Вы находитесь на странице: 1из 4

Tipos de fuegos y como extinguirlos.

Fuego Clase A: Fuego de materiales combustibles sólidos (madera, tejidos,


papel, plástico, etc.). Para su extinción requieren de enfriamiento, o sea se
elimina el componente temperatura. El agua es la sustancia extintora ideal. Se
usan matafuegos Clase A, ABC o AB.
Fuego Clase B: Fuego de líquidos combustibles (pinturas, grasas, solventes,
naftas, etc.). Se apagan eliminando el oxígeno o interrumpiendo la reacción en
cadena que se produce durante la combustión. Se usan matafuegos BC, ABC,
AFFF (espuma).
Fuego Clase C: Fuego de equipos eléctricos bajo tensión. El agente extintor
no debe ser conductor de la electricidad por lo que no se pueden usar
soluciones acuosas (matafuegos de agua o espuma). Se usan matafuegos
Clase BC ó ABC. (Una vez cortada la corriente, se puede usar agua o extintores
Clase A o espuma química AFFF).
Fuego Clase D: Fuego originado por metales inflamables. Los matafuegos
cargados con agente extintor de polvo clase D, son especialmente apropiados
para la protección de incendios son haya un riesgo con metales inflamables
(sodio, magnesio, potasio, entre otros).
Fuego Clase K: Fuego de aceites vegetales o grasas animales. Requieren
extintores especiales para fuegos Clase K, que contienen una solución acuosa
de acetato de potasio que en contacto con el fuego producen un efecto de
saponificación que enfría y aísla el combustible del oxígeno.

Tipos de extinguidores.

Extinguidores de agua
Los extinguidores de agua actúan disminuyendo la temperatura por debajo de la ignición.
Los extinguidores de agua son diseñados para proteger áreas que contienen riesgos de
fuego Clase A (combustibles sólidos).
Aplicaciones típicas: carpinterías, archivos, aserraderos, depósitos, hospitales, etc.

Extintores de espuma (agua con AFFF)


Los extinguidores de espuma además de disminuir la temperatura aíslan el combustible del
oxígeno.
Los extinguidores de agua con AFFF son diseñados para proteger áreas que contienen
riesgos de fuego Clase A (combustibles sólidos) y Clase B (combustibles líquidos).
Aplicaciones típicas: industrias químicas, petroleras, laboratorios, comercios de distribución
de productos químicos, transporte, buques, aeronavegación, etc.
Extintores de dióxido de carbono (CO2)
Eliminan el oxígeno del tetraedro del fuego creando una atmósfera inerte y disminuyen el
calor debido a la baja temperatura del mismo.
Los extinguidores de CO2 deben usarse únicamente para extinguir fuegos Clase B o C.
Son poco efectivos para fuegos Clase A.
Los extinguidores de dióxido de carbono (CO2) son diseñados para proteger áreas que
contienen riesgos de incendio Clase B (combustibles líquidos y gaseosos) y Clase C
(equipos eléctricos energizados).
Aplicaciones típicas: industrias, equipos eléctricos, viviendas, transporte, comercios,
escuelas, aviación, garajes, etc.

Extintores de polvo químico seco ABC


Actúan interrumpiendo la reacción química presente en el fuego.
El polvo químico ABC es el agente extintor más utilizado en la actualidad y es efectivo para
fuegos clase A, B y C,
En los fuegos clase A actúa enfriando la superficie en llamas ya que se funde, absorbiendo
calor, además crea una barrera entre el oxígeno y el combustible en llamas.
Los extinguidores de polvo químico seco ABC son diseñados para proteger áreas que
contienen riesgos de fuego Clase A (combustibles sólidos), Clase B (combustibles líquidos
y gaseosos) o Clase C (equipos eléctricos energizados). Existen polvos químicos para
fuegos B y C, utilizados generalmente cuando no existen elementos que producen fuegos
de clase A (por ej. en la industria petrolera).
Aplicaciones típicas: Industrias, oficinas, viviendas, depósito de combustibles, transporte,
comercios, escuelas, aviación, garajes, etc.

Extintores clase K para cocinas


Estos extinguidores para cocinas contienen una solución a base de acetato de potasio, para
ser utilizados en la extinción de fuegos de aceites vegetales no saturados para los que se
requiere un agente extintor que produzca un agente refrigerante y que reaccione con el
aceite produciendo un efecto de saponificación que sella la superficie aislándola del
oxígeno. La fina nube vaporizada previene que el aceite salpique, atacando solamente la
superficie del fuego. Los extintores a base de acetato de potasio para fuegos de clase K
fueron creados para extinguir fuegos de aceites vegetales en freidoras de cocinas
comerciales.
Aplicaciones típicas: restaurantes, cocinas industriales, etc.
Extintores a base de productos halogenados (HCFC)
Actúan, al igual que los extintores a base de polvo, interrumpiendo la reacción química del
tetraedro de fuego.
Tienen la ventaja de ser agentes limpios, no dejan residuos luego de la extinción.
Los extinguidores de HCFC 123 bajo presión son diseñados para proteger áreas que
contienen riesgos de fuego Clase A (combustibles sólidos), Clase B (combustibles líquidos
y gaseosos) y Clase C (equipos eléctricos energizados).
Aplicaciones típicas: áreas de computadoras, comunicaciones, bibliotecas, documentos,
galerías de arte, laboratorios, etc.

Extintores de polvo para fuegos clase D


Se utilizan para extinguir fuegos de metales combustibles (sodio, litio, potasio, etc.)
generalmente estos materiales pueden generar incendios cuando se encuentran en forma
de polvo o astillas. Debido a que autogeneran oxígeno en el interior no son aptos ninguno
de los agentes que no sean estos polvos específicos para fuegos de metales.

Extintores de agua vaporizada


Los extinguidores de agua vaporizada son diseñados para proteger todas las áreas que
contienen riesgos de fuegos Clase A (combustibles sólidos) y Clase C (equipos eléctricos
energizados) en forma eficiente, segura y donde se requiera un agente limpio.
Tienen una boquilla de salida especialmente diseñada para producir una salida del agua en
forma de niebla , que sumado a que el agente extintor es agua destilada, lo convierten en
un agente extintor que no conduce la electricidad y además no daña los equipos
electrónicos que no son atacados por el fuego.
Aplicaciones típicas son: hospitales, servicios aéreos, edificios de departamentos, bancos,
museos oficinas, centro de cómputos, industrias electrónicas, centro de
telecomunicaciones, escuelas, supermercados, etc.

¿Qué es el halón?
El halón es un gas extintor de incendios usado anteriormente, el que actualmente se utiliza
es el gas inergén.
Los halogenados son productos químicos que tienen la capacidad de extinguir el fuego
mediante la captura de los radicales libres que se generan en la combustión. Después de
estudiase los efectos de estos compuestos en la capa de ozono, se determinó que el halón
1211 producía daños a la capa de ozono por lo que fue retirado del mercado. Además de
la alta efectividad del halón, este contaba con otras propiedades tales como la baja toxicidad
y el no provocar daños ni dejar residuos sobre los equipos electrónicos y eléctricos sobre
los cuales se descargaban.
Instituto Politécnico Nacional
ESIME TICOMÁN
Ingeniería en Aeronáutica

“Tipos de fuego y como combatirlos”

Asignatura: Ingeniería de motores


Profesora: Landeros Méndez Minelia
Grupo: 7AM1
Alumno: