Вы находитесь на странице: 1из 8

La palma aceitera pertenece a la familia Arecaceae, genero Elaeis.

Jacquin, la
describió en 1763 y le dio el nombre de Elaeis guineensis. Este genero incluye tres
especies; E. guineensis, de Africa Occidental; E. oleifera (Elaeis melanococa), que
se extiende de Centroamerica a Brasil, y E. odora, una especie poco conocida de
America del sur [1]. En la figura 1 se muestra una descripción anatómica de la planta
de palma aceitera.

Figura x. Descripción anatómica de la palma aceitera. A. Planta de palma aceitera;


B. Parte del raquis de una hoja; C. Base del raquis de la hoja; D. Inflorescencia
masculina; E. Espiga masculina; F. Corte transversal de una espiga masculina; G.
Corte longitudinal de una flor masculina; H. Parte de la inflorescencia masculina; I.
Flor femenina; J. Racimo de frutos; K. Fruto; L. Corte longitudinal de un fruto.

El aceite de palma es obtenido del mesocarpio del fruto de la palma y es


actualmente el segundo aceite de mayor consumo a nivel mundial y el de mayor
nivel de exportaciones. El aceite de palma está constituido en su mayoría por una
mezcla de triglicéridos. En la fracción restante se encuentran normalmente, en
mayor o menor proporción, ácidos grasos libres, materiales resinosos, esteroles,
vitaminas liposolubles, trazas de hidrocarburos, sustancias colorantes y trazas de
minerales.
Por medio del proceso de fraccionamiento, un método de cristalización y filtrado a
temperaturas controladas, es posible separar los componentes suaves y duros del
aceite, se obtiene un aceite liquido llamado oleína y una parte solida denominada
estearina, siendo la proporción promedio estearina/oleína aproximadamente de
25/75. Cuando la oleína (aceite crudo) se refina, blanquea y desodoriza, adquiere
un mayor valor en el mercado, este proceso es conocido como RBD (refinado,
blanqueado y desodorizado).

Las propiedades físicas y químicas de la oleína y la estearina difieren


significativamente de las propiedades del aceite de palma que le dio origen. Por un
lado, la oleína es completamente líquida a temperatura ambiente en climas
templados, tiene una composición más reducida de triglicéridos y es una rica fuente
de antioxidantes como la vitamina A, en la forma de carotenoides (500-700 ppm) y
vitamina E, presente en sus dos formas, tocoferoles y tocotrienoles (600-1000 ppm);
y la estearina se puede obtener en un amplio rango de puntos de fusión y valores
de yodo, lo que permite a los procesadores de aceite comercializar estearina suave,
media y dura especificada por sus puntos de fusión y valores de yodo. La estearina
es una fuente de grasa sólida utilizada principalmente como componente en la
formulación de mantecas para la panificación y margarinas; a su vez es un buen
substituto de grasas animales, materia prima para oleoquímicos, o como reemplazo
parcial directo del sebo animal en la elaboración de jabones [2].

Dado que el aceite de palma es uno de los de mayor producción mundial, y sus usos
y aplicaciones son muy diversos Para un mejor desarrollo sostenible de la
producción de aceite de palma, es necesario diversificar sus usos y aplicaciones.
Aunque una de las aplicaciones más exitosas es la síntesis de biodiesel, su
producción ha estado plagada de controversia debido a su competencia con el
escenario alimentario. Esto ha llevado a a un aumento en los precios de las materias
primas, y por lo tanto un aumento en el costo de producción de biodiesel [16,17].
Es posible aumentar la rentabilidad de una planta de producción de biodiesel si se
considera la síntesis alternativa de otros productos de mayor valor agregado a partir
de las materias primas utilizadas para la producción de biodiésel.

