You are on page 1of 12

APARATO REPRODUCTOR MASCULINO

Es el encargado de trabajar en conjunto con el aparato reproductor femenino para llevar

a cabo la reproducción humana. El aparato reproductor masculino está conformado por:

 Testículos

 Escroto

 Epidídimo

 Conducto deferente

 Vesícula Seminal

 Próstata

 Uretra

 Pene

TESTÍCULOS: Son los encargados de la fabricación de espermatozoides y hormonas

sexuales (testosterona). El hombre normalmente tiene 2 testículos (testículo derecho y

testículo izquierdo), pero en casos esporádicos el varón presenta un solo testículo en su

nacimiento.

Los testículos se sitúan debajo del pene, entre los muslos, por delante del periné. Están

protegidos por una bolsa llamada escroto. En algunos hombres el testículo izquierdo baja

un poco más que el derecho.

El tamaño de los testículos en los niños es aproximadamente de 2 a 3cm de longitud. En

la pubertad crecen hasta alcanzar entre 4 y 8 cm de longitud y entre 2 y 4 cm de ancho.

Los testículos tienen un color blanco azulado, a veces rojo cuando están llenos de sangre.

Los testículos provienen del interior de la cavidad abdominal, a derecha e izquierda de la

columna lumbar, al lado de los riñones. En el tercer mes del desarrollo fetal, los testículos
abandonan esta región y descienden por el conducto inguinal, atravesando la pared

abdominal, llevando consigo las bolsas que los cubre hasta su posición definitiva.

El descenso incompleto del testículo se llama criptorquidia.

Ya se mencionó anteriormente que hay dos testículos, uno en el lado derecho y otro en el

lado izquierdo. Anormalmente puede existir un solo testículo por ausencia del desarrollo

del otro, que cuando también falta epidídimo y conducto deferente, se llama

monorquidia. Cuando faltan los dos testículos se llama anorquidia.

Bolsas de los testículos: Son un conjunto de cubiertas que rodean a los testículos que de

dentro afuera son:

 Escroto

 Dartos

 Túnica celulosa

 Cremáster

 Túnica fibrosa

 Túnica vaginal.

ESCROTO: Es la bolsa que cubre y aloja a los testículos fuera del abdomen. Esta región

de la piel está cubierta de vello de tipo genital. Su piel está conformada de 7 capas, donde

la más superficial se llama Dartos y la más profunda se llama cremáster. La primera

frunce la piel y la segunda eleva los testículos acercándolos al abdomen. Estos músculos

se contraen ante estímulos variados, sobre todo ante el frío. Los testículos están alojados

fuera del abdomen porque requieren de una temperatura baja para lograr que los

espermatozoides maduren adecuadamente. La piel del escroto es más sensible ante el frío
y el calor que la de otras zonas del organismo. También proporciona la temperatura

necesaria para el desarrollo de los espermatozoides.

EPIDÍDIMO: Es un tubo estrecho y alargado, está situado en la parte posterior y superior

del testículo; conecta los conductos deferentes al reverso de cada testículo. Se distingue

una cabeza, cuerpo y cola que continúa con el conducto deferente. Tiene

aproximadamente 5 cm de longitud por 12 mm de ancho.

La función del epidídimo es de ser el sitio de maduración de los espermatozoides, los

cuales requieren entre 10 y 14 días para terminar su maduración, esto es, para ser capaces

de fertilizar un óvulo. Además, el epidídimo alberga a los espermatozoides y reabsorbe a

los que no sean eyaculados.

CONDUCTOS DEFERENTES: Son un par de tubos musculares (rodeados de músculo

liso) cada uno de 30 cm aproximadamente, que conectan el epidídimo con los conductos

eyaculatorios intermediando el recorrido del semen entre éstos.

Durante la eyaculación los tubos lisos se contraen, enviando el semen a los conductos

eyaculatorios y luego a la uretra, desde donde es expulsado al exterior. La vasectomía es

un método de anticoncepción en el cual los vasos deferentes son cortados.

