Вы находитесь на странице: 1из 5

SANTA CLARA DEL COBRE

UBICACIÓN

Se localiza al centro del Estado, en las coordenadas 19º24' de latitud norte y 101º38' de
longitud oeste, a una altura de 2,280 metros sobre el nivel del mar. Limita al norte con
Pátzcuaro al este con Huiramba y Tacámbaro, al sur con Ario de Rosales, y al oeste con
Ziracuaretiro, Taretan y Tingambato. Su distancia a la capital del Estado es de 79 Kms. Su
superficie es de 487.98 Km² y representa 0.82 por ciento del total del Estado.

HISTORIA

Santa Clara del Cobre (cabecera municipal de Salvador Escalante) es un pueblo de


fundación prehispánica. sus habitantes dedicados a trabajar el cobre, rendían tributo de sus
labores al señorío purépecha.

Fue conquistado por los españoles alrededor de 1538, después de que éstos se
establecieron en Pátzcuaro. En este período, era tránsito obligado del comercio que
circulaba de tierra caliente a Pátzcuaro y Valladolid, hoy Morelia. En 1553, se le dio el
nombre de Santa Clara en honor a la virgen de santa clara de asís y se le quedó del Cobre,
por la industria del pueblo.

La evangelización del lugar, la afectaron los agustinos por Fray Francisco Villafuerte.

La fundación de Santa Clara del Cobre fue en 1765, según documentos de la época, Santa
clara de los Cobres estaba formado por dos pueblos de indios naturales uno llamado Santa
María Opopeo, conocido como "El Molino" y el otro llamado Santiago de Ario compuesto
por más de 400 habitantes.

Tuvo una importante participación en el movimiento de independencia, ya que era el curato


del insurgente Don Manuel de la Torres Lloreda.

Fue elevado al rango de Villa en 1858, por decreto del Gobierno del Estado y se agregó el
nombre de Portugal en Honor a Don Cayetano de Portugal.

En Santa Clara del Cobre, ocurrió el primer levantamiento en armas por el pronunciamiento
de Madero. Estuvo encabezado por Salvador Escalante, quien fungía como subprefecto de
la región, por lo que mucha gente lo secundó en la causa.

Salvador Escalante, murió en combate durante la revolución.


Después de la revolución, se le puso el nombre de Villa Escalante a la cabecera y el 27 de
enero de 1981, la villa recuperó el nombre de Santa Clara del Cobre y al municipio se le
continuó llamando Salvador Escalante.

CRONOLOGIA DE HECHOS

1538 Conquista Española

1553 Se le da el nombre de Santa Clara del Cobre

1858 Se le agrega el nombre de Portugal, nombrándosele Santa Clara de Portugal

1911 El 10 de mayo, pronunciamiento armado en favor de Don Francisco I Madero, por


Salvador Escalante

1981 Se restituyó el nombre de Santa Clara del Cobre a la cabecera municipal y se le da el


nombre de Salvador Escalante al municipio

PATRIMONIO CULTURAL

En Santa Clara del Cobre se cuenta con una zona de monumentos históricos por decreto
presidencial sujeta a conservación con una superficie de 0.76 Km2 que se conforma de 26
manzanas que incluyen 68 edificios construidos entre los siglos XVI y XIX. Entre estos
destacan:

Parroquia de Santa Clara de Asís, actual templo de Nuestra Señora del Sagrario.

La Huatápera u Hospitalito, construido en 1538 por Fray Martín Coruña por orden de Don
Vasco de Quiroga. Actualmente cumple distintos usos civiles en la comunidad.

Templo de la Purísima Concepción, construido a mediados del siglo XVIII.

Museo

Escuela-Taller del Cobre. Institución dedicada a la educación, capacitación, desarrollo y


perpetuación del arte de martillar el cobre. Fue merecedora del premio Nacional de Artes y
Tradiciones Populares en 1984.

Casa Natal de Pito Pérez – Biblioteca Pública Municipal, lugar de nacimiento de Jesús
Pérez Gaona, personalidad que alcanzó la inmortalidad literaria en el libro “La Vida Inútil de
Pito Pérez” de la pluma del escritor michoacano Jesús Rubén Romero.
Talleres artesanales-forjas de cobre, distintos inmuebles.

