Вы находитесь на странице: 1из 38

Una pregunta importante que realizan los empleadores es: ¿Por qué quieres

trabajar aquí, para nosotros? Ellos quieren saber que estás interesado
específicamente en el trabajo, y no sólo en la paga.

Saber cómo responder a preguntas de las entrevistas de manera correcta, es siempre


importante, sobre todo con esta pregunta. Para asegurarles a ellos que eres al que
buscan, tu respuesta a esta pregunta debe comenzar con: “Estoy interesado en este
trabajo, en esta empresa, porque…” y a continuación dar al menos tres razones
por las que quieres trabajar allí.

Razón #1 – Professional Fit

Tu primera razón siempre debe mostrar siempre que eres apto en términos de
competencias profesionales:

“Estoy interesado en este trabajo porque puedo ver que en este rol, mis habilidades
les generarán un beneficio. Debido a ello, también me beneficiaré de manera
personal, profesional y económica. Si puedo venir, resolver problemas y lograr
vuestros objetivos, será un gran futuro para mí”.

Esta parte de tu respuesta les hace saber que estás entusiasmado con lo que vas a
ser capaz de lograr para ellos, sin dejar de enfatizar que son ellos quienes están
saliendo ganadores de la negociación.

Razón #2 – Cultural Fit

Tu segunda razón también muestra tu aptitud, pero de una manera diferente:

“Además, me gusta la cultura de esta organización. Me gusta lo que he oído y lo que


he estado leyendo acerca de esta empresa, y parece que se ajusta a mi personalidad
y mis valores”.

Esta es una respuesta general, así que si puedes ser más específico y nombrar un par
de cosas que has oído o leído acerca de la empresa que te gustan, ayudará a tu
causa. Esta es un área donde tu investigación previa a la entrevista es fundamental.
Algunas cosas que puedes querer buscar cuando investigas a la empresa:
 ¿Es esta una empresa líder en el rubro?
 ¿Es esta compañía conocida por productos de vanguardia y otras innovaciones?
 ¿Esta empresa tiene una gran reputación por su servicio al cliente?
 ¿Es esta compañía conocida por ser un gran lugar para trabajar? (Forbes es famosa
por sus listas de “Mejores Lugares para Trabajar” / Great Place To Work, pero hay
muchos otros que compilan sus propias listas.)
 ¿Esta empresa valora y / o proporciona recursos para el desarrollo de los empleados?

Menciona las cosas que realmente hablan de tí y tus valores para mostrar sinceridad.

Razón # 3 – Personal Fit

Finaliza tu respuesta con algo que personalice un poco más, como uno de los
siguientes enunciados:

 “Y, este trabajo está muy bien ubicado para mí. Siempre he querido venir a trabajar
en esta zona”.
 “Y, este trabajo está a sólo cinco minutos de mi casa, así que evitarme el viaje que
tengo ahora será algo maravilloso.”
 “Y, siempre he usado estos productos, y me encantan. Estoy muy emocionado de ser
parte de esto”.

Di algo que te de otra razón propia para querer este trabajo.

Esta respuesta es un fantástico momento para mostrar tu entusiasmo por el trabajo.


Es muy atractivo para los empleadores, y les da una razón más para contratarte.

Cómo responder al “háblame de ti mismo” en


una entrevista laboral
MARA SCHMITMAN 3 0 ENTREVISTAS DE TRABAJO / ENTREVISTAS
LABORALES / HÁBLAME DE TI MISMO

1.
2. Cómo responder al “háblame de ti mismo” en una entrevista laboral
Si alguna vez has estado en una entrevista laboral, sin dudas tuviste que responder a la
pregunta “háblame de ti mismo”. Es tan común que a menudo se descuida durante nuestra
preparación para la entrevista. Sin embargo, podría decirse que es la pregunta más importante
de la charla, ya que establece el tono para el resto de la entrevista.

La forma en que responde a esta pregunta determinará el éxito de la entrevista y en última


instancia, si conseguirás o no el trabajo. No te preocupes demasiado: el entrevistador está de
tu lado y quiere que te contraten (quieren más que nada que puedas ocupar ese puesto, para
dejar de pasar horas revisando currículums y haciendo entrevistas).
Si puedes responder con éxito a esa pregunta, tus posibilidades de conseguir el
trabajo se multiplican por diez. Contesta mal, y habrás perdido la oportunidad y/o
posiblemente los hagas dudar de que eres la persona que están buscando.

Al responder a esta pregunta, hay dos reglas que usted debe considerar:

1. NO cuentes la historia de tu vida.


2. SOLO comparte información pertinente.

La primera regla es bastante fácil de seguir. Cuando el entrevistado no está preparado, a


menudo recurre a narrar la historia de su vida. El entrevistador no quiere ni necesita
saber lo que te ha ocurrido desde la infancia, ni él/ella quiere saber los nombres de
sus mascotas o sus géneros cinematográficos preferidos.

El entrevistador quiere saber acerca de la segunda regla, pero esto plantea otra pregunta:
“¿Qué es considerado información pertinente que deba compartir, y cuánto debería decir?”

Para responder con eficacia, tu respuesta debe ser dividida en cinco categorías.

1. Logros profesionales recientes


2. Logros académicos
3. Habilidades aplicables al puesto
4. Objetivos ó metas profesionales
5. Razones del interés en la compañía.

A menos que sea necesario, trata de no emplear más de 30 segundos por categoría. Eso te da
una sólida presentación de 2 minutos y 30 segundos para empezar con el pie derecho. Trata
de no tardar menos de dos minutos, o más de 3 minutos.

Si lo haces bien, tendrás el camino allanado. Veamos cada sección individualmente, y a su


vez lo que es importante en cada una, y qué errores comunes deben evitarse.

1. Logros profesionales recientes


Que NO hacer:

 recitar tu currículum
 dar rodeos alrededor de tu experiencia
 mencionar los logros que no están diréctamente relacionados con la posición

Dudar durante la respuesta le dice al entrevistador que no estás preparado y no puedes


manejarte bien en una situación no estructurada. Una respuesta de largo aliento también
revelará su falta de confianza hacia un empleador y puede disminuir sustancialmente tus
posibilidades de conseguir el trabajo.

