You are on page 1of 36

UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ

UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ

UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA


ADMINISTRACIÓN

LIDERAZGO POLÍTICO EN EL
GOBIERNO

PRESENTADA POR.

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR

PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS

PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON

QUISPE QUISPE MARCIAL

HUANCAYO – PERÚ

2018

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 1


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

INTRODUCCION
Tras la designación del general Oscar Benavides como el sucesor de
Sánchez Cerro, el panorama político cambió pasando de un gobierno deslegitimado
por su carácter autoritario y represivo, a un régimen que tenía como objetivo
principal en el frente interno aquietar la atmósfera violenta que habían adquirido las
luchas políticas, y en el externo resolver un conflicto con un país vecino como
Colombia; de ahí que la misión del nuevo gobernante haya sido de una gran
responsabilidad, debido a lo cual su manejo político debía ser muy cauto y sagaz,
desde mucho antes se aplicaba el concepto de liderazgo político.

Para nuestra sociedad, la ley es un instrumento de sometimiento, no de


empoderamiento con equidad. No nos libera sino que nos subyuga. Consideramos
que no hay nada más convocante, más inclusivo, más acogedor que una ley que
empodera. Puede, pues, que ese sea el espacio para la feminidad en el liderazgo
público. Como sociedad no nos preocupamos por el cumplimiento de la ley. Basta
pensar en las amnistías y exoneraciones, tributarias, electorales y penales, con las
que premiamos al que incumple y castigamos al puntual, expropiándonos a todos la
igualdad ante la ley. En el Perú, no cuidamos la adecuada implementación de la ley.
Solo se necesita revisar los proyectos de ley presentados en el Congreso. En su
fundamentación, en la sección referida al análisis costo-beneficio de la norma
suelen indicar: “no genera costos para el Estado” o “no genera gastos al
presupuesto de la República”, como si ese fuera el único costo que una norma
acarrea a la sociedad y que debe ser tomado en cuenta. Se deja de lado el costo
de quienes tenemos que cumplirla y adecuar nuestras actividades para el
cumplimiento de una nueva norma.

La presente investigación consta de dos capítulos, el primer capítulo donde


se describe el liderazgo, gobierno y política. El segundo capítulo describe el
liderazgo político en el gobierno, y lo que se requiere en el país.

El equipo.

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 2


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

ÍNDICE

INTRODUCCION ............................................................................................................... 2
ÍNDICE .............................................................................................................................. 3
CAPÍTULO I: ...................................................................................................................... 5
1.1. LIDERAZGO. ....................................................................................................... 5
1.1.1. Habilidades relacionadas con la eficacia del liderazgo. ................................ 6
1.1.2. Las características de liderazgo.................................................................... 6
1.1.3. Habilidades básicas para conducir y motivar a las personas de la
organización. .............................................................................................................. 7
1.1.4. Estilos de liderazgo..................................................................................... 12
1.1.5. Visión ampliada del liderazgo ..................................................................... 13
1.2. POLÍTICA. ......................................................................................................... 15
1.2.1. La política y sus perspectivas. .................................................................... 16
1.2.1.1. La política como acción dirigida al bien común ....................................... 16
1.2.1.2. Poder político y poder social ................................................................... 16
1.2.1.3. La política como conflicto. ....................................................................... 17
1.2.1.4. La política como acción de gobierno. ...................................................... 17
1.2.2. La política y el marketing. ........................................................................... 18
1.3. ESTADO Y GOBIERNO. ................................................................................... 19
CAPÍTULO II .................................................................................................................... 21
LIDERAZGO POLÍTICO EN EL GOBIERNO ................................................................... 21
2.1. LIDERAZGO POLÍTICO. ................................................................................... 21
2.1.1. Ciclo del liderazgo político .......................................................................... 22
2.1.2. Elementos básicos...................................................................................... 24
2.1.3. Proceso de construcción social del Liderazgo Político. ............................... 25
2.1.4. Características de los líderes: ¿quién y cómo es el líder? .......................... 25
Ecuación Personal del Liderazgo. ............................................................................. 25
2.1.5. Contexto: ¿en qué circunstancias se desarrolla el proceso del liderazgo? . 25
2.1.6. Seguidores: ¿cuántos, quiénes y cómo apoyan al líder? ............................ 26
2.1.7. Dos tipos de líderes políticos ...................................................................... 27
2.1.8. Ética en el liderazgo político ....................................................................... 28
2.1.9. Pasos para un buen liderazgo político ........................................................ 29
2.1.10. Importancia del liderazgo político ........................................................... 30

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 3


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

2.1.11. Importancia del liderazgo político ........................................................... 30


2.2. LIDERAZGO POLÍTICO QUE SE REQUIERE. .................................................. 30
2.2.1. ¿Qué principios deben inspirar la gestión del nuevo liderazgo?.................. 31
2.2.2. ¿Cuáles son las condiciones para el éxito de un liderazgo como el
propuesto?................................................................................................................ 32
CONCLUSIONES ............................................................................................................ 34
BIBLIOGRAFÍA ................................................................................................................ 36

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 4


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

CAPÍTULO I:

1.1. LIDERAZGO.

Un marco conceptual es una sección que describiremos en el presente


documento del ámbito académico que detalla los modelos teóricos,
conceptos, argumentos e ideas que se han desarrollado en relación al tema
a presentar del liderazgo político en el gobierno electrónico.

Liderazgo: “Es la capacidad para influir de forma no coercitiva en los


miembros de un grupo para que estos orienten sus esfuerzos hacia
una tarea común de forma voluntaria y entusiasta”. (Weihrich, 1996).

"Liderazgo es la influencia interpersonal ejercida en una situación,


dirigida a través del proceso de comunicación humana a la
consecución de uno o diversos objetivos específicos" (Chiavaneto,
2008).

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 5


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

1.1.1. Habilidades relacionadas con la eficacia del liderazgo.

Están resurgiendo nuevas clasificaciones que agrupan diversos rasgos


y competencias. Las investigaciones han identificado ciertas
habilidades relacionadas con la eficacia del liderazgo, entre ellas:

 El impulso o la motivación íntima para perseguir objetivos.


 La motivación para liderar, es decir, utilizar el poder social para
influir en las personas.
 La integridad, que incluye la confianza y la voluntad para
convertir las palabras en acciones.
 La confianza en uno mismo para impresionar a las personas y
poder contar con ellas.
 La inteligencia, que por lo general se refiere a las habilidades
para procesar información, analizar opciones y descubrir
oportunidades.
 El conocimiento del negocio, para que las ideas generadas
ayuden a la organización a sobrevivir y tener éxito.
 La inteligencia emocional, basada en una personalidad capaz
de analizarse, con gran sensibilidad para entender las
situaciones y la habilidad para adaptarse a las circunstancias.
(Chiavanato, 2009).

