Вы находитесь на странице: 1из 5

El llamado a ser una 

Generación de Esperanza” 
Ministerio Jóven – División Sudamericana 

Propósito: Que todos los jóvenes, en su edad más 
vigorosa,  acepten  el  llamado  que  hace  Jesús  a 
nuestra Generación, el llamado para ser utilizados 
por Él para llevar Esperanza a los hombres. 

Texto: Lucas 5:1‐11 

INTRODUCCIÓN 
§  Este  tema  está  basado  en  la  experiencia  de  Pedro,  quién  ya  había 
aceptado  a  Jesús  como  el  Mesías  al  principio  del  ministerio  de  Cristo 
(Año 27 aproximadamente Juan 1: 41, 42). En esa ocasión fue su propio 
hermano Andrés quién lo llevó a conocer a Jesús. 
§  Sin  embargo,  habían  transcurrido  más  de  un  año  y  el  Señor  se  había 
dedicado  a  predicar  en  la  región  de  Galilea  pero  mayormente  en  un 
ministerio  solitario.  Durante  un  año  y  medio  Cristo  no  estaba 
acompañado de un forma directa con sus apóstoles. 
§  La historia que estudiaremos es muy importante porque es la bisagra de 
un  cambio  que  se  produce  en  el  ministerio  de  Cristo  y  esto  afectó  a 
varios discípulos, entre ellos Pedro y sus compañeros. 

DESARROLLO 

I.  Quien viven por Jesús. 
1.  Leamos el texto: Lucas 5:1‐3. 
2.  Esta  historia  presenta  a  un  grupo  de  personas  que  se  agolpan  a 
escuchar a Jesús. El Señor ya era conocido por la mayoría de la región. El 
Lago de Genesaret es el mismo mar de Galilea y el Señor en su primer 
año de  ministerio,  se  había dedicado  a  predicar  en  todas  las  ciudades 
que rodean el mar. Esto sucedió aproximadamente en el año 29. 
3.  Cristo  sube  a  una  barca  y  pide  que  se  la  retire  de  la  orilla  porque 
aprovechaba la amplificación que produce el agua más el viento, lo que
permitía que Jesús hablarle a miles de personas que se juntaban en la 
orilla.  En  este  caso  la  barca  que  tomo  era  de  Simón.  ¿Quién  era  este 
Simón?  …  Exacto  Pedro.  Ahora…  ¿Cómo  nos  imaginamos  a  Simón 
Pedro?  Muchos  formamos  una  imagen  de  los  apóstoles  por  lo  que 
vemos  en  las  películas  de  Jesús.  Hombres  de  más  de  40  o  50,  incluso 
hasta de 60 años. ¿Es correcto esto? Pensemos: 
a.Pedro murió en el año  67 (Ver el Diccionario Bíblico Adventista 
bajo  Pedro)  y  consideremos  que  tenía  aproximadamente  60 
años. Consideremos que era anciano pero no murió de viejo sino 
ejecutado‐  según  la  tradición  crucificado  boca  abajo‐.  Ahora 
bien. Si Pedro tenía 60 años en el año 67, cuantos tenía en el año 
29… Correcto, 22 años. Esto cambia tu imagen de Pedro, claro. 
b.  Ahora  piensa  en  este  dato.  Juan,  que  es  uno  de  los 
compañeros  de  Pedro  en  esta  historia.  El  murió  cerca  del  año 
100  con  80  o  90  años  de  edad.  Promediemos  en  85  ¿Cuanto 
tenía entonces Juan en el año 29?…. Asi es, aproximadamente 14 
años. 
4.  Pude  ser  que  nuestros  cálculos  no  sean  tan  exacto,  pero  no  varían 
mucho  con  respecto  a  la  época  de  la  vida  de  estos  discípulo  cuando 
sucedió  este  incidente.  Juan  y  Pedro  eran  jóvenes  cuando  estuvieron 
con  Jesús  y  recibieron  la  invitación  a  vivir  por  Jesús.  ¿Esto  te  llama  la 
atención? Por supuesto. ¡Es maravilloso! 
5.  Lo  cierto  es  que  no  difiere  a  lo  que  el  Señor  está  acostumbrado.  En 
varias ocasiones cuando Dios tuvo que hacer obras maravillosas acudió 
a los jóvenes. 
a.Por  ejemplo:  Jeremías  14  años,  Daniel  17,  María,  la  madre  de 
Jesús, 15 años. 
b.  Y en la Iglesia adventista no fue diferente. Elena de White 
tenía 17 años cuando fue llamada a ser profeta y muchos de los 
pioneros eran jóvenes cuando iniciaron la obra adventista. 
c.Lo  cierto  es  que  Dios  tiene  en  cuenta  a  los  jóvenes  en  sus 
proyectos  y  especialmente  cuando  tiene  que  hacer  algo  muy 
especial. 
d.  ¿Te gustaría que Dios te involucre  en algo especial? ¿No 
sientes  que  tu  vida  debe  ser  aprovechada  para  hacer  algo 
maravillosos?  Y  que  bendición  sería  si  es  algo  donde  Dios  te 
involucra. 
e.Fíjate,  cuando  el  Señor  hace  este  llamado:  Cuando  están 
desarrollando  sus  vocaciones  y  a  la  vez  tiene  una  edad  para 
hacer grandes cosas par el Señor. 

