Вы находитесь на странице: 1из 8

Cristóbal Colón (¿Génova, 1451?

-Valladolid, 1506), formado en el


cosmopolitismo de la cultura mediterránea, inicia el primer tipo con su Diario de
navegación. En él, describe minuciosamente sus impresiones sobre las islas del
Caribe y las costas del territorio continental bañado por ese mar, conocidas en el
transcurso de sus cuatro viajes, junto con las disímiles incidencias ocurridas en
ellos, teniendo como modelo el libro de viajes hacia China de Marco Polo (1254-
1324). Al igual que en su correspondencia, principalmente con don Luis de
Santángel –escribano de nación de los Reyes Católicos- y Rafael Sánchez –
tesorero real-, motivado por el interés de legitimar su empresa, el Almirante
emplea un tono apologético que estimula la codicia de los europeos, al tiempo que
construye los mitos americanos inaugurales.

Fray Bartolomé de las Casas: Brevísima relación de la destrucción de las Indias.


[La obra de este dominico español fue escrita en 1539, dada a conocer al
emperador Carlos V en 1542 y publicada por vez primera en Sevilla diez años
después. Las Casas la redactó con el objeto de defender su actuación entre los
indígenas americanos frente a los ataques vertidos por el cronista Gonzalo
Fernández de Oviedo, entre otros. Denuncia el uso hecho por los españoles de la
encomienda, institución en la cual Las Casas no ve sino una auténtica esclavitud
de la población sometida. Aportando en algunos casos datos poco creíbles,
aunque incluidos como parte de una trama expositiva convincente, el fraile obtuvo
en noviembre de 1542 la firma regia de las denominadas Leyes Nuevas, que
trataron de reducir la explotación de los indígenas por los conquistadores y
colonos. La Brevísima relación fue el trabajo más divulgado y controvertido de este
dominico. Debido a su traducción a casi todas las lenguas europeas, sirvió como
base fundamental para el nacimiento de la Leyenda Negra contra la Monarquía
Hispánica, en especial en lo referido a su actuación en el continente americano.]

Bernal Díaz del Castillo: Historia verdadera de la conquista de la Nueva


España. [Obra del conquistador y cronista español, relato de los acontecimientos
correspondientes al proceso de conquista y primera colonización de los territorios
novohispanos desde 1518 hasta 1550. La calidad de testigo del autor pretende
describir la empresa como una gesta en la que participó decididamente Hernán
Cortés, pero con la inestimable colaboración de los restantes miembros de la
turbulenta campaña. Imprescindible fuente para la historiografía mexicana, el valor
literario de la Historia verdadera se refleja en su prosa a un tiempo enérgica,
espontánea y sencilla. La obra fue compuesta después de 1568 y publicada por
primera vez en el siglo XVII.]

Garcilaso de la Vega, el Inca: La Florida del Inca (1605). [Epopeya en prosa,


nada tiene que ver con el Perú sino con la conquista de la península de ese
nombre (actualmente parte de Estados Unidos) por Hernando de Soto, pero da
prueba de las altas virtudes del Inca como prosista y narrador.]
Comentarios reales de los Incas. [Narra el descubrimiento y conquista del Perú,
así como las guerras civiles entre los propios españoles, y finaliza con la ejecución
del último soberano inca, Túpac Amaru, en 1572. Compuesta gracias a sus
propios recuerdos, su conocimiento de los hechos es plasmado con un notable
estilo literario. Usó para su redacción las crónicas anteriores (Pedro Cieza de
León, Agustín de Zárate o José de Acosta). Describe cómo las dos culturas a las
que él pertenecía acaban por configurar las características de los habitantes de los
territorios peruanos, y destaca el papel evangelizador español como síntesis
definitiva entre las dos civilizaciones.

