Вы находитесь на странице: 1из 20

Völuspá- La Visión de la Adivina

1.- ¡Silencio a los Dioses,

a todos, pido,

a los grandes o humildes Quieres, oh Valfod, mis primeros recuerdos

hijos de Heimdall! que yo bien cuente de antiguos dichos.

2.- Gigantes recuerdo de ellos un día los anchos mundos, bajo tierra cubierto

en remotos tiempos; yo misma nací; los nueve, recuerdo, el árbol glorioso.

Afuera me sentaba cuando viniste, Terror de los dioses, y miraste fijamente en mis ojos. ¿Por que me llamas? ¿Por qué me tientas? Odhinn, sé donde tu ojo está escondido, Escondido lejos en el pozo de Mimir:

Mimir cada mañana su hidromiel bebe De la promesa de Valfather. ¿Bien sabrías más?

De Heimdal y su cuerno también sé. Escondido bajo el sagrado árbol Debajo de él fluye un precioso arroyo de la promesa de Valfather ¿Bien sabrías más?

Silencio solicito de la gente sagrada, Silencio del grupo y descendencia de Heimdall:

En tu voluntad Valfather, relataré bien Las viejas canciones de los hombres que mejor recuerdo.

Hablo de gigantes de tiempos olvidados. Aquéllos que me alimentaron en días pasados:

Nueve mundos puedo contar, nueve raíces del árbol. El maravilloso fresno, yendo bajo la tierra,

Cuando Ymir vivió hace tiempo No había arena o mar, ni olas surgiendo. En ninguna parte había aquí tierra ni cielo. Sino un enorme vacío y césped en ninguna parte.

Los hijos de Bur construyeron entonces las tierras. Amoldada en magnificencia el Midgard:

El sol miró fijamente desde el sur en las piedras de su vestíbulo, De la tierra crecieron puerros verdes.

La sol volvió del sur, hermana de Luna, Su brazo derecho descansó en el borde del Cielo; No tenía ningún indicio de donde su lugar estaba, Ni Luna una noción de lo que podría hacer, Los planetas no supieron donde sus lugares estaban.

Los altos dioses se reunieron en concilio En su vestíbulo de juicio, todos los gobernantes:

A la Noche y al Anochecer sus nombres dieron, A la Mañana ellos nombraron y al mediodía, Medio invierno, Medio verano, para el asignar de años.

En el Campo de Ida los Aesir se encontraron:

Templo y altar enmaderaron y levantaron,

Prepararon una forja para herrar tesoros, Tenazas hicieron y herramientas forjaron;

Jugaron ajedrez en la corte y alegres eran; Oro no les faltó, el metal brillante Entonces llegaron tres, las doncellas Gigantas, Regocijandose en su fuerza, de origen gigante.

Los altos Dioses se reunieron en concilio. En su vestíbulo de juicio: Quién de los enanos Debe moldear al hombre con destreza de maestro ¿De la sangre de Brimir y la rama de Blain?

Motsognir era su poderoso gobernante, El más grandioso de los enanos, y Durin después de él:

Los enanos hicieron como Durin dirigió, Muchas formas de hombre hicieron de la tierra.

Nyi and Nidi, Nordri, Sudri, Austri and Vestri, Althjof, Dvalin, Bivor, Bavor Bombur, Nori, An and Anar, Ai, Mjodvitnir, Veignr and Gandalf, Vindalf, Thorin, Thror and Thrain, Thekkur, Litur, Vitur, Nar and Nyradur, Fili, Kili, Fundin, Nali Hefti, Vili, Hanar, Sviur, Billing, Bruni, Bildur, and Buri, Frar, Hornbori Fraegur, Loni, Aurvangur, Jari, Eikinskjaldi:

(Toda la gente de Durin he nombrado debidamente,)

Debo hablar de los enanos en la costa de Dvalin; Como leones ellos estaban en el tiempo de Lofar:

En el pantano de Juravale ellos hicieron su morada, De su vestíbulo de Piedra instauraron en jornadas,

Ahí estaban Draupnir y Dolgthrasir, Har, Haugspori, Hlevangur, Gloi, Dori, Ori, Dufur, Andvari, Skirvir, Virvir Skafidur, Ai, Alf y Yngvi, Eikinskjaldi, Fjalar y Frosti, finn y Ginnar: Los hombres recordarán mientras vivan La larga línea de antepasados de Lofar.

Entonces a la costa tres llegaron, Grandes, misericordiosos, de la casa de Dioses:

Ask y Embla en la tierra ellos encontraron, Lánguidos, débiles, sin destino designado

No tenían aliento, ni sangre ni sentidos, Ni habla, ni salud:

Odhinn les dio aliento, Hoenir sentidos, Sangre y salud Lodur les dio.

Yo sé de un fresno, llamado Yggdrasil:

Lluvias chispeantes se vierten en sus hojas Ese rocío de goteo, en las cañadas debajo, En el pozo de Urd ondea siempre verde, Se halla encima de esa fuente tranquila,

Cerca de él de donde ahora allí vienen Las Doncellas de Destino, primero Urd, Skuld la segunda, tiradora de runas, Después Ver dandi, tercera de las Norns,:

Las leyes que determinan las vidas de los hombres Ellas fijaron para siempre y su destino sellaron.

La primera guerra en el mundo recuerdo bien, Cuando Gullveig era mortificada con puntas de lanzas

Y quemada en el vestíbulo del gran dios:

Tres veces quemada, tres veces renacida, A menudo puesta bajo, ella vive aún,

Los dioses se apresuraron a su vestíbulo de juicio, Se sentaron en concilio para descubrir quién Había viciado todo el aire con corrupción

Y la doncella de Odhinn ofrecida a los gigantes,

A su huesped Odhinn su lanza tiró En la primera batalla del mundo; roto fue el muro de tablas De la fortaleza de los dioses: los feroces Vanir Provocaron la guerra en los campos.

Los dioses se apresuraron a su vestíbulo de juicio, Se sentaron en concilio para descubrir quién Había viciado todo el aire con corrupción

Y la doncella de Odhinn ofrecida a los gigantes.

Una vez Thorr derribó en su rabia feroz; Rara vez él se sienta cuando oye de cosas así:

Los juramentos estaban rotos, votos de alianza, Acuerdos solemnes jurados entre ellos.