VESÍCULA SEMINAL: Son glándulas fabricantes del 70% del volumen del líquido

seminal situadas en la excavación pélvica, detrás de la vejiga urinaria, delante del recto e

inmediatamente por encima de la base de la próstata, con la que están unidas por su

extremo inferior. El conducto de la vesícula seminal y el conducto deferente forman el

conducto eyaculador, que desemboca en la uretra prostática.

PRÓSTATA: Es un órgano glandular del aparato genitourinario, exclusivo de los

hombres, con forma de castaña, localizada enfrente del recto, debajo y a la salida de la
vejiga urinaria. Contiene células que producen parte del líquido seminal que protege y

nutre a los espermatozoides contenidos en el semen.

Encima y a los lados de la glándula prostática se hallan las vesículas seminales que

producen la mayoría del líquido seminal. La próstata rodea la primera parte de la uretra,

conducto por el que circula la orina y el semen hasta el pene. La próstata continúa su

crecimiento hasta que alcanza la edad adulta y mantiene su tamaño mientras se producen

las hormonas masculinas. Si las hormonas masculinas desaparecen, la próstata no puede

desarrollarse y reduce su tamaño, a veces hasta casi desaparecer.

URETRA: es el conducto por el que discurre la orina desde la vejiga urinaria hasta el

exterior del cuerpo durante la micción. Permite el paso del semen desde las vesículas

seminales que abocan a la próstata hasta el exterior.

En el hombre la uretra tiene una longitud de unos 20 centímetros y se abre al exterior en

el meato uretral del glande. Debido a esta longitud el sondaje urinario masculino es más

difícil que el femenino. En este largo recorrido, la uretra masculina tiene distintas

porciones que son:

1. Uretra prostática: Discurre a través de la glándula prostática, donde

abocan los conductos deferentes.

2. Uretra membranosa: Es una corta porción de uno o dos centímetros a

través de la musculatura del suelo de la pelvis que contiene el esfínter

uretral externo, un músculo esquelético que controla voluntariamente la

micción. La uretra membranosa es la porción más estrecha de la uretra.

3. Uretra esponjosa: Se llama así porque se encuentra en el interior del

cuerpo esponjoso del pene, una vaina eréctil que recorre toda la cara

ventral del pene. Tiene una longitud de unos 15-16 centímetros


PENE: Es el órgano copulador masculino. El pene humano está conformado por tres

columnas de tejido eréctil: dos cuerpos cavernosos y un cuerpo esponjoso. Los cuerpos

cavernosos se encuentran uno al lado del otro en la parte superior del pene, mientras que

el esponjoso se ubica en la parte inferior.

El glande, es una zona muy sensible, constituye el final del cuerpo esponjoso y la parte

más ancha del mismo. Tiene forma de cono y está recubierto por un pliegue de piel suelta,

el prepucio, que puede ser retirado hacia atrás, para dejar el glande expuesto, o puede

incluso eliminarse a través de una sencilla intervención quirúrgica (la circuncisión).

Circuncisión: Es el proceso por medio del cual se corta el prepucio (la piel que recubre

el pene), dejando el glande al descubierto, sin protección. Se realiza mediante cirugía

irreversible en adultos, para curar la fimosis (la imposibilidad total de deslizar el prepucio

para descubrir el glande durante la erección, lo cual genera una erección dolorosa) o la

parafimosis (la imposibilidad parcial).

¿En qué momento el esperma se empieza a llamar semen?

La uretra es una vía para el paso de la orina y del semen, atraviesa el cuerpo esponjoso y

termina en el meato urinario, el cual se encuentra en el extremo del glande. El esperma

(hasta ese punto aún no se denomina semen) es producido en los testículos y almacenado

en el epidídimo. Durante la eyaculación, el esperma es expulsado hacia los vasos

deferentes, el esperma se une al líquido seminal y ahí se empieza a denominar semen. Los

vasos deferentes desembocan en los conductos eyaculatorios, los cuales se unen a la uretra

dentro de la próstata. Ésta última y las glándulas de Cowper adhieren secreciones y, por

último, el semen es expulsado a través del orificio del pene.

La eyaculación de semen ocurre cuando el varón alcanza el orgasmo, el cual puede ser el

resultado de un coito, de una masturbación o de los sueños húmedos.


