You are on page 1of 89

3.

REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

La gran importancia y necesidad de controlar los contaminantes


atmosféricos en la época de los años 50 y 60, trajo consigo un rápido
desarrollo de metodologías para el muestreo y análisis de estos
contaminantes en varios países. En 1955, el Congreso núm. 84 de los
Estados Unidos de Norteamérica, decretó la Ley Pública 159, para
proveer investigación y asistencia técnica relacionadas con el control de
contaminantes atmosféricos. Una división de contaminantes atmosféricos
fue establecida en el Servicio de Salud Pública de este país en 1960 y la
primera “Clean Air Act”28 , fue adoptada por el Congreso núm. 88 como
Ley Pública 206 en diciembre de 196329 .

Posteriormente, se organiza en marzo de 1963, el Comité Intersociedades


Norteamericano (ISC, siglas en inglés) que agrupa a diferentes
asociaciones americanas como la de Higiene Industrial, de Ingenieros
Químicos, de Salud Pública, entre otras, con la finalidad de establecer y
desarrollar métodos de muestreo y análisis de calidad de aire y publica en
1972 el Manual ISC que contenía 57 metodologías. Por otro lado, la
ASTM, se había ocupado del desarrollo y publicación de métodos
tentativos y estándares para el muestreo y análisis de contaminantes
atmosféricos, en su “Committee D-22”, participando con ISC hasta
197329

La EPA publica en 1971, métodos de referencia para el análisis de los seis


principales contaminantes atmosféricos (partículas suspendidas totales
(PST), bióxido de azufre (SO2), monóxido de carbono (CO), oxidantes

28
Clean Air Act: Acciones y políticas para mantener una calidad de aire; puede incluir programas de
investigación y desarrollo de procedimientos de control y metodologías de control de emisiones.
29
Referencia 10.
40 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

fotoquímicos entre estos se encuentra el ozono (O3), hidrocarburos no-


metano (HC) y bióxido de nitrógeno (NO2)) con la finalidad de
determinar una congruencia con los estándares nacionales de calidad del
aire, primarios y secundarios30.

De igual manera la OECD, en los años 60 formó un grupo de trabajo


encargado de desarrollar y estudiar metodologías para la medición de
contaminantes atmosféricos. En 1969, la OMS, publicó una Guía de
Selección de Metodologías para la Medición de Contaminantes
Atmosféricos, preparada por el Dr. Morris Katz31 . Siguiendo a esta
publicación, un manual de laboratorio titulado Métodos Selectos de
Medición de Contaminantes Atmosféricos, publicado en 1976 bajo el
patrocinio del PNUMA y de la OMS32

En los últimos años se han implementado técnicas de instrumentación que


involucran métodos fotométricos y quimiluminiscentes, absorción
atómica, infrarroja y ultravioleta, espectrometría de masa, cromatografía,
activación de neutrones no-destructiva, el uso de electrodos selectivos,
rayos X, fluorescencia y espectroscopia. También se han desarrollado
instrumentos de control remoto que sirven para medir contaminantes
gaseosos y aerosoles en la troposfera y en la estratosfera.

Debido a que el monitoreo atmosférico involucra tanto la toma de muestra


o muestreo como el análisis de la misma, definiremos primero las dife-
rentes metodologías o técnicas de toma de muestras en las secciones 3.1 y
3.2, mientras que los métodos de análisis se tratarán en la sección 3.3.

3.1. TIPOS DE METODOLOGÍAS PARA MONITOREO


ATMOSFÉRICO

Todas las metodologías para muestreo dentro del monitoreo atmosférico


pueden ser divididas en cinco tipos genéricos: muestreadores pasivos,
muestreadores activos, analizadores automáticos en línea, sensores
remotos y bioindicadores.

30
Referencia 10.
31
Referencia 11.
32
Referencia 12
MANUAL DE MONITOREO ATMOSFÉRICO 41

3.1.1. Muestreadores Pasivos

Estos dispositivos de toma de muestra, generalmente con forma de tubo o


disco, colectan un contaminante específico por medio de su adsorción y
absorción en un sustrato químico seleccionado. Después de su exposición
por un apropiado período de muestreo, que varía desde un par de horas
hasta un mes, la muestra se regresa al laboratorio, donde se realiza la
desorción del contaminante y después se le analiza cuantitativamente.

Las principales ventajas del muestreo pasivo es su simplicidad y bajo


costo, por lo que se pueden extender muchas unidades para que provean
información en cuanto a la distribución espacial de los contaminantes. Sin
embargo el tiempo de resolución de esta técnica es limitado, por lo que
sólo puede proveer información de concentraciones promedio de
contaminantes.

Debido a su simplicidad y bajo costo, las técnicas de muestreo pasivo son


adecuadas para muchas aplicaciones, ya sea por sí mismas o en
combinación con analizadores automáticos. Existen varias técnicas de
muestreos pasivos disponibles o en desarrollo para los principales
contaminantes urbanos, entre las que se incluyen las de NO2, SO2, NH3,
VOC’s, y O3.

Entre los muestreadores pasivos hay que diferenciar los que especí-
ficamente se utilizan en puntos fijos de muestreo, para monitorear calidad
de aire, especialmente para estudios de fondo y muestreos de amplia
cobertura espacial; y los pasivos personales, que la gente puede llevar
puestos y se utilizan principalmente en estudios epidemiológicos, donde
se puede determinar por ejemplo la exposición personal durante una
jornada de 8 horas de trabajo a un determinado contaminante. En estudios
de calidad del aire, también pueden ser útiles usados en combinación con
muestreadores activos o monitores automáticos. En este tipo de estudios
híbridos, el muestreador pasivo provee los datos de calidad de aire de
resolución geográfica, mientras que los otros instrumentos ofrecen
información relacionada con el tiempo, como variaciones diurnas de la
concentración y sus picos. Estudios de este tipo pueden ser económica-
mente muy convenientes y un ejemplo de ellos es el uso de muestreadores
de tubo de difusión para colectar NO2, en el barrido de áreas y selección
de sitios de monitoreo en varios países europeos33 .

33
Referencia 1, vol. l, anexo 3.
42 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

3.1.2. Muestreadores Activos

A diferencia de los muestreadores pasivos, este tipo de equipos requieren


energía eléctrica para bombear el aire a muestrear a través de un medio de
colección físico o químico. El volumen adicional de aire muestreado
incrementa la sensibilidad, por lo que pueden obtenerse mediciones
diarias promedio. Los muestreadores activos más utilizados actualmente
son los burbujeadores acidimétricos para medir SO2, el método de
filtración para PST de la OECD y el método gravimétrico de Altos
Volúmenes (High Vol.) para partículas totales y fracción respirable de la
EPA. También existen técnicas de muestreos activos disponibles para la
mayoría de los contaminantes gaseosos, como el método de Saltzman
para NO2 y el método NBKI (Neutral Buffered Potassium Iodide,
solución amortiguadora neutra de yoduro de potasio) para O3, sin
embargo la mayoría de estas técnicas han sido reemplazadas por
analizadores automáticos. De cualquier manera para la investigación de
aerosoles y gases ácidos se están usando filtros empacados y sistemas
“Denuder”33..

Aunque los muestreadores activos son más caros y complejos que los
muestreadores pasivos, son relativamente fáciles de operar, confiables y
han proporcionado la base de datos de mediciones en la mayor parte del
mundo a lo largo de más de quince años. La continuidad de esta base de
datos es muy importante para poder deducir tendencias a largo plazo.

3.1.3. Analizadores o Monitores Automáticos

A pesar de las ventajas económicas de los muestreadores activos o


pasivos, existen aplicaciones de monitoreo que necesitan de la rápida
respuesta, en horas o menor, que proporciona un analizador automático,
por ejemplo cuando se pretenden detectar valores máximos de
concentraciones de contaminantes y situaciones de alerta para
implementar medidas de contingencia. Estos instrumentos se basan en
propiedades físicas o químicas del gas que va a ser detectado
continuamente, utilizando métodos optoelectrónicos. El aire muestreado
entra en una cámara de reacción donde, ya sea por una propiedad óptica
del gas que pueda medirse directamente o por una reacción química que
produzca quimiluminiscencia o luz fluorescente, se mide esta luz por
medio de un detector que produce una señal eléctrica proporcional a la
concentración del contaminante muestreado.
MANUAL DE MONITOREO ATMOSFÉRICO 43

La gran capacidad de estos monitores automáticos se obtiene a expensas


de los altos costos que implica su inversión inicial y su operación. Estos
instrumentos tienden también a ser más susceptibles a problemas técnicos
en comparación con los muestreadores, cuando no se cuenta con los
programas de mantenimiento adecuados y con personal técnico calificado,
ya que requieren de técnicos especializados para la operación rutinaria de
los equipos y de métodos más sofisticados de aseguramiento y control de
calidad. Estos monitores automáticos producen gran cantidad de datos que
usualmente necesitan de sistemas telemétricos para su recopilación y
computadoras para su subsecuente procesamiento y análisis.

Ya se cuenta con monitores continuos aprobados y validados para la


mayor parte de los principales contaminantes urbanos, inclusive la
normatividad de la EPA establece poco el uso de muestreadores, los
cuales en algunos casos han sido sustituidos por sistemas automáticos que
generan una mayor cantidad, confiabilidad y calidad de información,
siempre y cuando se operen adecuadamente. Sin embargo sus altos costos
y complejidad en su operación los hace inadecuados para algunos lugares.
Su uso no se recomienda cuando no se cuenta con la infraestructura de
apoyo y personal técnico necesarios.

Es muy común en las redes de monitoreo el uso de monitores automáticos


junto con muestreadores activos y pasivos, en la práctica estas mediciones
se consideran como complementarias, debido a que, los monitores
automáticos no son necesariamente superiores y muchos errores se
evitarían si se mantuvieran algunos muestreadores cuando se instalan los
monitores automáticos34 , por lo menos durante el período de ajuste y
capacitación para el manejo de los mismos.

34
Referencia 1, vol. l, anexo. 3.
44 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

3.1.4. Sensores Remotos

Los sensores remotos a diferencia de los monitores automáticos, que


proporcionan mediciones de un contaminante en un punto en el espacio,
pueden proporcionar mediciones integradas de multicomponentes a lo
largo de una trayectoria específica en la atmósfera (normalmente mayor a
100 m.), y sistemas más complejos, pueden hasta proveer mediciones con
rangos de resolución a lo largo de la trayectoria. Se han llegado a detectar
por ejemplo hasta 5 ppb de SO2, en un patrón de 1 km. Sistemas móviles
pueden proporcionar mapas tridimensionales detallados de concentra-
ciones de contaminantes dentro de un área por un período de tiempo
limitado.

Algunos de estos controles remotos se han llevado a cabo por medio de


instrumentos montados en aviones o en satélites, cuyos métodos incluyen
el uso de correlaciones espectrométricas, el reflejo de la luz solar en las
partículas de los aerosoles, absorción infrarroja y emisión
espectroscópica, láser de color y de inducción infrarroja fluorescente y la
aplicación de técnicas astronómicas35 .

Las aplicaciones de los sensores remotos son muy especializadas y


particularmente se utilizan para investigaciones cerca de las fuentes de
emisión, en las plumas de las chimeneas y para mediciones verticales de
contaminantes gaseosos y aerosoles en la atmósfera, como la
investigación de la distribución del ozono en la troposfera y en la
estratosfera. Sin embargo, desde un punto de vista comercial son
instrumentos muy caros y extremadamente complejos, y presentan
además dificultades con la validación de sus datos, niveles de confianza y
calibración. Se requiere de un gran esfuerzo especializado y cuidadoso
control de calidad para operar exitosamente estos sistemas y producir
datos confiables.

3.1.5. Bioindicadores

Actualmente se ha mostrado gran interés en el uso de bioindicadores para


estimar algunos factores ambientales, entre los que se incluyen la calidad
del aire, particularmente en la investigación de sus efectos. El término
biomonitoreo, (el cual implica generalmente el uso de plantas para
monitorear el aire) cubre una multitud de muy diferentes muestreos y

35
Referencia 10.
MANUAL DE MONITOREO ATMOSFÉRICO 45

enfoques de análisis con muy diferentes grados de sofisticación y


desarrollo. Los métodos incluyen:

1) Uso de la superficie de las plantas como receptoras de contaminantes,


como el uso del perejil para el plomo y el musgo para hidrocarburos
poliaromáticos. Esencialmente la planta es un muestreador y debe ser
colectada y analizada en el laboratorio por medio de métodos clásicos.

2) Uso de la capacidad de la planta para acumular contaminantes o sus


metabolitos en el tejido de la planta, como en el caso de las agujas del
abeto para azufre total y de los pastos para fluoruros, azufre y algunos
metales pesados. Nuevamente el tejido de la planta deberá ser colectado y
analizado por métodos clásicos.

3) Estimación de los efectos de los contaminantes en el metabolismo o en


la información genética de las plantas, como el efecto del ozono en los
cloroplastos del abeto. En este caso la colección y análisis requiere de
técnicas muy sofisticadas.

4) Estimación de los efectos de los contaminantes en la apariencia de las


plantas, como el efecto del SO2 en los líquenes, el efecto del ozono en las
plantas de tabaco36 y en algunas especies de pinos, cuyas agujas presentan
bandas cloróticas cuando están expuestas a concentraciones episódicas de
ozono37 . La estimación puede llevarse a cabo en el campo por expertos y
no se necesitan análisis de laboratorio.

5) Distribución y análisis de plantas específicas como indicadores de


calidad del aire, como el tipo y distribución de líquenes para estimar los
efectos fitotóxicos totales de la contaminación del aire. La estimación se
lleva a cabo en el campo por expertos y no se requiere análisis de
laboratorio.

A pesar de que se han desarrollado guías sobre las metodologías de los


bioindicadores, todavía quedan problemas no resueltos en cuanto a la
estandarización y armonización de estas técnicas. Algunos de los
problemas son inherentes a los procedimientos y otros se deben a
limitaciones por los tipos de plantas que pueden ser empleadas en
diferentes regiones. En general, mientras menor sea la variación climática
entre los sitios de las áreas de muestreo, será más fácil que se pueda
36
Referencia 13.
37
Referencia 14.
46 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

desarrollar una técnica estandarizada que permita una comparación de


datos significativa. De cualquier manera, hay muchas variables cuyos
efectos son muy difíciles de determinar, por ejemplo los efectos de los
factores bióticos de estrés (calor, sequías, etc.) o la adaptación a
ambientes contaminados. A la fecha, es todavía extremadamente difícil
desarrollar procedimientos significativos de control de calidad para el uso
de bioindicadores en localidades enteramente diferentes. Las bibliografías
de algunos estudios de biomonitoreo se presentan en las referencias de
este manual y corresponden a los números 13, 14 y 15.

Dada la complejidad de los problemas involucrados actualmente, el uso


de las técnicas de biomonitoreo se limita a localizaciones específicas,
particularmente en estudios de monitoreo de ecosistemas, proporcionando
información útil también a niveles regionales. Estas técnicas pueden
establecer los efectos de contaminantes en lugares donde no es de
primordial importancia el detallado conocimiento de la concentración de
los mismos. La aplicación de estas técnicas a gran escala, en redes
globales, posiblemente se estudiará en un futuro cercano38 .

3.2. EQUIPO DE MUESTREO

3.2.1. Equipo para Muestreo Pasivo: Cuadros de Metodologías y


Tipo de Equipos por Contaminante

Algunos gases y vapores orgánicos pueden ser muestreados pasivamente,


o sea sin utilizar bombas, mediante el uso de dispositivos de monitoreo
gaseoso, que se encuentran disponibles en el mercado con una variedad de
diferentes medios de colección que incluyen sólidos adsorbentes, medios
líquidos, cintas químicamente impregnadas y tubos rellenos de algún
reactivo. En cualquiera de estos casos la muestra de aire entra en contacto
con el dispositivo por difusión y el contaminante de estudio es atrapado
por medio de alguno de los medios de colección que se mencionaron
anteriormente. Ya colectada la muestra las técnicas de análisis que se
requerirán dependerán del tipo de dispositivo y del químico muestreado y
entre ellas se incluyen los métodos colorimétricos, cromatografía de gases
y otros métodos analíticos que se describirán en la sección 3.3.

Actualmente se define a un muestreador pasivo para especies gaseosas


como el instrumento capaz de tomar muestras de gases o vapores

38
Referencia 1, vol. l, anexo 3.
MANUAL DE MONITOREO ATMOSFÉRICO 47

contaminantes de la atmósfera a una tasa controlada por un proceso físico


como la difusión a través de un estrato estático o su permeación a través
de una membrana pero sin involucrar el movimiento activo del aire39 .

Entre los dispositivos más usados que se encuentran disponibles en el


mercado se cuenta principalmente con:

• Muestreadores pasivos personales con forma de distintivo. Figura 3.1.


• Tubos de Difusión: absorbentes o adsorbentes.

• Tubos de “Palmes”. Fig. 3.2.


• Burbujeadores pasivos. Fig. 3.3.

• Depósitos de polvo, colectores de polvo sedimentable.


Figura 3.4.
• Otros: Papeles indicadores, tiras de hule, vela de peróxido de plomo,
etcétera.

Los muestreadores pasivos con forma de distintivo, se muestran en la


figura. 3.1., en la que se puede observar a escala reducida el tamaño del
dispositivo y sus componentes. Como se puede apreciar, la barrera de
difusión permite la toma de muestra exclusivamente por difusión
molecular, siendo independiente de la velocidad del viento. El adsorbente
y el absorbente, se seleccionará en función del químico que se requiera
muestrear, siendo éste el compuesto que mejor colecte al contaminante de
interés. En el dispositivo, que se presenta en la figura, la abertura está
protegida por una mampara contra el viento, pero existen otros que
cuentan con un filtro de membrana para proteger a la misma.

39
Referencia 16.
48 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

Figura 3.1.

CUBIERTA
BARRERA DE DESORCION

MUESTREADOR PASIVO-DISTINTIVO
(Cortesía Catálogo SKC,1993. Ref. 17)

Los tubos de difusión, absorbentes o adsorbentes, que se muestran en la


figura 3.2., consisten en tubos que contienen un material absorbente o
adsorbente según sea el mejor compuesto que se requiera para colectar un
determinado contaminante, y se encuentran abiertos en uno de sus extre-
mos. Entre estos tubos se encuentran los tubos de “Palmes”, llamados así
por uno de sus inventores y utilizados para muestrear NO2 y SO2,
principalmente40 .

40
Referencia 18.
MANUAL DE MONITOREO ATMOSFÉRICO 49

Figura 3.2

TUBO DE PALMES (Ref.1.)

