Вы находитесь на странице: 1из 5

1

¿Por qué es importante la flexibilidad en la danza?

Edison Alarcón Gómez.


Noviembre 2016.

Universidad Distrital Francisco José de Caldas.


Proyecto curricular Arte Danzarío.
Acondicionamiento Físico III.
2

¿Por qué es importante la flexibilidad en la danza?

Un “Cuerpo en forma” de un bailarín, es un cuerpo que puede moverse, desplazarse, poder

ir a donde él quiera llevarlo, y realizar las tareas necesarias requeridas en cualquier momento

de su día y su vida extra cotidiana. Para lograrlo, es necesario que cada bailarín disponga de

una buena, o por lo menos un mínimo de velocidad, flexibilidad, resistencia, ritmo, entre

otras cualidades. Suele estar lo bastante admitido que, a través de la práctica, el bailarín

desarrolle estas habilidades, las cuales agregan de manera positiva sobre la capacidad motriz

de este y a su vez sobre la salud.

Hoy la flexibilidad es estudiada como uno de los programas de ejercicio físico más

benéficos. En los planes de ejercicio que encontramos ahora en cualquier recito donde se

estudie danza y se de una instrucción para el acondicionamiento físico de un bailarín, la

flexibilidad empieza a tener valor como una condición física, que se puede presentar como

una mejoría en la calidad de movimiento, de vida y de salud.

Un estudio de Efdeportes acerca de la flexibilidad nos permite señalar 11 razones por las

cuales es importante tener una buena flexibilidad:

“1) limitar, disminuir y evitar el número de lesiones, no sólo musculares, sino también

articulares; 2) facilitar el aprendizaje de la mecánica; 3) incrementar las posibilidades de

otras capacidades físicas como la fuerza, velocidad y resistencia (un músculo antagonista que

se extiende fácilmente permite más libertad y aumenta la eficiencia del movimiento); 4)

garantizar la amplitud de los gestos técnicos específicos y de movimientos más naturales; 5)


3

realizar y perfeccionar movimientos aprendidos; economizar los desplazamientos y las

repeticiones; 6) desplazarse con mayor rapidez cuando la velocidad de desplazamiento

depende de la frecuencia y amplitud de zancada; 7) reforzar el conocimiento del propio

cuerpo; 8) llegar a los límites de cualquier región corporal sin deterioro de ésta y de forma

activa; 9) aumentar la relajación física; 10) estar en forma; 11) y reforzar la salud.”

(Efdeportes. Enero 2008. Buenos Aires, Argentina. Revista N° 116. Recuperado de:

http://www.efdeportes.com/)

Uno de los más grandes problemas de los bailarines, son las lesiones ocasionadas por los

movimientos no recomendados que hacen en su rutina diaria. La falta de flexibilidad

aumenta la posibilidad de una lesión al momento de desarrollar cualquier tipo de frase de

movimiento. Cabe aclarar que para entrenar la condición de flexibilidad no se necesita

trabajarla por separado, esta se puede integrar por medio de ejercicios aeróbicos de bajo

impacto que no dañen las articulaciones ni provoquen lesiones musculares, el entrenamiento

debe ir acompañado por el de fuerza desarrollada por movimientos técnicos buscando

siempre el trabajo de músculos agonistas y antagonistas. El bailarín no trabaja con cargas

grandes para que su fuerza incremente de manera considerable, pero tiene un trabajo de Core

o corrección postural mayor que los demás deportistas de alto impacto. El entrenamiento del

Core propone un trabajo sobre la alineación corporal, fuerza y flexibilidad, todas estas en

conjunto con la respiración y la intención de generar un cuerpo consciente, ágil y disponible,

conectando el centro del cuerpo con las extremidades, donde se trabaja a partir de momentos

de permanencia y elongación.
4

Para comenzar a evitar las lesiones musculares en el cuerpo de un bailarín, es necesario

que se nos presenten algunas condiciones, pongo el ejemplo de la edad temprana o la de un

bailarín prematuro. Se debe crear el hábito de postura, amplitud y fortalecimiento corporal,

haciendo ejercicios de elongación muscular y propiocepción desde temprana edad. En

personas mayores, como adolescentes, es más fácil trabajar la movilidad y la fuerza muscular

mediante aeróbicos. Siempre para los adolescentes se debe tener en cuenta un trabajo más

riguroso ya que a estas edades se presenta un aumento de talla y peso donde hay bastante

rigidez en los músculos provocando afecciones de espalda, brazos, piernas, entre otros.

Una de las mejores maneras para trabajar la flexibilidad en un bailarín es el método de

facilitación neuromuscular propioceptiva (FNP) donde se predomina la “contracción –

estiramiento”, está siendo la característica principal.

El FNP consiste en estirar un musculo hasta el límite a conciencia, donde se realiza una

contracción isométrica, manteniendo el musculo en su punto máximo de flexibilidad durante

unos segundos, seguido de esto se realiza un estiramiento, consiguiendo la amplitud

necesaria en el movimiento de un bailarín.

Concluyendo lo anterior dicho, la flexibilidad es importante en un bailarín ya que al

trabajar fibras musculares se puede desarrollar cierto tipo de capacidades, como la amplitud

de movimiento en una seria de articulaciones, permitiendo un máximo recorrido en diversas

posiciones y ayudando al bailarín a realizar acciones que requieran de agilidad y destreza sin

necesidad de llegar a una lesión.


5

Bibliografía

-www.efdeportes.com

-www.danzaballet.com