You are on page 1of 2

Salmos 139:14 Te alabareé ; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy

maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien.

Eclesiastes 3: 20. Todo va a un mismo lugar; todo es hecho del polvo, y todo volveraé
al mismo polvo.

Eclesiastes 6:1 Hay un mal que he visto debajo del cielo, y muy comué n entre los
hombres:

2 Timoteo 2:1 Tué , pues, hijo míéo, esfueé rzate en la gracia que es en Cristo Jesué s.

2 Tesalonicenses 3:14-15 Si alguno no obedece a lo que decimos por medio de esta


carta, a eé se senñ aladlo, y no os junteé is con eé l, para que se averguü ence. Mas no lo
tengaé is por enemigo, sino amonestadle como a hermano.

Tito 2:6 Exhorta asimismo a los joé venes a que sean prudentes;

Filipenses 1:29 Porque a vosotros os es concedido a causa de Cristo, no soé lo que


creaé is en eé l, sino tambieé n que padezcaé is por eé l,

2 Ttesalonicenses 3:3 Pero fiel es el Senñ or, que os afirmaraé y guardaraé del mal.

Proverbios 13:4 El alma del perezoso desea, y nada alcanza; Mas el alma de los
diligentes seraé prosperada.

Filipenses 4:19 Mi Dios, pues, supliraé todo lo que os falta conforme a sus riquezas
en gloria en Cristo Jesué s.

1 Timoteo 5:20 A los que persisten en pecar, repreé ndelos delante de todos, para
que los demaé s tambieé n teman.

Tito 2:11 Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvacioé n a todos los
hombres,

Proverbios 20:29 La gloria de los joé venes es su fuerza, Y la hermosura de los


ancianos es su vejez.

Lucas 17:3 Mirad por vosotros mismos. Si tu hermano pecare contra ti, repreé ndele;
y si se arrepintiere, perdoé nale

Tito 1:13-14 Este testimonio es verdadero; por tanto, repreé ndelos duramente, para
que sean sanos en la fe, no atendiendo a faé bulas judaicas, ni a mandamientos de
hombres que se apartan de la verdad.

Tito 1:15 Todas las cosas son puras para los puros, mas para los corrompidos e
increé dulos nada les es puro; pues hasta su mente y su conciencia estaé n
corrompidas.
1 Juan 3:20 pues si nuestro corazoé n nos reprende, mayor que nuestro corazoé n es
Dios, y eé l sabe todas las cosas.

1 Corintios 6:5-6 Para avergonzaros lo digo. ¿Pues queé , no hay entre vosotros sabio,
ni aun uno, que pueda juzgar entre sus hermanos, sino que el hermano con el
hermano pleitea en juicio, y esto ante los increé dulos?

1 Juan 4:19-20 Nosotros le amamos a eé l, porque eé l nos amoé primero. Si alguno dice:
Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su
hermano a quien ha visto, ¿coé mo puede amar a Dios a quien no ha visto?

Hebreos 10:31 ¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!

Galatas 6:1 Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que
sois espirituales, restauradle con espíéritu de mansedumbre, consideraé ndote a ti
mismo, no sea que tué tambieé n seas tentado.

2 Timoteo 1:7 Porque no nos ha dado Dios espíéritu de cobardíéa, sino de poder, de
amor y de dominio propio.

Santiago 5:19-20 Hermanos, si alguno de entre vosotros se ha extraviado de la


verdad, y alguno le hace volver, sepa que el que haga volver al pecador del error de
su camino, salvaraé de muerte un alma, y cubriraé multitud de pecados.

Lucas 19:10 Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se habíéa
perdido.

Isaias 55:1 A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero,
venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche.

Proverbios 14:12 Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es
camino de muerte.

Isaias 55:8 Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros


caminos mis caminos, dijo Jehovaé .