1.1.2. Las características de liderazgo

Entre las características de liderazgo que son indispensables para tener


éxito en la economía global destacan las siguientes:

1. Flexibilidad cultural. En los negocios internacionales, esta habilidad


se refiere a la atención y la sensibilidad hacia otras culturas. Aun en
las organizaciones nacionales, esta habilidad es crítica para tener
éxito, debido a la creciente diversidad. Los líderes deben ser
capaces no sólo de administrar, sino también, y sobre todo, de

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 6


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

reconocer y apreciar el valor de las diferencias en las


organizaciones.
2. Habilidades para la comunicación. Los líderes eficaces son diestros
para comunicar, sea de forma escrita, oral o no verbal.
3. Habilidades relacionadas con las personas. Dado que las personas
forman parte de la eficacia del liderazgo, el líder debe ser capaz de
crear un clima de aprendizaje, diseñar y dirigir programas de
capacitación, transmitir información y experiencias, permitir el
acceso a los resultados, ofrecer asesoría para el desarrollo
profesional, promover el cambio organizacional y adaptar el material
del aprendizaje.
4. Creatividad. La capacidad de solucionar problemas, innovar y crear
es una ventaja competitiva en el mundo actual. El líder no sólo debe
ser creativo, sino también generar un clima que fomente la
creatividad de los demás.
5. Aprendizaje autodirigido. Esta habilidad se refiere a la necesidad de
adquirir nuevos conocimientos y habilidades en forma continua. En
tiempos de transformaciones drásticas y competitividad global, los
líderes deben cambiar permanentemente y tener capacidad de
aprender solos. (Chiavanato, 2009).

1.1.3. Habilidades básicas para conducir y motivar a las personas de la


organización.

El líder debe poseer ciertas habilidades básicas para conducir y motivar


a las personas de la organización, por ejemplo:

1. Habilidades de carácter: el líder demuestra integridad, conocimiento


de sí mismo, sensibilidad, congruencia entre sus acciones y sus
valores, equilibrio, autonomía, apertura y responsabilidad.
2. Habilidades para relacionarse: el líder se relaciona con las personas
por medio del diálogo, la inclusión social, el consenso, la búsqueda
de acuerdos, la realimentación constructiva y la solución de

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 7


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

problemas en colaboración. Las características humanas y


participativas, como brindar apoyo y el espíritu de equipo, son
esenciales. El líder debe saber cómo comunicarse de forma oral,
escrita o no verbal. Además, debe saber cómo crear un clima de
aprendizaje, transmitir intensamente información y experiencias,
evaluar los resultados y proporcionar realimentación, brindar
asesoría para el desarrollo profesional y ser agente de cambio
organizacional.
3. Habilidades para la mediación: el líder transforma conflictos en
oportunidades mediante la honestidad y la empatía, la confrontación
fructífera, el valor para disentir, el aprecio por la diversidad, la
inteligencia emocional, la empatía, la negociación basada en los
intereses y la resolución de conflictos.
4. Habilidades cognitivas: el líder, fuente de orientación y enseñanza,
favorece la comprensión, la imaginación, la intuición, el buen juicio,
la innovación, el razonamiento crítico, la resolución de problemas
paradójicos y la planeación estratégica revolucionaria. Debe
fomentar el espíritu emprendedor para resolver problemas en forma
creativa y así lograr una ventaja competitiva. El líder no sólo debe
ser creativo, sino también generar un clima que fomente en los
demás la creatividad y la innovación.
5. Habilidades de decisión: el líder es un mediador que motiva a las
personas a actuar, involucra a los demás, forma alianzas, desarrolla
talentos, inspira pasión y atribuye facultades de toma de decisión.
Además, tiene la necesidad de adquirir continuamente
conocimientos y habilidades. Debe desarrollar la capacidad de
aprender solo.
6. Habilidades para la acción: el líder compromete a las personas a
lograr cambios radicales con dedicación, responsabilidad,
autocorrección, preocupación por la calidad, compromiso,
perseverancia y evaluación de resultados. Debe mantener el orden

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 8


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

y la racionalidad para administrar el tiempo y tomar decisiones


razonadas. (Chiavanato, 2009).

En la práctica, los líderes eficaces son muy versátiles, pues utilizan al


mismo tiempo un arsenal de capacidades personales e interpersonales,
las cuales se apoyan en forma recíproca.42 Desde el punto de vista de
las habilidades personales, el líder eficaz debe procurar que tres
aspectos importantes sean compatibles:

1. Manejar la tensión del quehacer diario. El líder debe ser capaz de


trabajar en un ambiente de tensión creativa y equilibrar elementos
estresantes, es decir, moderar algunos que influyen de forma
negativa en el aprendiz y estimular otros que le ayudan a lograr
objetivos. También debe hacer sentir la urgencia del cambio y la
innovación, y, al mismo tiempo, suavizar esa premura para no
sobrecargar al aprendiz. Además, debe administrar su propio tiempo
y la delegación de responsabilidades a sus subalternos.
2. Desarrollar la atención. El líder define y redefine valores y
prioridades, identifica su estilo de comportamiento y evalúa las
actitudes de las personas ante el cambio que pretende motivar.
3. Resolver creativamente los problemas. El líder utiliza un enfoque
racional o uno creativo para solucionar los problemas, de acuerdo
con la naturaleza de éstos. En general, hace más hincapié en el
enfoque creativo para fomentar la innovación en las personas.
(Chiavanato, 2009).

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 9


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

Figura 1. Modelo de liderazgo basado en las habilidades personales.


Fuente: Chiavanato, I. (2009). Comportamientoorganizacional, La dinámica del éxitoen las
organizaciones. Mexico: Mc Graw Hill.

Desde el punto de vista de las habilidades interpersonales, el líder debe


saber crear su propio espacio para:

1. Adquirir poder e influencia. El líder debe adquirir poder y ejercer


influencia y, después, atribuir facultades a las personas que están
bajo su orientación, de modo que pueda repartir ese poder y
proporcionarles mayor responsabilidad y autonomía. Ésta es una
habilidad fundamental para el liderazgo.
2. Comunicarse para brindar apoyo. El líder debe saber cómo
comunicarse por las dos vías (lo cual incluye saber escuchar a las
personas, facilitar su comunicación, entender sus problemas y
puntos de vista) a efecto de aconsejarlas y orientarlas. Incluye
también la expresión de ideas y puntos de vista, la transmisión de
información, conocimientos, experiencias y expectativas. La
comunicación es otra habilidad fundamental para el liderazgo.