Hernan cortez
Hernán Cortés (1485-1547), conquistador español de México. Nacido en Medellín
(Badajoz), tuvo por padres a Martín Cortés y a Catalina Pizarro, emparentada ésta
con la familia del mismo apellido, avecindada en Trujillo (Cáceres). Se dice que
por algún tiempo fue estudiante en la Universidad de Salamanca. De hecho,
Cortés se preciaba de su conocimiento del latín, los romances y la historia, lo que
le permitió expresarse con soltura y atildado estilo en sus varios escritos y de
modo particular en sus Cartas de relación. Liado en aventuras amorosas,
interrumpió sus estudios, si bien poco después aprendió el oficio de escribano en
Valladolid.
A los 19 años, se embarcó con rumbo a Santo Domingo, en donde actuó como
escribano en la villa de Azua. Acompañó a Diego Velázquez de Cuéllar en 1511 en
la conquista de Cuba. Fue luego secretario del mismo y más tarde alcalde de
Baracoa. A pesar de que tuvo dificultades con Diego Velázquez, al casarse en
1514 con Catalina Juárez Marcaida, logró que él fuera su padrino. Esta relación,
así como el conocimiento de las capacidades de Cortés, propiciaron que, después
de las dos expediciones a la tierra firme de lo que hoy es México, las capitaneadas
por Francisco Hernández de Córdoba y Juan de Grijalva, confiara el gobernador
Velázquez a Cortés la organización de una tercera expedición.

El Antiguo Egipto fue una civilización que surgió al agruparse


los asentamientos situados en las riberas del cauce medio y bajo del río Nilo. Tuvo
tres épocas de esplendor en los periodos denominados por los
historiadores Imperio Antiguo, Imperio Medio e Imperio Nuevo. Alcanzaba desde
el delta del Nilo, en el norte, hasta la isla Elefantina (la actual Asuán, junto a la
primera catarata del Nilo, en el sur), llegando a tener influencia desde
el Éufrates hasta Gebel Barkal, en la cuarta catarata del Nilo, en épocas de
máxima expansión. Su territorio también abarcó, en distintos periodos, el desierto
oriental y la línea costera del mar Rojo, la península del Sinaí y un gran territorio
occidental que dominaba los dispersos oasis. Históricamente, fue dividido
en Alto y Bajo Egipto, al sur y al norte, respectivamente (véase: Kemet).
La civilización egipcia se desarrolló durante más de 3000 años. Comenzó con la
unificación de varias ciudades del valle del Nilo, 1 alrededor del 3150 a. C.,2 y se da
convencionalmente por terminado en el 31 a. C., cuando el Imperio
romano conquistó y absorbió el Egipto ptolemaico, que desaparece
como Estado.3

La antigua China fue una de las civilizaciones más antiguas del mundo con
continuidad hasta la actualidad, tiene sus orígenes en la cuenca del río Amarillo,
donde surgieron las primeras dinastías Xia, Shang y Zhou. La existencia
de documentos escritos hace cerca de 3.500 años han permitido el desarrollo en
China de una tradición historiográfica muy precisa, que ofrece una narración
continua desde las primeras dinastías hasta la edad contemporánea. La cultura
china, según el mito, se inaugura con los tres emperadores originarios: Fuxi,
Shennong y finalmente el Emperador Amarillo Huang, este último considerado
como el verdadero creador de la cultura. Sin embargo, no
existen registros históricos que demuestren la existencia real de estas
personalidades, las que de acuerdo con la transmisión oral de generación en
generación, habrían vivido hace unos 5000 a 6000 años.
La narración tradicional china de la historia se basa en el llamado ciclo dinástico,
mediante el cual los acontecimientos históricos se explican como el resultado de
sucesivas dinastías de reyes y emperadores que pasan por etapas alternas de
auge y declive. Este modelo del ciclo dinástico ha sido criticado por muchos
autores1 por dos razones fundamentales: En primer lugar, por su simplismo, ya
que el modelo adopta un patrón recurrente según el cual los primeros
emperadores son heroicos y virtuosos, mientras que los últimos son débiles y
corruptos

Los hebreos (del latín Hebraei y del griego antiguo Hebraioi [Ἑϐραῖοι], y ambos a
su vez del hebreo ‘Ivrīm [‫ )]עברים‬son un antiguo pueblo semita del Levante
mediterráneo (Cercano Oriente) establecidos en el año 616 a.C, también son
ancestros de los israelitas y del pueblo judío.2
La tradicional fuente de referencia para los hebreos es la Biblia, cuyo contenido
también se encuentra en las escrituras hebreas de la Torá. Según estas fuentes
los hebreos constituyen el grupo monoteísta inicial, que es descendiente de los
patriarcas posdiluvianos Abraham, Isaac y Jacob.
Según la Biblia y las tradiciones hebraicas (orales y escritas), los hebreos fueron
originarios de Mesopotamia. Eran nómadas, vivían en tiendas, poseían rebaños de
cabras y ovejas, utilizando asnos, mulas y camellos como portadores. Siguiendo
a Abraham, los hebreos emigraron hacia Canaán, la tierra prometida por Dios a
los descendientes del primer patriarca. Varias tablillas descubiertas
en Mari certifican frecuentes migraciones a través del Creciente Fértil.
Abraham es considerado el primer hebreo por dejar su Caldea natal, y haber
atravesado "del otro lado del río" Éufrates. El patriarca y los suyos se asientan en
Canaán: en Siquem (actual Nablus), Beerseba o Hebrón. Poco a poco, se mezclan
con los pobladores locales y se convierten en agricultores sedentarios.

El término Antigua Grecia se refiere al periodo de la historia de Grecia que


abarca desde la Edad oscura de Grecia, comenzando en el 1200 a. C. y
la invasión dórica, hasta el año 146 a. C. y la conquista romana de Grecia tras
la batalla de Corinto. Se considera generalmente como la cultura seminal que
sirvió de base a la civilización occidental. La cultura de Grecia tuvo una poderosa
influencia sobre el Imperio romano, el cual la difundió a través de muchos de sus
territorios en Europa. La civilización de los antiguos griegos ha sido enormemente
influyente para la lengua, la política, los sistemas educativos, la filosofía, la ciencia
y las artes, dando origen a la corriente renacentista de los siglos XV y XVI
en Europa Occidental, y resurgiendo también durante los
movimientos neoclásicos de los siglos XVIII y XIX en Europa y América.
La civilización griega era básicamente marítima, comercial y expansiva. Una
realidad histórica en la que el componente geográfico jugó un papel crucial en la
medida en que las características físicas del sur de la península de los Balcanes,
de accidentado relieve, dificultaban la actividad agrícola y las comunicaciones
internas, mientras que su dilatada longitud costera favorecía su expansión hacia
ultramar.

Antigua Atenas
La historia de Atenas representa comportamiento ético-cívico que ha llegado hasta
nuestros días mediante las escrituras de esta época, también representa el origen
de la historia de las ciudades europeas y de la Europa actual. Su población ha
habitado continuamente esa región durante más de 3000 años. Fue la ciudad
principal de la antigua Grecia durante el primer milenio a. C. La culminación de su
larga y fascinante historia llegó en el siglo V a. C., bajo
el arcontado de Pericles (llamado Siglo de Pericles), cuando sus valores y su
civilización se extendieron más allá de los límites geográficos de la ciudad y se
hicieron universales. El pensamiento político, el teatro, las artes, la filosofía, la
ciencia, la arquitectura y tantos otros aspectos del pensamiento llegaron a su
épico apogeo en una coincidencia temporal ; con una plenitud intelectual únicas en
la historia de la humanidad. Se caracteriza por ser uno de los centros tanto
intelectuales como religiosos (junto con Olimpia), ya que aquí se encuentran
ubicados el Templo de Hefesto (también llamado Hefestion), el Partenón (templo
dedicado a Atenea) y el Templo de Zeus Olímpico o El Olimpeión que fue el mayor
templo de Grecia (actualmente está en ruinas).