Aún más, utilizando el aceite de baja calidad, que por su alto contenido de ácidos
grasos libres (AGL), no es adecuado para el uso alimentario o para la síntesis de
biodiesel. Una posible alternativa es la producción de inhibidores de la corrosión
basados en las cadenas de hidrocarburos de los aceites vegetales, que han
demostrado tener éxito en el campo de la industria petrolera [18,19].
En este caso particular, es posible utilizar aceite de palma de bajo grado para la
síntesis del inhibidor donde no se requiere un proceso de purificación, ya que los
subproductos (principalmente glicerol) pueden actuar como diluyentes del producto
principal (inhibidores). En este sentido, la producción de biodiesel puede
considerarse un proceso de biorrefinería primaria, y la producción de otros
productos de mayor valor agregado (como los inhibidores de la corrosión) puede
considerarse como un proceso secundario de biorrefinería.
El primer estudio sobre el uso del aceite de palma como inhibidor de corrosion fue
realizado por Yaakob [3] en su disertación doctoral. El desarrolló una formulación
donde los componentes principales fueron del aceite de palma crudo (CPO), que
consistió en un 50% de ácidos grasos saturados, un 40% de monoinsaturados y un
9% de poliinsaturados y aproximadamente un 1% de otros componentes; epoxi y
dietilentriamina (DETA). La epoxi se produjo por la reacción de bisfenol A con
epiclorohidrina en medio alcalino. La DETA se entrecruza con las moléculas de
epoxi y reacciona con CPO para producir un derivado de imidazol. El mayor
contenido en ácidos grasos provoca la formación de más derivados de imidazol, que
es el principal factor para reducir la velocidad de corrosión. Para aumentar el
contenido de ácidos grasos libres, la oleína de palma fue soplada con oxígeno por
algunas horas. La formulación de inhibición se probó en acero dulce en una solución
1 M de HC1 y agua de mar a concentraciones de 2, 3 y 4 g/l y temperaturas de 30,
50 y 70 °C. La eficiencia se determinó mediante curvas de polarización (CPs) y
pérdida de peso. Los resultados de la oleína de palma soplada mostraron un
aumento significativo en los contenidos de ácidos grasos libres que paso del 34.19%
al 50.71%. En 1 M HCl, el inhibidor de oleína con epoxi mostró una eficiencia de
89% a 94%. Por su parte, en agua de mar, la eficiencia osciló entre 62% y 85% a
30 °C, 50 °C y 70 °C. La concentración óptima para el inhibidor de oleína de palma
soplado, con epoxi se obtuvo a 3 y 4 g/L.

La oleína de palma exhibe un potencial significativo como inhibidor de la corrosión.


El componente principal de la oleína de palma es el ácido oleico que contiene un
grupo ácido carboxílico y doble enlace simple. Se cree que la presencia de los dos
sistemas de enlace pi permite la adsorción en la superficie metálica. Sin embargo,
el aceite necesita ser soluble y estable en el medio. Para que un inhibidor a base de
aceite sea eficaz en un medio acuoso, se debe superar la inmiscibilidad natural
mediante la aplicación de tensioactivos o emulsionantes adecuados.

Jai et al [4] utilizaron la oleína de palma en combinación con aditivos como el


monolaurato de polioxietilen(20)sorbitano (Tween 20), hexano y la dietil triamina,
donde el primero actuó como emulsionante y el tercero como estabilizador de la
emulsión. La formulación del inhibidor la nombraron como POT2OHA. La eficiencia
de inhibición y el comportamiento del POT2OHA se determinaron con curvas de
polarización potenciodinámica en aluminio sumergidos en una solución 1 M de HCl
a 26, 50 y 70 °C a diferentes concentraciones de POT2OHA de 0, 0.03, 0.07, 0.10,
0.13 y 0.17 M. Los investigadores reportaron que la eficiencia aumentó al aumentar
la concentración de POT2OHA, pero disminuyó con el aumento de la temperatura.

El POT2OHA actuó como inhibidor de tipo mixto capaz de inhibir las reacciones
anódicas y catódicas de corrosión. De acuerdo con la isoterma de Langmuir, el
POT2OHA se adsorbió en la superficie a través de la fisisorción y/o semi-
quimisorción.

Daniyan et al [5] investigaron el efecto del aceite de palma como inhibidor de la


corrosión en hierro dúctil y acero dulce expuesto en NaOH 1M, agua dulce y agua
de mar sintética. Se aplicó directamente el aceite en cupones antes de la exposición,
y emplearon la pérdida de peso para determinar la eficiencia de inhibición. Los
autores concluyeron que el aceite de palma demostró una alta eficiencia en el medio
alcalino para ambos aceros.

Los exudados de Elaeis guiniensis (vino de palma) contienen cantidades iguales de


ácidos grasos saturados e insaturados. Además, el vino de palma tiene buenas
características como inhibidor de corrosión debido a que contiene componentes
inhibidores tales como taninos, alcaloides, compuestos fenólicos, saponinas,
oligosacáridos y flavonoides (Akachukwu, 2001).

Nwigbo et al [6] estudiaron el comportamiento del vino de palma como inhibidor de


corrosión en acero dulce en soluciones de H2SO4 y NaOH (0,1 y 0,5 M) a 30 y 60
oC utilizando la técnica de pérdida de peso en concentraciones de 5 y 15 g/100ml

del inhibidor. Sus resultados mostraron que la pérdida de peso disminuyó a medida
que aumentó la concentración de ambas soluciones, siendo mejor el inhibidor en la
solución básica. En sus resultados cinéticos, la energía de activación aumentó
conforme aumentó la temperatura y la concentración del inhibidor. Por último, los
autores concluyeron que el mecanismo de inhibición fue mediante adsorción física.