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 10


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

3. Motivar a las personas. El líder debe diagnosticar el desempeño de


los individuos, crear un ambiente agradable y motivador y
recompensar el buen desempeño a fi n de reforzarlo e incentivarlo.
La motivación de las personas es otra habilidad fundamental para el
liderazgo.
4. Administrar conflictos. El líder debe identificar las causas y el origen
de posibles conflictos en su equipo, escoger las estrategias
adecuadas para resolverlos correctamente y administrar posibles
confrontaciones a efecto de reducir al mínimo posible las
consecuencias negativas de situaciones conflictivas (tensión
emocional y estrés) y aprovechar al máximo sus consecuencias
positivas (identificación con el grupo y afiliación grupal) para obtener
el esfuerzo en cooperación. En otros términos, debe utilizar los
conflictos, que son situaciones inherentes a la vida organizacional,
para conseguir la colaboración y la cooperación de las personas.

Figura 2. Modelo de liderazgo basado en las habilidades interpersonales.


Fuente: Chiavanato, I. (2009). Comportamientoorganizacional, La dinámica del éxitoen las
organizaciones. Mexico: Mc Graw Hill.

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 11


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

1.1.4. Estilos de liderazgo.

a) El liderazgo autocrático. El líder fi ja las directrices y centraliza el


poder y la toma de decisiones. En pocas palabras, decide, informa
al grupo lo que debe hacer y lo supervisa de cerca. El líder es
dominante y personal en los elogios y las críticas al grupo.
b) El liderazgo liberal (laissez-faire). El líder tiene una participación
mínima, su supervisión es muy distante, otorga total libertad para las
decisiones grupales o individuales y no intenta evaluar o regular las
acciones del grupo.
c) El liderazgo democrático. El líder esboza las directrices, fomenta la
discusión y la participación del grupo en las decisiones y
descentraliza la autoridad. El líder conduce y orienta al grupo y se
limita a los hechos cuando hace elogios o críticas.

Figura 3. Los tres estilos de liderazgo.


Fuente: Chiavanato, I. (2009). Comportamientoorganizacional, La dinámica del éxitoen las
organizaciones. Mexico: Mc Graw Hill.

Investigación de la Universidad de Michigan En la década de 1940,


investigadores de la Universidad de Michigan hicieron un estudio sobre

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 12


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

el liderazgo para identificar las pautas que producen un desempeño


eficaz. Se entrevistaron con grupos de alto y bajo rendimiento de
diferentes organizaciones y encontraron dos formas básicas de
liderazgo:

a) Liderazgo centrado en el empleado. Se enfoca en las relaciones


humanas en el trabajo.

b) Liderazgo centrado en la producción. Se concentra en los resultados


del trabajo.

Tabla 1. Diferencias entre la orientación a las tareas o a las personas

LIDERAZGO ORIENTADO A LAS LIDERAZGO ORIENTADO A LAS


TAREAS PERSONAS
• Comportamiento orientado a • Comportamiento orientado a
finalizar el trabajo apoyar y a ayudar a las personas en
• Planea y establece cómo se el trabajo.
desempeñará el trabajo. • Apoya a los subordinados y les
• Atribuye la responsabilidad de las cuida las espaldas.
tareas a cada individuo. • Desarrolla relaciones sociales con
• Define con claridad las normas de los subordinados.
trabajo. • Respeta los sentimientos de las
• Procura completar el trabajo. • personas.
Monitorea los resultados del • Es sensible a las necesidades
desempeño. individuales.
• Se preocupa por el trabajo, los • Muestra confianza en los
métodos, los procesos, las reglas y seguidores.
los reglamentos. • Se preocupa por las personas y por
sus sentimientos, aspiraciones y
necesidades.
Fuente: Chiavanato, I. (2009). Comportamientoorganizacional, La dinámica del éxitoen las
organizaciones. Mexico: Mc Graw Hill.

1.1.5. Visión ampliada del liderazgo

Como muestra la figura 4, el líder debe ser capaz de hacer muchas


cosas al mismo tiempo: escuchar, comunicar, mejorar las relaciones
con los subordinados, aconsejar, resolver problemas y tomar decisiones
en forma participativa. Esto significa que él debe poner atención en
varios aspectos al mismo tiempo. Debe ser simultáneamente
explorador, organizador, controlador y orientador. Casi siempre alguna

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 13


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

de estas vertientes predomina y marca el comportamiento de líder. El


liderazgo tiene diversos grados y alcances; puede ser plano y superficial
o puede ser profundo e intenso. Puede tener una perspectiva estrecha
y precisa o un enfoque amplio y general. Su adecuación debe tomar en
cuenta varios aspectos, como la organización, su estructura y cultura,
el ambiente de negocios, la tecnología y el proceso de trabajo, los
productos y los servicios ofrecidos y, principalmente, las personas
involucradas en las tareas de la organización. Así, el liderazgo requiere
una evaluación previa de la situación y del entorno. El grado de amplitud
y de profundidad depende de cada situación. Dado que todos estos
aspectos son cambiantes, es necesario fortalecer el entorno del
liderazgo dentro de la organización (y fuera de ella, lo que involucra a
proveedores, distribuidores y clientes). El liderazgo fue hecho para el
cambio. Así, además de buscar profundidad y el alcance, el liderazgo
debe concentrarse en aspectos básicos como las personas, el
aprendizaje, las competencias, el desempeño, los resultados y el futuro.
De ello dependerá su éxito.

Figura 4. El vaivén del liderazgo


Fuente: Chiavanato, I. (2009). Comportamientoorganizacional, La dinámica del éxitoen las
organizaciones. Mexico: Mc Graw Hill.

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 14


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

1.2. POLÍTICA.

La Política viene del griego Polys, el Estado-Ciudad que abarca tanto al


Estado como a la Sociedad Civil. Y si bien para Aristóteles en su obra La
Política, esa forma de asociación, el Estado-Ciudad era un hecho necesario
y natural, su organización y comportamiento, es decir, la Política, debía estar
sometido a ese conjunto de normas reguladoras de su conducta.

La Política, para Aristóteles, es el arte del bien común, por lo mismo, un


ejercicio obligatorio para todo ciudadano ateniense que como tal debía
participar en el reflexionar y en el quehacer de la polys griega. De esta
manera la Política no estaba reservada solamente a una cúpula, sino que era
parte normal del quehacer de todo ciudadano, cualquiera fuera su función en
la sociedad y en el Estado. (Aristoteles).