II.  Que hacen los que viven por Jesús 
1.  Leamos el texto que sigue: Lucas 5: 4‐7 
2.  Lo  que  Jesús  le  pidió  que  hiciera  iba  en  contra  de  todo  lo  que  era  la 
costumbre de la época. 
a.Pescar de día, es algo ya considerado fuera de lógica.
b.  Los hábitos de esa gente se habían formado en función de 
la  costumbre  de  pescar  en  esa  época.  Eran  personas 
acostumbradas a la noche, a la soledad y a dormir de día. 
3.  Pero  Jesús  tiene  el  desafío  de  solicitarnos  hacer  en  sus  caminos  cosas 
que  están  fuera  de  la  lógica  de  esta  vida:  Fíjense  como  los hábitos  de 
nuestra  vida se van tornando en función a las  costumbres y a la lógica 
de esta vida. 
a.Cuando se descansa, cual es el día de descanso. El domingo en la 
lógica de esta vida. Pero Jesús viene a nuestra vida y nos indica 
en su Palabra que debemos guardar el día sábado. 
b.  Pero  no  fue  fácil  para  Pedro.  La  gente  al  verlo  salir  a 
pescar le habrá dicho a Pedro, estás loco, mira el ridículo, salir a 
pescar a estas hora, no te dejes influenciar por ese predicador. 
c.A  veces  tenemos  que  hacer  cosas  por  Jesús  que  no  van  con  la 
lógica de la vida. Eso lo vemos en: Las diversiones,  el sexo, etc. 
Pero Jesús te dice te necesito para otra cosa: Tenés que entrar 
en el terreno (o en el mar, en este caso), que van en contra con 
los hábitos y lógica de es esta vida. 
d.  Hay una tendencia como fruto del pos modernismo para 
los  jóvenes.  Esta  es:  Que  el  joven  no  necesita  sufrir,  que  no 
necesita  comprometerse,  que  no  se  les  debe  dar  tantas 
responsabilidades. Que a esa edad tiene que dormir hasta las 12, 
que  tiene  que  vagar,  que  tiene  que  dar  vueltas,  perder  el 
tiempo. Y al que se compromete con responsabilidades se le dice 
que  esta  quemando  la  vida.  Pero  fíjate  el  contraste.  A  quién 
acudió Jesús para proyectar su ministerio. Si a los jóvenes. 
4.  En  nuestra  juventud  es  cuando  podemos  hacer  cosas  maravillosas.  Si 
quieres vivir esto, te sugiero seguir los pasos que dio Pedro. 
a.El  primer  paso  al  éxito  está  en  la  respuesta  del  versículo  5  up: 
“Esto  va  en  contra de  todo lo  que  hacemos  en  esta  vida”, más 
“en tu palabra”  haré lo que me pides. 
1.  Allí está el primer paso para vivir algo extraordinario. 
2.  Hacerle  caso  a  Dios.  Animarte  a  ir  a  donde  el  te  guie. 
Lanzarte a los desafíos que Él propone. 
a.  La palabra nos desafía 
b.  La Palabra nos indica cosas 
c.  Si seguimos su Palabra, el Señor nos llevará tener 
experiencias  maravillosas. 
b.  El  segundo  paso  está  en  la  acción  de  Pedro:  Vers.  6 
“Habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de pez”. 
1.  Al hacerlo, al hacerle caso a Dios, al animarse a seguir sus 
propuestas, se produjeron cosas maravillosas. 
2.  No basta con escuchar al Señor, no basta con conocer lo 
que indica su Palabra. Hay que hacerlo. Y en esto se nota 
una gran diferencia entre los JA que conocen y los JA que 
experimentan vivencias maravillosas.
c.Los que simplemente se limitan a escuchar y conocer no pueden 
experimentar  el  Poder  de  Dios,  sólo  cuando  nos  lanzamos  al 
mar, cuando lo hacemos, vemos los resultados. 
1.  Muchos  saben  que  Dios  quiere  que  le  sirvamos,  lo  han 
escuchado  y  lo  han  conocido.  Pero  no  lo  saben,  pero 
cuando se lanzan… es cuando se ve el efecto. 
2.  Yo  sabía  que  la  Palabra  de  Dios  tiene  Poder,  pero  sólo 
cuando la aplique, lo experimenté. 
3.  El  poder  de  Dios,  se  ve,  no  en  la  teoría,  no  solo  en  el 
saber, sino cuando lo hacemos en su palabra. 