Yoo et al [7] sintetizaron inhibidores de corrosion verdes derivados de imidazolina


basados en biodiesel de aceites vegetales (palma, soya y castor). Tales inhibidores
fueron evaluados en acero dulce en una solución de HCl 1 M, con las técnicas
electroquímicas, EIS y CPs. Cuando la concentración de los inhibidores fue mayor
a 100 ppm, presentaron eficiencias buenas eficiencias (alrededor del %). Además,
concluyeron que dichas eficiencias estuvieron relacionadas con el grado de
insaturación y la longitud de la cadena alquílica y la concentración del inhibidor.

El-Lateef et al [8] sintetizaron 5 nuevos tensioactivos derivados de ácidos grasos a


base de aceite de palma (figura x) e investigaron su acción inhibidora contra la
corrosión del acero al carbono en solución de NaCl al 1% saturada de CO 2 a 50ºC
con las técnicas de CP y EIE. De acuerdo a los resultados de las pruebas
electroquímicas, los tensioactivos investigados fueron buenos inhibidores y su
eficiencia alcanzó el 98,95% a 100 ppm para el inhibidor V, cuya eficiencia eficacias
se atribuyó al efecto de bloqueo simple por adsorción de moléculas inhibidoras en
la superficie del acero. Los autores determinaron la actividad superficial de los
tensoactivos usando mediciones de tensión superficial a 25 °C. y descubrieron que
la adsorción de los inhibidores en la superficie de acero al carbono obedecía a la
isoterma de adsorción de Langmuir por y quimisorción. Por otra parte, los autores
investigaron la correlación entre las eficiencias de inhibición de los tensioactivos y
sus estructuras moleculares mediante química computacional, con el software
Gaussian y los resultados teóricos obtenidos fueron respaldados por los datos
experimentales.
Figura x. Surfantantes sintetizados por El-Lateef et al [8].

Fayomi y Popoola [9] probaron al aceite de palmiste verde tostado obtenido de la


almendra de la Elaeis guineensis como un inhibidor natural en una aleación de Al-
Mg-Si en solución de NaCl al 3,5% mediante curvas de polarización, resistencia a
la polarización lineal y método gravimétrico en concentraciones de 0, 5 y 15%. La
mayor eficiencia fue del 98% a una concentración de 15%. El inhibidor actuó como
un inhibidor tipo mixto. Además, los autores determinaron que la adsorción del
compuesto en la superficie de aluminio obedeció a la isoterma de adsorción de
Langmuir. Por último, el análisis con SEM-EDS mostró que hubo una mejora en la
morfología de la superficie del sustrato de aluminio en presencia del inhibidor en
comparación con las muestras sin el inhibidor.

Figura x. Representación de la estructura molecular de Elaeis guineensis [9].

El aceite de palmiste proviene de la semilla de la palma aceitera (Elaeis guineensis).


Es un aceite de cocina común en regiones tropicales como el sudeste de Asia y
África Central. El aceite de palmiste es más popular en África, especialmente en
Nigeria, debido a su bajo costo de fabricación en relación con el de otros aceites de
cocina. El aceite de palmiste es uno de los pocos aceites vegetales con alto
contenido de grasas saturadas, lo que lo hace semisólido a temperatura ambiente.
Las frondas de palma de aceite (Elaeis guineensis) se producen como desechos
durante la cosecha de frutos de palma aceitera. Se compone principalmente de
celulosa, lignina y hemicelulosas. Las ligninas como otros polifenoles son potentes
eliminadores de radicales libres y se consideran una valiosa fuente de compuestos
fenólicos antioxidantes.

Hussin et al [10] cuantificaron las propiedades antioxidantes de las ligninas


extraídas de la biomasa de palma de aceite utilizando tres procesos diferentes para
la extracción de lignina (proceso de obtención de pulpa Kraft, sosa y solvente
orgánico. También se evaluó el potencial de las ligninas extraídas como inhibidores
de corrosión en acero dulce en una solución HCl 0.5 M mediante las técnicas de
EIS y CP. Las ligninas extraídas con sosa mostraron las mayores actividades
antioxidantes y la mayor eficiencia de inhibición, de 85 y 98% con EIS y CP,
respectivamente, a una concentración de 500 ppm.

Gonzalez et al [11] sintetizaron una hidroxietil imidazolina modificada con aceite de


palma (figura x) como inhibidor de la corrosión del Cu en una solución de NaCl al
3,5% y la evaluaron con curvas de polarización, resistencia a la polarización lineal
(LPR) y espectroscopía de impedancia electroquímica (EIS). Sus resultados
indicaron que la imidazolina modificada actuó como un buen inhibidor del Cu y su
eficiencia aumentó al aumentar su concentración y tiempo de exposición. Las
eficiencias fueron mayores al 90% en concentración de 100 ppm. Los autores
atribuyeron la eficiencia del inhibidor por su estructura molecular con heteroátomos
que actúan por quimsorción en la superficie, siguiendo un tipo de isoterma de
Langmuir.