Valkyries yo vi y llegando desde lejos, Cabalgando para ayudar ávidamente a los Goths; Skuld perfora un escudo, Skogul otro Gunn, Hild, Gondul y Spearskogul:

Debidamente he nombrado a las hijas de Odhinn, Valientes jinetes las Valkyries.

Baldur yo vi el Dios sangrante, Su destino aún oculto, el Hijo de Odhinn:

Alto en la llanura una planta creció, Una fina maravilla, el muérdago.

De ese hermoso arbusto, disparado por Hodur, Volando el dardo fatal que tumbó al dios. Pero el hermano de Baldur nació poco después:

Aunque con una noche de edad, el Hijo de Odhinn Hizo un voto para vengar esa muerte.

Sus manos él no lavó ni su pelo peinó. Hasta que la ruina de Baldur fuera llevada a la pira:, Mortal el arco trazado por Vali, La cuerda fuerte de intestino estirado, Pero Frigga lloró en Fensalir Por la pena del Valhalla. ¿Bien, sabrías más?

Yo veo un prisionero por las fuentes hirvientes; Loki parece ser, repugnante a la vista:

Allí Sigyn se sienta, triste por su marido, En penas por su hombre. ¿Bien sabrías más?

Desde el este a través del Valle de Veneno corre Encima de las piedras dentadas el Río Repugnante.

Al norte, en Darkdale, se halla el lugar de la morada De la parentela de Sindri, cubierta con oro;

Un vestíbulo también en Everfrost, El vestíbulo del banquete de Brimir el gigante.

Un tercero yo veo, que la luz del sol no alcanza, En la Costa de Hombre Muerto: las puertas miran hacia el norte, A través de su humo descarga regueros de veneno, Pieles de serpiente desmadejan el vestíbulo.

Los hombres andan con dificultad allí atormentados por el arroyo, Asesinos viles, hombres sin honor, Y astutos seductores de las esposas de los hombres:

Nidhogg chupa la sangre de los cuerpos de los muertos El lobo los desgarra. ¿Bien, sabrías más?

En el este habita una bruja, en Ironwood:

La cría de Fenris se engendra allí Lobo monstruos, uno de los cuales Eventualmente devorará el sol.

El guardián de los gigantes, Eggthur jubiloso, Se sienta en su altar e insiste bien:

El gallo rojo, llamado Todo conocedor Audazmente bravea desde Birdwood.

Goldencomb a los dioses bravea Quién despierta a los guerreros en el Valhalla:

Un cacareo la gallina roja llama también Desde el vestíbulo de Hel, profundo bajo la tierra.

Fuerte aúlla Garm ante Gnipahellir, Estallando sus cadenas, Fenris corre:

Más allá en el futuro a lo lejos observo El crepúsculo de los dioses que dieron victoria.

El hermano herirá al hermano y los dos caerán, Los hijos de hermanas mancillarán con incesto; El mal será en la tierra, una edad de perdición, De choques de espadas y sonido de escudos, Una edad del viento, una edad del lobo hasta que el mundo se arruine:

Ningún hombre a otro mostrará misericordia.

Las aguas estarán con problemas, las olas surgirán:

Anunciando ahora el doblez del Destino, Heimdal sopla su cuerno en alto, En el camino de Hel todos los hombres tiemblan

Yggdrasil tiembla, el fresno sobresaliente Gemidos de penas; el lobo está suelto:

Odhinn habla con la cabeza de Mimir Antes de que sea tragado por la parentela de Surt.

Desde el este Hrym llega, alza su escudo La serpiente escamosa se retuerce de rabia El gran gusano con las olas compite El águila de pico pálido besa a los muertos,

Gritando de alegría: la nave Naglfar Navegando desde el este, a su timón Loki Con los niños de oscuridad, los condenadores

La descendencia de los monstruos, aliados del lobo, Todos los que el hermano de Byleists sigue.

¿Qué será de los dioses? ¿Qué será de los elfos? En sus moradas los Gigantes se quejan que los dioses están en concilio Los enanos se lamentan ante su puerta de piedra, Amos de muros. ¿Bien, sabrías más?

Surt con la perdición de ramas viene Del sur, en su espada el sol del Valgods, Los riscos se derriban, la bruja cae precipitada, Los hombres pisan el camino de Hel, los Cielos se abren.

Una gran pena cae en Hlin Cuando Odhinn llega delante a luchar con el lobo;

El asesino de Beli lucha con Surt:

Ahora caerá el amado de Frigga.

Ahora valiente viene el hijo del Valfather, Vidar, a rivalizar con Valdyr en batalla, Entierra su espada en él hijo de Hvedrung, Vengando a su padre con un golpe descendente.

Ahora los hijos de Hlodyn y Odhinn vienen Para luchar con Fenris; los más feroces de los guerreros Él daña en su rabia todo el Midgard; Los hombres con miedo huyen de sus hogares; Nueve pasos atrás camina el hijo de Bur Retrocede del gusano de mofarse sin miedo.

Ahora la muerte es la porción de los condenados, Rojo con sangre los edificios de los dioses, El sol se pone negro en el verano después, Los vientos gimotean. ¿Bien, sabría más?

La tierra se hunde en el mar, el sol se pone negro, Cayendo desde el Cielo están las estrellas calientes, Los humos se esparcen, en llamas estallan, El propio cielo se chamusca con fuego.

Veo la Tierra que resucita en una segunda era Fuera de la espuma, hermosa y verde; Bajo desde la caída pez para capturar, El vuelo del águila; las aguas que fluyen.

En el Campo de lda los Aesir se reúnen:

Ellos recuerdan al gusano de Midgard,

Reflexionan de nuevo el gran crepúsculo

Y las runas antiguas del gran dios

Se encontrarán tableros de una belleza para extrañarse, Tableros de oro en el césped mucho después Los tableros de ajedrez que poseyeron en los días antiguos,

Acres sin sembrar cosechas producirán, El mal será abolido, Baldur volverá Y el vestíbulo de Hropt con Cuezo se reconstruirá, Dioses sabios. ¿Bien, sabrías más?

Haenir manejará la vara de la profecía, Los hijos que dos hermanos prepararán su morada En toda Windhome. ¿Bien, sabrías más?

Más hermoso que la luz del sol, veo un vestíbulo Un vestíbulo techado con oro en Gimle:

Señor amables vivirán allí para siempre en deleite.

Ahora cabalga el Poderoso a la Puerta del Arco iris, Poderoso desde cielo, el Gobernante de Todo:

Desde las profundidades un dragón viene volando El dragón oscuro de Darkfell, En sus alas los cuerpos de hombres, Vuela sobre mi cabeza que agacho ahora.

