Вы находитесь на странице: 1из 3

Aporte de las teorías psicodinámica y fenomenológica

a la psicología.

Psicodinamica

Los conceptos de la teoría psicoanalítica se desarrollaron


antes que cualquier otra teoría de las que hemos
estudiado, aproximadamente al inicio del siglo XX. El
contexto cultural y científico en que la teoría fue
formulada es muy diferente del actual y las diferencias
tuvieron un gran impacto en la forma adoptada por la
teoría.

Freud escribió sus primeros trabajos en la última parte


de la era victoriana, una época en la que la sociedad de
clase media y alta llego a creer que los seres humanos
habían alcanzado un alto grado de autocontrol nacional,
de civilización e incluso casi la perfección.

Freud dejo caer una bomba cultural. En lugar de aceptar


la racionalidad del ser humano aseguraba que lo guiaban
fuerzas de las que no tenía conciencia.

Un principio importante de la teoría psicoanalítica


establece que el comportamiento suele ser la expresión
de las fuerzas inconscientes de la personalidad. Freud
también desarrollo un modelo estructural de la
personalidad que complementan al modelo topográfico de
la mente.
Consideraba que la personalidad tiene tres componentes
que al interactuar dan lugar a la complejidad del
comportamiento humano.

Freud creía que el desarrollo de la personalidad pasa por


una serie de etapas, cada una de las cuales refleja el
área del cuerpo por el cual se descarga la energía sexual
o libido en ese periodo; es por eso que las llamo etapas
psicosexuales. Las etapas son:

Etapa oral
Etapa anal
Etapa fálica
Etapa de latencia

Fenomenológica

Rogers en su teoría de la personalidad le otorga una


importancia fundamental a dos constructos, que serán la
base de esta, tales constructos son el organismo y el si
mismo.

El organismo seria el centro de cualquier experiencia que


incluya todo aquello que ocurre internamente en el
organismo. El sí mismo por otra parte seria una parte del
campo fenoménico que poco a poco se va diferenciando y
que en definitiva representa lo que la persona es.

Cada individuo es un ser único.


No hay dos que hayan compartido exactamente la misma
orientación hacia la vida. De hecho, no hay dos que
experimenten el mismo acontecimiento de la misma
manera.

Los seres humanos conceden significado a toda la


información que reciben a través de sus sentidos. Como
la persona conoce solo lo que percibe, las percepciones
de cada uno constituyen su realidad. Los que están a
favor de la teoría fenomenológica tienen como base las
diferentes facetas del uno mismo las perspectivas que
cada uno tiene de la vida.