Figura x. Estructura general de una hidroxietilimidazolina, en la que R es un


derivado de la cadena alquílica [9].

Porcayo et al [12] realizaron la síntesis de amidas de ácidos grasos derivados del


aceite de palma (figura x), como inhibidores de corrosión. La eficiencia de los
inhibidores se evaluó mediante el uso de técnicas electroquímicas como Rp y EIS
en un acero 1018 en una solución que consistió en una mezcla 9:1 de salmuera con
diésel saturada con CO2. Las eficiencias de los inhibidores fueron superiores al 98%
con una concentración de 10 ppm.
Figura x. Estructura general de la amida derivada del aceite de palma, en la que R
es un derivado de la cadena alquílica [9].

[1] R. A. Ortiz Vega y O. Fernandez Herrera, Cultivo de la palma aceitera., San Jose
(Costa Rica).: Universidad Estatal a Distancia., 1994.
[2] J. Paniagua Molina, «Administración del riesgo de precio de mercado de la palma
aceitera (Elaeis guineesis) en Costa Rica, por medio de simulación de Monte Carlo e
ingeniería financiera,» Costa Rica, 2008.
[3] N. Yaakob, «Development of palm oil based anti-corrosion material for underwater
protection,» Malasia, 2007.
[4] J. Jai, W. Ali y W. Shabuddin, «Palm olein corrosion inhibitor for aluminium in Hcl
solution.,» Scientific Research Journal, vol. 8, nº 2, pp. 49-70, 2011.
[5] A. A. Daniyan, O. Ogundare, B. E. AttahDaniel y B. Babatope, «Effect of palm oil as
corrosion inhibitor on ductile iron and mild steel.,» Pacific Journal of Science and
Technology, , vol. 12, nº 2, pp. 45-53, 2011.
[6] S. C. Nwigbo, V. N. Okafor y A. O. Okewale, «Comparative Study of Elaeis
Guiniensis Exudates (Palm Wine) as a Corrosion Inhibitor for Mild Steel in Acidic
and Basic Solutions.,» Research Journal of Applied Sciences, Engineering and
Technology, vol. 4, nº 9, pp. 1035-1039, 2012.
[7] S. H. Yoo, Y. W. Kim, K. Chung, S. Y. Baik y J. S. Kim, «Synthesis and corrosion
inhibition behavior of imidazoline derivatives based on vegetable oil.,» Corrosion
Science, vol. 59, pp. 42-54., 2011.
[8] H. M. A. El-Lateef, V. M. Abbasov, L. I. Aliyeva, E. E. Qasimov y I. T. Ismayilov,
«Inhibition of carbon steel corrosion in CO2-saturated brine using some newly
surfactants based on palm oil: experimental and theoretical investigations.,» Materials
Chemistry and Physics, vol. 142, pp. 502-512., 2013.
[9] O. S. I. Fayomi y A. P. I. Popoola, «The Inhibitory Effect and Adsorption Mechanism
of Roasted Elaeis guineensis as Green Inhibitor on the Corrosion Processof Extruded
AA6063 Al-Mg-Si Alloy in Simulated Solution.,» Silicon, vol. 6, nº 2, pp. 137-143,
2014.
[10] M. H. Hussin, A. M. Shah, A. A. Rahim, M. N. M. Ibrahim, D. Perrin y N. Brosse,
«Antioxidant and anticorrosive properties of oil palm frond lignins extracted with
different techniques.,» Annals of forest science, vol. 72, nº 1, pp. 17-26, 2015.
[11] J. G. Gonzalez-Rodriguez, J. Porcayo-Calderon, E. Vazquez-Velez, L. M. de la
Escalera, J. Canto y L. Martinez, «Use of a Palm Oil-Based Imidazoline as Corrsion
Inhibitor for Copper in 3.5% NaCl Solution.,» Int. J. Electrochem. Sci, vol. 11, pp.
8132-8144., 2016.
[12] J. Porcayo-Calderon, E. M. Rivera-Muñoz, C. Peza-Ledesma, M. M. Casales-Diaz,
M. d. l. E. L., J. Canto y L. Martinez-Gomez, «Sustainable Development of Palm Oil:
Synthesis and Electro-chemical Performance of Corrosion Inhibitors.,» Journal of
Electrochemical Science and Technology, vol. 8, nº 2, pp. 133-145, 2017.