SI debes hacer:

 tener bien claros 3 a 5 logros profesionales antes de la entrevista


 mencionar logros que se relacionen con la posición a la que estás aplicando
 practicar, practicar, practicar…

La mejor manera de sonar seguro y confiado en una entrevista laboral, es practicar tus
respuestas frente a un espejo. Planea tus respuestas y elige cuidadosamente los puntos clave
que quieres discutir en cada categoría. Esto quiere decir que debas planear tus respuestas
palabra por palabra. En lugar de eso, escribe una lista de los logros y practica hasta que
puedas improvisar sobre cada uno de manera natural.

2. Logros académicos
Que NO hacer:

 ahondar demasiado si ya eres un profesional con experiencia


 divagar sobre tu tesis
 recitar la lista de cursos a los que asististe

Si ya tienes una amplia experiencia profesional, no te preocupes por acortar sus logros
educativos. El entrevistador no quiere oír cada curso que tomaste en la universidad. Los
empleadores quieren saber más sobre los proyectos de los cursos y los conocimientos que
obtuviste de ellos.

SI debes hacer:

 explicar cómo las habilidades y el conocimiento que has adquirido pueden ser utilizados
para satisfacer los requerimientos de la posición
 sólo referirse a las actividades extracurriculares en las que hayas adquirido habilidades de
liderazgo
 explayarte en proyectos grandes en los que hayas trabajado
La mención de tus roles de liderazgo dentro de tus actividades extracurriculares es una gran
manera de relajarte un momento hablando sobre tus aficiones e intereses personales. Aunque
no debes exponer abiertamente tus pasatiempos, se puede usar (con cuidado) algunas
referencias a tu vida privada que puedan individualizarte, hacerte más recordable, e incluso
hacer que el entrevistador te haga preguntas más personales, haciendo la entrevista más
informal y menos estresante.

3. Habilidades aplicables al puesto


Que NO hacer:

 listar cualquier habilidad que puedas tener (andar en bicicleta, salvo que apliques para
repartidor, no es relevante)
 hablar acerca de habilidades que no están relacionadas con la posición
 mentir acerca de tus habilidades

Mucha gente tiene la costumbre de mentir acerca de sus habilidades o exagerarlas durante
una entrevista laboral. Este es un GRAN ERROR. El empleador va a descubrir que
mentiste, y nada bueno saldrá de eso.

SI debes hacer:

 preparar de 2 a 4 habilidades relevantes


 discutir o exponer sólo aquellas que hacen a tareas relacionadas con el puesto
 explicar cómo adquiriste esas habilidades

Es una buena idea mencionar de qué manera obtuviste tus habilidades en lugar de listarlas.
Esto permitirá que el entrevistador se haga a la idea de cómo fueron utilizadas en el pasado.

4. Objetivos ó metas profesionales


Que NO hacer:

 discutir metas personales (comprar una casa propia, tener hijos, etc)
 dar la impresión de no tener metas profesionales
 mencionar metas que no serás capaz de alcanzar con la compañía

Asegúrate de mantener la discusión dentro de los objetivos de carrera y no los personales de


tu vida. Si no tienes metas claras, puedes dar la impresión de que no eres una persona
orientada a objetivos.

SI debes hacer:
 mencionar metas que la compañía puede ayudarte a lograr
 hablar de metas que demuestren que eres una persona que piensa hacia el futuro
 demostrar que quieres construir una carrera estable

Los empleadores buscan candidatos que estén interesados en una carrera estable a largo
plazo. Si tus objetivos carecen de dirección clara,reflejará que puede que no quieras quedarte
mucho tiempo en la compañía.

5. Razones del interés en la compañía


Que NO hacer:

 hablar sólo de la remuneración


 decir que sólo quieres un trabajo
 mencionar que quieres trabajar en la compañía por la comodidad (cercanía geográfica)

Ten MUCHO CUIDADO de las palabras que uses en esta parte. Si sólo muestras interés en
la paga o en la conveniencia de transporte, podrás dar lugar a pensar que no te dedicarás
realmente a ayudar al éxito de la compañía.

SI debes hacer:

 explicar de qué manera la compañía puede ayudarte a alcanzar tus metas


 expresar interes y admiración por el saludable ambiente laboral
 expresar que podés verte en la compañía en el largo plazo

Los empleadores buscan candidatos que estén interesados en una carrera estable a largo
plazo. Si tus objetivos carecen de dirección clara,reflejará que puede que no quieras quedarte
mucho tiempo en la compañía.

Si sigues estos consejos. responder a la tan mentada pregunta será cuestión de minutos, con
aplomo y sencillez. Una respuesta segura impresionará al entrevistador y te asegurará una
entrevista sin problemas.

Éxitos!

Cómo responder a “¿Por qué estás interesado


en este trabajo?”
RENZO MONTUORI 7 0 CÓMO RESPONDER A / ENTREVISTA DE
TRABAJO / ENTREVISTA LABORAL / PREGUNTAS / PREGUNTAS ENTREVISTA DE
TRABAJO / PREGUNTAS ENTREVISTA LABORAL / ¿POR QUÉ ESTÁS INTERESADO EN
ESTE TRABAJO?

1.

2. Cómo responder a “¿Por qué estás interesado en este trabajo?”


Una pregunta importante que realizan los empleadores es: ¿Por qué quieres trabajar aquí,
para nosotros? Ellos quieren saber que estás interesado específicamente en el trabajo, y no
sólo en la paga.

Saber cómo responder a preguntas de las entrevistas de manera correcta, es siempre


importante, sobre todo con esta pregunta. Para asegurarles a ellos que eres al que buscan, tu
respuesta a esta pregunta debe comenzar con: “Estoy interesado en este trabajo, en esta
empresa, porque…” y a continuación dar al menos tres razones por las que quieres trabajar
allí.

Razón #1 – Professional Fit

Tu primera razón siempre debe mostrar siempre que eres apto en términos de competencias
profesionales:

“Estoy interesado en este trabajo porque puedo ver que en este rol, mis habilidades les
generarán un beneficio. Debido a ello, también me beneficiaré de manera personal,
profesional y económica. Si puedo venir, resolver problemas y lograr vuestros objetivos, será
un gran futuro para mí”.

Esta parte de tu respuesta les hace saber que estás entusiasmado con lo que vas a ser capaz
de lograr para ellos, sin dejar de enfatizar que son ellos quienes están saliendo ganadores de
la negociación.

Razón #2 – Cultural Fit

Tu segunda razón también muestra tu aptitud, pero de una manera diferente:

“Además, me gusta la cultura de esta organización. Me gusta lo que he oído y lo que he


estado leyendo acerca de esta empresa, y parece que se ajusta a mi personalidad y mis
valores”.