ERECCIÓN: Es el estado en el que el pene se vuelve rígido, aumentando de tamaño, ya

que su tejido interno se llena de sangre. Son consecuencia de una excitación sexual,

aunque se pueden presentar en ocasiones en las que no existe estimulación táctil y/o

psicológica. El mecanismo primario que hace posible una erección es la dilatación de las

arterias que suministran sangre al pene, las cuales permiten de esta manera el paso de más

sangre para llenar el tejido esponjoso y eréctil de las tres cámaras internas, causando

aumento en el tamaño del pene y rigidez en el mismo.

Disfunción eréctil: También llamada impotencia, es la falta de erección lo

suficientemente firme como para mantener una relación sexual satisfactoria. Pueden

existir múltiples causas, que van desde lo psicomático (las más comunes) hasta

enfermedades de tipo vascular o sistémicas.

La palabra "impotencia" también puede significar falta de deseo sexual y los problemas

con la eyaculación o el orgasmo.

Tipos de disfunción eréctil

 Primaria: en aquel varón que la padece a lo largo de toda su vida

 Secundaria: aparece después de una actividad sexual normal

 Total: no presenta ningún tipo de erección

 Parcial: que puede ser intermitente o selectiva

Cambios en la pubertad y la adolescencia

Cuando un joven entra en la pubertad, sus testículos empiezan a crecer y a originar

cantidades mayores de testosterona. El crecimiento del pene comienza alrededor de los

13 años y continúa hasta los 18, aproximadamente. Durante este proceso aparece vello

púbico alrededor en la zona genital. Comienza la producción masiva de espermatozoides

y de semen, por lo que el chico suele tener poluciones nocturnas debido a sueños de tipo

sexual. También, la mayoría de ellos comienzan a masturbarse.


Tamaño del pene erecto: Se cree que el tamaño es, en promedio, de aproximadamente

14.5 cm (5.7 pulgadas) de longitud

SISTEMA REPRODUCTOR FEMENINO

Es el encargado de trabajar en conjunto con el aparato reproductor masculino para llevar

a cabo la reproducción humana. El sistema reproductor femenino está conformado por:

OVARIO: Es la gónada femenina productora de hormonas sexuales(estrógeno y

progesterona) y óvulos. Son estructuras pares con forma de almendra, pero dos veces

más grandes, de color blanco rosado, situadas a ambos lados del útero. Los ovarios

femeninos son homólogos a los testículos masculinos.

Las hormonas que producen los ovarios inducen y mantienen los cambios físicos de la

pubertad y las características sexuales secundarias, apoyan la maduración del endometrio

uterino a la espera de una posible implantación de un óvulo fecundado. Suministran las

señales adecuadas al hipotálamo y la pituitaria para mantener el ciclo menstrual.

Durante la vida fértil femenina (la cual empieza en la pubertad), cada ovario desarrolla

un óvulo alternadamente en ciclos de (ovulación) de aproximadamente 28 días, momento

en el cual lo libera.

Los óvulos tienen que atravesar un pequeño espacio para entrar en las trompas de Falopio

y dirigirse gradualmente hacia el útero donde, si es fecundado por un espermatozoide se

implantará, se convertirá en cigoto y posteriormente en embrión.

Un huevo fertilizado puede quedarse en una de las trompas de Falopio, lo que da lugar a

un embarazo ectópico, resultante muy peligroso, tanto para la mujer como para el posible

feto, ya que cada trompa es muy estrecha.

TROMPAS DE FALOPIO: Son conductos que llevan los óvulos desde el ovario hasta

el útero. Miden 10 o 12 cm y constan de cuatro porciones: pabellón, ampolla, istmo y

porción intramural.
Los espermatozoides depositados en la vagina tras el coito recorren el útero y entran en

las trompas por el orificio uterino, llegando hasta la porción ampollar, donde se produce

la fecundación. El desplazamiento de los espermatozoides se realiza por su propia

motilidad, ayudados por los movimientos de la trompa. En la fecundación sólo interviene

un espermatozoide: al penetrar su cabeza en el óvulo, se corta instantáneamente la cola y

se cierra el paso para que no entren más espermatozoides al óvulo.