“El mundo moderno día a día se fue alejando cada vez más de los
presupuestos morales en el quehacer político; cada día la Política se
transforma en un valor en sí mismo y no en algo subordinado y
sustentado sobre los principios morales, y cada día sus errores y
horrores involucran a la humanidad en un torbellino que pareciera a
veces indetenible. La crisis de la Política, al menos en su sentido
clásico, es mundial, y, a mi modo de ver, uno de los factores más
importantes de la crisis de la modernidad. Quizás es en la Política
donde más se ha visualizado la crisis de la modernidad. El mundo ha
visto la crisis de las ideologías, de la Política, de la Ética y de los
sistemas, consecuencia de lo que algunos llaman la crisis global del
racionalismo. Estos arquetipos entraron en crisis profunda, la que se
expresa tanto en la devaluación del pensamiento filosófico, político y
sociológico como en la devaluación de la idea misma de modelo y de
arquetipo. Al devaluarse la idea de formulación global, del cómo debe
ser la Política, el partido y la sociedad, se devaluó la ideología como
sustento teórico del accionar político. La ideología se erosiona en tanto
que ella elabora un modelo al cual la acción política debe sujetarse y

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 15


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

la realidad someterse. Esta crisis ha hecho volver los ojos a los griegos
y a ciertos valores que ellos sustentaron” (Serrano Caldera, 2003).

1.2.1. La política y sus perspectivas.

1.2.1.1. La política como acción dirigida al bien común

Concepto de bien común no se acompaña de la correspondiente


claridad que no es nada fácil de alcanzar. Ocurre con la idea de bien
común en el orden político lo que sucede con la de justicia en el orden
jurídico, que la tarea de su definición deviene imposible. Es, en efecto,
difícil alcanzar una comunis opinio sobre la idea de bien común o de
justicia de modo que se obtenga de una vez por todas y para siempre
el paradigma respecto del que juzgar sus concreciones históricas en
las situaciones que conocemos. (Solozabal Echevarria, 1984).

1.2.1.2. Poder político y poder social

Aunque obviamente el poder político es una variedad del poder !a


reflexión general sobre este concepto no nos lleva muy lejos: Russell,
en efecto, define el poder como «la capacidad de producir los efectos
deseados» y para Hobbes el poder no es otra cosa que «el conjunto
de medios presentes para asegurar un bien cierto y futuro». Sin
embargo, esta doble: aproximación conceptual, apenas si resulta de
interés para nosotros en razón de su indeterminación parece alcanzar
tanto la capacidad de disposición sobre voluntades humanas como
sobre cosas y además porque quizá sobrevalora el aspecto intencional
de las relaciones de poder. De modo que si lo que pretendemos es
arrojar luz sobre la idea de poder político quizá liaremos bien
concentrando nuestra atención sobre una variedad más próxima la de
poder social que elude la indeterminación del anterior enfoque general
y que puede con idearse el género próximo de la categoría que nos
interesa. (Solozabal Echevarria, 1984)

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 16


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

1.2.1.3. La política como conflicto.

La importancia del conflicto en la actividad política resulta de nuestra


propia definición de la política, concebida como la actividad
relacionada con la adopción de decisiones autoritarias se entiende
entre opciones enfrentadas sobre el modo de vida de la comunidad.
Sin embargo, aunque todos los enfoques políticos acaben refiriéndose
al conflicto, es muy diferente el juego que él mismo desempeña en
cada uno de ellos. Así mientras para la perspectiva fascista la política
es el propio conflicto, que se realiza verdaderamente y cuya idea se
alcanza modélicamente con la guerra; para el marxismo la política es
el camuflamiento o la disimulación del conflicto, lo que hace que éste
pueda soportarse sin destrozar violentamente la sociedad; y para el
pluralismo la política consiste en la resolución pacífica de los
conflictos. (Solozabal Echevarria, 1984)

1.2.1.4. La política como acción de gobierno.

La expresión politics se refiere al proceso de conflicto, negociación,


imposición, transacción, etc. en virtud de la cual se impone una
decisión o línea de decisiones policy como autoritaria en una
comunidad. Lo normal es que la policy sea consecuencia de un
programa o conjunto de propuestas articuladas o plan político para
una comunidad congruente con determinada ideología o modo de
concebir la convivencia, la organización del status vivendi en una
sociedad. A su vez el programa político se encontrará sustentado en
determinada cosmovisión o concepción general del mundo, llámese
filosofía de la vida, ideología general o como se quiera. (Solozabal
Echevarria, 1984).

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 17


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

1.2.2. La política y el marketing.

Según su definición más amplia, mercadeo político es la utilización de


técnicas y conceptos del marketing comercial en política. Así, la relación
entre una empresa y sus clientes, que realizan transacciones de
productos o servicios por una retribución monetaria, se extrapola a la
relación partido político/gobierno – ciudadano: este da su voto o sus
impuestos a cambio de la implementación de un plan de gobierno o de
servicios públicos. Pero además, como afirma Jennifer Lees
Marshment:

“Los partidos no solo usan técnicas de marketing para venderse o


vender sus propuestas: las usan para decidir qué ofrecer al público,
qué políticas adoptar, qué líderes seleccionar para presentar mejor
esas políticas y cómo comunicarlas de la manera más efectiva (…)
Los partidos que actúan como negocios usan la inteligencia de
mercado para diseñar el producto político que ofrecen, volviéndose
orientados al mercado (o al votante) más que simplemente
orientados a la venta” (Patron Galindo, 2015).

Uno de los grandes problemas que enfrenta el Perú es la falta de una


cultura democrática, lo que acaba minando nuestras débiles
instituciones políticas.11 Esto no solo constituye una barrera para las
agrupaciones políticas al relacionarse con los electores, sino además
una amenaza para la consolidación de la democracia en el país. Como
afirma Romeo Grompone (2001), cuando el régimen de Fujimori
colapsó en 2000 los partidos de oposición y los movimientos sociales
que lucharon contra él no estaban listos para tomar el poder. De
acuerdo con este autor, esta situación fue diferente a la de países como
Brasil, Chile o Uruguay en sus transiciones hacia la democracia. En
Chile, por ejemplo, los partidos políticos analizaron sus propios errores
en lugar de solo culpar al régimen durante la dictadura de Pinochet.

