P. (Octubre 2009). La política ex- mitos más destacados de la política de defensa hacia las
terior y la política de defensa en la región latinoamericana. Américas. En Military Review, pp. 75-85.
En Escenarios Actuales. 14:7.
Robledo Hoecker, M. y Aravena Rojas, F. (Enero-junio
Griffiths, J. (2009). Procesos de integración regional en 2002). Construyendo un régimen cooperativo de seguri-
defensa: ¿Consejo Sudamericano de Defensa –UNASUR– dad en el Cono Sur. Elementos conceptuales, políticos y
Un nuevo intento? En Revista Globalización, Competitivi- estratégicos. En Fasoc, año 17. No.1– No.2, pp. 5-31.
68 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 55-69
Daniela Briones Riveros - América Latina: desafíos para la integración en seguridad y defensa

Rojas, F. (Julio-agosto 2005). Ingobernabilidad: Estados ráneo. Instituto de Estudios Diplomáticos Matías Romero,
colapsados, una amenaza en ciernes. En Nueva Sociedad. pp. 107.
No. 198.
Varas, A. (1994). La seguridad hemisférica cooperativa de
Rivera, F. (2008). Seguridad multidimensional en América post-guerra fría.
Latina. Ecuador: FLACSO, p. 11.
X Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas.
Serbin, A.(1995). Nuevas tendencias en la seguridad inter- Declaración de Punta del Este. (8 al 10 de octubre 2012).
nacional en la Cuenca del Caribe. En La seguridad interna- En http://www.resdal.org.
cional en América Latina y el Caribe. El debate contempo-

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 55-69 69


Consideraciones sobre la
Ciberamenaza a la Seguridad
Nacional
CONSIDERATIONS CYBER THREAT TO NATIONAL
SECURITY
Recibido: 25 / 08 / 2015 Aprobado: 09 / 11 / 2015

Oficial de Estado Mayor, Ejército de Chile. Master of


Arts in Security Studies, Georgetown University. Ma-
gister en Conducción Militar, Academia de Guerra,
Ejército de Chile. Licenciado en Ciencias Militares,
Escuela Militar. Autor del blog “Ciberestrategia” ht-
tps://ciberestrategia.wordpress.com/. Actualmente
es parte del Grupo de Planificación Estratégica de la
Dirección de Operaciones del Ejército de Chile. ale-
jandroamigotossi@gmail.com.

Alejandro Amigo Tossi


Alejandro Amigo Tossi - Consideraciones sobre la ciberamenaza a la seguridad nacional

RESUMEN

La ciberamenaza es uno de los principales riesgos para la seguridad de los paí-


ses desarrollados, como también de los Estados en vías de desarrollo como el
nuestro. Este fenómeno es uno de los retos a la seguridad nacional que exige la
adopción de un enfoque integral en su análisis, que contemple los aspectos que
han transformado a los actores y acciones maliciosas de este ámbito en uno de
los principales desafíos a la seguridad de organizaciones estatales y privadas en
todo el mundo. Estados, hackers, hacktivistas y cibercriminales han sido pro-
tagonistas de diversos actos que han configurado una nueva dimensión para la
seguridad nacional e internacional. El propósito de este artículo es proponer los
tópicos que podrían incluirse en la apreciación nacional sobre la ciberamenaza a
la seguridad nacional de Chile, basado en ciertas definiciones conceptuales, los
ciberataques que han afectado a organismos del gobierno de Chile e institucio-
nes de la defensa y por último, las consideraciones sobre la ciberamenaza inclui-
das en las Estrategias de Seguridad Nacional de ciertas potencias occidentales.
Palabras claves:
Seguridad nacional, defensa nacional, ciberespacio, ciberamenaza, planificación
nacional.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 70-82 71


Alejandro Amigo Tossi - Consideraciones sobre la ciberamenaza a la seguridad nacional

ABSTRACT

The cyber threat is one of the major security risks in developed countries, as well
as the developing States like ours. This phenomenon is one of the challenges to
national security that calls for a comprehensive approach in its analysis that con-
siders aspects that have transformed malicious actors and actions in this field in
one of the main challenges to security organizations state and private worldwide.
United, hackers, cybercriminals and hacktivists have been involved in various
events that have shaped a new dimension to national and international securi-
ty. The purpose of this paper is to propose topics for inclusion in the national
assessment of the cyber threat to national security of Chile, based on certain
conceptual definitions, cyber attacks that have affected agencies of the Chilean
government and defense institutions and Finally, the cyber threat considerations
included in the National Security Strategy of certain Western powers.
Keywords:
National defense, cyberspace, cyberthreat, national planning, national security

72 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 70-82


Alejandro Amigo Tossi - Consideraciones sobre la ciberamenaza a la seguridad nacional

Introducción La ciberamenaza forma parte de los riesgos a la seguridad nacional de los países
desarrollados, pero también afecta a los Estados en vías de desarrollo, donde
organizaciones estatales y empresas privadas han incorporado en sus procesos
de funcionamiento las nuevas tecnologías que emplean el ciberespacio. Este
último es el caso de Chile, donde el uso masivo de internet y redes informáticas
es un aspecto fundamental en todos los ámbitos del quehacer nacional. El
Estado chileno es el país latinoamericano con mayores avances en gobierno
electrónico según la Encuesta de Desarrollo del Gobierno Electrónico de las
Naciones Unidas.1 Además, de acuerdo con el UN E-Government Development
Survey, Chile es el país con la mayor evolución digital en la región.2 Estos
antecedentes hacen evidente que la ciberamenaza es parte de los retos a la
seguridad nacional, exigiendo un análisis integral que defina los riesgos que en
este dominio el país enfrentará en el corto y mediano plazo y que considere los
últimos acontecimientos nacionales y la experiencia de ciertos países que están
a la vanguardia en esta área.

El propósito de este artículo es desarrollar un breve análisis de la ciberamenaza


a la seguridad nacional de Chile, teniendo como referencia ciertas nociones
básicas sobre la temática, los ataques que han acaecido sobre objetivos nacionales
y la apreciación estratégica de la amenaza procedente del ciberespacio por
parte de tres potencias occidentales. A partir de esta revisión, se propone la
consideración de ciertos temas en la apreciación que el Estado chileno debiera
desarrollar sobre esta amenaza. El artículo se divide de la siguiente manera.
En primer lugar, se desarrolla un breve marco teórico para conceptualizar los
actores y fenómenos en el ámbito de la ciberamenaza que debieran considerarse
para el análisis de la realidad nacional. En segundo lugar, se describen
algunos ciberataques que han afectado a organismos del gobierno de Chile e
instituciones de la defensa, como evidencias de la amenaza actual procedente
del ciberespacio. En tercer lugar, se analiza el contenido sobre la ciberamenaza
en las Estrategias de Seguridad Nacional de ciertas potencias occidentales que
en el ámbito de la defensa podrían ser referentes para Chile. Por último, como
conclusión, se proponen algunos aspectos que deberían ser contemplados en la
evaluación de la ciberamenaza a la seguridad nacional.

1 http://unpan3.un.org/egovkb/datacenter/CountryView.aspx. Último acceso el 15 de abril del 2014.


2 Economist Intelligence Unit & IBM. “Digital economy rankings 2010: Beyond e-readiness”. 2010. p. 4.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 70-82 73


Alejandro Amigo Tossi - Consideraciones sobre la ciberamenaza a la seguridad nacional

Conceptualización de la ciberamenaza

El ámbito donde se desarrollan y actúan las ciberamenazas incluso resultó en ciberataques de respuesta por parte de
es el ciberespacio, el cual entenderemos como un domi- la potencia norteamericana.5
nio interactivo compuesto por redes digitales que se utili-
zan para almacenar, modificar y comunicar información; El ciberespacio es un dominio al cual los terroristas bus-
incluyendo internet y otros sistemas de información que carán expandir las acciones de terror para el logro de sus
apoyan a las organizaciones, empresas, infraestructuras y objetivos políticos. El bloqueo de las emisiones del canal
servicios.1 Por tanto, los ciberactores son aquellos elemen- francés TV5 el mes de Abril pasado, por parte de un grupo
tos que llevan a cabo algunas de las acciones explicadas que proclamó su lealtad al Estado Islámico, es un ejemplo
más adelante en el dominio del ciberespacio. de este tipo de hechos.6 En cuanto al crimen organizado,
un reporte de la empresa McAfee, señala que éste es un
Los ciberactores que perpetran operaciones maliciosas negocio ilícito donde los riesgos, que asumen los respon-
contra Estados, sus instituciones y organizaciones priva- sables, son bajos en comparación con las exorbitantes ga-
das es posible separarlos en cinco grupos: actores esta- nancias, y que sus operaciones implican pérdidas globales
tales con cibercapacidades como parte de sus activos de anuales aproximadas de $ 400 billones de dólares la eco-
defensa, terroristas, elementos del crimen organizado, nomía mundial.7
hacktivistas2 y hackers patriotas.3 En el caso de los acto-
res estatales, un ejemplo es el indicado por el reporte de Los hacktivistas como “Anonymous” llevan a cabo ataques
la empresa norteamericana de ciberseguridad Mandiant a sitios web como protestar en defensa de ciertos derechos
que identifica como “APT-1” a un grupo situado en Chi- civiles en el contexto de conflictos intra-estatales o de tipo
na que contaría con el apoyo del gobierno chino y posee global. Nuestro país ha sido víctima de la acción de este úl-
diversas similitudes con una unidad del Ejército Popular timo grupo, y algunos casos serán mencionados más ade-
Chino. Según este informe, esta unidad es capaz de de- lante. Por último, los hackers patriotas han participado en
sarrollar una avanzada y persistente amenaza a intereses el contexto de crisis inter-estatales, donde realizan ataques
norteamericanos.4 Otro caso, es el ataque a los sistemas sin ninguna dirección o patrocinador, con el único fin de
computacionales de la empresa Sony, supuestamente por apoyar a sus respectivas naciones en la prosecución de los
parte del Estado Norcoreano según Estados Unidos, que objetivos. 8 El rol de estos últimos en la agresión Rusa con-

5 - http://www.bloomberg.com/politics/articles/2015-03-17/north-korea-
web-outage-was-response-to-sony-hack-lawmaker-says. Ultimo acceso el 19 de
1 - UK Government. “The UK Cyber Security Strategy”. Noviembre 2011. marzo de 2015.
2 - Término utilizado para describir a los hackers que su principal objetivo es 6 - http://www.independent.co.uk/news/uk/home-news/bbc-says-fea-
realizar activismo mediante acciones en redes y sistemas informáticos. red-isis-cyber-attack-during-live-news-broadcast-was-actually-operational-
3 - Término utilizado para describir a los hackers que su principal objetivo es error-10167537.html Último acceso el 02 de junio de 2015.
realizar activismo mediante acciones en redes y sistemas informáticos. 7 - McAfee & Center for Strategic and International Studies. “Net Losses: Esti-
4 - Mandiant. “APT1 Exposing One of China’s Cyber Espionage Units”. Intelli- mating the global cost of Cybercrime”. 2014.
gence Report. 2014. 8 - Carr, Jeffrey. “Inside Cyber Warfare”. O’Reilly Media, Inc., 2010. p. 15.

74 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 70-82


Alejandro Amigo Tossi - Consideraciones sobre la ciberamenaza a la seguridad nacional

tra Georgia en el año 2008, se concentró en ataque a sitios uranio en plantas nucleares de Irán,12 es una demostración
web gubernamentales e incluso superó el periodo de tiem- de la última técnica señalada. En cuanto a los objetivos de
po en que Rusia hizo uso de la fuerza.9 los ciberataques, más allá de las actuales acciones en con-
tra de redes computacionales, bases de datos y sistemas de
Es importante además mencionar la acción conjunta en- correos corporativos, en un futuro previsible las acciones
tre Estados y actores no estatales patrocinados por los pri- más riesgosas serán ataques contra infraestructuras civiles
meros, donde la diferencia entre ambos se vuelve difusa. vitales (centrales nucleares, represas, sistemas de distribu-
Algunos Estados han utilizado hackers de orientación na- ción de energía, servicios básicos, etc.) no necesariamente
cionalista y hacktivistas para ocultar su responsabilidad y en el contexto de los conflictos armados, y acciones contra
evitar la consiguiente atribución.10 Estos actores no estata- redes y/o sistemas de información de las Fuerzas Armadas
les con el apoyo financiero y técnico de un aparato estatal, durante crisis o conflictos.13
aumentan sus capacidades y logran ejecutar acciones con
En cuanto a los métodos empleados para afectar los intere-
altas probabilidades de infringir graves daños a objetivos
ses de un país, es posible separarlos en dos tipos: la explo-
más relevantes. Los casos de ataques atribuidos a China tación de redes informáticas y ataques propiamente tal. La
por parte de EE.UU. hacia organizaciones privadas y esta- explotación corresponde a actividades de espionaje a re-
mentos estatales de esa nación, son ejemplos recientes de des del gobierno, industria de defensa y Fuerzas Armadas
este fenómeno.11 con el objetivo de alcanzar un dominio de la información
Otro punto son las técnicas que utilizan los ciberactores desde tiempo de paz. Esta superioridad incluso podría
otorgar a potenciales enemigos la ventaja de incrementar
y los objetivos por alcanzar en el marco de sus acciones
su preparación para enfrentar ciberataques de represalia.
contra las redes y sistemas informáticos de organismos es-
Adicionalmente, la explotación tendrá como propósito
tatales y privados. Dentro de las técnicas encontramos la
preparar futuros ataques contra redes informáticas o siste-
acción de virus o troyanos en sistemas informáticos, de-
mas que controlan actividades industriales vitales en caso
negación del servicio en sitios web, robo de información de crisis o conflictos de baja intensidad.
sensible, fraude, eliminación de la información en compu-
tadores y bases de datos y la inutilización o control remoto Los ciberataques corresponden a denegaciones de servicio,
de sistemas de control de infraestructura crítica. El ataque introducción de virus, malware y/o troyanos que causarán
del virus Stuxnet, atribuido a EE.UU. e Israel, que destruyó pérdida de información o impedirán el normal servicio de
entre 1.000 a 6.000 máquinas centrifugas que enriquecían redes, servicios web y de correo, y sistemas informáticos.
La evidencia internacional demuestra que los ataques más
9 - http://www.foxnews.com/story/2008/08/13/russian-hackers-attack-geor-
gia-in-cyberspace/ Último acceso el 04 de junio del 2015. 12 - http://www.washingtonpost.com/world/national-security/stuxnet-was-
10 Ibid. p. 115. Último acceso el 11 de agosto del 2014. work-of-us-and-israeli-experts-officials-say/2012/06/01/gJQAlnEy6U_story.
11 http://w w w.washingtonpost.com/world/national-securi - html. Último acceso el 22 de agosto del 2014.
ty/2014/03/24/74aff686-aed9-11e3-96dc-d6ea1 4c099f9_story.html. Último 13 - Clarke, Richard y Knake, Robert. “Cyber War, the next threat to National
acceso el 15 de agosto del 2014. Security and what to do about it”. Ecco Editorial, 2010. p. 107.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 70-82 75


Alejandro Amigo Tossi - Consideraciones sobre la ciberamenaza a la seguridad nacional

importantes son “denegación de servicio” contra redes gu- Por último, un aspecto relevante son los propios usuarios
bernamentales y sitios web de empresas privadas para inte- de los sistemas informáticos. Esta amenaza interna estará
rrumpir o deshabilitar su funcionamiento normal; ataques siempre presente a pesar del nivel de seguridad alcanzado
destinados a borrar o destruir información vital en entida- en las propias redes, y podrá comportarse como un facili-
des privadas o estatales y ataques para degradar o alterar tador de un ataque o simplemente en ejecutor de acciones
sistemas de control industriales. Además, los sistemas de maliciosas. Los casos de Snowden y Manning, en la Agen-
mando y control y redes institucionales de las Fuerzas Ar- cia de Seguridad Nacional norteamericana y el Ejército de
madas, serán vulnerables a ataques destinados a reducir la EE.UU. respectivamente, son ejemplos del alcance y daño
capacidad de la fuerza militar para dirigir y controlar las que pueden provocar la acción de “insiders”.
operaciones en los otros dominios de la guerra.
La complejidad de las acciones en el ciberespacio dificul-
tan la defensa y disuasión contra estas operaciones. La CHILE BAJO LA CIBERAMENAZA
atribución de un ataque va más allá de determinar el ori- Chile, en su condición de sociedad abierta, interconectada
gen de los autores. La acción de identificar al o los respon- con el mundo y con un alto grado de avance digital, tiene
sables de un ciberataque debe relacionarse con el contexto una mayor exposición a los riesgos en el ámbito de las re-
de una crisis o con anteriores acciones similares. El caso
des y sistemas informáticos, que previsiblemente se irán
del destructivo virus Shamoon en las redes informáticas
consolidando como parte de las amenazas que afectarán
de la petrolera estatal saudí Aramco y su consecuente atri-
a la seguridad nacional. Por ejemplo, un evento organiza-
bución por parte de EE.UU. y Arabia Saudita al Estado de
do por Naciones Unidas sobre ciberseguridad y desarrollo
Irán14 es un ejemplo donde un escenario estratégico de
entregó como conclusión que los países en vías de desa-
confrontación entre potencias regionales sirvió de base
rrollo como Chile tienen un mayor riesgo de ser blanco de
para especular sobre el supuesto responsable. Sin embar-
ciberataques y que el impacto económico y consecuencias
go, en caso de que la atribución sea correcta, será complejo
contra la infraestructura crítica, el sistema bancario, los
ejecutar una acción de respuesta o procurar una sanción
sistemas nacionales de salud, el gobierno y bancos de datos
internacional, debido a la ausencia de normas reconocidas
de la industria y servicios podrían ser de alto impacto.15 Es
globalmente en el dominio del ciberconflicto. Además, la
decir, un sostenido crecimiento económico, la adopción
ambigüedad de la evaluación de un ciberataque como uso
letal de la fuerza de acuerdo con el derecho internacional, de tecnologías de informática y computación avanzadas
significará un desafío adicional para que el Estado afecta- y el creciente uso de internet son las condiciones ideales
do planifique algún tipo de respuesta. para un incremento de la ciberamenaza. Lo anterior, es
respaldado por un informe de Kaspersky Lab, el cual se-
14 - http://www.nytimes.com/2012/10/24/business/global/cyberattack-on-
saudi-oil-firm-disquiets-us.html?_ r=2 Último acceso el 16 de septiembre del 15 - http://www.un.org/apps/newsstory.asp?Cr=cyber&NewsID=40692#.UXR-
2014. 6xitAQW9. Último acceso 21 de abril del 2014.

76 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 70-82


Alejandro Amigo Tossi - Consideraciones sobre la ciberamenaza a la seguridad nacional

ñala que Chile ocupa el puesto número uno de los países siguientes: Junio del 2011, “Operación Andes libre” atri-
latinoamericanos que son víctimas de ciberataques.16 buida por Anonymous. En respuesta a la supervisión del
Estado en el contenido de la web en territorio nacional.
A la fecha, los principales ciberataques contra intereses na-
Sus acciones fueron la denegación de servicio de sitios web
cionales han sido acciones de actores no estatales en apoyo
gubernamentales relacionados con el tema.19
a movimientos civiles de protesta, operaciones destinadas
a robar información o cometer delitos y por último, espio- Julio del 2012, “Operación Chile 2012” atribuida por
naje de correos electrónicos de instituciones de la defensa Anonymous. Su objetivo fue la defensa de una serie de de-
nacional. Uno de los primeros episodios ocurrió en el año rechos cívicos y la denuncia de ciertas políticas ambien-
1995, con el hackeo del sitio web de la “Cumbre de Presi- tales del gobierno. Sus acciones fueron la denegación de
dentes de América”, donde el dominio fue intervenido y servicio de sitios web del gobierno y empresas privadas
reemplazado por propaganda en contra de la reunión in- relacionadas con proyectos hidroeléctricos.20
ternacional. 17 Luego, en 1996 fue saboteada la red infor-
En relación a las acciones destinadas a robar información,
mática del Servicio de Impuestos Internos y perturbado su
éstas han correspondido a ataques contra sitios web del
funcionamiento, con el consiguiente daño en su nivel de
gobierno y actividades cibercriminales contra individuos.
confianza pública.18
El principal ejemplo del primer caso, fue el robo de infor-
Durante los últimos cinco años ha existido un incremen- mación privada de seis millones de personas desde las ba-
to en los tres tipos de ataques mencionados en el párrafo ses de datos de organismos públicos, que fueron subidos a
anterior, lo que ha incrementado la atención pública sobre internet el día siguiente. Los sitios web atacados fueron el
el tema. Con respecto a hacktivistas que han apoyado mo- Ministerio de Educación, la Dirección General de Movili-
vimientos de protesta, el actor principal ha sido el actor zación Nacional y el Servicio Electoral de Chile.21
no estatal “Anonymous Chile”. Esta franquicia nacional
En cuanto a ataques orientados a instituciones de la De-
ha sido responsable de ataques contra sitios web de orga-
fensa Nacional, durante el mes de Agosto del año 2014, se
nizaciones públicas y privadas, donde los dominios han
conoció una acción de hackers peruanos que vulneraron
sido víctimas de “denegación de servicio” y su contenido
la ciberseguridad de la Fuerza Aérea de Chile y filtraron
ha sido sustituido por propaganda contra políticas guber-
cientos de correos electrónicos de la institución. Dentro de
namentales o empresas involucradas con cuestiones am-
la información revelada se encontraban detalles de nego-
bientales. Los principales ejemplos de estos casos son los
19 - http://elcomercio.pe/actualidad/791354/noticia-anonymous-lanzara-cibe-
16 - http://www.emol.com/noticias/tecnologia/2012/09/13/560281/chile-en- rataques. Último acceso el 17 de abril del 2014.
tre-los-paises-que-sufre-mas-ciberataques-en-america-latina.html. Último ac- 20 - http://www.latercera.com/noticia/nacional/2012/07/680-475213-9-anon-
ceso 18 de abril del 2014. ymous-lanzo-operacion-operacion-chile2012-contra-sitios-chilenos.shtml. Últi-
17 - http://www.policia.cl/paginas/brigadas/bg-bricib/bg-bricib.htm. Último mo acceso el 17 de Abril del 2014.
acceso el 14 de abril del 2013. 21 - http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/latin_america/
18 - Ibíd. Último acceso el 14 de abril del 2014. newsid_7395000/7395288.stm. Último acceso el 15 de abril del 2014.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 70-82 77


Alejandro Amigo Tossi - Consideraciones sobre la ciberamenaza a la seguridad nacional

ciaciones entre la institución y empresas de defensa para la desafíos para su estabilidad interna.23 El texto describe cla-
compra de armamento, radares y el desarrollo de overhaul ramente que las fortalezas de Estados Unidos en diversas
de sistemas de armas institucionales.22 áreas, son al mismo tiempo, su principal debilidad frente
a ciberenemigos.
“…. nuestras redes gubernamentales son constante-
LA CIBERAMENAZA SEGÚN LAS POTENCIAS OC- mente sondeadas por intrusos….. Adversarios po-
CIDENTALES drían utilizar vulnerabilidades para interrumpir
La ciberamenaza representa un aspecto relevante en las el suministro en una escala masiva. En el internet
estrategias de seguridad nacional de algunas de las prin- y comercio electrónico….. Cibercriminales generan
cipales potencias occidentales. Para demostrar lo anterior, cientos de millones de dólares de pérdidas a empre-
se analizará brevemente las versiones de Estados Unidos, sas y consumidores, como también el robo de valiosa
Reino Unido y Australia, con el objetivo de identificar propiedad intelectual.”24
aspectos que debiera considerar una apreciación sobre Este párrafo contiene dos aspectos principales. Primero,
la ciberamenaza hacia los intereses de Chile. En general, para los EE.UU. la ciberamenaza se centra en la defensa
estos documentos contienen una descripción general del nacional, la seguridad pública y la economía; ámbitos
fenómeno, que considera algunos tópicos que no forman donde han ocurrido los principales acontecimientos en
parte del debate nacional, y plantean una interacción entre el ciberespacio. Segundo, confirma que cuanto más alto el
el tema en comento y otros fenómenos transnacionales. nivel de desarrollo de un país, más peligrosa es la cibera-
Aunque los textos reflejan la realidad de cada país en su menaza en contra de sus intereses nacionales y la seguri-
dimensión nacional, regional e internacional, es impor- dad nacional.
tante que nuestra nación considere estas referencias para
ser incluidas en nuestro escenario estratégico. Posteriormente, el documento norteamericano declara
que sus ciberamenazas comprenden hackers individuales,
grupos delictivos organizados, redes terroristas y Estados
LA ESTRATEGIA DE SEGURIDAD NACIONAL DE que disponen de avanzada tecnología en esta área;25 incor-
EE.UU., 2010 porando a los grupos terroristas en los actores que operan
activamente en el ciberespacio.
La estrategia de EE.UU. en su versión 2010, consideró la
ciberamenaza como parte de los retos a uno de sus prin- En resumen, el contenido de la estrategia estadounidense
cipales intereses nacionales, la “seguridad”. El documento permite deducir algunos aspectos que deberían ser par-
declara que la ciberamenaza es uno de los más complejos te de la apreciación nacional sobre la temática. En primer
23 - El Presidente de Estados Unidos. “The United States National Security
22 - http://www.elmostrador.cl/pais/2014/08/14/hackers-peruanos-vulne- Strategy”, 2010. p. 27.
ran-seguridad-de-la-fach-y-filtran-cientos-de-correos-electronicos-de-la-insti- 24 - Ibid. p. 27.
tucion. Último acceso el 15 de agosto del 2014. 25 El Presidente de Estados Unidos. Op. Cit. 2010. p. 27.

78 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 70-82


Alejandro Amigo Tossi - Consideraciones sobre la ciberamenaza a la seguridad nacional

lugar, la importancia de señalar claramente cuáles son los Esta declaración acerca de la ciberamenaza tiene dos as-
ámbitos del nivel nacional que podrían ser los principales pectos relevantes. El Reino Unido la considera como uno
objetivos de la ciberamenaza. En segundo lugar, la impor- de los activos de la defensa que serán empleados por acto-
tancia de asumir que el avance del país hacia el desarrollo res estatales en caso de crisis o conflicto militar. Además,
incrementará los riesgos en este ámbito. En tercer lugar, la es evaluada como una herramienta disponible para las re-
necesidad de identificar los potenciales ciberactores según des terroristas, que podrían atacar su territorio o intereses
la realidad nacional. en el extranjero.
Por otra parte, el documento declara que los ataques en el
ciberespacio podrían tener un efecto potencialmente de-
ESTRATEGIA NACIONAL DE SEGURIDAD DEL REI- vastador y que el gobierno, la fuerza militar, ciertos obje-
NO UNIDO, 2010 tivos industriales y económicos (incluyendo los servicios
La Estrategia Nacional de Seguridad del Reino Unido con- críticos), podrían verse perturbados por adversarios que
templa la ciberamenaza como uno de los riesgos priori- cuenten con la tecnología necesaria. 28
tarios a su seguridad, en el mismo nivel del terrorismo, En síntesis, la estrategia del Reino Unido contiene algunos
las crisis militares internacionales y los desastres natura- puntos que sería significativo explicitar en el caso nacional.
les. El documento señala que la amenaza en cuestión no En primer lugar, la importancia de considerar la relación
es un riesgo futuro, sino que en la actualidad el gobierno, que existe entre redes terroristas y/o subversivas y el cibe-
el sector privado y los ciudadanos están bajo ataques sos- respacio como un medio para influenciar las acciones del
tenidos, por parte de Estados hostiles o de organizaciones Estado de Chile. En segundo lugar, la ciberamenaza debe
criminales. 26 ser considerada como parte del inventario bélico que po-
La Estrategia en uno de sus párrafos declara lo siguiente: dría ser utilizado en el contexto de un conflicto. En tercer
lugar, la importancia de asumir los efectos devastadores
“La actividad en el ciberespacio seguirá evolucio- que un ciberataque podría tener en contra de bienes eco-
nando como una amenaza directa a la seguridad y nómicos vitales o servicios públicos en el futuro cercano.
economía del país, mientras sigue perfeccionándose
como un medio de espionaje y crimen, y continúa
creciendo como un facilitador del terrorismo, así LA ESTRATEGIA NACIONAL DE SEGURIDAD DE
como un arma militar para uso de los Estados y, po- AUSTRALIA, 2012
siblemente, otros actores.” 27
Este documento, al igual que los otros dos casos, puntua-
liza a la ciberamenaza como uno de los principales riesgos
para su seguridad. La estrategia afirma que la ciberactivi-
26 - HM Government. “The United Kingdom National Security Strategy”, 2010.
p. 29.
27- HM Government. Op. Cit. 2010. p. 29. 28 - Ibid. p. 30

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 70-82 79


Alejandro Amigo Tossi - Consideraciones sobre la ciberamenaza a la seguridad nacional

dad maliciosa es una creciente, y siempre cambiante, ame- ternet, además de los ciberataques, es relevante para una
naza a la seguridad nacional a través de actividades terro- completa evaluación de la amenaza que en este dominio
ristas, el crimen organizado y el espionaje.29 El documento enfrentará el Estado chileno.
australiano declara que si las acciones en el ciberespacio
con intención de causar daños no se controlan, tienen el
potencial de socavar la confianza en la estabilidad social y CONCLUSIONES
económica y la prosperidad de la nación.30
La evaluación nacional de la ciberamenaza debe conside-
El texto además explica que la dependencia de internet y rar como referencias, entre otros aspectos, el estado del
sistemas informáticos ha incrementado la exposición de arte sobre el tema, los acontecimientos nacionales e inter-
Australia al ciberespionaje. El documento asume que las nacionales y la estimación de referentes internacionales.
actividades de espionaje colocan una serie de intereses na- En cuanto al contenido, el documento al menos, debería
cionales en riesgo, incluyendo: información gubernamen- referirse a los actores, objetivos, métodos, complejidad, in-
tal clasificada, información comercial con consecuencias minencia y la multidimensionalidad del tema.
directas para la economía, propiedad intelectual y datos
privados de los ciudadanos.31 La defensa nacional debe definir con precisión la amena-
za que Chile ya está enfrentando y la que probablemente
En otra sección se señalan otras actividades maliciosas en afrontará en un futuro próximo. Aunque nuestros intere-
el ciberespacio tales como: servicios de inteligencia extran- ses nacionales y escenario estratégico poseen particulari-
jeros que utilizan el internet para infiltrarse en los sistemas dades, si el Estado Chileno continúa avanzando hacia el
propios, coordinación de grupos extremistas y radicaliza- desarrollo, la evidencia internacional permite asumir que
ción de nuevos reclutas y el internet como medio para pro- enfrentará con mayor frecuencia la acción de algunos de
mover el odio y la división entre grupos de la sociedad.32 los ciberactores mencionados.
En conclusión, el documento australiano contiene los si- La estimación de la ciberamenaza será la principal guía
guientes temas que podrían incluirse en el proceso de aná- para planificar la respuesta nacional, por tanto ésta debe-
lisis nacional. En primer lugar, la importancia de describir ría incluir los siguientes conceptos. En primer lugar, con-
las consecuencias a largo plazo de que el país sea un ob- vendría considerar el amplio espectro de actores que han
jetivo permanente de los ciberataques. En segundo lugar, desarrollado acciones contra el Estado Chileno, principal-
la importancia de evaluar en forma precisa los objetivos mente hacktivistas y cibercriminales, y los que han prota-
principales de las actividades de ciberespionaje. Finalmen- gonizado incidentes en el nivel internacional. Además, de-
te, que la inclusión de otras actividades maliciosas en in- bería incorporar la interacción entre los diferentes actores,
29 - Gobierno de Australia. “The Australian National Security Strategy”. 2012.
tanto la relación entre Estados y grupos no estatales y estos
p. iii. últimos con otras amenazas emergentes. En segundo lugar,
30 - Ibid. p. 11. correspondería analizar todos los métodos y objetivos que
31- Ibid. p. 16.
32 - Gobierno de Australia. Op. Cit. 2012. p. 40. se han identificado en los últimos eventos y así permitir la
80 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 70-82
Alejandro Amigo Tossi - Consideraciones sobre la ciberamenaza a la seguridad nacional

programación de distintas respuestas nacionales. Por últi- el ámbito del ciberespacio, tanto en tiempo de paz como
mo, se debe catalogar la ciberamenaza entre actividades de en crisis o conflicto. Además, señalar los efectos previsi-
explotación de redes, ciberespionaje, cibercriminal y ata- bles que la ciberamenaza podría tener contra activos eco-
ques propiamente tal a redes informáticas y/o sistemas de
nómicos vitales y servicios públicos, con el objetivo de ge-
control industrial. Un enfoque integral que incluya todos
estos aspectos, permitiría comprender la complejidad del nerar las medidas preventivas, de respuesta y remediales
fenómeno y los retos que plantea a nuestra Nación. con respecto al tema.

La apreciación tendría que ser priorizada conforme a la Este breve análisis y consecuentes proposiciones buscan
realidad nacional y su probable evolución. Es decir, los ci- ser un aporte para desarrollar una evaluación actualizada
berataques o el espionaje que han afectado a organizacio-
y completa sobre la ciberamenaza que enfrenta y afrontará
nes estatales y empresas privadas debieran ser considera-
dos como los de mayor riesgo e inminencia. Asimismo, los el Estado chileno. Una apreciación realista y contextuali-
acontecimientos que están ocurriendo en otras regiones zada sobre este nuevo dominio en el escenario de segu-
del mundo deberían ser incluidos como potenciales peli- ridad nacional e internacional facilitaría la respuesta na-
gros que pudieran materializarse en el futuro cercano. cional. En el ciberespacio la ventaja está de lado del que
Por último, sería relevante indicar los principales intereses ofende y los Estados deben ser previsores para disminuir
nacionales que serían objetivos potenciales de acciones en esa brecha.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 70-82 81


Alejandro Amigo Tossi - Consideraciones sobre la ciberamenaza a la seguridad nacional

Referencias Bibliográficas

Carr, J. (2010). Inside Cyber Warfare. O’Reilly Media. http://unpan3.un.org/egovkb/datacenter/CountryView.aspx

Clarke, R. y Knake, R. (2010). Cyber War, the next threat to http://www.bloomberg.com/politics/articles/2015-03-17/


National Security and what to do about it. Editorial Ecco. north-korea-web-outage-was-response-to-sony-hack-law-
maker-says.
Economist Intelligence Unit & IBM. (2010). Digital economy
rankings 2010: Beyond e-readiness. http://www.elmostrador.cl/pais/2014/08/14/hackers-perua-
nos-vulneran-seguridad-de-la-fach-y-filtran-cientos-de-co-
Gobierno de Australia. (2012). The Australian National Secu- rreos-electronicos-de-la-institucion/
rity Strategy.
h t t p : / / w w w. e m o l . c o m / n o t i c i a s / t e c n o l o -
Gobierno del Reino Unido. (2010). The United Kingdom Na- gia/2012/09/13/560281/chile-entre-los-paises-que-su-
tional Security Strategy. fre-mas-ciberataques-en-america-latina.html.
Gobierno del Reino Unido. (Nov. 2011). The UK Cyber Secu- http://www.foxnews.com/story/2008/08/13/russian-hac-
rity Strategy. kers-attack-georgia-in-cyberspace/
Mandiant. (2014). APT1 Exposing One of China’s Cyber Es- http://www.independent.co.uk/news/uk/home-news/bbc-
pionage Units. Intelligence Report. says-feared-isis-cyber-attack-during-live-news-broadcast-
was-actually-operational-error-10167537.html
McAfee & Center for Strategic and International Studies.
(2014). Net Losses: Estimating the global cost of Cybercrime. h t t p : / / w w w. l a t e r c e r a . c o m / n o t i c i a / n a c i o -
nal/2012/07/680-475213-9-anonymous-lanzo-opera-
Ministerio de Defensa de Chile. (2012). Estrategia Nacional
cion-operacion-chile2012-contra-sitios-chilenos.shtml.
de Seguridad y Defensa de Chile.
http://www.nytimes.com/2012/10/24/business/global/cybe-
Presidencia de Estados Unidos. (2010). The United States Na-
rattack-on-saudi-oil-firm-disquiets-us.html?_r=2
tional Security Strategy.
http://www.policia.cl/paginas/brigadas/bg-bricib/bg-bricib.
http://diario.elmercurio.com/detalle/index.asp?id=%7B37c9
htm.
5938-4e8b-48d9-97e2-886d3d3668df%7D
http://www.washingtonpost.com/world/national-securi-
http://elcomercio.pe/actualidad/791354/noticia-anony-
ty/stuxnet-was-work-of-us-and-israeli-experts-officials-
mous-lanzara-ciberataques.
say/2012/06/01/gJQAlnEy6U_story.html
http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/latin_america/new-
http://www.un.org/apps/newsstory.asp?Cr=cyber&New-
sid_7395000/7395288.stm.
sID=40692#.UXR6xitAQW9.

82 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 70-82


Desafíos actuales a la
Seguridad Caribeña
CURRENT CHALLENGES TO THE CARIBBEAN SECURITY
Recibido: 30 / 09 / 2015 Aprobado: 10 / 11 / 2015

Miembro de la Academia de Ciencias de la República


Dominicana. Profesor Universitario en diversas insti-
tuciones dominicanas y extranjeras. Ex–funcionario
de la CEPAL, Secretario Ejecutivo del Comité de Desa-
rrollo y Cooperación del Caribe –CDCC-. Ex – vicepre-
sidente de la Asociación de Economistas del Caribe y
miembro del Ejecutivo de la Asociación de Economis-
tas de América Latina. Profesor Emérito del Instituto
Superior de la Defensa de MiniDefensa de la Repú-
blica Dominicana y Ex - Subdirector de Investigacio-
nes y Proyectos de su Escuela de Graduados de Altos
Estudios Estratégicos –EGAEE- y Coordinador de Mó-
Eduardo Klinger Pevida dulo y Profesor de Geopolítica y Geopolítica del Gran
Caribe de la misma; Coordinador de Geopolítica en la
Escuela de Graduados de Comando y Estado Mayor
Conjunto –EGCEMC- y de la Escuela de Graduados
de Comando y Estado Mayor Naval – EGCEMN-. Au-
tor de 6 libros y co–autor de otros 4. Publicado más
1 000 artículos especializados en medios de prensa
de varios países y en revistas especializadas. Ha sido
expositor en eventos internacionales y Consultor del
PNUD, del BID y de los Fondos Europeos de Desarro-
llo. Fue Asesor de Estrategia y Geopolítica del Minis-
tro de Defensa de la RD en el periodo 2008 – 2010.
Actualmente es Asesor en el Ministerio de Hacienda
para la Oficina de Petrocaribe.

83
Eduardo Klinger Pevida - Desafíos actuales a la seguridad caribeña

RESUMEN

El Caribe, por su ubicación intermedia entre zonas productoras de drogas y los


mercados consumidores, es una ruta obligada para los narcotraficantes. A su
paso, dejan una secuela de crímenes, bandas criminales y múltiples manifesta-
ciones del crimen organizado que están provocando en las sociedades regionales
violencia y muerte. Dado los niveles de pobreza prevalecientes en el área a las
naciones del Gran Caribe les faltan recursos para enfrentar al crimen organizado
y generar prosperidad en sus pueblos. Los Estados Unidos, preocupado por la si-
tuación que se genera en su inmediatez geopolítica y siendo el destino predilecto
de la droga promueve esquemas de cooperación operativa y socio-económica.
Palabras claves:
Caribe, cárteles, ciberespacio, crímenes, desafíos, drogas, extradición, goberna-
bilidad, homicidios, migración, narcotráfico, seguridad, tráfico, trata.