Esta es una respuesta general, así que si puedes ser más específico y nombrar un par de cosas
que has oído o leído acerca de la empresa que te gustan, ayudará a tu causa. Esta es un área
donde tu investigación previa a la entrevista es fundamental. Algunas cosas que puedes
querer buscar cuando investigas a la empresa:

 ¿Es esta una empresa líder en el rubro?


 ¿Es esta compañía conocida por productos de vanguardia y otras innovaciones?
 ¿Esta empresa tiene una gran reputación por su servicio al cliente?
 ¿Es esta compañía conocida por ser un gran lugar para trabajar? (Forbes es famosa por sus
listas de “Mejores Lugares para Trabajar” / Great Place To Work, pero hay muchos otros
que compilan sus propias listas.)
 ¿Esta empresa valora y / o proporciona recursos para el desarrollo de los empleados?

Menciona las cosas que realmente hablan de tí y tus valores para mostrar sinceridad.

Razón # 3 – Personal Fit

Finaliza tu respuesta con algo que personalice un poco más, como uno de los siguientes
enunciados:

 “Y, este trabajo está muy bien ubicado para mí. Siempre he querido venir a trabajar en esta
zona”.
 “Y, este trabajo está a sólo cinco minutos de mi casa, así que evitarme el viaje que tengo
ahora será algo maravilloso.”
 “Y, siempre he usado estos productos, y me encantan. Estoy muy emocionado de ser parte
de esto”.

Di algo que te de otra razón propia para querer este trabajo.

Esta respuesta es un fantástico momento para mostrar tu entusiasmo por el trabajo. Es muy
atractivo para los empleadores, y les da una razón más para contratarte.

Cómo responder a la pregunta “por qué


deberíamos contratarte?”
RENZO MONTUORI 0 0 POR QUÉ DEBERÍAMOS CONTRATARTE? / PREGUNTAS
ENTREVISTA DE TRABAJO / PREGUNTAS ENTREVISTA LABORAL
Cada vez que tienes una entrevista, tu objetivo principal es convencer a la persona que quiere
contratarte. La búsqueda de empleo es un proceso de ventas. El reclutador (o tu futuro jefe)
es el ‘cliente’, y tu eres a la vez el representante de ventas y el producto. ¿Por qué deben
elegirte por sobre todos los otros ‘productos’?

Esta pregunta es en realidad una oportunidad fantástica para que puedas resumir por qué
serías uns buena contratación.
Siempre debes centrar tu respuesta en los beneficios que ofreces, qué problemas puedes
resolver, qué soluciones puedes proporcionar. Nunca, jamás digas que deberían
contratarte porque necesitas el trabajo o porque realmente lo quieres, o cualquier
cosa remotamente relacionada con tus razones para querer el trabajo.

Si eres una persona introvertida, no pienses en esto como jactancia. Piensa que estás
ayudándoles a conectar los puntos y contratar a la mejor persona para el trabajo. Tu
trabajo consiste en ayudarles a tomar la decisión correcta.

Piensa en las cosas que sabes que el entrevistador está buscando: conjuntos de habilidades,
antecedentes, rasgos de carácter, cualidades personales, educación, experiencia, o cualquier
otra cosa que les genere un beneficio. Relaciona tus respuestas a estas cosas.

Por ejemplo: “Usted debe contratarme porque ha dicho que quiere a alguien con A, B, y C.
Cumplo con todos sus requerimientos. Tengo A (decir lo que es), B (tal vez dar un ejemplo),
y C (extenderse más).”

Si puedes, sería ideal explicar cómo cumples con sus necesidades, e incluso ofrecer un poco
más. Ese poco más te ayudará a destacarte entre los demás candidatos y les da una razón para
optar por ti.

Por lo general, esta pregunta aparecerá hacia el final de la entrevista, por lo que puedes hacer
referencia a lo que ya conversado, o mencionar algo nuevo que sabes que le interesa al
entrevistador. Si te la hacen al principio, utilizar la descripción del trabajo y tu investigación
(si es con un reclutador, pídele información antes de la entrevista) para contestar.

¿Este trabajo implica horario extendido? Mencione tu ética de trabajo.

¿Este trabajo requiere a alguien con grandes habilidades de comunicación? Dale un ejemplo
de las tuyas.

¿Este trabajo necesita de alguien que pueda aprender sobre la marcha? Díles cómo vas a
ponerte al día rápidamente y cómo has aprendido y te has adaptado antes.

¿Se requiere de alguien con un background particular? Menciona el tuyo.

¿Tienes las habilidades que buscan? Habla acerca de tu conjunto de habilidades y cómo has
tenido éxito con ellas. Dales ejemplos de lo que has logrado en el pasado.
Si no has hecho este trabajo antes, puedes hablar de cosas similares que has hecho, o
cualidades que tienes que te llevarán a lograr el éxito en este nuevo papel.

Cómo responder a la pregunta “Dónde te ves


en 5 años?”
RENZO MONTUORI 2 0 ENTREVISTA DE TRABAJO / ENTREVISTA
LABORAL / PREGUNTAS ENTREVISTA DE TRABAJO / PREGUNTAS ENTREVISTA
LABORAL / ¿DÓNDE TE VES EN 5 AÑOS?

1.

2. Cómo responder a la pregunta “Dónde te ves en 5 años?”


¿Dónde te ves en cinco años?

Es una pregunta muy común en las entrevistas laborales, y una pregunta difícil de responder.
¿Quién puede predecir el futuro? ¿Qué quieren que diga?

Muchos postulantes piensan que “me veo en este trabajo” o “Quiero pasar a management”
son buenas respuestas porque muestran que eres ambicioso y quieres crecer y ascender. Sin
embargo, este no siempre es el mejor camino.
Si estás siendo entrevistando en una gran corporación, la respuesta de arriba puede estar bien,
porque (en función de tu nivel de trabajo), es probable que haya espacio para ascender, tanto
para ti, como para tu potencial jefe.

Sin embargo, si estás entrevistando en una pequeña empresa, tu jefe puede no tener espacio
para moverse hacia arriba, por lo que ‘Quiero ascender’ puede ser una amenaza para su
trabajo. Siempre hay que tener en cuenta la situación particular de la empresa.