Hávamál

Los Refranes de Hár Los números están en referencia a las estrofas en la Traducción de Hollander

1 El hombre que está de pie en un umbral extraño, debe ser cauto antes de cruzarlo, mirar este rumbo y aquello: ¿Quién sabe de antemano qué enemigos pueden estar Esperándolo en el vestíbulo?

2 Saludos al anfitrión, El invitado ha llegado, ¿En qué asiento se sentará? Imprudente es quién ante puertas desconocidas Confía en su buena suerte,

3 El fuego es necesitado por el recién llegado Cuyas rodillas están heladas y adormecidas; Carne y limpio lino necesita un hombre que viaja a través de la caída,

4 Agua, también para que él pueda limpiarse antes de comer, Ropa de mano y una bienvenida cordial, palabras Corteses, luego cortés silencio para que pueda narrar su historia,

5 Quién viaja a menudo necesita su ingenio sobre él, El tonto debe quedarse en casa: El hombre ignorante se ríe a menudo Cuando se sienta con el sabio,

6 De su conocimiento un hombre nunca debe alardear, Más bien ahorrarse el discurso Cuando a su casa uno más sabio llega: Raramente aquéllos que están callados Cometen errores; el ingenio de la madre es siempre un amigo fiel,

7 Un invitado debe ser cortés Cuando llega a la mesa Y sentarse en prudente silencio, Sus oídos atentos, sus ojos alertas: Así él se protege,

8 Afortunado es quién está favorecido en su vida Con alabanza y palabras de sabiduría: El mal consejo es dado a menudo Por aquéllos de corazón maligno,

9 Bendito es quién en su propia vida se otorga alabanza e ingenio, Porque el consejo perverso es dado a menudo Por mortales a los demás,

10 Mejor equipo que el buen sentido un viajero no puede llevar, Mejor que las riquezas para un hombre desdichado, lejos de su propia casa,

11 Mejor equipo que el buen sentido un viajero no puede llevar, Una carga más tediosa que demasiada bebida un viajero no puede llevar,

12

Menor bien que la fe habría Es la hidromiel para los hijos de hombres: Un hombre sabe menos cuando más bebe, se

vuelve un necio turbado de los sentidos,

13 Yo olvido es nombre que el hombre da al que revolotea en las fiestas: Atrapado en sus penachos estaba aquella

noche, Cuando era un invitado en la corte de Gunnlod

14 Borracho estaba, borracho a muerte, Cuando Fjalar el sabio estaba conmigo: Mejor es el banquete que uno recuerda

después, Y sabes todo lo que pasó,

15 El silencio se vuelve el Hijo de un príncipe, estar callado pero valiente en la batalla: Conviene a un hombre ser feliz

y contento Hasta el día de su muerte,

16 El cobarde cree que él vivirá para siempre Si se retira en la batalla, Pero en la vejez no tendrá ninguna paz Aunque

las lanzas hayan evitado sus miembros

17 Cuando se encuentre con sus amigos, los tontos bostezones, Será al principio tímido y vergonzoso, Entonces beberá

a sorbos su hidromiel e inmediatamente Todos sabrán lo idiota que él es,

18 Aquéllos que han visto y han sufrido mucho, Y saben las maneras del mundo, Que han recorrido, pueden decir qué

espíritu Gobierna a los hombres que encuentra,

19 Bebe tu hidromiel, pero con moderación, Habla con sentido o quédate en silencio: Ningún hombre es llamado

descortés si se acuesta a una hora temprana

20 Un hombre glotón que bebe mucho Trae dolor sobre él: En la mesa del sabio él se mofa a menudo, se Burla por su

barriga hinchada,

21 La manada sabe cuando es su tiempo, Y deja la tierra rasante: Pero el glotón nunca sabe cuánto Su barriga es capaz

retener,

22 Un perverso malhumorado, el hombre infeliz Ridiculiza todo que él oye, se Burla de otros y siempre se niega a ver

las faltas en él

23 Tonto es quién se irrita por la noche, Y yace despierto preocupado Un hombre fatigado cuando la mañana llega, Y

encuentra que todo está tan mal como antes,

24 El necio piensa que aquellos que se ríen con él son todos sus amigos, Desprevenido cuando él se sienta con hombres

más sabios Cómo perversamente ellos hablan de él.

25 El necio piensa que ésos que se ríen con él son todos sus amigos: Cuando él viene al Thing y llama por apoyo, Pocos

voceros encuentra,

26 El necio cree estar lleno de sabiduría Mientras él se sienta junto a su chimenea en casa. Rápidamente descubre

cuando es interrogado por otros Que él no sabe nada en absoluto.

27 El bobo ignorante hace bien en estar callado Cuando él se mueve entre otros hombres, nadie sabrá que es un mente

simple Hasta que empiece a hablar; nadie sabe menos que es un mente simple Que el hombre que habla demasiado.

28 Preguntar bien, contestar debidamente, Son las marcas de un hombre sabio: Los hombres deben hablar de los hechos

de los hombres, lo que pasa no puede esconderse.

29 Sabio no es quién nunca está callado y balbucea palabras sin sentido: Una lengua locuaz que sigue parloteando Canta

a su propio daño.

30 Un hombre entre amigos no debe burlarse de otro: Muchos creen del hombre Que no es cuestionado que sabe mucho

Y así que escapa de su desdén.

31 El invitado prudente tiene su manera de tratar Con aquéllos que se mofan de él en la mesa: Él sonríe a través de la

comida y no parece oír Las tonterías habladas por sus enemigos

32 Los mejores amigos pueden resultar Cuando ellos se sientan a la mesa del banquete: Es, y será, una cosa vergonzosa

Cuando un invitado riñe con otro invitado,

33 Una temprana comida un hombre debe tomar Antes de visitar a los amigos, Para que no, cuando él llegue allí, esté

hambriento, Temeroso de pedir comida.

34 Al falso amigo el camino cuesta Aunque su casa esté en la carretera. Al buen amigo hay un atajo, Aunque él viva en

un lugar lejano.

35 El invitado discreto tomará su licencia Temprano, no se quedará mucho tiempo: Él empieza a sentir quien despide su

bienvenida En un vestíbulo que no es el propio.

36 Una cabaña pequeña de uno propio es mejor, Un hombre es su amo en casa: Un par de cabras y un tejado

encordelado Todavía son mejores que mendigar.