Esparta (Dórico Σπάρτα; Ático Σπάρτη Spártē), o Lacedemonia (en griego


Λακεδαιμονία), era una polis(ciudad estado) de la Antigua Grecia situada en la
península del Peloponeso a orillas del río Eurotas.1 Fue la capital de Laconia y una
de las polis griegas más importantes junto con Atenas y Tebas. Esparta surgió
como una entidad política en siglo X a. C., cuando los
invasores dorios subyugaron a la población local. Hacia el 650 a. C. la ciudad ya
era una potencia militar en el conjunto de la Antigua Grecia. Gracias a su poderío
militar, Esparta fue una de las ciudades que lideraron a los aliados griegos durante
las Guerras Médicas en la primera mitad del siglo V a. C.2 Entre el 431 y el
404 a. C. Esparta fue la rival de Atenas en la Guerra del Peloponeso,3 de la que
salió victoriosa pagando un alto coste. La derrota de los espartanos ante la ciudad
de Tebas en la batalla de Leuctra librada en el 371 a. C. marcó el final de su
hegemonía, aunque mantuvo su independencia política hasta la conquista romana
de Grecia en el 146 a. C.Entonces comenzó para la ciudad un largo período de
declive que tocó fondo en la Edad Media, cuando los espartanos se trasladaron
a Mistrá. La moderna Esparta es la capital de la unidad periférica griega
de Laconia y el centro de una zona que vive de la agricultura. Esparta fue una
ciudad única en la Antigua Grecia por su sistema social y su constitución, que
estaban completamente centrados en la formación y la excelencia militar.

APORTES PEDAGÓGICOS Locke


EDUCACIÓN:
Plantea la educación como la formadora por excelencia del alma humana en
cuanto la voluntad del educador será la que determine cuáles son las impresiones
que grabará el alma infantil. Y puesto que el alma sana corresponde a un cuerpo
sano, el filósofo inglés se ocupa del cuidado de la salud corporal.

METODOLOGÍA:
La importancia de la experiencia de los sentidos en la búsqueda del conocimiento
en vez de la especulación intuitiva o la deducción

MAESTRO:
Locke se oponía a la utilización de la violencia por parte del docente y propugnaba
el aprender jugando. Tampoco aceptaba que la educación se redujera a transmitir
esquemas ya hechos y consideraba que el educador antes bien debía favorecer el
desarrollo de esquemas propios por parte del alumno, acompañando el desarrollo
de la libertad y la iniciativa individual.

Aportaciones Pedagógicas de Kant


El pensamiento pedagógico de Kant esta formado por principios filosóficos y
morales y el fin de la educación en particularmente ético. La educación debe
modelar a hombres de carácter, capaces de decidirse por si mismos. Esto supone
una voluntad libre que quiere el bien por el bien La educación debe proponerse
preparar al hombre al cumplimiento puro del deber. Disciplinada: poseedora de
una humanidad.

Características de le educación según Kant:


Cultivada: dotada de instrucción y enseñanza
Moralizada: Consiste en que uno obre por el deber y sólo por el deber. Se logra a
través de la formación del carácter y fortalecimiento de la voluntad.
Prudencia: desarrollo de la civilidad para la convivencia humana.
Kant piensa que la buena educación comprende disciplina e instrucción y dice “el
que no es ilustrado es necio, el que no es disciplinado es salvaje”.
Pedagogía es la obra de Kant que esta dedicada específicamente a la
educación. Fue un folleto hecho por su discípulo Rink en 1803. Este folleto esta
dividido en dos parte, la educación física y la educación practica. La física
corresponde al cuerpo y al conocimiento y la educación práctica contiene tres
puntos importantes:
Moral: Kant dice que el hombre no es por naturaleza un ser moral pero que llega a
serlo cuando eleva su razón al deber y a la ley. Propone la elaboración del
Catecismo de Derecho donde se señale lo que se debe hacer por ser justo y lo
que se debe evitar.
Religiosa: La religión debe proceder de la moral y seguir a la teología. Si se
enseña primero la teología nunca podrá contener algo moral.
Social: Habla de igualdad humana. “Los hombres son en principio iguales y lo que
marca las desigualdades sociales es sólo la diferencia de oportunidades”.