ABSTRACT

The Caribbean, for its intermediate location between drug-producing areas and
consumer markets, is a corridor for drug traffickers. In their wake, they leave
a trail of crimes, criminal gangs and many manifestations of organized crime
are causing in regional societies violence and death. Given the levels of poverty
prevailing in the area of the Greater Caribbean nations they lack the resources to
confront organized crime and generate prosperity in their villages. The United
States, concerned about the situation that is generated in its geopolitical imme-
diacy and being the favorite destination of the drug promotes operational coop-
eration schemes and socio-economic.
Keywords:
Caribbean cartels, cyberspace crimes, challenges, drugs, extradition, govern-
ance, murders, migration, drug trafficking, security, traffic, trafficking

84 Seguridad, ciencia y defensa, Año 1, Nº 1, 2015 pp. 83-99


Eduardo Klinger Pevida - Desafíos actuales a la seguridad caribeña

Introducción Es cierto que la criminalidad y muchas de sus manifestaciones tradicionales


vienen de antaño pero en el mundo de hoy, considerado global, en el que
las actividades económicas se han mundializado y el flujo de acciones y
operaciones en algunos sectores es tan intenso que resulta prácticamente
imposible un control preciso de los mismos el problema se ha agudizado. Son
miles de barcos transportando millones de toneladas de productos varios, en
millones de furgones con los insumos imprescindibles para el funcionamiento
de las industrias y la agricultura y satisfacer la demanda creciente del consumo
humano; cientos de millones de turistas – ya frisando los mil millones –
transitando libremente por el mundo, generando los ingresos que en una gran
cantidad de naciones tienen una contribución estratégica en la formación de su
Producto Interno Bruto – PIB -. Todo ello genera una afluencia verdaderamente
masiva de buques y aeronaves a puertos y aeropuertos de todas las naciones del
mundo.

El mar Caribe, por su posición geográfica estratégica, ha sido de siempre objeto


de interés y confrontaciones entre los grandes imperios por apoderarse de las
islas que en él se encuentran las cuáles, en su mayoría, estuvieron pasando
de mano en mano imperial. Hoy día comprende un conjunto importante de
unidades políticas caracterizadas por abarcar 25 estados independientes y
cerca de 20 territorios incorporados a las antiguas metrópolis coloniales.
Las pequeñas islas que han podido alcanzar la independencia contribuyen a
proyectar la región como la de mayor concentración de pequeños estados en el
mundo, lo cual levanta importantes desafíos para impulsar su desarrollo socio-
económico y garantizar su seguridad.

En estricto rigor geopolítico, hoy día, para hablar con propiedad de la región,
hay que referirse a la misma bajo la denominación “Gran Caribe” para poder
identificar a los países y demás territorios que en el se encuentran y a los
que de manera clave interactúan con ellos insertándose en el conjunto. En
consecuencia, pertenecen legítimamente a ésta sub-región todos los que tienen
sus costas bañadas por las aguas del mar Caribe. Sin embargo, por apelar a un
recurso geográfico que no se ajusta bien a las características específicas de la
Seguridad, ciencia y defensa, Año 1, Nº 1, 2015 pp. 83-99 85
Eduardo Klinger Pevida - Desafíos actuales a la seguridad caribeña

región, la definición Gran Caribe surge de una connotación geopolítica


incorporando al conjunto de integrantes, unidos geográficamente por el mar
Caribe, otras cinco unidades políticas que aunque desde el punto de vista
geográfico no son tocadas por las aguas caribeñas su intervinculación integral
con las otras las unen desde una óptica geopolítica – cuatro independientes
(Bahamas, El Salvador, la República de Guyana y Suriname, y un gran territorio
que forma parte de una potencia europea, la Guyana Francesa -.

El Gran Caribe reúne, como naciones independientes, a Antigua & Barbuda,


Bahamas, Barbados, Belice, Colombia, Costa Rica, Cuba, Dominica, El Salvador,
Granada, Guatemala, República de Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México,
Nicaragua, Panamá, República Dominicana, Saint Kitts – Nevis, Saint Lucia, Saint
Vincent and the Grenadines, Suriname, Trinidad & Tobago y Venezuela. Incluye
también un conjunto de territorios unidos con diversos lazos constitucionales con
potencias extraterritoriales, a saber: Puerto Rico e Islas Vírgenes Norteamericanas
(Estados Unidos); Guadalupe, Guyana Francesa, Martinica y una parte de la isla
de San Martín1 (Francia); Aruba, Bonaire, Curazao, Navas, San Eustaquio y la
otra parte de la isla de San Martin (Holanda) y la isla de Anguila, Islas Caimán,
Islas Vírgenes Británicas, Montserrat y Turcas y Caicos (Gran Bretaña).

Hace casi 50 años el Profesor Juan Bosch se había adelantado a dar una definición
muy cercana a lo que hoy se identifica como Gran Caribe en su portentosa obra
De Cristóbal Colón a Fidel Castro. El Caribe Frontera Imperial al decir “… Las
tierras del Caribe son, pues, las islas antillanas que van en forma de cadena desde
el Canal de Yucatán hasta el Golfo de Paria; la tierra continental de Venezuela,
Colombia, Panamá y Costa Rica; la de Nicaragua, Honduras, Guatemala,
Belice y Yucatán, y todas las islas, los islotes y los cayos comprendidos dentro de
esos límites.”2

Seguramente atenido a consideraciones geopolíticas, aún no prevalecientes en


aquellos momentos, dejó fuera de su consideración a Bahamas, El salvador y
las Guyanas ya que ninguna de ellas tiene costas bañadas por las aguas del mar
Caribe. Sin embargo, hoy, ante el encadenamiento intenso de esos territorios

1 Para la parte francesa, en francés, se le denomina “Saint-Martin y la holandesa, en el idioma respectivo:


Sint Maarten.
2 Bosch Juan; De Cristóbal Colón a Fidel Castro. El Caribe Frontera Imperial. Santo Domingo 2000, Undécima
Edición. Editora Corripio C. por A. Pág. 34

86 Seguridad, ciencia y defensa, Año 1, Nº 1, 2015 pp. 83-99


Eduardo Klinger Pevida - Desafíos actuales a la seguridad caribeña

con el resto de los que integran la región, desde una óptica geopolítica, sí son
incluidas como parte del Gran Caribe.

Es necesario, igualmente, en estas consideraciones iniciales, para que se visualice


adecuadamente el alcance del área en que nos enfocamos en éste trabajo, el
exponer una definición del mar Caribe en si mismo.

El Caribe, mar mediterráneo entre los más importantes del mundo, además,
acoge Estados con características especiales donde los efectos de la globalización
confluyen con particular intensidad. Sus unidades políticas son, en casi todos
los casos, muy abiertas con un comercio internacional intenso y siendo, además,
el principal destino de sol y playa en el mundo, es punto de preferencia para
decenas de millones de turistas que desembarcan por vía marítima y aérea. Es
la región mesoamericana del continente; a medio camino entre Sudamérica y
Norteamérica y, por tanto, punto de trasiego inevitable para todo flujo que se
genere en una y otra dirección. Abarca el imprescindible comercio legal pero
también otros movimientos criminales.

Su posición lo ubica en el punto intermedio entre las zonas productoras de drogas


y los grandes mercados consumidores; entre la oferta y la demanda. Colombia,
Bolivia, Perú están entre los grandes productores, en tanto los principales
mercados se encuentran en Estados Unidos y la Unión Europea los cuales tienen
una amplísima relación comercial y turística con los países del Gran Caribe.

En consecuencia, los poderosos cárteles de la droga, saliendo principalmente de


la costa norte sudamericana – colombiana o venezolana -, utilizan la ruta insular
y centroamericana, ya sea por vía del propio mar Caribe o por la del Pacífico.

A través del Caribe se comunican el Atlántico y el Pacifico por la vía del Canal
de Panamá a lo cual se añadirán en el transcurso de pocos años otras vías de
comunicación incrementando el trasiego de decenas de miles de barcos.

Todo ello acrecienta la importancia estratégica de la región y aumenta las


oportunidades para los países del área pero, también, y precisamente por lo
anterior, las amenazas a su seguridad.

Seguridad, ciencia y defensa, Año 1, Nº 1, 2015 pp. 83-99 87


Eduardo Klinger Pevida - Desafíos actuales a la seguridad caribeña

Principales factores actuales que desafían la


seguridad regional en el Gran Caribe

La problemática del Caribe ya no son los conflictos deriva- la naturaleza que periódicamente afectan a la región y los
dos de las confrontaciones de intereses durante la Guerra que se van generando por el cambio climático.
Fría que lo llevaron a ser el escenario de una posible con-
flagración nuclear que hubiera dejado al mundo deshecho El entrecruzamiento de todos esos problemas crea un cal-
y a la región destruida por décadas. do de cultivo apropiado para las operaciones del crimen
organizado. La situación descrita explica de por sí porque
Ahora los peligros y amenazas al desarrollo, la seguridad los países del área no pueden enfrentar solos la necesidad
nacional y ciudadana y la estabilidad política y gobernabi- de neutralizar y vencer amenazas que, en lo esencial, van
lidad surgen del agravamiento y ampliación de manifesta- dirigidas hacia otras naciones - con muchas más posibili-
ciones criminales intensificadas que constituyen los llama- dades económicas - por lo que requieren, ineludiblemente,
dos nuevos desafíos. Entre ellos se proyectan un conjunto la cooperación y asistencia internacional.
de elementos disimiles de carácter político y socio-econó-
micos que se entrecruzan e interactúan contribuyendo a Todos eso peligros y amenazas están reconocidos en la
conformar un escenario complejo y explosivo de difícil Declaración sobre Seguridad en las Américas y en la crea-
enfrentamiento de manera aislada por países de pocos ción del Sistema de Seguridad Regional del Caribe. Cier-
recursos con serias dificultades internas y donde varios tamente, América Latina y el Caribe conforman la región
de ellos sufren situaciones sociales extremas brutalmente más violenta del mundo.1 Con solo el 8 % de la población
dramáticas. mundial la región es responsable del 33 % de los 450 mil
homicidios que aproximadamente se producen anualmen-
La confluencia de esos factores críticos se agrupan tanto en te en todo el mundo. De los 20 países con mas muertes
un conjunto de actividades delincuenciales, por un lado, por – por razón de criminalidad y violencia – del mundo,
manifestadas en el narcotráfico y las operaciones de los 16 son de América Latina y el Gran Caribe con posiciones
carteles de la droga y sus guerras entre sí; el contrabando prominentes, además de El Salvador, Honduras, Guatema-
de armas de fuego y de bienes; el tráfico y trata de perso- la, Venezuela, Puerto Rico, islas Vírgenes, Belice, Jamaica y
nas; ataques a la seguridad cibernética; como en las vulne- República Dominicana. El índice global es de 6,2 asesina-
rabilidades legales en las naciones del área y sus falencias tos por cada 100 mil habitantes pero entre latinoamerica-
sociales, como son: ineficiencias y permeabilidades de los nos y caribeños el mismo se eleva a más de 20.
sistemas judiciales y sus actores así como los defectos a
los procesos de extradición y deportación uniéndose a ello 1 - Según el Informe Regional de Desarrollo Humano 2013-2014. Seguridad Ciu-
dadana con Rostro Humano. Diagnóstico y Propuestas para América Latina, del
los graves impactos de la corrupción oficial y privada, la
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD): “América Latina es
desigualdad social y desempleo, exclusión social con grave la única región del mundo donde la violencia letal aumentó entre 2000 y 2010.
pobreza extrema y agréguese el efecto de los desastres de Mientras que la tasa de homicidio en la mayoría de las regiones del mundo fue
negativa (de 0% a –50%), en América Latina presentó un aumento del 12%”.

88 Seguridad, ciencia y defensa, Año 1, Nº 1, 2015 pp. 83-99


Eduardo Klinger Pevida - Desafíos actuales a la seguridad caribeña

En el Gran Caribe se aglutinan dos conjuntos de naciones para catalizar sus potencialidades y lograr un mejor apro-
con expresiones muy diferentes – el Caribe que procede vechamiento de la asistencia externa.
del coloniaje europeo (no español) y el conjunto de na-
ciones de formación latinoamericana bajo influencia espa-
ñola. Así, han tenido la visión, ciertamente demorada, e EL ESCENARIO DE SEGURIDAD EN EL CARIBE IN-
inteligencia de evolucionar de una condición de vecindad SULAR
distante a hermanarse dentro de estructuras hemisféricas
que, no obstante, en el contexto regional, son aún incipien- Es una subregión extraordinariamente diversa y heterogé-
tes. nea con cuatro grupos lingüísticos principales diferentes
(español, inglés, holandés y francés), con un gran abani-
Entre los Sistemas y Subsistemas de seguridad presentes co de sistemas políticos que van desde repúblicas presi-
en el área del Gran Caribe se destacan la OEA y sus decla- dencialistas y parlamentarias, monarquías parlamentarias
raciones y acuerdos afines; el Tratado Interamericano de – aquellos independientes que continúan reconociendo a
Asistencia Recíproca (TIAR) – aunque atraviesa un perío- la Reina Británica como Jefa de estado -, territorios con
do de cuestionamiento y el alejamiento de algunos miem- variado estatus jurídico con sus ex metrópolis, colonias,
bros y en el que, realmente, no se encuentran todos los “Estado Libre Asociado”, Estado Socialista. A pesar de la
países de la región – y responsable de las Conferencias de definición “insular” lo cierto es que el conjunto de na-
los Ministros de Defensa; Declaración sobre Seguridad en ciones que se incluyen en ésta subregión abarca algunas
las Américas; el Sistema de Seguridad Regional del Caribe. naciones continentales: Belice se encuentra en territorio
Además, las naciones centroamericanas han ido tejiendo centroamericano mientras que la República de Guyana y
una amplia red de institucionalidad para el tema de la se- Suriname se localizan en el norte continental de América
guridad las cuales comprenden: Cumbres presidenciales, del Sur. En ese conjunto se agrupan pueblos con más de
Consejos de Ministros, Comisión de Seguridad de Centro 10 millones de habitantes con una gran mayoría con me-
América y sus subcomisiones, Asociación de Jefes y Jefas nos de 300 mil. Obviamente, ese abanico de culturas, po-
de Policía, el Instituto Centroamericano de Estudios Su- tencialidades y estatus jurídicos constitucionales, además
periores de Policía, la Comisión Permanente Antidrogas del hecho de que no todos se encuentran integrados en un
y Consejo de las Fuerzas Armadas de América Central mismo esquema, crea dificultades para un mejor mecanis-
(CFAC). Asimismo dispone de un Centro de Coordina- mo de cooperación y coordinación.
ción para la Prevención de Desastres Naturales.
Sin embargo, todos, en mayor o menor medida, presentan
Por el reclamo de la magnitud del esfuerzo militar, econó- serias limitaciones económicas y grandes fragilidades en
mico y humano que se plantea sobre los actores regionales sus mecanismos de defensa y seguridad lo que les dificulta
por las amenazas globales que enfrentan, no tienen más controlar efectivamente la entrada de organizaciones del
alternativa que armar mecanismos de respuesta conjunta crimen organizado, especialmente del narcotráfico, y la
Seguridad, ciencia y defensa, Año 1, Nº 1, 2015 pp. 83-99 89
Eduardo Klinger Pevida - Desafíos actuales a la seguridad caribeña

criminalidad interna lo que en una buena parte de ellos les de cooperación en la lucha actual contra las nuevas ame-
genera crisis de gobernabilidad. nazas a la seguridad regional.
Todos los países independientes del Caribe no hispáni- Ciertamente en la definición de los Propósitos y Funciones
co se han integrado en la Comunidad del Caribe – CA- que se le definía al RSS, el esquema se plasmaba una visión
RICOM – como esquema de integración y a través de él muy completa y abarcadora que apuntaba más allá a la co-
trabajan opciones de colaboración conjuntamente con yuntura que provocaba su nacimiento:
Estados Unidos y otras potencias europeas con intereses
estratégicos en el área. En la Cumbre de las Américas del “Los propósitos y las funciones del Sistema son promo-
2009 el Presidente Barack Obama anunció la Iniciativa de ver la cooperación entre los Estados miembros en la pre-
Seguridad de la Cuenca del Caribe (CBSI, sus siglas en vención e interdicción del tráfico ilícito de estupefacien-
inglés)2 la cual fue asumida por la organización y sus inte- tes; la búsqueda y el rescate en situaciones de emergencia
grantes planteándose como objetivo prioritario un dialogo nacional; el control de inmigraciones; la protección de los
permanente y de alto nivel con el gobierno de los Estados recursos pesqueros; el control aduanero y tarifario; las
Unidos.3 funciones de policía marítima; los desastres naturales y de
otra índole; el control de la contaminación; el combate a
Para Washington la Iniciativa Mérida concebida para Mé- las amenazas contra la seguridad nacional; la prevención
xico y América Central estaba enfocada en sus objetivos del contrabando y la protección de instalaciones de mar
geográficos propios por lo que la CBSI contribuiría a pro- adentro y de zonas económicas exclusivas”.4
mover una estrategia mas completa para la región insular
en su conjunto y creaba un marco propicio para una ma-
yor coordinación entre CARICOM y la República Domi- EL OTRO ESCENARIO: AMÉRICA CENTRAL
nicana, no miembro de ese bloque, y de todos ellos con los
EE.UU. La subregión centroamericana comprende siete naciones
que provienen de una realidad histórica afín a la vertiente
Las siete pequeñas islas del Caribe Oriental, Antigua & latinoamericana con una conformación socio-económica
Barbuda, Barbados, Dominica, Granada, St. Kitts-Nives, y política diferente a sus vecinos del Caribe insular aunque
St. Vincent and the Grenadines y St. Lucia, habían creado a enfrentan iguales desafíos y amenazas que en el escenario
comienzos del decenio de los ochenta del pasado siglo un subregional presenta impactos sociales mucho más dra-
Sistema Regional de Seguridad (RSS, siglas en inglés) que máticos.
si bien surgió como consecuencia de las tensiones de la
Guerra Fría – que había llevado a la invasión norteameri- En casi todos ellos, como igualmente en México, el impac-
cana a Granada en 1983 – ha devenido en un instrumento to de las operaciones del crimen organizado es más rele-
vante y brutal, colocando a varias de estas naciones en la
2 - Cumbre de las Américas; Port Spain, Trinidad & Tobago, Abril de 2012.
3 - “The Caribbean Basin Initiative: What is it?”. http://justf.org/
blog/2010/02/04/caribbean-basin-securityinitiative-what-it 4 - Artículo 4 del Tratado Constitutivo del Regional Security System

90 Seguridad, ciencia y defensa, Año 1, Nº 1, 2015 pp. 83-99


Eduardo Klinger Pevida - Desafíos actuales a la seguridad caribeña

lamentable posición de las más violentas del mundo a par- delincuencia común que cohabita con la marginalidad, las
tir del número de asesinatos por cada cien mil habitantes. precariedades y debilidades de estados con instituciones
estratégicas en buena medida secuestradas y una corrup-
El tránsito del narcotráfico por la región deja una secuela ción atroz que ha alcanzado en los últimos años hasta a
de crímenes y organizaciones delincuenciales que estran- varios presidentes y ex presidentes de la región.
gulan a la mayor parte de sus pueblos. Varios carteles de
la droga operan en ellos lo que conjuntamente con el fe- En verdad, los gobiernos del área se han involucrado en
nómeno de las pandillas – las “maras” – desafían el orden esfuerzos tendentes a potenciar su capacidad para bregar
institucional y violentan la tranquilidad ciudadana. con los desafíos que se le levantan, partiendo de la iden-
tificación de las urgencias internas para las cuales, como-
Agravase el panorama por el hecho de que la región se ca- quiera, escasean los recursos. Así, en el Tratado Marco de
racteriza por tener a naciones que clasifican entre las más Seguridad Democrática para Centroamérica al que llega-
pobres del hemisferio lo que se refleja en las posiciones ron y donde se comprometen a promover el desarrollo y
que ocupan en el Índice de Desarrollo Humano – IDH – superar la pobreza brindando seguridad a la ciudadanía
del PNUD.5 también asumen la responsabilidad de proteger el medio
Además, durante decenios del siglo pasado la mayoría ambiente y preservar el patrimonio y herencia cultural.
de las naciones del Istmo Centroamericano sufrieron se- Los compromisos incluyen combatir la corrupción y supe-
rios quiebres internos con conflictos militares, guerrillas, rar la impunidad así como enfrentar con determinación y
dictaduras de derecha, golpes de estado e intervenciones firmeza a las amenazas y agresiones del crimen organiza-
externas como las de los años ochenta en Nicaragua y la do. Lo cierto es que es poco lo que han podido hacer por
invasión estadounidense a Panamá en diciembre de 1989 lo que requieren masiva asistencia foránea.
para sacar del poder al coronel Manuel Antonio Noriega.
En la mayoría de esos países todas esas crisis generaron El gobierno norteamericano, altamente preocupado por la
más miseria y marginalidad que con la irrupción masiva situación de inseguridad regional y la presión migratoria
de las bandas de narcotraficantes de los últimos tiempos que le genera, ha aprobado un programa de ayuda para
han mostrado no solo sus vulnerabilidades sino el caldo de el llamado Triángulo del Norte: El Salvador, Guatemala y
cultivo presente para el reclutamiento de efectivos para las Honduras, por un monto de mil millones de dólares.
organizaciones criminales.
Entre los referentes esenciales de la Normativa de Seguri-
Bien compleja es la situación centroamericana con un en- dad Centroamericana se encuentran el Protocolo de Te-
tramado de desafíos y amenazas donde se entremezclan gucigalpa y el Tratado Marco de Seguridad Democrática,
los factores sociales apuntados con las acciones del crimen además de otros acuerdos y tratado específicos orientados
organizado en su amplia madeja de operaciones y el accio- a enfrentar determinadas manifestaciones delictivas como
nar de las maras con el negocio de la migración ilegal, la el de vehículos robados, la asistencia legal reciproca para
temas penales entre los que destacan el lavado de dinero y
5 - Consultar el Índice de Desarrollo Humano 2015

Seguridad, ciencia y defensa, Año 1, Nº 1, 2015 pp. 83-99 91


Eduardo Klinger Pevida - Desafíos actuales a la seguridad caribeña

activos, las órdenes de detención regionales y un Código Un agravante resulta de los niveles de relativa masividad
de Conducta sobre Transferencia de Armas y Municiones. que se van registrando en las actividades ilegales. El Mi-
Paralelamente, la Comisión de Seguridad Centroamerica- nistro de Defensa de El Salvador estima que unas 500 mil
na trabaja en el reforzamiento de sus funciones y misiones. personas tienen algún nivel de interrelación con las pandi-
llas, lo que representa un 10 % de la población. En Colom-
Los gobiernos de la región se han planteado priorizar el bia se calcula la presencia de unas 1 500 pandillas con una
trabajo de reducción de riesgos por lo que en casi todos los membresía de entre 5 y 30 cada una.
casos se diseñan programas de reforma policial y fortale-
cimiento de los sistemas judiciales actualizando y perfec- Una fuente importante de reclutamiento para las pandi-
cionando leyes que proporcionen los marcos legales im- llas y los cárteles se encuentran, por una parte, en antiguos
combatientes de las conflictos cívico militares internos; en
prescindibles, partiendo de los vacíos penales detectados
los militares, policías y paramilitares desmovilizados todos
y con todo ello devolver la tranquilidad a la ciudadanía.
ellos con alta preparación para la violencia Por esa razón
Promueven acciones de colaboración interregional como
la Jefatura del Comando Sur ha manifestado su preocupa-
factor de potencialización de sus capacidades. Están cons-
ción por la eventual desmovilización de mas de 8 mil com-
cientes de lo inaplazable de impulsar el desarrollo por lo batientes de las FARC como consecuencia de un eventual
que analizando las falencias que les deja los Objetivos in- acuerdo de paz con el gobierno colombiano. Buena parte
alcanzados del Milenio proyectan su atención hacia los de ellos no cuentan con educación ni formación alguna e
Objetivos Post 2015. intentarán insertarse desesperadamente en una sociedad
No hay otra forma de describir las condiciones de violen- que quizás no esté en condiciones de garantizarle el acceso
a los medios de subsistencia.
cia y criminalidad en que se encuentran casi todas las na-
ciones del área centroamericana que como “brutales”. El Washington ha emprendido un conjunto de acciones di-
Salvador, devenido en el país mas violento del planeta, ha rigidas a reforzar las capacidades de las naciones centro-
registrado de enero a agosto del 2015 unos 4 323 asesina- americanas comprendiendo que las mismas, sin un fuerte
tos frente a 2 533 en igual periodo del año previo. Entre apoyo externo, seguirán siendo extraordinariamente vul-
ellos 50 policías han sido asesinados. nerables. A través de la Iniciativa de Seguridad Regional
de Centroamérica (CARSI, en inglés) ha aportado 642 mi-
En el trienio 2012-2014 en Guatemala se registraron 17 llones de dólares como apoyo tanto para la lucha contra
900 homicidios, 6 032 de ellos solo en 2013. Por su parte el crimen organizado como para promover políticas so-
Costa Rica y Panamá, que proyectaban una situación equi- cio-económicas. Sin embargo, todavía en septiembre 2015
distante de ese mundo violento, han empezado a manifes- el Congreso de esa nación no había emprendido el proceso
tar su preocupación por el incremento de la criminalidad. de aprobación para asignar los mil millones que desde el
Contrastantemente, Nicaragua ha logrado una mejoría 2014 el Presidente Obama solicitó como soporte de su es-
sustancial en los niveles delincuenciales. trategia de mitigar la presión migratoria que se origina en
92 Seguridad, ciencia y defensa, Año 1, Nº 1, 2015 pp. 83-99
Eduardo Klinger Pevida - Desafíos actuales a la seguridad caribeña

las naciones centroamericanas. Es una problemática adi- ta amenazas y retos muy específicos además de aquellos
cional que con no poca frecuencia tienen que bregar los comunes a toda la región.
países del área derivado de las contradicciones y diferentes
Para el narcotráfico el país es particularmente atractivo
percepciones entre el Ejecutivo estadounidense y el Legis-
tanto por su condición de primer destino turístico de la
lativo con relación a países de la región y la asistencia a los
región como por una importante relación comercial que
mismos.
generan, por una y otra razón, un intenso movimiento de
Según estudios del Banco Mundial la violencia que se ma- barcos y aeronaves desde y hacia los principales merca-
nifiesta en la región centroamericana provoca un impacto dos de interés para las organizaciones criminales, Estados
económico negativo del orden del 8 % del PIB y sus técni- Unidos y Europa. Consecuentemente, los órganos de se-
cos han diseñado una correlación que les lleva a asegurar guridad nacionales desarrollan intensos vínculos de coo-
que una reducción del 10 % en los homicidios tendría un peración tanto en el marco de la Iniciativa de Seguridad
impacto de 1 % de crecimiento en el PIB anual. de la Cuenca del Caribe (CBSI) que lidera Estados Uni-
dos como con la Estrategia Conjunta de la Unión Euro-
Ante el agravamiento de la situación regional la Fiscal Ge- pea, además de los mecanismos del Sistema de Integración
neral norteamericana; Lorettra Lynch, convocó en agosto Centroamericano (SICA) del que el país es miembro pleno
2015 a una reunión de los procuradores fiscales de las na- y demás esquemas presentes en el área.
ciones centroamericanas para evaluar el estado actual de
Los cuantiosos recursos que el país tiene que orientar a
lucha contra el narcotráfico y la agudización de la crimi-
la lucha contra el narcotráfico y la violencia inherente al
nalidad.
mismo le representan una gran carga presupuestaria que
Mientras tanto, con el problema en la cara, varios de los go- le sustrae partidas a los urgentes programas y deudas so-
biernos del área - la República Dominicana entre ellos - se ciales.
han visto forzados a recurrir al uso de las fuerzas armadas
El país necesita fortalecer su sistema judicial para el trata-
como elemento de apoyo a las instituciones de seguridad miento de la delincuencia y debe revisar los acuerdos de
ciudadana. Aunque la experiencia no ha sido negativa ha extradición para evitar que los extraditados y condenados
resultado controversial en el seno de las sociedades civiles. en Estados Unidos mediante tratos de colaboración y re-
ducción de condenas puedan – al regresar con relativa bre-
vedad - recuperar sus bienes producto de sus actos ilícitos
LOS DESAFÍOS PARA LA REPÚBLICA DOMINICA- por el ejemplo pernicioso que brinda a toda la sociedad.
NA EN EL GRAN CARIBE.
Su especial posicionamiento geográfico con los vínculos
Por su indiscutible y privilegiada posición geográfica estra- internacionales inmediatos que le define con una frontera
tégica en el corazón del Gran Caribe y las peculiaridades terrestre con Haití, el país más pobre del hemisferio, y es-
geopolíticas inherentes, la República Dominicana enfren- trecha conexión marítima con Puerto Rico, territorio esta-
Seguridad, ciencia y defensa, Año 1, Nº 1, 2015 pp. 83-99 93
Eduardo Klinger Pevida - Desafíos actuales a la seguridad caribeña

dounidense, le levanta serios retos. Por un lado, la pobreza da de millones de turistas pudiera encubrir la presencia de
haitiana le ejerce enorme presión migratoria con más de elementos terroristas con la intención de utilizar el territo-
un millón de ciudadanos de ese país en el territorio nacio- rio nacional para llegar a suelo estadounidense vía Puerto
nal que demandan, y reciben, muchos servicios sociales Rico. En consecuencia, las fuerzas de seguridad e inteli-
que son deficientes e insuficientes para el propio pueblo gencia tienen que tener en el punto rojo de su colimador la
dominicano. El país ha tenido que invertir cuantiosos re-
persecución de las bandas de traficantes de personas.
cursos en la implementación de un Proceso de Regulación
de los indocumentados ilegales para poder normalizar el Es creciente la amenaza de ataques al ciberespacio con
control interno lógico en cualquier sociedad. severas consecuencias económicas por lo que también en
La inmediatez de territorio estadounidense a través del esta esfera el país tiene que blindarse adecuadamente.
Estrecho de la Mona provoca otro flujo migratorio hacia En el futuro muy cercano por las aguas inmediatas a la
el Este tanto de ciudadanos dominicanos en búsqueda del
República Dominicana se incrementará notablemente el
“sueño norteamericano” como de cubanos, colombianos
tráfico marítimo por el incremento del flujo comercial
y otros que tienen la entrada a Estados Unidos como ob-
jetivo. De facto, la realidad caribeña crea en la Republi- a través del mar Caribe, representando un compromiso
ca Dominicana las tres condiciones migratorias: destino, adicional para contribuir a la seguridad de la navegación
principalmente de haitianos; tránsito, de los que arriban internacional. Conlleva, también, oportunidades de desa-
al país sin la intención de permanecer en él sino de utili- rrollo si finalmente el país trabaja para convertirse en un
zarlo como trampolín y origen para todos estos – junto a gran centro regional de distribución de carga: un hub ma-
los dominicanos - que utilizan el territorio nacional para rítimo –comercial para el Caribe.
intentar alcanzar suelo portorriqueño.
Encontrándose en un área de recurrente accidentes de la
Se estima que los Estados de América Latina y el Caribe naturaleza como huracanes y movimientos sísmicos, ade-
acogen a cerca de 8 millones de personas como inmigran- más de tormentas y agudas sequias periódicas, las autori-
tes, a la República Dominicana le corresponde alrededor dades dedican recursos y espacios organizativos para po-
de un millón de ellos por la población haitiana que habita
der neutralizar los efectos de los mismos previendo riesgos
en ella, legal e ilegalmente. Ello significa que, en términos
y una eficiente mitigación y recuperación de impactos.
relativos, en el país se encuentra el 12.5 % de todos los in-
migrantes que se calcula están en toda la región. Los niveles de pobreza que anudan a la población domi-
En ello se encierra un serio peligro potencial. La Republi- nicana reclaman con urgencia su atención disminuyendo
ca dominicana es un aliado firme de los Estados Unidos la marginalidad y pobreza extrema. Se ha logrado avanzar
quien es su principal socio económico-comercial y fuente pero hay que terminar de alcanzar los objetivos del Mile-
de notables flujos de asistencia y colaboración. El gobierno nio pendientes y prestar atención a los que se derivan de la
y sus fuerzas de seguridad no pueden ignorar que la entra- definición de los Objetivos Post 2015.
94 Seguridad, ciencia y defensa, Año 1, Nº 1, 2015 pp. 83-99
Eduardo Klinger Pevida - Desafíos actuales a la seguridad caribeña

LOS DESAFÍOS Y AMENAZAS REGIONALES “gran caribeño” deviene en la ruta inevitable para el tras-
lado de drogas – especialmente cocaína - desde sus puntos
Sin dudas, la peor y mas grave amenaza por sus ramifica-
de producción y distribución mayorista hasta sus merca-
ciones y capacidad para llegar a secuestrar instituciones
dos de consumo, especialmente a Estados Unidos. Se ha-
del Estado además de generar la criminalidad interna ero-
bla de operaciones que ya alcanzan un valor de más de 100
sionando profundamente la seguridad ciudadana, fomen-
mil millones de dólares.
tando la corrupción y descomponiendo los valores cívicos
y morales en sectores de los jóvenes y otras esferas de la Desde diversos puntos de la costa caribeña colombiana,
ciudadanía. La penetración que logra en instituciones pú- uno de los principales países productores, zarpan carga-
blicas comprando funcionarios y funciones, cercenando mentos por mar destacándose la zona de Cartagena, la
severamente la misma integridad del estado para enfren- Guajira, Coveñas y el Golfo de Morrosquillo. En alta mar
tar la situación, provoca seria inestabilidad política conlle- la carga es transbordada a lanchas ultrarrápidas (las lla-
vando profundas crisis de gobernabilidad. madas go fast) con tres y hasta cuatro motores fuera de
El poder y disponibilidad de recursos con que se han he- borda y tratan de alcanzar sus destinos en Centroamérica
cho los cárteles y demás organizaciones de la droga los o el Caribe. También despegan naves aéreas desde las cos-
hace cada vez más versátiles en su quehacer incursionando tas colombianas y venezolanas. Ciertamente, una mejor
en la extorsión, el contrabando, la trata y tráfico de per- preparación y equipamiento de algunos de los países que
sonas, el trasiego ilegal de productos mineros, entre otras eran destinos de las trazas aéreas, como la República Do-
muchas. Por si fuera poco, se diversifican con inversiones minicana y Honduras, las han visto reducirse a una muy
en actividades de negocios lícitos, para cobertura de los mínima expresión. En su recurrencia impenitente de alter-
ilegales y, consecuentemente, interactúan y se interrelacio- nativas los cárteles están utilizando, de fabricación propia,
nan con sectores empresariales a los cuales, cuando vienen sumergibles y semi sumergibles.
a darse cuenta, han sido arrastrados al mundo de la ilega- Incluso, para poder llegar a puntos insulares de interés
lidad de diversa índole, mellando aún más a la sociedad.
desde donde puedan hacer uso de las alternativas de trans-
Igual poder de adaptación reflejan para neutralizar el en- porte que les ofrece la intensa actividad turística y comer-
frentamiento de las autoridades recurriendo a gran inge- cial, van trasladando pequeñas cantidades para acumular
nio y poder de reorientación. Cuando son severamente en los destinos intermedios hasta 300 kilos para embarcar-
golpeados en la ruta centroamericana, ya sea por la vía ca- los entonces hacia sus destinos finales.
ribeña o del Pacífico, intensifican el uso de la ruta caribe-
De acuerdo con reportes del Comando Sur de los Esta-
ña-insular hasta que, cual círculo vicioso maldito, el acoso
dos Unidos la cocaína y heroína que transita la avenida
los hace retornar al camino centroamericano.
caribeña procede en un 90 % y un 40 % respectivamente,
Por su ubicación intermedia entre las dos grandes ma- de Sudamérica y al menos el 5 % de la misma alcanza el
sas continentales de Norte y Sur del continente el espacio territorio norteamericano.
Seguridad, ciencia y defensa, Año 1, Nº 1, 2015 pp. 83-99 95
Eduardo Klinger Pevida - Desafíos actuales a la seguridad caribeña

Ésta fuerza operacional estadounidense con la responsabi- sidad de la lucha contra el flagelo del tráfico y los recursos
lidad de la seguridad en la región es particularmente activa que reclama, la complejidad y dimensión del desafío que
en la cooperación con las naciones de las dos subregiones enfrentan las naciones del área.6
para la lucha contra el narcotráfico. Ha estado aplicando
el programa periódico denominado Amistad Duradera La decisión reciente de la Corte Internacional de Justicia
mediante el cual ha canalizado al menos a siete naciones, que le concedió derechos soberanos a Nicaragua sobre un
República Dominicana entre ellas, sistemas de radares, de importante espacio marítimo contiguo al archipiélago de
comunicación y lanchas interceptoras de gran velocidad. San Andrés y Providencia perteneciente a Colombia bajo
una histórica reclamación nicaragüense, ha planteado
Sin embargo, últimamente, la principal operación de apo- cuestionamientos sobre la capacidad operacional de que
yo proveniente del Comando Sur se deriva de la llamada pueda disponer Nicaragua para enfrentar un intenso flu-
“Operación Martillo” que ha permitido dar severos golpes jo del narcotráfico a través de esas aguas y las consecuen-
al narcotráfico. Se ha trabajado en la creación de un escu- cias para la región. Efectivamente, partiendo de diferentes
do marítimo y aéreo que ha permitido reducir sustancial- puntos de la costa caribeña colombiana los narcotrafican-
mente el arribo de drogas a Honduras que era el principal tes han estado utilizando la vía San Andrés- Nicaragua y
destino regional como trampolín para su traslado poste- San Andrés-Honduras.
rior a Estados Unidos atravesando Guatemala y México.
Conjuntamente con las unidades desplegadas por el Co- En consecuencia, la nueva situación ha significado una
mando Sur se recibe cooperación de unidades costeras de eventual mayor filtración de cargamentos para Jamaica,
Canadá, Gran Bretaña y Colombia, entre otras. República Dominicana, Puerto Rico así como para la pro-
pia Nicaragua, Costa Rica y Honduras. Conlleva mayores
Para el accionar de la Operación Martillo el Comando Sur desafíos y amenazas.
cuenta con tres centros de coordinación y monitoreo, a sa-
ber: la Fuerza de Tarea Interagencial Sur instalado en Key En un mundo amenazado por el terrorismo global la re-
West, Florida, sede del centro operativo central; la Fuerza gión no puede quedarse indiferente a la existencia del mis-
de Tarea Conjunta Bravo ubicada en Comayagua, Hondu- mo y una eventual presencia regional del mismo. Vivimos
ras y una tercera que coordina y opera desde la Base Naval en una zona donde coexisten grupos musulmanes sanos
de Guantánamo. Su objetivo es impedir el paso de los car- – conjuntamente con otras religiones y denominaciones –
gamentos de drogas hacia Estados Unidos procedentes de que podrían ser penetrados por grupos radicales.
Bolivia, Colombia y Perú. Desde el inicio de las acciones El Departamento Antidrogas norteamericano (DEA), ba-
en el 2012 se ha logrado capturar a más de 400 narcotra- sándose en fuentes de inteligencia del Comando Sur, ha
ficantes y decomisar más de 600 toneladas de cocaína con alertado de que grupos terroristas, destacándose Hezbolá,
un valor de más de 8 mil millones de dólares. Solo en el han cultivado vínculos con organizaciones del narcotrá-
2014 se capturaron 158 toneladas. Con la reseña de ésta
6 - Ver: http://www.elheraldo.hn/inicio/837194-331/narcoterrorismo-el-nue-
operación se puede apreciar, más que la magnitud e inten- vo-reto-a-vencer-por-el-comando-sur-de-euu: www.facebook.com/diarioelhe-
raldo y @diarioelheraldo en Twitter

96 Seguridad, ciencia y defensa, Año 1, Nº 1, 2015 pp. 83-99


Eduardo Klinger Pevida - Desafíos actuales a la seguridad caribeña

fico, especialmente el Cartel de Jalisco. De acuerdo con la un factor de riesgo a la ya situación potencialmente críti-
propia DEA 22 de las 59 organizaciones registradas como ca que afrontan las costas nacionales como consecuencia
terroristas reciben financiamiento del narcotráfico y, por del cambio climático y sus consecuencias para la región.
esa razón, algunas de ellos tienen representación en el área. Los estudios efectuados apuntan que para finales de siglo
habrá subido en 5 grados centígrados la temperatura con
Mientras que no se logre catapultar las economías regio- lo que el nivel del mar se elevaría entre 16 y 82 centíme-
nales y la pobreza siga campeando sin freno generando tros lo que devastaría el turismo. Ya el mar Caribe sufre
angustias, no se van a contraer los flujos migratorios que un proceso de acidificación. Hace diez años, en el 2005, se
proporcionan otra lucrativa actividad económica para los calculaba que un mar 30 % más ácido era el responsable
contrabandistas de personas. de la destrucción del 50 % de los corales de Puerto Rico.
El trasiego de drogas, personas, bienes y corrientes finan- Los expertos consideran que en los próximos 100 años el
cieras para el lavado ayudan a fomentar y encubrir el trá- mar Caribe puede haberse llegado a acidificar en un 100
fico de armas que hasta ahora, además de equipar y armar a 150 % más.
a las organizaciones del crimen organizado también abas- Entre las amenazas mas recientes, pero con potencialida-
tecían a los grupos irregulares que operan en el área, es- des igualmente nefastas, están los hackers y los crímenes
pecialmente en Colombia, pero que se expanden por toda del ciberespacio. Las naciones de la región tienen que, en
Centroamérica armando a los cárteles y demos organiza- lo inmediato, empezar a cultivar una cultura de ciber se-
ciones delictivas. guridad ante los peligros muy serios que se derivan de los
El mar Caribe, tradicionalmente espacio de tránsito de no crímenes cibernéticos. Sin embargo, la OEA alerta de que
menos del 5 % del comercio mundial al brindar desde hace en la región el 71 % de las instituciones no cuentan con
100 años la vía de comunicación entre Atlántico y Pacífico, planes ni presupuestos para ciber seguridad. Las autori-
es testigo de un incremento extraordinario del flujo marí- dades colombianas informaban que los crímenes del cibe-
timo con la próxima apertura de la ampliación del Canal respacio le habían costado más de 500 millones de dólares
de Panamá permitiendo el cruce de buques Post Panamax e internacionalmente ya se estima en 130 mil millones de
de hasta 110 mil toneladas. A la vuelta de cinco años, aten- dólares las consecuencias de los ciber crímenes.
diendo a lo planificado, se inauguraría el Gran Canal de
Nicaragua, de construcción China, abriendo el paso a los
buques Post Panamax Plus de hasta 250 mil toneladas. El A MODO DE CONCLUSIÓN
funcionamiento de dos cruces “secos” inter costeros – lí-
neas ferroviarias – por el Caribe colombiano y por terri- No hay alternativa para los países que integran el Gran Ca-
torio guatemalteco alimentaría nuevas rutas. Esa virtual ribe y confrontan tal matriz de amenazas y agresiones a su
realidad exigirá esfuerzos para garantizar la seguridad en estabilidad. Hay que profundizar los esquemas de seguri-
la navegación. dad colectiva con un enfoque multidimensional, potenciar
el aprovechamiento de la ayuda externa y trabajar seria-
El incremento en la intensidad de navegación con una mente para una seguridad democrática y mayores niveles
gran incidencia de carga de combustibles fósiles añade de desarrollo socio-económico.