CERRO DE SAN MIGUEL

La magia inigualable, en una zona


geográfica que goza del hoy llamado
“Mejor clima del mundo”, cuyos
paisajes inigualables y coloridos llenos
de misticismo en complicidad con los
dos colosos de la madre naturaleza de
belleza incomparable llamados
Popocatepetl e Iztaccihuatl, los cuales
parecieran emanar una energía épica,
ideal para generar un entorno
verdaderamente mágico.
Es aquí entonces donde se desarrolló esta gran ciudad llamada Atlixco la cual es un ícono
para cada uno de los habitantes de esta ciudad y un atractivo único para los visitantes que
aprecian el mágico Cerro de San Miguel el cual está enclavado en pleno centro de la ciudad
y en este un ex convento de con las características de un castillo medieval.

Se dice que Desde antiguo las familias atlixquenses subían al cerro a divertirse, llevaban
comida, volaban papalotes, sobre todo durante el mes de septiembre muchos jóvenes
ascendían al cerro a partir de las cinco de la mañana para entrar a la ermita y escuchar
misa, alumbrados de teas y cantar durante una semana las mañanitas tradicionales al ángel
que además es el abogado del diablo en la Corte Celestial.

El cerro ha sido testigo de toda la vida de Atlixco y sus habitantes. Es un cerro que encierra
misterios, energías, guarda voces del tiempo, testigo de la transformación de la ciudad y su
gente. Es un cerro que desde ahí cerca de 50 años se juntan las etnias de la región y del
estado para bailarle a Quetzalcóatl y a Macuilxochitl en el Huey Atlixcáyotl, antiquísima
fiesta de celebraciones mediante la música y el baile para dar de comer y agradar a los
dioses antiguos y a los santos modernos que tienen como emblema de redención en Cristo.
Si tienes ánimo aventurero te invitamos a subir al Cerro de San Miguel para que eches un
vistazo de la ciudad desde sus miradores y si todavía te quedan un poco de fuerzas, que
subas la escalinata hasta la Ermita dedicada al Arcángel San Miguel, que cuenta la historia,
encerró al diablito que hacía de las suyas en los solares dentro del pozo que se encuentra
ahí.
CERRITO DE LA
INDEPENDECIA

Hermoso mirador, desde el cual,


la población de Zitácuaro y el
turismo que nos visita, puede
observar prácticamente la
totalidad de la extensión del
municipio, disfrutando del trino
de los pájaros en las frescas mañanas y la brisa refrescante durante el día.
Fue reforestado en los años 1935 y 1936 por los agentes forestales Miguel Ríos
Gallegos y Resalió Vaca Verdusco con la participación de la comunidad de San Juan.
Logrando convertirlo en un hermoso bosque ideal para el estudio, el ejercicio físico o
simplemente para el descanso.
Debido al crecimiento de la población, hubo asentamientos irregulares en su falda y
actualmente queda muy poco espacio y zona arbolada.
A pesar de los esfuerzos que las autoridades y grupos de Zitácuarenses han realizado,
no ha sido posible recuperar el área boscosa de antaño.
En los últimos años, la Comisión Ecológica Municipal, encabezada por el sr. Juan
Guzmán Escamilla, como presidente y el Profr. Roberto Zamudio Pérez, como
secretario con el apoyo del entonces regidor de Ecología, el ing. Mariano Macotela
Colín, se dio a la tarea de reforestar cada año esta importante área e iniciar los trámites
para que el gobierno del estado, a través de SEDUE, realizará el estudio técnico
justificativo para la declaración de Área Urbana Protegida, en la modalidad del
Parque Urbano Protegida n en la modalidad de Parque Urbano, en base a las acciones
heroicas que loa zitacuarenses han realizado durante todas las etapas históricas de
nuestra patria y debido a la importancia ecológica que este sitio representa para nuestra
ciudad.
En la explanada de su mirador, se encuentra un monumento de cantera en honor de
don Ignacio López Rayón, quien estableció en esta ciudad, la Suprema Junta Nacional
Americana, que fue primer Gobierno que tubo nuestro México Independiente y con ello
la convirtió en la primera capital de la Nación, donde se estableció el primer
Palacio Nacional, en agosto de 1811.