En general los muestreadores pasivos con forma de distintivo tienen una


tasa de muestreo alta, pero un límite de detección inferior que el de los
tubos de difusión. Generalmente, el período de exposición más corto para
un tubo de “Palmes” es de una semana, mientras que los muestreadores
distintivo pueden ser expuestos por 24 horas o menos, lo cual permite la
comparación directa de la concentración resultado con los valores
recomendados por la OMS. Sin embargo estos muestreadores distintivo
son más susceptibles a la velocidad del viento, que puede producir un
efecto de adelgazamiento de la capa laminar que se localiza en la frontera
del mismo y por la que las moléculas de gas se transportan a la entrada
del muestreador por difusión molecular, lo cual indica que a altas
velocidades se producirá una mezcla turbulenta por este adelgazamiento
trayendo como consecuencia una sobreestimación de las concentraciones
ambientales. Mientras que a velocidad cercana a 0 m/s la capa laminar
será tan gruesa que en la entrada del muestreador se agotará el gas
muestreado presentando reducciones de masa de hasta 30%. Para
minimizar estos efectos se recomienda proteger al muestreador con una
membrana micropore.
50 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

Figura 3.3

BURBUJEADOR PASIVO
(Cortesía Catálogo SKC, 1993. Ref. 17)

Los burbujeadores pasivos, son otro tipo de muestreador pasivo del tipo
de tubo de difusión, se muestran en la figura 3.3., y consisten de un tubo
especial largo con una garganta perforada y una tapa para retener un disco
de difusión Knudsen, que es el que precisamente controla la transferencia
de gases dentro del medio acuoso sin que ésta sea afectada por el viento.
Esta tapa deberá ser remplazada por una tapa sólida cuando el dispositivo
se transporte al laboratorio41 .

Como la instalación de un muestreador pasivo, del tipo de distintivo o de


tubo, no requiere de una línea de muestreo como en el caso de
muestreadores activos y automáticos, se puede instalar en cualquier poste
o señal de tránsito, generalmente por medio de una pinza o un sujetador
de alambre. Sin embargo, se debe de tomar en cuenta cuando se instala un
muestreador pasivo, tanto la velocidad como la dirección del viento,
montando al muestreador verticalmente, con su lado abierto para abajo. A
continuación en el cuadro 3.1, se presenta un ejemplo detallado de las
consideraciones que se tienen que tomar en cuenta para armar, colocar y
desensamblar un muestreador pasivo y en la figura 3.4, se muestran sus
partes.

41
Referencia 17.
MANUAL DE MONITOREO ATMOSFÉRICO 51

Los colectores para polvo sedimentable, llamados también jarras para


polvo sedimentable, consisten básicamente en recipientes cilíndricos
abiertos en la parte superior, presentando un área sobre la cual las
partículas de gran tamaño y de mayor densidad pueden sedimentarse.
Existen una gran variedad de diseños para su construcción, utilizándose
principalmente materiales como: vidrio, polietileno y acero inoxidable. En
la figura 3.5, se presentan algunos de estos diseños. En la práctica se
recomienda tener un diseño uniforme de estos dispositivos dentro de una
misma red para poder comparar los datos obtenidos de una estación a
otra.

Hay diversos métodos especiales que no pueden clasificarse en ninguna


categoría y que han resultado muy útiles en la determinación de la
presencia de algunos contaminantes, entre los que tenemos papeles
indicadores, tiras de hule, velas de peróxido de plomo, etc. Los papeles
indicadores son del tipo del de tornasol y del indicador del pH. Consisten
en un trozo de material absorbente cuya superficie está impregnada con
un reactivo seco y suelen ir acompañados de una tabla de colores para
comparar el cambio después de exponerlo a la muestra. Las tiras de hule
como su nombre lo indica son tiras delgadas de hule que se cuelgan para
determinar el ozono por medio del resquebrajamiento que se produce en
las mismas en presencia de este contaminante. La vela de peróxido de
plomo es un método antiguo que consiste en un cilindro recubierto con
una capa seca de suspensión de peróxido de plomo que absorbe el anhídri-
do sulfuroso por largos períodos de tiempo. Sin embargo, se debe enfa-
tizar que estos métodos sólo sirven como indicadores de contaminación.

Los métodos modernos de muestreadores pasivos que incluyen a los de


forma de distintivo y los tubos de difusión, se distinguen de los otros
métodos como el de la antigua vela de peróxido de plomo, en que estos
métodos modernos, sí cuentan con un patrón de difusión, a diferencia de
los otros que no cuentan con éste. Lo cual permite obtener las concen-
traciones aceptables que se requieren para que los resultados obtenidos
por medio de diferentes equipos sean comparables42 .

42
Referencia 1, vol. 4, pág. 3.
52 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

Cuadro 3.1.

RECOMENDACIONES DE UN PROTOCOLO PARA MUESTREO DE O3


UTILIZANDO EL MUESTREADOR PASIVO OGAWA.

PREPARACIÓN Los filtros de fibra de vidrio ya preparados de Ogawa y Co.,


vienen en paquetes dentro de viales de vidrio, fechados con el
día en que fueron recubiertos. Se recomienda:
• Almacenarlos dentro de su vial a temperatura de 25°C.
• Abrirlos solamente en medio ambiente protegido o en la
“caja de guantes”.
• Para el aseguramiento de la calidad un conjunto de blancos
de cada paquete deberá analizarse, previo al muestreo.
• Filtros no expuestos deberán transportarse de noche.
• Deberán protegerse los filtros de contacto directo con
gotas de agua.
• Los filtros envejecen y ocurre una conversión de nitrito a
nitrato por lo que deben de utilizarse y analizarse
preferentemente dentro de las 4 semanas subsecuentes a su
recubrimiento. En ocasiones se han llevado a cabo análisis
seguros entre 6 a 8 semanas.
• Todas las partes del muestreador deberán estar lavadas con
agua ultrapurificada y secas antes de ensamblarlas.
• Se etiquetarán tanto el clip de cada muestreador como los
viales de campo.

ENSAMBLE La maniobra consiste en introducir en el cilindro del


muestreador a cada lado una malla de acero inoxidable, un
filtro, otra malla y una tapa de difusión, ver figura 3.4 :
• Todas las partes del muestreador y los instrumentos de
ensamble deberán estar en la caja de guantes.
• Todas las maniobras de ensamble se llevarán a cabo en la
misma.
• Hay que asegurarse en la colocación de las mallas y filtros
que estos no se doblen ni dañen y que queden
perfectamente planos.
• Ensamblado el cuerpo, se le coloca su clip y se guarda en
una bolsa y ésta a su vez se introduce en una botella de
almacenaje color ámbar, etiquetada de igual manera que el
clip.
MANUAL DE MONITOREO ATMOSFÉRICO 53

COLOCACIÓN Puede colocarse en interiores o exteriores y para muestreos de


calidad del aire o de exposición personal:
• El sitio se seleccionará cuidando que la cara del
muestreador tenga un flujo de aire sin restricciones.
• No deberá colocarse cerca de fuentes de óxidos de
nitrógeno.
• Para muestreos de exposición personal, deberá colocarse
cerca de la zona de inhalación. Preferentemente en la orilla
del cuello de la camisa.
• Se recomienda una cubierta contra lluvia para evitar
efectos por condiciones climáticas.
• Mantenga las muestras secas durante la exposición.
• Deberá anotarse, antes de sacar de la botella y colocar el
muestreador, el lugar de muestreo, condiciones climáticas,
fecha y hora.
• De igual manera al finalizar el muestreo se guardará el
muestreador en su bolsa y después en su botella y se
anotará, fecha, hora y comentarios respecto al clima,
apariencia del muestreador, etcétera.
• Se debe colocar a un mínimo de 1 a 1.5 m. del piso y a 30
cm. de cualquier superficie vertical.

DESENSAMBLE Y Consiste en sacar las bolsas de las botellas de almacenamiento


CONSERVACIÓN y colocarlas dentro de la “caja de guantes”. En ésta se sacarán
DE LA MUESTRA los muestreadores de las bolsas y se desarmarán paso a paso
siguiendo el proceso inverso del ensamble, sacando los filtros y
colocando cada par de cada muestreador en un vial:
• Todas las partes del muestreador y los instrumentos de
desensamble deberán estar en la caja de guantes.
• Todas las maniobras de desensamble se llevarán a cabo en
la misma.
• Remover la etiqueta del clip, ya que se le separó del
cuerpo del muestreador y colocarla en el vial donde se
colocarán los filtros.
• No tocar la superficie plana de la tapa de difusión al
quitarla.
• Para sacar los filtros y las mallas ladee el cuerpo del
muestreador de manera que estos resbalen al exterior,
impidiendo que caigan fuera del mismo. Saque primero el
filtro de un lado y luego el del otro.
Coloque el filtro en el vial de campo. En caso de que el filtro
no entre fácilmente dóblelo utilizando un par de pinzas
previamente lavadas.

• Guarde los viales de campo (que contienen cada uno los


pares de filtro de cada muestreador) en la oscuridad a 5°C
hasta su análisis.
54 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

• Se deberán mandar a analizar en cajas aisladas que


minimicen los cambios de temperatura.

BLANCOS En cada paquete de filtros existe algo de conversión de nitrito a


nitrato sin que se haya expuesto a ozono. Debido a esto las
muestras de campo necesitan ser corregidas por medio de un
blanco. Esta conversión depende del manejo y envejecimiento
del filtro, por lo cual si el paquete se divide para ser usado en
diferentes tiempos de muestreo o de análisis, los blancos
deberán dividirse para cada subgrupo:
• Se recomienda un mínimo de 5% de blancos de campo.
• Hasta 10% de blancos para obtener promedio de
correcciones por blanco para los análisis de cromatografía
de iones.

ANÁLISIS Se extrae del filtro el material de recubrimiento que es una base


de nitrito, el cual después de haber sido expuesto, deberá de
haberse oxidado por la presencia del ozono, a nitrato,
analizándose por medio de cromatografía de iones para el ion
nitrato.
• Se recomienda que se manden los filtros a analizar a un
laboratorio especializado.

Fuente: Protocolo para mediciones de Ozono utilizando el muestreador pasivo Ogawa.
Basado en la referencia 19.
Koutrakis. Measurement of Ambient Ozone Using a Nitrite-Coated Filter. Basado en la referencia
20.
MANUAL DE MONITOREO ATMOSFÉRICO 55

Figura 3.4

I I
I I

I I

DIAGRAMA DE PARTES DEL MUESTREADOR PASIVO OGAWA


(Ref. 20).

Figura 3.5

COLECTORES PARA POLVO SEDIMENTABLE


56 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

Se puede concluir que a pesar de que los muestreadores pasivos


modernos, presentan grandes ventajas en cuanto a su costo de inversión
inicial y manejo, hay que considerar el costo adicional debido al análisis
de los filtros y además es muy importante evaluarlos bajo diferentes
condiciones climáticas, geográficas y culturales para llevar a cabo los
ajustes necesarios, antes de que sean usados en estudios a gran escala.

A continuación presentaremos en el cuadro 3.2, los tipos de equipos para


muestreo pasivo que más se han utilizado en el campo, principales
contaminantes que se pueden muestrear con estos dispositivos y
recomendaciones técnicas de personal calificado que ha trabajado con
estos equipos.

También se presenta en el cuadro 3.3, las metodologías actuales para


muestreos pasivos de diferentes especies de contaminantes gaseosos, que
ya están desarrolladas y han sido probadas. En este cuadro sólo se
menciona el nombre de la tecnología, su método de análisis y algún
comentario referente a la misma. Para mayor información sobre el
desarrollo de cada una de estas metodologías habrá que consultar su
respectiva referencia bibliográfica o el resumen que se presenta en el
volumen 4, de WHO/UNEP GEMS/AIR43 . Información adicional sobre
algunas de estas metodologías se presenta en los artículos cuyas
referencias bibliográficas se encuentran comprendidas en el capítulo 9 de
este manual, desde la número 16 hasta la 28.

43
Referencia 1, vol. 4.
MANUAL DE MONITOREO ATMOSFÉRICO 57

Cuadro 3.2.

TIPOS DE EQUIPO PARA MUESTREO PASIVO

TIPO DE EQUIPO CONTAMINANTE RECOMENDACIONES

Distintivos Pasivos Principalmente para vapores Deberá seleccionarse una


orgánicos (VOCs) y algunos membrana inerte para evitar
gases inorgánicos como: NO2, efectos en el gas muestreado.
NO, CO, O3 y SO2.

Tubos de Difusión: El tiempo de almacenaje deberá


absorbentes y adsorbentes VOCs, NH3, HNO3, Cl2. ser lo más corto posible,
utilizándose un congelador.

Tubos de “Palmes” NO2, SO2. Es muy importante que se coloque


protegido del viento, para que su
factor de difusión sea constante.

Burbujeadores Pasivos Formaldehídos principalmente No olvidar remplazar la tapa que


retiene el disco de difusión por una
tapa sólida cuando el dispositivo se
transporte al laboratorio.

Depósitos de polvos, Polvos sedimentables. Utilizar un diseño uniforme de


colectores de polvos estos dispositivos dentro de una
sedimentables misma red.

Papeles Indicadores Bromo; cianuro de hidrógeno; Es de suma importancia la


fluoruro de hidrógeno y preparación y almacenamiento de
anhídrido sulfuroso estos papeles.

Tiras de Hule Ozono Método usado únicamente como


indicador.

Vela de Peróxido de Plomo Anhídrido sulfuroso Método usado únicamente como


indicador. Debe colocarse por
triplicado por problemas de
análisis y conservación de la
muestra.
Cuadro 3.3.

METODOLOGÍAS DE MUESTREO PASIVO PARA DIFERENTES ESPECIES GASEOSAS CONTAMINANTES

CONTAMINANTE METODOLOGÍA ANÁLISIS COMENTARIOS LÍMITES DE


DETECCIÓN

Método de Tubo de Palmes.* Espectrofotometría. 200 ppb ha.


Método de Yanagisawa y Nishimura.* Espectrofotometría. La cromatografía de iones es 66 ppb ha.
NO2 Método modificado de Amaya-Sugiura* Espectrofotometría. muy cara pero también mide 34 ppb ha.
Método de Cadoff y Hodgeson. * Espectrofotometría. sulfatos. 10 ppb ha.
Método de Lewis y Mulik.* Cromatografía de 25 ppb ha.
Método de Ferm.* iones. 15 ppb ha.
Espectrofotometría.

NO Método de Yanagisawa y Nishimura, Espectrofotometría. Agente oxidante tóxico e 66 ppb h a.


usando como oxidante a CrO3.* inestable.

Desorción térmica, cro- Está metodología no presentó


matografía de gases con efectos por factores ambienta-
CO Método que utiliza una Zeolita sólida detector de ionización les como velocidad del viento, 30 a
(TENAX), como adsorbente.* de flama, después de la temperatura y humedad relati- 1600 ppm h.
conversión a metano. va.
a
Límite de detección inferior en partes por billón hora.
* Para información detallada sobre estas metodologías habrá que consultar las referencias 1, 12, 16 a 27.
Cuadro 3.3.(continuación)

METODOLOGÍAS DE MUESTREO PASIVO PARA DIFERENTES ESPECIES GASEOSAS CONTAMINANTES

CONTAMINANTE METODOLOGÍA ANÁLISIS COMENTARIOS LÍMITES DE


DETECCIÓN
Método desarrollado por Monn y Hangartner. * Espectrofotometría La reacción es sensible a la
luz.

Método de Grosjean y Hisham basado en el Reflectancia Se pueden realizar en el


colorante carmin índigo.* sitio mediciones directas.

Método basado en la oxidación de nitritos a Cromatografía de Mediciones realizadas con 400 ppb h a.
O3 nitratos, Método de Ogawa. * iones este método han sido
comparadas con las lleva-
das a cabo con monitores
automáticos.

Método de oxidación de yoduro de potasio. * Espectrofotometría No le afectan los cambios


. de humedad y tempera-
tura.
a
Límite de detección inferior en partes por billón hora.
* Para información detallada sobre estas metodologías habrá que consultar las referencias 1, 12, 16 a 27.
Cuadro 3.3.(continuación)

METODOLOGÍAS DE MUESTREO PASIVO PARA DIFERENTES ESPECIES GASEOSAS CONTAMINANTES

CONTAMINANTE METODOLOGÍA ANÁLISIS COMENTARIOS


Método colorimétrico de West-Gaeke Espectrofotometría Inestabilidad de la muestra y problemas
o de Tetracloromercurato.* (Pararrosanilina). con su disposición.

Método de Hangartner, utilizando Espectrofotometría No se obtiene concordancia adecuada


tubos de difusión de Palmes, con una (Pararrosanilina). con otros métodos de medición.
mezcla de trietanolamina/glicol como
reactivo.*

SO2 Método de Hargreaves y Atkins, Espectrofotometría. Técnica de análisis sensible al pH, por
utilizando tubos de Palmes e hidróxido lo que se recomienda cromatografía de
de potasio y glicerol como reactivos.* iones.

Método de Fern, utilizando un filtro


impregnado con carbonato de sodio y Cromatografía de iones. Metodología comúnmente usada en
glicerina como reactivos.* ciudades urbanas y estudios de fondo en
Suecia.
Método que utiliza como reactivos a
TEA (Trietanolamina) y carbonato de Método de Thorin después
sodio. * de intercambio iónico.
* Para información detallada sobre estas metodologías habrá que consultar las referencias 1, 12, 16 a 27.
Cuadro 3.3.(continuación)

METODOLOGÍAS DE MUESTREO PASIVO PARA DIFERENTES ESPECIES GASEOSAS CONTAMINANTES

CONTAMINANTE METODOLOGÍA ANÁLISIS COMENTARIOS

Método de adsorción utilizando Tenax Desorción térmica GC-ECD, GC- El adsorbente Tenax es muy inestable.
* PID.*** Las metodologías aquí mencionadas son
como adsorbente.
las que utilizan los adsorbentes más
NMVOC** Método de adsorción utilizando Porapack Desorción térmica GC-FID. *** comúnmente usados, sin embargo, la
como adsorbente.* selección del adsorbente más apropiado
Desorción con solvente GC-FID, dependerá de la espacie o rango de
Método de adsorción utilizando carbón ECD. *** especies que se quieran muestrear.
como adsorbente.*

* Para mayor información detallada sobre estas metodologías habrá que consultar las referencias 1, 12, 16 a 27.
** NMVOC: Compuestos orgánicos volátiles no-metano.
*** GC: Cromatografía de gases. ECD: Detección de captura de electrones. PID: Detector de Fotoionización. FID: Detector de ionización de Flama.
62 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

3.2.2. Equipo para Muestreo Activo. Cuadros de Metodologías y


Tipo de Equipos por Contaminante

El equipo que comprende el muestreo activo involucra el uso de un


sistema de bombeo que force a una corriente de aire medida a pasar por
un sistema de colección que puede contener un medio físico o químico,
para que ésta sea colectada o para separar de la corriente de aire el o los
contaminantes que se desean muestrear. La colección puede llevarse a
cabo succionando el aire y conteniéndolo en bolsas de plástico o en
depósitos de vidrio o de metal, o por medio de absorción, adsorción,
filtración, difusión, reacción o por la combinación de cualesquiera de
estos procesos, utilizando medios de colección. Las muestras colectadas
deberán ser subsecuentemente analizadas para determinar la
concentración del contaminante de interés. Los requerimientos mínimos
de un equipo de muestreo activo común comprenderán en general44 :

• Línea de muestreo, que se describirá en la sección 3.4.1.


e incluirá básicamente:
• Entrada, mangueras y tuberías.
• Sistemas de medición de flujo y/o de volumen.
• Una bomba.
• Un sistema de colección de la muestra:
• Instrumentos de colección.
• Medio de colección.