Seguridad, ciencia y defensa, Año 1, Nº 1, 2015 pp. 83-99 97


Eduardo Klinger Pevida - Desafíos actuales a la seguridad caribeña

Bibliografía

Arciniegas, G. (1986). Biografía del Caribe. 1ra edición. tro de Estudios de América (CEA). Tomado de Enfoques.
San José de Costa Rica: Asociación Libro Libre. contactos@cubaalamano.net
Bobea, L. (2009). Coordinadora: La seguridad en el Caribe: Just the Facts. 4 de febrero 2010. The Caribbean Basin Ini-
Reformas y cooperación regional. Santo Domingo Repúbli- tiative: What is it? http://justf.org/blog/2010/02/04/carib-
ca Dominicana. Fundación Global. bean-basin-security-initiative-what-it
Bosch, J. (2000). De Cristóbal Colón a Fidel Castro: El Cari- Niño Guarnizo, C. y H. Mathieu, editores. (2011). Anua-
be frontera imperial. 11 ed. Santo Domingo. Corripio. rio de la Seguridad Regional en América Latina y el Caribe.
Colombia: Friedrich Ebert Stiftung (Fescol).
Celis, Noguer, C. E. (2004). Geopolítica Regional, 3ra ed.
Venezuela. Niño Guarnizo, C. editora. (2014). Anuario 2014 de la Se-
guridad Regional en América Latina y el Caribe. Colombia:
Caribbean Security Initiative Takes Center Stage in Bar- Friedrich Ebert Stiftung.
bados. Americas Society Website: http://www.as-coa.org/
articles/2451/Caribbean_Security_Initiative_Takes_Cen- Norman G. (2003). Crimen y seguridad (2): Los Corredores
ter_Stage_in_Barbados/ del Caribe. El Gran Caribe.
Caricom. (19 de febrero de 2010). Caricom National Secu- Palacios Barrera, H.; Díaz Ibáñez, E. (2008). La seguridad
rity Ministers Meet in Antigua and Barbuda. http:// www. en el caribe. Retos, desafíos y amenazas para la integración.
caricom.org/jsp/pressreleases/pres73_10.jsp 26 de octu- Ciencia en su PC, núm. 3:96-107. Centro de Información
bre de 2010. The Caribbean Basin Initiative Commission y Gestión Tecnológica. Santiago de Cuba.
Meets for the First Time. http://www.caricom.org/jsp/
pressreleases/pres431_10.jsp Programa de Cooperación en Seguridad Regional de la
FES. (Mayo 11 y 12 de 2015). Décimo tercera reunión del
Conferencia de Seguridad de las Naciones del Caribe (CAN- Observatorio del Crimen Organizado en América Latina y
SEC 2009). Santo Domingo, República Dominicana. el Caribe. Medellín, Colombia.
Documentos de la Cumbre de las Américas. (2012). Carta- Rodríguez Beruff, J. (2011). Desafíos del Caribe: una
gena de Indias, Colombia. agenda regional con mecanismos de colaboración. Cuba-
encuentro/entrevistas: http://www.cubaencuentro.com/
Jaramillo Edwards, I. (15 de agosto, 2005). El Caribe: No- entrevistas/articulos/desafios-del-caribe-una-agendare-
tas sobre seguridad y prevención .Investigadora del Cen- gional-con-mecanismos-de-colaboracion-256095.

98 Seguridad, ciencia y defensa, Año 1, Nº 1, 2015 pp. 83-99


Eduardo Klinger Pevida - Desafíos actuales a la seguridad caribeña

Rodríguez Beruff, J. (2001). La Guerra contra las drogas y The West Indian News. New Project targets illicit guns in
los orígenes caribeños del concepto de “seguridad multidi- the Caribbean Community. http://www.thewestindian-
mensional. http://umbral.iprrp.edu/files/origenes%20cari- news.com/new-projecttargets-illicit-guns-in-the-carib-
beños%20seguridad%20multidimensional. Pdf. bean-community/.
Souffront Velázquez, J. C. Discurso de apertura. En: 20
Conferencia Regional de Organizaciones Antidrogas del
Caribe. Punta Cana, República Dominicana.

Seguridad, ciencia y defensa, Año 1, Nº 1, 2015 pp. 83-99 99


El Poder Blando: ¿Una
Alternativa a la Fuerza Militar?
SOFT POWER : AN ALTERNATIVE TO MILITARY FORCE?
Recibido: 25 / 09 / 2015 Aprobado: 10 / 11 / 2015

Manuel Ricardo Torres es Profesor Titular y responsa-


ble del Área de Ciencia Política y de la Administración
(Departamento de Derecho Público) de la Univer-
sidad Pablo de Olavide de Sevilla. Es Vicedecano de
Calidad, Estrategia y Nuevas Tecnologías de la Facul-
tad de Derecho y Director del Curso de Especialista
Universitario en Análisis del Terrorismo Yihadista, In-
surgencias y Movimientos Radicales de esta Universi-
dad, así como profesor del Máster en Estudios sobre
Terrorismo de la Universidad Internacional de la Rioja
(UNIR) y del Máster en Estudios Estratégicos y Segu-
ridad Internacional de la Universidad de Granada. Es
Doctor por la Universidad de Granada con la tesis ti-
Dr. Manuel Ricardo tulada “La dimensión propagandística del terrorismo
yihadista global”, trabajo ha sido distinguido con el
Torres Soriano Premio Defensa de Investigación 2008.

100
Dr. Manuel Ricardo Torres Soriano - El poder blando: ¿una alternativa a la fuerza militar?

RESUMEN

Este artículo contiene una reflexión crítica sobre la teoría del “poder blando”
formulada por el politólogo norteamericano Joseph Nye, y sus posibles con-
secuencias en torno al uso de las fuerzas amadas en los países democráticos.
Se exponen cuáles son sus principales aportaciones y las que se consideran sus
principales limitaciones a la hora de ofrecer una explicación válida sobre las di-
námicas de poder en la época actual. Las principales críticas van dirigidas hacia
su esperanza incondicional en el aumento de la importancia de este enfoque en
los años venideros, al igual que al concepto de comunicación que subyace en su
enfoque sobre la política.
Palabras claves:
Comunicación política, diplomacia pública, propaganda, Estados Unidos de
América, internet.

ABSTRACT
This article contains a critical reflection on the theory of “soft power” (ponder
blando) made by the American political scientist Joseph Nye, and its possible
consequences on the use of the beloved forces in democratic countries. They
exposed what your main contributions and considered its main limitations to
provide a valid explanation of the dynamics of power in modern times. The main
criticisms are directed towards their unconditional hope in increasing the im-
portance of this approach in the years ahead, as the concept of communication
that underlies his approach to politics.
Keywords:
Political communication, public diplomacy, advertising, United States of Amer-
ica, Internet.

101
Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 100-113
Dr. Manuel Ricardo Torres Soriano - El poder blando: ¿una alternativa a la fuerza militar?

Introducción La aceleración sin precedentes en el cambio social y político ha sido el origen


de una profunda transformación en la manera de entender la naturaleza del
poder y sus manifestaciones en el campo de la política internacional. Lo que se
consideraba que era el planteamiento definitivo en la organización de grandes
colectividades humanas: la consagración del papel del Estado-nación y sus
atributos de plena soberanía dentro de sus fronteras y ámbito de intereses,
ha sido sólo la antesala de un desconcertante periodo de transformaciones
y desorientación. En el transcurso de poco más cien años la humanidad ha
podido asistir a una verdadera avalancha de escenarios inéditos repletos de
interrogantes: la mundialización de la guerra, la proscripción de la misma ante la
destrucción que las nuevas armas ofreció al mundo, la exaltación del idealismo
en las relaciones entre Estados, el resurgir del expansionismo ideológico,
de nuevo la guerra total llevada, esta vez, hasta extremos apocalípticos, la
institucionalización del multilateralismo, la política de bloques, las estrategias
nucleares, el fin de la Guerra Fría, el ascenso y consolidación de un único
imperio global, los procesos de integración política, la globalización, etc.

Numerosos comentaristas coinciden en señalar que nos encontramos, de nuevo,


en uno de esos nuevos episodios históricos de incertidumbre que necesita ser
entendido y clarificado. El rasgo característico que define las relaciones de poder
entre Estados y colectividades humanas en la época actual no es la reacción
ante una suma descontrolada de peligros latentes tales como la proliferación
nuclear, el auge del nuevo fanatismo terrorista, la degradación medioambiental,
el crimen organizado, las guerras de desintegración estatal, etc. La gravedad de
dichas amenazas en ocasiones puede llegar a oscurecer la evidencia de que la
primacía de la información es la columna vertebral que explica las relaciones

102 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 100-113


Dr. Manuel Ricardo Torres Soriano - El poder blando: ¿una alternativa a la fuerza militar?

de poder y dominación en el escenario global. Esta “nueva lógica geopolítica”1


que supone la generalización de las nuevas tecnologías de la información y la
emergencia de una sociedad global interconectada y dotada de la capacidad de
acceder a cantidades ingentes de información, no ha escapado a la curiosidad
y a la reflexión de numerosos investigadores y pensadores que han tratado a
escudriñar las claves de este nuevo desafío intelectual.

Constituye el propósito de este artículo realizar una exposición crítica sobre


una de las más sugerentes de estas propuestas: la formulada por el profesor
de la Universidad de Harvard Joseph S. Nye a través de su concepto de poder
blando (soft power). Trataremos de enunciar de manera sintética cuales son las
principales aportaciones de esta teoría, cuáles son sus consecuencias en torno al
uso de la fuerza militar, pero ante todo señalar cuáles son las que consideramos
sus principales limitaciones a la hora de aportar una explicación convincente
sobre las dinámicas del poder en la era actual. Finalmente formularemos
una serie de sugerencias de cómo debe ser reinterpretado este enfoque para que
su maximizar sus elementos más valiosos y útiles.

1 Según el analista norteamericano Martin Libicki: cada nuevo medio tecnológico ha conllevado una nueva
lógica geopolítica. En la medida que la importancia de ese medio aumenta, no sólo domina al antiguo sino
que también lo llega a transformar. Este autor cita diferentes ejemplos históricos: con la invención del uso
bélico del avión, Gran Bretaña pudo ser atacada directamente desde Europa, anulando la lógica del poderío
marítimo. El mismo medio dominó la campaña estadounidense contra Japón. Cuando los misiles balís-
ticos hicieron del espacio exterior un medio del conflicto, ello permitió que tanto los EEUU como la URSS se
amenazasen directamente, y este factor domino la confrontación de las superpotencias a lo largo de Europa.
Libicki no duda en señalar que las potencialidades de esta nueva sociedad caracterizada por el acceso
generalizado a la información había generado una nueva lógica que aún está por definir y sistematizar.
Véase: Martin Libicki, “The Emerging Primacy of Information”, Orbis, Spring 1996. (Págs. 261-276).

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 100-113 103


Dr. Manuel Ricardo Torres Soriano - El poder blando: ¿una alternativa a la fuerza militar?

Poder blando como poder de futuro

Para este académico norteamericano su concepto se puede lamente un resultado de una acción gubernamental oficial.
sintetizar en la capacidad de “lograr que otros ambicionen Su origen se halla en la confluencia de un número ilimita-
lo que uno ambiciona”1 Joseph Nye elabora su concepto do de actores que a través de sus acciones son capaces de
en contraposición a la concepción tradicional sobre el po- originar un producto beneficioso para el conjunto de la
der o poder duro (hard power), aquella visión que apun- sociedad sin que medie a priori ningún elemento de coor-
taba a la fuerza militar, la capacidad económica y las dinación.
potencialidades que se derivan de ellos como la expresión
más genuina del poder de un Estado. Frente a esta pers- El concepto de poder blando es ante todo una propuesta
pectiva que reduce el poder a elementos claramente mate- para lograr la perpetuación de la hegemonía norteame-
riales, cuantificables, procedentes en su inmensa mayoría ricana, y no puede ser entendido sino se tiene en cuenta
de la iniciativa política y sometidos a su control directo, esta finalidad. En este enfoque subyace una clara apues-
Nye resalta la existencia de otra serie de factores inmate- ta por las capacidades innatas de las sociedades abiertas
riales, no siempre controlables por el entramado guberna- y democráticas para seguir aumentando sus recursos de
mental, y que sin embargo, son capaces de contribuir tanto poder, sin que pretenda convertirse en una teoría univer-
o más que la presión militar y la coerción económica a la sal de cómo cualquier país puede incrementar sus poder
consecución de los objetivos marcados por una nación. independientemente del ideario que sustente su régimen
La popularidad de la producción artística, musical y cine- político. Según esta visión, la democracia como forma de
matográfica de un país, su prestigio científico y educativo, organización política es un enorme recurso de poder blan-
su atractivo turístico, su capacidad para exportar modas do debido a su popularidad y superioridad moral sobre el
y tendencias, la calidad de vida, su gastronomía, etc. son resto de sus competidoras. De ahí que los países que pro-
elementos cuya capacidad de movilización de voluntades bablemente aumenten este tipo de capacidades en plena
sigue una línea ascendente. Se trata de una forma indirec- era de la información sean: aquellos cuya cultura e ideas se
ta de ejercer el poder donde: “Un país puede obtener los hayan más próximos a las normas globales, aquellos que
resultados que desea porque otros países quieran seguir su dispongan de mayor acceso a los canales de comuni-
estela, admirando sus valores, emulando su ejemplo, aspi- cación y aquellos que posean una credibilidad crecien-
rando a su nivel de prosperidad y apertura.”2 te gracias a sus actuaciones tanto en asuntos domésticos
como internacionales.
A pesar de la capacidad de un Estado para potenciar sus
recursos disponibles de poder blando, en gran parte dicho El prestigio se convierte en un elemento trascendental para
poder es un subproducto social y económico, más que so- que cada Estado pueda lograr sus objetivos. La política se
convierte en un concurso de credibilidad competitiva, los
1 - Joseph S. Nye Jr, La paradoja del poder norteamericano, Taurus, Madrid, gobiernos compiten entre sí y con toda otra serie de acto-
2003. (pág. 30) res políticos para aumentar su credibilidad y debilitar la de
2 - Ibidem.

104 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 100-113


Dr. Manuel Ricardo Torres Soriano - El poder blando: ¿una alternativa a la fuerza militar?

sus adversarios. Nye no duda en señalar que todos estos hasta para los más vehementes críticos del politólogo
elementos señalan a Estados Unidos como el gran benefi- norteamericano: la importancia creciente de los flujos de
ciario de estas tendencias. información, la opinión pública en el contexto internacio-
nal y los contenidos inmateriales en el juego político. Se
Sin embargo, este autor es consciente del cierto idealismo trata de elementos que han servido de base para nume-
que entraña su análisis y de que su concepción del po- rosas reflexiones teóricas, desde aquellas que contemplan
der es una tendencia de futuro, que en la actualidad debe una nueva forma de hacer política basada en primacía de
pervivir y complementarse con manifestaciones abruma- los valores, la ética y la actuación en redes,4 hasta los que
doras del tradicional poder duro. Para ejemplificar esta consideran la difusión de códigos culturales y contenidos
razonamiento, Nye apunta al hecho de que en la actua- de información la principal expresión del ejercicio del po-
lidad el poder está distribuido entre países siguiendo der.5
un patrón que recuerda a un complejo juego de ajedrez
tridimensional. En el tablero superior, el poder militar es Sin embargo, como toda propuesta ambiciosa el concep-
en gran medida unipolar, donde los Estados Unidos no to de poder blando ha contado con toda un considerable
encuentran contestación posible. En el tablero intermedio, número de detractores.6 Para algunos, el poder blando no
el poder económico es multipolar, donde no tiene senti- deja de ser un revestimiento amable al tradicional ejercicio
do hablar de hegemonía estadounidense, y su país debe del poder “más duro” por parte de las grandes potencias.
aceptar la igualdad con Europa y otros posibles compe- Para otros ni siquiera es poder, sino simple ideología pre-
tidores. El tablero inferior es el ámbito de las relaciones sentada de manera eufemística. Algunos autores conside-
internacionales y la información, el poder está amplia- ran que el soft power no es un tipo de poder, sino una per-
mente disperso y los actores son prácticamente ilimitados. cepción por parte de la población sobre la legitimidad
En este tablero de importancia creciente no tiene sentido de un recurso de poder, de manera que hasta una inter-
hablar de unipolaridad, multipolaridad ni hegemonía. Nye vención armada puede ser percibida como blanda siempre
no duda en recomendar el hecho de que cualquier estra- y cuando exista una amplia aceptación social sobre sus fi-
tegia política exitosa debe apuntar equilibradamente hacia nes y conveniencia. Y finalmente, para algunos dirigentes
los tres tableros, sin descuidar las contribuciones de nin- políticos que debería verse directamente aludido por los
guno de ellos.3 planteamientos del profesor de Harvard ni siquiera es una

DEBILIDADES Y OBJECIONES
4 - John Arquilla & David Ronfeldt, The emergence of Noopolitik, Towards an
El concepto desarrollado por Joseph Nye sabe entroncar American Information Strategy, Rand, Santa Monica, 1999.
con una gran tendencia cuya presencia resulta innegable 5 - Manuel Castells, La galaxia Internet, Areté, Barcelona, 2001.
6 - Un repaso de lo que son las principales críticas a esta teoría se puede en-
contrar en: Javier Noya, “El Poder Simbólico de las Naciones”, Documento de
3 - Joseph Nye. “EE UU no puede lograr unilateralmente sus objetivos”, El País, Trabajo Nº 35/2005, Real Instituto Elcano. http://www.realinstitutoelcano.org/
24 marzo 2003. documentos/209.asp [Accedido en agosto de 2005]

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 100-113 105


Dr. Manuel Ricardo Torres Soriano - El poder blando: ¿una alternativa a la fuerza militar?

propuesta que merezca la pena ser tenida en considera- influjo informativo y cultural exterior. En algunos casos
ción.7 los motivos son de estricta lógica económica, en extensas
zonas de extrema miseria, poseer un televisor es sinónimo
No es objeto de este artículo hacer una revisión en detalle de despilfarro cuando la existencia diaria es una continua
de cuales han sido las principales críticas al enfoque del lucha por la subsistencia alimentaria. No obstante, no es la
autor norteamericano, si en cambio se pretende ofrecer falta de recursos económicos el principal factor de “oscu-
desde una perspectiva constructiva una serie de reflexio- rantismo informativo” en el planeta, la revolución tecno-
nes sobre cuáles son, a juicio del autor, sus principales li- lógica ha logrado el abaratamiento continuo de las dispo-
mitaciones a la hora de resultar efectivo como paradigma sitivos necesarios para integrarse en la llamada sociedad
que guíe las orientaciones de política exterior de un de la información, no siendo extraño encontrar como en
Estado. algunos países como las antenas parabólicas forman par-
La primera crítica se puede realizar en torno a aquella pre- te de la arquitectura de barrios y poblados sumidos en la
misa que lleva a este autor a asumir de manera incondicio- más estrictas de las privaciones. La principal raíz de esta
nal un auge creciente de la importancia del poder blando. limitación al poder blando se halla en el férreo control in-
Serían, para este profesor, motivos suficientes para respal- formativo que algunos países ejercen sobre su población.
dar afirmación la incesante expansión de las tecnologías de Cuando toda influencia exterior es contemplada como
la información y al establecimiento de una genuina “aldea una amenaza a la pervivencia en el poder de una clase
global” fundamentada en la posibilidad de que las diferen- dirigente, conseguir el aislamiento informativo y cultural
tes sociedades a lo largo y ancho del planeta tengan un se convierte en una prioridad para decenas de dictaduras
acceso ilimitado a la información y puedan nutrirse de los cuyo único horizonte es la perpetuación.
mismo canales informativos, reduciéndose de esa manera Las esperanzas depositadas por algunos países en el poder
el desconocimiento mutuo y la incomprensión cultural. blando se topan con la dura realidad de que este influjo
Sin embargo, la capacidad real de que un país, por ejemplo sólo es efectivo en aquellas zonas donde menos se necesita.
Estados Unidos, influya efectivamente en el resto del mun- Sirva como un ejemplo entre tantos otros, el hecho de que
do a través de una muestra tan evidente de poder blando en los últimos episodios de tensión política con China,
como sus emisiones televisivas dista mucho hoy día de ser una potencia en alza y en la que reside un 18% de la pobla-
una realidad. Existen numerosas regiones a lo largo y an- ción mundial, el gobierno de los Estados Unidos no tuvo
cho del planeta que pueden ser catalogados como auténti- ninguna vía para hacer oír su voz entre 1.200 millones de
cas “zonas negras” debido a su impermeabilidad frente al personas, que sólo recibían los influjos informativos de un
7 - El propio Joseph Nye cuenta en un artículo como tras hablar sobre este régimen totalitario interesado en presentar toda voz ajena
concepto en una conferencia coauspiciada por el Ejército de los Estados Unidos como engaño y agresión.8
en Washington, los periodistas pudieron recoger las impresiones de uno de los
oradores de este acto, el Secretario de Defensa Donald Rumsfeld, que tras ser
preguntado por su opinión acerca del poder blando, respondió: “No sé lo que
significa eso”.Véase: Joseph S. Nye, “El poder blando y la lucha contra el terro- 8 - Véase: Edward Kaufman, “A Broadcasting Strategy to Win Media Wars”, The
rismo”, El País, 28 de abril de 2004. Washington Quarterly, 25.2: 2002. Págs. 115-127.

106 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 100-113


Dr. Manuel Ricardo Torres Soriano - El poder blando: ¿una alternativa a la fuerza militar?

El creador del concepto de poder blando es consciente de camino que puede comprometer los privilegios de la eli-
las limitaciones que los regímenes dictatoriales suponen en te gobernante, cualquier déspota no dudará en rechazar
la actualidad para esta concepción, sin embargo no duda cualquier medida que pueda comprometer levemente su
en confiar en la importancia creciente de este enfoque poder aunque eso suponga condenar al hambre a millo-
basándose en la idea de que estos países deben transitar nes de personas o incrementar las dosis de represión y
necesariamente por caminos de apertura y liberalización sometimiento de su población. El otro elemento a tener
política si quieren desarrollarse económicamente e incre- en cuenta, es la constatación empírica de cómo algunos
mentar su poder. Una economía como la actual basada en países han conseguido sumarse al “carro” del crecimiento
la innovación y en el intercambio de ideas y conocimiento, económico sin que ello les haya supuesto adoptar medidas
exige libertad de actuación para una sociedad que necesita que hiciesen tambalear su dominio coactivo sobre la po-
de espontaneidad y ausencia de barreras para ser creativa. blación. China, vuelve a resultar, de nuevo, el ejemplo más
Las dictaduras se enfrentan de ese modo a un dilema: si evidente. Si bien casi todos los analistas coinciden en seña-
quieren incrementar su poder económico y evitar agita- lar con esos niveles de crecimiento el país asiático se pude
ciones sociales debido a la falta de bienestar material de- convertir en las próximas décadas en una potencia eco-
ben relajar progresivamente el control político sobre nómica e incluso militar capaz de cuestionar el liderazgo
sus ciudadanos. A medida que se otorga mayor libertad a norteamericano y europeo. Ninguno de ellos apunta como
la ciudadanía esta tendrá más conocimiento de lo que su- un escenario probable el que China lo haga convertida en
cede en su entorno y exigirá más apertura y reformas. Una un país respetuoso con las libertades democráticas y los
vez que las dictaduras han iniciado el camino de la libe- derechos humanos.9 Las mismas tecnologías que permiten
ralización política y social, por tímida que sea, la llegada incrementar la competitividad de un país a través del ac-
de la democracia se hace inevitable, a pesar de que ese no ceso a la información, permiten igualmente perfeccionar y
fuese el objetivo perseguido por su clase dirigente. hacer más sofisticado el control que un régimen sin escrú-
pulos puede ejercer sobre sus ciudadanos.
Se trata de una concepción muy extendida sobre los be-
neficios que para la democratización generalizada supone Todas aquellas manifestaciones tecnológicas que se consi-
la integración de estos regímenes despóticos en el sistema deran características de esta sociedad de la información,
económico mundial, y sobre la que descansa en gran parte tienen una naturaleza esencialmente dual. Pueden servir
las esperanzas de futuro en el poder blando. Sin embargo, tanto para dejar constancia y difundir los abusos contra la
no tiene en consideración dos elementos que, en mi opi- población, como para impedir desde el entramado estatal
nión, pueden determinar que las capacidades de occidente hasta el más mínimo brote de disidencia. Incluso Internet
de influir “inmaterialmente” continúen estancadas. Una considerado un paradigma del flujo de información sin
de ellas reside en la perversa lógica que guía las decisiones fronteras y restricciones, ha podido ser controlado por al-
que puede llegar a tomar cualquier régimen impuesto por gunas dictaduras a través de una incesante actividad diaria
la violencia y la coacción. Ante el dilema de elegir entre
el mantenimiento del status quo y emprender un incierto 9 - Véase: National Intelligence Council, Mapping the global future. Report of
the National Intelligence Council’s 2020 Project, NIC, Washington, 2004.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 100-113 107


Dr. Manuel Ricardo Torres Soriano - El poder blando: ¿una alternativa a la fuerza militar?

de monitorización de las comunicaciones y bloqueo de las “predicación” y sugerir un amplio uso de los símbolos,11
páginas web consideradas “perjudiciales” para la propia no pueden evitar trasladar la hipótesis de la necesidad de
población. Ello, en cambio, no les ha impedido utilizar el saturar de contenidos propios al resto de la comunidad de
prestigio asociado a la información independiente “col- naciones como medio de incrementar el poder blando de
gada” por “cibernautas anónimos” para establecer nuevas un país. Sin embargo, todo mensaje es reinterpretado y
plataformas propagandísticas orientadas hacia el exterior. adaptado a los filtros culturales y mentales del individuo al
De este enfrentamiento dialéctico entre aquella faceta de la que va dirigido. Los efectos persuasivos de una informa-
ción que dé cuenta de una política objetivamente benefi-
tecnología que permiten luchar contra la tiranía, y aquella
ciosa para un tercer país o conjunto de países pueden que-
otra faceta que permite su reforzamiento, cabría esperar
dar fuertemente limitados cuando no anulados en función
un resultado incierto. En cambio, la situación de partida de las asunciones previas que sobre el comunicador posea
no ha sido igual para ambos y los defensores de la libertad un determinado individuo.
en estos países se han encontrado normalmente con una
desventaja insalvable. La credibilidad es la característica esencial de cualquier
emisor, y cuando esta se niega o pone en duda cualquier
La siguiente crítica se dirige hacia el concepto de comuni- mensaje chocará inevitablemente con un muro de nega-
cación que subyace en la teoría del poder blando. La ción e incomprensión.12 A día de hoy, por ejemplo, todavía
lectura de las reflexiones del autor norteamericano con- es posible escuchar en los medios de comunicación árabes
duce inevitablemente a pensar que la comunicación entre a numerosos “expertos”, clérigos y profesores universita-
personas es básicamente una cuestión de transmisión de rios que no dudan en afirmar con la mayor solemnidad las
contenidos. Si un país cualquiera no ejerce la influencia más estrafalarias teorías de la conspiración con objeto de
deseada sobre otro país o colectivo humano la razón se
halla en que “su voz” simplemente no se oye o esta ha sido 11 - Joseph S. Nye, Soft Power. The means to success in world politics, PublicA-
ffairs, New York, 2004. Pág. 111.
distorsionada de manera interesada. Sin embargo, las pa- 12- Determinadas iniciativas políticas tampoco han contribuido excesivamente
labras, aunque lleguen en su integridad al destinatario de- a mejorar la credibilidad de un país. Así, por ejemplo, en febrero de 2002,
seado, no poseen por sí mismas una capacidad innata para el New York Times avanzaba la siguiente exclusiva: como parte de “un nuevo
esfuerzo por influir en los sentimientos del público y los gobernantes de los
transformar la conducta o el pensamiento de las personas. países amigos y hostiles”, el Pentágono había “desarrollado planes para divulgar
La comunicación es un proceso infinitamente más com- noticias, probablemente algunas falsas, en los medios de comunicación extran-
jeros” Según el Times, lo que había provocado la creación de la llamada Oficina
plejo, donde se debe tener en cuenta no solamente el tenor de Influencia Estratégica (OSI) había sido la preocupación de “algunos oficia-
literal del mensaje, sino también el contexto el que se pro- les de la Administración” ante “la pérdida de apoyo a los Estados Unidos en el
mundo islámico ante los bombardeos americanos sobre Afganistán”. Después
duce su recepción y ante todo el esquema mental y percep- de una semana del anuncio del Times, el escándalo obligó a Donald Rumsfeld
tivo del destinatario.10 Los escritos de Nye a pesar de que ha anunciar el cierre de la nueva oficina, aunque el daño a la credibilidad ya
estaba hecho. Véase: James Dao and Eric Schmitt. “Pentagon Readies Efforts
advierten de los peligros de ceñirse únicamente a la mera to Sway Sentiment Abroad”, The New York Times, February 19, 2002 y JOSHUA
MURAVCHIK, “Hearts, minds, and the war against terror”, Commentary, Volume
10 - Véase: Alex Mucchielli, El arte de influir, Cátedra, Madrid, 2002 113 Issue 5, May 2002. Págs. 25-30.

108 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 100-113


Dr. Manuel Ricardo Torres Soriano - El poder blando: ¿una alternativa a la fuerza militar?

negar la implicación de cualquier musulmán en los bruta- pobres niveles de audiencia y una credibilidad que en oca-
les atentados del 11 de septiembre de 2001.13 siones no supera a las de algunas emisoras desvergonzada-
mente propagandísticas procedentes de las dictaduras de
Ha sido recurrente dentro de los gobiernos occidentales, y Oriente Medio.
especialmente estadounidense, situar la causa de la inefica-
cia de la acción de su diplomacia pública en determinados Los desalentadores resultados que la costosa campaña15 de
países, en la labor propagandística de algunos regímenes relaciones públicas y mejora del “poder blando” ha cose-
interesados en culpabilizar a terceros países de su propia chado en los últimos años insinúan únicamente una de las
ineficacia y corrupción como válvula de escape frente a las debilidades del enfoque de Joseph Nye, sin embargo, su ex-
tensiones domésticas. De esa manera el mensaje occiden- presión más contundente se halla en algunas de las ma-
tal ha quedado lastrado por acción de décadas de manipu- nifestaciones de uno de los principales problemas de se-
lación que no han buscado otra cosa que asentar toda una guridad de nuestra era: el terrorismo global. La esperanza
serie de prejuicios y tópicos que unifiquen a las propias depositada en que el mayor conocimiento del atractivo de
sociedades en contra de un deseado enemigo exterior. Si nuestra forma de vida, libertades y forma de organización
bien es cierto, que este razonamiento explica acertada- político y social podría generar un movimiento progresivo
mente parte de lo sucedido, se muestra insuficiente ante del resto del mundo hacia la democracia y la paz queda
la constatación de determinados hechos que no han hecho seriamente cuestionada frente a determinados episodios
sino realzar la complejidad de la influencia y el poder en especialmente trágicos. Que algunos de los atentados más
pleno siglo XXI. En los últimos años, por ejemplo, Estados cruentos llevados a cabo dentro del territorio occidental
Unidos ha tenido que hacer frente a la desagradable reali- como los ataques de Nueva York, Washington, Madrid y
dad de que sus emisiones y mensajes continuaban siendo Londres fuesen protagonizados por extranjeros, algunos
igualmente ineficaces en países, como Afganistán o Irak, de ellos nacionalizados en el país atacado, que gozaban de
donde había desaparecido el “filtro dictatorial” y existía una indudable experiencia de convivencia en esas socie-
la posibilidad de que el mensaje fuese oído integro hasta dades, conocimiento de sus costumbres y disfrute de su
la saciedad. Sólo en el mundo árabe, en poco más de dos prosperidad y libertades cuestiona seriamente la teoría de
años, Estados Unidos se ha embarcado en tres grandes ini- la mejora del poder de un país por la mera imitación. La
ciativas de diplomacia pública: Radio Sawa, y los canales teoría del poder blando difícilmente puede solventar la
de televisión Al Hurra y Al Iraquiya.14 Cada uno de estos contradicción que supone apostar por los beneficios que
esfuerzos que fue diseñado para incrementar los niveles de para un país implica su imagen sea conocida en el exterior
popularidad de Estados Unidos han experimentado unos por meros impactos informativos, cuando la experiencia
directa de esa realidad en algunas personas genera los
13- Una nutridísima muestra de estas afirmaciones puede encontrarse en la efectos opuestos. Este enfoque incurre en la simplificación
página web del Middle East Research Institute, dedicado desde hace años a mo-
nitorizar y traducir los medios de comunicación del mundo arabo-musulmán.
www.memri.org 15 - Véase: Peter Van Ham, “Mejorar la imagen de EEUU tras el 11-S: el pa-
14 - Véase: Richard A Clarke (Dir.), Cómo derrotar a los yihadistas, Taurus, Ma- pel de la diplomacia pública”, Análisis Real Instituto Elcano Nº 85/2003. http://
drid, 2004. (Pág. 129 y ss.) www.realinstitutoelcano.org/analisis/303.asp [Accedido agosto de 2005]

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 100-113 109


Dr. Manuel Ricardo Torres Soriano - El poder blando: ¿una alternativa a la fuerza militar?

de considerar a las sociedades como bloques monolíticos, contemplado como una verdadera amenaza hacia lo más
capaces de ofertar al exterior un bloque homogéneo de có- preciado de la propia identidad. La fe incondicional en el
digos culturales. Sin embargo, cualquier colectivo huma- poder blando debe hacer frente a una paradoja asociada a
no amplio es tremendamente plural, lo que implica, que la naturaleza ambivalente de este tipo de poder: lo que en
cualquiera de las manifestaciones de este poder blando determinados lugares del planeta llega a ser contemplado
sea el sistema educativo, el cine, la cocina, las atracciones como una genuina expresión de modernidad y progreso,
turísticas, etc. encontrarán siempre sus primeros focos de en otros lugares es percibido como una muestra agresiva
contestación y descontento en el interior de la sociedad de degradación moral que debe ser rechazada y combati-
de origen. Si se plantease un estudio de opinión, en da.
cualquier lugar, donde se dejase al encuestado abierta la
respuesta sobre qué es lo que considera son los elementos La teoría del poder blando incurre en el error de asumir
de su país que pueden ser admirados e imitados en el exte- que la admiración por el desarrollo material y tecnológico
rior, probablemente nos sorprenderíamos de la pluralidad de un tercer país, o incluso el propio uso de la misma, tiene
y diversidad de respuestas. una traducción directa en la admiración hacia el modo de
organización económica, social y política que posee el país
El enfoque de Nye encuentra uno de sus principales pun- en cuestión. El enfoque de Nye presupone que el reflejo del
tos débiles en el excesivo optimismo que deposita en el éxito generará en su espectador (independientemente de
atractivo de los códigos culturales y en la forma de orga- su grado de instrucción y situación personal) un sofistica-
nización política y social de occidente y, en concreto, de do razonamiento capaz de diagnosticar las causas profun-
Estados Unidos. Dicha capacidad de atracción se ha mos- das que generan la riqueza y el bienestar en los otros, y de-
trado enormemente efectiva en países que han formado tectar correctamente, a su vez, todos los males y defectos
históricamente parte de esta tradición cultural pero que que aquejan al país de pertenencia. Sin embargo, en oca-
por determinados avatares habían sido desenganchados siones las reacciones son muchos más simples y primarios.
de la “locomotora occidental”, como por ejemplo aque- Se puede desear un determinado conjunto de bienes de los
llos antiguos satélites europeos de la Unión Soviética que que se carece, en sí mismos, únicamente por la satisfacción
han perseguido afanosamente el mimetismo con los paí- que esos bienes nos producirían, sin que ello suponga el
ses de la Unión Europea y Estados Unidos como método plantearnos una transformación más profunda en nuestro
de conjurar los peligros de la involución. Sin embargo, esa estilo de vida. Sin embargo, más problemático, puede re-
misma capacidad de atracción no sólo se muestra ineficaz sultar el que el deseo por alcanzar un determinado estilo
sino en ocasiones contraproducente cuando trata de ser de vida sea el primer paso de un razonamiento que des-
aplicada a colectivos que no comparten un mismo tronco emboque en un sentimiento de desposesión. Si el esquema
“civilizacional”. Diferentes tradiciones religiosas, desarro- mental de un individuo está guiado por la idea de que la
llos históricos contrapuestos, un acusado contraste econó- riqueza de unos está construida a expensas de la pobreza
mico y social pueden ser, entre otras, las fuentes del recha- de otros, como si la existencia de esos bienes que se desean
zo a la imitación de un modelo que en ocasiones puede ser fuese algo dado por la naturaleza, y en los que en su origen