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 18


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

Renovaron sus propuestas y entendieron la importancia de alcanzar


acuerdos estratégicos entre sí. (Grompone, 2001). Esta estrategia
mostró sensibilidad hacia lo que los ciudadanos buscaban.

1.3. ESTADO Y GOBIERNO.

Hay tres conceptos de la política, Estado, gobierno y nación, imprescindibles


para entender la estructura de las instituciones, que a veces se mezclan y
confunden, conduciendo a efectos perniciosos sobre la vida en sociedad.

La definición más tradicional de nación, presentada en las enciclopedias o


diccionarios de ciencias políticas, conceptúa a la misma como una población
asentada en un territorio, casi siempre unida por un lenguaje y una cultura,
con un sentido de identidad diferenciado de otras naciones.

Por Estado entendemos el conjunto de instituciones públicas que regulan la


vida de un país, que se instituye sobre los intereses y voluntades particulares.
Así, el Estado es la organización política soberana de una sociedad
establecida en un territorio determinado, bajo un régimen jurídico, con
independencia y autodeterminación, con órganos de gobierno y de
administración.

Según Max Weber, “el Estado como una asociación política debe ser
definido en términos de los medios que no son los fines. A pesar de
que el uso de la fuerza no es el único expediente abierto que tiene el
Estado, constituye su método particular. Mientras tanto, como el uso
de la fuerza, en tanto legítimo, no es limitado a las organizaciones
políticas, es necesario otro elemento básico para definir el Estado la
territorialidad”.

Por gobierno entendemos una administración transitoria del Estado. El


gobierno está constituido por las instituciones (y los funcionarios que las
integran) que tienen a su cargo temporariamente la conducción y el

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 19


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

funcionamiento del Estado. La característica más importante del gobierno es


la posesión durante su mandato del poder público; es decir, de la suficiente
autoridad para exigir el cumplimiento de las normas legales, incluso mediante
el empleo de la fuerza, y, llegado el caso, imponer el correspondiente castigo.

En términos generales se acepta que “el gobierno es la organización


que representa al Estado para el cumplimiento de sus objetivos y
metas” (Castelazo, 2007).

Existe una diferencia fundamental entre ambos: el Estado es permanente, en


tanto que el gobierno es temporal; el Estado prevalece sobre cualquier
circunstancia, mientras que el gobierno cambia según las circunstancias
políticas. La voluntad del Estado se expresa por medio de las instituciones
(Constitución, leyes, etc.) y sus agentes son los que componen esas
instituciones e imponen su observancia. Estos agentes del Estado
constituyen el gobierno.

Política en el Perú

La población del Perú, cuya denominación oficial es República del Perú, está
organizada bajo un Estado, conformado con base en la Constitución política
del Perú aprobada en 1993 mediante referéndum, promulgada a finales de
ese mismo año y vigente desde el 1 de enero de 1994.

Las directrices dictadas por la Constitución permiten un amplio espectro de


posibilidades y posturas políticas. Si bien el artículo 58° de la Constitución
señala que el Perú se rige bajo una economía social de mercado, donde la
iniciativa privada es libre y el Estado asume un rol regulador, las prácticas
políticas dependen de la iniciativa del gobierno de turno.

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 20


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

CAPÍTULO II
LIDERAZGO POLÍTICO EN EL GOBIERNO

2.1. LIDERAZGO POLÍTICO.

El liderazgo político se desarrolla mediante la interacción entre líderes y


seguidores dentro de las circunstancias históricas que rodean a ambos.

Esta interacción (comunicación) conforma un entramado de significados,


normas y relaciones de poder que vinculan a líderes y seguidores.

Dicha interacción implica un proceso de construcción social, en función del


cual el líder y sus seguidores se socializan, legitiman e institucionalizan sus
prácticas sociopolíticas.

Por tanto, se puede entender el liderazgo como un proceso de construcción


social en el que los actores implicados se socializan, legitiman e
institucionalizan. (Gonzales, 2015).

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 21


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

Para el Acuerdo Nacional plantea:

 Proponer condiciones que hagan efectivo el liderazgo del gobierno


nacional y de los gobiernos regionales y locales en lo que se refiere a
la construcción de alianzas estratégicas con el sector privado y la
sociedad civil para la promoción de las inversiones.

2.1.1. Ciclo del liderazgo político

La propuesta que se describe, busca que el modelo de estructura del


ciclo del liderazgo político sea más dinámica, comprensible y sobre
todo, que esté articulada dentro de un sistema cuyo escenario es
caótico e inestable; propio de los sistemas políticos no consolidados o
en procesos de consolidación.

En dicho sentido, el caos y la inestabilidad será la pauta que acompañe


todo el ciclo del liderazgo político, ya sea en los ámbitos internos: al
interior de las organizaciones partidarias, de las estructuras de gobierno
y de las organizaciones sociales de un Estado; o en ámbitos externos:
entre los Estados, en la sociedad civil internacional, en los organismos
internacionales gubernamentales y en las relaciones internacionales.
(Congreso de la Republica, 2014).

El modelo del ciclo del liderazgo presenta en su estructura cuatro fases


que son consecutivos:

A. Surgimiento

Es la etapa de gestación de nuevos liderazgos políticos. Los


potenciales líderes cristalizan sus objetivos al entrar en
escenarios públicos y partidarios con discursos
reorganizadores, salvadores, libertarios, modernistas,
ordenadores, nacionalistas, ambientalistas, justicieros; en
búsqueda de acaparar seguidores y adeptos. Hay un índice
mayor de caos e inestabilidad del sistema político.

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 22


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

B. Crecimiento

El líder político ya tiene seguidores, adeptos y/o militantes; su


propuesta ha tenido eco en uno o varios sectores sociales. Los
medios se interesan por él; adquiere roles más formales en la
organización, entra en competencia, ejerce ciertos controles
sobre sus seguidores, entra en un proceso de aprendizaje de
cómo se operan desde dentro del sistema, los hilos del poder
político. Se reducen los indicadores de inestabilidad y caos. Es
la etapa de expansión del liderazgo político.

C. Consolidación

Es la etapa a la que todo aspirante a líder quiere llegar. El líder


tiene control de sus seguidores, al menos en su organización;
identifica y negocia cuotas de poder. Los medios y el líder se
necesitan mutuamente, saben cómo posicionase, es un
operador de los hilos del poder político; controla a la
competencia y a los competidores; goza de legitimidad. A mayor
consolidación disminuye el caos y la inestabilidad. El liderazgo
político ha llegado a su máxima expresión.