El sistema de colección de la muestra que consta de los instrumentos y el


medio de colección, tiene como función, la colección de la muestra de
aire y separación de los contaminantes que van a ser analizados. Los
instrumentos de colección son los diferentes recipientes, en el caso de
gases o aparatos, en el caso de partículas, que contendrán la muestra y el
medio de colección, siendo este medio de colección, un solvente químico,
en el cual se absorba o reaccione la especie contaminante de interés, un
adsorbente o un filtro. De manera que estos instrumentos de colección
dependen estrechamente del tipo de muestreo que se llevará a cabo y del
medio que contienen por lo que en general se manejan en conjunto y
puede ser de varios tipos, entre los que se encuentran comúnmente los
siguientes:

44
Referencia 1, vol. 4, pág. 25.
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 63

Para el muestreo de gases:

• Bolsas de plástico y depósitos de vidrio o de metal, como


“canisters” de acero inoxidable.
• Frascos para la absorción en fase líquida de gases, principalmente
inorgánicos.
• Instrumentos de adsorción, para colectar gases orgánicos y
45
algunos inorgánicos .
• “Denuders” para la separación por difusión de gases y partículas.
• Filtros impregnados químicamente. Siempre y cuando, en la línea
de muestreo, se separen previamente por medio de otro filtro las
partículas de la corriente de aire que se va a hacer pasar por el
filtro impregnado.

Para el muestreo de partículas:

• Filtros, para la colección de partículas suspendidas.


• Impactores, para medir la distribución del tamaño de las partículas
suspendidas.

Las bolsas de plástico y depósitos de vidrio o de metal son recipientes


inertes en los cuales se introduce por bombeo una muestra de aire. Son
muy útiles para el muestreo de compuestos como metano, etano y
propano y gases estables como N2, O2, CO y CO2. Sin embargo, no se
recomiendan para gases reactivos como O3, NOx y SO2, los cuales es
preferible capturarlos y estabilizarlos por medio de alguna técnica
química de absorción previa a su análisis. Actualmente se ha difundido el
uso de “canisters” de acero inoxidable para muestreos de hidrocarburos,
bajos niveles de tóxicos en el aire, halocarburos y VOCs, a los cuales se
les aplica un pulimiento en su interior de manera que se reducen los
bordes o imperfecciones de la superficie de metal expuesta a la adsorción
de los gases46 .

Entre los instrumentos que más se usan para la colección de muestras de


gases se tienen a las botellas o frascos que contienen medios de colección
absorbentes para la absorción en fase líquida de gases. Esta fase líquida
tiene que ser estable y no puede ser volátil, corrosiva, viscosa, espumosa,
ni cara. Las principales fases líquidas que se utilizan en el campo las
tenemos agrupadas en el cuadro 3.4, donde se presentan también algunos
gases que se pueden absorber en ellas.

45
Referencia 2, pág. 27.
46
Referencia 29, pág. 40.
64 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

Las reacciones a que se someten los contaminantes absorbidos general-


mente son colorimétricas o fotométricas, por lo que es necesario añadir un
reactivo que produzca color, en caso de requerirse, o esperar a que éste se
produzca antes de medirlo en un colorímetro (generalmente 30 min.). En
estos métodos de absorción se utiliza siempre un testigo que no está
expuesto al contaminante para marcar el punto cero, y todas las lecturas
del colorímetro se comparan con curvas de calibración preparadas con
soluciones estándar. En los laboratorios se cuenta con métodos de
análisis de las soluciones como titulación, conductividad, turbidimetría,
fotometría, cromatografía y otros.

Cuadro 3.4.

FASE LÍQUIDA PRINCIPALES GASES MUESTREADOS


Gases polares como:
AGUA sulfuro de hidrógeno,
cloruros en general,
amoniaco y metanol.
ETANOL Ésteres y
aldehídos orgánicos
ÁCIDO CLORHÍDRICO Aminas primarias.
(Diluido)
SOSA CÁUSTICA Cianuro de hidrógeno y
(Diluida) anhídrido sulfuroso.
COMPUESTA DE UN SOLVENTE Y UN Óxidos de nitrógeno: NO y NO2, Compuestos
REACTIVO** de azufre: SO2, H2S.
**La eficiencia de la absorción dependerá de la reacción del gas con el reactivo y no de su dispersión y
solubilidad como en las otras fases líquidas.

Existen diferentes formas de botellas absorbentes que se pueden agrupar


en dos tipos básicos: el de choque o golpe, en el cual la primera corriente
de aire muestreado se hace pasar por un tubo de vidrio que tiene un
orificio muy fino en un extremo y que está montado en una botella de tal
forma que el orificio queda a 5 mm. del fondo plano de la misma,
entrando el aire muestreado en la botella que contiene el líquido
absorbente a una gran velocidad, debido a que se acelera a su paso por el
orificio, chocando con el fondo para dispersarse y mezclarse
vigorosamente con el solvente y en el segundo, el burbujeador de gases de
vidrio poroso, en el que la corriente de gases se rompe en burbujas muy
finas que pasan lentamente a través del solvente, aumentando
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 65

enormemente la superficie de contacto, lo cual proporciona un mejor


nivel de absorción. Entre estas botellas se destacan como más usadas:

a) La Botella de Muenke.
b) El “impinger”.
c) La Botella de Fritten (ver figuras 3.6)47

Figura 3.6

IMPINGERS (Cortesía SKC. Ref. 17) FRASCOS ABSORBENTES (Ref. 2).

En la Botella de Muenke el aire muestreado es conducido hacia los lados


oblicuamente dentro del líquido absorbente, siendo un modelo en el que
se conjuntan los dos tipos descritos anteriormente y proporcionando tanto
ventajas de manejo de flujo y fácil limpieza como calidad de absorción.

El “Impinger” es uno de los instrumentos más difundidos del tipo de cho-


que, se utiliza principalmente para gases muy solubles en donde los
niveles de absorción en la reacción química entre el gas que se analiza y
el líquido absorbente son elevados. Tiene la ventaja de que puede manejar
flujos elevados de volumen de aire y son muy fáciles de limpiar.

47
Referencia 2, pág. 29.
66 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

Las Botellas de Fritten se presentan en diversas construcciones y son del


tipo burbujeadores de gases, todas contienen una capa de vidrio poroso de
grano más o menos fino que separa al gas que entra, permitiendo una
buena dispersión a velocidades muy bajas. Se utilizan para gases menos
solubles en donde se requiere de una dispersión suficiente para que se
mezclen bien, radicando su ventaja en la calidad de la absorción.

Otro instrumento de colección de muestra es el recipiente que puede ser


un frasco o tubo de vidrio, en el que se lleva a cabo de manera discontinua
la adsorción, en vía seca, de un gas de interés en un material adsorbente
que puede ser silicagel, carbón activado, algún polímero como Tenax, o
pelotas de vidrio o de plata revestidas. Entre estos instrumentos de
colección de muestra se encuentran los tubos indicadores activos en los
que se fuerza el paso de aire mediante una bomba, a través de los mismos,
consisten de un tubo de vidrio sellado en ambos extremos, que contiene
un material granulado inerte en el que se ha absorbido un reactivo. Para
utilizarlos se rompen los extremos del tubo y se hace pasar por él una
cantidad medida de aire para que se coloree el interior del tubo. El tono
del color y la longitud de la banda comparados con la cantidad de gas que
ha pasado, indicarán la concentración del contaminante. Sin embargo
estos tubos se utilizan principalmente en las pruebas de seguridad
industrial o de exposiciones personales y no en monitoreos de calidad de
aire rutinarios (ver figura 3.7).

Figura 3.7

TUBOS INDICADORES (Cortesía SKC. Ref. 17)

El “Denuder” consiste en un tubo cuyas paredes interiores están


revestidas con una sustancia química absorbente que atrapa al gas de
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 67

interés. El aire muestreado se hace pasar por el tubo en condiciones de


flujo laminar de manera que se produzca la difusión del gas hacia las
paredes del mismo tubo, absorbiéndose el gas de interés y separándose así
del resto de la muestra. Mientras tanto, las partículas continuarán su paso
por el tubo para ser atrapadas por un filtro a la salida de este. Usualmente
se colocan varios tubos concéntricos para aumentar la superficie de
contacto (ver figura 3.8).

Figura 3.8

TUBO

DENUDER (Ref. 2).

Los filtros impregnados químicamente se utilizan para la absorción o


reacción química de contaminantes, se preparan mediante la imersión de
estos filtros en una solución química seleccionada, secándolos después
previo a su uso. Durante el muestreo el aire se hace pasar por el filtro y el
contaminante de interés reaccionará con el químico en el filtro. El
producto de la reacción será después analizado para determinar la
cantidad de contaminante presente en el aire muestreado.

En el cuadro 3.5, se presentan los métodos de colección para muestreo


activo que más se utilizan en el campo, principales contaminantes que se
colectan con estos dispositivos y recomendaciones técnicas de personal
calificado que ha trabajado con estos equipos.

Existen cientos de métodos activos principalmente de absorción que han


aparecido publicados en revistas como Analytical Chemistry, Journal of
the Air Pollution Control Association, American Industrial Hygiene
68 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

Association Journal. y Health Laboratory Science Journal. Sin embargo


no es el objetivo de este manual recopilar todas las metodologías
existentes hasta ahora, sino enumerar las más utilizadas y reconocidas de
los principales contaminantes atmosféricos, por lo que a continuación se
presentarán, en el cuadro 3.6, las metodologías actuales para muestreos
activos de especies de contaminantes gaseosos, que ya están desarrolladas
y han sido probadas. En este cuadro, al igual que en el cuadro 3.3, sólo se
menciona el nombre de la metodología, su procedimiento de análisis y
algún comentario referente a la misma. Para mayor información sobre el
desarrollo de cada una de estas metodologías habrá que consultar su
respectiva referencia en el libro Methods of Air Sampling and Analysis,
referencia bibliográfica número 29 del capítulo 9, en el resumen que se
presenta en el volumen número 4, de UNEP/WHO Global Environment
Monitoring System (GEMS/AIR)48 o en algún manual de los que
mencionaremos a continuación.

Para información sobre metodologías de algún otro contaminante


atmosférico diferente a los que se manejan en este manual se pueden
consultar los métodos publicados anualmente en la parte 26 del libro de
Estándares de la ASTM, la segunda edición del Manual ISC-USA
publicado en 1977, o Métodos Selectos de Medición de Contaminantes
Atmosféricos, publicado en 1976 bajo el patrocinio del PNUMA y de la
OMS, Normas ISO, o en el Manual de Control de Calidad del Aire
preparado por la Comisión para la Prevención de Contaminación del Aire
de la VDI.

48
. Referencia 1, vol. 4
.
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 69

Cuadro 3.5.

MÉTODOS DE COLECCIÓN PARA MUESTREO ACTIVO

MÉTODOS DE CONTAMINANTE RECOMENDACIONES


COLECCIÓN
N2, O2, CO, CO2, Antes de utilizarlos lím-
Bolsas de plástico y depósitos HC(hidrocarburos), pielos con un chorro de
de vidrio o de metal. algunos vapores tóxicos aire purificado o con ni-
y VOCs. trógeno.
Algunos de estos frascos
Absorción en fase líquida SO2, NOX deberán meterse en hielo
en frascos o botellas. durante su colección.
Capacitación en el mane-
Instrumentos de adsorción, para NO2, PAN (Nitrato de jo de las muestras ya que
colectar gases orgánicos y Peroxiacetilo) estas pueden variar con la
algunos inorgánicos. temperatura.
Capacitar a los técnicos
“Denuders” para la separación Aerosoles y gases en el manejo de las mues-
por difusión de gases de ácidos, ácido nítrico, tras y de los tubos de vi-
partículas. bióxido de azufre y drio, ya que estos se rom-
amoniaco. pen fácilmente.
Verificar que el material
Filtros impregnados SO2 del filtro no reaccione con
químicamente. el químico a impregnar.

Instrumentos Activos Portátiles para el muestreo de gases

Con la finalidad de medir exposiciones personales en ambientes de


trabajo y para estudios epidemiológicos, se han desarrollado equipos para
medir contaminantes atmosféricos que utilizan bombas portátiles,
accionadas por baterías e instrumentos de colección con los mismos
métodos de colección que los expuestos en este capítulo, pero de un
tamaño adecuado para que se puedan colgar del cuello de la camisa o de
la chamarra de una persona. Entre estos instrumentos se tienen:

• Bolsas de plástico.
• Burbujeadores; preferentemente del tipo frasco de Fritten.
• Tubos indicadores, con adsorbentes como carbón, silica gel y
“chromosorbs”.

La mayoría de estos instrumentos han sido diseñados para evaluar expo-


siciones temporales y son del tipo dosímetros, o sea acumulan el
contaminante en un período de tiempo de exposición y dan una medición
70 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

integrada. En la figura 3.9 se presentan los diferentes tipos de


muestreadores portátiles activos para gases y vapores y su colocación49 .

Figura 3.9

DIFERENTES TIPOS DE MUESTREADORES ACTIVOS PORTÁTILES


PARA GASES Y VAPORES.

En el lado izquierdo se observa la bolsa de plástico (a), en el derecho un


muestreador de tubos adsorbentes o indicadores múltiple (b) y burbujea-
dores (c), así como en el hombro un tubo indicador sencillo (d). (Ref. 28).

49
Referencia 28.
Cuadro 3.6.
METODOLOGÍAS DE MUESTREO ACTIVO PARA DIFERENTES ESPECIES GASEOSAS CONTAMINANTES

CONTAMINANTE METODOLOGÍA ANÁLISIS COMENTARIOS


Método de Griess-Saltzman.* Espectrofotometría o Colorimetría. No es recomendable para períodos de
(Límite de detección 10-40 ppb) muestreo igual o mayor a 24 h.

NO2 + Espectrofotometría. Ventajas en la estabilidad de la reacción con


Método TGS - ANSA . *
respecto al método de Saltzman.
Completa eliminación de pérdidas de la
Método de película de sorbente sólido.* Extracción con una base diluida y de- solución. Fácil manejo. Principio aplicable
terminación fotométrica de la concen- para la determinación de otras especies:
tración. SO2, HF, HCl, H2S y fenol.
Se recomienda un análisis rápido, ya que el
complejo de yoduro se deteriora con el
tiempo, presenta diferencias de hasta +20%
O3 Método NBKI.++. * Espectrofotometría. de la concentración real. Interferencias po-
(Rango de detección 5 ppb a >1 ppm) tenciales de NO2 y SO2. SO2 puede ser re-
movido pasando el aire muestreado por un
filtro de fibra de vidrio impregnado con
trióxido de cromo.
No es el método de referencia, sin embargo
HC Colección en “canister” de acero Cromatografía de Gases. éste es el procedimiento más aceptado
inoxidable. actualmente.

*
Para mayor información de estas metodologías habrá que consultar las referencias: 1, 2, 28 a 32.
+TGS: Metabisulfito de sodio trietanolamina guayacol. ANSA: 8-anilina-1-naftaleno ácido sulfónico sal de amonio.
++ NBKI: Neutral Buffered Potassium Iodide. Solución amortiguadora neutra de Ioduro de Potasio.
Cuadro 3.6. (continuación)
METODOLOGÍAS DE MUESTREO ACTIVO PARA DIFERENTES ESPECIES GASEOSAS CONTAMINANTES.

CONTAMINANTE METODOLOGÍA ANÁLISIS COMENTARIOS


No existe disponible un muestreador activo
per sé. Sin embargo es posible colectar una
Colección en bolsa de plástico. Monitor de CO. muestra durante un tiempo determinado y
CO llevarla a análisis, gracias a que el CO es
inerte en estas condiciones.
Método no específico para SO2, mide acidez
∗ Titulación. total. La interferencia de amoniaco produce
Método acidimétrico.
bajos resultados.
Método de cromatografía de iones.* Cromatografía de iones. Específico para iones sulfato.

SO2 Espectrofotometría o colorimetría. Requiere manejo y disposición especial de


Método de pararrosanilina o de TCM.
+++ los compuestos tóxicos de mercurio.
.* (Rango de detección 10 ppb a 0.4
ppm)
Método de Thorin con espectro- Remover fosfato para evitar interferencias,
Método de Thorin.* fotometría o titulación. por medio de precipitación o intercambio
iónico.
Extracción, método de Thorin o Procedimientos analíticos complejos al igual
Método de filtro impregnado.* cromatografía de iones, para análisis. que en el Método de Thorin.

*
Para mayor información de estas metodologías habrá que consultar las referencias: 1, 2, 28 a 32.
+++
TCM: Tetracloromercurato.
MANUAL DE MONITOREO ATMOSFÉRICO 73

Muestreo de partículas

El análisis completo del material particulado que contiene una muestra


atmosférica es más complicado que el de una muestra gaseosa, ya que
comprende además de la colección de la muestra, y su análisis químico, la
clasificación por tamaños o la identificación morfológica de las partículas.

El material particulado aerotransportado está compuesto de partículas


sólidas y líquidas, suspendidas y dispersas en el aire. Las propiedades de
estas partículas varían en términos de su composición química,
morfología (tamaño/forma), parámetros ópticos (color/dispersión de la
luz) y características eléctricas (carga, resistencia). Debido a que son de
tamaño, forma y composición variada, para su identificación en cuanto a
su tamaño y forma, se han clasificado en términos de diámetro
aerodinámico, que se define como el diámetro de una esfera con densidad
de 1 g/cm3 (densidad unitaria), con la misma velocidad terminal debida a
la fuerza gravitacional en aire en calma que la partícula en cuestión, bajo
las mismas condiciones de presión, temperatura y humedad relativa50 .

Cuando el diámetro aerodinámico de la partícula es menor a 0.5 µm., se


utiliza el diámetro de difusión de la partícula en lugar del diámetro
aerodinámico, el cual corresponde al diámetro de una esfera con el mismo
coeficiente de difusión que el de la partícula, bajo las mismas condiciones
de presión, temperatura y humedad relativa51 .

Estos diámetros de las partículas varían desde decenas de nanómetros


(nm.) hasta cientos de micras (µm.) y presentan una distribución de masa
con respecto a su tamaño bimodal (ver figura 3.10).

De acuerdo a su diámetro, agrupamos a las partículas en finas y gruesas.