¿Cuál es entonces la mejor manera de responder a la pregunta de los “5 años”?

Recuerda que ellos entienden que realmente no se puede predecir lo que sucederá dentro de
cinco años. Pero quieren saber cómo esta posición se ajusta a tus objetivos a largo plazo:

 ¿Estás interesado en este trabajo / industria en el largo plazo? ¿O es que planeas estar en
otro lugar completamente diferente dentro de cinco años?
 Una vez que hacen una inversión en ti (en términos de incorporación y capacitación), ¿vas
a quedarte el tiempo suficiente para que recuperen su inversión?
 ¿Estás interesado en crecer en otro tipo de papel o ampliar tus habilidades? ¿o es este
trabajo exactamente lo que quieres hacer en el futuro inmediato?

Tu respuesta dependerá en parte de tu carrera te encuentres, y hay “trampas” a tener en


cuenta. Si tienes más de 50 años, no les diga acerca de tus planes de jubilación. Nadie quiere
contratar a alguien que mira constantemente el reloj hasta que es hora de irse. Díles lo mucho
que estás deseando contribuir e incluso desarrollar nuevas habilidades.

En general, una buena respuesta suena así: “Quiero crecer y desarrollar mis habilidades y
contribuir al éxito de la empresa.” Incluso puedes hablar de lo mucho que esperas un mayor
nivel de responsabilidad a medida que aprendes más sobre la compañía, o que tienes la
esperanza de poder hacer aún más cosas.

Si deseas ascender, puedes decir, “Si estoy siendo considerado para un potencial puesto de
gestión en cinco años, me interesaría, pero eso no es realmente mi primera meta. Mi mayor
objetivo es aprender, crecer y contribuir de manera significativa a nuestro éxito”.

Esa es una respuesta estratégica y diplomática que impresionará a tu entrevistador.

MARA SCHMITMAN 3 0 ENTREVISTAS DE TRABAJO / ENTREVISTAS


LABORALES / HÁBLAME DE TI MISMO
Si alguna vez has estado en una entrevista laboral, sin dudas tuviste que responder a la
pregunta “háblame de ti mismo”. Es tan común que a menudo se descuida durante nuestra
preparación para la entrevista. Sin embargo, podría decirse que es la pregunta más importante
de la charla, ya que establece el tono para el resto de la entrevista.

La forma en que responde a esta pregunta determinará el éxito de la entrevista y en última


instancia, si conseguirás o no el trabajo. No te preocupes demasiado: el entrevistador está de
tu lado y quiere que te contraten (quieren más que nada que puedas ocupar ese puesto, para
dejar de pasar horas revisando currículums y haciendo entrevistas).
Si puedes responder con éxito a esa pregunta, tus posibilidades de conseguir el
trabajo se multiplican por diez. Contesta mal, y habrás perdido la oportunidad y/o
posiblemente los hagas dudar de que eres la persona que están buscando.

Al responder a esta pregunta, hay dos reglas que usted debe considerar:

1. NO cuentes la historia de tu vida.


2. SOLO comparte información pertinente.

La primera regla es bastante fácil de seguir. Cuando el entrevistado no está preparado, a


menudo recurre a narrar la historia de su vida. El entrevistador no quiere ni necesita
saber lo que te ha ocurrido desde la infancia, ni él/ella quiere saber los nombres de
sus mascotas o sus géneros cinematográficos preferidos.

El entrevistador quiere saber acerca de la segunda regla, pero esto plantea otra pregunta:
“¿Qué es considerado información pertinente que deba compartir, y cuánto debería decir?”

Para responder con eficacia, tu respuesta debe ser dividida en cinco categorías.

1. Logros profesionales recientes


2. Logros académicos
3. Habilidades aplicables al puesto
4. Objetivos ó metas profesionales
5. Razones del interés en la compañía.

A menos que sea necesario, trata de no emplear más de 30 segundos por categoría. Eso te da
una sólida presentación de 2 minutos y 30 segundos para empezar con el pie derecho. Trata
de no tardar menos de dos minutos, o más de 3 minutos.

Si lo haces bien, tendrás el camino allanado. Veamos cada sección individualmente, y a su


vez lo que es importante en cada una, y qué errores comunes deben evitarse.

1. Logros profesionales recientes


Que NO hacer:

 recitar tu currículum
 dar rodeos alrededor de tu experiencia
 mencionar los logros que no están diréctamente relacionados con la posición

Dudar durante la respuesta le dice al entrevistador que no estás preparado y no puedes


manejarte bien en una situación no estructurada. Una respuesta de largo aliento también
revelará su falta de confianza hacia un empleador y puede disminuir sustancialmente tus
posibilidades de conseguir el trabajo.

SI debes hacer:

 tener bien claros 3 a 5 logros profesionales antes de la entrevista


 mencionar logros que se relacionen con la posición a la que estás aplicando
 practicar, practicar, practicar…

La mejor manera de sonar seguro y confiado en una entrevista laboral, es practicar tus
respuestas frente a un espejo. Planea tus respuestas y elige cuidadosamente los puntos clave
que quieres discutir en cada categoría. Esto quiere decir que debas planear tus respuestas
palabra por palabra. En lugar de eso, escribe una lista de los logros y practica hasta que
puedas improvisar sobre cada uno de manera natural.

2. Logros académicos
Que NO hacer:

 ahondar demasiado si ya eres un profesional con experiencia


 divagar sobre tu tesis
 recitar la lista de cursos a los que asististe

Si ya tienes una amplia experiencia profesional, no te preocupes por acortar sus logros
educativos. El entrevistador no quiere oír cada curso que tomaste en la universidad. Los
empleadores quieren saber más sobre los proyectos de los cursos y los conocimientos que
obtuviste de ellos.

SI debes hacer:

 explicar cómo las habilidades y el conocimiento que has adquirido pueden ser utilizados
para satisfacer los requerimientos de la posición
 sólo referirse a las actividades extracurriculares en las que hayas adquirido habilidades de
liderazgo
 explayarte en proyectos grandes en los que hayas trabajado
La mención de tus roles de liderazgo dentro de tus actividades extracurriculares es una gran
manera de relajarte un momento hablando sobre tus aficiones e intereses personales. Aunque
no debes exponer abiertamente tus pasatiempos, se puede usar (con cuidado) algunas
referencias a tu vida privada que puedan individualizarte, hacerte más recordable, e incluso
hacer que el entrevistador te haga preguntas más personales, haciendo la entrevista más
informal y menos estresante.