37 Una cabaña pequeña de tu propiedad es mejor, Un hombre es su amo en casa: Su corazón sangra en el mendigo que

debe Pedir por cada comida por carne.

38

Un caminante no debe caminar desarmado, Sino tener sus armas a mano: No sabe cuando pueda necesitar una lanza,

O

qué amenaza se encuentra en el camino.

39

Ningún hombre es tan generoso para no a aceptar Un regalo a cambio por un regalo, Ningún hombre es tan rico que

realmente le Duela ser reembolsado.

40 Una vez que se ha ganado bastante riqueza, No se debe pedir más: Lo que se guarda para los amigos, los enemigos

pueden tomar; La Confianza es a menudo mentirosa.

41 Con presentes los amigos deben complacerse, Con un escudo o una costosa cota: El dar mutuamente hace amistades

Tan largas como que la vida vaya bien,

42 Un hombre debe ser fiel en la vida con los amigos, Y devolver regalo por regalo, Reír cuando ellos ríen, pero con

mentiras pagar a Un enemigo falso que miente.

43 Un hombre debe ser fiel a través de la vida con los amigos, A ellos y a los amigos de ellos, Pero nunca debe un

hombre hacer oferta De amistad a sus enemigos.

44 Si encuentras a un amigo en el que confías totalmente Y desea para ti buena voluntad, intercambia pensamientos,

intercambia regalos, Ve a menudo a su casa.

45

Si tratas con otro en el que no confías Pero desea para ti buena voluntad, Sé justo en habla pero falso en pensamiento

Y

dale mentira por mentira.

46

Incluso con uno que no confías Y dudas de lo que él quiere hacer, palabras Falsas con sonrisas justas Pueden hacerte

el

regalo que deseas.

47

Joven y solo en un largo camino, Una vez perdí mi rumbo: Rico me sentía cuando encontré a otro; El hombre se

alegra en hombre.

48

Los generosos y valientes tienen vidas más buenas, raramente será acosado con preocupaciones, Pero el hombre ruin

ve

problemas por todas partes Y el avaro se aflige por regalos.

49

Dos estacas de madera se hallaban en la llanura, en ellas colgué mi ropa: Vestidas en lino, parecían bien nacidas,

Pero, desnudo, yo era un don nadie

50 El abeto joven que cae y se pudre y no Tiene ni espinas ni corteza, Así que es el destino del hombre sin aliados: ¿Por

qué debería vivir él mucho tiempo?

51 Más caliente que el fuego entre los falsos corazones arde la Amistad durante cinco días, Pero de repente afloja

cuando el sexto amanece: Débil su amistad es entonces.

52 Una palabra amable no necesita mucho costo, El precio del elogio puede ser barato: Con la mitad de una barra y una

copa vacía yo encontré un amigo,

53 Pequeña como un grano de arena, pequeña como una gota de rocío, Pequeñas las mentes de los hombres: Todos los

hombres no son iguales en sabiduría, El medio sabio está por todas partes

54 Es mejor para el hombre ser medio sabio, No demasiado ingenioso e inteligente: El hombre sabio cuya erudición es

mucha raramente Está en el fondo contento.

55 Es mejor para el hombre ser medio sabio, No demasiado ingenioso e inteligente: La vida más hermosa es llevada por

aquéllos Que son completamente diestros en lo que ellos hacen.

56 Es mejor para el hombre ser medio sabio, No demasiado ingenioso e inteligente: Ningún hombre puede saber su

futuro, Así que permítales dormir en paz.

57 La antorcha arde Hasta que la apaguen, la Llama es vivificada por la llama: Un hombre por otro es conocido por su

habla, El bobo por su silencio.

58 Pronto debe alzarse el que tiene planes En tierra o vida de otros: La presa escapa del lobo postrado, El durmiente

raramente es victorioso.

59 Pronto debe alzarse el que gobierna a pocos sirvientes, Y ponerlos a trabajar en seguida: Mucha es la pérdida para el

que duerme hasta tarde, la Fortuna es ganada por el rápido,

60 Un hombre debe saber cuántos leños Y tiras de corteza de abedul almacenar en otoño, para que pueda tener bastante

Madera para sus fuegos de invierno.

61 Bañado y alimentado, uno puede viajar al Thing: Aunque la ropa de uno sea la peor para Usar, Ninguno debe estar

avergonzado de sus zapatos o medias, Ni del caballo que posee, Aunque no sea caballo de raza.

62 Como el águila que viene a la orilla del océano, Olfatea y cuelga su cabeza, Confundido es quién no encuentra en el

Thing Ningún partidario para alegar su caso.

63 Es seguro contar un secreto a uno, Arriesgado contarlo a dos, contarlo a tres es una tontería irreflexiva, todos los

demás lo sabrán.

64 Moderado en el concilio un hombre debe ser, No brutal y exagerado: Entre los valientes el matón encontrará Otros

tan atrevidos como él.

65 A menudo palabras proferidas a otros han segado una cosecha doliente:

66 Demasiado pronto a muchas casas yo llegué, Demasiado tarde, parecía, a algunos; La cerveza fue terminada o el

resto preparada, El impopular no puede agradar.

67 Algunos me invitarían a visitar sus casas, Pero ninguno pensó que yo había comido una juntura entera, Sólo antes

con un amigo que tenía dos.

68 Estas cosas se piensan mejor: Fuego, la vista del sol, Buena salud con regalo para guardarlo, Y una vida evitando el

vicio.

69 No todos los hombres enfermos son absolutamente infelices: Algunos son bendecidos con hijos, Algunos con

amigos, algunos con riquezas, Algunos con trabajos dignos.

70 Siempre es mejor estar vivo, El vivo puede cuidar una vaca. Fuego, yo vi, calentando a un hombre adinerado, Con

un cadáver frío a su puerta.

71 El cojo puede manejar un caballo, el manco un rebaño, El sordo ser un fuerte luchador, ser ciego es mejor que arder

en una pira: No hay nada que el muerto pueda hacer.

72 Un hijo es una bendición, aunque haya nacido tarde a un padre que ya no está vivo: Las piedras raramente estarían

de pie en la carretera Si los hijos no las pusieran allí.

73 Dos golpean a uno, la lengua es la perdición de la cabeza, Bolsillos de piel esconden puños.

74 Acepta la noche quién tiene bastantes provisiones, Cortas son las velas de una nave, Peligrosa la oscuridad en otoño,

El viento puede virar dentro de cinco días, Y muchas veces por un mes.