Correspondiendo a la categoría de partículas finas a aquellas partículas
cuyo diámetro es menor a 2 µm. Estas partículas se dividen en ultrafinas o
de nucleación y las de acumulación. Las de nucleación, tienen diámetros
inferiores a 0.08 µm., y provienen de fuentes de combustión o del
enfriamiento de gases inmediatamente después de su emisión, siendo su
tiempo de vida media generalmente menor a una hora, debido a que
rápidamente coagulan con partículas más grandes o sirven de núcleo a
gotas de lluvia y neblina. Al rango de diámetro de partículas finas que
comprende de 0.08-2 µm. se le conoce con el nombre de acumulación, ya
50
Referencia 1, vol. 3, pág. 3.
51
Referencia 33.
74 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

que estas partículas son el resultado de la coagulación de pequeñas


partículas emitidas por fuentes de combustión, de la condensación de
especies volátiles, de la conversión de gas a partículas y de partículas
finas de suelos52 .

Figura 3.10

MESOESCALA / SUBURBANA
MASA TOTAL DE PATICULAS AEROTRANSPORTADAS

SITIO COSTERO

PROMEDIO INDUSTRIAL /
TRÁFICO URBANO URBANO
INDUSTRIAL

DIÁMETRO AERODINÁMICO (MICRAS)

DISTRIBUCIÓN BIMODAL DE LA MASA DE LAS PARTÍCULAS


SUSPENDIDAS AEROTRANSPORTADAS, CON RESPECTO A SU TAMAÑO,
EN VARIOS LUGARES DEL NORTE DE EUROPA (Ref. 1).

En este rango de partículas finas se encuentran contenidos los aerosoles


primarios de carbón (hollín), resultado de la combustión incompleta y los
aerosoles secundarios (la mayoría del ácido sulfúrico, bisulfato de
amonio, sulfato de amonio, nitrato de amonio etc.), resultado de
transformaciones químicas seguidas por procesos de condensación. En
general concentra-ciones elevadas de partículas finas han caracterizado a
los episodios de contaminación fotoquímicos (como el smog de Los
Ángeles) y a los episodios de partículas y SO2 (como el de Londres).
Todas estas partículas se originan en su mayoría por actividades
antropogénicas.

52
Referencia 34.
MANUAL DE MONITOREO ATMOSFÉRICO 75

Se les llama partículas gruesas a las partículas cuyo diámetro es mayor a


2-3 µm, y resultan principalmente de procesos mecánicos como la
resuspensión, abrasión o fricción, son predominantemente de origen
natural o geológico (como óxidos de aluminio, silicón, calcio, titanio y
hierro), y se agrupan entre éstas las esporas, el polen, suelos, partículas de
hojas, polvos generados por el tráfico o producto del desgaste de las
llantas y partículas de emisiones industriales como fábricas de cemento y
canteras. En la superficie de estas partículas gruesas pueden adsorberse
otras especies contaminantes.

La fracción de partículas aerotransportadas que son inhaladas por el


cuerpo humano, dependen de las propiedades de las partículas, del
movimiento del aire alrededor del cuerpo, velocidad y dirección, patrón
de respiración y si ésta se lleva a cabo por la nariz o por la boca. Estas
partículas inhaladas pueden depositarse en el tracto respiratorio o
exhalarse, la probabilidad depende de una gran cantidad de factores y
varía de una persona a otra. Sin embargo es posible definir valores típicos
promedio de depósito de partículas en el tracto respiratorio de acuerdo a
sus diámetros (ver figura 3.11).

Figura 3.11

Extratorácica

DEPÓSITO DE PARTÍCULAS EN EL TRACTO RESPIRATORIO DE


ACUERDO A SUS DIÁMETROS (Ref. 1, modificada por el Dr. Laskus).
76 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

Debido a que el daño en la salud del individuo estará en función de dónde


se depositen las partículas y del tipo de partícula que entra al tracto
respiratorio, se han implementado muestreos selectivos en cuanto al
tamaño de las partículas sobre todo cuando los muestreos se relacionan
con la salud. De esta manera la ISO, ha dado definiciones para las
diferentes fracciones de partículas suspendidas, con la finalidad de
establecer convenciones que fijen curvas objetivo de muestreo para los
instrumentos de colección de una fracción dada. Siendo estas definiciones
las que se resumen a continuación53 .

• Total de Partículas Aerotransportadas: Se definen como todas las


partículas rodeadas por aire en un volumen de aire dado.

• Fracción Inhalable: Fracción de la masa del total de partículas


aereotransportadas, el cual es inhalado por la boca o la nariz. Convención:
el 50% de estas partículas corresponden a un diámetro aerodinámico de
100 µm.

• Fracción Extratoráxica: Fracción de la masa de las partículas inhaladas,


las cuales no penetran más allá de la laringe. En esta fracción se incluye el
polen.

• Fracción Torácica: Fracción de la masa de las partículas inhaladas, las


cuales penetran más allá de la laringe, refiriéndose a la región de los
bronquios. Convención: el 50% de estas partículas corresponden a
diámetros aerodinámicos de 0 a 10 µm., conocidas como PM10 (D50 =
54
10µm.), no aceptando mayores a 30 µm. (diámetro de corte superior) .

• Fracción Traqueobronquial: Fracción de la masa de las partículas


inhaladas que penetran más allá de la laringe, pero que no llegan a los
conductos aéreos no ciliados. Aproximadamente el 50% de estas partículas
corresponden también a diámetros de 0 a 10 µm.

• Fracción Respirable: Fracción de la masa de las partículas inhaladas que


penetran a los conductos aéreos no ciliados. También se les conoce como
Fracción Alveolar. Convención: 50% de estas partículas corresponden a
diámetros de 4 µm. para población adulta saludable y de 2.5 µm. para
población de alto riesgo (PM4 y PM2.5), no siendo mayores a 12 µm.

53
Referencia 33
54
D50 significa diámetro aerodinámico de corte al 50%, lo cual implica que si dos partículas con el mismo
D50 tratan de penetrar, se espera que cuando menos una de ellas lo logre. El diámetro de corte superior
implica que ninguna partícula mayor al diámetro aerodinámico que corresponde a este diámetro de corte
superior podrá penetrar.
MANUAL DE MONITOREO ATMOSFÉRICO 77

En la figura 3.12 se presentan las convenciones correspondientes a las


fracciones Inhalable, Torácica y Respirable expresadas como porcentaje
del total de partículas aerotransportadas. Esta figura muestra que aproxi-
madamente el 30% del total de la masa de partículas con un diámetro de 5
µm están incluidas en la convención de fracción respirable para un adulto
sano.
Figura 3.12

TOTAL DE PARTÍCULAS AEROTRANSPORTADAS MPS


CONVENCIÓN DEL PORCENTAJE MPS

CONVENCIÓN INHALABLE
CONVENCIÓN
RESPIRABLE
ADULTO SANO

CONVENCIÓN
POBLACIÓN DE ALTO CONVENCIÓN TORÁCICA
RIESGO

5
DIÁMETRO AERODINÁMICO (MICRAS)

CONVENCIONES INHALABLE, TORÁCICA Y RESPIRABLE,


COMO PORCENTAJE DEL TOTAL DE PARTÍCULAS
AEROTRANSPORTADAS (Ref. 1).

Otras definiciones que son utilizadas por el Comité Europeo para la


estandarización son55 :

• Material de Partículas Suspendidas (MPS): que se refiere a todas las


partículas rodeadas por aire, en un determinado volumen de aire no
perturbado.

• Partículas Suspendidas Totales (PST): es una estimación de MPS


56
colectado por el HVS .
• Material de Partículas Suspendidas Total (MPST): es el valor real de
MPS y se mide con un equipo conocido como WRAC que se describirá a
continuación.

55
Referencia 35.
56
PST: Es una estimación de la masa total de las partículas aerotransportadas capturadas en un filtro por un
equipo de muestreo llamado “Muestreador de Altos Volúmenes” (HVS, Método Gravimétrico de Altos
Volúmenes, EPA, 1992).
78 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

El tamaño de partícula que se requiere muestrear estará definido por los


requerimientos de calidad de los datos que se fijen para cumplir con los
objetivos de monitoreo. En general las PST deberán muestrearse cuando
el objetivo es efectos ambientales, muestreos de rutina, identificación de
fuentes y estimación de componentes del total de partículas relacionados
con la salud, como por ejemplo el plomo. Mientras que el muestreo
fraccionado o por tamaño de partículas es más apropiado para evaluar
efectos en la salud y compararlo con las recomendaciones que marca la
OMS. Actualmente se han desarrollado sistemas de muestreo de tamaño
selectivo de partículas para:

• Obtener información detallada de la distribución del tamaño de las partículas.

• Para implementar la calidad de los resultados del muestreo, independientemente


del viento.

• Para ser congruente con las definiciones de fracciones de tamaño de partículas


relacionadas con efectos en la salud, particularmente las menores a 10 µm,
fracción torácica o PM10.

El muestreo activo de partículas comprende: la colección de la muestra


que se lleva a cabo generalmente por medio de un equipo en el que el aire
es succionado por medio de una bomba a través de un filtro (siendo este el
medio de colección) que se coloca herméticamente en un portafiltro, la
identificación o distribución del tamaño de las partículas suspendidas,
para la que se utilizan instrumentos como impactores, ciclones, etc., y la
cuantificación de su masa y de sus componentes químicos por medio del
análisis de la muestra, que al igual que el de los gases se describirá en la
sección 3.3, de este manual.

Entre los equipos más utilizados para el muestreo de partículas tenemos a


los muestreadores de: Altos Volúmenes (HVS), Volúmenes Medios
(MVS) y Bajos Volúmenes (LVS) y el Clasificador de aerosoles de
amplio rango (WRAC).

El HVS, Muestreador de Altos Volúmenes: consta básicamente de una


bomba de vacío, marco de sujeción del filtro, empaques, un adaptador del
marco, un registrador del flujo (o un dispositivo de medición del flujo en
general) y un controlador de tiempo. Todo esto se halla cubierto con una
coraza de protección como se muestra en la figura 3.13. En este método
de muestreo el aire es obligado a pasar por un filtro de baja resistencia
(generalmente de fibra de vidrio o celulosa), con un flujo cerca de 1.5
MANUAL DE MONITOREO ATMOSFÉRICO 79

m3/min. (aprox. 2 000 m3/día). La entrada al ducto y el medio de


colección miden alrededor de 25 - 30 cm.

En todos estos equipos es muy importante la calibración del dispositivo


para medir el flujo y el acondicionamiento del filtro antes y después de
ser expuesto al muestreo. Estos filtros ya acondicionados por lo menos
por 24 horas, se pesan en una microbalanza bajo condiciones estables de
temperatura (entre 20 y 25 °C) y humedad relativa (entre 40 y 45%).

La concentración de la masa de las PST se calcula por medio de la


diferencia en pesos del filtro antes y después del muestreo y el total del
flujo de aire. También se recomienda acondicionar otro filtro igual
“Blanco”57 a los filtros que se usarán en el muestreo. Este método es
aplicable para mediciones de 24 h. en las que se obtienen promedios
integrados de concentraciones de masa de partículas en un rango de 1 - 5
µg/m 3 y tamaños de partículas desde 0.1 hasta 100 µm (dependiendo del
viento). Se puede aplicar también para períodos de tiempo de 6 o 8 h.
cuando se presentan altas concentraciones de partículas58 .

Este muestreador de HVS, es el equipo que proporciona y ha


proporcionado la mayor parte de los datos de PST, ya que su costo es
bajo, es muy durable y técnicamente es de fácil operación, sin embargo
debido al diseño de este muestreador, cuando se tienen condiciones de
viento y gran cantidad de partículas entre 50-100 µm. (D50 > 50) ocurre
una colección incompleta.

El MVS o Muestreador de Volúmenes Medios: cuenta con el mismo


principio de funcionamiento que el HVS, pero su flujo de aire es del
orden de 100 L/min. (aprox 150 m3/día). La dimensión de su entrada y de
su filtro es de alrededor de 5 cm. y su límite de detección es de 10 µg/m 3
durante un período de muestreo de 24 h. La efectividad del muestreo
depende fuertemente de la velocidad del viento, decreciendo
uniformemente con esta velocidad hasta límites de diámetro de corte
superior de 25-50 µm. Básicamente MVS, no es apropiado para medir
PST, excepto para condiciones con baja concentración de partículas
gruesas59 .

57
Blanco. Filtro que se acondiciona de igual manera que el filtro que va a ser expuesto al muestreo de
partículas, pero que se guarda intacto para que sirva como referencia en los subsecuentes análisis.
58
Referencia 1, vol. 3, págs. 19-20.
59
Referencia 1, vol. 3, págs. 19-20.
80 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

Figura 3.13

I I I I I

I I

MUESTREADOR DE ALTOS VOLÚMENES


CON DIAGRAMA DE PARTES
(Ref. 36)

El LVS o Muestreador de Bajos Volúmenes: es un muestreador similar


al MVS, con el mismo principio de funcionamiento que el HVS, pero con
un volumen de flujo muy inferior (aprox. 2 m3/día). Debido al pequeño
volumen muestreado, el límite de detección gravimétrica es alto (decenas
de µg/m 3), por lo que no se recomienda para aplicaciones gravimétricas.
Principalmente se usa con el propósito de realizar análisis subsecuentes de
las partículas depositadas en el filtro. También es comúnmente usado
MANUAL DE MONITOREO ATMOSFÉRICO 81

para medir la opacidad y puede ser usado para el análisis de metales o


aerosoles secundarios como aldehídos, peróxidos y ésteres. Las
características del muestreo dependen en menor grado de la velocidad del
viento ya que su diámetro de corte superior es de 5-10 µm. 60 .

El WRAC o Clasificador de aerosoles de amplio rango: es esencial-


mente un HVS gigante con su mismo principio de funcionamiento. Está
basado en el diseño original de Burton y Lundgren61 . Su entrada central
tiene un diámetro de 60 cm. (el doble de la del HVS), y está protegido por
una coraza contra el viento de 160 cm de diámetro. El flujo de muestreo
que maneja es de alrededor de 2,500 m3/h. (60,000 m3/día, 25 veces el del
HVS), con una velocidad de entrada de aire de 2.3 m/s. Debido a sus
dimensiones físicas, el WRAC es el único sistema capaz de llevar a cabo
un muestreo representativo de partículas con diámetros aerodinámicos
mayores a 60 µm. a pesar de tener condiciones de fuertes vientos.
Además es el único sistema que puede muestrear del mismo flujo de aire,
isocinéticamente y al mismo tiempo partículas totales y fracción torácica,
ya que cuenta con cuatro impactores con D50 de aproximadamente 10,
20, 40 y 60 µm. y un depósito para el muestreo total de partículas. Por lo
que es considerado, por la Unión Europea como el muestreador de
referencia para llevar a cabo mediciones de MPST (Material de Partículas
Suspendidas Total)62 .

Sin embargo a pesar de sus ventajas, el uso del WRAC es limitado debido
a su incómodo manejo en el campo, sus grandes dimensiones físicas, sus
requerimientos de energía eléctrica trifásica y sus altos niveles de ruido.

60
Referencia 1, vol. 3, págs. 19-20.
61
Referencia 1, vol. 3, pág. 20. Referencia 37.
62
Referencia 38.
82 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

Instrumentos para separar partículas en un rango de tamaño


determinado

Con la finalidad de determinar la concentración de las partículas en un


rango de tamaño de partículas, se han desarrollado diferentes
instrumentos que se pueden adaptar a muestreadores como HVS y MHV,
principalmente. Estos instrumentos selectivos en un rango de tamaño de
partícula definen la fracción del tamaño de partícula que va a ser
muestreada. Durante el muestreo el instrumento se coloca en el equipo de
muestreo de manera que el aire es obligado a pasar por el instrumento
antes de atravesar el filtro, para que en el instrumento se remuevan las
partículas que excedan el diámetro aerodinámico especificado.

Estos instrumentos se caracterizan por sus curvas de efectividad de


muestreo en las cuales se observa la fracción de partículas esféricas de
densidad unitaria las cuales penetran el instrumento como una función de
su diámetro aerodinámico. Estas curvas se determinan haciendo pasar por
el instrumento partículas de diámetro conocido y midiendo sus
concentraciones antes y después de su paso por el mismo.

Los principios de operación que utilizan los diferentes instrumentos para


la separación por rangos de tamaños de partículas son los siguientes63 :

Impactación directa: los instrumentos de impactación directa consisten


en un conjunto de tubos inyectores circulares o rectangulares que se
colocan en un plato de impactación. Las dimensiones del impactor se
escogen de tal manera que las partículas del diámetro de corte deseado
sigan las líneas de la corriente del flujo de aire dirigiéndose a los tubos
inyectores, mientras que las partículas mayores, con suficiente inercia, se
salgan de las líneas de corriente y se impacten contra el plato. Existen
impactores para un solo rango de tamaño de partícula como los PM10
cuyo D50 es de 10 µm; y otros llamados impactores en cascada que
miden al mismo tiempo varios rangos de tamaños de partícula.

Impactación virtual: Opera con un principio similar al anterior, con la


excepción de que la superficie de impactación se reemplaza por una
apertura la cual dirige las partículas grandes a un sustrato de muestreo,
mientras que las pequeñas siguen las líneas de flujo a otro sustrato. El
rebote de las partícula y su reincorporación al flujo se aminoran con este

63
Referencia 34.
MANUAL DE MONITOREO ATMOSFÉRICO 83

método, sin embargo una parte del flujo total (aprox. un 10%), pasa a
través del impactor.

Flujo ciclónico: los instrumentos con este principio de operación usan un


impulsor para impartir un movimiento circular al aire que entra al instru-
mento. Este aire entra en un tubo cilíndrico orientado perpendicularmente
al impulsor y la fuerza centrífuga impartida a las partículas en la corriente
de aire las mueve hacia las paredes de este tubo, separando las que siguen
la corriente de flujo de las que alcanzan la pared del tubo. Las partículas
que alcanzan las paredes del tubo se adhieren a él, gracias a que éste se
engrasa, o se depositan en una tolva en la parte inferior del tubo de
colección.

Filtración selectiva: el principio de estos métodos de separación consiste


en utilizar el tamaño uniforme del poro de un filtro determinado para
separar un rango de tamaño de partículas. Existen en el mercado, filtros
de policarbonato de efectividad de muestreo conocida fabricados por
Corning CoStar, (llamada anteriormente Nuclepore Corporation). En este
procedimiento se utiliza un pre-filtro para separar las partículas grandes,
mientras que las pequeñas pasan a un filtro de retención. El análisis
microscópico muestra que las partículas grandes son colectadas por
impactación e intercepción alrededor de los poros.

