You are on page 1of 3

LOS SERES HUMANOS CONTAMINAMOS NUESTRA PROPIA HABITAT

Por: Ingrid Ginnela Murillo P


“El bote de la basura de una persona es el espacio vital de otra” Odum(1985)

La contaminación de nuestro ambiente es uno de los flagelos más preocupantes y polémicos, ya

que muchos de los seres humanos no son conscientes del significado de la contaminación

ambiental, ni sus causas o consecuencias, y menos que son fuentes de contaminación. Algunos

creen que solo se genera por desechos de las industrias, esto ha producido una mayor

contaminación.

Se puede definir la contaminación ambiental como la presencia de sustancias o elementos

dañinos para los seres vivos y sus ecosistemas. Su estudio se dividen en tres tipos: contaminación

del aire, del suelo y del agua. Las causas son muy variadas, desde la actividad minera, la

acumulación de basuras al aire libre en un mismos lugar, vertimiento de sustancias químicas

(fungicidas) en el suelo, vertimiento de aguas negras y de petróleo en los ríos, uso de abonos o

pesticidas, quema de combustibles fósiles, humos de los vehículos e industrias, ruidos en exceso;

hasta el crecimiento demográfico, los movimientos migratorios, la urbanización y el proceso

tecnológico. En un trabajo de la Editorial Científica Universitaria se señala que “Los elementos

de contaminación son los residuos de las actividades realizadas por el ser humano organizado en

sociedad”.

Sus consecuencias se reflejan diariamente en la disminución en la capa de ozono, la generación

de la lluvia acida, el efecto invernadero y el tan sonado ¨calentamiento global¨. En los últimos

180 años, después de la revolución industrial se ha acelerado este calentamiento, el planeta viene

adquiriendo una temperatura superior a la normal, causando grandes impactos en ella, como el

deshielo de los polos, incendios en gran cantidad de hectáreas de bosques, la disminución del

cauce de los ríos. Todo como consecuencia del mal accionar del hombre en materia ecológica.

Nuestro planeta, posee diversidad y una calidad de vida que solo aquí encontramos, de momento,
no se ha demostrado que exista en otro planeta cercano. Tenemos un gran regalo en nuestras

manos, pero la falta de conciencia individual de los seres humanos, genera precariedad en las

condiciones de vida en este planeta. No hemos sido capaz de cuidar el lugar en que vivimos,

nuestro pensamiento ingenuo y egoísta de que: “todo lo ocurrido es culpa de otros, lo deben

resolverlo otras personas, pero nosotros nunca, pues no tenemos responsabilidad en eso” (hasta

esperamos que los políticos solucionen todo, pues según muchos son los únicos que pueden hacer

algo) nos hace más culpables del problema, logrando acelerar más este flagelo. La manía que

tenemos de consumir, gastar y usar sin medir, es una de las principales malas acciones en materia

ecológica, como lo señala también la Editorial Científica Universitaria: “La

contaminación aumenta, no sólo porque a medida que la gente se multiplica y el

espacio disponible para cada persona se hace más pequeño, sino también porque las demandas

por persona crecen continuamente, de modo que aumenta con cada año lo que cada una de ellas

desecha.”. ¿Vamos a dejar que aumente la contaminación? ¿Qué debemos hacer?

Las medidas preventivas individuales, que creo se deben tomar son: primero generar conciencia

ciudadana, enfatizando en la disminución de actividades que afectan nuestro ambiente

directamente como: la tala de árboles, la quema de múltiples materiales, el arrojo de basuras en la

calle, ríos y demás, segundo promover el reciclaje, la reutilización y la reducción de materias

primas de uso diario, tercero promover el uso de bicicletas y de caminatas para transportarnos,

cuarto hacer jornadas de limpieza. Sé que estas medidas pueden quedarse cortas para el avance

que ya tiene este flagelo, pero si alguien adopta una de estas medidas, es un porcentaje menos de

contaminación diario, para mi es más importante restar aunque sea mínimas cantidades, que no

restar nada, como dice un viejo refrán: “más vale pájaro en malo, que cien volando”, además

debemos dejar de un lado esa idea de individualidad que nos acobija, pues no solo estamos

destruyendo el planeta, sino a nosotros mismo y a otras especies que nada de culpa tienen.
BIBLIOGRAFÍA

Expertos en salud mental(2010)Los lugares con mayor contaminación del aire en

Colombia.2017.Economia.

Medioambiente12.wikispaces.com