75 El medio sabio no sabe que el oro Hace monos de muchos hombres: Uno es rico, uno es pobre, no hay culpa en eso.

76 El ganado muere, la parentela muere, Cada hombre es mortal: Pero el buen nombre nunca muere De aquél que ha

hecho bien

77 El ganado muere, la parentela muere, Cada hombre es mortal: Pero yo sé que una cosa nunca muere, La gloria del

gran muerto,

78 Campos y rebaños tenían los hijos de Fitjung Que ahora llevan cuencos de mendigos: La riqueza puede desaparecer

en el pestañeo de un ojo, El oro es el más falso de los amigos.

79 En el necio que adquiere ganado y tierras, O gana el amor de una mujer, Su sabiduría mengua con el aumento de su

orgullo, Él se hunde de la cordura a la vanidad.

80 Ahora es contestado lo que preguntabas a las runas, Grabadas por los dioses, Hechas por el Padre de Todos,

Enviadas por el sabio poderoso: es mejor para el hombre permanecer callado.

81 Por estas cosas da gracias al anochecer: El día terminado, una antorcha zanjada Una espada probada, la confianza de

una doncella, El hielo cuando ha sido cruzado, la borrachera de cerveza.

82 Corta madera en tiempo de viento, en buen tiempo navega, Narra en la noche cuentos a las muchachas de la casa,

Porque demasiados ojos están abiertos de día: De una nave espera velocidad, de un escudo, cobertura, Agudeza de una

espada, y un beso de una muchacha.

83 Bebe cerveza en el hogar, sobre el hielo deslízate, Compra una espada mellada, compra una yegua hambrienta para

engordar en casa: y engorda al perro guardián.

84 Ningún hombre debe confiar en las palabras de una doncella, Ni lo que una mujer habla: Hilar en una rueda era el

corazón de las mujeres, En sus pechos el capricho se implantó,

85 Una reverencia cerrada, una llama ardiente, Un lobo sonriente, un jabalí gruñendo, Un cuervo rauco, un árbol sin

raíz, Una ola rompiente, una olla hirviente,

86 Una flecha volante, una marea menguante, Una víbora enrollada, el hielo de una noche, La charla de cama de una

novia, una espada ancha, El juego de un oso, los hijos de un príncipe,

87 La bienvenida de una bruja, el ingenio de un esclavo, Un ternero enfermo, un cadáver aún fresco,

88 El asesino del hermano que encuentra en La carretera una casa medio quemada, Un semental de carrera que se ha

torcido una pierna, Nunca se está seguro: no permitas a ningún hombre confiar en ellas.

89 No confíes en un acre muy pronto, Ni alabes a un hijo muy pronto: El clima gobierna al acre, el ingenio al hijo, Los

dos se exponen de estar en peligro,

90 Amar a una mujer cuyas maneras son falsas Es como transportarse en trineo sobre hielo resbaladizo Con caballos

fuera de mando, Malamente entrenados y de dos años de edad, O flotar rudamente en un mar áspero, O coger un reno

con una mano lisiada En una ladera deshelada: piensa en no hacerlo.

91 Desnudo puedo hablar ahora porque sé de ambos: Los hombres son traicioneros mientras más Hermoso hablamos

cuando más falso pensamos: mucho una doncella es engañada.

92 Galantemente debe hablar y regalos traer Quién desea el amor de una mujer: Alaba los rasgos de la muchacha

hermosa, Quien corteja bien conquistará.

93 Nunca reproches a otro por su amor: Ocurre bastante a menudo Que la belleza atrae con deseo al sabio Mientras el

tonto permanece firme.

94 Nunca reproches el estado de otro, Porque pasa a muchos hombres: El fuerte deseo puede entorpecer a los héroes,

Embotar el ingenio del sabio

95 La mente sola sabe lo que está cerca del corazón, Cada uno es su propio juez: La peor enfermedad para un hombre

sabio Es anhelar lo que no puede disfrutar.

96 Así aprendí yo cuando me senté en las cañas y Esperé tener mi deseo: Hermosa era la carne de esa muchacha de la

feria, Pero nada esperé que pasara.

97 Vi en la hija de un vendedor de camas, blanca Sol, dormida: Ningún deleite mayor anhelé entonces Que estar en sus

encantadores brazos.

98 "Ven" Odhinn, después del anochecer Si deseas reunirte conmigo: Todo estaría perdido si alguien nos viera Y

supiera que somos amantes."

99 Ardiendo con anhelo, yo la dejé entonces, Engañado por sus suaves palabras: Pensé que mi galantería había ganado

a la doncella, que lograría mi cometido.

100 Después del anochecer me di prisa, Pero los guerreros estaban todos despiertos, las Luces estaban ardiendo, las

antorchas llameantes: Así de falso mostró ser el camino

101 Hacia el alba regresé, Los guardias parecían estar dormidos: Encontré entonces que la hermosa mujer había atado

una perra a su cama.

102 Muchas muchachas, cuando uno logra conocerlas, Demuestran ser inconstantes y falsas: Esa doncella traicionera

me enseñó una lección, La mujer astuta me cubrió con vergüenza; Eso fue todo lo que recibí de ella.

103 Deja a un hombre con sus invitados estar alegres y joviales, Modesto un hombre debe ser; Pero habla bien si él

piensa que es sabio Y espera alabanza de los hombres: Fimbul fambi es llamado el necio; Incapaz de abrir su boca.

104 Infructuoso mi errar, me tenía callado Cuando llegué a las cortes de Suttung: Con palabras vivas hablé a mi

beneficio En el vestíbulo del gigante anciano.

105 Rati había roído un pasaje estrecho, Masticó un canal a través de la piedra, Un camino por los caminos de gigantes,:

Estaba como para perder mi cabeza

106 Gunnlod se me sentó en el asiento dorado, Me vertió preciosa hidromiel: Dolorosa recompensa ella tuvo de mí por

eso, Por su corazón orgulloso y apasionado, Su espíritu lleno de presentimientos.

107 Lo que gané de ella lo he usado bien: He crecido fuerte en sabiduría desde que regresé y lleve al Asgard Odrerir, la

sagrada pócima.

108 Apenas habría yo llegado casa vivo Desde las tierras del troll siniestro, Gunnlod no me ayudó, la buena mujer, Que

envolvió sus brazos alrededor mío.