110 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 100-113


Dr. Manuel Ricardo Torres Soriano - El poder blando: ¿una alternativa a la fuerza militar?

poco tiene que ver la mano del hombre, es lógico que el dades de la misma y cuales los escollos a los que debe ha-
conocimiento del mayor bienestar de unos genere senti- cer frente para convertirse en una interpretación fiable de
mientos de agravio. Los partidarios del enfoque del poder las dinámicas de poder en la actualidad y en el futuro más
blando como una vía de actuación en política exterior, tal próximo. Hemos señalado las que consideramos de más
vez no hayan tenido en consideración que una mayor pu- calado: la previsible persistencia de extensas “zonas oscu-
blicitación de los logros de la propia sociedad, lejos de ge- ras” en el planeta totalmente inmunes a esta expresión in-
nerar emulación, pueden incrementar los sentimientos de material del poder de los Estados, y el concepto simplista
humillación y el deseo de revancha. Con esto no queremos que encierra esta teoría a propósito de cómo se produce la
sugerir que occidente debe adoptar una postura vergon- comunicación y el proceso psicológico de interiorización
zante de sus propios éxitos, pero sí en cambio, que tenga de los mensajes que todo individuo recibe.
en consideración determinados mecanismos psicológicos,
El poder blando puede ser una teoría con algunas grietas,
que son objeto de la acción de ideologías del odio, como la
pero eso no significa que sea una propuesta que deba ser
que propugna, por ejemplo, la red terrorista Al Qaeda, que
descartada. Contiene valiosas aportaciones, una de ellas,
lleva años sustentando un discurso que sitúa todas las cau-
la de haber sido capaz de recoger de manera sintética y
sas del atraso y pobreza del mundo musulmán en la acción
clara lo que constituye una de las tendencias claras de los
concertada de un occidente ansioso de explotar todas las
próximos años: el papel creciente de la comunicación y la
riquezas del mundo arabo-musulmán.
opinión pública como factor a tener en cuenta a la hora
de calibrar el poder e influencia de un Estado. También
posee el valor de saber sugerir una nueva forma de ha-
CONCLUSIONES
cer política, una propuesta de actuación que no contem-
El enfoque teórico sobre el poder blando resulta una pro- ple los elementos inmateriales del poder como cuestiones
puesta esperanzadora por lo que su éxito implicaría en secundarias y anexas a las verdaderamente importantes
términos de descenso de la conflictividad armada en el relacionadas con el potencial económico y el poderío mi-
mundo y la extensión de la democracia y la libertad. Una litar. Un novedoso estilo de hacer política continuamente
extensión sin restricciones de esta visión sobre la política preocupado unos resultados tan difíciles de sopesar como
tiene una clara traducción en la pérdida de relevancia de la el prestigio y la simpatía que generan sus actuaciones en el
fuerza militar a la hora de lograr los objetivos de política exterior. Una verdadera transformación en la cultura polí-
exterior de cada Estado. Ahora bien, el carácter deseable tica de nuestras clases dirigentes, que un verdadero alarde
de los frutos que generaría el éxito de esta teoría no debe de “responsabilidad de Estado” deben ser capaces de apar-
hacernos perder de vista cuales son los principales debili- car a un lado sus intereses electorales más inmediatos para

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 100-113 111


Dr. Manuel Ricardo Torres Soriano - El poder blando: ¿una alternativa a la fuerza militar?

enfocar sus mensajes a un público infinitamente más en los próximos años.16 Sería por tanto un error minimizar
amplio que el de sus posibles electores. el papel que desempeñaran en la configuración de nuestro
futuro.
Pero en enfoque del poder blando, debe ser muy conscien-
te, igualmente, de dos importantes apreciaciones: No obstante, su naturaleza ha sido un fiel reflejo de los va-
lores y modos de organización de cada sociedad. De ahí
Una de ellas es su naturaleza ingobernable. De cómo las
que la importancia de la vertiente “inmaterial” del poder
principales manifestaciones de ese producto que se “perci-
no deba significar una depreciación de la fuerza militar,
be” en el exterior proceden de la actuación necesariamente
antes bien, se hace cada vez más necesario adaptar las
anárquica de una sociedad que en ningún momento actúa
fuerzas militares de cada país a los imperativos de una so-
movida por el afán consciente de conseguir “atraer” a otros
ciedad marcada por la comunicación y la opinión pública.
hacia su modelo de vida. Los resultados de esta actuación
La complejidad creciente del escenario internacional es
son ambivalentes, algunos serán un poderoso elemento de
razón más que suficiente para prescindir de visiones re-
influencia para la actuación del poder político y algunos
duccionistas que recurren únicamente a una sola de estas
otros serán un verdadero lastre difícilmente gestionable.
dos manifestaciones del poder. Una estrategia exitosa será
La diversidad y complejidad de los “productos” de un en-
aquella que sepa apreciar como los ejércitos son en sí mis-
torno social y cultural se verán incrementados, igualmen-
mos beneficiarios y creadores del poder blando que pueda
te, por la incontrolable selección que se produce en el ex-
desplegar una sociedad. Su modo de operar e incluso sus
terior de un país sobre qué es lo que resulta significativo
capacidades están profundamente condicionados por las
y que no de una cultura extraña. En ocasiones lo que es
percepciones y los valores imperantes tanto en la propia
despreciado como un producto marginal y de ínfima cali-
sociedad como en la esfera internacional. De ahí que los
dad, por ejemplo, de la producción cinematográfica de un
ejércitos más poderosos en los años venideros serán aque-
país, es percibido en el exterior como una fiel fotografía
llos capaces de integrar en su doctrina y funcionamiento la
de la realidad social y cultural de una nación, reforzando
naturaleza dual del poder.
tópicos con nuevas dosis de violencia, frivolidad, y degra-
dación moral que poco tienen que ver con la realidad.

La otra apreciación proviene de la necesidad de integrar


esta propuesta teórica con el importantísimo papel que
continuarán desempeñando los ejércitos en el futuro. La
guerra y la existencia de ejércitos ha sido una constante en
la historia humana, y todo hace pensar lo seguirán siendo 16 - A este respecto véase el excelente libro: Javier Jordán y José Luís Calvo. El
nuevo rostro de la guerra, Eunsa, Pamplona, 2005.

112 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 100-113


Dr. Manuel Ricardo Torres Soriano - El poder blando: ¿una alternativa a la fuerza militar?

Referencias Bibliográficas

Alex M. (2002). El arte de influir, Madrid: Cátedra. Joseph S. N. (2003). La paradoja del poder norteamericano.
Madrid: Taurus.
Edward, K., A. Broadcasting Strategy to Win Media Wars,
The Washington Quarterly. 25.2: 2002. Págs. 115-127 Joseph S. N. (28 de abril 2004). El poder blando y la lucha
contra el terrorismo. El País.
Martin, L. (1996). The Emerging Primacy of Information,
Orbis, Spring. Joseph S. N. (2004). Soft Power. The means to success in
world politics. New York: PublicAffairs.
James, D. and Schmitt, E. (February 19, 2002). Pentagon
Readies Efforts to Sway Sentiment Abroad, The New York Castells, M.(2001). La galaxia Internet. Barcelona: Areté.
Times, y Muravchik, J. (May 2002). Hearts, minds, and the Middle East Research Institute, www.memri.org
war against terror, Commentary. 25-30.
National Intelligence Council. (2004). Mapping the global
Jordán, J. y Calvo, J. L. (2005). El nuevo rostro de la guerra. future. Report of the National Intelligence Council’s 2020
Pamplona: Eunsa. Project. Washington: NIC.
Noya, J. (2005). El Poder Simbólico de las Naciones. Do- Van Ham, P. (2003). Mejorar la imagen de EEUU tras el
cumento de Trabajo Nº 35, Real Instituto Elcano. http:// 11-S: el papel de la diplomacia pública, Análisis Real Ins-
www.realinstitutoelcano.org/documentos/ 209.asp [Acce- tituto Elcano. Nº 85. http://www.realinstitutoelcano.org/
dido en agosto de 2005] analisis/303.asp [Accedido agosto de 2005]
Arquilla J. y Ronfeldt, D. (1999). The emergence of Noo- Richard A, C. (2004). Cómo derrotar a los yihadistas. Ma-
politik, Towards an American Information Strategy. Rand, drid: Taurus.
Santa Monica.
Joseph, N. (Marzo 2003). EE UU no puede lograr unilate-
ralmente sus objetivos. El País.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 100-113 113


Importancia de América del
Sur: en la Nueva Ruta de la Seda
de Beijing
IMPORTANCE OF SOUTH AMERICA : THE NEW SILK
ROAD OF BEIJING
Recibido: 16 / 09 / 2015 Aprobado: 10 / 11 / 2015

Máster Ejecutivo de Estudios Asiáticos, Universidad


de Tamkang-Taiwán, (cursando actualmente). En ela-
boración de Tesis doctoral del doctorado en Derecho
Internacional y Relaciones Internacionales Por la
Universidad Complutense de Madrid (Diplomado de
Estudios Avanzados-DEA- aprobado). Maestría: Estu-
dios Diplomáticos (Summa Cum Laude) Universidad
Católica Santo Domingo, Santo Domingo, República
Dominicana. Licenciatura en Derecho Universidad
Tecnológica de Santiago, UTESA Santo Domingo, Re-
pública Dominicana. Embajador-Director del departa-
mento de Investigación y Publicación del Instituto de
Iván Ernesto Gatón Especialización Diplomática y Consular Dr. Eduardo
Latorre (INESDyC), Actual. Profesor de la Escuela de
Graduados de Altos Estudios Estratégicos, del INSU-
DE.

114
Dr. Iván Ernesto Gatón - Importancia de América del sur: en la nueva ruta de la seda de Beijing

RESUMEN

El incremento de poder económico, financiero y militar de China, junto a su


capacidad para ejercer influencia política global, resulta uno de los fenómenos
más notables en un sistema de producción y acumulación en transformación
de productos energéticos. Un análisis de los vínculos de América Latina con
la nación asiática, resulta imprescindible para la discusión sobre el modelo de
desarrollo en la región. De allí la importancia de estudiar con una visión crítica,
las relaciones tradicionales, por asuntos históricos, políticos, geográficos, eco-
nómicos, y financieros, que han estado más vinculadas al gigante oriental sobre
la equidad en las relaciones y vínculos a través de una silenciosa conquista de
China a América Latina.
Palabras claves:
Comercio internacional, relaciones internacionales, política internacional, re-
cursos energéticos, ruta de la seda.

ABSTRACT

The increase in economic, financial and military of China, together with their
ability to exercise influence global politics, it is one of the most remarkable in a
production system in transformation and accumulation of energy products phe-
nomena. An analysis of the links between Latin America and the Asian nation,
is essential for the discussion on the development model in the region. Hence
the importance of studying with a critical financial vision, traditional relations,
for historical, political, geographic, economic, and which have been more asso-
ciated with the eastern giant on equity in relationships and links through a silent
conquest of China in Latin America.
Keywords:
International trade, international Relations, international politics, energy re-
sources, silk road

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 114-126 115


Dr. Iván Ernesto Gatón - Importancia de América del sur: en la nueva ruta de la seda de Beijing

Introducción El imaginario del comercio internacional, ha tenido como antecedente


paradigmático la famosa ruta de la seda, que posee un antecedente mítico,
al atribuírsele a Xi Ling Shi, la esposa del emperador amarillo que reinó en
China hacia el año 5000 Antes de Cristo, quien, según cuenta la historia: “dejó
caer una taza de té en un capullo que había recogido al pie de una morera.
Para recuperarlo, tiró del hilo blanco que salía de él... Sin saberlo, comenzó a
desenrollar la madeja de un camino que, durante quince siglos, iba a unir dos
mundos extraños el uno con el otro: Oriente y Occidente”.

Los romanos, que quedaron atónitos cuando pudieron ver este extraño y
hermoso tejido, lo bautizaron como seda, del latín sericum, haciendo alusión
al “país de los Seres”, que es la forma que ellos denominaban a los habitantes de
esta zona del mundo.

La apertura de esta vía, según el escritor francés Michel Le bris, se le atribuye a


Zhang Qian, quien fue enviado por el emperador Wudi, cuyo nombre verdadero
era, Liu Che, en misión, para investigar sobre los “caballos celestes” en el año
138 antes de la era cristiana, a la zona del valle de Fergana, actual turquestán.

Este producto de la china, que fascinó tanto a las romanos, como a los persas y
a los bizantinos, es sin lugar a dudas su emblema, por el valor y la importancia
que a nivel del orbe conocido llegó a alcanzar. El escritor escaló Julián Muñoz
Poulin, en su libro, La Ruta de la Seda, define a la misma como: “baba segregada
por diferentes gusanos que, en contacto con el aíre, se solidifica en forma de
un hilo muy delgado, sutil y lustroso, con el que se forma un capullo, y que
demandado, según el gusano del que proceda, se destina a la fabricación de
tejidos de seda, tales como terciopelos, tafetanes y rasos, sirviendo además los
hilos para coser y bordar”.

Desde la perspectiva occidental, se tiene conocimiento de esta ruta, a partir


del libro Historia de Heródoto, siglo V antes de nuestra era, se hizo alusión a

116 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 114-126


Dr. Iván Ernesto Gatón - Importancia de América del sur: en la nueva ruta de la seda de Beijing

la Ruta de la Seda: “ que no seguía la ruta de la seda que utilizarían los Árabes
en el siglo VII D.C; sino que, a partir de la orilla septentrional del mar Negro,
pasaba al norte del mar Caspio por Kazajstán, hasta los montes Altai, ricos en
minas auríferas. Allí terminaba el camino”.

Para muchos expertos: “más que una senda que unía a Oriente con Occidente,
se trató de una múltiple red de carreteras que comunicó entre sí, los confines
del mundo”. Se estima que, estos caminos que se extendieron por unos 8 mil
kilómetros, en los 1600 años de su existencia.

Visto los antecedentes de la Ruta de la Seda, constatamos que, ni siquiera en


los tiempos del almirante Sheng Ho, que en 1421 recorrió con una gran flota de
barco hacia Arabia y África, los chinos no habían hecho contacto con América.

Si bien es cierto, que ante el advenimiento de la revolución industrial, los


chinos eran las civilización viva más antigua del planeta, y más adelantada
técnicamente, no llegaron a América, pero aparentemente la emergencia
de china, como potencia global la ha conducido a las tierras que en el 1492,
diera a conocer al Continente al Europeo el Almirante Cristóbal Colón, bajo
las premisas de las capitulaciones de la Santa Fe rubricadas por el almirante
Genovés y la reina Isabel de Castilla.

América Latina y el Caribe, cuyas relaciones tradicionales, por asuntos


históricos, políticos, geográficos, económicos, y financieros, han estado más
vinculadas a Europa, a la cual pertenecieron como colonias, a partir de la época
de los descubrimientos, de finales del siglo XV, y, finalmente, de la hegemonía
estadounidense en la región, con la aplicación de la doctrina Monroe, el destino
manifiesto, el corolario Roosevelt a la doctrina Monroe o doctrina del big stick,
la diplomacia del dólar de William Taft, la política del buen vecino de Franklin
Delano Roosevelt, y en definitiva la aplicación de las doctrinas del Almirante
Alfred Mahan, uno de los ideólogos del imperialismo norteamericano y autor
de la teoría del poder marítimo.

Desde la plena expansión del capitalismo, en el siglo XIX, aprovechando el


colapso de antiguas potencias, y la rivalidad de éstas con las que emergían, la

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 114-126 117


Dr. Iván Ernesto Gatón - Importancia de América del sur: en la nueva ruta de la seda de Beijing

región de América Latina y el Caribe, no habían tenido el escenario propicio


para llevar a cabo labores tendentes a maximizar sus relaciones con otras zonas
del planeta.

Es a partir de la década de los años 70, con la Diplomacia del Pin Pong, con
la cual la administración Nixon y el gobierno de la República Popular China,
establecieron un acercamiento que dio paso al establecimiento de las relaciones
diplomáticas con una país que bajo el manto de la guerra fría era considerado
enemigo, que los países de América Latina (exceptuando la República de Cuba),
comienzan a establecer vínculos diplomáticos formales con el gigante asiático.

El nivel de intercambios económicos, políticos, culturales y financieros de China


con América Latina, en el cual se incluyen la construcción de infraestructuras
que permitirán un mayor, y rápido flujo de comercio, indican la estrategia del
gobierno chino de una nueva ruta de la seda que incluye la América del Sur.

118 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 114-126


Dr. Iván Ernesto Gatón - Importancia de América del sur: en la nueva ruta de la seda de Beijing

Importancia de América del Sur para la nueva


ruta de la seda China.

En un artículo de Marcos Salas, titulado:¿ Porqué a China una región que tradicionalmente tuvo mayor influencia de
le interesa tanto hacer negocios en América Latina?”, pu- Europa, y luego los Estados Unidos de América.
blicado por BBC Mundo, el 8 de enero del presente año,
refería que el Sr. Joe Chi, Director Ejecutivo del Centro Los primeros países de Latinoamérica en establecer rela-
de Comercio Chino-Latinoamericano, con sede en Mia- ciones diplomáticas con la República Popular China, luego
mi, refiere que: “América Latina es importante para China de la retirada de que a la República de China (Taiwán), se
fundamentalmente por dos razones: por sus recursos na- le quitara la representación de China en la Organización
turales y por el posible mercado que se está desarrollando de Naciones Unidas, y su respectivo asiento en el Consejo
en la región para los productos chinos”. De igual forma, el de Seguridad de esa organización, fueron: La República de
Sr. Chi, expresa que: “También China tiene interés en esta- Chile, en 1970; la República de Perú, 1971;Estados Unidos
blecer a futuro fábricas en América latina, porque los cos- Mexicanos, 1972; República de Argentina, 1972; Jamai-
tos de producción en China se están elevando poco a poco ca, 1972; República Federativa de Brasil, 1974; República
y llegará el momento en el que no van a ser sostenibles”. de Venezuela, 1974, Ecuador 1980. Luego que falleciera
Chiang Kai Shek, el heredero político del Dr. Sun Yat Sen,
China Policy Review, en una artículo que publicara el fundador de la Partido nacionalista Chino, Kuomintang,
presente año, indica que China superará en 15 años, a los en el año 1975, otro grupo de países optaron por acercarse
Estados Unidos de América, como el mayor socio comer- al régimen maoísta que encabezaba el premier Deng Xiao-
cial de Latinoamérica. Un estudio publicado por Naciones ping, a saber: la República de Colombia, 1980; República
Unidas, señala que en el año 2016, la Unión Europea será de Ecuador, 1980; República de Bolivia,1985; República de
desplazada por China, como segundo socio comercial. Uruguay, 1988.
En la actualidad, China, es el principal socio comercial de Desde la década de los años ochenta, la República de Para-
Brasil, Chile y Perú; y es el segundo de países como Méxi- guay, es el único país suramericano que no mantiene rela-
co, Argentina y Venezuela, de América Latina, vista la po- ciones diplomáticas con la República Popular China.
lítica de Beijing hacia esta zona del planeta, se encuentra
incluida en la visión amplia y extensa de los diseñadores En esta nueva ruta de la seda, que incluye a América del
de política internacional que han ido ampliando su ruta Sur, China ha realizado una invasión, que algunos diplo-
mercantil por todo el orbe. La silenciosa conquista Chi- máticos, como el argentino Diego Guelar, denomina como
na, de América Latina, por medio a establecer fuertes vín- silenciosa.
culos comerciales y financieros que dan demostraciones A continuación, haremos un esbozo, de los elementos más
inequívocas del forjamiento de una futura hegemonía en importantes que destacan las relaciones chinas con los paí-
ses sudamericanos, y que nos permiten plantear la existen-
Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 114-126 119
Dr. Iván Ernesto Gatón - Importancia de América del sur: en la nueva ruta de la seda de Beijing

cia de una expansión de la ruta de la seda hacia América En el año 2006, más inversiones chinas llegaron al área de
del Sur: la acería, con la inversión de 1500 millones de dólares que
hiciera Baosteel, la mayor empresa acerera China, con la
empresa brasileña Vale do Rio Doce, y otros 5500 millo-
REPÚBLICA FEDERATIVA DE BRASIL
nes de dólares destinados al levantamiento de un planta de
A pesar de que la relaciones diplomáticas con Brasil y Chi- producción de acero. Otro acuerdo de inversión, en este
na se inician en el 1974, en el 1971 se concretaron algu- rubro, que en su libro nos señala el Embajador Guelar, fue
nos intercambio comerciales, el primero de ello, en el año el de China Wuhan Iron and Steel Corporation (Wisco),
1971, durante la presidencia del general Emilio Garrastazu
que adquirió el 21 por ciento de las acciones de la minera
Médeci, con la venta de azúcar brasileña, a la cual siguió en
el 1972 la de café . Desde el 1985, nos refiere el embajador brasileña MMX, por unos 400 millones de dólares.
Diego Guelar, en su libro la invasión silenciosa, el desem-
En cuanto al sector petrolífero, la compañía China Petro-
barco chino en América del Sur, se iniciaron mecanismo
de consultas políticas y económicas que llegaron a su pun- chemical Corporation (Sinopec), se asoció con Petrobras
to más alto con la visita a Brasil en 1993 del recién elegido para construir un gasoducto de 300 kilómetros de exten-
presidente de la República Popular China, Jiang Zemin. El sión y para unir a Cabiúnas, perteneciente al estado de
1995, en reciprocidad a la aludida visita del premier chino, Río de Janeiro, y a Vitoria, estado de Espíritu Santo. Por
Fernando Enrique Cardoso, visito Beijing. este gasoducto, se transportarían unos 20 millones cúbicos
Es a partir del 2001, con joint-venture que rubricara la de gas natural.
compañía Vale Rio Doce y la siderúrgica china Shanghai
Baosteel Group Corporation, que se iniciaron grandes in- Desde el año 2009, cuando Brasil reconoció como econo-
versiones china en Brasil. mía de mercado a China, éste se convirtió en el primer
socio comercial del gigante sudamericano.
A partir de la llegada de Ignacio Lula Da Silva, y el Partido
de los Trabajadores, en el año 2003, se fortalecieron más La reciente visita del Primer Ministro chino, Li Keqiang,
los vínculos entre ambos países, teniendo lugar la visita del a la cual le precedió la del Presidente XI Jinping, el 23 de
Presidente Lula a Beijing en mayo, y la del Premier chino,
abril, la firma de 35 acuerdos de inversión y cooperación,
Hu Jintao a Brasilia en el mes de noviembre.
y la coincidencia del anuncio de Beijing de que invertirá
Con la referida visita del Presidente Lula, se firmaron 14 en la ávida economía brasileña unos 53 mil millones de
acuerdos asociativos con empresas chinas, un acuerdo dólares, demuestran que la relación de ambos países sigue
empresarial que promovería las inversiones bilaterales y se
consolidándose, a pesar de la distancia y el océano que les
le permitió a Brasil contar con un nuevo mercado para su
carne bovina y aviar. separa.

120 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 114-126


Dr. Iván Ernesto Gatón - Importancia de América del sur: en la nueva ruta de la seda de Beijing

VENEZUELA tomóviles, el proyecto de tres refinería en territorio chino


(la primera seria la Jiet Yang, en la provincia de Cantón)
A partir de 1974, Venezuela, como indicáramos anterior- de la cual PDVSA, seria socio.
mente estableció relaciones diplomáticas 1985, cuando
el primer ministro chino Zhao Ziyang, realizo una visita La utilización del Centro de Lanzamiento de Satélites de
oficial durante el gobierno del partido Acción Democrá- Jiuquan, para poner en órbita un satélites destinado a faci-
tica (AD), cuyo presidente era Jaime Lusinchi, durante litar la comunicación en regiones aisladas de Venezuela, y
esta visita se firmaron los primeros acuerdo de comercio el Francisco de Miranda destinados a estimar la producti-
y cooperación para la explotación del petróleo. Es durante vidad de cultivo y daños ambientales, el Fondo Conjunto
el periodo de Hugo Chávez, quien ejerció desde el 1999- Chino-Venezolano, destinado a financiar el sistema ferro-
2013, que china se convierte en el mayor financista de Ve- viario nacional y para una fábrica de fertilizantes, inver-
nezuela, prestándole más de 36 mil millones de dólares a sión en la Faja Petrolera del Orinoco, en las zonas de los
cambio de petróleo. puntos: Boyacá, Junín, Ayacucho y Carabobo, las cuales
se estiman poseen reservas por más 120 mil millones de
En el año 2001, la República Bolivariana de Venezuela y la petróleo, la fabricación de una flota de buques destinadas
República Popular China establecieron una alianza estra- al transporte de hidrocarburos , planta de producción de
tégica conformada por una Comisión Mixta de Alto Nivel electrodomésticos de la forma china Haier, planta de telé-
(CMAN), según el embajador Guelar, esta entidad ha sido fono celulares de la empresa china Huawei y ZTE, la cons-
el vehículo por medio al cual ambos países han suscrito trucción de un complejo industrial agrícola en el Estado
cerca de 460 instrumentos jurídicos, los cuales forman Anzoátegui, la venta por parte de china de radares para
parte de la gran cantidad de convenio bilaterales firmados el control de frontera y espacio aéreo, así como también,
por estos. Algunas de las principales acciones realizadas aviones de ataques ligero y el de caza más moderno.
por ambos países que podríamos citar son: La elaboración
de un mapa “integral minero” de Venezuela , la creación En la Cumbre China-Celac, llevada a cabo en Beijing en
de un fondo de inversión bilateral de 17 millones de dóla- enero del presente año, el gobierno chino se comprometió
res, que hacia énfasis en el sector agrícola, la creación de a invertir más de 20,000.00 mil millones de dólares a Ve-
una planta constructora de vehículo Cherry, la inversión nezuela.
de la China Aluminium Internacional Engineering Cor-
poration (Chalieco), a la empresa Venezolana de Alumi- China, es el segundo socio comercial de Venezuela, supe-
nio del Caroni, créditos de 4000 mil millones de dólares de rado por los Estados Unidos con quien mantiene unas pe-
Chinese Development Bank (CDB), a Petróleos de Vene- culiares relaciones comerciales, que se ven explicadas en el
zuela, S.A., para aumentar su producción petrolera, prés- negocio del petróleo, el cual han venido teniendo desde la
tamos del Banco de China de 4000 mil millones de dólares época del dictador Juan Vicente Gómez, en los años vein-
en construcción de viviendas, instalación en el 2011 de la te, con las explotaciones que iniciara la empresa petrolera
empresa automotriz china ZGT, para la producción de au- estadounidense especuladora Maracaibo Oil Corporation.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 114-126 121


Dr. Iván Ernesto Gatón - Importancia de América del sur: en la nueva ruta de la seda de Beijing

CHILE con los ingleses, acercó más a ambos países. Una demos-
tración de esas buenas relaciones, es que los presidentes
Fue el primer país en reconocer a la República Popular argentinos que siguieron a la dictadura militar visitaron
China, además de ser el primero de América Latina, don- oficialmente Beijing, a saber: Raúl Alfonsín, Carlos Saúl
de se fundará un instituto de cultural china 1952, su pri- Menem, Fernando de la Rúa, Néstor Kirchner y Cristina
mer presidente fue el poeta diplomático y premio Nobel Fernández de Kirchner.
de Literatura Pablo Neruda y el segundo el derrocado pre-
sidente doctor Salvador Allende. Lo acontecido el 11 de Un acontecimiento importante, fue la visita del Premier
septiembre de 1973: el cruento derrocamiento de Salvador chino Hu Jintao, en el año 2004, donde ambos firmaron
Allende, las relaciones se enfriaron hasta 1978. A partir de un acuerdo de Asociación Estratégica y el reconocimiento
esta fecha, llevaron a cabo convenios de cooperación cien- de economía de mercado a China. Durante el gobierno de
tífica bilateral en la Antártida, y Chile apoyó a Beijing en la Presidente Cristina Fernández de Kirchner, se firmaron
temas de gran sensibilidad para su política exterior, como memorandums de cooperación en el área agrícola, educa-
son: Taiwán y el Tíbet. tiva, y un Tratado de Extradición.
Sin embargo, a pesar de las dilatadas relaciones entre am- Las inversiones Chinas, en el sector ferroviario son con-
bos países, las inversiones chinas no sobrepasan los 100 siderables, unos 10.000 millones dólares como la realiza-
millones de dólares. En la visita oficial que realizara, en el da por China National Machinery & Equipment Import
presente mes de mayo, el Primer Ministro chino Li Keqian, & Export Corporation (CMEC). En el séctor de la ener-
bajo el marco Mecanismo de Diálogo estratégico que crea- gía, la empresa China National Offshore Oil Corporation
ron las autoridades chinas y chilenas, le fueron presenta- (CNOOC), adquirió el 50% de la petrolera argentina Bri-
das oportunidades de inversión por unos 20 mil millones das por 3.100 millones de dólares. La nueva Bridas adqui-
de dólares. rió el 60 % de Pan American Energy (PAE), y a esta a su
vez adquirió compró el 100% de la filial de Exxon-Mobil:
En lo relativo al comercio bilateral, desde el año 2007, Chi- Esso Argentina. Después de Yacimientos Petrolíferos Fis-
na sobrepasó a los Estados Unidos como su primer socio cales (YPF), CNOOC, es la segunda petrolera de impor-
comercial. tancia en Argentina.
En el gas de Esquisto, o Shale Gas, CNOOC, luego de la ex-
ARGENTINA propiación realizada por el gobierno argentino a la empre-
sa española Repsol, llegó a un acuerdo, a través de Bridas,
En el año 1972, se inician las relaciones con al Repúbli- empresa en la que tienen la mayoría de sus acciones, para
ca Popular China, en el gobierno se encontraba el general explotar el yacimiento de Vaca Muerta, que posee, según
Alejandro Lanusse. En el año 1980, el dictador argentino, la Agencia de Información Energética Estadounidense, la
General Jorge Rafael Videla, visitó oficialmente Beijing. El tercera reserva mundial, con unos 774 billones de metros
apoyo, en 1982, a Argentina, por la guerra de las Malvinas cúbicos de gas y 741 millones de barriles de petróleo.

122 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 114-126


Dr. Iván Ernesto Gatón - Importancia de América del sur: en la nueva ruta de la seda de Beijing

En la minería, las inversiones se ven reflejadas en las com- dos Unidos, Perú es el tercer productor mundial del codi-
pras que la minera China Leng Cheng Mining para ex- ciado del metal rojo. Las empresas inversoras en esta área
traer hierro, de la Mina de Sierra Grande, en la provincia son la Estatal China Minmetals Corporation (que también
de Río Negro, y la inversión en una acería en la provincia ha invertido en la explotación de oro), en Cajamarca.
de San Juan, para extraer oro y plata. También en Famati-
ma, provincia de la Rioja,la empresa Shandong Gold, ex- La Aluminum Corporation for China (CHINALCO), en
traerá oro. La empresa Sanhe Hopefull Group Oil Grain, la región Junín. La seguida Zijin Minmig Group, que ex-
hará extracciones de cobre y hierro. Para la extracción de plota la mina de Rio Blanco en el departamento de Piura,
oro y plata en los yacimientos de cerro negro, la China la mina de hierro CST Mining Group, perteneciente a la
Gold Corporation compró los activos de la minera cana- minera Estatal China Shougang que posee el proyecto de
diense Andean y la australiana Andean Resources y la aus- Mina Justa de la población minera de San Juan de la Mar-
traliana Andean. cona, en el sector petrolero la China National Petroleum
Corporation CNPC, tiene una producción de las de 70
Tanto en el área espacial, como en el área nuclear, ambos millones de barriles de crudo en una región de Talara, el
países han firmado acuerdos de cooperación. intercambio comercial se incremento exponencialmente a
partir del año 2010, viéndose los Estados Unidos de Amé-
En el área financiera, el Industrial and Commercial Bank rica desplazados al segundo lugar como principal socio
of China Limited (ICBC), le fue aprobada la compra del comercial del Perú.
80% de la filial de argentina del Standard Bank.
Otros sectores donde China ha invertido es el automotriz,
agro-negocios y el de usinas, a partir del año 2010, China ECUADOR
se ha convertido en el mayor inversor en Argentina.
Las relaciones diplomáticas entre la República Popular
China y Ecuador, se formalizaron en el año 1980, las in-
versiones China en Ecuador han incluido el área de hi-
PERÚ droeléctrica, las construcción de la represa Coca-Codo
Las relaciones de Perú con la República Popular China, se Sinclair, en la Amazonia por unos 2000 millones de dóla-
inician 1971 bajo el gobierno militar peruano que encabe- res, la cual representará el 60% del consumo eléctrico del
zado el general Velazco Alvarado, es en Perú donde surge país, equivalente a 1500 mega bites, la estatal China Natio-
en el año 1972 un grupo Maoísta denominado “Sendero nal Petroleum Corporation CNPC, en asociación con Si-
Luminoso”, lo cual no implico fricciones en las relaciones nopec Corporation conformaron en el año 2006, la Andes
con Beijing. Petroleum Ltd, asimismo, la CNPC participa de la Refine-
ría Pacifico proyecto que ascienden a más 13 mil millones
Las inversiones Chinas, en el Perú, están focalizadas al área de dólares y una capacidad de procesar 300 barriles de pe-
de minería, especialmente el cobre, desde de Chile y Esta- tróleos diarios, en el área minera la China Ecuacorriente

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 114-126 123


Dr. Iván Ernesto Gatón - Importancia de América del sur: en la nueva ruta de la seda de Beijing

firmo un convenio para explotación de mina de cobre a no con raíz exportadora de carne, espera convertir el mer-
cielo abierto con inversiones 1.2 millones de dólares, de cado chino en el receptor de su producción cárnica o fina.
igual forma entre el 2009 y 2013, se firmaron 24 contratos
de obras públicas que incluían: proyectos hidroeléctricos,
centrales térmicas, aerogeneradores, proyectos de control BOLIVIA
de inundaciones.
Las relaciones China y Bolivia fueron en el 1985, y luego
China se ha convertido en el principal acreedor bilateral
de la llegada al poder el presidente indígena Evo Morales
de Ecuador, en la Cumbre Celac, el presidente ecuatoriano
Rafael Correa, pudo lograr acuerdos de inversión por más en el año 2006, se han intensificado. El presidente Morales
de 6.200 millones de dólares. ha realizado varias visitas oficiales.

Las inversiones China en Bolivia, ha sido realizado en las


áreas de servicios telefónica y comunicaciones de China
COLOMBIA Huaiwei, la explotación de yacimiento de lithium.
En el 1980, se restablecen los nexos con la República Po-
pular China, es partir del 2005 cuando arriban a Colombia
las inversiones China, Sinopec invirtió en el área petrole- PARAGUAY
ra; la empresa petroquímica Shinocheng invirtió en una
instalación fábril, la automotriz china Fotón en una planta Paraguay: es el único del América del Sur que no tiene re-
de ensamblado, la empresa china Capital Airport Jolings, laciones diplomáticas con la República Popular China, las
se hizo cargo de 9 aeropuerto colombianos. inversiones que pueden destacarse es la de, un centro en
Ciudad del Este, una empresa química y compras de tie-
Desde el 2008, China y Colombia firmaron un acuerdo de rras para la agricultura, el intercambio entre ambos países
promoción y protección reciproca de inversiones APRIC, es tímido, aunque podemos resaltar que las exportaciones
China es el segundo socio comercial de Colombia.
desde la República Popular China a Paraguay, son sustan-
URUGUAY ciales estas sobrepasan los 3.600 millones de dólares.

En el 1988, las principales inversiones China en Uruguay


se encuentran en el sector automotriz, en el 2013 el presi-
dente José Mujica, se estrecharon los vínculos entre ambas GUYANA
naciones. En el año 1966, luego de su independencia del Reino Uni-
En el sector automotriz, instalándose las empresas: Geelyn do, de 1831 a 1966 fue conocida como la Guyana británica,
Holding Group, Chery, EFFA, Lifan, este país Sudamerica- inició sus relaciones diplomáticas con la República Popu-
lar China.

124 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 114-126


Dr. Iván Ernesto Gatón - Importancia de América del sur: en la nueva ruta de la seda de Beijing

Las inversiones chinas se encuentran en una etapa inci- En el año 2004, los gobiernos de Surinam y de China, fir-
piente. Las empresas chinas Sithe Global y China Railway maron un amplio acuerdo de cooperación, por medio al
First Group(CRFG), están construyendo el proyecto hi- cual se iniciaron inversiones en carreteras, y en avenidas
droeléctrico de Amaila Falls, así como también, la línea en la Capital, Paramaribo, así como también, la construc-
de transmisión. Es de rigor resaltar, que este es el proyecto ción del edificio del Ministerio de Relaciones Exteriores, y
más grande de infraestructura en suelo guyanés. El sector de instalaciones deportivas . De igual forma, China ha tra-
azucarero, ha recibido inversiones para aumentar la pro- bajado en el mejoramiento de las redes de transformación
ducción. Asimismo, China ha invertido en las construc- y transmisión eléctrica.
ciones una ruta que conduce a Parika, y en la reparación
del muelle de Supenaam. Además, China, le construyó un Surinam, ha recibido donaciones para hospitales y obras
Centro Internacional de Conferencia de Guyana. sociales, por parte del gobierno chino.
Las propuestas chinas incluyen financiamientos en áreas
que están vinculadas a la cadena de extracción y produc-
SURINAM ción de bauxita.
Inició sus relaciones diplomáticas con la República popu- Surinam, que logró su independencia en el año, está entre
lar China en el año 1976, un año después de su indepen- los primeros 20 países más ricos del planeta en reserva
dencia de Holanda, de la cual había colonia, y que, llegó a minera, y una considerable extensión territorial de 163 mil
conocerse como la Guayana holandesa o Guayana Neer- 270 kilómetros cuadrados.
landesa.

