Вы находитесь на странице: 1из 1

Boletín 02

CLASIFICACION DE LOS LUBRICANTES


Los lubricantes se dividen en dos grupos

Unos son llamados Aceites y Los otros se llaman Grasas.

Nos preguntamos frecuentemente cuál es la diferencia entre los Aceites y las Grasas y qué es lo más
recomendable utilizar entre estos dos grupos para lubricar las diferentes maquinarias y equipos que
existen.

Lo primero que se viene a la mente, es decir que los aceites son líquidos y las grasas sólidas. Sin
embargo, ésta suposición puede ser errónea o meternos en problemas, ya que en el Norte del país
encontramos grasas muy “aguaditas” como las que se utilizan en las máquinas pizcadoras de
algodón, que bien se podrían confundir con un aceite, o en otros estados del país donde existen
Ingenios Azucareros encontramos aceites tan “viscosos o muy espesos” que bien se podrían
confundir con una grasa. Entonces ¿cuál es la diferencia entre un Aceite y una Grasa o de qué
manera puedo identificarlos rápidamente para diferenciarlos en todo momento? La respuesta es
sencilla, para explicarlo pondría este ejemplo:

En dos recipientes iguales colocamos aceite en uno y grasa en el otro

¿Cómo podemos saber cuál es el recipiente que contiene el Aceite y cuál de ellos contiene la Grasa?

La respuesta es simple inclinamos un poco los recipientes y vemos cuál de ellos fluye por sí solo.

El contenido del recipiente que fluya por sí solo, nos indicará que éste se trata de un Aceite y el que
permanezca sin movimiento y únicamente se desplace cuando le apliquemos presión corresponde
a una Grasa.

Se podría decir que la diferencia entre los Aceites y las Grasas, es que el aceite fluye por gravedad
es decir “por sí solo” y las grasas solamente fluyen “bajo presión”.

ACEITES GRASAS

Fluyen por si solos o por gravedad Solamente fluyen bajo presión

Y a la pregunta de ¿Qué sería más recomendable utilizar en los diferentes tipos de maquinaria y
equipos, los Aceites o las Grasas? La respuesta depende de muchos factores, por ejemplo si el
equipo, mecanismo o parte a lubricar está en posición plana, inclinada o en posición invertida (en
un techo), la frecuencia de la lubricación, si existe o no temperatura en el área o mecanismo, si hay
exposición con agua o no, etc, etc.
Estas son simplemente algunas de las preguntas que nos tendríamos que hacer para poder elegir
entre utilizar un aceite o una grasa y esto es material de otro boletín. Lo que podría decirles ahora
es que quien más sabe de la maquinaria o equipo es el fabricante y siempre debemos hacer caso a
lo que nos recomiende en el manual de la maquinaria o equipo.

Próximo boletín “Grasas Lubricantes”