UTERO : Es el órgano de la gestación del aparato reproductor femenino. Situado entre

la vagina y las trompas de Falopio, aloja a la blástula, que se implanta en el endometrio,

dando comienzo a la gestación. En la especie humana esta dura unos 280 días.

Está ubicado entre la vejiga y el recto debajo de las asas intestinales y por encima de la

vagina, con la que se continúa caudalmente.

Cuando no hay embarazo, el útero mide unos 7,6 cm de longitud, 5 cm de anchura y 2,5

cm de grosor. Durante la gestación, el óvulo fecundado se implanta en el revestimiento

uterino, donde crece hasta alcanzar la madurez. Las paredes del útero son elásticas y se

estiran durante el embarazo para albergar al feto en crecimiento. Aunque el útero es un

órgano muscular posee un revestimiento de material glandular blando que durante la

ovulación se hace más denso, momento en el cual está listo para recibir un óvulo

fecundado. Si no se produce la fecundación, este revestimiento se expulsa durante la

menstruación.

El útero está formado por dos regiones principales que son:

 El cuerpo uterino, al que están unidas por los lados las trompas de Falopio. Está

separado del cuello uterino o cérvix por el istmo uterino.

 El cuello o cérvix uterino que tiene una porción supravaginal donde se encuentra

el canal endocervical y otra intravaginal que se visualiza en la colposcopia.

La pared del útero presenta a la sección tres capas de células que son de fuera a dentro:
 Serosa, que corresponde al peritoneo en la parte posterosuperior, y a tejido laxo

que se extiende por los lados en los parametrios.

 Miometrio, formado por tejido muscular liso.

 Endometrio, que es una capa mucosa especializada que se renueva en cada ciclo

menstrual.

VAGINA: Es un conducto muscular elástico que se extiende desde la vulva hasta el

útero. El origen de la palabra parece estar ligado a la funda, usada para guardar las espadas

(llamado vaina en lengua común). Cuando está vacía es aplanada de adelante a atrás y

sus paredes se aplican una a otra en toda su extensión menos en sus extremidades.

La longitud de la vagina varía según razas y genotipos; es de 8 a 11 cm como promedio.

Tiene en su cara anterior una longitud de 7 cm, mientras la posterior, que es la más larga,

mide 9 cm. Sin embargo puede dilatarse, aumentando su longitud tres o cuatro

centímetros más de lo normal. Su diámetro oscila mucho, promedio 3 cm.

Funciones de la vagina

 Canalización del flujo menstrual durante la menstruación.

 Es la entrada del pene para el coito, por donde se introduce el esperma con los

espermatozoides para la fertilización de los óvulos de la hembra.

 Facilita el acto sexual por la lubricación de las secreciones de las glándulas de

Bartholin.

 La salida del feto y de la placenta del útero al final del período de gestación.

Sexualidad

La vagina es donde se introduce el pene durante el coito, y junto con el clítoris y el punto

G, son las áreas que cuentan con el mayor número de terminaciones nerviosas.

En los bebés, la vagina suele estar protegida por el himen o "virgo", una membrana fina

con algunas perforaciones que permiten salir la menstruación. Normalmente esta


membrana se desgasta o se pierde por factores de la vida común como la actividad

deportiva. En tiempos pasados, cuando las mujeres de clase alta llevaban una vida inactiva

y se casaban muy jóvenes, era normal que conservaran el himen hasta sus primeras

relaciones sexuales, cuando se rompía con la penetración del pene y causaba un breve

sangrado.

Vulva: Es el conjunto de los órganos genitales externos de la mujer, forma parte del

aparato reproductor femenino. En las mujeres, la vulva consta de:

 el vestíbulo, en cuyo fondo se abren la uretra y la vagina;

 los labios mayores y los labios menores;

 el pubis o monte de Venus;

 el clítoris

 los bulbos vestibulares (o bulbos vulvares), un par de cuerpos eréctiles anexos;

 las glándulas de Bartholin o glándulas vestibulares mayores, un par de glándulas

anexas.

Los labios mayores son cada uno de los dos labios que cubren a los correspondientes

labios menores en los bordes de la hendidura vulvar formando pliegues de la piel de tejido

adiposo, cubiertos por vello púbico después de la pubertad.