3. Habilidades aplicables al puesto


Que NO hacer:

 listar cualquier habilidad que puedas tener (andar en bicicleta, salvo que apliques para
repartidor, no es relevante)
 hablar acerca de habilidades que no están relacionadas con la posición
 mentir acerca de tus habilidades

Mucha gente tiene la costumbre de mentir acerca de sus habilidades o exagerarlas durante
una entrevista laboral. Este es un GRAN ERROR. El empleador va a descubrir que
mentiste, y nada bueno saldrá de eso.

SI debes hacer:

 preparar de 2 a 4 habilidades relevantes


 discutir o exponer sólo aquellas que hacen a tareas relacionadas con el puesto
 explicar cómo adquiriste esas habilidades

Es una buena idea mencionar de qué manera obtuviste tus habilidades en lugar de listarlas.
Esto permitirá que el entrevistador se haga a la idea de cómo fueron utilizadas en el pasado.

4. Objetivos ó metas profesionales


Que NO hacer:

 discutir metas personales (comprar una casa propia, tener hijos, etc)
 dar la impresión de no tener metas profesionales
 mencionar metas que no serás capaz de alcanzar con la compañía

Asegúrate de mantener la discusión dentro de los objetivos de carrera y no los personales de


tu vida. Si no tienes metas claras, puedes dar la impresión de que no eres una persona
orientada a objetivos.

SI debes hacer:
 mencionar metas que la compañía puede ayudarte a lograr
 hablar de metas que demuestren que eres una persona que piensa hacia el futuro
 demostrar que quieres construir una carrera estable

Los empleadores buscan candidatos que estén interesados en una carrera estable a largo
plazo. Si tus objetivos carecen de dirección clara,reflejará que puede que no quieras quedarte
mucho tiempo en la compañía.

5. Razones del interés en la compañía


Que NO hacer:

 hablar sólo de la remuneración


 decir que sólo quieres un trabajo
 mencionar que quieres trabajar en la compañía por la comodidad (cercanía geográfica)

Ten MUCHO CUIDADO de las palabras que uses en esta parte. Si sólo muestras interés en
la paga o en la conveniencia de transporte, podrás dar lugar a pensar que no te dedicarás
realmente a ayudar al éxito de la compañía.

SI debes hacer:

 explicar de qué manera la compañía puede ayudarte a alcanzar tus metas


 expresar interes y admiración por el saludable ambiente laboral
 expresar que podés verte en la compañía en el largo plazo

Los empleadores buscan candidatos que estén interesados en una carrera estable a largo
plazo. Si tus objetivos carecen de dirección clara,reflejará que puede que no quieras quedarte
mucho tiempo en la compañía.

Si sigues estos consejos. responder a la tan mentada pregunta será cuestión de minutos, con
aplomo y sencillez. Una respuesta segura impresionará al entrevistador y te asegurará una
entrevista sin problemas.

Éxitos!

Renzo Montuori
5 mitos acerca de renunciar a tu trabajo
RENZO MONTUORI 17 0 5 MITOS ACERCA DE RENUNCIAR A TU
TRABAJO / MITOS / RENUNCIA

1.

2. 5 mitos acerca de renunciar a tu trabajo


He sido muy infeliz en mi trabajo durante bastante tiempo. El ambiente de trabajo
es muy estresante, me siento completamente menospreciado, y no puedo ver
realmente el propósito de la mayor parte del trabajo que hago.

Quiero salir de ahí, pero cada vez que discuto la idea de renunciar con mis amigos
y mi familia, obtengo las mismas reacciones: “¿Estás seguro de que es lo correcto?
Seguramente tu trabajo no puede ser tan malo. Tal vez las cosas van a mejorar “.

Mis padres estaban preocupados de cómo iba a mantener a mi familia y


básicamente me llamaron egoísta por querer dejarlo. Un amigo incluso me advirtió
que “renunciar va a quedar mal en tu CV.”

Renunciar a un trabajo que no te gusta es una decisión difícil, y se ha hecho más difícil por
algunos mitos muy persistentes. Estos mitos crean un estigma social en torno a la idea de
renunciar, que son una tontería, porque renunciar es perfectamente natural. De hecho, entre
el 10 y el 15% de todos nosotros lo hace todos los años.

Estos mitos nos mantienen atrapados en empleos malos, y les dan a los malos líderes y lugares
de trabajo tóxicos mucho más poder sobre nosotros de lo que podrían tener. Vamos a cambiar
eso. Aquí está el Top 5 de los mitos acerca de renunciar a tu trabajo.

Mito #5: Renuncia = Fracaso

 “No seas un cobarde.”


 “A nadie le gustan los cobardes.”
 “Los ganadores nunca se rinden, y los que se rinden nunca ganan.”

¿Alguna de estas sentencias te suena familiar? De acuerdo con el pensamiento tradicional,


una vez que has empezado algo nunca debes renunciar, y si lo hace es una clara señal de
fracaso.

Esto es completamente erróneo y a veces renunciar es exactamente lo que hay que hacer.
Como la historia de la soprano danesa Tina Kiberg.

Cuando era pequeña, Tina fue una violinista bastante buena, y pasaba su tiempo
libre practicando y practicando. Un día, ella participó en un concurso de violín y
se dió cuenta de que ella probablemente nunca iba a ser una violinista estelar. Ella
dejó el violín, tomó lecciones de canto y se convirtió en una cantante de ópera
solista.

Si ella hubiese visto el hecho de renunciar como lo peor que podía hacer, se podría
haber convertido en una violinista mediocre.
Además, trate de adivinar lo que estas personas exitosas tienen en común: Larry Page, Sergey
Brin, Tiger Woods, Reese Witherspoon, John McEnroe y John Steinbeck.

Sí, todos abandonaron la Universidad de Stanford.

Verdad #5: A veces renunciar es el camino al éxito en algo más, y quedarse = fracaso.

Mito #4: Renunciar es la salida fácil

Renunciaste a tu trabajo? Bueno, supongo que no tienes lo que se necesita para


tener éxito. Lástima que no pudiste encontrarle el modo.

Algunas personas ven a la renuncia como un signo de debilidad. Es una tontería. De hecho,
la cosa fácil de hacer es seguir sin pensar en nada en ese trabajo que odias día tras día, año
tras año. Puede ser horrible, pero ya sabes lo que tienes y te evitas la incertidumbre de tomar
grandes decisiones que cambian la vida.