Conclusiones

Si observamos, cuidadosamente, la política llevada a cabo año 2013, las exportaciones chinas a la región sobrepasó
por Beijing, en América del Sur, podremos comprobar la los 275 mil millones de dólares, y Beijing, proyecta elevar
eficacia de la misma para asegurar las materias primas bá- estas cifras a 500 mil millones de dólares en los próximos
sicas que el Gran dragón Chino necesita para mantener 10 años, según lo expresaran en la cumbre China- Celac,
su desarrollo económico, tales como: Petróleo, hierro, co- que se llevó a cabo en la capital china, con los países miem-
bre, cobalto, bauxita, cromo, molidebno, entre otros. Asi- bros de esta comunidad.
mismo, la relevante importancia que como destino de los
productos chinos representa la región, debido a que las De igual forma, la región suramericana, es importante
exportaciones chinas a la zona, según cifras oficiales de la para que China pueda seguir expandiendo su hegemonía
Comisión Económica para América Latina (CEPAL), en el
Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 114-126 125
Dr. Iván Ernesto Gatón - Importancia de América del sur: en la nueva ruta de la seda de Beijing

financiera, que la han convertido en la megapotencia fi- dense, ha podido establecer una nueva ruta de la seda para
nanciera del planeta. sus intereses estratégicos vitales, y que le han permitido
ampliar su agenda en la región, teniendo un foro político,
En este breve trabajo, se puede constatar el desarrollo, sin intermediación de Washington, D.C. con la CELAC.
importancia, y la presencia estratégica de China en Sur
América, dando muestras indefectibles de un cuidadoso y En este trabajo, puede evidenciarse, que la invasión china
efectivo plan de expansión chino, que con sutileza, debido en la zona, dejó de ser silenciosa, y, todo indica, que su
a que es una zona de influencia del imperio estadouni- arribo será para permanecer por muchos años.

Referencias Bibliográficas

Guelar, D. (2013). La Invasión Silenciosa el desembarco ¿Porqué a China le interesa tanto hacer negocios en Amé-
Chino en América Latina. República de Argentina: Buenos rica Latina? Publicado por BBC Mundo.
Aires. Edición Ramdon House Mondadori.
Xi Jinping. (2014). La gobernación y la administración de
Le Bris, M. (2010). Siguiendo la Ruta de la Seda, Atlas de China. Corporación China de Comercio de Beijing, del
las Migraciones. Le Monde Diplomatique en Español. Es- libro Internacional. Ediciones en Lenguas Extranjeras.
paña: Valencia. Fundación Mundo Diplo.
Muñoz Poulin, J. (2002). La Ruta de la Seda. Madrid: Edi-
torial Acento.

126 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 114-126


La “Seguridad y Defensa
Nacional” y desarrollo en el
contexto internacional
THE “ NATIONAL SECURITY AND DEFENSE “ AND
DEVELOPMENT IN THE INTERNATIONAL CONTEXT
Recibido: 08 / 09 / 2015 Aprobado: 10 / 11 / 2015

Cursa actualmente Doctorado UPV-UASD con el tema


de tesis “Relaciones Internacionales y Comunidad
Internacional. Una Aproximación a los conflictos Éti-
cos-Políticos y Jurídicos desde la República Domini-
cana”

Maestría en Gestión de Seguridad, Crisis y Emergen-


cias, IGlobal-Instituto Ortega y Gasset. (2014).- Maes-
tría Docencia. Universidad Católica (2014) - Maestría
en Filosofía de la Globalización UASD-UNIVERSIDAD
Coronel Rafael David PAIS VASCO (2010). Especialidad en “Diplomado de
Sánchez Gómez, Estado Mayor Aérea” IMESA, Fuerza Aérea Rep. Dom.
ERD, MA. (2008). Licenciatura en Administración de Empresas,
Universidad del Caribe, Rep. Dom. 2006.

127
Coronel Rafael D. Sánchez Gómez, ERD, MA. - La seguridad y defensa nacional y desarrollo en el contexto internacional

RESUMEN

La “Seguridad y Defensa” de los Estados, es cada vez más garante y consecutor


del desarrollo nacional, apegándose durante todo el discurrir de su ejercicio a
diversos aspectos, que han obedecido a los distintos cambios paradigmáticos,
que se van fijando a través de los acuerdos regionales e internacionales; sin me-
noscabo de su esencia y cumplimiento normativo.
Palabras claves:
Seguridad y defensa, estado, desarrollo, internacional, acuerdos.

ABSTRACT

The “Security and Defence” of states, is increasingly consecutor guarantor and


national development, sticking throughout the flow of the exercise to various
aspects, which have obeyed the various paradigm shifts, to be setting through
regional and international agreements; without undermining its essence and
compliance
Keywords:
Security and defense, state, development, international, agreements

128 Seguridad, ciencia y defensa, Año I, Nº 1, 2015, pp. 127-134


Coronel Rafael D. Sánchez Gómez, ERD, MA.- La seguridad y defensa nacional y desarrollo en el contexto internacional

Introducción En el marco normativo que regula el accionar nacional de la Seguridad y


Defensa encontramos diversas responsabilidades concernientes a un conjunto
de políticas públicas que tradicionalmente eran vistas como parte de las
atribuciones económicas de sectores específicos de la economía del país. Estas
responsabilidades nos llegan hoy en día como parte de los cambios asumidos
dentro de los nuevos Paradigmas Estatales consecuentes de la globalización y la
redefinición de los regímenes internacionalistas.

Lo que se inicia de manera hemisférica es parte de los grandes cambios


globales, incluyendo los cambios en los marcos regulatorios de las relaciones
internacionales. Definiéndose una nueva realidad con la convergencia de los
conceptos tradicionales de la Seguridad y Defensa como garantías Estatales
acordes a los compromisos nacionales asumidos dentro del desarrollo global y
hemisférico.

Es necesario procurar los medios normativos y conceptuales que definan dicha


convergencia entre los intereses nacionales como Estado, junto a las nuevas
responsabilidades, conformadas como alineamientos de la Estrategia Nacional
conmutando en una misma realidad.

Y nos preguntamos, pueden los conceptos de Seguridad, Defensa y Desarrollo


coexistir en unos mismos espacios,… explicándose esta realidad como parte
de la ineludible globalización que embarga a todas las naciones regionales o
globales de manera universal?

Para entender la Seguridad y Defensa de la nación, debemos definir primero


qué es el Estado-Nación?… y este se define como,…Un conglomerado humano
vinculado por lazos comunes de raza, historia, lenguaje, cultura, conciencia
de grupo, y unidad de propósitos, que vive sobre un territorio bajo una
organización gubernamental propia que lo regula.

Seguridad, ciencia y defensa, Año I, Nº 1, 2015, pp. 127-134 129


Coronel Rafael D. Sánchez Gómez, ERD, MA. - La seguridad y defensa nacional y desarrollo en el contexto internacional

Con la gran particularidad que bajo la condición paradigmática y jurídica de la


definición del Estado moderno, se establece el protagonismo Estatal-teórico,
con el cumplimiento y el propósito de jugar el papel principal dentro de todos
los paradigmas internacionales hasta ahora definidos, Por ejemplo, …dentro del
“paradigma realista” de HANS MORGENTHAU, (1948); en el que se interpreta
que los Estados juegan el papel preponderante en la Comunidad Internacional
al imponer el Orden en un mundo Anárquico, a la vez que se contrapone con el
paradigma idealista de la conformación de un orden universal de cooperación
mutua, bajo la normativa de la Carta de las Naciones Unidas. Pero no
obstante en estos paradigmas y sus teorías, también hoy en día donde existen
nuevas Posturas Disidentes,… el Estado continúa siendo preponderante,…
Ejemplo en las teorías Neorrealistas/ Neoidealistas.1 Así como también en las
teorías del Poder Interdependiente.2 Sin olvidarnos de la teoría del Régimen
Internacional,3… en la que se define una Sociedad Internacional, Universal
y Global comprometida bajo un mismo régimen interdependiente, sin que el
Estado- nación deje de poseer su correspondiente importancia histórica.

1 - Keohane, 1986
2 - Keohane y Noseph Nye, 1977
3- Buzan, B., 1993

130 Seguridad, ciencia y defensa, Año I, Nº 1, 2015, pp. 127-134


Coronel Rafael D. Sánchez Gómez, ERD, MA.- La seguridad y defensa nacional y desarrollo en el contexto internacional

El Estado-Nación, sus intereses y objetivos

Los intereses nacionales son definidos por aquellos que ilegal, el terrorismo, la degradación del medio ambiente, y
suelen ser… “Generalmente bienes y valores que todas todo tipo de tráfico ilícito, constituyéndose en un objetivo
las naciones poseen por herencia histórica y cultural, que nacional prioritario, ya que por la gravedad y la amenaza
conforman las aspiraciones básicas de la nación en el or- que representa para la nación, constitucionalmente se exi-
den internacional y son el fundamento del bienestar y ge el combate de las actividades “ilícitas trasnacionales” en
prosperidad de sus ciudadanos”. Mientras que los obje- todas sus vertientes, sean tráfico de drogas, delitos trans-
tivos nacionales son definidos como,… “Los propósitos nacionales, tráfico de armas, y tráfico de personas.
derivados de los intereses nacionales hacia los cuales la
política y la estrategia nacional son dirigidas y hacia los Estamos frente al desarrollo sostenible de la nación como
cuales los esfuerzos y recursos de la nación son aplicados”. “marco lógico” a seguir,… Por tanto, el Sistema de Segu-
(Manual de Doctrina Conjunta de las FF.AA. de la Repú- ridad y Defensa debe apegarse a los nuevos principios
blica Dominicana, 2007). Así, a través del poder nacional nacionales de la política pública, procurando siempre la
el Estado-Nación “genera y ejerce poder en beneficio de las concertación del Estado con la sociedad.
metas (objetivos) e intereses nacionales”. (Ibídem). El desarrollo del Sistema de Seguridad y Defensa apegado
De manera que en el Poder Nacional se encontrarán las a estas nuevas fortalezas proporciona confianza y efecti-
distintas manifestaciones del poder y sus respectivos ins- vidad, mejorando las relaciones cívico-militares y la opi-
trumentos,…el poder económico, el poder político, poder nión pública como un gran valor agregado, sin menoscabo
social, poder diplomático, y el poder militar. El sistema de los logros de las garantías estatales de la sociedad. De
Seguridad y Defensa va encaminado a “mantener los obje- modo que el sistema de Seguridad y Defensa corresponde
tivos de seguridad, cuya primera responsabilidad recae so- a toda la Seguridad Nacional, mientras que la Seguridad
bre el poder militar” como gestores de la defensa en todo Humana corresponde a la Seguridad de las personas que
el territorio nacional. (Ibídem). conforman los Estados. Esta Seguridad se clasificara por
niveles, a partir del Informe de la PNUD (1994) sobre el
Según la Ley de Seguridad y Defensa como documento Desarrollo Humano Sostenible, y se detalla de la siguien-
jurídico propuesto en el Poder Legislativo se define a la te forma: La Seguridad Económica, Seguridad Ambiental,
Seguridad Nacional como el fin del Estado que regula la Seguridad Alimentaria, Seguridad Sanitaria, Seguridad
Defensa Nacional como instrumento esencial para garan- Personal y Comunitaria (Seguridad de los Habitantes o
tizarla, estableciéndose las bases orgánicas y funcionales Seguridad Publica o Seguridad Ciudadana); y la Seguri-
de su preparación, ejecución y control. dad Política.
El objetivo principal del Sistema de Seguridad y Defensa Un nuevo concepto hasta el momento no discutido a cier-
es garantizar la defensa de los objetivos nacionales, en- tos niveles,… empezó a debatirse en los organismos in-
frentando amenazas como el narcotráfico, la inmigración ternacionales de mayor relevancia mundial, entre estos el
Seguridad, ciencia y defensa, Año I, Nº 1, 2015, pp. 127-134 131
Coronel Rafael D. Sánchez Gómez, ERD, MA. - La seguridad y defensa nacional y desarrollo en el contexto internacional

de mayor preponderancia,…las Naciones Unidas (ONU), promiso geoestratégico de incorporarse a dicho tratado
para el año del 1994, el tema de la correspondencia a un regional con el propósito de “prevenir y combatir” entre
verdadero concepto de Desarrollo, a partir de lo local has- otras amenazas “el terrorismo, el sabotaje, tráficos ilega-
ta llegar a lo global, cobro vigencia hasta estandarizarse les y otros delitos de repercusión internacional” (Canciller
un nuevo concepto denominado “Desarrollo Humano Morales, 2012). De hecho la ubicación geográfica nuestra,
Sostenible” dentro de los preceptos democráticos de los implica dicha incorporación a estos acuerdos regionales.
Estados constitucionales de derecho, procurando como
meta el “bienestar razonable” en materia de salud, edu- La característica más visible de dicho acuerdo es que
cación, vivienda, etc.… Dentro del principio de la equidad pone de relieve, que la delincuencia no solo se vincu-
(PNUD Proy.C0S, 1994/003). la con actividades como el narcotráfico regional y local,
sino también con las aristas del desarrollo, que implican
La República Dominicana es miembro del Sistema de Inte- la exclusión social, por lo que se deben impulsar políticas
gración de Centroamérica (SICA), a partir del 25 de junio regionales y globales que garanticen la Seguridad Huma-
del 2013, asumiendo desde entonces los debidos compro- na del Individuo frente a esta, en el ejercicio real de sus
misos Interestatales, y en lo que concierne a la Seguridad libertades públicas y privadas mediante la protección de
y Defensa queda en lo inmediato compromisariamente sus derechos, o sea la Seguridad de los Habitantes, … un
involucrada a dar cumplimiento a lo establecido en los concepto más amplio que la Seguridad Ciudadana, ya que
acuerdos y tratados regionales sobre el tema. la palabra "Habitantes" cubre a los ciudadanos y a todas
las personas sin excepción, por ejemplo “menores de edad,
Por ejemplo,…El Tratado Marco de Seguridad Democrá- residentes, transeúntes, turistas, inmigrantes indocumen-
tica en Centroamérica (2012), dice en el Articulo 15, que tados, extranjeros”…
“las partes reconocen que la pobreza y la extrema pobre-
za lesionan la dignidad humana y la Seguridad Humana y Además es propicio aclarar los términos de la Seguridad
constituye una amenaza a la Seguridad de los Habitantes, Publica y Seguridad Ciudadana, siendo la primera la ac-
…y se comprometen a dar prioridad a los esfuerzos por ción de los Estados a fin de garantizar desde sus institucio-
superar causas estructurales” …Este Tratado queda incor- nes los derechos de las personas y bienes que los confor-
porado al cuerpo normativo de las relaciones estatales en man, mientras que la segunda implica las mismas acciones;
la región y global, a través del Sistema de Integración Cen- pero con un nuevo énfasis en la prevención y acciones par-
troamericana (SICA), integrado a su vez a la Organiza- ticipativas entre las instituciones estatales y la comunidad
ción de los Estados Americanos, (OEA) y a las Naciones (La Seguridad Publica en Las Américas, 2008).
Unidas (ONU), según el artículo 74 de dicho Tratado.
El Termino de Seguridad de los Habitantes procura ga-
Sin embargo para poder enfrentar la delincuencia y el rantizar los derechos intrínsecos de las personas, y se re-
crimen organizado transnacional (una amenaza regional laciona de manera dependiente del término de la Seguri-
y global a todos los Estados), ya desde el 7 de marzo del dad Democrática (Art.10, Tratado Marco de Seguridad de
2012, la República Dominicana había asumido el com- Centroamérica), que a su vez se vincula íntimamente con

132 Seguridad, ciencia y defensa, Año I, Nº 1, 2015, pp. 127-134


Coronel Rafael D. Sánchez Gómez, ERD, MA.- La seguridad y defensa nacional y desarrollo en el contexto internacional

el concepto de la Seguridad Humana, … teniendo todos y Ciudadana), se encuentran inclusive dentro de la con-
estos conceptos la raíz matriz las discusiones y posterior ceptualización de la Seguridad y Defensa de los Estados,
establecimiento del nuevo paradigma del Desarrollo de puesto que todos estos términos corresponden al fin y aca-
las Naciones Unidas, el concepto del Desarrollo Huma- bo a la Seguridad Nacional como marco referencial obliga-
no Sostenible (PNUD,1994). Según dichos aspectos los torio de la Seguridad y Defensa de los Estados.
Estados se han abocado a garantizar normativamente la
Seguridad Humana de sus habitantes. La República Do- Lo que implica que la “Seguridad y Defensa” de los Esta-
minicana fijo en su Carta Magna en el artículo 54 de su dos, se ha apegado durante todo el discurrir de su ejerci-
Constitución del 2010, la consagración de la Seguridad cio a diversos aspectos, que han obedecido a los distintos
Alimentaria como parte de la Seguridad Humana. cambios paradigmáticos, que se van fijando a través de los
acuerdos regionales e internacionales, sin menoscabo de
Todos los conceptos y términos sobre la Seguridad (Hu- su esencia y cumplimiento normativo (Declaración sobre
mana, Democrática, Seguridad de los Habitantes, Pública Seguridad en Las Américas, 2003).

A modo de Conclusión…

Podemos esquematizar el ámbito de la Seguridad y De- y evitando o eliminando conflictos internos que pudieran
fensa nacional,… deductivamente desde los aspectos de gravitar en el Desarrollo Humano Sostenible de los pue-
garantizar las Soberanías de los Estados hasta llegar a las blos y combatiendo la pobreza.
implicaciones de la Seguridad Humana que cubre la Se-
guridad Alimentaria, la Seguridad de los Habitantes, o la En este sentido la Seguridad y Defensa va de la mano con
Seguridad Ciudadana, o la Seguridad Pública, dentro del el Desarrollo, teniendo como mejor aliado a la Seguridad
concepto de Seguridad Democrática, siempre en procura Multidimensional (Declaración de San Salvador: Seguri-
de garantizar el bienestar y los derechos intrínsecos de las dad Ciudadana, 2011), a fin de poder lograr los grandes
personas, sus bienes, y actividades, proporcionando la paz retos y desafíos de los compromisos realizados en el con-
texto internacional.

Seguridad, ciencia y defensa, Año I, Nº 1, 2015, pp. 127-134 133


Coronel Rafael D. Sánchez Gómez, ERD, MA. - La seguridad y defensa nacional y desarrollo en el contexto internacional

Referencias Bibliográficas

Declaración sobre Seguridad en Las Américas. (2003). Manual de Doctrina Conjunta de las Fuerzas Armadas.
(2007). Santo Domingo. República Dominicana: Edita-Li-
Declaración sobre la seguridad pública en Las Américas. bros, Editores Impresores.
(2008).
Pared Pérez, S. (2006). Seguridad, Defensa e Identidad Na-
Declaración de San Salvador: Seguridad Ciudadana, (2011). cional. Primera Edición. Santo Domingo. República Do-
Directiva seguridad y defensa. (2007). minicana: Editora Corripio.

Informe PNUD. (1994). Sobre desarrollo humano sosteni- Soto Jiménez, J. M. (1998). Seguridad, defensa y democra-
ble. cia. Primera Edición. Santo Domingo. República Domini-
cana: Grupo 5.
La Real Academia Española (2010). Diccionario de la Len-
gua. Edición 23. Madrid: España. Asociación de Acade- Tratado Marco de Seguridad Democrática en Centroaméri-
mias la Lengua Española. ca. (2012).

134 Seguridad, ciencia y defensa, Año I, Nº 1, 2015, pp. 127-134


La nueva dimensión de la
Seguridad Internacional y
Hemisférica*
THE NEW DIMENSION OF INTERNATIONAL SECURITY
AND HEMISPHERIC
Recibido: 21 / 08 / 2015 Aprobado: 12 / 11 / 2015

Mayor de Carabineros (J). Profesor de Derecho Pú-


blico. Consultor en Derechos Humanos. Magíster en
Ciencias Militares (Academia de Guerra del Ejérci-
to). Actualmente se desempeña en la Academia de
Ciencias Policiales de Carabineros, Chile. dansotocl@
yahoo.es

Daniel Soto Muñoz

*- El presente artículo ha sido extraído de la revista “POLÍTICA Y ESTRATEGIA” Nº 113,


2009, publicación semestral de la Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos
(Santiago de Chile), pp. 120 – 143. Autorizada su reedición al INSUDE por parte de la Direc-
ción de ANEPE en fecha 25 de agosto del 2015.

135
Daniel Soto Muñoz - La nueva dimensión de la seguridad internacional y hemisférica

RESUMEN

Este trabajo presenta una visión sucinta de la evolución de los instrumentos jurí-
dicos y políticos que estructuran la seguridad global e interamericana. Respecto
de la seguridad internacional se exponen los desafíos que impone a los Estados
la doctrina de la “seguridad humana” y su corolario de la “responsabilidad de
proteger”. En el ámbito de la seguridad regional o “hemisférica” se presentan los
alcances de la noción de la “seguridad multidimensional” y su relevancia directa
en la seguridad pública y en la vigencia de los derechos humanos en Latinoamé-
rica.
Palabras claves:
Seguridad global, seguridad hemisférica, seguridad humana, responsabilidad de
proteger, seguridad multidimensional.

ABSTRACT

The level of involvement of citizens in matters relating to security and national


defense, will be conditioned to the degree of consciousness and awareness that
these have on the fact that security is a common good that people have a legit-
imate right to they would be guaranteed, but equally have a responsibility to
participate in coordinated action by the state to achieve.
This article is invited to reflect on the importance of citizen participation in the
formulation and implementation of national security policies and defense of the
Dominican Republic.
Keywords:
Global security, hemispheric security, human security, responsibility to protect,
multidimensional security.

136 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 135-152


Daniel Soto Muñoz - La nueva dimensión de la seguridad internacional y hemisférica

Introducción Existen dos sistemas de seguridad comunitarios vigentes en las Américas - el


Sistema Internacional de la ONU y el Sistema Hemisférico de la OEA -, que
imponen obligaciones de diversa naturaleza a los Estados de la región. En
ambos esquemas se ha generado un cambio de significado para las cuestiones
de defensa y de seguridad después de la guerra fría, trasladándose el enfoque
tradicional que apuntaba su preocupación por la preservación del Estado (la
seguridad nacional), a una visión enfocada en la conservación de la vida y la
dignidad humanas.

En el sistema internacional la noción de “seguridad humana” dio origen a la


doctrina actualmente en boga de la “responsabilidad de proteger” que exige que
los estados den protección a sus ciudadanos, pero que obliga al mismo tiempo a
la comunidad internacional a monitorear los abusos que ocurran en esa esfera
interna, considerando incluso la posibilidad de intervención coercitiva en casos
de atentados graves contra las personas.

En el sistema hemisférico, la nueva doctrina de la “seguridad multidimensional”


propone enfrentar las amenazas tradicionales y los nuevos fenómenos
delictivos trasnacionales, reforzando la gobernabilidad y el estado de derecho.
Los derechos humanos superan de esta manera la consideración originaria
de “limitación” del ejercicio (eventualmente abusivo) del poder, y se plantean
además como criterios para la formulación de políticas de seguridad destinadas
a la prevención de la delincuencia, la violencia y la inseguridad.

La nueva dimensión de la seguridad - humana y multidimensional - otorga a


la comunidad internacional un rol activo y estratégico en la protección de los
derechos humanos, en la vigencia del derecho internacional humanitario y en
la aplicación del derecho internacional penal.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 135-152 137


Daniel Soto Muñoz - La nueva dimensión de la seguridad internacional y hemisférica

A) SEGURIDAD GLOBAL Y SEGURIDAD


HEMISFÉRICA

Los principales esquemas de seguridad comunitarios la cooperación entre Estados, promoción de la democracia
(Hardy, 2003)1 vigentes en las Américas son el sistema y respeto por los derechos humanos.2
internacional de la Organización de Naciones Unidas
(ONU), y el sistema interamericano o hemisférico creado Resulta significativo que ambas organizaciones dieran ori-
por la Organización de Estados Americanos (OEA). gen en el momento de su constitución3 a sendos sistemas
de seguridad y de protección de derechos humanos.4 El de-
La adscripción a estos sistemas impone obligaciones de di- sarrollo de la Guerra Fría, no obstante, llevó por caminos
versa naturaleza. La más importante consiste en renunciar
a la posibilidad de solucionar los conflictos empleando la 2 - Preámbulo de Carta de Naciones Unidas: “Nosotros los pueblos de las Na-
fuerza militar. A cambio, la sociedad internacional de Es- ciones Unidas resueltos a preservar a las generaciones venideras del flagelo de
la guerra que dos veces durante nuestra vida ha infligido a la Humanidad sufri-
tados ofrece procedimientos diplomáticos y jurídicos que mientos indecibles, a reafirmar la fe en los derechos fundamentales del hom-
facilitan la solución pacífica de controversias y que pro- bre, en la dignidad y el valor de la persona humana, en la igualdad de derechos
porcionan incluso la posibilidad de coacción como res- de hombres y mujeres y de las naciones grandes y pequeñas…”. Preámbulo de
Carta de la Organización de Estados Americanos: “… ciertos de que la democra-
puesta a las amenazas externas a través de alianzas defen- cia representativa es condición indispensable para la estabilidad, la paz y el de-
sivas (OEA) o defensas colectivas (ONU). sarrollo de la región; seguros de que el sentido genuino de la solidaridad ame-
ricana y de la buena vecindad no puede ser otro que el de consolidar en este
La preocupación por la paz y la seguridad internacional Continente, dentro del marco de las instituciones democráticas, un régimen de
libertad individual y de justicia social, fundado en el respeto de los derechos
de la ONU y la OEA se enmarca dentro de un contexto po- esenciales del hombre…”.
lítico que aspira coetaneamente a tres objetivos: manteni- 3 - La “Declaración Universal de los Derechos Humanos” fue adoptada y pro-
clamada por la Resolución No.217 A (iii) de la Asamblea General de Naciones
miento de un balance del poder internacional, fomento de Unidas el 10 de diciembre de 1948 y la “Declaración de los Derechos y Deberes
del Hombre” fue aprobada en la Novena Conferencia Internacional Americana
en la misma oportunidad en que se creó la Organización de Estados Americanos
(OEA) y el “Tratado Americano de Soluciones Pacíficas”, conocido como “Pacto
de Bogotá”.
4 - Preámbulo de Carta de Naciones Unidas: “Nosotros los pueblos de las Na-
ciones Unidas resueltos a preservar a las generaciones venideras del flagelo de
la guerra que dos veces durante nuestra vida ha infligido a la Humanidad sufri-
mientos indecibles, a reafirmar la fe en los derechos fundamentales del hom-
bre, en la dignidad y el valor de la persona humana, en la igualdad de derechos
1 - No existe acuerdo en la doctrina sobre la conceptualización de las “aso- de hombres y mujeres y de las naciones grandes y pequeñas…”. Preámbulo de
ciaciones de seguridad interestatales”, aunque se distinguen tres tipos de es- Carta de la Organización de Estados Americanos: “… ciertos de que la democra-
quemas: a) Seguridad Cooperativa, como mecanismo de naturaleza anticipativa cia representativa es condición indispensable para la estabilidad, la paz y el de-
destinada a prevenir el surgimiento de conflictos entre los Estados miembros sarrollo de la región; seguros de que el sentido genuino de la solidaridad ame-
(OEA, ONU); b) Seguridad Colectiva, en calidad de estructura destinada a actuar ricana y de la buena vecindad no puede ser otro que el de consolidar en este
con posterioridad al conflicto y con el propósito de paliar o neutralizar sus efec- Continente, dentro del marco de las instituciones democráticas, un régimen de
tos (ONU); y c) Defensa Colectiva, que delinea un esquema para defender a los libertad individual y de justicia social, fundado en el respeto de los derechos
miembros de una agresión externa (OTAN). esenciales del hombre…”.

138 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 135-152


Daniel Soto Muñoz - La nueva dimensión de la seguridad internacional y hemisférica

paralelos y hasta divergentes a los sistemas de seguridad y a) las “operaciones de mantenimiento de la paz” serían
a los sistemas de protección de los derechos humanos. La una extensión dogmática del Capítulo VI y del Capítulo
antinomia pareciera hoy morigerarse en América Latina VII, razón por la que irónicamente algunos aluden a un
con la transformación mundial del concepto de seguridad, inexistente “Capítulo VI y medio”; y b) la “intervención
el desarrollo de medidas de confianza mutua entre Estados humanitaria” o “intervención por causa de humanidad”
y el fortalecimiento del Estado de Derecho. como justificación de las acciones emprendidas por algu-
nos Estados para dar protección a sus connacionales ame-
nazados en países extraños.
A) EL SISTEMA DE SEGURIDAD COLECTIVA DE
NACIONES UNIDAS (ONU)
B) EL SISTEMA DE SEGURIDAD REGIONAL DE
El sistema de seguridad colectiva de Naciones Unidas, tie- LA ORGANIZACIÓN DE ESTADOS AMERICANOS
ne su origen en la Carta fundacional del organismo, que (OEA)
en su artículo 2.4 establece: “Los Miembros de la Orga-
nización, en sus relaciones internacionales, se abstendrán La OEA nació en las “Conferencias Panamericanas”5 pro-
de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la movidas por los Estados Unidos a fines del siglo XIX como
integridad territorial o la independencia política de cual- continuación de su política hegemónica. En la época de su
quier Estado, o en cualquier otra forma incompatible con constitución la “Doctrina Monroe” había dado paso a una
los Propósitos de las Naciones Unidas”. Esta disposición visión “panamericanista” que facilitó la suscripción de dos
constituye una prohibición jurídica de la guerra, pues veda instrumentos jurídicos complementarios: a) un pacto ame-
en las relaciones internacionales la posibilidad del uso de ricano de defensa mutua (el “Tratado de Río” o “Tratado
la fuerza y la amenaza de su empleo. Interamericano de Asistencia Recíproca”, TIAR, de 1947),
y b) un tratado mediante el cual los estados americanos
La misma Carta regula las excepciones que habilitan el uso renunciaban al uso de la fuerza y asumían la obligación
de la fuerza militar: a) la legítima defensa ante una agre- de solucionar los conflictos a través de medios pacíficos
sión, según faculta el artículo 51; y b) el uso de la fuer- (“Pacto de Bogotá” o “Tratado Americano de Soluciones
za de parte de las propias Naciones Unidas, en aplicación Pacíficas” de 1948).
de medidas establecidas en el Capítulo VII para casos de
“amenaza a la paz, quebrantamiento de la paz o actos de La OEA emergió como un organismo regional subordi-
agresión”. El Capítulo VIII, por su parte, complementa al nado a los principios y obligaciones de Naciones Unidas,
anterior e instaura la posibilidad de recurrir a “Acuerdos
Regionales” con el mismo propósito. 5 - En 1826, Simón Bolívar convocó el Congreso de Panamá con la intención de
formar una asociación de Estados Americanos que no prosperó. Las primeras
Se ha sostenido que también existirían otras excepciones “Conferencias Panamericanas” fueron promovidas en 1822 por el Presidente
a la prohibición del uso de la fuerza que no se encuentran de los Estados Unidos James Garfield y se celebraron nueve veces entre 1890 y
1948, en la que se creó la OEA, como heredera de la “Unión Panamericana” que
expresamente establecidas en Carta de Naciones Unidas: se había creado en 1910.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 135-152 139


Daniel Soto Muñoz - La nueva dimensión de la seguridad internacional y hemisférica

en los términos que describe el Capítulo VIII de su Carta CUADRO Nº 1


ESQUEMA JURÍDICO Y POLÍTICO PARA LA SEGURIDAD
constitutiva.6 HEMISFÉRICA
Naturaleza Instrumento Fecha Importancia
Durante sesenta años la seguridad hemisférica se sostu- Foro militar que identifica
Junta Interamericana de retos comunes. A cargo del
vo sobre la base del esquema jurídico que proporcionaba Defensa (JID)
28.01.1942
Colegio Interamericano de
Defensa (CID).

conjuntamente el “Tratado Interamericano de Asistencia Tratado Interamericano de


Asistencia Recíproca 02.09.1947 Pacto de defensa mutua.
Recíproca” (TIAR) y la “Junta Interamericana de Defensa” (TIAR)

(JID) creada tempranamente en 1942 en plena Segunda


Pacto de Bogotá o Pacto Renuncia al uso de la
 Jurídicos 30.04.1948
de Soluciones Pacíficas fuerza.

Guerra Mundial. Carta de la OEA 30.04.1948


Organización destinada a
cumplir obligaciones
regionales de conformidad
a Carta de la ONU.

En el ámbito político, el sistema interamericano se es- Comisión Interamericana


Enfrenta una nueva
para el Control del Abuso 24.04.1986
tructuró durante la Guerra Fría sobre la base del conflicto de Drogas (CICAD)
amenaza.

ideológico Este-Oeste y se mantuvo en la creencia que sólo Comité Interamericano


contra el Terrorismo 07.06.1999
Enfrenta una nueva
amenaza.
(CICTE)
los Estados Unidos eran capaces de contrarrestar la ame- Facilita negociaciones
Grupo de Contadora 09.01.1983 políticas en América
naza externa comunista (Restrepo, 2004). La seguridad Central.

hemisférica fue liderada por Estados Unidos y eso signifi- Grupo de Río 18.12.1986
Contribuir a la solución de
crisis en la región.

có que la gran potencia impuso sus objetivos estratégicos, Consolidar la paz.

Aportar a la estabilización
excluyendo las preocupaciones de seguridad del resto del Políticos Cumbre de las Américas 09.12.1994
democrática.

Continente (Rosas, 2003). Mantener un diálogo


regular entre Jefes de
Estado y de Gobierno.

Propone la seguridad
Conferencia de Ministros
24.07.1995 mutua y la preservación de
de Defensa
la democracia.

Comisión de Seguridad Formula recomendaciones


Hemisférica (Consejo 09.06.1995 sobre cooperación para la
Permanente OEA) seguridad hemisférica.

Declaración sobre
Conferencia Especial
28.10.2003 Seguridad en las Américas.
sobre Seguridad
Enfoque multidimensional.

FUENTE: Elaboración propia.

La estructura TIAR-JID fue un fracaso. No fue capaz de


prevenir guerras, no hizo frente a las amenazadas exter-
6 - Carta de la OEA, artículo 1°.- inciso primero: “Los Estados americanos con-
sagran en esta Carta la organización internacional que han desarrollado para
nas,7 ni contó con mecanismos para mitigar los devasta-
lograr un orden de paz y de justicia, fomentar su solidaridad, robustecer su co- dores efectos de los conflictos armados.
laboración y defender su soberanía, su integridad territorial y su independen-
cia. Dentro de las Naciones Unidas, la Organización de los Estados Americanos 7 - La Guerra de Las Malvinas generó una importante controversia, pues mien-
constituye un organismo regional.” Carta de Naciones Unidas, artículo 52.1 y tras Argentina invocó el TIAR para conseguir la adhesión de las Américas ante
2: “1. Ninguna disposición de esta Carta se opone a la existencia de acuerdos u la amenaza extracontinental, países como Estados Unidos, Colombia y Chile,
organismos regionales cuyo fin sea entender en los asuntos relativos al mante- desestimaron su invocación considerando el carácter defensivo del instrumen-
nimiento de la paz y la seguridad internacionales y susceptibles de acción regio- to. México contrariamente, al momento de su retiro del tratado en el año 2001,
nal, siempre que dichos acuerdos u organismos y sus actividades, sean compa- mencionó que el caso de las Malvinas constituía la prueba de fuego que demos-
tibles con los Propósitos y Principios de las Naciones Unidas. traba el fracaso del TIAR.

140 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 135-152


Daniel Soto Muñoz - La nueva dimensión de la seguridad internacional y hemisférica

Si examinamos los diez conflictos armados más importan- (CICAD) en 1986 y el Comité Interamericano contra el
tes ocurridos desde 1982 (desde la Guerra de las Malvi- Terrorismo (CICTE) en 1999.
nas), el sistema interamericano intervino indirectamente
sólo en dos oportunidades: en la Guerra del Cenepa entre En 1995 se creó la Comisión de Seguridad Hemisférica
Ecuador y Perú en 1995 a través de los “Países Garantes”, y con el propósito de formular recomendaciones sobre coo-
en Centroamérica para solucionar los conflictos armados peración para la seguridad de las Américas y, en el año
internos de El Salvador, Guatemala y Nicaragua a través 2003, la Conferencia Especial sobre Seguridad, realizada
del “Grupo de Contadora” y de los “Acuerdos de Esquipu- en Ciudad de México dio origen a la “Declaración sobre
las” de 1997. Seguridad de las Américas” que estableció que la seguri-
dad hemisférica tenía una naturaleza multidimensional.
Naciones Unidas, por su parte, demostró ser más efectiva
CUADRO Nº 2
en el pos conflicto e intervino en El Salvador (las misiones ESQUEMAS DE INTEGRACIÓN Y SEGURIDAD SUBREGIONAL
de paz ONUCA8 entre 1989 y 1992 y ONUSAL9 entre
Instrumento Fecha Organismo Propósito Seguridad
1991 y 1995); Guatemala (las misiones de paz ONUCA
entre 1989 y 1992 y MINUGUA10 en 1997); Nicaragua (la Acuerdo de Cartagena 26.05.1969
Comunidad Andina de
Naciones (CAN)
Desarrollo e integración regional. Zona de Paz Andina.

misión ONUCA entre 1989 y 1992); Haití (la misión UN- Multilateralismo, control de
Tratado de Comunidad del Caribe
MIH11 entre 1993 y 1992; y posteriormente UNSMIH12 Chaguaramas
04.07.1973
(CARICOM)
Mercado común. armas pequeñas y
antiterrorismo.

entre 1996 y 1997; UNTMIH13 en 1997; MIPONUH14 en- Tratado de


Organización del
Fomenta medidas de
tre 1997 y 2000; y MINUSTAH15 desde el año 2004 hasta Cooperación
Amazónica
03.07.1978
Tratado de
Cooperación
Preservación del medio
ambiente.
confianza mutua y de
cooperación.
Amazónica (OCTA)
la fecha).
Sistema de Fomenta democracia,
Protocolo de
13.12.1991 Integración de Integración de Centroamérica. medidas de confianza entre
Tras la Guerra Fría, Estados Unidos perdió casi por com- Tegucigalpa
Centroamérica (SICA) Estados y fuerzas militares.

pleto el interés por el Continente y como consecuencia se Convenio Constitutivo


Asociación de Estados Promueve acuerdos de
generaron diversos bloques subregionales superpuestos al de la Asociación de
Estados del Caribe
24.07.1994
del Caribe (AEC)
Desarrollo sostenible.
cooperación.

sistema de seguridad interamericano (ver Cuadro 2). La Protocolo de Ouro Mercado Común del Unión Aduanera.
Plan general de
17.12.1994 cooperación recíproca para
noción de seguridad militar “frente al comunismo”, dio Preto Sur (MERCOSUR)
la seguridad regional

paso a un enfoque de carácter policial en alusión al narco- Tratado Marco de


Seguridad Democrática 15.12.1995 Respalda el SICA
Integración de Centroamérica. Fomenta democracia,
medidas de confianza entre
tráfico, el crimen organizado y el terrorismo que permitió de Centroamérica Estados y fuerzas militares.

la creación de dos organismos especializados: la Comisión III Cumbre de Jefes de


Estado y de Gobierno
Alternativa Bolivariana
Reforzar la autodeterminación y
Antítesis del “Consenso de
Washington”.
Interamericana para el Control del Abuso de las Drogas
12.12.2001 para América Latina y
de la Asociación de la soberanía de los pueblos.
el Caribe (ALBA)
Estados del Caribe
Seguridad energética.