Elutriación: procedimiento mediante el cual las partículas se separan por


asentamiento. El aire entra en una cámara de aire en calma que rodea al
ducto que comunica con el filtro, en donde las partículas que tienen
velocidad de asentamiento menor a la velocidad del flujo penetran al
ducto y las otras cuya velocidad de asentamiento es mayor a la del flujo
no son transmitidas.

Difusión utilizando “Denuders”: este instrumento que utiliza como


principio la difusión de las partículas gaseosas y que también se utiliza
para muestrear gases, sirve para remover los gases que pueden interferir
en las mediciones de aerosoles. Se presenta en diferentes formas
rectangular, cilíndrica o anular, siendo ésta última la que presenta la
mayor eficiencia de colección del gas.

Con el objeto de resumir y presentar objetivamente diferentes equipos


para la colección de partículas suspendidas y sus instrumentos de
separación por rangos de tamaños, presentamos a continuación en el
cuadro 3.7, algunos de los equipos de muestreo indicados para colectar
84 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

los diferentes rangos de tamaño de partículas y los comentarios y


recomendaciones al respecto de los mismos. En las referencias
bibliográficas 1, 2, 32, 34 a 45 se encuentra información adicional de
estos equipos.

Instrumentos Activos Portátiles para el muestreo de partículas

Al igual que el muestreo de gases, existen instrumentos a escala


portátiles para determinar la exposición personal de los individuos en su
ambiente de trabajo o en microambientes. Entre estos tenemos (ver figura
3.14):

• Los muestreadores de polvo inspirables.


• Los impactores en cascada personales.
• Ciclones personales.
• Casetes con filtro.

Figura 3.14

DIFERENTES TIPOS DE MUESTREADORES ACTIVOS PORTÁTILES


PARA GASES Y VAPORES

En el lado izquierdo se observa un casete con filtro, abierto (a) y un


impactor tipo cascada (b), en el derecho un ciclón (c) y un muestreador de
polvo inspirable, (d) y en el hombro un casete con filtro, cerrado (e) (Ref.
28).
Cuadro 3.7.
EQUIPOS DE MUESTREO PARA DIFERENTES RANGOS DE TAMAÑO DE PARTÍCULAS

TAMAÑO DE PARTÍCULA INDICADOR DE TAMAÑO DE EQUIPOS DE RECOMENDACIONES Y


(DEFINICIÓN ISO) PARTÍCULAS SUSPENDIDAS MUESTREO COMENTARIOS

Método de referencia de la Comunidad


MPST WRAC Europea.
Decremento del flujo por taponamiento
del filtro en ambientes muy húmedos y
Total de Partículas Aerotransportadas. PST HVS
con partículas grasosas. Método de
referencia de la EPA.
Aparato pequeño de filtración, método
KLEINFILTERGERÄT de referencia de la TA Luft, Alemana.

Uso restringido por sus dimensiones,


WRAC (< 10 ) gran consumo de energía y difícil
manejo. Se utiliza únicamente como
equipo de referencia.
Partisol 2000
Muestreador de bajo volumen. Método
de referencia de la EPA.
Fracción Torácica. PM - 10 HVS + IMPACTOR PM10, Habrá que limpiar y engrasar la
tipos de Impactores: superficie de impacto para evitar el
reingreso de las partículas al flujo.
Andersen SA 1200 Fácil acceso para engrasado.
Andersen SA 246B La entrada se destornilla para tener
acceso al plato de impacto. Requiere de
bomba reguladora de flujo.
Cuadro 3.7. (continuación)
EQUIPOS DE MUESTREO PARA DIFERENTES TAMAÑOS DE PARTÍCULAS

TAMAÑO DE PARTÍCULA INDICADOR DE TAMAÑO DE RECOMENDACIONES Y


(DEFINICIÓN ISO) PARTÍCULAS SUSPENDIDAS EQUIPOS DE MUESTREO COMENTARIOS

Andersen SA 254 Requiere de la remoción de una docena


de pequeños tornillos.
PM10 KLEINFILTERGERÄT Misma eficiencia de muestreo que el
HVS + SA 1200. Flujo de 2.3 m3/h.
HVS + entrada ciclónica Pobre eficiencia de colección, 25 - 30%
menor que con el SA 1200. Limpieza del
Fracción Torácica PM - 10 tubo y la tolva, para evitar reingreso de
partículas.
MVS + IMPACTOR PM10 Engrasado y limpieza del Impactor.
DICHOTOMOUS Recomendado para estudios de
(Impactor Virtual) aproximación, ya que sus diámetros de
corte no son precisos. Referencia EPA.
Bomba con flujo regulado, de 2m3/h.
PM 2.5 KLEINFILTERGERÄT Cabezal PM 2.5. Probado satisfacto-
riamente en el campo.

Fracción Respirable PM 2.5 Partisol 2000 Con cabezal PM 2.5. Está siendo
probado en Europa (1997), en el campo.

Impactor WINS A prueba 1997. Posible método de


referencia de la EPA.
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 87

Otro factor que se tiene que tomar en cuenta en el muestreo de partículas


es la selección del filtro y del portafiltro que se va a utilizar. Un filtro
para el muestreo de partículas consiste en un material compuesto de fibras
fuertemente entretejidas entre sí o de una membrana plástica con poros
microscópicos. La selección del tipo de filtro que debe de utilizarse
depende del tipo de muestreo que se está llevando a cabo y de sus
subsecuentes análisis químicos y físicos. No existe un filtro apropiado
para todos los análisis, sin embargo a continuación se enumeran algunas
características que deberán considerarse al seleccionar un filtro64 y 65 :

• Eficiencia de muestreo de partículas: un filtro deberá remover más del 99% de


las partículas suspendidas que se hacen pasar a través de él, sin importar el
tamaño de la partícula o su flujo (excepto en la filtración selectiva).

• Estabilidad mecánica: los filtros deberán permanecer planos y en una pieza de


manera que puedan proveer un buen sello para eliminar fugas en el sistema de
muestreo.

• Estabilidad química: los filtros no deben reaccionar químicamente con su de-


pósito, a pesar de que se les someta a solventes fuertes de extracción. Ni
tampoco deben absorber gases que no se quieran colectar.

• Estabilidad a la temperatura: los filtros deben mantener su estructura y poro-


sidad a temperaturas típicas de muestreo y análisis.

• Concentraciones del “Blanco”: los filtros no deben contener concentraciones


variables o significativas de las sustancias químicas que se están analizando.
Cada paquete de filtros que no han sido expuestos debe ser examinado para
determinar las concentraciones del Blanco antes de que estos filtros sean
enviados al muestreo. Por lo menos un filtro de cada lote (gral. 100 filtros) que
se recibe del fabricante deberá ser analizado, para verificar que cumple con las
especificaciones establecidas.

• Resistencia al flujo y capacidad de carga: los filtros deberán permitir el paso de


aire suficiente para satisfacer los requerimientos de flujo del instrumento y
además obtener un depósito adecuado. Las partículas colectadas no deberán
taponarlo al grado que el flujo decrezca en el muestreador, ya que esto
provocaría un decremento en la eficiencia de colección.

64
Referencia 34.
65
Referencia 46.
88 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

En lo que respecta a los portafiltros, estos se fabrican en una gran


variedad de materiales, lo cual debe de tomarse en consideración cuando
se miden compuestos reactivos. Características y recomendaciones de uso
de estos portafiltros se resumen en el estudio de la Dra. J. Chow (Ref. 34).

En el cuadro 3.8 se presentan los filtros más utilizados y las reco-


mendaciones y los comentarios con respecto a su utilización.

Cuadro 3.8.

TIPOS DE FILTRO PARA MUESTREO DE PARTÍCULAS SUSPENDIDAS

COMENTARIOS Y
TIPO DE FILTRO RECOMENDACIONES

Estos filtros tienen relativamente bajas caídas de presión y se


De Fibras: usan comúnmente en el HVS.
Celulosa Puede absorber agua por lo que se recomienda un cuidadoso
acondicionamiento antes de ser pesado.
Fibra de vidrio Tienen una gran capacidad y se recomiendan cuando la
determinación de la concentración se efectúa gravimétri-
camente, ya que presentan la formación de diversos
compuestos sobre todo en ambientes de smog fotoquímico.
Fibra de Cuarzo Proveen valores de la masa más precisos que los filtros
anteriores, pero son frágiles, contienen cantidades variables de
Al y Si y adsorben vapores orgánicos, HNO3, NO2 y SO2.
Proveen mejores muestras para estudios de análisis elemental
De Membrana: de trazas de elementos.
Su eficiencia de colección depende del tamaño del poro.
Generalmente bajos pesos de Blancos.
Policarbonato Fabricado con una base de carbón por lo que es inapropiado
(Nucleopore) para el análisis de carbón. Usado principalmente para el
análisis de asbestos y minerales. Diámetro promedio de poro
de 0.8 µm.
Teflón Inerte a la adsorción de gases, pero también inapropiado para
el análisis de carbón.
Cloruro de Poli- Se disuelve en algunos solventes orgánicos. El único com-
vinilo (Millipore) patible con el método de análisis de difracción de rayos X.

Fuente: Basado en la referencia 34.


INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 89

3.2.3. Equipo para Monitoreo con Analizadores Automáticos. Cua-


dros de Tipo de Equipos y Métodos de Referencia por Conta-
minante

Los equipos automáticos de monitoreo son los equipos en los cuales la


colección y el análisis de la muestra están combinados en un solo
instrumento, que realiza mediciones de concentraciones de contaminantes
de forma continua y envía la señal respuesta de estos análisis (los datos), a
un mecanismo de colección de información que puede ir desde un
registrador analógico hasta un sistema de computación sofisticado.

Como ya se explicó previamente, el aire muestreado entra en una cámara


de reacción donde se puede llevar a cabo una reacción química
automatizada que puede ser de absorción, de manera que el instrumento
esté diseñado para poner en contacto continuamente solución nueva con el
gas que penetra, manteniéndose esta mezcla durante el tiempo suficiente
para que se lleve a cabo la reacción, y pasando después a la sección de
evaluación del resultado de la reacción donde la medición de la reacción
puede llevarse a cabo por medio de un colorímetro interno o de la
medición de la conductividad. Otras técnicas empleadas miden la luz que
produce una reacción química, como es el caso del equipo para medir
ozono, que capta la quimiluminiscencia de la reacción.

Existen otros equipos automáticos que se basan en propiedades físicas


como la detección de hidrocarburos por medio de un detector de
ionización de flama, el cual consiste en una flama de hidrógeno en la que
se fuerza el paso de una muestra de aire calibrada, aplicándose un
potencial entre el quemador y un electrodo que se inserta en la parte
superior de la flama. Los hidrocarburos que están en la flama se ionizan y
transportan corriente entre los electrodos en proporción a su masa.

Debido a que existen variados principios químicos y físicos en los cuales


se basan los diferentes equipos automáticos para el monitoreo de conta-
minantes atmosféricos describiremos a continuación los principios de
medición básicos de los equipos que más se utilizan en el mercado.
Además en el cuadro 3.9 se presentan los principales principios de
medición de los equipos automáticos de monitoreo, los contaminantes que
pueden monitorear y recomendaciones durante su uso.
90 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

Principios de medición

Conductometría. Principio de medición basado en la conductividad. La


muestra de gas es introducida en un reactivo líquido y el cambio en la
conductividad se mide después de que se completa la reacción entre el
líquido y el gas. En el equipo automático la muestra de gas y el reactivo
líquido se alimentan continuamente dentro de la celda de reacción, la
conductividad dependerá del radio del gas muestreado con el flujo
volumétrico del líquido (ver figura 3.15)66 .
Figura 3.15

ELECTRODOS
DE MEDICIÓN

ELECTRODOS
DE MEDICIÓN

MEDICIÓN CONDUCTOMÉTRICA (Ref. 2)

Quimiluminiscencia. Algunas reacciones químicas de los gases producen


una radiación característica llamada quimiluminiscencia. La intensidad de
ésta es proporcional al flujo de masa de la muestra de gas bajo
condiciones constantes de reacción. Las mediciones de la
quimiluminiscencia en el equipo automático se llevan a cabo en una
cámara de reacción (ver figura 3.16), en donde por un lado entra aire que
ha pasado ya por un generador de O3 para que se enriquezca con éste y
por el otro entra un flujo constante de gas a muestrear, el cual se mezcla
con el anterior produciéndose la reacción entre el SO (que resulta de la

66
Referencia 2, pág. 19.
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 91

descomposición del SO2 en una flama de hidrógeno) o el NO según sea el


caso y el O3. La conversión parcial del oxígeno del aire a ozono se
acompaña de descargas eléctricas o de emisiones de radiación UV. La
quimiluminiscencia producto de la reacción se mide con un
fotomultímetro, y a la salida de la cámara de reacción se ajusta un filtro
de ozono para prevenir emisión de contaminantes al medio ambiente. Este
es el método de referencia que marca la Norma Oficial Mexicana (NOM)
para determinar la concentración de bióxido de nitrógeno en el aire
ambiente67 y coincide totalmente con el CFR 40, parte 50, apéndice F68 .
Para la determinación de concentraciones de NO2, la muestra de gas pasa
primero por un convertidor termocatalítico el cual reduce el NO2 a NO,
previo a su análisis. También se emplea este principio para la medición
de concentraciones de ozono en el aire, utilizando NO en exceso o etileno
como indica la NOM para determinar la concentración de ozono en el aire
ambiente y el CFR 40, Parte 50, apéndice D67 y 68.

Figura 3.16

NO2/NO

MEDICIÓN QUIMILUMINISCENTE
(Ref. 2)

67
Normas Oficiales Mexicanas en materia de protección ambiental (Referencia 47).
68
Code of Federal Regulations 40, Part 50. U.S.A. (Referencia 3).
92 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

Absorción UV. Este principio se utiliza principalmente en las mediciones


de ozono de calidad del aire. Se basa en la absorción de luz ultravioleta
del ozono, la cual tiene una máxima longitud de onda de 254 nm. El
procedimiento se muestra en la figura 3.17, en donde podemos observar
cómo el aire muestreado entra a una celda de medición en donde pasa
entre una fuente de radiación UV y un receptor de la misma (un
fotomultiplicador). El aire entra a la celda por medio de una válvula
magnética que alterna entre un flujo directo y un flujo a través de un
convertidor catalítico, el cual reduce cuantitativamente el ozono a
oxígeno. La intensidad de radiación medida en el aire libre de ozono es
almacenada y restada de la intensidad medida en el aire que contiene
ozono69 .

Figura 3.17

MEDICIÓN DE ABSORCIÓN UV
(Ref. 2)

69
Referencia 2, pág. 24.
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 93

Fluorescencia UV. El procedimiento para llevar a cabo mediciones de


Fluorescencia UV, se muestra en la figura 3.18, en donde podemos
observar que el aire o la muestra de gas entran a una cámara en donde
pasan a través de un haz de luz que proviene de una lámpara UV (lámpara
de cátodo de Zn hueco), activándose las moléculas del gas que va a ser
medido y emitiendo radiación fluorescente, la cual es detectada por un
fotomultiplicador y puede ser medida después de su amplificación. Para
obtener la radiación fluorescente específica del gas de interés, se coloca
un filtro de interferencia. La concentración de este gas de interés será una
función de la intensidad fluorescente y de la energía de la fuente de luz
UV70 .

Figura 3.18

FOTOMULTIPLICADOR

MEDICIÓN DE FLUORESCENCIA UV
(Ref. 2)

Absorción IR. Esta medición se basa en el principio de que todas las


moléculas heteroatómicas como CO, CO2, SO2 y NO, poseen un espectro
de absorción característico en un rango infrarrojo. Esta propiedad de los
gases frecuentemente se usa para la medición de emisiones. Sin embargo,

70
Referencia 2, pág. 20 y 21.
94 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

para evaluar la calidad del aire este principio de medición de absorción


infrarroja exclusivamente se utiliza para la determinación de monóxido de
carbono (CO) y para bióxido de carbono (CO2) debido a que la absorción
de radiación de estos gases es suficientemente grande, a pesar de que se
encuentren en muy bajas concentraciones en la atmósfera. No se
recomienda esta técnica para la medición de concentraciones de SO2 y
NO en el aire ambiente71 .

Existen dos diferentes métodos de absorción IR (infrarrojo)que se


distinguen entre sí por el método de almacenaje de la muestra de
referencia que sirve para obtener la selectividad deseada del espectro de
refracción. Estos son el método de absorción infrarroja no dispersa
(NDIR) y el método de correlación de un gas filtrado (GFC).

En el NDIR, el receptor de luz se utiliza para el almacenaje de una


muestra del mismo gas a ser medido y la radiación transformada en las
cámaras receptoras llenas de gas y modulada produce variaciones
periódicas de presión en estas cámaras, las cuales se convierten en señales
eléctricas por medio de un capacitor de membrana o un detector de micro
flujo (ver figura 3.19).

El GFC utiliza una cámara llena de gas ajustada a un filtro y otra llena de
N2, las cuales están montadas en una rueda que las coloca periódica y
alternadamente en la trayectoria de la luz (ver figura 3.20).

La Norma Oficial Mexicana (NOM) utiliza como método de referencia el


NDIR para determinar la concentración de monóxido de carbono en el
aire ambiente, al igual que el CFR 40, parte 50, apéndice C72 .

71
Referencia 2, págs. 21, 22 y 23.
72
Normas Oficiales Mexicanas (Referencia 47) y Code of Federal Regulations 40, parte 50 (Referencia 3).
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 95

Figura 3.19 Figura 3.20

FUENTE DE LUZ IR

FILTRO DE
INTERFERENCIA

GAS
MUESTREADO
GAS
MUESTREADO

CELDA DE
MEDICIÓN

FILTRO DE GAS
ROTATIVO

MOTOR

MEDICIÓN DE ABSORCIÓN MEDICIÓN DE CORRELACIÓN


IR NO DISPERSA DE UN GAS FILTRADO
(Ref. 2) (Ref. 2)

Ionización de flama. Se basa en el principio de que los compuestos de


carbón orgánico se ionizan fácilmente por medio de una flama de
hidrógeno. El detector de ionización de flama (FID) cuyo esquema se
aprecia en la figura 3.21, consiste en una cámara de combustión en la
cual se inyecta hidrógeno puro de un cilindro de gas presurizado o
producido por un generador electrolítico de hidrógeno. Después de la
ignición eléctrica, se produce una densidad muy pequeña de iones (valor
cero) en ausencia de carbón orgánico en el aire, pero en su presencia se
producirá una nube de iones que se extraerá por medio de la aplicación de
un campo eléctrico vía electrodos y generando una corriente eléctrica. Los
electrodos se colocan cerca de la flama, utilizándose la boquilla de
combustión como uno de ellos. La corriente es medida y amplificada y al
mismo tiempo compensada con el valor cero. La sensibilidad de estas
96 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

mediciones dependerán del material de la boquilla de combustión y de la


geometría del detector73 .

Figura 3.21

DETECTOR DE IONIZACIÓN DE FLAMA (Ref. 2).