Para renunciar por el contrario se necesitan agallas (acá en Argentina decimos huevos,
pelotas, coraje). De hecho, dejar un lugar de trabajo que es tóxico o alejarse de un jefe que
es un completo idiota puede ser un acto francamente heroico.

Verdad #4: Renunciar puede ser un acto de valentía (o incluso heroico).

Mito #3: Renunciar es egoísta

¿Cómo puedes ser tan egoísta y dejar tu trabajo? Estás abandonando el lugar de
trabajo, a tus clientes y a tus compañeros de trabajo. También, piensa en tu
familia… cómo se las van a arreglar si renuncias?

Equivocado.

Si no te gusta tu trabajo, no estás haciéndole un favor a nadie por quedarte allí. Cuando eres
infeliz en el trabajo, eso tiende a afectar a todos a tu alrededor a través de un fenómeno
llamado contagio emocional, y hay grandes probabilidades de que estes haciendo infelices
a tus compañeros de trabajo y a tus clientes.

En cuanto a tu familia, tal vez sería más feliz si no llegas a casa del trabajo cada día cansado
y frustrado. Incluso podrías ser un ejemplo para tus hijos.
Si entras en el trabajo día tras día, año tras año, y realmente odias tu trabajo, y regresas a casa
estresado y enojado, ¿qué les estás enseñando a tus hijos?

Verdad #3: Renunciar no es inherentemente egoísta.

Mito #2: Renunciar es un riesgo para tu carrera.

Si dejas tu trabajo, se verá mal en tu CV, y tu carrera va a sufrir en consecuencia.

Sí, y permanecer durante años en un trabajo que odias y que poco a poco te va desgastando
y frustrando va a ser IMPRESIONANTE para tu carrera profesional.

Este mito ignora por completo los riesgos para la carrera profesional de permanecer en un
trabajo que odias. De hecho, cuanto más tiempo te quedes, más se pierde la energía, la
motivación y la confianza en sí mismo que necesitas para avanzar hacia el éxito.

Verdad #2: A veces renunciar es lo mejor que puedes hacer por tu carrera.

Mito #1: Renunciar es un último recurso.

Claro que puedes considerar renunciar, pero debes agotar todas las demás
alternativas primero. Sólo renuncias cuando todo lo demás ha fallado.

Para las personas que creen en este mito, renunciar es la última opción. Es lo que haces
cuando estás demasiado roto y agotado para quedarte en tu trabajo actual.

Eso hace que este sea potencialmente el más peligroso de los mitos que figuran aquí, porque
significa que la gente se queda en los malos trabajos hasta (o más allá) del punto de ruptura.

Verdad #1: Renuncia cuando es lo que hay que hacer, y no cuando es la única opción
que queda.

Entonces?

Cada vez que un amigo me dice que renunció a su trabajo, mi reacción inmediata es siempre
“¡Genial! Tomaste una decisión difícil. Tomaste la iniciativa y decidiste alejarte de un mal
trabajo o irte hacia algo aún mejor”.
Yo digo que hay que empezar a felicitar a las personas que dejaron sus puestos de trabajo por
lo valientes, motivadas y proactivas que son.

¿Hemos dejado algo afuera de este artículo que te gustaría destacar o comentar? ¿Te has
encontrado alguna de estas situaciones en tu vida laboral? ¿Cómo reaccionas cuando alguien
cercano te habla sobre la posibilidad de dejar su trabajo?

Éxitos en tus decisiones!

ómo responder preguntas sobre salario en la


entrevista
RENZO MONTUORI 0 0 EXPECTATIVAS SALARIALES / PREGUNTAS ENTREVISTA
DE TRABAJO / PREGUNTAS ENTREVISTA LABORAL

1.

2. Cómo responder preguntas sobre salario en la entrevista


Las dos preguntas que, durante las entrevistas de trabajo, les causan a los buscadores
de trabajo una gran ansiedad son:

1. ¿Cuánto dinero ganas en tu actual/último trabajo?


2. ¿Cuáles son tus expectativas salariales para este puesto?

Sabes que cualquier pregunta centrada en el dinero (pasado o presente) es un


indicador de que los empleadores quieren saber si pueden pagarte y cuánto se
puede ofrecer. Es normal temer que si dices un número demasiado bajo, dejarás
dinero sobre la mesa, y si dices un número demasiado alto, puedas perder esta
oportunidad.

¿Entonces qué conviene hacer? ¿Cómo se puede responder preguntas sobre salario
en la entrevista?

Meta #1: Desviar

Tu meta más grande, con cualquiera de estas preguntas, es no dar ninguna respuesta
en absoluto. A lo largo del proceso de entrevista, trata de evitar cualquier discusión
sobre dinero o salario durante el mayor tiempo posible, y nunca, nunca sacar el tema
del dinero preguntando sobre el salario para el puesto. El escenario ideal implica que
lleguen a amarte y quererte para el trabajo antes de tener cualquier discusión salarial,
porque entonces tu posición de negociación es más fuerte.

Cómo responder a “¿Cuánto dinero ganas en tu actual/último trabajo?”


Respuesta #1:

“Mi posición anterior es diferente a ésta, por lo que no veo que mi sueldo pasado
sea relevante para este caso. Pero lo que realmente quiero es responder a todas sus
preguntas sobre mis habilidades y calificaciones para ver si está de acuerdo de que
soy la persona adecuada para el trabajo. Estoy seguro de que si soy el indicado,
podemos llegar a un acuerdo sobre la compensación. Estoy muy entusiasmado con
la posibilidad de trabajar aquí”.

Respuesta #2:

Pregunta: “¿Cuál es el rango de salario que tienen para este puesto?” Cuando te
contesten, puedes decir “Me siento cómodo con eso. Si me ofrecen un salario dentro
de ese rango, no voy a declinar la oferta por un tema de dinero.”

Respuesta #3:

Diles cuánto ganas en tu actual trabajo. En la mayoría de los casos, lo que realmente
quieren saber es si pueden pagarte. Si has hecho tu tarea y sabes lo que es una oferta
razonable para este puesto, en esta ubicación geográfica, sabrás si te ofrecen un
salario que es demasiado bajo. Siempre se puede negociar un salario más alto (en
base a tu investigación) después de tener la oferta en la mano.

Cómo responder a “¿Cuáles son tus expectativas salariales para este puesto?”