8 - ONUCA, Grupo de observadores de las Naciones Unidas en Centroamérica. Mejor calidad de


Acta VI Cumbre vida para el sur de Prevención y mitigación de
9 - ONUSAL, Misión de observadores de las Naciones Unidas en El Salvador. Mecanismo de Tuxtla
25.03.2004 Plan Puebla Panamá (PPP)
México y desastres naturales.
Centroamérica.
10 - MINUGUA, Misión de verificación de las Naciones Unidas en Guatemala.
11- UNMIH, Misión de las Naciones Unidas en Haití. Tratado Constitutivo de Intercambio de información
Unión de Naciones Suramericanas
12- UNSMIH, Misión de apoyo de las Naciones Unidas en Haití. la Unión de Naciones 04.07.2008
(UNASUR)
Diálogo político. en defensa y cooperación
Suramericanas para seguridad ciudadana.
13 - UNTMIH, Misión de transición de las Naciones Unidas en Haití.
14 - MIPONUH, Misión de Policía Civil de las Naciones Unidas en Haití. FUENTE: Elaboración propia.
15 - MINUSTAH, Misión de estabilización de las Naciones Unidas en Haití.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 135-152 141


Daniel Soto Muñoz - La nueva dimensión de la seguridad internacional y hemisférica

En la actualidad el sistema de seguridad interamericano o prioridades acordes a las necesidades de seguridad del ter-
hemisférico aparece fragmentado por diversas iniciativas cer mundo. Nació así una nueva agenda de cooperación
jurídicas y políticas de carácter “subregional”, que no sólo y coordinación políticas (Gaspar, 2003) destinada a hacer
recargan las agendas presidenciales con cumbres que no frente al impacto de la mundialización y del surgimiento
tienen vinculación entre sí (Rojas, 2007), sino que además de “nuevas amenazas” trasnacionales.
dificultan la cohesión regional por la variedad de intereses La “Declaración sobre Seguridad de las Américas” de la
y propuestas en juego. Sólo el “Grupo de Río” reúne a la Conferencia Especial sobre Seguridad de 2003, reconoció
totalidad de Estados latinoamericanos y plantea la posibi- que la seguridad de los Estados del hemisferio era afectada
lidad de desarrollar cuestiones de seguridad comunes para al mismo tiempo por amenazas tradicionales y otras “no
todo el hemisferio. tradicionales” entre las que identificó:
El sistema de seguridad de Naciones Unidas, por su par- • Amenazas “duras” a la seguridad: el terrorismo, la
te, si bien aparece como promotor de los intereses de las delincuencia organizada transnacional, el problema
potencias que lideran el Consejo de Seguridad, es el único mundial de las drogas, la corrupción, el lavado de acti-
organismo que ofrece posibilidades concretas de coopera- vos, el tráfico ilícito de armas.
ción en el ámbito de la seguridad y de intervención política • Amenazas de origen social: la pobreza extrema y la ex-
a través de instrumentos como las misiones de paz (Soto, clusión social de amplios sectores de la población que
2008) cuyo carácter multinacional parecen conferirle cre- también afectan la estabilidad y la democracia.
dibilidad y aceptación.
• Amenazas provenientes de la naturaleza y la salud: los
desastres naturales y los de origen humano, el VIH/
SIDA y otras enfermedades, otros riesgos a la salud y el
3.-REDIMENSIÓN DEL CONCEPTO DE
deterioro del medio ambiente.
SEGURIDAD
• Amenazas generadas por crimen organizado: la trata
a) Hacia un nuevo concepto de seguridad hemisférica de personas.
La denominada “agenda de seguridad hemisférica” cambió • Amenazas provenientes de las tecnologías de la infor-
con el fin de la Guerra Fría y la instauración de la globali- mación y comunicaciones: los ataques a la seguridad
zación (Rojas, 2007). El término del conflicto Este-Oeste cibernética.
coincidió en Centro y Sudamérica con las transiciones a
la democracia, la solución de los tradicionales conflictos • Amenazas del transporte de productos peligrosos: la
posibilidad de daños masivos en el caso de un acciden-
fronterizos a través de la diplomacia y la definición de

142 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 135-152


Daniel Soto Muñoz - La nueva dimensión de la seguridad internacional y hemisférica

te durante el transporte marítimo de materiales poten- CUADRO Nº 3


LA SEGURIDAD PÚBLICA COMO PREOCUPACIÓN DEL
cialmente peligrosos, incluidos el petróleo, material HEMISFERIO
radioactivo y desechos tóxicos.
Mercosur Países Andinos Centroamérica Caribe
• Amenazas por eventuales posesiones de armas de des-
trucción masiva en manos de particulares o terroristas.

La reformulación del concepto de la seguridad hemisférica Narcotráfico Narcotráfico Narcotráfico Narcotráfico


va de la mano con la identificación de nuevas prioridades
de seguridad en cada una de las subregiones (ver Cuadro Terrorismo Terrorismo Terrorismo Terrorismo
3) y el reconocimiento de nuevos factores de inseguridad.
La fragmentación de la institucionalidad regional simplifi- Medio ambiente y
Pobreza y Pobreza y
có los procesos de coordinación gubernamentales a través Trafico de armas desastres
carencias sociales carencias sociales
naturales
de reuniones interministeriales y cumbres de Jefes de Es-
tado, que construyeron importantes bases de confianza re- Medio ambiente y
Guerrillas y grupos Crimen
cíproca que reveló la preocupación común por los “actores Crimen organizado desastres
subversivos organizado
naturales
no estatales” que perjudican la seguridad de los estados,
como son las amenazas provenientes de grupos organiza- Pobreza y
Medio ambiente y
dos (crimen organizado, terrorismo, etc.), o situaciones Trafico de armas carencias Trafico de armas
desastres naturales
sociales
socio-económicas internas y no previstas por los gobier-
nos (migraciones, marginalidad, conflictos sociales, etc.) Pobreza y carencias Crimen
Crimen organizado Trafico de armas
igualmente aptas para causar estragos (Benítez, 2003). sociales organizado

Guerrillas y
Guerrillas y grupos Medio ambiente y
grupos
subversivos desastres naturales
subversivos

FUENTE: Francisco Rojas Aravena. Crimen y Violencia en las Américas.


Disponible en: www.thedialogue.org/PublicationFiles/Crime%20and%20
Violence%20-%20Rojas.pdf -

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 135-152 143


Daniel Soto Muñoz - La nueva dimensión de la seguridad internacional y hemisférica

b) Hacia un nuevo concepto de seguridad global la contaminación o el terrorismo no son acontecimientos


aislados; que es más fácil velar por una prevención tem-
Desde fines del siglo XX la mayoría de los conflictos arma- prana de la seguridad que con intervenciones ulteriores
dos que ocurren en el mundo son de naturaleza intraes- costosas y menos eficientes; y finalmente que la seguridad
tatal, y el porcentaje más alto de víctimas lo constituye la debe centrarse en el ser humano y “en la forma como la
población civil que no participa directamente en las hos- gente vive y respira en un ambiente de conflicto o de paz”.
tilidades. La ejemplificación es elocuente: si en la primera
Guerra Mundial de cada 10 personas muertas 9 eran com- La seguridad humana consiste, por lo tanto, en garantizar
batientes, durante el conflicto que sucedió a la fragmenta- que la población esté libre tanto de incertidumbres y te-
ción de Yugoeslavia la cifra se invirtió, de manera que el mores, como de carencias materiales básicas para la sub-
resultado de las hostilidades arrojó 1 soldado muerto por sistencia y la vida digna.
cada 9 civiles (Morillas, 2007).
El “Informe sobre Desarrollo Humano” distinguió siete
El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo categorías de amenazas contra la seguridad humana:
(PNUD) de 1994 puso en la palestra la necesidad de re-
dimensionar el concepto seguridad en su “Informe so- • Seguridad económica: necesidad de contar con un em-
bre Desarrollo Humano”, cuestionando la estrechez de pleo e ingreso básico.
la interpretación de la seguridad como un concepto que • Seguridad alimentaria: reconoce un problema en la dis-
privilegiaba la protección del territorio y de los intereses tribución de la alimentación y propone el acceso físico
nacionales, en desmedro del resguardo de una población y económico a los alimentos básicos.
muchas veces afectada por la enfermedad, el hambre y el
delito. • Seguridad de la salud: en los países pobres constituye
una prioridad la prevención de las enfermedades con-
El documento señaló: tagiosas y parasitarias, y en los industrializados la pre-
“En definitiva, la seguridad humana se expresa en un niño vención de accidentes y del cáncer.
que no muere, una enfermedad que no se difunde, un em- • Seguridad ambiental: tiene presente los procesos de de-
pleo que no se elimina, una tensión étnica que no explota gradación del medio físico.
en violencia, un disidente que no es silenciado. La seguri-
dad humana no es una preocupación por las armas: es una • Seguridad personal: tiene en cuenta la violencia física
preocupación por la vida y la dignidad humanas”`. en el seno del Estado o por conflictos interestatales.

El enfoque consideraba que la seguridad humana es un • Seguridad de la comunidad: plantea la relevancia de la


asunto de preocupación universal que conlleva aspectos socialización y el derecho a una identidad cultural.
comunes para los países ricos y pobres; que los componen- • Seguridad política: asegura el respeto de los derechos
tes de la seguridad humana deben entenderse como inter- humanos fundamentales.
dependientes, en la medida que amenazas locales como
144 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 135-152
Daniel Soto Muñoz - La nueva dimensión de la seguridad internacional y hemisférica

El documento señaló que algunos problemas de la seguri- tiene un papel protagónico y donde la atención se traslada
dad humana a escala mundial surgen porque “las amena- a la seguridad de la gente:
zas dentro de los países rebasan rápidamente sus fronteras
nacionales”. Ejemplificó las amenazas trasnacionales como “La seguridad humana complementa a la seguridad estatal,
el deterioro del medio ambiente, el tráfico de estupefacien- promueve el desarrollo humano y realza los derechos hu-
tes, la desigualdad entre países que genera fundamentalis- manos. Complementa a la seguridad del Estado al centrar
mo religioso y terrorismo, el crecimiento descontrolado de su foco de atención en las personas y haciendo frente a in-
la población, etc, concluyendo que “cuando la seguridad seguridades que no han sido consideradas como amenazas
humana está amenazada en alguna parte, puede afectar a para la seguridad estatal. Al contemplar este otro género
todo el mundo”. de riesgos adicionales, amplía el foco de desarrollo huma-
no más allá del concepto de “crecimiento con equidad”. El
La seguridad humana consiste por tanto en librar a las per- respeto a los derechos humanos constituye el núcleo de la
sonas “del miedo” y de la “necesidad”, de manera que su protección de la seguridad humana”.
interpretación puede hacer énfasis en uno u otro aspec-
to (Morillas, 2007). Para países como Canadá y Noruega, La Comisión examinó las esferas relacionadas con el con-
fundadores de la Red de Seguridad Humana, el acento flicto y la pobreza en las que las expresiones de inseguri-
debe recaer en la protección de personas y comunidades dad humana son críticas y generalizadas, y concluyó sobre
víctimas de la violencia. Otros proponen que los esfuerzos la necesidad de proteger a las personas en los conflictos
se orienten para enfrentar todas las amenazas a la vida y violentos, hacer frente a la proliferación de armamento y
dignidad de las personas. Así lo planteó Japón y bajo su combatir el delito; apoyar la seguridad de los migrantes,
iniciativa Naciones Unidas dio origen a la Comisión so- refugiados y desplazados; alentar un comercio y un mer-
bre Seguridad Humana en el año 2001.16 En el año 2003 cado justos en beneficio de las personas en condición de
tal Comisión presentó el informe “La seguridad humana, pobreza extrema; y finalmente, tratar de proporcionar ni-
ahora” que estableció que la seguridad de las personas en veles de vida mínimos en todas partes y dar prioridad a
todo el mundo está interrelacionada pues la globalización garantizar un acceso universal a la atención básica de la
puede generar desestabilización y conflictos que deben salud.
abordarse mediante un enfoque integrado. Completa el cuadro teórico de la seguridad humana el in-
La seguridad humana se plantea entonces como una res- forme del año 2001 denominado “La responsabilidad de
puesta a los desafíos del mundo actual en los que el Estado proteger”, elaborado por la Comisión Internacional sobre
Intervención y Soberanía de los Estados (CIISE)17 a re-
querimiento del Secretario General de Naciones Unidas.
16 - En el año 2000, el Secretario General de Naciones Unidas, Kofi Annan, em- El informe precisa que la responsabilidad primordial de
pleó el concepto de seguridad humana en su Informe a la Cumbre del Milenio
de Naciones Unidas, denominado “Nosotros los pueblos. El rol de las Naciones proteger a los ciudadanos corresponde al Estado, pero que
Unidas en el Siglo XXI”. Luego en la Cumbre del Milenio se decidió crear la Co-
misión sobre Seguridad Humana que fue presidida por Amartya Sen y Sadako
Ogato, quienes entregaron su informe en el año 2003. 17 - International Commission on Intervention and State Sovereignty (ICISS).

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 135-152 145


Daniel Soto Muñoz - La nueva dimensión de la seguridad internacional y hemisférica

de forma subsidiaria se posibilita la intervención humani- Los aspectos débiles son la imprecisión de su definición y
taria de la sociedad internacional. su posible uso como justificación de la militarización de
políticas publicas y de intervenciones humanitarias (Pérez,
Se plantea que la responsabilidad de proteger de los Esta- 2007).
dos abarca tres responsabilidades específicas:
Después de varias propuestas preliminares lideradas por
• La responsabilidad de prevenir: eliminar tanto las el Secretario General de Naciones Unidas,18 la doctrina
causas profundas como las causas directas de los con- de la “responsabilidad de proteger” fue aceptada a nivel
flictos internos y otras crisis provocadas por el hom- global por la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno
bre que pongan en peligro a la población. efectuada en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York,
• La responsabilidad de reaccionar: responder a las si- en septiembre del año 2005, y cuyas conclusiones fueron
tuaciones en que la necesidad de protección humana aprobadas mediante Resolución de la Asamblea General
sea imperiosa con medidas adecuadas, que pueden del 24 de octubre del mismo año. En los párrafos 138 y 139
incluir medidas coercitivas como la imposición de del documento final se materializó la “responsabilidad de
sanciones y las actuaciones legales en el plano inter- proteger a las poblaciones del genocidio, los crímenes de
nacional y, en casos extremos, la intervención militar. guerra, la depuración étnica y los crímenes de lesa huma-
nidad”.19
• La responsabilidad de reconstruir: ofrecer después de
una intervención militar plena asistencia para la recu-
peración, la reconstrucción y la reconciliación, elimi-
4. LA RESPONSABILIDAD DEL ESTADO
nando las causas del daño que la intervención preten-
día atajar o evitar. EN LA PROTECCIÓN DE LAS PERSONAS

La intervención internacional (a través del Consejo de Se- a) Seguridad humana y seguridad multidimensional,
guridad de Naciones Unidas) se faculta en casos de graves como definiciones integradoras e instrumentales
daños para la población como resultado de una guerra ci-
vil, una insurrección, represión ejercida por el gobierno o
el colapso de las estructuras estatales y que el Estado invo-
lucrado no quiera o no pueda evitar. En este caso, se sos- 18 - Ver documentos: Un mundo más seguro: la responsabilidad que com-
tiene “la responsabilidad internacional de proteger tendrá partimos. Informe del Grupo de Alto Nivel sobre las amenazas, los desafíos y
el cambio. Nueva York, 2 de diciembre de 2004 (A/59/565); Proyecto del Mile-
prioridad sobre el principio de no intervención”. nio de la ONU. Invirtiendo en el desarrollo: un plan práctico para conseguir los
Objetivos de Desarrollo del Milenio. Londres, 2005; Un concepto más amplio
Los puntos fuertes del concepto de seguridad humana de libertad: desarrollo, seguridad y derechos humanos. Informe del Secretario
lo constituyen su naturaleza integradora y su foco en las General. Nueva York, 21 de marzo de 2005 (A/59/2005).
19 - Resolución Asamblea General 60/1. Documento Final de la Cumbre Mun-
personas, su carácter multidimensional, y su acento en el dial. 24.10.2005. Ver documento final y seguimiento en: NACIONES UNIDAS.
multilateralismo y la cooperación (Fuentes y Rojas, 2005). Cumbre mundial 2005. [en línea] <http://www.un.org/spanish/summit2005/>
[consulta: 12 abril 2009].

146 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 135-152


Daniel Soto Muñoz - La nueva dimensión de la seguridad internacional y hemisférica

Una nueva dimensión de la seguridad ha sido consensua- nal”23 y que la “Declaración sobre Seguridad Hemisférica”
da tanto en el sistema de seguridad internacional como en confirmó. Posteriormente el concepto se institucionalizó
el sistema de seguridad hemisférica. mediante la “Declaración de Nueva León” de 200424 y la
creación en el 2005 de la “Secretaría de Seguridad Mul-
En el sistema internacional de Naciones Unidas después tidimensional” (SSM)25 en la OEA, que está destinada a
de un amplio desarrollo doctrinal del concepto de “seguri- coordinar los esfuerzos en la lucha “contra las amenazas a
dad humana”, se convino en la Cumbre del año 2005 que la la seguridad nacional y de los ciudadanos”.
preocupación por la seguridad en el mundo debía recaer
en la protección de las personas. Al año siguiente, sobre la En aplicación de estos acuerdos, se llevó a cabo en octubre
base de ese compromiso, el Consejo de Seguridad dispuso de 2008 en Ciudad de México la primera reunión de mi-
la obligatoriedad de dar protección a la población civil en nistros en materia de seguridad pública de las Américas
conflictos armados.20 En julio de 2008 el Secretario Gene- que concluyó con la suscripción de un importante instru-
ral Ban Ki-Moon clarificó la conexión entre los conceptos mento: el “Compromiso por la seguridad pública en las
de “soberanía con responsabilidad” y “responsabilidad de Américas” que estableció expresamente la vinculación en-
proteger” e indicó cómo planeaba llevarlos a la práctica.21 tre derechos humanos y seguridad publica:
En el sistema de seguridad hemisférico, la Organización “la seguridad pública es deber y obligación exclusiva
de Estados Americanos discutió la necesidad de ampliar el del Estado, fortalece el estado de derecho y tiene como
concepto de seguridad para incluir las nociones de seguri- fin salvaguardar la integridad y seguridad de las per-
dad humana y de nuevas amenazas22 desde la “Declaración
de Bridgetown” (Barbados, junio de 2002) en que se acuñó 23 - “Declaración de Nueva León” de la Cumbre Extraordinaria de las Américas
de Monterrey del año 2004: “Afirmando que los Ministros de Relaciones Exte-
por primera vez el concepto de “enfoque multidimensio- riores y Jefes de Delegación, durante su diálogo en el trigésimo segundo período
ordinario de sesiones de la Asamblea General, reconocieron que las amenazas,
preocupaciones y otros desafíos a la seguridad en el Hemisferio son de natura-
leza diversa y alcance multidimensional y que el concepto y enfoque tradicio-
nales deben ampliarse para abarcar amenazas nuevas y no tradicionales, que
20 - La Resolución del Consejo de Seguridad No.1674 de 28.04.2006, observó incluyen aspectos políticos, económicos, sociales, de salud y ambientales”.
que: “los ataques dirigidos deliberadamente contra civiles y otras personas pro- 24 - “Reiteramos nuestro compromiso con los objetivos y propósitos contenidos
tegidas, y las violaciones sistemáticas, flagrantes y generalizadas del derecho in- en la Declaración sobre Seguridad en las Américas, aprobada en la Conferencia
ternacional humanitario y de los derechos humanos en situaciones de conflicto Especial sobre Seguridad realizada en la Ciudad de México en octubre de 2003,
armado pueden constituir una amenaza para la paz y la seguridad internaciona- que se basa, entre otros, en el concepto multidimensional de la seguridad, así
les; y reafirma a este respecto que está dispuesto a considerar esas situaciones como en el principio de que el fundamento y el propósito de la seguridad es la
y, cuando proceda, a adoptar las medidas apropiadas.” protección de los seres humanos.”
21 - GLOBAL POLICY FORUM. Responsible Sovereignty: International Coope- 25 - “La misión de la Secretaría de Seguridad Multidimensional (SSM) es coor-
ration for a Changed World by Ban Ki-Moon. July 15, 2008. [en línea] http:// dinar la cooperación entre los Estados miembros para luchar contra las amena-
www.globalpolicy.org/empire/humanint/2008/0715ban.htm [consulta: 12 abril zas a la seguridad nacional y de los ciudadanos, así como trabajar en la mitiga-
2009]. ción de los efectos perjudiciales de esas amenazas en la salud y bienestar de los
22- ALVEAR, María Soledad. Ponencia de Chile en Asamblea General de OEA ciudadanos y sociedades de los Estados miembros, y la prevención del abuso
sobre Seguridad Hemisférica. Barbados, 3 de junio de 2002. PASOC, ano 17, de sustancias psicotrópicas, la delincuencia y la violencia; el fortalecimiento ins-
No.3, julio septiembre, 2002. [en línea] < http://www.fasoc.cl/files/articulo/AR- titucional; la asistencia en asuntos jurídicos y legislativos; y la promoción de la
T40f3f7103f5e2.pdf> [consulta: 12 abril 2009]. salud y la educación.”

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 135-152 147


Daniel Soto Muñoz - La nueva dimensión de la seguridad internacional y hemisférica

sonas y proteger el disfrute de todos sus derechos”… sidiaria de contribuir a la protección de las poblaciones
“las condiciones de seguridad pública mejoran me- maltratadas por terceros Estados.
diante el pleno respeto por los derechos humanos y
las libertades fundamentales, así como mediante la b) Estándares de derechos humanos para la seguridad in-
promoción de la educación, la salud y el desarrollo ternacional
económico y social” . 26 Los conceptos de seguridad humana y seguridad multi-
Actualmente la Comisión Interamericana de Derechos dimensional, se encuentran en una relación de género y
Humanos (CIDH) se encuentra elaborando un “estudio especie y en la práctica resultan conceptualizaciones com-
regional” sobre seguridad pública y derechos humanos, plementarias. Ambas trazan estrategias que los Estados
destinado a orientar a los Estados miembros de la OEA deben operacionalizar en el ámbito internacional, regional
en la definición de políticas públicas para “proteger a los e interno.
habitantes del hemisferio, especialmente a las víctimas de La nueva dimensión de la seguridad posee entonces una
delitos y de violaciones a los derechos humanos”.27 extensión ética y otra normativa. En el plano ético pro-
El concepto de “seguridad humana” de la ONU se co- mueve el respeto y la protección de las personas, y en el
rresponde con el de “seguridad multidimensional” de la jurídico exige como consecuencia, la adhesión de los Es-
OEA. En ambos casos se trata de reformulaciones de las tados al derecho internacional y especialmente al derecho
nociones tradicionales de la seguridad estatal -que hasta el internacional de los derechos humanos (Fuentes y Rojas,
momento poseían notorias influencias de la Guerra Fría- 2005). La seguridad humana es un concepto ligado al de
y cuyo foco de atención se traslada a la persona. Ambas la libertad y la dignidad humanas, dado que no es posi-
visiones constituyen enfoques estratégicos susceptibles de ble que el ser humano se sienta libre, si se siente inseguro
diversas interpretaciones y que requieren la definición de (Cortés, 2003).
políticas públicas que las implementen. La redefinición del concepto de seguridad comenzó a fines
La diferencia entre ambas nociones estriba más bien en las de los años ochenta a partir del polémico artículo de Ri-
obligaciones estratégicas que se impone a los Estados: las chard Ullmann “Redefining Security” que criticaba la vi-
obligaciones de respeto de los derechos humanos son más sión estatal y céntrica que hasta entonces predominaba en
acuciosas para los países del tercer mundo y a los países los estudios de seguridad (Sotomayor, 2007). Más tarde el
industrializados se les exige adicionalmente la tarea sub- concepto de “seguridad humana” sustituiría efectivamente
el antiguo paradigma de la “seguridad estatal” dando ori-
26 - OEA. Primera reunión de Ministros en materia de seguridad publica de las gen primero a la idea de “soberanía como responsabilidad”
Américas. México D.F., 7 y 8 de octubre de 2008. [en línea] <http://www.oas.
org/seguridad_hemisferica/documents/rm00028s07.doc> [consulta: 25 abril (Etzioni, 2005) y luego a la noción de “responsabilidad de
2009]. proteger”.
27- CIDH. Comunicado de prensa (15 de marzo 2007). CIDH urge a los estados a
reflexionar sobre la importancia de la seguridad ciudadana y el respeto a los de- La “responsabilidad de proteger” conocida también como
rechos humanos. [en línea] <http://www.derechoshumanos.org.mx/modules.
php?name=News&file=article&sid=691> [consulta: 25 abril 2009]. “R2P”, consiste en el compromiso que asumen los Estados
148 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 135-152
Daniel Soto Muñoz - La nueva dimensión de la seguridad internacional y hemisférica

de prevenir, manejar los conflictos y proteger a sus ciuda- De esta manera el derecho internacional de los derechos
danos especialmente de las atrocidades que significan los humanos da hoy contenido normativo a la función di-
crímenes de genocidio, los crímenes de guerra, la limpieza suasiva del sistema de seguridad colectivo de Naciones
étnica y los crímenes contra la humanidad (Deng, 2008). Unidas, y refuerza la legitimidad del uso de la fuerza para
Como consecuencia se amplía el espectro del “ius ad be- asegurar la responsabilidad penal y el castigo de los auto-
llum” o derecho de guerra, que es el término dado a la rama res de crímenes que no solo afectan la paz y la seguridad
del derecho que define las razones legítimas por las que un internacionales, sino que afligen la vida y la dignidad de
Estado puede librar una guerra y se centra en ciertos crite- las personas de conformidad con el Estatuto de Roma.
rios que hacen una guerra justa (Valencia, 2007).28 Si bien
la Carta de las Naciones Unidas prohíbe el uso de la fuerza La seguridad internacional aparece entonces vinculada a
y la amenaza de su empleo, la nueva doctrina plantea que las obligaciones estatales de respetar y garantizar los dere-
en el evento que los Estados no sean capaces de proteger a chos humanos, de sujetarse a las condiciones que establece
las poblaciones vulnerables, la responsabilidad de auxilio el derecho internacional humanitario y de colaborar con
la asume la comunidad internacional incluso empleando la efectividad de la aplicación del derecho internacional
la fuerza militar como “ultima ratio”. penal.

La “responsabilidad de proteger” fue finalmente acepta- c) Estándares de derechos humanos para la seguridad
da por toda la comunidad internacional en la Cumbre de pública
Naciones Unidas efectuada en el año 2005 y zanjó la con- El concepto de seguridad humana traslada la preocupa-
troversia ampliamente debatida entre los partidarios del ción tradicional por la supervivencia del estado, a la in-
“derecho de injerencia”29 en boga en los años noventa y quietud por la protección de la integridad de las perso-
los seguidores de la pasividad indolente que permitió ge- nas. La nueva idea de seguridad engloba el concepto
nocidios como los de Ruanda (1994) y Srebrenica (1995). tradicional de seguridad nacional (estatal), de seguridad
Resolvió que si pese a la ayuda internacional, los Estados regional (hemisférica) y de seguridad global (internacio-
no pueden o no quieren brindar protección a su gente, en- nal), enmarcándolas en un significado único: la seguridad
tonces la comunidad internacional es la que adquiere la humana que abarca la seguridad física de la población, la
responsabilidad de involucrarse. protección de la dignidad de las personas, la protección
contra riesgos provenientes tanto del ser humano como de
la naturaleza y la entrega de asistencia humanitaria para
28 - El “ius in bellum” o Derecho Internacional Humanitario (DIH), es el derecho
que se aplica en la guerra, tanto para regular la conducción de las hostilidades
todos aquellos que la necesitan (Deng, 2008).
(usualmente denominado Derecho de La Haya), como para proteger a las vícti-
mas del conflicto (comúnmente llamado Derecho de Ginebra). Se entiende que la responsabilidad de garantizar la seguri-
29 - Los autores Mario Bettati y Bernard Kouchner sostuvieron, a fines de los dad humana corresponde al Estado y que en un Estado de-
ochenta, que existía un “derecho” o “deber de injerencia” para asistir a pueblos
en peligro. Bajo esta premisa se produjeron las intervenciones militares en Irak
mocrático de derecho, estos deberes están sujetos a ciertos
en 1991, Somalia en 1992, Ruanda en 1994, Bosnia y Herzegovina en 1994, Li- estándares internacionales mínimos fijados por el derecho
beria, Sierra Leona y Albania en 1997 y Kosovo en 1999.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 135-152 149


Daniel Soto Muñoz - La nueva dimensión de la seguridad internacional y hemisférica

internacional de los derechos humanos (Soto, 2008). Las sujetas al control jurisdiccional y político, y dando plena
obligaciones contraídas en el ámbito internacional me- eficacia a los derechos fundamentales de las personas.
diante la suscripción de estos tratados, generan un tipo de
deber específico estatal cuyo objetivo consiste en dar pro- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha
tección a sus propios ciudadanos (Cancado, 2006). señalado en este sentido que: “el fortalecimiento de los
sistemas democráticos sobre la base del respeto de los de-
Las obligaciones genéricas más importantes que contraen rechos humanos puede contribuir a erradicar situaciones
los Estados en el ámbito del derecho internacional de los disfuncionales en las que se confrontan los derechos hu-
derechos humanos consisten en las de respetar y garan- manos individuales y la seguridad colectiva a fin de asegu-
tizar la vigencia de tales derechos. La obligación de “res- rar el goce y ejercicio del derecho a vivir con seguridad”.30
petar” exige al Estado y a sus agentes que no violen los
derechos humanos establecidos en los tratados (constitu-
ye una obligación de no hacer o de inhibirse) y mediante 5. CONCLUSIONES
la obligación de “garantizar” se exige el emprendimiento
de acciones legislativas, judiciales y administrativas que Existen dos sistemas de seguridad comunitarios vigentes
aseguren que todas las personas estén en condiciones de en las Américas: el sistema internacional de Naciones Uni-
ejercer sus derechos (constituye una obligación de hacer das (ONU) y el sistema interamericano o hemisférico de la
o de ejecutar). La obligación de “garantizar” que imponen Organización de Estados Americanos (OEA). Ambos des-
los derechos humanos a los Estados, también importa los pués de la guerra fría cambiaron de paradigma y amplia-
deberes de prevenir, castigar y sancionar las infracciones ron la dimensión de la seguridad, trasladando el enfoque
que se cometan contra las personas a través de sistemas de desde la preocupación por la preservación del Estado (la
sistemas policiales y de persecución penal eficientes. seguridad nacional) a la conservación de la vida y digni-
dad humanas.
En el nuevo esquema de seguridad hemisférica la tran-
quilidad de las personas se encuentra interrelacionada, de En el sistema internacional la noción de “seguridad hu-
manera que una crisis que afecte a una comunidad, al mis- mana” dio origen a la doctrina actualmente en boga de la
mo tiempo constituirá una crisis a la seguridad humana. “responsabilidad de proteger” que exige que los Estados
En Latinoamérica los principales factores de riesgo para la den protección a sus ciudadanos, pero que obliga al mis-
seguridad humana lo constituyen la gobernabilidad, la in- mo tiempo a la comunidad internacional a monitorear los
seguridad pública y la violencia organizada (Rojas, 2007). abusos que ocurran en esa esfera interna, considerando
La seguridad pública (o ciudadana) se convierte entonces incluso la posibilidad de intervención en casos de atenta-
en el mayor desafío hemisférico para la seguridad humana dos graves contra las personas.
y debe abordarse no sólo con urgencia, sino con el cuida-
do de mantener las funciones de las fuerzas de seguridad 30 - CATON, Santiago. Presentación en nombre del Secretario Ejecutivo de la
Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ante la Comisión de Se-
y de defensa dentro de sus atribuciones constitucionales, guridad Hemisférica de la OEA, 17 de enero de 2008. [en línea] <http://scm.oas.
org/doc_public/SPANISH/HIST_08/CP19529T04.doc/> [consulta: 25 abril 2009].

150 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 135-152


Daniel Soto Muñoz - La nueva dimensión de la seguridad internacional y hemisférica

En el sistema hemisférico, la nueva doctrina de la “segu- La nueva dimensión de la seguridad internacional y he-
ridad multidimensional” propone enfrentar las amenazas misférica, impone un marco conceptual, jurídico y po-
tradicionales y los nuevos fenómenos delictivos trasnacio- lítico que demanda a los Estados la implementación de
nales, reforzando la gobernabilidad y el estado de derecho. nuevas políticas públicas de seguridad y defensa en las
Los derechos humanos superan de esta manera la consi- Américas. Por una parte, obliga a fortalecer la coordina-
deración originaria de “limitación” del ejercicio (even- ción internacional a través de los foros que proporciona el
tualmente abusivo) del poder, y se plantean además como sistema de Naciones Unidas y el Sistema Interamericano.
criterios para la formulación de políticas de seguridad des- De otro lado, impone la necesidad de adecuación norma-
tinadas a la prevención de la delincuencia, la violencia y la tiva e institucional para recoger los desafíos de prevención
inseguridad. que plantean las amenazas trasnacionales. Este nuevo es-
quema significará por tanto una transformación valórica y
La nueva dimensión de la seguridad -humana y multidi- profesional de todas las instituciones a cargo de la defensa,
mensional- otorga a la comunidad internacional un rol ac- la seguridad y la justicia.
tivo y estratégico en la protección de los derechos huma-
nos, en la vigencia del derecho internacional humanitario
y en la aplicación del derecho internacional penal.

Referencias Bibliográficas

Alvear, M. S. (Sept. 2002). Ponencia de Chile en Asamblea Deng, F. y Méndez, J. (2008). Seguridad Internacional y
General de OEA sobre Seguridad Hemisférica. Barbados, Derechos Humanos. En: Trabucco, Elia (Editora). Dere-
3 de junio de 2002. Revista Fuerzas Armadas y Sociedad. chos Humanos Hoy, Balance Internacional. Chile: Facul-
17 (3): 52-53. tad de Derecho Universidad de Chile, Centro de Derechos
Humanos.
Benitez Manaus, R. (Enero 2004). Avances y límites de la
seguridad hemisférica a inicios del siglo XXI. Revista CI- Etzioni, A. Sovereinty as Responsibility. The Institute for
DOB d’Afers Internacionals, 64: 49-70. Communitarian Policy Studies. The George Washington
University. [en línea] <http://www.gwu.edu/~ ccps/etzio-
Cançado Trindade, A. (2006). El Derecho Internacional de ni/documents/A347a-SoverigntyasResponsibility-orbis.
los Derechos Humanos en el Siglo XXI. Santiago: Editorial pdf.> [consulta: 12 abril 2009].
Jurídica.
Fuentes, C. y Rojas, F. (2005). Promover la Seguridad Hu-
Cortes, C. (2003). Elogio de la Convivencia. San José: Uni- mana: Marcos Éticos, Normativos y Educacionales en Amé-
versidad para la Paz. rica Latina y el Caribe. Paris: UNESCO.
Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 135-152 151
Daniel Soto Muñoz - La nueva dimensión de la seguridad internacional y hemisférica

Gaspar, G. (2003). Desafíos y dilemas de la seguridad en línea]. de: http://www.cdma2008.ca/pdf/VIIICMD-Con-


América Latina en la Posguerra Fría. En: Rosas, Maria sultaSoCivil-CR20071%20Francisco%20Rojas3.pdf [con-
Cristina (Coordinadora) Cooperación y conflicto en las sulta: 10 abril 2009].
Américas, Seguridad hemisférica: un largo y sinuoso ca-
Rojas Aravena, F. (2007). La integración regional: un pro-
mino. México: Universidad Nacional Autónoma de Méxi-
yecto político estratégico. San José de Costa Rica: (III Infor-
co.
me del Secretario General de FLACSO).
Hardy Videla, D. (2003). La Seguridad Cooperativa, un
Rojas Aravena, F. Crimen y violencia en las Américas. [en
modelo de seguridad estratégica en evolución [en línea]:
línea] <http://www.thedialogue.org/PublicationFiles/
Revista de Marina. Nº6. Chile: Valparaíso. [en línea]
Crime%20and%20Violence%20-%20Rojas.pdf.> [consul-
<http://www.revistamarina.cl/revistas/2003/6/hardy.pdf.>
ta: 13 abril 2009].
[consulta: 12 abril 2009].
Rosas, M. C. Existe la seguridad hemisférica? En: Rosas,
Morillas Bassedas, P. (Enero 2007). Génesis y evolución de
Maria Cristina (Coordinadora) Cooperación y conflicto
la expresión de la seguridad humana. Un repaso histórico.
en las Américas. Op. Cit. pp.30-73
Revista CIDOB d’Afers Internacionals, 76: 47-58.
Soto, D. (2008). Estándares internacionales de justicia cri-
Nikken, P. Estudios Básicos de Derechos Humanos. San
minal y reformas a la justicia militar en Chile. Revista Aca-
José: Instituto Internacional de DDHH (IIDH). [en línea]
démica. 47: 145-160.
<http://www.defensoria.gob.ve/ detalle.asp?sec=1407&i-
d=884&plantilla=8.> [consulta: 13 abril 2009]. Soto, D. (Dic. 2008). Desafíos para una nueva política de
participación del Estado de Chile en operaciones de paz.
Pérez de Armiñon, K. (Enero 2007). El concepto y el uso
Revista Política y Estrategia. 112: 75-92.
de la seguridad humana: análisis critico de sus potenciali-
dades y riesgos. Revista CIDOB d’Afers Internacionals, 76: Sotomayor Velásquez, A. (2007). La seguridad interna-
56-77. cional: viejo vino en botellas nuevas. Revista Ciencias
Políticas. 27(1), 67-88. [en línea] <http://www.scielo.cl/
Restrepo, C. (2004). La Nueva Seguridad Hemisférica. Bo-
scielo.php?pid=S0718-090X2007000300004&script=sci_
gotá: Fundación Seguridad y Democracia.
arttext.> [consulta: 12 abril 2009].
Rojas Aravena, F. (2007). El rol de la defensa en materias no
Valencia, A. (2007). Derecho internacional humanitario.
militares. Cooperación, coordinación y acción colectiva. En:
Conceptos básicos. Infracciones en el conflicto armado co-
Primera Conferencia Temática de Ministros de Defensa de
lombiano. Bogota: Oficina en Colombia del Alto Comisio-
las Américas. Costa Rica: Consultas a la sociedad civil. [en
nado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

152 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 135-152


Seguridad Multidimensional:
“enfrentando nuevas amenazas”
MULTIDIMENSIONAL SECURITY:” FACING NEW
THREATS “
Recibido: 01 / 09 / 2015 Aprobado: 09 / 11 / 2015

Adam Blackwell tiene una Maestría en Administra-


ción de Empresas (MBA) del Henley Business School
en Inglaterra. Especialista en seguridad multidimen-
sional, manejo de programas, y mediación de con-
flictos, entre otros. Actualmente es el Secretario de
Seguridad Multidimensional en la Organización de los
Estados Americanos en Washington, D.C y Presidente
del Consejo Meta de la Economía Ilícita para el Foro
Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés).
Bachiller en Ciencias Políticas de universidades en
Canadá y Estados Unidos, posee diplomados de desa-
rrollo ejecutivo, incluyendo uno en Queens University
Adam Blackwell y otro en Harvard University. Tiene un MBA Honoris
Causa de Canadian/Dominican University. Durante
su carrera, el Embajador Blackwell ha participado y
dirigido múltiples misiones de observación electoral
y también ha recibido distintos honores y reconoci-
mientos. Asimismo, contribuyó y apoyó en la coordi-
nación del reporte de Drogas de la OEA del 2013.