III. Temor de los que viven por Jesús 
1.  Leamos Lucas 5:8‐11”Viéndolo se postraron y tuvieron temor”. 
2.  ¿Qué le pasó a Pedro? ¿Por qué reaccionó así? 
3.  El milagro le hizo ver lo extraordinario que es Dios. 
a.Pero Pedro ya había visto milagros, ya había visto curar se gente 
incluso a su propia suegra. 
b.  ¿Qué Tuvo de maravilloso este milagro? 
1.  Lo había hecho partícipe, protagonista de un milagro. Es 
decir,  antes  Pedro  lo había  visto  a  Jesús hacer  milagros, 
pero  ahora,  él,  al  obedecerle  y  seguir  su  Palabra,  fue 
protagonista, fue partícipe necesario. Pedro hecho la red, 
él sacó los peses, él fue instrumento de ese milagro. 
2.  Y  al  sentir  eso  se  vio  indigno.  Porque  él  sabía  que  era 
pecador, porque él conocía sus pecados ocultos, porque 
él se sentía sucio. No podía ser que fuera utilizado por el 
Señor para algo tan valioso. 
3.  Pero allí está la gracia de Dios. El no te invita a que hagas 
esto  porque  eres  bueno  y  porque  no  tienes  pecados.  El 
sabe bien cómo eres. Pero si sientes la invitación de Dios 
a hacer algo para Él, es porque Él quiere transformarte. 
4.  Pedro  cambio  en  las  manos  del  Señor.  Se  equivocó  y 
mucho, pero el Señor lo rescataba y lo pulía, e hizo de él 
un  discípulo  que  participó  de  una  Generación  de 
Esperanza. 
c.Pero Jesús le dijo: “no temas, desde ahora serás un pescador de 
hombres”. 
1.  El  primer  llamado  que  recibió  Pedro  fue  cuando  lo 
invitaron  a  ver  a  Jesús  como  el  Mesías,  el  cordero  de 
Dios,  eso  lo  registra  Juan  1:41,42  y  le  dice  que  será 
Pedro. 
2.  Pero este segundo llamado es para que aceptemos hacer 
algo para él. Y ese segundo llamado es Ser pescadores de 
hombres 
a.  Todos  con  nuestra  influencia  somos  pescadores 
de  hombres.  Algunos  siendo  Apóstoles,  otros 
pastores,  otros  misioneros,  otros  profesionales,
otros empleados, otros con su familia, etc... Pero 
todos somos pescadores. 
b.  Dios  nos  usa  para  salvar  a  los  hombres  de  este 
mundo que se hunde a pedazo. 
Conclusiones 
a.  Los JA tenemos un voto: 
b.  “Por amor al Señor Jesús prometo tomar parte activa en el ministerio joven de la 
iglesia, haciendo todo lo que pueda para ayudar a otros y para terminar la obra 
del evangelio en todo el mundo.” 
c.  ¿Cuándo seremos activos? ¿Cuando tengamos 80, 90 años? no. Ahora que somos 
jóvenes. 
d.  ¿Cuándo seremos más útiles para servir y terminar la obra? ¿Cuando tengamos 
80,  90  años?,  no.  Ahora  es  cuando  somos  más  útiles,  ahora  es  cuando  demos 
quemar nuestras energías por el Señor. 
e.  Dios usó a los Jóvenes, en su momento de mejor potencial. Dios sabe que esa es 
la mejor edad para hacer algo desafiante 
f.  Dios te llama a vivir la experiencia de andar en su palabra y “hacer cosas para él” 
con su poder. 
g.  El  llamado  de  Pedro  y  sus  compañeros  en  su  vida  fue:  Ser  pescadores  de 
hombres. Te desafío a ser un instrumento de Dios, ahora que eres un joven para 
que  Dios  te  use  para  ayudar  a  otros  y  terminar  su  obra.  Esto  significa  ser  una 
“Generación que trae Esperanza”. 
h.  Amén. 

Pr. Iván Rosales 
Departamental de Jovenes – Unión Argentina 
Compartido por: Unión Peruana del Sur