Para mediciones de calidad del aire, la determinación de la suma de los


compuestos orgánicos gaseosos se lleva a cabo después de la separación
del metano, que siempre está contenido en las muestras, aunque es
inofensivo. La separación puede llevarse a cabo colocando antes del FID
una columna de separación o un quemador catalítico.

Atenuación de rayos beta (β β ). El principio se basa en la medición de la


atenuación gradual que sufren los rayos β al pasar a través de un filtro en
forma de cinta en el cual se depositan las partículas. Los rayos β
(electrones con energías entre 0.01 a 0.1 MeV) son atenuados de acuerdo
a una función exponencial aproximada de la masa de las partículas
depositadas en el filtro. Los monitores automáticos utilizan un filtro
continuo de cinta, en donde primero se mide la atenuación de los rayos β,
a través de un segmento de filtro no expuesto a la muestra para corregir
con la atenuación debida al “blanco”. La cinta es entonces expuesta a la
muestra de aire por lo que se acumula un depósito de partículas y la
atenuación de los rayos β se mide nuevamente. Las lecturas de la
atenuación con muestra, corregidas con las del blanco se convierten a

73
Referencia 2, pág. 25.
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 97

concentraciones de masa con tiempos promedio desde 30 minutos (ver


figura 3.22)74 .

Como fuente de radiación se utiliza una sonda radioactiva de actividad


adecuada (carbón 14 o kriptón 85) y como detector puede utilizarse un
contador Geiger-Müller. A los monitores automáticos que se basan en
este principio se les conoce como BAM (Beta-particle Attenuation
Monitor)75 .

Figura 3.22

LA

St-B-MK

F1 - F2

MEDICIÓN DE PARTÍCULAS SUSPENDIDAS POR MEDIO DE LA


ATENUACIÓN DE RADIACIÓN BETA (Ref. 2).

74
Referencia 34.
75
Referencia 2, pág. 25.
98 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

Microbalanza oscilatoria. En el monitor automático basado en este


principio y conocido como TEOM (Tapered Element Oscillating
Microbalance), las partículas se colectan continuamente en un filtro
montado en la punta de un elemento de vidrio hueco, el cual oscila en un
campo eléctrico. El aire pasa a través del filtro y del elemento de vidrio,
manteniéndose la frecuencia de oscilación del elemento de vidrio por
medio de la retroalimentación de una señal de un sensor óptico. La
frecuencia de resonancia del elemento decrece a medida que la masa de
las partículas se acumula en el filtro, ya que se incrementa su masa. La
concentración de la masa de las partículas se calcula por medio de una
relación calibrada entre la frecuencia y la cantidad de partículas, tomando
en cuenta el volumen del aire muestreado (ver figura 3.23)76 .

Figura 3.23

MEDICIÓN DE PARTÍCULAS SUSPENDIDAS POR MEDIO DE LA


MICROBALANZA OSCILATORIA (Ref. 2).

76
Referencia 34.
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 99

Microbalanza piezoeléctrica: En este monitor las partículas se depositan


por impactación inercial o por precipitación electrostática en la superficie
de un disco de cristal de cuarzo piezoeléctrico. La frecuencia de
resonancia natural del cristal decrece a medida que se acumulan las
partículas. El cambio de frecuencia del cristal de muestreo es electró-
nicamente comparado con un cristal de referencia limpio, generando una
señal que es proporcional a la masa colectada. El cristal de referencia
también permite una compensación por temperatura77 .
Cuadro 3.9.

CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES MONITORES AUTOMÁTICOS

CONTAMINANTE PRINCIPIO DE RECOMENDACIONES


MEDICIÓN Y COMENTARIOS

SO2 y CO Conductometría Hay que asegurar que el flujo de la


corriente del gas y del líquido se
mantengan constantes.
Estas mediciones son semiautomáticas, ya
que entregan información cada hora,
dando promedios horarios.

Es absolutamente necesario para obtener


mediciones estables, que la temperatura
Especies de NO, Quimiluminiscencia dentro de la cámara de reacción esté
NO2 y O3 controlada y que la presión interna sea
constante. Proporcionándole al monitor
un medio ambiente controlado. La
reacción quimiluminiscente del ozono
sólo se podrá medir si se cuenta con un
cilindro con una mezcla de gas etileno o
etichem.

Fluorescencia
SO2 Pulsante en el Rango Hay que verificar el filtro cortador de HC,
UV para evitar interferencias.

77
Referencia 34.
100 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

Cuadro 3.9. (continuación)

CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES MONITORES AUTOMÁTICOS

CONTAMINANTE PRINCIPIO DE RECOMENDACIONES


MEDICIÓN Y COMENTARIOS

CO y CO2 Absorción IR: Hay que tener cuidado con la temperatura


NDIR de la celda de medición, la humedad
GFC puede formar un espectro igual que el del
CO.

O3 Fotometría en el Anteriormente se usaba la Quimilumi-


Rango UV niscencia, pero ésta ha sido sustituida por
la Fotometría en el Rango UV. Posible
interferencia por altas concentraciones de
HC aromáticos.

Suma de gases Ionización de Flama Para mediciones continuas es importante


orgánicos sin el mantener constante la temperatura y el
metano. flujo del gas muestreado.

Partículas Atenuación de Tanto para el BAM como para el TEOM,


Suspendidas. Radiación β sus límites de detección dependen del
cabezal de separación tipo ciclón y del
flujo que se maneje.

Partículas Microbalanza Se pueden ajustar para PM10, PM5 y


Suspendidas. Oscilatoria PM2.5.

Partículas Microbalanza Hay que tener bien cimentado el


Suspendidas. Piezoeléctrica instrumento para no generar mediciones
erróneas.
Fuente: Experiencia de técnicos mexicanos, y basado en las referencias: 2, 10, 28, 29, 30 y 32.

Todos estos equipos automáticos requieren de una calibración adecuada y


de la determinación de la desviación probable de los instrumentos, para
obtener mediciones confiables. En estos equipos las lecturas sólo serán
confiables si han sido calibrados con gases patrón de concentración
conocida del contaminante a medir en la operación normal del campo (ver
sección 4.2.2. Mantenimiento y Calibración del Equipo), que se
encuentran disponibles en el mercado para los gases contaminantes más
comunes. Los puntos de calibración se deben encontrar entre los
márgenes de la concentración más alta esperada y el cero, e incluir puntos
intermedios para verificar la linearidad o proporcionalidad de las
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 101

mediciones que reporta el instrumento. Algunos equipos automáticos


poseen puntos de calibración electrónica.

Las recomendaciones que se tienen que considerar para que estos equipos
automáticos sean confiables se agrupan en el cuadro 3.10, y en el cuadro
3.11 se recopilan los métodos estándar de referencia y análisis de los
principales contaminantes atmosféricos que rigen en los Estados Unidos
de Norteamérica. En éste podemos observar que algunas de estas seis
metodologías todavía se llevan a cabo con equipo de muestreo activo y
son las que nos han proporcionado la base de datos de calidad del aire con
la que se cuenta actualmente y en las que se basan las normas de varios
países.
Cuadro 3.10.

FACTORES Y RECOMENDACIONES PARA LA SELECCIÓN DE


UN EQUIPO AUTOMÁTICO DE MONITOREO

FACTORES RECOMENDACIONES
Especificación Determinar si el equipo es específico únicamente para el compuesto
contaminante de interés o si detecta la presencia de otros que se
encuentran mezclados en la atmósfera.
Sensibilidad y rango Determinar la sensibilidad del equipo y si éste es sensible en el rango
de interés de la medición del contaminante.
Precisión y exactitud Verificar por medio de la calibración del equipo si los resultados
representan la concentración del contaminante en la atmósfera.
Se tiene que considerar si el instrumento es estable dentro de un
Estabilidad del cero período de operación de por lo menos tres días y catorce días para
y de la calibración monitores de SO2, NO2, O3 y CO, sin atención del personal, de tal
forma que sean confiables los datos.
Debe considerarse si el instrumento puede funcionar con rapidez para
Tiempo de respuesta graficar fielmente los cambios de concentración del contaminante
muestreado durante el período que está siendo analizado.
Debe verificarse si se le puede proporcionar al equipo un ambiente
Temperatura ambiente y controlado, para que no presente fallas en condiciones extremas de
humedad temperatura o de humedad.
Se deberá considerar el costo del instrumento, su mantenimiento,
facilidad de apoyo técnico y los requerimientos de hora-hombre que se
Facilidades y costos necesitan para el buen funcionamiento del equipo, en los cinco años
subsecuentes a su adquisición, de manera que estos sean congruentes
con las necesidades del objetivo y los recursos disponibles.
Es muy importante verificar el tipo de garantía que se ofrece, el
servicio al equipo y disponibilidad de partes y refacciones en el país
donde se usará el equipo.
Fuente: Bravo H. La contaminación del Aire en México. (Ref. 49). Cuadro modificado.
102 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

Cuadro 3.11.

MÉTODOS DE REFERENCIA ESTÁNDAR DE MUESTREO Y ANÁLISIS DE


CONTAMINANTES ATMOSFÉRICOS DE E.U.A. *

CONTAMINANTE MÉTODO DE PRINCIPIO DE


REFERENCIA DETECCIÓN
SO2 Pararrosanilina Colorimétrico

Partículas Suspendidas Muestreador de altos Gravimétrico


volúmenes, Hi Vol
CO Automático Fotometría Infrarroja No-
Dispersa
Oxidantes fotoquímicos Automático Fotometría Ultravioleta
78
(Ozono)
Hidrocarburos Captación en “canister” de Cromatografía de gases
79 acero inoxidable
(no metano)
NO2 Automático Quimiluminiscencia

PM10 Dichotomous Gravimétrico

* Fuente: Code of Federal Regulations. 40. Protection of Environment. Part. 50, appendixes: A, B, C, D, E, F,
J.
Office of the Federal Register, National Archives and Records Service.
General Services Administration U.S.A., revised July 1990. Cuadro modificado y actualizado.

Existen también en el mercado instrumentos automáticos personales de


monitoreo que se utilizan principalmente en ambientes laborales como
sistemas de alarma y como dosímetros. Están diseñados para detectar
gases y vapores de alguna sustancia como: monóxido de carbono, cianuro
de hidrógeno, sulfuro de hidrógeno, bióxido de azufre, bióxido de nitró-
geno, niveles de oxígeno, etc., por medio de sensores electroquímicos.
Algunos de estos son capaces de almacenar datos, que después pueden ser
descargados en una unidad por separado que los colecciona e imprime.
Ejemplo de este tipo de instrumentos es el Dräger modelo 190,
Datalogger con unidades para medir: CO, NO2, S02 y H2S que se presenta
en la figura 3.24, el cual abre nuevas posibilidades de monitoreo, como
sería el monitorear dentro de vehículos80 .
Figura 3. 24

78
Actualmente se ha sustituido la Quimiluminiscencia por la Fotometría Ultravioleta.
79
El método de referencia para el muestreo de HC no se ha determinado. Anteriormente se utilizaba un
método automático, pero ya no se utiliza por los frecuentes problemas que se tenían con su calibración.
80
Referencia 28.
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 103

DRÄGER MODELO 190, DATALOGGER


(Cortesía de National Draeger, Inc.) (Ref. 48)

3.2.4. Equipo para Muestreo en Interiores

Las metodologías para el muestreo de la calidad del aire en interiores, no


difieren substancialmente de las empleadas en exteriores, aunque hay
algunas, como los sensores remotos y las muy ruidosas o voluminosas
como los muestreadores de altos volúmenes y el WRAC, que son por sí
mismas inapropiadas. En general la mayoría de los estudios en interiores
utilizan muestreadores pasivos (los cuales son todos portátiles) o activos,
entre los que se destacan los portátiles y ligeros que se mencionaron
anteriormente, y que sirven para estimar exposiciones personales (algunos
de estos métodos se presentan en el estudio de Fernández-Bremauntz81 ),
ya que para este tipo de estudios es para los que está más difundido el
monitoreo en interiores. El uso de monitores automáticos no portátiles,
está limitado por el tamaño de los monitores y de sus sistemas de manejo
de datos y sólo se utilizan cuando se requiere evaluar efectos agudos por
exposición a contaminantes.

81
Referencia 50.
104 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

Es de gran importancia que se realicen estudios de calidad de aire en


interiores, debido a que las personas pasan por lo menos un 25% de su
tiempo en un ambiente interior y las que viven en climas fríos hasta un
90%. Además de que los estudios en interiores que se han realizado en
las últimas décadas indican que en algunos casos el aire del interior está
más contaminado que el aire exterior en un mismo lugar. Esto se debe a
numerosas fuentes de contaminación que existen en interiores como
pueden ser los hornos, estufas de leña (Zayas82 ), calentadores de gas y de
kerosén, calefacción, humo de cigarrillo y materiales de construcción
como materiales aislantes y productos de madera prensada83 .

Entre los estudios que se han llevado a cabo en interiores se han


encontrado altos niveles de concentraciones de CO y NO2, alarmantes
concentraciones de formaldehídos (CH2O) y radón en algunas viviendas
como casas móviles, una relación directa entre el incremento de partículas
suspendidas fracción respirable y el incremento de fumadores, y en
general bajos niveles de SO2 dentro de las viviendas84 .

3.3. EQUIPO DE LABORATORIO PARA EL ANÁLISIS DE


MUESTRAS

Ya habiendo colectado la muestra mediante alguno de los equipos,


aparatos o instrumentos descritos en este capítulo se procederá a su
análisis específico. Las técnicas de análisis que se requerirán dependerán
del tipo de dispositivo en que fue colectada la muestra, del contaminante
muestreado y de los objetivos de monitoreo que se hayan fijado. El
análisis de PST (Material de Partículas Suspendidas) será muy diferente si
sólo se pretende emitir un diagnóstico de la calidad del aire para ver su
congruen-cia con las normas, a si nuestro objetivo requiere del
conocimiento del ta-maño, forma y composición química de las
partículas.

3.3.1. Métodos de Análisis

Existen diferentes métodos de análisis químico para determinar las


sustancias o elementos que se encuentran en una determinada muestra y

82
Referencia 51.
83
Referencia 1, vol, l, págs. 35 y 36.
84
Referencia 52.
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 105

sus concentraciones, entre los cuales se tienen a los métodos


volumétricos, los métodos gravimétricos, los métodos colorimétricos o
fotométricos, los métodos potenciométricos, técnicas para conocer la
morfología de las partículas y técnicas para llevar a cabo su análisis
elemental.

Los métodos volumétricos. Son los métodos analíticos cuantitativos,


llamados así porque la cantidad de producto detectado se deduce del
volumen de la disolución que se ha consumido en una reacción. Estos
métodos cuantifican muestras en solución mediante la valoración de las
mismas por medio de técnicas como la titulación85.

Titulación. Es la técnica volumétrica que se utiliza para determinar la


concentración de un soluto en un solvente, mediante la adición de un
volumen de solución de concentración perfectamente conocida, a la
disolución. Es la acción y efecto de (valorar) cuantificar una disolución.
Es decir, se utiliza para valorar una disolución. La valoración de una
disolución siempre será una titulación.

Los métodos gravimétricos. Son métodos analíticos cuantitativos en los


cuales las determinaciones de las sustancias se llevan a cabo por una
diferencia de pesos. Existen métodos gravimétricos para conocer la
concentración de una muestra en solución, que llevan a cabo precipita-
ciones de las muestras por medio de la adición de un exceso de reactivo y
aprovechando el efecto del ion común, y otros en los que directamente se
pesa el material colectado en un filtro. En este último método
gravimétrico se determina la masa, pesando el filtro antes y después del
muestreo con una balanza a temperatura y humedad relativa controladas86
.

Los métodos fotométricos. Basan la determinación de la concentración


de una solución, en la medida de la intensidad de la luz que se transmite a
través de la misma, comparándola con una curva patrón de las
intensidades de la luz de la misma longitud de onda que se transmite a
través de una serie de estas soluciones pero de concentraciones conocidas.
El color de la solución puede ser inherente a la reacción que se lleva a
cabo, al constituyente que se analiza, o bien, formarse al agregar un
reactivo adecuado. Existen diferentes instrumentos para medir la cantidad
de energía radiante absorbida, entre los que tenemos desde diferentes
85
Referencia 53.
86
Referencia 53.
106 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

tipos de colorímetros cuyo principio es la colorimetría (procedimiento de


análisis químico que se basa en la intensidad del color de las disoluciones)
que se valora por técnicas visuales simples, instrumentos para medir la
reflectancia, que es una medida de la habilidad para reflejar la energía
radiante y el espectrofotómetro, que es un instrumento colorimétrico,
cuyo principio de medición es la espectrofotometría, siendo este último el
más usado por preciso y flexible87 .

Espectrofotometría. Es la medida de la cantidad de energía radiante


absorbida por las moléculas a longitudes de onda específicas. Cada com-
puesto tiene un patrón de absorción diferente que da origen a un espectro
de identificación. Éste consiste en una gráfica de la absorción y la
longitud de onda y se presenta en márgenes que abarcan longitudes de
onda desde la ultravioleta a la infrarroja. Por lo que si se ajusta un
instrumento a una sola longitud de onda escogida entre los límites en que
un compuesto absorbe fuertemente y otros no, se puede aislar con filtros
una sola longitud de onda, para poder medir la energía absorbida de ese
compuesto en particular. Entre los espectrofotómetros más usados
tenemos al de infrarrojo no disperso y al de espectro ultravioleta88 .

Los métodos potenciométricos. Son aquellos en los que se mide una


diferencia de potencial eléctrico, por medio de aparatos llamados
potenciómetros, que se utilizan principalmente para la determinación del
pH, introduciendo dos electrodos a la solución a analizar, por los cuales se
hace fluir una corriente89 .

Las técnicas para conocer la morfología de las partículas y técnicas para


llevar a cabo su análisis elemental, se describirán en la sección de análisis
de material particulado de este mismo capítulo. A continuación
presentaremos los métodos de análisis más utilizados para cuantificar los
gases muestreados.

3.3.2. Análisis de Gases

Los principales métodos para la detección de gases inorgánicos en el aire,


son los métodos de análisis fotométricos que se llevan a cabo en las
sustancias colectadas en soluciones absorbentes durante los muestreos.

87
Referencia 2, págs. 30 y 31.
88
Referencia 53.
89
Referencia 53.
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 107

Los requisitos que se deben cumplir para que se pueda llevar a cabo un
análisis fotométrico son los siguientes90 :

• El reactivo debe ser muy específico y muy sensible al gas que se analiza.
• El color de la reacción debe aparecer durante los 30 min. subsecuentes a
la misma.
• Una máxima absorción producirá un color fuerte o muy vivo.
• Debe haber una relación lineal entre la masa de la sustancia a ser
analizada y la intensidad del color, por lo menos por un rango amplio de
concentración (cumplir con la ley de Lambert - Beer).
• Estabilidad del color.