153
Adam Blackwell, Seguridad multidimensional: Enfrentando nuevas amenazas

RESUMEN

El artículo “Seguridad Multidimensional: “Enfrentando Nuevas Amenazas” fue


inicialmente un discurso dado por el Embajador Adam Blackwell en un diálogo
para la elaboración del Libro Blanco de la Defensa de la República de Argentina.
En esta ponencia, el Secretario Blackwell se enfoca en temas de defensa y segu-
ridad multidimensional, llamado a ambos pilares importantes para la manuten-
ción del ordenamiento interno de los países de las Américas. De igual manera,
el Secretario Blackwell resalta la importancia de un enfoque colectivo a nivel re-
gional basado en protocolos y medidas de confianza, los cuales la Organización
de los Estados Americanos, y la Secretaría de Seguridad Multidimensional en
específico, promueven para aumentar la confianza en temas militares.
Palabras claves:
Defensa, seguridad, declaración sobre seguridad en las Américas, Fuerzas Ar-
madas, seguridad multidimensional.

ABSTRACT

The article “Multidimensional Security:” Facing New Threats “was initially giv-
en by Ambassador Adam Blackwell in a dialogue for the drafting of the “white
Paper” on Defence of the Republic of Argentina discourse. In this paper, the
Secretary Blackwell focuses on defense and multidimensional security, called the
two important pillars for the maintenance of internal order of the countries of
the Americas. Similarly, the Secretary Blackwell highlights the importance of a
collective approach based on regional confidence-building measures and proto-
cols, which the Organization of American States, and the Secretariat for Multidi-
mensional Security in particular, promote to build confidence on issues military.
Keywords:
Defense, security, declaration on security in the Americas, Armed Forces, mul-
tidimensional security

154 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 153-158


Adam Blackwell, Seguridad multidimensional: Enfrentando nuevas amenazas

Introducción

Para abordar el tema de defensa y seguridad en las Amé- nuestros Estados. El gran mérito y la condición orienta-
ricas, el referente obligado es la “Declaración sobre Se- dora del concepto Seguridad Multidimensional, radica en
guridad en las Américas” aprobada hace ya más de diez su capacidad de ofrecer una visión coherente e integral del
años por la totalidad de los Estados de las Américas. La conjunto de las amenazas a la seguridad que nuestras na-
circunstancia que ese documento haya sido aprobado por ciones y nuestros ciudadanos deben enfrentar y la manera
los Estados Miembros de la OEA, porque ello le confiere igualmente integrada y coherente de hacerlo.
un valor jurídico superior al de cualquier otro documento
sobre temas de defensa y seguridad generado en cualquier Esta integración y coherencia, sin embargo, no exime de
otro ámbito multilateral. establecer una muy clara diferenciación entre los actores
estatales encargados de protagonizar la respuesta a los dis-
tintos tipos de amenazas. La respuesta estatal a las amena-
zas tradicionales, aquellas que conciernen a la defensa na-
Tema a desarrollar cional, tiene como actores a las Fuerzas Armadas, en tanto
La visión y el concepto “Seguridad Multidimensional,” que que las nuevas amenazas son enfrentadas por otros actores
se sitúa en el corazón de esa Declaración, se centra en el estatales de diferentes especialidades, con preparaciones y
ser humano y constituye una suerte de versión hemisféri- competencias profesionales distintas de las anteriores.
ca, americana, del concepto “seguridad humana” desarro- El reconocimiento de nuevos tipos de amenazas y no sólo
llado en el ámbito de las Naciones Unidas. tradicionales, en su momento, fue el claro reflejo de la
Esta nueva visión o, para ser consecuente con la convoca- preocupación de los Estados por atender amenazas emer-
toria a este panel, este nuevo “enfoque,” establece con toda gentes a la seguridad, como el narcotráfico, el crimen ci-
claridad la existencia de amenazas tradicionales y nuevas bernético o la necesidad de protección de infraestructuras
amenazas, preocupaciones y otros desafíos a la seguridad críticas. Con relación a muchas de estas amenazas se debe
de los Estados del hemisferio. Las amenazas tradicionales reconocer que vivimos en un mundo globalizado e híper
son aquellas que derivan de la agresión de la que pue- conectado y que los avances e implicaciones positivas de
den ser objeto nuestros países y nuestros ciudadanos por la innovación tecnológica, las comunicaciones y el trans-
fuerzas externas. Se trata, en consecuencia, de aquellas porte, también han permitido y fortalecido las redes del
materias asociadas en definitiva a la defensa nacional. Las crimen permitiéndole estar en constante mutación.
nuevas amenazas o “amenazas emergentes” como también Las nuevas capacidades desarrolladas por la actividad cri-
se las denomina, comprenden a su vez un abigarrado con- minal han llevado, en algunos países de las Américas, a
junto de posibilidades que se originan en distintos ámbitos desarrollar por parte de los Estados un enfoque de su pro-
sociales que van desde la seguridad pública a la salud o la pia seguridad que incluye la cooperación de las Fuerzas
exclusión social y de las cuales son también responsables Armadas en la tarea de contención y represión del crimen.
Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 153-158 155
Adam Blackwell, Seguridad multidimensional: Enfrentando nuevas amenazas

Es un escenario no deseado pues, como se acaba de se- policial debidamente instruido y especialmente respetuo-
ñalar, entre las actividades de defensa y las de seguridad so del Derecho.”
pública existen diferencias y especificidades que deben
preservarse en función de la coherencia del propio Estado. Pero, por supuesto, cada Estado enfrenta circunstancias
El involucramiento de las Fuerzas Armadas en la represión distintas, cada Estado tiene sus respectivos entes de se-
del crimen ya es, sin embargo, una realidad en muchos guridad con roles específicos y es necesario considerar y
países de la región y en algunos de ellos, como México estudiar cada caso particular. Por esta razón, la Secretaría
o Colombia, ese involucramiento incluso ha significado de Seguridad Multidimensional de la OEA encargó un es-
cientos de bajas entre las filas de las Fuerzas Armadas, in- tudio a la Junta Interamericana de Defensa con el fin de
cluidos oficiales de la más alta graduación. revisar y crear un inventario de las prácticas actuales por
parte de los Estados sobre el tema.
Estas políticas han sido duramente criticadas, dentro de
los mismos países, en otros Estados, o bien por organiza- El Informe, elaborado y publicado en el 2012, reveló –para
ciones no gubernamentales que defienden temas de dere- nuestra sorpresa- que en todos los Estados de la región que
chos humanos. Se trata sin duda de una materia que debe cuentan con Fuerzas Armadas, éstas se encuentran, de una
ser analizada con mucho cuidado y atención, a objeto de u otra manera y con arreglo a sus propios marcos institu-
identificar la solución justa que permita incrementar las cionales, involucradas en asuntos de seguridad pública. En
capacidades de los Estados en el combate al crimen y la algunos países se reflejó una mayor profundización de las
violencia, sin desnaturalizar la función de las instituciones responsabilidades de las Fuerzas Armadas en la seguridad
cuya función esencial es la defensa nacional. pública sin que disminuyera el nivel de adiestramiento
para la defensa del territorio, este involucramiento se dio
A modo personal he de decir que no comparto la aproba- en la mayoría de los casos en relación al combate al nar-
ción de un rol permanente de las Fuerzas Armadas en los cotráfico. En otros esa actuación de las Fuerzas Armadas
temas de Seguridad Pública. Tampoco estoy a favor de la en materias de seguridad pública sólo puede ocurrir en el
militarización de la policía. La misma Comisión Intera- marco de estados de excepción constitucional.
mericana de Derechos Humanos (CIDH) – órgano prin-
cipal y autónomo de la Organización de los Estados Ame- En este tema interoperabilidad y protocolos son absoluta-
ricanos- insta a que como principio general la Policía no mente fundamentales. Un buen ejemplo de ese enfoque lo
debe ser suplantada en su tarea por las Fuerzas Armadas. aporta Honduras. En ese país las Fuerzas Armadas apoyan
Para dar un ejemplo, la Comisión recomienda con énfasis a la fuerza pública en temas operativos y, en vista de ello y
“que las Fuerzas Armadas no sean empleadas en la tarea de como han declarado las propias autoridades hondureñas,
hacer cumplir la ley particularmente en áreas tales como se han visto forzados a crear medidas de confianza y pro-
la investigación de crímenes comunes y la ejecución de tocolos para coordinar la actuación entre estas institucio-
arrestos, que por su especialidad, complejidad y su contac- nes. Para ese efecto se ha constituido una Inspectoría de la
to con la sociedad, debe ser responsabilidad de un cuerpo Fuerza Nacional de Seguridad Interinstitucional (Fusina),
acordada por el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad.

156 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 153-158


Adam Blackwell, Seguridad multidimensional: Enfrentando nuevas amenazas

De igual manera en Honduras se ha creado un destaca- tuciones de la defensa están directamente involucradas en
mento especial del Ejército, llamado precisamente Policía actividades tendientes a consolidar la confianza mutua y
Militar de Orden Público, para actuar específicamente en por lo tanto la estabilidad en las relaciones entre los países.
materias de Seguridad Pública en coordinación con la Po- El objetivo último de este seminario internacional, un “Li-
licía Nacional. bro Blanco de la Defensa Nacional”, es justamente expre-
México es otro ejemplo de una situación en la que, ante sión de ese fenómeno. Y también son expresión del mismo
una deficiencia marcada por parte de las fuerzas de segu- fenómeno la información y justificación de las adquisicio-
ridad pública para enfrentar el narcotráfico, se optó por nes de armamentos, la realización de ejercicios militares
las Fuerzas Armadas para actuar directamente en ese fren- conjuntos y la participación coordinada en operaciones de
te y para apoyar la renovación de la policía. Hoy en día, paz. Del mismo modo existen otras actividades para las
bajo coordinación estrecha con la Procuraduría de Justicia cuales las Fuerzas Armadas están altamente capacitadas
y los órganos policiales, las Fuerzas Armadas de México y que fortalecen la noción que ellas están insertas en la
continúan apoyando en algunos temas de inteligencia y sociedad, no sobre ella o debajo de ella. Esas capacidades
seguridad. no son siempre aprovechadas por los Estados y dicen re-
Aún con los problemas de carácter institucional que pue- lación con la posible contribución de estas instituciones
de llegar a representar, la circunstancia anterior es expre- al desarrollo de la infraestructura física, a la integración
sión de un fenómeno nuevo y positivo: en el marco de la de regiones apartadas, su intervención en situaciones de
visión inclusiva del conjunto de problemas y situaciones catástrofe, su contribución al desarrollo científico y tecno-
que constituyen amenazas para la seguridad, que es propia lógico y la participación en campañas sanitarias y de alfa-
del concepto de Seguridad Multidimensional, se ha pro- betización, entre otras.
movido y facilitado la acción conjunta de instituciones y
actores sociales para enfrentarlas. El carácter multidimen- A nivel regional, y como indica el tema de este panel que
sional del peligro que enfrenta la seguridad ha llevado a habla de “integración regional en defensa,” en la OEA in-
una mayor consciencia acerca de la necesidad de reacción sistimos en protocolos y medidas de confianza mutua para
conjunta y coordinada de instituciones como los minis- temas militares, ya que para efectos de afianzar el proceso
terios de Defensa, de Relaciones Exteriores, de Seguridad de integración y cooperación es de fundamental impor-
o Interior, de Economía o Desarrollo, de Obras Públicas y tancia la promoción de la confianza entre los países. Para
otros. Junto con ello se está adquiriendo consciencia, tam- ello son un instrumento esencial las llamadas “Medidas de
bién, del carácter crecientemente imprescindible de la co- Confianza Mutua.” Está de más explicar que en el ámbito
laboración de la sociedad civil organizada, como soporte y militar estas medidas están destinadas a atenuar las per-
complemento de la acción institucional. cepciones de amenaza mutua y a evitar situaciones que,
Para mencionar sólo la interconexión e interoperabilidad por sorpresa o error, produzcan una crisis. Tienen, en con-
entre las instituciones, se debe recordar que hoy las insti- secuencia, una función básicamente preventiva.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 153-158 157


Adam Blackwell, Seguridad multidimensional: Enfrentando nuevas amenazas

Conclusiones sobre producción nacional de armas convencionales. Otra


medida dice relación con nuestro tema: elaborar e inter-
Desde la SSM/OEA instamos a los Estados del Hemisfe- cambiar documentos sobre política y doctrina de defensa,
rio a reportar e informar sobre medidas de confianza mu- es decir libros blancos de defensa. Otra más es fortalecer
tua, basados en una lista sobre Medidas de Fomento de la cooperación y el intercambio de información entre las
la Confianza y de la Seguridad. Entre éstas medidas cabe autoridades policiales, judiciales y militares de los Esta-
mencionar la notificación y observancia de los ejercicios dos vecinos, de acuerdo con su situación fronteriza. Cada
combinados y las operaciones de rutina. También, de ser año se celebra un Foro de Medidas de Confianza en el que
considerado necesario por los Estados, participar en el Re- Argentina ha estado muy bien representada; el próximo
gistro de Armas Convencionales de las Naciones Unidas, Foro va precisamente a celebrarse en el primer trimestre
incluyendo el suministro e intercambio de información del 2015.

Referencias Bibliográficas

Blackwell, A. (May 1, 2013). Multidimensional Security Per- publication/situational-approaches-to-crime-and-vio-


spective. OAS. Retrieved from http://www.oas.org/es/ssm/ lence-case-study-latin-america.
docs/speeches/speechAB_Calgary_5-1-2013_final.pdf.
OAS. (October 2003). Declaration on Security in the Ameri-
Blackwell, A. (June 22, 2015). 10 Years of Multidimensional cas. Retrieved from https://www.oas.org/en/sms/docs/DEC-
Security. Wilson Center. Retrieved from https://www.wil- LARATION%20SECURITY%20AMERICAS%20REV%20
soncenter.org/publication/10-years-multidimensional-secu- 1%20-%2028%20OCT%202003%20CE00339.pdf
rity .
Blackwell, A. (May 12, 2015). Enfoques situacionales de la OAS. (2015). “Secretariat for Multidimensional Security:
delincuencia y la violencia: el caso de Latinoamérica. Wil- About Us.” Retrieved from http://www.oas.org/en/sms/
son Center. Retrieved from https://www.wilsoncenter.org/ sms_secretaria.asp .

158 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 153-158


Seguridad Hemisférica en América
Latina: alcances y proposiciones*
HEMISPHERIC SECURITY IN LATIN AMERICA, SCOPE AND
PROPOSITIONS
Recibido: 14 / 10 / 2015 Aprobado: 11 / 11 / 2015

Antecedentes Profesionales
Ingresó a la Escuela Militar el año 1978, graduándose con el gra-
do de Alférez en el Arma de Artillería el 01 de enero de 1982.
Posee la especialidad primaria de Oficial de Estado Mayor y se-
cundarias de Inteligencia y Traductor e intérprete en inglés. Es
profesor militar de escuela en “Técnica de Artillería” y profesor
militar de academia en las asignaturas de “Historia militar y es-
trategia” y “Táctica y operaciones”.

Últimos ascensos y destinaciones son:


Diciembre de 2012 Ascendido al grado de General de Brigada
Diciembre de 2014 Designado Comandante en Jefe de la VI
División de Ejército.
John Griffiths Spielman Antecedentes Académicos
Licenciado en Ciencias Militares y Magíster en Ciencias Militares
con mención en Planificación y Gestión Estratégica en la Acade-
mia de Guerra del Ejército. Diplomado en Administración y Direc-
ción de Recursos Humanos en la Academia de Guerra del Ejér-
cito. Master of Arts in Security Studies en la Escuela de Servicio
Exterior Edmund A. Walsh de la Universidad de Georgetown en
EE.UU. de América. Doctor en Estudios Americanos con mención
en Relaciones Internacionales en el Instituto de Estudios Avanza-
dos de la Universidad de Santiago de Chile.- E-mail: jgriffis@uc.cl

* Publicada en la Revista “Globalización, Competitividad y Gobernabilidad”, vol 1, nº 1, (2007), pp.


88-105; información encontrada en la dirección electrónica: https://es.scribd.com/doc/171542243/
JOHN-E-GRIFFIHS-pdf#download. Se autoriza al INSUDE su reedición por parte del autor en fecha:
14 de octubre del 2015.

159
John E. Griffiths Spielman - Seguridad hemisférica en América Latina: alcances y proposiciones

RESUMEN

Este artículo aborda el estado del arte, en materia de seguridad hemisférica. Se sostiene
que la seguridad1 es una condición que debe ser provista por el Estado a sus habitantes
junto con el desarrollo para lograr los niveles más altos posibles de bienestar general. Sin
embargo, la seguridad en América Latina ha sido definida, en una forma muy amplia que
aborda aparte del factor militar, factores políticos, económicos, sociales, de salud y ambien-
tales.2 De allí que se plantee la necesidad de redefinir el ámbito de acción de la seguridad
profundizando su significado y su relación con el desarrollo a objeto de contribuir con el
proceso político de toma de decisiones. Aquí se propone clasificar distintos fenómenos
según afecten a la seguridad o al desarrollo. En síntesis, se pretende revisar la actual con-
ceptualización de seguridad hemisférica, para materializar una proposición que se ajuste
a los desafíos que enfrenta Latinoamérica en el siglo XXI.

Palabras claves:

Seguridad, América Latina, declaración sobre seguridad, seguritización, defensa nacional,


defensa nacional, desarrollo, consolidación del estado.

1 - Término altamente ideologizado, discutido sobre el cual no existe, a la fecha, consenso general. Existen diversas aproxi-
maciones y proposiciones dependiendo de la escuela o teoría de relaciones internacionales, que lo materialice.
2 - Coincidiendo con la propuesta que materializará a inicios de la década de 1980 Barr y Buzan y que más tarde ha perfec-
cionado la denominada Escuela de Copenhague. Ver. Buzan Barr y. People States and Fear: The National Security Problem
in International Relations. The University of North Carolina Press. Chapell Hill. 1983. Buzan Barr y. People States and Fear:
An Agenda for International Security Studies in the Post Cold War Era. Colorado. Lynne Rienner Publishers. 1991. Buzan Barr
y, Ole Waever and Jaap de Wilde. Security: A New Framewok for Analysis. Lynne Rienner. 1998. Nye S. Joseph y Sean M.
Lynn-Jones. “International Security Studies: A Report of a Conference on the State of the Field.” International Security. MIT.
Press. Vol. 12. N. 4. Spring, 1988. Mathews Tuchman Jessica. “Redefining Security.” Foreign Affairs. Spring 1989. Vol. 68. N. 2.
Smith Steve. “The Increasing Insecurity of Security Studies: Conceptualizing Security in the Last Twenty Years.” Croft Stuart y
Terr y Terriff. Critical Reflexions on Security and Change. London. Frank Cass. 2000. McSweeney Bill. “Identity and Security:
Buzan and the Copenhagen School.” Review of International Studies. Vol. 22, N° 1. 1996. Pág. 81-93. U llman Richard. “Re-
defining Security”, International Security Journal, Volumen 8 N° 1, 1983. Pág. 129-153.

160 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 159-177


John E. Griffiths Spielman - Seguridad hemisférica en América Latina: alcances y proposiciones

ABSTRACT

This article deals with the state of the art in hemispheric security matters. It is considered
that security is a condition to be provided by the State to citizens, along with the develop-
ments needed to reach the highest possible levels of general wellbeing. However, security in
Latin America has been defined in a broad sense which covers not only the military factor,
but also political, economic, social, health and environmental matters. This is the reason
for presenting a need to redefine the scope of action of security, deepening its significance
and its relation to development in order to contribute with the political decision-making
process. This article proposes the classification of different phenomena according to their
effect on security or development. Overall, it aims to review the current conceptualisation
of hemispheric security, in order to materialise a proposition more in line with the chal-
lenges facing Latin America in the 21st century.

Keywords:

Security, Latin America, declaration on security, securitization, national defence, national


defense, development, consolidation of state.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 159-177 161


John E. Griffiths Spielman - Seguridad hemisférica en América Latina: alcances y proposiciones

Introducción Si observamos la actual situación estratégica de América Latina, constataremos


que en la región existen diversos países con procesos de consolidación de
Estado 1 y de desarrollo muy diferentes. Existen a modo de ejemplo, potencias
medianas con un claro liderazgo económico a nivel mundial, como Brasil y
México; países pequeños con un liderazgo político y económico como Chile;
otros Estados luchan por obtener, como un primer paso previo a mayores
niveles de desarrollo, la tan ansiada unidad nacional; otros sufren los efectos
de un violento conflicto interno que se ha prolongado por más de cincuenta
años, como Colombia; y aún otros son catalogados como países débiles con
permanentes riesgos en sus niveles de gobernabilidad e institucionalidad.
Finalmente y desafortunadamente, existe también un Estado fallido o colapsado,
como Haití que paradójicamente fue el primer país latinoamericano en lograr
su independencia política en 1804. En otras palabras, en la región existen
Estados, que en su conjunto, se caracterizan por poseer profundas asimetrías en
sus principales características y potencialidades. Dicho de otra forma diversas
capacidades estatales. 2

1 Por proceso de consolidación de un Estado, entenderemos al nivel de desarrollo de un Estado respecto


del funcionamiento efectivo de sus principales instituciones democráticas y del nivel de respaldo que dichas
instituciones tienen en la ciudadanía. Comprende por una parte la autoridad estatal para imponer normas
a sus ciudadanos y por otra la clara conciencia de estos por acatarlas sintiéndose parte de una comunidad
nacional agrupada en torno a un Estado. En otras palabras, por “consolidación de un Estado” entenderemos
el proceso en el cual un Estado se encuentra afianzando su institucionalidad y su estructura para poder ge-
nerar un amplio consenso social, fuente de su poder, con la finalidad de poder llevar adelante sus objetivos
más relevantes como nación Estado, para satisfacer sus principales demandas en el desarrollo, material y
humano; bienestar; y seguridad de sus ciudadanos. Consecuentemente, un Estado con un proceso de conso-
lidación avanzado tendría en consecuencia un sistema estatal con pleno equilibrio de poderes, en que cada
órgano estatal de- sarrolla sus funciones profesionales propias con pleno respaldo de su ciudadanía y en el
cual las crisis internas y externas son abordadas en su direccionamiento y solución por la acción reguladora
de las autoridades políticas, democráticamente electas.
2 - Francis Fukuyama distingue en la capacidad estatal dos actividades: “la amplitud de la acción estatal”
de la “fortaleza” de dicha acción. Ello lo lleva a configurar cuatro cuadrantes de acuerdo al nivel de amplitud
versus nivel de fortaleza. De esta forma el mejor cuadrante de capacidad estatal está representado por el
de menor amplitud de acción estatal, pero con un alto grado de fortaleza como capacidad institucional. Se
asume que lo ideal no es un Estado omnipresente ni dominando el conjunto de actividades, sino un Estado
regulador, que beneficia y coordina la actividad de su sociedad. En general Latinoamérica se caracteriza por
poseer una vasta amplitud estatal con una baja fortaleza de sus instituciones. Ver Fukuyama Francis. “The
Imperative of State Building.” Journal of Democracy. Vol. Nº 15, Numero 2. Abril 2004. Pág. 17-31.

162 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 159-177


John E. Griffiths Spielman - Seguridad hemisférica en América Latina: alcances y proposiciones

A lo anterior, debemos sumar que la región se encuentra . Establecer los derechos y deberes ciudadanos.
en un punto de inflexión entre dos modelos políticos, eco-
nómicos, sociales y culturales. Un primer modelo, carac- . Proveer servicios e infraestructura a la sociedad.
terizado por Estados que no adhieren ni privilegian clara- . Fomentar la creación del mercado económico.
mente la integración de sus economías en el libre mercado
global, con procesos políticos populistas y refundacio- . Administrar los medios estatales (incluyendo el
nales, donde los niveles de institucionalidad son frágiles. medioambiente, recursos naturales y medios cultura-
Por otra parte, un segundo modelo, que se identifica por les).
su apertura al mundo global, dispuesto a aprovechar las
oportunidades que la globalización presenta, para atenuar . Establecer y dirigir las relaciones internacionales.
sus vulnerabilidades y que, en general, favorece una inte-
gración los más profunda y completa. . Fijar, hacer cumplir y someterse a las normas legales.

En dicho escenario, sigue siendo el Estado –como prin- De allí que, si revisamos el escenario internacional nos
cipal organización política– quién debe dar respuesta a encontramos con determinados países que cuentan con
las principales demandas de su población para otorgar el el reconocimiento de Estados jurídicos, pero que en una
bien común que le es exigido. Para ello debe proveer fun- rápida evaluación de sus principales funciones presentan
damentalmente seguridad como una condición, junto al una brecha entre el nivel mínimo de cumplimiento y sa-
desarrollo y bienestar. tisfacción de dichas funciones principales y el nivel real de
satisfacción de estas.
En un enfoque más actualizado, los académicos del Insti-
tuto de Desarrollo Extranjero,3 de Londres, Ghani, Loc- En consecuencia, es posible establecer que no todos los Es-
khart y Carnahan,4 expresan que un Estado moderno debe tados se encuentran en un mismo grado de cumplimiento
desarrollar diez funciones básicas. Ellas son las siguientes: y satisfacción de sus funciones principales. Algunos ten-
drán una evaluación positiva y negativa dependiendo de
. Ejercer el legítimo monopolio de los medios de violen- cuanto se acerquen o se alejen de los estándares mínimos
cia. aceptables.
. Ejercer el control administrativo. Por otra parte, si consideramos el informe de Gobernabi-
. Administrar las finanzas públicas. lidad del Banco Mundial 2005, podemos constatar –de la
misma forma– que los Estados de la región, se encuentran
. Invertir en capital humano. valorados en diferentes grados y/o niveles de gobernabi-
lidad. Siendo el verde más intenso el Estado con mejores
3 - Overseas Development Institute en Inglés. Página web http://www.odi.org. condiciones de gobernabilidad. Ello nos permite presupo-
uk
4 - Ghani Ashraf, Clare Lockhart y Michael Carnahan. “Closing the Sovereignty ner que existen importantes brechas entre los Estados, res-
Gap: An Approach to State-Building.” Working Paper Nº 253. Overseas Develo- pecto del grado de cumplimiento de sus funciones princi-
pment Institute. London. September 2005. Disponible en página web: http://
www.odi.org.uk/publications/work- ing_papers/wp253.pdf
pales, referidas al desarrollo, bienestar y seguridad.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 159-177 163


John E. Griffiths Spielman - Seguridad hemisférica en América Latina: alcances y proposiciones

2. ESTADO ACTUAL DE LA NOCIÓN DE SEGURI-


DAD EN LATINOAMÉRICA
El actual estado del arte en materia de seguridad hemis-
férica nos obliga a referirnos a la Conferencia Especial de
Seguridad, realizada en México en el año 2003. Este even-
to se ha constituido como el hito más trascendental del
hemisferio en la conceptualización de la noción de segu-
ridad. De ella emanó la “Declaración sobre Seguridad en
las Américas”,6 aprobada en la tercera sesión plenaria, ce-
lebrada el 28 de octubre de 2003. Este es un documento,
de 52 artículos, que –aparte del párrafo inicial– en la parte
declarativa contiene cuatro subtítulos:
. Los principios de la Carta de Naciones Unidas y de la
OEA.
Lo anterior es relevante, en función de plantearse que en
los Estados con incipientes procesos de consolidación, los . Valores compartidos y enfoques comunes.
problemas de seguridad tienden a ser más internos que
externos, facilitándose de paso que todo fenómeno que lo . Compromisos y acciones de cooperación.
afecte se encuentre en el ámbito de la seguridad. De esta . Cuestiones institucionales.
forma, cualquier problema se “seguritiza” 5 en su manejo
político. Sin embargo, para objeto de este análisis nos referiremos
al punto número dos, valores compartidos y enfoques co-
munes, por encontrarse en este numerando la definición y
alcances de la seguridad.
5 Entenderemos por seguritización, la acción de relacionar un tema
directamente con el ámbito de la seguridad, para que de esta forma, el tema
adquiera prioridad en los procesos de toma de decisiones políticos guberna-
En función del análisis específico del texto de la Declara-
mentales. Contrariamente, deseguritización significaría, disminuir el grado de ción sobre Seguridad, México 2003, conviene señalar que
relación de un tema con el ámbito de la seguridad, perdiendo en consecuencia iniciando el subtítulo, valores compartidos y enfoques co-
su prioridad en los procesos de toma de decisiones políticos gubernamentales.
El término inglés “securitization” cuya autoría le corresponde a Oleg Waever, munes, se encuentra la definición de seguridad,7 entendi-
no es fácil de traducir al español, se encuentra traducido como “seguritización” da como:
en un artículo de Andrew Hurrel, “Seguridad y Violencia en América Latina:
Un análisis conceptual”. Foro Internacional. Vol. XXXVIII. Nº 1. Enero-marzo
1998. Por otra parte, en el artículo de Esther Barbé y Orieta Perni, “Más Allá
de la Seguridad Nacional”, en Carlos de Cueto y Javier Jordán, Introducción a 6 Disponible en http://www.oas.org/juridico/spanish/decl_security_
los Estudios de Seguridad y Defensa, Edi- torial Comares 2001; el término “se- sp.pdf
curitization” se encuentra traducido como segurización. En este caso la opción 7 OEA. Declaración sobre Seguridad en las Américas. México. Octubre
seguritizar nos parece la más adecuada. 2003.

164 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 159-177


John E. Griffiths Spielman - Seguridad hemisférica en América Latina: alcances y proposiciones

Nuestra nueva concepción de la seguridad en el Hemis- amenazas, preocupaciones y otros desafíos a la seguridad
ferio es de alcance multidimensional, incluye las amena- de los Estados del hemisferio”.8
zas tradicionales y las nuevas amenazas, preocupaciones y En el artículo número 4, del texto, se señalan los valores
otros desafíos a la seguridad de los Estados del Hemisferio, compartidos dentro de los cuales 93 se destacan:
incorpora las prioridades de cada Estado, contribuye a la
Las amenazas, preocupaciones y otros desafíos a la se-
consolidación de la paz, al desarrollo integral y a la justi-
guridad en el Hemisferio son de naturaleza diversa y
cia social, y se basa en valores democráticos, el respeto, la alcance multidimensional y el concepto y los enfoques
promoción y defensa de los derechos humanos, la solida- tradicionales deben ampliarse para abarcar amenazas
ridad, la cooperación y el respeto a la soberanía nacional. nuevas y no tradicionales, que incluyen aspectos po-
líticos, económicos, sociales, de salud y ambientales…
Debemos deducir que la condición de multidimensional Las amenazas tradicionales a la seguridad y sus meca-
está dada por la inclusión de amenazas tradicionales o de nismos para enfrentarlas siguen siendo importantes y
naturaleza militar y las nuevas amenazas de naturaleza no pueden ser de naturaleza distinta a las nuevas amena-
zas, preocupaciones y otros desafíos a la seguridad y a
militar, tal como se expresara en la Declaración de Bridge-
los mecanismos de cooperación para hacerles frente. 9
town. No está dada, esta condición de multidimensiona-
lidad -como se podría pensar- por afectar, no tan sólo al Importante resulta destacar, el reconocimiento explícito a
Estado en su versión de seguridad nacional, o al individuo la existencia de las amenazas tradicionales a la seguridad,
en su modalidad de seguridad humana y al escenario in- entendidas como la posibilidad de enfrentamiento militar
tradicional entre dos o más Estados del hemisferio.
ternacional en su peculiaridad de seguridad internacional.
De igual forma, se menciona sin especificar las preocupa- Por otra parte, Declaración de Seguridad expresa que “los
ciones y otros desafíos a la seguridad de los Estados. Pero Estados del Hemisferio reconocen diferentes perspecti-
vale la pena preguntarse ¿cuáles son esas preocupaciones y vas sobre las amenazas y prioridades a su seguridad. La
otros desafíos que se diferencian de las nuevas amenazas? arquitectura de seguridad en nuestro Hemisferio debe-
rá ser flexible y contemplar las particularidades de cada
Por lo menos, en el texto de la Declaración no se encuen-
subregión y de cada Estado”10 . Con ello se reconoce que
tran. las amenazas afectan de diversa forma e intensidad a los
La condición de multi-dimensionalidad es abordada por
8 Ruiz Cabañas Miguel y José Manuel Castañeda. “El Nuevo Consenso
Ruiz Cabañas Miguel y José Manuel Castañeda, al expre- en Materia de Seguridad hemisférica.” En Tulchin Joseph, Raúl Benítez Manaut
sar que “como primer elemento se introduce el enfoque y Rut Diamint. El Rompecabezas: Conformando la Seguridad Hemisférica en el
Siglo XXI. Prometeo Libros. 2006. Pág. 151.
multidimensional de la seguridad… con su doble compo- 9 Declaración sobre Seguridad en las Américas. Op. Cit., Parte II. Artícu-
nente referido a las amenazas tradicionales y las nuevas lo 4, letras i) y j).
10 Declaración sobre Seguridad en las Américas. Op. Cit., Parte II. Artícu-
lo 4, letras l).

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 159-177 165


John E. Griffiths Spielman - Seguridad hemisférica en América Latina: alcances y proposiciones

Estados y subregiones del continente. Actualmente es di- . La pobreza extrema y la exclusión social de amplios
fícil identificar una sola amenaza afectando al continente sectores de la población, que también afectan la estabi-
como si sucedió en el período de Guerra Fría. Además hoy lidad y la democracia. La pobreza extrema erosiona la
existen percepciones diferentes de amenazas en la región, cohesión social y vulnera la seguridad de los Estados;
aún cuando se reconozca el carácter transnacional de és-
tas, como se observa en el siguiente cuadro:11 . Los desastres naturales y los de origen humano, el VIH/
SIDA y otras enfermedades, otros riesgos a la salud y el
deterioro del medio ambiente;
. La trata de personas;
. Los ataques a la seguridad cibernética;
. La posibilidad de que surja un daño en el caso de un
accidente o incidente durante el transporte marítimo
de materiales potencialmente peligrosos, incluidos el
petróleo, material radioactivo y desechos tóxicos; y
. La posibilidad del acceso, posesión y uso de armas de
destrucción en masa y sus medios vectores por terro-
ristas.
De este listado podemos hacer las siguientes precisiones.
Primero no se establecen cuáles son amenazas, cuáles pre-
En la letra m), de la Declaración12 se explicitan las nuevas ocupaciones y cuáles otros desafíos de naturaleza diversa.
amenazas, preocupaciones y otros desafíos de naturaleza Sin embargo, sí es relevante que al menos se especifique
diversa: que existen “desafíos de naturaleza diversa.” Ello es impor-
tante en función de que existen en este listado amenazas
. El terrorismo, la delincuencia organizada transnacio- violentas, que afectan vidas humanas directamente como
nal, el problema mundial de las drogas, la corrupción, el terrorismo, la delincuencia organizada, o el accionar de
el lavado de activos, el tráfico ilícito de armas y las co- las organizaciones criminales ligadas al tráfico de droga,
nexiones entre ellos; que están o se encuentran en el ámbito de la seguridad
pública. En estas amenazas podemos identificar que existe
11 Rojas Aravena Francisco. “Ingobernabilidad: Estados Colapsados Una la intencionalidad humana explícita de causar daño, ejer-
Amenaza en Ciernes.” Nueva Sociedad. Fundación Friedrich Ebert Stiftung. Nu- ciendo la violencia armada como instrumento para el lo-
mero 198. Pág. 63. Citada además en Oswaldo Jarrín. Memorias del Seminario
Enfoques Sub-Regionales de la Seguridad Hemisférica. F lacso. 2004. gro de sus propósitos.
12 Declaración sobre Seguridad en las Américas. Op. Cit., Parte II. Artícu-
lo 4, letra m)

166 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 159-177


John E. Griffiths Spielman - Seguridad hemisférica en América Latina: alcances y proposiciones

Por otra parte la pobreza –extrema o no– y la exclusión mina dañando el medio ambiente. Sin embargo, en este
social son un problema del desarrollo, de cómo el Estado tipo de amenaza no existe la intencionalidad primaria de
debe ser capaz de satisfacer las necesidades mínimas de su provocar este daño, para afectar directamente las vidas
población. Indudablemente la pobreza y la exclusión social humanas de un Estado o de la comunidad internacional.
generan condiciones de expresiones de violencia que afec- Es un problema internacional o transnacional que afecta
tan a la seguridad, pero en su naturaleza son un problema la calidad de vida y el bienestar personal del ser humano.
básicamente del ámbito del desarrollo. De igual manera, el Está íntimamente ligado a las políticas de desarrollo y ma-
VIH/SIDA y otros riesgos a la salud son un problema del yoritariamente a los procesos de industrialización.
ámbito social estatal, en donde no existe la intencionali-
dad humana de provocar un daño. Este fenómeno sí afecta Finalmente, el uso de armas de destrucción masiva
el bienestar del ser humano, con riesgo de vida o no, de- (ADM), son los instrumentos que, en manos de otro fenó-
pendiendo del tipo de enfermedad. Distinto es el caso de meno como el terrorismo, si pueden afectar la vida de un
una pandemia provocada por seres humanos a través de gran número de personas.
ataques biológicos o químicos para provocar la muerte de En síntesis, podemos observar que en este listado se en-
personas. En síntesis, el SIDA, problema relevante y serio, cuentran un gran número de factores, algunos relaciona-
es un problema de salud que debe ser abordado por el Es- dos directamente con la seguridad pública, otros son fac-
tado, en el ámbito de sus políticas de desarrollo, tal como tores estructurales directamente ligados al desarrollo del
sería la aparición de otro virus. Estado y su función principal de velar por las satisfaccio-
Asimismo, en relación a los desastres o catástrofes debe- nes básicas de su población en la obtención del bien co-
mos distinguir si estos son natura- les, entendiendo que mún. Otras son circunstancias de la naturaleza, la cual se
en este caso nuevamente son fortuitos y no existe la in- han expresado con diversa intensidad desde que el hombre
tencionalidad de provocar daño. Muchas veces los desas- se organizó socialmente dejando de ser nómada. A priori
tres provocados por el hombre, podrán o no tener la in- podemos establecer que en este listado existen factores de
tencionalidad de afectar las vidas humanas, en donde esta diversa naturaleza que tienen que ver con distintas fun-
amenaza es el instrumento de un fenómeno diferente, que ciones que un Estado debe proveer, dentro de las cuales
podríamos clasificar de terrorista o delictual dependiendo se encuentran la seguridad, el desarrollo, el bienestar, la
de las circunstancias. protección de los habitantes, condiciones de salud etc.

