Вы находитесь на странице: 1из 4

CASO CLINICO: ADRIAN BRANSCOM

DIAGNOSTICO EQUIPO

F31.2 [296.44] Trastorno bipolar I, episodio depresivo mayor activo, leve.


*Los episodios de depresión mayor son frecuentes en el trastorno bipolar I pero
no necesarios para el dx. Del trastorno bipolar I
Problemas en la relación conyugal.
EEAG: 60

DIAGNOSTICO DSM-V

F32.1 [296.22] Trastorno depresivo mayor, episodio único, moderado


E66.9 [278.00] Obesidad
Z63.0 [V61.10] Discordia marital

Gina Zamudio
Paloma Arellano
Karen Santiago
Fernanda Rivera
CASO CLINICO: ADRIAN BRANSCOM

EVALUACION Y DIAGNOSTICO
EQUIPO
El área diagnóstica de Adrian Branscom es la alteración del estado de ánimo,
debido al período depresivo por el que ya llevaba tiempo pasando,
exactamente 6 semanas, se descarta el trastorno de depresión mayor debido
a la falta de cronicidad del episodio. Se resume de la siguiente manera: sus
síntomas, aunque coincidían, eran demasiado breves para corresponder a
cualquier Trastorno Depresivo.
• Los síntomas de Adrian sugieren que esta pasando por un episodio
depresivo mayor, debido a su única aparición durante esta etapa de su
vida.
A continuación de analizaran los pasos necesarios para diagnosticar un
episodio de depresión mayor:
• 1. Calidad del estado de ánimo: El estado de ánimo se manifestaba con
episodios de tristeza, culpabilidad y sentimientos de tristeza.
• 2. Duración: Los síntomas activos habían durado por lo menos seis
semanas.
• 3. Síntomas: Adrián tenia por lo menos seis síntomas (de los que se
requieren por lo menos 5) para diagnosticar con un episodio de
depresión mayor. Refería sentirse deprimido la mayor parte del tiempo,
tenia dificultad para dormir, falta de concentración en el trabajo y
sentimientos de inutilidad al no poder resolver los problemas con su
conyugue, así como las ideas sobre la muerte.
• 4. Disfunción: Esto se manifestó en decremento de la productividad
laboral que menciona.
• 5. Criterio de exclusión: Se excluyen los trastornos inducidos por
sustancias debido a que nunca se hizo consumo de éstas, así como
tampoco se habla de una cronicidad de episodios.
De esta manera, Adrián cumple con los criterios de un episodio de Depresión
Mayor. No existe alguna afección médica general o trastorno cognitivo que
pareciera ser más probable. Se podría sugerir con más intensidad alguna
afección recurrente, como el trastorno bipolar I con episodio único. El caso
clínico no aporta información que sugiera que también padeciera algún
trastorno de la personalidad. Su salud física era buena.

DIAGNOSTICO
F31.2 [296.44] Trastorno bipolar I, episodio depresivo mayor activo, leve.
*Los episodios de depresión mayor son frecuentes en el trastorno bipolar I pero
no necesarios para el dx. Del trastorno bipolar I
Problemas en la relación conyugal.
EEAG: 60

EVALUACION Y DIAGNOSTICO
DSM-V
Una lectura rápida de la historia clínica de Adrián sugiere tres áreas
diagnósticas potenciales: trastorno del estado de ánimo, trastorno de ansiedad
y problemas de adaptación. Para considerar primero un trastorno de
adaptación, sería fácil suponer que las dificultades de Adrián podrían depender
por completo de sus dificultades maritales. Después de todo, carecía de
antecedentes de algún trastorno mental, y tenía un matrimonio en extremo
problemático. Sin embargo, contaba con síntomas suficientes para justificar un
trastorno del estado de ánimo (vea más adelante), y los criterios para el
trastorno de adaptación con estado de ánimo deprimido ponen como requisito
que no se cumplan los criterios de algún otro trastorno mental. A partir de la
información con la que se cuenta, su estructura de carácter, no obstante quizá
un poco inocente, no revelaba algún tipo de dificultad interpersonal que pudiera
esperarse en algún trastorno de la personalidad. Sin embargo, en una
entrevista posterior, el médico tendría que obtener información a partir de
informantes (principio I); el caso clínico sólo presenta la interpretación que da
Adrián a su conflicto matrimonial. En cuanto a los trastornos de ansiedad,
Adrián presentaba cuadros de despertar con palpitaciones y disnea, y se había
estado sintiendo ansioso gran parte de las últimas semanas. Estos síntomas no
eran suficientes para justificar en él un ataque de pánico —que puede
presentarse durante el sueño—; por ende, no se establecería el diagnóstico de
trastorno de pánico. Ninguno de sus síntomas sugería alguna fobia específica,
trastorno de ansiedad social, agorafobia o trastorno obsesivo-compulsivo. Si
bien era un veterano de guerra, resultaba evidente que no había estado
expuesto a eventos en extremo traumáticos (como sería el caso en el trastorno
de estrés postraumático). El trastorno de ansiedad generalizada pone como
requisito una evolución de seis meses y un número mayor de síntomas. Si bien
Adrián presentaba sobrepeso, la obesidad no guarda alguna relación conocida
con los síntomas de ansiedad; tendría que mencionarse, sin embargo, en su
resumen diagnóstico. Por último, Adrián mostraba algunos síntomas del estado
de ánimo bien definidos, y cuando se escucha el ruido de cascos en la calle,
debe pensarse en caballos y no en cebras (principio N). Estos síntomas
incluían sentirse deprimido todo el tiempo, tener insomnio, mostrar problemas
para la concentración, sentimientos de culpa y una inquietud creciente en torno
al suicidio —el DSM-5 no reconoce a la disminución de la confianza personal y
el llanto como síntomas depresivos que justifiquen el diagnóstico—. Sus
síntomas habían estado presentes de manera constante durante más de un
mes y le estaban generando problemas en su empleo. No aplicaba alguno de
los criterios de exclusión (condición médica general o consumo de sustancias),
de tal manera que cumpliría los criterios de un episodio depresivo mayor y un
episodio único de trastorno depresivo mayor. No © Editorial El manual moderno
Fotocopiar sin autorización es un delito. 608 Pacientes y diagnósticos se
aplicaría alguno de los especificadores de evolución o del episodio (vea el
capítulo 3, cuadro 3-3). Contaba sólo con el número mínimo de síntomas, pero
uno de ellos (ideas suicidas) era grave, de tal manera que su médico consideró
que esto justifica una calificación de gravedad por lo menos moderada. Sus
síntomas moderados le permitirían recibir una calificación EEAG de 60. Si bien
Adrian tenía algunas ideas en torno al suicidio, no tenía planes y no parecía
encontrarse en un riesgo inmediato grave. Su diagnóstico completo sería el
siguiente:

F32.1 [296.22] Trastorno depresivo mayor, episodio único, moderado


E66.9 [278.00] Obesidad
Z63.0 [V61.10] Discordia marital
Gina Zamudio
Paloma Arellano
Karen Santiago
Fernanda Rivera