Вы находитесь на странице: 1из 2

¿Existe el pandeo lateral en elementos de hormigón?

8 marzo, 2016 Hormigón, Normativas, Sin categoría 7 Comments

En esta ocasión vamos a hablar de un tema bastante curioso a la vez que desconocido. El pandeo
lateral en elementos de hormigón; el gran desconocido.
Al que acostumbra a calcular estructuras metálicas, le serán familiares términos como el pandeo de
pilares debidos a flexocompresión, el pandeo lateral de vigas sometidas a flexión….
Si ahora pasamos a calcular elementos de hormigón, el primer término también nos sonará, de hecho
en la EHE-08 disponemos de métodos simplificados para evaluar el pandeo en piezas
flexocomprimidas, y lo hacemos o debemos hacerlo aunque ¿quien ha visto pandear un pilar de
hormigón?

Si pasamos al segundo término, pandeo lateral, siguiendo el mismo razonamiento, probablemente


tampoco habremos visto muchas vigas de hormigón sufrirlo, pero eso no significa que no pueda darse,
sin embargo, algo que estamos tan acostumbrados a comprobar en una estructura metálica, brilla por
su ausencia en EHE-08.
Claro, muchos dirán: “pero si las secciones de hormigón son mucho más recias que las metálicas; no
tienen esas alas tan endebles…” Pero todo es relativo. ¿Y si ese elemento tiene 40 m de luz, está
biapoyado y tiene un alma de una anchura que no supera 10 cm y un canto superior a 2 m?

Viga delta. Imagen cedida por Prefabricados Aljema.


Es muy común prefabricar elementos esbeltos de hormigón con sección en doble T, que se emplean
en tableros de vigas de puentes, vigas delta para dinteles de naves…
Normalmente el ala comprimida de estos elementos está arriostrada en fase de servicio por elementos
que impiden su inestabilidad frente a pandeo lateral al comportarse como diafragmas rígidos.
Pero imaginemos que en fase de ejecución, estos elementos que en servicio se enlazan y producen
un arriostramiento, mientras se están montando están simplemente apoyados, gravitando sobre la
viga de gran luz, es decir, sustituyamos en la imagen inferior, las ligeras correas por losas macizas
de hormigón apoyadas simplemente sobre el ala superior y que aún no se han conectado porque no
se ha vertido hormigón sobre los conectores previstos en el ala superior.

Montaje viga delta. Imagen cedida por Prefabricados Aljema.


Este sería un claro caso de potencial inestabilidad por pandeo lateral.
Y ahora la pregunta del millón ¿como se puede comprobar?

Pues la verdad no hay mucho al respecto, pero vamos a dar una sencilla fórmula para vigas
rectangulares de hormigón armado de ancho b y canto útil d, basada en los trabajos de Marshal,
W.T. “A survey of the problem of lateral instability in reinforced concrete beams”. El momento crítico
puede determinarse como:

siendo fck la resistencia característica a compresión del hormigón y L la luz que salva la viga.

El Model Code, propone tener en cuenta deformación lateral debida a una imperfección geométrica
del ordel de L/300.

Los efectos de segundo orden en elementos con inestabilidad lateral, pueden despreciarse si se
cumple que:

donde

– lof es la longitud entre puntos arriostrado de la fibra comprimida

– h es el canto total de la pieza en la zona central

– b el ancho del ala comprimida

El Eurocódigo 2 sigue con el planteamiento de la imperfección geométrica de L/300 y además indica


como el Model Code que pueden despreciarse los efectos de segundo orden debidos a inestabilidad
por pandeo lateral si se cumple que:

Похожие интересы