Algunos de los métodos fotométricos utilizados en la determinación de


contaminantes gaseosos en Alemania se resumen en el cuadro 3.12, donde
se muestra el gas a determinar, el número de metodología que describe el
procedimiento de la guía VDI, la solución absorbente y el reactivo
fotométrico. Para la determinación de vapores orgánicos, el principal
método utilizado, se conoce como cromatografía de gases, que es la
destilación fraccionada a escala molecular.

La cromatografía de gases (GC), se lleva a cabo en columnas de


separación que contienen absorbentes líquidos no volátiles, soportados en
sustratos sólidos (existen columnas empacadas que se rellenan de material
inorgánico u orgánico poroso e inerte, como algún polímero, óxido de
aluminio o silicagel). Las moléculas de la muestra pasan por las
columnas a velocidades proporcionales a sus volatilidades y a su afinidad
por el absorbente, y se descomponen en sus componentes por medio de
procesos de absorción y desorción. El cromatógrafo de gases consta
esencialmente de una columna que está a temperatura controlada, un
sistema para introducir cantidades medidas de un gas inerte en dicha
columna, un sistema de inyección de la muestra a la entrada de la
columna y un detector a la salida que determina la masa. Se pueden
elegir diferentes detectores para sensibilidades específicas de
determinados compuestos, entre los que se tienen el detector de
ionización de flama, el de captura de electrones y el de fotoionización
entre otros91 . También se puede colocar al final de la columna de
separación un espectrofotómetro de masa (MS), con lo cual se facilita la
identificación de componentes de muestras de aire desconocidas. El
método de análisis llamado GC/MS, es actualmente el método más
eficiente de análisis de calidad de aire para medir compuestos orgánicos.
90
Referencia 2, págs. 30 y 31.
91
Referencia 53.
108 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

Si la muestra de aire colectada está contenida en un material adsorbente,


primero tendrá que ser sometida a una desorción o a una extracción previa
su introducción al cromatógrafo para recuperar los compuestos orgánicos
volátiles adsorbidos, y después podrá analizarse por medio de croma-
tografía de gases. En estos casos generalmente se utiliza la Desorción
Térmica, que consiste en restaurar una sustancia absorbida o adsorbida
por medio de la acción o el efecto del calor. La desorsión también se
puede llevar a cabo por medio de solventes específicos.

El cromatógrafo de gases es uno de los instrumentos de aplicaciones más


diversas en el análisis de contaminantes atmosféricos, ya que puede
separar mezclas complejas que comprenden gran variedad de compuestos
en columnas diferentes y además puede estandarizar con exactitud un gas
de calibración. Existen cromatógrafos adaptados para determinar en
forma continua varios contaminantes al mismo tiempo. Y son aparatos
sencillos de operar, resistentes y relativamente baratos92 .
CUADRO 3.12.

MÉTODOS FOTOMÉTRICOS PARA LA


MEDICIÓN DE CONTAMINANTES GASEOSOS

GAS GUÍA SOLUCIÓN REACTIVO


93 ABSORBENTE FOTOMÉTRICO
VDI
Bióxido de Azufre 2451 Solución de Pararrosanilina y
3° Parte Tetracloromercurato Formaldehído
Bióxido de Nitrógeno 2453 Solución del reactivo Cloruro de N-(1-Naftil) -
1° Parte etilendiamonio.
Monóxido de 2453 Después de su Analizarlo como bióxido
Nitrógeno 1° Parte oxidación a bióxido de Nitrógeno
de Nitrógeno
Sulfuro de Hidrógeno 2453 Suspensión de Azul de Molibdeno
1° Parte Hidróxido de Cadmio
2° Parte Cloruro de N,N-dimeti-p -
fenilendiamonio
(formación de azul de
Metileno)

92
Referencia 34.
93
VDI: Manual de Control de Calidad del Aire. Preparado por la Comisión de Prevención de Contaminación
del Aire, de la Asociación de Ingenieros Alemanes.
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 109

CUADRO 3.12. (continuación)

MÉTODOS FOTOMÉTRICOS PARA LA


MEDICIÓN DE CONTAMINANTES GASEOSOS

GAS GUÍA SOLUCIÓN REACTIVO


94 ABSORBENTE FOTOMÉTRICO
VDI
Cloro 2458 Disolución acética de Medición de la brillantez
1° Parte anaranjado de Metilo del color
Cloruro de 0.1-mol/1-NaOH Rodamina de Mercurio y
Hidrógeno Sal de Hierro III
Amoniaco 2461 0.005-mol/1-H2SO4 Fenol e Hipoclorito de
1° Parte Sodio (formación de
Indofenol)
2° Parte 0.005-mol/1-H2SO4 Reactivo Nessler
Ozono 2468 Solución de Yoduro Medición de la formación
1° Parte de Potasio de Yodo
5° Parte Disolución del ácido Medición de la brillantez
5,5-indigodisulfónico del color
Formaldehídos 3484 Solución de Pararrosanilina y Sulfato
1° Parte Tetracloromercurato
Fenoles 3485 0.1-mol/1-NaOH P-Nitroanilina
1° Parte
Fuente: Referencia 2, pág. 31.

3.3.3. Análisis de Material Particulado

Como ya se mencionó, el análisis completo del material particulado que


contiene una muestra atmosférica es más complicado que el de una
muestra gaseosa, ya que comprende básicamente tres diferentes tipos de
análisis:

• La estimación o cuantificación de la masa.


• La caracterización de la distribución por tamaños de partículas.
• El análisis físico y químico de las fracciones particuladas.

Estimación o cuantificación de la masa, método gravimétrico. El


principal procedimiento para la cuantificación de la masa es un método
gravimétrico en el cual los filtros para la colección de la muestra de
partículas y sus “blancos”, se acondicionan a una temperatura y humedad
y se pesan (utilizando una microbalanza) antes y después de utilizarse en

94
VDI: Manual de Control de Calidad del Aire. Preparado por la Comisión de Prevención de Contaminación
del Aire, de la Asociación de Ingenieros Alemanes.
110 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

el muestreo, para determinar el peso (masa) neto resultado de la colección


del material particulado, que quedó en el filtro después del muestreo. De
esta manera la concentración de la masa en el aire ambiente se calcula
como el cociente de la masa de partículas colectadas en el filtro, dividido
entre el volumen de aire muestreado y corregido a una temperatura y
presión estándar 95 .

Todos los muestreadores activos y pasivos requieren de este tipo de


análisis gravimétrico para cuantificar la concentración del material
particulado, lo cual implica el montaje del filtro, su colección
(generalmente 24 horas más tarde para muestreos de calidad del aire
ambiente) y su envío al laboratorio para su análisis que significa un
trabajo intensivo, sobre todo si se planean muestreos diarios. Por lo que
en estos casos se recomienda la consideración de sistemas de monitoreo
automáticos como el TEOM y el BAM96 para la estimación gravimétrica
y pseudogravimétrica de la masa.

Otros métodos para la estimación de la masa del material particulado son


la Reflectometría y la Nefelometría. En ciudades industrializadas del
norte de Europa, el material particulado en invierno, estaba formado
predominantemente por partículas de carbón provenientes de la combus-
tión doméstica incompleta de este mismo carbón. Esto provocaba un
humo negro conocido como “black smoke” (BS), que era el responsable
del material de PST durante episodios de alta mortandad como el ocurrido
en Londres. Para medir la concentración del BS muestreado en un filtro,
se utiliza un reflectómetro, por medio del cual se mide la reducción de
reflectancia que producirían mezclas de humo negro estándar (µg/m 3) de
concentración conocida y se comparan con la reducción producida por un
filtro a través del cual ha pasado aire atmosférico con el mismo flujo y
tiempo de muestreo (estándar Británico 1747)97 .

Reflectometría. Siendo ésta una técnica que mide la reducción en el


reflejo de la luz y debido a que en la actualidad las emisiones han
cambiado considerablemente con la adopción de nuevas tecnologías, el
uso de la reflectometría se debiera considerar restringido para la medición
de la fracción carbonacea de las partículas y no para la estimación del
total de su masa. Sin embargo, comúnmente se convierte la reflectancia

95
Referencia 1, vol. 3, pág. 21.
96
TEOM: Tapered Element Oscillating Microbalance.
BAM: Beta - Particle Attenuation Monitor.
97
Referencia 1, vol. 3, pág. 12.
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 111

medida, inclusive de los aerosoles, en concentraciones gravimétricas


utilizando curvas de calibración de la Organización para la Cooperación y
Desarrollo Económicos y la Comisión de Comunidades Europeas (OECD
1963; EC 1992), debido a que es una técnica sencilla y de bajo costo. Por
lo que una gran cantidad de datos epidemiológicos están relacionados con
mediciones de BS, que para ser reemplazadas por un método gravimétrico
adecuado, requerirían de un monitoreo en paralelo de por lo menos un año
para asegurar la continuidad de los datos y una relación entre las
metodologías, asumiendo que la fuente de mezcla ha permanecido
constante por el período en que los datos de BS fueron colectados98 .

Nefelometría. Es una técnica que mide la dispersión total de la luz


debida principalmente a los aerosoles ambientales en su conjunto. Sirve
como una estimación de los aerosoles entre 0.1 y 3 µm. (aprox. PM 2.5).
Esta dispersión de la luz está dominada por los aerosoles secundarios,
principalmente por sulfatos, nitritos y amonio. Sin embargo, la
conversión de esta dispersión de la luz a concentraciones de masa
gravimétricas tiene el mismo problema que la técnica de BS, ya que a
humedades relativas de 70% o mayores, las partículas incrementan su
tamaño provocando que los valores de dispersión de luz observados
aumenten, lo cual ocasiona sobrestimaciones de la masa de los aerosoles.
Para evitar este problema la mayoría de los instrumentos cuentan
actualmente con dispositivos térmicos en la entrada, pero a pesar de ellos
estos instrumentos no se recomiendan para mediciones de masa. Su
aplicación más importante se lleva a cabo para estimar la degradación de
la visibilidad99 .

Para medir esta dispersión de la luz se utiliza un instrumento llamado


Nefelómetro, que consiste en una cámara óptica que generalmente tiene la
forma de un cilindro largo iluminado por un lado, perpendicularmente al
eje longitudinal de la cámara. La fuente de luz está localizada detrás de
un difusor e ilumina los aerosoles en longitudes de onda del espectro
visible, dispersando a la luz entre 0° y 180°. La luz dispersada por las
partículas en la cámara es detectada e integrada por un tubo
fotomultiplicador en un rango de 9° a 171°. Este instrumento se calibra
por medio de la introducción de gases con índices de refracción conocido,
los cuales producen una determinada dispersión de energía luminosa100 .

98
Referencia 1, vol. 3, pág. 22.
99
Referencia 1, vol. 3, pág. 23.
100
Referencia 34.
112 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

La caracterización de la distribución por tamaños de partículas. Se


lleva a cabo principalmente durante el muestreo por medio de Impactores
que se describieron ampliamente en la sección 3.2.2., o puede llevarse a
cabo en el laboratorio durante los análisis físicos en los que se estudia el
tamaño y forma de partículas aisladamente, aunque en estos análisis será
más difícil obtener la relación entre un cierto rango de tamaño de
partículas y el total de ellas, ya que al colectarse juntas en un mismo filtro
pueden sufrir aglutinamientos.

El análisis físico y químico de las fracciones particuladas. La


caracterización del material particulado tanto física (tamaño), como
quími-camente (composición), se lleva a cabo generalmente con el
propósito de determinar la presencia de compuestos o contaminantes
específicos como metales. Estas caracterizaciones son importantes para
estimar los efectos potenciales de estas partículas en la salud y en el
medio ambiente y para la investigación de la contribución de diferentes
fuentes de partículas al PST. También se pueden llevar a cabo
investigaciones retrospectivas de cambios en los patrones de los
contaminantes con los filtros que se mantienen en los bancos de
especímenes, por medio de diferentes técnicas de análisis que
mencionaremos a continuación101 .

Actualmente se cuenta con una gran variedad de técnicas de análisis


físicas y químicas para identificar la composición de las partículas
colectadas. Las técnicas químicas se usan principalmente para determinar
entidades funcionales como grupos de iones y volumen de metales en
especímenes, mientras que las técnicas físicas se emplean para
inspeccionar partículas aisladas y para determinar la composición
elemental de la molécula/cristalina . 101

Sin embargo, hay que tomar en consideración que el espectro de iones


resultado del análisis de un filtro no siempre representa a los iones que se
encuentran en el aire, ya que muchas veces son resultado de reacciones
químicas que se llevan a cabo durante el muestreo. Estas interferencias
pueden limitarse utilizando “Denuders” tanto para prevenir la
neutralización de partículas ácidas y la volatilización de sales de amonio,
como para evitar la formación de sulfatos102 .

101
Referencia 1, vol. 3, pág. 23.
102
Referencia 1, vol. 3, págs. 23 y 24.
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 113

Entre las técnicas más comunes que se utilizan para determinar la


morfología de las partículas tenemos103 :

• Microscopía. Utilizada para analizar partículas gruesas como polen,


suelos, polvo de desgaste de llantas y materiales fibrosos. Por medio de esta
técnica no destructiva, se analiza el tamaño y la forma de partículas
mayores a 1 µm. en forma asilada.

• Microscopía de electrones. Utilizada para llevar a cabo análisis


morfológico detallado de aerosoles menores a 1 µm. (humo de cigarro,
asbestos y otros) y análisis elemental. Se realiza cuando las partículas se
amplifican por medio de un haz de electrones, observándose su tamaño,
forma y datos de su concentración.

Existen además siete técnicas fundamentales de análisis elemental


disponibles para la caracterización de trazas de elementos que se
encuentran en el material particulado suspendido en el aire y son : 103

• Fluorescencia de Rayos X (XRF).


• Emisión de Rayos X por Inducción de Protones (PIXE).
• Análisis de Activación de Neutrones (NAA).
• Espectrofotometría de Absorción Atómica (AAS).
• Espectrometría de Masa con plasma de acoplamiento inducido (ICP-
MS).
• Espectrometría de Emisión Atómica con plasma de acoplamiento inducido
(ICP-AES).
• Cromatografía de Iones (IC).

Las primeras dos técnicas cuantifican la concentración de elementos con


números atómicos que van desde 11 (Sodio) hasta el 92 (Uranio), son no
destructivas, o sea el filtro permanece intacto después del análisis y puede
utilizarse para subsecuentes análisis por otros métodos. Estas técnicas se
describen a continuación.

La Fluorescencia de Rayos X (XRF). Es una técnica de análisis que se


lleva a cabo irradiando el material depositado en el filtro por medio de
rayos X de alta energía, los cuales expulsan a los electrones de capas
interiores de los átomos de cada elemento en la muestra. Cuando un elec-
trón de energía mayor cae dentro de un orbital libre de menor energía, se
libera un fotón, rayo X, fluorescente, único para cada elemento. Co-
múnmente se utiliza:

103
Referencia 1, vol. 3, págs. 23 y 24.
114 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

1. Fluorescencia de rayos X con longitud de onda dispersa,


(WDXRF), la cual utiliza un cristal de difracción para la obser-
vación de los rayos X fluorescentes, determinándose uno por
uno los elementos y minimizando los traslapes. Esta técnica
provee una gran resolución de espectro.

2. Fluorescencia de rayos X con energía dispersa, (EDXRF), la


cual utiliza un detector semiconductor de silicón, que propor-
ciona la determinación simultánea de múltiples elementos con
una alta sensibilidad, pero con interferencias espectrales poten-
ciales que requieren de un complejo procedimiento de elimina-
ción de traslapes espectrales104 .

Emisión de Rayos X por Inducción de Protones (PIXE). Esta técnica


de análisis es muy similar a la técnica de XRF, pero difiere de ésta en la
fuente de excitación para la producción de fluorescencia. En la técnica
PIXE el material depositado en el filtro es bombardeado con protones de
alta energía para remover a los electrones de las capas interiores . 104

Análisis de Activación de Neutrones, NAA. A pesar de que esta técnica


de análisis no es destructiva, tapona el filtro y lo hace radioactivo, pero es
muy útil para la detección de muy bajas concentraciones. Esta técnica
consiste en exponer la muestra del filtro a un flujo de neutrones en un
reactor nuclear. El bombardeo de neutrones transforma a los elementos en
isótopos radioactivos que emiten rayos gama. La energía y la intensidad
de estos rayos gama se detecta por medio de un detector de litiogermanio,
identificándose con la energía al isótopo y con su intensidad a la cantidad
proporcional del elemento presente en la muestra. Esta técnica no puede
cuantificar elementos como silicón, níquel, estaño y plomo . 104

Las otras cuatro técnicas de análisis son destructivas, o sea que requieren
del tratamiento o destrucción del filtro o de una parte del mismo para que
se lleven a cabo, este tratamiento consiste por lo general en una
separación por lavado y decantación o en una extracción, que es una
separación de una sustancia que se encuentra en un filtro o que se
encuentra disuelta en un líquido mediante otro que no se puede mezclar

104
Referencia 34.
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 115

con éste y en el cual dicha sustancia es mucho más soluble. Estas cuatro
técnicas se describen a continuación.

Espectrofotometría de Absorción Atómica, AAS. Esta técnica, se lleva


a cabo después de la extracción ácida de la muestra, la cual se gasifica en
una región a través de la cual se transmite la luz de una específica
longitud de onda. Estas longitudes de onda se escogen de manera que
correspondan a las energías de absorción de los elementos deseados, en
esta técnica se analizan uno a uno los elementos y se utiliza para la
determinación de componentes individualmente. La cantidad de luz
transmitida se detecta por medio de un fotomultiplicador y un
monocrómetro. Comúnmente se usa105 :

1. AAS con Ionización de Flama, en el cual la muestra extraída


se nebuliza por medio de una flama la cual disocia la muestra
en los átomos libres del elemento.

2. AAS con horno de grafito o electrotérmico, donde la muestra


extraída es calentada paulatinamente para secarla, carbonizarla
y atomizar la parte a analizar hasta temperaturas de 3 000 °C.

Espectrometría de Masa con plasma de acoplamiento inducido ICP-


MS. Esta técnica se lleva a cabo después de la extracción en ácido del
material depositado en el filtro y ese extracto es nebulizado dentro de una
atmósfera de plasma de argón gaseosa, sostenida dentro de un serpentín
de inducción energizado con una corriente alterna de alta frecuencia. La
alta temperatura en el plasma eleva los electrones de valencia sobre su
estado natural y cuando estos electrones regresan a su estado normal,
emiten un fotón de luz el cual es único para cada elemento excitado. Esta
luz es detectada por un tubo fotomultiplicador en longitudes de onda
específicas, para identificar los elementos en la muestra. Este plasma de
acoplamiento inducido ICP, junto con un espectrómetro de masa, ICP-
MS, puede cuantificar concentraciones elementales con gran
sensibilidad106.

