Вы находитесь на странице: 1из 3

Charophyceae Algas Verdes-Azules

Las algas carales son algas verdes carofitas y


como tales poseen cloroplastos con clorofilas. Al
igual que las algas Coleochaetales, se
consideran próximas a las plantas terrestres. Son
mayormente de agua dulce y dentro de la división
Charophyta son las únicas macroalgas, es decir,
con desarrollo macroscópico que alcanza los 60
cm.
Se relacionan con las plantas terrestres,
encontrándose similitudes con las briofitas en la
prefiguración del arquegonio y la posesión de la
enzima glicolato oxidasa (fotorrespiración), lo que
permitió a las primeras plantas terrestres
fotosintetizar en un ambiente rico en oxígeno.
También hay similitud en los tipos de flagelos con
multicapas de los anterozoides y en el anteridio

ESTRUCTURA VEGETATIVA
El talo de las Charophyta es pluricelular, macroscópico, alcanza hasta 60cm. de
altura. Está constituido por dos partes continuas entre si: un sistema rizoidal
multicelular que se desarrolla inicialmente del nudo protonemal y posteriormente
prolifera a partir del nudo basal del eje axial o cauloide que muestra una
diferenciación parecida a la de Equisetum, es decir, presenta nudos y entrenudos.
Cada nudo lleva un grupo determinado de ramas verticiladas de crecimiento
limitado. Estas ramas pueden ser simples como en Nitella o tienen la complejidad
del eje principal como en Chara.
El internudo está constituido por una sola célula internodal, ésta es simple,
sifonáceae y puede alcanzar una longitud considerable más allá de los lOcm;la
célula internodal puede ser desnuda o ecorticada como en Nitella o está recubierta
por células corticales alargadas dispuestas verticalmente u oblicuamente como en
Chara. Estas células corticales se denominan también filamentos corticales. El
crecimiento del eje principal o axial, de las ramas de crecimiento ilimitado y
limitado se inicia a partir de una célula apical hemiesférica, ésta se divide
paralelamente a su base, las células hijas vuelven a dividirse del mismo modo,
transformándose alternativamente en células nodales y células intemodales. Los
nudos son discos cortos, pluricelulares, constituida por células nodales centrales
recubiertas por las células nodales pericentrales; éstas dan origen a un número
determinado de ramas verticiladas de crecimiento limitado.
ESTRUCTURA CELULAR
Las células de las Charophyta, muestran cierto grado de diferenciación en
relación con la zona de la cual forman parte: la célula apical por ejemplo, al igual
que las células nodales tienen un citoplasma denso, sin una vacuola conspicua,
con un núcleo central y muchos cloroplastos discoidales, carentes de pirenoides;
la célula internodal en cambio, presenta una gran vacuola central, el citoplasma
está restringido a la cara interna de la pared celular, lleva al único núcleo grande y
lobado y a los cloroplastos pequeños, elipsoidales dispuestos en series
longitudinales. El citoplasma presenta dos áreas distintas: el endoplasma en
ciclosis activa y exoplasma adyacente a la pared celular. El área interna del
citoplasma próxima a la vacuola, está en continuo movimiento en dirección
longitudinal.
HABITAT
Muchas Charophyta crecen sumergidas en agua dulce estancada, enraizados
sobre un fondo de lodo o arena. Pocas especies desarrollan en agua salobre y
ninguna habita en el ambiente marino. En los lagos o charcas de agua dulce
constituyen masas extensas, con cierto espesor como Chara. La especie de este
género presenta su pared celular extema con impregnaciones de carbonato de
calcio, este carácter y la presencia de estas algas año tras año en el mismo lugar
favorece la acumulación calcárea sobre el fondo del medio. Este hecho a
contribuido a la conservación casi intacta de muchas especies fósiles descritas de
épocas pasadas.
CHARA
Este es el género representativo de las Charophyta e incluye a más de 300
especies y taxones infraespecificos. Tiene el talo diferenciado en un rizoide
filamentoso, ramificado, multicelulares y un eje axial erguido diferenciado en nudos
y entrenudos y con ramas verticiladas monomórficas a nivel de los nudos y en
número de 6 a 16. Cada rama tiene a su vez nudos y entrenudos; a nivel de los
nudos llevan las brácteas o rámulos unicelulares. En general el talo es corticado.
Las especies de Chara son generalmente monoicas, tienen la núcula localizada en
la axila de la bráctea y debajo de ella se ubica el globo anteridial. La núcula tiene
una corona con 5 células dispuestas en una sola serie.
 Lamprothamnion.
Este es un género raro con sólo 3 especies conocidas. Tiene el aspecto de Chara
desprovista de corteza. Las especies son monoicas, con la núcula debajo del
globo anteridial; con estipuloides muy desarrollados y dispuestos en un solo
verticilo. Viven en aguas someras próximas a la costa.

 Lychnothamnus.
Género monoespecífico, registrado en la parte central de Europa; con filamentos
corticales muy rudimentarios y restringido a los nudos. Monoicas, con una núcula
entre dos globos anteridiales laterales.
 Nitellopsis.
Talo carente de corteza, semeja una. Nitella muy grande; sin estipulodios. Dioica.
La núcula tiene una corona de 5 células.
 Nitella.
Talo carente de corteza y estipulodios; con las ramas verticiladas dispuestas a
nivel del nudo, todas idénticas, generalmente en número de 6, simples o
ramificaciones: bifurcadas o formando verticilos, con el segmento terminal uni o
bicelular.
 Tolypella.
Plantas desprovistas de corteza y estipulodios; las ramas verticiladas son simples
o bifurcadas, de distintas longitudes. Monoicas o dioicas; la núcula tiene una
corona de 10 células como en Nitella; con varias núculas debajo o lateralmente de
un solo globo anteridial provisto de un pedicelo largo. Después de Chara, este
género tiene más de 200 taxones entre específicos e infraespecíficos.