109 Al siguiente día en que los Gigantes de Escarcha vinieron, Caminando en el vestíbulo de Har para pedir el consejo

de Har: ¿Habrá Bolverk, ellos preguntaron, regresado con sus amigos, O había sido muerto por Suttung?

110 Odhinn, ellos dijeron, pronunció un juramento en su anillo: ¿Quién de hoy en adelante confiará en él? Por engaño

en la fiesta él turbó los sentidos de Suttung Y le trajo pesar a Gunnlod.

111 Es tiempo de cantar en el asiento del sabio, De eso que en el Pozo de Urd yo vi en silencio, vi y pensé. Mucho

tiempo escuché a las Runas de los hombres hablar, (los consejos revelados.) En el vestíbulo de Har, En el vestíbulo de

Har,: Allí yo oí esto.

112 Loddfafnir, escucha mi consejo: Viajarás bien si sigues esto, te ayudará mucho si lo consideras. Nunca te levantes

por la noche a menos que necesites espiar O aliviarte en el retrete fuera de la casa.

113 Huye de una mujer, sabia en magia, De su cama y sus abrazos:

114 Si ella lanzara un hechizo, nunca más te preocuparás de encontrarte y hablar con hombres, no Desearás comida, no

desearás placer, En dolor dormirás.

115 Nunca seduzcas a la esposa de otro, Nunca le hagas tu amante.

116 Si debes viajar por montañas y valles, Lleva comida y forraje contigo.

117 Nunca abras tu corazón a un hombre malvado Cuando la fortuna no está a tu favor: De un hombre malvado, si le

haces tu amigo, Obtendrás mal por bien.

118 Vi a un guerrero herido fatalmente Por las palabras de una mujer malvada Su lengua hábil causó su muerte, Aunque

lo que ella alegó era una mentira.

119 Si conoces a un amigo en el que puedes confiar totalmente, Ve a menudo a su casa, pasto y zarzas crecen

rápidamente En la vía no transitada.

120 Con un buen hombre es bueno hablar, Házle tu mejor amigo: Pero no gastes ninguna palabra en un tonto necio, Ni

te sientes con un simio insensato.

121 Aprecia a aquéllos cercanos a ti, Nunca seas el primero en romper con un amigo: La aflicción devora a quién ya no

Puede abrir su corazón a otro.

122 Un hombre malvado, si le haces tu amigo, Te dará mal por bien:

123 Un hombre bueno, si le haces tu amigo, Te alabará en cada lugar,

124 El afecto es mutuo cuando los hombres pueden abrir Todo su corazón a los demás: Aquél cuyas palabras siempre

son hermosas Es falso y no es de confianza.

125 No repitas ningún discurso con un hombre malo: A menudo el mejor es vencido En una discusión por el peor.

126 No seas zapatero remendón ni tallista de árboles, Excepto para ti mismo: Si un zapato se ajusta mal o un árbol

queda torcido, El fabricante obtiene maldiciones y patadas.

127 Si estás consciente de que otro es perverso, dilo: No tengas tregua o convenio con enemigos.

128 Nunca compartas en lo vergonzosamente obtenido, Pero permite lo que es legal.

129 Nunca alces tus ojos y busques batalla, menos que los héroes te encanten, pueden cambiar a guerreros De repente

en cerdos,

130 Con una buena mujer, si deseas disfrutar Sus palabras y su buena voluntad, Comprometete justamente y se fiel a

ella: Disfruta el bien que te dé,

131 No seas exageradamente cauto, pero lo suficientemente cauto, Primero, de la cerveza espumeante, Segundo, de una

mujer casándose con otro, Tercero, de los trucos de los ladrones.

132 No te burles del viajero encontrado En el camino, Ni te rías malévolamente del invitado:

133 La gente sentada en el vestíbulo raramente conoce el tipo de persona que es el recién llegado: El mejor hombre es

destruido por faltas, El peor no lo es sin precio.

134 Nunca te rías del viejo cuando ofrecen consejo, A menudo sus palabras son sabias: De la piel arrugada, de cosas

raras Que dan entre la piel Y se mueven en medio de los intestinos, palabras Claras vienen a menudo.

135 No te mofes de los invitados ni a la puerta los persigas, Pero socorre al solitario e infeliz,

136 Fuerte sea la viga sobre la puerta; Cuelga una herradura En ella Contra la mala suerte, para que no se rompa de

repente y aplaste a tus invitados.

137 Medicinas existen contra muchos males: Tierra contra la embriaguez, brezo contra los gusanos, Roble contra la

suntuosidad, maíz contra la hechicería, Centeno estimulado contra la ruptura, runas contra las balas, La luna contra los feudos, fuego contra el mareo, la Tierra hace inofensivo los diluvios.

138 Herido estaba yo colgado en un patíbulo barrido por el viento Durante nueve largas noches, Herido por una lanza,

prometida a Odhinn, Ofrecido, yo a mí mismo Los más sabios no saben desde donde salen Las raíces de este árbol

antiguo

139 No me dieron nada de pan, No me dieron nada de hidromiel, yo colgaba de cabeza; con un fuerte grito tomé las

runas; de aquél árbol caí.

140 Nueve disposiciones de poder aprendí del famoso Bolthor, padre de Bestla,: Él me vertió un trago de preciosa

hidromiel, Mezclada con Odrerir mágico.

141 Crecí fuerte y lancé bien; Palabra por palabra me dio palabras, Hecho por hecho me dio hechos,

142 Runas encontrarás, y estrofas legibles, Estrofas muy fuertes, Estrofas muy robustas, Estrofas que Bolthor pintó,

Hechas por poderes enormes, Grabadas por el dios profético,

143 Para los dioses por Odhinn, para los elfos por Dain, Por Dvalin, también, para los enanos, Por Asvid para los

odiosos gigantes, Y algunos yo mismo tallé: Thund, antes de que el hombre fuera hecho, las talló, Quién se alce

primero, se caiga después de esto

144 Aprende como cortarlas, aprende como leerlas, aprende como pintarlas, aprende como probarlas, aprende como

evocarlas, aprende como anotarlas, aprende como dispersarlas, aprende como dispersarlas,

145 Mejor no pedir y prometer demasiado Tal como un regalo exige un regalo; Mejor no matar que matar demasiado,

146 El primer encantamiento que sé es desconocido a gobernantes O cualquiera del género humano; Asistencia es

llamado, porque ayuda puede darse en horas de dolor y angustia.