D. Decadencia

Es un proceso lento, medianamente lento o violento. Ningún


líder en surgimiento, en crecimiento o en consolidación se
escapa a esta fase. Hay resurgimiento de procesos caóticos e
inestables en el sistema, pérdida de reflejos, discursos
conservadores, reducción del control de la competencia, así
como pérdida o disminución de legitimidad. Los seguidores
migran, los medios se alejan. Es importante señalar que los
liderazgos políticos pueden extinguirse con el tiempo o
permanecer en un proceso de crecimiento y consolidación. En

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 23


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

el caso de la decadencia también se da el caso del


resurgimiento que genera un nuevo ciclo del liderazgo político.

2.1.2. Elementos básicos.

Elementos básicos para el estudio del liderazgo político: líder, contexto


y seguidores se influyen mutuamente.

Figura 5. Elementos básicos para el estudio del liderazgo político


Fuente: Gonzales, A. S. (2015). Obtenido de Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla (España):
http://docenti.unimc.it/armando.francesconi/teaching/2014/12794/files/pdf-del-seminario-del-prof.-
jose-francisco-jimenez

 Líderes: ¿quiénes y cómo son?, ¿qué rasgos destacan en su


personalidad?, ¿qué tipos de líderes existen?, ¿qué relaciones
mantienen con sus seguidores?
 Seguidores: ¿cuántos seguidores tiene el líder?, ¿qué tipos de
seguidores tiene el líder?, ¿qué tipo de relaciones existen entre
seguidores y líderes?
 Contexto: Antecedentes históricos; normas políticas vigentes;
cultura política; problemas sociales y políticos; correlación de
fuerzas políticas.

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 24


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

2.1.3. Proceso de construcción social del Liderazgo Político.

Proceso de construcción social del Liderazgo Político: relaciones de


interdependencia entre líderes y seguidores.

 Las interacciones entre líderes y seguidores implican que ambos


entren en relaciones de mutua dependencia.
 El líder ha de saber interpretar y satisfacer las demandas de sus
seguidores para tener la confianza de los segundos.
 Los seguidores también influyen en los líderes.
 Seguidores y líderes se socializan en coordenadas ideológicas
afines.
 Seguidores y líderes institucionalizan sus prácticas a través de
las instituciones en que participan unos y otros. (Gonzales, 2015)

2.1.4. Características de los líderes: ¿quién y cómo es el líder?


Ecuación Personal del Liderazgo.

 Personalidad: capacidades políticas y atributos del líder.


 Socialización del líder: familia, educación, relaciones de pares,
trabajo, acceso a instituciones (partidos, sindicatos, etc.),
trayectoria pública.
 Hábitus: forma en que cada sujeto incorpora las relaciones de
socialización, lo que implica esquemas de percepción y
evaluación de la realidad.
 Motivación y ambición personal.
 Comportamiento del líder: agenda, tareas y recursos.
 Liderazgo = Capacidades Políticas + Ambición Personal.
(Gonzales, 2015)

2.1.5. Contexto: ¿en qué circunstancias se desarrolla el proceso del


liderazgo?

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 25


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

 Cultura política: costumbres y valores sociopolíticos de los


ciudadanos.
 Constitución y leyes políticas: normas básicas del sistema
político.
 Instituciones públicas: pautas previsibles y consolidadas de
resolver problemas.
 Partidos políticos y Sistema electoral: actores políticos y pautas
de selección.
 Dinámicas y temas políticos: evolución concreta del sistema
político.
 Situación socioeconómica: indicadores económicos; PIB, paro,
nivel de vida, etc. (Gonzales, 2015)

2.1.6. Seguidores: ¿cuántos, quiénes y cómo apoyan al líder?

 Número de seguidores: número de sujetos que dicen seguir a un


partido político.
 Militantes de los partidos: número de militantes de los partidos.
 Simpatizantes de los partidos: número de individuos que declaran
simpatía hacia un partido.
 Votantes en una elección: número de votos a un partido en una
elección.
 Votantes fieles de los partidos: porcentaje de electores que votan
a un partido a lo largo de varias elecciones.  Seguidores del líder
en el partido: compañeros de partido que siguen al líder.
(Gonzales, 2015)

En general, existen dos tipos de seguidores, los seguidores pueden


ser:

 Seguidores idealistas: buscan satisfacer ideales políticos


(seguidores ideológicos). Buscan una satisfacción colectiva

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 26


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

moral-ética. Estos seguidores se relacionan con líderes


transformadores.
 Seguidores materialistas: persiguen compensaciones
materiales, como empleos, subvenciones, etc. Buscan una
satisfacción personal material.

Estos seguidores se relacionan con líderes negociadores. (Gonzales,


2015).

2.1.7. Dos tipos de líderes políticos

Según Burns (1978) y Nye (2011) se pueden identificar dos tipos de


líderes políticos:

A. Líderes transformadores: se basan en el poder blando, persuasión,


convicción y autoridad. Otorgan poder a sus seguidores; utilizan los
conflictos para que se tome conciencia sobre ellos. Movilizan el
poder para el cambio apelando a los ideales y valores de sus
seguidores. Se dan las siguientes condiciones:
 Existe iniciativa colectiva y compromiso moral-ideológico.
 Líderes y seguidores comparten altos niveles de motivación,
moralidad y objetivos comunes.
 El poder de los líderes proviene del mutuo apoyo para la
causa común (relación moral).
 Se da una transformación moral de los líderes y seguidores
en aras de un gran cambio.
B. Líderes transaccionales o negociadores: se basan en el poder duro,
la intimidación, la coacción y la fuerza. Motivan a sus seguidores
apelando a sus intereses particulares. Utilizan la recompensa, el
castigo y el interés personal. Se dan las siguientes condiciones:
 Iniciativa personal. Contactan con otros líderes y seguidores.
 Intercambio de cosas valiosas: dinero, votos, subvenciones,
confianza, etc.

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 27


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

 Conocimientos de recursos y objetivos de las partes durante


las negociaciones.
 Los acuerdos están siempre en proceso. Los acuerdos se
limitan a la satisfacción de objetivos concretos.

2.1.8. Ética en el liderazgo político

Las consideraciones éticas en el estudio del liderazgo político se


refieren a la vigencia de ciertos valores y principios en el ejercicio de
éste. Es sustancial dar una mirada ética al liderazgo. Primero, por el
grado de carencia en la realidad política de la presencia de liderazgos
con alto stock ético; y segundo, por la exigencia que deben tener las
sociedades de promover liderazgos éticos para luchar contra la
corrupción. En relación a esta exigencia es que se proponen ciertos
valores que deben ser concurrentes en un tipo ideal de liderazgo
político.

