Вы находитесь на странице: 1из 1

Reporte, lenguaje jurídico y argumentación.

La idea principal del texto es justificar el uso de la argumentación, ya que por


muchos siglos la escuela de la exégesis en la que se interpretaba de manera
textual, y se trataba de codificar las reglas que dirigirían la conducta humana
resultó en una manera poco eficiente para la sociedad.

Podríamos decir que algunos casos no podrían ser solucionados de manera


eficiente con esa forma de entender el derecho y su aplicación. Asimismo, se
encontraron diversas formas de solucionar casos que no eran considerados
satisfactorios con la interpretación textual.

Poco a poco se fue originando una nueva forma de utilizar el derecho y el


lenguaje, que sin éste no se podría haber dado validez. La argumentación, una
nueva manera de poder justificar distintas soluciones a las estipuladas por las
normas. No obstante, no se puede ir mas allá del sistema jurídico, ya que la base
de todo el sistema argumentativo tiene que ser considerado racional y, lo racional
es aquello en función de lo estipulado por la norma.

El lenguaje tiene diversas acepciones, contiene errores naturales que no se


pueden evitar, como es la vaguedad y ambigüedad. Aún con esos errores, el
lenguaje permite establecer conceptos generales, a pesar de que cada persona
pueda entender un mismo concepto de distinta manera; el lenguaje permite a
través de la argumentación establecer generalidades que permitan establecer un
consenso.

Entonces, la validez radica en la aceptación de las razones que sustenten el


argumento, independientemente de los problemas de lenguaje. Por lo tanto, aún
queda pendiente reconocer el contenido de las razones y argumentos. Es una
cuestión que nos lleva al campo de la moral y ética

Se vislumbra una mayor participación de los interlocutores, se percibe el traslado


de un imperio de la ley a un diálogo. Corregir los enunciados normativos, se
realiza una nueva interpretación, no una nueva propuesta, la validez radica en las
razones mas que en los resultados.

Finalmente, la argumentación puede ser considerada con una metodología en


forma de círculo, que dentro de la aplicación jurídica tiene que estar
fundamentada de manera racional, utilizando el sistema jurídico del que se trate.
Lo cual nos permitirá convencer y no persuadir, porque no hay mayor consenso
que en un sistema jurídico predeterminado, lo cual también otorga seguridad
jurídica, concepto de gran valor en el derecho.