147 Conozco un segundo que los hijos de hombres deben aprender si desean ser curanderos.

148 Conozco un tercero: en el grueso de la batalla, Si mi necesidad es bastante, embotará los bordes de las espadas

enemigas, Sus armas no harán ningún daño.

149 Conozco un cuarto: me librará rápidamente Si los enemigos deben sujetarme rápido Con cadenas fuertes, un canto

que hace que los grilletes salten de los pies, las Ataduras estallen de las manos.

150 Conozco un quinto: ninguna flecha volante, Apuntada para traer daño a los hombres, Volará demasiado rápida

como para cogerla con mis dedos Y sostenerla en medio del aire.

151 Conozco un sexto: me salvará si un hombre Talla runas en las Raíces de un arbolillo Con intención de dañarme; se

vuelve el hechizo; El odioso se daña, no yo.

152 Conozco un séptimo: Si veo el vestíbulo En llamas alrededor de mis compañeros de banco, Aunque caliente estén

las llamas, ellos no sentirán nada, Si elijo entonar el hechizo.

153 Conozco un octavo: por el que todos se alegran, el más útil para los hombres: Si el odio ruge en el corazón de un

guerrero, lo calmará pronto y lo curará.

154 Conozco un noveno: cuando necesito salvar mi barco del diluvio, El viento se calmara, las olas se reducirán Y

pondré el mar a dormir,

155 Conozco un décimo: Si fantasmas molestos Se montan en las vigas en alto, puedo hacer que ellos vaguen

extraviados, Incapaces de encontrar sus formas, Incapaces de encontrar sus hogares.

156 Conozco un undécimo: cuando guío para batallar a viejos camaradas en armas, sólo tengo que cantarlo detrás de mi

escudo, Y sin heridas irán a guerrear, sin heridas volverán de la guerra, Ilesos dondequiera que ellos estén.

157 Conozco un duodécimo: Si un árbol tiene un hombre ahorcado en un cabestro, puedo tallar y pintar fuertes runas

Que harán que el cadáver pueda hablar, Contestar a cualquier cosa que yo pregunte.

158 Conozco un decimotercio, si vierto una copa de agua sobre un guerrero, Él no se desplomará ni en la batalla más

feroz, Ni se hundirá bajo la espada,

159 Conozco un decimocuarto que pocos conocen: Si hablo a una tropa de guerreros Sobre los altísimos, elfos y dioses,

puedo nombrarlos uno por uno. (Pocos pueden el nombre del mente simple.)

160 Conozco un decimoquinto, que primero Thjodrerir cantó ante las puertas de Delling, Dar poder a los dioses, proeza

a los elfos, Don de Hroptatyr Odhinn,

161 Conozco un decimosexto: si veo a una muchacha Con quien me agradaría jugar, puedo voltear sus pensamientos,

Puedo tocar el corazón de cualquier mujer.

162 Conozco un decimoséptimo: si lo canto, la joven muchacha será lenta en abandonarme.

163 Aprender a cantarlos, Loddfafnir, Te tomará un largo tiempo, Aunque útil ellos son si los entiendes, Útiles si los

usas, Necesarios si los necesitas.

164 Conozco un decimoctavo que nunca digo a doncella o esposa de hombre, Un secreto que escondo a todos Excepto

al amor que está en mis brazos, O a mi propia hermana.

165 El Sabio ha dicho palabras en el vestíbulo, Necesario para los hombres es saber, Innecesario para los trolls es saber:

Hail al portavoz, Hail al conocedor, Júbilo a quiénes han entendido, Deleite a aquéllos que han escuchado.

El Sueño de Baldur

Los dioses dieron prisa al vestíbulo del concilio, Todos reunidos, las diosas con ellos, Todo poderosos, ansiosos por descifrar El sueño de Baldur que tal temor pronosticó.

A la cabeza Odhinn, mago al que nada está oculto para el, Ensilla a Sleipnir, el de ocho patas, Se apresura del Asgard a las profundidades de Hel.

El sabueso empapado en sangre de Hel lo enfrentó, Aullando en frenesí al padre de las runas. El Alto se detuvo en la verja oriental, Donde vislumbró un túmulo, tumba de una bruja.

Runas él entonó, encantamientos de poder,:

Su espectro se alzó ante quien su hechizo ordenó Para iluminar al dios con la erudición de los muertos.

¿Quién es él que en Hel se entromete? ¿Quién me llama y aumenta mi pesar.? Mojada por el granizo, llevada por la tormenta, Helada por el rocío, llevo mucho tiempo muerta.

Yo soy hijo de Luchador, caminante, domador de rutas, Por tus secretos pregunto: toda la tierra conozco. ¿Por qué están los vestíbulos de Hel adornados con joyas, Los ríos de sus aposentos de oro rojo?

Por Baldur nuestra hidromiel se prepara muy bien En un caldero brillante, un escudo encima de él. Odhinn en alto desespera en corazón. Involuntarias mis palabras son: No lo haré más.

Bruja que mucho ves, tus palabras descifra. Más preguntaré: todo lo sabré. Quién matará a Baldur, el mejor de los dioses, ¿Quién absorberá la vida del hijo de Odhinn?

Hodur el ciego la rama tirará, Del cuerpo de su hermano la sangre agotará, Absorbiendo la vida del hijo de Odhinn. Involuntarias mis palabras son: No lo haré más.

Bruja que mucho ves, tus palabras descifra. Más preguntaré: todo lo sabré. Por la mano de quién debe Hodur caer ¿Y la perdición de Baldur ser quemada con fuego?

Rindur el bendito traerá a Vali delante. Aunque con solo una noche de edad, será el vengador, Sus manos no lavará ni su pelo peinará Hasta que la perdición de Baldur sea llevada a la pira:

Involuntarias mis palabras son: No lo haré más.

Bruja que mucho ves, tus palabras descifra. Más preguntaré: todo lo sabré. ¿Quiénes serán las doncellas que se lamentarán entonces, Llevando al Asgard sus llantos y lamentos?

Más domador de rutas tu no eres, ni caminante:

Eres Odhinn el taimado, mago que nada está oculto para el. Bruja no eres, ni mujer tampoco:

Útero de monstruos eres, has parido a tres.

Ve a casa, Odhinn,: exhibe su triunfo. Ningún invitado debe mi tumba de nuevo visitar,

Hasta que Loki salvaje se libere de sus ataduras Y al Mundo los Derrochadores en la senda de la guerra lleguen.