Los labios menores son sensibles y pueden hincharse durante la excitación sexual. Se

localizan dentro de los labios mayores y van de la capucha del clítoris hasta debajo de la

vagina rodeando los orificios de la vagina y la uretra, las glándulas de Bartholin, cuando

son estimuladas, secretan un flujo (moco) que lubrica la vagina durante el coito.

Pueden variar de un color rosado a un café oscuro, según el color de la piel de la mujer.

Igual que los pezones, los labios menores pueden cambiar de color cuando la mujer

madura.
Clítoris: El clítoris está ubicado debajo del punto donde los labios menores se encuentran.

Este órgano tiene medidas diversas, y puede también tener distintos grados de

sensibilidad. Igual que el pene, el clítoris se pone rígido y se hincha durante la excitación

sexual. El fin del clítoris es únicamente proporcionar placer sexual para la mujer. Para

este propósito tiene unas 8.000 terminales nerviosas, dos veces más que el pene de un

hombre. El clítoris hace que la mujer sienta placer, y es muy sensitivo.

Monte de Venus: Es un acolchado velloso; los vellos son más cortos que en el hombre y

suele ser más ensortijado. Aparece en la mujer a inicios de la pubertad, y ya en la

adolescencia se recubre totalmente. También se le conoce como monte del Amor. Sirve

también como un componente de belleza y estética femenina, y un ingrediente erótico

para la vista de la pareja.

Glándulas de Bartolino: Son dos glándulas diminutas situadas a cada lado la apertura

de la vagina. Normalmente no son visibles. Secretan una pequeña cantidad de líquido,

que ayuda a lubricar los labios vaginales durante la función sexual. Este líquido también

contiene feromonas, por lo que su misión todavía está discutida. Sus equivalentes en el

varón son las glándulas de Cowper.

GLANDULA MAMARIA

Cada mama tiene exteriormente el aspecto de una eminencia carnosa de tamaño y

turgencia variables, coronada por una estructura de pigmentación oscura en forma de

disco llamada areola, con centro sobre elevado denominado pezón, donde se abren una

cantidad variable de poros lactíferos (de doce a dieciocho) formando lo que se conoce

como conjunto areola - pezón.

En la base del complejo areola-pezón se localizan ciertos elementos conocidos como

células mioepiteliales, que provocan la salida de la leche almacenada en los galactóforos

y la erección del pezón ante estímulos como succión, roce, tacto y frío.
Los varones sometidos a tratamiento con estrógenos pueden desarrollar acúmulos de

grasa en forma de mama, lo que se conoce como pseudoginecomastia, si bien es

frecuente que llegue a desarrollar verdaderas mamas, lo que se llama ginecomastia. Los

varones obesos también suelen desarrollar una pseudoginecomastia.

Durante el embarazo las mamas se vuelven turgentes y aumentan de tamaño. La

pigmentación de la piel de la areola y del pezón aumenta muy notablemente y aparecen

una pequeñas eminencias granulares en los bordes de las areolas conocidos como

tubérculos de Morgagni, correspondientes al desarrollo de glándulas sebáceas

prominentes.

La producción de leche en las mamas comienza desde antes del embarazo, sin embargo,

no siempre habrá salida de líquido sino hasta el parto. A partir de ese momento (en

algunas mujeres desde antes) la mama segrega calostro, un líquido espeso al que se

atribuyen propiedades laxantes (tiene un contenido elevado de cloro, sodio, potasio y

proteínas) que facilitaría la evacuación del meconio del intestino del recién nacido. El

calostro dura hasta el tercer dia, luego secreta leche intermedia hasta el día 15, para luego

dar paso a la leche madura. La leche materna contiene más de 300 componentes, entre los

que incluye proporciones elevadas de agua (hasta un 85%).

La Organización Mundial de la Salud sugiere amamantar seis meses con lactancia

exclusiva (solo leche materna, sin agua, tés o fórmulas) y continuar lactando por lo menos

hasta los dos años, complementando con sólidos la alimentación del bebé.

http://www.um.es/anatvet/Documentos/muestra_matronas.pdf

http://dea.unsj.edu.ar/biologia2/REPRODUCTOR%20MASCULINO.pdf