El espectrómetro de masa resulta muy útil para identificar cantidades de


materia muy pequeñas, lo cual se logra ionizando una muestra para
descomponerla y acelerando después los iones a través de un campo

105
Referencia 34.
116 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

magnético hasta que llegan a un colector. El tiempo que transcurre entre


la ionización y la recolección de cada ion es proporcional a su masa. Con
un osciloscopio se obtiene el espectro de las masas de todos los iones
producidos de cada muestra, desde el más ligero hasta el más pesado. En
este espectrómetro de masa, su poder de resolución o de separación es su
característica más importante. Existen equipos con poder de resolución
capaz de distinguir entre isómeros atómicos.

Espectrometría de Emisión Atómica con plasma de acoplamiento


inducido, ICP-AES. Esta técnica de análisis es muy similar a la anterior,
es destructiva, requiere de extracción previa al análisis y difiere de la ICP-
MS en que el análisis se lleva a cabo utilizando las características de
emisión de luz fluorescente en el espectro visible, después de que el
espécimen es atomizado. Con esta técnica se pueden determinar una gran
cantidad de trazas de metales y al igual que la anterior identifican
elementos múltiples106 .

Cromatografía de Iones, IC. Este método puede utilizarse para


determinar gran cantidad de aniones como compuestos de azufre, NO3-,
Cl-, Br-, F-, I-, HPO4-, BrO3-, etc., y cationes como NH4+, Na+, K+, Ca2+,
Mg2+, a niveles inferiores a ppb. Su principio de medición consiste en
una técnica cromatográfica líquida la cual se basa en un mecanismo de
intercambio iónico y una detección conductométrica para la separación y
cuantificación de los aniones y cationes. La muestra de iones se extrae de
la columna de intercambio iónico, como bandas discretas basadas en su
tiempo de retención y son cuantificadas por un detector de
conductividad . 106

Además de estas técnicas existen también técnicas analíticas para de-


terminar compuestos orgánicos que frecuentemente se asocian con las
partículas atmosféricas y que debido a su alto peso molecular y baja
solubilidad requieren de un tratamiento especial. Estos compuestos orgá-
nicos pueden ser Hidrocarburos Alifáticos (AHs) e Hidrocarburos
Aromáticos Policíclicos (PAHs). Su análisis se lleva a cabo de la manera
siguiente:

1. Extracción del filtro de fibra de vidrio usando cloruro de


metileno.

106
Referencia 34.
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 117

2. Concentración del extracto en un evaporador rotatorio y


colección en hexano.
3. Purificación del extracto en una columna de alúmina o similar.
Obtención de dos fracciones:
- Fracción no polar, que contiene los AHs.
- Fracción polar que contiene los PAHs.
4. Separadas las fracciones, se analizan por medio de
cromatogra-fía de gases con una columna capilar y los
compuestos se identifican utilizando espectrometría de
masa107 .

Para mayor información sobre el monitoreo y análisis de contaminantes


atmosféricos, existen, además de los documentos indicados en las
secciones 3.2.1 y 3.2.2, estándares ISO y diversos manuales como los que
se incluyen en las referencias bibliográficas número 29, 32 y 54.

3.4. CONFIGURACIÓN DE SISTEMAS DE MUESTREO

Ya seleccionados los sitios de monitoreo y escogido los equipos de


muestreo y análisis que cumplan con los requerimientos de nuestros
objetivos, el siguiente paso será la configuración del sistema de muestreo,
que implica el arreglo o el diseño del sistema, desde la toma de muestra,
hasta su captura en el muestreador. El diseño de un sistema de muestreo
puede ser exclusivamente el diseño del montaje de un muestreador, como
es el caso de los muestreadores pasivos, el diseño de una línea de
muestreo, para muestreadores activos o un sistema completo de multi-
analizadores para monitorear diversos contaminantes, como el diseño de
una estación de monitoreo. Sin embargo, existen algunos criterios
comunes a casi todos los sistemas de muestreo, tanto para muestreadores
pasivos, activos y automáticos, que deben tomarse en cuenta para
establecer el diseño del sistema de muestreo, y son108 :
• Las concentraciones de todos los contaminantes de interés que van a ser
medidas no deberán alterarse a su paso por el sistema de muestreo, por lo
que se requiere el uso de materiales inertes, tanto para la entrada de la
muestra, las tuberías y las conexiones, principalmente si es el caso del
estudio de gases reactivos.

• La tubería deberá ser lo más corta posible, evitándose codos y partes con
restricciones donde pudiera acumularse material particulado.

107
Referencia 1, vol. 3, pág. 24.
108
Referencia 1, vol. l, pág. 16 y vol. 3, pág. 3.
118 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

• Deberán removerse de la corriente de muestreo, partículas, gases o


líquidos, que puedan contaminar la muestra o el medio de colección, y
sustancias que puedan interferir con la operación de los analizadores, como
partículas o agua condensada.

• El tiempo de residencia de los gases en el sistema deberá minimizarse, al


igual que la interacción de la corriente de aire con los materiales de la línea
de muestreo, los cuales como ya se indicó, deberán ser inertes.

• Para minimizar retrasos en las respuestas del sistema se recomienda que el


flujo total del sistema sea mayor que el flujo total requerido por el
analizador.

• El sistema de muestreo debe mantenerse en óptimas condiciones, debe


limpiarse y remplazarse las partes antes o en el momento de que muestren
signos de envejecimiento, fallas o contaminación.

• Por lo que el sistema de muestreo deberá ser confiable y fácil de dar


mantenimiento. Los tubos múltiples, (“manifolds”), que no se limpian
escrupulosamente pueden causar pérdidas de muestreo significativas, como
en el caso de muestreo de gases reactivos, por lo que deberán de ser
limpiados periódicamente.

• Debido a que uno de los principales problemas en las líneas de muestreo


son las fugas, se recomienda que en las visitas regulares se cheque el flujo
del sistema y en caso de evidencia de fuga o descompostura se corrija
inmediatamente el problema.

• Hay que notar la importancia del control de la temperatura en las estaciones


de monitoreo, ya que muchos analizadores de gases tienen un coeficiente
de respuesta a temperaturas significativas y algunos pueden fallar a
temperaturas extremas. Por lo que se requerirá de un buen control térmico
del equipo, que utilice aire acondicionado o calefacción según se necesite.

• También debe ser minimizada la caída de presión dentro del sistema de


muestreo, ya que ésta afecta los resultados de los detectores de fotones o
ion/electrones, que se emplean comúnmente en los analizadores de gases.
En vista de lo estricto de algunos de los criterios anteriores y la
incompatibilidad de algunos de ellos, es difícil que se diseñe el sistema de
muestreo perfecto. En la práctica, el arreglo que se adopta es un
compromiso de trabajo que depende de los gases en estudio, el analizador
usado y los recursos disponibles. Parte fundamental de este compromiso
de trabajo es el compromiso de llevar a cabo y cumplir con un programa
de mantenimiento, sin el cual ningún sistema de monitoreo será confiable.

Nuevamente se enfatiza la necesidad de tener un método o sistema capaz


de analizar los datos, de manera que los resultados que se obtengan
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 119

correspondan a la composición real de la calidad de aire de la zona en la


cual se extrajo la muestra, ya que el muestreo consiste básicamente en la
obtención de una pequeña porción de un cierto conjunto o lote de material
que va a ser sometido a un determinado análisis o estudio109 . Por lo cual
se recomienda tener bitácoras de campo y mantenimiento que
documenten cualquier anomalía relacionada con los sistemas de
monitoreo y en términos de los reportes de datos es importante especificar
el número de datos válidos, perdidos (en algún caso repuestos mediante
algún algoritmo) y cómo se obtiene el cálculo de la norma o del indicador
pertinente de calidad de aire (número de veces que se sobrepasa la
norma).

En los incisos siguientes se darán ejemplos de dos sistemas de muestreo:


una línea de muestreo y una estación de monitoreo, con todas las partes
que conforman cada una de ellas, sin pretender abordar todos los sistemas
de medición de flujo y de volumen, bombas y mecanismos existentes
actualmente en el mercado.

3.4.1. Líneas de Muestreo

Los requerimientos mínimos de equipo de un sistema de muestreo con


una línea de muestreo, para llevar a cabo la colección de un contaminante
en una solución absorbente, por medio de muestreadores activos, se
observan en la figura 3.25, y son110 :

• Línea de muestreo que consta de:


• Entrada, mangueras y tuberías.
• Sistemas de medición de flujo y/o de volumen como el “Gas Meter”,
o controladores de flujo, por ejemplo un orificio crítico.
• Una Bomba.
• Un sistema de colección de la muestra, ya descrito en la sección 3.2.2 de
este manual:
• Instrumentos de colección.
• Medio de colección.

109
Referencia 53.
110
Referencia 1, vol. 4, págs. 26 a 29.
120 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

Figura 3.25

i
l
ll

EQUIPO REQUERIDO PARA EL MUESTREO ACTIVO DE UN


CONTAMINANTE EN UNA SOLUCIÓN ABSORBENTE (Ref. 1).

Entrada, mangueras y tuberías. La entrada deberá incluir un embudo


boca abajo, como se aprecia en la figura para prevenir que penetre la
lluvia y partículas a la línea de muestreo, tanto el embudo, como las líneas
(mangueras y tuberías) y tubos múltiples (“manifolds”), deberán ser
químicamente inertes (como ya se indicó) y transparentes, de manera que
se puedan llevar a cabo inspecciones visuales para checar que no se
tengan condensaciones, obstrucciones o depósitos de polvo, durante la
operación. Se recomienda una longitud máxima de tres metros.

Sistemas de medición de flujo y de volumen. Existen diferentes


instrumentos y técnicas para la medición del flujo y del volumen, los
cuales se agrupan en estándares primarios y secundarios, en función de si
se involucra la medición directa del volumen con base en su dimensión
física en un espacio determinado (primarios), o de si son instrumentos de
referencia o medidores que basan su calibración en los estándares
primarios. Entre los instrumentos de estándares primarios que sirven para
medir volúmenes integrados están el espirómetro, los medidores de
pistón, los tubos de Pitot, medidores de película de jabón y otros. Entre
los secundarios tenemos el “Dry Gas Meter”; el “Wet Test Meter”, el
rotámetro, etcétera111 .

Para el muestreo de volúmenes de aire los instrumentos más prácticos son


los “Dry Gas Meter”, los cuales son capaces de determinar volúmenes con
111
Referencia 32.
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 121

una precisión de + 0.02 m3. Los demás instrumentos también se pueden


utilizar, pero requieren de mayor cuidado tanto en su calibración como en
su preparación antes de su utilización y sus controles112 .

Los controladores de flujo sirven para mantener el flujo constante dentro


de un rango de + 10%. Entre estos tenemos a los orificios críticos,
orificios calibrados y medidores de flujo ajustables. Para el buen funcio-
namiento de estos instrumentos se tienen que mantener limpios y libres de
cualquier tipo de bloqueo, deberán ser calibrados antes de utilizarlos y de
ahí en adelante ocasionalmente.

Bomba. Es la máquina que creará el vacío para que se force a una


corriente de aire medida a pasar por un sistema de colección. Se requiere
de bombas capaces de mantener flujos estables en un determinado rango.
Las más utilizadas son las bombas de diafragma con la adición de
controladores de flujo para asegurar que se mantenga el rango del mismo.

Adicionalmente tenemos instrumentos y equipos que nos ayudan a


mantener la integridad del sistema de muestreo, establecen el control del
flujo y permiten muestreos múltiples. Entre estos tenemos:

• Manómetros y Termómetros.
• Pre Filtros.
• Controladores adicionales de flujo.
• Válvulas.
• Contadores de Tiempo, “Timer”.

Manómetros/Termómetros. Los manómetros miden la caída de presión


que se ocasiona por la resistencia del equipo de muestreo al paso del flujo
de gas. Lo cual permite corregir el volumen de gas muestreado a condi-
ciones estándar. De igual manera se necesita medir la temperatura para
realizar las mismas correcciones, utilizando la ecuación de la ley de los
gases113 .

P0V0 = P1V1 V0 = V1P1 . T0


T0 T1 P0 T1

Pre Filtros. Deberá incluirse un filtro en la línea de muestreo, adelante


del absorbente, para remover las partículas que pudieran contaminar a la

112
Referencia 1, vol. 4, págs. 26 a 29.
113
Referencia 1, vol. 4, págs. 26 a 29.
122 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

solución absorbente o para la colección de estas en análisis subsecuentes.


Estos filtros, al igual que sus soportes deberán ser químicamente inertes o
estar recubiertos para evitar reacciones químicas con la corriente de gas
muestreada. En general se utilizan filtros de papel, ya que en los de fibra
de vidrio pueden ocurrir reacciones químicas que removerían contaminan-
tes de interés .
113

Válvulas. Estas se introducen para poder llevar a cabo muestreos múlti-


ples simultáneos o consecutivos en arreglos de soluciones absorbentes
múltiples sin necesidad de apagar el equipo y cambiar las soluciones .
113

Contadores de Tiempo, “Timer”. Estos instrumentos se introducen en


la línea de muestreo para que se realicen muestreos, sin necesidad de
atención personalizada para prenderlos y apagarlos, para que se cambie a
otro absorbente, trabajando en conjunto con las válvulas, o para llevar a
cabo series de muestreos, como por ejemplo series de muestreos de 3
horas en un día o de 24 horas en una semana . En la figura 3.26, siguien-
113

te podemos observar un ejemplo de una unidad completa de muestreo


activo portátil.
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 123

Figura 3.26

i ili l
i-

i i
i l i l

Oxidación
→NO2 )

i
l

UNIDAD DE MUESTREO PORTÁTIL PARA


LA DETERMINACIÓN DE NO2 Y DE NO
(Ref. 1)
124 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

3.4.2. Estaciones de Monitoreo

El equipo que conforma a una estación de monitoreo atmosférico se


coloca en el interior de una caseta con una serie de acondicionamientos
que permitan la óptima operación de los equipos automáticos que se
instalarán en la misma. Sus partes principales se aprecian en la figura 3.27
y son114 :

• Unidad de aire acondicionado o climatizador.


• Instalaciones eléctricas.
• Consola de montaje.
• Toma de muestra de puertos múltiples.
• Sistemas de transmisión y acopio de información.

Unidad de aire acondicionado o climatizador. Las unidades de aire


acondicionado, sirven para mantener una temperatura controlada para la
correcta operación de los instrumentos de medición. Ya que, a pesar de
que estos instrumentos están diseñados para soportar cambios de
temperatura, las temperaturas alcanzadas en algunas estaciones cuando la
unidad de aire acondicionado falla, sobrepasan el rango con el que fueron
diseñados los instrumentos, lo que ocasiona un mal funcionamiento de los
mismos. Por lo cual es muy importante mantener en buen estado
operativo estas unidades de aire acondicionado.

Instalaciones eléctricas. En lo que respecta a estas instalaciones en la


caseta, es conveniente integrarlas con reguladores de voltaje y carac-
terísticas adecuadas para evitar cualquier descarga eléctrica hacia los
instrumentos. Estos también cuentan con protección para descargas
eléctricas y soportan fluctuaciones de voltaje, pero se pueden presentar
algunas fuera de especificaciones, por lo que se recomienda la instalación
de estos reguladores como protección adicional.

Consola de montaje. Comúnmente conocida como “Rack de Montaje”,


esta consola está diseñada para soportar y brindar un mejor acceso al
interior de los instrumentos, ya que cuenta con rieles que permiten el
deslizamiento del instrumento para tener un acceso total a cualquier
componente del mismo. Es importante mencionar que la libertad de espa-
cio y condiciones adecuadas de movimiento dentro de la estación
permitirán un desarrollo ideal de las actividades de operación. Esta

114
Referencia 36.
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 125

consola también nos permite organizar la ubicación de todos los


elementos que conforman el interior de la estación.

Figura 3.27

CONFIGURACIÓN BÁSICA DE LOS REQUERIMIENTOS PARA LA


INSTALACIÓN DE UNA ESTACIÓN AUTOMÁTICA DE MONITOREO
(Ref. 36)

Toma de muestra de puertos múltiples. Conocida también como


“manifold”, será la encargada de hacer el manejo y cambio continuo de
las muestras de aire ambiente. Deberá ser colocada conforme a las especi-
ficaciones establecidas por el fabricante y tendrá que exceder en un
volumen superior de aire al requerido por los analizadores. Se recomienda
la instalación de un número de puertos mayores al requerido por los
analizadores, ya que a futuro generalmente se incrementa el número de
instrumentos de medición. Se recuerda que el múltiple de toma de
muestra sea de algún material inerte como vidrio o teflón115 .

115
Referencia 36.
126 REVISIÓN DE METODOLOGÍAS EXISTENTES

Sistemas de transmisión y acopio de información. Se requieren de


estos tipos de sistemas en una estación de monitoreo, debido a la cantidad
de información que se genera y a que los datos deberán estar disponibles
en formato electrónico para el usuario final. Como su nombre lo indica,
recopilan la información de los analizadores, la guardan y la transmiten a
un centro de datos. Este manejo de datos se lleva a cabo mediante líneas
telefónicas por medio del uso de módems que son los encargados de
ejecutar la conexión entre los sistemas de acopio y transmisión de datos y
los centros de compilación de información. Un ejemplo de este tipo de
sistemas es el que tienen las estaciones de monitoreo atmosférico de la
RAMA de la ZMCM116 ; las cuales cuentan con dos sistemas de acopio
de datos, que consisten en:

• Sistema Primario. Está formado por una computadora que recibe,


almacena y envía la información que genera cada uno de los
analizadores y sensores de cada estación, transmitiendo esta
información cada minuto a la central de la Dirección General de
Ecología del Departamento del Distrito Federal. Por lo que este
sistema está en constante comunicación con las estaciones.

• Sistema Secundario. Este es un sistema de acopio y respaldo de


datos, el cual está formado por un módulo de adquisición de datos o
microcom-putadora, que cuenta con una serie de puertos en los
cuales se conectan cada una de las salidas analógicas de los
analizadores. El sistema almacena la información que recibe cada
minuto, y calcula un promedio horario. Esta información es
transmitida al sistema secundario, el cual interroga cada hora a cada
estación de monitoreo para recopilar estos datos. De manera que si
el sistema primario falla es posible obtener la información por medio
del sistema secundario, que además, puede proporcionar
información de días anteriores y del comportamiento de cada
estación117 .

116
RAMA de la ZMCM: Red Automática de Monitoreo Atmosférico de la Zona Metropolitana de la Ciudad
de México.
117
Referencia 36.
INTRODUCCIÓN AL MONITOREO ATMOSFÉRICO 127

Finalizamos este capítulo, después de haber expuesto las principales


metodologías de muestreo y análisis que existen actualmente. A conti-
nuación presentaremos en el capítulo siguiente los controles que se
necesitan establecer para el buen funcionamiento de un programa
conjunto de monitoreo atmosférico.