La Canción de Thrym

1. Thor estaba confundido cuando al despertar una mañana descubre que su poderoso martillo Mjölnir estaba perdido. Su cabeza hirsuta y su barba temblaron cuando él, el primogénito de Madre tierra buscó alrededor por él.

2. Sus primeras palabras fueron: "¡Loki, escúchame! He sufrido una pérdida más allá de la percepción. ¡Mi martillo ha sido robado!"

3. Ellos se dieron prisa a la casa de Freyja, y él dijo: "¿Freyja, me prestarías tu capa de plumas para que pueda encontrar y recuperar mi martillo?"

4. Freyja dijo: "Te lo daría, aunque estuviera hecha de oro o plata."

5. Loki voló entonces, con plumas zumbantes, desde la casa de los Æsir a la tierra de los gigantes.

6. Thrym, Rey de los Thurse, [Nota 1] estaba sentado en un montículo, plegando cabestros dorados para sus sabuesos y aplanando las melenas de sus yeguas.

7. Thrym dijo: "¿Cómo están los Æsir, los alfs, y que te trae a la tierra de los gigantes?"

8. Loki dijo: "No están bien los Æsir, ni los alfs. ¿Es usted el que escondió el martillo de Thor?"

10.

Loki voló entonces, con plumas zumbantes, de la casa de los gigantes a la tierra de los Æsir. Thor se lo encontró en el patio central, y le dijo:

11. ¿Qué buenas noticias tienes para informar? ¿Se han recompensado tus esfuerzos? Dime, incluso antes de que te ilumines, lo que has aprendido. Una persona sentada a menudo es olvidadiza, y una persona quedada yace. [Nota 2]

12. Loki dijo: "Mis esfuerzos han sido recompensados. Thrym, el Rey de los Thurse, tiene su martillo. Pero nadie puede recibirlo de él a menos que tenga a Freyja para ser su novia."

13. Ellos se dieron prisa a la casa de Freyja, y Thor dijo: "¡Freyja, vístete en lino nupcial! Los dos iremos a la tierra de los gigantes."

14. Freyja creció irritada y espumó con rabia. El vestíbulo entero tembló con su furia. El collar de los Brisings [Nota 3] se rompió en pedazos. Ella dijo: "Tendría que ser la más loca de todas para ir contigo a la tierra de los gigantes."

15. Todos los dioses y diosas de los Æsir se congregaron apresuradamente en el Thing para discutir cómo podrían recuperar el martillo de Thor.

16. Heimdall, el más hermoso de los dioses y uno de los Vanir proféticos, predijo el futuro:

17. "Vestiremos a Thor en lino nupcial, y lo adornaremos con el collar de los Brisings. Déjenle usar la ropa de una mujer con un manojo de llaves de ama de casa que pendan sobre él y joyas de boda en su pecho y en su cabeza."

19.

Entonces Loki, el hijo de Laufey, dijo: "Ahorra tus palabras, Thor. Los gigantes tomarán Asgard pronto si no recuperas tu martillo de ellos."

20. Así que ellos vistieron a Thor con ropa de mujeres y lino de boda y lo adornaron con el collar de los Brisings, con un manojo de llaves de ama de casa que pendía sobre él y con joyas de boda en su pecho y en su cabeza.

21. Entonces Loki, el hijo de Laufey, dijo: "Yo seré su dama de compañía, y los dos iremos a la tierra de los gigantes."

22. Las cabras se llevaron a casa y se ataron con sogas para correr con ellas. Las montañas estallaron y la tierra rompió en llamas cuando el hijo de Odin cabalgó a la tierra de los gigantes.

23. Entonces Thrym, el Rey de los Thurse, dijo: "¡Pónganse de pie, gigantes, y cubran los bancos! ¡Traíganme a Freyja, la hija de Njörd y Noatun, para ser mi esposa!"

24. En mi patio tengo vacas con cuernos dorados, bueyes puros negros, todo lo que un gigante podría querer; tengo riquezas y tesoros; solo Freyja es todo lo que me falta.

25. Esa tarde los gigantes trajeron cerveza, y el marido de Sif comió un buey entero, ocho salmones, y toda la mercancía horneada que ellos trajeron para las mujeres, y entonces él bebió tres medidas de hidromiel.

26. Entonces Thrym, el Rey de los Thurse, dijo: "¿Alguna vez han visto a una novia morder tan agudamente? Yo nunca he visto a una novia morder más ampliamente, ni he visto alguna vez a una doncella beber tanta hidromiel."

27. La dama de compañía respondió rápidamente a las palabras del gigante: "¡Freyja estaba tan ansiosa esperando la tierra de los gigantes que no comió nada durante ocho noches enteras!"

28. Él atisbó bajo su velo, queriendo besarla, pero entonces saltó a la parte de atrás del vestíbulo con un solo salto. "¿Por qué están los ojos de Freyja tan horribles ¡Parecen estar encendidos con fuego!"

29. La dama de compañía respondió rápidamente a las palabras del gigante: "Freyja estaba tan ansiosa esperando la tierra de los gigantes que no durmió durante ocho noches enteras."

30. La pobre hermana del gigante entró y rogó por un regalo nupcial: "Si quieres mi amistad y amor, entonces por favor dame ésos anillos de oro rojo de tu brazo."

31. Entonces Thrym, el Rey del Thurse, dijo, "Trae el martillo para que podamos consagrar a la novia. Deposita

Mjölnir en su regazo, de la mano de Vár

[Nota 4], y dejanos ser consagrados como un par.

32. El corazón de Hlórithi [Nota 5] rió dentro de él cuando vio su martillo. Primero noqueó a Thrym, el Rey de los Thurse, y luego mató a toda la parentela del gigante.

33. También mató a la pobre hermana del gigante que había rogado por un regalo nupcial. En lugar de chelines recibió porrazos y en lugar de anillos, un golpe del martillo. Y así el hijo de Odin recuperó su martillo.

Nota 1: Los Thurse eran una raza de gigantes.

Nota 2: "A sitting person is often forgetful, and a lying person lies". El juego en los dos significados de "to lie" también existe en el original.

Nota 3: El collar de los Brisings también se menciona en Beowulf.

Nota 4: Vár es una diosa que oye y da fuerza a los juramentos y contratos.

Nota 5: Hlórithi es otro nombre para Thor.