Principales aportaciones a la educación DEWEY


John Dewey ha sido uno de los representantes más ilustres de la filosofía
experimental en la pedagogía.
Sus ideas pedagógicas estuvieron profundamente unidas al pragmatismo.
Se debe aprender haciendo, resolviendo problemas concretos y personales, y no
escuchando.
Decía que para llegar a la finalidad formativa del conocimiento, debía de pasarse
por tres etapas primordiales:
1. Los hechos y acontecimientos científicos.
2. Las ideas y razonamientos.
3. La aplicación de resultados a nuevos hechos específicos.

La propuesta metodológica de Dewey consta de cinco fases:


1. Consideración de alguna experiencia actual y real del niño.
2. Identificación de algún problema o dificultad suscitados a partir de esa
experiencia.
3. Inspección de datos disponibles, así como búsqueda de soluciones viable.
4. Formulación de una hipótesis de la solución.
5. Comprobación de la hipótesis por acción.
La educación.
Es proceso de vida y no una preparación para la vida posterior.
Dewey llego a chicago con la idea de establecer una “escuela experimental” por
cuenta propia.
En 1984 expresó que “cada vez tenía más presente en su mente la imagen de
una escuela”: una escuela cuyo centro y origen sea algún tipo de actividad
verdaderamente constructiva, en la que la labor se desarrolle siempre en dos
direcciones: por una parte, la dimensión social de esta actividad constructiva, y por
otra, el contacto con la naturaleza que le proporciona la materia prima.
Dewey defendió, que la labor teórica en contacto con las exigencias de la práctica,
constituirá el componente fundamental de un departamento de pedagogía (“el
elemento esencial de todo sistema”).
En enero de 1896, abre sus puertas la escuela experimental de la Universidad de
Chicago, que pronto paso a llamarse “escuela Dewey”. Las hipótesis que se
experimentaban en ese laboratorio eran estrictamente las de la psicología
funcional y la ética democrática.
La escuela de Dewey
Se basaría en un método experimental y además desarrollaría en el niño las
competencias necesarias para que este fuese capaz de resolver los problemas
que se planteasen.
En esta escuela, el alumno debía ser capaz de aprender a investigar y explorar,
además una condición indispensable sería sumergirse en el ambiente y aprender
de la experiencia. De esa manera, podría reaccionar siempre con interés,
flexibilidad y curiosidad ante nuevas situaciones, así como responder de manera
creativa.
Las aulas que se conformasen estas escuelas, serían laboratorios sociales, en los
cuales se emplearían distintos métodos y materiales: además deberían tener un
espacio, para que el niño se dedicara a trabajar en lugar de escuchar.
El alumno.
Dewey dijo que los niños no eran limpias pizarras pasivas: que en cambio eran
activos y que tenían consigo interés. Y que por ello cuando el niño llegaba al aula
“ya era interesante, activo y la función de la educación, radicaría en tomar a su
cargo esta actividad y orientarla”.
En esta escuela, era el alumno quien debía asumir el papel activo.
Los alumnos debían aproximarse a las asignaturas como conjuntos de materiales
que mantendrían nexos con acciones que desarrollarían después en un futuro.
Papel del maestro.
Sostenía que los profesores debían ser capaces en la docencia, ya que deben
buscar estrategias didácticas que desarrollen y estimulen las facultades activas de
los alumnos. De tal manera, que se construyera un entorno, donde las actividades
inmediatas del alumno se enfrentaran a situaciones problemáticas que requerían
de conocimientos teóricos y prácticos.
Que el alumno asumiese el papel activo en este modelo de escuela, trajo consigo
cambios importantes en las funciones del profesorado. De esta forma el profesor
se convertiría en el guía del alumno y ejercerá como exponente de los intereses
del grupo de los alumnos.

Aportaciones a la escuela actual.


La educación actual fundamenta su base a las ideas pedagógicas propuestas por
Dewey.