You are on page 1of 3

B.

SPINOZA: consideraba la existencia de diferentes grados:


-Primer género: OPINION E IMAGINACIÓN. incluye a todas las ideas consideradas como confusas e inadecuadas.
Una característica de este conocimiento es que será origen y causa de la falsedad. También se considera como
fundamental para los siguientes niveles de conocimiento.

-Segundo género: MODO Y RAZÓN. corresponde al esfuerzo que surge de la razón por organizar el conocimiento;
sin embargo, a pesar que es un conocimiento jerárquicamente superior con relación al primero, no permitirá conocer la
esencia de las cosas. A pesar que no se aproxima a la perfección del tercer grado de conocimiento, tiene carácter de
verdad, y hace referencia a un método que permitirá alcanzar al ser humano el tercer nivel del conocimiento. “Pertenece
a la naturaleza de la razón considerar las cosas, no como contingentes, sino como necesarias”. Es un conocimiento
esencialmente demostrativo que implica la aplicación de una noción o regla a la cosa singular.

-Tercer género: CIENCIA INTUITIVA. procederá la idea adecuada de la esencia formal de ciertos atributos de dios.
Tendrá su fundamento en el conocimiento de Dios, y cuanto más se entiende y conoce a Dios, mejor se conocen las
cosas singulares, pero también a la inversa. (“Cuanto más conocemos las cosas singulares, más conocemos a Dios”).
“Cuanto más alto se eleva uno en ese género de conocimiento más conciencia tiene de sí mismo y de Dios, es decir,
es más perfecto y posee la beatitud”.

LEIBNIZ: creador de una rama en la filosofía, llamada “teodicea” que se ocupa de conciliar la existencia del mal en
el mundo con la presencia de un dios benévolo. es la demostración de la armonía entre la razón y la revelación, entre
la verdad y la fe; la conciliación de la providencia, de la predestinación de los buenos y de la permisión de la condena
de los malos, con la libertad y la razón humana; el respeto de Dios al libre albedrío en su concurso físico y moral a las
acciones humanas, buenas o malas.

Leibnitz considera las ideas innatas como distintas de las especies; son unos conocimientos actuales de los objetos
del mundo infundidos en el alma en el momento de su creación.

Las almas humanas fueron creadas al principio, e incluidas en corpúsculos orgánicos, quedaron en el esperma de
Adán, del cual son transmitidas a sus hijos y así sucesivamente. No existe entre el alma y el cuerpo otra unión fuera
del consentimiento armónico de las operaciones de una y otro, como si procediesen de algún vínculo e influjo común,
aun cuando no se diese vínculo de esa naturaleza.

FRANCIS BAKON: muestra los elementos de anti-autoritarismo, el empirismo y el utilitarismo.


El conocimiento, en el sentido de la verdad, ya no tenía valor intrínseco, sino que deriva su valor de los efectos prácticos,
a los que servía. Así, Bacon abandonó la idea del conocimiento como una forma de liberar el espíritu humano (liberales
artes).

Bacon, afirmó la primacía de la utilidad en la esfera del conocimiento, que es una de las características importantes
de la idea de la modernidad.

Bacon, se dio cuenta de que los hechos tienen que ser recogidos de manera metódica para que se puedan hacer
comparaciones. No era suficiente para buscar la confirmación de los casos.

Él describe los prejuicios comunes que impiden que la gente tenga la claridad de mente necesaria para descubrir este
conocimiento como cuatro "Idols" (ídolos):
DAVID HUME: Pensaba que el hombre, lo único que puede conocer de las cosas son las REPRESENTACIONES
y, que todos los contenidos de la mente provienen de la EXPERIENCIA. Distingue fundamentalmente dos clases de
percepciones: IMPRESIONES (las cuales son vivas e intensas) e IDEAS (débiles y borrosas). (las ideas son copias de
impresiones). Las impresiones penetran en la mente a través de los sentidos y son muy intensas, mientras que las
ideas penetran en la mente mediante la razón y la memoria, y su fuerza es menor.
Impresiones simples y complejas. Impresiones simples son atómicas, simples de la percepción. Impresiones complejas
son las que implican multitudes de impresiones simples. Hay impresiones internas y externas. Externas son las
sensaciones y la internas serían los sentimientos.

JOHN LOCKE: el conocimiento es siempre conocimiento de ideas. Las ideas son el objeto de nuestro conocimiento,
su contenido mismo: todo lo que conocemos son ideas. Pero he aquí la primera diferencia fundamental: todas las ideas
que tenemos no pueden provenir sino de mí misma experiencia.

La idea procede de la experencia, puede ser: por la sensación, y por reflexión. La filosofía empirista de Locke es mucho
más modesta, pues se centra en la función de la mente, en su ejercicio y resultados.

POSITIVISMO: Se conoce con el nombre de positivismo a una estructura o sistema de carácter filosófico que
está basado en el método experimental y que se caracteriza por rechazar las creencias universales y las nociones a
priori. Desde la perspectiva de los positivistas, la única clase de conocimientos que resulta válida es el de carácter
científico, el cual surge de respaldar las teorías tras la aplicación del método científico.

PRÁGMATISMO: El pragmatismo sitúa el criterio de verdad en la eficacia y valor del pensamiento para la vida. Se
opone, por lo tanto, a la filosofía que sostiene que los conceptos humanos representan el significado real de las cosas.
Para los pragmáticos, la relevancia de los datos surge de la interacción entre los organismos inteligentes y el ambiente.
Esto lleva al rechazo de los significados invariables y de las verdades absolutas: las ideas, para el pragmatismo, son
sólo provisionales y pueden cambiar a partir de investigaciones futuras.

GIRO COPERNICAL: El giro copernicano de Kant consiste, por consiguiente, en que él cree que la filosofía, para
entrar en el camino seguro del progreso en el conocimiento, ha de hacer lo mismo que hizo Copérnico en astronomía:
si éste, para explicar los movimientos celestes, entendió que era mejor partir del supuesto de que era el espectador
quien giraba, de manera parecida Kant cree que sólo podemos tener un verdadero conocimiento de las cosas -un
conocimiento universal y necesario- si el objeto depende del pensamiento, para ser conocido, y no a la inversa. Éste
es el supuesto de que parte la filosofía trascendental de Kant.