La buena noticia es que si te hacen esta pregunta, están pensando en ofrecerte el


trabajo.

Respuesta #1:

Sonríe y pregunta “¿Significa que les gustaría ofrecerme el trabajo?”

Respuesta #2:

Pregunta: “¿Cuál es el rango de salario para este puesto?” Cuando te contesten,


puedes decir “Me siento cómodo con eso. Si decidimos que yo soy un buen
candidato para este trabajo, estaré de acuerdo en discutir un salario dentro de ese
rango.”

Respuesta #3:

“Estoy más interesado en saber si me ajusto al perfil que están buscando. Estoy
seguro de que me van a ofrecer un salario que sea apropiado para las
responsabilidades del trabajo”.

Mantén tu enfoque en la venta de ti mismo para el trabajo. Si ellos no quieren


contratarte, realmente no tienen nada que discutir.

Aquí está la advertencia para cualquier discusión salarial: Cada situación es


diferente. Es por eso que hay varias opciones diferentes para cada pregunta. Deberás
decidir lo que la situación requiera, y lo que te haga sentir cómodo. Cuanto más
investigues los niveles salariales de la empresa antes de tiempo, más fácil será
responder a estas preguntas.

Qué poner como remuneración pretendida


MARA SCHMITMAN 0 0 ENTREVISTAS DE TRABAJO / OFERTAS LABORALES / QUÉ
PONER COMO REMUNERACIÓN PRETENDIDA / REMUNERACIÓN PRETENDIDA

1.

2. Qué poner como remuneración pretendida


He descubuerto que me gusta aconsejar a la gente sobre qué hacer y qué no hacer durante
una entrevista laboral. Entonces tu pregunta es:
“¿Qué tengo que hacer cuando me postulo a un puesto y me piden que indique mi
remuneración pretendida?”

A priori, la respuesta que uno daría es: “tenés que poner lo que querés ganar”. Si bien esto
es válido, también hay varios puntos que debemos tener en cuenta para entender qué es lo
que hay que poner cuando nos piden esta información, especialmente teniendo en cuenta que,
muchas veces, el que nos contacten para una entrevista o no, dependerá del monto que
indiquemos. ¿Por qué piensan que ocurre esto?

La gran mayoría de las veces, cuando un


selector realiza una búsqueda laboral, ya sabe de antemano con qué presupuesto cuenta, es
decir, qué salario le puede llegar a ofrecer al candidato que quede seleccionado. Por ejemplo,
sabe que para una posición dada se puede ofrecer un sueldo máximo de $10.000 al mes, abre
un aviso laboral y le llegan los CVs de dos candidatos que cuentan con los conocimientos
necesarios para la posición, con la diferencia de que uno pide $11,000 al mes y el otro $9,000.
Es muy probable que el que que pide más no sea citado para tener una entrevista, mientras
que el que pide menos sí, simplemente porque la remuneración pretendida del segundo
candidato está dentro de lo que puede ofrecerse para la posicion.

En el caso de que esta persona sea contratada, surge una nueva pregunta respecto al salario
que se le va a ofrecer: ¿será de $10,000 (el sueldo que pensaba pagar la empresa), o de $9,000
(la remuneración pretendida del candidato)? No hay una respuesta única, ya que ambas
opciones son válidas.

A veces ocurre que el salario que la empresa ofrece es inmutable, y no importa si el candidato
pide menos plata, ya que, de todas formas, se lo termina contratando por el monto que se
tenía pensado desde el principio (que en este ejemplo sería por $10.000). Otras veces, que el
candidato indique una remuneración pretendida menor a la que se pensaba ofrecer, le termina
jugando en contra, ya que la empresa termina pagando un salario menor al que pensaba pagar
inicialmente.

Por lo tanto, mi sugerencia es que previo a postularse, investiguen y averigüen cuánto se


está pagando en el mercado laboral por esa posición a la que quieren aplicar, sin dejar de
tener en cuenta, obviamente, cuánto quieren ganar realmente. De esta forma, cuando vean el
clásico “sin omitir remuneración pretendida” o “informar remuneración pretendida”, van a
tener una idea mucho más aproximada de lo que deben poner, evitando quedar por fuera de
la búsqueda por excederse en el monto, o bien evitando que les paguen de menos por haber
puesto una remuneración mucho menor a la que paga el mercado.

Fuente: pregho.com

Cómo contestar preguntas acerca del manejo


de situaciones de estrés
Como ya hemos contado en muchos artículos, los encargados de tomar las entrevistas
laborales hacen preguntas sobre todo tipo de cosas, tus antecedentes, tu experiencia, tus
éxitos, tus fracasos, y todo tipo de cuestiones del día a día. Una de las cosas que pueden
querer saber es cómo manejas el estrés o la presión en el trabajo. La mayoría de los trabajos
tienen elementos de tensión o presión, y cómo te comportes en respuesta a esos estímulos
afecta en gran medida tu desempeño y también el ambiente de trabajo para los demás.

Aquí hay tres ejemplos de preguntas y respuestas para que consideres:


¿Cómo manejas el estrés y la presión en el trabajo?

Esta pregunta es bastante sencilla. Puedes estar tentado a decir: “lo manejo muy bien”, o “Me
motiva a trabajar más duro.” A pesar de que parece que son buenas respuestas, sería mejor si
se les puedes dar un ejemplo; una forma más eficaz de dar respuesta puede ser: “He aprendido
que en momentos de estrés, es muy importante dar prioridad a mis tareas para que pueda
seguir siendo productivo.” Sin embargo, a pesar de haber aprendido a lidiar con situaciones
de estrés, es bueno completar tu respuesta con un ejemplo de la forma en que has puesto el
enfoque en el desafío. Tu ejemplo podría incluir los pasos a seguir para pensar en lo que
había que hacer y decidir acerca de las prioridades.

Describe un momento en que tu carga de trabajo era pesada y cómo la manejaste.

Esta pregunta se refiere esencialmente a lo mismo que la pregunta directa, sencilla, pero pide
específicamente una historia. No te limites a decir que te quedaste hasta terminar el trabajo.
Eso te muestra como alguien que termina el trabajo sin importar qué, pero te destacarás más
si eliges un ejemplo que les guíe a través de cómo te enfocas y resuelves problemas. Poner
de relieve tus habilidades de pensamiento crítico. Por lo general, esto se referirá a la forma
en que había que mirar la situación crítica y dar prioridad a lo que había que hacer
inmediatamente y lo que podía esperar (o lo que podía ser delegado). Explica por qué optaste
por esa solución y cuáles fueron los resultados.

Describe un momento en que tu trabajo fue criticado y cómo lo manejaste.

Es un poco estresante cuando nuestro trabajo es criticado. Nadie es perfecto, así que existen
posibilidades que se te haya criticado en el pasado (y pasará de nuevo en el futuro). Para ser
mejores en algo, debemos estar abiertos a la crítica constructiva y dispuestos a aprender de
ella. Aprender y mejorar son lo que te hará aún más valioso a medida que creces en tu carrera
profesional. Puedes contarles sobre una situación que sea de tu pasado más distante y/o que
no está directamente relacionado con las tareas importantes del trabajo para el que estás
siendo entrevistado. Explica la situación en la que fuiste criticados, y la acción que tomaste
para aprender de o corregir la situación, y el resultado final. Tu objetivo es mostrar cómo
mejoraste y que ahora eres mejor debido a ello.

5 preguntas complicadas de las entrevistas y


cómo contestarlas
Estás en el medio de una entrevista que está saliendo bien, y tu entrevistador hace una
pregunta extraña. ¿Por qué? Para encontrar el candidato ideal para encajar en la cultura de la
empresa.

Cuarenta y nueve por ciento de los empleadores saben dentro de los primeros cinco minutos
de una entrevista, si el candidato se ajusta a la posición, según una encuesta de CareerBuilder
de enero de 2014. Las preguntas extrañas en la entrevista ayudan a los empleadores a elegir
el mejor candidato.

Utiliza estos cinco ejemplos para prepararte para cualquier cosa que tu entrevistador te
pregunte:

1. ¿De qué se siente orgulloso de lograr en su último trabajo?


Esta pregunta le da el entrevistador la oportunidad de aprender de tus puntos fuertes.
Simplemente diciendo “he aumentado la participación en medios sociales” no vas a darle
a tu entrevistador una idea de lo que has logrado. En su lugar, decir cómo aumentaste la
participación en medios sociales para la empresa y por qué tu ayuda era valiosa. Es
importante dominar el arte de presumir de manera humilde para lograr una buena
impresión. Sentirte orgulloso de tus logros está bien. Discutir interminablemente tu valor
para la última empresa en la que trabajaste dará la impresión de que eres arrogante.
2. Hábleme de un momento en que cometió un error en el trabajo. ¿Cómo reparó su error?
Todo el mundo comete errores, pero no todos tienen la capacidad de resolverlos
rápidamente por su cuenta. Esta pregunta no es una trampa. Es la manera que tiene el
empleador/reclutador de saber si eres capaz de arreglar tus errores. Hablar honestamente
de un error que cometiste, pero centrarse principalmente en cómo resolviste el problema.
Comienza diciendo: “Una vez que cometí un error en el trabajo fue cuando le di a un
cliente una cuota que fue considerablemente menor de lo que debería haber sido. Me di
cuenta de mi error e inmediatamente le dije a mi jefe sobre la situación. Yo sabía que el
negocio iba a tener un éxito financieramente, así que me ofrecí a trabajar más horas hasta
que enmendara mi deuda por mi error “.
Esto responde a la pregunta del entrevistador, pero se centra más en las partes positivas
de la equivocación.
3. ¿Cómo se ve en cinco años?
Cuando los entrevistadores hacen esta pregunta, quieren saber si vas a durar en la
empresa. Imagina hacia donde va tu carrera. Tal vez el trabajo que estás solicitando es
sólo un paso hacia un puesto mejor ó más importante. Dejar que tu potencial empleador
sepa que sólo se trata de un escalón más en tu camino podría costarte el trabajo.
En lugar de eso, piensa en lo que esperas ganar de la posición. Habla en general de cómo
esperas que la posición te prepare para tu próximo paso profesional. Menciona tu deseo
de crecimiento profesional dentro de la empresa.
Sólo solicita puestos de trabajo si honestamente te ves trabajando allí en el
corto/mediano plazo. De lo contrario, no es justo para ti, para la empresa o la persona que
en realidad sería la mejor opción para la posición.
4. Describa qué gusto tiene una manzana a alguien que no puede saborearla.
No hay una respuesta correcta o incorrecta a esta pregunta. Esta pregunta revela tu
capacidad de pensar críticamente. Tómate un momento para pensar en cómo vas a
responder.
Una forma de responder a la pregunta es: “Yo describiría el sabor de una manzana como
refrescante debido a lo jugosas que son. Mientras que una persona puede no ser capaz de
saborearla, es probable que se sienta el jugo cuando muerde la manzana. Cuando pienso
en manzanas, me imagino la sensación fresca y jugosa que viene con el primer bocado “.
Incluso si tu respuesta no es la misma que el resto de candidatos de la entrevista, muestra
tu capacidad de pensar con los pies en la tierra. Tu entrevistador apreciará cualquier
respuesta que des siempre que proporciones una razón de por qué eligiste la descripción
que usaste.
5. ¿Qué días de fiesta religiosos profesa?
Es ilegal que un entrevistador te pregunte sobre tu religión, edad, estado civil, si eres
padre, o tu orientación sexual. Los empleadores utilizan estas preguntas para discriminar a
los candidatos en el proceso de contratación.
No asuma que el entrevistador está haciendo intencionalmente preguntas ilegales. Uno de
cada cinco entrevistadores hace una pregunta ilegal, sin saberlo, durante la
entrevista, basado en la encuesta de CareerBuilder.
Hay tres maneras en que puedes responder a esta pregunta:
– Si te sientes cómodo respondiendo a la pregunta, responde naturalmente.
– En lugar de responder a la pregunta original, intenta responder a la pregunta que creas
que el entrevistador está tratando de preguntar. Los entrevistadores que preguntan
acerca de los feriados religiosos en los que participas buscan, a su manera, saber si vas a
ser incapaz de trabajar en días específicos del año.
– Por último, si sientes que la pregunta es demasiado personal, puedes negarte a
contestar. Desestima la pregunta respetuosamente y deja en claro al entrevistador que la
respuesta no va a afectar tu ética de trabajo. Sin embargo, negarse a contestar podría dar
lugar a que otro candidato que reciba la oferta de trabajo.

¿Cómo has respondido las preguntas para las que no estabas preparados durante una
entrevista?