 La autenticidad, todo líder político que se precie y valore debe


actuar con autenticidad, debe de ser lo que aparenta, en los
gestos, en la sonrisa, en el abrazo y en los actos con sus
seguidores.
 La justicia, los comportamientos de los líderes políticos deben
estar orientados o dirigidos por el principio de la justicia, sea cual
fuere su concepción, pues tiene poder sancionador y articulan
intereses entre personas y entre grupos de interés.
 La honestidad. Elemento principal en la gestión de un buen
político, este debe actuar con honestidad, hablar con la verdad,
no comprometerse a realizar cosas imposibles de realizar.
 La transparencia, elemento ligado al principio anterior, pero que
tiene un componente de utilidad en el comportamiento necesario
de un líder político, este debe buscar que sus actos no escondan
intenciones ocultas, que su discurso no disfrace la realidad.

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 28


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

Hay más valores éticos que considerar, pero señalamos que para
nuestra realidad son imprescindibles ejercitar los valores mencionados.
(Congreso de la Republica, 2014)

2.1.9. Pasos para un buen liderazgo político

Se puede comprender mejor este proceso si elaboramos un


comportamiento modelo del líder político ideal. En dicho caso, el
proceso atravesaría por cinco pasos consecutivos:

1. Definir la realidad
El líder político responde a la pregunta: ¿dónde estamos? Tiene
sentido de la realidad política, identifica los problemas sociales y
políticos a resolver y las posibles soluciones.
2. Compartir una visión
Responde a la pregunta: ¿a dónde vamos? Construye una visión de
futuro y la comparte con sus seguidores en búsqueda de un mejor
destino. Es el ideario, doctrina, el pensamiento político, la visión de
Estado, de país y de comunidad, expresada en un documento guía.
No basta que el líder político sea realista sino también un soñador.
Debe saber formular estrategias múltiples.
3. Armar el equipo
Define con quienes hará el viaje. No hay viaje solitario, tiene que
organizar al equipo y darle los instrumentos para la acción, que en
gran parte es el programa de gobierno conectado a los lineamientos
políticos. El equipo técnico y político está dispuesto con sus mejores
recursos y organizado totalmente a emprender el camino.
4. Guiar al equipo
El líder dice “vamos” a sus seguidores, a su equipo de campaña, a
su equipo de gobierno; guía hacia su visión en la ruta correcta,
enseña el camino, da los primeros pasos, sabe mejor que nadie cuál
es el camino.
5. Celebrar los logros

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 29


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

Al llegar tarde o temprano a la meta u objetivos es preciso celebrar,


es una forma de constatar los logros de manera colectiva. Cada
meta lograda es un triunfo que refuerza a sus seguidores, su
liderazgo y su visión. Sabe apreciar sus errores para aprender a
corregirlos. Los buenos líderes políticos son eternos aprendices,
eternos facilitadores y eternos maestros. (Congreso de la Republica,
2014)

2.1.10. Importancia del liderazgo político

La producción y mantenimiento de liderazgo políticos en las


sociedades es fundamental para su para existencia, para lograr los
cambios y el desarrollo en distintos sentidos y ámbitos.

La existencia del liderazgo político y de su interiorización dentro de la


cultura política del Estado y de las diferentes nacionalidades, es un
elemento no solo necesario sino indispensable para el desarrollo
político, social, económico y cultural de los pueblos.

La propia complejidad de los acontecimientos mundiales, los cambios


de la ciencia y tecnología exigen a las naciones el surgimiento de
liderazgos políticos renovados y sobre todo con grandes capacidades
de adaptación a los procesos de cambio.

2.1.11. Importancia del liderazgo político

Se puede comprender mejor este proceso si elaboramos un


comportamiento modelo del líder político ideal. En dicho caso, el
proceso atravesaría por cinco pasos consecutivos:

2.2. LIDERAZGO POLÍTICO QUE SE REQUIERE.

 En primer lugar, uno que se inspire en el deseo, la convicción y el


compromiso de servir y no de servirse.

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 30


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

 En segundo lugar, uno que no se resigne a administrar los problemas,


sino a encararlos y resolverlos, lo que requiere visión, organización y,
sobre todo, valentía. Esta actitud debe plasmarse en un plan y una
estrategia, con objetivos y metas claras, y con indicadores que
permitan evaluarlos periódica y públicamente. (Caravedo, 2011)
 En tercer lugar, uno que cuente con capacidad técnica y que tenga la
convicción de que es necesario convocar el mejor conocimiento
científico y técnico disponible, tanto en los distintos ámbitos de la
seguridad como en el manejo de la cosa pública. Este liderazgo debe
entender que no hay política pública sin información veraz y oportuna.
El desafío de construir información para la gestión es especialmente
urgente en el ámbito de la seguridad. (Caravedo, 2011).
 En cuarto lugar, uno que entienda que la tarea solo se puede hacer en
equipo y concertando voluntades, tanto dentro del Ministerio del
Interior como entre las instituciones de la administración pública que
integran el Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana, en los distintos
niveles de gobierno. Esto puede sonar fácil, pero en la práctica es muy
difícil. Se requiere un liderazgo con capacidad para abordar
eficazmente la coordinación, que es fundamental para el éxito de las
políticas de seguridad. La concertación de voluntades que se requiere
no se limita al sector público, sino que obliga a involucrar al sector
privado, al no gubernamental y a la propia ciudadanía. (Caravedo,
2011)

2.2.1. ¿Qué principios deben inspirar la gestión del nuevo liderazgo?

 Uno, el personal es el recurso más importante y debe ser bien tratado,


bien formado y bien estimulado. Sin duda, hay que exigirle, y mucho,
y garantizar la integridad de su comportamiento. (Caravedo, 2011)
 Dos, la corrupción es el peor enemigo de las instituciones públicas y
la mejor forma de enfrentarlo es con transparencia, rendición de
cuentas, producción de información y fiscalización interna y externa,

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 31


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

así como con una gestión profesional y moderna. Pero ello no será
suficiente si no somos implacables en sancionar la inconducta y no
encubrirla, y en reconocer y premiar a quien destaca en el
cumplimiento de sus funciones. (Caravedo, 2011)
 Tres, los recursos no son escasos, sino mal administrados. Con
frecuencia se sostiene que el principal desafío en Interior es contar
con más recursos. En realidad, los recursos existen pero no se utilizan
bien. La corrupción es una de las explicaciones; la otra, la mala
gestión. (Caravedo, 2011)

2.2.2. ¿Cuáles son las condiciones para el éxito de un liderazgo como el


propuesto?