El deterioro del medio ambiente, accidentes e incidentes Debemos dejar constancia que en la región los países se
son causados por la acción humana con y sin intención. encuentran con diversos procesos de consolidación de Es-
Intencionalmente cuando en su afán de lograr maximizar tado. Ello determina que existan Estados más consolida-
sus ganancias económicas, sin que se tenga clara concien- dos y otros más débiles. De allí que las “amenazas, preocu-
cia de lo relevante de conservar la naturaleza –la cual es paciones y otros desafíos de naturaleza diversa”, impacten
vital para la conservación de la especie humana– se ter- a los Estados en diversa forma desencadenando percep-
ciones de riesgo de distinta intensidad. No obstante, se
Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 159-177 167
John E. Griffiths Spielman - Seguridad hemisférica en América Latina: alcances y proposiciones

hace necesario reconocer su naturaleza por la relevancia un proceso de consolidación de Estado–nacional madu-
de articular estrategias para su neutralización. ro. Es decir un Estado con un buen nivel de gobernabili-
dad, institucionalidad, equilibrio de poderes, rendición de
Con ello se plantea que un problema cuya naturaleza per- cuentas, unidad nacional. En síntesis, un Estado con un
tenece al ámbito del desarrollo debe ser solucionado en di- aceptable nivel de desarrollo, seguridad y bienestar.
cho contexto, así como un problema de seguridad pública
en el ámbito correspondiente. Ello no significa reconocer En dicho contexto y para los objetivos del presente
que en la solución intervengan diversos actores e institu- trabajo tendremos en cuenta –como segunda premisa bá-
ciones así como los principales instrumentos de poder del sica– que el Estado-nacional, continua siendo el principal
Estado. El tema crucial es el énfasis en el uso de dichos actor del escenario internacional, reconociendo que hoy
instrumentos. Resolver o decidir que todo problema es de comparte muchas funciones y protagonismo con otros
seguridad, posee el riesgo de “seguritizar” su respuesta a actores tales como organizaciones internacionales, no gu-
través del uso de la fuerza pública o fuerza militar, sin con- bernamentales, transnacionales, etc. Sin embargo, final-
siderar la esencia o naturaleza del problema a enfrentar. mente aun cuando el Estado ya no ejerza en forma absolu-
A modo de hipótesis podemos plantear además, que: en ta la soberanía de su pueblo y territorio, sí es el órgano que
países con incipiente proceso de consolidación de Estado, la administra tanto en el plano interno como en el externo,
existe la tendencia de usar con mayor intensidad la fuerza siendo los Estados los principales objetos y sujetos del De-
militar, para solucionar problemas de seguridad pública o recho Internacional.
bien de otra naturaleza. 13
Una tercera premisa básica, es asumir que dentro de la to-
talidad de las funciones políticas de un Estado, la seguri-
dad y el desarrollo son dos medios trascendentales –o
3. PROPOSICIÓN DE UNA FORMA DE ABORDAR dos necesidades vitales permanentes– para el logro del
LAS NOCIONES DE SEGURIDAD Y DEFENSA NA- bien común. En otras palabras, la seguridad y el desarrollo
CIONAL son dos caras de una misma moneda denominada bienes-
Para efectuar el análisis y proposición de una nueva no- tar de la persona humana objeto y sujeto del bien común,
ción de seguridad en el con- texto de un estado moderno, objetivo supremo de la función de un Estado, dirigida a
asumiremos un conjunto de premisas básicas, que valida- quienes son la fuente de su soberanía, los ciudadanos del
rán la propuesta. Estado-nación.

Una primera premisa básica, presupone que los diversos Una cuarta premisa básica, es asumir que en el funciona-
Estados, de la región, deberían tener como objetivo na- miento de un Estado–nación existen fenómenos que afec-
cional a lograr convertirse en un Estado moderno con tarán el logro o la consecución de sus objetivos naciona-
les. De allí que debamos, analizar a dichos fenómenos de
13 Como ocurre actualmente en México, países de Centro y Sudamé- acuerdo a su naturaleza. Existirán entonces fenómenos de
rica, como Guatemala, El Salvador, Honduras, Venezuela, Brasil y Perú, entre
otros.
diversa naturaleza.

168 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 159-177


John E. Griffiths Spielman - Seguridad hemisférica en América Latina: alcances y proposiciones

Algunos de ellos serán de naturaleza militar e impactarán necesarias para posibilitar y favorecer la eclosión de
al ámbito de la seguridad en lo general y en lo particular amenazas, de naturaleza no militar. De allí que, muchas
al de la defensa nacional. Otros sin embargo, serán de na- veces la pobreza, exclusión, desigualdad económica, co-
turaleza no militar afectando el ámbito del desarrollo o el rrupción, creen las condiciones necesarias para el sur-
bienestar general e individual. De allí que sea necesario gimiento de organizaciones delictivas o criminales. Sin
clasificarlos convenientemente a objeto de definir a qué embargo, sí es importante destacar que los riesgos es-
función del Estado afectan. tructurales perse no constituyen una amenaza a la segu-
Consecuentemente se propone la siguiente clasificación: ridad, son un factor que debe preocupar principalmen-
te a las políticas de desarrollo de un Estado– nación.
. Amenazas de naturaleza militar: Considerar dentro de
esta clasificación a todos aquellos fenómenos de natu- . Eventos catastróficos: En esta clasificación considera-
raleza militar que afecten los intereses de un Estado. En remos dos tipos de eventos. Los primeros generados
otras palabras todas las acciones posibles de expresarse principalmente por la acción de la naturaleza, difícil de
en un conflicto armado entre dos Estados. predecir, y con resultado de pérdida de vidas humanas,
denominados eventos catastróficos naturales. En este
. Amenazas de naturaleza no militar: Considerar princi- tipo de eventos se consideran los desastres naturales,
palmente a todos los fenómenos de naturaleza violen- como terremotos, tsunamis, explosiones volcánicas etc.
ta y a veces de carácter transnacional, desencadenados
El segundo tipo son aquellos eventos catastróficos ge-
con una intencionalidad definida, para producir daño
nerados por la acción del hombre y que provocan pér-
físico a la persona humana. Involucra complementaria-
didas de vidas humanas, denominados eventos catas-
mente también a todos los delitos tipificados tanto en la
tróficos humanos. En esta clasificación encontramos,
legislación interna de un país, como en la legislación in-
entre otros fenómenos, toda epidemia transmitida por
ternacional. Se encuentran dentro de esta clasificación,
entre otros fenómenos, el terrorismo, tráfico de drogas, el hombre y que amenace de manera significativa la vida
organizaciones criminales, tráfico de armas de destruc- humana (tales como SIDA) y todo tipo de enfermedad
ción masiva, etc. infecto contagiosa. O bien, desastres catastróficos pro-
vocados por la acción humana, que involucren riesgo
. Riesgos estructurales: Son aquellos fenómenos que de vidas como explosiones químicas, derrame de sus-
afectan el logro de condiciones materiales y de bien- tancias peligrosas, propagación de radioactividad etc.
estar de la persona humana, sin que necesariamente y
directamente involucren un riesgo a la seguridad físi- En consecuencia, los diferentes fenómenos, aun cuando
ca de la persona humana. Se encuentran dentro de esta estén íntimamente relacionados poseen una naturaleza
clasificación, entre otros factores: la pobreza, inestabi- distinta, que debe ser tomada en cuenta al momento de
lidad económica, desigualdad económica, corrupción, disponer el empleo de los medios estatales para su neutra-
etc. Los riesgos, muchas veces, crean las condiciones lización o superación.
Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 159-177 169
John E. Griffiths Spielman - Seguridad hemisférica en América Latina: alcances y proposiciones

En dicho contexto, la seguridad en tanto condición y fun- para lograr óptimos niveles de seguridad, ya que nunca
ción política del Estado aborda el conjunto de amenazas podrá ser absoluta. Al mismo tiempo posee un ámbito
de naturaleza militar y no militar que puedan afectar ha subjetivo, que está dado por la percepción de la condición
dicho Estado, en tanto éstas sean en esencia violentas por de seguridad, por parte de los ciudadanos, integrantes de
su naturaleza, exista una intencionalidad humana detrás un Estado.
de su accionar e implique la pérdida de vidas humanas.
En consecuencia, el referente de la seguridad es el Estado
La defensa nacional, por su parte en tanto función polí- y a través de éste la persona humana, para evitar que la
tico–estratégica y estratégica, parte indisoluble de la fun- violencia armada afecte a la población en cualquiera de sus
ción seguridad, se encarga de enfrentar las amenazas de dimensiones. Se hace presente que el referente es el Estado,
naturaleza militar y de generar a través de la participación ya que es este organismo, el encargado de brindar el bien
en operaciones de paz, estabilidad y paz internacionales. seguridad en su dimensión interna y externa. Centrar el
referente en la persona humana conlleva el riesgo de con-
Existe entre ambos conceptos una relación de subordina-
fundir la noción de seguridad con los derechos humanos e
ción, interdependencia y complementariedad. Si el género
individuales de todo ciudadano.
es la seguridad la especie es la defensa. De este modo, entre
la seguridad y la defensa nacional no sólo existe una dife- Al proponer como referente de la seguridad al Estado y
rencia, de acuerdo al nivel de conducción en que se sitúan, a través de este la persona humana, nos situamos en un
sino que están orientadas a abordar amenazas de naturale- plano más intermedio en función de las principales pro-
za y amplitud diversa. puestas existentes, a la fecha. Por una parte, las más con-
servadoras que asumen que sólo es el Estado y por otra las
La seguridad es una condición que permite lograr el nor-
más liberales que se centran exclusivamente en la persona
mal funcionamiento de las actividades de un Estado res-
humana.
pecto de sus principales misiones, dentro de las cuales se
encuentra el desarrollo nacional y el bienestar de la perso- Es el Estado, quien internamente debe velar por la protec-
na humana, para asegurar el logro del bien común nacio- ción de la vida, integridad, libertad y la propiedad de sus
nal. Dicha condición se refiera a todo fenómeno violento, ciudadanos a través del orden político y socioeconómico.
con una intencionalidad definida, provocado por amena- Externamente, es el mismo Estado quien debe proteger a
zas de naturaleza militar y no militar que afecten el normal los mismos ciudadanos de las amenazas que provengan
desenvolvimiento de las actividades de un Estado, a través de otros Estados o de entidades no estatales. De allí que,
del riesgo o daño físico a la integridad personal de la po- el Estado deba ser visualizado como un actor, que es un
blación. medio para lograr el ansiado bien común, que lo pode-
mos definir como la protección de la vida y libertad de las
La seguridad posee un ámbito objetivo dado por todos los
personas junto al adecuado bienestar material y espiritual
medios humanos y materiales a disposición de un Estado,
necesario para lograr el pleno desarrollo humano. El Es-

170 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 159-177


John E. Griffiths Spielman - Seguridad hemisférica en América Latina: alcances y proposiciones

tado no es un fin en sí mismo, consecuentemente jamás . Tendrá una dimensión internacional cuando el ámbito
debe ponerse al servicio de cualquier causa que no tenga de análisis se situé en la sociedad internacional, o di-
por objetivo el logro del bien común. La soberanía que cho de otra forma cuando considere los diversos fenó-
el Estado posee reside en sus habitantes, quienes a través menos y actores internacionales a nivel global.
del contrato social la ponen a disposición de dicho Estado, . Tendrá una dimensión estatal cuando aborde básica-
para obtener la seguridad. Sin el consentimiento y apoyo mente los problemas inherentes al propio Estado, de
de sus habitantes, la acción estatal pierde toda legitimidad. donde se derivan a su vez dos sub-dimensiones: la
De allí que fortalecer el proceso de consolidación de Esta- seguridad exterior relacionada directamente con la
do, es la herramienta adecuada, para enfrentar los desafíos función defensa nacional a través de la participación
a la seguridad. activa de las Fuerzas Armadas y la seguridad pública
relacionada con todos los fenómenos referidos al or-
La paradoja es que en Latinoamérica, es precisamente ese
den público y la estabilidad interna.
proceso el que se encuentra en un estado incipiente de de-
sarrollo, en varios países. De allí que, el Estado muchas Ahora la función defensa nacional, entendida como la
veces no está en condiciones de asegurar las mínimas con- función propia del empleo de las fuerzas armadas posee
diciones de seguridad a su población. Se requiere entonces dos dimensiones:
construir Estado, institucionalidad, gobernabilidad, sobe- . La primera y fundamental respecto del empleo de su
ranía efectiva, etc. Ello constituye uno de los principales potencial bélico en la defensa de la soberanía e integri-
desafíos, que hoy enfrentan los países de Latinoamérica. dad territorial de un Estado-nación.
En síntesis, mientras el Estado continué siendo la princi- . Estrechamente asociada a este objetivo, aparece una
pal forma de organización política y actor internacional segunda dimensión de la función defensa nacional,
más relevante, el referente de la seguridad deberá conti- ligada al logro de condiciones de paz y estabilidad in-
nuar estando centrado en él, con la premisa básica que su ternacional a través de la participación de las Fuerzas
principal objetivo es velar por la seguridad de sus ciudada- Armadas en Operaciones de Paz.
nos. No hacerlo convertiría al Estado en la principal fuente
De esta forma, la defensa nacional, conceptualmente existe
de inseguridad.
no sólo para enfrentar un conflicto extremo en el caso de
Consecuentemente, una premisa básica adicional a con- una guerra, en forma esporádica, sino que principalmente
siderar en la presente propuesta es que el Estado esté al su acción es permanente respecto de asegurar condiciones
servicio de la persona humana. de paz y estabilidad tanto a nivel estatal como en el contex-
to internacional. De allí que, la defensa nacional y la polí-
De esta forma, la seguridad posee de acuerdo a este tica exterior de un Estado deban estar permanentemente y
enfoque diversas dimensiones: estrechamente coordinadas.
Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 159-177 171
John E. Griffiths Spielman - Seguridad hemisférica en América Latina: alcances y proposiciones

En otras palabras, la defensa nacional existe para contri- san violentamente,14 con una intencionalidad de producir
buir a la paz y estabilidad necesaria para que el Estado–na- pérdida de vidas humanas. El mismo Estado, se ve afec-
ción brinde a sus ciudadanos el bien defensa en lo particu- tado en su función de búsqueda del desarrollo nacional y
lar y el bien seguridad en lo general. humano por los riesgos estructurales. Así como también
ve afectado los niveles de bienestar de la población por el
Los riesgos estructurales en cambio son aquellos fenó- accionar de los eventos catastróficos.
menos que afectan directamente el desarrollo nacional y
el de la persona humana. Son problemas derivados de la De allí que, la articulación de la seguridad y del desarrollo
falta de gobernabilidad, institucionalidad, justicia social, y de los niveles de bienestar resultantes es función plena
condiciones económicas, educación, empleo etc. Indirec- del nivel político. Es el verdadero arte del político en tanto
tamente pueden generar condiciones de inestabilidad que conduce el gobierno y para ello debe de disponer de todos
afecten a la seguridad, pero en esencia son un problema los instrumentos y organizaciones puestas a disposición
que afecta el desarrollo. No son fuente directa de conflicto de un Estado, dentro de los cuales podemos citar la diplo-
violento. macia, su capacidad económica, capacidad jurídica, capa-
cidad militar y policial, ministerios, gobierno interior etc.
Los eventos catastróficos claramente afectan el bienestar Lo anterior normalmente debe estar contemplado en un
de la persona humana. Son normalmente difíciles de pre- plan nacional, que articule el empleo de los medios estata-
decir como las catástrofes y difíciles de controlar cuando les con la finalidad de lograr niveles óptimos de seguridad,
son del tipo infecto contagioso. desarrollo y bienestar. A lo anterior, debemos sumar la ca-
En síntesis, las amenazas de naturaleza militar afectan el pacidad del Estado de coordinar a otros actores relevantes
ámbito de la seguridad y son de responsabilidad principal como organizaciones internacionales, transnacionales y
de las Fuerzas Armadas, en su dimensión defensa nacio- organismos no gubernamentales, para que favorezcan sus
nal. Las de naturaleza no militar afectan el ámbito de la propios objetivos e intereses nacionales.
seguridad pública y son de responsabilidad primaria de las La función defensa nacional es función y responsabilidad
fuerzas de orden público o fuerzas policiales. primaria del nivel político llevada a cabo a través de las
Los riesgos estructurales afectan el ámbito del desarrollo Fuerzas Armadas, para proveer mejores condiciones de
nacional y humano, sólo en forma indirecta pueden crear paz y estabilidad nacional e internacional. La función de-
las condiciones de inseguridad que permitan la eclosión fensa nacional requiere de la participación de toda la so-
de otras amenazas de naturaleza no militar. ciedad nacional.

Consecuentemente es posible, señalar que en un Estado– 14 Violencia definida, de acuerdo a John Keane, como “el acto de de
ejercer fuerza física en contra de otra persona, especialmente cuando da como
nacional moderno, la seguridad estatal posee dos sub-di- resultado la muerte o el daño físico”. De allí que se sostenga que ella se expre-
mensiones: la seguridad exterior y la seguridad pública. En sa por razones de intencionalidad humana. En consecuencia la violencia com-
prende, en este estudio y propuesta, las manifestaciones de violencia política y
esencia la seguridad estatal tiene que ver con amenazas de violencia individual. Ver John Keane. Reflections on Violence. Londres. Editorial
naturaleza militar o de naturaleza no militar, que se expre- Verso. 1996. Pág. 66.

172 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 159-177


John E. Griffiths Spielman - Seguridad hemisférica en América Latina: alcances y proposiciones

El siguiente cuadro representa gráficamente lo anterior- relacionados con su capacidad administrativa, judicial, fi-
mente señalado: nanciera, diplomática y de seguridad y defensa nacional.
Son medios normalmente limitados y/o escasos, de allí
Cuadro de finalidad del Estado y fenómenos que lo que se requiera de una estrategia adecuada para su efecti-
afectan vo tratamiento. Dicha estrategia dispondrá normalmente
de los mismos medios. Luego, la clave es el énfasis en el
uso y disposición de dichos medios en el contexto de una
estrategia política para lograr los objetivos que se desean
alcanzar.
De esta forma, si el fenómeno que afecta al Estado es una
amenaza, el énfasis estará dado en función de los medios
de seguridad y defensa nacional, pero si el fenómeno es un
riesgo el énfasis de la estrategia estará centrado en los me-
dios relacionados con el desarrollo. En el caso de un even-
to catastrófico el énfasis del empleo de los medios estará
dado por la naturaleza del evento, para disponer el empleo
De esta forma, el grado de seguridad y desarrollo y el nivel conjunto de medios relacionados con la seguridad y/o con
de bienestar logrado en un Estado, producirá diversos es- el desarrollo nacional.
cenarios de estabilidad e inestabilidad de acuerdo a como
Los niveles de estabilidad resultantes de la conjunción de
se exprese la interacción de las variables seguridad y de-
la seguridad y del desarrollo es posible representarlos de
sarrollo. Desarrollo entendido en sus dimensiones mate-
acuerdo al siguiente cuadro:
riales, sociales y económicas, que posibilite un adecuado
crecimiento económico que favorezca en su distribución a Cuadro de Estabilidad e Inestabilidad en un Estado en
todo el conjunto de la sociedad, a través de una adecuada función de las variables de Seguridad y Desarrollo.
distribución de los beneficios de dicho crecimiento.
En consecuencia, seguridad y desarrollo benefician el
bienestar de la persona humana, cuando su distribución
es justa y equitativa. En otras palabras, seguridad y desa-
rrollo son dos caras de una misma moneda denominada
bien común.
Respecto de los medios disponibles en un Estado, para li-
diar con los fenómenos que lo afectan en su condición de
amenazas, riesgos o eventos, estos son normalmente los
Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 159-177 173
John E. Griffiths Spielman - Seguridad hemisférica en América Latina: alcances y proposiciones

El cuadro anterior, nos permite utilizarlo como un ins- 4. Estados inestables.


trumento de análisis para determinar en qué cuadrante se
encuentra un Estado–nación, de acuerdo a como este lo- Son aquellos con niveles de seguridad y desarrollo ne-
grando los objetivos nacionales de seguridad y desarrollo y gativos. La sociedad percibe que no cuenta ni con la
su impacto en el nivel de bienestar de los ciudadanos. Ello condición de seguridad adecuada para el desarrollo
permite clasificar los Estados de acuerdo a lo siguiente: de sus actividades, ni con el nivel de desarrollo econó-
mico y social adecuado para satisfacer sus necesidades
1. Estados estables. más inmediatas. Las posibilidades de verse involucra-
do en un hecho violento son altas y con gran riesgo a
Cuando poseen buenos índices de seguridad y desa- la propia integridad física. Poseen un incipiente pro-
rrollo. Lo anterior normalmente se expresa en Estados ceso de consolidación de Estado. En este grupo es po-
con procesos avanzados de consolidación de Estado. sible encuadrar a varios países de la región.
La población percibe que posee una condición de se-
guridad óptima y un buen nivel de desarrollo econó- En el escenario internacional, la existencia de Estados
mico y social. inestables supone afectar la condición de seguridad inter-
nacional ya que los fenómenos existentes al interior de un
2. Estados con estabilidad incompleta por insuficiencia Estado y la inestabilidad resultante podrán irradiarse ha-
de seguridad. cia los Estados vecinos generando nuevas condiciones de
Son Estados con óptimos niveles de desarrollo, pero inseguridad e inestabilidad ahora en niveles locales, subre-
que poseen una condición de seguridad negativa que gionales y regionales. La globalización como fenómeno
nos les permite contar con un adecuado nivel de bien- favorece directamente esta propagación de inseguridad e
estar. A modo de ejemplo, la situación de Israel podría inestabilidad. Este fenómeno podemos denominarlo “ex-
ser considerada en este grupo. En términos generales pansión de la inseguridad.”
son Estados con un nivel intermedio de su proceso de De allí que, los niveles de seguridad regionales y la seguri-
consolidación. dad internacional hoy más que nunca dependan de condi-
3. Estados con estabilidad incompleta por insuficiencia ciones de estabilidad y seguridad locales. El antiguo aisla-
de desarrollo. miento geográfico, factor que proporcionó durante mucho
tiempo seguridad hoy no necesariamente asegura ni en-
Son Estados que gozan de buenos niveles de seguri- trega dicha condición, ya que las amenazas, riesgos estruc-
dad, pero se caracterizan por un déficit en el logro turales y eventos son en esencia de naturaleza transnacio-
de los objetivos de desarrollo económico y social. La nal, multiplicando su accionar a través de las facilidades
sociedad percibe que el desarrollo -como bien recibi- proporcionadas por las fuerzas desatadas por la globaliza-
do- no logra alcanzar a la gran parte o totalidad del ción, como principal fenómeno del sistema internacional.
Estado. De esta forma, su proceso de consolidación de
Estado es intermedio.

174 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 159-177


John E. Griffiths Spielman - Seguridad hemisférica en América Latina: alcances y proposiciones

4. CONCLUSIONES con organismos de información, supone entregar una


ventaja importante a favor de las amenazas, riesgos y
De la exposición anterior es posible establecer las siguien-
eventos. En una sociedad internacional caracterizada
tes ideas generales:
por la velocidad del cambio y la incertidumbre, no se
. Los instrumentos de poder a disposición de un Estado, puede desechar el contar con información oportuna y
están representados por la propia arquitectura estatal, de calidad para enfrentar los desafíos de seguridad y
en el conjunto de instituciones y funciones a su dispo- defensa del siglo XXI.
sición. En un Estado maduro con pleno equilibrio de
. En síntesis, una metodología adecuada para enfrentar
poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) es el gobier-
los fenómenos que afectan la seguridad, desarrollo y el
no de turno el encargado de articular las políticas para
bienestar de la sociedad y la persona humana, debiera
lograr los objetivos de seguridad y de desarrollo que
tener en cuenta, el análisis de las siguientes interrogan-
promuevan el bien común. Respecto de la seguridad,
tes:
un Estado cuenta con los siguientes instrumentos de
poder a su disposición: Político, Económico, Diplo- • ¿Naturaleza del fenómeno?
mático, Militar, Judicial, Policial y Cultural. El cómo
Es un fenómeno que afecta la seguridad, al consti-
articule a dichos instrumentos, forma parte de la estra-
tuir una amenaza, o es un fenómeno que se relacio-
tegia política para lidiar con las amenazas a la seguri-
na directamente con el desarrollo al ser esencial-
dad. En otras palabras, el énfasis en el empleo de cada
mente un riesgo estructural. O bien, es un evento
uno define la estrategia de seguridad a adoptar. Lo im-
catastrófico previsible o imprevisible que afecta el
portante es privilegiar los instrumentos adecuados de
bienestar general.
acuerdo a la naturaleza de la amenaza.
Muchas veces, se usa la seguridad como una for-
. Existirán en consecuencia, elementos o instrumentos
ma específica para definir un fenómeno, ya que el
de poder estatal duros y otros blandos. Los primeros
propio discurso de la seguridad se caracteriza por
se refieren al uso de la fuerza, respaldado por la acción
presentar todo fenómeno dentro de su esfera de
jurídica y lo segundos al uso de medidas complemen-
acción, como algo con prioridad absoluta, ya que
tarias como las jurídicas, sociales, diplomáticas y eco-
amenaza la supervivencia de la organización. De
nómicas. En los instrumentos de poder a disposición
allí que, se demanden recursos y medios extraordi-
de un Estado, desempeña un papel trascendental la ob-
narios rompiéndose las reglas normales del juego
tención de información de calidad para favorecer los
político. En síntesis, se seguritiza un problema. Lo
procesos de toma de decisiones estatales. De allí, que
que aquí se pretende es que distingamos los fenó-
un elemento crucial es contar con calidad de informa-
menos de acuerdo a su naturaleza. Si estos afectan
ción, proveída por algún organismo estatal. No contar

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 159-177 175


John E. Griffiths Spielman - Seguridad hemisférica en América Latina: alcances y proposiciones

a la seguridad o al desarrollo es relevante por los mentales, instituciones privadas, nacionales e in-
medios y el énfasis de estos, en la solución deseada ternacionales.

• ¿Qué medios debo emplear en su neutralización? • Finalmente se reitera la necesidad de distinguir ní-
tidamente los ámbitos de la seguridad y el desarro-
El Estado posee una serie de instrumentos a su
llo, no hacerlo involucra el riesgo de seguritizar el
disposición. Algunos se denominan instrumen-
escenario político, haciendo un uso inadecuado de
tos de poder: como los económicos, diplomáticos,
los medios puestos a disposición estatal y lo que es
jurídicos, militares etc. Otros son en esencia parte
más grave no solucionar objetivamente el proble-
de su propia burocracia como: los distintos minis-
ma presentado. Junto a lo anterior la seguridad pa-
terios y organizaciones públicas. Adicionalmente,
saría a constituir un concepto tan omnicompren-
el Estado posee la capacidad de coordinar medios
sivo que desde la perspectiva teórica encontraría
gubernamentales, con organizaciones no guberna-
dificultades para explicar lo que no es.

Referencias Bibliográficas

Ashraf, G., Lockhart, C. y Carnahan, M. (September 2005). Croft, S. y Terriff, T. (2000). Critical Reflexions on Security
Closing the Sovereignty Gap: An Approach to State-Buil- and Change. London: Frank Cass.
ding. Working Paper Nº 253. Overseas Development Insti-
tute. London. Disponible en página web: http://www.odi. Declaración sobre Seguridad en las Américas. Parte II.
org.uk/publications/work- ing_papers/wp253.pdf (Artículo 4, letras i, j, l y m).

Banco Mundial. (2005). Cuadro de Gobernabilidad. Dis- Fukuyama, F. (Abril 2004). The Imperative of State Buil-
ponible en la página web: http://info.worldbank.org/go- ding. Journal of Democracy. Vol. Nº 15, No. 2.
vernance/kkz2005/world-%20map.asp#map. http://www.oas.org/juridico/spanish/decl_security_sp.pdf
Barbé, E. y Perni, O. (2001). Más Allá de la Seguridad Na- Keane, J. (1996). Reflections on Violence. Londres: Editorial
cional. En Carlos de Cueto y Javier Jordán, Introducción a Verso.
los Estudios de Seguridad y Defensa, Editorial Comares.

176 Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 159-177


John E. Griffiths Spielman - Seguridad hemisférica en América Latina: alcances y proposiciones

McSweeney B. (1996). Identity and Security. Buzan and además en Oswaldo Jarrín. Memorias del Seminario Enfo-
the Copenhagen School. Review of International Studies. ques Sub-Regionales de la Seguridad Hemisférica. Flacso.
Vol. 22, N° 1, 81-93.
Ruiz Cabañas, M. y Castañeda, J. M. (2006). El Nuevo
OEA. (Octubre 2003). Declaración sobre Seguridad en las Consenso en Materia de Seguridad hemisférica. En Tulchin
Américas. México. Joseph, Raúl Benítez Manaut y Rut Diamint. El Rompeca-
bezas: Conformando la Seguridad Hemisférica en el Siglo
Overseas Development Institute en Inglés. Página web XXI. Prometeo Libros.
http://www.odi.org.uk
The Failed States Index 2006, de la revista Foreign Policy.
Rojas Aravena, F. (2004). Ingobernabilidad: Estados Co- Índice de Gobernabilidad del Banco Mundial 2006.
lapsados Una Amenaza en Ciernes. Nueva Sociedad. Fun-
dación Friedrich Ebert Stiftung. No. 198. Pág. 63. Citada Ullman R. (1983). Redefining Security. International Secu-
rity Journal. Volumen 8 N° 1, 129-153.

Seguridad, Ciencia y Defensa, Año 1, Nº 1, 2015, pp. 159-177 177


Normas para los autores

LISTA PRELIMINAR PARA LA PREPARACIÓN Pablo Duarte y Diez” (INSUDE), donde da prioridad a
DE ENVÍOS aquellos trabajos afines a la seguridad y defensa nacional.
Seguridad, Ciencia & Defensa; abarca los temas que se
Como parte del proceso de envíos, los autores/as están corresponde a los programas de naturaleza militar (nivel
obligados a comprobar que su envío cumpla todos los ele- de grado y postgrado) y civil (nivel postgrado). El nivel
mentos que se muestran a continuación. Se devolverán a de grado se imparte en las academias militares (Ejército
los autores/as aquellos envíos que no cumplan estas direc- República Dominicana, Armada República Dominicana
trices. Constatar que el envío no ha sido publicado previa- y Fuerza Aérea República Dominicana) y en el Nivel de
mente ni se ha sometido a consideración por ninguna otra postgrado en las Especialidades de Comando y Estado
revista (o se ha proporcionado una explicación al respecto Mayor (conjunto, terrestre, naval y aéreo).
en los comentarios al editor/a). El texto reúne las condi-
ciones estilísticas y bibliográficas incluidas en pautas para En el caso de los programas de naturaleza civil-militar,
el autor/a. Todos los artículos son enviados al Comité de son aquellos donde participan personal de la sociedad ci-
Evaluación a pares ocultos, siguiendo las instrucciones in- vil y militar como estudiantes y/o cursantes que incluyen
cluidas a fin de asegurar una evaluación anónima. programas de: a) la Especialidad en Derechos Humanos
y Derecho Internacional Humanitario, b) Geopolítica y
c) la Maestría en Defensa y Seguridad Nacional; así como
DESCRIPCIÓN otros cursos de educación continua que tengan la misma
naturaleza. Esta herramienta constituye una de las vías
Seguridad, Ciencia & Defensa publica artículos en las para propiciar la formación permanente de los docentes
áreas académicas del Instituto, a saber: Ciencias Milita- en el área de la investigación científica, convocándoles a
res, Ciencias Navales y Ciencias Aeronáuticas; además de participar. En consideración a los aspectos antes citados,
la Seguridad y Defensa Nacional, Geopolítica y Derechos describiremos las normas a seguir por parte de los autores
Humanos y Derecho Internacional Humanitario. para publicar en la revista científica, las cuales tienen que
ver con información sobre los autores, con el artículo y
con los procedimientos:
CARACTERÍSTICAS DE LA PUBLICACIÓN 1. INFORMACIÓN SOBRE EL AUTOR O AUTORES.
SEGURIDAD, CIENCIA & DEFENSA
a) Nombre completo.
Es un medio de publicación de los trabajos de investiga-
ción del Instituto Superior para la Defensa “General Juan b) Institución donde se desempeña laboralmente, con la
dirección y número de teléfono.

179
c) Correo electrónico. X 11, a 1½ espacio y en tipografía Arial 12; márgenes:
izquierdo 3 cm. derecho 2,5 cm. Superior e inferior
d) Un breve currículum de un máximo de 20 líneas. 2,5 cm. Todas las páginas deben estar numeradas, así
e) Cada autor debe anexar una foto suya de frente, a co- como cada gráfica o tabla. Si un artículo sobrepasa esa
lor, en fondo blanco, en formato jpg, con un tamaño no cantidad de páginas y el autor puede dividirlo en dos
menor de 100 píxeles. partes de forma natural, también se tomará en consi-
deración para ser publicado en números diferentes de
Seguridad, ciencia & defensa.
2. LOS ARTÍCULOS D. Los artículos deben ser originales y resultados de algu-
A. La primera página del artículo debe contener: na investigación o estudio. Se aceptan también notas,
reseñas y eventos.
I. Título del artículo.
E. Todos los trabajos deben estar en español.
II. Nombre del autor.
F. Identificación del título del trabajo y se aceptan subtí-
III. Últimos títulos alcanzados y tipo de afiliación insti- tulos aclaratorios.
tucional del autor.
G. Aunque la estructura del artículo es libre en lo demás,
IV. Resumen de un párrafo no superior a 10 líneas o se exige que al final del artículo se manifiesten las con-
150 palabras, digitadas del artículo, en español e in- clusiones del mismo y las referencias bibliográficas.
glés.
H. Las notas, reseñas y eventos no deben pasar de 6 pá-
V. Un máximo de cinco (5) palabras claves sobre el ar- ginas 8 ½ x11 a 1½ espacios y no se exige un formato
tículo. especial.
VI. Dirección electrónica del autor. I. La referencia bibliográfica debe ser en orden alfabéti-
co. Si se trata de un libro deberá contener, en este or-
B. Se estipula que los artículos no deben exceder una lon- den: apellido(s) e inicial del nombre del autor. Año de
gitud de 7 páginas, las reseñas de libros, 5 páginas y las publicación. Título del libro en cursivas. País: Editorial
entrevistas, 4 páginas. Sin embargo, queda a disposi- de edición. Si se trata de un artículo deberá contener,
ción de la Dirección General de la publicación la posi- en este orden: apellido, inicial del nombre del autor.
bilidad de variar dichos límites. Mes y año de la publicación entre paréntesis. Título del
C. Se dará preferencia a los trabajos de investigación que artículo. Nombre de la revista en cursivas. Número o
no hayan sido publicados con anterioridad. Los artícu- volumen y número de páginas del artículo.
los no deben pasar de unas 25 páginas y serán recibidos
en formato de Microsoft Word, en páginas tamaño 8 ½

180
J. Para el uso de citas se requiere el formato APA. A con- Apellido, A. A., Apellido, B. B. & Apellido, C. C.
tinuación se muestran algunos casos: (Año de publicación). Título del documento: sub-
título (Edición). Lugar: Editorial.
I. Cuando la cita directa o textual es corta (menos de 40
palabras), se coloca integrada al texto del informe, en- b) Artículo de publicaciones periódicas: Autor, A.,
tre comillas, siguiendo la redacción del párrafo donde Autor, B. & Autor, C. (Año de publicación mes /
se hace la cita. mes). Título del artículo. Título de la publicación
periódica, Vol., (núm.), página inicial - final.
Por ejemplo:
c) Revista en formato electrónico:
En el proceso de la investigación, “no se debe empezar
a escribir hasta que uno no haya completado el estu- Autor, A., Autor, B. & Autor, C. (Año de publica-
dio.” (Acosta Hoyos, 1979, p. 107). ción mes/mes). Título del artículo. Título de la pu-
blicación periódica, Vol., (núm.), página inicial -
II. Cuando la cita directa o textual es de 40 o más palabras, final. Extraído día mes, año, de [URL].
se cita en un bloque, sin comillas, a espacios sencillos,
dejando una sangría dentro del texto del informe.
Por ejemplo: 3. LOS PROCEDIMIENTOS
A. Aunque sólo las investigaciones o inventos reali- A. Se exige el envío de los artículos en formato digital a la
zados puedan alcanzar los derechos de autor que Vicerrectoría de Investigación, Extensión y Educación
concede la ley, entre investigadores siempre se Continua, a través del email, a la dirección electrónica:
respeta la prioridad que alguien ha tenido para
elegir un tema; ya que existen infinidad de pro- insudeinvestigacion@gmail.com.
blemas para investigar y de nada vale una compe- B. El Consejo Editorial someterá los trabajos recibidos a
tencia que no lleve a un mejor perfeccionamiento. un sistema de arbitraje a través de dos miembros del
(Acosta Hoyos, 1979, pp.16-17). Comité Científico (revisión por pares ciegos), quienes
III. Al final del documento se incluyen las referencias bi- examinarán cada artículo según criterios de pertinen-
bliográficas, si corresponde. Se ordenan alfabéticamen- cia, coherencia, aporte, calidad y estilo para decidir so-
te y se escriben según el formato APA. A continuación bre la conveniencia de su publicación. En el proceso de
se muestran algunos ejemplos: evaluación se mantiene el anonimato de los evaluado-
res puesto que su selección es secreta y se mantiene el
a) Libros y folletos: anonimato del autor enviando el material ciego, a saber
borrando toda información que pueda identificarlo.

181
C. El proceso de evaluación comienza con la selección para su reproducción, en otras ocasiones, por cual-
de los expertos sobre el tema en cuestión, luego se les quier medio, en cualquier soporte y en el momento
envía el artículo con un formato de dictamen corto y que lo considere conveniente, siempre que el autor sea
preciso pero a la vez flexible. informado y esté de acuerdo con los fines de la repro-
ducción y se haga expresa la referencia a la autoría del
D. El Comité Editorial remite a los autores de forma anó- documento.
nima las opiniones y recomendaciones sobre el artí-
culo. El resultado de la revisión puede ser que: a) el
artículo no debería publicarse, b) el artículo puede pu-
blicarse con las modificaciones sugeridas, o c) el artí- 4. DIRECCIÓN DE LA REVISTA
culo puede publicarse en la versión original. Revista Científica Seguridad, Ciencia & Defensa, Institu-
E. Los autores dan permiso para que sus trabajos sean to Superior para la Defensa “General Juan Pablo Duarte y
publicados en la versión electrónica de la revista que Díez” (INSUDE). Avenida 27 de Febrero, Esquina Aveni-
aparece en la página web del INSUDE. da Luperón, Santo Domingo, Distrito Nacional, República
Dominicana.
F. El Comité Editorial de la publicación se reserva el de-
recho de no publicar un artículo que no haya sido en- Tel: 1-809-531-2971
tregado a tiempo y valorar las posibilidades de publi- Email: Info@insude.mil.do
carlo en un próximo número.
Versión electrónica de la Revista Científica Seguridad,
G. Los artículos que no se ajusten a lo establecido serán Ciencia & Defensa:
devueltos hasta tanto cumplan con los requisitos seña-
lados. www.insude.mil.do

H. El envío de una colaboración para su publicación im-


plica, por parte del autor, la autorización al INSUDE

182
COLOFÓN

La presente edición de Seguridad, Ciencia &


Defensa, volumen I, N° 1, año 2015
del Instituto Superior para la Defensa
“Juan Pablo Duarte y Díez” (INSUDE)
fue impresa en el mes de diciembre de 2015
en los talleres gráficos de Editora NOMARA.

La edición consta de 500 ejemplares.


Santo Domingo, República Dominicana.

183
MINISTERIO DE DEFENSA

INSTITUTO SUPERIOR PARA LA DEFENSA


GENERAL JUAN PABLO DUARTE Y DÍEZ
(INSUDE)
ISSN: 2413-869X
Impreso
184 en los talleres Nomara.