 Primero, estabilidad y continuidad política.


Estamos a mitad a casi la mitad de gobierno de Pedro Pablo Kuczynski
Godard. Hemos tenido, pues, 11 ministros de educación en siete años.
En menos de 15 años el Perú ha tenido 21 ministros del Interior.
¿Ustedes se pueden imaginar una empresa que cambia de presidente
del directorio y de gerente general cada ocho meses de manera
sostenida durante diez años? ¿Qué resultados se les puede exigir a
esos funcionarios? ¿Qué calidad de servicio proveerán esas
empresas?
Para impedir que sigamos así, es necesario que los presidentes de la
República, que nombran a los ministros del Interior, demanden para
estos los mismos estándares de integridad, trayectoria profesional y
capacidad técnica que exigen, por ejemplo, a los titulares de
Economía y Finanzas. Los cambios de ministros se sentirían menos si
el sector contará con un plantel de profesionales de alto nivel que diera
continuidad a las políticas. (Caravedo, 2011)
 Segundo, requerimos un papel más protagónico de las universidades
y los centros de investigación en la generación de conocimiento sobre
los problemas de seguridad y sobre las instituciones responsables de

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 32


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

ella, empezando por el Ministerio del Interior y la Policía Nacional. Sin


un conocimiento sólido de los problemas de seguridad no podemos
contar con políticas públicas exitosas. Las universidades y los centros
de investigación están llamados a llenar el vacío existente, que
actualmente es inmenso. (Caravedo, 2011)
 Tercero, se requiere contar con más cuadros técnicos para el diseño,
implementación y evaluación de las políticas gubernamentales ya sea
para sector educación, minería, salud, ect., tanto en el ámbito nacional
como regional y local. Se necesitan especialista, pero también muy
buenos administradores públicos. El desafío de las universidades
peruanas es formar a esos cuadros profesionales y técnicos que, hoy,
el país requiere con urgencia. (Caravedo, 2011)

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 33


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

CONCLUSIONES

 En las últimas décadas se ha modificado el concepto de liderazgo donde


describe que “Es la capacidad para influir de forma no coercitiva en los
miembros de un grupo para que estos orienten sus esfuerzos hacia una tarea
común de forma voluntaria y entusiasta” Ha pasado de ser una concepción
centrada en el rol de un individuo que posee capacidades especiales
(carisma) para conducir una organización o una sociedad, a otra en la que lo
mandante son los vínculos que se construyen y establecen entre las
personas que la conforman.
 Nuestro mundo se encuentra en transformación permanente. Las
organizaciones sociales (empresas, asociaciones civiles, centros educativos,
etc.) sobre las que se levanta una sociedad, son entidades vivas que se
redefinen constantemente a partir de las relaciones que desarrollan, de las
circunstancias que atraviesan, de los propósitos que se dan, de las normas
de las que se dotan y del sentido que las orienta. No son máquinas que se
pueden manipular. La nueva concepción del liderazgo depende de la riqueza
de las relaciones.
 El liderazgo moderno requiere de la colaboración de muchas personas; pero,
para que ello se pueda dar, los participantes deben sentirse libres para
expresar sus ideas. Cuando existe una pronunciada asimetría de poder ello
suele ser difícil. Más aún, en las organizaciones rígidamente jerárquicas la
lealtad es lo que más se valora. Solo cuando se promueve el disenso hay
libertad. Por lo general, las personas que asumen el rol de liderazgo no
gustan de los disensos. Para evitar confusiones es necesario distinguir entre
estar en desacuerdo e insubordinarse. Si la insubordinación expresa una
ruptura; la admisión de los disensos permite el despliegue de la creatividad
y, contra lo que podría ser una creencia generalizada, renueva la confianza.
 El liderazgo es la incitación a la transformación. Difiere de la gerencia
tradicional en la que lo que se busca es mantener el estatus y el orden. La
transformación es un continuo proceso de innovación, de dotación de nuevo

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 34


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

sentido, de creación. En el marco de una organización o de la sociedad, el


manejo de la tensión entre la incitación a la transformación y el
mantenimiento del estatus es crucial para su sostenibilidad. Admitir esta
tensión y manejarla adecuadamente requiere de un permanente desarrollo
personal, de la ampliación de la consciencia y de una reflexión constante.
Las nuevas concepciones de liderazgo plantean otras preocupaciones.
Cómo delegar, y distribuir poder dentro de las organizaciones y en la
sociedad. Cómo empoderar, a qué escala; si es total, que genere una nueva
forma de tomar decisiones; si es parcial, que provoque un cambio de actitud
sin afectar el sistema de toma de decisiones.

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 35


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ
UNIDAD DE POSGRADO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA ADMINISTRACIÓN

BIBLIOGRAFÍA
Aristoteles. (s.f.). La Politica. Madrid: Traduccion de Pedro Simon Abril.
Caravedo, B. (2011). ¿Qué tipo de liderazgo necesita el Perú? Lima: Universidad
del Pacífico.
Chiavanato, I. (2009). Comportamientoorganizacional, La dinámica del éxitoen las
organizaciones. Mexico: Mc Graw Hill.
Chiavaneto, I. (2008). Introducción a la teoría general de la administracion . Mexico:
Mc Graw Hill.
Congreso de la Republica, P. (2014). Congreso de la Republica Peru. Obtenido de
file:///C:/Users/USUARIO/Downloads/366419592-Democracia-Unidad-3.pdf
Gonzales, A. S. (2015). Obtenido de Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla
(España):
http://docenti.unimc.it/armando.francesconi/teaching/2014/12794/files/pdf-
del-seminario-del-prof.-jose-francisco-jimenez
Grompone. (2001). La obligación de una transición audaz. Cuestión de Estado, 27-
28.
Patron Galindo, P. (2015). Inclusión social, ¿nueva fase política en el Perú o eslogan
de campaña? PUCP, 4.
Serrano Caldera, A. (2003). Etica y Politica. Nicaragua: Friedrich Ebert.
Solozabal Echevarria, J. J. (1984). Una Nota Sobre el concepto de Politica. Estudios
Politicos, 137.
Weihrich, K. H. (1996). Administracion: una perspectiva global. Mexico: McGraw Hill.

CAPACYACHI PORRAS ESMERALDA PILAR 36


PEÑA PAUCAR JOSE CARLOS
PEÑALOZA QUINTANILLA JHON ANDERSON
QUISPE QUISPÉ MARCIAL